Lógica informal y pensamiento crítico: un intento de clarificación práctica y conceptual

Eduardo Harada Olivares

1

Desde los 70’s

En los años setenta del siglo XX, sobre todo, en los EUA, Inglaterra y Canadá surgieron los movimientos de lógica informal (informal logic) y pensamiento crítico (critical thinking).
2

TDL (Uds.)

Pero sólo a mediados de los años noventa estos dos movimientos llegaron a México.
3

Hasta hoy (Nosotros)

Sin embargo, en algunos sistemas de bachillerato de nuestro país, como la ENP de la UNAM, apenas hoy se habla de la posibilidad de enseñar lógica informal (LI) y/o pensamiento crítico (PC) junto con o en lugar de la lógica formal.
4

¿Qué son?

El problema es que la LI y el PC no sólo resultan poco familiares para la mayoría de los profesores de bachillerato sino que inclusive entre quienes las conocen o creen conocerlas no existe un acuerdo acerca de qué caracteriza a estas dos disciplinas.
5

??????????

En efecto, ¿qué son la ‘lógica informal’ y el ‘pensamiento crítico’?
¿Son dos disciplinas distintas o, simplemente, dos formas de nombrar exactamente lo mismo?
Lógica Informal
Pensamiento crítico

6

Existen muchos malentendidos.

7

Algunos libros

Libros que llevan por título Informal logic no tienen nada que ver con lo que actualmente se entiende por ello.
8

Otros libros

El libro de John Hoaglund, publicado en 1984, lleva por título Critical Thinking: An Introduction to Informal Logic, como si ambos términos fueran equivalentes.
9

En realidad

Otros libros llevan en el título algo relacionado con “pensamiento crítico” aunque en su interior casi sólo tratan cuestiones de lógica formal.
10

¿De qué trata de esta ponencia?
En esta ponencia se intenta mostrar que 1) existen dos concepciones de la ‘lógica informal’: una ‘débil’ y otra ‘fuerte’,

2) también hay dos concepciones de ‘pensamiento crítico’: una ‘estrecha’ y otra ‘amplia’ y
3) en México predomina la concepción débil de la lógica informal y la amplia del pensamiento crítico, lo cual ha obstaculizado el desarrollo de ambas disciplinas.
11

Un antecedente

Johnson y Blair, en una de las secciones de “Informal Logic: Past and Present”, la introducción a la recopilación New Essays in Informal Logic publicada en 1994, intentan diferenciar a la lógica informal del pensamiento crítico.
12

Aclaración

Cabe aclarar que en esta ponencia no se pretende determinar de modo definitivo y completo qué son en realidad o auténticamente la lógica informal y el pensamiento crítico y, mucho menos, estipular qué deben ser, sino, más bien, presentar la manera en que se les concibe en nuestro medio mexicano para llamar la atención acerca de la necesidad de reflexionar e investigar más profundamente sobre ellas y no dar por supuesto, de manera acrítica e ilógica, qué son o pueden ser.
13

¿Lógica informal?

La lógica informal (también llamada ‘aplicada’, ‘práctica’, ‘natural’ o ‘material’), se ocupa de los razonamientos tal como se presentan en el lenguaje natural u ordinario.
14

No una, sino varias

Aunque solemos hablar de “La” lógica informal (como si sólo hubiera un tipo de ella),

en realidad, existen diferentes posturas o tendencias sobre los objetivos y el proceder de esta disciplina.

15

Tres enfoques

En concreto, Leo Groarke -en su artículo de la

Lógica informal

Stanford Encyclopedia of Philosophy- plantea

que existen tres enfoques principales dentro de la lógica informal.

Teoría de las falacias

Retórica

Dialógica

16

Dos concepciones de la LI

En esta ponencia se propone otra clasificación que distingue entre una concepción débil y otra fuerte.
17

1) Concepción débil de la LI

De acuerdo con la concepción débil, la LI es una lógica práctica o una lógica formal (deductiva) aplicada al lenguaje ordinario, creada con fines puramente didácticos y dirigida a quienes no son especialistas en ella. Según esto, es una lógica introductoria y menos rigurosa (baby logic) respecto de la lógica formal (la auténtica y verdadera lógica) o una lógica como ‘arte’ o ‘artesanía’ frente a la lógica como ‘ciencia’. Por ello, no es raro que los libros y cursos de “lógica informal” elaborados bajo esta concepción suelan incluir varias unidades o capítulos dedicados a la lógica formal. Digamos, se trata de un deductivismo benefactor.
18

Teoría de las falacias

De acuerdo con la clasificación que Groarke ofrece, el enfoque, muy difundido en México, que pretende enseñar a razonar o argumentar en el lenguaje ordinario por medio del estudio de las falacias informales corresponde a la débil o restringida.

19

Ejemplos de la LI débil

I. Copi y K. Burgess-Jackson, Informal Logic.

H. Kahane, Logic and Contemporary Rhetoric. The Use of Reason in Everyday Life.
J. E. Nolt, Informal Logic. Possible Worlds and Imagination.

M. Salmon, Introduction to Logic and Critical Thinking.
20

2) Concepción fuerte de la LI
De acuerdo con la concepción fuerte, la LI es diferente de la lógica formal, aunque quizá complementaria de ella,

ya que aborda aspectos de los razonamientos (semánticos o pragmáticos, relacionados con el contenido y el contexto o con el ethos del argumentador y el pathos del auditorio así como con los supuestos que comparten ambos) que no son y tal vez nunca podrán ser tratados convenientemente por medio de la lógica formal.

A esta segunda postura se le podría llamar informalismo radical.
21

Enfoques dialéctico y retórico

En términos de la clasificación de Groarke la concepción fuerte o radical corresponde a los enfoques dialéctico y retórico.
22

Ejemplos de la LI fuerte

J. M. Comesaña, Lógica informal. Falacias y argumentos filosóficos. R. Johnson y A. Blair, Logical Self-Defense. F. van Eemeren y otros, Argumentación.

Análisis, Evaluación, Presentación.

D. Walton, Informal Logic. A Handbook for Critical argumentation.
23

Autonomía de la LI

Desde la segunda perspectiva, la lógica informal no sólo se distingue de la lógica formal por los temas que toca sino, sobre todo, por la manera en que los concibe y aborda.
24

Contra el deductivismo

Pero hay que aclarar que la LI no se opone tanto a la lógica formal como al chauvinismo deductivista según el cual el modelo que se debe seguir al analizar y evaluar todos los razonamientos son aquéllos que son válidos debido a su “forma lógica”, es decir, los deductivos.
25

Dialéctica/Dialógica

La segunda concepción se acerca a las teorías de la argumentación contemporáneas así como a las nuevas retórica y dialéctica (de Perelman, Toulmin, van Eemeren, etc.), sobre todo, por el punto de vista dialógico que adopta: no es un individuo solitario tratando de justificar una proposición por medio de otras,

sino uno o más individuos tratando de convencerse, persuadirse o llegar a un acuerdo.
26

Inferencias, razonamientos argumentos

Más que de ‘inferencias’ o ‘razonamientos’, la lógica informal en sentido fuerte se ocupa de argumentos, los cuales no sólo establecen relaciones entre proposiciones sino, sobre todo, entre personas.

Inferencias

Razonamientos

Argumentación

27

Concepción más amplia de la argumentación

Además, la LI en sentido fuerte reconoce la existencia de formas de argumentación no verbal (física, emocional, visual).
28

Hacia una teoría de la racionalidad

La lógica informal en sentido fuerte es concebida como uno de los elementos de una teoría de la argumentación, la cual, a su vez, sería un componente fundamental de una teoría de la racionalidad.

