You are on page 1of 45

Capítulo I

LA SEXUALIDAD COMO ELEMENTO DE IDENTIDAD

La sexualidad en el antepasado mundo de las bacterias fue inventada como manera de intercambiar y transmitir los genes de generación en generación, asegurando la supervivencia de las especies, aunque perecieran los individuos. Fue un largo proceso evolutivo en el que se daba también la reproducción, por la división en dos de cada individuo, en forma sucesiva El término "sexualidad" tal como lo entendemos hoy, aparece por primera vez en el siglo XIX como una construcción cultural que implica poder y dominio y no solamente lo relacionado con la biología. Freud, con la teoría psicoanalítica, describe nuestra naturaleza bisexual y las diversas maneras en que puede alcanzarse o no, nuestra heterosexualidad. No considera la homosexualidad como una enfermedad, sino que la traslada de la esfera de la moral (como perversión) a la medicina. También se debe a Freud la revelación conflictiva de la conexión entre sexualidad e identidad. La sexualidad de una persona depende de varios factores interrelacionados, como la identidad sexual, el sexo genérico, la orientación sexual y la conducta sexual. Si bien la sexualidad surgió como diferenciación progresiva del sexo como exigencia para la reproducción, aparecen actualmente, además, otros elementos biotecnológicos que permiten la superación de la esterilidad, la donación de gametos, la fecundación invitro, hasta la posible clonación y el permitir hijos no sólo de parejas heterosexuales. Los cambios que se han venido dando aceleradamente se relacionan con hechos tan notorios como la separación del placer sexual respecto de la reproducción. Como consecuencia, la planificación del número de hijos, de una
1

parte, y de otra la liberación de la mujer, han propiciado el cambio no sólo de las costumbres sexuales sino la forma misma de la institución familiar, independientemente del juicio moral sobre estos cambios. La expresión "familia artificial" se viene usando desde 1983 (R. Snowden y D. Mitchell) cuando se publicó un estudio acerca de parejas que solicita van la inseminación artificial con donante. El término expresa, con cierto sentido despectivo desde entonces, la denominación para cualquier familia que se constituya mediante técnicas de reproducción asistida. Existen hoy muchas formas no ortodoxas de familias con motivaciones múltiples, varios tipos de padres solteros o separados y multiparentales. No es que desaparezca la familia como núcleo de la sociedad, sino que se transforma hacia una cultura diferente de la usual, transición que estamos viviendo y que perdurará aún por años. La familia tradicional no es ajena a estos cambios que la biotecnología, y en especial la genética, han ido introduciendo en el comienzo de la vida humana, a través de formas diferentes de procreación. Con la fecundación invitro (FIV) se inició el cuestionamiento no sólo a cerca de la reproducción humana sino además sobre la constitución de la familia tradicional y el matrimonio hasta ahora predominante en la sociedad occidental A propósito de las técnicas de reproducción asistida y la genética, incluyendo la clonación, se van generando nuevos formatos de familias. El factor predominante en la constitución familiar ha sido la cuestión económica de productividad para la supervivencia, en sus diferentes manifestaciones. Esto es posible observarlo desde la familia extensa pasando por la familia nuclear, desde el concepto Hobbesiano de familia como una diminuta monarquía compuesta por el hombre y sus hijos (no menciona a la mujer), o un hombre y sus siervos, o un hombre y sus hijos y sus siervos juntos, hasta contextos actuales en que hombres y mujeres estudian, hombres y mujeres trabajan, y las posibilidades de unidades familiares se vuelven ilimitadas. En la actual sociedad globalizada, la creciente movilidad geográfica, los medios de comunicación, las tecnologías de la información, la autonomía de la
2

sexualidad, etc., están cambiando elementos tradicionales de la vida social que habían perdurado por mucho tiempo. La liberación de la sexualidad es un factor sobresaliente en este cambio que tiene íntima relación acerca de las maneras de entender la vida y genera profundas reflexiones bioéticas. Desde un enfoque humanista, la sexualidad es entendida como una expresión del ser humano total, como un proceso biofisiológico, emocional y experiencia de la función erótica y genital, es decir, el conjunto de lo que sentimos, creemos, pensamos y evidenciamos acerca de nuestra genitalidad y erotismo. (Londoño M.L., 1989. pág.16). La estructuración de la sexualidad ocurre durante la vida y está condicionada por factores biológicos, intrapsíquicos y socioculturales. La sexualidad es un elemento de la cultura susceptiblemente ligada a la personalidad, no solamente en sus aspectos reproductivos y placenteros sino en la identidad de género como autoconciencia del sujeto y sentimiento de pertenencia a uno o otro sexo. Nacemos seres sexuados con un sexo biológico determinado y nos hacemos sexuales con una identidad de género específica. Nos sabemos seres sexuales, no sólo por las sensaciones corporales que experimenta nuestro cuerpo, o por los significados culturales que le asignan a nuestra existencia los seres que nos rodean y en general el mundo social, sino que es ese intercambio entre lo privado y lo público, esa interacción entre el mundo interno lo que nos rodea con lo cual los humanos construimos nuestra identidad. La noción de identidad de sí mismo de sí misma es decir, ¿quién soy? ¿Para dónde voy? ¿Qué quiero? ¿Qué proyectos de vida tengo?; Puede ser definida en dos niveles, el primero como un proceso y el segundo como una estructura. El nivel de proceso es aquel por medio del cual la persona conceptualiza o categoriza su conducta tanto externa como su estado de ánimo. El nivel estructural se refiere a los sistemas de conceptos disponibles para la persona en un intento por definirse a sí misma. El fenómeno de adquisición de identidad de sí misma, se inicia desde etapas muy tempranas en la vida, como un proceso dinámico y didáctico, resultado en sus primeras etapas del autoconocimiento por exploración y posteriormente de

3

una interrelación de la persona con el medio Social, de la confrontación con los y las demás. Esta búsqueda de identidad personal que es en realidad un sentido de identidad humana, comprende la búsqueda de una serie compleja de identidad dentro de las cuales es tal vez la identidad sexual. La mayor repercusión en el proceso de toma de conciencia, de la persona como tal y la que causa un efecto más determinante en el desarrollo de la personalidad. La sexualidad, la identidad sexual y la personalidad instauran un sistema de regulación que permanentemente hace parte del proceso de desarrollo. 1. Unidad de lo cognitivo y lo afectivo, de la autoconciencia y el sentido de la pertenencia a un género. 2. Reflejo de la individualidad irrepetible de la personalidad y su esfera sexual. 3. Estabilidad y consistencia, ya que una vez conformada como parte inherente de lo que somos, mantiene su significación existencial a lo largo de todas las edades. De igual forma, puedo utilizar muchas cirugías plásticas para modificar mi apariencia, incluso cambiar mi nombre, mi vivienda, inventar una nueva historia, visualizarme con todos esos cambios sabré de mis transformaciones, pero seguiré siendo yo, diferente, irreconocible para muchos, pero yo, y es la identidad lo que me impide que me disfrace de mí misma o me pierda de mí misma. Orienta la actividad en correspondencia con la conciencia y el sentido de ser y formar parte de un género. De este modo, su función en la dinámica de la personalidad radica en que • • • Induce, estimula y sostiene la actuación. Participa directa e indirectamente en la regulación del comportamiento. Matiza todas las conductas y manifestaciones de la sexualidad en sus dimensiones individual, de pareja, familiar. IDENTIDAD DE GÉNERO, ROLA DE GÉNERO, ORIENTACIÓN SEXO
4

El proceso de convertirse en hombre o en mujer y de sentirse hombre o mujer, de aceptarse como hombre o como mujer, es un proceso lento y complicado que involucra factores genéticos, psicológicos, sociales y culturales. Es un proceso extremadamente complejo como lo indican en sus trabajos Erick Erickson, que implica una relación positiva de inclusión y una negativa de exclusión.

Genéticamente el sexo está determinado por la formula cromosómica XY y XX. La diferenciación sexual que hace que un embrión XY se convierta en un niño declarado como varón en el registro civil, o una niña declarada como tal. Atraviesa etapas sucesivas involucrando una serie de acontecimientos que conducen a dicha diferenciación, de acuerdo con los estudios embriológicos realizados en todos los mamíferos, el embrión tiende espontáneamente a dar origen a una hembra somática; para que se lleva a cabo la formación del macho es preciso que las Gónadas que los testículos embrionarios secreten hormonas hacia la quinta macho. semana de gestación para que llegue a ser un

Entonces el primer sexo que puede considerar es el SEXO GENÉTICO O CROMOSOMATICO: sexo que corresponde fundamentalmente a la fórmula XY en el macho y XX en la hembra, denominando el carácter sexual primario.

Luego se da el paso al sexo gonádico o fenotípico; que se da de acuerdo con las características que corresponden a la descripción de las características sexuales secundarias. Secuencialmente aparece el SEXO HORMONAL que depende de la función de las gónadas con la presencia de estrógeno en las hembras y andrógenos en el macho. El llamado SEXO CORPORAL está determinado a su vez por tres sexos: el sexo gonojórico que corresponde a los órganos genitales de carácter interno; el sexo genital externo que depende de los órganos sexuales externos
5

y el sexo somático que está determinado por los caracteres sexuales corporales y por los genitales externos.

Biológicamente hablando de determinación del sexo se puede representar con el siguiente esquema • • • • • • • • • • • • Sexo Genético Estado. Andrógeno: Macho Indiferenciado. Sexo Gonádico Estrógeno: Hembra Gónada. Masculina. Testículo. Gónada. Femenina. Sexo Hormonal Ovario. Sexo Somático. Gonogérico Sexo Corporal.

ÓRGANOS GENITALES CARACTERÍSTICAS. INTERNOS EXTERNOS. SEXUALES CORPORAL. SEXO DE ASIGNACIÓN.

6

Con el sexo de asignación y crianza: determinado fundamentalmente por el aspecto genital del recién nacido se da paso a los factores sociales y psicológicos que tienen fundamental trascendencia en la identidad sexual de una persona. De acuerdo con el sexo de Asignación esa persona niño o niña va a tener un nombre y un sexo legal inscrito en el registro civil, el sexo de asignación y crianza atribuido al nacer es de enorme importancia ya que con esta determinación la persona inicia sub relación con el mundo, su identidad como Hombre o como Mujer ante la sociedad y el Estado. Con el sexo de asignación y crianza comienza el proceso de identificación sexual, ese proceso psicológico que repercute en la totalidad de la persona y que consiste en hacer propios los pensamientos y la conducta de quienes nos rodean. Proceso que desemboca en la identidad sexual, considerada como una serie de sentimientos, percepciones, actitudes a nivel profundo por las que el hombre se siente y acepta plenamente como hombre y la mujer se siente y acepta como mujer. Con el término IDENTIDAD SEXUAL se alude a dos conceptos bien diferenciados: primero, relativo a la identidad y a la sexualidad; segundo, más en relación con la experiencia interna de pertenecer a un sexo.
 En el primer caso, que no se abordará en este artículo, numerosas

investigaciones se centran en la identidad sexual como el auto concepto de cada persona según se relacionan el sexo, género, orientación sexual, Identidad de género y el conjunto de habilidades con las que esta persona se desenvuelve en su vida y en relación a la sexualidad. De ahí hablaríamos de distintas formas de organizar la identidad sexual dado el extenso desarrollo histórico de distintas identidades. Por ejemplo, la transexualidad, el travestismo u otras manifestaciones de roles de género pueden constituir identidades sexuales, desde la Teoría Queer.

Por otro lado, en el segundo caso, el cual se extiende en este artículo, la identidad sexual es la suma de
7

las

dimensiones

biológicas

y

de conciencia de un individuo que le permiten reconocer la pertenencia a un sexo u otro, es decir, ser varón o mujer (ser macho o hembra) independientemente de la identidad de género (sentirse como varón o mujer) o su orientación sexual (tendencia o inclinación sexual). Este concepto está en estrecha relación con la identidad de género, hasta el punto de que con frecuencia suelen usarse como sinónimos La identidad sexual o sexo psicológico llamada también identidad de género, comienza con la percepción de pertenencia a uno u otro sexo, desemboca en el llamado núcleo de identidad de género que se refiere a la convicción de que el sexo asignado es el correcto. Soy hombre y soy mujer es una afirmación que se impone antes de los dos años de edad y se mantiene por lo general a lo largo de toda la vida. Se está discutiendo en qué medida la programación genética condiciona la formación de Género Milton Diamond, cree que las hormonas que actúan en la etapa original en el cerebro, diferencias de orden sexual, y que estas diferencias son condicionante decisión de la conducta posterior del individuo (Diamond, 1997). John Money está de acuerdo pero subraya que en la mayoría de las personas el factor que más influye en la configuración de género es el aprendizaje social (MONEY y EHARDT, 1972 MONEY, 1980 RONE y WIEDEKING, 1980) donde la acción genética prenatal y la acción de los mecanismos biológicos no son suficientes para compensar los efectos del aprendizaje prenatal. Según John Money: la identidad de género es la experiencia privada del rol de género y el rol de género es la manifestación pública de la identidad de género. El rol de género se refiere a todo lo que una persona dice y hace para demostrar a otros (as) o así misma el grado en que es del sexo femenino, masculino, o andrógino; dicho de otra manera, el rol sexual es el manejo de patrones, comportamientos y mensajes determinados por la cultura que moldean la expresión de lo que se considera como socialmente masculino o femenino. La formación de la identidad de género se inicia en la primera infancia con el desarrollo del concepto de sí mismo o sí misma y con el descubrimiento y actitud hacia el propio cuerpo. Cuando el niño o la niña empiezan a saber

8

quiénes son, cómo es su cuerpo y cómo el cuerpo de las y los demás, lo que puede o no hacer su cuerpo, cómo están dispuestas o si es un niño o niña. Hechos importantes que repercutirán en el desarrollo de la personalidad y el desarrollo Sexual. Se encuentran varias teorías que explican cómo los niños y niñas adquieren su identidad sexual, conciencia de que son hombres o mujeres, como la teoría del Psicoanálisis, la teoría del Aprendizaje Social y la teoría Cognoscitiva.(MESSI)

TEORÍA DEL PSICOANÁLISIS La explicación de Freud del desarrollo de la identidad sexual destaca la importancia de la identificación. El niño o la niña se identifican con el progenitor del mismo sexo como el resultado del conflicto de Edipo o Electra. Adoptando así comportamientos típicos sexuales y actitudes de ese progenitor. El super Yo (fabricado del yo ideal y de la conciencia) se desarrolla cuando el complejo de Edipo o el de Electra están resuelto. TEORÍA DEL APRENDIZAJE SOCIAL Sostiene que los niños y niñas adquieren su identidad de género identificándose con Modelos. La identificación es la adopción de las características, creencias, actitudes, valores y conductas de otra persona o grupo. Esto en términos de Freud: El niño se identifica con el padre del mismo sexo al resolver el complejo de Edipo o de Electra. De acuerdo con la teoría del Aprendizaje social: la identificación ocurre cuando el niño o niña observa e imita uno o más modelos personales, en los primeros años de vida, los modelos a observar e imitar son ante todo los padres. Además los padres y madres tratan en forma distinta a los niños y niñas desde el momento que saben su sexo, a esta actitud se le llama socialización diferencial, que repercute tanto en la identidad como en el rol de género (Kagan, 1976 - Peterson, 1980). TEORÍA COGNOSCITIVA EVOLUTIVA

9

Según (KOHLBERG, 1966) el desarrollo de género es paralelo al desarrollo intelectual, las niñas y los niños menores de 3 años tienen una visión simplificada del género. Ellos pueden creer que basta con ponerse una falda y peluca, para que un hombre se transforme en mujer. El niño o niña aprende primero el rótulo de niño-niña de la misma manera como aprende los rótulos para silla, juguetes, etc. Posteriormente, aprende otras características que le dirán cuándo una persona es hombre o mujer, aparentemente no utilizan las diferencias genitales hasta los 5 ó 6 años -cuando han llegado a cierto nivel cognoscitivo-comprende que el género es una característica permanente, y sólo en este momento estará en condiciones de configurar una sólida identidad de género donde el niño o niña comprende, mediante la observación y la imitación que hay determinadas conductas que convienen mejor para uno u otro sexo. A diferencia de la teoría del aprendizaje esta teoría sostiene que el niño copia el comportamiento de los adultos, no para obtener recompensa, sino para lograr su propia identidad. (Kaplan, Sedney, 1980) LA TEORÍA DEL ESQUEMA DEL SEXO Una variación de la teoría del desarrollo cognoscitivo que se aproxima a los aspectos del aprendizaje social sostiene: los niños y niñas se ajustan a su auto concepto del esquema del sexo por su cultura, o patrón de conducta organizado socialmente para hombres y mujeres, lo cual determina que el esquema del sexo de una cultura o un individuo puede cambiar. El conocimiento que tiene el niño de su cuerpo y de su sexo cambia con la edad, así: • • A los 3 años, ellos y ellas distinguen perfectamente entre niño y niña. A los 4 años emplean correctamente los rótulos de niño-niña en sentido general, para clasificar a otras personas y a ellos (as) mismos (as). Usan los pronombres correspondientes (él, ella, ellos, ellas, mío, tuya), muestran preferencia por juguetes y actividades asociadas a su propio sexo.

10

A los 5 ó 6 años comprenden que el género es permanente. Ejemplo: si es niña no puede ser niño, simultáneamente comprende las diferencias entre genitales e identidad sexual.

Los niños y niñas al ingresar al colegio tienen un claro conocimiento de su sexo y de los estereotipos del hombre y de la mujer y de sus características. es más frecuente que los niños y niñas adopten comportamientos que vayan con su identidad sexual e imitan a los adultos de su mismo sexo que a los del sexo opuesto (estas afirmaciones son más válidas para los niños, porque ellos manifiestan mayor preferencia por los juguetes y actividades asociadas con la masculinidad, mientras que en las niñas es más débil.

La identidad del papel sexual adoptada en esta primera infancia persiste hasta la edad adulta (a excepción cuando se someten a cirugías para cambio de sexo). Si bien es cierto que padres y madres juegan un papel importante en el proceso de identificación, la escuela ó institución educativa también ejerce una influencia directa en el desarrollo de la identidad. Sin lugar a dudas, educadores y educadoras, miembros de una sociedad y cultura, tenemos que darnos cuenta de cuál puede ser nuestro papel en la definición del género. El aprendizaje de lo masculino y lo femenino, el sentido de ser hombres y ser mujeres, que es lo que posteriormente va a definir en niños y niñas su proyecto de vida. Las facilitadoras de esta concreción práctica basándonos en estas premisas teóricas desarrollamos actividades con una metodología dialógica concientizadora y reflexiva que permitieron a las y los participantes:  Identificar el papel del educador y educadora dentro del proceso de desarrollo de identidad sexual.  Dar a conocer algunas herramientas pedagógicas para el trabajo práctico con niños y niñas en el aula de clase. Ejemplo: el uso pedagógico de los muñecos de trapo sexuados.  Reflexión acerca de un modelo educativo con igualdad e oportunidades para niños y niñas.
11

ORIENTACIÓN SEXUAL E IDENTIDAD DE GÉNERO Y DERECHO INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS El deber de proteger el derecho a la vida supone la prohibición de devolver, deportar, expatriar, expulsar, trasladar o de otro modo enviar a una persona a un país donde se enfrenta un riesgo real de privación de la vida por motivos arbitrarios408. En particular, los Estados que ya hayan abolido la pena de muerte tienen la obligación tanto de no utilizarla como de no “exponer a una persona al riesgo real de su aplicación” El Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha indicado que “la protección contra la privación arbitraria de la vida que se requiere de forma explícita en la tercera frase del párrafo 1 del artículo 6 [del PIDCP] es de importancia capital. El Comité considera que los Estados Parte no sólo deben tomar medidas para evitar y castigar los actos criminales que entrañen la privación de la vida, sino también evitar que sus fuerzas de seguridad maten de forma arbitraria. La privación de la vida por las autoridades del Estado es una cuestión de suma gravedad. Por consiguiente, la ley debe controlar y limitar estrictamente las circunstancias en que dichas autoridades pueden privar de la vida a una persona”. El derecho a la vida requiere además que los Estados tomen medidas razonables para proteger a sus ciudadanos de ser privados arbitrariamente de la vida. Estas medidas incluyen, en el ámbito del orden público, la obligación de combatir la violencia, y en el ámbito de la actuación de las fuerzas de seguridad, la obligación de actuar para impedir actos específicos de violencia previsibles. También se viola el derecho a la vida de una persona en aquellos casos en que “las autoridades tienen o deberían haber tenido conocimiento de un riesgo real e inmediato para la vida de una persona identificada derivado de los actos delictivos de una tercera persona, y no adopten medidas […] para evitar dicho riesgo”. En un asunto donde un recluso con una enfermedad mental,
12

Christopher Edwards, fue asesinado por su compañero de celda, Richard Linford, conocido por las autoridades del penal como un esquizofrénico violento y paranoico, el Tribunal dictó una violación de la obligación del Estado de proteger la vida de Edwards, puesto que “se disponía de información que identificaba a Linford como un riesgo grave y real para Christopher Edwards, cuando lo asignaron a su celda”. El caso Edwards puso asimismo de manifiesto la mayor obligación del Estado de proteger el derecho a la vida de las personas que no pueden defender su derecho a la vida por sí mismas . Estas obligaciones incluyen la protección de la vida de los reclusos, los enfermos mentales y los niños. Puede sostenerse que es plausible incluir dentro de esta categoría a las minorías sexuales. Las personas detenidas dependen exclusivamente del Estado para que garantice sus derechos; de esto se desprende que el Estado tiene una mayor obligación de protegerlos. La Corte Interamericana ha señalado una obligación de “mantener en un absoluto mínimo” las restricciones “colaterales” de los derechos humanos resultantes de la privación legal de libertad. Así, un Estado violó el derecho a la vida de reclusos juveniles que murieron en un incendio en un penal sin alarmas de incendio, extintores ni planes de evacuación.(GORDA)

13

Capítulo II
HOMOSEXUALIDAD
I. Definición

El termino homosexualidad fue usado por primera vez por la psiquiatra Húngara Károli Mária Kertbeny en 1869. La homosexualidad fue introducida por primera vez a la literatura médica en la segunda mitad del siglo XIX, como el deseo erótico por personas del mismo sexo. En este momento surgieron varios estudios desde el punto de vista médico que investigaron la homosexualidad desde el psicoanálisis. También hubo en esta época estudios dirigidos hacia la parte biológica. Se consideró entonces que la homosexualidad era una diferenciación sexual imperfecta que se evidenciaba con diferencias anatómicas en el cerebro. La segunda área fue la del comportamiento genético, que trató de encontrar la fuente y la magnitud de las influencias genéticas en la orientación sexual. Recientemente han surgido, aparte de estas dos áreas otras dos, que son la inestabilidad del desarrollo de Lalumiere, Blachard, & Zucker, en el año 2000; Mustanski, Bailey, & Kaspar, en 2002, y la relación entre la homosexualidad y el numero de hermanos mayores de Blachard, 1997. Etimológicamente, homosexual significa “igual” (del latín homo) y “sexo” (del latín sexus). Encontrar una definición unívoca del concepto, sin embargo, resulta mucho más complejo que buscar su etimología puesto que la homosexualidad se da en personas concretas, con toda la multiplicidad de sus
14

características propias. Con todo, en la literatura científica se pueden encontrar algunas definiciones especialmente atingentes para el punto central de este estudio. En particular: a) “Son considerados homosexuales los individuos que en la edad adulta prueban y se sienten motivados por una atracción sexual neta y preferencial por las personas del mismo sexo, y quienes tienen habitualmente (pero no obligadamente) relaciones sexuales con ellas”3. b) “(La homosexualidad) se presenta como la condición humana de una persona que, a nivel de la sexualidad, se caracteriza por sentirse condicionada a expresarse ‘sexualmente’ sólo con las parejas de su mismo sexo”. c) “(La homosexualidad) es una anomalía que consiste en la desviación de la atracción afectivo-sexual, debido a la cual el sujeto prueba e incluso practica relaciones sexuales con personas de su mismo sexo”5.

d) “Consideramos que es homosexual aquel individuo, varón o mujer, que siente atracción erótica hacia miembros de su propio sexo”

e)

“En

sentido

estricto

la

homosexualidad

está

dada

por

el

comportamiento homosexual estable, arraigado en una forma específica de la personalidad que rechaza a la mujer como compañera sexual (o al varón como compañero sexual en la homosexualidad femenina)”.

f)

“El homosexual es aquel individuo, varón o mujer, que en la edad adulta experimenta permanentemente una atracción erótica hacia personas del mismo sexo, y que habitualmente realiza también con ellas actos genitales”.

15

II.

Algunas observaciones

De estas definiciones se pueden ya extraer algunos datos importantes. En primer término, considerando que la persona humana sólo se encarna sexuada, vale decir, según lo masculino o lo femenino, la persona homosexual es necesariamente varón o mujer. Ello se debe a que la identidad sexual está íntimamente relacionada con la identidad personal (biológicamente expresada) que es masculina o femenina. De aquí se sigue una primera consecuencia de interés, que a pesar de su obviedad ya ha sido cuestionada en ciertos ambientes: la homosexualidad no puede corresponder a una especie de tercer sexo. En segundo lugar, es importante aclarar que al hablar de una persona homosexual se está haciendo alusión a una persona cuyo fenotipo corresponde al masculino o al femenino. Es decir, los hombres afeminados no son necesariamente homosexuales. Lo mismo sucede con las mujeres “varoniles”, cuyo aspecto no es sinónimo per se de lesbianismo. En esta línea van las observaciones de Cesari al plantear que la persona homosexual es un individuo clínicamente “normal”11. El autor relata que en un examen de 100 sujetos (50 hombres y 50 mujeres) heterosexuales y otros 100 sujetos (50 hombres y 50 mujeres) homosexuales, todos resultaron biológicamente normales. Asimismo, en el examen de 1000 varones aparentemente hiperdotados o subdotados de características externas y actitudinales masculinas, sólo dos fueron encontrados homosexuales. De esto se concluye que las personas homosexuales no tienen una secreción endocrina diferente de las heterosexuales. De hecho, al suministrarles hormonas de su mismo sexo se obtiene, a lo sumo y en algunos casos, un aumento de la libido, pero su tendencia y comportamiento desviado no cambian. Desde esta perspectiva, entonces, la homosexualidad no es una condición del cuerpo sino, probablemente, algo más bien vinculado a la personalidad, al modo como la persona vive su ser varón o mujer. Esto es lo que se suele llamar la homosexualidad “estructural”, y que permite postular que la característica fundamental de la homosexualidad es un estado

16

permanente de disposición y de preferencia erótica hacia una persona del mismo sexo. Dentro de esta categoría (y también del presente documento) se excluye la llamada “homosexualidad transitoria”, que es la que se puede dar en un individuo durante una etapa breve de su vida (especialmente en la adolescencia), y la “homosexualidad de sustitución”, que es la que se observa en los ambientes donde se está obligado a vivir con personas del mismo sexo. Esta aclaración es importante porque no siempre el comportamiento homosexual es índice de una tendencia homosexual, como tampoco todo aquel que tenga una tendencia homosexual la traduce necesariamente en un efectivo comportamiento homosexual. El conocido psiquiatra chileno Armando Roa afirma que la homosexualidad de los reos en las cárceles no es genuina, sino sólo facultativa u ocasional, puesto que en cuanto pueden buscan a una mujer y dejan de presentar los síntomas señalados. También se excluye de la definición a aquellas personas que han sufrido alguna anormalidad en la diferenciación de sus órganos sexuales durante su desarrollo y a las personas transexuales quienes, a diferencia de las homosexuales, viven como si pertenecieran al sexo opuesto del que tienen biológicamente, por lo que desean transformar su propio cuerpo. En el caso de las personas transexuales, el problema obedece a una perturbación en su identidad sexual, determinada por el contraste entre su sexo “biológico” y su tendencia “sicológica”. Es interesante notar que casi la totalidad de los casos de personas transexuales son sujetos de sexo masculino quienes, sicológicamente, se sienten, mujer y tienden a identificarse con el sexo femenino. Además, a la luz de esta definición, se aprecia que a pesar de que la persona transexual se siente atraída por un “símil”, lo percibe como un “disímil”, mientras que la persona homosexual busca al “símil” percibido como tal. En el caso de la persona homosexual, entonces, la atracción afectiva y sexual se desvía hacia una persona del mismo sexo. III. El desarrollo del ser humano en cuanto sexuado

17

Alcanzar la identidad sexual y orientarla de modo adecuado es un proceso largo y delicado, que depende de muchas variables. Los seres humanos somos muy complejos y nuestra sexualidad se inserta dentro de ese mismo contexto. Por ello, para aproximarnos al tema, es importante describir aunque sólo sea brevemente– el proceso de diferenciación sexual de los seres humanos desde el momento de la fecundación hasta la edad adulta. El carácter sexuado del individuo está presente desde el mismo momento de la fecundación. En efecto, el cigoto lleva en sí la información de su propio sexo: si el nuevo organismo humano generado en la concepción es de sexo masculino, sus cromosomas sexuales serán X e Y. Si, en cambio, es de sexo femenino, esos cromosomas serán XX. Luego, la segunda etapa del proceso de diferenciación sexual de este nuevo ser, que ya está genéticamente determinado como varón o mujer, se relaciona con la formación de las gónadas. Este momento, conocido como el “sexo gonádico”, se vincula con la definición de las estructuras anatómicas e histológicas de las glándulas sexuales (en el varón los testículos, en la mujer los ovarios). Las gónadas, que están íntimamente relacionadas con el sexo cromosómico, se empiezan a formar alrededor del día 20 tras la fecundación, y demoran aproximadamente 60 días en estructurarse. En el caso del varón, la relación entre el sexo cromosómico y el gonádico se produce porque, al ser XY, se activan algunos genes20. Si falta el cromosoma Y, como sucede en el caso de las mujeres, la gónada primitiva inicia su desarrollo como ovario a partir de la octava semana y lo termina en los últimos meses de vida fetal. La tercera etapa de este proceso comienza en la séptima semana, con el desarrollo de los conductos genitales de Wolff o de Muller, según sea un embrión de sexo masculino o femenino respectivamente. Ello lleva a la formación de los genitales internos propiamente masculinos y femeninos. Posteriormente, la cuarta etapa consiste en la formación de los genitales externos: el llamado “sexo fenotípico”. Éste, que se manifiesta en los órganos genitales propiamente masculinos y femeninos, es el resultado lógico y natural a que conduce el sexo genotípico en un proceso normal de desarrollo. En la actualidad se realizan estudios para conocer de qué manera este proceso de desarrollo del carácter sexuado del ser humano como varón o
18

mujer influye en el cerebro de la persona. Según parece, habría una serie de transformaciones a nivel cerebral que explicarían una diferenciación de la corteza cerebral relacionada con las actividades cognoscitivas y motoras de los varones y las mujeres. A nivel biológico, entonces, salta a la vista cómo todo el proceso de desarrollo de un nuevo ser humano es un continuum claramente ordenado a que el cuerpo que se está formando se defina por su condición de hombre o mujer, con sus peculiaridades propias y específicas. Desde esta diferenciación corporal ya se podría entender por qué cada persona, desde su orientación particular, descubrirá la posibilidad de plenitud justamente en un ser similar a ella en cuanto a su humanidad, pero diversa en cuanto a su pertenencia al sexo opuesto. Esta diferencia que posibilita el encuentro entre hombre y mujer, tiene como condición necesaria de posibilidad la diversidad y complementariedad genital, y se actualiza como acto de voluntad cuya raíz última es el deseo de trascendencia y de donación completa al otro. Pero en todo caso, sólo con los antecedentes ya expuestos podemos concluir que, al menos en un nivel biológico es evidente que el proceso de desarrollo de un nuevo ser humano está pre ordenado a configurarse como un cuerpo de hombre o de mujer. No obstante, el “sexo biológico” no es el único relevante en esta discusión. Otro concepto que ocupa ya un lugar importante en la literatura es el de “sexo sicológico”. Éste se define como “la convicción íntima, robusta y firme de pertenencia a un género determinado. El sexo sicológico o la identidad sexual no debería estudiarse como algo externo o ajeno a la persona, como algo sobreañadido a ella, sino más bien como un aspecto o dimensión de una persona que, a lo largo de su evolución, ha ido adquiriendo esta condición de forma consistente, como su modo de ser o su configuración natural”. Complementando esta primera definición, hay otra que señala que el “sexo sicológico” es “la percepción o íntima convicción que cada uno tiene de pertenecer al sexo masculino o femenino (identidad sexual o de género), de la cual depende por lo tanto el rol sexuado (o de género) que la persona asume en la sociedad, es decir, todo lo que ella hace o dice para indicar a los demás o
19

a sí misma su pertenencia a ese determinado sexo (en este caso se habla de sexo social)”. Con la introducción de este nuevo concepto se puede comprender por qué, a pesar de que en el nivel biológico la investigación es más que concluyente, el debate en torno a la homosexualidad sigue abierto.

Cabe subrayar que según estas definiciones de “sexo sicológico” el sexo se adquiere a partir de nuestra vida consciente (al modo de un hábito o “segunda naturaleza”, por lo que potencialmente se podría también cambiar), y sin ninguna relación necesaria con nuestro genotipo o fenotipo sexual. Volveremos sobre esto tras la exposición de algunas hipótesis acerca de las causas de la homosexualidad.(GORDY)

Causas de Homosexualidad
1.

Teorías Biológicas.

Las teorías biológicas pretenden explicar el origen de la homosexualidad en base a factores etiológicos de naturaleza orgánica. Según el tipo de factores en los que se centran encontramos tres grupos: Las que ponen énfasis en factores genéticos (Kallman, 1952), la que destacan el papel d elas hormonas como elementos predisponentes de la futura orientación sexual (Kolodny, Masters, Hendryx y Toro, 1971; Dorner, 1976) y aquellas que pretenden demonstrar la existencia de diferencias estructurales en el cerebro de homosexuales y heterosexuales (Swaab y Hofman, 1990; Le Vay, 1991) A. Teoría Genética: Postula de manera general, que la homosexualidad es innata. Su origen está en los genes, siendo el factor responsable principalmente la presencia de determinadas características asociadas al cromosoma X transmitido por la madre. La investigación pionera en este sentido, es el ya clásico trabajo con gemelos
20

realizado por Kallman (1952), el cual además de confirmar una indudable relación causal entre factores genéticos y homosexualidad, sentó las bases para el estudio genético de la sexualidad humana. Este médico aleman llevó a cabo un estudio sobre la orientación sexual de diversas parejas de gemelos varones (44 monozigóticos y 51 dizigóticos), encontrando una concordancia del 100 % para la orientación homosexual en el caso de los monozigóticos y del 25 % en dizigóticos. con estos asombrosos resultados solo procedía confirmar que efectivamente la homosexualidad tenía un fuerte componente genético. Pero rápidamente aparecieron las críticas, fundamentalmente metodológicas, siendo la más importante el haber utilizado gemelos que han sido educados en un mismo ambiente. Hasta el mismo Kallman (1960) terminó afirmando que sus resultados había que tomarlos con prudencia. En efecto, otros estudios más recientes (Bailey y Pillard, 1991; Bailey, Pillard, Neale y Agyei, 1993: Hamer, 1994; Pillard y Bailey, 1995) no han podido confirmar estas probabilidades iniciales. Sin embargo, segun ellos mismos señalan, sus resultados siguen apuntando hacia una influencia genética importante en la homosexualidad, tanto entre hombres como entre mujeres. Le Vay y Hamer (1994)(citado por Lacadena, 1997) resume del siguiente modo los resultados de las distintas investigaciones realizadas con gemelos: a) Entre los datos referentes a la homosexualidad en hombres se observa que en gemelos monozigóticos la probabilidad de que ambos sean homosexuales es del 57 %, mientras que en dizigóticos es del 24 % y del 13.5 % entre hermanos no gemelos b) Entre mujeres, los porcentajes son del 50 % para gemelas monozigóticas, 16 % para dizigóticas y 13 % para no gemelas. Muy recientemente ha aparecido otra línea de investigación dentro de la teoria genética, son los estudios genealógico-genéticos (Hamer, Hu, Magnuson y Pattatucci, 1993). Estos autores realizan un estudio para tratar de confirmar que los hombres homosexuales tienen una alta probabilidad de tener parientes también homosexuales en la linea materna de la familia. Efectivamente, sus resultados
21

indican que comparada con la tasa de homosexualidad de la población general (estimada en un 2-3 %) entre hermanos se da un porcentaje casi 7 veces mayor, igualmente los tios maternos, primos (hijos de hermanas de la madre) presentan probabilidades más altas de ser homosexuales que el conjunto d ela población. Pero además de determinar la tasa de homosexualidad en familias se plantearon hacer un análisis genético del ligamiento de cromosoma X. Tras estudiar a 40 pares de hermanos homosexuales determinaron que había 5 marcadores moleculares pertenecientes a la región Xq 28 (región subtelomérica del brazo largo del cromosoma X) que en 33 de los 40 pares de hermanos segregaban conjuntamente con la orientación homosexual. Con esto tendríamos una nueva evidencia del origen genético de la homosexualidad, pero hasta el momento solo d ela masculina, ya que éstos resultados no se confirmaron en mujeres (Hu, Pattatucci, Patterson, Fulker, Chemy y Hamer, 1995) No es concreto, por tanto decir, que la homosexualidad tiene un origen genético, ni es tampoco cierto que se haya encontrado o aislado el "gen gay" como en su momento afirmaron algunos medios de comunicación. B) Teoría Hormonal: Otra de las explicaciones de la naturaleza biológica de la homosexualidad es la que pone de relieve la importancia de los niveles hormonales como agentes responsables de esta orientación sexual. Dado que todos, hombres y mujeres disponemos de hormonas sexuales masculinas y femeninas, andrógenos y estrógenos, en diferente proporción según nuestro sexo, la premisa básica de la que parten estos estudios es que una descompensación en el nivel de las hormonas causa la homosexualidad, tanto en hombres como en mujeres. Desde este presupuesto cabe esperar que si se comparan hombres con
22

diferente orientación sexual, los homosexuales deberían tener mayores niveles de estrógenos y menores de andrógenos que sus homólogos heterosexuales. Y entre las mujeres, sucedería lo mismo, las lesbianas, comparadas con las heterosexuales, tendrían mayores cantidades de andrógenos y menores de estrógenos. Con el objetivo de comparar esta hipótesis se realiaron numerosos estudios comparativos entre personas homosexuales y heterosexuales, pero los resultados que se obtuvieron fueron contradictorios. En estos casos (Kolodny, Hendryx, Masters y Toro, 1971; Pillard y Weinrich, 1986; Starka, 1975), se confirma que efectivamente los hombres homosexuales tiene menores niveles de testosterona y mayores de hormona luteinizante en sangre que los hombres heterosexuales, y además el volumen de esperma en su eyaculación era deficiente. Sin embargo, en otros, no se han encontrado diferencias significativas (Meyer, 1981: Sanders, Bain y Langevin, 1984), e incluso hay un tercer grupo cuyos resultados indican que los homosexuales tienen un nivel de testosterona superior al d elos heterosexuales (Brodie, 1974; Tourney y Hatfield, 1973). Igualmente, en el caso de las mujeres tampoco se ha podido demostrar que exista una relación entre el nivel de andrógenos y el lesbianismo (MeyerBhburg, 1984). A pesar de la evidencia, los partidarios de la toria hormonal no han dejado de intentar demostrar su tesis, y dado que a partir d elos datos disponibles, no parece posible sostener que el nivel de hormonas después de la pubertad sea el factor determinante de la homosexualidad, aparece un importante grupo de investigaciones que sin rechazar necesariamente la importancia de un adecuado equilibrio hormonal durante la vida adulta, se han centrado en el papel de las hormonas durante el proceso de desarrollo cerebral y sexual prenatal (Domer, Rhode, Stahl, Krell y Hellman, 1984; Money y Ehrhardt, 1972; Money, 1988). La hipótesis que subyace e estos estudios es que la heterosexualidad en el
23

varón y la homosexualidad en la mujer serían la consecuencia de una exposición elevada a los andrógenos prenatales que daría como resultado un patrón de organización cerebral masculino. Por lo contrario, la homosexualidad en los hombres y la heterosexualidad en la mujer resultarían de una baja exposición a los andrógenos prenatales, desarrollándose así un patrón de organización cerebral femenino. Esta línea de investigación, importante tanto por el impacto que tuvo, como por la cantidad de estudios que suscitó, ha traído consigo igualmente una gran cantidad de criticas. Entre los muchos estudios que ponen en cuestión estas tesis, destacan los resultados de Gooren (1986) que ponen de relieve que en un grupo de hombres y mujeres transexuales la respuesta ante la administración de estrógenos era la misma que en las personas con su mismo sexo genético, mientras que tras la intervención de cambio de sexo y la terapia hormonal, la respuesta era consistente con su nuevo sexo. Una vez más los datos empíricos en cuanto a la correlación entre los niveles hormonales y la homosexualidad no apoyan la evidencia, o al menos son contradictorios. En cualquier caso, esto no significa que haya que desestimar las hipótesis biológicas, concretamente hormonales, como posibles factores predisponentes, pero sí que no deben ser tomadas como el único o principal factor responsable. Al igual que sucedía con los genéticos. C) Teoría Neuroanatomía: Un tercer grupo de estudios, de gran importancia en los últimos años, son los que pretenden demostrar que las causas de la homosexualidad se encuentran en algunas características de determinadas estructuras del cerebro, en concreto en el tamaño de un área del hipotálamo. Los trabajos más representativos de este planteamiento son los de Le Vay (1991), neuropatología de la Universidad de California, que tras comparar el hipotálamo de 19 hombres homosexuales y 16 hombres heterosexuales y 6
24

mujeres cuya orientación sexual era desconocida, afirmó que el tamaño de los núcleos intersticiales del hipotálamo anterior (INAH-3) entre los hombres heterosexuales era más del doble que en las mjeres y en los hombres homosexuales, mientras que entre los dos últimos grupos, no había diferencias. Según este autor, la estructura del INAH-3 es más pequeña en aquellas personas que sienten atracción sexual hacia hombres. Tan importantes y contundentes como parecen ser las conclusiones de este estudio, han sido las críticas que se le han hecho. Problemas metodológicos como el tamaño d ela muestra, no poder asegurar que los heterosexuales estudiados lo u eran realmente o que el estudio se haya realizado en homosexuales que habían fallecido a causa del SIDA (lo cual puede haber afectado el tamaño de los núcleos hipotalámicos) son, entre otras razones suficientes para tomar con mucha cautela estos resultados. Además, como afirma Breedlove (1994), no podemos dejar de pensar que quizá las diferencias encontradas por Le Vay podrían ser una consecuencia, y no tanto la causa de la orientación sexual. En definitiva y como conclusión de las teorías biológicas cabe afirmar que por el momento no se puede afirmar que la homosexualidad, o mejor la orientación sexual, sea determinada ni por factores genéticos, ni hormonales, ni tampoco neuroanatómicos unicamente. Es posible, eso sí, que alguno o quizá más de uno pueda predisponer, para que en interacción con factores de otro tipo, muy posiblemente de naturaleza psicosocial, la orientación sexual se especifique en uno u otro sentido. 2. A la luz de la sicología Los estudios disponibles parecieran indicar que, a la hora de intentar comprender el origen de la homosexualidad, los factores sicológicos y sociales son los que tienen el mayor impacto. Como la homosexualidad se vincula a la personalidad del sujeto, es lógico que para explicarla se recurra principalmente a la sicología.

25

Ahora bien, aunque es cierto que no en todos los casos de personas homosexuales hay una familia o un ambiente social al que se pueda atribuir su orientación, no es menos cierto que existen ciertos denominadores comunes en la situación familiar de muchas personas homosexuales que pueden iluminar el fenómeno. Por ejemplo, una figura parental del mismo sexo excesivamente frágil, severa u hostil, imposibilita la identificación del hijo; o también una figura parental del sexo opuesto tan seductora, o tan desorganizada desde el punto de vista emotivo, o bien tan humillante y hostil, dificulta que el hijo aprenda a confiar en el sexo opuesto. También hay padres que desean a toda costa un hijo de un sexo determinado, y si éste no corresponde al esperado debilitan o rechazan inconscientemente el sexo biológico de su propio hijo a través de actitudes que descalifican indirectamente las conductas correspondientes a su rol sexual. Un chico puede sentirse menos masculino, menos viril, cuando ha sido educado de una forma sobreprotectora y ansiosa por una madre entrometida o cuando su padre ha prestado poca importancia a su educación. En la mayoría de los casos es la combinación de estos estilos paternal y maternal la que predispone al desarrollo del complejo homosexual. Asimismo, cuánto afecten al hijo estos estilos parentales tendrá que ver con características temperamentales del niño, que casi siempre se relacionan con una gran sensibilidad a los estímulos afectivos. En general, tienen una fuerte inclinación a sentirse menos privilegiados, menos amados, puestos en una situación menos favorable. El egocentrismo innato del niño lo lleva a sobrevalorar determinadas experiencias donde se siente menos preciado. En cualquiera de estas situaciones la homosexualidad podría explicarse como el resultado de una evolución sicosexual deficiente, donde la persona no alcanza su madurez Sico afectiva. Así, la relación homosexual, en estos escenarios, es la respuesta a una dificultad real ocasionada por la ausencia de una relación identificadora con las figuras parentales.

26

(CHINO)

Capítulo III
EXISTEN CAUSAS GENETICAS DE LA HOMOSEXUALIDAD
27

La homosexualidad ha despertado, en la última década, un interés peculiar de muchos investigadores. Estos han trazado una línea de investigaciones de índole biológica para encontrar el origen de ésta orientación sexual. Sin embargo el asunto no ha sido aun dilucidado por diferentes problemas. Lo que si se ha logrado establecer, es que existen varias evidencias que nos indican un origen prenatal, es decir la característica homosexual se posee al nacer, y esta puede ser luego influenciada por factores del entorno. Para entrar a discutir sobre el origen de la homosexualidad es necesario primero homogeneizar los conceptos de los cuales hablaremos. El primer punto importante para empezar es la definición adoptada por la psiquiatría sobre lo que es la orientación sexual. La orientación sexual de un individuo se refiere a una tendencia de respuesta erótica, o a una atracción sexual por otra persona. La orientación sexual puede ser por una persona de su mismo sexo: homosexual, del sexo opuesto: heterosexual; o por las dos: bisexual. Es necesario aclarar debido a muchos errores literarios que estos términos no se refieren a apariencias físicas, a comportamientos típicos de los géneros, a formas de vestir. La orientación sexual consta de tres componentes: deseo, comportamiento e identidad. Estos tres elementos son considerados aparte por “La escala Kinsey de homosexualidad‐heterosexualidad”, la cual le otorga un número del cero al siete a las personas, donde cero es totalmente heterosexual y siete totalmente homosexual. Esta escala ha sido criticada debido a su conceptualización unidimensional y bipolar la cual sugiere que una atracción disminuida por un sexo se refiere a una atracción aumentada por el opuesto. Es importante referirnos a esta escala debido a que ha sido una de las más usadas para confirmar la orientación sexual de las poblaciones utilizadas por los estudios recientes. Otras aclaraciones necesarias son las que se refieren a los orígenes de la homosexualidad. Al referirse alguien al origen biológico de un comportamiento humano, se debe tener en cuenta que todas las funciones superiores se
28

derivan de funciones neurobiológicas determinadas por la estructura y el desarrollo del sistema nervioso. Sin embargo es importante entender lo amorfo de esta definición, pues eventualmente todos los comportamientos humanos tienen entonces un origen biológico, pues son controlados por el sistema nervioso central. Por esta razón es más fructífero preguntarnos si las diferencias en la orientación sexual reflejan primariamente diferencias en experiencias sociales, diferencias en factores biológicos o en ambas. El origen genético se refiere a que una característica de comportamiento o física está determinada por los genes, la unidad funcional de la transmisión de características hereditarias. Esto implica que exista evidencia de componentes hereditarios que se puedan comprobar con exámenes genéticos, que la orientación sexual de alguien dependa de un gen, o de una debilidad cromosómica, o de alguna característica estructural conocida. Es importante en este momento hacer una diferenciación entre genético y congénito. La palabra ʺcongénitoʺ significa ʺpresente en el nacimiento ʺ. Existen muchas razones por las que se producen los defectos congénitos, pero la mayoría se debe a factores ambientales y genéticos. Aproximadamente el 40 por ciento de todos los defectos tienen una causa conocida, mientras que el origen del 60 por ciento restante se desconoce. Por esta razón, muchos de las características de origen genético pueden ser también congénitos cuando se evidencian desde el nacimiento. Pero muchas condiciones congénitas pueden no ser genéticas sino ambientales, como las condiciones in útero por ejemplo. Las problemáticas que han encerrado las investigaciones sobre los orígenes de la homosexualidad han sido muchas, pero principalmente se destacan dos. La primera es que debido a que la homosexualidad fue considerada pecado por la iglesia, patología por los médicos, e inmoral por la sociedad, los primeros estudios estuvieron influenciados por esto. Como la represión era tan alta, los homosexuales no podían comprobar su orientación sexual con seguridad y si estuvieron en un estudio sus resultados no eran representativos. Esto ocasionó que muchas investigaciones no fueran consideradas útiles o significativas. Otro
29

problema que acosó los resultados de estas investigaciones fueron las altas discrepancias entre estudios similares, los cuales arrojaban resultados enormemente distintos. El origen común de la problemática es el siguiente: si la homosexualidad fuera de origen genético se pasaría de generación en generación, pero si los homosexuales no se pueden reproducir y por las leyes evolutivas de Darwin no contienen una característica que ayuda al éxito reproductivo, ¿Por qué el número de homosexuales actuales aumenta cada día? La respuesta a esta pregunta es la que ocasiona los problemas. En los años en los que se empezaron a hacer los estudios, como ya dijimos, la sociedad condenaba a los homosexuales, esto ocasiono seguramente que éstos reprimieran sus verdaderas orientaciones sexuales, se casaran, tuvieran hijos y, la mayoría, escondieran por completo su orientación. Por esto pudo haberles pasado a sus hijos genéticamente la homosexualidad, y estos hijos son los que hoy, a la edad aproximada de 30 años, están revelando y afrontando su verdadera orientación sexual. Debido a todos estos hechos es necesario hacer una recopilación de los estudios más recientes, de sus debilidades, de sus conclusiones y de los contextos en los que se ejecutaron para encontrar una idea general sobre el o los orígenes de la homosexualidad, y aclarar cuáles de estos estudios apunta a un origen genético. El termino homosexualidad fue usado por primera vez por la psiquiatra Húngara Károli Mária Kertbeny en 1869. La homosexualidad fue introducida por primera vez a la literatura médica en la segunda mitad del siglo XIX, como el deseo erótico por personas del mismo sexo. En este momento surgieron varios estudios desde el punto de vista medico que investigaron la homosexualidad desde el psicoanálisis. También hubo en esta época estudios dirigidos hacia la parte biológica. Se consideró entonces que la homosexualidad era una diferenciación sexual imperfecta que se evidenciaba con diferencias anatómicas en el cerebro y en estructuras nerviosas. Esto originó tendencias de eugenesia en la Alemania Nazi, en la cual, hacia 1970, se llevaban a cabo cirugías donde se resecaba el hipotálamo de hombres homosexuales, porque allí se creía estaba el origen de esta. Es necesario
30

aclarar que en toda esta época la homosexualidad era considerada una patología. Pero fue en 1948 cuando Kinsey, con sus estudios abrió la posibilidad de que la homosexualidad no fuera una patología. En 1987 se empezaron a dividir las áreas de investigación en dos. Una de ellas fue el área endocrina. Se realizaron numerosos estudios sobre la influencia hormonal en el desarrollo, tanto prenatal como postnatal. A esta se le denomino la “Teoría Neurohormonal” de Ellis & Ames, en 1987. La segunda área fue la del comportamiento genético, que trató de encontrar la fuente y la magnitud de las influencias genéticas en la orientación sexual. Recientemente han surgido, aparte de estas dos áreas otras dos, que son la inestabilidad del desarrollo de Lalumiere, Blachard, & Zucker, en el año 2000; Mustanski, Bailey, & Kaspar, en 2002, y la relación entre la homosexualidad y el numero de hermanos mayores de Blachard, 1997. Estudios Genéticos La investigación en el área genética comenzó aproximadamente hace 60 años con un estudio que tenía como objetivo comprobar que los hombres homosexuales eran genéticamente mujeres de Lang en los años 1937 ‐1940. Con la elaboración de un cariotipo esta teoría fue desbancada y se dio inicio a la búsqueda de una razón genética para explicar la homosexualidad. Los estudios usaban tres métodos de Exploración: 1. Los estudios familiares, que muestran la frecuencia y el patrón. 2. Estudios de gemelos y adoptados, que muestran la varianza popular y la influencia ambiental. 3. La genética molecular, que busca genes que influencien la orientación sexual. De estos tres tipos de estudios se hablara más adelante. Estudios Neuroanatómicos Los estudios neuroanatómicos se han dedicado a comparar núcleos específicos hipotalámicos entre hombres y mujeres, y luego, entre sujetos homosexuales. Los núcleos más estudiados son: Núcleo pre óptico Anterior y
31

Medial del Hipotálamo, Núcleo Ventromedial del Hipotálamo, el Núcleo del dimorfismo sexual del hipotálamo (SDN), Segundo y Tercer Núcleos Intersticiales del Hipotálamo Anterior (INAH) y la comisura blanca anterior. Todos estos estudios sugieren que pueden existir diferencias morfológicas con las diferentes orientaciones sexuales. La región que más consistentemente evidencia estas diferencias es el INAH ‐3. Sin embargo no se puede considerar determinante esta información. Estudios Hormonales. En el área Neurohormonal se trato de comprobar que exposiciones anormales tanto a testosterona in útero como a estrógenos, influenciaba la escogencia de pareja sexual de los cerdos de Guinea de Phoenix, Goy, Gerall, y Young en 1959. Este estudio, y en general los otros realizados en animales pierden confiabilidad por que el ser humano es mucho más complejo, y sus conductas psicosociales son de mayor influencia que en otros animales. Por esta razón los resultados obtenidos en animales no deben ser extrapolados con tan alta exactitud a la raza humana. Otro grupo de estudios de los años 84, 77, y 90s trataron de encontrar alguna diferencia de hormonas sexuales en sangre de personas que se denominaban a si mismos homosexuales. Buscaron niveles altos de testosterona en mujeres lesbianas y niveles bajos de testosterona en hombres gay. Sin embargo sus resultados no fueros significativos debido a que no tuvieron en cuenta la fase del ciclo menstrual en la que se encontraban las mujeres estudiadas. Por último, el último grupo de investigaciones y el más extenso ha querido investigar las influencias hormonales prenatales en gemelos que se sabe tuvieron anormalidades prenatales hormonales. Los resultados de estos estudios han sido supremamente variables y no han logrado concluir nada. Estudios Antropométricos Los estudios antropométricos se basan en el principio de que las medidas antropométricas son determinadas por niveles hormonales in útero. Así que indirectamente son también estudios que tratan de medir, en el hombre, la
32

carga hormonal prenatal, debido a que, como ya mencionamos, los estudios animales no pueden ser extrapolables. Estos estudios han investigado principalmente variaciones en longitud de los dedos índice y anular, tanto en mujeres como en hombres; formaciones dactilares de pies y manos, peso, estatura, morfología corporal en general, y longitud del pene. Estos estudios no han arrojado resultados importantes ya que han sido mal formulados. Este es el caso del estudio sobre las diferencias en el peso: Este dato fue obtenido no por los investigadores pesando a su población de estudio, sino preguntándole a la gente su peso. Una crítica para este tipo de estudios fue que los homosexuales pueden estar más preocupados por su apariencia corporal y por esto era más factible que mintieran sobre su peso y dieran uno mucho menos, por esta razón el resultado del estudio concluyo que los homosexuales eran más delgados. En el caso del estudio de la longitud de los dedos la deficiencia fue que no tuvieron en cuenta las varianzas étnicas, entonces su resultado no fue representativo por qué no tuvieron en cuenta este factor. Hasta el día de hoy es difícil establecer una conclusión basados en este tipo de estudios ya que falta que el área de investigación endocrina aumente y se pueda conocer más sobre los tejidos blanco de las hormonas sexuales, ya que esto no se conoce con certeza sobre las estructuras mencionadas anteriormente.(LECERO) La Homosexualidad desde la Genética Como ya nos referimos anteriormente, es relativamente nuevo el campo de investigación que ha abierto la genética. Con el primer paso marcado en los años 1960, han aumentado numerosamente los estudios que tratan de explicar la tan esperada conexión entre la genética y la homosexualidad. En general se han realizado muchísimos estudios genéticos, cada uno con metodología y resultados ampliamente diferentes. Los estudios se han centrado principalmente en encontrar la relación hereditaria de esta condición sexual, para lo que se han usado dos tipos de estudios. En el primer tipo están los Familiares, que
33

pretenden explorar la frecuencia y el patrón de familiaridad de la homosexualidad; en el segundo tipo encontramos estudios en gemelos y adopción, para separar los factores ambientales de los genéticos; y el tercer tipo comprende los estudios Moleculares: que buscan identificar los genes específicos que influencian la orientación sexual. Debemos empezar entonces mencionando los estudios familiares. Este tipo de, estudios ha sido fuertemente criticado, debido a que su forma de reclutar homosexuales y lesbianas para hacer el estudio es a través de periódicos y revistas “gays” que no mencionan la naturaleza del estudio, lo que hace que se disminuya la posibilidad de que familiares se inscriban basados en su orientación sexual. Además de estas deficiencias, los estudios familiares en general presentan una incongruencia, y es que luego de hacerlos se debe comprobar el componente genético con otros estudios ya que el hecho de que la homosexualidad este presente en una familia no quiere decir que sea por que ésta se hereda genéticamente, sino también puede significar que el ambiente familiar influye. Debido a esta razón los estudios familiares no ha tenido una gran acogida en la ciencia y le han dado paso a los estudios en gemelos y adoptados. En este tipo de estudios se puede ilustrar por separado tanto el componente genético como el ambiental, ya que los gemelos comparten similitud total de su genoma, y si fueron dados en adopción, diferirán completamente del ambiente en el que fueron criados. El primer estudio de esta índole fue realizado en 1952 por Kalimann, y sus resultados aseguraron un componente extraordinariamente alto de herencia. Pero como ya es común, sus resultados fueron refutados por deficiencias en la escogencia de la población estudiada. Un estudio relevante que usó este método fue el de Bailey & Pillard, en el año 1993. Eltitulo de este estudio fue “Factores Hereditarios Influencian la Orientación Sexual en Mujeres” y fue publicado en “Archives of General Psychiatry”. Se utilice una muestra con gemelas dizigóticas, gemelas monozigóticas, o hermanas adoptadas, de las cuales se pudiera comprobar su homosexualidad ya fuera preguntándoles a sus familias o a sus parejas. Las características de las mujeres eran que fueran mayores de 18, y acudieran voluntariamente. Luego de esto se
34

les entrevisto

durante

2

horas

preguntándole sobre su adolescencia, su inconformidad con su género, y se comprobó por las escalas anteriormente mencionadas su grado de homosexualidad. Se comprobó entonces con este estudio que la herencia se mantuvo significativa y apreciable, es decir mayor al 25%, pero no se dejo a un lado la premisa de que el ambiente tiene una influencia clara. Estudios más recientes de este tipo han tenido resultados más significativos, como el de Kendler en el 2000, que aclaró la existencia de componentes hereditarios en diferentes ambientes en la orientación sexual de homosexuales hombres comprobados. En general todos estos estudios muestran y apoyan cada vez más fuertemente la teoría de que la homosexualidad es más heredada genéticamente que inducida por el ambiente; por lo menos en hombres, ya que los estudios en mujeres no has obtenido resultados significativos y son mucho menos numerosos. Los estudios moleculares han sido los más recientes y los más difíciles de hacer. En este tipo de estudios se debe partir de la sospecha de que un gen juega un papel relevante en la orientación sexual, ya que si no se tiene es muy complicado y costoso secuenciar todo el genoma de una muestra significativa y, a partir de esta, encontrar diferencias relevantes, descartando polimorfismos y un sinnúmero de otros factores. Los estudios moleculares han sido en general en dos líneas, unos de asociación y otros de unión. Los de asociación pretenden mirar la relación entre la variación de un locus determinado y su variación fenotipica, mientras que los de unión buscan regiones específicas de cromosomas que sean pasados dentro de la familia junto con su fenotipo. El primer estudio de unión fue elaborado en cuarenta familias de homosexuales hombres por Hamer et al. en 1993. Este estudio revolucionó la historia de la homosexualidad, ya que aseguro que la ausencia de micro satélite en la posición Xq28, está relacionada directamente con la homosexualidad. El estudio implica el cromosoma X porque es el único heredado (en condiciones normales) de la madre. Se buscaron 22 marcadores en este cromosoma en las familias estudiadas. De 40 pares de hermanos que eran homosexuales, 33 compartieron la ausencia de microsatélites en Xq28. Cabe aclarar además que éste estudio ha sido replicado en tres ocasiones, de
35

las cuales uno logro obtener las mismas estadísticas, el segundo no lo logro, y el tercero no encontró significancia estadística. Este estudio ha tenido tanta influencia en la genética que, acompañado de otros Bestudios como el de Bailey, y algunos de Le Vay, hicieron que la homosexualidad se calificara en la OMIM (Online Mendelian Inheritance in Man) como una enfermedad genética que tiene como locus Xq28. Dice también que se caracteriza por lo siguiente: primero, el tercer núcleo intersticial del hipotálamo (INAH3) es de tamaño menor al normal; y segundo, la comisura blanca anterior es diferente, al igual que el núcleo supraquiasmatico del hipotálamo. Su código universal en la OMIM es el 306995. Este hecho abre una gran discusión acerca de la orientación sexual: Se ha dicho siempre que ninguno de los estudios realizados ha sido determinante y concluyente acerca del componente hereditario de la homosexualidad, pero si esto fuese cierto ¿Por que la homosexualidad masculina se encuentra enlistada en una de las principales bases de datos de la genética como una enfermedad genética comprobada? Acerca de este dilema, se puede también citar a Kaplan y Sadock, quienes en su libro “Kaplan & Sadockʹs comprehensive textbook of psychiatry” hablan de este estudio y hacen relevante el hecho de que su significancia estadística recae en el hecho que la tasa de homosexualidad masculina en la población es del 2%. Sin embrago se aclara que la tasa real de homosexualidad en ese momento era del 4%, por lo cual el estudio pierde toda su significancia estadística.1 De esta forma nos volvemos a preguntar ¿Por qué la homosexualidad masculina esta enlistada en la OMIM, basados en un estudio que tomó una tasa de homosexualidad menor a la verdadera y que así pierde su significancia estadística? Un artículo de revisión publicado más recientemente, en diciembre de 2004 por D. F. Swaab que se titula “Diferenciación Sexual del Cerebro Humano: Relevancia para Identidad de Género, Transexualismo y Orientación Sexual” presenta otra hipótesis. Allí ésta mencionada otra teoría de por qué estructuras cerebrales determinadas varían con la orientación sexual. Esta teoría trata de explicar porque en cerebros de embriones de ratas las neuronas dopaminérgicas son las que originan diferencias estructurales y funcionales de algunas zonas. Esto se puede deber a que genes que se ubican en la parte no
36

recombinante del cromosoma y como el gen ZFY y SRY son sintetizados en el hipotálamo masculino mas no en el femenino. Entonces, si alguno de éstos por alguna razón no fuese sintetizado en el cerebro se podría generar una “feminización del hipotálamo” y así se podría generar una homosexualidad masculina. Esta hipótesis debe ser más estudiada. En general los estudios moleculares no han podido generar conclusiones contundentes acerca de la asociación entre ciertas mutaciones o diferencias genómicas y la homosexualidad, pero se espera que con los avances recientes de la biología molecular, junto con los marcadores provistos por el proyecto genoma humano, se pueda facilitar la búsqueda.

Capítulo IV
CONSECUENCIA JURÍDICA DE LA ADECUACIÓN DE SEXO Encontramos el:
Derecho a la integridad no permite a la persona mantener la incolumidad de su cuerpo ósea de posibles atentados que pretenden dañar de alguna manera “FERNANDEZ SESSAREGO ADVIERTE QUE EL DERECHO A LA INTEGRIDAD NO SOLO PROTEGE AL SER HUMANO DE SU CUERPO, SI NO TB DEL ASPECTO PSIQUICO, YA QUE EL SER HUMANO ES UNA UNIDAD ARMONICA DE CUERPO Y MENTE CON RECIPROCAS IMFLUENCIAS”. Ahora bien frente a la posibilidad de renuncia del propio individuo a su integridad existen 2 componentes:
37

A. La corriente que no acepta que la persona renuncie a su derecho a la integridad por ser irrenunciable de su naturaleza misma. B. La corriente que acepta su renuncia, cuándo el interés humano y social así lo exige y no sean contrarios a las leyes establecidas las buenas costumbres y al orden publico.(intervenciones quirúrgicas). Si bien se tiene un derecho a la integridad solo se limita si frente al derecho de integridad existe un acto de riesgoso que coloque en peligro su vida. Las intervenciones quirúrgicas de adecuaciobde los órganos genitales externos. Fenómeno que ha establecido las estructuras de la sociedad y preocupación a los jueces es aquel relativo al denominado cambio de sexo. Convenimos en la opinión que para complementar el cambio originario no basta tan solo con una intervención quirúrgica si no que la sociedad mire con diversos ojos esta intervención quirúrgica y la aceptación del grupo humano que rodea a el individuo.es aquí donde debe intervenir el derecho con la finalidad de contemperar los intereses del sujeto con aquellos de los terceros que puedan dejar de un lado los perjuicios: es necesario distinguir el sexo que se identifica con lo genital del genero que es la proyección erotica del ser, debe ser en suma su sexualidad. Existen autores que sostienen que el sexo es definitivo e inmutable y consideran que el transexualismo es una manifestación patológica de la sexualidad. Nos permitimos indicar aquellos que, en nuestra opinión deberían ser criterios guías para una legislación sobre el fenómeno transexual: 1. reconocimiento del derecho a la identidad sexual. 2. Autorización judicial obligatoria previa para someterse a la intervención quirúrgica de la adecuación de los genitales externos. 3. El juez para emitir su autorización deberá someter al interesado al dictamen de los médicos expertos, como mínimo, y una entrevista personal. 4. requisitos: • • • Ser mayor de edad. No estar casado. Estar esterilizado.
38

• •

Verificar que al menos, haya vivido el sexo psicológico diverso a aquel físico durante un periodo determinado (tres años). Una vez efectuada la intervención quirúrgica autorizada judicialmente se procederá a la modificación registral del sexo y de los prenombres.

Entonces según la jurisprudencia el que prevalece es el derecho a la identidad sobre el derecho a la integridad.(JUAN MANUE). La Consecuencia jurídica de la adecuación de sexo es un tema muy importante debido a que todos somos iguales ante la ley debido a que la misma constitución lo expresa. Por ejemplo: si hay un concurso en el que es de puros hombres y se presenta un homosexual las personas le dirán no tú no puedes concursar o participar de este concurso puesto que eres gay. Podemos observar en esta acción que hay un tipo de discriminación de sexo en la cual la persona ofendida puede presentar una acción de amparo y de inmediato la ley lo respalda debido a que como podemos observar en nuestra legislación nacional. Vallamos a nuestra constitución política del Perú el articulo 2 n°2 que dice" toda persona tiene derecho a la igualdad ante la ley. Nadie debe ser discriminado por motivo de origen, raza, sexo, idioma, religión, opinión, condición económica o de cualquier otra índole" Expresamente nuestra carta magna que es la ley de leyes expresa en este articulo que todos, absolutamente todos somos iguales ante la ley y nadie debe ser discriminado por ninguna razón.

39

¿EN NUESTRA LEGISLACIÓN PREVALECE EL DERECHO A LA IDENTIDAD O EL DERECHO A LA INTEGRIDAD? Aquí nos expresa que la ley no lo regula la que lo regula es la jurisprudencia que es el tribunal de justicia al ver que esta persona que en tiempos anteriores fue Juan y ahora es Juana ya actúa como mujer ya vive un determinado periodo como mujer alrededor de unos tres años lleva este tipo de vida entonces el tribunal de justicia emplea una sentencia judicial para que este sujeto pueda hacer su cambio de sexo e inclusive pueda cambiar su género en el DNI. Lo que el grupo está en totalmente un desacuerdo que se cambie el género en su documente de identidad (DNI) que posee este sujeto. la homosexualidad es un tema muy importante debido a que científicamente está comprobado que el ser humano al momento de nacer es bisexual debido a que el ser humano es bisexual científicamente por que tiene dos sexos uno intelectual y uno físico uno de estos dos prevalece durante el periodo de su desarrollo podría ser el intelectual que es la mente o sexo dinámico o el físico que es el cuerpo o sexo estático cuando estos dos sexos tienen un tipo de relación la persona actúa conforme a su sexo pero si hubiese un tipo de descoordinación entre el sexo intelectual con el físico allí ya estaríamos hablando de la opción sexual de la persona en la que el sexo intelectual es el que va hacer que la persona se comporte de la manera en la que se tipo de sexo se está desarrollando. Ya que va hacer una mujer encerrada en un cuerpo de un hombre u al revés también un hombre puede ser encerrado en el cuerpo de una mujer. La sexualidad es una conducta que está aceptada por el orden jurídico pues si porque nadie puede ser discriminado por razón de sexo como la carta magna lo expresa OTRAS LEGISLACIONES: La legislación comparada en Colombia se dice que se puede convivir y pasado dos años adquieren los mismos derechos en cuanto a bienes muebles en nuestro país el Perú también se puede convivir ya que no existe ninguna
40

ley que lo prohíba si nos remontamos 25 años atrás una persona homosexual no lo podía hacer muy público no era tan liberal como en nuestros tiempos debido a que si un hijo le decía a su papa soy gay el padre lo medio mataba a patadas y lo quería volver hombre a la fuerza ya se con educación militar o policial. En el tiempo de antes una persona homosexual pagaba para que le practiquen el acto sexual ahora en nuestros tiempos podemos observar que todo ello ha cambiado ahora se le paga a las personas homosexuales para que tengan sexo con ellos. Inclusive si un hijo le dice a sus padres que es homosexual podemos observar que la figura de sus padres cambia ya que le brindan protección al decirle sabes qué hijo respetamos tu opción sexual y te queremos como eres “es decir en algunas casos” esta expresión le brinda al sujeto mayor confianza. Para demostrarse tal cono es ante la sociedad en 1982 un profesor de LA PONTÍFICE UNIVERSIDAD CATÓLICA de lima hizo pública su opción sexual. Y a partir de ahí las personas homosexuales comenzaron a agruparse comenzó a salir su opción sexual a la luz. En nuestra legislación nacional una persona homosexual es muy fácil que cambie de nombre pero de apellido no puede debido a que prevalecen para cambiar su nombre presenta una rectificación de partida de nacimiento y es por ello su cambio de nombre. Para ellos también si quieres cambiar su género tiene que haber tenido una vida de acuerdo al sexo que prevalece en su persona en un periodo no menos te tres años y la jurisprudencia admite la sentencia judicial para el cambio de

41

género en du DNI en estos tiempos la opción sexual es más liberal y podemos observara que esto no es de ahora.

PERSONAJES HISTÓRICOS Y ACTUALES HOMOSEXUALES:

 julio cesar el gran emperador romano que se le conoció por haber tenido relaciones sexuales con muchas doncellas pero también porque tuvo relaciones sexuales con hombres que estaban a su servicio.

 Michel Focco un gran filosofo lo votaron de su casa por ser homosexual y fue uno de los primeros que murió de sida

 zafaroni un gran jurista internacional y mundial que es homosexual esto no quiere decir que sus seguidores lo sean.

¿EN EL PERÚ SE ACEPTA EL MATRIMONIO HOMOSEXUAL? Pues en el Perú no se acepta el matrimonio homosexual ya que hay una serie de motivos en el cual no lo acepta: Los motivos por qué no se aceptan o por que el legislador no reconoce el matrimonio homosexual pues no se sabes señores si en la misma ley nos habla de que no se debe hacer discriminación de sexo lo está estableciendo la carta magna señores sinceramente no se entiende por qué el matrimonio homosexual no está establecido en el Perú Si la misma ley no habla que no debe haber ningún tipo discriminación y que es lo que se está produciendo allí es una discriminación de sexo claro está

42

que la ideología que se opondría allí seria la iglesia pero las causas por qué no se dan sinceramente son desconocidas es por ello que encontramos hay un tipo de controversia en el que el orden jurídico tal vez no sabe la razón por la cual optar en legislación comparada en España y en la gran mayoría de países de Europa se acepta el matrimonio homosexual si nos referimos a La Argentina que es el país en Sudamérica que se permite el matrimonio homosexual en la ciudad de buenos aires debido a que ellos todos ellos son iguales ante la ley y no puede haber ningún tipo de discriminación o inconveniente de cualquiera otra índole OPINIÓN DEL GRUPO ACERCA DEL MATRIMONIO HOMOSEXUAL EN EL PERÚ La preocupación que tiene el grupo en que si se dará el matrimonio

homosexual en el Perú tal vez mas adelante ya se puedan casar y eso como que no estaría muy bien visto por la sociedad en cuanto a la adopción las personas homosexuales si pueden adoptar hijos y esto no quiere decir que los niños están destinados hacer homosexuales eso también puede tener un debate ya que hay entran otras ciencias como es la criminología que no habla que está comprobado de que si un niño se cría en un hogar de puros criminales este va a salir criminal.

LAS TEORÍAS QUE CIENTIFICANMENTE NO ESTAN COMPROBADAS:

1. LA TEORÍA HORMONAL.Nos habla que el varón por el uso de hormonas va hacer mas femenino
43

2. TEORÍA DE SUGESTIÓN.Nos habla que si el padre es homosexual entonces el hijo también va hacer homosexual ¨Para el grupo y científicamente estas teorías son una mentira ya que el niño mismo va a desarrollar su opción sexual mediante su desarrollo o evolución del mismo en su vida¨ La frase que el grupo cree conveniente para este tema tan importante como es la homosexualidad es el siguiente:

Propuesta:
¨La ley debe surgir de la realidad no la realidad de la ley¨ Esto quiere decir que si en nuestra sociedad ha surgido en grandes proporciones la homosexualidad entonces debemos dejar que sean libres no por su opción sexual los vamos a discriminar. Desde nuestro punto de vista cristiano nuestra opinión es que están llendo en contra de la palabra de Dios al decir que se una el hombre con la mujer y no con el mismo hombre pero si en ellos prevalece su sexo intelectual el que llevan dentro y la ley nos dice que no debemos discriminarlos pues nos pone en controversia Creemos que si ellos son felices como son, nosotros no somos nadie para prohibírselo debido a que la ley manda en el artículo n°51 la coacción en la que nos dice que nadie puede obligar a la persona a hacer lo que la ley manda ni lo que ella prohíbe.

44

Por lo que Dios nos dice que obedezcamos nuestras leyes pero sin duda en nuestra opinión cristiana no podemos estar a favor de la homosexualidad o del matrimonio entre personas del mismo sexo debido a que las sagradas escrituras lo prohíben así que dejemos a el orden jurídico que lo resuelva.

45