You are on page 1of 242

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.

com/)





1 EVALUACIÓN DE FORMACIONES MEDIANTE PERFILAJE DE POZOS


1.1 INTRODUCCIÓN

De los diferentes métodos que se utilizan en el proceso de evaluación de formaciones
petrolíferas, la evaluación mediante perfilaje de pozos, es el único método que provee un
registro continuo versus profundidad, de las diferentes propiedades de las formaciones
atravesadas en un pozo.

Cuando termina la perforación de un pozo, se recurre al perfilaje para cumplir con el
objetivo de la perforación, cual es verificar la existencia y cuantificar la cantidad de
hidrocarburo presente en los poros de las rocas reservorio.

El perfilaje de pozos consiste en bajar al fondo del pozo una serie de herramientas
suspendidas de un cable conductor, que las mantiene conectadas a un equipo de cómputo
en superficie, el cual procesa la información registrada por los sensores de las
herramientas y genera en tiempo real el perfil de las propiedades petrofísicas medidas a lo
largo del pozo (Figura 1.1).

Unidad computarizada
de registro
Roldana
superior
Herramienta
Malacate
Páneles
de control
Roldana
inferior

Figura 1.1 Esquema ilustrativo del perfilaje de un pozo
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

1-2
Las herramientas de perfilaje registran la información durante su desplazamiento desde el
fondo del pozo hasta superficie, a velocidades promedio de 0.5 pies/seg y frecuencias de
muestreo que van desde 3 a 13 muestras/pie, en función del diseño de las herramientas,
de las propiedades de las formaciones y del parámetro medido.

En la actualidad, mediante el perfilaje de pozos se mide una apreciable cantidad de
parámetros físicos relacionados con las propiedades geológicas y petrofísicas de los
reservorios, que convierten al perfilaje en el método más útil e importante con que cuentan
geólogos, geofísicos e ingenieros de petróleos en la tarea de evaluar formaciones, gracias
al desarrollo de herramientas de alta precisión y de métodos confiables de interpretación
de perfiles.

La evaluación de formaciones mediante el perfilaje de pozos tiene dos aspectos, uno
cualitativo y otro cuantitativo:

La evaluación cualitativa consiste en correlacionar, al detalle, los niveles estratigráficos de
las secuencias sedimentarias, entre pozos de un mismo campo o entre pozos de campos
diferentes o, incluso, entre pozos de cuencas sedimentarias diferentes y en interpretar la
información de los perfiles en términos de ambientes deposicionales. Toda esta
información se plasma en mapas de litofacies del subsuelo y en modelos geológicos que
sirven para optimizar la localización de nuevos pozos exploratorios y de desarrollo.

La evaluación cuantitativa consiste en determinar las características físicas de las rocas
reservorio, tales como resistividad, porosidad, permeabilidad, saturación de agua y
litología. Esta información permite identificar los reservorios saturados con hidrocarburos,
determinar su espesor y estimar las reservas de aceite y/o gas que contienen.

1.2 OBJETIVOS DE LA EVALUACIÓN CUANTITATIVA DE FORMACIONES
La evaluación cuantitativa, mediante perfiles de pozo abierto, tiene dos objetivos básicos:
evaluar las reservas de hidrocarburos y pronosticar producción de los pozos objeto de
evaluación.

Para estimar las reservas de hidrocarburos in situ, es necesario determinar los siguientes
parámetros: porosidad efectiva, volumen total de roca saturada y saturación de agua.

Para pronosticar producción en un pozo, además de la porosidad efectiva 
e
y de la
saturación de agua S
w
, es necesario estimar el índice de movilidad de los hidrocarburos,
IM, dividiendo la saturación de agua de la zona virgen, S
w
, por la saturación de agua de la
zona lavada, S
xo
. Cuando el índice IM es igual a 1 significa que no hubo invasión del
filtrado y en consecuencia, los hidrocarburos no son móviles y por tanto no habrá
producción.
xo
w
S
S
IM  Ec. 1.1

Se considera que los hidrocarburos tienen buena movilidad cuando el índice de movilidad
IM es inferior a 0,6 - 0.7.

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

1-3
1.3 IMPORTANCIA DEL PERFILAJE
La importancia de los perfiles de pozo abierto radica en que la información que se obtiene
de su análisis e interpretación, responde a muchas preguntas que se plantean
especialistas de diferentes disciplinas, que participan en la prospección y desarrollo de los
yacimientos de petróleo y gas (Tabla 1.1).

Tabla 1.1 Algunas preguntas de interés a diferentes especialistas

ESPECIALISTA PREGUNTAS DE INTERÉS
Geofísico / Geólogo
 Profundidad de los topes de las formaciones
 Topes de las rocas reservorio
 Tipo y volumen de hidrocarburo en la trampa
 Comercialidad del volumen de las reservas
Ingeniero de Yacimientos
 Espesor de la zona productora
 Homogeneidad de la zona productora
 Porosidad y permeabilidad de la zona productora
Ingeniero de Perforación
 Volumen del hueco a cementar
 Estabilidad de las paredes del pozo
 Sitios aptos para iniciar desviaciones
 Sitios aptos para sentar empaques de pruebas
Ingeniero de Producción
 Profundidad de la zona a completar
 Rata de producción esperada
 Tipo de fluidos a producir
 Volumen de agua a producir
 Aislamiento hidráulico de la zona productora

En la evaluación de formaciones la información geológica de superficie debe ser
complementada con la información del subsuelo, que proporciona el estudio de los
núcleos se sección completa y de pared, de los cortes de perforación y de las imágenes
de la pared del pozo.

La perforación con recobro de núcleos o corazones de roca de sección completa, permite
evaluar, en el laboratorio, las propiedades petrofísicas de las rocas reservorios tales como
porosidad, permeabilidad y saturación de fluidos, pero, debido al alto costo de este
procedimiento, solo se obtienen núcleos de sección completa en raras ocasiones,
principalmente durante la perforación de pozos exploratorios, cuando las propiedades
petrofísicas de las rocas reservorio no son aún bien conocidas.

La obtención de núcleos de pared, que es un sistema alternativo de muestreo, menos
costoso que el sistema anterior, no sustituye a los núcleos de sección completa porque
aunque proporciona los mismos parámetros petrofísicos, tiene la desventaja que su
información es puntual y discontinua.

Los cortes o ripios son de lejos la principal fuente de información litológica del subsuelo,
pero debido a que llegan mezclados e incompletos a superficie, no es posible reconstruir
con exactitud la columna estratigráfica de un pozo en términos de la composición litológica
y de la profundidad de los topes de las diferentes unidades.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

1-4
En contraste con lo anterior, los perfiles obtenidos en pozo abierto determinan con
precisión topes y bases y registran de forma continua, a lo largo del pozo, valores muy
aproximados de los diferentes parámetros petrofísicos de las formaciones atravesadas.

Desde 1927, cuando los hermanos Marcelo y Conrad Schlumberger registraron en
Pechelbronn (Francia) los primeros perfiles eléctricos, el perfilaje se convirtió en una
técnica de uso generalizado en la industria del petróleo en todo el mundo.

1.4 TIPOS DE HERRAMIENTAS DE PERFILAJE DE POZO ABIERTO
Treinta años atrás, un arreglo completo de perfilaje para estudiar en detalle un pozo,
podía consistir, a lo sumo, de seis herramientas: resistividad, gamma ray, porosidad de
densidad, porosidad neutrónica, porosidad sónica y medidor de buzamientos. En la
actualidad, además de las citadas se puede correr, entre otras, las siguientes
herramientas: dieléctrica, rayos gama espectral, litodensidad, sónica dipolar, sónica de
onda completa, resonancia magnética, sísmica de pozo, imágenes de microresistividad e
imágenes de ultrasonido.

La información que se obtiene con las herramientas de perfilaje es muy amplia, pues
abarca desde tipo de fluidos porales y propiedades petrofísicas hasta posición estructural
de las capas a lo largo del pozo. En la tabla 1.2 se incluye un listado de algunas
herramientas de pozo abierto, fabricadas por las dos empresas más importantes en esta
industria y agrupadas por el tipo de información que proporcionan.

1.5 FORTALEZAS Y LIMITACIONES DEL PERFILAJE
Entre las fortalezas del perfilaje se destacan las siguientes:
 Representa la mayor fuente de información geológica y petrofísica de un pozo
 Suministra valores aproximados de las propiedades petrofísicas de los yacimientos
 Permite evaluar cambios de las propiedades geológicas y petrofísicas de los
yacimientos en dirección vertical y lateral
 Proporciona mediciones estandarizadas de diferentes parámetros

Aunque el perfilaje de pozos es el método más importante en la investigación del
subsuelo, no es el único disponible y se debe utilizar conjuntamente con los otros métodos
de evaluación de formaciones para realizar evaluaciones integrales.

Respecto a las limitaciones del perfilaje, se debe mencionar que las mediciones de las
propiedades petrofísicas que se obtienen con las herramientas de perfilaje, son indirectas
y aproximadas, porque están afectadas por la invasión del filtrado de lodo y por los
factores ambientales que rodean a las herramientas y que influencian sus mediciones, las
cuales requieren ser corregidas e interpretadas convenientemente, teniendo en cuenta el
principio de funcionamiento de las mismas y las condiciones del pozo.





Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

1-5

Tabla 1.2 Información que proporcionan algunas de las herramientas de pozo abierto

INFORMACIÓN
TIPO DE
HERRAMIENTA
SCHLUMBERGER

HALLIBURTON

Indicación sobre
fluidos porales
Inducción IES
DIL
DIT-E
- Induction-Electrical Survey
- Dual Induction Log
- Dual Induction Tool

IES
DIL
HRI
HDIL
- Induction-Electrical Survey
- Dual Induction
- High Resolution Induction
- Hostil Dual Induction Tool
Lateroperfil LL3
LL7
LL8
DLL
HALS
- LateroLog 3
- LateroLog 7
- LateroLog 8
- Dual Laterolog
- High Resolution Laterolog
Sonde
LL3
DLLT
- Laterolog 3
- Dual Laterolog Logging Tool
Microresistividad ML
MLL
SFL
MSFL
MCFL
- Micro Log
- Microlaterolog
- Spherically Focused Log
- Micro Spherically Focused Log
- Micro Cylindrically Focused
Log
ML
MG
MSFL

- Micro Log
- Microguard
- Micro Spherically Focused
Tool

Dieléctrica EPT

DPT
- Electromagnetic Propagation
Tool
- Deep Propagation Tool
HFD

LFD
- High Frequency Dielectric
Tool
- Low Frequency Dielectric
Tool
Relación
carbono/oxígeno
RST - Reservoir Saturation Tool C/O

- Carbon/Oxigen Log
Resonancia magnética NMR
CMR
- Nuclear Magnetic Resonance
- Combinable Magnetic
Resonance
MRIL - Magnetic Resonance
Imaging Logging

Indicación sobre
porosidad y
litología
Sónica BHC
LSS
FWS
- Borehole Compensated
- Long Spaced Sonic
- Full Wave Sonic
BCS

LSS
FWST
WSTT
- Borehole Compensated
Sonic
- Long Spaced Sonic
- Full Wave Sonic Tool
- Wave Sonic Tool
Densidad FDC
TLD
- Formation Density Compensated
- Three Detector Lithology Density
CDL
SDLT
- Compensated Density Log
- Spectral Density Log Tool
Litodensidad LDT - Litho-Density Tool SDLT - Spectral Litho Density Tool
Neutrónica GNT
SNP
CNL
TDT
CDN
- Gamma Ray Neutron Tool
- Sidewall Neutron
- Compensated Neutron Log
- Thermal Decay Time
- Compensated Density Neutron
SNL
DSNT
DSEN
CNT-K
TMD
- Sidewall Neutron Log
- Dual Spaced Neutron Tool
- Epithermal Neutron Porosity
- Compensated Neutron Tool
- Thermal Multigate Decay
Rayos Gamma GR
SGR
NGS
- Gamma Ray
- Spectral Gamma Ray
- Natural Gamma Ray
Spectrometry Log

GR
CSNG

- Gamma Ray
- Spectral Gamma Ray
Indicación sobre
posición de las
capas
Medidor de buzamiento DIP
OBDT
- Dipmeter
- Oil-Base Dipmeter Tool
DIP

- Dipmeter

Sísmica de pozo VSP - Vertical Sounding Profile VSP - Vertical Sounding Profile
Toma de
muestras de
núcleos y de
fluidos de
formación
Cañón tomamuestras
por impacto
SWC - Sidewall Coring Tool SWC - Sidewall Coring Tool
Cañon tomamuestras
por rotación
RSTC - Rotary Sidewall Coring Tool RSCT - Rotary sidewall Coring Tool
Probador de
formaciones
MDT

RFT
- Modular Formation Dynamics
Tester
- Repeat Formation Tester
FT
SFT
SFTT
RDT
- Formation Tester
- Selective Formation Tester
- Sequencial Formation Tester
- Reservoir Description Tool
Imágenes de la
pared del pozo

Imágenes
Micro-resistivas

FMI
GVR
AIT
- Fullbore Formation MicroImager
- GeoVision Resistivity
- Array Induction Imager Tool

EMIT

- Electrical MicroImager Tool

Imágenes Ultrasónicas UBI
DSI
USIT
- UltraSonic Borehole Imaging
- Dipole Shear Sonic Image
- Ultra Sonic Imager Tool
CAST-V

- Circunferential Acoustic Tool
Imágenes de lodo
OBM


OBMI

- Oil-Base MicroImager

OMI

- Oil MicroImager

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

1-6
1.6 MEDICIONES REGISTRADAS EN POZO ABIERTO

De acuerdo al principio físico de operación, las herramientas de perfilaje se pueden dividir
en dos grupos:

 Herramientas pasivas, son aquellas que miden alguna propiedad de las rocas aledañas
a la pared del pozo, que se manifiesta de manera natural, sin introducir en ellas algún
tipo de energía. A este grupo pertenecen la herramienta de radioactividad natural de
rayos gamma y los dispositivos utilizados para medir el potencial espontáneo y el
calibre del pozo.

 Herramientas activas, son aquellas que introducen algún forma de energía a las rocas
aledañas a la pared del pozo y miden algún parámetro relacionado con la respuesta de
la roca al estímulo aplicado. A este grupo pertenecen las herramientas de resistividad,
la herramienta sónica o acústica, la de densidad, la neutrónica, la herramienta de
resonancia magnética, etc.

1.7 CALIBRACIÓN DE LAS HERRAMIENTAS

El resultado final obtenido del análisis de los perfiles será bueno, en la medida que la
calidad de la información analizada sea buena. De esta consideración se desprende que
es muy importante controlar la calidad de los perfiles comenzando por la calibración de las
herramientas durante su adquisición. La calibración de las herramientas garantiza que las
mediciones que con ellas se realicen proporcionen resultados confiables. Las
herramientas son sometidas a 3 tipos de calibraciones:

 Calibración en el taller de la compañía de perfilaje
 Calibración en campo previa al servicio
 Calibración en campo posterior al servicio

Las herramientas neutrónica y de densidad deben ser calibradas en el taller con la ayuda
de un tanque de agua y de un bloque de aluminio respectivamente. Además, ambas
herramientas deben ser calibradas en campo con calibradores portátiles, antes y después
de un servicio y los resultados deben coincidir dentro de una tolerancia preestablecida y
deben ser muy similares a los obtenidos en las calibraciones realizadas en el taller.

La herramienta sónica debe ser calibrada en el taller en un tanque de agua y a diferencia
de las anteriores herramientas, no resulta práctico calibrarla en campo. La herramienta de
inducción tampoco se calibra en campo, porque requiere de un ambiente no conductivo,
que se consigue en el taller, colocando la herramienta sobre un andamio de madera, a fin
de alejarla de cualquier objeto metálico y luego se lee la resistividad cuando el punto de
medición de la sonda se hace pasar por el centro de un aro de material no conductivo de
resistividad conocida.

La herramienta de rayos gamma debe ser calibrada en campo, en unidades API, mediante
el uso de una fuente radioactiva portátil de intensidad conocida que se coloca a una
determinada distancia del sensor de la herramienta y se lee la radiación de rayos gamma;
después se retira la fuente lejos del sensor de la herramienta y se mide la radiación de
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

1-7
rayos gama del lugar o del entorno.

La forma más práctica y más objetiva de verificar la calibración de todo el conjunto de
herramientas de la sarta de perfilaje y el funcionamiento de equipo de superficie, consiste
en registrar por segunda vez una o dos secciones de 200 pies cada una, denominadas
secciones repetidas, y compararlas con la sección principal del registro.

1.8 SELECCIÓN DEL ARREGLO DE PERFILAJE

El arreglo o conjunto de herramientas de perfilaje que se acoplan para bajarlas a un pozo
se selecciona tendiendo en cuenta el tipo de pozo, el tipo de lodo, litología de la formación,
tipo la salinidad del agua de formación y las condiciones del hueco a perfilar.

En el perfilaje de pozos exploratorios, el arreglo de la herramienta es más completo que
cuando se trata de pozos de desarrollo, porque el requerimiento de información es mayor,
debido a que aún no se conocen las propiedades petrofísicas y la posición estructural de
las rocas. En este caso, en forma general, el arreglo incluye:

 Una combinación de dos herramientas de resistividad que permite medir
simultáneamente tres perfiles de resistividad, leídos a diferente profundidad de
investigación. Si dentro del pozo hay lodo salado, se utilizan herramientas que miden
resistividad como por ejemplo la combinación DLL-MSFL y si dentro del pozo hay lodo
dulce o lodo base aceite, se utiliza una combinación de herramientas que miden
conductividad como por ejemplo la combinación DIL-SFL.
 Dos herramientas de porosidad, por regla general la neutrónica y la de densidad, que
permiten determinar la porosidad de forma más precisa, identificar la litología y además
diferenciar si el hidrocarburo presente es líquido o gaseoso.
 El dispositivo para medir el perfil de potencial espontáneo.
 La herramienta de rayos gamma.
 El calibrador del diámetro del pozo.

En los pozos de desarrollo el arreglo de perfilaje es más sencillo e incluye, como mínimo,
un perfil de resistividad de investigación profunda y un perfil de porosidad, acompañados
por el calibrador del diámetro de pozo y por los perfiles de potencial espontáneo y de
rayos gamma.

El diámetro del arreglo estándar de perfilaje es de 3 5/8” y su longitud es de 35 pies; estas
dimensiones en ocasiones deben reducirse en función del diámetro y del ángulo de
desviación del pozo; cuando existen problemas de socavación de las paredes o de
estrechamiento del diámetro, se restringe el uso de herramientas de patín que se corren
pegadas a la pared del pozo, porque son las más sensibles a las irregularidades de la
pared y las más susceptibles de causar atascamientos y pegas.

Generalmente la información obtenida con el primer arreglo en un pozo exploratorio,
resulta insuficiente, razón por la cual, el programa de perfilaje del pozo se complementa
bajando otros arreglos con otras herramientas diferentes dependiendo de los
requerimientos de información y del analisis de la información obtenida con los arreglos
previos.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

1-8
1.9 TÉCNICAS DE PERFILAJE MWD/LWD

Estas nuevas técnicas, conocidas por sus siglas en inglés MWD/LWD, tienen como
objetivo controlar la dirección y el proceso mismo de perforación de un pozo y medir
simultáneamente en tiempo real las propiedades petrofísicas de las formaciones
penetradas, antes de que sus fluidos porales sean alterados por la invasión del filtrado de
lodo, utilizando para ello herramientas de perfilaje que van dispuestas en los collares de la
sarta de perforación y un sistema de telemetría de datos desde la superficie hasta el fondo
del pozo para proporcionar el control direccional . La técnica MWD, que significa midiendo
mientras se perfora, se aplica al direccionamiento del pozo y la técnica LWD, que significa
perfilando mientras se perfora, se utiliza para medir las propiedades petrofísicas.

La técnica MWD es especialmente valiosa en la perforación de pozos direccionales, en los
cuales el control preciso de la trayectoria del pozo es crítico y además, dado el alto grado
de desviación, el perfilaje con cable no es posible y en la perforación de formaciones
sobrepresionadas, porque la información en tiempo real le permite al perforador tomar
decisiones inmediatas, como variar el ángulo de la cara de la herramienta, cambiar el
azimut del pozo, disminuir el torque y peso sobre la broca, variar la velocidad de rotación
o aumentar el peso del lodo para evitar pegas de tubería.

En la última década, la técnica MWD se ha desarrollado mucho gracias a la utilización de
sofisticados sensores (acelerómetros y magnetómetros) y a la incorporación de
tecnologías de guía aeroespacial, que determinan la orientación de la sarta de perforación
con respecto a los campos magnético y gravitacional de la tierra, de forma que le permiten
al pozo “navegar” a lo largo de las zonas de mayor porosidad del reservorio, manteniendo
una determinada distancia por encima del contacto agua-aceite, para evitar posteriores
problemas de cronificación.

En la actualidad, la técnica LWD mide un número considerable de parámetros petrofísicos
con suficiente precisión, comparable a la precisión obtenida con herramientas bajadas al
pozo mediante cable. La tendencia a futuro consiste en adquirir con alta precisión
mediante la técnica LWD todos los diferentes tipos de perfiles que en la actualidad se
registran en hueco abierto con cable, para evitar el efecto de la invasión del filtrado sobre
las mediciones de las herramientas, optimizar el proceso de perforación y reducir el costo
del tiempo de taladro de perforación.

1.10 COSTO DEL PERFILAJE

En la actualidad, en promedio, el servicio de perfilaje de un pozo representa entre 5% y
8% del costo total del pozo. El costo del perfilaje depende de varios factores que tienen
que ver con el pozo mismo, tales como: localización (continente o costa afuera), ángulo
con la vertical, ángulo de desviación, cargo por profundidad, temperatura y presión, El
costo de perfilaje también depende de factores relacionados con las herramientas a
utilizar, tales como: grado de complejidad tecnológica, resolución vertical, cantidad de
información que suministran, velocidad de registro, etc.

La mayoría de las herramientas están diseñadas para soportar temperaturas hasta de
400° F y presiones hasta de 20.000 psi; cuando las condiciones de temperatura y presión
superan estos límites, se hace necesario utilizar herramientas de diseño especial, más
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

1-9
costosas, capaces de soportar condiciones muy hostiles.

La técnica de perfilaje MWD/LWD es más costosa que el perfilaje convencional con cable,
pero se justifica económicamente porque reduce el tiempo de “stand by” del equipo de
perforación, sin contar los beneficios que se obtienen en la perforación direccional y la
ventaja de evaluar las formaciones en tiempo real.

1.11 PRESENTACIÓN DE LOS PERFILES
1.11.1 Encabezado

El Instituto Americano del Petróleo estandarizó, en la recomendación práctica API RP 31A
de 1997, un formato de encabezado, aplicable a todos los perfiles de pozo abierto. El
formato de encabezado dispone de espacio para la siguiente información: nombre de la
compañía de servicio, identificación del pozo, localización del pozo, referencias de
profundidad, fecha de registro, profundidad del pozo, profundidad del revestimiento,
diámetro y tipo del revestimiento, diámetro de la broca, intervalo registrado, información
del lodo (tipo, propiedades, resistividades), temperatura máxima en el pozo e información
sobre otros perfiles registrados en el mismo pozo (Figura 1.2).

1.11.2 Pistas

Las pistas de los registros se distribuyen de izquierda a derecha de la siguiente forma: la
pista 1 es la del borde izquierdo del registro, después sigue la pista de profundidad, luego,
a la derecha de la pista de profundidad, siguen las pistas 2 y 3. Eventualmente se grafica
la pista 4 que combina a las pistas 2 y 3 en una sola.

La anchura del registro tiene 8 pulgadas distribuidas así: las pistas 1, 2 y 3 tienen de 2,5
pulgadas cada una y la pista de profundidad tiene 0,5 pulgadas.

1.11.3 Grillas

Se utilizan tres tipos de grillas para mostrar las escalas de valor de las pistas de los
perfiles: grilla lineal, grilla logarítmica y grilla mixta o híbrida (Figura 1.3).

La pista 1 siempre se divide con grilla lineal de 10 divisiones; las pistas 2 y 3 se dividen
con grilla ya sea logarítmica de 4 ciclos o grilla mixta. En el caso de grilla mixta, la pista 2
se divide con grilla logarítmica y la pista 3 con grilla lineal (Figura 1.3).

1.11.4 Escalas de profundidad

Usualmente un mismo perfil de un pozo se grafica en dos escalas de profundidad
diferentes.

En Norte América, en estudios de correlación, lo más común es representar 100 pies de
pozo en 1 ó 2 pulgadas de perfil, lo que corresponde a escalas de 1:1200 y de 1:600
respectivamente. En estudios de rutina, la escala más usada es 1:240, en la cual 100 pies
de pozo se representan en 5 pulgadas de perfil.

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

1-10
En la mayoría de los países del mundo se utilizan escalas decimales expresadas en pies o
en metros, entre las cuales las más utilizadas son: 1:1000, 1:500, 1:200, 1:40 y 1:20.

En los perfiles de correlación, se utilizan 2 tipos de líneas horizontales para facilitar la
lectura de la escala de profundidad: líneas delgadas cada 10 pies y líneas gruesas cada
100 pies; en los perfiles de rutina, que son los que se utilizan con mayor regularidad, se
utilizan tres tipos de líneas horizontales: líneas delgadas cada 2 pies, líneas semigruesas
cada 10 pies y líneas gruesas cada 50 pies (Figura 1.3).

832000 m
860000 m

Figura 1.2 Información del encabezado de un perfil USIT de Schlumberger.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

1-11

PISTA DE
PROF.
150
200
0 50 100
PISTA 1 PISTA 2 PISTA 3
GRILLA LINEAL
0 25 500 25 50
0 25 50
PISTA DE
PROF.
150
200
0 50 100 0.2 1 10
PISTA 1 PISTA 2 PISTA 3
GRILLA HÍBRIDA
PISTA DE
PROF.
150
200
0 50 100 0.2 1 10 100 1000
PISTA 1 PISTA 2 PISTA 3
GRILLA LOGARÍTMICA


Figura 1.3 Tipos de grillas usadas en los perfiles, de conformidad
con la recomendación API RP 31A
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

1-12


Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)
2. FUNDAMENTOS DE LA INTERPRETACIÓN DE PERFILES

2.1 INTRODUCCIÓN

Un pozo en perforación es un sistema dinámico, en el sentido que el lodo de perforación,
utilizado en el pozo, invade las rocas porosas permeables en las inmediaciones de las
paredes del hueco y en consecuencia afecta, en algún grado, las mediciones de todas las
herramientas que se bajan al pozo, y a su vez, las propiedades de las rocas interceptadas
afectan el movimiento y las propiedades del lodo de perforación dentro del pozo.

2.2 PROPIEDADES PETROFÍSICAS DE LOS RESERVORIOS

Las propiedades petrofísicas que se relacionan directa o indirectamente con las
mediciones realizadas con las herramientas de perfilaje son las siguientes:
- Porosidad
- Permeabilidad
- Saturación de agua
- Resistividad

2.2.1 Porosidad

La porosidad, Φ, se define como la capacidad de una roca reservorio de contener fluidos y
se expresa mediante la siguiente relación:

) 100 (
roca de total Volumen
poros de Volumen
(%) = |
Ec. 2.1

En las rocas sedimentarias la porosidad depende de la textura de la roca, la cual a su vez,
es función de varios factores como forma, orientación, grado de selección, forma de
empaque de los granos, grado de compactación y por la forma de distribución del cemento
dentro de los poros.

Desde el punto de vista genético se distinguen dos tipos de porosidad:

- Porosidad primaria o singenética constituida por los espacios vacíos que quedan entre
los granos durante la depositación de los sedimentos; ejemplo típico es la porosidad
intergranular de los reservorios arenosos.
- Porosidad secundaria o epigenética formada después de la depositación, como
consecuencia de fracturación y disolución calcárea; ejemplo típico es la porosidad
cavernosa de las rocas calcáreas. La fracturación es otro factor que genera porosidad
por si misma o que aumenta la porosidad interganular de las areniscas y cavernosa de
las calizas y dolomias.

Desde el punto de vista de la contribución de la porosidad a la producción de fluidos, en
reservorios arenosos con contenido de shale mayor al 10%, es necesario diferenciar la
porosidad efectiva de la porosidad total del reservorio:
Porosidad Efectiva (|
e
): esta porosidad incluye sólo los poros intergranulares
comunicados entre sí, que garantizan permeabilidad y se excluyen los poros del shale,
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -2
que debido a su tamaño subcapilar, mantienen inmóvil al agua connata y no ofrecen
permeabilidad alguna.

Porosidad Total (|
T
): esta porosidad incluye tanto los poros intergranulares de la arenisca
como los poros subcapilares del shale.

En términos cualitativos la porosidad primaria en reservorios detríticos se clasifica de la
siguiente manera:
Tabla 2.1 Porosidad de reservorios detríticos (Levorsen, 1956)

Ф (%) CLASIFICACIÓN
0 – 5
5 – 10
10 – 15
15 – 20
>20
Despreciable
Baja
Regular
Buena
Muy buena

La práctica mundial ha demostrado que para que un reservorio arenoso tenga producción
comercial, su porosidad primaria debe ser mayor o igual a 9%. No obstante, existen
areniscas con producción comercial, por debajo de este límite, debido a que están
fracturadas, es decir, que poseen porosidad secundaria adicional a la porosidad primaria.
De otro lado, existen reservorios carbonatados con buena producción comercial con
porosidad de tan solo 6%.

2.2.2 Permeabilidad

La permeabilidad, K, es la habilidad de una roca reservorio de permitir el paso de fluidos;
la permeabilidad es controlada por la distribución espacial y el tamaño de los poros. En
1856 Henry D’Arcy propuso la siguiente ecuación para estimar la permeabilidad:


) / ( L P A
Q
K
A
=

Ec.2.2
Donde:
K=permeabilidad absoluta (en darcies)
Q=flujo por unidad de tiempo (en cm/seg)
μ = viscosidad del fluido (en centipoise)
A=área seccional de flujo del medio poroso (en cm
2
)
L=longitud del medio poroso (en cm)
ΔP= presión diferencial (en atmósferas)

La unidad de la permeabilidad es el darcy (D) que es igual a 1000 milidarcies (mD). La
permeabilidad de las rocas reservorio varía en un amplio rango, desde unos cuantos
milidarcies hasta unos 3-4 darcies.

La tabla 2.2 muestra una clasificación de la permeabilidad de los reservorios de petróleo y
gas en términos cualitativos:

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -3
Tabla 2.2 Permeabilidad de reservorios de petróleo y gas (Dresser Atlas, 1982)

K (mD) CLASIFICACIÓN
1 – 15
15 – 50
50 – 250
250 – 1000
>1000
Mala a regular
Moderada
Buena
Muy buena
Excelente

Comúnmente la permeabilidad aumenta con el aumento de porosidad, sin embargo,
existen rocas poco porosas con alta permeabilidad y viceversa, rocas de alta porosidad,
como es el caso de las rocas arcillosas, que son impermeables. Algunas rocas reservorio
de composición calcárea, poseen alta permeabilidad, hasta 3 - 4 darcies debido a que
adicional a permeabilidad de la matriz, poseen fracturas naturales y cavidades o canales
originados por fenómenos de disolución calcárea.

En un reservorio, las fracturas incrementan la porosidad primaria en tan sólo 0.5 - 1.5%,
pero incrementan la permeabilidad al punto que pueden controlar completamente el flujo
de fluidos en cercanía de las fracturas; por ejemplo, una fractura de 0.01” de ancho (0.25
mm) controla el 90% del flujo de un pozo en cercanías de la misma.

Se distinguen tres tipos de permeabilidad: permeabilidad absoluta, permeabilidad efectiva
y permeabilidad relativa.

- Permeabilidad absoluta (K
a)
: se define como la habilidad de transmitir un fluido cuando
la roca reservorio está 100% saturada de ese fluido; esta es una propiedad intrínseca
de la roca independiente del fluido que fluye a través de ella.

- Permeabilidad efectiva (K
e
): se define como la habilidad de una roca reservorio de
transmitir un fluido cuando la roca esta saturada por dos o más fluidos no miscibles
como son el agua y el aceite. La permeabilidad efectiva, K
e
, siempre es menor que la
permeabilidad absoluta, K
a,
porque

el agua de formación, adsorbida a la superficie de
los granos, reduce el espacio libre de los poros, hecho que dificulta la transmisión del
segundo fluido, el aceite.

- Permeabilidad relativa (K
r
): se define como la razón entre la permeabilidad efectiva de
un fluido a saturación parcial, K
e
, y la permeabilidad absoluta de dicho fluido K
a
.
a
e
r
K
K
K =
Ec. 1.3
Cuando la permeabilidad relativa del agua en un reservorio es cero K
rw
=0, un pozo
produce gas o aceite secos, es decir, hidrocarburos libres de agua; esto equivale a decir
que en este caso, la permeabilidad relativa del aceite K
ro
es igual 1.0. En la medida que
aumenta la permeabilidad relativa del agua, K
rw,
aumenta la cantidad de agua que produce
un reservorio y en consecuencia disminuye la permeabilidad relativa del aceite, K
ro
,

y con
ello disminuye la producción de aceite de un pozo. La figura 2.1 ilustra la variación de las
permeabilidades relativas, K
rw
y K
ro
, en función de las saturaciones de los fluidos porales,
aceite y agua.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -4
Permeabilidad
total
A B
0% 50% 100%
0
1.0
0
1.0
Saturación de fluido mojante


Figura 2.1 Curvas típicas de permeabilidades relativas del agua y del aceite
(tomado de Halliburton, 1991)

2.2.3 Saturación de agua

La saturación de agua, S
w
, se define como el porcentaje del volumen poral ocupado por
agua.
) 100 ( (%)
poros los de total Volumen
poros los en agua del Volumen
S
w
=
Ec 2.4

Cuando en los poros sólo hay agua, es decir cuando S
w
=100%, la roca reservorio posee
únicamente permeabilidad absoluta del agua K
a
.

La S
w
es uno de los parámetros más importantes en la interpretación de registros, porque
permite estimar las reservas de hidrocarburo en las rocas reservorio. Un caso especial de
saturación de agua es la saturación irreducible, S
wirr
, que no es otra cosa, que el agua
adsorbida por la superficie de los granos o mantenida fija en las gargantas capilares, por
efecto de la tensión superficial y presión capilar respectivamente. En condición de S
wirr
el
agua poral permanece estática, es decir, la permeabilidad relativa, K
ra
, del agua es cero y
por tanto un reservorio producirá sólo aceite.

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -5
En areniscas, cuando S
w
=60%, se considera que la saturación de agua ha alcanzado el
límite crítico de saturación, es decir, que por encima de este límite, la cantidad de agua
que produce un reservorio hace antieconómica la explotación.

En rocas carbonatadas, S
w
=50% es considerada el límite crítico, sin embargo, algunas
calizas producen aceite incluso con S
w
=70% y otras producen agua con tan sólo 30% de
saturación de agua.

Cuando una arenisca tiene contenido de shale mayor a 10%, distribuido en forma dispersa
entre los granos de la matriz, los cálculos de porosidad y de saturación de agua, deben ser
corregidos por contenido de shale.

2.2.4 Resistividad eléctrica de formación

La resistencia es la oposición que ofrece un material al paso de la corriente eléctrica, la
cual es una propiedad inherente a todos los materiales.

En un conductor eléctrico la resistencia, r, es proporcional a la longitud del mismo, L, e
inversamente proporcional a su área seccional, A, porque las líneas de corriente se
distribuyen de forma homogénea en toda su sección. (Figura 2.2). La anterior relación se
expresa matemáticamente así:
( ) O =
(
¸
(

¸

= omhio
m
m
A
L
r
2
Ec. 2.5

A
L
i
I I

Figura 2.2 Distribución de las líneas de corriente en un conductor metálico

Según la Ley de Ohm, el producto de la resistencia, r, por la intensidad de la corriente, I,
es igual a la caída de potencial, V, que existe entre los extremos del conductor; esto
significa que conociendo la caída de potencial y la intensidad de la corriente se puede
calcular la resistencia.

| |
| |
) (O = = omhio
Amperios
Voltios
I
V
r
Ec. 2.6


Debido a que la resistencia de un material varia en función de las dimensiones del
conductor, como se ilustra en la figura 2.3, el concepto de resistencia es de poca utilidad
en la práctica.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -6
r1
DC
A
V
I
r1
r1 < r2
DC
A
V
I
r2
r3 < r1 y r3 < r2
DC
A
V
I
r3


Figura 2.3 Influencia de la longitud y del área seccional de un conductor sobre la
resistencia r (el material de las resistencias r
1
, r
2
y r
3
es el mismo).

Con el propósito de eliminar la influencia de las dimensiones del conductor sobre la
resistencia, se utiliza la resistencia específica ó resistividad, R, que es la resistencia que
ofrece un volumen unitario de un conductor. En perfilaje, se mide la resistividad que
ofrece un cubo de roca de 1 metro de lado al paso de la corriente, cuando la corriente
fluye en dirección perpendicular a una de las caras. Si el cubo de roca tiene un metro de
lado, la resistividad es igual a un ohmio.metro (1 O.m), si el cubo de roca tiene un pie de
lado, entonces la resistividad es igual a un ohmio.pie (1 O.pie).

La resistividad eléctrica, R, es una propiedad análoga al peso específico, en el sentido que
ambas reflejan una propiedad que es referida, por conveniencia, a la unidad volumétrica
del material.

La resistividad, R, es una constante para cada material, que se relaciona con la resistencia
mediante la siguiente ecuación:
| |
| | m
m
L
A
r R
m
m
A
L
R r
2
2
) (
) ( O
= = Ec. 2.7
En perfilaje, la resistividad, R, es el parámetro que se pretende medir con las herramientas
o dispositivos que se corren en pozo abierto.

La resistividad de las rocas reservorio es la propiedad petrofísica más importante, sobre la
cual esta basada la interpretación de perfiles, debido fundamentalmente a dos razones:

- Las herramientas o sondas que miden resistividad, tienen suficiente profundidad de
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -7
investigación, para medir la resistividad más allá de la zona afectada por la invasión del
filtrado del lodo en los reservorios. Las herramientas sónicas y nucleares, por el
contrario, tienen una profundidad de investigación muy somera, no mayor a un pie.

- La alta resistividad de los hidrocarburos hace que las sondas eléctricas sean muy
sensibles a su presencia, incluso ante bajas saturaciones de hidrocarburos.

La resistividad de las materiales de la corteza terrestre varía en un amplio rango: desde
milésimas de ohmio.metro en los metales nativos (Au, Ag y Pt) hasta millones de
ohmio.metro en los materiales aislantes como cuarzo, feldespato y micas. La resistividad
de las rocas sedimentarias varía entre 0.5 O.m y 1000 O.m; las areniscas y los shales
presentan resistividades de 0.5 O.m a 50 O.m, en tanto que las calizas y dolomías
presentan resistividades de 10 O.m a 1000 O.m. Algunas evaporitas como la sal y la
anhidrita exhiben resistividades del orden de varios miles de ohmios.metro.

Cuando la resistividad, R, es menor a 1 ohmio.m, es más fácil pensar en términos de
conductividad, C, la propiedad reciproca de la resistividad.
|
.
|

\
|
=
metro
mho
R
C
1
Ec. 2.8
En la práctica del perfilaje de pozos, para evitar expresar C en fracción de mho/metro, se
acostumbra expresar C en milimho/metro o milisiemen/metro:

|
.
|

\
|
=
|
.
|

\
|
= =
m
ms
metro
milisiemen
m
mmho
metro
milimho
R
C
1000
Ec 2.9
De acuerdo a la anterior igualdad, una resistividad de 1 omhio.m corresponde una
conductividad de 1000 mmhos/m, una resistividad de 100 omhios.m corresponde una
conductividad de 10 mmhos/m y una resistividad de 1000 omhios.m corresponde una
conductividad de 1 mmho/m.

2.3 CONDUCTIVIDAD DE MINERALES Y ROCAS

La conductividad de las rocas sedimentarias se diferencia de la conductividad de los
metales y de ciertas menas metalíferas (sulfuros y óxidos) por el hecho, que en las rocas
sedimentarias, la conductividad se debe a movimiento de iones, mientras que en los
metales se debe al movimiento de electrones. En el primer caso la conductividad es
electrolítica mientras que en el segundo es electrónica. La conductividad de los mejores
conductores electrolíticos es una millonésima parte de la conductividad de un buen
conductor metálico.

La matriz de las rocas sedimentarias está constituida por materiales no conductivos de la
electricidad en estado seco (cuarzo, silicatos, micas, arcillas). En las rocas sedimentarias
la corriente fluye a través del agua poral o intersticial, a condición de que esta contenga
sales disueltas, las cuales se disocian en cationes y aniones cuando son sometidas a un
potencial eléctrico. Lo anterior explica por qué el agua químicamente pura, libre de iones,
no es conductiva.

La tabla 2.3 muestra valores de resistividad para distintos materiales: petróleo, gas y aire,
para diferentes tipos de agua, para algunos sedimentos consolidados y no consolidados y
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -8
para algunos minerales.

Tabla 2.3 Resistividad de algunos fluidos, rocas y minerales

MATERIALES RESISTIVIDAD (·m)
Petróleo, gas y aire
Hielo
Agua destilada
Agua lluvia
Agua del mar
·
10
5
– 10
8

2*10
5

30-1000
0.2
SEDIMENTOS NO CONSOLIDADOS
Arcillas
Arenas (varía con la composición)
2 – 30
100 – 5000
SEDIMENTOS CONSOLIDADOS
200 – 500
50 – 1000
100 – 50000
10 – 10000
Shale
Areniscas
Calizas
Rocas ígneas y metamórficas
MINERALES CONDUCTIVOS
10
-5

10
-5
- 1
10
-5
- 1
1 - 10
5

Metales nativos: Au, Ag, Pt
Sulfuros: galenita, pirita, calcopirita, arsenopirita
Óxidos: casiterita, bornita, magnetita y grafito
Otros: anhidrita y bauxita
MINERALES NO CONDUCTORES
10
5
10
12
Cuarzo, feldespato, micas, sal gema, petróleo

2.4 EFECTO DE LA SALINIDAD Y LA TEMPERATURA SOBRE LA RESISTIVIDAD

Los iones resultantes de la disociación de sales en agua, bajo el efecto de un potencial
eléctrico, conducen la electricidad; cada ión es capaz de transportar sólo una cantidad
determinada de carga eléctrica y en consecuencia, a mayor concentración de iones y
mayor velocidad de desplazamiento, resulta mayor la cantidad de carga que pueden
transportar y por tanto, mayor conductividad del agua de formación. De la anterior
observación se sacan dos conclusiones:

- La conductividad electrolítica es proporcional a la concentración de iones en solución; a
mayor concentración de iones mayor conductividad.

- La conductividad electrolítica aumenta con el incremento de la temperatura, toda vez
que con el aumento de temperatura disminuye la viscosidad del agua y en
consecuencia, los iones, que pueden ser considerados pequeñas esferas metálicas
cargadas eléctricamente, se desplazan a mayor velocidad.

En resumen, a mayor concentración de iones y a mayor temperatura, aumenta la
conductividad del agua de formación, lo que equivale a decir que disminuye su
resistividad.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -9
2.5 DETERMINACIÓN DE LA RESISTIVIDAD DEL AGUA DE FORMACIÓN

La resistividad del agua de formación, R
w
, puede ser determinada de diferentes maneras:

- Medición directa sobre una muestra representativa de agua. Esta medición se realiza
directamente en el laboratorio a una temperatura estándar de 68º F (20º C) mediante
una pila de inmersión que mide simultáneamente resistividad y temperatura.

- Determinación de la resistividad por catálogo de muestras de agua o por interpolación
a partir de mapas de isosalinidad, construidos para una unidad geológica de una región
o cuenca determinada.

- Cálculo de la resistividad mediante análisis químico. Cuando no se puede realizar
mediciones directas de resistividad sobre muestras representativas, se recurre a los
análisis químicos disponibles de muestras de agua, porque conociendo la
concentración de los diferentes iones presentes en una muestra se determina su
resistividad con alta precisión. Si la salinidad del agua de formación es causada por
NaCl, su resistividad puede ser determinada utilizando nomogramas como el de la
figura 2.4.





(ESPACIO PARA DIAGRAMAR)



Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -10
Temperatura (°F o °C)
10
8
6
5
4
3
2
1
0.8
0.6
0.5
0.4
0.3
0.2
0.1
0.08
0.06
0.05
0.04
0.03
0.02
0.01
°F 50 75 100 125 150 200 250 300 350 400
°C 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 120 140 160 180 200
10
15
20
25
30
40
50
100
150
200
250
300
400
500
1000
1500
2000
2500
3000
4000
5000
10000
15000
20000

Figura 2.4 Nomograma para determinar resistividades de soluciones de NaCl
(tomado de Cartas de interpretación de Halliburton, 1991)

Este nomograma permite convertir la resistividad de una solución a una temperatura T
1
a
otra temperatura T
2
. Además permite conocer la concentración de NaCl para una
determinada resistividad y viceversa. Por ejemplo, una muestra de agua con NaCl
presenta R
w
=1.0 O.m a 80°F; determinar su resistividad a 200°F. De este nomograma se
obtiene que la resistividad buscada es igual a 0.4 O.m y además que la concentración de
NaCl es aproximadamente de 5300 ppm. Este gráfico fue construido con base en la
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -11
siguiente ecuación conocida como formula de Arps:

|
|
.
|

\
|
+
+
=
77 . 6
77 . 6
·
2
1
1 2
T
T
R R
w w
T
1
y T
2
en °F Ec. 2.10

|
|
.
|

\
|
+
+
=
5 . 21
5 . 21
·
2
1
1 2
T
T
R R
w w
T
1
y T
2
en °C Ec. 2.11
Donde:
R
w1
=resistividad a la temperatura T
1
.
R
w2
=resistividad a la temperatura T
2
.

El nomograma anterior no es aplicable cuando las aguas de formación contienen iones
diferentes a Na
+
y

Cl
-
, especialmente si se trata de iones de bicarbonato, carbonato, sulfato
y magnesio, porque estos iones poseen diferente capacidad de transporte de carga
eléctrica y diferente movilidad que los iones de Na
+
y Cl
-
.

En este caso, la composición química de la muestra analizada se debe convertir a una
composición química equivalente de NaCl, multiplicando la concentración de cada ión (en
ppm) por el respectivo factor de conversión de Dunlap y luego sumando los productos así
obtenidos se obtiene la salinidad total equivalente, con la cual se ingresa al nomograma de
la figura 2.4 y se determina la resistividad del agua de formación a una temperatura dada,
como si se tratará de salinidad causada por presencia iones de Na
+
y

Cl
-.
.
Tabla 2.4 Factores de conversión de Dunlap
ION FACTOR
Na
+

K
+

Ca
+2

Mg
+2
SO
4
-2
Cl
-

HCO
3
-

CO
3
-2

1.0
1.0
0.95
2.0
0.5
1.0
0.27
1.26

Un método más exacto que el anterior utiliza el nomograma de la figura 2.5, en el cual los
valores de los factores de conversión, para los iones diferentes a Na
+
y Cl
-
, no son
constantes sino que varían con el aumento de la concentración total de iones en el
electrolito, debido a que el incremento de iones reduce su movilidad a través del
electrolito. En la figura anterior se observa que el factor de conversión de los iones de Ca
+2

y Mg
+2
por encima de 70000 ppm disminuye ostensiblemente. De manera excepcional, el
ión K
+
incrementa su valor sensiblemente en concentraciones superiores a 40000 ppm.

Después de leer del nomograma los factores de conversión y de determinar la
concentración equivalente en ppm de NaCl se ingresa a la carta de la figura 2.4 y se
continúa el procedimiento como si se tratara de soluciones de NaCl.

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -12
Li (2.5) OH (5.5)
Br (0.44)
NO3 (0.55)
I (0.28)
NH4 (1.9)
Na & Cl (1.0)
Concentración total de sólidos, ppm o mg/kg
10 20 50 100 200 500 1k 2k 5k 10k 20k 50k 100k 300k
2.0
1.0
0
-1.0
2.0
1.0
0
-1.0
Los multiplicadores que no varían de manera apreciable para bajas concentraciones
(menores a 10000 ppm) se muestran en el margen izquierdo de la carta.

Figura 2.5. Nomograma para convertir concentraciones de soluciones iónicas a salinidad
equivalente de NaCl (tomado de Cartas de interpretación de Schlumberger,
1972).

2.6 FACTORES QUE AFECTAN LA RESISTIVIDAD DE FORMACIÓN

Los factores que afectan el valor de la resistividad de una formación son los siguientes:

- Porosidad de la formación
- Resistividad del agua de formación
- Estructura interna de la roca
- Contenido de shale


- Presencia de hidrocarburos (petróleo y/o gas)
- Saturación de agua

2.6.1 Efecto de la porosidad

El efecto de la porosidad sobre la resistividad de un reservorio es evidente si se tiene en
cuenta, como se señaló en el numeral 2.3, que en las rocas sedimentarias la corriente
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -13
eléctrica fluye a través del agua poral o intersticial, a condición de que el agua contenga
sales disueltas, y no a través de la parte sólida o matriz de la roca, que está constituida
por materiales no conductivos. Se deduce que la resistividad, R, es inversamente
proporcional a la porosidad de la roca reservorio, de donde se concluye que, de dos
muestras de rocas de diferente porosidad que contengan idénticas soluciones salinas a la
misma temperatura, la roca de menor porosidad será más resistiva. Cuando la porosidad
desaparece del todo la resistividad de la roca se hace infinita.

2.6.2 Efecto de la resistividad del agua de formación

De la anterior observación se deduce también que la resistividad, R, de una roca
reservorio es directamente proporcional a la resistividad, R
w
, del agua connata que
contenga en sus poros, lo que significa que de dos muestras de roca de idéntica
porosidad, una saturada con agua dulce, resistiva (pocos iones en solución) y otra
saturada con agua salada, conductiva (muchos iones en solución), la muestra saturada
con agua dulce tendrá mayor resistividad.

2.6.3 Efecto de la estructura interna de la roca

Con el propósito de entender el efecto de la estructura interna de la roca sobre la
resistividad, es indispensable introducir el concepto de factor de resistividad de formación
o simplemente factor de formación, que se designa como F ó F
R
.

El factor de formación, F, relaciona la resistividad de una roca almacén saturada ciento por
ciento de agua, con la resistividad del agua de formación que satura la roca.

R
R
F
w
o
=
Ec. 2.12
Donde:
R
o
=resistividad de la roca almacén 100% saturada de agua de formación.
R
w
=resistividad del agua de formación.

