You are on page 1of 2

CONSERVANDO LA INTEGRIDAD

Preparado Pastor: Plutarco Torres (Tesorero Nacional) por:

El propósito de escribir este tema es que el lector tenga una idea clara de lo que es la integridad, y como se puede retener esta importante virtud para poder ser un verdadero cristiano. Según el diccionario Enciclopédico Larousse, integridad es el estado de una cosa que tiene todas sus partes, o que no ha sufrido alteración. Cualidad de una persona recta, honesta. En la biblia encontramos que Dios siempre ha exigido de sus servidores la integridad, ya que él no admite que solo le entreguemos algunas partes de nuestra personalidad, sino que se agrada cuando le entregamos todo a él. Los hombres fieles del antiguo testamento entendían este principio de Dios, por lo tanto, lo procuraban (Salmos 101:2) y en algunas ocasiones, hallándose en situaciones adversas en las cuales no se sentían culpables, hacían reclamos a Dios arguyendo su integridad (Salmos 26:1). Por lo anterior, se puede entender que, la integridad es la mejor de las virtudes de un cristiano; puesto que la definición de la misma palabra es el estado de las cosas cuando posee todas sus partes y no ha sido alterado o cambiado su esencia. De aquí se puede deducir que un hombre íntegro es el que está completo y cabal en todas sus partes o cualidades espirituales, morales y sociales (Santiago 1:3-4). Es posible que como cristiano se tengan muchas cualidades o virtudes pero que a la vez falten algunas, esto equivaldría a no estar completos. Por ejemplo, el apóstol Pedro en su segunda epístola en el capitulo 1:5-9, se refiere a las virtudes y valores que hacen al cristiano completo y cabal, es decir, integro: “vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud conocimiento: a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; al afecto fraternal, amor. Porque si estas cosas no están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos y sin frutos en cuanto al conocimiento de nuestro señor

se observa como el apóstol Pedro insiste en que debemos añadir virtudes a nuestra vida. Desde la escritura mencionada. habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados”.Jesucristo. que atacan cada una de las partes que hacen de la integridad un todo. a luchar contra toda tentación que quiera quitar de tu vida lo que te hace ser acepto ante Dios y los hombres. Es indispensable ser íntegros. ya sea desde afuera o generadas por su propia naturaleza pecaminosa. Apreciado lector.. y abundan…”. porque solo así podemos ser íntegros. pero. Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta. esto nos deja dicho que tal persona no ha aprendido a retener su integridad. El patriarca Job fue atacado por el diablo para que dejara de confiar en Dios y de ser justo. y de repente tienen actitudes que degradan su imagen cristiana. ¿puede ser consciente de los momentos y circunstancias en las cuales no has retenido la integridad? Te invito. desde adentro. no como una pequeña cualidad de la vida del cristiano. . es ciego. ¿Cómo podemos tener la integridad? El hombre que la posea tendrá duras pruebas propinadas por el enemigo. sino un estado de vida en el cual convergen todas las virtudes que capacitan al hombre para estar ante Dios y la sociedad.9 y 10). Hasta ahora hemos analizado la importancia y la necesidad de ser íntegros. Es por eso que en la actualidad se observan a hombres y mujeres de una vida cristiana excelente. pero el salió victorioso reteniendo su integridad (Job 2:3. aun su propia mujer le instó a que no siguiera confiando en Dios. “porque si estas cosas están en vosotros.