You are on page 1of 2

CARACOL Después de dar la debida consideración a insectos, ácaros, fitopatógenos tales como bacterias, hongos, virus y micoplasmas, nematodos

, aves y roedores, ¿por qué damos considerable o aun igual importancia a los caracoles y babosas? Lo que sigue servirá para explicar por qué estos moluscos tanto terrestres como acuáticos son importantes ya sea desde el punto de vista económico o desde el punto de vista médico, y por qué el servicio de cuarentena vegetal de cualquier país debe darles la consideració n debida. En primer lugar cabe mencionarse que la importancia económica de los caracoles y babosas para el hombre puede ser analizada desde dos aspectos diferentes, el del lado "positivo" o de naturaleza benéfica y del lado "negativo" o de naturaleza nociva. Esta publicación sólo tratará de la parte negativa. En cuanto a este punto de vista, podemos decir que la importancia económica de los caracoles y babosas puede enmarcarse dentro de las siguientes seis categorías generales: Agrícola. Destrucción de cultivos, jardines y plantaciones. Médica. Para el hombre y animales domésticos. Ambiental. Efectos de la introducció n de moluscos exóticos a comunidades naturales de plantas y animales. Monetaria. Costos involucrados en el controlo erradicació n de especies exóticas introducidas. De Patrones de Conducta. Conducta impredecible de los caracoles y babosas una vez que se han introducido a un país o área nueva. Fitocuarentenaria. Adiestramiento e inspecció n. Las seis categorías antes mencionadas se describen y analizan brevemente a continuació n: Chinches.
1. Síntomas: Las chinches apestosas adultas se alimentan del tejido de los tallos o de los granos en desarrollo (Imagen izquierda). La saliva de este insecto es tóxica para la planta y una sola perforación que el insecto haga para alimentarse puede provocar la muerte del tallo. Si el insecto se alimenta de los granos durante el estadio masoso lechoso, éstos resultan destruidos; cuando lo hace durante estadios posteriores del desarrollo, los granos se arrugan considerablemente. Cuando el insecto se alimenta de la espiga en desarrollo se puede producir esterilidad parcial o total. Las chinches apestosas adultas tienen el cuerpo en forma de escudo (Imagen derecha) y despiden un olor desagradable cuando se les aplasta. Ciclo vital: Las chinches apestosas pasan el invierno como adultas y pueden entrar en períodos de letargo. Suelen hibernar bajo las hojas muertas y la hierba. En primavera emigran hacia cereales huéspedes, se aparean y ponen huevos en diversos sitios de la planta. De los huevos nacen ninfas que se alimentan de la planta. Los inviernos benignos y las precipitaciones escasas parecen favorecer el desarrollo de estas plagas de insectos. Huéspedes/Distribución: La chinche apestosa se alimenta de la mayoría de los cereales y gramíneas y también de una amplia gama de hierbas (según la especie). La chinche apestosa tiene considerable importancia económica en Asia Menor. Importancia: Las pérdidas causadas por las chinches apestosas son muy variables y dependen de la densidad de los insectos, las condiciones del tiempo y la duración del período de desarrollo del cultivo. Las pérdidas obedecen fundamentalmente a una disminución de la calidad panificadora.

2.

3.

4.

100 pies. Los quilópodos son una clase de miriápodos conocidos popularmente como ciempiés yescolopendras. Tienen un cuerpo alargado y plano formado por 21 segmentos o anillos (metámeros), con un par de patas en cada uno de ellos. Pueden llegar

hasta los 30 cm en los Scolopendramorpha. en los Lithobiomorpha y Geophilomorpha. Son carnívoros y para capturar a sus presas tienen unos apéndices bucales muy desarrollados que secretan veneno. mientras que los milpiés tienen dos pares de patas por metámero. desde los áridos desiertos al círculo polar ártico. Han sido capaces de colonizar muchos ambientes distintos. Se han descrito unas 3. hace unos 421 millones de años. Pueden poseer veneno. Se conocen quilópodos fósiles del Silúrico Superior. .a medir desde unos cuantos milimetros.300especies Los quilópodos (ciempiés) se distinguen de los diplópodos (milpiés) en que sólo tienen un par de patas por cada segmento o metámero de su cuerpo. pero requieren siempre microclimas húmedos debido a su alta tasa de pérdida de agua.