El factor de formación, F, es una constante para una roca dada, no importa cual sea la
resistividad del fluido que satura la roca (agua potable, filtrado de lodo dulce o salado,
etc.), es decir, que no depende de R
w
. Este hecho también permite calcular el factor F
conociendo la resistividad de la zona lavada y la resistividad del filtrado del lodo:


R
R
F
mf
xo
=
Ec. 2.13
Donde:
R
xo
=resistividad de la zona lavada.
R
mf
=resistividad del filtrado del lodo.

En realidad, F es un factor de proporcionalidad adimensional, establecido de forma
empírica por Gustavo E. Archie en 1942. Su valor varía en un amplio rango, de 1 a 10000
y, eventualmente, puede ser incluso menor a 1. El valor de F para una formación en
particular depende de la estructura interna de la roca, la cual a su vez depende de los
siguientes factores:

- Tamaño de los poros y de las gargantas entre los poros
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -14
- Grado de cementación de la roca
- Tortuosidad de la roca

Si se mide la resistividad que ofrece un cubo de roca de 1 metro de lado, que contiene
poros idealmente constituidos por tubos capilares rectos y paralelos a la dirección de flujo
de la corriente, entonces la longitud recorrida por los iones es de 1 metro (Figura 2.6). En
las rocas reales, los capilares no son rectos, sino que los iones se desplazan a lo largo de
poros comunicados de manera tortuosa y, en consecuencia, la longitud recorrida por los
iones resulta mayor que la distancia entre las caras del cubo. La tortuosidad se expresa
mediante la relación:
L
L
a
e
=
Ec. 2.14
Donde:
L
e
=longitud real recorrida por los iones a lo largo de poros tortuosos
L =longitud recorrida por los iones a lo largo de un capilar idealmente recto.

El factor F es una expresión numérica de la tortuosidad de una roca reservorio. Se puede
dar el caso que dos rocas con igual valor numérico de porosidad tengan diferente factor de
formación, porque su tortuosidad es diferente.

La relación entre factor F y la porosidad, Φ, de un reservorio se aprecia con facilidad si se
considera un cubo de agua salada de 1 metro de lado. La resistencia del cubo de agua y
la resistividad del agua salada están relacionadas mediante la siguiente ecuación:
A
L
R r =
Ec.2.15
Donde:
r = resistencia del cubo de agua salada (O)
R =resistividad del agua salada (O.m)
L =longitud de la arista del cubo o recorrido iónico (m)
A =área del cubo expuesta a la corriente eléctrica (m
2
)

Si la resistividad del agua salada es de 0.05 O.m, entonces sustituyendo en la ecuación
2.16 se obtiene:
R r entonces
m
m
m r = O = O = , 05 . 0
1
1
05 . 0
2
Ec. 2.16
El resultado anterior confirma que para cualquier material, la resistencia, r, de un volumen
unitario es igual a la resistividad o resistencia específica, R, de dicho material.

Si se sustituye el cubo de agua salada por un cubo de roca, con poros compuestos
“idealmente” por tubos capilares rectos y horizontales, entonces el recorrido iónico, L, del
cubo no cambiaría y se mantendría igual a 1 m. Debido a que la matriz de la roca es
aislante, el área conductiva de la corriente dependería del área porosa total o acumulada
de todos los capilares; suponiendo que el área conductiva sea 0.5 m
2
y

sustituyendo este
valor en la ecuación 2.16 se obtiene:
O = O =
m
m
m 0.05 r 1 . 0
5 . 0
1
2

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -15
Capilares rectos
llenos de agua con
Rw =0.05 O.m
Área porosa
conductiva: 0.5 m
2


Figura 2.6 Efecto de la estructura interna de la roca sobre el factor de formación F.


Se observa que al reducirse el área conductiva, la resistencia del conjunto aumenta de
0.05 a 0.1 O, hecho que confirma que la resistencia es inversamente proporcional a la
sección transversal (Figura 2.6). Como el área conductiva es proporcional a la porosidad,
entonces se puede escribir:

L
R r = Ec. 2.17
Debido a que las rocas reales no poseen tubos capilares rectos, sino capilares sinuosos y
tortuosos, de manera que el recorrido iónico, L
e
, es mayor que la longitud del cubo, L,
entonces resulta correcto escribir:

e
L
R r =
Ec 2.18
De la anterior ecuación es evidente que existe una relación entre resistividad y porosidad,
es decir, que se puede expresar la resistividad en términos de la porosidad y viceversa, y
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -16
por tanto, es posible introducir un factor de conversión que relacione estos parámetros y
este factor es precisamente el factor de formación F.

w
o
R
R
saturante agua del ad resistivid
agua con 100% saturada roca la de ad resistivid
F Factor = =
Ec. 2.19
Donde:
R
o
=resistividad de la roca saturada con agua.
R
w
=resistividad del agua que satura, que equivale al cubo de agua
La resistividad R
o
equivale a la resistividad del cubo de roca

e
L
R r =
y la resistividad R
w

equivale a la resistividad del cubo de agua
A
L
R r =
. Reemplazando las anteriores
resistividades en la ecuación 2.19 se obtiene:
L
AL
A
L
R
L
R
F
e
e


= =
si el área A =1 m
2
, entonces
 L
L
F
e
=
y si
L
L
a
e
=


Entonces:
m
a
F

=
Ec. 2.20
Donde:
a =constante que refleja la tortuosidad de la roca
m =constante que refleja el grado de cementación de la roca

La ecuación 2.20 que relaciona de forma empírica el factor de formación, F, con la
porosidad de formaciones limpias, fue propuesta en 1942 y se conoce como la Primera
Ecuación de Archie, la cual pronto se convirtió en una de las ecuaciones más importantes
en la interpretación de perfiles eléctricos.

De la ecuación 2.20 se puede sacar dos conclusiones:
- F relaciona la porosidad y la estructura de la roca mediante el cociente a
L
L
e
= que es
una expresión de la tortuosidad.

- F no depende del fluido saturante, ya que en la expresión final la resistividad R del
fluido se cancela. De esta conclusión se desprende que para reservorios acuíferos,
donde no existe otro fluido que agua, en general, el factor F se puede expresar así:

mf
xo
w
o
R
R
R
R
F = =
Ec. 2.21
Donde:
R
o
=resistividad zona virgen saturada con agua
R
w
=resistividad del agua de formación
R
xo
=resistividad de la zona lavada
R
mf
=resistividad del filtrado de lodo

El Factor de formación F tiene tres aplicaciones:

- Determinar R
o
cuando se conoce F y R
w
; en este caso R
o
puede ser comparado con R
t

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -17
para detectar la presencia de hidrocarburos.
- Determinar F cuando se conoce R
o
y R
w
; en este caso F se puede utilizar para
determinar porosidad.
- Determinar R
w
cuando se conoce F y R
o
; en este caso R
w
se puede utilizar para
determinar la salinidad del agua de formación.

En la Primera Ecuación de Archie “a” y “m” son constantes, que caracterizan la estructura
interna de la roca y que dependen de la litología y del grado de consolidación. La tabla 2.5
muestra diferentes valores de “a” y “m” utilizados para calcular F, establecidos mediante
numerosas pruebas de laboratorio realizadas sobre núcleos de rocas de diferente litología
y grado de consolidación, procedentes de distintas cuencas. Aunque los valores
distinguidos con asterisco dan buenos resultados y de hecho son los más utilizados, en el
estudio de un reservorio en particular, se recomienda determinar estos parámetros en
laboratorio.

Tabla 2.5 Constantes a y m para diferentes litologías (Asquith, 1982)

LITOLOGÍA EXPRESIÓN MATEMÁTICA
Calizas y dolomitas (rocas duras)
*
2
1
F
|
=

Areniscas no consolidadas (rocas blandas)
Formula de Humble Oil Cia.
*
15 . 2
62 . 0
F
|
=

Areniscas consolidadas
*
2
81 . 0
F
|
=

Areniscas en general (Carothers 1958)
54 . 1
45 . 1
F
|
=

Areniscas arcillosas (Carothers 1958)
33 . 1
65 . 1

= F

Carbonatos (Carothers 1958)
15 . 2
85 . 0

= F

Areniscas del Plioceno del sur de California.
(Carothers 1958)
08 . 1
45 . 2

= F

Areniscas del Mioceno de Texas, Louisiana y
Costa del Golfo (Carothers y Porter 1970)
29 . 1
97 . 1

= F

Rocas detríticas limpias (Sethi 1979)
) 05 . 2 (
1


÷
= F

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -18
La carta de la figura 2.7 relaciona el factor de formación, F, con la porosidad, teniendo en
cuenta diferentes valores de las constantes “a” y “m” incluidos en la tabla 2.5.

Fracturas
Vúgulas o
poros esféricos
FR, factor de resistividad de la formación
|
|
|
|

Figura 2.7 Carta para convertir factor de formación en porosidad (tomado de Cartas de
interpretación de Schlumberger, 1979)

2.6.4 Efecto del contenido de shale

El efecto del contenido de shale sobre la resistividad de una roca reservorio depende de la
cantidad y forma de distribución del shale. Como se ilustra en la figura 2.8, se distinguen 3
formas de distribución del shale: laminar, dispersa y estructural.

El shale laminar reduce la resistividad de una roca reservorio, si esta propiedad se mide
en dirección paralela a las láminas de shale. La presencia de shale estructural
prácticamente no altera la resistividad de los reservorios, independientemente de la
dirección en que se mida la resistividad. En contraste, el shale disperso disminuye la
resistividad de una roca reservorio, en toda dirección, porque actúa como un conductor
independiente y su efecto se suma a la conductividad electrolítica del fluido poral de la
roca.

El shale disperso, además de disminuir la resistividad, es el único de los tres tipos de
shale, que reduce la porosidad (Figura 2.8) y, en consecuencia, disminuye también la
permeabilidad de las rocas reservorio.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -19
Modelos de afectaci ón
|T =|e
|T =|
e
+Vsh.|sh
|T =|e
|T =|e +Vsh
|e
Matriz
|e
Matriz
|e
Matriz
|e
Matriz
Formas de distri bución
A. Arena limpia
B. Shale laminar
C. Shale Estructural
D. Shale disperso

Figura 2.8 Formas de distribución del shale en reservorios arenosos.
(tomado de Halliburton, 1991)

La conductividad de una shale disperso se puede considerar constante, porque la
salinidad de su agua poral no es afectada por la invasión del filtrado. Es necesario
subrayar que el efecto neto del shale disperso sobre una roca, es poco importante cuando
la roca contiene agua de alta salinidad, porque su aporte a la conductividad pasa
desapercibido, pero es muy importante cuando la roca contiene agua de baja salinidad.

Como consecuencia de lo anterior, para areniscas sucias (V
sh
>10%), se utiliza el
concepto de factor de formación aparente F
a
:

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -20


R
R
saturante agua del ad Resistivid
agua con saturada 100% sucia arenisca ad Resistivid
F
w
o
a
= =
Ec. 2.22

En una arenisca sucia, el factor de formación aparente puede llegar a ser menor a 1,
porque el agua de formación puede ser dulce y su resistividad puede exceder la
resistividad R
o
, debido a la presencia de shale conductivo en la arenisca.

2.6.5 Efecto del hidrocarburo

En las trampas, el aceite y el gas desplazan al agua de formación, pero por fenómenos de
tensión superficial, una pequeña parte del agua, que es el fluido mojante en la gran
mayoría de los reservorios, no es desplazada y permanece adsorbida a la fase sólida o
matriz, constituida por sustancias aislantes.

En perfilaje de pozos, el término matriz incluye los granos y el cemento, pero excluye el
shale disperso que envuelve a los granos o rellena los poros y que por si mismo puede
conducir electricidad.

Como el aceite y el gas son sustancias infinitamente resistivas, queda claro que la
resistividad de una roca, parcialmente saturada con hidrocarburo es proporcional a la
saturación de hidrocarburo.

El agua salina no desplazada por el hidrocarburo produce relativa conductividad aún en
yacimientos con alta saturación de aceite y/o gas y por tanto, se puede concluir que el
efecto sobre la resistividad de la saturación de hidrocarburo es relativo; es decir, la
presencia de aceite y/o gas en un reservorio aumentan la resistividad R
t
del reservorio, en
comparación con la resistividad R
o
que tenía esa misma roca reservorio cuando estaba
saturada solamente con agua.

La presencia de hidrocarburo en un reservorio se establece mediante el índice de
resistividad IR, el cual se expresa de la siguiente manera:

( ) 100% S agua solo contiene que roca misma la de ad Resistivid
gas y/o petróleo contiene que roca la de ad Resistivid
R
R
IR
w o
t
=
= =
Ec. 2.23

A mayor índice de resistividad, mayor saturación de hidrocarburo, en consecuencia, menor
saturación de agua; para que la saturación de agua en los reservorios sea menor a la
saturación crítica, el índice de resistividad debe ser mayor que 2,7 en reservorios de
arenisca y mayor que 4 en reservorios de caliza.
t
o
w
R
R
S =
Ec. 2.24
Para reconocer la presencia de hidrocarburos, existen herramientas de resistividad
diseñadas para medir con precisión R
t
más allá de la zona de invasión. Sin embargo estas
herramientas no pueden diferenciar entre aceite y gas.

2.6.6 Efecto de la saturación de agua

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -21
La resistividad de una formación que contiene aceite o gas (ambos aislantes eléctricos) es
una función que depende no solamente de F y R
w
sino también de la saturación de agua
S
w
. En 1942 Archie determinó experimentalmente que la saturación de agua, S
w
, de una
roca reservorio limpia (V
sh
=0), puede ser expresada en términos de su resistividad
verdadera, R
t
, mediante la siguiente ecuación:
t
o
n
w
R
R
S = Ec. 2.25
Donde:
n = exponente de saturación de agua, el cual para rocas humectadas por agua
usualmente es igual a 2.

Despejando el valor de R
o
de la ecuación 2.11 y reemplazándolo en la ecuación 2.25 se
obtiene:
t
w
n
w
R
FR
S =
Ec. 2.26
Ahora, reemplazando el valor del factor de formación, F, de la ecuación 2.20 en la
ecuación anterior, se obtiene la ecuación de la saturación de agua para la zona virgen,
conocida como la Segunda Ecuación de Archie:
( )
( )
t
m
w
n
w
R
aR
S

= Ec. 2.27
De manera análoga se llega a la ecuación de la saturación de agua para la zona lavada:

( )
( )
xo
m
mf n
xo
R
aR
S

= Ec. 2.28
En estudios petrofísicos detallados, los valores de a, m y n deben ser determinados de
manera precisa a partir de mediciones realizadas en laboratorio sobre núcleos de roca.

La ecuación de Archie para la zona lavada tiene cuatro aplicaciones:

- Calcular S
w
cuando se conoce: el factor F y las resistividades R
w
y R
t
.
- Calcular | frente a zonas acuíferas (S
w
=100%); cuando se conoce: R
t
, R
w
y la litología
de la zona de interés (constantes a y m).
- Calcular R
w
frente a zonas acuíferas (S
w
=100%), conociendo R
o
y la litología de la
zona de interés (constantes a y m)

2.7 RESISTIVIDAD DEL LODO
Desde el punto de vista de la resistividad del lodo R
m
, los lodos se dividen en dos grupos:

- Lodos conductivos base agua WBM.
- Lodos no conductivos base aceite OBM.

Los lodos base agua son los más comunes y con ellos se utilizan herramientas eléctricas
que miden resistividad. La conductividad de estos lodos depende de la salinidad del agua;
usualmente se preparan lodos poco conductivos en agua dulce de baja salinidad y con
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -22
densidad cercana a 1 g/cc, lodos salados muy conductivos con salinidad de 30000 ppm y
densidad de 1.02 g/cc y ocasionalmente se preparan lodos en agua saturada en sal, con
salinidad de 250000 ppm y densidad de 1.2 g/cc.

Los lodos base aceite OBM se utilizan para minimizar el daño a la formación y con ellos se
corren herramientas de inducción electromagnética que miden conductividad; a este grupo
de lodos no conductivos pertenecen también los lodos sintéticos SBM y los lodos base
aire.

La resistividad de los lodos varía en forma inversa con la temperatura: a mayor
temperatura menor resistividad; para convertir la resistividad de un lodo de una
temperatura T
1
a otra temperatura T
2
, se utiliza la formula de Arps o el nomograma de la
figura 2.5. Esto significa que se asume que el lodo se comporta como una solución de
NaCl, hecho que conlleva a un pequeño error, ya que no todos los lodos son soluciones de
NaCl; algunos lodos contienen iones de Ca
+2
, Mg
+2
, K
+
, bicarbonato, carbonato, sulfato,
etc.

La resistividad del lodo se mide sobre muestra de lodo tomada de la línea de retorno o de
la piscina de lodo, con la ayuda de una celda de resistividad de 4 electrodos, la cual mide
simultáneamente la resistividad y la temperatura del lodo.

En el encabezado de cualquier perfil de pozo abierto, además del tipo, densidad,
viscosidad y pH del lodo se incluye la temperatura máxima registrada en el fondo del pozo
BHT, la resistividad del lodo R
m
, la resistividad del filtrado R
mf
y la resistividad del revoque
o torta del lodo R
mc
.

La resistividad del filtrado R
mf
y de la torta R
mc
se mide sobre muestras de filtrado y de
torta, obtenidos en el sitio del pozo con la ayuda de una filtroprensa. Puede ocurrir que la
muestra de lodo tomada en la línea de retorno no sea representativa del lodo que había en
el pozo frente a una formación en particular. Estas anomalías se advierten si diariamente
se mide la resistividad del filtrado y la de la torta del lodo.

Cuando en el encabezado no aparece la resistividad del filtrado o la resistividad de la torta,
estos parámetros se pueden estimar con la ayuda del nomograma de la figura 2.9, si se
conoce el peso del lodo. Por ejemplo, si R
m
=1.0 ohm.m y µ
m
=12 lb/gal, entonces, del
nomograma se obtiene que R
mf
=0.57 ohm.m y R
mc
=1.6 ohm.m

Cuando no se dispone del peso del lodo, R
mf
y R
mc
se pueden estimar con base en la
siguiente aproximación estadística para lodos con salinidad ocasionada principalmente por
NaCl:


m mc
R R 5 . 1 = y
m mf
R R 75 . 0 = Ec. 2.29


Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -23
4
2
1.0
0.8
0.6
0.4
0.2
0.1
0.08
0.06
0.04
0.02
0.01
.04 .06 .08 0.1 0.2 0.4 0.6 0.8 1.0 2 4 6
DENSIDAD DEL LODO
(kg/m
3
)
2037
1678
1588
1438
1318
1198
(lb/gal)
17
14
13
12
11
10
Rmf
Rmc
DENSIDAD DEL LODO
(kg/m
3
)
10
11
12
13
14
17
(lb/gal)
1198
1318
1438
1588
1678
2037
Resistividad del lodo, Rm (Ohm.m)

Figura 2.9 Nomograma para estimar R
mf
y R
mc
a partir de R
m
(tomado de
Cartas de interpretación de Halliburton, 1991)

2.7.1 Efecto del gradiente geotérmico sobre la resistividad del lodo
El gradiente geotérmico, VG, varía de acuerdo con la localización geográfica y la
conductividad termal de las rocas; el VG generalmente es bajo en rocas de alta
conductividad termal como sal y anhidrita y es alto en cuencas que contienen gruesas
secuencias de shale, debido a que estos poseen baja conductividad térmica.

En el encabezado de los perfiles de pozo abierto se indican los siguientes parámetros:
FT =Temperatura de la línea de flujo
BHT= Temperatura de fondo del pozo
T
s
= Temperatura media de superficie
TD =Profundidad total del pozo

Con estos datos se calcula el gradiente geotérmico VG del pozo en ºF/100’
( )
' 100
) ' 100 / (
TD
T BHT
G
s
F
÷
= V °
Ec. 2.30
Conociendo el gradiente geotérmico se puede calcular la temperatura de formación a
cualquier profundidad de interés en un pozo, mediante la siguiente ecuación:
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -24
( )
( ) pies en Prof.
TD
T BHT
T T
s
s
F
f
' 100
) (
÷
+ = °
Ec. 2.31
Para convertir temperaturas dadas en grados Fahrenheit a grados centígrados y viceversa
se utilizan los siguientes factores de conversión:

m
C F
100
823 . 1
' 100
1 °
=
°
Ec. 2.32

' 100
5486 . 0
100
1 F
m
C °
=
°
Ec. 2.33

La temperatura de formación se puede estimar gráficamente usando el nomograma de la
figura 2.10, si se conocen las temperaturas Ts , BHT y la profundidad total de un pozo TD.

Temperatura media
de superficie
Temperatura (°C)
Temperatura media
de superficie
Temperatura (°F)
60° 100 150 250 200 300 350
80 100 150 200 250 300 350
5
10
15
20
25
1
2
3
4
5
6
7
8
27° 50 75 100 125 150 175
25 50 75 100 125 150 175 16°
0.6 0.8 1.0 1.2 1.4 1.6°F/100ft
1.09 1.46 1.82 2.19 2.55 2.92°C/100m
Gradiente Geotérmico
A
B

Figura 2.10 Nomograma para estimar la temperatura de formación a partir del gradiente
geotérmico (tomado de Cartas de interpretación de Schlumberger, 1979).
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -25
Por ejemplo, si la BHT es 200°F a 11.000 pies (Punto A) y la T
s
=80°F, entonces del
nomograma se determina que a 8000 pies la temperatura de formación será 167°F (Punto
B). Además, se obtiene que el gradiente geotérmico es 1.1°F/100’.

La temperatura media de superficie T
s
se mide en un pozo aproximadamente a unos 70 -
100 pies por debajo de la superficie del terreno, con el fin de eliminar las variaciones
diurnas y estaciónales. En la tabla 2.6 se citan las temperaturas medias de superficie de
algunas regiones petrolíferas del mundo.
Tabla 2.6 Temperatura media de superficie de algunas regiones (Cartas Halliburton, 1991)
REGIÓN TEMPERATURA Ts (ºF)
Alaska Norte, EEUU
Alaska Sur, EEUU
Ankara, Turquía
Asuan, Egipto
Aberdeen, Escocia
Bogotá, Colombia
Calgary, Alberta
California, EEUU
Caracas, Venezuela
Colorado, EEUU
Costa del Golfo, EEUU
Changai, China
Gabón, África
Golfo de México,
Lima, Perú
Mendoza, Argentina
Montañas Rocosas, EEUU
Natal, Brasil
Oklahoma, EEUU
Río de J aneiro, Brasil
Santa Cruz, Bolivia
Siberia Occidental, Rusia
Texas Occidental, EEUU
Yakarta, Indonesia
Wyoming, EEUU
10
35
44
80
48
58
41
60
70
40
70
65
80
60
68
61
60
73
50
73
60
25
60
80
60

2.7.2 Medición de la temperatura en un pozo

Existen dos tipos de registros de temperatura en pozo:

- Registro puntual de temperatura: usualmente cada herramienta o dispositivo que se baja
al pozo lleva anexo un termómetro que registra la temperatura máxima, que se asume
corresponde a la del fondo del pozo (BHT).

- Registro continúo de temperatura: mediante sonda provista de un termómetro hecho de
un metal resistivo cuya resistividad cambia con la temperatura, se mide la temperatura a
lo largo del pozo, siempre en descenso y con la circulación suspendida.

En el fondo de un pozo en perforación, la temperatura de fondo, BHT, está disminuida por
el efecto refrigerante del lodo y por el contrario, hacia la boca del pozo, la temperatura T
s

está aumentada por el lodo caliente que retorna del fondo del pozo (Figura 2.11).
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -26
Después de 72 horas a una semana de detenida la circulación, la temperatura del lodo se
aproxima a la temperatura de la roca, es decir, se aproxima al gradiente geotérmico.

Efecto de calentamiento por el lodo
VG: Gradiente Geotérmico de
la formación
Efecto refrigerante del lodo
Perfil continuo de temperatura
del pozo
AT =50 - 68°F
Temperatura en el pozo
TD

Figura 2.11 Efecto refrigerante del lodo en el fondo y de calentamiento en
la boca del pozo.

2.8 INVASIÓN DEL FILTRADO DE LODO

Los principales factores que más influyen en las mediciones de la resistividad realizadas
con herramientas de cable en un pozo abierto, en orden de importancia, son:

- Resistividad del lodo
- Invasión del filtrado frente a zonas porosas

La pérdida de filtrado del lodo por invasión del espacio poroso frente a las formaciones
permeables, representa el principal problema en la interpretación de registros eléctricos,
por cuanto el filtrado que invade la formación, cambia la resistividad de la misma en las
inmediaciones del pozo.

Como resultado de la invasión del filtrado, en las formaciones permeables, se forman 4
zonas de forma cilíndrica (Figura 2.12), que se describen a continuación, en dirección de
la pared del pozo hacia la formación:

- Revoque o torta: zona de relativa alta resistividad y baja permeabilidad (5-10 milidarcies),
cuyo espesor varia entre 1/8” - 3/4". La resistividad de esta zona se designa R
mc
y su
espesor es h
mc
.

- Zona lavada: zona que contiene filtrado del lodo R
mf
y en algunos casos hidrocarburo
residual que no fue desplazado por el filtrado. El espesor de esta zona varía entre 3” - 4”.
La resistividad y la saturación de agua de esta zona se denominan R
xo
y S
xo
respectivamente.

- Zona de transición: zona en la cual el fluido saturante es una mezcla de filtrado y de
agua de formación. El espesor de esta zona es muy variable, incluso puede no existir; la
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -27
resistividad de esta zona se denomina R
i
.

- Zona Virgen: zona no invadida por el filtrado del lodo y en consecuencia su resistividad
corresponde a la resistividad verdadera del conjunto roca fluido original. La resistividad y
la saturación de agua de esta zona se designan R
t
y S
w
respectivamente.

d
h
d
i
d
j
h
Dr
j
(Diámetros de invasión)
Capa adyacente
Capa adyacente
Espesor de capa
Lodo
h
mc
d
h
R
m
R
s
R
s
Resistividad de la zona
Resistividad del agua
Saturación de agua
R
mc
Torta
R
mf
S
xo
R
xo
R
w
S
w
R
t
Zona de
transición
Zona
lavada
Diámetro
de hueco
Zona virgen

Figura 2.12 Símbolos utilizados para designar la resistividad de las cuatro zonas
de invasión, la resistividad de sus fluidos y sus saturaciones.
(tomado de Cartas de interpretación de Schlumberger, 2000)

2.8.1 Profundidad de invasión

La zona de invasión incluye la zona lavada y la zona de transición, cuando esta última
existe. El diámetro de invasión, d
j
, se mide desde la pared del pozo hasta la interfase con
la zona virgen. La profundidad de invasión, con el tiempo tiende a disminuir, bien porque
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -28
los fluidos de la formación tienden a reinvadir la zona lavada o porque el filtrado
desaparece por difusión. Usualmente el diámetro de invasión se expresa en pulgadas o
por medio de la razón d
j
/d
h
, donde d
h
es el diámetro del pozo.

El diámetro de invasión es función de la porosidad o capacidad de almacenamiento de las
formaciones permeables para almacenar el filtrado que ingresa; a mayor porosidad menor
profundidad de invasión. La combinación de perfiles de resistividad de diferente
profundidad de investigación permite establecer de forma aproximada la profundidad de
invasión. Se ha estimado, que la profundidad de invasión expresada en diámetros de pozo
en función de la porosidad, es la siguiente:

d
j
=2d
h
invasión somera para rocas con porosidad alta.
d
j
=5d
h
invasión media para rocas con porosidad mediana.
d
j
=5d
h
invasión profunda para rocas con porosidad baja.

2.8.2 Factores que afectan la profundidad de invasión

- Presión diferencial entre la columna de lodo y la formación: la cantidad de filtrado de lodo
que ingresa a la formación es proporcional al diferencial de presión, el cual normalmente
es de 100 psi.

- Composición del lodo: la cantidad de filtrado de lodo que se infiltra es función del tiempo
que tarda en formarse el revoque, el cual a su vez depende de la composición del lodo y
de los aditivos que contiene. Una vez formado el revoque, cesa la invasión porque el
revoque es prácticamente impermeable (5 - 10 milidarcy)

- Porosidad: este factor es determinante porque antes que se forme el revoque, se infiltran
iguales volúmenes de filtrado frente a capas de baja y de alta porosidad. La profundidad
de invasión es mayor frente a rocas de baja porosidad porque poseen menor capacidad
de almacenamiento.

- Permeabilidad: para que haya invasión es necesario que la formación sea porosa y a la
vez permeable; sin embargo, la magnitud de la permeabilidad no influye en la
profundidad de la invasión, sino que influye en el tiempo que tomará el filtrado para
desplazarse por efecto de segregación gravitacional dentro de la formación.

2.8.3 Efecto de la segregación gravitacional

Debido al efecto de la gravedad, después de unas horas, el filtrado del lodo almacenado
en la zona invadida tiende a ser segregado y a ascender, alterando con el tiempo la forma
de la zona de invasión. Esta segregación ocurre cuando el filtrado es menos denso
(menos salino) que el agua de formación. Como resultado de esta segregación puede
ocurrir que:

- El filtrado se acumule hacia le tope de una formación acuífera y hace más profunda la
invasión en el tope, causando asimetría en las curvas de resistividad.

- En el caso de una formación saturada de petróleo en el tope y de agua salada en la
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -29
base, el efecto de segregación se manifiesta por invasión profunda en la zona del
contacto agua-petróleo.

El tiempo que tarda en producirse este fenómeno depende del contraste de densidades
entre el filtrado del lodo y los fluidos porales y la permeabilidad vertical de la roca
reservorio.

2.9 INVASIÓN Y PERFILES DE RESISTIVIDAD

La invasión del filtrado dentro de la formación da lugar a tres perfiles de resistividad que
difieren en la distribución radial de la resistividad a partir de la cara del pozo hacia la zona
no invadida. A efecto de identificar estos modelos de invasión en un pozo se requiere
disponer de herramientas de resistividad provistas de dispositivos de lectura somera,
intermedia y profunda para medir las correspondientes resistividades R
xo
, R
i
y R
t
. En la
actualidad existen en el mercado dos combinaciones de herramientas que miden
simultáneamente estas tres resistividades:

- Herramienta de Doble Inducción DIL combinada con el Laterolog-8 o con la sonda
Esférica Enfocada SFL.
- Herramienta Doble Lateroperfil DLL combinada con la sonda Micro Esférica Enfocada
MSFL.

2.9.1 Perfil neto de invasión.

En este perfil de invasión, la zona lavada, R
xo
, está en contacto directo con la zona virgen,
R
t
, es decir, que no existe zona de transición y por consiguiente, el diámetro de invasión
es igual a d
i
(Figura 2.13). En el caso hipotético de la figura anterior, la resistividad R
xo
es
alta porque se utilizó lodo dulce y R
t
es baja porque la invasión ocurrió frente a una zona
100% saturada de agua salada de baja resistividad. Se asume que el perfil de resistividad
fue registrado poco después de terminada la perforación.






Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -30
Pared del pozo
Rxo
Rt
Distancia
Zona
lavada
Zona virgen
di

Figura 2.13 Perfil neto de invasión frente a zona acuífera

2.9.2 Perfil de invasión de transición

El perfil de transición es más real que el anterior y consiste de una zona lavada R
xo
y de
una zona de transición R
i
en contacto con la zona virgen R
t
; la invasión del filtrado
disminuye gradualmente hacia la zona virgen. En este caso el diámetro de invasión es
igual a d
j
(Figura 2.14). El ancho de la zona de transición depende principalmente del tipo
de formación y de la rata de invasión. Como en el caso anterior, la resistividad R
xo
es alta
porque se utilizó lodo dulce y R
t
es baja porque la invasión ocurrió frente a una zona 100%
saturada de agua salada de baja resistividad.

Pared del pozo
Distancia
Zona
lavada
Zona virgen
Rt
Ri
Rxo
Zona de
transición
di
dj

Figura 2.14 Perfil de invasión con zona de transición frente a zona acuífera

2.9.3 Perfil de invasión con ánulo.

Este perfil se detecta ocasionalmente, porque el efecto que lo genera desaparece con el
tiempo y para detectarlo es necesario correr las herramientas eléctricas tan pronto como
se detiene la perforación (Figura 2.15). Desde el punto de vista del análisis de perfiles, es
muy importante porque sólo ocurre en formaciones petrolíferas, debido a que el filtrado
primero desplaza a los hidrocarburos y después al agua de formación, la cual forma un
anillo circular, R
an
, alrededor de la zona invadida. Dicho anillo está saturado
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -31
principalmente por agua connata, de relativa baja resistividad, en comparación con la
resistividad de la zona virgen R
t
que contiene hidrocarburo.

Pared del pozo
Distancia
Rxo
Ri
Ran
Rt
Zona virgen
Zona invadida
dj

Figura 2.15 Perfil de invasión con ánulo frente a zona petrolífera

Los perfiles de resistividad son diferentes para las zonas acuíferas y para las zonas
potencialmente productoras de petróleo. De otro lado, la resistividad de la zona invadida
varía dependiendo de si el lodo de perforación utilizado es más resistivo (R
mf
>R
w
) o
menos resistivo (R
mf
<R
w
) que el agua de formación de las rocas reservorio.

2.10 PERFILES DE RESISTIVIDAD EN RESERVORIOS ACUÍFEROS

En reservorios acuíferos la resistividad de la zona virgen se designa como R
o
, porque allí
la formación está 100% saturada de agua. Dependiendo de la resistividad del lodo
utilizado que hay dentro del pozo, las zonas acuíferas presentan dos perfiles diferentes de
distribución radial de la resistividad:

2.10.1 Reservorios acuíferos perforados con lodo dulce

Cuando se emplea lodo dulce, cuya resistividad R
m
es mayor que la resistividad del agua
de formación R
w
, las resistividades de las zonas lavada R
xo
, de transición R
i
y virgen R
t

satisfacen la siguiente desigualdad: R
xo
> R
i
>> R
t
(Figura 2.16).

2.10.2 Reservorios acuíferos perforados con lodo salado

Cuando se emplea lodo salado cuya resistividad es aproximadamente igual que la
resistividad del agua de formación, R
w
, las resistividades leídas por las herramientas de
investigación somera, R
xo
, mediana, R
i
, y profunda, R
t
, son bajas y además son
aproximadamente iguales R
xo
=R
i
=R
t
(Figura 2.16)

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -32
Rxo
Ro
DISTRIBUCIÓN RADIAL DE
RESISTIVIDADES
Rmf >>Rw
LODO DULCE
TORTA
ZONA INVADIDA
ZONA LAVADA
ZONA VIRGEN
Rmf ~ Rw
LODO SALADO
ZONA INVADIDA
ZONA LAVADA
ZONA VIRGEN
SECCIÓN HORIZONTAL A
TRAVÉS DE UN RESERVORIO
ACUÍFERO
ZONA VIRGEN
Rt
Sw >> 60%
ÁNULO
ZONA INVADIDA
ZONA
LAVADA
POZO
Rm
Rxo
Rt
Rxo =Ro
Ro
Ro
DISTANCIA

Figura 2.16. Distribución radial de las resistividades frente a un reservorio acuífero.
(tomado de Asquith, 1982)

2.11 PERFILES DE RESISTIVIDAD EN RESERVORIOS PETROLÍFEROS

En reservorios petrolíferos la resistividad de la zona virgen se designa como R
t
, porque allí
la formación tiene saturación de agua menor a 60%. De acuerdo a la resistividad del lodo
utilizado en la perforación se distinguen dos perfiles de resistividad:

2.11.1 Reservorios petrolíferos perforados con lodo dulce

Cuando la resistividad del lodo, R
m
, es mayor que la resistividad del agua de formación,
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -33
R
w
, las resistividades de las zonas lavada R
xo
, de transición R
i
y virgen R
t
son altas,
comparativamente con las que se observan frente a zonas acuíferas. La resistividad de la
zona lavada, R
xo
, es alta porque contienen filtrado de lodo dulce e hidrocarburo residual.
Las resistividades disminuyen progresivamente con la profundidad de invasión de acuerdo
a la siguiente relación R
xo
> R
i
> R
t
. Si existe perfil con anulo, la resistividad de la zona de
transición resulta algo menor que la resistividad de la zona virgen: R
xo
>R
i
<R
t
(Figura
2.17).

2.11.2 Reservorios petrolíferos perforados con lodo salado

Cuando se emplea lodo cuya resistividad es aproximadamente igual que la resistividad del
agua de formación R
w
, las resistividades leídas por las herramientas de investigación
somera R
xo
, mediana R
i
y profunda R
t
aumentan gradualmente con la profundidad de
invasión, de acuerdo a la siguiente desigualdad: R
xo
<R
i
<R
t
. Debido a la presencia de
hidrocarburo, la resistividad de la zona virgen R
t
es mucho mayor que R
o
, es decir, que la
resistividad que tendría el reservorio si estuviera 100% saturado de agua (Figura 2.17).

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -34
Rxo
Rt
Ron
Rxo
Rt
Ron
DISTRIBUCIÓN RADIAL DE
RESISTIVIDADES
Rmf >>Rw
LODO DULCE
TORTA
ZONA INVADIDA
ZONA LAVADA
ZONA VIRGEN
ÁNULO
Rmf ~ Rw
LODO SALADO
ZONA INVADIDA
ZONA LAVADA
ZONA VIRGEN
ÁNULO
Ro
Rt
Ron
Ron
Rt
Ro
SECCIÓN HORIZONTAL A
TRAVÉS DE UN RESERVORIO
PETROLÍFERO
ZONA VIRGEN
Rt
Sw << 60%
ÁNULO
ZONA INVADIDA
ZONA
LAVADA
POZO
Rm
Rxo
Rt
Ron
DISTANCIA


Figura 2.17. Distribución radial de las resistividades frente a un reservorio petrolífero
(tomado de Asquith, 1982)

2.12 PERFILES DE RESISTIVIDAD EN POZOS CON LODO BASE ACEITE

Cuando se perfora con lodos base aceite OBM, independientemente que la zona sea
acuífera o petrolífera siempre se forma un perfil radial de resistividad que decrece en la
dirección de la pared del pozo a la zona virgen. El decremento es proporcional al contraste
de resistividades R
mf
y R
w
: es muy suave frente a zonas acuíferas con agua de formación
dulce (Figura 2.18a) y es acentuado frente a zonas petroliferas con agua de formación
salada (Figura 2.18b). Cuando la invasión del filtrado del lodo base aceite es muy profunda
y el agua de formación es dulce, la diferencia de resistividades entre la zona lavada y la
zona virgen tiende a desaparecer como se aprecia en la figura 2.18a.

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -35
Distancia
dj
Zona petrolífera
Distancia
dj
Zona acuífera
Rxo
Rt
Rxo
Rt
(b) Agua connata salada (a) Agua connata dulce
Distancia
dj
Zona acuífera
Rxo
Rt
Distancia
dj
Zona petrolífera
Rxo
Rt


Figura 2.18. Esquema de distribución radial de la resistividad en pozos perforados con
lodo base aceite OBM (modificado de Halliburton, 1981)


2.13 EJEMPLOS Y EJERCICIOS
Ejemplo 1.

Dada la resistividad de un filtrado R
mf
=0.10 Om a 75°F encontrar la resistividad que
tendría el filtrado a 150°F. Asumir que la concentración de NaCl permanece constante con
el cambio de temperatura.

Utilizando la carta GEN-9 de la figura 2.4

- Se encuentra un punto que corresponde a la intersección de la resistividad R
mf1
=0.10
Om con la temperatura T
1
= 75ºF. Este punto, denominado A, indica que la
concentración de NaCl en el filtrado es de 65000 ppm aproximadamente.
- Se desplaza el punto A paralelamente a las líneas de isoconcentración hasta encontrar
un punto B que corresponde a la intersección de la concentración 65000 ppm con la
nueva temperatura T
2
=150ºF y luego se lee hacia arriba, en dirección vertical, la
resistividad R
mf2
=0.054 Om.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -36
La resistividad buscada se puede hallar también utilizando la fórmula de Arps:

m
T
T
R R
mf mf
. 052 . 0
77 . 6 150
77 . 6 75
10 . 0
77 . 6
77 . 6
2
1
1 2
O =
|
.
|

\
|
+
+
=
|
|
.
|

\
|
+
+
=

Ejemplo 2.

La resistividad de un lodo con NaCl es igual a 0.70 Om a BHT =250ºF. Calcular la
resistividad del lodo R
m
a temperatura de formación T
f
=140°F.

Utilizando la carta anterior GEN-9:

- Se encuentra el punto de intersección de la resistividad R
m1
= 0.70 Om con la
temperatura T
1
=250ºF. Este punto muestra que la concentración de NaCl en el filtrado
es de 2,200 ppm aproximadamente.

- Unimos esta concentración con la nueva temperatura T
2
=140ºF y se obtiene la nueva
resistividad del lodo R
m2
=1.25 Om

Utilizando la fórmula de Arps se obtiene que la resistividad buscada es de 1.22 Om.

m R
m
O =
|
.
|

\
|
+
+
= 22 . 1
77 . 6 140
77 . 6 250
70 . 0
Ejemplo 3

En la tabla 2.7 se presenta la concentración de iones encontrada en el análisis químico de
una muestra de agua de formación obtenida mediante una prueba DST. Determinar la
concentración equivalente total en ppm de NaCl. Utilizar la carta de la figura 2.5.

Tabla 2.7 Contenido de iones de muestra de agua obtenida en prueba DST


Iones

Símbolo

Concentración
(ppm)

Factor
Concentración
Equivalente NaCl
(ppm)
Sodio y Cloro
Carbonato
Bicarbonato
Magnesio
Sulfato
Na
+
y Cl
-

CO
3
-2

HCO
3
-

Mg
+2

SO
4
+2

12500
1000
5000
2000
2500
1.00
0.95
0.31
1.53
0.64
12500
950
1550
3060
1600

Concentración total (ppm) 119660

Los factores de conversión para determinar la concentración equivalente se hallan así:
- Se ingresa al nomograma de la figura 2.5 por el eje de las absisas, con el valor de la
concentración de un ión dado, se intercepta la curva correspondiente a ese ión y se lee
el factor de corrección para ese ión en el eje de las ordenadas.

- Se repite el procedimiento anterior para cada ión de la tabla y luego se calcula la
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



2 -37
concentración equivalente NaCl en ppm.

- La concentración total equivalente en ppm de NaCl es igual a la sumatoria de las
concentraciones equivalentes de los diferentes iones. En este caso la concentración
total equivalente es igual a 19660 ppm de NaCl.

Ejercicio 1

Determinar la concentración de NaCl a la resistividad a 60°C, de un agua de formación
que se conoce contiene sólo NaCl y cuya resistividad es de 0.4 Om a 30° C.

Ejercicio 2

El análisis químico de una muestra de agua de formación determinó que contiene 20000
ppm de NaCl. Estimar su resistividad a 115°F.

Ejercicio 3

La resistividad R
mf
, tomada del encabezado de un pozo, es igual a 0.08 Om a 75°F.
Determinar su resistividad a temperatura de formación de 200°F y su concentración en
ppm, conociendo que el lodo sólo contiene NaCl.

Ejercicio 4

En un pozo la temperatura BHT =280°F a 16000 pies. Determinar la temperatura de
formación a 12400 pies, si la temperatura media T
s
de superficie es de 80°F.


Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)
3-1


3 PERFIL DE POTENCIAL ESPONTÁNEO

3.1 INTRODUCCIÓN
El perfil de Potencial Espontáneo, SP, mide los potenciales eléctricos naturales que se
producen dentro de un pozo, por interacción entre el lodo de perforación, el agua de
formación y las capas de shale.

El potencial espontáneo fue descubierto accidentalmente por los hermanos Schlumberger
en 1931, cuando registraban el perfil de resistividad de un pozo. El potencial espontáneo
fue uno de los primeros perfiles eléctricos utilizados en la industria del petróleo y su aporte
resultó tan significativo, que rápidamente se generalizó su uso y, aún hoy, es uno de los
perfiles más utilizados.

3.2 USOS DEL PERFIL DE POTENCIAL ESPONTÁNEO
El principal uso del perfil del potencial espontáneo, SP, consiste en diferenciar las
formaciones porosas permeables, potencialmente almacenadoras de hidrocarburos, de las
formaciones arcillosas improductivas. El perfil SP tiene, además, otros usos
complementarios:

- Determinar topes y bases de las rocas porosas permeables
- Estimar la resistividad, R
w
, de las aguas de formación
- Estimar el contenido de arcillosidad, V
sh
, de las rocas reservorio
- Correlacionar formaciones entre pozos

El perfil SP de una formación es como su huella digital, que permite correlacionarla con
alto grado de precisión, incluso en pozos muy distantes entre sí.

3.3 MEDICIÓN DEL POTENCIAL ESPONTÁNEO
La medición del SP consiste en registrar, en función de la profundidad, las diferencias de
potencial que se generan de manera espontánea, entre un electrodo móvil, que es subido
a lo largo del pozo, lleno con un fluido conductivo y un electrodo de referencia, fijo en
superficie.

El perfil esquemático de la figura 3.1 muestra que el dispositivo para medir el SP es muy
sencillo y que no constituye por si mismo una herramienta, sino que consiste simplemente
de un cable revestido, encauchetado, con sus dos extremos desnudos, que sirven de
electrodos; el electrodo A está suspendido en el centro del pozo lleno de lodo de
perforación y el electrodo B, llamado electrodo de referencia, está en superficie conectado
a tierra. Entre los dos electrodos hay un galvanómetro G que mide todas las diferencias de
potencial, AV, que surgen entre los electrodos A y B, cuando el electrodo A es subido,
desde el fondo del pozo hacia superficie.

El dispositivo del SP puede ser acoplado a numerosas herramientas de perfilaje; por regla
general, el perfil SP se registra simultáneamente con el perfil de resistividad o con el perfil
de inducción electromagnética o con perfil sónico, siempre y cuando en el pozo haya lodo
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-2
conductivo. En los perfiles eléctricos, la curva del SP siempre se grafica en la pista 1 y las
curvas de resistividad y de inducción electromagnética se registran en la pista 2 y 3
respectivamente.

SP (mV)
10
- +
Rmf > Rw
Lodo dulce
B Electrodo de
referencia
A
Linea base
de shale
Linea base
de arenisca
Galvanómetro
SHALE
CALIZA
ARENISCA
SHALE
SHALE
SP

Figura 3.1 Perfil esquemático del Potencial Espontáneo

Las deflexiones del perfil SP obedecen a pequeñas corrientes eléctricas, que se producen
en el pozo en frente de los contactos litológicos entre rocas permeables y capas de shale.
Las corrientes eléctricas utilizan el lodo conductivo del pozo como medio de propagación,
creando diferencias de potencial entre los electrodos A y B. De lo anterior se deduce que,
en pozos llenos con lodos o fluidos no conductivos (lodo base aceite, gas o aire) o en
pozos ya revestidos, el perfil SP no puede ser registrado, porque en estos casos, no existe
conexión eléctrica entre el electrodo A y las rocas permeables.

En frente de capas potentes de shales, la curva del SP forma una línea recta llamada
línea base de shale y en frente de rocas reservorio (areniscas o calizas) el perfil SP
deflecta de la línea base de shale bien a la izquierda (deflexión normal o negativa) o a
bien la derecha (deflexión inversa o positiva), dependiendo del valor de la resistividad del
filtrado del lodo, R
mf
, con respecto de la resistividad del agua de formación, R
w
. Cuando la
salinidad del lodo es menor que la salinidad del agua de formación, (R
mf
>R
w
), condición
que prevalece en la mayoría de los casos, la curva del SP deflecta hacia la izquierda y se
considera que el potencial espontáneo es negativo. Cuando la salinidad del lodo es mayor
que la salinidad del agua de formación, (R
mf
<R
w
), la curva del SP deflecta hacia la
derecha (SP normal) y se considera que el potencial espontáneo es positivo. Cuando no
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-3
hay contraste entre estas resistividades, es decir cuando R
mf
≈ R
w
, no hay deflexión del
perfil del SP (Figura 3.2).

La posición de la línea base de shale dentro de la pista 1, no tiene ningún significado en la
interpretación del perfil SP; su posición se escoge teniendo en cuenta la dirección y la
amplitud de las deflexiones del SP, de forma que el perfil no se salga de la pista a lo largo
del pozo.
SHALE
ARENISCA
SHALE
Lodo
Rmf > Rw
Lodo dulce
Caso A
- SP +
Rmf < Rw
Lodo salado
Caso B
- SP +
Caso C
- SP +
Rmf = Rw
Rmf Rw Rm


Figura 3.2 Deflexiones del perfil del SP en función de la relación entre la resistividad
del lodo, R
mf
, y el agua de formación, R
w
.



La amplitud de las deflexiones se mide gráficamente a partir de la línea base de shale,
sobre una escala relativa, que no comienza en cero y que muestra sólo el valor en
milivoltios asignado por división de la escala. Generalmente el valor que se asigna es de
5, 10, 15, ó 20 milivoltios.

En frente de areniscas limpias (sin arcillosidad), acuíferas y de espesor potente, la curva
del SP tiende a alcanzar una desviación máxima denominada línea base de arenisca
(Figura 3.1).

Las investigaciones realizadas demuestran que aunque la deflexión del SP es un indicador
de permeabilidad, no existe ninguna relación cuantitativa entre la amplitud de las
deflexiones del SP y el valor de la permeabilidad de las rocas almacén. El perfil SP no
hace distinción entre rocas porosas de alta y baja permeabilidad, sino que responde
incluso en frente de rocas con permeabilidad menor a un milidarcy, que no ofrecen interés
comercial (J im Brook, 1984).

3.4 FUNDAMENTO TEÓRICO
El potencial espontáneo, SP, que mide el galvanómetro es la suma de dos potenciales que
resultan de interacciones dentro del pozo, que involucran movimiento de iones: el
potencial electroquímico, E
c,
y el potencial electrocinético, E
k
.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-4

k c
E E SP + =
Ec. 3.1

3.4.1 Potencial electroquímico

El potencial electroquímico, E
c
, surge cuando dos fluidos de diferente salinidad entran en
contacto. Este componente, que es normalmente el mayor contribuyente a las deflexiones
del SP, es a su vez la suma del potencial de membrana, E
m
, y del potencial de difusión, E
j
.


j m c
E E E + = Ec 3.2

- Potencial de membrana

El potencial de membrana, E
m,
se genera cuando dos soluciones de diferente
concentración, en este caso el filtrado del lodo de perforación y el agua de formación,
entran en contacto a través de un shale.

En 1943 Mounce y Rust evidenciaron este potencial mediante el modelo que se ilustra en
la Figura 3.3(a). Se trata de una cubeta circular con tres secciones, la primera llena con
shale, la segunda con agua dulce y la tercera con agua salada; las secciones con agua
están separadas por una membrana permeable de porcelana para evitar la mezcla súbita
de las soluciones. El conjunto forma una celda electrolítica que genera una corriente
eléctrica o potencial cuya magnitud es mayor cuanto mayor sea el contraste de salinidad
entre las dos soluciones.
(a)
Lodo
dulce
Rmf > Rw
SHALE
ARENISCA
SHALE
Hueco
(b)
Agua
salada
Dirección
de corriente
Membrana permeable
Shale
Agua
dulce
Agua
salada

Figura 3.3 Modelo de la celda electrolítica de Mounce y Rust.

En la cubeta circular, las flechas indican que la corriente eléctrica fluye del agua dulce al
agua salada y después hacia el shale. Si se invierte la posición de las soluciones de
diferente concentración, el flujo de corriente ocurre en dirección opuesta. Si las
concentraciones de las soluciones en contacto son iguales, no se produce flujo de
corriente.

El modelo de Mounce y Rust reproduce la situación que se presenta en un pozo en frente
de una capa permeable (arenisca, caliza, etc.) intercalada entre dos capas de shale, como
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-5
se ilustra en la figura 3.3 (b).

En la mayoría de casos, el filtrado del lodo que invade la capa de arenisca es dulce (baja
concentración de iones) y el agua de formación es salada (alta concentración de iones).
En el modelo anterior, el filtrado del lodo y el agua de formación contienen en solución
únicamente iones de NaCl diferente concentración.

Debido a la estructura molecular de los minerales arcillosos, las partículas de arcilla del
shale tienen en su superficie cargas negativas que atraen iones positivos y repelen iones
negativos, de tal forma que el shale actúa como una membrana selectora de iones, que
atrae y deja pasar hacia el pozo, a través de sus poros, los cationes de Na
+
del agua de
formación y repele los aniones de Cl
-
.

Después de cierto tiempo, el flujo de cargas positivas crea un desequilibro de iones de Na
+

a ambos lados del shale, que produce un potencial denominado potencial de membrana,
E
m
(Figura 3.4).

SHALE
ARENISCA
SHALE
SHALE
SHALE
Na
+
Na
+
Na
+
Menor
concentración
iónica
Lodo dulce (menor concentración
iónica que en el agua de formación)
Mayor
concentración
iónica
Na
+
Na
+
Cl
-
Cl
-
E
m


Figura 3.4 Potencial de membrana en la interfase arenisca-shale.


- Potencial de difusi ón

El potencial de difusión, E
j
, también llamado de intercambio líquido, es el potencial
electroquímico que se genera en el frente de invasión de una roca porosa-permeable, en
la interfase entre el filtrado del lodo y el agua de formación (Figura 3.5).

En la interfase, los cationes de Na
+
y los aniones de Cl
-
fluyen de una solución a otra con
facilidad, pero debido a que los cationes de Cl
-
poseen mayor movilidad que los aniones
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-6
de Na
+
(a 18º C, Cl
-
=6.76 x 10
-4
cm/seg y Na
+
=4.46 x 10
-4
cm/seg) el resultado neto es
un flujo de cargas negativas desde la solución más concentrada, en este caso el agua de
formación, hacia la solución menos concentrada, en este caso el lodo. Esto significa que
se genera una corriente o potencial denominado potencial de intercambio líquido, E
j
, que
fluye hacia la formación, en dirección opuesta al flujo de cargas negativas. La magnitud del
potencial de difusión, E
j
, es aproximadamente 1/5 del potencial de membrana E
m
.

SHALE
ARENISCA
SHALE
SHALE
Menor
concentración
iónica
Lodo dulce (menor concentración
iónica que en el agua de formación)
E
j
Mayor
concentración
iónica
Interfase entre filtrado
y agua de formación


Figura 3.5 Potencial de difusión E
j
.

Debido a que cada uno de estos dos potenciales, el de membrana, E
m
, y el de difusión, E
j
,

contribuye a que las deflexiones del SP, sean negativas o positivas con respecto de la
línea base de shale, el efecto de estos dos potenciales se suma (Figura 3.6).

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-7
SHALE
ARENISCA
SHALE
- SP +
E
m
Ej
Em + Ej
Zona
virgen
Zona
invadida
Lodo
dulce

Figura 3.6 Potencial resultante de la suma de los potenciales
de membrana, E
m
, y de intercambio líquido E
j
.

El efecto de los potenciales de membrana y de intercambio líquido se mantiene hasta
tanto no se alcance el equilibro en la concentración de iones, entre el filtrado del lodo y el
agua de formación.

Las aguas de formación en una cuenca sedimentaria generalmente se estratifican de
acuerdo a su densidad, y como resultado de ello, las aguas dulces, menos densas, se
encuentran en las formaciones someras y las aguas saladas, más densas, se localizan en
las formaciones profundas (Figura 3.7).

De lo anterior se deduce que en un pozo perforado con lodo dulce, es de esperar que en
frente de las capas permeables someras, el perfil SP no presente ninguna desviación o
que las desviaciones sean normales (SP positivo) y que en frente de las capas
permeables profundas, las desviaciones del SP sean inversas (SP negativo).

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-8
SP
15
- +
1000
1500
2000
2500
3000
9500
10000
10500
11000
11500
12000
12500

Figura 3.7 Efecto de la salinidad del agua de formación sobre
la dirección de las deflexiones del perfil SP.

3.4.2 Potencial electrocinético

Cuando un electrolito, en este caso el filtrado de lodo, fluye a través de un medio poroso
no metálico, como es la torta de lodo, se genera un potencial electrocinético, E
k
, también
llamado potencial de electrofiltración, cuya magnitud es proporcional, en primer lugar, a la
presión diferencial entre la columna de lodo y la formación porosa; en segundo lugar, a la
resistividad del filtrado que pasa a través del medio poroso.

En frente de las rocas porosas permeables, el paso de los iones del electrolito, a través de
la torta genera el potencial de torta de lodo, E
kmc
; cuando el electrolito pasa a través de los
poros de la roca porosa, después de atravesar la torta, se genera también potencial, pero
de muy pequeña magnitud, toda vez que el diferencial de presión ya se ha agotado al
atravesar la torta de lodo.

En frente de los shales se genera una fuerza electrocinética, E
ksh
, de pequeña magnitud,
porque la permeabilidad horizontal de los shales es muy baja, aunque suficiente para
permitir la invasión de un pequeño volumen de filtrado. Debido a que el SP es una
medición relativa respecto al shale, la contribución combinada de los potenciales de origen
electrocinético es la diferencia entre el potencial de la torta y el potencial del shale
(Bassiouni, 1994)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-9

0 ÷ ÷ =
ksh kmc k
E E E Ec. 3.3

En la práctica la contribución neta del potencial electrocinético a la deflexión del SP es
muy pequeña y generalmente es considerada despreciable y por esta razón no se tiene en
cuenta en la fórmula utilizada para calcular la amplitud de la deflexión total del SP.
( )
j m c total
E E E SP + = = Ec. 3.4
La anterior ecuación se cumple siempre y cuando el agua de formación sea más salada
que el filtrado del lodo (R
w
<0.1 O.m) y que el diferencial de presión dentro del pozo sea
normal, aproximadamente de 100 lb/pulg (Schlumberger, 1972).

Sin embargo, en pozos profundos, perforados con lodos salados y muy pesados,
especialmente en frente de reservorios depletados, es posible que la contribución del E
kmc

sea significativa y que no se cancele con la contribución del E
ksh.
En estos casos no es
posible determinar la magnitud de la contribución del potencial electrocinético a la
deflexión del potencial espontáneo total. Este efecto es llamado SP electrocinético.


3.5 POTENCIAL ESPONTÁNEO ESTÁTICO
Las corrientes del SP fluyen a través de tres medios diferentes: la columna de lodo, la
formación permeable y el shale adyacente y en cada medio ocurre caída de potencial
proporcional a la resistencia del medio (Figura 3.8). La caída total de potencial a lo largo
de la línea de flujo de corriente es igual a la fuerza electromotriz total. Las deflexiones de
la curva SP obedecen a la caída de potencial a través de la columna de lodo, la cual
representan sólo una parte del total de fuerza electromotriz, sin tener en cuenta las caídas
de potencial que ocurren en la formación y en el shale adyacente (Schlumberger, 1972).

Si a las corrientes del SP no se les permitiera fluir, la caída de potencial que se mediría en
la columna de lodo, sería igual a la fuerza electromotriz total. El SP que se registraría en
esas condiciones hipotéticas e ideales, se denomina potencial espontáneo estático SSP.


3.6 DISTRIBUCIÓN DE LAS CORRIENTES DEL SP
En frente de los contactos litológicos, la forma del perfil SP está relacionada con la
distribución de las líneas de corriente del potencial espontáneo, la cual a su vez depende
de la relación existente entre las resistividades del lodo, del shale y de la formación porosa
permeable. La corriente eléctrica fluye más fácilmente a través de medios de baja
resistividad y evita los medios de alta resistividad.

La figura 3.8 representa tres ejemplos de la distribución de la corriente del SP; en la figura
3.8 (a) se ilustra el caso cuando las resistividades del lodo, del shale aledaño y de la
arenisca son iguales. En este caso, existe simetría en la distribución de las líneas de flujo
de la corriente y cuando el electrodo A del dispositivo del SP pasa frente al contacto
estratigráfico arenisca-shale, registra un cambio abrupto en el SP y la pendiente de la
curva es máxima porque justamente allí la intensidad de la corriente es máxima. El punto
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-10
de inflexión de la curva que señala el contacto, está localizado en el punto medio entre la
línea base de shale y el punto de máxima deflexión del perfil SP (las distancias a y b son
iguales)

La figura 3.8 (b) presenta un shale de alta resistividad (R
s
=500 Ωm) en contacto con una
arenisca de alta resistividad (R
t
= 500 Ωm). Debido a esta alta resistividad de las
formaciones y por consiguiente a la mayor dificultad que encuentran las corrientes del SP
para penetrar en ellas, las líneas de corriente ya no guardan simetría sino que se
dispersan más y cubren un mayor volumen de formación que en el caso anterior. Frente al
contacto estratigráfico arenisca-shale, la curva del SP resulta simétrica y de pendiente
suave. El punto de inflexión de la curva que señala el contacto, está localizado en el punto
medio entre la línea base de shale y el punto de máxima deflexión del perfil SP (las
distancias a y b son iguales)
Rm =1
a b
Rs =500 ohm-metro
Flujo de las lineas
de corriente del SP
Rt =500 ohm-metro
(b)
d
a =b
a
b
d
Rm =1
(c)
Rs =1 ohm-metro
Flujo de las lineas
de corriente del SP
Rt =500 ohm-metro
a >b
Flujo de las líneas
de corriente del SP
Rs =1 ohm-metro
Rm =1
d a b
Ro =Rt =1 ohm-metro
(a)
a =b

Figura 3.8 Forma de la curva del SP en función de la distribución de las corrientes
en la arenisca y en el shale aledaño (modificado de Helander, 1983)

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-11
La figura 3.8 (c) ilustra la situación cuando un shale de baja resistividad (R
s
=1 Ωm) está
en contacto con una formación de alta resistividad (R
t
= 500 Ωm). En este caso no existe
simetría en la forma de las líneas de flujo de corriente, siendo mayor la densidad de la
corriente en el shale que en la arenisca de alta resistividad.

A causa de la dispersión de las líneas de corriente en la formación de alta resistividad y a
la concentración de éstas en el shale, en frente del contacto la curva del SP experimenta
un cambio suave y adquiere simetría en cuanto a la localización del punto de inflexión
frente al contacto litológico, pero es asimétrica en cuanto a la posición del punto de
inflexión respecto a la línea base de shale y al punto de máxima deflexión (la distancia a
es aproximadamente 3 veces mayor que la distancia b. En todos los tres casos anteriores
la suma de las distancias a y b equivale a la deflexión total o potencial espontáneo
estático SSP.

3.7 FACTORES QUE AFECTAN EL SP
La forma del perfil y la magnitud de las deflexiones del SP en frente de capas permeables
depende de varios factores que controlan la distribución de las corrientes del SP y la caída
de potencial en el pozo, en la formación permeable y en el shale aledaño:

- Resistividad, R
t
, de la capa permeable y su espesor h
- Resistividad, R
xo
, y diámetro de la zona lavada d
i

- Resistividad del lodo, R
m
, y diámetro de pozo d
h

- Resistividad del shale adyacente R
s


Cuando el efecto de todos estos factores desaparece, se obtiene el potencial espontáneo
estático SSP, es decir, que el SSP es el máximo SP que una roca permeable, acuífera,
limpia (desprovista de shale) y de potente espesor puede generar bajo una determinada
razón R
mf
/R
w
. La forma de la curva y la magnitud de las deflexiones del SP, que aparece
en los perfiles, son influenciadas por los siguientes factores:


3.7.1 Razón R
mf
/R
w


Como se mencionó en el numeral 3.5, la amplitud de las deflexiones es proporcional al
contraste entre la resistividad del filtrado del lodo y la resistividad del agua de formación,
R
mf
/R
w
. Cuando el valor de R
mf
es aproximadamente igual a R
w
no se produce ninguna
deflexión. (Figuras 3.2 y 3.9)




(ESPACIO EN BLANCO PARA DIAGRAMAR)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-12
SSP =-K . log (Rmf/Rw)
(a) (b)
Rmf >> Rw
(para todas las areniscas)
Arenisca limpia,
acuÍfera, potente
Arenisca arcillosa,
acuÍfera, potente
Arenisca limpia,
acuÍfera, poco potente
Arenisca limpia,
gasífera, potente
Arenisca arcillosa,
gasífera, potente
SSP
SP
PSP
SP
PSP
Rmf =Rw
Rmf >Rw
Rmf >>Rw
Rmf <Rw

Figura 3.9. Factores que afectan la amplitud de la deflexión del SP: (a) efecto de la razón
R
mf
/R
w
(b) efectos del espesor de capa, de la presencia de hidrocarburo y de
la presencia de arcillosidad (tomado de Asquith, 1982).


3.7.2 Espesor de capa

La disminución del espesor, h, de las capas permeables disminuye considerablemente la
amplitud de la deflexión del SP. En frente de capas permeables delgadas, la deflexión del
SP no alcanza a desarrollar su máxima deflexión y, por tanto, el valor que se obtiene
resulta menor que el valor que alcanzaría esa capa si su espesor fuera potente (Figura
3.10). En formaciones delgadas (espesor <30 pies) el valor del SP registrado en el pozo
es menor que el SSP y, por consiguiente, requiere ser corregido por espesor de capa.




Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-13
SP
SSP
Rs
Rt
Rs
Rt
Rs Shale
Arenisca limpia,
acuífera
Shale
Arenisca limpia,
acuífera
Shale
RXO
RXO
dh
Rm


Figura. 3.10 Disminución de la amplitud y redondeamiento de la curva SP en frente
de capas permeables delgadas.


3.7.3 Arcillosidad en los reservorios

La presencia de shale laminar o disperso en una roca reservorio reduce la amplitud de la
deflexión del SP, debido a que las partículas de shale generan pequeños potenciales, de
polaridad opuesta al SP principal, reduciendo la amplitud de la deflexión del SSP a un
valor pseudo-estático llamado PSP (Figura 3.9). En zonas acuíferas la reducción del SP es
directamente proporcional al contenido de shale, hecho que permite determinar el volumen
de shale de un reservorio arcilloso, siempre que exista una arenisca limpia, saturada con
agua de igual salinidad a la del reservorio arcilloso, que sirva de patrón de comparación.


3.7.4 Presencia de hidrocarburo en los reservorios

La presencia de crudo o gas, en una roca reservorio, reduce la amplitud del SP porque
proporciona a la roca reservorio alta resistividad (Figura 3.9). La reducción en la amplitud
del SP causada por capas delgadas, por presencia de arcillosidad y por presencia de
hidrocarburo, exige que en la determinación del R
w
a partir del SP, solamente sean usadas
lecturas de SP tomadas en frente de zonas acuíferas, potentes y desprovistas de arcilla,
en las cuales el valor del SP se mantenga constante, por lo menos en un intervalo de 30
pies de espesor, de lo contrario el R
w
que se obtiene resulta comparativamente menor.

3.7.5 Diámetro del pozo

El incremento en el diámetro de pozo disminuye levemente la amplitud del SP: a mayor
diámetro de pozo las deflexiones tienden a redondearse y a reducir su amplitud en frente
de capas delgadas.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-14

3.7.6 Profundidad de invasión

La profundidad de invasión atenúa la deflexión del SP: a mayor profundidad de invasión
menor amplitud de la deflexión. El SP se atenúa porque la invasión aleja de la pared del
pozo el punto tripartita filtrado-agua de formación-shale, lo que reduce el número de líneas
de corriente que circulan por el lodo en el pozo (Dresser Atlas, 1982).

3.7.7 Reservorios de alta resistividad

Como se ilustra en la figura 3.11, en calizas y dolomias compactas de muy alta
resistividad, las corrientes del SP pueden entrar o salir del pozo únicamente en frente de
capas permeables, (P
2
, P
3
, P
5
), o de capas de shale, (Sh
1
, Sh
4
, Sh
6
). En este evento,
como consecuencia de esta distribución anómala de las corrientes del SP, la forma del
perfil del SP no permite precisar los límites de las capas permeables.

Representación esquemática de
las formaciones y el registro SP
Distribución esquemática
de las corrientes del SP
Sh1
P2
P3
Sh4
P5
Sh6
Shale (impermeable y comparativamente conductivo)
Formación compacta (altamente resistiva)
Permeable (comparativamente conductiva)


Figura 3.11 Anomalía en la distribución de las corrientes del SP en frente de capas de alta
resistividad (tomado de Principios de Interpretación de Schlumberger, 1974)

3.8 INTERPRETACIÓN DEL PERFIL SP

El perfil de SP identifica litologías porosas permeables, pero infortunadamente no permite
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-15
relacionar la amplitud de las deflexiones con el valor de la permeabilidad, de tal suerte que
no distingue entre capas con buena permeabilidad y capas con baja permeabilidad,
incluso por debajo del límite comercial de permeabilidad.

La pendiente de la curva del SP a cualquier nivel de una capa permeable es proporcional
a la intensidad de las corrientes del SP que circulan por el lodo a ese nivel. La pendiente
de la curva del SP es máxima en el límite superior y en el límite inferior de la capa
permeable, porque justamente allí la intensidad de las corrientes es máxima. El contacto
entre una capa permeable y una impermeable, se traza por el punto de inflexión de la
curva del SP (Figura 3.12).
- +
SP
Punto de inflexión
80 mv
Linea base de shale
20
Punto de inflexión


Figura 3.12 Trazado de límites de una capa permeable a partir del perfil SP

3.9 INDICADOR DEL VOLUMEN DE SHALE


La atenuación del SP por presencia de arcillosidad permite estimar el volumen de shale,
V
sh
, que contiene una roca reservorio (Figura 3.13). Para calcular el volumen de shale se
requiere disponer de un potencial espontáneo estático, SSP, medido en frente de una
arenisca acuífera limpia (zona A) y de un potencial PSP medido en frente de la arenisca
acuífera arcillosa de interés (zona B). Ambas areniscas deben tener el mismo R
w


SSP
PSP SSP
V
sh
÷
=
Ec. 3.5

Por ejemplo, en la figura anterior el valor del SSP =-150 mV y el valor del PSP=-110 mV,
entonces el volumen de shale en la zona B resulta igual a 27%.

( )
% 27 27 . 0
150
110 150
= =
÷
÷ ÷ ÷
=
÷
=
SSP
PSP SSP
V
sh


Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-16
SP
Zona
B
Zona
A
20
- +
mV
PSP
SSP


Figura 3.13 Estimación del volumen de shale de un reservorio a partir del SSP

3.10 INTERPRETACIÓN DEL AMBIENTE DEPOSICIONAL A PARTIR DEL SP
La forma del perfil SP, está relacionada con cambios en el tamaño del grano y, por ende,
con cambios en el ambiente deposicional de las secuencias sedimentarias, en razón a
que la respuesta del SP es diferente para los shales y para las areniscas. Existe tres
formas bien diferenciadas del SP denominadas embudo, cilindro y campana. El SP en
forma de embudo, corresponde a una secuencia grano-creciente hacia arriba depositada
en ambiente regresivo; la forma de campana corresponde a una secuencia grano-
decreciente hacia arriba, depositada en ambiente transgresivo y la forma de cilindro
corresponde a una secuencia de grano uniforme, depositada en ambiente de canal
distributario.

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-17
Ambientes de
depositación
Tamaño
de grano
Forma de la curva SP
Transgresivo
Point Bars
Depósitos de playa Campana
Cilindro
Embudo
Canales distributarios
Turbiditas
Regresivo
Depósitos deltaicos
Depósitos de línea de costa
Espigas de arena
Fino
Grueso
Uniforme
Grueso
Fino

Figura 3.14 Ambientes deposicionales y formas de la curva del SP
(tomado de Halliburton, 1991).

3.11 CONTROL DE CALIDAD DEL SP

En ocasiones el perfil del SP puede resultar afectado por fluctuaciones originadas por
potenciales espurios que se suman al potencial natural generado en el pozo. Normalmente
estos potenciales anómalos pueden ser detectados en campo, debido a que su
manifestación, en los perfiles, es característica. Por ejemplo, los desplazamientos de la
línea base de shale, pueden obedecer a que el “pescado” o electrodo de referencia en
superficie, hace deficiente polo a tierra. En este caso la solución consiste en colocar el
pescado dentro de la piscina de lodo para mejorar el contacto con el suelo.

Los perfiles del SP en forma de “sierra”, indican magnetización del cable por el tambor del
malacate. En cada vuelta que el cable se desenrolla cruza el campo magnético que emana
del tambor, lo que produce una fluctuación regularmente espaciada en la curva del SP.
Esta anomalía se corrige aplicando una corriente alterna al cable para desmagnetizar el
tambor. El cambio de polaridad de las deflexiones del SP, con relación a la polaridad
esperada, puede obedecer a una incorrecta disposición del equipo de medición del SP.

Algunas herramientas portadoras del electrodo del SP pueden consistir de dos metales
diferentes que quedan en contacto, por ejemplo, acero y plomo; debido a que estos dos
metales tienen diferente potencial electroquímico, se genera de manera inadvertida, en la
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-18
columna de lodo un pequeño efecto batería. Este efecto conocido como bimetalismo es
un potencial espurio que se agrega al potencial espontáneo.

Los desplazamientos de la línea base pueden llegar a ser muy pronunciados en algunas
áreas geográficas. En la medida en que la herramienta es subida a lo largo del pozo, la
línea base del SP se desvía suavemente a la izquierda, unos cuantos milivoltios por cada
1000 pies. Eventualmente el perfil del SP desaparece hacia el extremo izquierdo de la
pista y reaparece en el extremo derecho. Algunas compañías de servicio acostumbran a
ajustar el perfil del SP en incrementos de 10 - 15 mV para mantener fija la posición de la
línea base dentro de la pista 1. Cuando se aplica este procedimiento es importante dejar
esta observación en el registro.

Una onda sinusoidal de 60 ciclos/seg sobre impuesta al perfil del SP, indica que el
electrodo de referencia, (polo a tierra), ha sido localizado muy cerca de una línea de alta
tensión. La cercanía del electrodo de referencia a generadores eléctricos, bombas de lodo
y equipos de soldadura, se manifiesta en fluctuaciones bruscas en el perfil del SP. Estas
anomalías se corrigen simplemente cambiando de lugar el electrodo de referencia fuera
del campo electromagnético inducido por la línea de alta tensión.

En altas latitudes geográficas, las corrientes electromagnéticas asociadas a la aureola
boreal se propagan por el subsuelo y en frente de formaciones resistivas estas corrientes
hacen “corto circuito” y se propagan por el lodo generando grandes potenciales espurios.
Los picos bruscos desiguales pueden ser causados por tormentas eléctricas.

3.12 DETERMINACIÓN DE R
w
A PARTIR DEL SP

En formaciones permeables limpias, libres de shale, el potencial espontáneo es igual al
aporte del componente electroquímico, es decir, a la suma de los potenciales de
membrana y de difusión. La magnitud del potencial electroquímico se determina mediante
la siguiente ecuación.

a
a
K SSP
wf
w
log ÷ = Ec. 3.6
Donde:
SSP =potencial espontáneo estático
a
w
=actividad química del agua de formación a temperatura de formación
a
mf
=actividad química del filtrado del lodo a temperatura de formación
K =coeficiente proporcional a la temperatura absoluta. Para filtrados de lodo y aguas
de formación K =70.2 a T
f
=77º F

La actividad química de una solución es una cantidad recíproca de la concentración y se
expresa en las mismas unidades que la concentración de sales (ppm). La actividad y la
concentración están relacionadas por un coeficiente de actividad c
mf
mf
a
c
R = Ec. 3.7
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-19
w
mf
a
c
R = Ec. 3.8

La actividad de una solución no cambia con la temperatura, en cambio la resistividad sí, de
forma que resulta más útil expresar la ecuación 3.6 en función de las resistividades de las
soluciones.
w
mf
R
R
K SSP log ÷ =
Ec. 3.9
Donde:
K =(60 +0.133 T
f
)
T
f
=es la temperatura de la formación (º F)
R
mf
=resistividad del filtrado del lodo a temperatura de formación T
f
(° F)
R
w
= resistividad del agua de formación a temperatura de formación T
f
(º F).

La expresión K = (60+0.133T
f
) es empírica, porque no está basada en ninguna
consideración termodinámica, es decir, que K no depende sistemáticamente de la
temperatura sino que su dependencia es válida para altos valores de R
mf
y R
w
.

La ecuación 3.9 es más útil que la ecuación 3.6, porque la resistividad R
mf
se puede medir
fácilmente en campo con equipo sencillo, sobre una muestra de lodo tomada de la línea de
retorno del pozo, consistente de una filtroprensa para obtener filtrado y de una celda de
resistividad que mide directamente R
mf
a la temperatura ambiente.

De la ecuación anterior se puede determinar R
w
, si se conoce la deflexión total del SP,
medida en milivoltios en el perfil, el valor de R
mf
y el valor de K. La resistividad del agua de
formación, R
w
, es un parámetro muy importante en la evaluación de formaciones
petrolíferas, indispensable para estimar la saturación de agua de los reservorios.

En la ecuación anterior se considera que las soluciones, (filtrado de lodo y agua de
formación), contienen únicamente iones de Na
+
y Cl
-
. Debido a que en la práctica, se
encuentran lodos y aguas de formación que además de Na
+
y Cl
-
, contienen otros iones
tales como Mg
+2
y Ca
+2
, los cuales tienen diferente actividad química, se hace necesario
introducir en la ecuación 3.9 una expresión que relacione la resistividad de soluciones
complejas con su resistividad equivalente de NaCl:

we
mfe
R
R
K SSP log ÷ =
Ec. 3.10
Donde:
R
mfe
=resistividad equivalente del filtrado del lodo a T
f

R
we
=resistividad equivalente del agua de formación a T
f


Cuando el agua de formación y el lodo contienen únicamente NaCl y además el lodo
contiene pocos iones (R
mf
>0.1 Om) se asume que R
mfe
es igual a R
mf
. Esta suposición no
es válida cuando se trata de lodos dulces con sales calcio o magnesio, en los cuales el
efecto neto de las sales diferentes a NaCl puede ser significativo. La presencia de potasio
en los lodos cambia la relación SP versus R
we
, lo cual se compensa variando el valor de la
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-20
expresión K así: para lodos con KCl, el valor de K se escoge igual a 22 - (56 +0.12 T
f
) y
para lodos con KHCO
3
se toma igual a 25 - (56 +0.11 T
f
).

La resistividad del filtrado, R
mf
, se convierte en R
mfe


utilizando ecuaciones o cartas
empíricas y luego se determina el valor de R
we
resolviendo la ecuación del SSP:
k
SSP
mfe
we
R
R
10
=
Ec.3.11
El R
we
obtenido de la ecuación anterior, finalmente se convierte en R
w
, es decir, se
relaciona con la resistividad verdadera del agua de formación, que es el parámetro
requerido en la interpretación cuantitativa de perfiles. Esta conversión se realiza por medio
de la carta de la figura 3.17, que sirve para convertir ya sea resistividad equivalente del
filtrado, R
mfe
, como resistividad equivalente del agua de formación, R
we
, en sus
correspondientes resistividades R
mf
y R
w
.
Existen varios métodos analíticos y gráficos que utilizan diferentes algoritmos para
determinar el R
w
a partir del SSP, mediante el uso de relaciones empíricas y cartas de
conversión. Los métodos gráficos tienen la ventaja de que son muy rápidos y proporcionan
resultados muy precisos comparables a los obtenidos con los métodos analíticos, pero a
diferencia de estos, los métodos gráficos no dejan ver con claridad la relación entre las
diferentes variables.

3.12.1 Método analítico de Dresser Atlas

En este método se aplica el siguiente algoritmo:
1. Determinar la temperatura de formación, T
f

2. Corregir R
mf
a temperatura de formación, T
f

3. Leer SSP en el perfil. En frente de zonas con espesor menor a 30 pies, leer SP y
corregir por espesor de capa.
4. Convertir SP a SSP. Hallar factor de corrección por espesor de capa
95 . 0
1 . 0
65 . 0
11
5 . 1 2 4
05 . 6
1
65 . 3
1
+
÷
¦
¦
)
¦
¦
`
¹
¦
¦
¹
¦
¦
´
¦
|
|
.
|

\
|
+
÷
÷
)
`
¹
¹
´
¦
|
|
.
|

\
|
+
=
m
i
m
i
R
R
h
R
R
FCSP

para
5 >
m
i
R
R
y 50 3 < < h (espesor de capa h esta dado en pies)
5. Corregir el SP por espesor de capa.
SSP =SP. FCSP

6. Determinar R
we
mediante la siguiente ecuación empírica:
K
SP
mfe
we
R
R
10
=

7. Determinar R
w
a temperatura de formación mediante la siguiente ecuación:
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-21
(
(
(
(
¸
(

¸

÷
|
|
|
|
.
|

\
|
+ ÷
× +
=
8 . 50
log
0426 . 0
2
9 . 19
log
1
10 5 . 0
10 131 . 0
f
f
T
we
T
we
w
R
R
R

3.12.2 Método convencional

En este método se sigue el siguiente procedimiento:
1. Determinar la temperatura de formación T
f

2. Corregir R
mf
a la temperatura de formación T
f

3. Leer SSP en el perfil. En frente de zonas con espesor menor a 30 pies, leer SP y
corregir por espesor de capa y por invasión, mediante la carta de la figura 3.15

Factor de
Corrección del SP
120
110
100
90
80
70
60
50
40
30
20
20
30
40
50
60
70
80
90
100
110
120
SSP SP del perfil
Ri
Rm
=5 20 50 100 200
1.0 1.2 1.5 2.0 2.5 3.0 4.0 5.0 6.0 7.0 8.0 9.0 10.0
30
20
15
10
9
8
7
6
5
4
3
9
6
5
4
2.5
2
1.5
1
8
7
3.5
3
Factor de Corrección del SP

Figura 3.15 Determinación del factor de corrección del SP por espesor de capa
y por profundidad de invasión del filtrado (tomado de Western Atlas, 1985)

4. Convertir R
mf
a temperatura de formación en R
mfe

Si R
mf
>0.1 Ωm a 75° F entonces:
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-22
mf mfe
R R 85 . 0 =
Si R
mf
<0.1 Ωm a 75° F entonces usar la carta de la figura 3.17

5. Calcular la razón R
mfe
/R
we
a partir

de la ecuación del SSP
k
SSP
we
mfe
R
R
10 =

6. Calcular R
we
de la ecuación del SSP
K
SSP
mfe
we
R
R
10
=


7. Convertir R
we
a T
f
en R
w
, utilizando la carta de la figura 3.17

3.12.3 Método analítico de Schlumberger

1. Llevar R
mf
a 75° F. Usar la formula de Arps

2. Convertir R
mf
en R
mfe

Si R
mf
a 75º F es >0.1 Om entonces:
R
mfe
=0.85 R
mf
; (R
mf
a 75º F)
Si R
mf
a 75º F es <0.1 Om entonces:

( )
( ) 77 377
5 146
+
÷
=
mf
mf
mfe
R
R
R
; (R
mf
a 75º F)

3. Determinar R
we
de la ecuación del SSP

K
SSP
mfe
we
R
R
10
=

4. Convertir R
we
en R
w
a 75° F
Si R
we
a 75º F >0.12 Om, se aplica:
( ) 24 . 0 69 . 0
10 58 . 0
÷
+ ÷ =
we
R
w
R
Si R
we
a 75º F <0.12 Om, entonces se aplica:
we
we
w
R
R
R
377 146
5 77
÷
+
=

5. Convertir R
w
a 75º F en R
w
a temperatura de formación, T
f
. Usar la formula de Arps.
3.12.4 Método gráfico de Schlumberger

1. Llevar R
mf
a 75º F. Usar la carta Gen-9
2. Convertir R
mf
en R
mfe

Si R
mf
a 75º F es >0.1 Om entonces:
mf mfe
R R 85 . 0 =

Si R
mf
a 75º F es <0.1 Om entonces:
Usar la carta SP-2 de la figura 3.17 para obtener R
mfe

3. Determinar la razón R
mfe
/R
we.
Usar la carta SP-1 de la figura 3.16
4. Determinar R
we
con la carta SP-1, utilizando la razón R
mfe
/R
we

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-23
5. Convertir R
we
a 75º F en R
w
a T
f
. Usar la carta SP-2 de la figura 3.17

La figura 3.18 ilustra de manera gráfica el procedimiento para determinar el R
w
del SP por
el método arriba descrito.

3.12.5 Método gráfico de Silva y Bassiouni

La ventaja de este método consiste en que sólo utiliza una carta de corrección:
1. Determinar T
f

2. Determinar valor del SP en el registro. Luego convertir SP en SSP
3. Ingresar a la carta de la figura 3.18 con el valor R
mf
, interceptar la curva de temperatura
T
f
y leer en el eje de las ordenadas el valor del SP
4. Restar al SSP el valor SP obtenido en la carta en el paso anterior
5. Reingresar a la carta por el eje de las ordenadas con el resultado anterior, interceptar
la curva de T
f
y leer en el eje de las abscisas el valor buscado de R
w
a T
f


Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-24
.4
.6
.8
1
2
4
6
8
10
20
40
60
80
100
.01
.02
.04
.06
.1
.2
.4
.6
1
2
4
6
10
20
40
60
100
-200
-180
-160
-140
-120
-100
-80
-60
-40
-20
0
+20
+40
.001
.005
.01
.02
.05
0.1
0.2
0.5
1.0
2.0
DETERMINACIÓN DE Rweq DEL SSP
(FORMACIONES LIMPIAS)
Para lodos predominantemente de cloruro de sodio, determine el Rmfeq así:
a. Si Rmf a 75°F (24°C) es mayor que 0.1 O.m, corrija Rmf a la temperatura de
formación usando la carta Gen-9, y calcule Rmfeq =0.85 Rmf.
b. Si Rmf a 75°F (24°C) es menor que 0.1 O.m, use la carta SP-2 para obtener
el valor de Rmfeq a temperatura de formación.
SP ESTÁTICO
mV
Rmfeq / Rweq
Rweq
ESSP =-Kc log
Rmf
Rw
Kc =61 +133 T(°F)
Kc =65 +0.24 T(°C)
Rmfeq
(1)
(2)
(3)
(4)


Figura 3.16 Carta SP-1 (tomado de Schlumberger, 1972)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-25

ESTIMACIÓN DE Rw A PARTIR DE Rweq
500°F (260°C)
400°F (204°C)
300°F (149°C)
200°F (93°C)
150°F (66°C)
100°F (38°C)
75°F (24°C)
Saturación
Rw o Rmf (ohm.m)
0.001
0.002
0.005
0.01
0.02
0.05
0.1
0.2
0.5
1.0
2.0
0.005 0.01 0.02 0.03 0.05 0.1 0.2 0.3 0.5 1.0 2 3 4 5

Figura 3.17 Carta SP-2 (tomado de Cartas de Schlumberger, 1972)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-26


Rmf
TRmf
TForm
Rmf a TForm
Rmfe
SSP
Rwe
Rw
T
T
Ver
encabezado
del perfil
Conversión de
Rmf a Rmfe
Determinación de
Rmf a temperatura
de formación
Estimación de la
temperatura de
formación
T
Lectura del SP y
determinación de
Rwe del SSP
Conversión de
Rwe a Rw


Figura 3.18 Guía para determinar el R
w
del SSP por el método gráfico de Schlumberger
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-27

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)
3-28



ESTIMACIÓN DEL Rw DEL SSP
Rw, Resistividad del Agua (Ohm.m)
Rmf, Resistividad del Filtrado (Ohm.m)
250
200
150
100
50
0
.006 .008.01 .02 .04 .06 .08 .1 .2 .4 .6 .8 1.0 2.0 4.0
Arena Limpia
Shale Perfecto

Figura 3.19 Carta de interpretación de Silva y Bassiouni (tomado de Halliburton, 1981)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)
3-26


3.13 EJERCICIOS

Ejercicio 3.1

El perfil de inducción de la figura 3.19 corresponde a una secuencia no consolidada de
arenisca-shale. Del encabezado del perfil se obtuvo la siguiente información: R
m
=0.7 Om
a 78° F, R
mf
=0.64 a 78° F y BHT =190°F a 10500 pies. Asumir T
s
=80°F.

1. Determinar R
w
del SP para el tramo 8920-8950 pies. Usar el método de Dresser Atlas
2. Asumir que la zona de interés es acuífera y calcular su porosidad
3. Determinar R
w
del SP utilizando los siguientes métodos:
- Método Analítico de Schlumberger
- Método Gráfico de Schlumberger
- Método de Silva-Bassiouni
4. Comparar los resultados obtenidos en cada método

Ejercicio 3.2
Diseñar en Excel una hoja electrónica para determinar el R
w
del SSP por el método
analítico de Schlumberger. Tabular los datos del ejercicio anterior.

Ejercicio 3.3
Las 8 zonas reservorio señaladas en el perfil de inducción de la figura 3.20 consisten de
arenisca limpia. Asumir que T
s
=80° F

1. Estimar el R
w
del SP por el método de Dresser Atlas
2. Explicar las diferencias en el R
w

3. Elegir el R
w
más representativo. Fundamentar la elección.
2. Diseñar hoja electrónica en Excel para el método de Dresser Atlas.

Ejercicio 3.4
El perfil de inducción de la figura 3.21 fue registrado en areniscas del Cretaceo. Del
encabezado del pozo se conoce que R
mf
=2.21 a 90° F, BHT =123°F a 3300 pies y
T
s
=60°F. Se sabe que la porosidad de la zona A es de 32% y que se mantiene uniforme
en el tramo estudiado. Asumir que la zona B es acuífera.

1. Estimar el R
w
del SP
2. Determinar S
w
para la zona A por la ecuación de Archie
3. Determinar tipo de hidrocarburo en la zona A
4. Determinar S
w
para la zona A, utilizando el índice de resistividad de la arenisca.

Ejercicio 3.5
Llenar los espacios en blanco de la siguiente tabla:

SSP T
f
(° F) R
mf
R
mfe
R
we
R
w

-150 200 1.1
-75 180 0.6
+50 100 0.05

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-27

POTENCIAL
ESPONTÁNEO
Milivoltios
RESISTIVIDAD
Ohms.m
2
/m
PROF.
CONDUCTIVIDAD
DE INDUCCIÓN
CONDUCTIVIDAD
Milimhos/m
NORMAL DE 16"
RESISTIVIDAD DE INDUCCIÓN
Espaciamiento de 40"
Espaciamiento de 40"
20
- +
Rmf =0.64 @ 78°F
SP
BHT =190°F @ 10500 ft
4000 0
8000 4000
0 100
0 10
0 2
0 100
0 10
RESISTIVIDAD
DE INDUCCIÓN
0 - 10 O.m
NORMAL
CORTA
0 - 10
NORMAL
CORTA
0 - 2
CONDUCTIVIDAD
DE INDUCCIÓN
0 - 4000
CONDUCTIVIDAD
DE INDUCCIÓN
4000 - 8000

Figura 3.20 Perfil de inducción para el ejercicio 3.1 (tomado de Dresser Atlas, 1982)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-28
SP
20
- +
PROF.
NORMAL DE 16"
RESISTIVIDAD
(Ohms.m
2
/m)
(Milivoltios)
RESISTIVIDAD
DE INDUCCIÓN
Espaciamiento de 40"
10 0
100 0
10 0
CONDUCTIVIDAD
(Milimhos/m)
CONDUCTIVIDAD DE INDUCCIÓN
Espaciamiento de 40"
4000 6000
0 4000
100 0
2000
Rm =2.6 @ 75°F
Rmf =1.95 @ 75°F
Tf =140
8000
5" =100'
Zonas
8
7
6
5
3
4
2
1
5500
5600
5700


Figura 3.21. Perfil de inducción para el ejercicio 3.3 (tomado de Hilchie, 1982)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

3-29
20
MILIVOTIOS DE
POTENCIAL
GAMMA
20 120
Unidades API para
Rayos Gamma
RESISTIVIDAD EN
OHMS.M2/M
0
GUARDA
SOMERA AMP.
INDUCCIÓN
CONDUCTIVIDAD
GUARDA
SOMERA 20
0 4
1000 0
2000 1000
0 20
0 200
Rmf 1.58 a 123 °F
A
B
SP
GUARDA
SOMERA
AMPLIFICADA
CONDUCTIVIDAD
GAMMA
-100
INDUCCIÓN
1370
GUARDA
SOMERA
135


Figura 3.22. Perfil de inducción para el ejercicio 3.4 (tomado de Bassiouni, 1994)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)
4 PERFIL DE RAYOS GAMMA

4.1 INTRODUCCIÓN

La radioactividad es un fenómeno de desintegración espontánea de núcleos atómicos de
isótopos radioactivos. Los isótopos químicamente inestables se convierten en isótopos
estables, mediante la emisión de calor y de partículas subatómicas conocidas como rayos
alfa, rayos beta y rayos gamma.

Los rayos gamma fueron descubiertos por Ulrich Villard en el año 1900 y llamados así por
Ernest Rutherford en 1903. Los rayos gamma pueden ser considerados como partículas o
como ondas de energía electromagnética que viajan a la velocidad de la luz. El perfil de
rayos gamma fue introducido al mercado en 1940 por la compañía Well Surveys Inc.

4.2 USOS DEL PERFIL DE RAYOS GAMMA

El perfil de rayos gamma, RG, se utiliza principalmente, al igual que el SP, para diferenciar
las litologías porosas permeables potencialmente almacenadoras de hidrocarburos, de las
litologías arcillosas improductivas. El perfil de rayos gama es particularmente útil en pozos
en los que no se puede correr el perfil SP (pozos con lodo base aceite y pozos revestidos)
o en pozos en los cuales el perfil SP no ofrece buenos resultados porque no existe
contraste entre las resistividades del lodo y del agua de formación (R
mf
≈ R
w
). El perfil RG
siempre se grafica en la pista 1 junto al perfil SP.

El perfil de rayos gamma, RG, tiene además otras aplicaciones que lo hacen muy versátil:

 Determinar topes de formaciones y hacer correlaciones litológicas entre pozos
 Estimar el contenido de shale en los reservorios y delimitar la calidad de la roca
reservorio en los yacimientos
 Definir cambios de facies en los ambientes sedimentarios a partir de la tendencia y
forma del perfil
 Ubicar a profundidad, con exactitud, las herramientas de muestreo y de cañoneo en
pozos revestidos, cuando se corre en combinación con el detector de cuellos CCL
 Ubicar a profundidad los corazones recobrados, comparando el perfil de rayos gama
del pozo con un perfil de rayos gamma registrado sobre la sección de corazones
recobrados
 Prospectar depósitos de minerales radioactivos de potasio y uranio
 Prospectar minerales que se caracterizan por presentar muy baja radioactividad como
carbón, anhidrita y sal gema

4.3 FUNDAMENTO TEÓRICO

Aunque todas las rocas presentan algún grado de radiactividad, las rocas ígneas son las
más radioactivas. De las rocas ígneas, las rocas ácidas, como el granito y la granodiorita,
son más radiactivas que las rocas básicas como el gabro y la peridotita porque poseen
mayor concentración de material radiactivo. Las rocas sedimentarias también son
radiactivas, pero en menor grado, porque son el resultado de la acumulación de partículas
provenientes de la destrucción de las rocas ígneas. La concentración de material
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

4-2
radiactivo es muy desigual en los tres tipos de rocas sedimentarias más comunes:
areniscas, calizas y shales. En las areniscas y en las calizas limpias, desprovistas de
shale, la radiación gamma es baja, mientras que en los shales, que son las rocas
sedimentarias más abundantes en la corteza, la radiación gamma es alta.

La abundancia de los shales se explica porque están constituidos por minerales de arcilla
que son partículas muy finas, de forma laminar, producto final de la meteorización química
de los feldespatos, que es el grupo mineral más abundante en la corteza. La alta
radiactividad en los shale se debe a que las partículas de arcilla, su principal componente,
tienden a concentrar elementos radiactivos en su estructura cristalina durante el
transporte, desde las zonas de meteorización a los sitios de acumulación.

En las rocas, la radiación natural de rayos gamma proviene, casi exclusivamente, del
potasio y en menor proporción de los isótopos radioactivos de las series de torio y uranio,
que son los tres elementos radiactivos más abundantes en las rocas de la corteza
terrestre. Los isótopos uranio U
235
, uranio U
238
y torio Th
232
decaen a un isótopo estable de
plomo Pb
206
, de menor peso atómico, mediante una larga cadena de productos hijo,
mientras que el isótopo potasio K
40
decae a argón Ar
40
.

Es importante aclarar que los isótopos radiactivos de potasio, de la serie de torio y de la
serie uranio-radio, emiten rayos gamma en cantidades y niveles de energía específicos. El
potasio K
40
emite rayos gamma a 1.46 MeV, en tanto que las series de Th y de U-Ra
emiten rayos gamma en un amplio espectro de energía. Gracias a esta diferencia en el
espectro de emisión de rayos gamma, las herramientas modernas, pueden discriminar del
total de rayos gamma que llegan al sensor de la herramienta, la cantidad de rayos gamma
que provienen del Th
232
, del U
238
y del K
40
. La figura 4.1 muestra el espectro de emisión de
rayos gamma para el elemento K y para las series de Th y de U-Ra.

No existe una radiación “estándar” de rayos gamma para identificar a los shale, primero,
porque el shale es una mezcla de minerales de arcilla, que contiene además de arcilla
arena y limo en diferente proporción y segundo, porque la radiactividad de los tres
principales grupos de minerales de arcilla, varía enormemente debido a diferencias en su
composición química, así por ejemplo la caolinita, no contiene potasio, la montmorillonita
tiene menos de 1% de potasio en tanto que la illita contiene entre 4% y 8% de potasio.

Algunas areniscas limpias, desprovistas de shale, pueden presentar alta radiación de
rayos gamma, si entre sus granos hay uno o varios de los siguientes minerales que
contienen potasio: ortoclasa (feldespato potásico) o micas (moscovita, biotita, glauconita) o
bien si contienen sales de uranio o potasio disueltas en el agua de formación. Cuando se
sabe o se sospecha que las rocas reservorio de interés, contienen alguno de los minerales
antes citados, en lugar del perfil de rayos gamma convencional, se corre un perfil de rayos
gamma espectral, el cual discrimina la radiación de rayos gamma emitida por el K
40
, el
Th
232
y el U
238
.


Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

4-3
Potasio
Series de Urani o/Radio
0 1 2 3 4
0 1 2 3 4
Energía rayos gamma, MeV
1.46 MeV
Series de Torio

Figura 4.1 Espectro de emisión de rayos gamma del potasio y de las series
de torio y de uranio-radio (tomado de Schlumberger, 1979)

4.4 PROPIEDADES DE LOS RAYOS GAMMA

Los rayos gamma son propiamente fotones o cuantos de energía radiante, que poseen
frecuencia muy alta (f =10
19-21
ciclos/seg) y longitud de onda muy corta ( =10
-9
a 10
-11
cm). La energía de emisión de los rayos gamma, se encuentra en la parte más alta del
espectro electromagnético, por encima de la energía de emisión de los rayos X. (Figura
4.2)

En el estudio de la radioactividad natural en un pozo, sólo los rayos gamma ofrecen
interés, porque esta radiación tiene alto poder de penetración, suficiente para pasar a
través de la roca, atravesar el revestimiento, cruzar la columna de lodo y alcanzar el
detector de la herramienta. Este hecho explica por qué el perfil de rayos gamma se puede
registrar en pozos abiertos y en pozos revestidos. En contraste, los rayos alfa poseen tan
bajo poder de penetración, que son detenidos por una hoja de papel común, mientras que
los rayos beta son detenidos por una lámina de aluminio de menos de 1 cm de espesor.






Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

4-4
RAYOS GAMMA
RAYOS X
ULTRAVIOLETA
LUZ VISIBLE
INFRARROJO
ONDA DE RADIO
CORTA
ONDA DE RADIO
ONDA DE RADIO
LARGA
1 GeV
1 MeV
1 KeV
1 eV
1 x 10
-3
eV
1 x 10
-6
eV
1 x 10
-9
eV
1 x 10
-12
eV

Figura 4.2 Energía de emisión de rayos gamma en el espectro electromagnético

4.5 INTERACCIONES DE LOS RAYOS GAMMA

Los rayos gamma que se generan de forma natural y espontánea dentro de una formación
colisionan sucesivamente con los átomos de la misma formación, perdiendo energía en
cada colisión y dispersándose dentro de su interior (Efecto Compton de dispersión). Los
rayos gamma dispersos, finalmente son absorbidos por átomos de la formación, los cuales
en respuesta emiten electrones (Absorción fotoeléctrica).

De dos formaciones con la misma cantidad de material radiactivo por unidad de volumen,
pero de diferente densidad, la menos densa (más porosa) se verá en el perfil de rayos
gamma como más radioactiva, porque deja pasar mayor cantidad de rayos gamma de la
formación al sensor de la herramienta. En formaciones sedimentarias la penetración de los
rayos gamma varía de 6 – 15 pulg, en función de la porosidad de la roca.

4.6 MEDICIÓN DE RAYOS GAMMA

En la actualidad las herramientas de rayos gamma utilizan contadores de centelleo para
medir la radiación, porque son más eficientes que los contadores de cámara de ionización
y que los contadores Geiger-Müller que se usaban en el pasado.

La resolución vertical de los equipos modernos de rayos gamma varía de 0.5 - 2 pies y su
profundidad de investigación varia de 0,5-1 pie, en función de la densidad de la formación.

El perfil de rayos gamma se puede registrar simultáneamente con muchos otros perfiles
como el neutrónico, el sónico, el de densidad, el de doble inducción, el doble lateroperfil y
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

4-5
el detector de cuellos.

4.6.1 Contadores de centelleo

Los contadores de centelleo o centelleometros funcionan con base en la capacidad que
tienen los rayos gamma de producir pequeños destellos de luz (fotones) cuando
atraviesan ciertas sustancias, llamadas fósforos de centelleo. Este fenómeno fue
descubierto por Rutherford quien observó que el mineral pechblenda (óxido de uranio)
hacía destellar los cristales de esfalerita. Este principio fue utilizado en la industria sólo
cuando se encontraron fósforos de centelleo eficientes y cuando se pudo amplificar la luz
producida por los destellos mediante tubos fotomultiplicadores. En 1947 aparecieron los
primeros contadores de centelleo, que reemplazaron el método de contar los destellos de
luz de manera visual.

+
Alto vacío
Rayos
gamma
Cristal de
centelleo
Cátodo
primario
Tubo de vidrio
Fotón
Electrón
P
e
Cátodo
secundario
e
e
e
e
e
e
e
P

Figura 4.3 Contador de centelleo de rayos gamma (tomado de Halliburton, 1991).

El centelleómetro consiste de un cristal transparente, que hace las veces de fósforo de
centelleo que emite un fotón cuando un rayo gamma choca contra él, y de un tubo
fotomultiplicador, que convierte ese centelleo de luz en un impulso eléctrico (Figura 4.3).
Cuando el fotón colisiona con una superficie fotosensible, denominado cátodo primario, se
desprende un electrón que es acelerado por un campo eléctrico para que colisione
sucesivamente con otros cátodos, ocasionando así una lluvia de electrones que genera un
pulso eléctrico que es enviado a superficie; cada rayo gamma que llega al contador de la
herramienta produce sólo un pulso eléctrico.

Una ventaja de los centelleometros sobre otros contadores, consiste en que pueden
registrar muchos rayos gamma que lleguen al contador casi simultáneamente, sin riesgo
de que se saturen. Otra ventaja del centelleómetro consiste en su alta resolución vertical
que les permite discriminar capas delgadas, debido que la longitud del contador es de
unas pocas pulgadas (4”, 8” y ocasionalmente 12”).

Los fósforos de centelleo, son compuestos orgánicos o inorgánicos en estado sólido o
líquido (Tabla 4.1), que deben ser estables a los cambios de temperatura y ser sustancias
muy transparentes, para permitir el paso de los fotones de luz a través de la ventana del
tubo fotomultiplicador.

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

4-6

Tabla 4.1 Sensitividad de los fósforos de centelleo con respecto al antraceno.
TIPO SUSTANCIA COEFICIENTE DE
SENSITIVIDAD
Cristales
Orgánicos
- Antraceno
- Naftalina
1.0
0.25
Cristales
Inorgánicos
- Yoduro potásico y sódico
- Tungstato de calcio
- Tungstato de cadmio
2.0
1.0
2.0
Soluciones - Antraceno en Tolueno 0.5

4.6.2 Constante de tiempo

El número de cuentas o rayos gamma que llega al contador de centelleo, varía con el
tiempo, aún cuando la sonda permanezca inmóvil a una misma profundidad dentro del
pozo, debido a que la emisión de rayos gamma es un fenómeno aleatorio sujeto a
variaciones estadísticas.

Para obtener una medición representativa y repetible de la intensidad de la radiación de
una formación, se debe contar y promediar el número de cuentas para un cierto intervalo
de tiempo. Las variaciones estadísticas son grandes para intervalos de tiempo cortos y
disminuyen para intervalos de tiempo largos. Por ejemplo, como se muestra en la figura
4.4, si se leyera el número de cuentas que llegó al sensor en un segundo, la lectura podría
ser 7 ó 11 cuentas, dependiendo de cual segundo del registro sea escogido para tomar la
lectura; si se calcula el promedio de cuentas para los cinco segundos iniciales del registro,
se obtiene un promedio de 9.8 cuentas/seg y si el promedio se calcula para los 10
segundos del registro, se obtiene un promedio de 10 cuentas/seg. En perfilaje de pozos,
las ventanas de tiempo de larga duración significan bajas velocidades de perfilaje a
expensas de un alto costo de tiempo de espera del taladro de perforación mientras se
perfila el pozo.

Una ventana de corta duración, de 1 segundo por ejemplo, produce un perfil de rayos
gamma que muestra variaciones estadísticas severas y por el contrario, una ventana
muy larga, por ejemplo de 10 segundos, produce un perfil de rayos gamma tan suavizado,
que no permite distinguir los límites entre litologías de diferente radiactividad, que es el
objetivo del perfil de rayos gamma (Figura 4.4).


Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

4-7
9.8 cuentas por segundo
10 cuentas por constante de tiempo
9.8 cuentas por segundo
constante de tiempo: 5 seg
constante de tiempo
7 cps
1 seg.
11 cps
1 seg.
10 segundos
100 cuentas Gamma
Constante de tiempo:
10 segundos
Constante de tiempo:
1 segundo
Intensidad de radiación


Figura 4.4 Efecto de la duración de la constante de tiempo sobre la
medición de la radiación de rayos gamma.

La constante de tiempo o duración de la ventana, se debe seleccionar en función del nivel
de radiación gamma de cada secuencia sedimentaria en particular (a menor nivel de
radiación se requiere de una constante de tiempo más larga, de 3 - 4 seg). De otro lado, la
constante de tiempo está interrelacionada con la velocidad de registro, de la cual depende
la cantidad de rayos gamma que llegan al contador de la herramienta. Se acostumbra a
seleccionar la constante de tiempo de forma que el producto de estas variables se
mantenga igual a 1. Como normalmente los perfiles se corren a velocidad de 0.5 pies/seg.,
entonces la constante de tiempo se escoge igual a 2 segundos, que es una ventana
suficiente para suavizar las variaciones estadísticas.

4.7 CALIBRACIÓN DE LAS HERRAMIENTAS

En el pasado reciente, los contadores de rayos gamma fabricados por las diferentes
compañías diferían en diseño, en forma y tamaño y, además, usaban diferentes unidades
de medición y, en consecuencia, la radiación gamma medida en un mismo pozo con
herramientas de diferente fabricante no resultaba comparable. El Instituto Americano del
Petróleo API estandarizó, desde el formato de presentación del perfil hasta las unidades
de medición.

En la actualidad las herramientas se calibran en unidades API de rayos gamma, usando
un patrón primario, consistente de un pozo construido en la Universidad de Houston, que
contiene un “shale artificial”, en el cual se introducen las sondas para su calibración
(Figura 4.5). El pozo patrón tiene 24 pies de longitud y 4 pies de diámetro y está revestido
en tubería de acero J -55 de 5 ½” de diámetro. El espacio anular está relleno con cemento
Portland y esta dividido en 3 secciones de 8 pies de longitud cada una; el cemento de la
sección central, a diferencia de las otras dos, contiene una mezcla radiactiva
homogéneamente distribuida, de 13 ppm de uranio, 24 ppm de torio y 4% de potasio.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

4-8

La calibración de una herramienta se realiza colocándola en frente de la sección central
radiactiva y leyendo el número de cuentas gamma; luego la herramienta se coloca en
frente de cualquiera de las secciones no radiactivas y se registra el número de cuentas
gamma. La diferencia de cuentas es convertida por un factor de ganancia para que
represente 200 unidades API. Entonces una unidad API de radiación gamma se define
como una 1/200 parte de la diferencia en las lecturas leídas en el pozo patrón.

Además de este patrón primario, para calibrar las herramientas en campo, se utilizan
fuentes radiactivas portátiles que contienen pequeñas cantidades de Ra
226
y Th
232
y que
producen un determinado incremento en unidades API en la radiación de fondo de una
localidad.

Revestimiento
5.5 pulg. J -55
Cemento Portland
con: Uranio 13 ppm
Torio 24 ppm
Potasio 4%
Cemento Portland
200
API
24 pies
Gamma Ray 4 pies
Cemento Portland


Figura 4.5 Diagrama del pozo patrón utilizado para calibrar las herramientas de rayos
gamma (tomado de Halliburton, 1991).

4.8 FACTORES QUE AFECTAN EL PERFIL DE RAYOS GAMMA

La cantidad de rayos gamma que llegan al centelleómetro es influenciada, además de la
radioactividad y densidad de las formaciones, por los siguientes factores:

 Peso del lodo
 Diámetro del pozo
 Diámetro y peso del revestimiento
 Espesor del cemento detrás del revestimiento
 Posición de la sonda dentro del pozo (centrada o descentrada)

Debido a que existen muchas combinaciones posibles de diámetro de pozo, peso del lodo
y posición de la herramienta, las compañías de servicio han convenido denominar pozo
estándar a un pozo sin entubar de 8”, lleno con lodo de 10 lb/gal y registrado con una
herramienta de 3 5/8 de diámetro, corrida descentrada dentro del pozo (Schlumberger,
1979) De conformidad con lo anterior, se han diseñado cartas de corrección como la de la
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

4-9
figura 4.6, que permiten convertir lecturas obtenidas en pozos perforados bajo
determinadas condiciones, en lecturas a condiciones de pozo estandar
5.0
4.0
3.5
3.0
2.5
2.0
1.5
1.0
0.9
0.8
0.7
0.6
0.5
0 2
3
5
/8
4 6 10 8 12 14 16
Herramientas de 3
5
/8 pulg.
Herramienta descentrada
Herramienta centrada
Agua: 8.3 lb
Aire
dh, diámetro de pozo (pulg.)
5.0
4.0
3.5
3.0
2.5
2.0
1.5
1.0
0.9
0.8
0.7
0.6
0.5
0 2
1
11
/16
4 6 10 8 12 14 16
Herramientas de 1
11
/16 pulg.
Herramienta descentrada
Herramienta centrada
Aire
dh, diámetro de pozo (pulg.)

Figura 4.6 Carta Por-7 para corregir las lecturas del perfil gamma ray por diámetro de pozo
y peso del lodo (tomado Cartas de interpretación de Schlumberger, 1979).

La sonda de rayos gamma se corre centrada cuando acompaña al lateroperfil y se corre
descentrada cuando acompaña a la combinación de herramientas neutrónica y de
densidad, porque esta última lee la densidad de la formación con la ayuda de un patín que
va pegado a la pared del pozo.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

4-10

4.9 INTERPRETACIÓN DEL PERFIL DE RAYOS GAMMA

La radiación de rayos gamma que emiten las litologías limpias como areniscas, calizas y
evaporitas (sal, yeso y anhidrita) es tan sólo de unas pocas unidades API, en tanto que la
radiación de los shales y de las cenizas volcánicas puede alcanzar 200 unidades API
(Figura 4.7).

En la prospección de depósitos de minerales radioactivos de potasio, la radiación de
rayos gamma se puede relacionar proporcionalmente con la concentración de K
2
0, a razón
de 15 unidades API por 1% de K
2
0, gracias a que el K
40
emite rayos gamma
monoenergéticos de 1.46 MeV. En el caso de los depósitos de uranio no existe una simple
proporcionalidad entre la radiación gamma y la concentración de uranio en el depósito,
debido a que el U
238
emite rayos gamma de diferentes niveles de energía.

0 50 100 unidades API
Arenisca arcillosa
Shale
Arenisca muy arcillosa
Caliza limpia
Dolomita
Shale
Arenisca limpia
Carbón
Arenisca arcillosa
Anhidrita
Sal
Ceniza volcánica
Yeso

Figura 4.7 Respuesta típica de las litologías más comunes en el perfil
de rayos gamma.

En el perfil de rayos gamma, el límite entre dos litologías de diferente radiactividad se
localiza en el punto medio entre la desviación máxima y mínima (Figura 4.8). La
profundidad en el pozo, a la que aparece este punto en el perfil depende de la velocidad
de registro y de la constante de tiempo. A mayor velocidad de registro y a mayor constante
de tiempo, mayor será el desplazamiento de la profundidad aparente de los límites
litológicos, en dirección hacia la cabeza del pozo. Este desplazamiento se calcula así:
Desplazamiento (en pies)=Velocidad (pies/seg) x constante de tiempo (seg.) Ec. 4.1

Si la constante de tiempo es de 2 segundos y la velocidad de registro es de 0.5 pies/seg.,
entonces el desplazamiento es de 1 pie. A fin de corregir el desplazamiento de los límites
litológicos en dirección hacia la cabeza del pozo, el punto dinámico de medición del
contador de centelleo se ubica en la sonda por debajo del punto medio del contador a una
distancia igual al desplazamiento. Esto posiciona los límites litológicos a la profundidad
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

4-11
correcta en el perfil de rayos gamma. La velocidad límite de registro de la versión antigua
de la herramienta de rayos gamma es de 0.5 pies/seg, a diferencia de la versión moderna,
que admite velocidad de hasta 1 pie/seg.

4.10 ESTIMACIÓN DEL VOLUMEN DE SHALE

El perfil de rayos gamma es muy útil para estimar el volumen de shale, V
sh,
que contiene
una roca reservorio, que no es otra cosa que la fracción de la roca reservorio, constituida
por shale. Este parámetro se utiliza para corregir las porosidades aparentes de las rocas
reservorio obtenidas con las herramientas sónica, neutrónica y de densidad y convertirlas
en porosidades efectivas.

El volumen de shale se calcula comparando en el perfil de rayos gamma la radioactividad
de la roca reservorio de interés con la de un shale típico y con la respuesta de una roca
reservorio limpia, cercana a la zona de interés (Figura 4.8). Para ello se calcula primero el
índice de rayos gamma IGR del pozo con la siguiente ecuación:
min max
min log
GR GR
GR GR
IGR


 Ec. 4.2
Donde:
RG
log
=lectura puntual tomada frente a la roca reservorio de interés.
RG
min
=lectura tomada frente a roca reservorio limpia en el pozo
RG
máx
=lectura tomada frente a una zona potente de shale típico.

Por ejemplo, el IGR de la arena arcillosa de la figura 4.8 es:
416 . 0
18 90
18 48



 IGR

Luego, conocido el índice de rayos gamma IGR se estima el volumen de shale, aplicando
según el grado de consolidación de la roca, alguna de las siguientes ecuaciones empíricas
propuestas por Dresser Atlas (1979):

Para rocas jóvenes, de bajo grado de consolidación de edad Terciaria:

 
  1 2 0
7 . 3
 
IGR
sh
.083 V Ec. 4.3
Para rocas antiguas, consolidadas de edad pre-Terciaria:

  1 2 33 . 0
) ( 2
 
IGR
sh
V Ec. 4.4
Donde:
V
sh
=volumen de shale
IGR =índice de rayos gamma


Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

4-12
SHALE
ARENISCA
ARCILLOSA
ARENISCA
LIMPIA
SHALE
90 API
GR (Máx)
GR
Min.
Med. Max.
GR (Min)
48 API
15 API
90 API
GR (API)
0 100


Figura 4.8 Estimación del volumen de shale en el perfil de rayos gamma.

Si en el ejemplo de la figura 4.8 se asume que la arenisca arcillosa es de bajo grado de
consolidación, entonces el volumen de shale, V
sh
, resulta igual a

16%.

 
  % 16 1 2 083 . 0
416 . 0 7 . 3
  
sh
V

Si se asume que la arenisca arcillosa es consolidada, entonces el volumen de shale que
contiene será igual a 26%.
 
  % 26 1 2 33 . 0
416 . 0 2
  
sh
V

En lugar de las ecuaciones anteriores, el volumen de shale, V
sh
, se puede estimar de
forma rápida utilizando el nomograma de la figura 4.9. Se ingresa al nomograma por el eje
vertical con el valor del IGR, se intercepta la curva 2 o 3, según el grado de consolidación
de la roca, y se lee el Vsh en la escala horizontal.



Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

4-13
1 2 3
Volumen de shale (%)
IGR
0 20 40 60 80 100
0.2
0.4
0.6
0.8
1.0
Curva 1. Relación lineal donde Vsh =IGR
Curva 2. Relación para rocas de bajo grado de consolidación
Curva 3. Relación para rocas consolidadas

Figura 4.9. Nomograma para convertir el IGR en volumen de shale V
sh
(tomado de
Dresser Atlas, 1982)

4.11 LIMITACIÓN DEL PERFIL DE RAYOS GAMMA

El perfil de rayos gamma, GR, obtenido con la herramienta convencional no permite
estimar el volumen de shale en areniscas que poseen componentes radioactivos no
arcillosos, como sales de uranio o de potasio disueltas en el agua poral o granos de
minerales que contienen potasio como ortoclasa, micas y glauconita, porque no es posible
conocer si las lecturas altas son causadas por el shale presente en la arenisca o por
presencia de componentes radiactivos no arcillosos, toda vez que este perfil lee
únicamente la cantidad total de radiación gamma que proviene de una roca, sin discriminar
la cantidad relativa de radiación producida individualmente por cada uno de los tres
elementos radioactivos presentes en las rocas sedimentarias: U, Th y K.

4.12 ESPECTROSCOPÍA DE RAYOS GAMMA.

El perfil de espectroscopia de rayos gamma, SGR, registra tanto el número de cuentas o
rayos gamma que llegan al contador, como su nivel de energía y con base en este
determina el origen de los rayos gamma. Si de una formación, en el eje Y se grafica el
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

4-14
número de cuentas en millares y en el eje X la energía de los rayos gamma en millones de
electrón voltio, MeV, se obtiene un espectro de rayos gamma de dicha formación, como el
que se ilustra en la figura 4.10, en el cual la energía varia de 0 hasta aproximadamente 3
MeV y ha sido dividida en 256 canales.

Gracias a esta diferencia en el espectro de emisión de rayos gamma, las herramientas
modernas, pueden determinar el origen de los rayos gamma que llegan al sensor de la
herramienta.

10
1
10
2
10
3
10
4
10
5
0.00 256.00
Número de Canal
192.00 128.00 64.00
10
6
Th
K
U
Th
Espectro ajustado
Espectro
calculado

Figura 4.10 Información típica del perfil espectral de rayos gamma (tomado de Halliburton,
1991)

Este espectro puede ser visto como el espectro resultante de la fusión de los tres
espectros individuales: torio, potasio y uranio, en una única combinación de estos tres
isótopos. El problema consiste en averiguar cual es la proporción de cada isótopo en esta
combinación. Los procesadores modernos pueden rápidamente encontrar la combinación
que mejor reproduce la curva del espectro y graficar simultáneamente el perfil de
espectroscopía de rayos gamma, SGR, y 3 perfiles adicionales con la concentración de
cada uno de los isótopos; el perfil de potasio se grafica en porcentaje y los perfiles de torio
de uranio en ppm. El perfil de espectroscopía incluye además, una quinta curva de
radiación gamma ray sin uranio, CGR, muy útil en la interpretación.

En el perfil de espectroscopia de rayos gamma, las curvas SGR y CGR se grafican en la
pista 1 y las curvas de los isótopos U, Th y K se grafican en las pistas 2 y 3 (Figura 4.11).


Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

4-15
0 200
0 200
SGR (GAPI)
CGR (GAPI)
0
URANIO (PPM)
TORIO (PPM)
0 0.1
-10 30
POTASIO (%)
TORIO
URANIO
POTASIO
SGR
CGR

Figura 4.11 Perfil de espectroscopia de rayos gamma SGR (tomado de Schlumberger,
1979)

4.13 EJERCICIOS

Ejercicio 4.1

Utilizar la carta Por-7 de la figura 4.6 para corregir por diámetro de pozo y por efecto de
lodo la lectura GR
log
=70, obtenida con una sonda 3 5/8 de diámetro, corrida centrada,
dentro de un pozo de 10 pulg, lleno con lodo de 16 lb/gal,

Ejercicio 4.2

El perfil de la figura 4.12 corresponde a una secuencia arenisca-shale de edad Terciario.
Asumir GR
min
=30 API y GR
max
=80 API.

1. Señalar el punto medio entre máximos y mínimos y trazar los contactos entre
areniscas y shale.
2. Determinar el índice de rayos gamma IGR para cada zona de arenisca.
3. Estimar el volumen de shale, Vsh, para cada zona de arenisca.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

4-16

GR & CALIBRADOR
GAMMA RAY
(Unidades API)
DIÁMETRO DE POZO
(Pulgadas)
PROF.
DENSIDAD TOTAL
GRAMOS/CM
3
CORRECCIÓN CORRECCIÓN
0 100
6 16 2.0 2.5
-0.5 +0.5 0
3.0
5" =100'
ZONAS
8
7
6
5
4
3
2
1
5600
5700

Figura 4.12 Perfil de rayos gamma para el ejercicio 4.1 (perfil tomado de Dresser
Atlas, 1982)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)
5. PERFILES DE RESISTIVIDAD

5.1 INTRODUCCIÓN

Los perfiles convencionales de resistividad y el perfil del potencial espontáneo fueron los
únicos perfiles que existieron durante el primer cuarto del siglo pasado, periodo durante el
cual fueron corridos en miles de pozos en todo el mundo.

Desde 1927, cuando los hermanos Marcelo y Conrado Schlumberger registraron por
primera un perfil de resistividad en un pozo, la tecnología evolucionó y dio lugar a nuevos
dispositivos cada vez más sofisticados y más precisos que fueron apareciendo en el
mercado en el siguiente orden: perfiles convencionales de resistividad, perfiles de
inducción, lateroperfiles, perfiles de microrresistividad, perfiles dieléctricos y perfiles de
imágenes de microrresistividad.

El perfil convencional de resistividad, el lateroperfil, el perfil de microrresistividad y el perfil
de imágenes de microrresistividad, pertenecen al grupo de herramientas eléctricas, las
cuales mediante electrodos inyectan corriente eléctrica y miden la resistividad de la
formación. Los perfiles de inducción forman un grupo de herramientas que mediante
bobinas generan campos electromagnéticos y miden conductividad de la formación. Los
perfiles dieléctricos forman un tercer grupo que consiste de herramientas que utilizan
microondas para medir la constante dieléctrica de la formación.

El presente capitulo cubre los principios de los perfiles obtenidos con herramientas
eléctricas y el siguiente capitulo está dedicado a los perfiles de inducción
electromagnética.

5.2 USOS DE LOS PERFILES DE RESISTIVIDAD

Los perfiles de resistividad se usan de manera exclusiva en pozos llenos con lodos
conductivos, para los siguientes propósitos:

- Diferenciar zonas acuíferas de zonas con hidrocarburos
- Identificar zonas permeables
- Determinar porosidad
- Medir las resistividades R
t
y R
xo


5.3 FUNDAMENTO TEÓRICO

Según la Ley de Ohm, el producto de la resistencia, r, por la intensidad de la corriente, i,
es igual a la caída de potencial, V.
r i V = Ec. 5.1

Despejando la resistencia se tiene:

| |
| |
( ) O = = ohmios
amperios
voltios
i
V
r Ec. 5.2

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-2
Debido a que la resistencia de cualquier material depende de las dimensiones del
conductor, el concepto de resistencia tiene en la práctica poca utilidad (Ver 2.2.4). A fin de
eliminar la influencia de las dimensiones del conductor sobre la resistencia, en perfilaje se
utiliza la resistencia específica ó resistividad R, que es la resistencia que opone un cubo
unitario de roca, de un metro de lado, al paso de la corriente, cuando la corriente fluye en
dirección perpendicular a una de sus caras (Figura 5.1).

La resistividad es una propiedad análoga al peso específico, en el sentido que ambas
reflejan una propiedad que es referida por conveniencia a la unidad volumétrica del
material.
1 metro
1 Amperio
1 Voltio
I
- +

Figura 5.1 Medición de la resistividad, R, a un cubo unitario de roca.

La unidad de resistividad es el ohmio.metro
2
/metro que se expresa mediante los símbolos
O.m
2
/m. En lenguaje coloquial se utilizan las expresiones ohmio/metro o simplemente
ohmio queriendo significar O.m
2
/m.

Cuando la unidad lineal no es un metro, sino un pie o un centímetro, la resistividad se
expresa en O.pie o en O.cm respectivamente; la siguiente relación permite convertir la
resistividad de una unidad lineal a otra.

pie m cm O = O = O
5 . 30
1
100
1
1
Ec. 5.3
La resistividad, R, es una constante para cada material, que se relaciona con la
resistencia, r, mediante la siguiente ecuación:

) (
) (
2
m
m
A
L
R r =
Ec. 5.4
Entonces
( )
) (
2
m L
m A
r R =
Ec.5.5

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-3
La figura 5.2 ilustra el esquema de un antiguo método conocido con el nombre de sondeo
eléctrico vertical, SEV, que se utiliza para medir anomalías de resistividad en la superficie
terrestre, causadas por concentraciones de metales en el subsuelo.

En el método SEV se utilizan dos circuitos independientes, uno de corriente y otro de
potencial y mediante un generador se hace circular corriente alterna a la formación, a
través de los electrodos de corriente A y B, y se mide la diferencia de potencial entre los
electrodos de potencial M y N.

El dispositivo utilizado por los hermanos Schlumberger para medir la resistividad en un
pozo, resultó de una modificación en el arreglo de electrodos del método del sondeo
eléctrico vertical, SEV, que consistió en introducir dentro del pozo los electrodos A y M.

M N
V
I
A B
Superficies
equipotenciales
Lineas de flujo
de corriente


Figura 5.2. Arreglo de electrodos en el método del sondeo eléctrico vertical SEV

5.4 MEDICIÓN DE LA RESISTIVIDAD EN UN POZO

Si desde un electrodo esférico, A, se inyecta corriente en un medio homogéneo, isotrópico
y de extensión infinita y si el electrodo B se encuentra a una distancia infinita del electrodo
A, la corriente fluye radialmente, formando superficies esféricas concéntricas de
equipotencial. En la figura 5.3 se ilustra el sistema de medición de la resistividad en un
pozo y el modelo ideal de distribución radial de las líneas de flujo de corriente.

La caída de potencial entre dos superficies esféricas concéntricas de radios l y l +dl se
puede determinar de la siguiente forma:

Idr dV = Ec. 5.4
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-4
La caída de potencial es una noción diferencial en términos de su tasa de cambio con la
distancia
|
.
|

\
|
 d
dV
. Si la resistencia del medio es R y la superficie de la esfera es
2
4   entonces la resistencia de la concha limitada por las dos superficies esféricas es:

2
4 


Rd
dr = Ec. 5.5
Luego reemplazando en la ecuación 5.4 el valor de la resistencia de la concha se obtiene:


2
4 


IRd
dV =
Ec. 5.6

M
A
lM
N
I
V = 0
M N
VA
VM
VN
l
Superficies esféricas
de equipotencial
Líneas de flujo
de corriente
Espaciado AM
Generador
I
AC
B
Galvanómetro
Radio

Figura 5.3. Medición de la resistividad en un pozo y modelo ideal de
distribución radial de las líneas de flujo de corriente.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-5
Integrando esta ecuación de l =A a l =M, el potencial en el punto V
M
, que es el voltaje
medido entre el electrodo N localizado en el infinito y el punto M localizado en la
formación, es igual a:

AM
IR
V
M
 4
= Ec. 5.7
Donde:
V
M
= voltaje medido en cualquier punto localizado a una distancia AM
R = resistividad de la formación

El factor AM  4 es una constante que se denomina factor geométrico de la sonda, K,
porque depende del espaciado AM de la sonda:


K
IR
V
M
=
Ec. 5.8

Debido a que la corriente, I, que se inyecta a través del electrodo A se mantiene
constante, entonces, el potencial eléctrico en el punto M es proporcional a R. En la
práctica, los galvanómetros diseñados para medir cambios de potencial a lo largo del
pozo, se calibran para medir resistividad.

La resistividad que se mide en un pozo no corresponde exactamente a la resistividad
verdadera de la zona virgen de una formación por dos razones:

- El medio no es homogéneo, debido al efecto del lodo de perforación en el hueco y a la
zona de invasión de filtrado en la formación.

- El medio no es infinito, porque el espesor de la formación en cuestión está delimitado
hacia el tope y hacia la base por capas adyacentes de diferente resistividad.

Las herramientas que se bajan al pozo miden una resistividad aparente R
a
que esta
relacionada con la resistividad verdadera R
t
. La resistividad R
a
es afectada por las
resistividades y dimensiones geométricas de los medios que rodean la sonda: hueco, zona
invadida y rocas adyacentes; para obtener la resistividad verdadera, es necesario corregir
la resistividad aparente por el efecto de cada uno de estos medios.

En la medición de perfiles de resistividad, la corriente fluye radialmente del pozo hacia la
formación y atraviesa medios de diferente resistividad R
m
, R
xo
y R
t
(Figura 5.4), que actúan
en serie y como la corriente fluye preferentemente a través del medio que le opone menor
resistencia, que en la gran mayoría de los casos es el lodo, las superficies de
equipotencial dejan de ser esféricas y se alargan en la dirección del pozo.


(espacio para diagramar)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-6
Rt Rxo Rm

Figura 5.4 Flujo radial de corriente que atraviesa medios de diferente
resistividad que rodean a la herramienta de medición.

5.5 PERFILES CONVENCIONALES DE RESISTIVIDAD

Las diferencias en el arreglo y en el espaciado de los electrodos de las herramientas
convencionales de resistividad, ES, dieron origen a la sonda normal y a la sonda lateral o
inversa.

La sonda eléctrica convencional mide las siguientes curvas de resistividad:
- Curva normal corta (espaciado de 16”)
- Curva normal larga (espaciado de 64”)
- Curva lateral o inversa (espaciado de 18’ 8”)

5.5.1 Sonda normal

En la sonda normal, la corriente AC circula entre los electrodos A y B y se mide la
diferencia de potencial entre los electrodos M y N. Los electrodos A y M están ubicados en
la sonda, en el fondo del pozo, y los electrodos B y N están situados en superficie,
teóricamente a una distancia infinita (Figura 5.5).

La resistividad de la formación se determina midiendo la diferencia de potencial entre el
electrodo M, situado a una distancia AM y el electrodo N situado en el infinito. La distancia
AM se denomina espaciado de la sonda; cuando AM es igual a 16” la curva que se obtiene
se denomina normal corta y cuando AM es igual a 64” la curva que se obtiene se
denomina normal larga. En las sondas normales la medición de la resistividad se asigna al
punto 0 (punto de registro), que es equidistante entre A y M.

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-7
M
A
N
VM medido
Espaciado AM
Generador
I
AC
B
Galvanómetro
Punto de
registro =
1
/2 AM

Figura 5.5 Disposición de electrodos en la sonda normal

La interpretación de los perfiles eléctricos convencionales, ES, exige al interprete conocer
muy bien algunas curvas típicas de respuesta. Las figuras 5.6 y 5.7 ilustran de forma
esquemática como se afecta la resistividad aparente R
a
que mide la sonda normal, en
función del espesor, h, de la capa de interés con relación al espaciado AM de la sonda, y
en función del valor de su resistividad verdadera, R
t
, con relación a la resistividad R
s
de las
capas adyacentes (zonas achuradas).

En la figura 5.6 se observa que en frente de capas de mayor resistividad que las capas
adyacentes, las curvas normales son simétricas, respecto al punto medio de la capa de
interés y que la resistividad aparente R
a
leída por la sonda se aproxima a la resistividad
verdadera, R
t
, únicamente en frente de capas de espesor potente (mayor a 15 pies) y que
por el contrario, en frente de capas de espesor delgado, la resistividad aparente, R
a
, que
mide la sonda, es mucho menor que la resistividad verdadera, R
t
, debido al efecto de la
baja resistividad de los shale adyacentes (zonas achuradas).

En la figura 5.7 se observa que frente de capas de menor resistividad que la capas
adyacentes, las curvas normales son simétricas y que la resistividad aparente que lee la
sonda se aproxima a la resistividad verdadera, R
t
, únicamente en frente de capas de
espesor potente (mayor a 15 pies) y que por el contrario, en frente de capas de espesor
delgado, la resistividad aparente, R
a
, que mide la sonda, es mucho mayor que la
resistividad verdadera, R
t
, debido al efecto de la alta resistividad de los shale adyacentes
(zonas achuradas).

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-8

Rs =Rm =1
Capa
gruesa
h =10 AM
Rt =8
Rs =Rm =1
Rs =Rm =1
Rs =Rm =1
Capa
delgada
A
Ra
0 1 2 3 4 5 6 7 8
M
A
M
Rt =8 ;
h =
AM
2
0 1 2 3 4 5 6 7 8
AM +h

Figura 5.6 Curvas típicas de respuesta de la sonda normal en frente de capas de mayor
resistividad que la capa adyacente (tomado de Schlumberger, 1972).

Rs =5
Capa
gruesa
h =10 AM
Rs =5
Rs =5
Rs =5
Capa
delgada
A
Ra
0 1 2 3 4 5 6 7 8
M
A
M
;
h =
AM
2
0 1 2 3 4 5 6 7 8
AM +h
Rt =Rm =1
Rt =Rm =1
AM +h


Figura 5.7 Curvas típicas de respuesta de la sonda normal en frente de capas de menor
resistividad que la capa adyacente (tomado de Schlumberger, 1972).
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-9

5.5.2 Sonda lateral o inversa

La corriente AC circula entre los electrodos A y B y se mide la diferencia de potencial entre
los electrodos M y N situados sobre dos superficies esféricas concéntricas con centro en
A. La diferencia de potencial así medido, es proporcional al gradiente entre M y N y la
medición de la resistividad que se obtienen se asigna al punto de registro O, que es
equidistante entre los electrodos A y B (Figura 5.8).

M
A
Generador
B
N
Espaciamiento AO
Esferas de
equipotencial
O
Punto de registro =
1
/2 MN
AC
Galvanómetro
I


Figura 5.8 Disposición de electrodos en la sonda lateral o inversa

El espaciado de la sonda lateral o inversa AO es igual a 18’ 8”. En general, a mayor
longitud de espaciado corresponde mayor profundidad de investigación. En esta sonda la
profundidad de investigación es aproximadamente igual al espaciado AO.

Las figuras 5.9 y 5.10 ilustran de forma esquemática como se afecta la resistividad
aparente, R
a
, que mide la sonda lateral, en función del espesor, h, de la capa de interés
con relación al espaciado, AO, de la sonda y en función del valor de su resistividad
verdadera, R
t
, con relación a la resistividad R
s
de las formaciones adyacentes.


Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-10
A0
A0
Capa
gruesa
h =10 A0
Capa
delgada
A
Ra
0 20 5 10 15
O
Rs =Rm =1
Rs =Rm =1
Rt =8
Rs =Rm =1
Rs =Rm =1
h =1.5 A0
Rt =8
Rs =Rm =1
Rs =Rm =1
;
h =
AO
2
Rt =8
A0
A0
h
Zona ciega
Ra
min
Ra
máx
<
Rt
Rs
Ra máx
Ra min
A0
Rt =8


Figura 5.9 Curvas típicas de respuesta de la sonda lateral en frente de capas de mayor
resistividad que la capa adyacente (tomado de Schlumberger, 1972).

Rs =5
Capa
gruesa
h =10 AO
Rs =5
Rs =5
Rs =5
Capa
delgada
A
Ra
0 1 2 3 4 5 6 7 8
M
A
O
;
h =
AO
2
0 1 2 3 4 5 6 7 8
Rt =Rm =1
Rt =Rm =1
AO
AO
AO


Figura 5.10 Curvas típicas de respuesta de la sonda lateral en frente de capas de menor
resistividad que la capa adyacente (tomado de Schlumberger, 1972).
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-11
Observando las dos figuras anteriores se concluye que la resistividad aparente, R
a
, leída
por la alguna vez muy admirada sonda lateral 18’ 8”, se aproxima a la resistividad
verdadera, R
t
, únicamente en frente de capas de espesor potente (mayor a 50 pies). Por el
contrario, en capas de espesor delgado, la resistividad aparente, R
a
, que mide la sonda,
difiere mucho de la resistividad real, R
t
, y además esta curva lateral forma un pico agudo
en la base de la capa, causado por la asimetría en el arreglo de los electrodos.

No obstante que en la actualidad existen nuevas herramientas de perfilaje, que miden los
parámetros buscados R
xo
y R
t
de manera más exacta, los perfiles convencionales, aún hoy
son utilizados en algunos países. Muchos de estos perfiles son reinterpretados con la
asistencia de procesadores, en busca de zonas potencialmente productoras que hayan
pasado desapercibidas en virtud de la complejidad de su repuesta.

5.5.3 Correcciones ambientales a los perfiles de resistividad

Como se mencionó en el numeral 5.4 la resistividad aparente, R
a
, que miden las sondas
convencionales es función de varios factores ambientales como la resistividad del lodo, el
diámetro de pozo, la resistividad de la torta, el espesor de torta, la resistividad de la zona
lavada, el diámetro de invasión, la resistividad de la zona virgen y la resistividad y espesor
de la formación adyacente.

R
a
=f (R
m
, d
h
, R
mc
, h
mc
, R
xo
, d
i
, R
t
, h, R
s
) Ec. 5.9

Para convertir la resistividad aparente, R
a
, en resistividad verdadera, R
t
, es necesario
corregir R
a
por los siguientes factores ambientales:

- Corrección por efecto de pozo

La curva normal de 16” requiere ser corregida por los efectos de pozo y de espesor de
capa. Cuando la sonda normal se acompaña de un dispositivo de inducción de
penetración profunda como el perfil IES, las lecturas de la curva normal se corrigen por
efectos del pozo con la carta Rcor-8 (Figura 5.11).

Cuando se usa un dispositivo ES, las lecturas de las curvas normal 16” y lateral 18’ se
corrigen por efectos de pozo con las cartas Schlumberger Rcor-9 y Rcor-10
respectivamente.

- Corrección por espesor de capa

Las cartas de Shlumberger Rcor-11 y Rcor-12 corrigen las lecturas por espesor de capa
de la sonda normal 16”, para capas invadidas y no invadidas respectivamente. Estas
cartas son para pozos de 8” de diámetro; para otros diámetros las lecturas deben
previamente ser normalizadas a un pozo de 8” usando en esta corrección la carta Rcor-8 o
la carta Rcor-9, según se trate de sondas eléctricas ES o sondas de inducción
electromagnética IES respectivamente.

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-12
Diámetro del hueco dh
150
200
250
300
350
400
(mm)
6
8
10
12
14
16
(pulg.)
1000
500
200
100
50
20
10
5
2
1
1 2 5 10 20 50 100 200 500 1000
R16correg
Rm
R16
Rm

Figura 5.11 Carta Rcor-8 para corregir por efecto de pozo las lecturas de la curva 16”
cuando se acompaña con la sonda de inducción IES (tomado de Cartas de
Interpretación de Schlumberger, 1972)

5.5.4 Limitaciones de los perfiles eléctricos convencionales

La interpretación de las curvas convencionales se complica demasiado en frente de capas
de alta resistividad, porque las curvas normales se vuelven asimétricas y las curvas
laterales dan una respuesta asimétrica compleja. La complejidad es aún mayor en frente
de capas resistivas delgadas (de menor espesor que el espaciado de la sonda) cuando
están intercaladas con shale.
5. 6 PERFILES ELÉCTRICOS DE ENFOCAMIENTO

En frente de capas resistivas, cuando la resistividad del lodo y la resistividad de las capas
adyacentes es baja, las sondas eléctricas convencionales miden la resistividad R
t
con muy
poca precisión, porque la corriente tiende a fluir por el medio menos resistivo, en este caso
por las capas adyacentes y por la columna de lodo y evita penetrar la capa resistiva de
interés, como se ilustra en la figura 5.12.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-13
Rs
Rt
Rs
Rt >> Rs
Sistema no enfocado
(Sonda normal)
Sistema enfocado
(Lateroperfil)
Rm Rs
Rs


Figura 5.12 Comparación de la distribución de las líneas de corriente de investigación,
en frente de una capa resistiva, registrada con una herramienta sin enfoque,
sonda normal, y con una herramienta con enfoque, Lateroperfil 7 (tomado de
SPE – AIME, 1951).

En respuesta a la anterior limitación, se desarrollaron las herramientas con electrodos de
enfocamiento, a fin de obtener mediciones más precisas de las resistividades R
t
y R
xo
, aún
en pozos perforados con lodos muy salados. El uso de estas herramientas es
indispensable en condiciones de alto contraste entre R
m
y R
t
(lodos salados y/o capas de
alta resistividad) y en condiciones de alto contraste de resistividad con las capas
adyacentes (R
t
/R
s
ó R
s
/R
t
)

En el grupo de herramientas con sistema de electrodos de enfocamiento existen
herramientas con profundidad de investigación somera, mediana y muy profunda. La tabla
5.1 presenta la lista de las herramientas de este grupo y define el parámetro objetivo de la
medición de acuerdo a la profundidad de investigación de cada una de ellas.

Tabla 5.1 Grupo de herramientas con electrodos de enfocamiento

NOMBRE ABREVIATURA OBJ ETIVO

Lateroperfil 7 *
Lateroperfil 3 *
Perfil LLd del Doble lateroperfil *


LL7
LL3
LLd
R
t

Perfil LLs del Doble lateroperfil *

LLs

R
i

Perfil esférico enfocado *

SFL

R
xo

* Marca registrada de Schlumberger.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-14
El sistema de electrodos de enfocamiento introduce corrientes eléctricas de enfoque que
controlan la dirección del flujo de las corrientes de investigación y las obligan a ingresar a
la formación hasta alcanzar determinada profundidad de investigación, minimizando así
los efectos del pozo y de las capas adyacentes (Figura 5.13).

Io
Ia
A1
O1
A0
O2
A2
A1
M1
M'1
M2
M'2
A'1
M'0
M'0
A'0
M'2
M2
A0
M1
O1
A1
M'1
(a) (b) (c)


Figura 5.13 Herramientas con sistema de enfocamiento: (a) Lateroperfil 7, (b)
Lateroperfil 3 (c) Perfil de Enfoque Esférico SFL (Schlumberger, 1972)

5.6.1 Lateroperfil 7

El lateroperfil LL7 consiste de un electrodo central de corriente A
o
y de 3 pares de
electrodos M
1
-M
2
, M
1
’-M
2
’ y A
1
-A
2
, dispuestos simétricamente con respecto a A
o
, del cual
fluye una corriente de investigación I
o
de intensidad constante; a través de A
1
y A
2
se
envía corriente de la misma polaridad que I
o
pero de intensidad automáticamente
ajustable, de tal forma, que el potencial entre M
1
-M
1
’ y M
2
-M
2
’ se mantenga igual a cero,
asegurando así que no haya flujo de corriente a través del lodo, entre A
o
y los pares M
1
-
M
1
’ y M
2
-M
2
’ (Figura 5.13).

En el LL7 se mide la diferencia de potencial entre uno de los electrodos M y el electrodo N
de superficie; como I
o
es constante, entonces la caída de potencial entre M y N es
proporcional a la resistividad de la formación. La corriente que fluye de A
o
es forzada a
penetrar horizontalmente en las formaciones, formando un disco de corriente I
o
de 32” de
espesor constante, con profundidad de investigación de unos 10 pies, que garantiza la
medición de R
t
más allá de la zona de invasión.

En el perfil esquemático de la Figura 10.14 se comparan las mediciones obtenidas
experimentalmente con el LL7 y con las herramientas convencionales (SN 16”, LN 64” y
Lateral 18’ 8”). Se concluye que las sondas convencionales dan un resultado muy pobre,
en tanto que el LL7 tiene buena resolución vertical y mide una resistividad R
a
muy cercana
a R
t
, a pesar de las condiciones adversas, manifiestas en el alto el contraste entre las
resistividades de la capa de interés y la capa de shale adyacente (R
t
/ R
s
=50) y el alto
contraste entre la capa de interés y la resistividad del lodo (R
t
/ R
m
=5000).
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-15
Laterolog:
Rm =0.05
d =8"
Rs =5
Rt =250
Rs =5
Rs =5
Normal
Larga
AM =64" =8d
20 220
Normal
Corta
O1O2 =32" =4d; A1A2 =80" =10d
AM =18'8" =28d
Curva
Lateral
22
AM =16" =2d
10
h =80"
A1
O1
O2
A2
A0
Rt =250
250 225 200 175 150 125 100 75 50 25 0
Resistividad

Figura 5.14 Comparación de la respuesta del Lateroperfil 7 con las respuestas de la sonda
normal corta, normal larga y lateral, en frente de una capa delgada, muy
resistiva, perforada con lodo muy salado (tomado de Brock, 1984)

5.6.2 Lateroperfil 3

El Lateroperfil LL3 usa un arreglo de electrodos muy similar al arreglo del LL7, para
enfocar un disco de corriente de investigación de 12” de espesor y hasta de 15’ de
profundidad de investigación. Como se puede observar en la Figura 5.13 usa dos
electrodos largos dispuestos simétricamente con relación al electrodo A
o
del cual fluye
corriente constante I
o
. A través de los electrodos A
1
y A
2
fluye una corriente de la misma
polaridad que I
o
cuya intensidad se ajusta de forma tal que A
1
y A
2
tengan el mismo
potencial que A
o
(esto asegura que no fluya corriente por el pozo). Si I
o
es constante la
caída de potencial es proporcional a la resistencia de la formación.

Esta herramienta posee mayor profundidad de investigación y mejor resolución vertical
para identificar capas delgadas que el Lateroperfil 7.

5.6.3 Perfil de enfoque esférico

La sonda SFL utiliza corrientes de enfoque para obligar a las superficies de equipotencial
a guardar una forma aproximadamente esférica, con lo cual se elimina el efecto del pozo
al menos para diámetros de pozo menores a 10 pulg. (Figura 5. 13c)

El perfil SFL hace parte de la combinación ISF/Sónico y fue desarrollado con el fin de
obtener una curva de resistividad somera R
xo
, mejor que la del Laterolog 8, para
acompañar al perfil de inducción profunda IES.

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-16
5.6.4 Doble lateroperfil

El Doble lateroperfil DLL es la herramienta más avanzada dentro de los lateroperfiles;
debido a que en el lateroperfil la corriente de investigación debe atravesar zonas de
diferente resistividad que actúan en serie (lodo, zona invadida y zona virgen) para corregir
por efecto de invasión la resistividad profunda, R
t
, leída con esta sonda, se requiere
conocer el valor de la resistividad de la zona lavada, R
xo
, y el valor de la resistividad a una
profundidad intermedia R
i
.

La necesidad de conocer la resistividad a menor profundidad dio origen a la herramienta
doble lateroperfil, DLL, la cual lee simultáneamente una curva de resistividad profunda LLd
y una curva de resistividad somera LLs.

La sonda Doble Lateroperfil, DLL, utiliza 7 pares de electrodos de manera distinta para
formar un disco de corriente de investigación I
o
de 24 pulg de espesor y para leer la
resistividad a dos profundidades distintas. La profundidad de investigación del perfil LLd es
mayor que la de los perfiles LL7 y LL3 y la profundidad de investigación del perfil LLs es
intermedia entre el LL7 y el LL8 (Figura 5.15).
A1
M1
M2
A0
A2
M1'
M2'
A1
A2
LLs LLd
Io
Ia

Figura 5.15 Arreglo de electrodos de la herramienta Doble Lateroperfil DLL
(tomado de Suau, J . et al, 1972 )

- Cuando usar lateroperfiles

Los lateroperfiles se deben utilizar en condiciones de alto contraste entre R
m
y R
t
, es decir,
cuando en el pozo hay lodo muy salado y la resistividad de las capas de interés es mayor
a 200 Ωm; también en condiciones de alto contraste de resistividad con las capas
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-17
adyacentes (R
t
/R
s
ó R
s
/R
t
) y cuando el espesor de las capas de interés es menor a 10
pies.

- Presentación de perfiles y escalas del DLL

La sonda DLL mide tres perfiles de resistividad: lateroperfil profundo LLd, lateroperfil
somero LLs y perfil R
xo
. El perfil R
xo
es adquirido con la sonda de microrresistividad MSFL
que se acopla al DLL y que va montada sobre un patín que se abre cuando el DLL esta en
el fondo del pozo. El dispositivo DLL-MSFL adicionalmente mide el calibre del pozo, el
perfil de rayos gamma y opcionalmente el perfil SP (Figura 5.16).

En el perfil DLL-MSFL de la figura 5.16 las zonas con hidrocarburos móviles son
fácilmente reconocibles porque las tres curvas de resistividad siguen el siguiente patrón:
R
LLd
>R
LLs
>R
MSFL.
De otro lado, a mayor separación entre las curvas R
LLd
y

R
LLs
mayor
saturación de hidrocarburo. Por el contrario, el patrón inverso R
MSFL
>R
LLs
>R
LLd
, es buena
indicación que se trata de una zona acuífera.

Cuando las tres curvas presentan separación mínima o se superponen guardando
cualquier otro orden relativo, diferente al de los dos patrones indicados, sugiere que no
hay invasión o que esta es muy somera indicando así que la zona es impermeable.

Las escalas de los lateroperfiles inicialmente eran lineales pero actualmente se prefieren
las escalas híbridas y logarítmicas. Las escalas logarítmicas permiten leer con facilidad y
precisión resistividades en el extremo de bajos valores y a su vez mostrar variaciones de
la resistividad en un amplio rango.
DOBLE LATEROPERFIL - MSFL
Lateroperfi l profundo
Lateroperfi l somero
Mi cro SFL
SP
CALIBRE
Diámetro
de broca
(pulg)
.2 1 10 100 1000
6 16
Prof.

Figura 5.16 Presentación de la combinación Doble Lateroperfil-MSFL
(tomado de Halliburton, 1991)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-18
- Factores ambientales

No obstante el enfocamiento de la corriente de investigación que se logra con las
herramientas con electrodos enfocados, las mediciones obtenidas con estas herramientas
son influenciadas, además de la resistividad de la zona virgen R
t
, que es la resistividad
que se pretende medir, por las resistividades del pozo, de las capas adyacentes y de la
zona de invasión. En consecuencia, la resistividad aparente R
a
que se obtiene con estas
herramientas puede resultar mayor o menor que la resistividad verdadera R
t
, dependiendo
de los factores ambientales particulares del pozo y de la formación de interés.

Las lecturas de las sondas enfocadas se afectan por lodos muy resistivos y por grandes
diámetros de pozo, ya que R
m
es medido en serie con R
i
y R
t
. Para obtener un valor
razonable de R
t
, las resistividades R
m
y R
i
deben ser pequeñas, lo que se consigue
cuando se perfora con lodos salados.

En general se asume que el Lateroperfil de investigación profunda LLd mide con precisión
R
t
a menos que exista alguna o varias de las siguientes condiciones adversas:

- R
t
/R
m
sea mayor a 10
- R
t
/R
s
sea mayor a 10
- La invasión sea mayor a 40”
- El diámetro de pozo d
h
sea mayor a 12”
- El espesor de la capa de interés sea menor a 15’”

- Correcciones al perfil DLL–R
xo


Las lecturas R
t
del LLd y R
xo
del MSFL se deben corregir cuando se presenta alguna o
varias de las condiciones arriba citadas. El orden de aplicación de las correcciones es el
siguiente: primero se corrige por efecto de pozo y luego por espesor de capa y por último
si se requiere se corrige por efecto de invasión.

- Corrección por efecto de pozo

Las lecturas LLd y LLs se deben corregir por diámetro de pozo y por resistividad del lodo.
La lectura MSFL no se corrige por el diámetro de pozo, porque esta sonde es de patín,
pero sí por espesor (h
mc
) y por resistividad de torta (R
mc
). Esta corrección se explicará más
adelante en el numeral correspondiente a la sonda MSFL.

Las diferentes compañías de servicio tienen sus propias cartas para hacer estas
correcciones, las cuales no se deben utilizar para corregir lecturas obtenidas con
herramientas de diferente marca.

En estas cartas se ingresa por el eje horizontal con el valor de la relación R
LLd
/R
m
o
R
LLs
/R
m
y se obtiene un factor de corrección en el eje vertical, que se multiplica por las
resistividades aparentes R
LLd
o R
LLs
de la sonda, para obtener la resistividad corregida
R
LLd
o R
LLs
respectivamente (Figura 5.17).

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-19
Lateroperfil somero
DLT-D/E (LLS) centrado, capas gruesas
Diámetro de pozo (in.)
Lateroperfil profundo
DLT-D/E (LLD) centrado, capas gruesas
Diámetro de pozo (in.)


Figura 5.17 Carta Rcor-2 para corregir las lecturas del lateroperfil profundo LLd y del
lateroperfil somero LLs por efecto de pozo (tomado de Cartas de
Interpretación de Schlumberger, 2.000)

- Corrección por efecto de capa adyacente (Efecto de hombro)

Cuando una sonda lateroperfil esta frente al límite de una capa delgada cuya resistividad
difiere de la resistividad de las capas adyacentes superior e inferior, la corriente tiende a
fluir por la capa de menor resistividad. Si las capas adyacentes tienen resistividad R
s
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-20
mucho más alta

que la resistividad

R
t
de la capa de interés, la resistividad aparente
medida R
a
resultará muy alta con relación a la resistividad verdadera R
t
. Contrariamente,
si las capas adyacentes tienen menor resistividad R
s
, la resistividad aparente medida R
a

resultará muy baja con relación a la resistividad verdadera R
t
. Este efecto también se
conoce con el nombre de Efecto de hombro (Figura 5.18).

Ra exacta
Ra =Rt
Rm Rs
Rs
Ra muy alta
Ra >Rt
Rs =
Rs Rm
Ra muy baja
Ra <Rt
Rm Rs
Rs poco
resistivo

Figura 5.18 Efecto de capa adyacente sobre la medición de R
t
.

Al efecto de espesor de capa se suma el efecto derivado del cociente R
s
/R
m
, el cual es
muy fuerte para bajos valores de este cociente, es decir, para lodos dulces, muy resistivos.

Para corregir por el espesor de capa, las diferentes compañías de servicios disponen de
cartas de uso exclusivo para cada lateroperfil. En estas cartas se ingresa por el eje
horizontal con el espesor de capa en pies y se obtiene, en el eje vertical, un factor de
corrección que se multiplica por la resistividad aparente R
a
de la sonda para obtener la
resistividad R
t
corregida.

- Corrección por profundidad de invasión

Una vez que las lecturas de los lateroperfiles han sido corregidas por efecto de pozo y por
espesor de capa, se deben corregir por profundidad de invasión, mediante la carta
mariposa (Figura 5.19). En esta carta se grafican los siguientes cocientes calculados con
las tres resistividades aparentes corregidas del dispositivo DLL-R
xo
: en el eje horizontal el
valor del cociente (R
LLd
/R
LLs
) y en el eje vertical el valor del cociente (R
LLd
/R
xo
).

La carta mariposa contiene tres conjuntos de líneas: el conjunto de líneas horizontales
indica el valor del cociente (R
t
/R
xo
); el conjunto de líneas verticales a trazas muestra el
valor del diámetro de invasión, di, y el conjunto de lineas verticales continuas muestra el
valor del cociente (R
t
/R
LLd
).

El cociente (R
t
/R
LLd
) obtenido en la carta, permite calcular la resistividad R
t
corregida por
invasión aplicando la siguiente ecuación:
LLd
LLd
t
correg
t
R
R
R
R
|
|
.
|

\
|
= Ec. 5.10
Donde:
R
LLd
=valor aparente leído en el perfil

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-21
Capas gruesas, hueco de 8 in. (203 mm),
sin efecto de ánulo, sin zona de transición, Rxo/Rm =50,
utilizar información corregida por efecto de pozo


Figura 5.19 Carta mariposa Rint-9b para corregir las lecturas de la sonda DLL-R
xo
por el
efecto de invasión (tomado de Cartas de Interpretación de Schlumberger,
2000)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-22
De forma análoga, con el cociente (R
t
/R
xo
) obtenido en la carta y con el valor de R
t

corregido obtenido previamente con la ecuación anterior, se calcula el valor de R
xo

corregido por invasión aplicando la siguiente ecuación:
|
|
.
|

\
|
=
xo
t
correg
t
correg
xo
R
R
R
R
Ec. 5.11
En pozos con lodos salados, que es el campo de aplicación de los lateroperfiles, la
resistividad R
xo
es pequeña y por tanto la relación (R
LLd
/R
xo
) resulta ser mayor>1, lo que
significa que los puntos caen en el ala grande de la carta mariposa; por el contrario,
cuando excepcionalmente se usan lateroperfiles con lodos dulces, puede resultar que
(R
LLd
/R
xo
)<1, máxime si las zonas de interés contienen aguas saladas, lo que significa que
los puntos caen en el ala pequeña de la carta. Debido a que en esta ala pequeña es difícil
leer con precisión los valores buscados, existen cartas complementarias que expanden
esta área.

- Conclusiones sobre el perfil DLL- R
xo


- Ofrece muy buenos resultados con lodos salinos en condiciones de alto contraste R
t
/R
m

- Mide resistividades R
t
en un amplio rango, desde 0.2 hasta 40.000 Om.

- Ofrece buenos resultados en condiciones de alto contraste R
t
/R
s
o R
s
/R
t
con las capas
adyacentes

- Posee excelente resolución vertical de R
t
igual a 2 pies

- Registra simultáneamente hasta 5 curvas: LLd, LLs, R
xo
, SP, GR

- Las curvas R
xo
, LLs y LLd permiten estudiar el perfil de invasión y corregir R
t
y R
xo
por el
efecto de invasión

- La separación entre las curvas LLd y LLs, permite reconocer visualmente la presencia de
hidrocarburos: a mayor separación entre estos dos perfiles, mayor saturación de
hidrocarburo.

La figura 5.20 ilustra la secuencia de aplicación de las diferentes correcciones a las
lecturas de la herramienta DLL-SFL.









Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-23

RSFL RIM RILd
(RSFL)cor (RIM)cor (RILd)cor
Lecturas de
perfiles
Corrección
por efecto
de pozo
Rm, dh
Corrección
por efecto
de espesor
de capa, h
Corrección
por efecto
de invasión
Obtención de
parámetros
corregidos
GUÍA PARA CORREGIR LECTURAS DE LOS PERFILES DIL - RSFL
Rint-4
Carta tornado
Rint-2c
Rcor-5
Rcor-5
Rcor-1
Rt , Rxo






Figura 5.20. Guía para corregir las lecturas de la herramienta DLL-SFL (tomado de
Halliburton, 1991)

5.7 PERFILES DE MICRORRESISTIVIDAD

Las mediciones realizadas con las herramientas de microrresistividad tienen diferentes
aplicaciones:
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-24
- Determinar resistividad de la zona lavada R
xo

- Determinar la saturación de la zona lavada S
xo

- Detectar zonas permeables mediante la presencia de torta
- Evaluar movilidad de hidrocarburos
- Determinar diámetro de invasión d
i

- Corregir R
t
por efecto de invasión
- Hacer correlaciones pozo a pozo

La determinación de R
xo
es importante porque permite corregir el valor de R
t
por efecto de
invasión y una vez corregido, utilizarlo para calcular de forma más exacta la saturación de
agua, S
w
. De otra parte, el cociente R
xo
/R
t
constituye un método rápido de identificación de
hidrocarburos.

Las herramientas de microrresistividad se dividen en dos grupos: herramientas de mandril
que se corren centradas en el pozo y herramientas de patín que se corren pegadas a la
pared del pozo. Al primer grupo pertenecen las siguientes herramientas: normal corta (SN
16”), Lateroperfil 8 (LL8) y Esférica Enfocada (SFL); al segundo grupo pertenecen las
siguientes herramientas: Microperfil (ML), Microlateroperfil (MLL), Perfil de Proximidad (PL)
y Perfil Microesférico Enfocado (MSFL).

A fin de obtener un valor exacto de R
xo
, la profundidad de investigación debe ser somera y
además las lecturas no deben estar influenciadas por los efectos del pozo. Con el
propósito de minimizar los efectos del pozo y asegurar que la profundidad de investigación
no supere la zona lavada, las herramientas de microrresistividad del segundo grupo usan
electrodos cercanamente espaciados, montados sobre almohadillas o patines, que se
pegan a la pared del pozo gracias a dos brazos plegables, controlados hidráulicamente
desde superficie y que además de medir R
xo
miden el diámetro del pozo.

Tabla 5.2 Profundidad de investigación y resolución vertical de las herramientas de
microrresistividad de Schlumberger
NOMBRE ABREVIATURA
PROFUNDIDAD DE
INVESTIGACIÓN
RESOLUCIÓN
VERTICAL
Microperfil
Microlateroperfil
Microesférico Enfocado
Perfil de Proximidad
Perfil Esférico Enfocado
Lateroperfil 8
Perfil Normal corto 16”
ML
MLL
MSFL
PL
SFL
LL8
SN
1 pulg.
4 pulg.
4 ½ pulg
10 pulg.
24 pulg.
49 pulg.
70 pulg.
2 pulg.
6 pulg.
8 pulg.
9 pulg.
12 pulg.
18 pulg.
24 pulg.

Las herramientas de microrresistividad se corren acompañando a otras herramientas,
generalmente diseñadas para medir la resistividad de la zona virgen, R
t
, como se muestra
en la tabla 5.3.



Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-25
Tabla 5.3 Ensamblaje de las herramientas de microrresistividad de Schlumberger

RH HERRAMIENTA DE MICRORRESISTIVIDAD ABREVIATURA HERRAMIENTA
ACOMPAÑANTE
Perfil Microesférico Enfocado MSFL DLL
Lateroperfil 8 ó Esférico Enfocado LL8 ó SFL DIL
Esférico Enfocado o Normal corta SFL ó SN IES
Microlateroperfil ó Perfil de Proximidad MLL ó PL ML

5.7.1 Microperfil
Esta herramienta se conoce con diferentes nombres en la industria según la compañía
fabricante:
Tabla 5.4 Nombres comerciales del Microperfil ML
NOMBRE COMPAÑÍA
Microperfil
Mini Perfil
Perfil de Contacto
Perfil de Micro Contacto
Servicio Micro Perfil
Schlumberger
Lane Wells
Welex
Birdwell
P.G.A.C.

Cuando salió al mercado el Microperfil se utilizó para estimar porosidad pero cuando
aparecieron los perfiles de porosidad sónica, neutrónica y de densidad su uso quedó muy
relegado. Sin embargo, desde mediados de los años 80 su uso ha ido en aumento porque
resultó ser un excelente medio para detectar zonas permeables a partir de la torta debido
a su excelente resolución vertical.

En formaciones limpias, el Microperfil ML se utiliza primero para determinar el Factor de
Formación, F, y luego para estimar porosidad:

m
mf
xo
w
o
a
R
R
R
R
F

= = =
Ec. 5.12
m
F
a
1
|
.
|

\
|
=  Ec. 5.13
La herramienta Microperfil, ML, consiste de 3 electrodos en línea, distanciados entre si a 1
pulgada, los cuales están montados sobre una almohadilla de caucho flexible que se
ajusta a las irregularidades del hueco y que aísla a los electrodos del lodo (Figura 5.20).

El Microperfil mide simultáneamente 2 resistividades: el perfil micronormal R
2
” entre el
electrodo de corriente A
o
y el electrodo de potencial C, espaciado a 2 pulgadas, y el perfil
microinverso R
1”x1”
entre el electrodo de corriente A
o
y el electrodo de potencial B,
espaciado a 1 pulgada. La resistividad R
1”x1”
depende en gran medida de la resistividad de
la torta, la cual es un poco superior a la resistividad del lodo, en tanto que la resistividad
R
2
”, que posee mayor profundidad de investigación, esta más influenciada por la
resistividad de la zona lavada que por la resistividad de la torta.

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-26
B C
Diámetro
de broca
Micronormal 2"
Microinversa 1" x 1"
Rt(Rw)
Rxo
(zona
lavada)
R2 <R1" x 1"
Rmc
(Torta
de lodo)
RESISTIVIDAD
Calibre
Micronormal 2"
Microinversa 1" x 1"
CALIBRE
6 16
Separación negativa

Figura 5.20 Medición de los perfiles micronormal R
2”
y microinverso R
1”x1”
con la
herramienta Microperfil ML (modificado de Bendeck y Chona, 1982)
La separación entre los dos perfiles: el micronormal y el microinverso, se utiliza para
identificar diferentes tipos de formaciones. Cuando R
2”
>R
1”x1”
la separación es positiva;
cuando R
2”
<R
1”x1”
la separación es negativa y cuando R
2”
=R
1”x1”
la separación es cero.
Las rocas impermeables, como las calizas y los shale, se reconocen porque los valores de
R
1”x1”
y R
2”
son altos y la separación es cero, en tanto que las rocas reservorio se
reconocen por separaciones positivas o negativas. Las separaciones negativas
generalmente corresponden a reservorios con agua y las positivas pueden corresponder a
reservorios con crudo, gas o agua.

- Factores que afectan las mediciones del Microperfil:

- La resistividad y el espesor de la torta afectan de manera considerable la respuesta del
Microperfil. Cuando la resistividad de la zona lavada, R
xo
, es alta comparada con R
mc
, la
resolución de la herramienta es pobre, porque la corriente fluye con mayor facilidad por la
torta, de forma que muy poca corriente penetra en la formación. Se requiere que
R
xo
/R
mc
<15.

- Las lecturas del Microperfil, ML, no son confiables cuando la torta es muy gruesa; se
requiere que el espesor de la torta, h
mc
, sea menor a ½”.

- En condiciones favorables, la carta Rxo-1 (Figura 5.21) permite determinar la resistividad
de la zona lavada, R
xo
, y el espesor de la torta, a partir de las lecturas R
1”x1”,
R
2”
y de la
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-27
resistividad de la torta, R
mc
, leída del encabezado del pozo y llevada a la temperatura de
formación.
- Limitaciones del Microperfil

- Cuando el espesor de la zona lavada es menor a 4”, la lectura R
2”
es influenciada por R
t
.

- Las paredes irregulares causan fugas de corriente y producen mediciones erróneas.












Espacio para diagramar
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-28
R1"x1"
"
hueco de
Para pozos de diámetro diferente a 8" (203 mm), multiplicar el cociente R1"x1"/Rmc por los siguientes factores
antes de ingresar a esta carta: 1.15 para pozos de 4
3
/4" (120 mm), 1.05 para pozos de 6" (152 mm), 0.93 para
pozos de 10" (254 mm).
Nota: valores incorrectos de Rmc desplazan los puntos en la carta a lo largo de una linea de 45°. En ciertos
casos esto puede reconocerse cuando el espesor de la torta difiere del espesor directamente medido por el
microcalibre. Para corregir, desplace el punto graficado a lo largo de una línea de 45° hasta interceptar el valor
conocido de hmc. Lea en la carta para este nuevo punto el valor Rxo/Rmc, y de la escala inferior, R2"/Rmc.


Figura 5.21. Carta de interpretación del Microperfil (tomado de Cartas de Interpretación
de Schlumberger, 1979)

5.7.2 Perfil Microesférico Enfocado

El perfil Microesférico Enfocado MSFL tiene 5 electrodos rectangulares que van montados
sobre un patín que presiona los electrodos contra la pared. Mediante el enfoque esférico
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-29
de la corriente de investigación se obliga a las superficies de equipotencial a guardar una
forma casi esférica, eliminando así el efecto del pozo para diámetros menores que 10”
(Figura 5.22). El perfil Microesférico enfocado MSFL generalmente se acopla al Doble
Lateroperfil (DLL) y a la sonda de Densidad de Formación que también es de patín.

Lodo
Formación
RMSFL =
K.(VB-VC)
Io
Ao Mo A1
M1 M2
Ao
Mo
A1
M1
M2
I1 Io
C

Figura 5.22 Distribución de las corrientes de investigación en la sonda SFL (tomado de
Schlumberger, 1972)


El perfil MSFL se afecta por el espesor de la torta y este efecto se corrige con la ayuda de
la carta Rxo-2 (Figura 5.23), a la cual se ingresa por el eje horizontal con el cociente
R
MSFL
/R
mc
y se obtiene en el eje vertical un factor de corrección que se multiplica por la
resistividad aparente R
MSFL
de la sonda, para obtener la resistividad R
MSFL
corregida.

5.8 EJERCICIOS

Ejercicio 1

En un perfil IES/Sónico, en frente de un intervalo de arenisca limpia, la porosidad sónica
Ф
S
=20% y la resistividad de la zona virgen R
t
=25 Om. Además, se conoce de una prueba
DST, que R
w
=0.020 Om a T
f
. Calcular la saturación de agua de la arenisca asumiendo
que esta es consolidada.

Ejercicio 2

De una caliza aparentemente acuífera, se conoce R
t
= 3 Om, leída de un perfil de
inducción y R
w
= 0,06 Om a temperatura de formación, determinada a partir de una
prueba DST. Calcular la porosidad de la caliza.

Ejercicio 3

En frente de una arenisca acuífera, limpia, consolidada, se leyó de un perfil de inducción
R
t
=0,25 Om y de un perfil de porosidad sónica Ф
S
=30%. Estimar el valor de R
w
del agua
de formación.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

5-30

MicroSFL estándar
Corrección por torta de lodo para MSFL versión III para pozos de 8"
Perfil de Proximidad
(Torta de lodo isotrópica)
Microlateroperfil
Patín hidráulico tipo VIII

Figura 5.23 Carta Rxo-2 para corregir las lecturas de los microperfiles por efecto de
espesor de torta (tomado de Schlumberger, 2000).
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)
6. PERFILES DE INDUCCIÓN ELECTROMAGNÉTICA

INTRODUCCIÓN

A comienzos de los años 50, cuando se inició la era de los lodos no conductivos base
aceite, OBM, aparecieron también las herramientas de inducción para medir resistividades
en pozos perforados con estos lodos, en los cuales los dispositivos con electrodos no
funcionan.

USOS DEL PERFIL DE INDUCCIÓN

Las herramientas de inducción inicialmente diseñadas para pozos con lodo no conductivo,
posteriormente se adaptaron para funcionar en pozos con lodo conductivo, siempre que
no sea muy salado o que la formación no sea muy resistiva.

La figura 6.1 muestra el campo de aplicación de las herramientas de inducción en función
de la relación entre la resistividad del filtrado del lodo, R
mf
, versus la resistividad del lodo
de perforación, R
w
. La figura indica que cuando la relación R
mf
/R
w
>2.5, se prefiere utilizar
herramientas de inducción.

.5 .7 1. 2. 3. 4. .5 7. 10. 20. 30.
Rmf/Rw
0
5
10
15
20
25
30
Se prefieren
Lateroperfiles
Se prefieren sondas de inducción
por encima de la curva de Rw
Rw =1 .m
Usar ambos registros por
debajo de la curva Rw apropiada

Figura 6.1 Diagrama ilustrativo sobre el campo de utilización de los lateroperfiles y
de las herramientas de inducción y (tomado de Halliburton, 1991)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


6 - 2
Si además del cociente R
mf
/R
w
, se conoce la porosidad de las formaciones reservorio, es
posible precisar aun más el campo de aplicación de los lateroperfiles y de los perfiles de
inducción, como se ilustra en la figura 6.1. Cuando las condiciones no resultan favorables
para utilizar perfiles de inducción, entonces se recomienda utilizar lateroperfiles y
viceversa.

PRINCIPIO DE FUNCIONAMIENTO

Las herramientas de inducción generan mediante el uso de bobinas un campo
electromagnético y miden, a diferentes profundidades de investigación, el efecto de este
campo sobre la formación. Las distintas profundidades de investigación se obtienen
modificando la distancia entre las bobinas trasmisora y receptora.

Las herramientas modernas de inducción consisten de un sistema de tres pares de
bobinas, formando un arreglo, para enfocar un campo electromagnético de investigación, a
fin de obtener mediciones confiables de la resistividad de la zona virgen, aún en casos de
invasión profunda, minimizando así el efecto del pozo y el efecto de la resistividad de las
formaciones adyacentes (Figura 6.2).

A
B
C
D
E
F
R
T
T
R
R
T
Cm Cs
Ci Ct
Cs
40"


Figura 6.2 Esquema de enfocamiento de una herramienta de 3 pares de bobinas para
aumentar la profundidad de investigación (tomado de Helander, 1983)

A continuación se explica el principio de funcionamiento de una herramienta consistente
de un sólo par de bobinas (Figura 6.3), que en esencia es el mismo principio que utilizan
las herramientas de enfocamiento que poseen un sistema de tres pares de bobinas.

La bobina transmisora recibe corriente alterna de intensidad constante y alta frecuencia
(20 KHz) y genera un flujo magnético primario variable que induce corriente alterna en la
formación, denominada corriente de Eddy, la cual circula coaxialmente a la bobina
transmisora, formando anillos de corriente. Los anillos de corriente de Eddy generan un
flujo magnético secundario, que a su vez induce corriente en la bobina receptora, que es
llamada señal R o señal de formación y cuya intensidad es proporcional a la conductividad
de la formación. La bobina receptora recibe además otra señal, por acoplamiento directo
entre la bobina transmisora y receptora, llamada señal X, que es cancelada porque no
aporta información sobre la conductividad de la formación, gracias a que tiene un desfase
de 90°, con respecto a la señal R o señal de formación.

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


6 - 3
Campo magnético
secundario (creado
por el anillo inducido)
Acoplamiento directo
(Señal X)
Bobina
receptora
Acoplamiento directo
Señal de formación
Corriente
inducida
Anillo
inducido
Corriente
Corriente
constante
Flujo magnético
primario (creado
por la bobina
transmisora)
Bobina
transmisora
IL
emf
IT
emf
IT
IL

Figura 6.3 Principio de funcionamiento de un sistema de inducción de un par de bobinas

Si la formación es muy resistiva, la señal R, inducida en la bobina receptora, es muy débil
y por tanto la resolución de la herramienta es baja, debido a que los efectos ambientales
resultan mayores que la señal de formación. Cuando la resistividad de la zona de interés,
es mayor a 250 Ωm, las mediciones obtenidas con herramientas de inducción no son
confiables. No obstante que las herramientas de inducción miden conductividad, los
perfiles obtenidos con ellas, se grafican en unidades de resistividad, su propiedad
reciproca, por cuestión de comodidad en su interpretación.

EQUIPO DE INDUCCIÓN

En el grupo de herramientas de inducción se distinguen las antiguas herramientas, IES, de
inducción sencilla y las nuevas herramientas de doble inducción, DIL.

Las herramientas de inducción se pueden combinar con las herramientas neutrónica, de
densidad y sónica, permitiendo con ello registrar simultáneamente resistividad y porosidad
en un mismo viaje de perfilaje.

Schlumberger dispone de 4 tipos de herramientas de inducción:

 Herramienta IES 6FF40: consiste de un sistema de 3 pares de bobinas enfocadas, que
miden IL
d
a una profundidad de investigación superior a 15 pies, que es la mayor
profundidad disponible en la actualidad. El perfil IL
d
va acompañado del perfil normal
16” y del perfil SP o del perfil GR.

 Herramienta IES 6FF28: se trata de una versión de diámetro reducido de la anterior,
para pozos de diámetro pequeño. El perfil IL
d
también va acompañado de los perfiles
normal 16” y del SP o del GR.
 Herramienta DIL- LL8: esta herramienta mide un perfil de investigación profunda IL
d
,
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


6 - 4
similar al del 6FF40 y un perfil de investigación mediana IL
m
. Además, mide el perfil
LL8 o el perfil SFL. Este dispositivo es superior a las herramientas del grupo anterior
en la determinación de R
t
y R
xo
, en casos de invasión muy profunda.

 Herramienta ISF/Sónico: consiste de una sonda de inducción que mide un perfil de
investigación profunda IL
d
, similar al del 6FF40 y va acompañado del SFL, del SP y/o
del GR y de un perfil sónico.

Halliburton dispone de la herramienta convencional, IES, y de la herramienta de doble
inducción, DIL, que son comparables a las herramientas homónimas de Schlumberger.

La profundidad de investigación y la resolución vertical o capacidad de definición de capas
delgadas que se desea conseguir, dependen del espaciado entre la bobina transmisora y
receptora de la herramienta: a menor espaciado mayor resolución pero menor profundidad
de investigación. Las sondas convencionales de inducción, DIL, proporcionan lecturas
confiables de resistividad de la zona virgen, Rt, en capas de espesor no inferior a 5 pies.

Recientemente Halliburton sacó al mercado una herramienta de alta resolución conocida
como HRI, que es comparable a la herramienta de inducción, de alta resolución de la casa
Schlumberger, denominada Phasor DIL-R
xo
. Estas sondas modernas de alta resolución,
poseen resolución vertical de 2 pies y tienen la posibilidad de conseguir una resolución de
1 pie con la ayuda de programas de computación.

VENTAJAS DE LAS HERRAMIENTAS DE INDUCCIÓN

En la medición de la resistividad mediante herramientas con electrodos, las líneas de
corriente se propagan radialmente a partir del electrodo de corriente y cruzan los limites de
medios con diferente resistividad, por ejemplo entre el lodo, la zona lavada y la zona
virgen de la formación, y en consecuencia, no es posible estudiar por separado el aporte
de los diferentes medios sobre el valor medido de R
t
.

En el perfilaje por inducción, las líneas de corriente fluyen concentricamente en un patrón
cilíndrico alrededor del pozo y permanecen en el mismo medio a lo largo de su trayectoria,
sin cruzar límites de medios de diferente conductividad (Figura 6.4).

Figura 6.4 Simetría de revolución del flujo concéntrico de la corriente
inducida en los diferentes medios.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


6 - 5
En condiciones de flujo concéntrico de la corriente, es posible estudiar por separado el
efecto de cada medio y considerar la señal registrada, como la suma de las señales
individuales de conductividad de cada medio: del lodo, de la zona lavada, de la zona
virgen y de la capa adyacente. La conductividad total aparente, C
a
, se obtiene sumando
los productos de las conductividades individuales por los factores geométricos de cada
medio:

C
a
=C
m
G
m
+C
xo
G
xo
+C
t
G
t
+C
s
G
s
Ec. 6.1
Donde:
G
m
=factor geométrico del lodo
G
xo
=factor geométrico de la zona lavada
G
t
=factor geométrico de la zona virgen
G
s
=factor geométrico de la capa adyacente

La suma de todos los factores geométricos, por definición, es igual a 1.
(G
m
+G
xo
+G
t
+G
s
) =1 Ec. 6.2

FACTOR GEOMÉTRICO

El factor geométrico, G, de un volumen con orientación geométrica especifica respecto a
la herramienta, es un factor adimensional, que se define como la fracción de la señal total
que se originaría en ese mismo volumen si el medio fuera infinito y homogéneo.

El concepto de factor geométrico permite construir cartas exactas de corrección, con base
matemática, para corregir las mediciones de conductividad, por los efectos de lodo en el
pozo, zona invadida y capas adyacentes.

Generalmente las lecturas de conductividad aparente, C
a
, obtenidas con las herramientas
de inducción, se usan como valores de conductividad real, C
t
. Sólo se debe hacer
correcciones cuando las condiciones ambientales son muy adversas, por ejemplo, en
pozos de gran diámetro mayor a 10”, en capas delgadas y muy resistivas y en formaciones
afectadas por invasión profunda.

EFECTO “ SKIN”

En frente a formaciones muy conductivas la intensidad de las corrientes inducidas es
importante y el campo magnético secundario es intenso. Los campos magnéticos
secundarios de cada trayectoria circular inducen corrientes adicionales en otras
trayectorias; esta interacción de las trayectorias circulares causa una reducción de la
señal de conductividad registrada en la bobina receptora. Esta reducción se denomina
“Efecto Skin”. Las herramientas modernas de inducción corrigen, automáticamente en
tiempo real, el efecto piel durante el perfilaje de un pozo (Schlumberger, 1972)

EFECTOS AMBIENTALES

En las nuevas herramientas de inducción, el enfocamiento conseguido con el sistema de
bobinas, reduce los efectos ambientales, porque obliga a las corrientes inducidas a circular
en la formación por la zona virgen, lejos de la pared del pozo, reduciendo con ello el efecto
de la invasión sobre la medición y proporcionado así lecturas de R
t
más exactas; el
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


6 - 6
enfocamiento también reduce el efecto de las capas adyacentes, que se encuentran por
encima y por debajo del punto de medición, obteniendo con ello mayor resolución.

6.8.1 Corrección por espesor de capa

Las sondas 6FF40 y IL
d
, tienen poca resolución vertical, porque han sido diseñadas para
obtener buena profundidad de investigación. Cuando el espesor de la zona de interés
posee menos de 30 pies, las lecturas obtenidas de resistividad aparente, R
a,
se afectan en
gran medida por la resistividad de las capas adyacentes, R
s
. Este efecto se minimiza
utilizando nomogramas como el de las figuras 6.5 y 6.6 en los cuales, después de
seleccionar la carta apropiada según el valor R
s
, se ingresa por el eje horizontal con el
espesor de capa y se lee en el eje vertical la resistividad R
ILd
corregida.

Por ejemplo, una resistividad R
a
=25 m leída de un perfil ILd frente a una capa de 16’ de
espesor, limitada por capas adyacentes con resistividad R
s
=1 m, daría una resistividad
de la zona virgen, R
ILd
, corregida por espesor de capa de 60 m (Figura 6.5).
(espacio para diagramar)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


6 - 7
CORRECCIÓN DE PERFILES DE INDUCCIÓN POR ESPESOR DE CAPA
6FF40 o ILd y 6FF28
Estas cartas corrigen por espesor de capa las lecturas de los perfiles 6FF40 o ILd y 6FF28 en capas
de espesor mayor a 4 pies (1.2 m). Estas cartas incluyen la corrección del efecto pelicular*.
Seleccione la carta apropiada según el valor de la resistividad de la capa adyacente (RS). Ingrese con
el espesor de capa y encuentre el valor Ra a corregir. Lea en el eje de las ordenadas el valor RIDcor.
Para corregir las lecturas del perfil 6FF28, multiplicar el espesor por el coeficiente de los
espaciamientos (1.43). Por ejemplo, para una lectura de la sonda 6FF28 en una capa de 7 pies, el
espesor de capa a utilizar para ingresar a la carta es 7 x 1.43 =10 pies.
* Las herramientas de inducción de Schlumberger corrigen automáticamente el efecto pelicular. Sin embargo, estas
correcciones están basadas en la señal de conductividad total medida por la herramienta, y son correctas solo en
capas homogéneas, anisotrópicas y de extensión considerable. En capas delgadas, se requieren ajustes a la
corrección inicial de la herramienta, los cuales están incluidos en estas cartas.
Espesor de capa
Espesor de capa Espesor de capa
Espesor de capa

Figura 6.5 Carta para corregir lecturas de los perfiles ILd, 6FF40 y 6FF28 por espesor de
capa (tomado de Schlumberger, 1972)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


6 - 8

Estas cartas corrigen por espesor de capa las lecturas del perfil ILm en capas de espesor mayor a 4
pies (1.2 m). Estas cartas incluyen la corrección del efecto pelicular*. Seleccione la carta apropiada
según el valor de la resistividad de la capa adyacente (RS). Ingrese con el espesor de capa y
encuentre el valor Ra a corregir. Lea en el eje de las ordenadas el valor RIMcor.
CORRECCIÓN DE PERFILES DE INDUCCIÓN POR ESPESOR DE CAPA
ILm
* Las herramientas de inducción de Schlumberger corrigen automáticamente el efecto pelicular. Sin embargo, estas
correcciones están basadas en la señal de conductividad total medida por la herramienta, y son correctas solo en
capas homogéneas, anisotrópicas y de extensión considerable. En capas delgadas, se requieren ajustes a la
corrección inicial de la herramienta, los cuales están incluidos en estas cartas.
Espesor de capa
Espesor de capa Espesor de capa
Espesor de capa

Figura 6.6 Carta para corregir lecturas del perfil ILm por espesor de capa (tomado de
Schlumberger, 1972)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


6 - 9
6.8.2 Corrección por efecto de pozo

Cuando en el pozo hay lodo dulce, los anillos de corriente que circulan por el lodo aportan
una fracción pequeña de conductividad a la conductividad total, C
a
, que mide la
herramienta, pero cuando en el pozo hay lodo salado, aportan una fracción muy
importante. Este aporte de conductividad, es función del diámetro del pozo y de la
resistividad del lodo y se corrige con la carta de la figura 6.7. El efecto del diámetro del
pozo se mitiga corriendo las herramientas de manera excéntrica, pegadas a la pared del
pozo o a una distancia muy corta (standoff) que puede ser de 1.5”, 2.0” y 2.5”.
Señal del pozo =FG/Rm del pozo
-10
-5
0
5
10
15
20
25
30
35
40
45
0
0
0.5
0
1.5
1.0
2.0
2.5
1.5
2.0
2.5
12
25
38
51
64
38
51
64
Diámetro del pozo (pulg)
4 6 8 10 12 14 16 18 20
Diámetro del pozo (mm)
100 150 200 250 300 350 400 450 500
0.01
0.009
0.008
0.007
0.006
0.005
0.004
0.003
0.002
0.001
0
-0.001
Para resistividades de lodo muy
bajas, dividir la escala Rm por 10 y
multiplicar la escala de la Señal del
pozo por 10.
6FF40, ID
IM
6FF28
Standoff (pulg)

Figura 6.7 Carta de corrección por efecto de pozo para las sondas de inducción
(tomado de Cartas de Interpretación de Schlumberger, 2000).

El empleo de la anterior carta de Sclumberger (Rcor-4) se ilustra con el siguiente ejemplo:
Corregir por efecto de pozo una lectura R
IL
=20 m, obtenida con una sonda 6FF40,
corrida a un standoff de 1.5”, en un pozo de 14.6”, lleno con lodo cuya resistividad
Rm=0.35 m.

Primero que todo es necesario recordar que la lectura R
IL
=20 m equivale a C
IL
=50 mS/m
ó a 50 mmhos/m. Después se determina el aporte de conductividad del pozo y luego se
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


6 - 10
resta esta conductividad a la conductividad total. Ingresando a la carta con el diámetro del
pozo 14.6” y standoff de 1.5” se obtiene que para la sonda 6FF40 el aporte del pozo es de
5.5 mS/m, lo significa que la conductividad total corregida es de 44.5 mS/m o mmhos/m,
que equivale a una resistividad R
IL
de 22.4 m que se obtiene de hallar el cociente
R
IL
=1000/44.5 mmhos/m.

EFECTO DE INVASIÓN

La lectura R
t
del perfil de investigación profunda de la sonda DIL se puede corregir por el
efecto de invasión, si se dispone de un perfil R
xo
obtenido con el Lateroperfil 8 o con el
perfil SFL. Esta corrección se realiza gráficamente usando la carta tornado de la figura 6.8.
RIM/RID
15
20
25
30
40
50
60
70
80
90
Rxo
Rt
30
25
20
15
10
7
5
3
2
0.38
0.50
0.63
0.75
1.01
1.27 1.52
2.03
1.0
Rt
RID
0.95 0.90 0.80
40
30
20
10
9
8
7
6
5
4
3
2
1
1.0 1.1 1.2 1.3 1.4 1.5 1.6 1.7 1.9
Capas gruesas, hueco de 8 in. (203 mm), efecto
skin corregido, lodo DIS-EA o equivalente

Figura 6.8 Carta tornado para corregir por invasión las lecturas de la herramienta de doble
inducción DIL-SFL (tomado de Cartas Schlumberger, 2000).
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


6 - 11
Bajo condiciones de operación favorables las lecturas de las sondas de inducción no se
corrigen, porque se asume que la herramienta lee la resistividad verdadera de la
formación. Se considera desfavorables las siguientes condiciones: lodos muy salados,
diámetro de pozo mayor a 10” para sondas centradas, invasión muy profunda mayor a 3
veces el diámetro de pozo, resistividad R
t
mayor a 250 m y espesor de capa menor al
espaciado de la sonda.

En el evento que se requiera corregir por uno o varios efectos ambientales, las
correcciones se deben aplicar en la siguiente secuencia: corrección por efecto de pozo,
corrección por espesor de capa y finalmente corrección por invasión, como se ilustra en la
figura 6.9.

6.10 PERFIL DE DOBLE INDUCCIÓN

La gran aceptación que tiene en la industria la herramienta de doble inducción, DIL, se
explica por su amplio rango de aplicación y por las ventajas comparativas que ofrece.

Ventajas del perfil DIL

 El perfil DIL es muy efectivo en pozos con lodos moderadamente conductivos, no
conductivos y en pozos vacíos.

 La resolución vertical es buena; la herramienta convencional proporciona valores
confiables de R
t
para espesores mayores de 5’ y las herramientas de alta resolución
proporcionan lecturas confiables en capas delgadas de hasta 2’.

 Mide con exactitud resistividades menores que 10 m, pero no es confiable en
reservorios con resistividades mayores que 250 m, porque en este caso la señal de
formación resulta muy débil.

 Permite determinar con exactitud R
t
aún en casos de invasión profunda. Además la
separación de las curvas IL
d
, IL
m
y R
xo
permiten conocer el perfil de invasión.

Limitaciones del perfil DIL

 No es confiable en reservorios con resistividades mayores a 250 ·m. En estos casos
se recomienda usar el perfil DLL.

 En pozos de gran diámetro con lodo salino la herramienta se afecta y arroja
resistividades muy bajas. En estos casos se recomienda usar el perfil DLL.








Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


6 - 12



RSFL RIM RILd
(RSFL)cor (RIM)cor (RILd)cor
Lecturas de
perfiles
Corrección
por efecto
de pozo
Rm, dh
Corrección
por efecto
de espesor
de capa, h
Corrección
por efecto
de invasión
Obtención de
parámetros
corregidos
GUÍA PARA CORREGIR LECTURAS DE LOS PERFILES DIL - RSFL
Rint-4
Carta tornado
Rint-2c
Rcor-5
Rcor-5
Rcor-1
Rt , Rxo






Figura 6.9 Guía para corregir las lecturas de la herramienta DIL-SFL (tomado de
Halliburton, 1991)

20

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


6 - 13
6.11 PRESENTACIÓN DEL PERFIL DE INDUCCIÓN

En los perfiles de doble inducción, DIL, las curvas de inducción profunda IL
d
e inducción
media IL
m
se grafican en las pistas 2 y 3 en unidades de resistividad y en escala
logarítmica y van acompañadas de un tercer perfil de investigación somera, generalmente
el LL8 o el SFL (Figura 6.10).

En el perfil de inducción sencilla ISF/Sónico, la curva de inducción se grafica en las pistas
2 y 3, en unidades de resistividad y en escala logarítmica; esta herramienta también va
acompañada de la curva SFL (Figura 6.11).

Cuando la sonda de inducción se acompaña con las sondas de porosidad neutrónica o de
densidad, se utiliza grilla hibrida y en este caso los perfiles de inducción van en la pista 2,
en escala logarítmica, y los perfiles de porosidad en la pista 3, en escala lineal.

POTENCIAL
ESPONTÁNEO
milivoltios
RESISTIVIDAD
ohm - m
2
/m
0.2 1.0 10 100 1000
20
- +
ILd
ILm
LL-8


Figura 6.10 Perfil de doble inducción DIL acompañado por el perfil LL8
(tomado de Schlumberger, 1972)

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


6 - 14
6.12 EJERCICIOS

Ejercicio 6.1

El perfil ISF de la figura 6.11 se registró una secuencia de arenisca-shale de edad
Terciario. En el tramo 11972 - 12046 pies, la porosidad es igual a Φ = 20% y se mantiene
uniforme. Del encabezado del pozo se conoce que R
mf
=0.65 m a 75° F, BHT =260° F a
12800 pies. Asumir T
s
=80° F.
1. Con la información de los perfiles SP, GR y resistividad IL
d
delimitar las zonas de
interés
2. Señalar profundidad del contacto agua aceite (si existe alguno)
3. Determinar el valor del R
w
a partir del SP
4. Estimar saturación de agua para cada zona de interés
5. Recomendar zonas a probar

SP (MV) SFLU (OHMM)
GR (GAPI) ILD (OHMM)
0 150
-80 20
0.2 2000
0.2 2000
11950
12000
Prof. (ft)
SP (MV) SFLU (OHMM)
GR (GAPI) ILD (OHMM)
0 150
-80 20
0.2 2000
0.2 2000
ILD
SFL
GR
SP
12050


Figura 6.11 Perfil de inducción sencilla, IES, acompañado por el SFL.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


6 - 15
Ejercicio 6.2

La zona A señalada en el perfil de inducción de la figura 6.12 consiste de arenisca de edad
Cretáceo. Del encabezado del perfil se conoce la siguiente información: R
mf
=2, 21 m a
90° F, BHT =123° F a 3300 pies. Asumir T
s
=60° F

1. Determinar el R
w
del SP
2. Estimar el S
w
de la zona A.
20
MILIVOTIOS DE
POTENCIAL
GAMMA
20 120
Unidades API para
Rayos Gamma
RESISTIVIDAD EN
OHMS.M2/M
0
GUARDA
SOMERA AMP.
INDUCCIÓN
CONDUCTIVIDAD
GUARDA
SOMERA 20
0 4
1000 0
2000 1000
0 20
0 200
Rmf 1.58 a 123 °F
A
B
SP
GUARDA
SOMERA
AMPLIFICADA
CONDUCTIVIDAD
GAMMA
-100
INDUCCIÓN
1370
GUARDA
SOMERA
135


Figura 6.12 Perfil de inducción (tomado de Bassiouni, 1994)
Ejercicio 6.3

El perfil DIL-SFL de la figura 6.13 corresponde a un pozo perforado con lodo dulce (R
mf
>
3R
w
). De la zona de interés se conoce que es una arenisca de porosidad uniforme igual a
Φ =15% y que su R
w
obtenido de un prueba DST es igual a 0.5 m a T
f
. Asumir que no
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


6 - 16
se requiere corregir las resistividades R
SFL
, R
ILM
y R
ILD
por efecto de pozo y ni por espesor
de capa.

1. Leer las resistividades R
SFL
, R
ILM
, y R
ILD
a 8760 pies y corregir R
t
y R
xo
por invasión
mediante la carta tornado Rint-2c
2. Leer de la carta Rint-2c el diámetro de invasión
3. Estimar la S
w
para la zona de interés
4. Explicar porqué la resistividad R
SFL
es mayor que la resistividad R
ILD

5. Recomendar

si completar o abandonar el pozo.

8700
8800
8748
8774
0.2 2000
0.2 2000
0.2 2000
ILD (OHM.m)
ILM (OHM.m)
SFLU (OHM.m)
QLRA (ROX/Rt)
-170 30
-160 40
SP (mV)
PROF.
20
- +
0.21 @ 65°F
160°F
@ °F
Rmf a la temperatura medida
Rmc a la temperatura medida
Máxi ma temperatura medi da
10085 ft
7
7
/8
F G M
0.067 @ 67°F
Profundi dad
Diámetro de broca
Tipo de flui do en el pozo
Rm a l a temperatura medi da
ROX/Rt
SP
RILD
RILM
RSFL

Figura 6.13 Perfil DIL-SFL (tomado de Asquith, 1982)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


6 - 17



0.2 2000
0.2 2000
0.2 2000
ILD (OHM.m)
ILM (OHM.m)
SFLU (OHM.m)
QLRA (ROX/Rt)
-170 30
-160 40
SP (mV)
0.21 @ 65°F
160°F
@ °F
Rmf a l a temperatura medi da
Rmc a l a temperatura medi da
Máxi ma temperatura medida
10085 ft
7
7
/8
F G M
0.25 @ 65°F
Profundidad
Di ámetro de broca
Ti po de fluido en el pozo
Rm a l a temperatura medida
5870
5970
5900
PROF.
SP
ROX/Rt
20
- +
RILD
RILM
RSFL
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


6 - 18
CORRECCIÓN DE PERFILES DE INDUCCIÓN POR ESPESOR DE CAPA
6FF40 o ILd y 6FF28
Estas cartas corrigen por espesor de capa las lecturas de los perfiles 6FF40 o ILd y 6FF28 en capas
de espesor mayor a 4 pies (1.2 m). Estas cartas incluyen la corrección del efecto pelicular*.
Seleccione la carta apropiada según el valor de la resistividad de la capa adyacente (RS). Ingrese con
el espesor de capa y encuentre el valor Ra a corregir. Lea en el eje de las ordenadas el valor RIDcor.
Para corregir las lecturas del perfil 6FF28, multiplicar el espesor por el coeficiente de los
espaciamientos (1.43). Por ejemplo, para una lectura de la sonda 6FF28 en una capa de 7 pies, el
espesor de capa a utilizar para ingresar a la carta es 7 x 1.43 =10 pies.
* Las herramientas de inducción de Schlumberger corrigen automáticamente el efecto pelicular. Sin embargo, estas
correcciones están basadas en la señal de conductividad total medida por la herramienta, y son correctas solo en
capas homogéneas, anisotrópicas y de extensión considerable. En capas delgadas, se requieren ajustes a la
corrección inicial de la herramienta, los cuales están incluidos en estas cartas.
Espesor de capa
Espesor de capa Espesor de capa
Espesor de capa

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

7. PERFIL SÓNICO

7.1 INTRODUCCIÓN

El perfil sónico fue desarrollado por el año 1950 y su objetivo inicial consistió en
determinar velocidades sísmicas, a fin de convertir las secciones sísmicas, con escala
vertical expresada en unidades de tiempo, en secciones estructurales con escala vertical
dada en pies o metros.

Los primeros perfiles sónicos o “perfiles continuos de velocidad” comenzaron a utilizarse
ampliamente en pozos exploratorios y de desarrollo, después de que se descubrió que se
podía extraer de ellos información confiable sobre la porosidad de las formaciones.

7.2 USOS DEL PERFIL SÓNICO

La herramienta sónica es la más versátil de todas las herramientas utilizadas en la
evaluación de formaciones. Además de su uso primordial como indicador de porosidad,
tiene otras muchas aplicaciones.

El perfil sónico en hueco abierto se utiliza para:

- Identificar litologías y zonas de gas
- Determinar propiedades mecánicas de las rocas: velocidades V
c
y V
s
, módulos elásticos,
presión de poro, gradiente de fractura y anisotropía
- Construir sismogramas sintéticos en combinación con el registro de densidad
- Analizar variaciones de amplitud versus separación, mediante la técnica AVO
- Calibrar la sísmica de superficie con el perfil sónico de pozo
- Adquirir imágenes de la pared del pozo por ultrasonido
- Detectar fracturas y estimar permeabilidad mediante las ondas Stoneley

El perfil sónico en hueco revestido se usa para:

- Evaluar la calidad de la adherencia del revestimiento
- Evaluar la calidad del cemento
- Evaluar el aislamiento hidráulico de las zonas de interés
- Evaluar la corrosión del revestimiento.

7.3 FUNDAMENTO TEÓRICO

Las ondas acústicas son energía mecánica que viaja a través de un medio, en forma de
pequeñas perturbaciones de las partículas de ese medio. Al paso de una onda primaria o
compresional, P, la energía acústica hace vibrar las partículas del medio en dirección
paralela a la dirección de avance de la onda y al paso de una onda secundaria o de corte,
S, las partículas del medio vibran en dirección perpendicular a la dirección de avance de la
onda (Figura 7.1). Como resultado de este mecanismo de propagación, las ondas
compresionales siempre viajan más rápido que las ondas de corte. La velocidad de
propagación depende de las propiedades elásticas y de la densidad de los diferentes
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


7 - 2
medios en que se propagan las ondas: a mayor rigidez de un medio mayor es su velocidad
de propagación.
Ondas S Ondas P y S
Onda de
corte
Dirección de
propagación
Movimiento
de partículas


Figura 7.1 Mecanismo de propagación de las ondas P y S. (tomado de Halliburton, 1991)

Las ondas compresionales se propagan en cualquier medio, a diferencia de las ondas de
corte que sólo se propagan en sólidos, porque los líquidos y los gases poseen baja
viscosidad y no pueden soportar el esfuerzo de corte. En medios de mediana y alta
viscosidad, las ondas de corte se propagan, pero son atenuadas rápidamente.

7.4 PROPAGACIÓN DE ONDAS EN UN POZO LLENO CON LODO

La propagación de ondas acústicas en un pozo lleno con lodo es muy compleja, debido a
la geometría del conjunto, a la presencia de la herramienta dentro del pozo y la naturaleza
porosa del medio (Figura 7.3).

En razón a que el transmisor de la señal acústica se encuentra en el centro del pozo,
rodeado por el lodo y a que las ondas de corte no se trasmiten a través de fluidos, la
señal acústica, que se propaga del transmisor es una onda compresional, que viaja en
todas direcciones, a través de los diferentes medios que rodean la herramienta:

- A través de la formación
- A lo largo de la columna de lodo
- A lo largo de la herramienta misma
- A lo largo de la interfase columna de lodo-formación

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


7 - 3
Eventualmente todas las señales que viajan a diferente velocidad de propagación, por los
diferentes medios, llegan al receptor (transductor) que convierte su energía acústica en
pulsos eléctricos que son enviados a superficie y registrados en forma digital.

La señal acústica que llega al receptor es bastante compleja y está compuesta por varios
tipos de ondas, como se aprecia en la pantalla de un osciloscopio. El orden de llegada es
el siguiente: onda compresional o primaria, onda de corte, onda de lodo y onda Stoneley
(Figura. 7.2)
Señal del
transmi sor
Onda
compresi onal
Onda de
corte
Onda
de lodo
Onda
Stoneley
Amplitud

Figura 7.2 Orden de llegada del tren de ondas de la señal acústica.

La primera onda en llegar al receptor siempre es la onda compresional o primaria, P, que
se propaga a través de la formación; enseguida llega la onda de corte o secundaría, S,
que viaja por la misma trayectoria que la onda P pero a menor velocidad que esta. La
onda de corte se origina en el punto en que la onda compresional choca con la formación,
después de atravesar la columna de lodo. La tercera onda en llegar al receptor es una
onda P que viaja a baja velocidad a lo largo de la columna de lodo. La última onda en
llegar es la onda Stoneley que viaja a lo largo de la interfase columna de lodo-formación.
La señal acústica que viaja por la herramienta misma llega tarde al receptor, porque la
herramienta está diseñada para atenuar esta energía alargando artificialmente su tiempo
de viaje.

El estudio de las características del tren de ondas que llega al receptor, tales como
velocidad, frecuencia, amplitud y atenuación, brinda valiosa información acerca de las
propiedades de la formación y ha propiciado el desarrollo de diversas herramientas
sónicas, desde la herramienta sónica convencional, que únicamente mide el tiempo de
llegada de la primera onda P para determinar porosidad, hasta la herramienta sónica de
onda completa, que registra todo el tren de ondas y utiliza la información de las ondas
Stoneley, para determinar porosidad de las rocas de forma más precisa y además
identificar zonas fracturadas y permeables.

7.5 PRINCIPIO DE OPERACIÓN

La herramienta sónica convencional mide el tiempo de viaje que gasta una onda
compresional, P, en recorrer un pie de una formación. Este tiempo de viaje se denomina
tiempo de tránsito interválico, At
c
, y se expresa en microsegundos por pie (μseg./pie).

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


7 - 4
La herramienta sónica convencional consiste de un transmisor de ondas acústicas de
20000 ciclos/seg y de uno o más receptores. El transmisor, T, de la herramienta genera
una señal acústica, mediante un cristal de cuarzo piezoeléctrico, que vibra al paso de una
corriente pulsante o corriente variable de alta frecuencia. La señal emitida viaja en todas
direcciones a través de los diferentes medios y llega a los receptores R
1
y R
2
,
localizados en el extremo inferior de la herramienta, los cuales la convierten en un pulso
eléctrico que es enviado a superficie (Figura 7.3).

La herramienta sónica convencional mide el tiempo transcurrido desde el instante en que
la señal acústica sale del transmisor, t
o
, y llega al receptor cercano, Δt
1
, y luego al
receptor lejano de la herramienta, Δt
2
; si se conoce el espaciado, L, entre los dos
receptores (por lo general 2 pies) se puede calcular la lentitud o tiempo, Δt
c
, que tarda la
señal en atravesar un pie de formación (Figura.7.3)

L
t t
t
c
1 2
÷
= A
Ec. 7.1

T
R1
R2
Espaciamiento
Sin retorno
Lodo Formación
Refracción total
Intervalo medido por At
t0
t1
P S
S
P
L
t0
t2
P S
At =
t2 - t1
L
(Los ángulos están
exagerados en la figura)


Figura 7.3 Herramienta sónica convencional que opera con un transmisor y dos
receptores (tomado de Halliburton, 1991)

La onda P que sale del transmisor al tiempo, t
o
, se propaga por el lodo, formando un frente
de onda esférico que al llegar a la pared del pozo, se refracta y se divide en una onda
primaria o compresional y en una onda secundaria o de corte. La mayor parte de la
energía acústica que sale del transmisor no llega al receptor; únicamente llega aquella
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


7 - 5
energía que viaja por trayectorias que inciden en la pared del pozo bajo el ángulo critico
de refracción y que se propaga por refracción total, siguiendo la Ley de Snell, a lo largo de
la interfase lodo-formación pero que viaja con la velocidad de la formación, en forma de
ondas P y S. Esta energía, a su vez, se refracta bajo el ángulo crítico, atraviesa el lodo en
y finalmente alcanza los receptores.

Las herramientas sónicas modernas, llamadas compensadas, consisten de dos receptores
omnidireccionales en la parte central y de dos transmisores, uno en cada extremo, que
miden alternadamente el tiempo de viaje en sentido descendente y ascendente. En la
herramienta sónica compensada, la distancia entre transmisor - receptor cercano, es de 3
pies y el espaciado entre los dos receptores es de 2 pies (Figura 7.4).

R1
R2
T1
T2
T2
T4
T3
T1


Figura 7.4 Herramienta sónica compensada (tomado de Brock, 1984)

El diseño de operación de la herramienta compensada permite eliminar matemáticamente
el error en la medición del tiempo de viaje, originado por irregularidades en la pared del
pozo, como la que se aprecia en la figura 7.4, aplicando la siguiente ecuación:

( ) ( )
4
T T T T
t
2 error 1 error 4 3
c
+ ÷ +
= A
Ec. 7.2
Como se puede deducir, en el proceso de promediación el error es sustraído o cancelado
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


7 - 6
y se obtiene directamente el tiempo de tránsito que gasta la señal acústica en atravesar un
pie de formación (Brock, 1984). La pérdida de centralización de la herramienta dentro del
pozo, afecta la medición del tiempo de viaje de igual manera que las irregularidades en la
pared del pozo. Las herramientas compensadas corrigen por estos efectos.

7.6 SALTO DE CICLO

La diferencia en tiempo de llegada del primer pico positivo, E
1
, de la onda compresiva al
receptor cercano, R
1
, y al receptor lejano, R
2,
determina de forma directa el valor correcto
de At
c
; sin embargo, cuando debido a atenuación de la energía, la amplitud del primer pico
de la onda P que llega al receptor lejano, R
2
, es muy baja, inferior a cierto nivel umbral de
diseño, este receptor no registra el tiempo de llegada del primer pico positivo, E
1
, sino que
registra el tiempo de llegada del pico E
3
, lo que significa que mide un At
c
erróneo, mayor
en un tiempo igual a una longitud de onda (Figura. 7.5). Este problema se conoce con el
nombre de “salto de ciclo” y se manifiesta en la curva At
c
en forma de picos muy agudos y
delgados que apuntan hacia la izquierda, señalando alto valor de tiempo de tránsito.

A pesar de que ambos
receptores saltaron un
ciclo, el At es correcto
t1
E1
E3
E5
t2
E1
E3
R1
R2
Tiempo At
Amplitud cero
Nivel umbral
de energía
R1
R2
Tiempo At
Amplitud cero
Nivel umbral
de energía
Operación normal
R2 saltó un ciclo, luego el
At medido es erróneo
E1
E3
E5
t1
t2
E1
E3
R1
R2
Tiempo
Amplitud cero
Nivel umbral
de energía
E1
E3 E5
t1
t2
At
At' =At +ì
E1
E3
E5

Figura 7.5. Ilustración del salto de ciclo por atenuación de la señal
(tomado de Hilchie, 1982)
De otro lado, cuando el nivel umbral de energía, con que se calibran los receptores de la
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


7 - 7
herramienta, se selecciona muy bajo, la herramienta se hace muy sensible y se corre el
riesgo que el receptor cercano R
1
sea activado por el ruido ambiental generado por el
desplazamiento de la herramienta a través del lodo y no por la señal acústica proveniente
del transmisor. Cuando esto ocurre, el tiempo de tránsito, calculado a partir de la
diferencia de tiempos de activación de los dos receptores resulta anómalamente largo.

En ocasiones, la señal acústica llega tan débil a los dos receptores que estos no registran
el tiempo de llegada del primer pico positivo, E
1
, sino que ambos registran el tiempo de
llegada del pico E
3
,

de mayor amplitud,

lo que significa que la herramienta mide un At
c

coincidencialmente correcto, pero con atraso de un ciclo (Figura 7.5).

7.7 DETERMINACIÓN DE POROSIDAD

El tiempo de tránsito interválico, At
c
, también llamado lentitud, se mide en microsegundos
por pie (μseg/pie) y es el recíproco de la velocidad de una onda compresional expresada
en pie/segundo.

( )
( ) seg / pie V
10
pie / seg t
6
c
= µ A
Ec. 7.3

El tiempo de tránsito interválico, At
c
, es función de los siguientes factores:

- Porosidad de la formación (a mayor porosidad mayor lentitud At
c
).
- Litología o matriz de la formación
- Fluido presente en la zona lavada de la roca porosa

Lo anterior significa que para determinar la porosidad a partir de un perfil sónico es
indispensable conocer la litología (matriz), en frente de la zona de interés y el tipo de lodo
utilizado, pues cada litología se caracteriza por un valor constante de matriz, Δt
ma
, como
se indica en la Tabla 7.1

Tabla 7.1 Velocidades sónicas y tiempos de tránsito para diferentes
matrices (Schlumberger, 1972)

MATRÍZ V
ma
(ft/sec)
t
ma

(sec/ft)
t
ma
(sec/ft)
más usada
Arenisca
Caliza
Dolomita
Anhidrita
Sal
Casing (hierro)
Shale
18000 - 19500
21000 - 23000
23000 - 26000
20000
15000
17500
6000 - 16000
55.5 - 51.0
47.6 - 43.5
43.5 - 38.5
50.0
66.7
57.0
167 - 62.5
55.5 – 51.0
47.6
43.5
50.0
67.0
57.0
-

Ecuación de Wyllie

Wyllie propuso en 1958 un modelo matemático, según el cual, el tiempo total de viaje de la
señal acústica es igual a la suma del tiempo que gasta la señal en atravesar la matriz o
parte sólida de la roca, más el tiempo de viaje que gasta la señal a través del fluido
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


7 - 8
contenido en los poros. Esta ecuación se conoce como ecuación de tiempo promedio de
Wyllie, WTA, y aunque no es una solución exacta de la porosidad, se acepta que ofrece
una buena aproximación. El modelo matemático de los dos medios propuesto por Wyllie
se representa gráficamente en la figura 7.6
Espacio poroso
Matríz
|
(1 - |)
At
f
At
ma


Figura 7.6 Modelo de Wyllie de los dos medios

Del modelo anterior se obtiene el tiempo total de viaje:
At
c =
At
ma
(1-|) +At
f
.(|)
At
c
=At
ma
- At
ma.
| +At
f
|
At
c
=At
ma
+| (At
f
-At
ma
) Ec. 7.4

Se despeja la porosidad de la ecuación anterior y el resultado se multiplica por 100 para
expresar la porosidad en unidades de porosidad:
ma f
ma c
S
t t
t t
A ÷ A
A ÷ A
= 
Ec. 7.5
Donde:
|
s
=porosidad sónica (%)
At
c
=tiempo de viaje de onda compresional en frente de zona de interés
At
ma
=tiempo de viaje de onda compresional a través de la matriz
At
f
=tiempo de viaje de onda compresional a través del lodo

La profundidad de investigación de la herramienta es muy somera (unas pocas pulgadas),
de forma que la señal acústica se propaga por la zona lavada, donde los poros están
llenos con filtrado de lodo, lo que significa, que el At
f
del fluido, cuando en el pozo hay lodo
dulce, es de 189 μseg/pie que equivale a V=5.300 pie/seg y de 185 μseg/pie que equivale
a V=5.400 pie/seg, cuando en el pozo hay lodo salado.

La carta de la figura 7.7 se utiliza para convertir el tiempo de tránsito, At
c
, a unidades de
porosidad sónica, Φ
s
; para realizar esta conversión se ingresa por el eje de las abscisas
con el At
c
, se intercepta la línea recta continua de velocidad de matriz, que corresponde a
la litología del reservorio y se lee la Φ
s
en el eje de las ordenadas. Cuando existen
litologías mixtas, como caliza-dolomítica o arenisca-calcárea se seleccionan líneas
intermedias de matriz.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


7 - 9

La anterior conversión también se puede hacer utilizando las líneas curvas de velocidad
de matriz, construidas con observaciones petrofísicas empíricas realizadas durante
muchos años, que proporcionan porosidades sónicas que correlacionan mejor con las
porosidades obtenidas con las herramientas neutrónica y de densidad, que las
porosidades obtenidas mediante la formula de Wyllie.

Vr =5300 pie/seg
At, tiempo de tránsito (µseg/pie)
30 40 50 60 70 80 90 100 110 120 130
0
10
20
30
40
50
0
10
20
30
40
50
Bcp
1.1
1.2
1.3
1.4
1.5
1.6
Vma (pie/seg)
Tiempo promedio
Observación de campo


Figura 7.7 Carta de conversión de Δt
c
a unidades de porosidad. (tomado de Cartas
Schlumberger, 1972)

7.7.2 Ecuación de Raymer-Hunt-Gardener

La formula de Raymer-Hunt-Gardener, RHG, al igual que la de Wyllie, también es
empírica, pero correlaciona mejor que aquella, con las porosidades medidas sobre núcleos
u obtenidas con las herramientas neutrónicas y de densidad.

c
ma c
s
t
t t
7 . 0
A
A ÷ A
= |
Ec. 7.6
En esta ecuación los valores típicos de tiempo de tránsito en la matriz son: 56 para
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


7 - 10
arenisca, 49 para caliza y 44 para dolomita.

7.8 POROSIDAD EN ROCAS CALCÁREAS

La formula de Wyllie, propuesta para rocas detríticas, también es aplicable a rocas
calcáreas con porosidad intergranular o intercristalina, con poros de forma y tamaño
uniformes y distribución homogénea. Pero cuando las rocas calcáreas poseen porosidad
secundaria por formación de oquedades y fracturas, la fórmula de Wyllie proporciona
porosidades muy bajas debido a que la herramienta sónica registra únicamente las ondas
que se propagan a través de la matriz, las cuales llegan primero que las ondas
interceptadas por las oquedades y las fracturas, lo que significa que la herramienta sónica
es ciega a la porosidad secundaria y en consecuencia mide únicamente porosidad
primaria.

Si en el estudio de rocas calcáreas, además del perfil sónico, se dispone de un perfil
neutrónico o de un perfil de densidad, (ambos miden porosidad total), la anterior limitación
del perfil sónico se convierte en una ventaja, porque si se resta a la porosidad total la
porosidad sónica se obtiene el índice de porosidad secundaria IPS, que es un parámetro
muy importante en la delimitación de yacimientos en reservorios calcáreos.

IPS (%) =(|
T
- |
S
) Ec.7.7

7.9 FACTORES QUE AFECTAN EL PERFIL SONICO

7.9.1 Efecto de baja consolidación

En areniscas jóvenes no compactadas o de bajo grado de consolidación, la fórmula de
Wyllie debe ser corregida con un factor por compactación B
cp
:
|
|
.
|

\
|
A ÷ A
A ÷ A
=
p c ma f
ma c
B t t
t t
s
1

Ec. 7.8
El factor B
cp
se aplica cuando el At
sh
del shale aledaño es mayor a 100 pies/seg; de no
aplicarse el factor de compactación, B
cp
, la porosidad sónica calculada con la ecuación 6.4
resulta muy alta.

El factor de compactación se obtiene así:
100
c t
B
sh
p c
A
=
Ec. 7.9
Donde:
At
sh
=tiempo de viaje de la onda compresional del shale adyacente.
c =coeficiente de compactación del shale
100 =tiempo de viaje en shale compactado

La carta de la Figura 7.7 también se puede usar para determinar el valor de la corrección
por compactación, después de haber determinado la porosidad. Por ejemplo, si se ingresa
con una porosidad sin corregir de 40% y con un At
sh
de shale aledaño de 120 pies/seg,
entonces el factor B
cp
=1.2, lo que significa que la porosidad corregida por compactación
será igual a:
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


7 - 11
% 3 . 33 ) 883 . 0 ( 40
2 . 1
1
= =
|
.
|

\
|
= s c  


El factor de compactación, B
cp
, también se puede hallar dividiendo el valor de la porosidad
sónica por el valor de la porosidad calculada para una zona acuífera y limpia, a partir de la
formula propuesta por Archie para la saturación de agua:

|
|
=
s
cp
B Ec. 7.10

m
o
w
R
R a
1
|
|
.
|

\
|
= 
Ec. 7.11

Cuando se dispone de lecturas de porosidad obtenidas en frente de zonas acuíferas y
limpias, con la combinación de perfiles sónico-densidad, el factor B
cp
se puede hallar así:

D
s
cp
B
|
|
=
Ec. 7.12
En lugar del perfil de densidad se puede utilizar la combinación sónica - neutrónica, con la
ventaja que esta admite lecturas en zonas acuíferas algo arcillosas, porque estas dos
herramientas responden de forma similar a la presencia de arcilla:
N
s
cp
B
|
|
=
Ec. 7.13
El coeficiente de compactación del shale, c, de la ecuación 7.9, varía entre 0.8 - 1.2 y
depende del área geográfica; en la Costa del Golfo alcanza el valor máximo y en
condiciones continentales disminuye a 0.8 (Dresser Atlas, 1982). Cuando no se cuenta
con información específica usualmente se toma c =1.

Las areniscas porosas sobrepresionadas generalmente infrayacen a shales también
sobrepresionados, los cuales, debido al exceso de agua que contienen, son fácilmente
reconocibles en los perfiles porque presentan las siguientes características:

- Altos valores de At
c
en el perfil sónico
- Baja densidad en el perfil de densidad
- Baja resistividad o alta conductividad en los perfiles eléctricos.

Estas características sirven de criterio para predecir reservorios sobrepresionados, que
pueden hallarse incluso a 1000 pies por debajo de niveles de shale sobrepresionados.
Esto quiere decir que para aplicar este criterio, es necesario entonces perforar y registrar
el pozo por tramos, estudiando los shales sobrepresionados, antes de alcanzar las rocas
reservorio objetivo.

7.9.2 Efecto del hidrocarburo

En frente de formaciones de alta porosidad, la profundidad de invasión es muy somera y
en estos casos el tiempo de viaje resulta influenciado no solo por el filtrado de lodo sino
también por los fluidos originales. La presencia de hidrocarburo residual en la zona lavada
de una formación, aumenta el At
c
porque en los hidrocarburos la lentitud es mayor que en
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


7 - 12
el agua. En consecuencia, la porosidad |
s
calculada en zonas con aceite residual resulta
mayor que la real; este problema se acentúa si en la zona lavada hay gas residual.

D. W. Hilchie (1982) propuso utilizar las siguientes correcciones puramente empíricas,
basadas en la comparación de la respuesta sónica en formaciones acuíferas limpias, con
la respuesta de esas mismas formaciones pero con aceite o gas.

Para zonas con gas residual, | =0.7 |
s
Ec. 7.14
Para zonas con aceite residual, | =0.9 |
s
Ec. 7.15

La porosidad sónica también resulta muy alta en formaciones no compactadas que
contengan aceites livianos, aún después de aplicar la corrección por compactación.

7.9.3 Efecto de la presencia de shale

En la mayoría de las areniscas, consolidadas y no consolidadas, la presencia de shale
hace que se aumente el At
c
proporcionalmente al volumen de shale presente, porque el
sonido se propaga con menor velocidad en el shale que en matriz de arena. Cuando se
aplica la ecuación de Wyllie, a una arenisca con shale, se obtiene una porosidad sónica
aparente que es mayor a la porosidad efectiva de la arenisca. En consecuencia, se
requiere introducir una corrección por contenido de shale para obtener una porosidad
sónica efectiva, libre del efecto del shale.

La corrección por shale no solo depende del volumen de shale presente, el cual se puede
determinar por alguno de los métodos conocidos (SP, rayos gamma o interrelación de los
perfiles neutrónico-densidad), sino que además depende de la forma como está distribuido
en la formación porosa: shale estructural, shale laminar o shale disperso.

En areniscas con shale distribuido de forma estructural, el tiempo de viaje At
c
a través de
la matriz prácticamente no se afecta, de donde se concluye que la herramienta sónica es
ciega a esta forma de shale, por tanto no se requiere corrección.

Dresser Atlas (1982) propone las siguientes correcciones para obtener porosidad efectiva
en areniscas con shale distribuido en forma laminar o dispersa, teniendo en cuenta el
grado de consolidación de la formación:

En areniscas con shale laminar se asume que el tiempo de viaje en las láminas de shale
es igual que en las capas de shale adyacente. Para areniscas consolidadas con shale
laminar la ecuación de tiempo promedio de Wyllie se expresa así:

( ) ( ) ( )
ma sh sh sh f c
t . V 1 t . V t . t A ÷ | ÷ + A + A | = A Ec 7.16
Despejando la porosidad:

|
|
.
|

\
|
A ÷ A
A ÷ A
÷
|
|
.
|

\
|
A ÷ A
A ÷ A
= |
ma f
ma sh
sh
ma f
ma c
t t
t t
V
t t
t t
Ec. 7.17
El efecto del shale laminar se corrige restando la porosidad del shale a la porosidad
sónica. En forma simplificada esta ecuación se puede expresar de la siguiente forma:
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


7 - 13

sh sh s
V    ÷ = Ec. 7.18

Para areniscas no consolidadas con shale laminar:

|
|
.
|

\
|
A ÷ A
A ÷ A
÷
|
|
.
|

\
|
A ÷ A
A ÷ A
= |
ma f
ma sh
sh
p ma f
ma c
t t
t t
V
C
1
t t
t t
Ec. 7.19
En areniscas con shale disperso entre los granos de la matriz, la respuesta sónica es casi
igual a si en los poros hubiera solamente agua. Para areniscas consolidadas con shale
disperso la ecuación de tiempo promedio de Wyllie queda así:
( ) ( )
ma sh f sh c
t V t V t A ÷ ÷ + A + = A   1 Ec.7.20
Despejando la porosidad:

sh
ma f
ma c
V
t t
t t
÷
|
|
.
|

\
|
A ÷ A
A ÷ A
= |
Ec.7.21
En forma simplificada la anterior ecuación se puede escribir así:

sh s
V ÷ | = | Ec. 7.22
Para areniscas no consolidadas con shale disperso la ecuación de Wyllie se corrige así:
sh
p ma f
ma c
V
C
1
t t
t t
÷
|
|
.
|

\
|
A ÷ A
A ÷ A
= | Ec. 7.23
7.9.4 Efectos ambientales

El tiempo de viaje de la señal acústica, Δt
c
, esta influenciado por los siguientes factores
ambientales:
- Gas en el lodo
- Diámetro de pozo muy grande
- Formaciones de baja velocidad
- Zona de alteración por invasión

Debido a que la herramienta sónica usualmente se corre centrada en el pozo, la señal
acústica debe atravesar la columna de lodo y si el lodo contiene burbujas de gas, la
energía de la señal se atenúa al punto que los receptores no alcanzan a captarla. Este
efecto exige detener el registro y recircular el lodo hasta que desaparezca el gas.

En pozos de gran diámetro, puede suceder que la primera señal en llegar al receptor sea
la onda P que viaja directamente por el lodo del transmisor al receptor y no la onda
compresional que viaja por la formación, por tanto, no es posible medir el tiempo de
transito Interválico, Δt
c
, con el cual estimar la porosidad. En esta eventualidad, una
solución consiste en correr la herramienta descentrada, a una distancia de 1 pulgada de la
pared del pozo para acortar el tiempo de viaje de la señal que se propaga por la
formación; otra solución consiste en utilizar la herramienta sónica de espaciado largo, que
aumenta la posibilidad que la primera onda en llegar al receptor sea la onda compresional
que viaja por la formación.

En formaciones de baja velocidad, el tiempo de viaje de la onda compresional, Δt
c
, se
hace muy largo y en consecuencia, con la herramienta sónica estándar de 2 pies de
espaciado, no es posible medir Δt
c
por la misma razón anterior. La solución en este caso
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


7 - 14
es utilizar la herramienta de espaciado largo o la herramienta sónica dipolar.

El proceso de perforación y el de invasión pueden alterar la zona próxima a la pared del
pozo; si se forma zona de alteración y si la lentitud de la onda que viaja por la zona
alterada, Δt
alt
, es menor que la lentitud de la señal a que viaja por la zona no alterada
Δt
form
,

entonces la señal de la zona alterada que llega primero al receptor, es vista por la
herramienta sónica como Δt
c
y en este caso no es posible conocer la lentitud de la zona no
alterada, Δt
form
, a menos que en lugar de la sonda estándar de 2 pies de espaciado, se
utilice una herramienta con espaciado largo de 8, 10 o 12 pies., que tiene mayor
profundidad de investigación.



7.10 CONTROL DE CALIDAD Y CALIBRACIÓN.

La atenuación de la onda acústica compresional es la principal causa de lecturas erróneas
en el perfil sónico, que en condiciones extremas se manifiesta en el perfil como saltos de
ciclo. El desplazamiento de la herramienta hacia la cabeza del pozo, genera ruido de alta
frecuencia que se superpone a la señal acústica de la formación. Este problema se
soluciona limitando la velocidad de registro a 10-30 pies/min.

Como en los demás perfiles, si la sección repetida, de por lo menos 200 pies de longitud,
coincide dentro de unos pocos microsegundos con el mismo tramo del perfil principal, se
considera que la calibración es aceptable.

En hueco abierto, otra buena prueba de calibración de la herramienta consiste en verificar
el tiempo de transito interválico en frente de capas guía de litología con tiempos de transito
conocidos. En hueco revestido, una buena forma de controlar la calibración de la
herramienta sónica consiste en registrar el tiempo de tránsito interválico en frente de un
tramo con revestimiento libre, donde es de esperar que la onda que viaja por el
revestimiento, sin cementar, sea la primera en llegar y lea aproximadamente 57 μseg/pie.

7.11 PRESENTACIÓN DEL PERFIL SONICO

El perfil sónico incluye en la pista 1 el calibre del pozo y la curva de rayos gamma y en las
pistas 2 y 3 la curva de tiempo de transito interválico, Δt
c
, en escala lineal invertida
(aumenta de derecha a izquierda). El perfil sónico puede incluir, a solicitud del usuario,
una curva de tiempo total de viaje, TTT, en el extremo izquierdo de la pista 2, con marcas
cada 10 milisegundos, muy útiles para amarrar la sísmica de superficie con el perfil sónico.
(Figura 7. 8)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


7 - 15
CALIBRE
PERFIL SONICO BHC
Diam. Pozo
(pulg.)
6 16
100
Espaciamiento de 2'
At, (µseg/ft)
70 40
Tiempo
total de
viaje
(µseg)

Figura 7.8 Presentación del perfil sónico compensado (tomado de Schlumberger, 1972)

7.12 CONCLUSIONES SOBRE LA HERRAMIENTA SONICA COMPENSADA

Respecto a la herramienta sónica compensada estandar se puede concluir:

- La formula de Wyllie da buenos resultados en rocas con porosidad intergranular
- Se puede correr en combinación con el perfil de inducción, el perfil de rayos gamma y el
calibre del pozo
- Posee excelente resolución vertical (2 pies) y además sus mediciones no son afectadas
por ni por la temperatura ni por presión
- Permite identificar algunas litologías del grupo de las rocas evaporitas. Se utiliza para
hacer correlaciones litológicas cuando otros perfiles no ofrecen resultados satisfactorios
- En combinación con otros perfiles de porosidad permite determinar porosidad secundaria

La herramienta sónica es muy versátil, ya que además de la curva At
c
puede registrar el
perfil de adherencia del cemento y el perfil del espectro sísmico, indispensables para
evaluar la calidad de la cementación del revestimiento

7.13 OTRAS HERRAMIENTAS SÓNICAS

Además de la herramienta sónica convencional existen en el mercado otras herramientas
cuyas características y aplicaciones se describen brevemente a continuación:

7.13.1 Sónico de onda completa

La herramienta sónica denominada de onda completa, FWS, es una versión moderna de
la herramienta sónica compensada, que puede ser corrida con los perfiles GR, SP y el
diámetro del pozo o acompañada con la herramienta de inducción. Mediante la utilización
de varios receptores se registra de forma digital todo el tren de ondas de la señal
acústica, del cual se extraen los tiempos de llegada de la onda compresional, Δt
c
, y de la
onda de corte, Δt
s
, y sus correspondientes amplitudes A
c
y A
s
(Figura 7.9)

De otro lado, el procesamiento del tren de ondas permite conocer las propiedades
mecánicas a partir de las velocidades de las ondas compresional y de corte. La aplicación
más significativa del perfil sónico de onda completa, FWS, consiste en identificar zonas
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


7 - 16
permeables y fracturadas, las cuales se reconocen en este perfil porque causan
atenuación de la amplitud de las ondas Stoneley A
st
.

Las ondas Stoneley, también llamadas ondas guiadas, debido a que usan el pozo como
guía, comienzan como una onda compresional de baja frecuencia que se propaga hacia
arriba y hacia abajo a lo largo del pozo, sin cumplir el principio de expansión esférica del
frente de onda con el incremento de la distancia a la fuente, y por esta razón se atenúan
muy poco con la distancia. Si las paredes del pozo no fueran compresibles estas ondas
viajarían grandes distancias con tan solo una mínima atenuación de su amplitud. Sin
embargo las paredes del pozo, en realidad, son ligeramente compresibles. Las
formaciones poseen compresibilidad finita y en algunos casos permeabilidad y en
consecuencia, la amplitud y la velocidad de las ondas Stoneley dependen de las
propiedades elásticas del fluido dentro del pozo y de las propiedades elásticas y
permeabilidad de las formaciones.
0 150 GAMMA
4 14 CALIBRE
10 60 GAIN
X250
X300
X350
0 4000 MILISEGUNDOS 0 4000 MILISEGUNDOS
Llegada de Ondas P
Llegada de Ondas S
Llegada de Ondas Stoneley
Ondas P y S
removidas
por filtrado
Llegada
de Ondas
Stoneley
R G
E R B I L A C

Figura 7.9 Presentación del perfil sónico de onda completa FWS (tomado de Halliburton,
1991)
7.12.2 Sónico de espaciado largo

En la herramienta sónica la profundidad de investigación aumenta con el incremento del
espaciado entre transmisores y receptores. En la sonda estandar el espaciado es de 2
pies y en esta es de 8, 10 o 12 pies; este mayor espaciado le permite a esta sonda medir
Δt
c
a mayor profundidad,

en la zona virgen (Figura 7.10).

La alteración de la zona inmediatamente contigua a al pared del pozo por efecto de la
perforación o por efecto del hinchamiento de arcillas, a causa de la invasión del filtrado de
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


7 - 17
lodo, se manifiesta en mayor tiempo de viaje de la señal acústica a lo largo de la zona de
alteración (Figura 7.10).

El perfil de la herramienta de espaciado largo, muestra en la pista 3 dos curvas de tiempo
de viaje, una de espaciado corto y otra de espaciado largo (Figura 7.11). En las zonas no
alteradas las dos curvas se superponen y en las zonas alteradas la curva de espaciado
corto lee tiempos de viaje mayores que la curva de espaciado largo, indicando así que
hubo alteración a lo largo de la pared del pozo.

LODO
t DEL LODO t ALTERADO t FORMACIÓN
ZONA
ALTERADA
FORMACIÓN
VIRGEN
tlodo > talterada > tvirgen
T
R1
R2
R1
R2

Figura 7.10 Investigación de la zona virgen con la herramienta sónica de
espaciado largo LSS.


UNIDADES API 16 6
PULGADAS 16 6 % 0 60
% 0 60
MICROSEGUNDOS/FT 70 170
MICROSEGUNDOS/FT 70 170
tC ESPACIAM. LARGO
tC ESPACIAM. CORTO
POROSIDAD DE DENSIDAD
POROSIDAD NEUTRÓNICA
CALIBRE
GAMMA
Calibre
Gamma
N
tC
espaci ami ento
corto
tC
espaciamiento
largo
D


Figura 7.11 Presentación del perfil sónico de espaciado largo LSS
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


7 - 18
7.13 EJERCICIOS

Ejercicio 7.1

El perfil ISF-Sónico de la figura 7.12 muestra 3 areniscas limpias, de bajo grado de
consolidación, intercaladas con shale. La arenisca inferior es acuífera y las dos superiores
contienen hidrocarburo hacia su tope. Asumir Δt
ma
= 55.5 y Δt
f
=189 µseg/pie

1. Determinar la porosidad sónica corregida por compactación en las zonas A, B, C y D
2. Determinar que tipo de hidrocarburo contienen las zonas A y C
3. Corregir la porosidad sónica de las zonas A y C por efecto de hidrocarburo

PERFIL ELÉCTRICO
SP RESISTIVIDAD
PERFIL SÓNICO
µseg/ft
0 2
0 10
- 150 +
175 75 125
7300
7400
7500
Rmf =0.16 @ 136°F
Areniscas y Shale
Rt =Ro =0.3
45
mV
Rt ~20
Rt ~4.0 A
B
C
D

Figura 7.12 Perfil ISF/Sonico (tomado de Hilchie, 1982)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


7 - 19
Ejercicio 7.2

El perfil sónico de la figura 7.13 fue obtenido en una secuencia no consolidada de
arenisca-shale. Asumir Δt
ma
= 55.5 y Δt
f
=189.
1. Calcular la porosidad sónica para los siguientes intervalos dados en pies:
a. 3374-3382
b. 3386-3392
c. 3394-3398
d. 3402-3408
e. 3410-3414
2. Determinar qué cambio litológico ocurre a 3415 pies.
3. Determinar el tiempo total de viaje a 3425 pies.
4. Determinar el tipo de litología en los siguientes tramos:
a. 3336-3338
b. 3342-3334
15
- +
POTENCIAL
ESPONTÁNEO
Milivoltios
PERFIL SÓNICO
µseg/ft
150 50
3350
3400
3455'
Tipo de fluido en el pozo
Densidad y viscosidad
pH y pérdida de fluido
Orígen de la muestra
Rm @ temperatura medida
Rmf @ temperatura medida
Origen del Rmf y el Rmc
Rm @ BHT
Rmc @ temperatura medida
Lignosulfonato
7.5
9.5
Línea de flujo
4.1 @ 80°F
2.9 @ 80°F
Carta
2.7 @ 124°F
4.3 @ 80°F
40
7.5 cc
Carta
Profundidad total 3455'
Primera
lectura
TTT
TD
3374
3336
3338
3342
3344
3382
3386
3392
3394
3398
3402
3406
3410
3414

Figura 7.13 Perfil sónico compensado para el ejercicio 7.2
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


7 - 20


5500
RESISTIVIDAD (ohms)
LL8
ILm
ILd
POTENCIAL
ESPONTÁNEO (mV)
Rwa
20
- + SÓNICO (s/ft)
CALIBRE (pul g)
0 0.5
0.5 1.0
0.2 40
0.2 40
0.2 40
110 40
14 7
ILd
ILm
LL8
Calibre
t
Rwa
SP
Broca
7
7
/8"
A
B

Figura 7.14 Perfil sónico compensado para el ejercicio 7.3












Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


7 - 21

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

8 PERFIL DE DENSIDAD DE FORMACIÓN


8.1 INTRODUCCIÓN

El perfil de densidad de formación es primordialmente un indicador de porosidad y
constituye una de las herramientas más valiosas del arsenal utilizado en la evaluación de
formaciones.

La primera herramienta de densidad, que usó el efecto de la dispersión y la absorción de
los rayos gamma, salió al mercado a comienzos de los años 50. Esta herramienta
inicialmente fue desarrollada para medir in situ la densidad de las rocas del subsuelo,
para que sirviera de ayuda a los geofísicos en la interpretación de la información
gravimétrica.

A finales de los años 60 apareció la herramienta de densidad compensada, provista de
dos detectores de rayos gamma, que permitió hacer determinaciones confiables de
porosidad a partir de mediciones de densidad.

A comienzo de los años 80 salió al mercado una versión moderna de la herramienta
compensada de densidad, que se llamó herramienta de litodensidad, diseñada para
determinar porosidad y adicionalmente identificar litología; en años recientes apareció una
versión más sofisticada de esta herramienta que posee tres detectores de rayos gamma.

8.2 USOS DEL PERFIL DE DENSIDAD DE FORMACIÓN

La herramienta de densidad de formación se usa en pozos abiertos, perforados con
cualquier tipo de lodo; en combinación con otras herramientas de porosidad, además de
estimar porosidad, tiene las siguientes aplicaciones:

- Determinar litología
- Determinar tipo de fluidos porales
- Evaluar areniscas arcillosas y litologías complejas

8.3 FUNDAMENTO TEÓRICO

La herramienta de densidad mide la densidad de electrones, ρ
e
, más no la densidad total
del conjunto roca-fluido, ρ
b
, que es la propiedad investigada; sin embargo, estas dos
densidades están estrechamente relacionadas. En sustancias elementales estas
densidades se relacionan mediante la siguiente la ecuación:

|
.
|

\
|
µ = µ
A
Z
2
b e
Ec. 8.1
Donde:
µ
e
= densidad de electrones
µ
b
=densidad total
Z =número atómico (número de electrones por átomo)
A =peso atómico
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


8 - 2
El factor 2(Z/A), para la mayoría de las sustancias elementales que se encuentran en las
rocas, es muy cercano a 1, a excepción del hidrogeno, como se aprecia en la Tabla 8.1
(Halliburton, 1991)
Tabla 8.1 Factor 2(Z/A) para algunas sustancias elementales
Elemento A Z
A
Z
2
H
C
O
Na
Cl
Mg
Al
Sl
K
Ca
1.008
12.011
16.000
22.990
35.460
24.320
26.980
28.090
39.100
40.080
1
6
8
11
17
12
13
14
19
20
1.9841
0.9991
1.000
0.9569
0.9588
0.9868
0.9637
0.9968
0.9719
0.9980

En sustancias compuestas, ρ
e
y ρ
b
se relacionan mediante la siguiente la ecuación:

|
|
.
|

\
|
=
¿
molecular Peso
Z
b e
2
 
Ec. 8.2
Donde:
µ
e
=densidad de electrones
µ
b
=densidad total
Z =número atómico (número de electrones por átomo)
A =peso molecular

El factor entre paréntesis, para la mayoría de las sustancias compuestas que se
encuentran en las rocas, también es muy cercano a 1, como se aprecia en la Tabla 8.2
(Halliburton, 1991)
Tabla 8.2 Factor
Molec. Peso
Z ¿ 2
para algunas sustancias compuestas

Compuesto

Fórmula
Química
Densidad
másica


.
2
Molec Peso
Z
¿

Densidad
Electrónica

e

Densidad
Total
Aparente

a ó

b
Cuarzo SiO
2
2.654 0.9985 2.650 2.648
Calcita CaCO
3
2.710 0.9991 2.708 2.710
Dolomita CaCO
3
MgCO
3
2.870 0.9977 2.863 2.876
Anhidrita CaSO4 2.960 0.9990 2.957 2.977
Silvinita KCl 1.984 0.9657 1.916 1.863
Halita NaCl 2.165 0.9581 2.074 2.032
Yeso CaSO
4
2H
2
0

2.320 1.0222 2.372 2.351
Agua H
2
O 1.000 1.1101 1.110 1.000
Agua salada 200 Kppm 1.146 1.0797 1.237 1.135

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


8 - 3
De las ecuaciones 8.2 y 8.3 se concluye que la densidad electrónica es aproximadamente
igual a la densidad total (ρ
e
≈ ρ
b
). La densidad total aparente que aparece en la última
columna de la tabla anterior, que es el parámetro que lee la herramienta, se relaciona con
la densidad electrónica mediante la siguiente ecuación:
ρ
b
=1.0704 ρ
e
– 0.1883 Ec 8. 3

Más adelante, en el numeral 8.8, se explica como se obtiene la anterior ecuación, que es
consecuencia del hecho que las herramientas de densidad se calibran en calizas de alta
pureza, de densidad conocida, saturadas con agua.

8.4 FUENTES RADIOACTIVAS DE RAYOS GAMMA

La herramienta de densidad utiliza una fuente radioactiva de origen químico, de cesio o
de cobalto (Cs
137
ó Co
60
), que emite de forma continúa rayos gamma de mediana energía.
Este hecho exige que la fuente permanezca confinada dentro de un blindaje de tungsteno,
que impide la salida de los rayos gamma. Cuando la herramienta está en operación, la
radiación gamma sale del blindaje a través de una ventana, la cual se aplica directamente
contra la pared del pozo.

El cesio decae con un periodo de vida media de aproximadamente 33 años y emite rayos
gamma a 0.662 MeV, en tanto que el cobalto decae con un periodo de vida media de 5.2
años y emite rayos gamma a 1.17 y 1.33 MeV. En la actualidad, se prefieren las fuentes
radiactivas de cesio sobre las de cobalto, porque son más estables.

8.5 INTERACCIONES DE LOS RAYOS GAMMA

Los rayos gamma son energía electromagnética o fotones, sin masa ni carga, pero con
alta energía, que viajan a la velocidad de la luz y que una vez penetran en la formación,
tras colisiones sucesivas con los átomos de los minerales petrogénicos presentes en la
formación, son absorbidos.

En las colisiones de los rayos gamma con los átomos de la formación se dan 3 tipos de
interacciones, dependiendo de su energía y del número atómico del atomo con el que
colisionan:

• Producción de par
• Efecto Compton de dispersión
• Absorción fotoeléctrica

8.5.1 Producción de par

La producción de par ocurre cuando un rayo gamma con alto nivel de energía, mayor a
1.02 MeV, colisiona con el núcleo de un atomo; en este caso, el rayo gamma incidente
entrega toda su energía y se transforma en dos partículas: un electrón y un positrón
(Figura 8.1). Este proceso es llamado producción de par.

8.5.2 Efecto Compton de dispersión

El efecto Compton de dispersión ocurre cuando un rayo gamma incidente colisiona con un
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


8 - 4
electrón y como resultado el electrón sale de su orbita y el rayo gamma pierde parte de su
energía, ΔE, y es dispersado (Figura 8.1). Este efecto ocurre a niveles de energía entre
1.02 y 0.075 MeV. Las herramientas de densidad estan diseñadas para medir el número
de colisiones de tipo Compton y para relacionar este número con la densidad de
electrones, ρ
e
, la cual, a su vez, se relaciona con la densidad total de formación, ρ
b
.

8.5.3 Absorción fotoeléctrica

La absorción fotoeléctrica ocurre cuando un rayo gamma de baja energía colisiona con un
electrón, el cual lo absorbe y gana toda su energía y como resultado el electrón es
eyectado del átomo (Figura 8.1). Este efecto comienza a niveles de energía por debajo de
0.1 MeV, pero predomina a niveles de energía inferiores a 0.075 MeV. Este es el efecto
que se utiliza en las modernas herramientas de litodensidad.


DISPERSIÓN COMPTON
PRODUCCIÓN DE PAR
ABSORCIÓN FOTOELÉCTRICA
¸
positrón
núcleo
electrón
núcleo
¸
núcleo
e
-
nube de electrones
núcleo
¸
e
-
+AE
AE
¸.AE
¸
núcleo
e
-
nube de electrones
baja energía
¸
e
-
núcleo
¸ absorbido,
e
-
eyectado

Figura 8.1 Tres tipos de interacciones de los rayos gamma con los átomos
(tomado de Halliburton, 1991)

8.6 PRINCIPIO DE OPERACIÓN DE LA HERRAMIENTA

Los rayos gamma emitidos por la fuente radiactiva de cesio, con energía de 0.662 MeV,
ingresan a la formación y en unos cuantos milisegundos, después de muchas colisiones,
unos rayos son dispersados en diferentes direcciones según el efecto Compton y otros
rayos, ya debilitados, son finalmente absorbidos. En cada colisión los rayos gamma
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


8 - 5
pierden energía y después de un número indeterminado de colisiones, algunos rayos
gamma ya debilitados caen en los detectores de la herramienta. Los detectores estan
blindados a fin de dejar pasar únicamente a los rayos gamma con energía entre 0.662–0.2
MeV, que es el rango en que ocurre el efecto Compton de dispersión. Por esta razón, esta
herramienta también es conocida como herramienta gamma - gamma.

La herramienta de densidad está diseñada no solo para contar la cantidad de rayos
gamma debilitados que llegan a los detectores, lo que permite conocer la densidad de
electrones de la formación, ρ
e
, sino también para medir su energía de retorno, información
que posibilita construir el espectro de energía de los rayos gamma que caen en los
detectores.

En la figura 8.2, se grafican los espectros correspondientes a dos formaciones de diferente
densidad: una arenisca de densidad ρ
1
y una caliza de densidad ρ
2

2 >
ρ
1
); se observa
que a mayor densidad de formación, menor cantidad de rayos gamma o cuentas por
segundo caen en los detectores. Además, los rayos gamma de alta energía (en el rango
250 -580 KeV), sujetos al efecto Compton de dispersión, proporcionan información sobre
la densidad de la formación y los rayos gamma de baja energía (en el rango 50 - 90 KeV),
sometidos al efecto fotoeléctrico, proporcionan información sobre la litología.
Ventana de litología
Región de efecto fotoeléctrico
(información sobre µb y Z)
Ventana de densidad
Región de dispersión Compton
(información sobre µb)
Energía (KeV)
0 100 200 300 400 500 600 700 800 900 1000
6K
5K
4K
3K
2K
1K
0
µ2
µ1
µ2 >µ1

Figura 8.2 Espectro de energía de los rayos gamma en función de la densidad total de
formación ρ
b
(tomado de Schlumberger, 2000)

8.7 EQUIPO DE MEDICIÓN

La herramienta de densidad consiste de un patín blindado, que contiene la fuente
radioactiva en el extremo inferior y dos detectores de rayos gamma, uno cercano y otro
lejano. El patín es presionado firmemente contra la pared del pozo por medio de un brazo
descentralizador que se activa hidráulicamente y que a su vez mide el diámetro del pozo
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


8 - 6
(Figura 8.3).
Como la herramienta registra subiendo, la presión del patín blindado sobre la pared del
pozo y el filo de su borde superior, permiten cortar la torta de lodo y dejar en contacto la
fuente radiactiva con la formación, consiguiendo con ello minimizar el efecto del lodo y el
efecto de la torta sobre la medición de la herramienta. En pozos someros y de mediana
profundidad la torta de lodo es blanda y el borde superior del patín retira con facilidad toda
la torta, pero en pozos profundos la torta es dura de cortar y generalmente quedan
remanentes de torta entre la herramienta y la formación.

Si la densidad total de la formación, ρ
b
, y la densidad de la torta, ρ
mc
, se mantienen
constantes, entonces las variaciones en el espesor de la torta se pueden corregir con la
gráfica de tasa de cuentas de los detectores cercano y lejano. Cuando no hay torta, la
grafica de tasa de cuentas del detector lejano versus las cuentas del detector cercano es
una línea recta y cuando el espesor de la torta varía, se obtiene una línea curva llamada
espina (Figura 8.3).

El efecto de la torta, sobre el detector lejano, es menor que sobre el detector cercano, de
suerte que combinando la respuesta de los dos detectores se puede compensar por el
efecto de la torta sobre la medición. A mayor densidad de la torta menor tasa de cuentas
en cada detector.
Detector lejano
Detector cercano
Fuente
Cuentas del detector de
espaciamiento corto
µb =1.5 gm/cm
3
hMC =0
2.0
2.5
3.0
Cuentas del detector de
espaciamiento corto
µb =2.5 gm/cm
3
hMC
2.0
2.5
3.0
1/4"
1/2"
3/4"
2.0
µMC =1.5 gm/cm
3
µb
Sin torta de lodo Espesor de torta variable
µb

Figura 8.3 Herramienta de densidad compensada. Efecto de la torta sobre la tasa
de cuentas de los detectores cercano y lejano (modificado de Brock, 1984)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


8 - 7
La herramienta de densidad generalmente se acompaña con la herramienta de micro-
resistividad, MSFL, que por ser de patín, también se corre pegada a la pared del pozo
para minimizar el efecto del lodo sobre la medición de R
xo
.

La herramienta de densidad se conoce en la industria con diferentes nombres:

Densidad Compensada (CDL- Halliburton)
Densidad Espectral (SDL-Halliburton)
Densidad de Formación (FDC-Schlumberger)
Litodensidad (LTD-Schlumberger)

Sección
Electrónica
Sonda
Detector de
espaciamiento
largo
Detector de
espaciamiento
corto
Fuente
Brazo del
Calibrador
Patín del
Microperfil

Figura 8.4 Herramienta de densidad de formación, acoplada
a la herramienta micro-esférica enfocada MSFL.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


8 - 8
8.8 CALIBRACIÓN DE LA HERRAMIENTA Y CONTROL DE CALIDAD

Las herramientas de densidad se calibran con un patrón primario que consiste de un pozo
construido en la Universidad de Houston, de conformidad con normas API, el cual contiene
calizas de alta pureza (100% CaCO
3
) de densidad conocida, saturadas con agua dulce.

De otro lado, en los talleres de las compañías de servicio, se dispone de un patrón
secundario de calibración, que consiste de dos bloques, uno de aluminio y otro de azufre,
cuyas densidades se conocen con precisión. Estos bloques poseen un orificio a través del
cual se introduce la herramienta a calibrar; debido a que estos bloques son pesados y
difíciles de transportar (llegan a pesar hasta 400 libras), en el sitio de perforación de un
pozo se utilizan calibradores portátiles, que contienen pequeñas fuentes de rayos gamma
que reproducen la misma tasa de cuentas que proporcionan los bloques. El calibrador de
campo, el patín con los detectores y la fuente radiactiva, forman un conjunto seriado, es
decir, que si el número de serie de alguno de los tres componentes del conjunto no
coincide con la serie de los otros dos componentes, el perfil adquirido con este conjunto se
debe rechazar.

La sección repetida del perfil debe coincidir con la misma sección del perfil principal, en
cuanto a profundidad y en cuanto al valor de la densidad total, ρ
b
, admitiendo diferencias
no mayores a 1 - 2 centésimas de g/cm
3
.

El hecho que el factor 2(Z/A) para el hidrogeno sea cercano a 2, complica la calibración de
la herramienta de densidad, dado que estas herramientas se calibran para que lean
porosidad en calizas saturadas con agua, entonces se requiere calcular la densidad
electrónica de los dos compuestos: caliza y agua.

La densidad electrónica de la calcita, ρ
e
, (mineral constituyente de la caliza) que tiene
como formula química CaCO
3
y densidad total ρ
b
=2.71 g/cm
3
es igual a:

( )
( )
( )( )
( )( ) 99949 . 0 710 . 2
16 3 011 . 12 04 . 40
) 8 )( 3 ( 6 20 2
710 . 2 = |
.
|

\
|
+ +
+ +
=
e



7086 . 2
e
= µ g/cm
3

La densidad electrónica, ρ
e
, del agua que tiene como formula química H
2
O y densidad
total ρ
b
=1.0 g/cm
3
es igual a:

( )
( )
( )
( )( ) 1101 . 1 0 . 1
16 008 . 1 2
8 2 2
0 . 1 = |
.
|

\
|
+
+
=
e


1101 . 1
e
= µ g/cm
3


Como las herramientas de densidad se calibran para que lean el valor de densidad
electrónica igual a
e
 =2.7086 g/cm
3
en calizas y =
e
 1.1101 g/cm
3
en agua, entonces
se requiere realizar una regresión lineal para convertir la densidad electrónica, ρ
e
, que es
el parámetro que lee la herramienta, en densidad total ρ
b
(Figura 8.5).
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


8 - 9




100% Calcita (caliza pura)
(2.708, 2.71)
100% Agua
(1.11, 1.00)
µb ~ µa =1.0704µe - 0.1883
3 2 0
1
1
2
3
Densidad electrónica
(lo que mide la sonda)
µe (gr/cm
3
)
µb (gr/cm
3
)

Figura 8.5 Conversión de densidad electrónica ρ
e
en densidad total ρ
b


Como resultado de la regresión anterior se obtiene que:

µ
b
=1.0704µ
e
- 0.1883 Ec. 8.4

Donde ρ
b
es la densidad total, la lectura calibrada de la herramienta.

En calizas, areniscas y dolomitas saturadas con agua, la densidad aparente µ
a
o µ
b
que
mide la herramienta es prácticamente igual a la densidad másica (Tabla 8.2). Otras
litologías como halita, silvinita, anhidrita y formaciones gasíferas requieren pequeñas
correcciones.

8.9 FACTORES QUE AFECTAN LA MEDICIÓN

Debido a que la profundidad de investigación de la herramienta de densidad es en
promedio 6 pulgadas, el fluido poral presente es principalmente filtrado de lodo, cuya
densidad varía desde 0.8 - 0.9, para lodos base aceite, 1.0 para lodos dulces, hasta 1.1 -
1.2 para lodos salados.

Dado a que el número de rayos gamma debilitados que caen en los detectores está sujeto
a variaciones estadísticas, para minimizar estas variaciones, al número de cuentas se le
aplica un filtro de tiempo de 2 ó 3 segundos, cuando la densidad de formación es baja, o
de 4 segundos cuando se trata de formaciones muy densas que reducen mucho la
cantidad de rayos gamma que llegan a los detectores. La velocidad de registro se
selecciona de tal forma que la herramienta no se desplace más de 1 pie durante una
constante de tiempo. La velocidad máxima recomendada es de 1800 pies/hora
(Schlumberger, 1972).

Durante le perfilaje de un pozo, las herramientas compensadas aplican automáticamente
al perfil, ρ
b
, una corrección, Aµ, para compensar por el efecto del lodo y de la torta, la cual
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


8 - 10
es calculada como la diferencia entre la lectura del detector lejano y ρ
b
. Esta corrección es
positiva en pozos con lodos livianos, porque la torta resulta menos densa que la formación
y negativa en pozos con lodos pesados, en los cuales la torta es más densa que la
formación.

En el perfil de densidad, además de la curva µ
b
, se grafica la curva de correcciones Aµ en
g/cm
3
,

que es un control visual de la calidad de la medición; en los tramos en que la
corrección Aµ excede el valor de 0.2 g/cm
3
se considera que la lectura de ρ
b
no es
confiable.

En pozos con paredes rugosas o afectadas por desprendimientos de pared, el valor de Aµ
crece, porque a falta de buen contacto del patín con la pared del pozo, la herramienta lee
la densidad del lodo en lugar de la densidad de la formación. De ahí que la forma más
efectiva de controlar la calidad del perfil ρ
b
es correlacionándolo con el perfil del diámetro
del pozo.

8.10 DETERMINACIÓN DE LA POROSIDAD

La densidad total, µ
b
, de una formación limpia es la suma ponderada de las contribuciones
de la densidad de la matriz y de la densidad del filtrado del lodo:

µ
b
=|µ
f
+(1 - |)µ
ma
Ec. 8.5


Despejando la porosidad de densidad, se obtiene:
f ma
b ma
D
µ ÷ µ
µ ÷ µ
= | Ec. 8.6

donde:
µ
ma
=densidad de matriz; constante para cada tipo de roca (g/cm
3
)
µ
f
=densidad del filtrado del lodo (g/cm
3
)
µ
b
=densidad total, (g/cm
3
)

El modelo matemático para convertir µ
b
en unidades de porosidad se ilustra en la siguiente
gráfica:
Espacio poroso
Matríz
|
(1 - |)
µf
µma

Figura 8. 6 Modelo para convertir densidad total, ρ
b
, en unidades de porosidad.

De lo anterior se concluye que para convertir densidad total, ρ
b
, en unidades de porosidad,
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


8 - 11
se requiere conocer el valor de la densidad del filtrado del lodo y la densidad de la matriz,
ρ
ma
, es decir, que es indispensable conocer la litología de la zona de interés (Tabla 8.3).
Tabla 8.3 Densidad de matriz de las principales litologías (Schlumberger, 1972)

MATRÍZ (
ma
) DENSIDAD (g/cm
3
)
Areniscas, arenas, cuarzo
Areniscas calcáreas
Calizas
Dolomitas
2.65
2.68
2.71
2.87

La conversión de densidad total, ρ
b
, en unidades de porosidad se puede hacer
gráficamente utilizando la carta de la figura 8.7. Por ejemplo, si la densidad del filtrado de
lodo es de 1.1 g/cm
3
y el valor de ρ
b
leído

frente a una caliza es de 2.31, entonces la
porosidad de densidad resulta igual 25 unidades de porosidad.
2.8 2.6 2.4
2.31
2.2 2.0
µb, densidad total (gr/cm
3
)
1.0 0.9 0.8
1.1
1.2
40
30
20
10
0
| =
µma-µb
µma-µf
µf

Figura 8.7 Estimación de la porosidad a partir de la densidad total ρ
b

(tomado de Cartas de Interpretación de Schlumberger, 2000)

La densidad del filtrado del lodo es función no solo de la salinidad, sino también de la
presión y la temperatura; a 75º F y presión atmosférica la relación entre la salinidad de
NaCl y la densidad es la siguiente:
µ
w
=1 +0.73P Ec. 8.7
Donde:
P =concentración de NaCl en ppm x 10
-6

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


8 - 12
8.11 EFECTO DEL HIDROCARBURO

La presencia de petróleo residual en la zona lavada, afecta muy poco la lectura del perfil
de densidad porque la densidad del aceite y la del agua no son muy diferentes. En
contraste, cuando en la zona lavada existe gas residual, la densidad µ
b
resulta muy baja y
por tanto la porosidad calculada resultará mayor a la real. Para corregir por este efecto
cuando la densidad del gas no se conoce, Hilchie (1982) sugiere usar µ
f
=0.7 g/cm
3
.

8.12 EFECTO DEL SHALE

La presencia de shale en una roca reservorio hace que la densidad total, ρ
b
, que mide la
herramienta de densidad resulte un poco menor que porosidad efectiva, porque la
densidad del shale es menor que la densidad de la matriz de los reservorios. Se ha
observado que la densidad del shale varía entre 2.2 a 2.65 g/cm
3
y que normalmente
aumenta con la profundidad de enterramiento. Además se sabe que el shale disperso o
diseminado entre los espacios porales tiene menor densidad que las capas de shale
aledaño.

En zonas sobrepresionadas, debido al exceso de agua que contiene, el shale posee
menor densidad, comparada con la densidad que tendría un shale normal, a la misma
profundidad que la de la zona sobrepresionada. El hecho que el efecto de la sobrepresión
en los shale se manifieste hasta 1.000 pies por encima de los reservorios sobresionados,
se utiliza para predecir la existencia a profundidad de zonas porosas sobrepresionadas.
Cuando se sospecha de la existencia de reservorios sobrepresionados los pozos se
perforan y se registran por tramos, para estudiar con el perfil de densidad las variaciones
en la densidad del shale.

El modelo de un reservorio de arenisca que contiene shale disperso se puede representar
así:
Espacio poroso
Matríz
Shale
|
(1 - | - Vsh)
Vsh
µf
µma
µsh

Figura 8.8 Modelo de reservorio de arenisca que contiene shale disperso

Donde:
| =volumen de espacio poroso
ρ
sh
=densidad del shale
V
sh
=volumen del shale
ρ
f
=densidad del filtrado
ρ
ma
=densidad de matriz
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


8 - 13

La densidad total, ρ
b
, del conjunto roca-fluido con shale disperso es:

µ
b
=(1-|-V
sh
) µ
ma
+V
sh
µ
sh
+| µ
f
Ec. 8.8



( )
( )
( )
( )
f ma
sh ma sh
f ma
b ma
b
ρ ρ
ρ ρ V
ρ ρ
ρ ρ
ρ
÷
÷
÷
÷
÷
=
Ec. 8.9

La ecuación anterior se puede escribir en forma simplificada así:
ρ
b
=|
D
- V
sh
|
Dsh
Ec. 8.10
Donde:
|
Dsh
=porosidad aparente de densidad del shale aledaño
|
D
=porosidad de densidad de reservorio con shale
V
sh
=volumen de shale

Si a la porosidad de densidad se sustrae el producto de la porosidad del shale por el
volumen de shale, se obtiene la porosidad efectiva, Φ
e
,

de la roca reservorio:
Φ
e
=|
D
- V
sh
|
Dsh
Ec. 8.11

8.13 EFECTO DEL GAS

El modelo de una roca reservorio que además de filtrado de lodo contiene gas en sus
poros, se puede representar así:

|.(1 - Sxo)
(1 - |)
|.Sxo
Espacio poroso
Matríz
µg
µma
µmf


Figura 8.9 Modelo de roca reservorio libre de shale pero con gas.

La densidad total del conjunto roca - fluidos es:

( ) ( )
g xo mf xo ma b
S S        ÷ + + ÷ = 1 1 Ec. 8.12

( )
( ) ( )
xo g mf g ma
b ma
D
S    
 

÷ ÷ ÷
÷
=
Ec. 8.13

S
xo
se puede determinar mediante la formula de Archie para la zona lavada, si se
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


8 - 14
conoce|, R
xo
y R
mf
, pero hasta no determinar S
xo
no se puede conocer|. Este círculo
vicioso se supera si se reorganiza la ecuación de Archie y se asume que a =1 y que m =n
=2. Entonces se obtiene que:

2
1
|
|
.
|

\
|
=
xo
mf
xo
R
R
S 
Ec. 8.14
Ahora reemplazando el valor de |S
xo
en la ecuación 8.13, se obtiene:
( ) ( )
g ma
xo
mf
g ma b ma
D
R
R

 
   

÷
|
|
.
|

\
|
÷ + ÷
=
2
1
Ec. 8.15
En la ecuación 8.15 se conocen todos lo términos, excepto la densidad del gas, µ
g,
la cual
puede ser determinada aproximadamente mediante la siguiente expresión propuesta por
Halliburton (1991):

22 . 0
D
7644
cm / g 18 . 0
3
g
+
= µ
Ec. 8.16

Donde:
D = profundidad de formación en pies

8.14 PRESENTACIÓN DEL PERFIL DE DENSIDAD

El perfil de densidad, incluye el perfil de diámetro del pozo, el perfil de rayos gamma y/o el
perfil del SP en la pista 1 y los perfiles µ
b
y Aµ, en g/cm
3
, en las pistas 2 y 3 (Figura 8.10).
Opcionalmente, en la pista 3, se incluye un perfil de porosidad de densidad, calculado
generalmente en unidades de porosidad de caliza y en escala compatible con la escala del
perfil ρ
b
.

8.15 EJERCICIOS

Ejercicio 8.1

Calcular la porosidad para cada una de las 8 zonas indicadas en el perfil de densidad de la
figura 8.10. Asumir que se trata de una secuencia de arenisca - shale de edad cretácico,
perforada con lodo dulce.











Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


8 - 15

GR & CALIBRADOR
GAMMA RAY
(Unidades API)
DIÁMETRO DE POZO
(Pulgadas)
PROF.
DENSIDAD TOTAL
GRAMOS/CM
3
CORRECCIÓN CORRECCIÓN
0 100
6 16 2.0 2.5
-0.5 +0.5 0
3.0
5" =100'
ZONAS
8
7
6
5
4
3
2
1
5600
5700


Figura 8.10 Presentación del perfil de densidad (tomado de Dresser Atlas, 1982)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


9. PERFIL NEUTRÓNICO

9.1 INTRODUCCIÓN

Las herramientas neutrónicas fueron las primeras en usar fuentes radioactivas para
determinar la porosidad de formación en un pozo. Después de que apareció la
herramienta de densidad de formación, la herramienta neutrónica fue utilizada en
combinación con esta para identificar zonas gasíferas y para corregir las mediciones de
porosidad obtenidas en reservorios arcillosos.

La herramienta neutrónica responde a la concentración de átomos de hidrógeno presentes
en una formación. En formaciones limpias, desprovistas de shale, la herramienta
neutrónica mide con precisión la porosidad llena con líquido, ya sea crudo o agua.

9.2 USOS DEL PERFIL NEUTRÓNICO

La herramienta neutrónica se puede correr en cualquier tipo de pozo, abierto o revestido,
lleno con lodo base agua o con lodo base aceite. El perfil neutrónico se usa para:

- Determinar porosidad
- Identificar reservorios con gas en combinación con el perfil de densidad
- Determinar el volumen de shale en combinación con el perfil de densidad
- Evaluar litologías complejas en combinación con los perfiles de densidad y sónico

9.3 FUNDAMENTO TEÓRICO

Los neutrones son partículas eléctricamente neutras que tienen masa aproximadamente
igual a la de un átomo de hidrógeno. La alta energía con que son emitidos por la fuente
radioactiva, su carga neutra y su diminuto tamaño, les proporcionan suficiente poder de
penetración para atravesar la columna de lodo, alcanzar la formación e incluso pasar a
través del acero del revestimiento si se trata de un pozo revestido.

Los neutrones son producidos a partir de fuentes químicas y de fuentes pulsantes. Las
fuentes químicas consisten de una mezcla de dos elementos que reaccionan juntos y
emiten neutrones de mediana energía, en promedio, a 4,5 MeV. Las fuentes de origen
químico, una vez fabricadas son indestructibles y debido a que su actividad es continua,
deben permanecer confinadas dentro de un blindaje cuando no están en uso, para evitar
daño a las personas y al medio ambiente.

La fuente química más utilizada es una mezcla de berilio (Be) con un elemento radiactivo
como el radio Ra, el plutonio Pu o el americio Am. El Ra emite partículas alfa de manera
espontánea, de acuerdo a la siguiente reacción:

88
Ra
226

86
Rn
222
+
2
He
4
Ec. 9.1

Una partícula alfa consiste de dos protones y dos neutrones y es idéntica al núcleo de un
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


9 - 2
átomo de He. Las partículas alfa obtenidas se utilizan para bombardear al berilio y así
producir neutrones y rayos gamma según la siguiente ecuación:



2
He
4
+
4
Be
9

6
C
12
+
o
n
1
+rayos gamma Ec. 9.2

Las fuentes pulsantes consisten de un acelerador de electrones que se puede activar y
desactivar a voluntad; cuando se activa una fuente pulsante, esta emite un pulso corto de
electrones sobre un objetivo, el cual a su vez desprende un chorro de neutrones a 17,6
MeV.

A partir del instante en que un neutrón penetra en una formación, su vida puede durar
desde menos de un microsegundo hasta algo más de un milisegundo, dependiendo de la
cantidad de átomos de hidrógeno presentes en la misma. Dentro de la formación, los
neutrones sufren 3 tipos de interacciones, que se suceden en el tiempo, en el siguiente
orden: choque inelástico, choque elástico y absorción o captura del neutrón (Figura 9.1).

- Choque inelástico: ocurre cuando un neutrón de alta energía y alta velocidad choca
contra un núcleo de algún átomo de los minerales petrogénicos presentes en la
formación, dejándolo en estado de excitación, del cual decae mediante la emisión de
rayos gamma. Durante el primer microsegundo de vida, después de varias colisiones
inelásticas, el neutrón pierde energía por debajo del nivel necesario para excitar otros
átomos y ya no pueden ocurrir más choques inelásticos.

CHOQUE INELÁSTICO
n
(más lento)
núcleo exitado
emite ¸
¸
n
núcleo
Z, A
CAPTURA DE NEUTRÓN
núcleo exitado
captura ¸
Z, A +1
¸
¸
n termal
núcleo
Z, A
CHOQUE ELÁSTICO
n
(más lento)
núcleo
Z, A
n
núcleo
Z, A

Figura 9.1 Interacciones de los neutrones con los núcleos de los átomos
de la formación (tomado de Halliburton, 1991)

• Choque elástico: es el principal mecanismo de pérdida de energía del neutrón y tiene
lugar cuando un neutrón de mediana energía choca contra con núcleo estacionario, al
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


9 - 3
cual transfiere parte de su energía cinética. La mayor pérdida de energía ocurre
cuando un neutrón colisiona contra un átomo de hidrógeno, el cual posee masa casi
igual a la masa del neutrón. Pasados unos 5 microsegundos y después de muchas
colisiones los neutrones pierden energía hasta quedar con un nivel de energía termal
cercana a 0,025 eV. En este estado coexisten en equilibrio termal con los átomos de la
formación y continúan chocando elásticamente, sin pérdidas significativas de energía,
pero en cada colisión se van alejando de la fuente. El choque elástico es el principio
utilizado en las herramientas neutrónicas tipo SNP y CNL que miden neutrones
epitermales y termales respectivamente (Figura 9.2).

• Absorción termal o captura de neutrón: es el proceso que pone fin a la vida de los
neutrones provenientes de la fuente y ocurre cuando un neutrón de baja velocidad y
con energía termal (0,025 eV), eventualmente es absorbido por un átomo de
hidrogeno, el cual se convierte en un isótopo inestable que emite rayos gamma de
captura, de acuerdo a la siguiente reacción:

1
H
1
+
o
n
1

1
H
2
+rayos gamma Ec. 9.3

Los átomos de hidrógeno y los átomos de cloro son los más eficientes en la absorción de
neutrones termales. La absorción termal es el principio utilizado en otros tipos de
herramientas neutrónicas como la herramienta de tiempo de decaimiento termal (TDT) y la
herramienta de medición de saturación de reservorios (RST)

Neutrones rápidos
>10 eV
4.5 x 10
6
eV
Neutrones intermedios
100 a 10
5
eV
Neutrones epitermales
0.1 a 100 eV
Neutrones de detección
SNP >0.4 eV
CNL 0.025 eV
Neutrones termales
<0.1 eV
Tiempo
Nivel de energía termal
5 µseg
10
8
10
7
10
6
10
5
10
4
10
3
10
2
10
1
1
-1
10
-1

Figura 9.2 Pérdida de energía durante la vida de los neutrones.

9.4 PRINCIPIO DE OPERACIÓN DE LA HERRAMIENTA
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


9 - 4

El principio de operación de la herramienta neutrónica, se entiende teniendo en cuenta
que la densidad de neutrones termales disminuye dramáticamente con el aumento de la
distancia a la fuente y que esta densidad es función del contenido de hidrogeno de la
formación, que controla la distancia recorrida por los neutrones termales antes de su
absorción. La consecuencia inmediata de este hecho es que frente a formaciones de alta
porosidad, la profundidad de investigación de la herramienta neutrónica es muy somera
(unas pocas pulgadas) porque el contenido de hidrogeno es alto y por tanto, la captura
ocurre mucho más cerca de la fuente que en formaciones de baja porosidad (Figura 9.3).
Cuando no hay porosidad, la profundidad de investigación es máxima y equivale
aproximadamente a 1 pie.

a. Alto cont enido de hidrogeno en la f ormaci ón
b. Bajo cont eni do de hi drogeno en l a f ormación
¸
¸ ¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
n
n
n
n
n
n
Det ector
Det ector
Poca radi aci ón
alcanza al det ect or
(¸)
La mayoría de rayos Gamma (
son absorbidos antes de alcanzar
al det ector
¸)
Muchos neutrones son
capturados en cercanías
del det ect or
Los neut rones pierden
veloci dad con menor rapi dez
Mucha radi ación (
al canza al detect or
¸)
Los neut rones (n) pierden
veloci dad rápidamente y son
capturados cerca de l a f uent e
Fuent e
Fuent e

Figura 9.3 Profundidad de investigación de los neutrones antes de su captura
(tomado de Bassiouni, 1994)

La herramienta neutrónica responde a la cantidad total de hidrogeno presente en una
formación, independientemente que el hidrogeno se encuentre haciendo parte de los
fluidos porales o haciendo parte del agua de cristalización que contienen algunos
minerales.

La cantidad de hidrógeno por unidad de volumen de una formación se expresa mediante
el índice de hidrogeno IH, el cual, por definición, es igual a 1 para el agua dulce y menor a
1 para el agua salada. En las salmueras el IH se calcula conociendo la concentración,
mediante la siguiente ecuación:

IH =1-(0.4 P) Ec. 9.4
Donde:
P =concentración NaCl en ppm x 10
-6


El Índice de Hidrogeno en las salmueras también se puede estimar conociendo su
densidad, mediante la siguiente ecuación:

IH =µ
w
(1-P) Ec. 9.5
Donde:
µ
w
=densidad de la salmuera (g/cm
3
)
P =concentración NaCl en ppm x 10
-6


Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


9 - 5
9.5 EQUIPO DE MEDICIÓN

Las diferentes herramientas neutrónicas difieren en tipo y número de detectores y en el
espaciamiento entre fuente y detectores. Las primeras herramientas neutrónicas, tipo
GNT, poseían un solo detector y estaban diseñadas para medir neutrones termales y
rayos gamma de captura, pero tenían la desventaja de que parte de los rayos gamma que
median, no estaban relacionados con la presencia de hidrogeno en la formación, sino con
la presencia de cloro asociado a la salinidad del agua de formación o del lodo.

Posteriormente surgieron las herramientas tipo SNP, montadas sobre patines, que ponen
a la fuente y a un detector de neutrones epitermales (0.4 - 100 eV), en contacto con la
pared del pozo, minimizando así el efecto absorbente del cloro presente en el lodo del
pozo y en el agua de formación.

Las herramientas modernas compensadas, tipo CNL, poseen dos detectores de neutrones
termales distanciados a 15 y a 25 pulgadas de la fuente química de americio-berilio, que
emite un flujo de neutrones de 4x10
7
N/seg, de mayor intensidad que el flujo de otras
fuentes, con lo cual, se reducen las variaciones estadísticas de las mediciones (Figura
9.4). La Tabla 9.1 relaciona los diferentes tipos de herramientas neutrónicas.

Tabla 9.1 Tipos de herramientas neutrónicas

NOMBRE Y ABREVIATURA SCHLUMBERGER HALLIBURTON
Herramienta neutrónica de RG de captura GNT -
Herramienta neutrónica de patín SNP DSEN
Herramienta neutrónica compensada CNL DSN

En las primeras herramientas neutrónicas, consistentes de un solo detector, el número de
cuentas o número de neutrones termales que alcanzan al detector es inversamente
proporcional a la porosidad de la formación, es decir, que a mayor porosidad menor
número de cuentas. Estas sondas requerían introducir grandes correcciones a las
porosidades medidas, debido a que el aumento tanto en el diámetro del pozo como en la
salinidad del lodo también reducían el número de cuentas que llegaban al detector.

Las herramientas modernas incluyen dos detectores termales para minimizar la corrección
por diámetro de pozo y salinidad del lodo, debido a que estos efectos son iguales sobre el
número de cuentas que llegan a los detectores cercano y lejano. En las herramientas
compensadas, la porosidad aparente es proporcional a la razón de cuentas resultante
entre el número de cuentas del detector cercano dividido por el número de cuentas del
detector lejano. Esta innovación, aunque representa una mejora considerable, no
soluciona el problema de la absorción de neutrones termales relacionada con la salinidad
del lodo.



Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


9 - 6
LODO FORMACIÓN
Detector
lejano
Detector
cercano
Fuente
4 x 10
7
N/seg
Neutrones rápidos
Colisiones con
núcleos de átomos
en la formación
Neutron epitermal
Captura de
neutrón termal
Rayos gamma

Figura 9.4 Esquema de funcionamiento de la herramienta neutrónica compensada.

La herramienta neutrónica compensada está diseñada para ser corrida en pozo abierto o
en pozo revestido. En pozo abierto, se corre pegada a la pared del pozo ensamblada con
las herramientas de densidad y de rayos gamma y en pozo revestido, se corre centrada o
descentrada, acoplada a la herramienta de rayos gamma y al detector de juntas CCL
(Figura 9.5).

HUECO ABIERTO
Detector de
rayos gamma
Detector de
espaciamiento largo
Detector de
espaciamiento corto
Fuente de
neutrones
HUECO REVESTIDO
SDL
GR
DSN
CCL
GR
DSN
(a) (b)


Figura 9.5 Ensamblaje de la herramienta neutrónica compensada
(a) para pozo abierto y (b) para pozo revestido.

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


9 - 7
9.6 CALIBRACIÓN DE LA HERRAMIENTA

Las herramientas neutrónicas se calibran en un pozo patrón existente en la Universidad
de Houston, en calizas de alta pureza y porosidad conocida (Figura 9.6). El pozo consiste
de 4 secciones de 6 pies de longitud cada una: la sección superior contiene agua dulce,
la segunda, la tercera y la cuarta contienen calizas de 1.9%, 19% y 26% de porosidad
respectivamente, saturadas con agua dulce. La respuesta de la herramienta frente a la
caliza de 19% de porosidad es igual una tasa de 1000 cuentas o unidades neutrónicas
API. Las herramientas compensadas se calibran generalmente en unidades de caliza o de
arenisca con base en un gran número de lecturas sobre muestras de laboratorio de un
amplio rango de porosidad.

En los talleres de las compañías de servicio, se dispone de un patrón secundario de
calibración que consiste de un tanque lleno de agua dulce, con índice de hidrogeno igual a
1. Además, en los pozos, durante el servicio de perfilaje, se utilizan calibradores portátiles
que reproducen la misma tasa de cuentas que el tanque de calibración.
1
5

1

6

6

6

6

Diamet ro 6’ ’
6“
Placa de acero de 3/8”
Agua dulce
Concreto
Tubería cor rugada
Mar mol Car thage
(Indice de porosidad 1.9%)
Caliza Indiana
( 19%) Indice de porosidad
Caliza Austin
( 26 %) Indice de porosidad
Concr eto
En l a r at onera l a t uber ía es
de 1/8” mayor que
el diámetro del pozo en las calizas
di ámet r o

Figura 9.6 Pozo patrón utilizado en la calibración de las herramienta neutrónicas
(tomado de Bassiouni, 1994)

Las variaciones estadísticas de las mediciones de las herramientas neutrónicas se
atenúan aplicando a las mediciones de los detectores un filtro de tiempo de 2 segundos y
una velocidad de registro de 0.5 pies/seg.

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


9 - 8
9.7 EFECTOS AMBIENTALES

Las mediciones deben ser corregidas por numerosos efectos ambientales tales como:
diámetro de pozo, espesor de torta, salinidad del lodo, salinidad del agua de formación,
peso del lodo, distancia de la fuente a la pared del pozo, presión y temperatura del pozo.
Estas correcciones se realizan con cartas especificas para cada tipo y marca de
herramienta y debido a que algunas correcciones aumentan y otras disminuyen la
porosidad, generalmente la corrección neta por todos los efectos anteriores es pequeña,
no mayor a 1–3 unidades de porosidad. Los perfiles neutrónicos, corridos con
posterioridad a enero de 1976, son corregidos automáticamente por diámetro de pozo
durante el registro del perfil neutrónico.

En los perfiles neutrónicos recientes, cuando la porosidad neutrónica registrada, ha sido
corregida por diámetro de pozo, se designa como porosidad NPHI y cuando ha sido
corregida por: diámetro de pozo, espesor de torta, salinidad del lodo, salinidad del agua de
formación, peso del lodo, distancia de la fuente a la pared del pozo, presión y temperatura
del pozo, la porosidad neutrónica se designa como porosidad TNPH.

9.8 EFECTO DE LA LITOLOGÍA

La razón de cuentas de la herramienta (detector cercano/detector lejano) es convertida a
unidades de porosidad con relación a una determinada litología o matriz de calibración.
En consecuencia, la herramienta neutrónica, lee diferentes valores de porosidad frente a
formaciones de igual porosidad pero de diferente litología. Si la litología frente a la zona de
interés coincide con la matriz utilizada en la calibración de la herramienta, significa que la
porosidad que lee la herramienta es porosidad verdadera; en caso contrario, la porosidad
que lee la herramienta es porosidad aparente y debe ser convertida a unidades de
porosidad verdadera, teniendo en cuenta la litología de la zona de interés. Esta conversión
se hace con cartas de conversión, como la carta que se muestra en la Figura 9.7.

En la carta anterior, las líneas a trazas se utilizan para convertir lecturas de porosidad
aparente en porosidad real, que han sido registradas en unidades de caliza con sondas
compensadas tipo CNL y las líneas continuas se usan para convertir lecturas de
porosidad aparente leídas con sondas tipo SNP. Por ejemplo, si la litología de una zona
de interés es arenisca, entonces una porosidad aparente de 10% registrada con una
sonda CNL en unidades de caliza, se convierte en una porosidad verdadera de 14.5%.

Las lecturas registradas con sondas de patín tipo SNP, antes de convertir la porosidad
aparente en porosidad real, requieren ser corregidas por espesor de costra de lodo. Por
ejemplo, corregir una lectura SNP=15% en unidades de caliza, registrada en un pozo
perforado con broca 7 7/8” y leída frente a una zona de arenisca donde el calibre del pozo
es igual a 7 5/8”.

La corrección por costra se realiza con el recuadro inferior de la carta, en
el cual el espesor de la torta esta dado en pulgadas; como en este caso el espesor de la
torta es de 1/4” la porosidad 15% se convierte en 14%. Luego, se ingresa al recuadro
superior con el valor de 14% de porosidad aparente en unidades de caliza y se obtiene
que la porosidad verdadera, en unidades de arenisca, es igual a 17%.


Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


9 - 9
40
30
20
10
0
0 20 30 40 10
(|SNP)cor, p. u.
(|SNP)LOG, p. u.
0 5 10 15 20 25 30 35 40
1/4
1/2
3/4
0
0 5 10 15 20 25 30 35 40
10
20
0
(|SNP)cor, ÍNDICE DE POROSIDAD NEUTRÓNICA (CALIZA), p. u.
(|CNL)cor, ÍNDICE DE POROSIDAD NEUTRÓNICA (CALIZA), p. u.
SNP
CNL

Figura 9.7 (GRAFICA PARCIAL) Carta de equivalencia para convertir porosidad
neutrónica aparente
expresada en unidades de caliza a unidades de porosidad verdadera.

9.9 ESCALAS COMPATIBLES

Cuando la herramienta neutrónica se corre simultáneamente con la herramienta de
densidad, los dos perfiles, el neutrónico y el de densidades se grafican en las pistas 2 y 3
en escalas lineales compatibles, a fin de facilitar la detección de gas en los reservorios.

En pozos, donde las rocas reservorio predominantes son areniscas, el perfil neutrónico se
grafica en unidades de porosidad de arenisca, en escala de 0 a 60% (aumentando de
derecha a izquierda). En cuanto al perfil de densidad se tienen dos opciones: la primera,
consiste en presentar un perfil en unidades de porosidad en una escala compatible con la
del perfil neutrónico, es decir, también en escala de 0 a 60%, en cuyo caso la porosidad
de densidad se calcula con el valor de matriz de arenisca ρ
ma
=2.65 g/cm
3
; la segunda
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


9 - 10
opción consiste en graficar un perfil de ρ
b
, en cuyo caso, para que la escala de densidad
sea compatible con la escala neutrónica, debe aumentar de izquierda a derecha de 1.65 a
2.65 g/cm
3
(Figura 9.8).

6 1.65 16 2.65
CALIBRE (Pulg.) DENSIDAD TOTAL (gr/cm
3
)
RAYOS GAMMA (API) POROSIDAD NEUTRONICA (ARENISCA)
0 60 100 0
CALIBRE
GR
D
N
EFECTO DE GAS


Figura 9.8 Perfiles compatibles de porosidad de densidad y de porosidad neutrónica, en
unidades de arenisca (tomado de Halliburton,1991)

En pozos, donde las rocas reservorio predominantes son calizas, los perfiles de porosidad
neutrónico y de densidad se grafican en unidades de porosidad de caliza, en escala que
aumenta de derecha a izquierda de -15% a 45%. Si se grafica la curva ρ
b
, para que la
escala de densidad sea compatible con la escala neutrónica, la curva ρ
b
debe aumentar
de izquierda a derecha de 1.90 a 2.90 g/cm
3
.

Otra escala compatible, pero poco utilizada, muestra la porosidad neutrónica en escala de
30% a -10% y la porosidad de densidad en escala de 2.20 a 2.90 g/cm
3
. Anteriormente, se
utilizó mucho una escala no compatible en unidades de caliza, en la cual la porosidad
neutrónica se graficaba de 45% a -15% y la porosidad de densidad se graficaba de 2.00 a
3.00 g/cm
3
. A causa de esta incompatibilidad en las escalas, seguramente muchos
yacimientos de gas no fueron descubiertos.

9.10 EFECTO DE LOS HIDROCARBUROS

Debido a que el índice de hidrógeno del aceite es similar al índice de hidrogeno del agua,
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


9 - 11
la presencia de aceite residual en la zona de investigación de la herramienta no afecta
mucho las lecturas de la herramienta neutrónica. En contraste, el índice de hidrógeno de
un gas es muy bajo con relación al del agua, por tanto, la presencia de gas residual en la
zona lavada, produce una porosidad neutrónica muy baja.

En zonas gasíferas, la porosidad neutrónica se puede determinar de forma aproximada, si
además del perfil neutrónico se dispone del perfil de densidad, aplicando la siguiente
formula:
2
2 2
D N
D N
 

+
=
÷
Ec. 9.6
Cuando las escalas de porosidad del perfil neutrónico y del perfil de densidad son
compatibles, las zonas con gas se identifican visualmente por el llamado “efecto de gas”,
que consiste en el cruce de estos dos perfiles de porosidad; el perfil neutrónico muestra
valores muy bajos y el perfil de densidad valores de porosidad un poco altos (Figura 9.8).

9.11 EFECTO DEL SHALE

La herramienta neutrónica lee todo el hidrógeno presente en la formación, incluso el
hidrógeno de los poros del shale y el hidrógeno del agua de cristalización, que poseen
algunos minerales como el yeso (CaSO
4
.2H
2
O).

|
N
=|
Ne
+V
sh
· |
sh
. Ec. 9.7

Como consecuencia de lo anterior, la porosidad neutrónica leída frente a un reservorio
con shale resulta muy alta; en este caso la porosidad neutrónica se convierte en porosidad
efectiva, restando a la porosidad neutrónica el producto del volumen del shale por la
porosidad neutrónica del shale.

|
Ne
=|
N
– (V
sh
· |
Nsh
.) Ec. 9.8

Cuando una roca reservorio contiene shale y gas, el efecto de gas puede pasar
inadvertido en la combinación de registros neutrónico-densidad, porque el shale aumenta
la porosidad neutrónica en tanto que el gas la disminuye.

La corrección de la porosidad neutrónica por efecto de shale se puede realizar de forma
gráfica interrelacionando las porosidades neutrónica y de densidad, como se ilustra en la
figura 9.9. Este método utiliza como insumo las lecturas de las dos herramientas, leídas
frente a un shale típico y frente a una zona de interés. Este grafico de interrelación
proporciona la porosidad corregida por shale, Φ
cor,
y el volumen de shale, V
sh,
presente en
una zona de interés.

Si al graficar las lecturas de 
N
y


D
, el punto cae por encima de la línea de porosidad |
cor
,
significa que la zona de interés contiene gas y en este caso se requiere primero corregir
por gas y luego regresar a este grafico para corregir por efecto de shale.

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


9 - 12
0%
10%
20%
30%
40%
50%
0% 10% 20% 30% 40% 50%
N
Punto de shale
D
0%
10%
20%
30%
40%
50%
0% 10% 20% 30% 40% 50%
N
D
0%
10%
20%
30%
40%
50%
0% 10% 20% 30% 40% 50%
D
Ángulo
de 45°
N
0%
10%
20%
30%
40%
50%
0% 10% 20% 30% 40% 50%
N
D
|N =45% |D =9%
Ubicación del punto de shale: Trazado de lineas de porosidad
paralelas a la linea de shale
Trazado lineas de contenido
de shale a 45°
Lectura original : |N =30%, |D =22%
Lectura corregi da: |cor =20%, Vsh =23%

Figura 9.9 Construcción del gráfico de interrelación de porosidad neutrónica, Ф
N
,
(GRAFICA
PARCIAL)
Versus porosidad de densidad, Ф
D,
para corregir por efecto de shale.

9.12 PRESENTACIÓN DEL PERFIL NEUTRÓNICO

El perfil de porosidad neutrónica, al igual que los perfiles de porosidad sónica y de
densidad, se grafica en unidades de porosidad en las pistas 2 y 3, en escala lineal,
aumentado de derecha a izquierda. En la escala de porosidad neutrónica siempre se
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


9 - 13
indica la matriz utilizada en la calibración de la herramienta (Figura 9.10).

GR
CALIBRADOR
POROSIDAD NEUTRÓNICA
PROF.
GAMMA
(Unidades API)
DIÁMETRO DEL POZO
(pulgadas)
0 80
6 16 30 20 10 0
GAMMA
CALIBRADOR
D
C
B
A
Unidades de Caliza, %


Figura 9.10 Perfil de porosidad neutrónica en unidades de caliza (tomado de Dresser
Atlas, 1982)

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


9 - 14


9.13 COMBINACIÓN DE PERFILES DE POROSIDAD

Cuando los perfiles sónico, densidad y neutrónico se usan por separado, permiten
determinar la porosidad, siempre y cuando se conozca la litología.

Sin embargo, cuando se combinan dos o tres registros de porosidad, es posible
determinar la porosidad sin necesidad de conocer la litología (matríz), aún en casos de
litologías complejas, es decir, litologías compuestas por mezcla de dos o más
componentes (caliza, dolomita y arenisca).

- Determinación de porosidad en litologías complejas (compuestas por mezcla de
dos o tres componentes).
- Identificación de zonas gasíferas.

Ejemplo: Litología =mezcla de caliza +dolomita

REGISTRO DE DENSIDAD

      
ma
dol dol cal cal f b
. V . V .
µ
µ + µ + µ | = µ Ec. 9.9
Los volúmenes se expresan en fracción y las densidades en g/cm
3
.

En forma funcional la ecuación 9.9 queda:

( )
dol cal b
V , V , f | = µ Ec. 9.10
Se asume que se conoce µ
f
y µ
ma
.

REGISTRO NEUTRÓNICO
( )
dol cal N
V , V , f | = | Ec. 9.11
De otro lado se cumple que:
1 V V
dol cal
= | + + Ec. 912

Las ecuaciones 6.10, 9.11 y 9.12 forman un sistema de ecuaciones que puede resolver
matemáticamente o gráficamente. Los gráficos de interrelación son la solución gráfica del
problema.


Método gráfico de Interrelación

Los métodos gráficos interrelacionan perfiles de porosidad obtenidos con dos
herramientas diferentes de porosidad; dado que existen tres herramientas de porosidad:
sónica, densidad y neutrónica, es posible realizar las siguientes interrelaciones de perfiles
de porosidad:
- Interrelación perfil Densidad – perfil Neutrónico
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


9 - 15
- Interrelación perfil Sónico – perfil Neutrónico
- Interrelación perfil Sónico – perfil Densidad
Cada interrelación tiene ventajas y desventajas; la combinación más utilizada es perfil
Densidad – perfil Neutrónico.

9.13.1 Interrelación de perfil de densidad y perfil neutrónico

CP-1a
|
D
- |
N
; además |
N
tipo de SNP µ
f
=1.0
CP-1b
|
D
- |
N
; además |
N
tipo SNP µ
f
=1.1
CP-1c
|
D
- |
N
; además |
N
tipo CNL µ
f
=1.0
CP-1d
|
D
- |
N
; además |
N
tipo CNL µ
f
=1.1

La interrelación de los perfiles Densidad- Neutrónico tiene las siguientes características:

- Proporciona buena resolución para las litologías arenisca, caliza y dolomita.
- La porosidad es poco afectada si se comete error en la determinación de la
composición litológica.
- Se determina | con precisión, aún si no se conoce la litología (matríz).

9.13.2 Interrelación de perfil sónico y perfil neutrónico
CP-2a
|
S
- |
N
; además |
N
tipo SNP At
f
=189
CP-2b
|
S
- |
N
; además |
N
tipo CNL At
f
=189

La interrelación de esta combinación de herramientas tiene las siguientes características:

- Buena resolución entre litologías.
- Error en la determinación de la litología afecta poco la determinación de la |.

9.13.3 Interrelación del perfil sónico y perfil de densidad
CP-7
|
S
- |
D
At
f
=189 y µ
f
=1.0

La interrelación de esta combinación de herramientas tiene las siguientes características:
- Pobre resolución entre litologías.
- Error en la determinación de la litología afecta severamente la determinación de la
porosidad.









Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


9 - 16




9.14 EJERCICIOS DE APLICACIÓN

1. El perfil de la figura 9.10 fue registrado con una herramienta Shlumberger tipo CNL.
Determinar la porosidad verdadera de las cuatro zonas señaladas, si su litología fuera:
(a). Arenisca.
(b). Dolomita


2. Las siguientes porosidades fueron registradas con una herramienta neutrónica
compensada (CNL) calibrada en unidades de arenisca. Determinar las porosidades
verdaderas si la litología de las zonas fuera dolomita y si fuera caliza.

ZONA ARENISCA DOLOMITA CALIZA
A 12%
B 25%
C 9%
D 17%

3. El perfil de la figura 9.11 corresponde a una secuencia arenisca shale. Asumir que la
densidad de la matriz es de 2,65 gr/cc y que la densidad del lodo es de 1,0 gr/cc.
(a). Leer los valores de ρ
b
y RG para las siguientes zonas:
A =10.608 – 10.650’
B =10.650 – 10.668’
C =10.668 – 10.684’
D =10.714 – 10.728’
E = 10.732 – 10.750’
(b). Calcular Ф
D
para todas las zonas de interés.
(c). Identificar las litologías a lo largo del perfil.
(d). Confirmar si las areniscas son limpias o sucias.
(e). Determinar V
sh
para el tramo 10.608 – 10.650
(f). Identificar contacto agua - aceite.
(g). Analizar las porosidades Φ
N
y Φ
D
por debajo del contacto agua-aceite.
(h). Correlacionar el calibre del pozo con el perfil Δρ
(i). Evaluar la calidad del perfil ρ
b
a lo largo de todo el pozo

4. El perfil de inducción y los perfiles de porosidad neutrónica y de densidad de la figura
9.12 fueron registrados en areniscas del Cretaceo. Del encabezado del pozo se conoce
que R
mf
=2.21 a 90° F, BHT =123° F a 3.300 pies y T
s
=60° F. Asumir que la zona B es
acuífera y que la porosidad es uniforme en sentido vertical.

(a). Determinar saturación de agua S
w
en la zona A
(b). Determinar tipo de hidrocarburo en la zona A
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


9 - 17
CALIBRE
GR
N (%) (caliza)
b (gr/cm
3
)
10600
10700
0 150
6 16
1.9 2.85
45 -12 0
A
B
C
D
E
N

b
CALIBRE
DIÁMETRO
DE BROCA
GR
b
PROF.
(pies)

Figura 9.11 Perfiles de porosidad neutrónica y de densidad
para el ejercicio 9.3

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


9 - 18





F
i
g
u
r
a

9
.
1
2


P
e
r
f
i
l

d
e

i
n
d
u
c
c
i
ó
n

y

p
e
r
f
i
l
e
s

c
o
m
p
e
n
s
a
d
o
s

d
e

d
e
n
s
i
d
a
d

y

n
e
u
t
r
ó
n
i
c
o

p
a
r
a

e
l

e
j
e
r
c
i
c
i
o

9
.
4

(
P
e
r
f
i
l
e
s

t
o
m
a
d
o
s

d
e

B
a
s
s
i
o
u
n
i
,

1
9
9
4
)


3000
3000
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


9 - 19



Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)
10 MÉTODOS DE INTERPRETACIÓN DE PERFILES


INTRODUCCIÓN

Al término de la perforación de un pozo surge una pregunta fundamental que tiene que ver
con la decisión de completarlo o abandonarlo. Esta decisión crucial se debe tomar sin
demora, teniendo en cuenta toda la información geológica y petrofísica disponible, desde
la información litológica de ripios y muestras de corazón, propiedades del lodo, perfiles de
pozo abierto, pruebas DST, hasta datos de producción de pozos vecinos.

En este capitulo se incluyen tres tipos de métodos de interpretación de perfiles que se
utilizan para fundamentar la decisión de completar o abandonar un pozo: métodos rápidos,
métodos convencionales y métodos de interrelación.

MÉTODOS RÁPIDOS DE INTERPRETACIÓN.

El objetivo de los métodos rápidos de interpretación de perfiles es identificar
tempranamente, mediante procedimientos y cálculos sencillos, posibles zonas con
hidrocarburo que ameriten ser investigadas en detalle. A continuación se explican cuatro
de estos métodos:

10.2.1 Método del perfil R
xo
/R
t


Este método rápido consiste en reconocer la presencia de hidrocarburo en las zonas
porosas permeables limpias, comparando los perfiles R
xo
/R
t
y SP, los cuales se grafican
en la pista 1. A efecto de entender el propósito de esta comparación, conviene recordar
que la amplitud de la deflexión de la curva del SP, frente a zonas acuíferas, se calcula con
la siguiente expresión:
|
|
.
|

\
|
÷ =
w
mf
R
R
k SP log
Ec 10.1
En zonas acuíferas, donde por definición la saturación de agua es del 100%, el factor de
formación, F, se puede calcular con alguna de las siguientes ecuaciones que lo relacionan
con la resistividad de la zona virgen, R
o
, y con la resistividad de la zona lavada, R
xo
:

mf
xo
w
o
R
R
F ;
R
R
F = =
Ec. 10.2
Despejando R
w
y R
mf
se obtiene:
F
R
R ;
F
R
R
xo
mf
o
w
= =
Ec. 10.3

Reemplazando R
w
y R
mf
en la ecuación 10.1 se obtiene:
|
|
.
|

\
|
÷ =
|
|
.
|

\
|
÷ =
o
xo
F
o
R
F
xo
R
R
R
k SP k SP log log Ec. 10.4
La ecuación 10.4 se puede usar para calcular el valor del SP en frente de zonas acuíferas;
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 2

si existe hidrocarburo en alguna de las zonas supuestamente acuíferas, la resistividad de
la zona virgen, R
t,
resultará mayor que R
o
y esto hace que el SP calculado con el perfil
R
xo
/R
t
sea menor que el SP del potencial espontáneo.

Entonces el perfil R
xo
/R
t
, calculado con la ecuación 10.4, se interpreta de manera muy
sencilla: “en zonas acuíferas los perfiles R
xo
/R
t
y SP se superponen y en zonas con
hidrocarburo el perfil R
xo
/R
t
se separa del perfil del SP”. En la figura 10.1 se puede deducir
que la zona 1 contiene hidrocarburo, a diferencia de las zonas 2, 3 y 4 que son acuíferas.

Limitaciones del perfil R
xo
/R
t
:

Este perfil no siempre reconoce la presencia de hidrocarburo, por tanto se debe ser muy
prudente al usarlo. Las razones por las cuales no siempre reconoce la presencia de
hidrocarburo son las siguientes:

- Atenuación de la deflexión del SP por efecto de la presencia de hidrocarburo
- Atenuación de la deflexión del SP por efecto de la presencia de shale

En el ejemplo anterior, a juzgar por el patrón de respuesta de los perfiles de resistividad
profunda, ILd, y resistividad mediana, ILm, la zona 2, al igual que la zona 1, también
contiene hidrocarburo, que el método R
xo
/R
t
no reconoció, porque la curva del SP ha sido
atenuada probablemente por la presencia de shale y/o de hidrocarburo. Esta incertidumbre
disminuye cuando se dispone de un perfil de rayos gamma, el cual permite aclarar si la
atenuación del SP obedece a presencia de shale o de hidrocarburo.

Este método ofrece excelentes resultados en areniscas limpias, perforadas con lodos
dulces que generen buen contraste entre las resistividades R
w
y R
mf
, pero no trabaja bien
en lodos salados y no puede ser usado en pozos perforados con lodos base aceite o con
aire. Además puede dar repuestas erróneas en formaciones de espesor menor a 20 pies,
a menos que se corrija la lectura R
t
por efecto de capa adyacente (Halliburton, 1991).
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 3

ILd
20
Rxo
Rt
SP
ILm
LL8
4700
4400
4200
4
3
2
1


Figura 10.1 Perfil R
xo
/R
t
indicando presencia de hidrocarburo en la zona 1
(tomado de Hilchie, 1982)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 4

10.2.2 Método del perfil R
o


Este método es muy eficaz para reconocer la presencia de hidrocarburo en los reservorios
y consiste en comparar el perfil R
t
, leído frente a zonas de interés supuestamente
petrolíferas, con el perfil R
o
, leído frente a una zona acuífera. Para aplicar este método se
requiere conocer el valor de R
w
y además disponer de un perfil de resistividad profunda y
de un perfil de porosidad, como por ejemplo los perfiles obtenidos con alguna de las
siguientes combinaciones de herramientas: IES-Sónico, DLL-Sónico o DIL-Sónico.

El perfil R
o
se calcula en superficie, pero se grafica simultáneamente con el registro de los
perfiles de resistividad profunda y de porosidad. El perfil R
o
se presenta en escala
logarítmica en las pistas 2 y 3 junto a los perfiles de resistividad (Figura 10.2).

La interpretación de este método rápido, parte de la premisa que frente a zonas acuíferas
estos dos perfiles R
o
y R
t
deben superponerse; por el contrario, cuando los dos perfiles se
separan y además R
t
es mayor que R
o
, significa que la saturación de agua en la zona de
interés es menor a 100%, es decir, que la zona contiene hidrocarburo y en consecuencia
se debe determinar si su saturación de agua es inferior a la saturación crítica.

Ventaja del perfil R
o


Una ventaja de este método sobre el método anterior, radica en el hecho que con este
método se puede calcular la saturación de agua. Las zonas de interés se reconocen
fácilmente con base en la separación: “a mayor separación entre los perfiles R
o
y R
t
,
mayor saturación de hidrocarburo”.

Antes de calcular la saturación de agua con la formula de Archie conviene recordar que:
w o
w
o
R . F R
R
R
F = =
Ec.10.5
Reemplazando el valor de R
o
en la ecuación de Archie para la saturación de agua de la
zona virgen se obtiene:
t
w
w
R
R F
S =
Ec. 10.6

t
o
w
R
R
S =
Ec 10.7

En el perfil de la figura 10.2, a 4.663 pies de profundidad se lee R
o
=1.3 O·m y R
t
=10
O·m. Reemplazando estos valores en la ecuación 10.7 se obtiene:
% 64 S % 36
10
3 . 1
S
o w
= = =

Se concluye que la zona comprendida entre 4.650 y 4.666 pies producirá hidrocarburo.

En este método, cuando el valor de R
w
utilizado para calcular el perfil R
o
es erróneo, esto
se hace evidente porque los perfiles R
o
y R
t
no se superponen frente a zonas acuíferas.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 5

15
Ro
ILd
Rxo
Rt
QL
( )
SP
ILm
Ro
LL8
0.2 10 100 1000 1
4650
4666
Ro
4716
4750


Figura 10.2 Perfil R
o
indicando presencia de hidrocarburo en el tramo 4.650-4.666 pies.
(tomado de Helander, 1983)

En este caso, el valor de R
w
se corrige desplazando toda la curva R
o
hacia la derecha
(aumenta el valor de R
w
) o hacia la izquierda (disminuye el valor de R
w
) hasta que las dos
curvas R
o
y R
t
coincidan frente a tramos evidentemente acuíferos.

En el perfil de la figura 10.2, se concluye que el valor de R
w
utilizado es correcto, porque
los perfiles R
o
y R
t
se superponen frente a la zona acuífera comprendida entre 4716 y
4750 pies. La naturaleza acuífera de esta zona se confirma además por el perfil R
xo
/R
t
y
por el patrón de respuesta de las curvas de inducción profunda, IL
d
, y mediana, IL
m
.

Cuando no se conoce el valor de R
w
y en consecuencia el perfil R
o
no aparece graficado,
la saturación de agua, S
w
, se puede estimar comparando valores de R
t
leídos frente a una
zona supuestamente petrolífera y una evidentemente acuífera. La situación más favorable
para hacer dicha comparación, se da cuando existe un contacto agua-aceite en la zona de
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 6

interés, que se reconoce por una disminución brusca en el valor de la curva de resistividad
profunda, R
t
, por debajo del contacto agua-aceite.

Otra ventaja de este método, radica en el hecho que la saturación de agua aproximada o
aparente, S
wa
, se puede leer directamente sobre la pista de resistividad en escala
logarítmica, midiendo la separación algebraica entre las curvas R
o
y R
t
con una reglilla
logarítmica transparente, construida con exponente igual a 1/2, y colocada como se ilustra
en la figura 10.2. Este hecho se comprende si se expresa la ecuación 10.7 en forma
logarítmica:
( ) ( ) ( ) | |
t o w
R log R log
2
1
S log ÷ =
Ec 10.8
La separación se mide haciendo coincidir la curva R
t
con el valor 1 (Sw=100%) de la
escala de saturación de agua y leyendo el valor de S
wa
=11% en el sitio en que la curva
R
o
corta la reglilla logarítmica. El exponente 1/2 significa que la longitud de una década de
la escala logarítmica de Sw es igual en longitud a dos décadas de la escala logarítmica del
registro.

0.01 0.1 1.0
EXPONENTE 0.5
-2 1 10 100 1000
SP
RO
Rt
FS
Índice Swa =11%

Figura 10.3 Medición de saturación de agua aparente S
wa
, con la reglilla
logarítmica (tomado de Schlumberger, 1992)

Limitaciones del perfil R
o


En este método se asume que:

- La resistividad del agua de formación, R
w
, es constante para el tramo estudiado y
además que dentro del tramo estudiado hay por lo menos una zona acuífera.

- La menor resistividad en el tramo analizado corresponde a R
o
(zona con S
w
=100%).

El perfil R
o
se puede obtener de tres formas diferentes:

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 7

- El camión de registro calcula y grafica automáticamente la curva R
o
a partir de un perfil
de porosidad, asumiendo un valor constante para R
w
. Los coeficientes a y m, se
seleccionan de conformidad con la litología de las rocas reservorios que hay en el pozo
W o m
R F R
a
F = =

Ec. 10.9
- Algunos perfiles de densidad, además de la curva de densidad total, ρ
b
, muestran un
perfil del factor de formación, F, a partir del cual se obtiene el perfil R
o
.

- El ingeniero de pozo calcula F cada ½ pie y después grafica el perfil R
o
sobre la misma
pista de la resistividad profunda.

10.2.3 Método del perfil R
wa


De los métodos rápidos de análisis, el método de la resistividad aparente del agua de
formación, R
wa
, es el más utilizado en la industria y es aplicable a cualquier litología:
consolidada, no consolidada, sobrepresionada, de composición clástica o calcárea, limpia
o con shale (Dresser Atlas, 1982). Este método permite distinguir las zonas acuíferas de
las zonas potencialmente productoras y además estimar su correspondiente saturación de
agua, S
w
.

Fundamento del método R
wa


Despejando de la ecuación de Archie la resistividad del agua de formación, R
w
, se tiene:

F
R S
R
t w
w
2
= Ec. 10.10
En zonas acuíferas, por definición S
w
=1 y por tanto la expresión anterior se convierte en:
( )
m
t
m
t t
wa
a
R
a
R
F
R
R


= = =
Ec. 10.11
Las unidades de registro computarizadas, calculan en superficie el perfil R
wa
(a partir de
lecturas de R
t
y | sin corregir) y lo grafican en la pista 1, junto al perfil SP,
simultáneamente con la medición de la resistividad y la porosidad. Como a las lecturas de
R
t
y |, no se les aplica ninguna corrección, el valor computado R
wa
no es exactamente
igual a R
w
y por este motivo se denomina resistividad aparente del agua de formación.

El R
wa
obtenido con la ecuación anterior resultará igual a R
w
en zonas acuíferas y mayor a
R
w
en zonas con hidrocarburo. Este mayor valor de R
wa
en zonas con hidrocarburo se
explica por aumento en el valor de R
t
, por cuanto F es una constante, independientemente
del fluido saturante.

Entonces, si en el tramo analizado de un pozo, se calcula el R
wa
para varias zonas
reservorio, las zonas acuíferas serán aquellas que presenten el menor valor de R
wa
, el
cual podrá ser tomado como el R
w
del agua de formación para el tramo analizado.
R
w
=menor R
wa
Ec. 10.12
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 8

De otra parte, reorganizando los parámetros de la formula de Archie y asumiendo n =2, se
obtiene:
|
.
|

\
|
= =
F
R
R
R
R F
S
t
w
t
w
w
2
Ec. 10.13
Reemplazando la ecuación 10.11 en la ecuación 10.13, se llega a la expresión:

wa
w
2
w
R
R
S =
Ec. 10.14
Luego,
wa
w
w
R
R
S =
Ec. 10.15

Cuando el perfil R
wa
aparece graficado junto al perfil SP, las zonas potencialmente
productoras se distinguen visualmente porque presentan altos valores en el perfil R
wa
y por
el contrario, las zonas acuíferas se distinguen porque presentan el menor valor del perfil
R
wa
. En el ejemplo de la figura 10.4, la zona A contiene hidrocarburo y la zona B
aparentemente es acuífera.

Para estimar la saturación de agua se leyó el valor de R
wa
frente a cada zona: 1.4 O.m
frente a la zona A (a 6.880 pies) y 0,30 O.m en la parte superior de la zona B (a 7.040
pies) y se escogió el valor de R
w
=0.10 O.m, leído a 7050 pies, como la resistividad del
agua de formación.

Aplicando la ecuación 10.15 se obtiene que la saturación de agua para la zona A es igual
a 27%, lo cual significa que contiene hidrocarburo, y que la saturación de agua para la
zona B es igual a 58%, lo que significa que posiblemente la producción de hidrocarburo no
sea rentable en esta zona.

Este método se puede aplicar aún cuando el perfil R
wa
no haya sido graficado junto al
perfil SP, porque es posible calcular y dibujar manualmente el perfil R
wa
a lo largo de un
pozo, con la ayuda de la ecuación 10.11 o del nomograma que se presenta en la figura
10.5.



Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 9

SP
Rwa
10
+
-
0.00 1.00
RLLD
RLLS
0.2 20
0.2 20
150 SÓNICO
6900
PSPP SSP = -50mV
A
7000
B
Rwa
SP


Figura 10.4 Perfil R
wa
indicando presencia de hidrocarburo en la zona A
(tomado de Brock, 1984)

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 10


Determinación del Rwa
Areniscas Carbonatos
Rwa
(Om)
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
14
16
18
20
22
24
26
28
30
35
40
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
14
16
18
20
22
24
26
28
30
34
38
40
0.62|
-2.15
=F =|
-2
1
2
5
10
20
50
100
200
500
1000
2000
5000
10000
2000
1000
500
200
100
50
20
10
5
2
1
0.5
0.2
50
30
20
10
5
4
3
2
1
0.5
0.4
0.3
0.2
0.1
0.05
0.04
0.03
0.02
0.01
1.0
0.5
0.2
0.1
0.05
0.02
0.01
100
90
80
70
60
50
45
40
35
30
25
20
15
10
Sw
(%)
Rw
(Om)
|
(%)
Rwa
(Om)
Rt
(Om)
Ct
(mmho/m)
Sw =22%

Figura 10.5 Nomograma para determinar S
w
por el método R
wa


El manejo del nomograma anterior se ilustra con el siguiente ejemplo: Determinar la
saturación de agua de una arenisca con Φ = 20%, R
t
=20 O.m y R
w
=0.05 O.m (asumir
que se trata de areniscas no consolidadas, es decir, que a =0.62 y que m =2.15).

Al nomograma se ingresa por la escala de porosidades de la izquierda y con los valores de
Φ y R
t
se determina el valor de R
wa
en la escala central; con los datos de R
wa
y R
w
se
determina el valor de S
w
en la escala de la derecha. En este ejemplo se obtiene que
R
wa
=1.0 y luego, conociendo que R
w
=0,05, se obtiene S
w
=22%.

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 11

Ventaja de perfil R
wa


La principal ventaja de este método consiste en el hecho que la ecuación 10.15 elimina el
efecto de la invasión sobre la resistividad, debido a que este efecto es igual para R
wa
y R
w
.

Limitaciones del perfil R
wa


En este método se asume que R
w
es constante para el tramo estudiado y además se
requiere que dentro del tramo estudiado exista por lo menos una zona acuífera.

10.2.4 Método de la porosidad derivada de la conductividad CDP

El método de la porosidad derivada de la conductividad fue propuesto por Dresser Atlas en
1975 y es conocido por sus siglas en inglés como CDP. El método es aplicable cuando se
conoce la litología y la resistividad del agua de formación, R
w
, y cuando además se
dispone de un perfil de resistividad o de conductividad y de uno o más perfiles de
porosidad. La combinación de la herramienta de inducción, con la herramienta sónica o
con la herramienta de densidad, es muy apropiada para aplicar este método.

En este método se requiere conocer el tipo de roca para tener en cuenta el efecto de la
matriz sobre la herramienta de porosidad utilizada (sónica, densidad o neutrónica) y para
seleccionar las constantes a y m. Si se dispone de dos o más perfiles de porosidad, lo más
apropiado es utilizar la porosidad resultante de su interrelación.

Simultáneamente con el registro de los perfiles de resistividad y de porosidad, las
unidades de registro computarizadas calculan en superficie el perfil CDP y lo grafican en la
pista 3, para compararlo con el perfil de porosidad registrado.

Fundamento del método

La corriente eléctrica fluye sólo por la fracción de los poros que esta llena con agua, por lo
tanto, se puede decir que la conductividad de la zona virgen, C
t
, depende de la porosidad
ocupada por agua y no de la porosidad total de la roca reservorio.

Este método consiste en comparar la porosidad ocupada por agua, denominada porosidad
derivada de la conductividad CDP, con la porosidad total, obtenida con alguna herramienta
de porosidad, por ejemplo, con la herramienta de densidad, Φ
D
, como se observa en la
pista 3 del perfil de la figura 10.6.

Para calcular la porosidad derivada de la conductividad CDP, este método parte de la
ecuación de Archie en zonas acuíferas, donde por definición S
w
=1.
m
t
w
W
R
R a
CDP
1
|
|
.
|

\
|
= = 
Ec. 10.16
Donde:
Φ
w
= porosidad ocupada por agua (%)

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 12

La interpretación del método CDP es sencilla: “si frente a una zona de interés se cumple
que CDP =Φ
D
, significa que la zona es acuífera; si la porosidad CDP <Φ
D
, significa que la
zona contiene hidrocarburo”

De conformidad con este método, en el perfil de la figura 10.6, únicamente la zona porosa
superior (10860 - 10880 pies) contiene hidrocarburo y todas las demás son acuíferas.


Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 13

SP & CALIBRE
15
- +
PROF.
NORMAL DE 16"
RESISTIVIDAD
(Ohms.m
2
/m)
(Milivoltios)
DIÁMETRO DEL POZO
(pulgadas)
RESISTIVIDAD Y POROSIDAD
POROSIDAD DERIVADA DE LA CONDUCTIVIDAD
POROSIDAD DE DENSIDAD
60 30 0
60 30 0
RESISTIVIDAD DE INDUCCIÓN
Espaciamiento de 40"
100 0
10 0
100 0
10 0
16 6
SP
CALIBRE
RESISTIVIDAD
DE INDUCCIÓN
NORMAL DE 16"
CDP
Rw =0.025 O.m
POROSIDAD
DE DENSIDAD

Figura 10.6 Método de la porosidad derivada de la conductividad CDP.
(perfil tomado de Dresser Atlas, 1982)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 14

Ventajas del método CDP

Además de proporcionar una forma rápida de identificar los reservorios con hidrocarburo,
este método permite estimar la saturación de agua, S
w
, de las zonas de interés, dividiendo
la porosidad deducida de la conductividad, Φ
CDP
, por la porosidad total medida, en este
caso, con la herramienta de densidad, Φ
D
.
%) 100 (
D
CDP
w
S


=
Ec. 10.17
Como la zona de interés del perfil de la figura 10.6 muestra que la porosidad deducida de
la conductividad Ф
CDP
=5% y que la porosidad de densidad Ф
D
=32%, su saturación de
agua, S
w
,

resulta igual 15.6%, lo que significa que producirá hidrocarburo.

Limitaciones del método CDP

En este método se asume que R
w
es constante para el tramo estudiado. De otro lado, el
método utiliza las lecturas vírgenes de R
t
para graficar el perfil CDP, sin aplicar corrección
alguna por efecto de capa adyacente.

En evaluaciones más detalladas que las realizadas en los métodos rápidos, el efecto de
capa adyacente se debe corregir en los siguientes casos adversos, en los cuales es
significativo: cuando se trata de sondas de inducción frente a capas conductivas con
espesor menor a 2 pies o frente a capas resistivas con espesor menor a 4 pies. Se
considera capa conductiva aquella que posee menor resistividad que las capas
adyacentes y en contraste, se considera capa resistiva, aquella que posee mayor
resistividad que las capas adyacentes. Cuando se trata de lateroperfiles, la corrección es
necesaria sólo cuando el espesor de la capa de interés es menor a 2 pies (Dresser Atlas,
1982)

MÉTODOS CONVENCIONALES

Aunque la saturación de agua calculada con la ecuación de Archie, es el parámetro
fundamental en la evaluación de formaciones, antes de decidir si abandonar o completar
un pozo, es además indispensable determinar los siguientes parámetros:

- Movilidad de los hidrocarburos
- Permeabilidad de los reservorios
- Reservas in situ de hidrocarburo

La figura 10.7 es una guía para evaluar formaciones limpias y muestra el origen de las
variables de la formula de Archie y los parámetros que se obtienen de ella, tales como:
movilidad del hidrocarburo, volumen total de agua, permeabilidad y reservas de
hidrocarburo.

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 15




F
i
g
u
r
a

1
0
.
7

P
r
o
c
e
d
i
m
i
e
n
t
o

p
a
r
a

e
v
a
l
u
a
r

f
o
r
m
a
c
i
o
n
e
s

l
i
m
p
i
a
s

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 16

En la evaluación de formaciones limpias, se utilizan los siguientes métodos
convencionales, es decir, aquellos en los cuales se aplica de forma directa la formula de
Archie:

10.3.1 Método de Archie

La segunda ecuación de Archie es la piedra angular en la evaluación de formaciones
limpias, con porosidad homogénea e intergranular y todos los métodos de evaluación que
involucran variables de resistividad se derivan de esta ecuación:
n
t
w
w
R
R F
S
1
|
|
.
|

\
|
=
Ec. 10.18
La saturación de agua de la zona lavada, S
xo
, se calcula mediante la siguiente ecuación:
n
xo
mf
xo
R
R F
S
1
|
|
.
|

\
|
=
Ec. 10.19
En las dos ecuaciones anteriores, el exponente de saturación de agua, n, generalmente es
igual a 2. Aquí es necesario recordar que para reservorios limpios, el factor de formación,
F, está relacionado con la porosidad mediante la primera ecuación de Archie:

m
a
F
|
=
Ec. 10.20
Donde:
a =factor de tortuosidad, el cual varia entre 0.6 - 1.0
m =exponente de cementación, el cual varía entre 1.3 - 2.8
Φ =porosidad (en fracción)

En calizas se obtienen buenos resultados tomando a =1 y m =2
2
1
F
|
= Ec. 10.21
En areniscas no consolidadas se obtienen buenos resultados tomando a =0.62 y m =2.15
15 . 2
62 . 0
F
|
=
Ec. 10.22

10.3.2 Método de la Razón

Este método consiste en relacionar la saturación del agua de la zona virgen, S
w
, con la
saturación del agua de la zona lavada, S
xo
.
|
|
.
|

\
|
|
|
.
|

\
|
=
xo
mf
t
w
xo
w
R
R
R
R
S
S
2
2
Ec. 10.23

En la determinación de la saturación de agua, S
w
, por el método de la razón, de manera
empírica, para una invasión moderada y para una saturación residual “promedio” de aceite
se asume que:
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 17

5
1
w xo
) S ( S = Ec. 10.24

Sustituyendo la ecuación 10.24 en la ecuación 10.23 se obtiene:
|
|
.
|

\
|
|
|
.
|

\
|
=
xo
mf
t
w
2
5
1
w
2
w
R
R
R
R
) S (
S

Luego, reordenando se obtiene:

8
5
w
mf
t
xo
wr
R
R
R
R
S
(
(
(
(
¸
(

¸

|
|
.
|

\
|
|
|
.
|

\
|
=
Ec.10.25
Ventaja del método de la Razón:

La ventaja más importante del método de la razón consiste en que no se requiere conocer
ni el factor de formación, F, ni la porosidad, Φ. Además, el cociente R
xo
/R
t
se obtiene
leyendo R
xo
de un perfil de microresistividad y R
t
de un perfil de resistividad de
investigación profunda. Cuando los efectos ambientales son muy adversos, estas lecturas
deben ser corregidas primero por efecto de pozo y después por espesor de capa,
previamente a la corrección por profundidad de invasión. De hecho, la carta tornado que
se utiliza para corregir por invasión las lecturas del perfil DIL, proporciona la razón R
xo
/R
t
.

El otro cociente R
mf
/R
w
, se determina fácilmente si se conoce el valor de R
mf
y el valor de
R
w
a temperatura de formación. Si este cociente no se conoce se puede estimar a partir de
la ecuación del SP:

K
SP
w
mf
10
R
R
÷
÷
=
|
|
.
|

\
|

E Ec c. . 1 10 0. .2 26 6
D Do on nd de e: :
S SP P= = e en n m mi il li iv vo ol lt ti io os s
K K= = 60 +0.133T
f
; T
f
esta dado en °F.

Sustituyendo el valor de R
mf
/R
w
de la ecuación 10.26 en la ecuación 10.25 se obtiene:

8
5
10
(
(
(
(
¸
(

¸

|
|
.
|

\
|
=
÷
÷
K
SP
t
xo
wr
R
R
S
Ec. 10.27
Método de Archie versus Método de la Razón.

Comparando las saturaciones de agua obtenidas con estos dos métodos para un
reservorio en particular, existen tres posibilidades que dan lugar a tres interpretaciones
diferentes (Asquith, 1982):
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 18


- Si S
w
=S
wr
significa que el perfil de invasión es neto, que el diámetro de invasión es
correcto y que los valores adoptados para S
w
, R
t
, R
xo
son correctos.

- Si S
w
>S
wr
significa que el valor de R
xo
/R
t
es muy bajo, porque R
xo
es muy bajo debido
a que la invasión es muy somera o porque R
t
es muy alto debido a que la invasión es
muy profunda. En este caso existe perfil de transición y se prefiere la saturación de
agua del método Archie S
w
, sobre la saturación de agua del método de la razón S
wr
.

- Si S
w
<S
wr
significa que el valor de R
xo
/R
t
es muy alto porque R
xo
es muy alto por el
efecto de capa adyacente o R
t
es muy bajo porque R
xo
es menor que R
t
. Se concluye
que puede existir perfil de invasión con ánulo o que S
xo
<(S
w
)
1/5
. En este caso, la
saturación de agua se corrige con la siguiente ecuación que proporciona un valor más
representativo de S
w

4
1
|
|
.
|

\
|
=
wr
w
w
corr
w
S
S
S S Ec. 10.28
Cuando S
w
<S
wr
el reservorio puede consistir de carbonatos con poros móldicos, es decir,
poros no interconectados y con baja permeabilidad, resultantes de la disolución de fósiles.

10.3.3 Movilidad del hidrocarburo

La movilidad del hidrocarburo es un parámetro crítico a evaluar, toda vez que si el
hidrocarburo no pudo ser desplazado por el filtrado de lodo, no se podrá esperar ninguna
producción de hidrocarburo, aún cuando la formación contenga alta saturación de crudo
y/o gas. La movilidad del hidrocarburo se expresa mediante diferentes indicadores: uno de
ellos es la saturación de aceite móvil, MOS, denominado así por sus siglas en inglés, el
cual compara la saturación de agua de la zona virgen y de la zona lavada:

MOS(%) =S
xo
- S
w
Ec. 10.29

El valor de Sxo no dice mucho respecto a la cantidad de hidrocarburo in situ pero es un
indicador muy importante de la movilidad del hidrocarburo. La fracción del volumen poroso
ocupado por hidrocarburo en la zona lavada antes de la invasión es igual a:

BVHC(%)=| (1 - S
w
) Ec. 10.30
La fracción del volumen poroso ocupado por hidrocarburo residual después de la invasión,
es igual a:
BVHCxo(%)=| (1 - Sxo) Ec. 10.31

La diferencia entre estos dos valores corresponde a la fracción del volumen poroso
ocupado por hidrocarburo móvil. La figura 10.8 ilustra este concepto. La fracción del aceite
original que ha sido movido se puede determinar mediante la siguiente ecuación:

( )
|
|
.
|

\
| ÷
=
w
w xo
% mov
S - 1
S S
100 OOIP Ec. 10.32
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 19

Donde:
OOIP
mov
=porcentaje de aceite original movido
Sxo =fracción de saturación de agua después de la invasión
Sw = fracción de saturación de agua antes de la invasión

Saturación de fluidos
antes de la invasión
Saturación de fluidos
después de la invasión
Aceite
residual
Aceite móvil
Agua connnata
Sxo =75%
(Sxo - Sw)
Sw =25%
Aceite
residual
Filtrado de lodo
Filtrado de lodo
100
75
50
25
0

Figura 10.8 Ilustración del concepto de porcentaje de aceite original movido

En la columna de la izquierda de la figura 10.8, se muestra que antes de la invasión la
saturación de agua de la zona virgen era Sw=25% y por tanto la saturación de aceite era
So=75% y en la columna de la derecha se muestra que después de la invasión la
saturación de agua de la zona lavada es Sxo=75% (agua y filtrado de lodo) y en
consecuencia la saturación de aceite se redujo a So=25%, de donde se concluye que ell
porcentaje del petróleo original que ha sido movido es de 66.6%.

( )
66 . 66 =
|
.
|

\
|
=
0.25 - 1
0.25 - 0.75
100 OOIP % mov


10.3.4 Índice de Aceite Máximo Producible

Este indicador de movilidad del hidrocarburo consiste en determinar el volumen total de
agua en la zona virgen, BVW, y el volumen total de agua en la zona lavada, BVW
xo
:
BVW (%) =| S
w
Ec. 10.33
BVW
xo
(%)=| S
xo
Ec. 10.34

Los productos |·S
w
y |·S
xo
representan la fracción de agua por unidad de volumen en la
zona virgen y en la zona lavada respectivamente.

Cuando en un reservorio los valores del volumen total de agua, BVW, calculados a
diferente profundidad por encima del contacto agua-aceite, son constantes o más o menos
constantes, se puede concluir que el reservorio es homogéneo y que se encuentra a
saturación irreducible, S
wirr
, lo que significa, que la producción de hidrocarburo será libre
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 20

de agua. (Morris y Biggs, 1967)

Las saturaciones de agua obtenidas con las ecuaciones anteriores permiten calcular el
índice de aceite máximo producible, IAMP, que no es otra cosa, que la fracción de aceite
por unidad de volumen de un yacimiento, que fue desplazada por la invasión del filtrado
del lodo. Esta cantidad de aceite desplazada por el filtrado, es la misma que puede fluir
hacia el pozo, cuando este sea probado para producción.

( )
w xo
S S % IAMP   ÷ = Ec. 10.35

Si en la ecuación anterior se sustituye S
w
y S
xo
por las ecuaciones 10.18 y 10.19 y se
reemplaza la porosidad por el factor de formación, F, asumiendo m =n =2 y además se
multiplica por 7758 que es el número de barriles contenidos en un volumen de un acre.pie
de roca reservorio, se obtiene el IAMP en bls/acre.pie:

2
1
|
|
.
|

\
|
=
t
w
w
R
R F
S
;
2
1
|
|
.
|

\
|
=
xo
mf
xo
R
R F
S
y
2
1
F
1
|
.
|

\
|
= |


2
1
2
1
2
1
1
|
.
|

\
|
(
(
¸
(

¸

|
|
.
|

\
|
÷
|
|
.
|

\
|
=
F R
R F
R
R F
IAMP
t
w
xo
mf


2
1
t
w
2
1
xo
mf
R
R
R
R
IAMP
|
|
.
|

\
|
÷
|
|
.
|

\
|
=



R
R
R
R
IAMP
t
w
xo
mf
) 7758 (
2
1
2
1
(
(
¸
(

¸

|
|
.
|

\
|
÷
|
|
.
|

\
|
=
bls/acre.pie Ec. 10.36
Este indicador es muy útil porque permite estimar reservas recuperables de aceite
expresadas en barriles/acre.pie, sin necesidad de conocer la porosidad y sin necesidad de
asumir un valor de saturación de hidrocarburo residual, ROS, que es una fuente de error
que incide mucho en las estimaciones de reservas de aceite in situ (Bendeck y Chona,
1982).
10.3.5 Estimación de Permeabilidad a partir de Perfiles

La información obtenida con perfiles de pozo abierto permite mediante formulas empíricas
estimar la permeabilidad de los reservorios, a condición de que estos se encuentren a
saturación irreducible, S
wirr,
(Schlumberger, 1977). El método más sencillo esta basado en
las siguientes ecuaciones, propuestas en 1950 por Wyllie y Rose para rocas detríticas:

wirr
3
S

K
 250
= (para crudos de mediana gravedad API) Ec. 10.37
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 21

wirr
S
K
3
79
= (para gas seco) Ec. 10.38
Donde:
K=permeabilidad en milidarcies
| =porosidad en fracción

En lugar de las anteriores ecuaciones, se puede utilizar la carta de la figura 10.9 para
estimar permeabilidad.





























Figura 10.9. Carta para estimar permeabilidad por el Método de Wyllie y Rose
(Tomado de Schlumberger, 1979)

La carta anterior, construida con base en las formulas Wyllie y Rose, permite graficar
valores de BVW y determinar si un reservorio se encuentra a saturación irreducible. Si los
valores de BVW correspondientes a lecturas por encima de la zona de transición del
contacto agua-aceite se alinean a lo largo de una línea hiperbólica, significa que el
producto de la porosidad por la saturación de agua es constante o más o menos
constante, es decir, que el reservorio contiene agua a saturación irreducible. EL siguiente
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 22

paso consiste en leer el valor de la permeabilidad en milidarcies, teniendo en cuenta que
la carta posee una escala para crudo y otra para gas, según sea el caso.

Los valores de BVW leídos por debajo de la zona de transición del mismo reservorio no se
alinean sino que se dispersan, porque allí el reservorio contiene agua en mayor cantidad a
la que puede mantener por presión capilar. Cuando el crudo no es de mediana gravedad
API o cuando el reservorio no se encuentra a saturación irreducible, este método no es
aplicable. En estos casos se utiliza el método propuesto por Coates y Dumanoir (1973)
basado en el gradiente de resistividad.

MÉTODOS DE INTERRELACIÓN

10.4.1 Método de Hingle

En 1959 Hingle propuso un método que permite determinar gráficamente la saturación de
agua, S
w
, simultáneamente para varias zonas de interés. Este método interrelaciona
información de los perfiles de resistividad y de porosidad.

Usos y aplicaciones

Este método ofrece excelentes resultados en formaciones limpias, si la litología y la
resistividad del agua de formación permanecen constantes.

- El uso primordial consiste en determinar S
w
.
- Además permite determinar R
w
.

Fundamento del Método Hingle

En el método de Hingle, la ecuación de Archie se reorganiza para acentuar la relación
entre porosidad y resistividad:
t
m
w
w
R
R a
S

=
m
t
n
w
w
R S
R a
1
(
¸
(

¸

= 

( )
m
t
m
n
w
w
R
S
R a
1
1
÷
(
¸
(

¸

=  Ec. 10.39

En este método se grafica Φ en el eje de las abscisas en escala lineal y R
t
en el eje de las
ordenadas, en escala igual al inverso de la raíz de la resistividad.

En grafico de Hingle, la escala de resistividad corresponde a una determinada relación
entre | y F, lo que implica que la escala de R
t
cambia con la litología; para reservorios
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 23

calcáreos se utiliza la grilla de la figura 10.10, en la cual m=2 y para reservorios arenosos
se utiliza la grilla de la figura 10.11, en la cual m=2.15. Existen programas comerciales de
computador que permiten generar grillas para cualquier valor de la constante m.

Si la resistividad del agua de formación, R
w
, no varía en el tramo estudiado, las lineas de
saturación constante de agua se originan en un punto del eje de las abscisas, en donde
la resistividad es infinita y la porosidad llena de agua es cero, es decir, en el punto de
matriz. La línea correspondiente a saturación de agua S
w
=100% es la recta de mayor
pendiente, la que sale del punto de matriz y pasa por los puntos más noroccidentales del
grafico. Esta recta también es llamada línea R
o
y su pendiente define el valor de R
w
:
F
R
R
o
w
= Ec. 10.40.
La posición de las lineas intermedias de saturación de agua de 50%, 30% y 20%, se
determina sobre el gráfico, calculando la resistividad R
t
que tendría un punto cualquiera de
la línea R
o
si su saturación ya no fuera del 100% sino del 50%, 30% y 20%
respectivamente.
2
w
o
t
S
R
R = Ec. 10.41
En el eje de las abscisas se puede graficar directamente el valor de At, en lugar de la
porosidad sónica, o el valor de ρ
b
,

en lugar de

la porosidad de densidad, ya

que ambos
parámetros son proporcionales a la porosidad. Esto significa que la interrelación propuesta
por Hingle es posible aún cuando no se conoce la composición de la matriz, necesaria
para convertir los valores At y ρ
b
a unidades de porosidad sónica o de densidad.

A continuación se explica el algoritmo para construir el grafico de Hingle; en el desarrollo
del procedimiento se utilizará la información de la tabla 10.1 que contiene lecturas de un
perfil IES-sónico perforado con lodo dulce. Todas las zonas de interés son de caliza.

Tabla 10.1 Información tomada de un perfil IES-sónico.

Zona No.
R
t

(.m)
Δt

(μseg/pie)
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
200
100
50
60
40
25
40
70
25
9
60
100
200
61.0
64.0
65.5
62.5
61.0
64.0
59.5
56.5
56.5
58.0
52.0
50.6
49.6
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 24

Para FR =
1
|
2
500
400
300
250
200
150
100
50
40
30
20
10
5
0
2
2.5
3
3.5
4
4.5
5
6
7
8
9
10
12
14
16
20
25
30
40
50
100
200
500
1000
2000
t, µb
|
FR
La escala de resistividad puede ser multiplicada por 10 para usarla en rangos más altos

Figura 10.10 Grilla de Hingle para reservorios calcáreos.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 25

5000
4000
3000
2500
2000
1500
1000
500
400
300
200
100
50
0
25
10
150
0.20
0.25
0.30
0.35
0.40
0.45
0.50
0.60
0.70
0.80
0.90
1.0
1.2
1.4
1.6
1.8
2.0
2.5
3.0
4.0
5.0
6.0
8.0
10
15
20
30
40
50
100
200
t, µb
|
FR
La escala de resistividad puede ser multiplicada por 10 para usarla en rangos más altos
Para FR =
0.62
|
2.15

Figura 10.11. Grilla de Hingle para areniscas no consolidadas.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 26

Procedimiento del Método Hingle

- Seleccionar la grilla apropiada. En este caso se selecciona la grilla con m =2
- Graduar el eje de las abscisas en escala lineal, cuidando que la escala seleccionada
cubra todo el rango de los datos de Δt a graficar. En este caso, para que la escala de
porosidad aumente hacia la derecha, los valores Δt se deben graduar aumentando
hacia la izquierda
- Adecuar la escala de las ordenadas, si es necesario, multiplicando o dividiendo por
multiplos de 10, para que cubra todo el rango de los valores de R
t
a graficar
- Graficar las 13 parejas de puntos y numerar cada punto en el grafico con el número de
la zona
- Trazar la línea S
w
=100% pasando por las puntos 10, 12 y 13, los más noroccidentales
del grafico. Los puntos que quedan por debajo de esta línea tienen S
w
<100%.
- Hallar los interceptos de la línea S
w
=100% o línea R
o
. El intercepto con el eje de las
ordenadas señala el valor de R
o
=2 O.m; el intercepto con el eje de las abscisas
determina el punto de matriz Δt
ma
= 47.4 μseg/pie, porque cuando | = 0% la
herramienta sónica lee el valor de la matriz At
ma

- Calcular | para el punto 10 mediante la fórmula de Wyllie:
( )
% 5 . 7
4 , 47 189
4 , 47 58
10
=
÷
÷
=
A ÷ A
A ÷ A
=
ma f
ma
t t
t t



El factor de formación para punto 10 es igual a:

( )
178
075 . 0
1 1
2
= = =
m
F



- Graduar en escala lineal el eje de las abscisas en unidades de porosidad: asignar al
punto matriz | =0% y al punto 10 asignar | =7.5%
- Hallar del grafico el valor de R
o
. Para el punto 10 corresponde un valor el R
o
=9 O.m.
- Determinar el valor de R
w
(equivale a la pendiente de la línea R
o
)

m
F
R
R
o
w
. 05 , 0
178
9
O = = =
(comparar con el R
w
del SP)

Si los cálculos se realizan con respecto al punto 13 entonces se obtiene:

( )
( )
6 . 4142
0155 , 0
1 1
% 48 , 1
4 , 47 189
4 , 47 6 , 49
2 2
13
= = =
=
÷
÷
=
A ÷ A
A ÷ A
=


F
t t
t t
ma f
ma

Para el punto 13 el valor de R
o
es de 200 O.m

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 27

m
F
R
R
o
w
O = = = 048 , 0
6 . 4142
200
) 12 (


La resistividad del agua de formación, R
w
, para los puntos 10 y 13 es muy similar; lo que
demuestra que para realizar los cálculos se puede tomar cualquiera punto localizado
sobre la línea R
o
.

- Trazar la línea de saturación de agua crítica para calizas, S
w
=50%. Calcular qué valor
de R
t
tendría la zona 10 si su saturación fuese del 50%.

( )
.m 36
5 , 0
9
S
R
R
R
R
S
2 2
w
o
t
t
o
2
w
O = = = =


- Graficar el punto que corresponde a las coordenadas Δt = 58 μseg/pie y R
t
=36 O.m.
- Trazar la línea de saturación de agua S
w
=50% que une al punto anterior con el punto
matriz. Las zonas que queden por debajo de esta línea poseen saturaciones de agua
S
w
<50%.
- Trazar las lineas de saturación de agua S
w
=30% siguiendo el procedimiento anterior.
- Leer y evaluar los valores de saturación de agua para cada zona.

En el grafico de Hingle que se presenta en la figura 10.12 se observa que las zonas 1 a 6
ofrecen interés porque poseen saturaciones de agua inferiores a la saturación critica y
además poseen porosidades superiores a la porosidad critica | =9%. Las zonas 7 y 8 no
ofrecen interés porque aunque poseen saturaciones de agua inferiores a la saturación
crítica, tienen baja porosidad y las zonas 9 y 11 no ofrecen interés porque poseen
saturaciones de agua superiores a la saturación crítica.

Ventajas del método Hingle

Este método esta sistematizado, de forma que solo es cuestión de digitar la data
correspondiente a varias zonas de interés que posean la misma litología. La información
visual del grafico generado por computador permite de forma rápida identificar todas las
zonas potenciales y descartar las zonas acuíferas.

Limitaciones del método Hingle

Este método requiere que en el tramo estudiado, la litología y el R
w
se mantengan
constantes. Además requiere que en el tramo estudiado existan mínimo 3 zonas acuíferas
y que sus porosidades no sean iguales sino que varíen en un amplio rango, para que la
pendiente de la línea R
o
sea más representativa y fácil de trazar.

El contenido de shale, la falta de compactación y el hidrocarburo residual, no permiten
utilizar con éxito este método, porque estos factores alteran la relación lineal entre R y |.


Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 28

Para FR =
1
|
2
500
400
300
250
200
150
100
50
40
30
20
10
5
0
2
2.5
3
3.5
4
4.5
5
6
7
8
9
10
12
14
16
20
25
30
40
50
100
200
500
1000
2000
At, µb
|
FR
La escala de resistividad puede ser multiplicada por 10 para usarla en rangos más altos
40 43 46 49 52 55 58 61 64 67 70
178
7.5% 15%
9 6
5 7
1
2
RT =36
10
12
13
11
8
3
4

Figura 10.12 Grafico de Hingle construido con los datos de la tabla 10.1
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 29

10.4.2 Método de Pickett

En 1972 Pickett propuso un método muy simple y efectivo que interrelaciona información
de los perfiles de resistividad y de porosidad en un grafico en papel log-log y que permite
determinar directamente la saturación de agua, simultáneamente para varias zonas de
interés.

Usos

- Determinar S
w

- Determinar el factor de cementación m
- En condiciones favorables, este método permite además determinar R
w


Principio Teórico

El método de Pickett está basado en el hecho que la resistividad R
t
es función de la
porosidad, |, de la saturación de agua, S
w
,

y del factor de cementación, m.

En este método se grafica la porosidad | en papel log de 2 ciclos en el eje de las abscisas
y la resistividad R
t
en papel log de 3 ciclos en el eje de las ordenadas (en la practica este
orden se invierte para acomodarse al formato del papel). Las zonas acuíferas, que posean
R
w
y m constantes, se alinean a lo largo de una línea recta que representa la línea
S
w
=100% o línea R
o
. La pendiente de la línea R
o
es igual al factor de cementación m. Las
zonas que caen por encima de la línea R
o
corresponden a zonas con saturaciones de
agua menores a 100% (Figura 10.13).

Reorganizando la ecuación de Archie:
t
m
w
n
w
R
R a
S

=


n
w
m
w
t
S
R a
R

=
Ec. 10.42
Tomando el logaritmo en ambos miembros de la ecuación anterior, se obtiene:

( ) ( ) ( ) ( )
w w t
S n R a m R log log log log ÷ + ÷ = 
Ec. 10.43

En zonas acuíferas S
w
=1 y en consecuencia la ecuación anterior se reduce a:

( ) ( ) ( )
w t
R a m R log log log + ÷ = 
Ec. 10.44

En papel log-log la gráfica de la ecuación 10.44 es una línea recta de la forma

a x . m y + = Ec. 10.45
Donde:
y =variable dependiente.
x =variable independiente.
m =pendiente de la recta.
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 30

a =intercepto de la línea

En el grafico, la intersección de la línea recta de pendiente –m, con la línea de porosidad
|=100% corresponde al valor del producto a.R
w
. Como generalmente se desconoce el
valor de la constante a, normalmente se asume a =1 y en consecuencia, cuando |=100%
la resistividad del conjunto roca-fluido es igual a la resistividad del fluido.

En lugar de los valores de porosidad sónica Φ
s
y de porosidad de densidad Φ
D
el método
admite graficar los correspondientes valores (At - At
ma
) y (µ
b
- µ
ma
).

En consecuencia, la ecuación 10.44 se puede escribir de las siguientes maneras:

( ) ( ) ( )
w ma t
R a t t m R log log log + A ÷ A ÷ =
Ec. 10.46

( ) ( ) ( )
w b ma t
R a m R log log log + ÷ ÷ =  
Ec. 10.47

Procedimiento de construcción del grafico

En el desarrollo del procedimiento se utilizará la información de la tabla 10.2 que contiene
lecturas de un perfil IES-sónico, tomadas frente a 9 zonas de interés constituidas por
caliza.
Tabla 10.2 Información tomada de un perfil IES-sónico.

Zona
R
t

(.m)
Φ
(%)
1
2
3
4
5
6
7
8
9

5.4
6.3
9.4
13.5
19
21
26
40
47
20
15
13.5
13
9.0
17.0
9.0
22.0
6.3

- Graficar en papel log-log de 2x3 ciclos, los datos de la tabla 10.2; numerar cada punto
con su respectivo número de zona.
- Trazar la línea S
w
=100% o línea R
o
que une los puntos más suroccidentales del grafico
(en algunos casos trazar esta recta resulta algo subjetivo)
- Medir la pendiente de la línea R
o
. Si la longitud de los ciclos del papel logarítmico es
igual en ambos ejes, entonces la pendiente (ΔY/ΔX) se mide gráficamente con una
regla; en caso contrario la pendiente se determina usando la siguiente ecuación:

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 31

( ) ( )
( ) ( )
2 1
2 1
x log x log
y log y log
m
÷
÷
=
Ec. 10.48
- Hallar la intersección de la línea R
o
con la línea Φ= 100%. Este intercepto representa el
producto a.R
w
.

- Cuando no hay certeza de que en el tramo analizado haya 3 zonas acuíferas, pero se
conoce el valor R
w
, entonces la línea R
o
se construye a partir del valor de R
w
y de los
valores de a y m, escogidos de acuerdo a la litología del reservorio. Como en este
ejemplo los reservorios son de caliza, se escoge a=1 y m=2.

- Trazar la línea de saturación de agua crítica para calizas S
w
=50%. Leer el valor de
R
o
=4 Om sobre la línea de porosidad Φ=20%. Calcular la resistividad R
t
que tendría el
punto anterior si su saturación fuese no del 100% sino del 50%.

( )
m
S
R
R
R
R
S
w
o
t
t
o
w
. 16
5 . 0
4
2 2
2
O = = = =


- Graficar el punto que corresponde a las coordenadas Φ=20% y R
t
=16 O.m y luego
trazar la línea S
w
=50% paralela a la línea S
w
=100%.
- Trazar la línea de saturación S
w
=25% paralela a la línea R
o
usando el mismo
procedimiento anterior.
- Leer y evaluar los valores de saturación de agua para cada zona. En el grafico de
Pickett de la figura 10.13 se observa que únicamente la zona 8 ofrece interés porque
posee saturación de agua menor que la saturación critica, S
w
=50%, y porque también
posee buena porosidad.

Limitaciones del Método Pickett

- Este método asume que R
w
y m se mantienen constantes. Además requiere que la
porosidad de las zonas de interés varíe en amplio rango, hecho que facilita trazar la
línea de S
w
=100%.
- El contenido de shale altera el valor de m y en consecuencia produce valores erróneos
de R
w
porque

pequeños cambios en el valor de m producen grandes variaciones en el
valor de R
w
.

Recomendaciones

- Una forma de verificar los valores de porosidad utilizados, consiste en graficar de
nuevo la data pero sustituyendo los valores de porosidad sónica o de densidad por los
correspondientes valores (At - At
ma
) y (µ
b
- µ
ma
). Si los valores At
ma
y

µ
ma
fueron

incorrectos, entonces la línea R
o
resulta una línea curva. Cuando la curvatura es hacia
arriba, significa que el valor de matriz utilizado resulto muy bajo; si la curvatura es
hacia abajo, significa que el valor de matriz utilizado resultó muy alto.
- El resultado de los métodos de Hingle y de Pickett mejora considerablemente si se
conoce el valor de R
w
. Como ambos métodos acentúan diferentes parámetros
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 32

entonces se recomienda utilizarlos en combinación. El mayor provecho se obtiene
trabajando con programas de computador, porque permiten generar gráficos de Hingle
para cualquier valor de m.

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)


Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

9
8
6
4
3
1
2
1
10
100
0,01 0,1 1 10 100
4 16
Resistividad, Rt (ohm.m)
64
5
7
Rw =0.15
20
m =2 / 1 =2


Figura 10.13 Grafico de Pickett construido con la información de la tabla 10.2
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)
- Hilchie (1982) recomienda: asumir el exponente de cementación m y determinar el
valor de la matriz (µ
ma
o

At
ma
) en el grafico de Hingle. Luego usar el valor de matriz
obtenido para construir el gráfico de Pickett, del cual se obtiene el valor de m. Luego
volver al grafico de Hingle y sustituir el nuevo valor de m e iterar repetidamente el ciclo
hasta que el valor de la matriz (µ
ma
o

At
ma
) y el valor del exponente de cementación m
converjan. Una vez obtenida la convergencia se puede determinar el valor de R
w
de
cualquiera de dos gráficos, a partir de la tendencia de la línea R
o.
Esta iteración entre
los gráficos de Hingle y Pickett se ilustra en la figura 10.14.

log (Rt)
estimar µma
µb
µma
Rw
Rw
log (Rt)
µb
µma
Rw
Rw
estimar µma
m
m
asumir m
Pickett
Pickett
Hingle
Hingle
Iterar hasta la convergencia
después de la convergencia, hacer la estimación final de Rw, µma y m
estimar m estimar m


Figura 10.14 Iteración entre los gráficos de Hingle y Pickett

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)
10.6 EJERCICIOS

Ejercicio 10.1

La figura 10.15 corresponde a un reservorio calcáreo. Determinar el R
w
y la saturación de
agua por el método R
wa
, siguiendo los siguientes pasos:

1. Determinar R
w
del SP (Asuma Tf=210° F)
2. Correlacionar a profundidad los perfiles R
t
y Δt.
3. Leer valores en los perfiles R
t
y Δt. frente a zonas de interés
4. Calcular el R
wa
para cada zona con los datos R
t
y Δt sin corregir.
5. Seleccionar el menor valor de R
wa
como R
w
. Comparar con el R
w
del SP.
6. Estimar S
w
para cada zona.
7. Identificar el contacto agua-aceite (si existe alguno)
8. Explicar porqué algunos picos del perfil R
t
no coinciden con los picos del perfil Δt.
9. Seleccionar las zonas a probar. ¿Probaría usted las zonas 1 y 2?

Ejercicio 10.2

La figura 10.16 muestra un perfil IES combinado con un perfil sónico, registrados en una
secuencia arenisca-shale de edad Carbonífero. La información del encabezado de los
perfiles es la siguiente: BHT=135° F a 8007 pies, R
m
= 0.91 Ωm a 135° F, R
mf
=0.51 a
135° F. Asumir T
s
=70° F.
1. Determinar R
w
del SP
2. Determinar porosidad sónica.
3. Estimar saturación de agua en la zona de interés.
4. Dar recomendaciones sobre trabajos a seguir.











Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)
(Milivoltios)
15
Rmf =0.14 @ 210°F
DIÁMETRO DEL POZO
(pulgadas)
6 16
RESISTIVIDAD
DE INDUCCIÓN
NORMAL DE 16"
TIEMPO ACÚSTICO ESPECÍFICO
0 20
0 200
0 20
0 200
Rm =0.43 @ 75°F
Rmf =0.36 @ 79°F
Rmc = @ °F
TD 10000 BHT 210°F
ESPACIAMIENTO DE 3'
100 70 40
9
8
7
6
5
4
3
2
1
SP


Figura 10.15. Perfil de IFS/Sónico para el ejercicio 10.1 (perfil tomado de Dresser Atlas, 1984)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)

SP (mV)
20
- +
CONDUCTIVIDAD (MILIMHOS/m)
INDUCCIÓN
RESISTIVIDAD
NORMAL 16"
INDUCCIÓN
1000 1500
50 0
500 0
50 0
500 0
TIEMPO DE TRÁNSITO INTERVÁLICO
(seg/ft)
160 100 130
100 40 70
incrementa
T ____ R1 ____R2 3 1
0.91 @ 135°F
135°F
0.51 @ 135°F
1.21 @ 135°F
Rmf A LA TEMP. DE FONDO
Rmf A LA TEMP. DE FONDO
MÁXIMA TEMPER. MEDIDA
Rmc A LA TEMP. DE FONDO
8007 ft
9
Emulsión de aceite
1.99 @ 62°F
PROFUNDIDAD
DIÁMETRO DE BROCA
TIPO DE FLUIDO EN EL POZO
Rm A LA TEMPER. MEDIDA
1000 0 500


Figura 10.16 Perfil IES combinado con el perfil sónico para el ejercicio 10.2 (perfil Tomado de Asquith, 1982)
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)



10 - 2

Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)
Ejercicio 10.3

El perfil hipotético DIL combinado con el perfil sónico de la figura 10.17 corresponde a una
secuencia de caliza-shale. Del encabezado del pozo se conoce la siguiente información:
BHT =159° F a 7500 pies, R
m
=3.2 Om a 75° F, R
mf
=2.7 Om a 75° F, diámetro de broca
7-7/8. La sonda de inducción se corrió con standoff =1.5”. Asumir T
s
=80° F y Δt
f
=189.

En el análisis de los perfiles de la figura 10.17, se recomienda seguir el siguiente
procedimiento:

1. Determinar T
f

2. Convertir R
mf
a temperatura de formación
3. Leer el SP del perfil
4. Corregir SP por espesor de capa si es necesario
5. Determinar R
mfe

6. Determinar R
we

7. Convertir R
we
a R
w
a T
f

8. Leer las resistividades ILD, ILM y SFL a 5474 pies
9. Corregir Ra por efecto de pozo y efecto de hombro si se requiere
10. Corregir por efecto de invasión con carta tornado si se requiere
11. Calcular porosidad sónica a 5474 pies
12. Determinar tipo de hidrocarburo presente
13. Corregir porosidad por presencia de hidrocarburo si se requiere
14. Calcular factor de formación F
15. Determinar S
w
por el método R
o

16. Determinar S
w
por el método R
wa

17. Determinar S
w
por Archie (usar R
t
corregido por invasión)
18. ¿Recomendaría usted bajar otras herramientas?
19. ¿Recomendaría abandonar o completar el pozo?
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)
5500
RESISTIVIDAD (ohms)
LL8
ILm
ILd
POTENCIAL
ESPONTÁNEO (mV)
Rwa
20
- + SÓNICO (s/ft)
CALIBRE (pul g)
0 0.5
0.5 1.0
0.2 40
0.2 40
0.2 40
110 40
14 7
ILd
ILm
LL8
Calibre
t
Rwa
SP
Broca
7
7
/8"
A
B

Figura 10.17. Perfil hipotético DIL para el ejercicio 10.3
Print to PDF without this message by purchasing novaPDF (http://www.novapdf.com/)