You are on page 1of 1

El calor latente es la energía requerida por una cantidad de sustancia para cambiar de fase, de sólido a líquido (calor de fusión

) o de líquido a gaseoso (calor de vaporización).Se debe tener en cuenta que esta energía en forma de calor se invierte para el cambio de fase y no para un aumento de la temperatura; por tanto al cambiar de gaseoso a líquido y de líquido a sólido se libera la misma cantidad de eEl calor latente es la energía requerida por una cantidad de sustancia para cambiar de fase, de sólido a líquido (calor de fusión) o de líquido a gaseoso (calor de vaporización).Se debe tener en cuenta que esta energía en forma de calor se invierte para el cambio de fase y no para un aumento de la temperatura; por tanto al cambiar de gaseoso a líquido y de líquido a sólido se libera la misma cantidad de energía. Cuando ofrecemos energía térmica a una substancia, su temperatura no varía, pero su estado de agregación se modifica, este es el llamado calor latente. Esta magnitud física que informa de la cantidad de energía térmica (calor) que una unidad de masa de una substancia debe perder o recibir para que ella cambie de estado físico, o sea, pase del solido al liquido y del liquido al gaseoso y asi en los demás casos. Calor sensible es aquel que recibe un cuerpo o un objeto y hace que aumente su temperatura sin afectar su estructura molecular y por lo tanto su estado. El Calor sensible es el calor empleado en la variación de temperatura, de una sustancia cuando se le comunica o sustrae calor. En la transferencia de calor por Radiacion las sustancias que intercambian calor no tienen que estar en contacto, sino que pueden estar separadas por un vacío. La radiación es un término que se aplica genéricamente a toda clase de fenómenos relacionados con ondas electromagnéticas. Los principales movimientos de la Tierra son la rotación, la traslación, la precesión y la nutación. La rotación es el movimiento que produce la Tierra girando sobre sí misma alrededor de un eje imaginario que pasa por los polos. Da una vuelta completa cada 24 horas cada 23 h 56 minutos exactamente-, en dirección Oeste-Este. Este movimiento es el responsable de que se produzcan los días y las noches. El movimiento de traslación se da cuando la Tierra es impulsada por la gravitación y se mueve alrededor del Sol. El planeta necesita para ello 365 días, que es la duración del año. La precesión es un lentísimo balanceo que se produce en la Tierra durante su movimiento de traslación. Como consecuencia, la posición del polo celeste va cambiando a través de los siglos. Por último, la nutación es un pequeño vaivén del eje de la Tierra, provocado por las fuerzas externas de atracción gravitatoria entre la Luna y el Sol con la Tierra.