You are on page 1of 2

JORGE SABORIDO- EL ESTADO DE BIENESTAR

1) Definición. El Estado benefactor consiste en un conjunto de instituciones públicas supuestamente destinadas a elevar la calidad de vida de los trabajadores o de la población y a reducir las diferencias sociales ocasionadas por el funcionamiento del mercado. Estas instituciones actúan como mecanismos redistributivos del ingreso mediante: transferencias monetarias (asignaciones, etc.), la provisión de bienes y servicios, y el establecimiento de normas de protección de las condiciones de trabajo. Desde otra perspectiva, el Estado benefactor se vincularía con las políticas keynesianas, en tanto se consideran una serie de medidas fiscales y monetarias destinas a atenuar las fluctuaciones de la actividad económicas. 2) Orígenes históricos del Estado de bienestar. El punto de partida preciso es el fin de la Segunda Guerra Mundial. No obstante, muchos analistas destacan la importancia de la legislación social implantada en Alemania hacia 1880 por Otto von Bismarck (leyes laborales, de enfermedad y jubilación, etc.), pero se trató de un intento por neutralizar el crecimiento del socialismo entre las clases obreras. Hay que tener en cuenta la tensión que se da entre el mercado, como el más eficaz asignador de recursos que aspira a conquistar plena autonomía respecto de la política, y las exigencias de igualdad planteadas por las clases bajas como cuestionamiento de la estructura social producto de una distribución sin regulación. Es esta tensión la que se traslada al pensamiento político. Allí hay que distinguir entre Estado social (arranca con Bismarck, es conservador, “integración desde arriba”), y el Estado de Bienestar (la política social como expansión de los derechos sociales y los derechos democráticos, implica un pacto para la integración de los trabajadores al sistema capitalista). El incremento del papel del Estado se inscribe en el marco de la construcción y consolidación de Estados-nación orientados a gestionar el proceso de desarrollo de una economía de mercado y el proceso de emergencia de una democracia de masas. La crisis de los años 30 fue un momento decisivo para el surgimiento del Estado benefactor, porque para superarla necesitaron del incremento de la presencia estatal en la vida económica y social. El New Deal (Roosvelt) de 1933, es un ejemplo de esa intervención. Por otro lado, la obra de Keynes desplegó el fundamento teórico de una concepción capitalista que atribuía al Estado un papel central. Las “políticas keynesianas” incluyen decisiones gubernamentales de orden monetario y fiscal que poco y nada tienen que ver con el Estado benefactor. 3) La constitución del Estado de bienestar. La proximidad del fin de la Segunda Guerra llevó al replanteamiento de las pautas que permitieran retomar el crecimiento económico, y a la búsqueda de vías que aseguraran la estabilidad social, a la vista de la expansión del modelo soviético. El Estado benefactor surge en respuesta a la manifiesta incapacidad del Estado liberal para enfrentar los problemas generados por la transformación del sistema capitalista en el marco de una democratización creciente. El proceso de transformación del Estado se relaciona con los nuevos rasgos del capitalismo que surgieron en Estados Unidos y en algunos países de Europa occidental durante el período de entreguerras. La nueva realidad exigía una continua intervención estatal para la regulación de la demanda, la estabilidad económica, la reproducción de la mano de obra y del arbitraje de los conflictos sociales. La síntesis entre desarrollo económico y bienestar social se concretó a nivel político en un pacto con los sindicatos, las organizaciones empresariales y el Estado. En Europa se pueden distinguir dos tipos de Estado de bienestar: el primero, en Alemania y Francia, se financia con contribuciones sociales, reproduce la estructura social del país, y sus políticas sociales están destinadas a favorecer la familia tradicional; el segundo, en Suecia y Noruega, es universalista, se financia con impuestos sobre la renta y los beneficios sociales se consideran inherentes a la ciudadanía y residencia, busca la igual no en las necesidades mínimas, sino en altos niveles de ingresos y está vinculado con el consenso socialdemócrata. En Estados Unidos, el Estado benefactor respondió al “liberalismo de mercado”: los sistemas de protección social son residuales, destinados sólo a la población más vulnerable. El modelo avanzado del capitalismo de la segunda posguerra generó crecimiento económico e incremento del gasto público. En América Latina no puede hablarse de “estado de bienestar, sino en sus variantes populistas. El cambio del papel del Estado generó un aumento

dieron como resultado una profunda separación entre quienes estaban integrados en el sistema económico y los sectores marginados y abandonados por un Estado que ya no se preocupa por ellos. la expansión del sector privado. represivo (el no cuestionamiento del orden social es condición para poder acceder a los beneficios sociales). pero reproduce la desigualdad capitalista). Se basa en dos cuestiones: la expansión de la burocracia como unidad parcialmente autónoma. y que ejerce un control ideológico-político sobre la clase obrera (porque oculta los mecanismos de explotación del modo de producción capitalista. y la competencia entre partidos políticos que lleva a la búsqueda de adherentes mediante la expansión del gasto público. Si bien las bases del Estado de bienestar se mostraron sólidas porque existía un consenso en la sociedad respecto al mantenimiento de un determinado nivel de vida. 5) Las críticas al Estado de bienestar. La vigencia en los 90 del “Consenso de Washington” ha reforzado las posiciones contrarias a la intervención del Estado en lo social. 6) Globalización y Estado de bienestar. La continuidad del Estado benefactor constituye un componente fundamental para el funcionamiento de una economía de mercado gestionada democráticamente. las políticas de bienestar estarían fundamentadas en la lógica del Estado y en las luchas políticas por incrementar su poder. B) Teorías centradas en la oferta: los Estados son concebidos como organizaciones que exigen obediencia sobre los ciudadanos. donde los funcionarios luchan por sus propios intereses. sino que se refiere a la “autonomía estatal”. En el nuevo mundo globalizado. las políticas reguladoras del mercado de trabajo obstaculizan la creación de empleo. e ignora el problema de la redistribución del ingreso. así como también la institucionalización del movimiento obrero en sindicatos. La década de 1980 (con Ronald Reagan y Margaret Thatcher). El corporativismo se ha desarrollado como instrumento del Estado benefactor destinado a superar los conflictos de intereses. ha creado dependencias empobreciendo a la población. Entre ellas. quedan ausentes los países que penalicen con sus políticas económicas y fiscales la libre circulación de capitales. Las críticas se centran en que el Estado de bienestar es: ineficaz (no ha hecho mucho por alterar la distribución del ingreso entre trabajo y capital). interviene para corregir las deficiencias e injusticias del sistema sin plantear una superación). ha cuestionado la gobernabilidad de los sistemas democráticos al incrementar las expectativas populares. Por el contrario.de la burocracia y de la mano de obra empleada en el sector terciario. la reducción de los programas de asistencia. y prácticas destinadas a la reducción de la pobreza. Sin dudas. las políticas reguladoras del comercio exterior y de la movilidad del capital obstaculizan la eficiencia económica del sistema internacional. y la “teoría neomarxista” (destaca el papel del Estado benefactor como servidor de los intereses de la clase dominante y resultado de los cambios capitalistas. lo cual propicia el cuestionamiento de la legitimidad y credibilidad del sistema político. éste desarrolla los elementos necesarios para mantener la paz social. recomienda la disminución del tamaño del Estado. . A) teorías centradas en la demanda: afirman que el Estado responde a los reclamos sociales por un mayor bienestar mediante el incremento del gasto público. inauguró un período de desmantelamiento del Estado benefactor. y. en pos de la paz social. los recortes presupuestarios. pero que no responden a las demandas de las diferentes clases sociales. fue la crisis de los años 70 la que dio impulso a los cuestionamientos del pensamiento neoliberal y conservador: las políticas redistributivas impactan negativamente sobre el desarrollo y el crecimiento económico al disminuir el ahorro de la población. Las corrientes de izquierda afirman que es un modo disfrazado de preservar las bases de funcionamiento del capitalismo y asegurar el dominio de la burguesía. Al mismo tiempo. la “teoría socialdemócrata” (Estado benefactor como resultado de las luchas sociales y políticas del movimiento obrero organizado). se encuentran la “teoría del industrialismo” (Estado como respuesta a las transformaciones de la industrialización y desarrollo tecnológico). la insistencia en la aplicación de políticas neoliberales potencia la formación de sociedades polarizadas en el terreno social. 4) Teorías explicativas del surgimiento y desarrollo del Estado de bienestar. por el contrario.