Espacio e historia de R.

Koselleck (Síntesis)

La idea central de la problemática planteada por Koselleck puede ser asumida como la controversia categorial entre las ideas de historia, tiempo y espacio. La posibilidad de poner en relación estas categorías implica, en este sentido, comprender la misma historia que pesa sobre ellas. En este sentido, se puede decir que esta relación encarna una serie de problemas epistémicos que han hecho que los mismos sean asumidos como condición propia de otros ámbitos del conocimiento pero no así de la historia misma. Un ejemplo claro de esto puede darse en la distinción entre las ideas de espacio e historia. El autor nos hace notar cómo la idea de espacio ha ido separándose poco a poco del ámbito de las ciencias humanas que hoy por hoy se lo asume como ámbito propio de las ciencias naturales donde su historia es la historia propia de las ciencias naturales y no así del ámbito de las ciencias humanas, lo cual hace que la idea de historia hoy se la comprenda como ámbito propio de las ciencias humanas únicamente. Por eso que la separación termina siendo la que se construye entre ciencias humanas y naturales. Es así que la idea de historia implica todo ello que es humano y la idea de espacio alude a ello que es propio de las ciencias naturales. Ahora bien, esta separación tan radical entre ambas ideas es lo que ha impedido una comprensión amplia del concepto de espacio. La idea de espacio se hace vital y central para la comprensión de la idea de historia pues, nos dice el autor, se vuelve incluso su condición y como su condición, el espacio termina siendo un concepto meta-histórico. Es decir, se hace un concepto anterior y se hace fundamento de la idea de la historia. Comprender el presente implica, al mismo tiempo, comprender cómo el espacio condiciona nuestra historia. Por ejemplo, Koselleck menciona el cambio climático como un componente que implica una condición del espacio que necesariamente condiciona la historia como ser la geografía que es la percepción del mundo desde la costa o desde las llanuras que implican condicionantes espaciales que tienen sus consecuencias en la historia. De ahí que la idea de meta-historia se ubica no tanto en el “más allá” de la historia sino en un plano anterior, es decir, en un punto en el cual la idea de “meta” implica la condición y eso es: lo que ante de y no así en el “más allá”. De ahí que la idea de espacio se hace central para la historia porque implica la posibilidad de pensar en el desarrollo de las percepciones sobre ese componente que se va transformando en el tiempo. Es así que la idea del clima se hace hoy por hoy un componente nuevo sobre el cual se adquiere conciencia y desde el cual se hace, ahora, la historia. Los desplazamientos de pueblos derrotados, las marchas para conseguir alimento, etc. fueron, en el tiempo, condiciones de construcción de la historia. Ahora bien, la relación espacio-historia no tiene que ver con el problema que implica la mirada del espacio como determinante de la acción humana pues en realidad esta mirada, advierte Koselleck, es la que termina por justificar muchos hechos políticos que han pasado como tristemente célebres. Es el caso de Hitler (que al autor le preocupa mucho) y la geopolítica alemana que interpretan el espacio como un deber ser que tiene que ser e implica, al mismo tiempo, aquello que tiene que ser asumido. El problema

en este sentido. En este caso la relación espacio e historia está construida únicamente sobre la base de la relación determinante del espacio sobre el ser humano lo cual implica una mirada no histórica de la misma. no se critica la guerra sino la estrategia equivocada. Espacio e historia implican una dinámica relacional donde la idea de historia constituye la presencia propiamente humana que se coloca ante el entorno en una relación condicionada pero no determinada. no se critican las matanzas sino el asesoramiento militar. la mirada crítica y no sólo ontológica de la voluntad que hace porque asume que el espacio es quien determina. lo cual implica no construir miradas ontológicas del espacio que se transferirían de modo mecánico a los seres humanos (la interpretación hitleriana).planteado implica una crítica acerca de ese modo como hay solo la mirada a como se desarrollaron las acciones y no así a las acciones mismas. Es decir. Ahí es donde el puente entre espacio e historia ha sido destruido pues éste se debe sostener en estas premisas y no así desde miradas como las que hace la geopolítica como ciencia. La mirada histórica del espacio implica. .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful