194

I

HISTORIA

DEL

MUNDO

¥

SALVACIÓN

de Dios sobre la tierra. En tanto tentativa de realización de ese reino, las formas progresistas de pensamiento de Lessing, Fichte, Schelling y Hegel pudieron convertirse más tarde en el positivismo y en el materialismo de Comte y de Marx. El tercer Testamento de Joaquín reapareció bajo la forma de una "Tercera Internacional" y de un "Tercer Reich", anunciado por un dux o Führer, celebrado por millones como el redentor y saludado con "Heil". La fuente de estas tentativas de consumar la historia por medio de la historia debe buscarse en la esperanza de los franciscanos espirituales en que un combate final llevaría a la historia de la salvación a su consumación en la historia del mundo.
19

IX Agustín

r tn
1

s 8
m

LA REFUTACIÓN D EL A ANTIGUA CONCEPCIÓN D E L M U N D O

La interpretación cristiana de la historia dirige su mirada al futuro en tanto horizonte temporal de un fin determinado y una consumación última. Todos los ensayos modernos de exponer la historia como una progresión plena de sentido, si bien jamás concluida, en dirección a un cumplimiento intramundano se fundan en este esquema teológico de la historia de la salvación. Es por ello que una puesta a prueba radical de la conciencia cristiana de la historia no puede tener lugar en una discusión con el concepto secularizado, pero no menos futurista, de la historia del mundo poscristiano. Es necesario ser capaz de refutar una idea precristiana del acontecer temporal. Tal idea aún estaba viva en tiempos de Agustín: el tiempo cósmico de la concepción clásica era representado como un movimiento circular, periódico, sin fin. En su De Civitate Dei contra paganos, Agustín emprendió la tarea de refutar la teoría clásica del movimiento del tiempo y del mundo mediante una teología de la historia humana gobernada por Dios. Este lugar de refutación completamente diferente implicaba que la teoría clásica no podía ser enfrentada en su propio terreno. Agustín no la refuta en un plano teórico y cosmológico, sino práctico, teológico y moral. El capítulo iv del libro undécimo del De Civitate comienza con la afirmación: Entre todos los objetos visibles, el mayor de todos es el mundo; de todos los invisibles, el mayor es Dios. Pero que haya mundo lo vemos experimentalmente; y que haya Dios lo creemos firme-

19 V é a s e A p é n d i c e 1, p p . 253 y ss.

q u e p r e s e n c i a l i z a el p a s a d o . Confesiones. 6 L a c o m p r e n s i ó n a g u s t i n i a n a d e l t i e m p o d e s d e s u relación c o n el m o v i m i e n t o y el c a m b i o ( L a ciudad de Dios. Confesiones. 5. La ciudad de Dios. .y como respuesta a objeciones paganas. El único auténtico testigo del mundo visible es el invisible Dios. P o r r ú a . pero no porque se manifiesta a sí mismo como bello. por naturaleza.e n s u a t e n c i ó n . su curso bien ordenado y la belleza de todo lo visible. q u e se r e p r e s e n t a el p r e s e n t e . M é x i c o . s e g ú n q u e el acento sea c o l o c a d o e n el c u r s o b i e n o r d e n a d o d e los c a m b i o s o e n l a m u t a b i l i d a d e n tanto tal. y e n s u expectativa. e l artículo de M a t t h e s A r n o l d sobre " P a g a n a n d c h r i s t i a n religious s e n t i m e n t " . col. ix. pp. Ninguna teología natural abre un acceso al Dios cristiano. p e r o n o a f u e r a e n el u n i v e r s o . quien manifiesta su creación al hombre en la Escritura. sino también para los Salmos y para las alabanzas a Dios por San Francisco.11-15. " . q u e a n t i c i p a el f u t u r o . ordenado y divino. 4 C f .puede ser como puede no ser. Lo creído no se deja conocer teóricamente. por eso. en verdad. x i . Esta desvalorización del mundo natural vale no sólo para el Génesis. Dado que en su ser y en su poder Dios es infinitamente superior a sus creaturas. Física i v . ] 2 Ibid. indemostrable. Agustín pone de relieve que toda magnitud. la fe es. l i b r o u n d é c i m o . d o n d e l a d i v i n i d a d del m u n d o se d e d u c e directamente de sus p r o p i a s n a t u r a l e z a y e s t r u c t u r a cósmicas. cap. por lo tanto. cap. la sabiduría y la belleza invisibles del eterno Dios. Que el mundo ha sido creado es testimoniado por su propia variabilidad. Essays literary and critical. a ninguno debemos creer con más seguridad en este punto que al mismo Dios. n . por lo tanto. pues es imposible representarse un tiempo "antes" de la creación de lo que se mueve y cambia. es decir. Sólo en segundo término . E l a r g u m e n t o es algo d i s t i n t o . de su propio y auténtico ser. "ciega". 5 C f . . de derivar la existencia de un Dios ordenador e inmutable de la estructura finalística y la variabilidad del mundo. En perspectiva cristiana. orden y belleza del universo no significan "nada" y ni siquiera puede decirse que ellos en absoluto "sean" comparados con la grandeza. [ T r a d u c c i ó n m o d i f i c a d a : N .8. N ° 59. Dios es inmutable y sin tiempo. 3 4 5 Al mismo tiempo que el mundo fue creado el tiempo. que suponen un mundo eterno sin comienzo ni fin. sino simultáneamente con él. esto es.17.5. C i c e r ó n . S u r e s p u e s t a es l a siguiente: e n l a i n v i s i b l e extensión d e l espíritu h u m a n o . E v e r y m a n ' s L i b r a r y .196 I HISTORIA DEL MUNDO Y SALVACIÓN AGUSTIN I 197 mente. se debe confesar y la confesión pertenece a la praxis. E l s u p u e s t o es la antigua tesis de q u e lo perfecto y d i v i n o n o es susceptible de c a m b i o a l g u n o . como un mundo temporal: 6 Porque lo que se hace en el tiempo se hace después de algún tiempo y antes de algún tiempo.Agustín argumenta que el mundo en tanto que tal ya demuestra su carácter creado. desde el principio. donde dice su profeta: "Al principio creó Dios el cielo y la tierra". La theorta griega fue realmente una visión del mundo o contemplación de lo visible y. E n el s e g u n d o caso.7. i v . Dios no creó el universo en el tiempo. Pues del "creer" al "ver" no hay ninguna transición. el mundo gana por su procedencia supramundana lo que el universo de los antiguos pierde en autonomía divina. p. L a r e v o l u c i ó n c r i s t i a n a e n l a c o n c e p c i ó n d e l t i e m p o 1 A g u s t í n . El mundo bíblico está lleno de belleza y maravillas y es como hermano y hermana. 127 y ss.. no puede ser concebido desde la perspectiva del mundo. . Sobre la naturaleza de los dioses. 243. q u e s o n el m o d e l o v i s i b l e de la c o n c e p c i ó n clásica d e l t i e m p o y d e l m o v i m i e n t o (véase x i . es mostrada. a n u n c i a n que C i e l o y T i e r r a f u e r o n c r e a d o s . l i b r o u n d é c i m o . " S e p a n c u a n t o s . 24 y zH y s s . aun cuando las voces de los profetas callen. pero también por qué la cosmología griega no puede ser refutada teóricamente desde un punto de vista cristiano. Lejos de usar este 2 segundo argumento cosmológico como el decisivo y. que creó Cielo y Tierra de la nada. 1 Este pasaje -una formulación verdaderamente clásica del punto de vista cristiano. p u e s están s o m e t i d o s al c a m b i o y lo m u d a b l e n o p u e d e ser eterno. ) . Un mundo creado de la nada está privado. El mundo comprendido bíblicamente -en tanto creatura. pero ¿dónde se lo hemos oído? Nosotros lo hemos oído y sabemos por el irrefragable testimonio de la Sagrada Escritura. e n s u m e m o r i a . Juzgada con los ojos del cuerpo. él no existe en esencia. 1979. 4. por el contrario. e n los m o v i m i e n t o s de los c u e r p o s celestes.. 2. después de aquel que ha pasado y antes 3 Confesiones. d e l E . mientras que la fe crisliana o pistis es una cierta confianza incondicional en lo que es invisible y. pero sólo porque revela al creador común del hombre y del mundo. v i ) es u n d e s c u b r i m i e n t o griego (Aristóteles. Que Dios haya hecho este mundo. o c u r r e c u a n d o A g u s t í n p l a n t e a l a p r e g u n t a de " d ó n d e " reside o r i g i n a r i a m e n t e el t i e m p o .pone inmediatamente de manifiesto por qué ella es incompatible con la tesis de los antiguos. 10-14).

que . que comienza en un punto y está limitado por un término. caps. pero capaces de una renovación gracias a un renacimiento espiritual.x m y x v n . definitivo. Le atribuyen al mundo lo que sólo puede ser dicho acerca de Dios. y sobre el libro u n d é c i m o . que no tiene ni comienzo n i fin. Pero en vez de refutar el error de los paganos con razones teóricas. les dio a aquellos hombres la certeza de que el cosmos es confiable. el l i b r o d u o d é c i m o .p o r así d e c i r le o r d e n a a l s o l c a d a m a ñ a n a : " ¡ V u e l v e a g i r a r ! " ( G . 245. esencialmente. l i b r o u n d é c i m o . que es infinitamente diferente del mundo. replica Agustín que estos filósofos "dicen lo que piensan. la t o m a de R o m a p o r los godos. pues i ualquier posible duración del tiempo finito es nada comparada con la eternidad infinita de un creador eterno. sin principio n ifin. 3. redentor. atemporal. con su movimiento de perpetuo retorno. Esta teoría del eterno retorno de lo mismo. mejor. el cambio en el eterno retorno de lo mismo no significa más que una "variación" sin sentido. sólo podríamos esperar una rotación ciega de miseria y felicidad. La renovación de la que hablan los filósofos paganos es con relación a la naturaleza y a sus ciclos repetitivos. porque no había ninguna criatura con cuyos mudables movimientos fuera sucediendo. C h e s t e r t o n . referidas al futuro.198 I HISTORIA DEL MUNDO Y SALVACIÓN AGUSTIN | 199 de aquel que ha de venir. no es nada. que tanto menos puede ser aceptada cuanto que el alma inmortal y el destino del hombre están sometidos a su legalidad. i v ) . sino una creación única. como parece se representa en aquel orden en los primeros seis o siete días. E l siguiente análisis se f u n d a e n 10 E n l a p e r s p e c t i v a c r i s t i a n a el c o s m o s n o es e s e n c i a l m e n t e confiable. Ortodoxia. v i . x . caps. Según la 1 1 adición bíblica. l i b r o d u o d é c i m o . absoluta. es incomparablemente breve o. sino que este comienzo está exactamente fechado: ¡apenas si han pasado seis mil anos desde la Creación! Pero aun cuando calculásemos la duración del inundo en seiscientos m i l años. como por ejemplo la salida y la puesta del sol. es decir. existir sin haber sido generado por otros hombres. sino el hecho de que cada individuo humano y cada generación son débiles e ignorantes. de felicidad engañosa y miseria real.x x . 7 Por lo tanto. Agustín se remite a la autoridad de la Sagrada Escritura.Sobre la base de un perpetuo curso de determinados ciclos. Por lo que respecta al género humano. Para Agustín. Agustín "sabe" que el hombre tiene un comienzo con independencia de otros hombres. i v y v i . del que algunos filósofos antiguos creyeron que ha existido siempre porque la experiencia enseña que ningún hombre puede. c a p . pero no lo que saben". En el corto intervalo de una existencia humana se trata de llegar a ser bienaventurado o condenado por toda la eternidad. 9 La ciudad x i . pero no podía haber antes del mundo algún tiempo pasado. en comparación con Dios. pero nada nuevo. El primer hecho de la existencia humana no es la procreación. Si todo ocu10 7 La ciudad de Dios. Por lo tanto. n i la identidad a través de las generaciones. La fe cristiana promete verdadera salvación y felicidad eternas a aquellos que aman a Dios. cf. 8 A g u s t í n sigue l a c r o n o l o g í a de E u s e b i o . la secuencia de verano e invierno. se equivocan los filósofos paganos cuando sostienen que el mundo. una repetición sinfinde lo mismo. es eterno. sino más bien a la "locura de su incredulidad". 8 9 porque él sabe con los ojos de la fe que el hombre no es un mero producto de la procreación. caps. pero no de bienaventuranza eterna. y no puede haber un auténtico futuro si los tiempos pasados y fut tiros son fases de igual valor dentro de un retorno cíclico. p o r l a c o n f i a n z a e n l a v o l u n t a d de D i o s . K .un orden inmutable que regula las mutaciones temporales. sin comienzo nifin. esto no significaría nada. pues esperanza y fe están. el mundo no sólo tiene un comienzo. a n o ser de m a n e r a m e d i a t a . en absoluto. Un tramo del tiempo.Pero esta idea no se debe a una falta de entendimiento. Confesiones. expuestos a la decadencia y a la muerte. que parte de 5611 a n o s de l a creación h a s t a de Dios. . x y x n . el argumento decisivo en contra del concepto clásico del tiempo es de orden moral: la doctrina pagana es sin esperanza. Hízose el mundo con el tiempo pues en su creación se hizo el movimiento mudable. mientras que la doctrina atea de los ciclos paraliza la esperanza y el amor. cap. en la que se reveló para el espíritu griego -de un modo natural. Afirman que estos ciclos se repiten indefinidamente. puede ser todo lo largo que se quiera. la generación y la corrupción. p. cuya verdad vale para él como demosIrada por el hecho de que sus profecías se han cumplido.

a lo menos no las sepamos en la presente. ] 13 Ibid. M a r q u e t t e U n i v e r s i t y Press. no para sí.* Para un alma cristiana renacida. n . A pesar de que emplea todas las armas de su espíritu para destruirla. diciendo: "Así que Dios nos libre de que creamos esto: 'Porque una vez murió Jesucristo por nuestros pecados. de manera que nunca antes se ha librado a sí misma. p o r J. cosa muy grande. por Dios. En el milagro de la resurrección se consuma otra vez el milagro de la creación. c a p . 1944). para que andemos con ellos alrededor. querido. 4.17. p. [ N . l i b r o d u o d é c i m o . la esperanza cristiana en una nueva vida sería vana: ¿Quién puede escuchar esta doctrina? ¿Quién darle crédito? ¿Quién puede sufrirla? Que si fuese verdad. "repugnante" y "enemiga" de la fe cristiana. la fe se debiera reír". que es una fe en lo nuevo irrepetible. d e l E . 1. y por eso hemos de ser bienaventurados. Summa contra Gentiles. que allá el gozo y posesión del sumo bien." En última instancia. Errores philosophorum. en efecto. x i v . cf. cosas nuevas que n i antes las haya hecho ni jamás las haya tenido imprevistas". la segunda en la aspiración de ser redimido de él.200 | HISTORIA OEl MUNDO V SALVACIÓN AGUSTIN I 201 rriese. que dice: "nada nuevo ocurre bajo el sol". 283. ¿por qué porfían que no la puede haber en las cosas mortales? 11 ha creado la naturaleza y al hombre. en última instancia no apela a la inteligencia: "De esos argumentos con los que los infieles procuran torcer del camino recto a nuestra sencilla y piadosa fe. la primera tiene su origen en el pecado. con la noticia que tenemos de ellas. ¿por qué razón aquí. . l i b r o d u o d é c i m o . l i b r o d u o d é c i m o . p . p. no sólo con más cordura se pasara en silencio. pues es la eterna felicidad que nunca ha de acabarse.. ya se hace en ella algún efecto que jamás se hizo antes. sino también [. aun cuando la razón no los pudiera refutar. concluya con un argumento supranatural: que la venida de Cristo y su resurrección son ambos sucesos únicos. que se refiere a la perpetuidad de acontecimientos cósmicos o naturales. 12 Ibid. sino como orden providencial. R i e d l .. 46. puesto que aquí esperamos conseguir la vida eterna. que 11 I ii ciudad de Dios. 282. Y si el Eclesiastés. Agustín no refuta teóricamente la teoría clásica del retorno cíclico en su propio terreno. es la exclusión de la verdadera beatitud lo que hace a la teoría de un eterno retorno de lo mismo. O . para que así sea más dichosa la esperanza. La divinidad tiene el poder de "hacer. también él habría sido un hombre sin fe y no un sabio. y allá sabemos que hemos alfinalguna vez de perder la vida bien aventurada. y habiendo resucitado de entre los muertos. De ed. se nos agrava más esta nueva miseria? Y si en la vida futura necesariamente las hemos de saber. siempre. M i l w a u k e e . hubiese tenido en mente el retorno pagano de lo mismo (suposición que Agustín rechaza). x x i . 279. R o m a n o s . cerrado en sí. d e l E . ] fuera prueba de más sabiduría el no saberlo. q u . y ésta es. t r a d . 276. que vino al mundo y a su historia con el Salvador: Porque si se liberta el alma para no volver más a las miserias. * Ibid. 34. Pues si en la eternidad no hemos de tener memoria de estas cosas.* No es casual que la discusión de la teoría del eterno retorno de lo mismo. t a m b i é n E g i d i o d e R o m a . ] 14 C f . pues.. p. [ N . ya no muere'". Agustín no concibe la naturaleza como l'húsis. sino para el mundo. L o s averrofstas o p i n a b a n q u e a m b a s c o n c e p c i o n e s s o n i n c o m p a t i b l e s (Suma aeternitate mundi. como lo enseñaron filósofos griegos. x v m . sin más trámites.. la miseria y la felicidad son experiencias totalmente nuevas. cap. K o c h . El poder de Dios de resucitar a los muertos a la vida eterna es la prueba más contundente de su poder e infinitamente más importante que la eternidad del mundo. una y otra vez. U n a s o l u c i ó n teórica d e l a d i s p u t a e n t r e la teoría a n t i g u a de u n m o v i m i e n t o e t e r n o y la d o c t r i n a de la creación fue e m p r e n d i d a p o r T o m á s de A q u i n o e n s u esfuerzo p o r c o n c i l i a r l a física aristotélica c o n el Génesis. en espacios de tiempo determinados. p o r J. de significación universal. Cierra su exposición polémica. aunque no eterna. La recta 13 14 El otro argumento de Agustín de que lo nuevo de ciertos acontecimientos no es inconciliable con el "orden de la naturaleza" es de importancia secundaria. Teológica. sin que haya sucedido jamás n i haya de volver a suceder con ningún circuito o revolución. Y si en la naturaleza inmortal ha de haber tan singular novedad. más aun: éste es superado. * La ciudad de Dios. c a p .

p. 12. mientras que la Weltanschauung cristiana no es ninguna Anschauung. . Metafísica x v n . Precisamente por esto. L e i p z i g . es lo único perfecto.3. y la historia espiritual de la humanidad occidental es un renovado intento por mediar entre Antigüedad y cristianismo. e n la h i s t o r i a d e l m u n d o ] . 74. sino esperanza y la fe en lo invisible. y La Ciudad de Dios de Agustín es el prototipo de toda concepción de la historia que merezca sin reservas el nombre de "cristiana".63. No es una filosofía de la historia. 38. Fragmentos. O . en tanto cuerpo místico de Cristo. 2 4 y s. Fragmentos. que se ha revelado y establecido de una vez y para siempre. 1932.3. M u n i c h / B e r l í n . El círculo. 8. no tiene fin y hay que rechazarlo si es que la cruz es el símbolo de la vida. y De principiis 16 R o m a n o s . e s p e c i a l m e n t e c u a n d o las c i r c u n s t a n c i a s de l a v i d a s o n desesperantes. 11. Péguy. 67. Justino. Para Agustín. P a r a u n a c o n c e p c i ó n m o d e r n a de l a d o c t r i n a c r i s t i a n a de l a e s p e r a n z a . [ S o b r e las ú l t i m a s c o s a s ] . cuyo sentido se consuma en un fin.31. la tarea de la Iglesia no reside en exponer el desarrollo de la verdad cristiana a través de la sucesión de épocas de la historia del mundo. p. E m p é d o c l e s . sino una interpretación dogmática del cristianismo en el acontecer del mundo. M a r c o A u r e l i o . 1951. 21. Fragmentos. 1915. 8 . 3. una visión. para Agustín son suficientes aquellos hechos históricos a los que ya se había referido Eusebio. cf. y más aun de la visión moderna. Studien über Joachim [ A g u s t í n . en tanto tal. no puede producir ni agotar el misterio 17 51. The idea ofprogress. B u r y . es uría v i r t u d mística de l a g r a c i a . L a s e d i c i o n e s inglesas m o d e r n a s ( K i n g James. j u n i o de 1951. " A u g u s t i n a n d the c h r i s t i a n i d e a o f progress". S c h o l z . 6* e d . En la medida en que la Iglesia se conecta con la historia. Contra X I I . 1911. 1927. Pues. 1. c a p . t a m b i é n J. griegos y h e b r e o s c o n giros s i n c o n t e n i d o de significación: " e n todas sus partes". S é n e c a . H . según la opinión de los antiguos. i n t r o d u c c i ó n . de la praxis eclesiástica en la que la Iglesia. como consecuencia. e n Journal ofthe History of Ideas. von Floris [ E s t u d i o s sobre J o a q u í n de F i o r e ] .202 I HISTORIA DEL MUNDO Y SALVACIÓN AGUSTIN | 203 doctrina apunta a unfinfuturo. 6 7 . la historia profana carece para la fe d i toda significación inmediata. en tanto institución.51. v . T h . ¿cómo podría concillarse la antigua teoría de la eternidad del mundo con la fe cristiana en la creación. V i e n a / L e i p z i g . L a e s p e r a n z a . De cáelo. / . el ciclo con el éschaton y el reconocimiento pagano del fatum con el deber cristiano de la esperanza? La razón dí la incompatibilidad radica en que la visión clásica del mundo se dirige a lo visible. M o m m s e n . G o o d s p e e d . La ciudad de Dios no es un ideal que se realiza en la historia. Para Agustín es evidente que en este saeculum todo está sometido al cain bio. c o m o la fe y la c a r i d a d . N e m e s i o . 9. véase la poesía de C . a d e m á s d e A g u s t í n . m i e n t r a s q u e todas las v i r t u d e s paganas s o n a c o r d e s a l a r a z ó n (véase C h e s t e r t o n . Este intento está condenado al fracaso a no ser mediante un acuerdo entre términos por principio inconciliables. " L ' E s p e r a n c e " . ello es insignificante en comparación con la alternativa de la aceptación o el rechazo del mensaje cristiano. " a q u í y allí". Pase lo que pase entre el presente y el final. Heretics. E . De natura hominis 24. Glaube Mittelalter und Unglaube in der Weltgeschichte [Fe e i n c r e d u l i d a d die Antike und das refutaciones c r i s t i a n a s s o n . " e n t o r n o a nosotros". 1. c a s i t o d o s los m i t o s platónicos. El pensamiento moderno es atraído aún hoy por ambos símbolos: la cruz y el círculo. en tanto finis y telos. W e i n i n g e r intentó u n a refutación m o r a l e n u n artículo sobre l a " E i n s i n n i g k e i t d e r Z e i t " [ U n i v o c i d a d d e l t i e m p o ] . Aristóteles. Agustín interpreta la verdad de la doctrina cristiana eji la historia sagrada y profana. 15 16 TEOLOGÍA D EL AHISTORIA t | S a l m o s . O r í g e n e s . x i . Cartas a Lucilio. Y o r k . e n Über die letzten Dinge r e t o r n o s o n : H e r á c l i t o . A m e r i c a n R e v i s e d . 1920.147. B. porque es un movimiento cerrado en sí mismo. Problemata. Augustin. "los malos se mueven en círculo". l a A n t i g ü e d a d y el M e d i o e v o ] . según la cual ella forma parte de la historia de la cultura y. L a s fuentes p r i n c i p a l e s de las con Trifón. Tanto Nietzsche como Kierkegaard han mostrado que es esencial la decisión originaria entre cristianismo y paganismo. La fe de Agustín no necesita del desarrollo histórico. 8 8 . M u y lejos de ser u n d o n m e r a m e n t e n a t u r a l d e u n t e m p e r a m e n t o s e r e n o . sino en el anuncio y la difusión de la verdad. Christentum e h i s t o r i c i d a d ] . es decir. und Geschichtlichkeit [Cristianismo Nueva L e i p z i g . administra los medios de salvación. por el contrario. 115. G r u n d m a n n . porque el curso de la historia. Diálogo Celso i v . M o f f a t ) t r a d u c e n el " c í r c u l o " d e los textos l a t i n o s . 17 V é a s e H . D e s p u é s d e l a repetición n i e t z s c h e a n a de l a teoría cíclica. y en su existencia terrena la Iglesia es sólo una representación de la civitas Dei suprahistórica. E u d e m o . la e s p e r a n z a c r i s t i a n a es u n d e b e r religioso. pero la historia del mundo misma no tiene para él ni interés ni sentido propios. 20. T r o e l t s c h . W . x n ) . está sometida a los cambios históricos. Hay un largo camino que separa la concepción de la Iglesia. L a s fuentes p r i n c i p a l e s de l a teoría clásica d e l e t e r n o 30. K a m l a h .14. Stuttgart.

que pensaban más "históricamente" que la doctrina de la Iglesia. Lo que lleva a cabo Agustín en La ciudad de Dios no es. las conquistas litios romanos no se deben sólo a la inteligencia práctica que los caracteriza. una incorporación de la teología en la historia. equiparándola con el orbis Romanus. L o s articulifidei no pueden e v o l u c i o n a r de m a n e r a histórica. En nuestros días. Su origen es el pecado del lien 11 bre y su relativa importancia descansa en la preservai ion dr la pa/ y en la promoción de la justicia. pero en su duración y en su caída no vio un asunto de decisiva importancia respecto del orden de las cosas últimas. Por otra parte. a. se había comportado relativamente bien teniendo en cuenta las circunstancias. porque esos "ateos" que se hacen llamar cristianos habían invadido la ciudad y reprimido y eliminado el culto a los dioses paganos. además. que no se detuvo ante la eliminación de pueblos pacíficos. tanto de los gentiles como de los cristianos. t a m b i é n la indicación d e G r u n d m a n n . c o n respecto a l a posición de J o a q u í n d e F i o r e frente a l e s q u e m a de la h i s t o r i a t r a d i c i o n a l . El juicio de Agustín sobre el Imperio Romano expresa una actitud desprejuiciada y moderada. Nigg. B e r n a . 11. Abraham.una suerte de historia universal como proairsus con una finalidad. I O N i I I I I itrios y los estados no son instrumentos del diablo ni son bueno* y justificados por un derecho natural. En vez de. cf. cit. Abendlündische Eschatologie [Escatología o c c i d e n t a l ) . los romanos afirmaron que los dioses se habían apartado de Roma. Personalmente creía que el Imperio Romano iba a seguir existiendo. T a u b e s . sino también a una inescrupulosa política. " E s c h a t o l o g i e u n d Weltgeschichte bei A u g u s t i n " [ Escatología e h i s t o r i a d e l m u n d o e n A g u s t í n ] . für 1934. y J. pero no fundan una historia de la religión cristiana. En comparación con la novedad del acontecimiento único. judíos y paganos. En la construcción agustiniana de la historia... no puede ya haber algo realmente nuevo. agrega Agustín. llamado "Cristo". según esto. 19 V é a s e W. Agustín pudo diseñar —por primera vez. p o r q u e —en sí m i s m o s — s o n perfectos e i n t e m p o r a l e s . Moisés y Cristo trazan una secuencia de la historia de la salvación. 70 y ss. q u . L a m á s c l a r a exposición de l a relación e n t r e h i s t o r i a y escatología se e n c u e n t r a e n d o s cartas de A g u s t í n ( N ° 197 y 199.7. erigir la urbs en un lugar sagrado. Das ewige Reich [ E l r e i n o e t e r n o ] . t. que era cristiano. contra toda escatología política. e n Zeitschrift Kinhcngeschichte. e n especial el a g u s t i n i a n o . los acontecimientos de la historia del mundo y la meta supramundana están separados por principio y sólo se unen por la peregrinatio de los creyentes in hoc saeculo. por su rechazo de tales expectativas dentro del tiempo histórico. Lavater. p p . S ó l o p u e d e n ser d e s a r r o l l a d o s . p p . . en principio. Esta fe se abre paso a través de todas las evoluciones y las crisis históricas. destacó el hecho de que los bárbaros no habían puesto en peligro a Constantinopla -la capital oriental del imperio—. desde un comienzo hasta elfin.204 I HISTORIA DEL MUNDO Y SALVACIÓN AGUSTÍN I 205 central de la encarnación de Dios. r e s p e c t i v a m e n t e ) al o b i s p o H e s y c h i u s . y de Berlín por los rusos puede haber ejercido un efecto semejante sobre los pueblos de Europa Central. 53. Suma Teológica. I )entro de los marcos de la verdadera historia de la salvación. Z u r i c h . y E . Enjuició los acontecimientos de su tiempo con tanta empatia como distancia. El culto politeísta. 18 19 El título de la obra de Agustín —De Civitate Dei contra paganosanuncia la intención crítica y apologética. N i Agustín ni Tomás de Aquino conocen una historia del cristianismo entre la primera y la segunda venida de Cristo. 1947. estaba contra toda escatología situada en la historia del mundo. es decir. Agustín replicó que mucho antes de la expansión del cristianismo los romanos se habían visto afectados por infortunios semejantes y que Alarico. como Símmaco. 123 y ss. comparable con la destrucción de Jerusalén y la conquista de Constantinopla en el siglo xv. op.sin necesidad de introducir un "milenio" intermediario. sino de la fe de la comunidad cristiana primitiva en la doctrina de la Iglesia oficial. la significación i ral de la Roma imperial reside en la preservación de la paz sobre la tierra. i . no asegura un bienestar terrenal. Agustín defendió a esta última frente a las expectativas milenaristas de cristianos. El motivo para ello lo dio el saqueo de Roma por Alarico en 410. La ironía del sermón ciento cinco apunta con tra aquellos gentiles y cristianos que creían en la particular siguili cación y en la santidad de Roma. acontecimiento que produjo en los pueblos del Imperio Romano una tremenda impresión. 1944. Rechazó la concepción tradicional de Roma como el cuarto reino de las profecías de Daniel porque. Después del saqueo de Roma. la ocupación de Viena 18 T o m á s de A q u i n o . condición necesaria para la difusión del Evangelio. así como los diez p r i i n c r o N libro» de La ciudad de Dios se proponen rebajar el tradicional orgullo romano. Claudiano y Prudencio.

El acontecer salvífico no es un hecho empíricamente verificable. No disponemos de la acción de Dios en la historia. pero sin ser fundadores ni colonos. eterna e inmortal. La civitas terrena comienza sobre la tierra con el fratricida Caín. como en Hegel. el proceso histórico total de la historia sagrada y profana aparece como una predeterminada ordinatio Dei. mientras que la historia de los reinos del mundo. 11. en tanto y en cuanto éstos sirven al fin supramundano: la edificación de la casa de Dios. sin embargo. sino dos comunidades místicas. Sólo en esta perspectiva de una historia de la salvación Agustín toma en cuenta la historia profana. es terminación de la historia y su redención. cap. En el espíritu cristiano de Agustín. Medida con sus propios criterios. El acontecer propio de la historia. a un único objetivo: justificar a Dios en la historia. Con referencia a estos dos acontecimientos suprahistóricos de origen y destino. la otra. sino de la salvación o la condena en un futuro escatológico. avanza hacia un definitivo cierre que. una es temporal y mortal. la interpretación teológica de l a h i s t o r i a j u d í a e n B o s s u e t . Sólo por su referencia a un comienzo y a un final absolutos la historia tiene sentido como un todo. que camina en pos de una meta supraterrena. X L V y ss. es sobre todo el destino de los judíos el que descubre la historia entera del mundo como un proceso pleno de sentido y sometido al juicio de Dios. la civitas terrena se mueve dirigida por la utilidad. sino el Señor de la historia. caps. C f . l i b r o d e c i m o c t a v o . Una es vanitas. En el centro de esta historia así limitada está la venida de Jesucristo. Discurso cap. el orgullo y la codicia. X I I . la obediencia y la humildad. Esto no significa que nuestra propia sabiduría nos capacite para juzgar los méritos de los reinos terrenos. cap. en parte. la historia de la ciudad de Dios no está coordinada con la historia del Estado. un Dios en la historia. Sólo cuatro de los veintidós libros tratan. sobre la historia universal. por el amor propio. con Abel. . cap. la civitas Dei.es la lucha entre la civitas Dei y la civitas terrena. Estos reinos no son idénticos a la Iglesia visible y al listado.206 I H I S T O R I A DEL MUNDO Y SALVACIÓN AGUSTIN | 207 De lo que se trata en la historia no es de la efímera grandeza de los imperios. por renacimiento sobrenatural. de lo que nosotros llamamos "historia". el fundador de los reinos terrenos. l i b r o d e c i m o s é p t i m o . la verdadera historia es una incesante lucha entre fe e incredulidad. La meta firme para la comprensión de los acontecimientos presentes y pasados es la última plenitud: el juicio final y la resurrección. Una está determinada por el amor a Dios. Caín es el "ciudadano de este saeculum" y. El proceso histórico en tanto tal —el saeculum— muestra sólo una secuencia sin esperanza de las generaciones sucesivas. la otra. cap. Los hijos de la luz juzgan su existencia terrestre como un medio para la alegría en Dios. Apenas podemos percibir minúsculos 20 11 20 C f . que viven algunos años y luego mueren. que Dios da tanto a los piadosos como a los impíos. Su providencia prevé las intenciones de los hombres. por su crimen. Los descendientes espirituales de Abel viven in hoc saeculo también en el reino de Caín. x x x i v . la historia del pecado y de la muerte. Abel es —en este saeculum— el "peregrinans". Esta meta final es la contrapartida del comienzo originario de la historia humana con la creación y el pecado original. y e n N e w m a n . hasta el desprecio de Dios. sino que la única verdadera historia de la salvación y del curso histórico (procursus) de la ciudad de Dios consiste en una peregrinatío. e incluso más allá de ellas. apoyándose en la prehistoria y en la poshistoria. 2. pues. la otra veritas. l i b r o d e c i m o s e x t o . es decir. hasta el desprecio de sí mismo. que no es. x v m y x x i . x . en las que disi unen modos contrapuestos de existencia humana. x x . esto es. Como civitas peregrinans la Iglesia está en conexión con los sucesos del mundo. x v i . en el comienzo y en el final trascendentes. l a c o n s i d e r a c i ó n de G o e t h e e n el West-dstlichen Diván (Israel in der Wüste) [El diván o r i e n t a l .o c c i d e n t a l ( I s r a e l e n el d e s i e r t o ) ] : " e l t e m a v e r d a d e r o . Para Agustín. al mismo tiempo. la civitas Dei. Así. el "progreso" no es sino una incansable peregrinación a un últimofinsupraterrenal. los hijos de las tinieblas ven en sus dioses un medio para la alegría en el mundo. 21 La Ciudad de Dios. X L I I I . A grammar of assent. el acontecimiento escatológico por antonomasia. ú n i c o y m á s p r o f u n d o de la h i s t o r i a d e l m u n d o y de l a h i s t o r i a h u m a n a [es el] conflicto entre la c r e e n c i a y l a n o creencia". caps. que es universal porque está dirigida por un único Dios hacia un únicofin. sino la consecuencia de actos de fe. La civitas terrena existe por generación natural. la civitas Dei. l i b r o q u i n t o . Ésta. El proyecto total de la obra agustiniana apunta. la historia misma es un ínterin entre la primera revelación de la historia de la salvación y su futuro cumplimiento. Visto con los ojos de la fe. Por eso. por el sacrificio. l i b r o c u a r t o . está completamente subordinada a Dios.

la quinta desde entonces hasta el nacimiento de Cristo. formado en Virgilio y en Cicerón. p. que profanó el templo de Jerusalén con su impía vanilas. Los sucesos terrenos. más allá del tiempo histórico. cit. queda indeterminada. cap. y sólo un orden del mundo: el orden divino de la creación. Babilonia y Roma (la segunda Babilonia). " A u g u s t i n e ' s . l i b r o q u i n t o . J o h n Figgis. 1. L o e t s c h e r . Pues desde el punto de vista cristiano sólo hay un progreso: el avance hacia una separación cada vez más cortante entre fe e impiedad. Sobre esta base teológica. que educa fundamentalmente por el sufrimiento. aspects 23 Ibid. La primera va desde Adán hasta el diluvio. y las "causas segundas". que en pocos días se goza y se acaba. la tercera. 22 23 Agustín no participa de nuestras preocupaciones por el progreso. en Oriente. que corresponden a los seis días de la creación. no podemos esperar de Agustín ningún interés especial por la historia secular. F. L o n d r e s / N u e v a Y o r k . op. Es cierto que Agustín se despreocupó por establecer una conexión entre la primera causa. ¿qué importa que viva el hombre que ha de morir bajo cualquiera imperio o señorío. Lactancio había calculado que el mundo terminaría en el año 500. la época cristiana. el plan pro videncial de Dios. c a p . sus juicios son llamativamente distantes. subterráneo e invisible para aquellos que no ven con los ojos de la fe. pleno de sentido y comprensible sólo por la expectativa de un último triunfo de la ciudad de Dios sobre el reino del hombre pecador. la segunda. en Occidente.2 La ciudad de Dios.208 | HISTORIA DEL MUNDO Y SALVACIÓN AGUSTÍN | 209 fragmentos del orden pleno de sentido que Dios ha querido revelarnos. en la que se toma en cuenta el progreso del espíritu: primera antes de la ley (infancia). era un medio para los fines de Dios. si los que gobiernan y mandan no nos compelen a ejecutar operaciones impías e injustas?" El tema y el propósito central de Agustín es la historia escatológica de la fe. están encarnados en su obra sólo por dos reinos: el de los asirios. bajo la ley (adultez). En esta división tradicional. Grecia y Macedonia apenas si son rozados. x x i . Junto con la división en seis épocas y en analogía con las seis edades del hombre (primera infancia. Los filósofos y aun los teólogos modernos son de la opinión de que la concepción de la historia del mundo de Agustín es la parte más débil de su obra y que no hace justicia al "auténtico" problema del proceso histórico. La sexta y última época se extiende desde la primera aparición de Cristo en la historia hasta su segunda llegada con el final del mundo. Desde el punto de vista escatológico. Agustín distingue seis épocas. Y también hay sólo dos crisis de importancia decisiva: el pecado original y el Gólgota. 1921. Agustín no fue insensible ante la grandeza y los méritos de Roma. contra el que la historia de los reinos "se pierde en una infinita pluralidad de tontos entretenimientos y placeres". la crisis y el orden mundial. 24 V é a s e el e s t u d i o sobre A g u s t í n de S c h o l z . 118. desde Abraham hasta David —con Nemrod y Ninus como sus contendientes—. adolescencia. El entero curso de la historia se hace progresivo. Agustín se abstiene de todo cálculo apocalíptico acerca de la duración de la última época. The political ofAugustine's City ofGod. segunda infancia. Theology Today. W . en cuanto tales. La historia es una pedagogía instituida por Dios. En tanto ciudadano romano.. que es un acontecer secreto dentro de la historia del mundo. Pero en comparación con Orígenes y Eusebio. Pero precisamente el déficit de una exacta determinación de la relación recíproca entre acontecimientos seculares y sagrados distingue la 24 2.. Egipto. cuya historia.. la "vejez del espíritu" de Hegel). Alejandro Magno es caracterizado como un gran ladrón. o c t u b r e de 1944. Cristo y Anticristo. dividida en tres épocas. x v n . En vista de esta concepción estrictamente religiosa. bajo la gracia (vejez o mundus senescens. C i t y o f G o d " " . Jerusalén simboliza la ciudad de Dios. esto es. anticipando la tesis de Hegel de que toda la historia con sentido progresa de Este a Oeste. no es decisiva la minúscula diferencia de un par de siglos o de un par de milenios. y el de los romanos. juventud. adultez y vejez) existe aun otra. Prueba de ello es su renuncia a los intentos tradicionales por armonizar el Imperio Romano con el surgimiento y la expansión del cristianismo. por cierto. la duración de la última época.1. también sostenida por Tomás de Aquino. desde Noé hasta Abraham. la ciudad de los hombres. sino el hecho del carácter creado y perecedero del mundo. que también cumplen un papel decisivo en la suerte del proceso histórico concreto. segunda. "Por lo respectivo a esta vida mortal. tercera. la cuarta desde David hasta el cautiverio babilónico.

de la más abarcadora teología de la historia política de Bossuet y de la filosofía de la historia de Hegel. Orosio opina que en el fondo éstos no son gente tan mala. promueve. d e H o f m e i s t e r . Pero la obra de Orosio es más rica en cuanto al contenido específicamente histórico y pone mayor énfasis sobre el problema de la comparación entre felicidad e infelicidad en las épocas pagana y cristiana. su ley y su religión". H a n n o v e r / L e i p z i g . puede encontrar en todas partes "su patria. Lo que se nos aparece en Agustín como un déficit de su comprensión y de su valoración de la historia secular se debe a un incondicionado reconocimiento de Dios. "de forma que ya entre ellos hay * L a s citas c o r r e s p o n d e n a l a e d i c i ó n e n español: O r o s i o . t r a d u c c i ó n y n o t a s d e E u s t a q u i o S á n c h e z Salor.] e d . respectivamente. e l G r a n d e escribió u n a ver sió n a n g l o s a j o n a de O r o s i o . en la medida en que deducen el desarrollo de la historia de la salvación del éxito de las consecuencias de la historia del mundo. desde ese m o m e n t o sirvió c o m o m a n u a l d e h i s t o r i a y fue c it a d o d u r a n t e t o d a l a E d a d M e d i a p o r h o m b r e s c o m o el o b i s p o O t t o v o n F r e i s i n g (Ottonis Historia de duabus Civitatibus. ambas demuestran demasiado. M a d r i d . Agustín. que se habían civilizado rápidamente y que trataban a los romanos que quedaban como camaradas y amigos. ] 1 L a o b r a de O r o s i o fue r e c o n o c i d a o f i c i a l m e n t e a través d e u n a b u l a p a p a l e n el a ñ o 4 9 4 . el tema y el objetivo apologético del escrito son los mismos que los de Agustín en La ciudad de Dios. [ N . X Orosio Los Historiarum adversum paganos libri vi/* fueron escritos por 1 Orosio alrededor de 418 por incitación de su maestro. El principio del gobierno de una providencia. al que Agustín dedica todo el último libro de su De Civitate. A l f r e d o 2 vols. [. Pedir del autor de las Confesiones una crítica histórica de hechos empíricos estaría tan fuera de lugar como pretender esperar de un historiador moderno siquiera un mínimo de interés por el problema de la resurrección de la carne.. quien. en su soberanía... al menos en el tercer libro. Aun cuando el escrito de Orosio coincide temporalmente con la obra de Agustín. 1982. que. buscando refugio. 1912). B i b l i o t e c a Clásica C r e d o s . impide y da vuelta los planes humanos. su posición frente al Imperio Romano no es la misma. . Historias. S ó l o a p a r t i r de D a n t e fue q u e los s e g u i d o r e s de J o a q u í n p u s i e r o n e n d u d a l a c o n s t r u c c i ó n a g u s t i n i a n a d e l a historia.210 I HISTORIA DEL MUNDO Y SALVACIÓN apología cristiana de Agustín -en su favor. d e l E . Dejando de lado el orgullo de Orosio de ser "romano y cristiano". la generación más joven parece haberse reconciliado ya con las nuevas condiciones de vida bajo los bárbaros.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful