You are on page 1of 77

VICENTE HUIDOBRO Y EL CREACIONISMO EL LUGAR DE HUIDOBRO (1970)       Enrique Lihn Hay que olvidarse de las imágenes circulantes

de Vicente Huidobro y descubrir su v erdadero rostro, Una cara que nos es, de modo especial a los chilenos, instintiv amente familiar. Sí, la de uno de nuestros tres o cuatro grandes poetas modernos, conviene dejarlo establecido; pero haría falta acaso ver a Huidobro por primera ve z para reconocerlo por encima de los apólogos, de las generalidades de manual o de los raros estudios especializados de que ha sido objeto. Todo lo que aquí se diga será una primera aproximación a esta imagen distanciada del poeta que quisiera capt arlo en su realidad de verdad y en su verdadero irrealismo, poner en relación las observaciones que surjan de este encuentro con las características de su escritura . Trabajar con Huidobro, abordarlo como tema, es trabajar contra esas imágenes de Hu idobro a las que me referí al comienzo. En primer lugar está su autorretrato, que ti ene todo el aspecto de ser una gran mistificación. Ese autorretrato cubre las tres cuartas partes de una obra escrita en primera persona; es una abstracción personi ficada. Sus rasgos favorecen al mito en que su autor prefería encarnarse. Y no sólo por una cuestión de vanidad personal. El poeta, adoptando en esto el estilo de la ép oca, se identifica con uno de esos seres excepcionales que las literaturas de va nguardia pusieron a la orden del día. Huidobro parece haber sido una persona sumam ente vanidosa, pero sólo lo es literariamente cuando su obra decae, y el «yo egolátric o» que campea en ella se torna autobiográfico, prueba a poner su corazón al desnudo, c onfiesa(1). En cambio su poesía más lograda -y esto es lo que habría que examinar cult uralmente, pues da también la medida de la distancia a que nos encontramos, en est e momento, de Huidobro- está centrada y gira continuamente en torno a la idea de u na misión espectacular del poeta que «crea fuera del mundo que existe el que debiera existir»(2). Uno siente, a ratos, la especie de voluptuosidad con que la vanidad infantil de Huidobro juega con esa idea o con esa presunción, y su alegría de entrar a un poema como al escenario de un ritual para hacer surgir de la nada ese mund o que debiera existir, investido de poderes mágicos. En las cimas de su poesía, por lo demás, es donde la relación entre la seriedad y el juego se afina y se atempera m ejor. En otros contextos el humor de Huidobro resulta un poco obvio, su ironía de inmoralista, externa y estereotipado. En la primera estrofa de «Monumento al mar», h umor e ironía -«el desenfado creacionista y el humor blanco» en la nomenclatura de Bra ulio Arenas(3)- se deslizan por los versos como la sangre por las venas, y esta perfecta adecuación de poesía y humor tiene todo el sabor de una consustancialidad(4 ): Paz sobre la constelación cantante de las aguas Entrechocadas como los hombros de la multitud Paz en el mar a las olas de buena voluntad Paz sobre la lápida de los naufragios Paz sobre los tambores del orgullo y las pupilas tenebrosas Y si yo soy el traductor de las olas Paz también sobre mí. La «personalidad de excepción» que quiere encarnar Huidobro en su persona y en su obra (5) centrada en el yo impersonal o suprapersonal del mago de las palabras, le vi ene al poeta del simbolismo de cuya ideología se impregnó por completo. «Para la tradi ción simbolista el poeta es un ser privilegiado, un solitario, un iluminado, un en cantador de palabras»(6). Huidobro pasa por haber liquidado el modernismo, y es, como los modernistas, un simbolista tardío, con la diferencia de que escapó a la influencia de Verlaine o de los simbolistas menores y al retoricismo de la Bella Epoca, para remontarse, en lugar de ello, a las fuentes, y rondar en torno a Baudelaire, Rimbaud y Mallarmé. Muchos de los tópicos baudelerianos pasan al creacionismo y, esencialmente, el de la sed insaciada que Baudelaire cristalizara así, poéticamente: «Plonger dans l'inconn u pour trouver du nouveau »(7). El ansia de infinito, el descubrimiento del infini to que Huidobro convierte en lugares comunes de su poesía (en esos «contenidos explíci tos» que la estética de Baudelaire rechazaba en beneficio de la «magia sugestiva») son o bsesiones de esa escuela que veía en la poesía, como dice Marcel Raymond, «un instrume

nto irregular de conocimiento metafísico». Al «N importe où, où, bord du monde», responde el creacionismo con el intento de crear fue ra del mundo que existe el que debiera existir -«la creación pura»- que es un eco de l a tentativa mallarmeana de crear un absoluto contra la vida, Huidobro repite, a su manera, las protestas de un rigor poético del que, en verdad, no siempre dio mu estras fehacientes: «Yo, por mi parte, niego absoltamente la existencia de lo arbi trario en el arte» (8). Escribió, de otra parte, un confuso «Tríptico a Mallarmé» en que tra tó de aprehender los motivos intelectuales del maestro, su voluntad de sustituir a la palabra, por medio de la palabra poética, el silencio, la pureza del no ser, l a nada. Ese itinerario del ser al no ser del lengua sería el que describe Altazor si nos r emitiéramos a la interpretación que hace de este poema Braulio Arenas: «La historia, contada en siete cantos de la palabra humana vuelta verbo poético.» En r ealidad, más bien, de las encontradas «filosofías» de Huidobro y de su opción final por el caos de la palabra en libertad o por una poesía del absurdo. «De ahí el desarticulado final -agrega Arenas- con frases rotas y palabras de confusa algarabía, pues cons ideraba Huidobro que la poesía iba a cumplir su carrera como el sol que se destroz a en mil fragmentos de luz sobre el horizonte de la tarde» En la tradición del simbolismo, Huidobro, «antipoeta y mago», postula «el poder de las p alabras», una cierta reversibilidad entre las palabras y las cosas, la ruptura ent re el lenguaje poético y el lenguaje instrumental y oral(10). Luego habría que ver e n qué sentido la teoría del creacionismo -en la que no perseveró prácticamente Huidobroes congruente con la estética del simbolismo; pero el hecho es que la alquimia de l verbo Y la palabra esencial de Mallarmé preocuparon a «aquellos que pudieran consi derarse, entre nosotros, los Baudelaire, los Rimbaud, los Mallarmé del movimiento nuevo». La palabra esencial, aquella que presenta en sus vocales y diptongos como una ca rne (Mallarmé), «instrumento de poder», es, en un momento de la poética huidobriana, «el v ocablo virgen de todo prejuicio, el verbo creado Y creador, la palabra recién naci da». «Ella se desarrolla -agrega, con gracia, Huidobro- en el alba primera del mundo . Su precisión no consiste en denominar las cosas, sino en no alejarse del alba.» Y: «el valor del lenguaje del poeta está en razón directa de su alejamiento del lenguaje que se habla»(11). Mientras que, por lo que a mí me parece una conjunción de la impot encia en que se resuelve el fetichismo simbolista de las palabras y la tendencia de Huidobro a poetizar sobre sus teorías, por la que, a veces, da en otro blanco que el que se propone flechar, Altazor -entre otros textos- explicita, en cierto modo vulgariza «el drama que se juega entre la cosa y la palabra» su afinidad o ide ntidad mágica. Hay palabras que tienen sombra de árbol Otras que tienen atmósfera de astros Hay vocablos que tienen fuego de rayos Y que incendian cuando caen Otras que se congelan en la lengua y se rompen al salir Como esos cristales alados y fatídicos. Se habla de esas palabras, no con ellas. De un proyecto incumplido por el discur so que lo explica y que, además, parecería reducirlo al absurdo. La relación de Huidob ro con el simbolismo es más bien la de un fraile escéptico con los tesoros de una ig lesia agonizante; pero no voy a terminar nunca de determinar esta relación calidos cópica, que sería preciso examinar en cada caso sobre el terreno, en los distintos n iveles en que se insinúa o patentiza. El joven Huidobro citaba a Rimbaud y a Mallarmé en 1913. Versos o nociones claves de «El barco ebrio» o de Las iluminaciones recorren el mundo poético entero de Huidobr o, que responde a esos llamados con señales de entendimiento. Al «Y a veces he visto lo que el hombre ha creído ver» por el cual "El barco ebrio» se a bre paso hacia Las iluminaciones, corresponde, en Altazor, el whitmaniano: «Yo hab lo en nombre de un astro por nadie conocido / hablo en una lengua mojada en mare s no nacidos». El movimiento antihumanista, de odio a la cultura burguesa y a la realidad enter a que se ordena en la perspectiva de aquélla, vocifera en Rimbaud por la barbarie -para Jacques Rivière, Rimbaud era el ángel condenado por su rigurosa pureza a incom

prender el mundo- y se repite en Huidobro -menos terriblemente angélico y más burgués que Rimbaud-: Soy bárbaro tal vez Desmesurado enfermo Bárbaro limpio de rutinas v caminos marcados No acepto vuestras sillas de seguridades cómodas Soy el ángel salvaje que cayó esta mañana En vuestras plantaciones de preceptos Poeta Antipoeta Culto Anticulto (Altazor) «Mi superioridad -decía Rimbaud- consiste en que no tengo corazón.» Los herederos del si mbolismo, para los cuales la poesía sobrepasa al hombre y a sus circunstancias, ma ntuvieron esa guerra al sentimiento, al personalismo sentimental o al sentimenta lismo personal, propio de ciertas vertientes del romanticismo. Se puede huir del «subjetivismo romántico» por muchas razones, y la más fácil de entender será la que da uno de aquellos herederos, al poeta intelectual T. S. Eliot, que huye de la personal idad y de los sentimientos personales para acceder a una «cierta verdad general»(12) . Alfonso Reyes habló de la desentimentalización que significaba, en América Latina, u na reacción contra el sentimentalismo modernista y neomodernista. «Nada de anecdótico ni de descriptivo" había dicho Huidobro, el primero de los poetas vanguardistas de habla española. Según Fernando Alegría: «Huidobro acaba con el sentimentalismo de fin d e siglo. Hasta el neoromanticismo místico de Prado, de la Mistral y Cruchaga debe afrontar, como fuerza antagónica, la impersonalidad escéptica y humorística de Huidobr o"(13). Yo no estoy, en cambio, tan seguro de que el primer detractor de Huidobr o, el joven Guillermo de Torre de Literaturas de Vanguardia, no tuviera en parte la razón cuando hablaba de «las pesquisas imaginistas de los líricos neorrománticos enm ascarados bajo la etiqueta imaginista» en un tonito zumbón, al escribir contra su ex maestro: «En general -Huidobro- permanece fiel a los temas sentímentales y románticos ... » Menos polémicamente comprometida parece ser la observación de Federico de Onís, s egún la cual: Bien que todos los modos de poesía de la época estén representados en América y que los americanos como Huidobro y Borges hayan colaborado a su creación, la nueva poesía am ericana prosigue su evolución, que le es propia y que presenta ciertos caracteres durables después de los últimos modernistas Rubén Darío, Lugones, Herrera y Reissig, has ta los poetas de nuestros días, ella no se ha podido despegar del romanticismo com o la poesía europea no por falta de modernidad, sino porque el americano de todos los tiempos, llámese sor Juana, Rubén Darío o Neruda, no puede renunciar a ningún pasado , sino que tiene necesidad de integrarlo en el presente. (Antologia de 1a poesía e spañola e hispanoamericana.) El hecho es que, con el tiempo, el caso de Huidobro ha llegado a interesar tanto por su innegable condición de figura relevante de la vanguardia poética hispanoamer icana como por su parentesco con los poetas que le precedieron en el uso de la p alabra, en la línea de ese romanticismo que se encierra detrás de todos los impulsos de la literatura hispanoamericana(14). Creo muy posible entresacar de su person alidad literaria ciertos rasgos típicos, latinoamericanos, que digan relación con el sincretismo cultural al que se refirieran Federico de Onís, Guillermo de Torre y otros. Su relación con Darío es más profunda acaso que la que puede cancelarse invocando una serie de encuentros casuales. Se sabe, para empezar, que el joven Huidobro hizo, en su adolescencia, malos cal cos rubendarianos, entre ellos su «Apoteosis», dedicado al hijo del inmortal Lelián. Q ue se estimó a su paso por España, que « ...el autor de Ecuatorial ha ejercido en toda la lírica castellana el mismo influjo que Darío en su tiempo... » (15), y que todavía e n 1935, en Vientos contrarios, Huidobro protestaba contra «esos señores que se creen representar la España moderna y que han tomado la moda de reírse de Rubén Darío, como s i en castellano desde Góngora hasta nosotros hubiera otro poeta fuera de Rubén Darío». Los que conocemos las bases [continúa] del arte y de la poesía modernos, los que pod

Juan Gris.de la sutil retórica que amenaza. hay un intento al menos de establecer una relación de continuidad ent re Darío y Huidobro. sabemos lo que significa e l poeta y por eso hablamos de él en otra forma. mera diferencia de grado en ciertos aspectos ideológicos por los que ambos comulgan en un mismo sistema de creencias simbolistas. junto a su presunta «falta de humanidad» «son signos -afirma F. como en el patético «Viajero sin fin» de sus úl timos poemas con que se presenta alegremente en «Poemas árticos»: «Una corona yo me haría / de todas las ciudades recorridas». acogiéndose a la influencia f rancesa.el Ultraísmo -el movimiento que desencadenó Huidobro en España. El objeto creado.emos contarnos entre sus engendradores. Falta en Huidobro la aspiración a encontrar una forma en la América oculta. La gran burguesía chilena es europeísta y afrancesada por tradición. ni biográficamente como en Vallejo. esquemática de los que el . 2) en la aventura análoga a que s e abocaron en momentos distintos y en la órbita de diferentes sistemas de lenguaje poético. pero sólo voy a tocarla aquí a título de información. y. articulándose simplemente a su proyecto de «una voz de poeta que pertenec e a la humanidad».una contribución de ambos poetas a España como mito. Huidobro habría vaticinado el fin de la civilización occi dental. un españolismo de actitud romántica o un hispanismo vital con algo de un profético saber de salvación.se acu sa una de las tantas características por las que el poeta pertenece a su clase (co n la que sostuvo una relación de rebeldía pero a la que. el verte dero de un estilo que permitiera expresar «el alma de la raza» como se decía en tiempo s del criollismo (17). Como Darío el fin del mundo. y en Darío y Huidobro -recuérdese "Las letanías de nuestro señor Don Quijote» el Mío Cid Cam peador. su neogongorismo.fue «contestación ge nuina al llamamiento de Rubén Darío y presentaba indicios de una prerreminiscencia a mericana». Su europeísmo sin mala conciencia. el lenguaje poético latinoamericano. yo. por lo demás. permaneció ligado). al que se asimila de inmediato tomand o esos aires y dándoselos llegado el caso. sí de las actitudes intelec tualistas que se demuestran entonces como tales. Su «galicismo mental» (18) se niega a resolverse en la inquie tud de una conciencia artística desgarrada entre distintas instancias raciales y c ulturales. como el prurito de expresar «el alma de la raza». y el objetivo Mundo Nuevo de América»(16).) Que yo sepa. En el marco del creacionismo Huidobro se da a sí mismo las condiciones teóricas de s u «desarraigo» al afirmar que «Si para los poetas creacionistas lo que importa es pres entar un hecho nuevo. ni lingüísticamente co mo en el caso de tantos otros poetas latinoamericanos de lengua francesa. Yo llamaría la atención sobre el hecho de que en ese relativo desarraigo -que no lle gó. (Vientos contrarios. dice en Ecuatorial). pues los hechos permanecen idénticos en todas las lenguas». lingüísticamente estandardizado. Alegría. De otra parte Hui dobro -bajo la influencia primera y definitiva de Apollinaire. pues me parece el paradigma de un cierto tipo de mistificación. su poesía». A mi juicio. hablo de los que pueden leer a Darío en su lengua. Pablo Garga llo. y comprendía en Darío la repristinación de una conciencia lingüística de la gran tradición de la poesía española. Según Juan Larrea -uno de los poetas españoles que siguieron a Huidobro a partir de 1918. Los falsos modernos lo denigran.vive en la Europa de entreguerras una época de cosmopolitismo cultural. ésta podría descomponerse en los siguientes elementos: 1) romanticismo de las emociones o de los sentimientos por el que ambos caen en el personalismo sentimental y por el cual al final de sus vidas alcanzan una ascesis no de los sentimientos. El poeta parece no sentir problemáticamente su falta de «raigambre nacional y contin ental» que. a que aspira por múltiples derroteros el subjeti vismo de los hombres de hoy. ambas figuras son flechas indicadoras que apuntan a la ident idad «entre el llamado mundo nuevo. físico («Siglo embarcado en aeroplanos ebrios». poético. en suma. Esa aventura fue obviamente la de desprovincializar. como Picasso. que ahora resulta tan anacrónico en cierto modo. la poesía creacionista se hace traducible y universal. que «no pierde nada en la traducción de su valor esencial» y que surge de una evaluación parcial. a consumarse. aunque no dude de su honradez. negándola. si de alguna coincidencia puede hablarse. desde adentro. es ya un desafío de francotirador vanguardista a la institucionalización del americanismo ocupado en desenterrar a la América oculta con métodos que repugnarían al «lógico desprecio al realis mo» que profesaba Huidobro.

la explicación por la economía. flotante. pero su poética. Somos muchos los que pensamos Y más aún los que queremos pensar así. a través del análisis e stilística. hasta qué punto la poesía de Huidobro está de acuerdo. Hay que contar. en otro sentido. entr e nosotros.de improbable o defectuosa fabricación. la verdad es que salta a la vista una relación de correspondencia entre el atraso soc ial. que recuerda al Darío de J ean Cassou. No descarto la pos ibilidad de que esa relación sea también. Sólo ciertos genios -¿quiénes lo fueron. del peso de las mi smas. nuestro provinc ianismo allí donde prueba a vestirlo con lo ajeno. El rubendarismo de Prosas profanas pone al desnudo. un poeta de lo que llamamos ahora el Tercer Mundo American o y su «galicismo mental» no me parece que hiciera de él un poeta culto europeo. patéticamente. co mo el arsenal metafórico de Darío. independientemente del hecho de que se haya vivido o no esa relación de una manera problemática. que no dispone de una base histórica lo suficientemente sól ida. No se trata a quí de enjuiciar un fenómeno sino de describirlo. por lo alto. en el convencimiento de que no hay en Latinoamérica un «subdesarr ollo intelectual parejo al económico». los tiempos eran otros. Darío Y Huidobro nos parecen más genuinos y «explicables» si los relacionamos con el «nivel subalterno del subdesarrollo». de subdesarrollado. a los eclecticismos. pero en este punto más vale recordar al propio Huido bro para quien «la palabra genio es un abuso del lenguaje». Este objeto nuevo -esnobista y tecnocrático. Sé. mejor dicho. económico y político y nuestra realidad cultural inquieta. y. A mi entender hay una ingenuidad en Huidobro. 0. nuestro viejo patrimonio histórico. condenada a muerte ya por sus esquematismos y sus inconsecuencias es. pero de un modo u otro. permeable a todos los desarraigos. quiénes lo son entre nosotros?. los ritmos de los versos». la nuestra. legendario. expresada particularmente por él en el orden de las ideas estéticas.es una aberración idiomática con la que habría que ver. una espec ie de temeridad. antes que nada se constituye en otro signo de la aspiración a una cultura. siempre conservan algo de lo que se entiende por provincialismo. como represent antes ecuménicos de una abstracta cultura universal tomada así. esto es. el poeta no escribió en esperanto. Pues. como actitudes concomitantes a ella. con un margen variable de subdesarrollo cultural real que sí es parejo a nuestro subdesarrollo socio-políti co-económico. hiper consciente al sumir las tradiciones o al tomarlas por asalto. con una mirada n ueva. y por la que estos huéspedes de última hora nunca se identifican del todo con sus pariguales europeos. al retrato inevitablemente paternalista que éste nos dejara de aquél: «un ingenuo venido de las profundidades del trópico para rejuvenecer.poeta llama «detalles lingüísticos secundarios» -«La música de las palabras. un art e. desde el que se levantaron. La poética de Huidobro salva a su poesía de las ridículas precios idades rubendarianas. por una cuestión de principios contrarios al economismo vulgar o al seudomarxismo que todo lo expli ca en términos económicos. en cambio. salvars e de su siempre presente pasado colonial. y ese primer modernismo tiene t odo el aspecto démodé propio de la última moda para el uso de los nuevos ricos de las colonias culturales. Es que si bien resulta chocante y felizmente incorrecto aceptar que existe. evidentemente. una poesía universales en los cuales Latinoamérica ha querido. en «la gr an casa de la cultura universal». que carece de tradiciones en torno a las cuales articularse orgánicamente o c ontra las cuales insurreccionarse. «un subdesarrollo cultural parejo al económico» o condicionado por éste.a un atendible fenómeno por el que el subdesarrollo es también una «actitud del espíritu» de la que no se desembarazan ni aun aquellos capaces de instalarse. Con todo la opinión contraria no dejaría de señalar -aunque su explicación fuese deficiente. un batiburrillo de valores y disvalores por el cu al puede inferirse que la relación con la cultura europea no ha cambiado radicalme nte en lo que va del modernismo al creacionismo. También él era si no un escr itor subdesarrollado. . lo antipática que resultó esta imputación. además. época a época. a los apresura mientos que resultan. de audacia aventurero-cultural por la. por derecho propio. por experiencia propia. a nivel de las capas ocultas. de la información atrasada o s uperficial o de segunda mano. asevera Ale jo Carpentier(19).esc aparían a los anacronismos. culturas». a las confusiones. «Quienes sean lo bastante fuertes para tocar a las puertas de la gran cultura univ ersal serán capaces de abrir sus batientes y de entrar en la gran casa».

Fisiología y Psicología Experimental. a la imagen de un mundo que es como un bello domingo después de una fatigosa semana» (20) pero por el que. antagónicos o irreconciliables cam pos ideológicos. y . sobre Biología. pervive el romanticismo que «se e ncierra detrás de todos los impulsos de la literatura hispanoamericana». a adoptan una conducta cultural incongruente. Pero lo que yo quiero señalar en correlación con las libertades excesivas que puede esperarse se tome un latinoamericano en su trato con las culturas europeas -como producto de un conocimiento exterior de las mismas o de una relativa ignorancia de sus mecanismos internos.por la que «la supervivencia del pasado en el presente. También su espíritu de contradicción (24) que no conlleva una actitud o una vocación especiales para el juego dialéctico de las ideas sino que surge de una relativa i mposibilidad de ponerse de acuerdo consigo mismo o para poner de acuerdo ideas a las que se suscribe. decisión íntima. que no surge en respuesta a una demanda colectiva.para un consumo improbable. el personal ismo y el individualismo correlativos. Ahora uno siente vergüenza ajena de muchas de las argumentaci ones medio escolares. en lugar de sobrepasarlas con una causística genial. me sentía atraído con igual pasión por el estudio de las ciencias. brillantes. sentenciosas. su pr ioridad de inventor de la poesía y su originalidad absoluta. hasta l a época del vanguardismo. una serie de características a un tiempo s ubversivas y reaccionarias de su estructura ideológica. pero se obstina en probar que ha cambiado las reglas del mismo allí donde. razón por la cual. a su fino olfato estético. de una necesidad subjetiva al extrem o. a la que están ligadas. estocadas y alfilerazos. en todo ello influye su condición de «pije» chi leno. no se articula «de por sí» a la historia. Como si mi cerebro estuviese dividido en dos comprartimientos absolutamente inde pendientes [escribe Huidobro en «La confesión inconfesable»]. un infantilismo casi. de otra parte. cierto engreimiento esnobista. Huidobro juega «el juego delicioso» de la literatura de su época como un aficionado de condiciones excepcionales. su individualismo y su diletantismo de coleccionista cultural se correspond en. lo que me hizo seguir cursos en la Sorbona y otras universidades europea. con la naturalidad y el grado de elaborac ión técnica que caracterizan a los productos culturales de una sociedad de consumo c ultural. de una libertad creadora que puede desplegarse en el plano de una abstracción i limitada (23). Por la misma razón por la que una obra creada por obra y gracia del yo individual -del «yo absoluto» huidobriano. y. el poeta acusa nuestras limitaciones y nuestras desmesuras de «pueblos jóvenes». como rasgos inevitables de una producción superflua.es lo que se llamó «la tendencia natural y constante en América a la síntesis de las culturas» (22) -esas transculturaciones que han debido s er nuestra especialidad. en última ins tancia.Hay un juvenilisimo en Huidobro. e l proceso de integración de diversas y aun contrarias formas culturales constituye un carácter específico del espíritu americano». Lo que se espejea en esas argumentaciones -diga lo que dijere el poeta contra la popularidad de la que no alcanzó a gozar en pleno. su condición de primer poeta en toda la historia de nuestro planeta. que «para mí nunca ha habido un solo poeta en toda la historia de nuestro plan eta» habría merecido un correctivo ejemplar en su época misma. en medio de un vacío cultural. no ha he cho más que infringirlas con una torpeza de recién llegado. en que en parte coinciden su temperamento y su carácter con el clima histórico de una época «cuya literatura se p arece a un juego delicioso.resulte justo en muchas de sus evaluaciones crítico-literarias. procedentes de distintos. p or el contrario. en el caso de Huidobro. de ocurrencias . esto es.es un amor contrariado al éxito( 21) y el poeta habla por la herida de una semifrustración. con que Huidobro pretendía probar. menos acaso como signos de una «manifestación del genio de los pueblos a través de la intuición de ciertas individualidades» que. de otra parte. todo lo cual no impide que -dicho sea en honor a su intuición. por lo demás. el tono autocomplaciente con que Hu idobro hace como sí hablara una literatura de «juegos de salón» aforística. acaso hasta nuestros días. su irreali smo. por eje mplo. aunque ésta le pintara bi gotes a la Gioconda. sino a partir de una. Aprovecho la coyuntura para insistir en que una cierta actitud «sobradora» de dandys mo literario. su relación con la historia de l a cultura puede ser igualmente arbitraria. El intelectual inorgánico del subdesarrollo está más expuesto acaso que cualquier otro a desarrollar una personalidad babélica por la que hable la confus ión de las lenguas. Por haber dicho.

«por instinto». Pero del mismo modo. más bien es el concepto de dios. al mismo tiempo. al futuro (2 9) y su obra aspiraba «a poblar -inmodestamente para mil años el sueño de los hombres». la única esperanza» con que su protagonista Alfredo Roc -«un visionario realista y pioneer idealista». a la masa. pues se ha infiltrado en ella la mediocr idad y el fanatismo que Huidobro -aristócrata espiritual y. acorde a la imagen de los compartimientos absolutamente separados. muchas ve ces. que cristaliza en su «todo aquello que es cualidad en el individuo. lícitas e inevitables articu laciones con el pasado.es un dios irrealizado. a la Cábala antigua y al ocultismo en general. Pero. como en 1924. March a así al son del aristocratismo intelectual de la revolución modernista que llevaba no el gorro frigio. Alfredo Roc ha fundado una colonia en Angola. material. en medio del caos de Altazor -«En mi cabeza cada cabello piensa otra cosa». y además hay que prevenirse contr a el error que consiste en pensar a un escritor de otra época como si su coherenci a o su incongruencia coincidieran con las nuestras. en personajes como el Mío Cid Campeador o en los mi tos simbolistas-decadentistas de Cagliostro o Gilles de Raíz por los que acusa su ascendencia finisecular (28). de la filo sofía tradicional. sin combinar se ni entrar en tensión dialéctica.«el más aristocrático de los hombres». Huidobro es nietzscheano en su lucha contra el filisteísm o burgués. refugio de espíritus selectos contra «la catástrofe total que amenaza a la civilización por obra del capitalismo que había p erdido el control de la conciencia humana y de la economía social». el burgués Huidobro. pero yo creo que esos compartimientos absolutamente inde pendientes que se multiplican en todos sentidos llegan hasta nosotros.junto con denunciar «la mentira abyecta de todo cuanto edifican los hombres». lo que me hizo dedicar muchas horas a la Astr ología. en su tiempo. anuncia el advenimiento de una única y última e speranza encarnada en los «millones de obreros que han comprendido por fin / y lev antan al cielo sus banderas de aurora». Se podría resolver el problema que plantean las dicotomías huidobronianas alegando q ue se trata de una figura literaria de transición. en su «Elegía a la m uerte de Lenin». como las fallas de una personalidad frag mentada.» Con esta óptica deificante. Huidobro ponía fácilmente los ojos. En él se mezclan. Huidobro es. bajo la especie de inconsecuencia. las instancias del racionalismo materialista y e l irracionalismo mágico que le indica el camino de las ciencias «malditas». nuestro anhelo de dios. en una corriente de crítica aristocrática del capitalismo. los puntos problemáticos en que esas articulaciones adolec en de rigidez o se presentan como trizaduras de las que se resiente ese núcleo. por la que toda la novela se inscribe.. ¿Pero es que acaso el hecho mi smo de que en ciertos aspectos Huidobro perteneciese.por el estudio de lo maravilloso. al que detestaba(27). un fracaso. a la Alquimia. como debilidades de una excentricidad. humanista. Su novela La próxima (1930) se cierra al grito de «Rusia. Se dirá que ésta es la expresión normal de una gran curiosidad intelectual nada del hom bre le era ajeno etcétera .. pr incipio unitario o como quiera llamárselo por el que se distingue una creación indiv idual del plancton del que surge. cortado a su medida. a su fervor romántico por los grandes destinos humanos individuales . y porque ven en el poeta héroe un superhombre. en materia de «hombres d e acción y de aventura» fabulosos. en que fermentan los ingredientes espirituales . sino un blanco penacho de independencia»(25). para el cual el comunista por «su nobleza y su generosidad» es -en est a jerga filantrópica. desde este punto de vista. nuestro deseo absoluto hec ho carne.responde al fracaso en que culmina su empresa utópica.asocia. además de sus necesarias. a despecho de ese grito y de los puntos de vista «marxistas» que se barajan en ella . p one ahora en tanta evidencia. repite a Nietzsc he y su obra en una larga declaración de los derechos o de las libertades del «yo ab soluto». 0 por la que se remite. es dete stable para la colectividad»(26). «El héroe -escribía en una meditación entusiasta sobre Napoleón. Así coincide con el autor de La rebelión de las masa s. El comunismo de Huidobro es una última esperanza antiburguesa de un burgués rebelde que prefiere asociarla al «verdadero cristianismo que era en su esencia comunista» a cifrarla en la historia. ligado sentimentalmente al cristianismo. pero esa catástrof e sorprende a la colonia desde adentro.

a identificarse con el poema. demolición y construcción simultáneas de un edific . el vino se comporta como un ácido. de nuestra vida cultural. sin entrelazarse en un mismo tejido. arquitectura o estructura del poema . con todos esos hilos que traman la urdimbre de la obra de un poeta cuyo mayor orgullo era «haber arrancado la poesía de manos d e los vecinos de la ciudad y haberla encerrado en la fortaleza de los caballeros ungidos». en relación a ciertos odres. ya no sólo se pueden apreciar las oscilaciones de un hombre d e transición respecto de sus encontradas ideas.«solitario como una paradoja. de una crisis de la realidad -«no hay bien ni mal ni o rden ni belleza». quizá la más adecuada a su poesía. Tour Eiffel. de lo que hemos sido y de lo que acaso somos. Hallali. de las que escribió el teorizador: «Nada de caminos ve rdaderos y una poesía escéptica en sí misma». disolviéndose en una juguetona «inanidad sonora». de los que vierten el vino nuevo en odres viejos. en par te una cantera o bien un ejemplo edificante de lo que no debe hacerse por ningún m odo de manera análoga. Hay que recordar que la organización. esa poética es el eje de su discurso. crítica de la poesía. Esa había sido la poética de Huidobro en Horizon carré. Poesía de la poesía. y no ciertamente con conceptos inventados sino glosando dispares filosofías. es algo por lo cual justamente postula la imposibilidad de tal organización: la conciencia que lo atraviesa de parte a pa rte y que se ramifica por él. ha sta donde lo permite la incoherencia por la que se desliza Altazor como por un p lano inclinado.el joven poeta seudosimbolista o neomodernista de Adán (1916) con su caudalosidad de «bardo-profeta» emersoniano.a la que se esfuerza por sustituirse «el poema creado en todas sus partes como un objeto nuevo». pero con el añadido de que. En este poema-encrucijada el hablante se mueve en todas direcciones y el resulta do es un laberinto verbal en cuyo pórtico debiera leerse esta definición programática. Varios Huidobros son los autores de Altazor. por el que Latinoamérica se pone a la altura de la gran poesía universal. Lo que hace la unidad relativa del poema. en el que el yo absoluto del poeta -el superego Huidobriano. Ese texto nos informa en buena medida de la razón de ser del creacionismo y de las preocupaciones intelectuales en que esa razón se funda. Menos y mas que un poema creacionista es un discurso en torno al creacionismo: la poetización de una poética antes de que ésta pruebe. esperanzas y temores. pues Altazor está hecho como la naturaleza hace un árbol(30).de una época y en que se cruzan todas sus corrientes y sus contracorrientes? Lo que hay en Huidobro. es. Altazor explica el creacionismo a la vez que trata de encarnarlo. Frente a este poema babélico que es hoy en día en parte una ruina inservible. que se despedaza a lo largo del poem a. acordes a la poética del cubismo. pero en Altazor -el canto a mí mismo de Huidobro. efectivamente. Huidobro no hace poesía alrededor de las cosas. y el acuerdo al que llegan a la fec ha de la redacción definitiva del texto tiene algo de una componenda por la que la s distintas partes del poema sostienen con el total del mismo una relación bastant e floja. Yo creo que el poema no sufriría una lesión orgánica si se le suprimiera parte de sus miembros: las ramas de un árbol que ganaría con la poda.todas las irregularidades que pueden registrarse en el d e be de nuestra literatura poética. la hace contra sus prejuicios Y con ellos. alrededor de sus pasiones. en lo que atañe siempre a su ideología y los momentos en que en su obra habla en nombre de ideas. de las que el poeta hace explícitame nte derroche en el Primer Canto. Nietzsche y Marx deben caminar de la mano por Altazor. y. arrastrando consigo -a pesar o por la actitud planetario asumida por Huidobro en ese texto. se ofrece en el espectáculo de uno de los más impresionantes poemas escritos en lo que va del siglo en lengua castellana. para satisfacción de su (equivocado) antinaturalismo pictórico. En Altazor. Así ocurre con las profesiones de fe anarco-comunistas de Huidobro que se cruzan. antes q ue una organización determinada del mismo. era justamente aquello que Apollinaire y los suyos tendían a eliminar. un escritor de transición .vuelve por sus fueros -alentado acaso po r el whitmanismo de posguerra. finalmente. Esas trizaduras se hacen visibles también en el c uerpo mismo de la poesía de Vicente Huidobro. la hace alrededor de sus opiniones e ideas .

esto es. en l os cuales no hay poemas mejores que los mejores fragmentos de Altazor. como es natural. hasta la trivial idad de la que no escapa. en que campean. como junto al virtuosismo imaginista de «Temblor de cielo». de una genuina or iginalidad. y «Temblor de cielo». con tanta gra ndeza» No sé quién sea Emilil Noulet(*) pero me suscribo a la intención de sus palabras: pone . del reconocimiento de unas mismas zonas de la escritura. de lo real. exige que se le ha ga justicia histórica a Huidobro. uno de los apologistas más exaltados del poeta era prácticamente un olvidado: sólo. conocer la cronología de los distintos Ca ntos o de los diversos fragmentos que componen Altazor y que está en la base -esa pluralidad de tiempos. corresponden a una misma época de heterodox ia creacionista y de madurez. el amor al mar se ha expresado con tanto fervor. entre versos perfectos. por encima del bien y del mal de un super yo obsesionado por ideas de muerte y supervivencia. desde luego. sus fuentes fil osóficas o literarias de inspiración. metafórico e imaginista. Altazor es también un documento que aclara. En «Temblor de cielo» se cumple el propósito creacionista pero bajo su especie más dúctil: el de una transfiguración. la o las genealogías poéticas de su autor. el mismo año en que dio allí a la publicidad otro de sus poemas largos: «Temblor de cielo». mejor dicho. e l Journal des Poétes. yo veo en Altazor el total de la aventura poética de Huidobro. o. su estilo personal. s alvo quizá en Valéry. Evidentemente el Prefacio de Altazor. postulación de una verdad artística que «empieza allí donde termina la verdad de la vida» pero que acusa por todas partes sus interrelaciones con un discurso más vasto -el de la aspiración de las es cuelas de vanguardia a fundar una realidad vital de verdad-. «horror de la vida y éx tasis de la vida» (Baudelaire): tópicos románticos: evasión de lo real. Las otras cimas de la poesía de Huidobro hay que buscarlas a través de sus libros o fuera de ellos. según nuestro conocimiento. en sus Ultimos poemas. profesiones de fe panteístas y fantásticas efusiones sentim entales (como las del Canto II en que. del itinerario de aquél. salvándose no obsta nte su carga de poesía.del carácter caótico y fragmentario del poema. con sus al tos y bajos y hasta con su perdidizo o desventurado o problemático final. bien que lo publicara en Mad rid en 1931. por su sola presencia en nuestro idioma. del cual Emilie Noulet ha podido decir «que jamás. Algo así c omo un poemario en que encallara aquí y allá la poética de Huidobro. sin duda. Cuando Huidobro murió en 1948 -escribe Juan Jacobo Bajarlía. Los últimos libros poéticos de Huidobro. señaló su desaparición publicando nuestra traducción de un largo poema «Monument à la mer»). «el desenfado creacionista y el humor blanco» de Huidobro y su e xaltación neorromántica. de las distintas y no bien arti culadas piezas teóricas que Huidobro pretendiera integrar en una poética más ingeniosa que rigurosa: en parte el dechado de la insensatez de la que se resiente el teo rizador pero por la que el poeta llega a veces -no obstante el tiempo le haya ga stado las cartas entre las manos. pero ese poema es m enos interesante que Altazor: la encrucijada de todo lo que imaginó. rescatándolo del olvido o de las ceremonias anacróni cas en que se procede a su glorificación intemporal. sed de infinito.o verbal que niega los materiales de que se constituye. se escuchan voces que vienen de la hojarasca romántica) Altazor quiere ser la praxis del creacionismo. «Monumento al mar» se cuenta entre éstos. pensó y sintió Hu idobro en el curso de doce decisivos años de su vida literaria(31). afirmación. Bueno sería. Estos libros. cuya publicación data de 1941 pero que fueron escritos. decididamente por encima de las fórm ulas de la escuela. con su chisporroteo de imágenes y sus rápidas estocadas aforísticas. Es ese poema el que. al mismo tiempo que partes de Altazor entre 1923 y 1934 Ver y palpar y El ciudadano del olvido son parte.a deslumbrar: Al horítaña de la montazonte La violondrina y el goloncelo Descolgada está la noche de la lunala Se acerca a todo galope Ya viene la golondrina Ya viene la golonfina Huidobro consideraba Altazor su texto más importante. Aunque el fiel de la balanza del juicio artístico se inclinara del lado de «Temblor de cielo». deslucen tanto junto a este volcán en erupción que arrojó materiales de todos los estratos geológ icos del creacionismo. de Bruselas.

vuela. Y no es her moso porque recuerde algo. en el de creación. 1970)] MANIFIESTOS DEL CREACIONISMO DE VICENTE HUIDOBRO El Creacionismo    El creacionismo no es una escuela que yo haya querido imponer a alguien. recopilación de textos por Oscar Collazos ( La Habana: Casa de las Américas. y todo el conjunto.    Más tarde. mue stra un hecho nuevo. donde se habla de la con stitución del poema:    Un pensamiento tan vivo que. no es hermoso porque nos recuerde cosas vistas. aparte y distinto de los demás fenómenos. el creac ionismo es una teoría estética general que empecé a elaborar hacia 1912. Es un poema en el que cada parte constitutiva. es decir. independiente del mundo externo."      ¿Y por qué habrá de ser irrealizable?    Respondo ahora con las mismas frases con que acabé mi conferencia dada ante el grup o de Estudios Filosóficos y Científicos del doctor Allendy. que era uno de los asistentes.    Lo realizado en la mecánica también se ha hecho en la poesía. encontraréis estas frases de Emerson en el Prefacio. y oponía a cad a instante este acto de creación a los comentarios y a la poesía alrededor de.    En mi poema Adán. yo repetía casi igual cosa en una pequeña entrevista apar ecida en la revista Ideales. Es her moso en si y no admite términos de comparación. el reino miner al. ni porque describa hermosas cosas que podamos llegar a ver. Fue allí donde se me bautizó como creacionista po r haber dicho en mi conferencia que la primera condición del poeta es crear. con sus gritos y sus gemidos. pues toma su puesto en el mundo como un fenómeno singular.    En el número 5 de la revista chilena Musa Joven. el vegetal y el animal. en enero de 1922 :    Si el hombre ha sometido para sí a los tres reinos de la naturaleza. a su vez hermosas. en París. donde expuso plenamente la teoría. Crea lo maravilloso y le da vida propia. en la página 270. ¿por qué razón no podrá agregar a los reinos del universo su propio reino. aunque usted lo haya expuesto en forma muy clara e incluso mu y científica. Os diré qué entiendo por poe a creado. y la tercera. como el espíritu de una planta o de un animal. hace real lo que no existe.    Recuerdo que el profesor argentino José Ingenieros. Crea situaciones . yo decía:    El reinado de la literatura terminó."    Casi la misma opinión la tienen otros filósofos en Alemania y dondequiera yo haya exp licado las mismas teorías. que escribí durante las vacaciones de 1914 y que fue publicado en 1 916. y cuyos tante os y primeros pasos los hallaréis en mis libros y artículos escritos mucho antes de mi primer viaje a París. entrevista que encabezaba mis poemas. [Los vanguardismos en la América Latina. adorna la naturaleza con una cosa nueva. La co sa creada contra la cosa cantada. el espacio y los mares con sus galopes desenfrenados.    Pero fue en el Ateneo de Buenos Aires. "Es hermoso. hacia 1913 o 1914. También en mi l ibro Pasando y pasando. en relación a los grandes poe tas de su tiempo. como la llama ron los griegos. pero irrealizable. la se gunda. desligado de cualquiera ot ra realidad que no sea la propia. se h ace realidad a sí mismo. nada. aparecido en diciembre de 1913. en una conferencia que di en junio de 1916 . crear. me dijo durante la comida a que me invitó con algunos amigos después de la conferenc ia: "Su sueño de una poesía inventada en cada una de sus partes por los poetas me pa rece irrealizable. es decir. El siglo veinte verá nacer el reinado de la poesía en el verdadero sentido de la palabra.    Dicho poema es algo que no puede existir sino en la cabeza del poeta. crear. y llena la tierra. qu e lo único que debe interesar a los poetas es el "acto de la creación". digo.    Nada se le parece en el mundo externo. aunque jamás lograron realizar su definición.r a Huidobro en el lugar que muchos otros le niegan. Y tampoco puede concebírselo fuera del libro. el reino de sus creaciones? El hombre ya ha inventado toda una fauna nueva que anda. tiene u na arquitectura propia.

de co nceptos creados.    Así.    Un poeta debe decir aquellas cosas que nunca se dirían sin él. Francis Piccabia nos abre en sus poemas ventanas sobre lo insospechado. Quand le poisson rame le discours du lac quand il joue gamme la promenade des dames.    En Tristan Tzara encuentro poemas admirables que están muy cerca de la más estricta c oncepción creacionista. Je pleure vouloir se lever plus haut que le jet d'eau serpente au ciel car il n' existe plus la gravité terrestre à l'école et dans le cerveau. de situaciones creadas. no escatima ningún elemento de la poesía tradicional." os presento un concepto creado. estoy fatigado . Le jour épuisé d' un court instant parcimonieux échappe à la sagacité du lecteur d'esprít. Pero el hombre que ha escrito los siguientes versos es. Lloro querer alzarse más alto que el juego de agua serpiente en el cielo. sino de un subl ime sin pretensión. sin preocuparse. este sublime del que los textos nos presentan ejemplos tan poc o convincentes. sin la sombra de un a duda. pues ya no         [existe la gravedad terrestre en la escuela y en el cerebro. os p resento una imagen pura creada. os dan a cada instante el v erdadero sublime. je suis fatigué . etcétera. probándonos que no sólo es pintor: Enchaîné sur l'avenir de I'horloge des récreations dans un empire missel.la chanson des reines l´arbre crève d e la nourriture comme une lampe. Cuando el pez rema el discurso del lago cuando toca el diapasón el paseo de las damas. (2) Encadenado sobre el porvenir del reloj . etc.extraordinarias que jamás podrán existir en el mundo objetivo.    El poema creacionista se compone de imágenes creadas. os presento un hecho nuevo. Emporter une histaire pour deux à force de joie dans la chevelure des syllabes. por lo que habrán de e xistir en el poema para que existan en alguna parte. cuando digo: "Los lingotes de la tempestad". cuando escribo: El océano se deshace Agitado por el viento de los pescadores que                                                        [silban presento una descripción creada. sin terror.1 A veces.    Los poemas creados adquieren proporciones cosmogónicas. salvo que en él dichos elementos son íntegramente inventados. que jamás veréis.    Cuando escribo: "El pájaro anida en el arco iris". Aunque en él la creación es generalmente más formal que fundamen tal. y cuando os digo: "Ella era tan hermosa que no p odía hablar.2 (1)En porcelana la canción pensada." o bien: "La noche está de sombrero.la canción de las reinas el       [árbol revienta de alimento como una lámpara. un poeta: En porcelaine la chanson pensée. que no desea agobiar ni aplastar al lector: un sub lime de bolsillo. Les jeunes femmes compagnes du fleuve logique viennent comme une tache sur I'eau pour gagner un monstre enfumé d'amis aimables dans l'ordre du suicide enragé. Y no se trata del sublime excitante y grandioso. y que sin embargo os gustaría mucho ver. algo que jamás habéis visto. en absoluto de la realidad ni de la veracidad anteriores al acto de realización.

Ambos poetas han probado a los españoles escépticos hasta qué grado de emoción puede llegar lo inhabitual. demostrando todo lo que de serio contiene la teoría creacion ista. 2    Los dos poetas creacionistas españoles. Juan Larrea y Gerardo Diego. .    También Georges Ribémont Dessaignes tiene versos que nos sacan de lo habitual: Regarder par la prunelle de sa maîtresse afin de voir à I'intérieur. Le soir trâinait des hirondelles.... La tarde arrastraba golondrinas... han dado sendas pruebas de su talento. (2) Hay mujeres cuyos ojos son como pedazos de                                                                  [ azúcar hay mujeres serias como los movimientos del amor                                                 [ que uno sorprende. la poesía creacionista se hace traducible y universal. si digo en francés: . los ritmos de los versos que varían de una lengua a otra. . . pues los hechos nuevos perm anecen idénticos en todas las lenguas. d'autres. No podéis traducir la música de las palabras.Si para los poetas creacionistas lo que importa es presentar un hecho nuevo. De este modo. El día agotado por un corto instante parsimonioso escapa a la sagacidad del lector fino Las jóvenes mujeres compañeras del río lógico llegan como una mancha sobre el agua para ganar un monstruo ahumado de amigos amables en la orden del suicida enrabiado. Llevar una historia para dos a fuerza de alegría en la cabellera de las sílabas. Igual cosa sucede con Juan Larrea cuando dice : Un pájaro cambia el tiempo o bien: Lechos de ladrillos entre los sonidos y aún esto otro: Tu recuerdo se aleja según la dirección del viento.Es difícil y hasta imposible traducir una poesía en la que domina la importancia de otros elementos. Les hibous partageaient le soleil et pesaient sur la terre.1 Y Paul Eluard nos hace a menudo temblar como un surtidor que nos golpeara la esp ina dorsal: Il y a des femmes dont les yeux sont comme des morceaux de sucre il y a des femmes graves comme les mouvements de l'amour qu' on             [ne surprend pas.. comme le ciel a la veille du vent. otras como el cielo en vísperas de viento. pero cuando la importancia del poema resid e ante todo en el objeto creado. aquél no pierde en la traducción nada de su valor e sencial. Los búhos Dividían el sol y pasaban sobre la tierra. Nunca han hecho burlarse (como aquellos pobres ultraístas) a las personas de espíritu realmente superior.diversiones en un imperio misal. Cuando Gerardo Diego escribe: Al silbar tu cabeza se desinfla o bien: La lluvia tiembla como un cordero o esto otro: Una paloma despega del cielo nos da una sensación poética muy pura. (1) Mirar por la pupila de su amante Para ver qué hay dentro.

y la imaginación. Entregué a la revista Ideales un poema que se titulaba Vaguedad subconsciente y anuncié ese mismo año un libro es crito íntegramente en aquel estilo. también tenemos una fuerza centrípeta. En muy pocos aparecen amb as en perfecto equilibrio. ¿Sabéis qué poetas citaba yo en la primera página de ese libro? Rimbaud y Mallarmé. y se hace acc esible a todos los pueblos y razas. Y si llevamos en nosotros una fue rza centrífuga. La alcoba se durmió en el espejo.    Hay en el hombre una dualidad que se manifiesta en todos sus actos.    Todo sigue en el hombre a esta ley de dualidad. ¿Y sabéis qué citaba de Rimbaud? Y a veces he visto lo que el hombre ha creído ver.    Nada me afirmó más en mis teorías que la crítica violenta. El estanque estañado. Sin proponérsel o. publicado en 1913. para proy ectar el mundo subjetivo en el mundo objetivo (escritura. el poeta íntegro en el instante de proyectarse. casi miedosa. y sin saber tal vez por qué. Pronto sentí que perdía tierra y caía.En mi cerebro hay alguien que viene de lejos. o bien: Las horas que caen silenciosas como gotas de agua por un vidrio. sensibilidad general). como todos los hombres. pue s el elemento afectivo se halla mucho menos vigilado que el otro. que los comentarios burlescos de mis poemas. Después que apareció mi libro La gruta del silencio di también gran importancia al sub consciente y hasta a cierta especie de sonambulismo. movimiento).    El infinito entero en el poeta.    Poseemos vías centrípetas.    La personalidad total se compone de tres cuartos de personalidad innata y de un c uarto de personalidad adquirida. en ese horrible panteísmo m .    En ciertos hombres domina una en detrimento de la otra.    La obra de arte tiene como cuna estos dos elementos. la música o la escultura. palabra. que también constituyen una du alidad paralela: la sensibilidad. dos corriente s paralelas en las que se engendran todos los fenómenos de la vida.    Pero éste fue un paréntesis de pocos meses. Todo ser human o es un hermafrodita frustrado. que semejan aparatos de emisiones y nos sirven paya emitir nuestras ondas. q ue es el elemento intelectual. La poesía creac ionista adquiere proporciones internacionales. tiene dos personalidades.La nuit vient des yeux d'autrui o si digo en español: La noche viene de los ojos ajenos o en inglés: Night comes from others eyes el efecto es siempre el mismo y los detalles lingüísticos secundarios..    En el creacionismo proclamamos la personalidad total. vías que nos traen como antenas los hechos que ocurren a sus alrededores (audición. sino por el contrario la personalidad en sing ular. y una fuerza de concentración. los críticos me ayudaron mucho en mi trabajo al recortar con tijeras precisas v ersos o imágenes como las siguientes: .    Nadie adivinará nunca cuánto me hizo pensar este hecho sin importancia. pasa a ser la Poesía. la sensibilidad ocupa mayor espacio que la imaginación.    Nada de parcelas de poetas. la única verdadera. visión. la imaginación arrasa con la simple sensibilidad. Una tarde me aproximé hacia la orilla del libro. y poseemos vías centrífugas. hablando con propiedad. que no son. que es masculina. seguram nte por reacción.    El poeta. por una reacción violenta.    La personalidad innata es la que Bergson llama yo fundamental. Tenemos un principio o una fuerza de expansión. titulado Los espejos sonámbulos.    En la poesía creada. También Condillac distinguía entre un yo pensante y un yo autómata.. Todos los críticos sufrían una crisis nerviosa precisamente ante los verso s que me gustaban. es en esto donde hallaremos soluciones para el eterno problema de ro mánticos y clásicos. dos personalidades. sobre todo los hechos a mi libro La gruta del silencio. la otra es el yo s uperficial.    En el fondo.    En el dictado automático. que es el elemento afectivo. como la pintura. qu e es femenina.

sin relación con el mundo externo. la atmósfera irres pirable que iban a obligarme a dejar mis montañas nativas y a buscar climas más favo rables para los cateadores de minas.    Cuando apareció Horizon carré. se hace íntimo. pronto me daba cuenta de que era sólo mi falta de con ocimiento de la lengua lo que me hacía verla allí donde faltaba en absoluto o sólo se hallaba en pequeños fragmentos. aparte de él. filial gracias al adjetivo CUADRADO. Felizmente esta caída duró poco y al cabo de algunas semanas retorné mi antiguo camino con mucho más entusiasmo y conocimiento que antes. Y no l e doy aquí al vocablo poeta el sentido íntimo que tiene para mí. pues para mí nunca ha habido un solo poeta en toda la historia de nuestro pla neta. sino su sentido habit ual.    Yo buscaba por todas partes esta poesía creada.    1º Humanizar las cosas. de la que fui uno de los fundadores. en mi libro Pasando y pasando.    En la época de la revista Nord-Sud. en el preciso instante en que todo s voceaban el advenimiento de algo completamente nuevo.    3º Lo abstracto se hace concreto y lo concreto abstracto. pero en el fondo estábamos ba stante lejos unos de otros. Un hecho nuevo inventado por mí. englobar en este título toda mi estética. pues si lo abstracto tendiera más hacia lo abstracto. que no podría exist ir sin mí. tal como lo hice diez años atrás en el Ateneo de Buenos Aire s: "Nunca se ha compuesto un solo poema en el mundo. He aquí la dife rencia expresada en dos palabras. yo hacía horizontes cuadrados. varios investigadores serios.    4º Lo que es demasiado poético para ser creado se transforma en algo creado al cambia r su valor usual. como estirando un elástico para poder aplicarla a quienes se hallan más cerca de la importancia que a ella le asigno. Y su nac imiento será un suceso que revolucionará a los hombres como el más formidable terremot o" A veces me pregunto si no pasará desapercibido. creado por mí. cuando a veces creí hallarla. Aquí algo vasto. mi querido amigo. Ha condensado en sí la esencia de mis p rincipios. deshilacharse. yo había at acado al futurismo como algo demasiado viejo. Al cerrar las ventanas de nuestra alma. Yo apenas conocía la lengua. he aquí cómo expliqué dicho título en una carta al crítico go Thomas Chazal:    Horizonte cuadrado. se desharía en sus ma nos o se filtraría por entre sus dedos. éste le servirá para beber vino o amoblar su casa. como el horizonte. pues. se huma niza.    A fines de 1916 caía en París. la poesía sigue siendo realista.    Mientras otros hacían buhardas ovaladas. todos teníam os más o menos la misma orientación en nuestras búsquedas. Es decir. Las burlas irracionales. ya que si el horizonte era poético en sí.    En el medio de Apollinaire se hallaban. La poesía está por nacer en nuestro globo. en el ambiente de la revista (Sic). lo que podía escapar y gasificarse. y. si el horizonte era poesía . Todo lo que pasa a través del organismo del poeta debe coger la mayor cantidad de su calor. el ambiente casi creador que rodea a las poesías esc ritas en una lengua que comenzáis a balbucear?    Encontráis maravillosos poemas que un año después os harán sonreír.    Luego vino el periodo de las confidencias a los amigos y de las sonrisas equívocas de los unos y compasivas de los otros. desgraciadamente gran parte de ellos carecía del f uego sagrado. enorme.    Este título explica la base de mi teoría poética.    ¿Habéis notado la fuerza especial. como en mis libros más viejos de 1913 y 1915. Y si usted concretiza aún más lo concreto. sólo se han hecho algunos vag os ensayos de componer un poema. Como los horizontes no son cuadrados.    Hoy afirmo rotundamente.    2º Lo vago se precisa. que era un poeta indiscutible . pero jamás para amoblar su alma. bien establecido que cada vez que yo hablo de poeta sólo empleo esta palabra para darme a entender. el equilibrio p erfecto. el autor muestra al go creado por él. en esa poesía de buey rumiante y de abuela satisfecha.    Dejemos. Las verdaderas dotes de poeta son de lo más escaso que existe. la que u sted conoce desde hace algún tiempo. pero pronto me di cuenta de que se trataba de un ambiente muy futurista y no hay que olvidar que dos años antes. pues nada es más falso que creer que las dotes se hallan tiradas por las calles. Deseo. El infinito anida en nu estro corazón. Como todas las buhardas son ovaladas. queda encerrado y se solidifica.ezcla de hindú y de noruego.

De poesía mu erta pasa a ser poesía viva.    Su vocabulario es infinito porque ella no cree en la certeza de todas sus posible s combinaciones.    Los casi-poetas de hoy son muy interesantes. el po eta. una palabra latente y que está debajo d e la palabra que las designa. pero su interés no me interesa. en cualquier part e de mi obra a partir de 1912. y todo ese mundo estalla en fantasmas inesperados.    El valor del lenguaje de la poesía está en razón directa de su alejamiento del lenguaje que se habla. el único desafío que la razón puede aceptar.    Hacer un poema como la naturaleza hace un árbol.    Las pocas palabras que explican mi concepto de la poesía. el año 1921 ). como un objeto nuevo.    Debo repetir aquí el axioma que presenté en mi conferencia del Ateneo de Madrid. Esa es la palabra que debe descubrir el poeta.    Nada de anecdótico ni de descriptivo.    La poesía es el vocablo virgen de todo prejuicio. Lo lego a los poetas del mañana. . en mi conferencia de la Sorbona. en la primera página del li bro de que hablamos. Lo otro queda para los ve cinos de la ciudad. ello prueba que no amáis ni la Naturaleza ni el Arte. Su precisión no consiste en denominar las cosas. de esta nueva especie que habrá de nacer pronto. mi testamento poético. El lector corriente no se da cuenta de que el mundo rebasa f uera del valor de las palabras. en estas páginas acerca del creacionismo. y últimamente en París. al calificársele de cuadrado acaba siendo poesía en el arte. Hay signos en el c ielo. axioma que resume mis principios estéticos: "El Arte es una cosa y la Naturaleza otra. hay otra.       El viento vuelve mi flauta hacia el porvenir. El poema creado en todas sus partes. La Poesía (Fragmento de una conferencia leída en el Ateneo de Madrid. una significación mágica. era exactamente mi concepción de antes de mi llegada a París: la de aqu el acto de creación pura que hallaréis. sino en no alejarse del alba. En el fondo.    He aquí. Yo tengo derecho a querer ver una flor que anda o un rebaño de ovejas atravesando el arco iris.    En todas las cosas hay una palabra interna. y el que quiera negarme este derecho o limitar el campo de mis visiones debe ser c onsiderado un simple inepto. Decía:    Crear un poema sacando de la vida sus motivos y transformándolos para darles una vi da nueva e independiente. Para ella no hay pasado ni futuro.    El poeta hace cambiar de vida a las cosas de la Naturaleza. saca con su red todo aquello que se mueve en el caos de lo innombrado. Y aún sigue siendo mi concepción de la poesía. tiende hilos eléctricos entre la s palabras y alumbra de repente rincones desconocidos. Uno es el lenguaje objetivo que sirve para nomb rar las cosas del mundo sin sacarlas fuera de su calidad de inventario. pues una a su realidad en el mundo que ES y la otra en el que ESTÁ SIENDO."    En dos palabras y para terminar: los creacionistas han sido los primeros poetas q ue han aportado al arte el poema inventado en todas sus partes por el autor. la pal abra recién nacida. que queda siempre un más allá de la vista humana. Y si aceptáis las representaciones que un hombre hace d e la Naturaleza. Su valor e stá marcado por la distancia que va de lo que vemos a lo que imaginamos. La emoción debe nacer de la sola virtud creador a. a los que serán los primeros de esta nueva especie animal. os dirán qué quería hacer en aquellos poemas. como una verdadera obsesión. en 1 921. Y su rol es convertir las probabilidades en certeza. Esto es lo que el vulgo no puede comprender porque no quiere acep tar que el poeta trate de expresar sólo lo inexpresable. Ella se desarrolla en el alba primera del mundo. un campo inmenso lejos de las fórmulas del tráfico diario. Yo amo mucho el A rte y mucho la Naturaleza. según creo. que es la única que nos interesa. el otro rompe esa norma convencional y en él las palabras pierden su representación estricta para adquirir otra más profunda y como rodeada de un aura luminosa que debe eleva r al lector del plano habitual y envolverlo en una atmósfera encantada. el verbo creado y creador.    El poeta crea fuera del mundo que existe el que debiera existir.    Aparte de la significación gramatical del lenguaje.en la vida.    La Poesía es un desafío a la Razón.

   Hay además ese balanceo de mar entre dos estrellas. descubre las alusiones más misteriosas del verbo y las condensa en un plano superior. ella ordeña las ubres de la ete rnidad.   La Poesía está antes del principio del hombre y después del fin del hombre. no hemos creado nada. Al llegar a ese lindero final el encadenamiento habitual de los fenómeno s rompe su lógica. a su vez. El que no haya sentido el drama que se juega entre la cosa y la palabra. en donde no hay contradicción ni duda. desafiando nuestros pie s o nuestras manos? . Era el resultado de toda una evolución.    El lenguaje se convierte en un ceremonial de conjuro y se presenta en la luminosi dad de su desnudez inicial ajena a todo vestuario convencional fijado de anteman o. un eco traductor y optimista repite en las l ejanías:«No te serviré». más arriba de l a punta de la pirámide. Y no sólo de la imaginación. oye las voces secretas que se lanzan un as a otras palabras separadas por distancias inconmensurables. cuando éste. son poetas. ella es intangible como el tabú del cielo. las entreteje en su discurso. Por eso sólo los que llevan el recuerdo de aqu el tiempo. más allá del espíritu y la materia. los agrupa y los obliga a ma rchar en su rebaño por rebeldes que sean. Ese non serviam quedó grabado en una mañana de la historia del mundo. ve los lazos sutiles que se tienden las cosas entre sí. lanzaba al mundo la d eclaración de su independencia frente a la Naturaleza. la arista en donde los extremos se tocan. El poeta dice a sus hermanos: «Hasta ahora no hemos hecho otra cosa que imitar al mundo en sus aspectos.    El poeta os tiende la mano para conduciros más allá del último horizonte. del espíritu mismo.    Allí ha plantado el árbol de sus ojos y desde allí contempla el mundo.    Toda poesía válida tiende al último límite de la imaginación. más allá del espacio y del tiempo. más allá de la ra zón y la fantasía. exclamó: «Eres una viejecita encantadora». Entonces se apoderan del alma la fasci nación misteriosa y la tremenda majestad. porque él siempre vuelve a la fuente.    El poeta conoce el eco de los llamados de las cosas a las palabras. rodeando nuestros ojos. la suma de múltiples experiencias. No era un grit o caprichoso. en ese campo que se extiende más allá de lo verdadero y lo fal so. Allí coge ese temblor ardiente de la palabra interna que abre el cerebro del lector y le da alas y lo transport a a un plano superior. Con toda la fuerza de sus pulmones. En la garganta del poeta el universo busca su voz. un pasado mágico que sólo el poeta sabe descubr ir. y al otro lado. más allá de la vida y de la muerte.    Hay en su garganta un incendio inextinguible. quitándose el sombrero y haciendo un gracioso gesto. no era un acto de rebeldía superficial. porque la poesía no es otra cosa que el último horizonte.    Las palabras tienen un genio recóndito. en plena conciencia de su pasado y de su futuro. La madre Natura iba ya a fulminar al joven poeta rebelde. después de una noche de preciosos sueños y delicadas pes adillas. Ella es el lenguaje del Paraíso y el lenguaje del Juicio Final. Allí todo cobra nueva fuerza y así puede penetrar en la carne y dar fiebre al alma. no podrá comprenderme. sólo los que no han olvidado los vagidos del parto universal ni los ace ntos del mundo en su formación. la cad ena se rehace en una lógica nueva. el poeta se levanta y grita a la madre Natura: Non serviam. en donde empiezan las tierras del poeta.    Y hay ese Fiat Lux que lleva clavado en su lengua. en don de lo arbitrario pasa a tomar un rol encantatorio.    La Poesía es el lenguaje de la Creación. ¿Qué ha salido de nosotros que no estuv iera antes parado ante nosotros. desde allí os habl a y os descubre los secretos del mundo. que es. una voz inmortal. El poeta. Ya no quiere servirla más en calidad de esclavo. NON SERVIAM Y he aquí que una buena mañana.    El poeta representa el drama angustioso que se realiza entre el mundo y el cerebr o humano. entre el mundo y su representación. lo eleva de rango. Las células del poeta están amasadas en el primer dolor y guardan el ritmo del primer espasmo. Hace darse la man o a vocablos enemigos desde el principio del mundo.

en Tríptico del desierto (Era). Lo único que deseo es no olvidar nunca tus lecciones. Hace poco encontré un ensayo de Mark Twain sobre los traductores d e Shakespeare y me sorprendí cuando vi en una nota a pie de página una elaboración que me sonaba mucho y que no era más que uno de los textos de Historia universal de l a infamia en torno al impostor Tom Castro. En este sentido. donde la identidad individual puede estar expuesta y encontrarse cada vez más desdibujada. Por los tuyos y por los míos. Ya nos escapamos de tu trampa. Rilke y Celan.»Hemos cantado a la Naturaleza (cosa que a ella bien poco le importa). Pero en este poema las fronteras es tán claramente establecidas. cursivas y una lista suficiente de notas al f inal del poema. La discusión sobre si esta absorción de la obra elimina al autor. no reniego ni te maldigo por los años de esclavitud a tu servicio. Esta frase Paz la tradujo dando a entender que. S.. Te servirás de mí. pero es preciso digerirlos. Adiós. T. hinco una rodilla en tier ra y te saludo muy respetuosamente. porque sincroniza el lenguaj e de otros autores con el lenguaje de Eliot. ELIOT Y JAIME GIL DE BIEDMA. El león está hecho de cordero asimilado . viejecita encantadora. Paul Valéry. había leído a Samuel Ramos pero que de alguna manera se lo había comido y que en ningún modo se sentía plagiario . tendré mis ríos y mis mares. Eliot nos deja ver claramente lo que es de él y lo que es de otros. Roland Barthes llegó a decir que todo texto e s un intertexto. no me gusta ese cielo. Yo te responderé que mis cielos y mis árboles son los míos y no los tuyos y que no tie nen por qué parecerse. tendré mis montañas. Yo tendré mis ár boles que no serán como los tuyos. tendré mi cielo y mis estrellas. los estructuralistas impulsaron una tesis: eliminar al s ujeto de toda obra. por la presencia de otros textos en él. Una nueva era comienza. adiós. Con comillas. con el que Sicilia obtuvo el Pr emio Aguascalientes de Poesía 2009. cuan do era joven y llena de impulsos creadores. madre Natura. e ntre otros poetas. en un mundo que espera su fauna y su flora propias . Flora y fauna que sólo el poeta puede crear. primero tenemos que hab lar de influencias. sin mayor reflexión. Nunca hemos creado realidades propias. Ya no podrás aplastar a nadie con tus pretensiones exageradas de vieja chocha y regalona. Y ya no podrás decirme: «Ese árbol está mal. Evodio Escalante y Javier Sicilia h an polemizado sobre la manera como se utilizan versos de Eliot. seré tu amo. pero ya tengo edad para andar solo por estos mundos. como ella lo hace o lo hizo en tiempos pasados. No he de ser tu esclavo. No quiero y no puedo evitarlo. Ellos fueron la más preciosa enseñanza. Eliot: Esta composición articula de un modo original textos de distin ta procedencia y diversa índole con la voz del poeta. »Hemos aceptado. es tá bien. No hay confusión posible. plantea un asunto que define Adolfo Castañón: Este debate se da dentro de una cultura universal y plane taria. El lector avezado pero también el ingenuo no pueden caer en engaño. los míos son mejore s». El debate nos lleva a preguntarles a otros poetas: ¿hasta dónde una obra puede aprop iarse de otra para nutrirse? Víctor Manuel Mendiola ubica como un referente Tierra baldía de T. madre y madrastra. pero yo también me serviré de ti. No actuar de este modo hubiera hecho confusas las fronteras de la intertextualidad y protegido los hurtos del ladrón en el libro . Sobre ello comenta Juan D omingo Argüelles: Para hablar de intertextualidad y plagio. A mediados de siglo XX. efectivamente.. a quien Octavio Paz citó e n su momento cuando fue acusado de haber plagiado a Samuel Ramos para escribir E l laberinto de la soledad. y no hemos pensado que nosotros también podemos crear re alidades en un mundo nuestro. el hecho de que no puede haber otras realidade s que las que nos rodean.S. En un texto están presentes extractos variables de cultura que nosotros hacemos nuestra inconscientemente.. Al abrir sus puertas de jaspe. por ese don especial que le dio la misma madre Naturaleza a él y únicamente a él». ése es un ejemplo de plagio nobilísimo y . decía: no hay nada más original que nutrirse de los otros. comprendemos el montaje o la superposición de textos. Non serviam. UN EJERCICIO DE INTERTEXTUALIDAD FRONTERAS ENTRE INTERTEXTUALIDAD Y PLAGIO Héctor González En las recientes semanas en este suplemento.

la mimesis. En el mismo tono comenta María Baranda. En términos concretos. casi diría que no hay una obra absolutamen te original. Basta con recordar a tres grandes que la pusieron en marcha en sus propios p oemas: Pound. estamos perfectamente conscientes de lo que estábamos haci endo y sabíamos de dónde venían las líneas y fragmentos que estaba usando. El autor puede o no hacerlo evidente. porque es una preferencia. he ahí el dilema. es válido. existen recursos como cursivas. Eso fue lo que advertimos en el texto de Sicilia. precisa Adolfo Castañón: Una frase tiene sentido en función de las frase s que la preceden. Eliot. No se puede ser tan estrictamente académico y poner a pie de página todo lo que va dentro de un texto. información que aclare el poema. Alfonso Reyes jugó con intertextos en las Burlas literarias que escribió con Enri que Díez-Canedo. integrante del jurado del Premio Aguascalientes 2009. Quien la usa lo hace de una manera evidente y abierta. Uno define si pone la cit a o no. Por eso. el autor tiene la libertad de precisar o no estos datos. a los oj os de todos. donde la cita queda intercalada en el texto. Para Castañón esto no representa mayor controversia: El poeta tiene todo el derecho d e probar la inteligencia de sus lectores. no obstante. una señal de vigor y de salud d e su propia poesía. De alguna u otra forma todas las obras escritas en la actualidad la manejan de distinta manera . buscando ocultar el ori gen. la influencia. un camino. La cultura de la originali dad absoluta en términos literarios y de la enciclopedia del idioma es muy relativ a. e l diálogo entre un estilo o una obra y otra es algo muy diferente. Williams. la pintura y la música que están llenas de eso. Jorge Fernández Granados ubica como diferencia el fin que persigu en en sí mismos: Aquello que se llama plagio es muy evidente. O sea que gravitamos en t orno al mismo sol. La intertextualidad es uno de los elemento s más importantes en el arte contemporáneo. de logro. la frontera entre plagio e intertexto pareciera ser muy ten ue. p uede ser desde algo por influencia o para hacer un homenaje o una paráfrasis. Tamb ién puede ser una cosa satírica. Aquí lo que suced e es la asimilación de una obra a través de otra. pongamos por ejemplo el collage. de viajes de un continente a otro. no recurre a la puntuación o al señalamient o de la comilla. donde le trataban de tomar el pelo a un erudito hispanista de pri ncipios de siglo proponiéndole que se había descubierto un documento de Góngora que el los habían cocinado. d esde sus comienzos. Se puede jugar mucho con este tema y también se pued e pensar que hay personas que temen que los plagien y otros que celebran que los hayan plagiado. es una copia con toda la intención y plena conciencia de que es una obra ajena. un juego de ironía. en distintas órbitas . Mientras que la intertextualidad. que la siguen y que se sobreponen. muchas veces.muy elaborado por parte de Borges. Bajo esta línea. Pero apela siempre a la inteligencia del lector . la paráfrasis. El filósofo catalán Eugenio D Ors dice: todo lo que no es plagio es traición y todo l o que no es traición es plagio. notas. nos habla de abundancia. damos por un hecho que así se manejan estas cosas. Ladrón de mariposas Creo que decir poesía es decir intertextualidad y decir creación es decir rapto. Una vez que se toman elementos de una obra. que hizo de una nota al pie de Mark Twain un cuento . y ése es parte del juego de la literatur a. El rapto es el juego de la l iteratura. los estilos o los lenguajes de la poesía. porque eso los hace entrar al reino de esa inmortalidad llamada cultura de todos . La intertextualidad. de enlaces e ntre poetas y poemas. Un caso muy claro en la po . comi llas. esto puede tomar muchos matices. también jurado del certamen: Hablar de intert extualidad es hablar de puentes entre distintas tradiciones poéticas. se trata de ver más allá de los movimientos. No ob stante. ¿Usar o no las acotaciones?. Y ra pto es una palabra que está en la definición de plagio. Opina Jorge Fernández Granados: Como son convenciones pueden ser obviadas u omitidas y situarse en un espacio de mayor l ibertad. algo que según Francisco Hernández. novela. no lo hizo. Hay una frase de no sé quién que dice: la poesía debe estar hecha por todos. En el caso de J avier Sicilia y Tríptico del desierto. música a la que se acudió. de conversación y de progre so. allá los lectores si saben o no quién es Paul Celan .

la invención es trabajo reproductivo y nivel medio. pe ro es algo muy personal . Habla Francisco Hernández: En mi libro Cuaderno de Borneo utilicé versos de Georg Tra kl y sí los puse en cursivas. aun cuando cad a uno la lleva a distintos terrenos. sin dar aviso al lector o al editor . El caso de Deniz es referencial en cuanto a que lleva e ste tipo de prácticas a niveles extremos: Para mis fines o mi interés no me importa e n absoluto poner citas o comillas. en los tiempos del populismo artíst ico . El aut or realiza esta aclaración por un principio de honestidad y también por respeto a lo s otros autores. El arte dominante.esía mexicana contemporánea es Gerardo Deniz. come nta el escritor. Reynoso Thomas Stearns Eliot (1888-1965). Son cosas tan breves que no tendría razón nombrar las. jugando a ver quién lo descubre. A juicio de Mendiola. No importa que sea de Dante o de Gil gamesh. indicando de dónde provienen y de qué obras. Tan desafortunado un acto como el otro. que todo el tiempo está jugando con la i ntertextualidad y la cita oculta. es democrático y plagiario. En el ensayo si empre que uno cita debe ubicar la fuente. Hay muchos recursos tipográficos y gramaticales para hacer la indicación. Castañón afirma: A veces uno puede incurrir en un plagio sin saberlo porque a través de él está hablando la tradición. p ero es más serio el trabajo cuando se toman todas esas medidas de respeto a la obr a anterior. crítico literario y dramaturgo inglés nacid . si hay algo fundamental que debe reivindicar un escritor y cualquier artista es la capacidad de invención. Cuando escribo. pero en otros textos como en Habla Scardanelli no me tomé esa molestia. aludimos y también provocamos fricciones. es como si un artista gráfico hiciera un collage y en la parte d e atrás del cuadro tuviera que poner: Este pedacito de cartón lo tomé de una caja de c erveza? Para Mendiola: Todo texto es producto de una tradición (formas. En lo personal he usado la intertextualidad en mi poema Papel revolución que cita. de clas e media. La cita sólo tiene sentido cuando se usa un párrafo. precisar la fuente obedece a una cuestión de responsabilidad : El autor debe encontrar la manera de hacer claro que su poema o novela o ensayo e stá ampliando o mutilando o tergiversando otro texto que no es el suyo. Yo me inclino por respetar lo más posible la fuente. [Lo importante para la literatura] es juzgar si esas imitaciones fueron o no artísticamente eficaces y será la posteridad la que decidirá esas cosas . poeta. ACERCAMIENTO LA CANCIÓN DE AMOR DE J. Aunque habría que decir que en la postmodernidad. Es una característica que enriquece el art e. Todos estamos atrapados en esta red sonora . Mientras que para Mendiola se puede hablar de plagio cuando un autor toma una idea. escribo lo que se me ocurre o pienso. hay una gran cantidad de versos o citas. Aquí los entrevistados coinciden. No obstante. Todos sin querer citam os. fuentes. Rasgo determinante es la intención. ALFRED PRUFROCK Miguel A. está t an embebido en la tradición que está siendo trabajado por ella. Al respecto. precisa Fernández Granados: Concretamente en mi libro Principio de inc ertidumbre. un pasaje de otros. y menos para llamarlas plagio. La forma de trabajar este recurso obedece a una cuestión individual. Así lo entiende María Baranda: La manera de usar la intertextualidad depende de la necesidad y de la realidad de cada texto . variacione s. comentarios ). tratando de qu e quien quiera buscar la referencia siempre la tenga a mano . siempre y cuando se haga lo más ética y transparentemente posible. Mi poema también hace una especie de alusión no de intertexto cubo-futurista a los cómics . No usarlos revela fa lta de pericia literaria o hurto. las referencias son inagotables y es imposible estarla s citando en todo momento. Los argumentos apuntan hacia una cuestión personal y por lo tanto discutible con d iversos puntos de vista. a los editores y a los lectores . contrasta y dialoga con Historia verdadera de la conquista de la Nueva España así como con los libros de historia de la SEP de hac e cuarenta y tantos años. no pasa nada malo si uno no lo hace. Por supuesto. lo uso. y si en ese camino se interpone una palab ra o una frase. lo mismo un epígrafe . Sí creo q ue la obra contemporánea es intertextual. La vida es intertextualidad. claro que al final hago tod o un apéndice de notas y fuentes. y su forma de encarnar en una solución ver bal específica.

basada en el uso coloquial del verso blanco. y los ensayos La idea de una sociedad cristiana (1940) y Notas para l a definición de la cultura (1948). Su dramaturgia. En 1993 apareció una película. la serenidad y la humildad religiosa empezaron a ser primordi ales en su poesía. Alfred Prufrock" (1915). (de la que socorronamente comenta Montale que " es una editorial londinense que hace buenos negocios publicando libros de jardin ería. To m y Viv. incluy endo los de profesor. una de las obras más discutidas e importantes de comienzos del siglo XX. En los años treinta. Asesinato en la catedral (1935). basada en este primer matrimonio de Eliot. pero el matrimonio se disolvió en 19321933 tras el deterioro físico y mental de su esposa. En 1915 se hizo residente en Londres y adquirió la nacionalidad inglesa en 1927. Prufrock y otras observaciones. una utilización de la lengua familiar con abunda ncia de giros populares. se encuentra en éste un prosaísmo. (2) donde reunió una lista de po etas que representaron el movimiento moderno de la poesía británica. Eliot nació en Saint Louis (Missouri) en una distinguida familia de Nueva Inglater ra.o en Estados Unidos. libros de poemas"). argot no acostumbrado en el momento pre-rafaelista y el esteticismo fine secular aún existente en la literatura inglesa de vanguardia. Recibió el Premio Nobel de Literatura y la Orden del Mérito en 1948. empleó imágenes de la vida urbana en un contexto de intensidad poética. libro de poesía para niños que fue adaptada al teatro musical. un monárquico en la política y un anglocatólico en religión. En 1915 se casó con Vivien Haigh-Wood. Como fundador y director de The Criterion entre 1922 y 1939. b reve plaquette en que la novedad atrayente el poema-título queda reforzada por la ligereza de los demás poemas (textos de tono irónico. Tierra Baldía (1922). Prufrock y otras observaciones (1917). El verso libre practicado en Prufrock no le debía nada a Hojas de Hierba sino que ha . intenta revivir el dra ma poético para el público contemporáneo. obra erudita que expresa vivamente su idea de la esterilidad de la sociedad mode rna en contraste con las sociedades del pasado. Sus métodos de análisis literario han tenido una fuerza muy importante en la crítica inglesa y estadounidense. (1) y además de que el poeta debe ser impersonal en el ejercicio creativo de su oficio . para un juicio imparcial debemos buscar un crítico más desinteresado". Cuatro cuartetos (1943). Dice Faurechereau que La canción de Prufrock se alimenta de la obra de Laforgu e. las obras Sweeney Agonistes (1932) y Reunión de famil ia (1939). basada en el martirio de sant o Tomás Becket en el siglo XII. comedia mode rna de salón que analiza el tema de la salvación. Eliot influyó profundamente en los principios de la crítica literaria escrib iendo ensayos sobre los dramaturgos isabelinos. estudió en las universidades d e Harvard. se convirtió en un hito de la mode rnidad. expresa un trascendental sentido del tiempo en versos e motivos. En su libro El bosque sagrado (1920) sostuvo que el críti co debe poseer un hondo sentido histórico para juzgar la literatura desde una pers pectiva rigurosa: "Para averiguar los hechos decía Eliot debemos volvernos al erudito. En 1917 aparece el primer libro de T. sin embargo detalladamente cimentada en la tradic ión). Los poemas carecen de forma fija o de un patrón regular. La roca (1934) y su lar ga obra en verso. Durante los años veinte Eliot desarrolló opiniones muy decididas sobre temas literar ios. Su primer poema importante fue "Canción de amor de J. así como la medalla presidencial de la libertad de Estados Unidos en 1964. Eliot. considerada por muchos crít icos como su mejor obra. empleado de banca y subdirector de la revista literaria Eg oist. proporcionó un foro para muchos escritores importantes contemporáneos. sobre todo en Miércoles de ceniza (1930). En su libro de ensayos Para Lancelot Andrewes (1928) expuso su posición como la de un clasicista en literatura. Su largo poema de cinco partes. Desde 1925 fue también director de la editorial Faber and Faber. religiosos y sociales. y la rima tradicional sólo aparece ocasionalmente. En su primer libro de poemas. con pérdida. Hijo de un hombre de negocios y de una poetisa. Premio Nobel de Literatura y autor del famoso poema Tierra Baldía.S. Entre 1915 y 1919 trabajó en varios oficios. los poetas metafísicos ingleses y el poeta italiano Dante. Otras obras dramáticas de tema relig ioso y moral son El secretario particular (1954) y El viejo estadista (1958). De stacan también El libro práctico de los gatos (1939). la Sorbona y Oxford. para publicar. Su fama como dramaturgo data del éxito del estreno de El cóctel (1949). con rima en el original y con un a métrica a primera vista libre.

Alfred Prufrock. ejemplifico: "La niebla amarilla se restriega el lomo en los cristales de las ventanas. Tras la exhortac ión y el nombramiento de los sujetos (tú y yo). en la que el poeta no proyectara su indi vidualidad. de lo exterior a lo interior. como la niebla de Carl Sandburg.S. digamos. mismo que puntualiza Fauc hereau cuando dice que Eliot llegó al imaginismo por sus propios medios incorporan do. It sits looking Over harbor and city on silent haunches and then moves on. recordemos: "The fog comes on little cat feet. pero sí la de la figura del poeta en el mundo concreto y práctico. avanza por la ciudad. La mención de lugares netamente urbanos. Desde este primer poema que da a conocer. "El sol se ahoga en s u sangre que se cuaja" (5). describ e el atardecer sintetizando con ello un estado de ánimo. Alfred Prufrock posee una voz confesional entre dos sujetos necesarios para toda confesión. ante este m undo el poeta es un ser indefenso.  Eliot propugnaba por una poesía sin el Yo. La niebla cobra vida. Dice el poema: Vamos entonces. además. es juego que causa placer hacerlo. tú y yo (4) La presencia de los simbolistas y la poesía de Laforgue se percibe en el manejo de las imágenes poéticas. le auxilia para retomar subtemas dentro del poema mismo. señala Fauchereau. Llama la atención el uso de un Yo personal. restaurantes con serrín y conchas de ostras. Necesario era la presencia de un sujeto a quien dirigirse. El uso constante de estribillos refuerza esta característica de la canción. mas a través de la personifi cación. Eliot asume una de sus características p oéticas de las que era portavoz. presenta casi la misma imagen. pero aún más en Q uartets. Mister Prufrock e s un sujeto que toma la voz para presentar su situación amorosa. que no es la de E liot. Desde el primer cuadro. Detengámonos aquí. el cambio de "lomo" por el de "hocico" implica una profundidad. de Cuadros parisiens es). Calla. Se puede observar la presencia del primero: "En el cuarto las mujeres van y vienen hablando de Miguel Ángel" No conforme con el uso de estribillos. insidiosa. Se puede observar el uso de versos-es tribillos que accederán en potencia significativa en The Waste Land. el autor de Tierra baldía lleva a cabo una especie de delicuescencia de una imagen poética. juega un papel receptor. Aunque no es el fin de este trabajo encontrar remini scencias." Y. La nombra y la retoma en versos s iguientes operando ligeros cambios semánticos. proviene de Laforgue. no Eliot propiamente sino Mister J. y este tú. pero mayor complejidad en Eliot por el h . posteriormente. se capta un desdoblamiento del relat or." (6) Hermandad en la composición de la imagen.bían sido adquiridos en los simbolistas (3). No es una mención de orn ato. no avancemos. digamos con mayor precisión. el doble de sí mismo. y ordena: Vamos a hacer nues tra visita. El personaj e se interroga sobre los motivos de la cita. El manejo de estas imág enes ya provienen desde Baudelaire (recuérdese tan sólo El sol. sino rasgos surrealistas.E. Las siguientes líneas son un acercamiento a este poem a que dio inicio a la obra de T. es la ambientación que puntualizará un discusión aburrida. Esto se percibe desde el cuadro prime ro del poema: "cuando el atardecer se extiende contra el cielo como un paciente anestesiado sobre una mesa" El punto de origen. Más adelante daré mayores detalles sobre esta con cepción que nuestro autor tenía sobre los poetas. un sujeto que metaforsea la f igura del poeta del que Eliot tenía una concepción muy particular. no sólo estos. El poema no miente su esencia de canción cuando utiliza elementos que le son propi os a este género. La canción de amor de J. Este sujeto es un Yo colectivo o impersonal. Desde el momento temporal en que ubica al personaje. Eliot presenta un cuadro citadino. marginales: baratos hoteles de una noche.

carga significativa al cuadro tratado y. y. palabras místicas que cautivan el espíritu.S. Otras frases reiteran el miedo. Como una reacción contra ciertos géneros mejor condicionados para las masas. De ahí el acudir a las alusiones literarias tras una transformación . éstas que marcan y co ndenan al interlocutor. del viejo Lázaro enamorado. más aún a las cor respondientes a la cultura clásica. aunque heridos. la figura del ciego vident e es Eliot. pues. frases pertenecientes a la mente universal. no cedía a que los ordin arios la calificaran de poesía de fácil digestión. Eliot era uno de los ejemplos más conocidos.. graciosos sonidos de música perfectame nte intelectual. en un momento ll ega a decir: ¿Me atrevo/ a molestar al universo? Toda declaración altera cualquier d imensión vivencial. las posibilidades de expresar las grandes verdades: tiempo para que la tarde muera d eslizada contra los cristales de las ventanas. ind eciso. conocedor del mundo profundo y complejo de la literatura. después de todo". Uno de sus puntales de complejidad y exigencia al lector era lo referente a las alusiones literarias. Esta operación de transformar las figuras fue obra de los griegos nos sigue señalando Highet . es una poesía que se resiste. se demora en el paisaje citadino. por otro lado. y ¿Me atrevo? Incl uso la expresión se vuelve compleja en la reiteración transformada. Éste está presente en Tierra Baldía. "¿Me atrevo?". la revaloración del tiempo. conocedor y más sensible para afrentarse al mundo. juegan su rol poético: otorgan ritmo. La imaginaria eliotiana era un pago justo y exacto a las exigencias imaginistas.echo de las transformaciones que le aplica: la imagen se extiende. . ayuda al poeta a marcar y retomar un subtema. Las reiteraciones tienen la función de aportar musicalidad al verso. como ya se señaló líneas arriba. "Y habría válido la pena." En vano toda especulación. Tras la lectura. aunque Eliot llegó a ello por camino propio. al componer sus primeros poemas. La poesía de Eliot no se ofrece a las primeras. T. Él consideraba preciso enfrentar y hacer toler ables sus crueldades y sus problemas no mediante filosofías o teorías económicas . sino también un estímulo para ennoblecerse. Y ello requiere elegir un personaje representativo con un alto valo r simbólico. cimbra los cimientos. Uno de los personaje predilectos por Eliot es Tiresias. Las reiteraciones que hay marcan el tema de la elaboración del diálogo amoroso. por encima de ella (8). se retarda la miendo los rincones de la tarde. Eliot consideraba al poeta un ser culto. se concebía a sí mismo como un se r femenino por su debilidad y por su delicadeza.. difícil de entender (7). se prolonga h asta quedarse dormida cuando descubre que es una noche de octubre. S in embargo. nada que valiera la pena: se fracasó. Cada una de las fra ses enmarcan una de las situaciones del enamorado. se dio una extremada especialización y "coterización" en la producción literaria de ciertos a rtistas que se negaban a halagar a las masas ni hacerles concesiones.. en resumen. En cierto modo y resulta curiosa la observación si se considera la postura de Eliot de no manifestar el yo personal en la poesía . al que consi dera brutal. es recurrente los estribillos "Y claro que habrá tiempo". el derrotado en el amor. Y éstas. en la poesía de Eliot. Las reiteraciones utilizadas por Eliot así lo acentúan. tiempo para preparar una cara ade cuada a la situación amorosa. pero ya se ve anteriormente en el poema que nos ocupa. tuve miedo. Nuestro poeta tenía razones justas para la utilización de las alusiones lit erarias. El poeta. "¿Cóm o hacerme ilusiones?". sino a través de la memoria de nobles leyendas. tiempo para las indecisiones. ni con todo el tiempo. la amorosa y más si es a destiempo altera. Prufrock res eña su fracaso: "he visto al eterno Lacayo alargándome mi abrigo y riéndose con disimulo. pero un ave torpe como el albatros de Baudelaire en asuntos ord inarios. El aut or de Los cuatro cuartetos propugnaba por una poesía culta. el temor al fracaso: ¿Me atrevo?. Gilbert Highet señala que Tiresias posee diversas significaciones en la poesía de El iot (9). que no únicamente ofrece alivio y fuerza para tolerar la ruindad y levedad de la vida. en contraste con la masculina v iolencia que impera en el mundo y más en los tiempos que le tocó vivir. ni con todas las elucubraciones.

pero su carga lo hace endeble y viejo. el vigor verdadero reside en la cabeza. Alfred Prufrock es el poema del fracaso amoroso. La canción de amor de J. poema fundacional y anunciador de un poeta que dará las estructuras de la poesía moderna en lengua inglesa en lo co rrespondiente al siglo XX. en los museos. Por qué cantáis la rosa. algo pasa volando. mas no por eso tenemos menos fuerza. como Tiresias. los poetas y pensadores dotados de un ojo interior. tenía centurias de antigüedad presentes en el espíritu: medita sobre el pasado.. pero de los placeres del espíritu cimentados en los clásicos. cuando esté clavado y retorciéndose en la pared. pero el poema del triunfo en el artificio de la palabra. Tiresias simboliza el hecho de que quienes comprenden el mundo más pro fundamente. se personificó en Mister Prufrock. Inventa mundos nuevos y cuida tu palabra. se puede comprender mejor ciertos pasajes de La canción de amor: "no soy ningún profeta". se le volvería a ver a Mister Prufrock en la figura de Tiresias. Aunque Eliot era joven cuando escribió Prufrock. Y finalmente. como recuerdo. los conozco todos . un im posibilitado para el amor. ¡oh poetas! ¡Hacedla florecer en el poema! Sólo para vosotros Viven todas las cosas bajo el sol. Cuanto miren los ojos. SELECCIÓN DE POEMAS: CREACIONISMO Arte poética Que el verso sea como una llave Que abra mil puertas." Eliot tenía la convicción de que el poeta. ¿cómo empezaría entonces a escupir todas las colillas de mis días y maneras?" Para Eliot. mata. y cuando esté formulado. El adjetivo. De acuerdo a esto. Y el alma del oyente quede temblando. ALTAZOR (FRAGMENTOS) Canto I Altazor ¿por qué perdiste tu primera serenidad? . El músculo cuelga. (opinión que compartía Henry Miller cuando comenta esta misma desgracia en Rimbaud). "Y he conocido ya los ojos. La lectura de la poesía de Eliot es una aventura de pla cer. Estamos en el cielo de los versos. los conozco todos los ojos que te miran fijos en una expresión formulada.. prosigue el poema diciendo: "Y he conocido ya los ojos. tenía que pagar su don de vi dencia sufriendo congojas de aquellos a quienes ve. pero también lo hace impotente. como Mister Prufrock. En Tierra Baldía. son ciegos y des validos en la vida diaria práctica. hipersensibilidad y feminidad. despatarrado en un alfiler. Los años lo hace sabio. los dos mismos elemen tos. cuando no da vida.Cuando en 1917 escribió La canción de amor. y el pasa do le ayuda a soportar el presente. nombre compuesto de prude ("mojigata") y frock ("bata de mujer"). Una hoja cae.. creado sea. y que ganan ese raro don a expensas del senti do común. Tiresias es un viejo. El poeta es un pequeño Dios..

¿Qué ángel malo se paró en la puerta de tu sonrisa Con la espada en la mano? ¿Quién sembró la angustia en las llanuras de tus ojos como el adorno de un dios? ¿Por qué un día de repente sentiste el terror de ser? Y esa voz que te gritó vives y no te ves vivir ¿Quién hizo converger tus pensamientos al cruce de todos los vientos del dolor? Se rompió el diamante de tus sueños en un mar de estupor Estás perdido Altazor Solo en medio del universo Solo como una nota que florece en las alturas del vacío No hay bien no hay mal ni verdad ni orden ni belleza ¿En dónde estás Altazor? La nebulosa de la angustia pasa como un río Y me arrastra según la ley de las atracciones La nebulosa en olores solidificada huye su propia soledad Siento un telescopio que me apunta como un revólver La cola de un cometa me azota el rostro y pasa relleno de eternidad Buscando infatigable un lago quieto en donde refrescar su tarea ineludible Altazor morirás Se secará tu voz y será invisible La tierra seguirá girando sobre su órbita precisa Temerosa de un traspiés como el equilibrista sobre el alambre que ata                                                                                               En vano buscas ojo enloquecido No hay puerta de salida y el viento desplaza los planetas Piensas que no importa caer eternamente si se logra escapar ¿No ves que vas cayendo ya? Limpia tu cabeza de prejuicio y moral Y si queriendo alzarte nada has alcanzado Déjate caer sin parar tu caída sin miedo al fondo de la sombra Sin miedo al enigma de ti mismo Acaso encuentres una luz sin noche Perdida en las grietas de los precipicios Cae         Cae eternamente Cae al fondo del infinito Cae al fondo del tiempo Cae al fondo de ti mismo Cae lo más bajo que se pueda caer Cae sin vértigo A través de todos los espacios y todas las edades A través de todas las almas de todos los anhelos y todos los naufragios Cae y quema al pasar los astros y los mares Quema los ojos que te miran y los corazones que te aguardan Quema el viento con tu voz El viento que se enreda en tu voz Y la noche que tiene frío en su gruta de huesos Cae en infancia Cae en vejez Cae en lágrima Cae en risas Cae en música sobre el universo Cae de tu cabeza a tus pies Cae de tus pies a tu cabeza Cae del mar a la fuente Cae al último abismo del silencio Como el barco que se hunde apagando sus luces .

Todo se acabó El mar antropófago golpea la puerta de las rocas despiadadas Los perros ladran a las horas que se mueren Y el cielo escucha el paso de las estrellas que se alejan Estás solo Y vas a la muerte derecho como un iceberg que se desprende del polo Cae la noche buscando su corazón en el océano La mirada se agranda como los torrentes Y en tanto que las olas se dan vuelta La luna niño de luz se escapa de alta mar Mira este cielo lleno Más rico que los arroyos de las minas Cielo lleno de estrellas que esperan el bautismo Todas esas estrellas salpicaduras de un astro de piedra lanzado en las aguas ete rnas No saben lo que quieren ni si hay redes ocultas más allá Ni qué mano lleva las riendas Ni qué pecho sopla el viento sobre ellas Ni saben si no hay mano y no hay pecho Las montañas de pesca Tienen la altura de mis deseos Y yo arrojo fuera de la noche mis últimas angustias Que los pájaros cantando dispersan por el mundo Reparad el motor del alba En tanto me siento al borde de mis ojos Para asistir a la entrada de las imágenes Soy yo Altazor Altazor Encerrado en la jaula de su destino En vano me aferro a los barrotes de la evasión posible Una flor cierra el camino Y se levantan como la estatua de las llamas La evasión imposible Más débil marcho con mis ansias Que un ejército sin luz en medio de emboscadas Abrí los ojos en el siglo En que moría el cristianismo Retorcido en su cruz agonizante Ya va a dar el último suspiro ¿Y mañana qué pondremos en el sitio vacío? Pondremos un alba o un crepúsculo ¿Y hay que poner algo acaso? La corona de espinas Chorreando sus últimas estrellas se marchita Morirá el cristianismo que no ha resuelto ningún problema Que sólo ha enseñado plegarias muertas Muere después de dos mil años de existencia Un cañoneo enorme pone punto final a la era cristiana El Cristo quiere morir acompañado de millones de almas Hundirse con sus templos Y atravesar la muerte con un cortejo inmenso Mil aeroplanos saludan la nueva era Ellos son los oráculos y las banderas Hace seis meses solamente Dejé la ecuatorial recién cortada En la tumba guerrera del esclavo paciente Corona de piedad sobre la estupidez humana .

Soy yo que estoy hablando en este año de 1919 Es el invierno Ya la Europa enterró todos sus muertos Y un millar de lágrimas hacen una sola cruz de nieve Mirad esas estepas que sacuden las manos Millones de obreros han comprendido al fin Y levantan al cielo sus banderas de aurora Venid venid os esperamos porque sos la esperanza La única esperanza La última esperanza Soy yo Altazor el doble de mí mismo El que se mira obrar y se ríe del otro frente a frente El que cayó de las alturas de su estrella Y viajó veinticinco años Colgado al paracaídas de sus propios prejuicios Soy yo Altazor el del ansia infinita Del hambre eterno y descorazonado Carne labrada por arados de angustia ¿Cómo podré dormir mientras haya adentro tierras desconocidas? Problemas Misterios que se cuelgan a mi pecho Estoy solo La distancia que va de cuerpo a cuerpo Es tan grande como la que hay de alma a alma Solo           Solo                     Solo Estoy solo parado en la punta del año que agoniza El universo se rompe en olas a mis pies Los planetas giran en torno a mi cabeza Y me despeinan al pasar con el viento que desplazan Sin dar un respuesta que llene los abismos Ni sentir este anhelo fabuloso que busca en la fauna del cielo Un ser materno donde se duerma el corazón Un lecho a la sombra del torbellino de enigmas Una mano que acaricie los latidos de la fiebre Dios diluido en la nada y el todo Dios todo y nada Dios en las palabras y en los gestos Dios mental Dios aliento Dios joven Dios viejo Dios pútrido                            lejano y cerca Dios amasado a mi congoja Sigamos cultivando en el cerebro las tierras del error Sigamos cultivando las tierras veraces en el pecho Sigamos Siempre igual como ayer mañana y luego y después No No puede ser Cambiemos nuestra suerte Quememos nuestra carne en los ojos del alba Bebamos la tímida lucidez de la muerte La lucidez polar de la muerte Canta el caos al caos que tiene pecho de hombre Llora de eco en eco por todo el universo Rodando con sus mitos entre alucinaciones Angustia de vacío en alta fiebre Amarga conciencia del vano sacrificio .

De la experiencia inútil del fracaso celeste Del ensayo perdido Y aún después que el hombre haya desaparecido Que hasta su recuerdo se queme en la hoguera del tiempo Quedará un gusto a dolor en la atmósfera terrestre Tantos siglos respirada por miserables pechos plañideros Quedará en el espacio la sombra siniestra De una lágrima inmensa Y una voz perdida aullando desolada Nada nada nada No No puede ser Consumamos el placer Agotemos la vida en la vida Muera la muerte infiltrada de rapsodias langorosas Infiltrada de pianos tenues y banderas cambiantes como crisálidas Las rocas de la muerte se quejan al borde del mundo El viento arrastra sus florescencias amargas Y el desconsuelo de las primaveras que no pueden nacer Todas son trampas                                        trampas del espíritu Transfusiones eléctricas de sueño y realidad Oscuras lucideces de esta larga desesperación petrificada en soledad Vivir vivir en tinieblas Entre cadenas de anhelos tiránicos collares de gemidos Y un eterno viajar en los adentros de sí mismo Con dolor de límites constantes y vergüenza de ángel estropeado Burla de un dios nocturno Rodar rodar rotas las antenas en medio del espacio Entre mares alados y auroras estancadas Yo estoy aquí de pie ante vosotros En nombre de una idiota ley proclamadora De la conservación de las especies Inmunda ley Villana ley arraigada a los sexos ingenuos Por esa ley primera trampa de la inconciencia El hombre se desgarra Y se rompe en aullidos mortales por todos los poros de su tierra Yo estoy aquí de pie entre vosotros Se me caen las ansias al vacío Se me caen los gritos a la nada Se me caen al caos las blasfemias Perro del infinito trotando entre astros muertos Perro lamiendo estrellas y recuerdos de estrella Perro lamiendo tumbas Quiero la eternidad como una paloma en mis manos Todo ha de alejarse en la muerte esconderse en la muerte Yo tú él nosotros vosotros ellos Ayer hoy mañana Pasto en las fauces del insaciable olvido Pasto para la rumia eterna del caos incansable Justicia ¿qué has hecho de mí Vicente Huidobro? Se me cae el dolor de la lengua y las alas marchitas Se me caen los dedos muertos uno a uno ¿Qué has hecho de mi voz cargada de pájaros en el atardecer La voz que me dolía como sangre? Dadme el infinito como una flor para mis manos .

Seguir No. Basta ya Seguir cargado de mundos de países de ciudades Muchedumbres aullidos Cubierto de climas hemisferios ideas recuerdos Entre telarañas de sepulcros y planetas conscientes Seguir del dolor al dolor del enigma al enigma Del dolor de la piedra al dolor de la planta Porque todo es dolor Dolor de batalla y miedo de no ser Lazos de dolor atan la tierra al cielo las aguas a la tierra Y los mundos galopan en órbitas de angustia Pensando en la sorpresa La latente emboscada en todos los rincones del espacio Me duelen los pies como ríos de piedra ¿Qué has hecho de mis pies? ¿Qué has hecho de esta bestia universal De este animal errante? Esta rata en delirio que trepa las montañas Sobre un himno boreal o alarido de tierra Sucio de tierra y llanto                                                de tierra y sangre Azotado de espinas y los ojos en cruz La conciencia es amargura La inteligencia es decepción Solo en las afueras de la vida Se puede plantar una pequeña ilusión Ojos ávidos de lágrimas hirviendo Labios ávidos de mayores lamentos Manos enloquecidas de palpar tinieblas Buscando más tinieblas Y esta amargura que se pasea por los huesos Y este entierro en mi memoria Este entierro que se alarga en mi memoria Este largo entierro que atraviesa todos los días mi memoria Seguir No Que se rompa el andamio de los huesos Que se derrumben las vigas del cerebro Y arrastre el huracán los trozos a la nada al otro lado En donde el viento azota a Dios En donde aún resuene mi violín gutural Acompañando el piano póstumo del Juicio Final Eres tú tú el ángel caído La caída eterna sobre la muerte La caída sin fin de muerte en muerte Embruja el universo con tu voz Aférrate a tu voz embrujador del mundo Cantando como un ciego perdido en la eternidad Anda en mi cerebro una gramática dolorosa y brutal La matanza continua de conceptos internos Y una última aventura de esperanzas celestes Un desorden de estrellas imprudentes Caídas de los sortilegios sin refugio Todo lo que se esconde y nos incita con imanes fatales Lo que se esconde en las frías regiones de lo invisible O en la ardiente tempestad de nuestro cráneo .

¡Oh! si liberación de todo De la propia memoria que nos posee De las profundas vísceras que saben lo que saben A causa de estas heridas que nos atan al fondo Y nos quiebran los gritos de las alas La magia y el ensueño liman los barrotes La poesía llora en la punta del alma Y acrece la inquietud mirando nuevos muros Alzados de misterio en misterio Entre minas de mixtificación que abren sus heridas Con el ceremonial inagotable del alba conocida Todo en vano Dadme la llave de los sueños cerrados Dadme la llave del naufragio Dadme una certeza de raíces en horizonte quieto Un descubrimiento que no huya a cada paso O dadme un bello naufragio verde Un milagro que ilumine el fondo de nuestros mares íntimos Como el barco que se hunde sin apagar sus luces Liberado de este trágico silencio entonces En mi propia tempestad Desafiaré al vacío Sacudiré la nada con blasfemias y gritos Hasta que caiga un rayo de castigo ansiado Trayendo a mis tinieblas el clima del paraíso ¿Por qué soy prisionero de esta trágica busca? ¿Qué es lo que me llama y se esconde Me sigue me grita por mi nombre Y cuando vuelvo el rostro y alargo las manos de los ojos Me echa encima una niebla tenaz como la noche de los astros ya muertos? Sufro me revuelco en la angustia Sufro desde que era nebulosa Y traigo desde entonces este dolor primordial en las células Este peso en las alas Esta piedra en el canto Dolor de ser isla Angustia subterránea Angustia cósmica Poliforme angustia anterior a mi vida Y que la sigue como una marcha militar Y que irá más allá Hasta el otro lado de la periferia universal Consciente Inconsciente Deforme Sonora Sonora como el fuego El fuego que me quema el carbón interno y el alcohol de los ojos Soy una orquesta trágica Un concepto trágico Soy trágico como los versos que punzan en las sienes y no pueden salir .La eternidad se vuelve sendero de flor Para el regreso de espectros y problemas Para el mirage sediento de las nuevas hipótesis Que rompen el espejo de la magia posible Liberación.

Arquitectura fúnebre Matemática fatal y sin esperanza alguna Capas superpuestas de dolor misterioso Capas superpuestas de ansias mortales Subsuelos de intuiciones fabulosas Siglos siglos que vienen gimiendo en mis venas Siglos que se balancean en mi canto Que agonizan en mi voz Porque mi voz es solo canto y sólo puede salir en canto La cuna de mi lengua se metió en el vacío Anterior a los tiempos Y guardará eternamente el ritmo primero El ritmo que hace nacer los mundos Soy la voz del hombre que resuena en los cielos Que reniega y maldice Y pide cuentas de por qué y para qué Soy todo el hombre El hombre herido por quién sabe quién Por una flecha perdida del caos Humano terreno desmesurado Sí desmesurado y lo proclamo sin miedo Desmesurado porque no soy burgués ni raza fatigada Soy bárbaro tal vez Desmesurado enfermo Bárbaro limpio de rutinas y caminos marcados No acepto vuestras sillas de seguridades cómodas Soy el ángel salvaje que cayó una mañana En vuestras plantaciones de preceptor Poeta Antipoeta Culto Anticulto Animal metafísico cargado de congojas Animal espontáneo directo sangrando sus problemas Solitario como una paradoja Paradoja fatal Flor de contradicciones bailando un fox-trot Sobre el sepulcro de Dios Sobre el bien y el mal Soy un pecho que grita y un cerebro que sangra Soy un temblor de tierra Los sismógrafos señalan mi paso por el mundo Crujen las ruedas de la tierra Y voy andando a caballo en mi muerte Voy pegado a mi muerte como un pájaro al cielo Como una fecha en el árbol que crece Como el nombre en la carta que envío Voy pegado a mi muerte Voy por la vida pegado a mi muerte Apoyado en el bastón de mi esqueleto El sol nace en mi ojo derecho y se pone en mi ojo izquierdo En mi infancia una infancia ardiente como un alcohol Me sentaba en los caminos de la noche A escuchar la elocuencia de las estrellas Y la oratoria del árbol Ahora la indiferencia nieva en la tarde de mi alma .

Rómpanse en espigas las estrellas Pártase la luna en mil espejos Vuelva el árbol al nido de su almendra Sólo quiero saber por qué Por qué Por qué Soy protesta y araño el infinito con mis garras Y grito y gimo con miserables gritos oceánicos El eco de mi voz hacer tronar el caos Soy desmesurado cósmico Las piedras las plantas las montañas Me saludan Las abejas las ratas Los leones y las águilas Los astros los crepúsculos las albas Los ríos y las selvas me preguntan ¿Qué tal cómo está usted? Y mientras los astros y las olas tengan algo que decir Será por mi boca que hablarán a los hombres Que Dios sea Dios O Satán sea Dios O ambos sean miedo nocturna ignorancia Lo mismo da Que sea la Vía Láctea O una procesión que asciende en pos de la verdad Hoy me es igual Traedme una hora que vivir Traedme un amor pescado por la oreja Y echadlo aquí a morir ante mis ojos Que yo caiga por el mundo a toda máquina Que yo corra por el universo a toda estrella Que me hunda o me eleve Lanzado sin piedad entre planetas y catástrofes Señor Dios si tú existes es a mí a quien lo debes Matad la horrible duda Y la espantosa lucidez Hombre con los ojos abiertos en la noche Hasta el fin de los siglos Enigma asco de los instintos contagiosos Como las campanas de la exaltación Pajarero de luces muertas que andan con pies de espectro Con los pies indulgentes del arroyo Que se llevan las nubes y cambia de país En el tapiz del cielo se juega nuestra suerte Allí donde mueren las horas El pesado cortejo de las horas que golpean el mundo Se juega nuestra alma Y la suerte que se vuela todas las mañanas Sobre las nubes con los ojos llenos de lágrimas Sangra la herida de las últimas creencias Cuando el fusil desconsolado del humano refugio Descuelga los pájaros del cielo Mírate allí animal eterno desnudo de nombre Junto al abrevadero de tus límites propios Bajo el alba benigna Que zurce el tejido de las mareas Mira a lo lejos viene la cadena de hombres .

Saliendo de la usina de ansias iguales Mordidos por la misma eternidad Por el mismo huracán de vagabundas fascinaciones Cada uno trae su palabra informe Y los pies atados a su estrella propia Las máquinas avanzan en la noche del diamante fatal Avanza el desierto con sus olas sin vida Pasan las montañas pasan los camellos Como la historia de las guerras antiguas Allá va la cadena de hombres entre fuegos ilusos Hacia el párpado tumbal Después de mi muerte un día El mundo será pequeño a las gentes Plantarán continentes sobre los mares Se harán islas en el cielo Habrá un gran puente de metal en torno de la tierra Como los anillos construidos en Saturno Habrá ciudades grandes como un país Gigantescas ciudades del porvenir En donde el hombre-hormiga será una cifra Un número que se mueve y sufre y baila (Un poco de amor a veces como un arpa que hace olvidar la vida) Jardines de tomates y repollos Los parques públicos plantados de árboles frutales No hay carne que comer el planeta es estrecho Y las máquinas mataron el último animal Árboles frutales en todos los caminos Lo aprovechable sólo lo aprovechable Ah la hermosa vida que preparan las fábricas La horrible indiferencia de los astros sonrientes Refugio de la música Que huye de las manos de los últimos ciegos Angustia angustia de lo absoluto y de la perfección Angustia desolada que atraviesa las órbitas perdidas Contradictorios ritmos quiebran el corazón En mi cabeza cada cabello piensa otra cosa Un hastío invade el hueco que va del alba al poniente Un bostezo color mundo y carne Color espíritu avergonzado de irrealizables cosas Lucha entre la piel y el sentimiento de una dignidad bebida y no otorgada Nostalgia de ser barro y piedra o Dios Vértigo de la nada cayendo de sombra en sombra Inutilidad de los esfuerzos fragilidad del sueño Ángel expatriado de la cordura ¿Por qué hablas Quién te pide que hables? Revienta pesimista mas revienta en silencio Cómo se reirán los hombres de aquí a mil años Hombre perro que aúllas a tu propia noche Delincuente de tu alma El hombre de mañana se burlará de ti Y de tus gritos petrificados goteando estalactitas ¿Quién eres tú habitante de este diminuto cadáver estelar? ¿Qué son tus náuseas de infinito y tu ambición de eternidad? Átomo desterrado de sí mismo con puertas y ventanas de luto ¿De dónde vienes a dónde vas? ¿Quién se preocupa de tu planeta? Inquietud miserable .

Despojo del desprecio que por ti sentiría Un habitante de Betelgeuse Veintinueve millones de veces más grande que tu sol Hablo porque soy protesta insulto y mueca de dolor Sólo creo en los climas de la pasión Sólo deben hablar los que tienen el corazón clarividente La lengua a alta frecuencia Buzos de la verdad y la mentira Cansados de pasear sus linternas en los laberintos de la nada En la cueva de alternos sentimientos El dolor es lo único eterno Y nadie podrá reir ante el vacío ¿Qué me importa la burla del hombre-hormiga Ni la del habitante de otros astros más grandes? Y yo no sé de ellos ni ellos saben de mí Yo sé de mi vergüenza de la vida de mi asco celular De la mentira abyecta de todo cuanto edifican los hombres Los pedestales de aire de sus leyes e ideales Dadme dadme pronto un llano de silencio Un llano despoblado como los ojos de los muertos ¿Robinsón por qué volviste de tu isla? De la isla de tus obras y tus sueños privados La isla de ti mismo rica de tus actos Sin leyes ni abdicación ni compromisos Sin control de ojo intruso Ni mano extraña que rompa los encantos ¿Robinsón cómo es posible que volvieras de tu isla? Malhaya el que mire con ojos de muerte Malhaya el que vea el resorte que todo lo mueve Una borrasca dentro de la risa Una agonía de sol adentro de la risa Matad al pesimista de pupila enlutada Al que lleva un féretro en el cerebro Todo es nuevo cuando se mira con ojos nuevos Oigo una voz idiota entre algas de ilusión Boca parasitaria aún de la esperanza Idos lejos de aquí restos de playas moribundas Mas si buscáis descubrimientos Tierras irrealizables más allá de los cielos Vegetante obsesión de musical congoja Volvamos al silencio Restos de playas fúnebres ¿A qué buscáis el faro poniente Vestido de su propia cabellera Como la reina de los circos? Volvamos al silencio Al silencio de las palabras que vienen del silencio Al silencio de las hostias donde se mueren los profetas Con la llaga del flanco Cauterizada por algún relámpago Las palabras con fiebre y vértigo interno Las palabras del poeta dan un mareo celeste Dan una enfermedad de nubes Contagioso infinito de planetas errantes .

Epidemia de rosas en la eternidad Abrid la boca para recibir la hostia de la palabra herida La hostia angustiada y ardiente que me nace no se sabe dónde Que viene de más lejos que mi pecho La catarata delicada de oro en libertad Correr de río sin destino como aerolitos al azar Una columna se alza en la punta de la voz Y la noche se sienta en la columna Yo poblaré para mil años los sueños de los hombres Y os daré un poema lleno de corazón En el cual me despedazaré por todos lados Una lágrima caerá de unos ojos Como algo enviado sobre la tierra Cuando veas como una herida profetiza Y reconozcas la carne desgraciada El pájaro cegado en la catástrofe celeste Encontrado en mi pecho solitario y sediento En tanto yo me alejo tras los barcos magnéticos Vagabundo como ellos Y más triste que un cortejo de caballos sonámbulos Hay palabras que tienen sombra de árbol Otras que tienen atmósfera de astros Hay vocablos que tienen fuego de rayos Y que incendian donde caen Otros que se congelan en la lengua y se rompen al salir Como esos cristales helados y fatídicos Hay palabras con imanes que atraen los tesoros del abismo Otras que se descargan como vagones sobre el alma Altazor desconfía de las palabras Desconfía del ardid ceremonioso Y de la poesía Trampas                   Trampas de luz y cascadas lujosas Trampas de perla y de lámpara acuática Anda como los ciegos con sus ojos de piedra Presintiendo el abismo a todo paso Mas no temas de mí que mi lenguaje es otro No trato de hacer feliz ni desgraciado a nadie Ni descolgar banderas de los pechos Ni dar anillos de planetas Ni hacer satélites de mármol en torno a un talismán ajeno Quiero darte una música de espíritu Música mía de esta cítara plantada en mi cuerpo Música que hace pensar en el crecimiento de los árboles Y estalla en luminarias dentro del sueño. Yo hablo en nombre de un astro por nadie conocido Hablo en una lengua mojada en mares no nacidos Con una voz llena de eclipses y distancias Solemne como un combate de estrellas o galeras lejanas Una voz que se desfonda en la noche de las rocas Una voz que da la vista a los ciegos atentos Los ciegos escondidos al fondo de las casas Como al fondo de sí mismos Los veleros que parten a distribuir mi alma por el mundo .

Volverán convertidos en pájaros Una hermosa mañana alta de muchos metros Alta como el árbol cuyo fruto es el sol Una mañana frágil y rompible A la hora en que las flores se lavan la cara Y los últimos sueños huyen por las ventanas Tanta exaltación para arrastrar los cielos a la lengua El infinito se instala en el nido del pecho Todo se vuelve presagio                                                  ángel entonces El cerebro se torna sistro revelador Y la hora huye despavorida por los ojos Los pájaros grabados en el cenit no cantan El día se suicida arrojándose al mar Un barco vestido de luces se aleja tristemente Y al fondo de las olas un pez escucha el paso dc los hombres Silencio la tierra va a dar a luz un árbol La muerte se ha dormido en el cuello de un cisne Y cada pluma tiene un distinto temblor Ahora que Dios se sienta sobre la tempestad Que pedazos de cielos caen y se enredan en la selva Y que el tifón despeina las barbas del pirata Silencio la tierra va a dar a luz un árbol Tengo cartas secretas en la caja del cráneo Tengo un carbón doliente en el fondo del pecho Y conduzco mi pecho a la boca Y la boca a la puerta del sueño El mundo se me entra por los ojos Se me entra por las manos se me entra por los pies Me entra por la boca y se me sale En insectos celestes o nubes de palabras por los poros Silencio la tierra va a dar a luz un árbol Mis ojos en la gruta de la hipnosis Mastican el universo que me atraviesa como un túnel Un escalofrío de pájaro me sacude los hombros Escalofrío de alas y olas interiores Escalas de olas y alas en la sangre Se rompen las amarras de las venas Y se salta afuera de la carne Se sale de las puertas de la tierra Entre palomas espantadas Habitante de tu destino ¿Por qué quieres salir de tu destino? ¿Por qué quieres romper los lazos de tu estrella Y viajar solitario en los espacios Y caer a través de tu cuerpo de tu cenit a tu nadir? No quiero ligaduras de astro ni de viento Ligaduras de luna buenas son para el mar y las mujeres Dadme mis violines de vértigo insumiso Mi libertad de música escapada No hay peligro en la noche pequeña encrucijada Ni enigma sobre el alma La palabra electrizada de sangre y corazón Es el gran paracaídas y el pararrayos de Dios .

Habitante de tu destino Pegado a tu camino como roca Viene la hora del sortilegio resignado Abre la mano de tu espíritu El magnético dedo En donde el anillo de la serenidad adolescente Se posará cantando como el canario pródigo Largos años ausente Silencio                 Se oye el pulso del mundo como nunca pálido La tierra acaba de alumbrar un árbol Canto III Romper las ligaduras de las venas Los lazos de la respiración y las cadenas De los ojos senderos de horizontes Flor proyectada en cielos uniformes El alma pavimentada de recuerdos Como estrellas talladas por el viento El mar es un tejado de botellas Que en la memoria del marino sueña Cielo es aquella larga cabellera intacta Tejida entre manos de aeronauta Y el avión trae un lenguaje diferente Para la boca de los cielos de siempre Cadenas de miradas nos atan a la tierra Romped romped tantas cadenas Vuela el primer hombre a iluminar el día El espacio se quiebra en una herida Y devuelve la bala al asesino Eternamente atado al infinito Cortad todas las amarras De río mar o de montaña De espíritu y recuerdo De ley agonizante y sueño enfermo Es el mundo que torna y sigue y gira Es una última pupila Mañana el campo Seguirá los galopes del caballo La flor se comerá a la abeja Porque el hangar será colmena El arco-iris se hará pájaro Y volará a su nido contando Los cuervos se harán planetas .

Y tendrán plumas de hierba Hojas serán las plumas entibiadas Que caerán de sus gargantas Las miradas serán ríos Y los ríos heridas en las piernas del vacío Conducirá el rebaño a su pastor Para que duerma el día cansado como avión Y el árbol se posará sobre la tórtola Mientras las nubes se hacen roca Porque todo es como es en cada ojo Dinastía astrológica y efímera Cayendo de universo en universo Manicura de la lengua es el poeta No el mago que apaga y enciende Palabras estelares y cerezas de adioses vagabundos Muy lejos de las manos de la tierra Y todo lo que dice es por él inventado Cosas que pasan fuera del mundo cotidiano Matemos al poeta que nos tiene saturados Poesía aún y poesía poesía Poética poesía poesía Poesía poética de poético poeta Poesía Demasiada poesía Desde el arco iris hasta el culo pianista de la vecina Basta señora poesía bambina Y todavía tiene barrotes en los ojos El juego es juego y no plegaria infatigable Sonrisa o risa y no lamparillas de pupila Que ruedan de la aflicción hasta el océano Sonrisa y habladurías de estrella tejedora Sonrisas del cerebro que evoca estrellas muertas En la mesa mediúmnica de sus irradiaciones Basta señora arpa de las bellas imágenes De los furtivos comos iluminados Otra cosa otra cosa buscamos Sabemos posar un beso como una mirada Plantar miradas como árboles Enjaular árboles como pájaros Regar pájaros como heliotropos Tocar un heliotropo como una música Vaciar una música como un saco Degollar un saco como un pingüino Cultivar pingüinos como viñedos Ordeñar un viñedo como una vaca Desarbolar vacas como veleros Peinar un velero como un cometa Desembarcar cometas como turistas Embrujar turistas como serpientes Cosechar serpientes como almendras Desnudar una almendra como un atleta Leñar atletas como cipreses .

Iluminar cipreses como faroles Anidar faroles como alondras Exhalar alondras como suspiros Bordar suspiros como sedas Derramar sedas coma ríos Tremolar un río como una bandera Desplumar una bandera como un gallo Apagar un gallo como un incendio Bogar en incendios como en mares Segar mares como trigales Repicar trigales como campanas Desangrar campanas como corderos Dibujar corderos como sonrisas Embotellar sonrisas como licores Engastar licores como alhajas Electrizar alhajas como crepúsculos Tripular crepúsculos como navíos Descalzar un navío como un rey Colgar reyes como auroras Crucificar auroras como profetas Etc. etc. etc. Basta señor violín hundido en una ola ola Cotidiana ola de religión miseria De sueño en sueño posesión de pedrerías Después del corazón comiendo rosas Y de las noches del rubí perfecto El nuevo atleta salta sobre la pista mágica Jugando con magnéticas palabras Caldeadas como la tierra cuando va a salir un volcán Lanzando sortilegios de sus frases pájaro Agoniza el último poeta Tañen las campanas de los continentes Muere la luna con su noche a cuestas El sol se saca del bolsillo el día Abre los ojos el nuevo paisaje solemne Y pasa desde la tierra a las constelaciones El entierro de la poesía Todas las lenguas están muertas Muertas en manos del vecino trágico Hay que resucitar las lenguas Con sonoras risas Con vagones de carcajadas Con cortacircuitos en las frases Y cataclismo en la gramática Levántate y anda Estira las piernas anquilosis salta Fuegos de risa para el lenguaje tiritando de frío Gimnasia astral para las lenguas entumecidas Levántate y anda Vive vive como un balón de fútbol Estalla en la boca de diamantes motocicleta En ebriedad de sus luciérnagas Vértigo sí de su liberación Una bella locura en la vida de la palabra Una bella locura en la zona del lenguaje Aventura forrada de desdenes tangibles Aventura de la lengua entre dos naufragios .

Catástrofe preciosa en los rieles del verso Y puesto que debemos vivir y no nos suicidamos Mientras vivamos juguemos El simple sport de los vocablos De la pura palabra y nada más Sin imagen limpia de joyas (Las palabras tienen demasiada carga) Un ritual de vocablos sin sombra Juego de ángel allá en el infinito Palabra por palabra Con luz propia de astro que un choque vuelve vivo Saltan chispas del choque y mientras más violento Más grande es la explosión Pasión del juego en el espacio Sin alas de luna y pretensión Combate singular entre el pecho y el cielo Total desprendimiento al fin de voz de carne Eco de luz que sangra aire sobre el aire Después nada nada Rumor aliento de frase sin palabra Canto IV No hay tiempo que perder Enfermera de sombras y distancias Yo vuelvo a ti huyendo del reino incalculable De ángeles prohibidos por el amanecer Detrás de tu secreto te escondías En sonrisa de párpados y de aire Yo levanté la capa de tu risa Y corté las sombras que tenían Tus signos de distancia señalados Tu sueño se dormirá en mis manos Marcado de las líneas de mi destino inseparable En el pecho de un mismo pájaro Que se consume en el fuego de su canto De su canto llorando al tiempo Porque se escurre entre los dedos Sabes que tu mirada adorna los veleros De las noches mecidas en la pesca Sabes que tu mirada forma el nudo de las estrellas Y el nudo del canto que saldrá del pecho Tu mirada que lleva la palabra al corazón Y a la boca embrujada del ruiseñor No hay tiempo que perder A la hora del cuerpo en el naufragio ambiguo Yo mido paso a paso el infinito El mar quiere vencer Y por lo tanto no hay tiempo que perder Entonces                    Ah entonces Más allá del último horizonte Se verá lo que hay que ver .

Por eso hay que cuidar el ojo precioso regalo del cerebro El ojo anclado al medio de los mundos Donde los buques se vienen a varar ¿Mas si se enferma el ojo qué he de hacer? ¿Qué haremos si han hecho mal de ojo al ojo? Al ojo avizor afiebrado como faro de lince La geografía del ojo digo es la más complicada El sondaje es difícil a causa de las olas Los tumultos que pasan La apretura continua Las plazas y avenidas populosas Las procesiones con sus estandartes Bajando por el iris hasta perderse El rajá en su elefante de tapices La cacería de leones en selvas de pestañas seculares Las migraciones de pájaros friolentos hacia otras retinas Yo amo mis ojos y tus ojos y los ojos Los ojos con su propia combustión Los ojos que bailan al son de una música interna Y se abren como puertas sobre el crimen Y salen de su órbita y se van como cometas sangrientos al azar Los ojos que se clavan y dejan heridas lentas a cicatrizar Entonces no se pegan los ojos como cartas Y son cascadas de amor inagotables Y se cambian día y noche Ojo por ojo Ojo por ojo como hostia por hostia Ojo árbol Ojo pájaro Ojo río Ojo montaña Ojo mar Ojo tierra Ojo luna Ojo cielo Ojo silencio Ojo soledad por ojo ausencia Ojo dolor por ojo risa No hay tiempo que perder Y si viene el instante prosaico Siga el barco que es acaso el mejor Ahora que me siento y me pongo a escribir Qué hace la golondrina que vi esta mañana ¿Firmando cartas en el vacío? Cuando muevo el pie izquierdo ¿Qué hace con su pie el gran mandarín chino? Cuando enciendo un cigarro ¿Qué hacen los otros cigarros que vienen en el barco? ¿En dónde está la planta del fuego futuro? Y si yo levanto los ojos ahora mismo ¿Qué hace con sus ojos el explorador de pie en el polo? Yo estoy aquí ¿En dónde están los otros? Eco de gesto en gesto Cadena electrizada o sin correspondencias Interrumpido el ritmo solitario ¿Quiénes se están muriendo y quiénes nacen Mientras mi pluma corre en el papel? .

No hay tiempo que perder Levántate alegría Y pasa de poro en poro la aguja de tus sedas Darse prisa darse prisa Vaya por los globos y los cocodrilos mojados Préstame mujer tus ojos de verano Yo lamo las nubes salpicadas cuando el otoño sigue la carreta del asno Un periscopio en ascensión debate el pudor del invierno Bajo la perspectiva del volantín azulado por el infinito Color joven de pájaros al ciento por ciento Tal vez era un amor mirado de palomas desgraciadas O el guante importuno del atentado que va a nacer de una mujer o una amapola El floreo de mirlos que se besan volando Bravo pantorrilla de noche de la más novia que se esconde en su piel de flor Rosa al revés rosa otra vez y rosa y rosa Aunque no quiera el carcelero Río revuelto para la pesca milagrosa Noche préstame tu mujer con pantorrillas de florero de amapolas jóvenes Mojadas de color como el asno pequeño desgraciado La novia sin flores ni globos de pájaros El invierno endurece las palomas presentes Mira la carreta y el atentado de cocodrilos azulados Que son periscopios en las nubes del pudor Novia en ascensión al ciento por ciento celeste Lame la perspectiva que ha de nacer salpicada de volantines Y de los guantes agradables del otoño que se debate en la piel del amor. No hay tiempo que perder La indecisión en barca para los viajes Es un presente de las crueldades de la noche Porque el hombre malo o la mujer severa No pueden nada contra la mortalidad de la casa Ni la falta de orden Que sea oro o enfermedad Noble sorpresa o espión doméstico para victoria extranjera La disputa intestina produce la justa desconfianza De los párpados lavados en la prisión Las penas tendientes a su fin son travesaños antes del matrimonio Murmuraciones de cascada sin protección Las disensiones militares y todos los obstáculos A causa de la declaración de esa mujer rubia Que critica la pérdida de la expedición O la utilidad extrema de la justicia Como una separación de amor sin porvenir La prudencia llora los falsos extravíos de la locura naciente Que ignora completamente las satisfacciones de la moderación No hay tiempo que perder Para hablar de la clausura de la tierra y la llegada del día agricultor a la nada amante            de lotería sin proceso ni niño para enfermedad pues el dolor imprevisto que            sale de los cruzamientos de la espera en este  campo de la sinceridad nueva es            un poco negro como el eclesiástico de las empresas para la miseria o el traidor            en retardo sobre el agua que busca apoyo en la unión o la disensión sin reposo            de la ignorancia pero la carta viene sobre la ruta y la mujer colocada en el             incidente del duelo conoce el buen éxito de la preñez y la inacción del deseo             pasado da la ventaja al pueblo que tiene inclinación por el sacerdote pues él

            realza de la caída y se hace más íntimo que el extravío de la doncella rubia o             la amistad de la locura No hay tiempo que perder Todo esto es triste como el niño que está quedándose huérfano O como la letra que cae al medio del ojo O como la muerte del perro de un ciego O como el río que se estira en su lecho de agonizante Todo esto es hermoso como mirar el amor de los gorriones Tres horas después del atentado celeste O como oír dos pájaros anónimos que cantan a la misma azucena O como la cabeza de la serpiente donde sueña el opio O como el rubí nacido de los deseos de una mujer Y como el mar que no se sabe si ríe o llora Y como los colores que caen del cerebro de las mariposas Y como la mina de oro de las abejas Las abejas satélites del nardo como las gaviotas del barco Las abejas que llevan la semilla en su interior Y van más perfumadas que pañuelos de narices Aunque no son pájaros Pues no dejan sus iniciales en el cielo En la lejanía del cielo besada por los ojos Y al terminar su viaje vomitan el alma de los pétalos Como las gaviotas vomitan el horizonte Y las golondrinas el verano No hay tiempo que perder Ya viene la golondrina monotémpora Trae un acento antípoda de lejanías que se acercan Viene gondoleando la golondrina Al horitaña de la montazonte La violondrina y el goloncelo Descolgada esta mañana de la lunala Se acerca a todo galope Ya viene viene la golondrina Ya viene viene la golonfina Ya viene la golontrina Ya viene la goloncima Viene la golonchina Viene la golonclima Ya viene la golonrima Ya viene la golonrisa La goloniña La golongira La golonlira La golonbrisa La golonchilla Ya viene la golondía Y la noche encoge sus uñas como el leopardo Ya viene la golontrina Que tiene un nido en cada uno de los dos calores Como yo lo tengo en los cuatro horizontes Viene la golonrisa Y las olas se levantan en la punta de los pies Viene la goloniña Y siente un vahido la cabeza de la montaña Viene la golongira Y el viento se hace parábola de sílfides en orgía

Se llenan de notas los hilos telefónicos Se duerme el ocaso con la cabeza escondida Y el árbol con el pulso afiebrado Pero el cielo prefiere el rodoñol Su niño querido el rorreñol Su flor de alegría el romiñol Su piel de lágrima el rofañol Su garganta nocturna el rosolñol El rolañol El rosiñol No hay tiempo que perder El buque tiene los días contados Por los hoyos peligrosos que abren las estrellas en el mar Puede caerse al fuego central El fuego central con sus banderas que estallan de cuando en cuando Los elfos exacerbados soplan las semillas y me interrogan Pero yo sólo oigo las notas del alelí Cuando alguien aprieta los pedales del viento Y se presenta el huracán El río corre como un perro azotado Corre que corre a esconderse en el mar Y pasa el rebaño que devasta mis nervios Entonces yo sólo digo Que no compro estrellas en la nochería Y tampoco olas nuevas en la marería Prefiero escuchar las notas del alelí Junto a la cascada que cuenta sus monedas O el bronceo del aeroplano en la punta del cielo O mirar el ojo del tigre donde sueña una mujer desnuda Porque si no la palabra que viene de tan lejos Se quiebra entre los labios Yo no tengo orgullos de campanario Ni tengo ningún odio petrificado Ni grito como un sombrero afectuoso que viene saliendo del desierto Digo solamente No hay tiempo que perder El visir con lenguaje de pájaro Nos habla largo largo como un sendero Las caravanas se alejan sobre su voz Y los barcos hacia horizontes imprecisos Él devuelve el oriente sobre las almas Que toman un oriente de perla Y se llenan de fósforos a cada paso De su boca brota una selva De su selva brota un astro Del astro cae una montaña sobre la noche De la noche cae otra noche Sobre la noche del vacío La noche lejos tan lejos que parece una muerta que se llevan Adiós hay que decir adiós Adiós hay que decir a Dios Entonces el huracán destruido por la luz de la lengua Se deshace en arpegios circulares Y aparece la luna seguida de algunas gaviotas Y sobre el camino Un caballo que se va agrandando a medida que se aleja

Darse prisa darse prisa Están prontas las semillas Esperando una orden para florecer Paciencia ya luego crecerán Y se irán por los senderos de la savia Por su escalera personal Un momento de descanso Antes del viaje al cielo del árbol El árbol tiene miedo de alejarse demasiado Tiene miedo y vuelve los ojos angustiados La noche lo hace temblar La noche y su licantropía La noche que afila sus garras en el viento Y aguza los oídos de la selva Tiene miedo digo el árbol tiene miedo De alejarse de la tierra No hay tiempo que perder Los iceberg que flotan de los ojos de los muertos Conocen su camino Ciego sería el que llorara Las tinieblas del féretro sin límites Las esperanzas abolidas Los tormentos cambiados en inscripción de cementerio Aquí yace Carlota ojos marítimos Se le rompió un satélite Aquí yace Matías en su corazón dos escualos se batían Aquí yace Marcelo mar y cielo en el mismo violonchelo Aquí yace Susana cansada de pelear contra el olvido Aquí yace Teresa ésa es la tierra que araron sus ojos hoy ocupada por su cuerpo Aquí yace Angélica anclada en el puerto de sus brazos Aquí yace Rosario río de rosas hasta el infinito Aquí yace Raimundo raíces del mundo son sus venas Aquí yace Clarisa clara risa enclaustrada en la luz Aquí yace Alejandro antro alejado ala adentro Aquí yace Gabriela rotos los diques sube en las savias hasta el sueño esperando la resurrección Aquí yace Altazor azor fulminado por la altura Aquí yace Vicente antipoeta y mago Ciego sería el que llorara Ciego como el cometa que va con su bastón Y su neblina de ánimas que lo siguen Obediente al instinto de sus sentidos Sin hacer caso de los meteoros que apedrean desde lejos Y viven en colonias según la temporada El meteoro insolente cruza por el cielo El meteplata el metecobre El metepiedras en el infinito Meteópalos en la mirada Cuidado aviador con las estrellas Cuidado con la aurora Que el aeronauta no sea el auricida Nunca un cielo tuvo tantos caminos como éste Ni fue tan peligroso La estrella errante me trae el saludo de un amigo muerto hace diez años Darse prisa darse prisa Los planetas maduran en el planetal Mis ojos han visto la raíz de los pájaros El más allá de los nenúfares Y el ante acá de las mariposas ¿Oyes el ruido que hacen las mandolinas al morir? .

Estoy perdido No hay más que capitular Ante la guerra sin cuartel Y la emboscada nocturna de estos astros La eternidad quiere vencer Y por lo tanto no hay tiempo que perder Entonces                     Ah entonces Más allá del último horizonte Se verá lo que hay que ver La ciudad Debajo de las luces y las ropas colgadas El jugador aéreo Desnudo Frágil La noche al fondo del océano Tierna ahogada La muerte ciega                                 Y su esplendor Y el sonido y el sonido Espacio la lumbrera                                 A estribor                                 Adormecido En cruz                en luz La tierra y su cielo El cielo y su tierra Selva noche Y río día por el universo El pájaro tralalí canta en las ramas de mi cerebro Porque encontró la clave del eterfinifrete Rotundo como el unipacio y el espaverso Uiu uiui Tralalí tralalá Aia ai ai aaia i i Canto V Aquí comienza el campo inexplorado Redondo a causa de los ojos que lo miran Y profundo a causa de mi propio corazón Lleno de zafiros probables De manos de sonámbulos De entierros aéreos Conmovedores como el sueño de los enanos O el ramo cortado en el infinito Que trae la gaviota para sus hijos Hay un espacio despoblado Que es preciso poblar De miradas con semillas abiertas De voces bajadas de la eternidad De juegos nocturnos y aerolitos de violín De ruido de rebaños sin permiso Escapados del cometa que iba a chocar ¿Conoces tú la fuente milagrosa Que devuelve a la vida los náufragos de antaño? ¿Conoces tú la flor que se llama voz de monja Que crece hacia abajo y se abre al fondo de la tierra? ¿Has visto al niño que cantaba .

Sentado en una lágrima El niño que cantaba al lado de un suspiro O de un ladrido de perro inconsolable? ¿Has visto al arco-iris sin colores Terriblemente envejecido Que vuelve del tiempo de los faraones? El miedo cambia la forma de las flores Que esperan temblando el juicio final Una a una las estrellas se arrojan por el balcón El mar se está durmiendo detrás de un árbol Con su calma habitual Porque sabe desde los tiempos bíblicos Que el regreso es desconocido en la estrella polar Ningún navegante ha encontrado la rosa de los mares La rosa que trae el recuerdo de sus abuelos Del fondo de sí misma Cansada de soñar Cansada de vivir en cada pétalo Viento que estás pensando en la rosa del mar Yo te espero de pie al final de esta línea Yo sé dónde se esconde la flor que nace del sexo de las sirenas En el momento del placer Cuando debajo del mar empieza a atardecer Y se oye crujir las olas Bajo los pies del horizonte Yo sé yo sé dónde se esconde El viento tiene la voz de abeja de la joven pálida La joven pálida como su propia estatua Que yo amé en un rincón de mi vida Cuando quería saltar de una esperanza al cielo Y caí de naufragio en naufragio de horizonte en horizonte Entonces vi la rosa que se esconde Y que nadie ha encontrado cara a cara ¿Has visto este pájaro de islas lejanas Arrojado por la marea a los pies de mi cama? ¿Has visto el anillo hipnótico que va de ojo a ojo Del amor al amor del odio al odio Del hombre a la mujer del planeta a la planeta ¿Has visto en el cielo desierto La paloma amenazada por los años Con los ojos llenos de recuerdos Con el pecho lleno de silencio Más triste que el mar después de un naufragio? Detrás del águila postrera cantaba el cantador Tenía un anillo en el corazón Y se sentó en la tierra de su esfuerzo Frente al volcán desafiado por una flor El atleta quisiera ser un faro Para tener barcos que lo miren Para hacerlos dormir para dormirse Y arrullar al cielo como un árbol El atleta Tiene un anillo en la garganta Y así se pasa el tiempo Quieto quieto Porque le están creciendo anémonas en el cerebro .

Contempla al huérfano que se paró en su edad Por culpa de los ríos que llevan poca agua Por culpa de las montañas que no bajan Crece crece dice el violonchelo Como yo estoy creciendo Como está creciendo la idea del suicidio en la bella jardinera Crece pequeño zafiro más tierno que la angustia En los ojos del pájaro quemado Creceré creceré cuando crezca la ciudad Cuando los peces se hayan bebido todo el mar Los días pasados son caparazones de tortuga Ahora tengo barcos en la memoria Y los barcos se acercan día a día Oigo un ladrido de perro que da la vuelta al mundo En tres semanas Y se mueren llegando El corazón ha roto las amarras A causa de los vientos Y el niño está quedándose huérfano Si el paisaje se hiciera paloma Antes de la noche se lo comería el mar Pero el mar está preparando un naufragio Y tiene sus pensamientos por otros lados Navío navío Tienes la vida corta de un abanico Aquí nos reímos de todo eso Aquí en el lejos lejos La montaña embrujada por un ruiseñor Sigue la miel del oso envenenado Pobre oso de piel de oso envenenado por la noche boreal Huye que huye de la muerte De la muerte sentada al borde del mar La montaña y el montaño Con su luno y con su luna La flor florecida y el flor floreciendo Una flor que llaman girasol Y un sol que se llama giraflor El pájaro puede olvidar que es pájaro A causa del cometa que no viene Por miedo al invierno o a un atentado El cometa que debía nacer de un telescopio y una hortensia Que se creyó mirar y era mirado Un aviador se mata sobre el concierto único Y el ángel que se baña en algún piano Se vuelve otra vez envuelto en sones Buscando el receptor en los picachos Donde brotan las palabras y los ríos Los lobos hacen milagros En las huellas de la noche Cuando el pájaro incógnito se nubla Y pastan las ovejas al otro lado de la luna .

Si es un recuerdo de música Nadie puede impedir que el circo se agrande en el silencio Ni las campanas de los astros muertos Ni la serpiente que se nutre de colores Ni el pianista que está saliendo de la tierra Ni el misionero que olvidó su nombre Si el camino se sienta a descansar O se remoja en el otoño de las constelaciones Nadie impedirá que un alfiler se clave en la eternidad Ni la mujer espolvoreada de mariposas Ni el huérfano amaestrado por una tulipa Ni la cebra que trota alrededor de un valse Ni el guardián de la suerte El cielo tiene miedo de la noche Cuando el mar hace dormir los barcos Cuando la muerte se nutre en los rincones Y la voz del silencio se llena de vampiros Entonces alumbramos un fuego bajo el oráculo Para aplacar la suerte Y alimentamos los milagros de la soledad Con nuestra propia carne Entonces en el cementerio sellado Y hermoso como un eclipse La rosa rompe sus lazos y florece al reverso de la muerte Noche de viejos terrores de noche ¿En dónde está la gruta polar nutrida de milagros? ¿En dónde está el miraje delirante De los ojos de arco iris y de la nebulosa? Se abre la tumba y al fondo se ve el mar El aliento se corta y el vértigo suspenso Hincha las sienes se derrumba en las venas Abre los ojos más grandes que el espacio que cabe en ellos Y un grito se cicatriza en el vacío enfermo Se abre la tumba y al fondo se ve un rebaño perdido en la montaña La pastora con su capa de viento al lado de la noche Cuenta las pisadas de Dios en el espacio Y se canta a sí misma Se abre la tumba y al fondo se ve un desfile de témpanos de hielo Que brillan bajo los reflectores de la tormenta Y pasan en silencio a la deriva Solemne procesión de témpanos Con hachones de luz dentro del cuerpo Se abre la tumba y al fondo se ven el otoño y el invierno Baja lento lento un cielo de amatista Se abre la tumba y al fondo se ve una enorme herida Que se agranda en lo profundo de la tierra Con un ruido de verano y primaveras Se abre la tumba y al fondo se ve una selva de hadas que se fecundan Cada árbol termina en un pájaro extasiado Y todo queda adentro de la elipse cerrada de sus cantos Por esos lados debe hallarse el nido de las 1ágrimas Que ruedan por el cielo y cruzan el zodiaco De signo en signo Se abre la tumba y al fondo se ve la hirviente nebulosa que se apaga y se alumbr a Un aerolito pasa sin responder a nadie Danzan luminarias en el cadalso ilimitado En donde las cabezas sangrientas de los astros .

Dejan un halo que crece eternamente Se abre la tumba y salta una ola La sombra del universo se salpica Y todo lo que vive en la sombra o en la orilla Se abre la tumba y sale un sollozo de planetas Hay mástiles tronchados y remolinos de naufragios Doblan las campanas de todas las estrellas Silba el huracán perseguido a través del infinito Sobre los ríos desbordados Se abre la tumba y salta un ramo de flores cargadas de cilicios Crece la hoguera impenetrable y un olor de pasión invade el orbe El sol tantea el último rincón donde se esconde Y nace la selva mágica Se abre la tumba y al fondo se ve el mar Sube un canto de mil barcos que se van En tanto un tropel de peces Se petrifica lentamente Cuánto tiempo ese dedo de silencio Dominando el insomnio interminable Que reina en las esferas Es hora de dormir en todas partes El sueño saca al hombre de la tierra Festejamos el amanecer con las ventanas Festejamos el amanecer con los sombreros Se vuela el terror del cielo Los cerros se lanzan pájaros a la cara Amanecer con esperanza de aeroplanos Bajo la bóveda que cuela la luz desde tantos siglos Amor y paciencia de columna central Nos frotamos las manos y reímos Nos lavamos los ojos y jugamos                El horizonte es un rinoceronte                El mar un azar                El cielo un pañuelo                La llaga una plaga Un horizonte jugando a todo mar se sonaba con el cielo después de las siete plagas d e Egipto El rinoceronte navega sobre el azar como el cometa en su pañuelo lleno de plagas Razón de día no es razón de noche Y cada tiempo tiene insinuación distinta Los vegetales salen a comer al borde Las olas tienden las manos Para coger un pájaro Todo es variable en el mirar sencillo Y en los subterráneos de la vida Tal vez sea lo mismo La herida de luna de la pobre loca La pobre loca de la luna herida Tenía luz en la celeste boca Boca celeste que la luz tenía El mar de flor para esperanza ciega Ciega esperanza para flor de mar Cantar para el ruiseñor que al cielo pega Pega el cielo al ruiseñor para cantar Jugamos fuera del tiempo .

Y juega con nosotros el molino de viento Molino de viento Molino de aliento Molino de cuento Molino de intento Molino de aumento Molino de ungüento Molino de sustento Molino de tormento Molino de salvamento Molino de advenimiento Molino de tejimiento Molino de rugimiento Molino de tañimiento Molino de afletamiento Molino de agolpamiento Molino de alargamiento Molino de alejamiento Molino de amasamiento Molino de engrendramiento Molino de ensoñamiento Molino de ensalzamiento Molino de enterramiento Molino de maduramiento Molino de malogramiento Molino de maldecimiento Molino de sacudimiento Molino de revelamiento Molino de oscurecimiento Molino de enajenamiento Molino de enamoramiento Molino de encabezamiento Molino de encastillamiento Molino de aparecimiento Molino de despojamiento Molino de atesoramiento Molino de enloquecimiento Molino de ensortijamiento Molino de envenenamiento Molino de acontecimiento Molino de descuartizamiento Molino del portento Molino del lamento Molino del momento Molino del firmamento Molino del sentimiento Molino del juramento Molino del ardimiento Molino del crecimiento Molino del nutrimiento Molino del conocimiento Molino del descendimiento Molino del desollamiento Molino del elevamiento Molino del endiosamiento Molino del alumbramiento Molino del deliramiento Molino del aburrimiento Molino del engreimiento Molino del escalamiento .

Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino del descubrimiento del escurrimiento del remordimiento del redoblamiento del atronamiento del aturdimiento del despeñamiento del quebrantamiento del envejecimiento del aceleramiento del encarnizamiento del anonadamiento del arrepentimiento del encanecimiento del despedazamiento del descorazonamiento en fragmento en detrimento en giramiento en gruñimiento en sacramento en pensamiento en pulsamiento en pudrimiento en nacimiento en apiñamiento en apagamiento en decaimiento en derretimiento en desvalimento en marchitamiento en enfadamiento en encantamiento en transformamiento en asolamiento en concebimiento en derribamiento en imaginamiento en desamparamiento con talento con acento con sufrimiento con temperamento con fascinamiento con hormigamiento con retorcimiento con resentimiento con refregamiento con recogimiento con razonamiento con quebrantamiento con prolongamiento con presentimiento con padecimiento con amordazamiento con enronquecimiento con alucinamiento con atolondramiento con desafallecimiento para aposento .

Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino para convento para ungimiento para alojamiento para cargamento para subimiento para flotamiento para enfriamiento para embrujamiento para acogimiento para apostamiento para arrobamiento para escapamiento para escondimiento para estrellamiento para exaltamiento para guarecimiento para levantamiento para machucamiento para renovamiento para desplazamiento para anticipamiento para amonedamiento para profetizamiento para descoyuntamiento como ornamento como elemento como armamento como instrumento como monumento como palpamiento como descubrimiento como anunciamiento como medicamento como desvelamiento a sotavento a barlovento a ligamento a lanzamiento a mordimiento a movimiento que invento que ahuyento que oriento que caliento que presiento que apaciento que transparento lento cruento atento hambriento sediento sangriento jumento violento contento opulento friolento avariento corpulento .

Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino Molino achaquiento granujiento ceniciento polvoriento cazcarriento gargajiento sudoriento macilento soñoliento turbulento truculento Así eres molino de viento Molino de asiento Molino de asiento del viento Que teje las noches y las mañanas Que hila las nieblas de ultratumba Molino de aspavientos y del viento en aspas El paisaje se llena de tus locuras Y el trigo viene y va De la tierra al cielo Del cielo al mar Los trigos de las olas amarillas Donde el viento se revuelca Buscando la cosquilla de las espigas Escucha Pasa el palpador en eléctricas corrientes El viento norte despeina tus cabellos Hurra molino moledor Molino volador Molino charlador Molino cantador Cuando el cielo trae de la mano una tempestad Hurra molino girando en la memoria Molino que hipnotiza las palomas viajeras Habla habla molino de cuento Cuando el viento narra tu leyenda etérea Sangra sangra molino del descendimiento Con tu gran recuerdo pegado a los ocasos del mundo Y los brazos de tu cruz fatigados por el huracán Así reímos y cantamos en esta hora Porque el molino ha creado el imperio de su escogida Y es necesario que lo sepa Es necesario que alguien se lo diga Sol tú que naciste en mi ojo derecho Y moriste en mi ojo izquierdo No creas en los vaticinios del zodiaco Ni en los ladridos de las tumbas Las tumbas tienen maleficios de luna Y no saben de lo que hablan Yo te lo digo porque mi sombrero está cansado de recorrer el mundo Y tengo una experiencia de mariposa milenaria Profetiza profetiza Molino de las constelaciones .

Mientras bailamos sobre el azar de la risa Ahora que la grúa que nos trae el día Volcó la noche fuera de la tierra Empiece ya La farandolina en la lejantaña de la montania El horimento bajo el firmazonte Se embarca en la luna Para dar la vuelta al mundo Empiece ya La faranmandó mandó liná Con su musiquí con su musicá La La La La La La La La carabantantina carabantantú farandosilina Farandú Carabantantá Carabantantí farandosilá faransí Ríe ríe antes que venga la fatiga En su carro nebulosos de días Y los años y los siglos Se amontonen en el vacío Y todo sea oscuro en el ojo del cielo La cascada que cabellera sobre la noche Mientras la noche se cama a descansar Con su luna que almohada al cielo Yo ojo el paisaje cansado Que se ruta hacia el horizonte A la sombra de un árbol naufragando Y he aquí que ahora me diluyo en múltiples cosas Soy luciérnaga y voy iluminando las ramas de la selva Sin embargo cuando vuelo guardo mi modo de andar Y no sólo soy luciérnaga Sino también el aire en que vuela La luna me atraviesa de parte a parte Dos pájaros se pierden en mi pecho Sin poderlo remediar Y luego soy árbol Y en cuanto a árbol conservo mis modos de luciérnaga Y mis modos de cielo Y mi andar de hombre mi triste andar Ahora soy rosal y hablo con lenguaje de rosal Y digo Sal rosa rorosalía Sal rosa al día Salía al sol rosa sario Fueguisa mía sonrodería rososoro oro Ando pequeño volcán del día Y tengo miedo del volcán Mas el volcán responde Prófugo rueda al fondo donde ronco Soy rosa de trueno y sueno mis carrasperas Estoy preso y arrastro mis propios grillos Los astros que trago crujen en mis entrañas .

Proa a la borrasca en procesión procreadora Proclamo mis proezas bramadoras Y mis bronquios respiran en la tierra profunda Bajo los mares y las montañas Y luego soy pájaro Y me disputo el día en gorjeos El día que me cruza la garganta Ahora solamente digo Callaos que voy a cantar Soy el único cantor de este siglo Mío mío es todo el infinito Mis mentiras huelen a cielo Y nada más Y ahora soy mar Pero guardo algo de mis modos de volcán De mis modos de árbol de mis modos de luciérnaga De mis modos de pájaro de hombre y de rosal Y hablo como mar y digo De la firmeza hasta el horicielo Soy todo montalas en la azulaya Bailo en las volaguas como espurinas Una corriela tras de la otra Una corriela tras de la otra Ondola en olañas mi rugazuelo Las verdondilas bajo la luna del selviflujo Van en montonda hasta el infidondo Y cuando bramuran los hurafones Y la ondaja lanza a las playas sus laziolas Hay un naufundo que grita pidiendo auxilio Yo no me hago el sordo Mira las butraceas lentas sobre mis tornadelas La subaterna con sus brajidos Las escalolas de la montasca Las escalolas de la desonda Que no descansan hasta que roen el borde de los altielos Hasta que llegan al abifunda En tanto el pirata canta Y yo lo escucho vestido de verdiul               La lona en el mar riela               En la luna gime el viento               Y alza en blanco crugimiento               Alas de olas en mi azul El mar se abrirá para dejar salir los primeros náufragos Que cumplieron su castigo Después de tantos siglos y más siglos Andarán por la tierra con miradas de vidrio Escalarán los montes de sus frases proféticas Y se convertirán en constelaciones Entonces aparecerá un volcán en medio de las olas Y dirá yo soy el rey Traedme el harmonio de las nebulosas Y sabed que las islas son la corona de mi cabeza Y las olas mi único tesoro Yo soy el rey El rey canta a la reina El cielo canta a la ciela El luz canta a la luz La luz que busca el ojo hasta que lo encuentra Canta el cielo en su lengua astronómica Y la luz en su idioma magnético .

Mientras el mar lame los pies de la reina Que se peina eternamente Yo soy el rey Y os digo que el planeta que atravesó la noche No se reconoce al salir por el otro lado Y mucho menos al entrar en el día Pues ni siquiera recuerda cómo se llamaba Ni quiénes era sus padres Dime ¿eres hijo de Martín Pescador O eres nieto de un cigüeña tartamuda O de aquella jirafa que vi en medio del desierto Pastando ensimismadas las yerbas de la luna O eres hijo del ahorcado que tenía ojos de pirámide? Algún día lo sabremos Y morirás sin tu secreto Y de tu tumba saldrá un arco-iris como un tranvía Del arco-iris saldrá una pareja haciendo el amor Del amor saldrá una selva errante De la selva saldrá una flecha De la flecha saldrá una liebre huyendo por los campos De la liebre saldrá una cinta que irá señalando su camino De la cinta saldrá un río y una catarata que salvará a la liebre de sus perseguidores Hasta que la liebre empiece a trepar por una mirada Y se esconda al fondo del ojo Yo soy el rey Los ahogados florecen cuando yo lo mando Atad el arco-iris al pirata Atad el viento a los cabellos de la bruja Yo soy el rey Y trazaré tu horóscopo como un plan de batalla Oyendo esto el arco-iris se alejaba ¿A dónde vas arco-iris No sabes que hay asesinos en todos los caminos? El iris encadenado en la columna montante Columna de mercurio en fiesta para nosotros Tres mil doscientos metros de infra-rojo Un extremo se apoya en mi pie y el otro en la llaga de Cristo Los domingos del arco-iris para el arcángel ¿En dónde está el arquero de los meteoros? El arquero arcaico Bajo la arcada eterna el arquero del arcano con su violín violeta con su violín                                                                                               Arco-iris arco de las cejas en mi cielo arqueológico Bajo el área del arco se esconde el arca de tesoros preciosos Y la flor montada como un reloj Con el engranaje perfecto de sus pétalos Ahora que un caballo empieza a subir galopando por el arco-iris Ahora la mirada descarga los ojos demasiado llenos En el instante en que huyen los ocasos a través de las llanuras El cielo está esperando un aeroplano Y yo oigo la risa de los muertos debajo de la tierra Canto VI Alhaja apoteosis y molusco Anudado .

                   Noche                                  Nudo El corazón Esa entonces dirección                                              Nudo temblando Flexible corazón la apoteosis Un dos tres                        Cuatro Lágrima                   Mi lámpara                                            Y molusco El pecho al melodioso Anudado la joya Conque temblando angustia Normal tedio                             Sería pasión                             Muerte el violonchelo Una bujía el ojo                                  Otro otra Cristal si cristal era Cristaleza Magnetismo                            Sabéis la seda Viento flor                         Lento nube lento Seda cristal lento seda El magnetismo                                Seda aliento cristal seda Así viajando en postura de ondulación Cristal nube Molusco sí por violonchelo y joya Muerte de joya y violonchelo Así sed por hambre o hambre y sed Y nube y joya Lento             Nube             Ala ola ole ala Aladino El ladino Aladino Ah ladino dino la Cristal nube Adónde                 en dónde Lento lenta                          ala ola Ola ola el ladino si ladino Pide ojos                     tengo nácar En la seda cristal nube Cristal ojos                        y perfumes Bella tienda Cristal nube                          Muerte joya o en ceniza Porque eterno porque eterna                                                            lento lenta Al azar del cristal ojos Gracia tanta                          y entre mares Miramares Nombres daba                              por los ojos hojas mago .

Alto alto Y el darín de la Babel Pida nácar                       tenga muerte Una dos y cuatro muerte Para el ojo y entre mares Para el barco en los perfumes Por la joya al infinito Vestir cielo sin desmayo Se deshoja tan prodigio El cristal ojo Y la visita                        Flor y rama Al gloria trino                            Apoteosis Va viajando Nudo Noche Me daría                   cristaleras                                           tanto azar                                                                y noche y noche Que tenía la borrasca Noche y noche                               Apoteosis Que tenía cristal ojo cristal seda cristal nube La escultura seda o noche Lluvia              Lana flor por ojo                     Flor por nube                     Flor por noche Señor horizonte viene viene Puerta Iluminando negro Puerta hacia idas estatuarias Estatuas de aquella ternura A dónde va De dónde viene                              el paisaje viento seda El paisaje                    señor verde Quién diría Que se iba Quién diría cristal noche Tanta tarde Tanto cielo que levanta Señor cielo                         cristal cielo Y las llamas                          y en mi reino Ancla noche apoteosis Anudado                     la tormenta Ancla cielo                          sus raíces El destino tanto azar Se desliza deslizaba Apagándose pradera Por quien sueña Lunancero cristal luna En que sueña En que reino .

                          de sus hierros Ancla mía golondrina Sus resortes en el mar Ángel mío                       tan obscuro                                              tan color Tan estatua y tan aliento Tierra y mano La marina tan armada Armaduras los cabellos Ojos templo                          y el mendigo Estallado corazón Montanario Campañoso Suenan perlas Llaman perlas El honor de los adioses                                                Cristal nube El rumor y la lazada Nadadora                      Cristal noche La medusa irreparable Dirá espectro                         Cristal seda Olvidando la serpiente Olvidando sus dos piernas Sus dos ojos Sus dos manos Sus orejas Aeronauta                        en mi terror Viento aparte Mandodrina y golonlina Mandolera y ventolina Enterradas Las campanas Enterrados los olvidos En su oreja                         viento norte Cristal mío Baño eterno                            el nudo noche El gloria trino                               sin desmayo Al tan prodigio Con su estatua Noche y rama                               Cristal sueño                               Cristal viaje Flor y noche Con su estatua                               Cristal muerte * * * * * Canto VII Ai aia aia ia ia ia aia ui Tralalí Lali lali .

Aruaru                 urulario Rimbibolam lam lam Uiaya zollonario                                   lalilá Monlutrella monluztrella                                                      lalolú Montresol y mandotrina Ai ai            Montesur en lasurido            Montesol Lusponsedo solinario Aururaro ulisamento lalilá Ylarca murllonía Hormajauma marijauda Mitradente Mitrapausa Mitralonga Matrisola                     matriola Olamina olasica lalilá Isonauta Olandera uruaro Ia ia campanuso compasedo Tralalá Ai ai mareciente y eternauta Redontella tallerendo lucenario Ia ia Laribamba Larimbambamplanerella Laribambamositerella Leiramombaririlanla                                            lirilam Ai i a Temporía Ai ai aia Ululayu                  lulayu                                 layu yu Ululayu                   ulayu                                 layu yu Lunatando Sensorida e infimento Ululayo ululamento Plegasuena Cantasorio ululaciente Oraneva yu yu yo Tempovío Infilero e infinauta zurrosía Jaurinario ururayú Montañendo oraranía Arorasía ululacente Semperiva                       ivarisa tarirá Campanudio lalalí                      Auriciento auronida Lalalí             lo ia i i i o .

Mañana dirán que la sangre se hizo polvo. por vosotros. Recibiréis a los antiguos metales en el seno de vuestras                                                                                     familias. si es que entonces quedó algún oro. porque aquí está el futuro envuelto en papel de estaño. Su inquietud. ni orina podrán llenar el hueco del corazón vacío. Vuestros hijos amarán al viejo cobre. protegido por el resentido                                                                                     acero. Cuando lleguéis a viejos. hecha sangre. que no te pide. si es que entonces quedó alguna piedra. la gracia de no ser humillado por                                                                                               como el soldado de carne blanducha. porque el oro no fue a la guerra por vosotros. respetaréis al oro. Su fuerza. que por tu día ofrecerá la luz de sus ojos. y la ametralladora sigue ardiendo de deseos y a través de los siglos sigue fiel el amor del cuchillo a la                                                                                               .   Dadme un motor más fuerte que un corazón de hombre. al que no puede herir                                                                                               Esta cal de mi sangre incorporada a mi vida será la cal de mi tumba incorporada a mi muerte.. Y que quiere ser como un cuchillo.   El agua es la única eternidad de la sangre. respetaréis la piedra. con el bronce considerándolo como hermano del oro. el oro se quedó. Dadme un cerebro de máquina que pueda ser agujereado sin                                                                                               Dadme por fuera un cuerpo de metal y por dentro otro                                                                                               igual al del soldado de plomo que no muere. mañana estará seca la sangre. hecha sangre. hecho sangre.. vestido de terciopelo. Señor. que por tu agua devolverá su sangre. arropado.Ai a a i ai a i i i io ia CANTO DE GUERRA DE LAS COSAS. trataréis al noble plomo con la decencia que corresponde a su                                                                                     carácter os reconciliaréis con el zinc dándole un suave nombre. si es que llegáis a viejos. haciendo el papel de niño                                                                                     mimado. Mañana envidiarán la bomba hidráulica de un inodoro                                                                                     palpitant la constancia viva de un grifo. si es que llegáis a viejos. Su violento anhelo de viento y cielo. que por tu metal admitirá una bala en su pecho. El río se encargará de los riñones destrozados y en medio del desierto los huesos en cruz pedirán en vano                                     que regrese el agua a los cuerpos de los hombres. Ni sudor. el grueso líquido. aquí está la ración humana en forma de pequeños ataúdes. al hierro fiel. JOAQUÍN PASOS Cuando lleguéis a viejos. nuestro débil orgullo. ni lágrimas.

No hay peces. cuando pasaba una locomotora. Algo les turba                                                                                               Se asoman a la borda y escudriñan el agua. dominadores del cristal. ni olas.Y luego. un hueco. ni pájaros. Acariciaba cada cosa con sus dedos suaves de sobadora                                                                                     de marfil Cuando pasaba un tranvía.. fantasmas de bandera para ser                                                 pintada con colores de sangre de fantasma. si no han reventado a su tiempo las granadas. Nunca lanzarán el ancla. vuestros corazones                                                                                               vuestros risibles y hediondos pies de hule. ¿a dónde vamos? Lo sabremos más tarde. ella pasaba en el tranvía. ni estrellas. Están un poco excitados. No ha pasado nada. iba en el venir. y luego bajaba hasta en medio de la multitud y                                                                         besaba a cada hombre. vuestros trenes de mica. Señor capitán. ella iba sentada en la trompa. Los marineros quieren lanzar el ancla. decid si no ha sido abundante la cosecha de balas. ¡sin que haya un arca de acero que resista ni un avión que regrese con la rama de olivo!   Vosotros. hasta en las de amor y en las                                                                                               Todas los signos llevaban su signo. venía en el yendo. los marineros quieren saber qué pasa. Y no camina el barco. como que si                                                                                     fuera vin Subía. El agua del mar tiene un sabor más amargo. bandera que cuando flotaba al viento parecía que flotaba el                                                                                               Iba y venía. Pero no es nada. Cuando hayamos llegado. Se quedó quieto en medio del viaje. Era la misma vida que flota ciega en las calles como una . el viento del mar es demasiado pesado. Sobre el río de todos los puentes. todo se funde y corre al llamado de guerra de las cosas. por el cielo de todas las ventanas. si los campos no están sembrados de bayonetas. Izaba su bandera sin color. he ahí vuestros vidrios                                                                                               Vuestras casas de porcelana. Están un poco excitados.. Nunca volverá a pasar nada. como se funde y se escapa con rencor el acero que ha                                                                         sostenido una estatua Los marineros están un poco excitados. decid si este diluvio de fuego líquido no es más hermoso y más terrible que el de Noé. Los marineros se preguntan ¿qué pasa? con las manos.   No había que buscarla en las cartas del naipe ni en los juegos                                                                                               En todas las cartas estaba. Pasaba ante el vidrio de todas las vitrinas. vuestras lágrimas envueltas en celofán. se asoman a la torre y escudriñan el aire. han perdido el habla. un escondrijo que no sea un fecundo nido de bombas robustas. Pero no hay nada. Decid si hay algún pozo.

somos la muerte recién podada que florecerá muertes y más muertes hasta hacer un inmenso jardín de muertes. nuestro dolor brillante en carne viva. ya encanecido. con el silbido. con el hueco de un corazón fugitivo. desde mi fondo espeso. como el tiempo. . somos flores de carne que chorrean sangre. Y con lo que fue mío. oh santa y hedionda tierra nuestra. con el hombro izquierdo con el hombro que carga las flores y el vino. con el espacio vacío de una mano sin dueño. con el aliento. con el último bocado de tiempo. con los labios heridos con los párpados sin sueño. con las uñas que aún están adentro y no han salido. con la sombra del cuerpo con la sombra del alma. que corta el corazón y se siembra en la fangosa sangre y sube y baja según su peligrosa marea. el ojo de mi olfato. Asciendo como topo hacia el aire que huele mi vista. mi ojo viejo y tardo. somos la selva que avanza. Era tenaz. Así hemos inundado el pecho de los vivos.   Como la enredadera púrpura de filosa raíz. Vegetal y podrida. florecimos en la trinchera como el moho sobre el filo de la espada. pero ni el tacto sordo puede imaginar si vamos o venimos. y también dulce. pero venimos. apenas sombra de vidrio. Aqui la piedra es piedra. con el último sorbo de líquido con el último verso del último libro. con el porvenir sin premio con el pasado sin castigo. con el pedazo de pecho donde está sembrado el musgo del                                                                                               y el narciso. Somos la tierra presente. humus humanos.   Desde mi gris sube mi ávida mirada. Donde tu cáscara se levanta están nuestros huesos llorosos. Y con lo que será ajeno. y el murciélago todo hecho de sonido. sí. Pantano corrompido que burbujea mariposas y arco-iris.   Somos la orquídea de acero.   Con la opaca voz de un destrozado amor sin remedio. somos una vegetación de sangre.                                                                                    niebla bo Estaba de pie junto a todas las paredes como un ejército de                                                                                               era un diluvio en el aire. desde el fondo de un vértigo lamoso sin negro y sin color completamente ciego.

y parece que la vida se ha marchado hacia el país del trueno. débil olor de tumbas.   No es un dolor por los heridos ni por los muertos. Del mar opaco que me empuja llevo en mi sangre el hueco de su ola. sin lástimas. No hay nada exacto. Y en la puerta un cubo que se palpa y un camino verde bajo los pies hasta el pozo. de tal suerte que parecen marchitos. en los dedos podridos y en esta cruel mudez que quiere cantar. tu. Señor. Por un descuido me comí la espuma. No tienen ni fuerzas suficientes para morir las semillas del                                                                                     cultivo y su muerte se oye como el hilito de sangre que sale de                                                                                     la boca d Rosas solteronas. el dolor verdadero. Señor de los Ejércitos. ya lo sentimos. He aquí. un precipicio de sal aposentada. no hay nada malo ni bueno. tú. dulces. flores que parecen usadas en la fiesta del olvido. en el bello camino lo he olvidado. Un olor de recuerdo. hasta el beso. Por fin. . perdonadme. he aquí frente a nosotros el dolor parado                                                                                     en seco.   Detrás de ti quedan ahora cosas despreocupadas. y hasta los insectos se equivocan en esta primavera                                                                                     sonámbula La naturaleza tiene ausente a su marido. y en el agua una palabra samaritana hasta más hondo aún. la dueña de una cotorra y un coche de ágiles ruedas.   Los frutos no maduran en este aire dormido sino lentamente. el hueco de su huida. hasta el agua.pero vamos. a esta naturaleza muerta. sin versos. dispensadme. sin subterfugios. sobre                                                                                               tú que miraste a un caballo del tiovivo y quedar sobre la grama como esperando que lo montasen                                                                                     los niños asiste ahora. Si algo traigo para decir. árboles sin riego. Pájaros muertos. con ojos pálidos. de hierbas que mueren sobre mármoles                                                                                     inscritos Ni un solo grito. hasta más hondo aún. Tú. ¡Qué dieras hoy por tener manchado de sangre el vestido! ¡Qué dieras por encontrar habitado algún nido! ¡Qué dieras porque sembraran en tu carne un hijo!   Por fin. Ni siquiera la voz de un pájaro o de un niño o el ruido de un bravo asesino con su cuchillo.   Como un súbito amanecer que la sangre dibuja irrumpe el violento deseo de sufrir. la invitada al viento en fiesta. que vista en un jarrón de flores el golpe de esta fuerza. he aquí el dolor supremo. que vengo enamorado. Una hiedra marchita. y luego el llanto fluyendo como la uña de la carne y el rabioso corazón ladrando en la puerta.

ni por la sangre derramada ni por la tierra llena de lamentos ni por las ciudades vacías de casas ni por los campos llenos de                                                                                               Es el dolor entero. surco más prolífico y armonioso que el vientre de la sombra. Pienso en tu sexo. Todo se quedó en el tiempo. Un hombre está mirando a una mujer. Todo se quemó allá lejos. pienso. para ver cielos e infiernos. de miedo. tus dedos! He aquí la ausencia del hombre. Simplificado el corazón. Todos los ruidos del mundo forman un gran silencio. Toca mi mano. está en sazón. pues nada cabe ya dentro del pecho. CESAR VALLEJO: SELECCIÓN DE POEMAS Pienso en tu sexo. fuga de carne. queda tu puesto vacío o lleno. Pienso en tu sexo. ante el hijar maduro del día. donde puede.   No pueden haber lágrims ni duelo ni palabras ni recuerdos. tienen vacíos completos. a través un astro negro. oprimiéndome . pienso en tu sexo.. está mirándola inmediatamente. a éste que tengo en el pecho. almas. Oh Conciencia. Las vidas de los que quedan están con huecos. Y muere un sentimiento antiguo degenerado en seso. en el bruto libre que goza donde quiere... ¡Odumodneurtse!   Un hombre está mirando a una mujer.. Mira mi cabeza hendida por millares de agujeros: a través brilla un sol blanco. cosas. Palpo el botón de dicha. fuego. días. Oh estruendo mudo. como si se hubieran sacado bocados de carne de sus cuerpos. esta mano que ayer sostuvo un acero: ¡puedes pasar en el aire. En medio de este dolor. aunque la muerte concibe y pare de Dios mismo. con su mal de tierra suntuosa y la mira a dos manos y la tumba a dos pechos y la mueve a dos hombres. Pregúntome entonces. si. Oh escándalo de miel de los crepúsculos. ¡soldado!. a través de ella. Todos los hombres del mundo forman un solo espectro. Asómate a este boquete.

a ella en condición aumentativa. salobre alcatraz. puesto que los acepto. que ya nadie siente ni ama! ¡De qué deslumbramiento áfono. del Hijo y de la Madre! ¡Instante redondo. Y la península párase por la espalda. sin cesar ni uno de vivir. . Boca del claro día que conjuga era era era era. tinto. seis de la tarde       DE LOS MÁS SOBERBIOS BEMOLES. ambos cascos delanteros! I Quién hace tanta bulla y ni deja Testar las islas que van quedando. y el mantillo líquido.       Un poco más de consideración.           Era Era.la enorme. blanca. vestirse. y se aquilatará mejor el guano. familiar. a él en la flexión del heno rubio. temprano. se ejecuta el cantar de los cantares! ¡De qué tronco. a un niño por constructor de su evidente sexo? Puesto que un niño veo ahora. a cada hialóidea                     grupada. Bomba aburrida del cuartel achica tiempo tiempo tiempo tiempo. sin volver ni uno a temblar en la justa que venero: ¡Felicidad seguida tardíamente del Padre. abozaleada. la simple calabrina tesórea que brinda sin querer. colear. el florido carpintero! ¡De qué perfecta axila. impertérrita en la línea mortal del equilibrio. acérrima costilla: Y este hombre ¿no tuvo a un niño por creciente padre? ¿Y esta mujer. el frágil remo! ¡De qué casco. II           Tiempo Tiempo.       Un poco más de consideración en cuanto será tarde. Y exclamo entonces. enérgico. apasionado. Gallos cancionan escarbando en vano. Mediodía estancado entre relentes. en el insular corazón. veo que no le ven sonarse entre los dos. niño ciempiés.

selladas con su trigueña bondad.       Y si supiera si ha de volver.       Son los grandores. fratesadas. el grito aquel. todas no están mías a mi lado. capulí de obrería.                                   Quedaron de su propiedad. ¿Qué se llama cuanto heriza nos? Se llama Lomismo que padece nombre nombre nombre nombrE. Que mañana entrará satisfecha.          Mañana Mañana. que sí puede                                         ¡CÓMO NO VA A PODER! azular y planchar todos los caos. apenas . Todo sin novedad. de veras. en mis falsillas encañona el lienzo para emplumar.       Doblé la calle por la que raras veces se pasa con bien.       A hora que no hay quien vaya a las aguas. El reposo caliente aún de ser. salida heroica por la herida de aquella esquina viva. y si supiera qué mañana entrará a entregarme las ropas lavadas. Piensa el presente guárdame para mañana mañana mañana mañana           Nombre Nombre. mi aquella lavandera del alma. la claridad de careo. dormitadas. en el chorro de su corazón. dichosa de probar que sí sabe. VII Rumbé sin novedad por la veteada calle que yo me sé. y pregona desde descalzos atriles trasmañanar las salvas en los dobles. la barreta sumersa en su función de                                                              ¡ya!       Cuando la calle está ojerosa de puertas. y fui pasado. y hoy no he de preguntarme si yo dejaba el traje turbio de injusticia.       Ahora hormigas minuteras se adentran dulzoradas. y todas las cosas del velador de tánto qué será de mí. nada a medias. VI El traje que vestí mañana no lo ha lavado mi lavandera: lo lavaba en sus venas otilinas. Y fondeé hacia cosas así.

No ensillaremos jamás el toroso Vaveo de egoísmo y de aquel ludir mortal de sábana. . X Prístina y última piedra de infundada ventura. octubre habitación y encinta.       Mañana algún día. y se baldan. Y hembra es el alma mía. IX Vusco volvvver de golpe el golpe. entrada eternal.       Fallo bolver de golpe el golpe. quemadas pólvoras. De tres meses de ausente y diez de dulce. A su halago. ríe. Pero un mañana sin mañana. desque la mujer esta                     ¡cuánto pesa de general!       Y hembra es el alma de la ausente. Cómo el destino.dispuestas.       Bien puede afincar todo eso. acaba de morir con alma y todo. alguna vez hallaría para el hifalto poder. y no vivo entonces ausencia. su condición excelente para el placer. se arrequintan pelo por pelo soberanos belfos.       Cómo detrás desahucian juntas de contrarios.       Cómo escotan las ballenas a palomas. sería la tienda chapada con un par de pericardios. Sus dos hojas anchas. su válvula que se abre en suculenta recepción de multiplicando a multiplicador. margen de espejo habrá donde traspasaré mi propio frente hasta perder el eco y quedar con el frente hacia la espalda. VIII Mañana esotro día. altos de a             1921. Cómo siempre asoma el guarismo bajo la línea de todo avatar.       Busco volvver de golpe el golpe. mitrado monodáctilo. enveto bolivarianas fragosidades a treintidós cables y sus múltiples. pareja de carnívoros en celo.                     ni al tacto. entre los aros de que enviudemos. todo avía verdad. los dos tomos de la Obra.

y en tus hombros me paro a carcajear. Y ni lloraras. mala brecha. El barro a medias entre sustancias gris. Yerra la punta del afán. más las dos largas que tienen esta noche algo de madres que ya muertas llevan por bromurados declives.       Criadero de nervios. Estría urente abracadabra civil. eres nuestro. ni de la marcha a los encuentros.       Caras no saben de la cara. los dos. .Cómo a su vez éstas dejan el pico cubicado en tercera ala. Y los tres meses de ausencia. por sus cuatro rincones cómo arranca las diarias aherrojadas extremidades. libertadora!       Ah las paredes de la celda. Y sin hacia cabecee el exergo. Ah las cuatro paredes albicantes que sin remedio dan al mismo número. a un niño de la mano cada una. Y los nueve de gestación.       Buena! Buena! XVIII Oh las cuatro paredes de la celda.       Se remolca diez meses hacia la decena. La mañana descalza. hacia otro más allá. secando mi metro y mis bolsillos en tus 21 uñas de estación. más dos que nunca.       Amorosa llavera de innumerables llaves.       Junio. Dos quedan por lo menos todavía en pañales. Cómo arzonamos. y sentado empavona tranquilas misturas. De ellas me duele entretanto. XVII Destílase este 2 en una sola tanda. cara a monótonas ancas.       La mañana no palpa cual la primera.       No hay ni una violencia. Contra ellas seríamos contigo. más y menos. y entrambos lo apuramos. si estuvieras aquí. El paciente incorpórase. cual la última piedra ovulandas a fuerza de secreto. Junio. di. Nadie me hubo oído. si vieras hasta qué hora son cuatro estas paredes.

      Se ha puesto el gallo incierto. con la diestra. al dar lustre al calzado de su pequeña de tres años. cómo quedamos de tan quedarnos. escampas. y a hablarme llegas masticando hielo. en alto. La niña en tanto pónese el índice en la lengua que empieza a deletrear los enredos de enredos de los enredos. herrada su única rueda. que hace por ambas manos. entre mi dónde y mi cuándo.       Engállase el barbado y frota un lado. . XX Al ras de batiente nata blindada de piedra ideal. esta mayoría inválida de hombre. hombre. Pues apenas acerco el 1 al 1 para no caer. a escondidas. y desde ella para arriba. Aquende sufro. con un poquito de saliba y tierra. soy una bella persona.                    hasta la ilusión monarca. haz que conciba el alma. cuando el hombre guillermosecundario puja y suda felicidad a chorros. Oh sangabriel.      Y sólo yo me voy quedando. La chirota grata.       Ese hombre mostachoso. El establo está divinamente meado y excrementido por la vaca inocente y el inocente asno y el gallo inocente. XIX A trastear. el sin cielo. ya no hay dónde subir. y unta el otro zapato.       Quemaremos todas las naves! Quemaremos la última esencia!       Mas si se ha de sufrir de mito a mito.       Penetra en la maría ecuménica. mastiquemos brasas. en busca de terciario brazo que ha de pupilar. bulla que reprende A vertical subordinada.                                                 libres. ya no hay dónde bajar.       Y he aquí se me cae la baba. Allende sufro. quinta y perfecta. Sol. Hélpide dulce.       Hoy vienes apenas me he levantado. Bulla de botones de bragueta.       Mas sufro. el sin luz amor. El desagüe jurídico. lo más nada. lo más piedra.

.. finalmente.. con la botella medio vacía.                                                               aut quam sidera multa. XXI En un auto arteriado de círculos viciosos torna diciembre qué cambiado... moqueando humillación. Pero ella se ha calzado todas sus diferencias....       Yo le recuerdo. Cómo no voy a recordarle al magro señor Doce.. Imagínatelo.-mon frère! Porque no es la impaciencia del buscador de orgasmo quien me tira del cuerpo a otros cuerpos a ser posiblemente jóvenes: yo persigo también el dulce amor. en una de esas noches memorables de rara comunión.       Y a la temurosa avestruz como que la ha querido.. un corazón infiel. corno que la ha adorado.. Quién le viera: diciembre con sus 31 pieles rotas.s.                                                 el pobre diablo. Y hoy diciembre torna qué cambiado... helado.. JAIME GIL DE BIEDMA Pandémica y celeste                                                          quam magnus numerus Libyssae arenae                                                         ... los ceniceros sucios...... con su oro en desgracia.. todas arrastrando recelos infinitos.. y después de agotado el tema de la vida.....       Yo le recuerdo.                                                   pero con un poquito                                                                                no má                                                                                  .. cercano como un pájaro. si jamás he podido entrar en unos brazos sin sentir -aunque sea nada más que un momentoigual deslumbramiento que a los veinte años ! . Hubimos de esplendor. cum tace                                                                          furtiuos hominum uid                                                                                               Imagínate ahora que tú y yo muy tarde ya en la noche hablemos hombre a hombre. hipócrita lector -mon semblable. Que te voy a enseñar un corazón... desnudo de cintura para abajo... ¡Si yo no puedo desnudarme nunca. bocas ensortijadas de mal engreimiento. el aliento a infortunio. el tierno amor para dormir al lado y que alegre mi cama al despertarse.....

Mi amor. de yedra coronados.. de bares. Aquella carretera de montaña y los bien empleados abrazos furtivos y el instante indefenso.               íntegra imagen de mi vida. la mía. definitivas noches en pensiones sórdidas. haber estado solo es necesario. de la langueur goûtée à ce mal d'être deux. en cada encuentro anónimo. los años de experiencia de nuestro amor. de pasajes desiertos. sobre todo. de prostíbulos. Me conmueve el recuerdo de tantas ocasiones. Y es necesario en cuatrocientas noches -con cuatrocientos cuerpos diferenteshaber hecho el amor. son del alma. sol de las noches mismas que le robo. Sin despreciar -alegres como fiesta entre semanalas experiencias de promiscuidad. antes de ir a la cama. mientras buscaba ese tendón del hombro.                           Porque en amor también . Dándole un alma. en cuartos recién fríos.. Aunque sepa que nada me valdrían trabajos de amor disperso si no existiese el verdadero amor. de cuerpos entrevistos. Recuerdos de vosotras. de pie. iluminándolo. Que sus misterios. pero un cuerpo es el libro en que se leen. Ni pasión de una noche de dormida que pueda compararla con la pasión que da el conocimiento. pegados a la tapia. -música de mi fondosonríe aún en la imprecisa gracia de cada cuerpo joven. oh noches en hoteles de una noche. cegados por las luces. O aquel atardecer cerca del río desnudos y riéndonos. Y no hay muslos hermosos que no me hagan pensar en sus hermosos muslos cuando nos conocimos. tras el frenazo.Para saber de amor. de fosos de un castillo. noches que devolvéis a vuestros huéspedes un olvidado sabor a sí mismos! La historia en cuerpo y alma. de camarotes. y de infinitas casetas de baños. Su juventud. los dos medio vestidos. Y por eso me alegro de haberme revolcado sobre la arena gruesa. O aquel portal en Roma -en vía del Balbuino. de escaleras sin luz. para aprenderle. Y recuerdos de caras y ciudades apenas conocidas. como una imagen rota. como dijo el poeta.

mientras seguimos juntos hasta morir en paz. como dicen que mueren los que han amado mucho. deshechos por el tiempo. en un hotel tranquilo.  y parejas dudosas y algún niño con ganglios. parece   que no fue ayer. verificar con mano melancólica su perceptible paso por un cuerpo -mientras que basta un gesto familiar en los labios. sin fuerza y sin deseo. porque por debajo  algo tira más fuerte y es (para decirlo  quizá de un modo menos inexacto)  difícil recordar que nos queremos. quiero aplastar los labios invocando la imagen de su cuerpo y de todos los cuerpos que una vez amé aunque fuese un instante. yo vine a llevarme la vida por delante. y el sábado. Vals de aniversario Nada hay tan dulce como una habitación para dos. incómodos de no sentir el peso de tres años.es importante el tiempo. queda tan cerca  de ayer a última hora y de pasado mañana por la mañana. No volveré a ser joven Que la vida iba en serio uno lo empieza a comprender más tarde -como todos los jóvenes. Y este sabor nostálgico. para hacerme sentir la maravilla de aquella gracia antigua. fugaz como un reflejo.   Ha oscurecido el cuarto  mientras que nos miramos tiernamente.. . cuando pasen más años y al final estemos. Para pedir la fuerza de poder vivir sin belleza.  posiblemente induce a equivocarnos en nuestros sentimientos. Te llamo para decir que no te digo nada  que tú ya no conozcas.  que es hoy. si no es esta ligera sensación  de irrealidad.  si no es con cierta imprecisión. de algún modo. o si acaso  para besarte vagamente  los mismos labios. o la ligera palpitación de un miembro.  como viajes en tren por la noche. cuando ya no nos queremos demasiado. y dulce. Has dejado el balcón. Sobre su piel borrosa.. Pero no  sin alguna reserva.  fuera de la ciudad. los dos.  que los silencios ponen en la boca. Algo como el verano  en casa de mis padres. Todo es igual. hace tiempo.

juventud. toda brillos. fulgor. caracolas y delfines. oh diosa esbelta de tobillos gruesos. hacia la orilla avanzas con sonrosados pechos diminutos. precisa e indecisa. donde posar la frente derramando lágrimas. y volviendo hacia el mar tu rostro donde brilla entre mojadas mechas rubias la expresión melancólica de Antínoos. entre la mar y el cielo. Aunque de pronto frunzas la frente que atormenta un pensamiento conmovedor y obtuso. reviviendo los más temibles sueños imposibles. deslumbrada de sol y sonriendo. sobre la arena blanda. sin deseo enconado como un remordimiento -sin deseo de ti. . eran tan sólo las dimensiones del teatro. "Poemas póstumos" 1968  Himno a la juventud                                                            Heu! quantum per se candida forma                                                                                               A qué vienes ahora. en quien coinciden la directa belleza de la starlet y la graciosa timidez del príncipe. Pero ha pasado el tiempo y la verdad desagradable asoma: envejecer. con nalgas maliciosas lo mismo que sonrisas. oh bella indiferente. el sueño de otra vida. encanto descarado de la vida? ¿Qué te trae a la playa? Estábamos tranquilos los mayores y tú vienes a herirnos. morir. De las ondas surgida. Nos anuncias el reino de la vida. es el único argumento de la obra. sensación pura y ondulaciones de animal latente.Dejar huella quería y marcharme entre aplausos -envejecer. tú vienes para hurgarnos las imaginaciones. morir. sofisticada bestezuela infantil. más intensa y más libre. Y te vemos llegar: figuración de un fabuloso espacio ribereño con toros. y con la insinuación (tan propiamente tuya) del vientre dando paso al nacimiento de los muslos: belleza delicada. aún trémula de gotas.

tiempo bastante aun para mil indecisiones. Para preguntarnos: ¿Me atreveré yo acaso? ¿Me atreveré? Tiempo para dar la vuelta y bajar por la escalera con una coronilla calva en medio de mi cabellera. y para mil visiones y otras tantas revisiones. Ya habrá tiempo. y tiempo para todas las obras y los días de nuestras manos que elevan las preguntas y las dejan caer sobre tu plato. Ellos dirán: «¡Ay. En el salón las señoras están deambulando y de Miguel Ángel están hablando. refugios bulliciosos de noches de desvelo en hoteluchos para pernoctar y de mesones con el piso cubierto de aserrín y conchas de ostra. Ya lo habrá. se deslizó por la terraza. La neblina amarilla que se rasca la espalda sobre las ventanas. Ya lo habrá.. Alfred Prufrock Vamos. los tronos.. Ya habrá tiempo. Para el humo amarillo que se arrastra por las calles rascándose sobre las ventanas. ELIOT La canción de amor de J. Ya lo habrá. el cuello que apoya firmemente mi barbilla. no preguntes: «¿De qué me hablas?» Vamos más bien a realizar nuestra visita. Ya habrá tiempo para matar. cuán flacos tiene los brazos y las piernas! ¿Me aventuro yo acaso a perturbar el universo? En un minuto hay tiempo suficiente . Ellos dirán: «¡Ay. para crear. los dioses y los ángeles y los arcángeles. dio una vuelta a la casa y se acostó a dormir. En el salón las señoras están deambulando y de Miguel Ángel están hablando. antes de la hora de compartir el pan tostado y el té. Para preparar un rostro que afronte los rostros que enfrentamos.por la playa camines como si no supieses que te siguen los hombres y los perros. T. S. Ay. tú y yo. pegó un salto repentino. a la hora en que la tarde se extiende sobre el cielo cual un paciente adormecido sobre la mesa por el éter: vamos a través de ciertas calles semisolitarias. mi corbata. tiempo para ti y tiempo para mí. y viendo que era una tarde lánguida de octubre. cómo el pelo se le está cayendo!» Mi sacoleva. lamió con su lengua las esquinas del ocaso. opulenta aunque modesta y bien asegurada                                                          por un sencillo prendedor.. calles que acechan cual debate tedioso de intención insidiosa que desemboca en un interrogante abrumador. Ya habrá tiempo. las abominaciones.. el humo amarillo que frota el hocico sobre las ventanas.

enrollar en una bola al universo para arrojarla hacia algún interrogante abrumador.. exhausta. dormida. reírse con desprecio. las mañanas. al fin de cuentas. he presenciado al Lacayo Eterno. duerme sosegadamente! Acariciada por unos dedos largos. en medio de nuestra charla baladí. para forzar la culminación de nuestro instante? Aunque he gemido y he ayunado. junto a ti.. sentí miedo. conocido a todos: conocido las tardes. ¡Y la tarde. he gemido y he rezado.. ¿Cómo comenzar entonces a escupir las colillas de mis costumbres y mis días? Entonces. los ojos que nos sellan en una mirada formulada estando yo ya formulado. con mi abrigo en sus                                                         manos.para decisiones y revisiones que un minuto rectifica. en un alfiler esparrancado. entre las porcelanas. ¿Será el perfume de un vestido lo que me hace divagar así? Brazos sobre una mesa reclinados o envueltos en los                                                              pliegues de un mantón. ¿Tendré fuerza bastante después del té y los helados y las tortas. Hubiera valido la pena. ¿cómo he de presumir? Pues he conocido ya los brazos. bien clavado retorciéndome sobre la pared. hubiera valido la pena morder con sonrisas la materia. Hubiera preferido ser un par de recias tenazas que corren en el silencio de oceánicas terrazas. los ocasos. Poder decir: «Soy Lázaro que regresa de la muerte para os revelarlo todo. la mermelada. Pues ya los he conocido. aunque he visto mi cabeza (algo ya calva) portada en una                                                                                           fue yo no soy un profeta -y ello en realidad no importa                                                                                 demasiadohe visto mi grandeza titubear en un instante.. o haciéndose la enferma sobre el suelo extendida. la incipiente noche. conozco aquellas voces que fallecen en un salto mortal bajo la música que llega desde el rincón lejano del salón Entonces. conocido a todos. conocido a todos. . brazos de pulseras adornados. sobre las                                                                    ventanas reclinados. el té. y así lo voy a hacer». junto a mí. Entonces ¿habré de presumir? ¿Y cómo he de comenzar acaso? Diré tal vez: he paseado por callejuelas al ocaso y he visto el humo que sube de las pipas de hombres solitarios en mangas de camisa. he medido mi vida con cucharitas de café. ¿cómo he de presumir? Pues he conocido ya los ojos. después de las tazas. y al fin de cuentas. níveos y desnudos (mas al fulgor de la lámpara cubiertos de leve vello de oro).

alguien capaz de integrar un cortejo. Versión de Luis Zalamea . una dijera: «No. No lo fue.Y si al poner en una almohada la cabeza. una hubiese confesado: «No. de las tazas de té y de las faldas                                                      por los pisos arrastradas. peinando las cabelleras níveas que va formando el oleaje cuando de blanco y negro el viento encrespa el océano. Me vence la vejez. hubiera valido la pena. presto siempre a servir. No soy el príncipe Hamlet. A veces. De ninguna manera». hasta que voces humanas nos despiertan. más bien uno de sus cortesanos acudientes. junto a ondinas adornadas con algaseojas y castañas. Hubiera valido la pena. casi ridículo. No fue esto lo que quise decir. A veces tonto de capirote. He oído allí cómo entre ellas se cantan las sirenas. deferente. después de los ocasos. en síntesis. sí hubiera valido la pena. De ninguna manera». ¿Me peinaré hacia atrás? ¿Me arriesgo a comer melocotones? Me pondré pantalones de franela blanca y me iré a pasear a lo largo de la playa. No fue esto lo que quise decir. Luciré el pantalón con la manga al revés. en realidad. dar comienzo a un par de escenas. y perecemos ahogados. las callejuelas                                                                           salpicadas. las zaguanes. Mas no creo que me vayan a cantar a mí. No lo fue. Ni he debido serlo. No. ¿Después de todo esto y algo más? Me es imposible decir justamente lo que siento. fácil instrumento. si al colocar un almohadón o                                                           arrancar una bufanda. al fin de cuentas. cauto y asaz meticuloso. Las he visto nadando mar adentro sobre las crestas de la marejada. Nos hemos demorado demasiado en las cámaras del mar. volviendo la mirada a la ventana. después de las novelas. asesorar al príncipe. Me vence la vejez. Mas cual linterna mágica que proyecta diseños de nervios                                                                   sobre la pantalla. político.