Lógica informal

Teoría de la argumentación

Teoría de la racionalidad

29

Pasando al pensamiento crítico

De nuevo, es difícil definir qué es el

pensamiento crítico,

Conocimiento

pero la mayor parte de los autores recalcan su carácter eminentemente evaluativo y el hecho de que constituye, más bien, una actitud y hasta una forma de ser.

Habilidades

Actitudes

30

De nuevo, no una sino varias

A partir del artículo de Ralph Johnson “The Problem of Defining Critical Thinking” (1992) se habla del “Grupo de los Cinco”, es decir, las posturas de los cinco autores más importantes en este campo.

Lipman

Siegel Grupo de los Cinco

Ennis

McPeck

Paul

31

Pensamientos críticos

LIPMAN: un pensamiento que es autocorrectivo y facilita el juicio porque se basa en criterios. PAUL: un pensamiento disciplinado y autodirigido que ejemplifica las perfecciones del pensamiento.

SIEGEL: el pensamiento del individuo movido adecuadamente por razones.
MCPECK: la habilidad y la propensión a comprometerse en una actividad con escepticismo reflexivo. ENNIS: pensamiento razonado y reflexivo orientado a la decisión de qué creer.
32

Dos concepciones del PC

El pensamiento crítico puede ser entendido de dos maneras:
una estrecha y otra amplia.
33

1) Concepción estrecha del PC

Según la estrecha, de corte más bien filosófico, la lógica informal y el pensamiento crítico son básicamente lo mismo, así que no tendría que haber alguna diferencia en los libros o cursos sobre ellos.
34

Son lo mismo

En la concepción estrecha del PC se supone que pensar críticamente equivale a razonar correctamente, aunque no siempre sea de manera formal o deductiva.
35

Ejemplos del PC estrecho

N. Ceolin y otros, Pensamiento crítico. B. N. Moore y R. Parker, Critical thinking. A. Thomson, Critical reasoning. A practical introduction.

36

2) Concepción amplia (PC)

Según la concepción amplia, de procedencia psicológica, el pensamiento crítico es una disciplina con un objeto de estudio más general que el de la lógica (tanto formal como informal), pues no sólo estudia la capacidad de razonar o argumentar sino todas las capacidades propias del pensamiento complejo o de orden superior.
37

No basta con razonar

Para pensar críticamente no basta con razonar correctamente sino que son necesarias habilidades y actitudes tradicionalmente consideradas extra-lógicas.
38

Solucionar problemas y tomar decisiones

En efecto, para solucionar problemas y tomar decisiones es indispensable razonar y, a veces, argumentar correctamente, pero no es suficiente: son necesarias otras habilidades, actitudes y valores, además de ciertas características personales y circunstancias sociales.
39

En realidad, pensamiento acrítico

El problema es que, sobre todo en México, en algunos cursos y libros sobre “pensamiento crítico” concebido en sentido amplio y psicológico se tiende a confundir el auténtico pensamiento crítico con cualquier clase de habilidades del pensamiento (desde percibir o observar hasta

solucionar problemas y tomar decisiones)

o, pero aún, con el pensamiento práctico, estratégico, eficaz, exitoso, etc., que suele ser bastante dogmático y poco razonable.
40

Pobre de México … tan cerca y tan lejos …

Precisamente, en México los únicos libros publicados hasta ahora sobre pensamiento crítico parten de una perspectiva psicológica y no filosófica, por ello, suelen identificar la enseñanza de pensamiento crítico con el desarrollo de habilidades de pensamiento, desde las básicas o elementales hasta las de orden superior.
41

Ejemplos del PC amplio

J. Boisvert, La formación del pensamiento crítico. F. Cázares y J. L. López, Pensamiento Crítico. M. E. Hinojosa Mora y L. F. Reyes Terán, Pensamiento crítico. E. J. Meehan, Introducción al pensamiento crítico.

M. Priestley, Técnicas y estrategias del pensamiento crítico.
42

Pensamiento creativo

Y como, además, al pensamiento crítico se le identifica con el

razonamiento deductivo

entonces se busca complementarlo con el

pensamiento creativo
(lateral, paralelo, divergente).

43

Diferencias entre la LI y el PC

Pero, dejando de lado los malentendidos, podemos decir que la lógica informal se concentra en el análisis de una etapa o parte del pensamiento crítico: la que se relaciona con razonamientos y argumentos,

pero normalmente deja de lado otras capacidades.
En cambio, la enseñanza del pensamiento crítico (en sentido amplio) no sólo busca mejorar la forma de pensar (y no sólo de razonar) sino, igualmente, el modo de actuar.

44

1) Evaluación de las fuentes

Los libros de pensamiento crítico suelen incluir un capítulo dedicado a la evaluación de las fuentes de información. En cambio, los de lógica informal no le incluyen, pues tradicionalmente se le ha visto como una cuestión extralógica y, más bien, epistemológica.
45

2) Argumentación/Pensamiento

Los libros de lógica informal normalmente inician con un capítulo consagrado a los razonamientos y la argumentación (su estructura, sus tipos, su análisis y evaluación). En contraste, los de pensamiento crítico generalmente comienzan con un capítulo dedicado al pensamiento y/o la inteligencia (qué son, qué clases hay, etc.).
46

3) Prejuicios/falacias

En lugar del tratamiento de las falacias informales, los libros de pensamiento crítico incluyen capítulos sobre los prejuicios o cuestiones psicológicas y sociales (p. e. egocentrismo y etnocentrismo) que pueden obstaculizar el pensamiento crítico y llevar al dogmatismo.
47

Algunos sí saben combinar

Es verdad que algunos autores han conseguido combinar exitosamente la lógica informal con el pensamiento crítico.
48

En México

Me parece que en México predominan la concepción débil de la lógica informal y la amplia del pensamiento crítico.

Concepción débil

Concepción amplia

49

Obstáculos

Lo anterior, creo, no sólo ha obstaculizado el desarrollo de ambas disciplinas, sino que ha traído consigo una serie de ideas equivocadas que han impedido que se alcancen los beneficios educativos que se deberían obtener con la enseñanza y el estudio de ellas.

50

Un posible error

Por ejemplo, una de las equivocaciones que se puede cometer si no se investiga y reflexiona sobre la LI es

creer que basta con incluir algunos temas, supuestamente, típicos de ella (por ejemplo, las funciones del lenguaje, las falacias, etc.), para impartir cursos o escribir libros sobre ella.
51

Pero …

La lógica informal implica problemas, objetivos y métodos propios y diferentes a los de otras disciplinas, no sólo el pensamiento crítico sino, por supuesto, la lógica formal.
52

Por ejemplo: el lenguaje

La mayoría de los libros de lógica informal incluyen capítulos dedicados al lenguaje, sin embargo, le conciben de manera pragmática, por lo cual, suelen apoyarse en la teoría de los actos de habla o la filosofía del lenguaje ordinario (p. e. la de Grice). A diferencia de los libros, como el de Copi, que suponen una concepción semejante a la del positivismo o empirismo lógico (en concreto, al emotivismo de Stevenson).
53

Otro ejemplo: las falacias

En cuanto a las falacias, frente a la concepción tradicional (“razonamientos inválidos, pero que parecen válidos, por lo cual resultan persuasivos”), la lógica informal, siguiendo a la nueva dialéctica, pero, sobre todo, a Perelman, Hamblin y Walton, las consideran como estrategias argumentativas que en algunos casos son legítimas y en otros no, esto último porque suponen violaciones a las reglas del diálogo racional.
54

Pero, como dije al principio …
Lo que he intentado hacer ha sido, únicamente, una invitación a reflexionar críticamente sobre estas cuestiones y asumir con seriedad las implicaciones de la informalidad.

55

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful