El aceite de aguaje brota en la reserva Pacaya-Samiria

Una comunidad nativa es la primera en darle valor agregado al fruto selvático.

A

RODRIGO RODRICH PORTUGAL

l interior de la Reserva Nacional Pacaya-Samiria, en el pueblo 20 de Enero, se ha inaugurado la primera planta productora de aceite de aguaje en la región Loreto. Este hecho es calificado de histórico por la comunidad y celebrado con tal entusiasmo que, según los abuelos, solo puede equipararse con la fiesta del día en que se fundó el pueblo, hace 36 años. Adivine usted la fecha. Se trata de una empresa que por ser comunitaria involucra a sus doscientos pobladores, y que tiene la capacidad para producir 150 litros de aceite de aguaje al mes, elíxir líquido para la industria cosmética por sus propiedades hidratantes y antienvejecimiento. Lo que propone el pueblo de 20 de Enero es poner en marcha una pequeña industria innovadora para la región y aprovechar con éxito uno de los recursos más abundantes y emblemáticos de la región Loreto. Lo que hace la gente de 20 de Enero tiene un gran potencial.

Aguaje de sobra En la Amazonía del Perú se han identificado más de cinco millones de hectáreas de aguajales: territorios inundables y repletos de unas palmeras altas cargadas de aguaje, un fruto que se consume mucho en cada rincón de la selva, pero que no había sido aprovechado de otra forma más que para refrescos y helados. Solo en la Reserva Nacional Pacaya-Samiria hay un millón de estas hectáreas y muy bien protegidas, de las cuales 799 están en torno al poblado de 20 de Enero. Aun así, con las ‘pilas’ puestas y organizados para producir aceite de aguaje, ellos no utilizan más del 2% de esta extensión. En cambio, el aceite de aguaje tiene alta demanda en la industria cosmética y es un mercado que mueve millones de dólares en Brasil, por ejemplo, que aprovecha de manera oportuna su parte de la Amazonía. El pueblo de 20 de Enero no tiene tantas ambiciones. Les basta con saber que son capaces de hacer algo más sofisticado con el aguaje que helados y refrescos.

INNOVACIÓN. La comunidad 20 de Enero ha encontrado una nueva forma de explotar el aguaje.

Desde hace 20 años, la ONG Pro Naturaleza trabaja en el aprovechamiento de aguaje en la región Loreto. Ellos se asociaron hace tres años con Latitud Sur, otra ONG, para enfocarse en la producción de aceite de aguaje. Esta sinergia consiguió que el Gobierno de Finlandia financiara el proyecto a través de la Comunidad Andina, y, tras mucho trabajo e investigación, hace tres meses cayó la primera gota de aceite de aguaje en la pequeña planta procesadora de 20 de Enero. Beder Pacaya, ingeniero de Latitud Sur, fue quien concibió la fórmula para exprimir el aguaje que hoy lubrica las esperanzas del pueblo, y su ciencia ha sido absorbida por

El aceite de aguaje tiene alta demanda en la industria cosmética y es un mercado que mueve millones de dólares en Brasil, por ejemplo ”.
jovencitos como Wilder Tuesta, ahora uno de los operarios a cargo de sacar adelante la producción de la empresa comunal. A Modesto Zamora, presidente de muchas cosas en el poblado, entre ellas la Asociación de Productores y Procesadores de Aceite de Aguaje, la voluntad de su pueblo lo infla de orgullo. A punto de trepar en una palmera para demostrar cómo se cosecha sin necesidad de talarla, dice que su pueblo “está trepando”. Quiso decir que está progresando. Al parecer todos se han trepado a la producción de aceite de aguaje.

EMPRESA. Unos 200 pobladores de la comunidad se han capacitado para este trabajo.

AL EXTRANJERO. El aceite se usa para la producción cosmética. Francia es el primer interesado.

SOBRE EL AGUAJE EXPORTACIÓN LARGA ESPERA USOS TRADICIONALES

La comunidad 20 de Enero ya consiguió un primer pedido desde Francia y está negociando con otros clientes europeos.
ORIGEN

El aguaje es una especie nativa de la selva con alta concentración en la Amazonía peruana.

Las palmeras de aguaje empiezan a dar frutos a los siete u ocho años de plantación, cuando los árboles alcanzan los seis o siete metros de altura. Son pocos los casos en los que la planta empieza a producir frutos con cuatro o cinco años.

El fruto del aguaje se come fresco y pelado o se usa para bebidas y chupetes. De sus hojas se pueden fabricar cordeles.
PRODUCCIÓN

El aguaje se produce todo el año, aunque en mayor medida entre febrero y agosto.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful