(Toulouse, Francia, 19 de octubre de 1916).

Médico francés, hijo de un radiólogo tolosano y gran aficionado al arte impresionista, Jean Dausset realizó sus estudios secundarios el instituto Michelet de París, y sus estudios de medicina en la Sorbona, en París. Profesor de inmunohematología de la universidad de París recibió el Premio Nobel de medicina en 1980, junto con George Snell y Baruj Benacerraf por sus descubrimientos relativos a las estructuras, determinadas genéticamente, de la superficie celular, cuya función es regular las reacciones inmunológicas. Jean Dausset se interesó por los aspectos de la transfusión sanguínea en la campaña de África del Norte, en la que participó durante el segundo conflicto mundial del lado de las fuerzas francesas libres. De vuelta a Francia para participar en la lucha por la liberación de París, terminó sus estudios de medicina, y a continuación profundizó sus conocimientos en hematología e inmunología en la Universidad de Harvard. Una etapa importante de su carrera se distinguió por sus investigaciones sobre una enfermedad llamada agranulocitosis. Entre otros signos, Dausset había observado que los pacientes afectos tenían una tasa anormalmente baja de leucocitos, al igual que los individuos que habían sido sometidos a repentinas transfusiones sanguíneas. Dausset planteó la hipótesis de que su sistema inmunitario aglutinaba los leucocitos y las plaquetas de los donantes, pero dejaba los hematíes intactos. Por consiguiente, las defensas de éstos favorecían la formación de anticuerpos contra los leucocitos y las plaquetas extrañas. Ampliando esas observaciones, en 1952 publicó un artículo en el que formuló la hipótesis de que en la superficie de la membrana de los linfocitos humanos había una categoría particular de antígenos que denomino antígenos HLA (cuyas siglas provienen del inglés: Human Leucocyte Antigen), que constituyen un grupo de marcadores de identidad de las células de un individuo. Estos antígenos, a los que se llamaron antígenos mayores de histocompatibilidad, descubiertos más tarde en numerosos grupos humanos, son especificados por los genes de un sistema designado por las siglas CMH (Complejo Mayor de Histocompatibiliad). El sistema HLA, descubierto por Dausset en el hombre, es análogo al que Peter Gorer descubrió en el ratón, en los años cuarenta, y cuyo estudio realizó Snell en los Estados Unidos. Este último les dio el nombre de complejo H-2. Las implicaciones de este descubrimiento para la medicina y, en particular, en los trasplantes, son muy numerosas, como un sencillo test sanguíneo que permite determinar más fácilmente si un órgano destinado a ser transplantado es compatible, o también si una transfusión presenta

riesgos para el receptor. Los trabajos de Dausset abrieron una vía de investigación que permitió descubrir la posible relación entre ciertas enfermedades como la diabetes juvenil o la artrosis y una deficiencia en el sistema HLA.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful