Daniel Medvedov

A N E N

en

El Lenguaje según DODENSOZÉN
La Lengua Placentaria


Madrid
2009 / 2016

“El Lenguaje es la Lógica y no necesita de palabras”
DODENSOZÉN

El caso de Adán y la manifestación del lenguaje es un tema ontológico. La
Ontología merece la más atenta atención, pues no puede haber una Epistemología del
Lenguaje sin una Ontología del Lenguaje. Pues, si hablamos del texto del Génesis, diré
que estamos frente a un error de traducción, en español, dado que la historia del Génesis
aparece traducida en nuestra Biblia como “La Creación”.
La traducción correcta es “El Nacimiento” (GÉNESIS) ya que la Creación sería
en griego, POYÉIS. En hebreo, este inicio de los asuntos bíblicos es llamado
BERESHIT, - “Comienzo”, “Principio”.
Adán no es una “persona”, es el Ser,”el Ser” humano. Estamos hablando
entonces, de una ontología mítica. Nosotros mismos, antes de ser una “persona”, somos
SERES, SOLO SERES SOMOS, y palindrómicos. Somos un “ser” y todos los seres son
el mismo Ser, idéntico a si mismo, único, eterno y cósmico, pues no tiene asidero
terrestre, sino estelar. El Lenguaje, a su vez, pertenece al Ser, no a la Persona.
Como seres, entramos en el mundo con el lenguaje al cinto, como una espada de
las leyendas, como una Tizona o Excalibur. Es por ello que Adán, el Ser, no necesita
“adquirir” el lenguaje, como de hecho ocurriría si se tratara de una persona. Esta es la
primera respuesta a una duda que todos los lingüistas abrigan sin confesar. hay también
otra, una segunda, relacionada con la Torre de Babel, también un tema ontológico y, por
ende, existencial, pues se trata de una metáfora del nacimiento humano y de la
gestación.
Babel es la “torre del vientre materno”, que sólo puede llegar a “nueve pisos”,
no puede ser más “alta” – solo una “altura” de nueve meses. Es curioso observar la
imagen de la gestación en los libros médicos de obstetricia, donde cada mes aumenta “la
Torre” agregándose una esfera más, o mejor dicho, un espacio ovoidal más, que muestra
el tamaño y la evolución del embarazo.
El Ser es catapultado en el mar de la vida y
cae de cabeza en una lengua específica, la lengua materna, tal vez.
Digo tal vez, puesto que es muy posible que el niño hable una lengua distinta a
la lengua de su madre.
Es entonces esa, su “lengua materna”, auque la madre tenga otra. Así se explica
el mito de la Torre de Babel. Entramos en una de las miles de lenguas que se hablan en
el mundo y, según los conocedores de este tema, hasta ahora han desaparecido más de
ochenta mil lenguas naturales..(Ver Georg Steiner y sus libros).
Por tanto, el mito es coherente, “se han mezclado las lenguas de los hombres”.
Esta visión nos lleva hacia una conclusión sorprendente: el Ser, hombre adánico, habla
una lengua primordial, que, aún hoy, es conocida por los niños que están naciendo sin
cesar. Se trata de una lengua “placentaria”, pues sólo es usada durante los nueve meses
de gestación.

2

Es una lengua “amniótica” y es universal, todos los niños la entienden y también todas
las madres del mundo. La Lengua Placentaria, una lengua no-audible, debe ser motivo
de investigación atenta, no solo las lenguas naturales. Pero ya sabemos que esta llamada
“lengua universal” no es otra que el “lenguaje” mismo, la lógica subyacente que rige
toda lengua natural. Debe entonces estar escrita en nuestros genes y existir de antemano,
para actualizarse en cada nacimiento humano. Adán nombra a los animales.
El sabio mejicano Alfonso Reyes hablaba del nacimiento de la
JITANJÄFORA: Cuando Adán terminó de nombrar a todos los animales, en realidad
siguió “creando” nuevos nombres, palabras que antes no existían, como “el Dragón”,
“el Fénix”, “el Unicornio” , “el Pájaro SIMURG” y tantos otros. ¿Dónde estaban todas
esas criaturas? ¿Dónde están, hoy? Dios ya había creado el mundo animal y tuvo que
advertirle a Adán, que tales nombres sólo estarían en el mundo de la poesía, pues la
realidad estaba lista y conforme. Así nació el mundo poético.
Esta visión tal vez responda a las dos dudas de los lingüistas y a otras más, como
las siguientes:
¿Por qué hablamos tantas lenguas?
¿Por que usamos estos sonidos y no otros?
¿Por qué han desaparecido tantas lenguas?
¿Por que nos parece entender una lengua que desconocemos, cuando, en ciertos
momentos, parece que estamos entendiendo lo que no entendemos?
DM

3

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful