.

.

.

GONZALO CASTRILLO M A E S T R O D E C A P I L L A D E LA S A N T A IGLESIA CATEDRAL DE PALENCIA. 1925 . PRÓLOGO DE DON D E L C O N R A D O C A M P O .-Palenda. P E Z EPÍLOGO DE DON EDUARDO LÓCHÁVARRI.ESTUDIO SOBRE EL CANTO POPU LAR CASTELLANO POR D. Profesor de Estética e Historia de la Música del C o n s e r v a t o r i o de Música de Valencia Profesor de Armonía y F o r m a s m u s i c a l e s del Real Conservatorio de Música de Madrid Imprenta de la Federación Caíólico-Agraria.

(Hay un sello que dice: Obispado de Palencla. Anacletus Orejón. Vic.) . Dr. Imprímaíur. Cap.Palenfíee 2 Februaríi 1925. V. <S.

POR SU MISMO AUTOR. QUE FUÉ PREMIADA EN LOS JUEGOS FLORALES ORGANIZADOS POR LA REAL SOCIEDAD ECONÓMICA DE AMIGOS DEL PAÍS DE LA PROVINCIA DE PALENCIA EN 1922. HA SIDO NOTABLEMENTE AUMENTADA. PARA SU PUBLICACIÓN.ESTA OBRA. .

E S PROPIEDAD QUEDAN RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS .

JUtilct. $nv$o&) gw**rii*> Regañía.Jl la» G&xcma&* ^xpváacione» be geán> gantanbev. ^ítUct- bclibn falencia. Ce- bica el ant&v e&le libvn* . gíalctmíroca. címtpvenbiba& en la bemavcacíón etttcgváyiccf-tnn&ícal be la canción pcpnlav be (&a&tillrt la tyíeia. g a m x m t .

.

ALONSO PRÓLOGO EDITORIAL .M.

.

pero singularmente y con todo cariño a los hijos de la América Española: Hónrase la democrática Imprenta de la Federación Católico-Agraria de Falencia con la publicación del presente «Estudio sobre el sentir racial de la Madre Castilla la Vieja. exteriorizado por el medio más humano y natural: EL CANTO POPULAR.PRÓLOGO A todos los que dicen sus sentimientos en el habla hermosa de Cervantes. conscientes de la transcendental y 1 1 1 .» Pertenece el autor a esa estirpe de hombres modestísimos y laboriosos.

y todo el que lee estos trabajos. nuestra imaginación embellece la visión del pasado.altísima misión patriótica que a todos los que nos honramos con el nombre de españoles nos incumbe: «COOPERAR EN LA MEDIDA DE NUESTRAS FUERZAS A LA RENOVACIÓN EDUCATIVA. La fuerte. infunden sobre el alma de estos hombres trabajadores un vivo deseo de contagiar a los demás y conseguir que los aficionados a evocar pasadas glorias y encantos formen legión. intelectual. y estético de nuestra raza. realmente patrióticos. IV . la de la tierra de intensa y profunda vitalidad espiritual. la invencible sugestión que llevan consigo mismos los grandes recuerdos históricos de un pueblo. íY es claro que lo consiguen! Porque al rememorar y al revivir una vida que se nos antoja ser mejor y más intensamente vivida que la presente. como que se siente POETA. a esos briosos patriotas que consumen su existencia rebuscando en cosas pretéritas para exaltar el valor moral. escondida tras el áspera corteza que el duro clima formó lentamente al derredor del cuerpo de sus hombres. SOLIDARIZÁNDONOS CON LO TÍPICAMENTE NUESTRO». de esa raza castellana.

y MÚSICO. al gozar y al extasiarse con los hermosos espectros del ayer lejano.—QUE POR SER ANTIGUAS SE SIENTEN TAN HERMOSAS. de cultura musical moderna. tesoro de memorias. Tal es. de un delicadísimo e ingente amor a la Madre Castilla. mundo de ensueño que quisiéramos adaptar lógicamente a la presente vida. Y un libro asi se nos antoja que ha de ser por precisión UN VEHÍCULO ESPIRITUAL DEL SENTIMIENTO V . Y hollada asaz por la fortuna impía! Yo cantaré tus olvidadas glorias. Sembrada de recuerdos y de historias. oh lector. Grande.y LITERATO. Que en alas de la ardiente poesía No aspiro a más laurel ni a más hazaña Que a una sonrisa de mi dulce España.—con el Trovador Castellano: i Oh venerable Tierra Mater! ¡Tierra de amor. opulenta y vencedora un dia. el libro que tienes entre las manos» Un libro repleto de ideas sobrias y castizas. según reza el adagio popular? y entonces. rompe a cantar con voz sonora EN UN IMAGINAR DE PRETÉRITAS COSAS.

HERMANOS NUESTROS DE CONSIGUIENTE POR LA SANGRE Y TRADICIÓN CASTELLANAS. ALLENDE EL MAR. a la Madre España con sus hijas las Naciones Americanas. pero el libro castizamente patriótico. como los discursos y frases hechas al lado del espumoso CHAMPAGNE. Confesamos persuadidos. que con factores negativos. dando a esos pueblos. es el llamado a contribuir más poderosamente á prolongar y ampliar el sentimiento patrio en pueblos que se llaman hermanos nuestros. Son menester obras efectivas y afectivas en los distintos órdenes y aspectos diversos de la vida humana. su propio espíritu.RACIAL. su propio verbo. SE DICEN HIJOS DE NUESTROS ANTEPASADOS. por sentimentales que ellos sean. Y el libro. QUE. entre otras cosas. su propia Fe. y sin asomo de ofensa para nadie. hasta confundirlas en sincero abrazo. conquistar y colonizar América. VI . Porque la Vieja Castilla fué la primera región peninsular que cooperó con todas sus fuerzas físicas y morales a descubrir. no se resuelve el problema misional de estrechar. QUE ASPIRA A QUE SE PROLONGUE EL AMOR PATRIO AL TRAVÉS DE AQUELLOS FLORECIENTES PUEBLOS.

—después de pulsar delicadamente. a cuantos lean con atención. amén de la enseñanza técnica pudiera tener el simple atractivo de una bella lección. de estas páginas ha de sugerir necesariamente. caro lector. finamente. al par que dicta profundas reflexiones. Y este acorde se descompone naturalisimamente. arrullador de amores los más santos y legítimos de la vida humana.No te ofrecemos. sino que además es él un espejo clarísimo donde se refleja el hondo sentir de la amada Vieja Castilla. L A P A T R I A y E L A M O R . normas de conducta. algo asi como senderos trazados para la juventud. pues. En un solo acorde compuesto. un documento que es sólo de Cultura y que. La lectura. un verdadero ensayo de psicología castellana que se adentra escrutador en las raíces mismas de nuestras propias entrañas. A la Fe noblemente cristiana. no en tres sonidos. patrióticos sentimientos. señala metas gloriosas. las tres fibras más sonoras del corazón castellano.—de tres vibrantes sentimientos: L A FE. sino en un triple canto. hasta enardecer. como subtractum del sentir de nuestra civilización: VII . condensa el autor todo el hondo sentir popular de Castilla la Vieja. y en medio de un placentero lenguaje inyecta.

a la alianza espiritual. y que mereció el primer premio de la sección correspondiente. que. en cuanto fuere posible. se explaya por los inmensos horizontes de la fecunda planicie. con el fin único y exclusivo de proporcionar lectura culta. de confraternidad verdadera. ofreciéndonos perspectivas y ensueños. a todos los españoles. Las ideas esbozadas en las anteriores lineas incitaron vehementemente a esta Casa Social hacia el propósito de imprimir este trabajo lo más bellamente posible. terneras y abnegaciones. a' tantos miles de hermanos nuestros. desde este modestísimo Prólogo Editorial. Nos complacemos en saludar de una manera efusiva. besos y sublimidades. festoneada con alturas vetustísimas. sana. ante el nombre de la cual el corazón palpita con violencia y ante quien los castellanos todos ofrendamos entusiasmados el sacrificio de nuestra vida: Al Amor. interesante y amena. entre la Madre España y sus hijos los Estados de la América Española. después de posesionarse de un modo saciativo del corazón de los hijos de esta tierra.a la Patria. desparramados VIH . que. Tal es el poema Iiterario-musical que el autor presentó en los Juegos Florales Palentinos el año 1922. y de cooperar. cordial y cariñosa.

los trabajos de dibujo artístico que realizó primorosamente el ya insigne joven artista castellano don Jerónimo Seisdedos y López. don Severino E. tanto en cuanto valen. piensan en la Madre Castilla y sueñan patrióticamente con un próximo engrandecimiento moral y material. y es mucho. Salcedo. Manzanares y algunos otros que se mencionan en el curso de la obra. el Profesor de Caligrafía y delicado artista. Matías Alonso IX . don Ignacio Gejo. C. El Director social de la F. A .por América. don Jacinto B. entre los cuales se encuentran «I culto Director del Instituto General y Técnico. como también los de aquellos otros que cooperaron al trabajo del autor. el notabilísimo Profesor de Composición del Conservatorio de Valencia. Antes de cerrar estas líneas no podemos menos de agradecer sinceramente. Plácemes asimismo a los operarios de la Imprenta de la Federación por el empeño noble con que desde el principio quisieron contribuir al éxito de la edición.

.

DEL CAMPO PROEMIO .C .

.

lector. que está llamado a interesarte. que en peligro se halla de perder su profunda y divina espiritualidad. con tan inconsciente exceso prodigado entre nosotros en los tiempos que corren. si e s que. chabacanismo y ramplonería en que s e envuelve buena parte.ó. por cierto.PROEMIO He aquí un libro.ue merece ostentar. la más extendida de la actual producción lírica en España. que siente la noble curiosidad de penetrar en el espíritu de tu pueblo y de tu raza. tu sensibilidad n o s e ha rendido aún al empuje de la ola de trivialidad. He aquí un libro . término. y aun más. . en justicia. a conmoverte. por fortuna. el calificativo de patriótico.

y el romántico encanto. de íntimo y penetrante sentido el fuerte aliento de aquellos siglos y de hombres líneas evocador.. de su Amor... si n o has hallado ocasión. de los viejos «Romances». que e n ruinas ya. antes de ahora. artista músico. en mi leal sentir. porque animan páginas los más puros. A poco que te internes por las páginas este libro habrás de conocerle. rudas y sanas. allá en la lejanía. de tener entre tus manos algunos de sus trabajos folklóricos ya publicados. habituado a sentir y penetrar la infinita poesía de los llanos a la hora santa del atardecer y el sublime misterio de la campana de la iglesia que eleva su humilde torre. y de su férrea voluntad ¿Presentarte a su autor. ni de escuchar . lector curioso para de qué?. e n fin. aquellos de que lograron realizar la santa empresa la unidad nacional con las armas de su Fe. de las cadencias nobles. como los castillos e n que fueron cantados. con tan suave y penetrante delicadeza. y el fuerte acento del labrador que canta su «tonada» en la s i e g a . evocada por el autor con tan amorosa ternura.. que y bien s e advierte ser un artista quien nos habla.IV y lo merece. los más cálidos sus sentimientos humanos. conservan todavía entre sus melódicas. y entre sus lineas vibra el amor a la tierra de Castilla. tampoco concualferencias o e n s a y o s .

para hallar sus mutuas aquellas falsificaciones minado. de artistas músicos. entregada del todo al amor de la tierra atenta siempre a escuchar la variedad inagotable relaciones. penetrando con que la vulgaridad de los su sentido y carác- tiempos y de los «aires de fuera» los hubiere contaávidamente ter en la entusiasta convicción de que en sus giros y arcaicas cadencias y en la ingenuidad sana y luminosa de su fluir melódico guárdase lo más puro y espiritual del aliento de la raza. tenaces labradores de su idea!. hallarás al hombre y conocerás su espíritu y el temple de su alma castellana. bajo la calma austera y grave de la ciudad que los ampara. repartidos por las diferentes regiones de España. sus íntimas afinidades y depurarlos sus cantos y de sus ritmos. sentidas y seriamente das composiciones. por las páginas de este estudio. verdaderos patriotas. de que la atención demasiado distraída de los grandes centros de producción artística se fije e n ellos. firme y y de de abierta. repito. con una espiritual y desinteresada actividad merecedora. hay una serie. de sus amores c o m o de sus heroísmos. Son estos hombres. trabaja- A poco que te internes. Y es que. en verdad. que paso a paso van realizando. de dia e n día más numerosa. dignos de . de sus ternuras como de sus pesares.V quiera de sus nobles.

entuentibiados duda permanente del alma nacional. ¿Quién podrá ni tampoco ignorar. silenciosos trabajadores que. con nuevas notas de inesperado carácter. y maravilloso tesoro! Enriquecido cada día con nuevas joyas de honda emoción. e n la paz de sus rincones provincianos. variado. nada persiguen liosa y fecunda siasmos a la magna por la que pueda empresa sobre de la traducirse despertar vitalidad negar. de e s t o s artistas.VI ser colocados entre aquellos que más y mejor laboran por la afirmación y el engrandecimiento de España. robusta. energías quebrantadas. tan chispeante unas veces. de paciente busca e n pos de rasgos y matices que guardan lo más puro y característico del sentir popular. el caudal de energías que en actividad fecunda puede poner una canción de raza. con acentos nuevos de un poder evocador. en beneficio propio. ¡Qué tesoro de . tan penetrante y honda en su intima concisión. v e n e rable. de una intensidad emotiva otras. penetrada del sentido íntimo y sublime que el aroma de los siglos ha puesto e n ella al escucharse en toda su popular frescura en momentos pesadumbre y de vacilación? Pues ésta es la labor de estos hombres. siendo tan sólo contribución vasentimientos adormecidos. ya que su obra. van preparando el «índice» de nuestro tesoro folklórico musical. ¡Y qué soberbio. de un gracejo.

que siente comprende en toda su austera y desnuda Maestro de Capilla de la Santa Iglesia Catedral Palen- grandeza. y consecuencia son de sus monumentales estudios sobre la música española. hombre de trabajo. las costumbres. ritmos. cuya vida ejemplar de voluntad tenaz y de entusiasmo ardiente hubo de extinguirse hace pocos años. y entre la indiferencia nacional). en sus múltiples aspectos de las distintas r e g i o n e s ! ¡Qué manantial limpio e inagotable de fecundas inspiraciones. de la música nacional. apóstol y ¡mártir al fin! de una noble causa. tales como . los climas. en fin. qué incontestable prueba de la intensa e inquietante vitalidad del alma nacional! es y y Don Gonzalo Castrillo. es uno de los muchos continuadores de la labor gloriosa emprendida ha largos años por aquel inolvidable Maestro. cadencias y expresiones y cómo allí s e acusan los rasgos. hombre de fe. punto menos que en la ¡miseria!. cancioneros de valor e importancia incomparables. De este admirable artista y sabio musicógrafo. enamorado de Castilla.! ¡Qué triunfadora. tina. de recio sano temple. Felipe Pedrel. proceden más o m e n o s directamente los músicos folkloristas españoles. la vida. los paisajes. el autor de tan notable y s a n o estudio sobre el Canto Popular Castellano.VII incomparable compuesto de tantas y tan diversas formas.

Morera. transcripciones o simples armonizaciones. sobre el canto asturiano. Córner. a satisfacción y tento de las gentes. el del señor Villar. dedicado a la región montañesa. P. que en creciente y copiosa cantidad van apareciendo. no exenta. producto esporádico de las grandes capitales y como ellas . por lo sinceramente sentida. Estudia el maestro Castrillo e n la presente obra el Canto Castellano como nadie lo ha tratado. por don Federico Olmeda. Chávarri. Beobide. y cierra su trabajo con oportuna advertencia. Manzanares. el de don Eduardo M. Villalba. consustituido. a v e c e s firmados por nombres prestigiosos. S. e n su desenvolvimiento característico. consagrado a la provincia de L e ó n . el salmantino don Dámaso L e d e s m a . otro malogrado luchador en la noble empresa de que hablamos. el venerable Nicolau y muchos más. y el deS maestro Calleja. no menos importantes que los citados. B. Sebastián. P.VIII el de Burgos. en sus orígenes. de elevación y grandeza. como los de Guridi. triste es confesarlo. estudios. ensayos. sobre el peligro que el Canto Popular Castellano corre de desaparecer. Fernández. colecciones. hasta alcanzar su plena personalidad. Otaño. por las canciones del día. nombres tomados al correr de la pluma y que n o significan el menor propósito de preferencia y ¡selección. Falla. y tantos otros trabajos.

y mejor s e acusan esos latidos. pues. pues. ¿Dónde. y se exalta el sagrado sentido de ella y s e labora por afirmar y robustecer su amor. sentimientos y vibraciones que en la poesía y en la música. ¿No se cantan. risueño y . sentirla. s e afirma. faltas de ambiente y de espiritualidad. P e r o para amarla es preciso conocerla y más aún. sentirla e n toda su grandeza espiritual. y el momento no puede ser más oportuno para hablar de la crisis de uno de los más bellos aspectos de la personalidad regional.—como de muerte reina por los campos y pueblos castellanos en nuestros actuales tiempos». la intensidad de sus sentimientos y gozando de las acusadas vibraciones de la vida interior de cada sector de los que integran su enlazado conjunto.IX exótico. nacidas al calor del terruño y ante la contemplación de sus paisajes y de sus horizontes? «Un silencio. dentro de la sublime unidad de la Patria. en su mayoría. más hábiles que sinceramente sentidas y. sin carácter definido.—dice el maestro Castrillo. sorprendiendo los latidos de su corazón. Bien hace e n tocar este punto el digno maestro palentino. hoy que se comenta. las viejas tonadas? ¿No resuenan ya por las villas y las aldeas los sentidos y galanes romances de otros tiempos? ¿Ya n o s e bailan en las fiestas y romerías «Entradillas» y «Ruedos» al son penetrante.

a todos interesarnos debiera su conservación. que atentos debieran estar a la vigilancia cuidadosa de este tesoro. por el y de Instrucción Pública y Beilias Artes. comenzando por los altos representados Ministerio en este orden de actividades Poderes. E s e silencio de que habla el autor del estudio s o bre El Canto Castellano. descrito por la copla popular: El rabel. y que quiere significar coplas a y bailes exóticos. llegados de las olvido del canto y danza populares y su sustitución de ciudades. ha de ser de verde pino: la vihuela de culebra y el «sedal» de muía negra. estimulando consagrados desde al las iniciaCanto más tivas. y. fomentando l o s Institutos y organismos escuelas Coral. . de la gaita o del tosco y primitivo rabel. Diputaciones y Ayuntamientos. habida la transcendencia y consecuencias tristes que para la conservación de la personalidad regional tiene el olvido del canto indígena. todos debiera preocuparnos.X campesino del pito. que ha de ser fino. continuando por las Academias afines. cuenta de merced a la creciente facilidad de las comunicaciones. procurando el cultivo de la canción popular e n nacionales.

ambientes. Para el final he dejado tratar de la misión que e n el asunto corresponde cumplir a los Conservatorios y a los Maestros dedicados a la enseñanza privada: a aquéllos corresponde encaminar la educación estética de la juventud en un sentido de afectiva preferencia de toda manifestación serio de Arte que revele su nacional. procurando evitar que el espíritu del joven músico s e cunturbe desoriente llosas. sobre tocondensación perfecta y definitiva de una serie de factores. voluntariamente cada obra aceptada. y estudiada su Historia y la evolución de los estilos. sin advertir por maravifalta de experiencia y acaso también por culpable educación parcial y apasionada.XI elementales. ante la contemplación de obras tratando de imitarlas. depuradas. pero rigurosamente fieles y artísticamente para que fueran lanzadas al mercado con provecho. influencias emotivas. . que toda imitación es una esclavitud do. épocas. de manera propósito tal que y hondamente abiertas sus ventanas hacia el gran Arte de los grandes paises de más gloriosa y universal influencia musical. del propio sentimiento maestra. y es una o una deformación feliz. sea todo ello visto y y penetrado con serena mirada nacional. caracteres y formas. anhelos precursores. que cada obra. cancioneros y y favoreciendo colecciones aquellas de fácil publicaciones. vulgarización.

estimulando el libre vuelo de su imaginación. por •un sistema comparativo. que me he permitido apuntar e n este desaliñado prólogo: la armonización moderna de las melodías populares. mas n o por ésto he de renunciar a tema tan importante de nuestra música nacional en el actual na- . de las melodías más típicas y representativas. que se produce en cada c a s o .XII estados de alma. realizado debidamente. examinando separadamente las características del ritmo. Claro es que un estudio de esta índole. El cultivo del Hrte Popular. el secreto de su última fuerza expresiva. pero que no s e repite más. reclamaría la extensión de un libro. su estudio profundo y ordenado. algunas ligeras consideraciones sobre de que y o carezco. derivada lógicamente de este último aspecto: la enseñanza del Canto Popular. y exigiría una competencia y autoridad e n la materia exponer momento. dentro de una orientación genuínamente cional. a causa de la actividad incesante del Hrte como de la vida. de modalidad y de expresión. modos técnicos llegados a una adecuada plenitud de expresión. puede servir para desarrollar en el joven alumno sus facultades sensitivas. Una cuestión resta. de una manera subjetiva y amplia. buscando afinidades entre unos y otros y tratando de hallar.

durante gran parte siglo XIX. la incorporación de la música de formas cadencíales correspondientes al sentimiento de otras épocas. el cromatismo. El acorde sometido las exigencias tonales y expresivas de la melodía frase lírico-preponderante. Franck. maravillosamente intuido. por el genio latino de C. conquista su libertad de expresión y a o del ad- quiere valor estético preponderante. conjuntó el derecho a imponerse sobre nuestro oído en toda su noble intensidad de expresión. primero. después. De que otra permitió a la fantasía dilatar ampliamente el horizonte parte la disonancia. al librarse de las pesadas cadenas de la preparación y resolución obligadas. de todos cuantos con nuestro arte s e relacionan. Ya no será el acorde elemento sumiso e n sus enlaces y en sus resoluciones cadencíales a un principio tonal riguroso y limitado. en un sentido de plenitud. maravilloso de sus sonoras inspiraciones. de un sano poder evocador a través de su fuerte sabor arcaico. consiguiera abrir honda brecha en la densa muralla tonal. c o m o el elemento más activa y honda vitalidad armónica. de su procedimiento.XIII Harto conocida es. e n las obras de los modernos compositores. de un modo inicial con R. la profunda y transcedental transformación del concepto de la armonía. Debussy y sus continuadores. de . W a g n e r y C. de su aplicación técnica y estética.

etc. etc.XIV No fué ajeno tampoco a esta liberación del rigor tonal a que s e halla sometida la armonía. . que los compositores rusos y poco después los escandinavos de la segunda mitad del siglo pasado dieron a su música. del arte lírico italiano. el que imponiendo al sentimiento de maestros su limitado y sistemático módulo de armonización al servicio de la melodía. exigían una interpretación armónica apropiada al sentido tonal de los viejos «modos» medievales que las dictaran. entre nosotros la situación actual e s semejante a la en que se hallaron los músicos rusos al buscar cunstancia en la música para del pueblo de el la fundamento supremacía nuestros seguro para la creación de un arte propio. las más bellas. leonesas. de exclusivo sentido tonal moderno.. que por la antigüedad de gran parte de las canciones. durante muchos años. tan acusado y tan felizmente conservado en gran parte de nuestro tesoro popular de canciones castellanas. asturianas. había de crear un verdadero divorcio entre tales procedimientos de armonización y el espíritu primitivo de decadencia medieval. características y expresivas. inyectando en ella el elemento popular indígena. Pues bien. ceñido a las formas modales del noble Canto Litúrgico. la orientación «nacionalista». e n la cirgrave nosotros casi absoluta.

acaso. antes al contrario. de galeas armónicas que n o la desfiguren. que se Mayor y Menor con los variantes ofrecen e n buen número de melodías populares. que más la embellezcan y mejor acentúen su natural expresión y la gracia y carácter de su intima estructura. procurando en todo caso conservar en toda su franca y penetrante lozanía. limitado y músico sonora aventurado en la empresa nada fácil y muy delicada. que no deberá ser alterada nunca por conveniencias o contradicción entre el propio carácter «formulista» en cuanto a la «tonalidad» del de ella y el criterio más o menos estrecho.XV Es preciso. incorporar a nuestra enseñanza de la armonía formas cadencíales más variadas y de acuerdo con el rancio sentir de nuestras melodías primitivas. de preparar la sensibilidad mación fuerte. pues. Es necesario ensanchar el concepto de nuestra moderna tonalidad y enriquecer ambos de ellos modos. de una verdadera y zada escuela nacional?. de vestir aquella fresca y perfumada imagen del sentir de un pueblo y de una época. ¿ N o será.. la para-línea melódica.. uno de los modos más seguros. las más típicas y fuertemente impregnadas de arcaico sentido popular. de los artistas jóvenes para la noble empresa de la afircaracteri- ... provechosos y sanos. una enseñanza seriamente encauzada en este sentido. plena.

España . estimulada por la extrema simpatía de la materia tratada y el cariño profundo que. en el que la erudición copiosa del musicógrafo brilla a través de sus lineas. el premio a la buena intención que guió mi pluma. Si te aburriste «en grande» por culpa de la torpeza mía. Octubre. pronto hallarás la compensación que mereces al internarte por las páginas del bello libro del señor Castrillo. lector benévolo. Sea tu perdón. la voluntad firmísima del hombre. CONRADO DEL CAMPO Madrid. como músico español y enamorado de mi Arte. del patriota.XVI Perdona. había de despertar en mí tan fundamental tema. la vibrante fe del cristiano. vivamente animadas por el sentimiento exaltado del artista. lo extenso y descosido de este prólogo. 1925. y e n ella a toda. y el amor a Castilla. c o m o el que en el Estudio que vas a leer s e desarrolla.

ESTUDIO

SOBRE CASTELLANO

E L CANTO POPULAR

ESTUDIO SOBRE EL CANTO POPULAR CASTELLANO
FIDES, PÀTRIA, A M O R

tres hermosas y simbólicas palabras, ora sirvieran de lema a los aristocráticos trovadores del Castillo de Puy-Verd (hacia el siglo XI), ora fueran pronunciadas como tornada del famosísimo madrigal que, en loor de la Virgen María Santísima, fué premiado con Violeta de oro, en aquel evocativo jardín de las afueras de Tolosa, por el ciudadano músico-poeta Arnaldo de Vidal de Castelnourdary (1.° de Mayo 1324)... lo cierto es que figuraban en las «Leyes del amor», fidelísimo Código de
ÜSTAS

tan simbólicas como expresivas. que es uno de los temas propuestos por la Junta organizadora de este torneo poético. a medida que la sociedad ha ido transformándose conforme al progreso moderno.— 4 — los mantenedores y troveros de la democrática Sobregaya Compañía. . Y estas cinco palabras. se añadieron dos palabras más: C U L T U R A Y T R A B A J O . Y AMOR. FE. TRABAJO CULTURA He aquí los puntos en que divido mi estudio sobre el canto popular castellano. PATRIA. pasando a la posteridad como hermoso lema de los Juegos florales. han servido como otras tantas piedras preciosas que nuestros elocuentes mantenedores van tallando con galana frase en la diadema que orla las sienes de la Reina que suele presidir estas fiestas. ha visto también en este lema otras tantas ideas sintéticas que le han servido de norma para realizar su trabajo: E S T U D I O S O B R E E L C A N T O P O P U L A R C A S T E L L A N O . Después. Mas antes de entrar a desarrollarlos. literario y cultural de los «Juegos florales Palentinos». que tiene la honra de ocupar en estos momentos la atención de ios Jueces de este concurso. considero necesario decir unas palabras más como de introducción a ellos. El autor de este humilde trabajo.

reflejada con todos sus caracteres y peculiar psicología en el Cantar Popular. responden siempre a unas mismas notas. desearíamos engrandecer la historia patria relatando heroísmos. como en su más purísimo espejo y limpio remanso . del alma de la raza castellana. ese elemento poético importantísimo para avalorar las bellezas arrístico-naturales de las cosas. para que la madura reflexión de los hombres del presente y la florida juventud del mañana puedan sacar consecuencias prácticas para la vida espiritual y hasta material de la humanidad. mejor dicho. "ensalzando virtudes. pues. el recuerdo. Porque es cierto que en lo íntimo de nuestro espíritu. Por eso. pero dentro de la más rigurosa realidad histórica y naturales consecuencias psicológicas que la observación me depare y sea posible llevar a cabo en este género de estudios. en ocasiones.5— La lejanía. a hablar de Castilla.. a manera de cuerdas simpáticas. a que tan dado es el espíritu humano. recordando amores y hasta creando nuevas instituciones formadas con las reliquias del pasado. quisiera yo que entrara como parte principal y como trabazón de los pensamientos que engarzo en este humilde trabajo. aun en medio de la morbosa agitación sentimental de las sensibleras emociones modernas. engarzadas a lo meritorio de la época actual. hay algo que pudiera ser como principios sentimentales inconmovibles que. Vamos.

son. verdaderamente. pues sabido es que los sonidos modulados. Un solo fragmento de ese añejo cantar. desgarrado por la acción del tiempo de la castiza tradición e incorporado en el rodar de los años a otros sones más modernos. pero genuínamente populares. No son. basta para . que corresponde al medio ambiente que rodeaba al feliz rapsoda que cantó por primera vez el cantar. Por eso. mucho mejor que los articulados. pues. los Cantos populares castellanos antiguallas despreciables ni fantasías de curiosos arqueólogos. la transmitió por medio de la tradición oral a siguientes generaciones. son los destinados por la misma naturaleza para la manifestación psíquica del pueblo. Ellos ponen ante nuestra vista dos realidades innegables: la histórica o exterior. después de asimilarse la canción porque precisamente reflejaba su propio modo de sentir. mentar algo de lo que constituye el Folklore Castellano. voces vivas que expresan en un lenguaje emotivo la vida íntima y el sentir de toda una raza briosa y varonil. cual es el sentir psicológico del pueblo que. acercar nuestras almas a las suyas y vivir.—6 - sentimental. y otra realidad más íntima y más sinceramente evocadora. equivale a identificar nuestros sentires con los sentimientos de nuestros padres. por unos momentos. su misma vida espiritual.

sobre el viejo terruño castellano que nosotros pisamos al nacer y que encierra los huesos de nuestros progenitores. El Canto popular castellano. entusiasmaba y consolaba a nuestros padres. el que nos dormía y recreaba cuando niños. sobre todo en los pueblos grandes y ciudades.. lentamente va desapareciendo. siempre le interesará y conmoverá el sentimiento íntimo de nuestro propio cantar castellano. brava. que anidaba en los pechos castellanos y capaz de volver a encarnar en el pueblo de hoy aquel mismo ideal que condujo a nuestros héroes históricos a la inmortalidad. Al que no sea sordo a las voces de nuestra propia y castiza tradición Castellana. pegadizas y dulzonas. sencillos. épica. pero ingenuamente expresivos. arrollado por otras frivolas canciones. tienen en ocasiones fuerza bastante para encender en las muchedumbres una chispa de aquella fuerza vital. Gracias al desarrollo musical mo- . Esos candorosos sones.. el que conmovía. cortos.. un mismo sentimiento de raza. según las circunstancias de la vida. mimosa o socarrona.—7 - poder proyectar. He aquí el poder invencible del sentir popular en forma de Canto. ese mismo que expresaba nuestros amores. que el mercantilismo pone en boca de cupletistas y artistas exóticos a nuestro propio temperamento nacional.

Modesto. demopsicológico castellano. qué. Esta interesantísima materia necesita. después de la preparación anteriormente expuesta. E S T U D I O . han ido recogiendo esos retazos del alma popular castellana por pueblos y aldeas (que son los que mejor han sabido hasta hoy guardar ese tesoro). hemos podido evitar que gran parte de esa riqueza músico-popular hubiera desaparecido con pérdida inmensa para el arte nacional. He aquí. conforme a los. pero entusiasta cultivador de estos estudios. d) C) Q U É E N T I E N D O Y O P O R C A S T I L L A E N E S T E VARIEDAD D E C A N T O S C A S T E L L A N O S : e) DI- FÍCIL CLASIFICACIÓN CIENTÍFICO-MUSICAL. a) ANTIGÜEDAD DEL C A N T O C A S T E L L A N O . pero al mismo tiempo artístico.8 — derno y a trabajos asiduos de musicógrafos. los puntos principales que nos introducirán en el tema propuesto. novísimos estudios de musicología comparada conocidos en nuestros tiempos.'. quiero aportar mi grano de arena presentando en público concurso un trabajo sobre el Arte. con paciente estudio y patrióticos y artísticos anhelos. un plan lógico. folkloristas y coleccionistas. . b) su IMPORTANCIA. para ser desarrollada.

ESTUDIO SOBRE CASTELLANO EL CANTO POPULAR PRIMERA PARTE .

.

clanes o tribus (al estilo de las primeras constituciones sociales que relata la Biblia-Sacra). con carácter definitivo. nos da la ciencia. O S E A D E S D E Q U E H U B O H O M B R E S E N E L G L O B O T E R R Á Q U E O . sino l hasta inútil. HUBO P O B L A D O - siquiera la investigación de los sabios modernos no haya podido ahondar en el dédalo histórico de cómo vino la raza humana a nuestra Península. .PRIMERA PARTE 3 3 3 3 | o es solamente imposible. obedeciendo las mismas leyes biológicas que recibieran en herencia antes RES EN NUESTRO SUELO». hemos de suponer a esos primitivos habitantes (/) de nuestro territorio. familias. En el momento I que tengamos por cierta la conclusión que. « D E S D E L A EDAD CUATERNARIA. pretender encontrar 3 ab ovo el origen del Canto po3 a pular castellano. a saber. (i) Tres son las Razas Caucásicas que arrojó Asia a Europa.

De donde surge naturalmente el Canto. como el perfume de la flor en el delicado capullo. . Ese canto. se evapora cuando queremos fijar nuestra profanadora mirada curiosa en su vida inicial. ora para deleitar y emocionar a sus semejantes. perfume sonoro del sentimiento. sociales o de tribu (/).: Gentilidades y Clanes ocupando Behetrías o Villas. es tan natural en el hombre que siente. la Danza.: alegría.. ora para honrar al Dios innominado. recogiéndose hacia el repliegue más recóndito del corazón humano.-12— de su dispersión de la Tribu Autóctona del país donde procedieran. dolor. vibración misma del ser. lógicas unas. no solamente de Familias. gr. tristeza. gi. sentimiento satisfactorio del triunfo. sobre el balbuceo de las primeras sensaciones y la instintiva canción del grito. Por consiguiente. etc. exaltación intuitiva del gozo y alegría del alma. sino de un círculo social más amplio. y más o f (i) La Protohistoria peninsular nos habla ya. etc.. gozo. expresión emotiva y naturalmente necesaria del dolor humano. amor. ya individuales o de familia.. llegaría la hora de las grandes emociones. como v. El Canto. la Narración lírica y apasionada de las acciones y proezas guerreras. como el lenguaje lo es para el hombre social. de Castras y en su derredor Tribus y Ciudades y rrasta de una verdadera confederación de Tribus en forma de Comarca o Región. No caben en los angostos límites de este estudio detalles sobre las conjeturas. v.

sobrepujaba a la de todos los demás pueblos peninsulares conocidos por los Romanos al invadir nuestro suelo. Carpefanos. Cap. Vacceos y Creíanos. Diodoro de Sicilia (Lib.-13— menos inverosímiles otras. 16. mitólogos y lexicógrafos han escrito sobre aquellos remotísimos tiempos. según la hisíografía antigua) al dios innominado en los plenilunios. XXXIV=BibI. dice: «Las mujeres de la Celtiberia tomaban parte en los coros con que festejaba esta Región (es decir Arevacos. nos demuestran que la cultura y civilización (claro es que relativa) de los Campos góticos y parte de las dos Castillas. unidos al de las Tablas geográficas de Tolomeo.V. Cap. Estos testimonios. Pelendones. Strabón (Iib. . que los ilustres arqueólogos. danzaban los coros de los Clanes entonando himnos». en el momento de comenzar la batalla. Mas no podemos pasar en silencio ciertos detalles interesantes que coadyuvan a nuestro estudio sobre el Canto popular castellano. V. Y en otro lugar dice: «ÍNTER FINÍTIMAS I L L A S G E N T E S .=Rer geograph). alumbrados por la luna nueva. hist.) compara los Cantos guerreros de los Lusitanos al pean de los Griegos. pag. C U L T Í S S I M A E S T VACCEORUM NATÍO». conforme a denominaciones posteriores. y en torno de una hoguera. III. «acompañándose con el ritmo de los golpes de sus armas contra los escudos».

cuando comerciaban en nuestras costas del Mediterráneo. No podríamos asegurar otro tanto respecto a las salmódicas modulaciones y quejumbrosas melopeas que entonaban los Judíos en sus Sinagogas. Los aventurados viajes de los Fenicios. como hemos de ver en su lugar. pues. Las tradiciones fonéticas de la gran civilización asiática. Estos sones sutilísimos se han evaporado para nuestros oídos al través de muchos siglos. al aumento de sensibilidad emotiva y progreso cultural. al cadencioso. cuyo origen indudable estaría en el Canto de la tribu autóctona del país de donde procedía. por ley biológico-natural a todo acontecimiento humano. quienes debían dejar por donde pasaban el eco de su melodioso salmeo.-14- Tenemos. reconocido en Castilla la Vieja un Canto popular indígena en la época ante-romana. monótono compás de sus remos. Pero no es aquí donde pretendo yo fundamentar el Canto popular castellano. . amén del origen de nuestra primera raza. iría evolucionando poco a poco en forma artística. pero que. como el perfume de una rosa cuando despiadada mano deshoja su corola. no llegarían probablemente a nuestro suelo' Castellano. debieron continuar persistentes en nuestra Península durante la enorme cantidad de tiempo de que hablamos.

entre todos los de las otras Regiones peninsulares. los cuales delatan claramente el temperamento de raza y el medio ambiente de nuestro suelo. las imborrables de raza. más riqueza sentimental en sus severos y hondamente viriles temas. Entendiendo por tal. Al decir Canto popular castellano. no las divisiones político-geográficas. las que no cambian cuando los hombres cambian el mapa. es el más típico y característicamente indígena. que son constituidas por fronteras convencionales y arbitrarias. en momentos dados de la historia. Várela (Discurso de la Acad. es tal la importancia del Canto popular castellano en la música nacional. tendrían necesariamente que establecer los habitantes limítrofes. hacen imposible poder señalar el TIPO ÉTNICO MUSICAL DE CASTILLA LA VlEJA. Sin embargo. que yo me atrevo a asegurar que. era cristiana. el que encierra más variedad melódica. que son las naturales. sino las divisiones etnográfícas. sobre todo la Romana—que en decir del académico don J. Esp. . me refiero a la expresión o exteriorización sentimental del alma de Castilla la Vieja.—15- Las sucesivas invasiones que sufrió nuestro suelo hasta la. 25 Mayo 1890) fué una mutua fusión del espíritu latino con el alma indígena—más la confederación de Tribus regionales que.

Sus límites geográfico-naturales. bosques dilatados y llanuras inmensas. formando una reunión de mesetas surcadas por ríos a semejanza de la meseta central del Asia menor. que son mucho más naturales que las modernas. para terminar en las estrechas e infranqueables gargantas de las riberas del Duero. aunque no puedan señalarse con exactitud. es lo que entiendo yo por Castilla la Vieja. Todo ese inmenso territorio. Salamanca. Valladolid. siendo la antiquísima Ciudad de los Vacceos como el corazón o eje de esa grande agrupación de pueblos. Peñamira y el Pico de Urbión. a mi intento. León.—16- La raza pobladora y existente desde los tiempos remotos en este vasto núcleo de la Península que encerraba cumbres montañosas. Avila y algo de Segovia y Soria. siguiendo las divisiones geográficas de la antigüedad. Burgos. bien pudiéramos reducirlos. dando vuelta a la cordillera Carpetovetónica. en una forma aproximada a la siguiente: Supongamos unos límites cuyo perímetro irregular trace una línea imaginaria que el lector podrá figurarse así: desde la vertiente de la cordillera Cantábrica y su enlace natural con el puerto de Tarna y Pajares a la cordillera central Ibérica. . Zamora. que encierra parte de las Provincias de Santander. pudiera entrar en la E T N O G R A F Í A MUSICAL D E LA C A N C I Ó N P O P U L A R D E C A S T I L L A LA VlEJA. Palencia. áridas hoy y monótonas.

los caracteres actuales se explican por el pasado histórico. en el momento presente. evolucionando al impulso del ambiente social donde vive. las que nos permiten determinar una misma manera de ser entre los habitantes de hoy y los del pasado histórico». De esta manera. traspasando ese límite (más o menos aproximado).—17— Aunque en realidad pudieran agrandarse más. Los paleosólogos. regidos por leyes de conexión y coexistencia. El espíritu que animiflcaba esa masa humana que pobló y. los límites etnográfico-musicales de la Canción popular castellana. en la actualidad. entrelazado a los datos históricos antiguos. sino también los que aparta la Paleosociología. no sólo teniendo presentes los datos etnográficos. es digno de tenerse en cuenta. recíprocamente. o s e a : la observación de lo vivo y actual. a semejanza de los paleontólogos. vive encarnada al terruño de tal cuerpo geográfico que llamó Castilla la Vieja. la canción reviste formas y giros melódicos distintos. para determinar el carácter étnico de la raza que lo ha ocupado. y. hacia lo que llamamos hoy Castilla la Nueva. basan sus estudios sobre una misma idea: «la perpetuidad de las cosas de la naturaleza y tradiciones sociales en agrupaciones de hombres que viven en un territorio determinado. la cien- .

Bien sé yo que no debe exagerarse la doctrina de Heder y del filósofo H. y no son otra cosa más que circunstancias especiales atmosféricas de cierta temperatura y brillantez solar: el ambiente físico. Aplicando estos principios a nuestro modesto estudio. Mas. en una extensa región. podemos explicarnos el pasado remoto por la Canción actual. zonas morales que corresponden a aquellas zonas físicas y que se reflejan en la obra artística. existen disfintas zonas caracterizadas por una vegetación y cultivo de plantas especiales. Taine sobre la influencia del clima y modificación del medio ambiente como deter- . y. Estas zonas terrestres suponen condiciones precisas para que las plantas existan o mueran. con más o menos exactitud. dentro de un género común.—18— cia novísima de la Paleosociología explica los pasados por el presente tradicional. ya que él es la expresión más genuínamente natural de los sentimientos humanos. que sea verdaderamente popular y haya llegado a nosotros por la tradición oral. la psicología etnográfica pudiera clasificar. De igual manera. recíprocamente. pero muy especialmente en el Canto popular. tendremos que la Canción popular actual se explica por las antiguas y conocidas. dentro de dicho trazo geográfico de nuestra Península que yo he formado para este estudio.

de cuerpo más curtido y castigado por el sol y las heladas y de espíritu más saturado de coplas romanceras. semejantes al sordo y tenue ritmo de su pandero. más recio. aunque ágiles. sin radicalismos. son más graves y estridentes. Pero. lo mismo que carazterizan los rasgos fisiológicos del cuerpo. Doctrina. puesto que Hipócrates. exteriorizados naturalmente por la danza y el i baile. como consecuencia. tiene un Canto más viril. como se diferencian la tierra y clima en que viven.minadoras de las facultades anímicas. las Ilanuras feraces de los valles. éste se refleja en sus Cantos. antiquísima. la faja arcillosa de tierra formada por aluviones y desbordamientos de ríos antiquísimos y las viviendas de barro. frescos por el caudal de los . miles de años anteriormente a estos sabios. más exaltado. plácidas y tranquilas. y que. Este. El castellano de las montañas se diferencia notablemente del castellano del centro y del de las riberas. armónicamente operando en el hombre. aceptamos que hay algo de verdad al decir que el ambiente físico va modelando poco a poco el ambiente moral. indicaba esa influencia climatológica en el hombre. mientras que los de aquéllos son. El cielo azul y transparente de las mesetas centrales de Castilla. por otra parte. y hasta sus movimientos. quizá por las notas dominantes del redoble del tamboril. Aquél canta melodías dulces. evocafivas.

para hacer más patente esta sensible armonía. lentos y tranquilos. de ligeros vapores y nebliznas. no hay más que observar las variedades de un Canto popular mismo. con la manera de ser y de vivir. es decir. la magnitud. con el lenguaje y. las montañas con su cielo constantemente velado. cantado en diversas regiones pertenecientes a un mismo territorio geográfico. costumbres. riegan sus vegas. Así como para los botánicos la talla. los de la comarca o región grande que habita una raza. lo mismo que la retozona alegría. especialmente. cómo gasa tenue. sólo las explico por el medio en que se producen». hábitos. y la tristeza y melancolía. . que. con sus medias tintas. Y. con el lenguaje modulado. influyen muchísimo en los propios sentimientos de la raza que vive en esos distintos suelos. el Canto. parece que están en armónico consorcio con todo: con las tradiciones. Estas variedades sólo son externas: dentro permanece un carácter esencialmente íntimo que constituye el fondo común de todos ellos. De ahí que Taine llegue a decir en su Filosofía del Arte: «todas las producciones humanas del espíritu. Es el corazón humano a manera de espejo donde se refleja admirablemente el sentir del medio ambiente. ocupaciones. determinado por la etnología particular como reflejo del propio sentir.-20— ríos. como las de la naturaleza.

o de una manera parecida. no son más que caracteres secundarios. externos. propios del medio ambiente donde se desarrolla la carición. . una fusión o concentración de aquellos sonidos en una unidad determinada. de la estructura interna del Canto. s_e concreta y reduce a una simple gama dispuesta en tal o cual sentido. por ejemplo. Los distintos sones de una Cantinela popular no son más que notas agrupadas en haces variadísimos por el ritmo y entonaciones distintas. el guisante que se arrastra por la tierra pertenece para ellos al mismo género que el árbol acacia que se remonta por los aires y adorna nuestros paseos. acentuadas. así también. el fondo común a todos ellos. «El esquema armónico modal derivado de una simple gama»: he aquí el fondo. y ésta a su vez. e t c . que es como una síntesis de la gama misma. que es como el sello inconfundible de la raza.—21- la abundancia de plantas. que naturalmente . los musicólogos distinguen las variantes melódicas y adornos puramente externos. y los primarios e inportantes para su clasificación son los que ellos recogen para estudiar la naturaleza y estructura de los géneros a que pertenecen las especies. De los sonidos principales de esa gama nace el esquema armónico. dinámica y agónicamente: el lazo invisible que une esas agrupaciones melódicas es la modalidad.

como el cáliz. deducen su desarrollo. tan subdividida en una grande Región determinada. Esos son sus componentes. ya para permanecer en reposo final. clara y expresiva. ya para surgir de nuevo en forma más o menos perceptible. . aun en medio de sus recamos y adornos. en una región amplia y determinada. Los estudios de musicología comparada no han podido llegar a tanto. corola. observan su embrión. La embrogenia que utilizan los músicos para analizar distintas canciones redúcese a anotar los caracteres distintivos y los comunes a sus elementos. para señalar e inferir el carácter más saliente e importante. no puede ser clasificada con la exactitud científica que puede fijar o determinar un botánico. estambres y pistilos son los de una flor. Y si la musicología no ha podido hacer una clasificación internacional científica y sólida (y eso que las líneas generales de las grandes divisiones eínográficomusicales nacionalistas son más amplias y claras) mucho menos podrá ahondar (según yo entiendo) en la clasificación parcial. Esta es la síntesis musical de una canción. hasta lo indefinido en caprichos.-22— oscila en un movimiento más o menos dinámico o emotivo hacia reposos cadencíales. pero a nada más ha llegado. Pero la flora hermosa del Canto popular.

Pero aun de esta clasificación prescindo. son debidos a advenimientos históricos evolutivos de distintos pueblos y razas. y todo lo demás será muy aventurado y expuesto a errores. . que indican su influencia modal. hoy por hoy. reconocer con toda exactitud científico-musical el verdadero indigenismo primitivo de un Canto. Lo único que yo podría intentar en este trabajo. Esto es lo que procede hacer en un estudio de esta índole. según indiqué anteriormente. por parecerme que va sobreentendida en los siguientes puntos en que divido mi estudio sobre el Canto popular Castellano. cuando el repertorio que usa una Región o Comarca extensa está formado por una conglomeración de sones y elementos musicales que. lo que puede hacerse es señalar ésta o aquélla coincidencia con tipos fijos antiguos.—25- En resumen: es imposible. A lo sumo. claramente reconocidos. desde luego. sería una clasificación amplia. según la manifestación histórico-literaria y el empleo social que el pueblo da a sus Cantos.

.

ESTUDIO SOBRE EL CANTO POPULAR CASTELLANO SEGUNDA PARTE .

.

IST .

.

el manantial. de temple recio y varonil. que desde tal fecha hasta nuestros días. hábitos y costumbres de la vida. que se llama Castilla. Dicho canto popular religio* so. fué la que inspiró al anónimo cantor de este puebla austero. curtido por clima y íraf5zro„¿T^T7ü-ügt» bajo. al hacerse habitual para las multitudes congregadas bajo las bóvedas de las Iglesias. que tanta influencia había de ejercer en toda la manifestación musical de. el melos popular religioso. aliento vivificador del alma cristiana. unidas por la misma fe y el mismo amor místico cristiano. influyó de tal modo sobre los sentimientos. que trajo a nuestro suelo castellano la nueva civilización cristiana.nuestra patria. ha llegado a constituir como el fondo. el substracfum de todo cantar popular .SEGUNDA PARTE gA Fe.

a manera de vivificadora savia. gr. y muchos de ellos los populariza en la iglesia. Rimas sacras e Idilios místicopopulares donde se reflejan sus propios sentires. sigue con los de piedad y devoción. ¿Qué de particular tiene que la voz de Castilla haya cantado. junto a su corazón. verdaderos místicos. que supo juntar milagrosamente pueblos. iluminados por la luz sobrenatural de la gracia divina. fué fertilizando los planteles geográfico-regionales. mejor que ninguna otra. para terminar con los más arrebatadores cantos polifónicos místicos que han oído los siglos? Verdad es que este refinamiento de sensibilidad emotiva no llegó al pueblo. pero el pueblo. Ella. recibe como cosa propia los Romances. cuantas son las variadísimas canciones de Castilla la Vieja. razas. suspiros del alma apasionada que aspira a romper las cadenas del mundo para volar al Cielo. sin comprender las finuras y delicadezas de semejantes cantos místicos. que comienza con los cantos populares litúrgicos. tan variada y matizada. como relicario amoroso. donde se criaron y florecían tantas y tan lozanas como vistosas flores. las Cruzadas). Y es que la fe. esa abrazadera de oro. la gama lírico-religiosa. en el . Villancicos (tornados a lo divino). temperamentos y costumbres para fines providenciales (como v. sino sólo a algunos de sus hijos.—28— profano. fué conservada por el pueblo castellano.

Está plenamente confirmado que la Iglesia Cristiana. la Iglesia Cristiana no sólo recitaba. a los que siguieron nuestros insignes Doctores de Ja Iglesia Hispano-Visigoda.-29- hogar. A estos simplicísimos recitados primitivos siguieron otras creaciones de verdadero sabor popular. entre otros Santos Doctores. (1) La libertad de la Iglesia. compues(1) San Ambrosio (337-397) fué el que operó esta importante reorganización. desde los tiempos Apostólicos. Mas ella. debido a las persecuciones. se contentaría con recitar el Salterio y la Salmodia según uso y costumbre hebrea. es decir: en diálogo entre el Preceptor (solo) y Respuesta (comunidad cristiana). de origen griego. Tal es el influjo de la Fe cristiana en el canto popular de Castilla: así vamos a comprenderlo con los siguientes datos. convirtiendo el suelo castellano en un inmenso templo. el Canto popular. según los musicólogos documentados. lo que comprueba que. usó desde su fundación. como tal sociedad. y su rápida difusión por el mundo. infundió más energía vital al Canto popular. sino que cantaba en forma responsorial. según sabios orientalistas. . conseguida después de cruentos martirios. La Biblia Masorética contiene. acentos melódicos. no inventó Canto alguno para su culto. En sus reuniones clandestinas. en efecto. en la calle. los cantos himnódicos.

quien ordenó se cantara en todas las Iglesias. día y noche. gracias al Papa S. amplió y completó para bien del culto cristiano. al cual con la autoridad del cargo de Apocrisario (o Legado) Pontificio que aquél desempeñara en Constantinopla (emporio de la civilización mundial en esa época de la historia).-so- to. siendo Embajador de la España católica •cerca del Emperador Tiberio en los tristes días de la . después que subió al Solio Pontificio. compiló. sino para cantar públicamente el triunfo de la Fe. el español San Leandro. De ahí nació el género popular litúrgico antifonal (doble coro de mujeres y niños. siendo el Papa español San Dámaso (también poeta y literato). no solamente para dar culto a Dios. Un sabio y santo eríista músico. hombre de gran cultura Iiterario-musical. en el año 371 de nuestra era. Y al efecto. alternando con otro de hombres). descendiente de la nobleza. El desarrollo litúrgico y progresivo de las formas rituales exteriores del culto fué exigiendo nuevos modos y disposiciones. dispuso y ordenó (como dice la Historia) un libro llamado antifonal. Este último género de canto tiene origen bizantino. Nueva reorganización sufrió en los últimos años del siglo VI el Canto popular de la Iglesia. alternando con los cantos populares ya mencionados. en el oficio divino. Gregorio el Magno. declarándole oficial para la Iglesia universal.

etc. al mis- . preciso es abrir un breve paréntesis a fin de responder a una posible observación que quizás ocurra al lector. Acaso se pregunte si no habría en esta época de nuestra Historia más canto popular que el religioso. etc. La respuesta es bien obvia. prosas rimadas. verdaderamente populares y compuestos exprofeso para el pueblo por nuestros santos Obispos. coincidió con San Gregorio durante su estancia en Bizancio.. y cuyo desenvolvimiento somero servirá para explanar un poco más estas notas sobre el Canto religioso castellano. De esta suerte. secuencias. hubo de perfeccionar San Leandro sus conocimientos artísticos con las enseñanzas de tan docto compañero. Para nosotros. compuso y adaptó melodías para nuestro canto litúrgico indígena conforme el gusto oriental. y a su regreso a España en 585). músico-poetas. hermano de San Leandro. según testimonio del gran etimologista y sabio enciclopedista San Isidoro. antes de demostrarlo. Sabemos que el Prelado hispalense fué confesor del futuro Papa y que vivieron juntos en casa de un Obispo griego llamado Eulogios. las cuales. unidas a otros muchos himnos.. como veremos a continuación. formaban un código de Canto litúrgico popular. Pero. He aquí la base sobre la que hemos de fundamentar el Canto religioso popular castellano. de la época visigótica.51 persecución de Leovigildo.

Pues si no bastaron los Clanes asiáticos protohistóricos. remota emigración que defienden todos los Judíos de procedencia Española que fueron expulsados en 1492 y que aun hablan nuestra lengua en Salónica y Berbería. en el reinado de Alfonso Vil (1126-1157). desde antes de la invasión romana. Coyanza. además de las de Toledo. las célebres Pueblas Hebreas (o Juderías). coexistía otro canto profano indígena. durante la Reconquista. y en especial. las órdenes persecutorias de Sisebuto (612-621) y. formado quizá con retoños orientales. las de Sahagún. donde reside el núcleo principal). aunque los sefarditas afirman que se establecieron en nuestra Península en la época de Nabucodònosor.-52— mo tiempo que éste. . muchos más antiguos que los que nos vinieron de Bizancio. Frómista. por último. después. El flujo y reflujo de invasiones protohistóricas e históricas en nuestra península fueron casi todas como oleadas de orientalismo. Ca~ (1) De ahí que diga un célebre historiador que los Españoles por la sangre pertenecemos a la raza blanca de los Semitas y por la cultura a la raza blanca de Germanos y Eslavos. (1) También en Castilla existieron gérmenes de Orientalismp que poco a poco influirían en sus cantos. sus probables habitantes primeros. cuya importancia como elemento de población nos lo dicen las disposiciones del Concilio Hiberitano {primer documento histórico que poseemos acerca de ello (a. existían en su suelo Judíos. 500).

TARAREA A TODAS HORAS LOS AIRES Y CANCIONES DEL BETIS. Fenicios. en cuenta la situación geográfica peninsular y la disposición histórica de los pueblos pertenecientes a la costa meridional de España. Medina. TURBA IMBÉCIL DE ENGOMADOS Y SIETEMESINOS. que nuestros mismos poetas y literatos. pues.—basta citar los nombres de Séneca. Valladolid. RECORREN IMPÚDICAS Y DESENVUELTAS LOS PUEBLOS Y HAN LLEGADO A ROMA. Burgos y Palencia. Lucano. «LAS THYMÉLIDAS O JUGLARESCAS GADITANAS. Villalpando. Quintiliano. FORMANDO GREX BAJO LA DIRECCIÓN DE SU MAGISTER (AMO O EMPRESARIO DE ORGÍAS). existía en España un canto profano tan degradado.-55- rrión. en el canto indígena de la región meridional de nuestra Nación. SIENDO SU ASISTENCIA OBLIGADA EN LOS FESTINES PARA SAZONAR LOS BANQUETES Y DIVER- . CON SUS BAILES' PROVOCATIVOS Y VOLUPTUOSAS CANCIONES. Teniendo. Durante la decadencia del Imperio Romano. los cuales brillaban en Roma ejerciendo una verdadera dictadura gloriosa en literatura. DONDE LA JUVENTUD DORADA (BELLI HOMINES). Juvenco y el Píndaro Cristiano (Prudencio)—se atreven a fustigar con duras y expresivas frases los cantos y bailes peninsulares. están confirmando que antes de la invasión musulmana había tanta o más sangre semita como gótica en nuestro suelo. Árabes y Berberiscos influyeron muchísimo antes de nuestra era cristiana. Marcial. Griegos. Orosio. He aquí una prueba.

Y que.. J. Cosía.. pruébanlo las disposiciones que tomó la Iglesia en los Concilios. anatematiza la costumbre irreligiosa del pueblo de bailar y cantar torpemente y cosas pecaminosas—«ballimarhiaz et salíationes»—las vísperas de solemnidades y fiestas de Santos. melodías dulcísono miro modulationis modo. incluso Castilla. Es. Himnos. indudable que existían cantos y bailes populares profanos y canforas. a la que Dios correspondió con su carismática inspiración. El celebrado a raíz de converfise Recaredo al Catolicismo (III Concilio de Toledo. La influencia de estos cantos populares debía ser tan hondamente perturbadora para la moral. fueron recomenTIR EN ELLOS A PARÁSITOS Y CONVIDADOS». Melodías. . como las hubo en Fenicia. cultísimos poetas y músicos. Prosas rimadas verdaderamente populares que. cap. (Religión de los Celtíberos. se fueron contagiando otras regiones de nuestra Península.-54- dice COH frase expresiva D. V). después de ser sancionadas como de uso litúrgico en el Concilio IV de Toledo (633). al traducir los testimonios directos que en sus escritos nos dejó Marcial. musas. en decir del sanio lexicógrafo San Isidoro. que muchos santos Obispos. cameras o juglarescas de profesión en nuestra Península. con el tiempo. comenzaron a componer con celo y emulación santa. pues. en Egipto. Canon 22). en Grecia y en Roma.

Este último. sí. más de la mitad pertenecieron a Castilla. contenido en tales códices. pero no convencido: ALLÁ VAN LEYES DO QUIEREN (1) En este Archivo existen otros desde los siglos VI al XVIII. llegados hasta nosotros con el nombre de Oficio gótico o Muzárabe. Yo he visto uno incompleto que contiene el rezo propio de San Antolín. seguramente los más preciosos e interesantes. siempre abierto al público (1). fué el mismo Canto popular religioso que supo defender con tanto tesón y bizarría el pecho castellano en tiempo de Alfonso VI. (Canon XII). supo decir con varonil grandeza. dos de ellos. están en Silos (Burgos) y otro en el Archivo de la Catedral de León. que formaron el fondo principal de los cantos litúrgicos. orgulloso de su fe y de su castiza tradición. completo e interesante. confenidosen Códices manuscritos. Tanta importancia debieron tener estos cantos populares. Patrono de la C a tedral Palentina. El canto visigótico o muzárabe. admirado por cuantos turistas y arqueólogos visitan el nunca bastante loado archivo catedralicio. aquel pecho de recia fibra que.-55— dadas como de repertorio popular: «Ordenamos se canten públicamente en la Iglesia y fuera de ella en el oficio privado y público de los fieles». resignado. conocido vulgarmente con el nombre de Códice del Rey Wamba. De los 37 ejemplares que poseen nuestros Archivos. es el más hermoso. ¿serán aquellos jeroglíficos neumáticos copia de algún canto del Obispo Conancio? .

grave y hondamente sentimental rito litúrgico que usan en el culto. encontrar la clave para descifrar los códices antedichos. sin embargo. no puede ser de ningún modo el dulcís sonus que compusieron aquellos santos Obispos de los siglos visigóticos. El despertar restaurador de nuestros presentes tiempos ha intentado. cuando los monjes de Cluny. compuesto con sones populares. Para convencer más y más al lector de este humilde trabajo que el Canto de que venimos hablando es eminentemente popular y que fué. trabajando. sustituyéndole por el romano. desgraciadamente con nulos resultados. Expertos paleógrafos y pacientes benedictinos siguen.56 REYES. sin duda. Yo he presenciado el oficio litúrgico y escuchado (aunque a la ligera) el Canto que usan hoy los capellanes muzárabes de la Catedral de Toledo y creo que el desmadejado y antirrítmico son de aquellas cantinelas que contrasta con el severo. Prosas rimadas y Secuencias son verdaderamente (1) Que entonces tomaba participación activa en el culto público. adaptables al pueblo. apoyados por la hija del duque de Borgona y esposa del Rey de Castilla y de León. como el palentino Conancio. abolieron el rito nacional. hasta hoy. o que el mismo pueblo (1) se asimiló de tal modo el canto religioso que bien pudiéramos decir que los Himnos. .

-57- tonadas populares. Sin embargo. No tiene el lector necesidad de cantar estos trozos como están. aun con todas esas corruptelas indicadas. tal y como se ha transcrito del antedicho libro. cantan en aquella capilla. I. y los cuales vienen admirablemente adecuados para este capítulo del estudio. es decir: la tradición secular del cantar popular religioso de Castilla. Trátase de dos trozos de cantos litúrgicos antiguos. Indudablemente esta notación no es la tradicional ni tampoco el ritmo que. obtendrá sencillamente dos cantos populares antiguos. de memoria y rutinariamente. comprende una característica melodía del himno propio de S. con sólo substituir el texto latino por otro en lengua vulgar. el otro. de León. Beneficiado Contralto de la S. C. Miguel. vislúmbrase como la voz de nuestros antepasados. Véase el ejemplo número 1 en la página siguiente: . o con sólo tararear el melisma. voy a poner como ejemplo dos trozos de Canto que ha transcrito el ilustrado amigo y compañero don Raimundo Rodríguez. Uno es la primera estrofa del himno que usa la Iglesia Católico Romana en su liturgia del tiempo de Cuaresma a maitines. tal como se canta hoy en la Capilla Mozárabe de Toledo—advirtiendo que ha sido transcrito según está en los actuales libros—.

conservan. especialmente los del género silábico y antifonal simple. y aun los del género adornado tienen giros y cadencias de castizo sabor popular. . " T—L-Z-i'"»•* £ ^ ti^^S--f¿-&> ) H 3s ' i i ¡ w ftr \ ^ >i " o "g —l—i — 1—- i™ w i-v rirv w" . populares son casi todos los Cantos litúrgicos de nuestros libros corales catedralicios. y aun los posteriores. . O J > Indudablemente.W a g e 3 ^tJLJ.1 W a I • j A * a ^J d • 1 K M O y^. sin que hayan podido borrarse del todo. a pesar de las interpolaciones y supresiones que los copistas de la época decadente hicieron en ellos. la huella popular de sus melismas. Los cantorales de nuestro siglo de oro.

—59—

Del Himnario Mozárabe, según cuadernos por donde cantan actualmente los Capellanes, de oído y de memoria, es e! siguiente:

rio Vida *1

H—4^

0
-ya—*

/_

r-"W—"

o .

a * l'ü- ¿ J„ < a s

-o-"-®—r... » 1 .
^

í "1 fr,.I., , r i ^ -— T

a > ^—£

—n• f " ¿L
__ i i ¡»

í ^ ^ LO^ _C_j^Lt _* —Ut po
a 11*8

í ?-

— VVU. r

L4^~

i:
i-

{¡MÍ^JMU-—

n «

=3=3:

*=

1
i'

<-—T

4—w

^TS *T —•—i B E
L

s

t — ¿ F ^
' s

•ni f H -m
¡Ú
1

i
1

"»i

*

^ 1 —V—rr+i

" - = S =

Jíwk. S. 1 ...*,

-Wlisnoíií
,

4|—4)

—l

^¡f— "

v — -


— - - f c j ,
r

—1
M

Í~ ! "rr
<) t

VU<U*

-4-Í4— i — 1

>

'1

I

—40-

Ahora pregunto yo: ¿en este filón sin explotar habrá quedado interrumpida la tradición de nuestro canto popular religioso, que debe llamarse GÓTICO-CASTELLANO...?

Aunque tales cantos, creados bajo este clarísimo cielo castellano, tengan perfectísimo derecho a ser incorporados a la liturgia de la Iglesia Española, hermana gemela de la Romana; aunque esas poéticas rimas, engarzadas en sones populares, volvieran a resucitar, después de una interpretación, traducción y transcripción fidelísima de sus neumas y ritmos, no servirían más—y no es poco—, que para aumentar el caudal melódico popular de nuestra liturgia cristiana y comprobar de una manera indubitada que nuestra Patria, en alas de su Fe cristiana, supo recoger el espíritu, el alma, el substracíum de los sones litúrgico' populares e inocularlo en otras centurias religiosas (no litúrgicas), cuando no completamente profanas, tantas, cuantas han flotado por esle inmenso horizonte castellano, y cuyos ecos dulcísimos, graves, sintéticamente viriles, amorosos, y, a veces, cáusticamente socarrones, hanse perdido poéticamente por las concavidades de nuestros oteros, mesetas y montañas. Todas las que inicia el Doctor en Música y Profesor de la Universidad de Salamanca, Francisco de Salinas, en su Cancionero teórico-práctico publicado en

41

el año 1577; las Cantigas y Gozos de Santa María, de Juan Ruiz (Arcipreste de Hita), cuyo texto musical desconocemos, como igualmente los inspirados «Loores de Nuestra Señora», compuestos por el palentino Iñigo de Mendoza, primer Marqués de Santillana; las cuatrocientas veintiocho canciones sobre poemas de devoción, la mayor parte, y las líricas, tradicionales, históricas, fantásticas, íntimas y familiares, todas expresivas, que recopiló y compuso al Castellano Rey trovador con el título de «Cantigas de Santa María»; los cientos de villancicos de Juan del Encina, Lucas Fernández y Juan Vázquez, entre otros muchos..., vendrían a ser una confirmación plena de cuanto he expuesto anteriormente. Si las abejas cristianas de nuestras generaciones pretéritas depositaron en aquellos riquísimos panales la dulce miel de su fe bendita en forma de cantos y plegarias, después de haber libado en los jardines populares indígeno-exótico-orientales, generaciones posteriores, libando en otras flores de esos mismos jardines, flores verdaderamente aclimatadas a nuestro ambiente y a nuestro suelo, volvieron a depositar su miel en oíros nuevos panales, donde siguieron confiando sus almíbares otras solícitas abejas; y así, sucesivamente, de siglo en siglo, hasta nuestros días, han seguido elaborándose nuevos sabrosos panales,

para emocionarle y hacerle sentir los mismos sentires que tan exquisitas flores de arte tienen guardados entre los pliegues de sus fragantes y deliciosas corolas. su espíritu. cuando tratan de ofrecer al público un ramillete de canciones regionales y de buscar el ambiente evocaíivo de ellas. exprimir su esencia. si bien de todas ellas emana un solo y penetrante perfume. Romanos. Helenos. todos estos elementos indígenas ya en nuestro suelo por la sangre. Celtíberos. Semitas. y. las cuales nos presentan distintos y variadísimos colores. vino a resultar al fin un precioso ramillete de flores. y. sembraron un acento. su alma. de esta suerte. cual abrazadera de oro. dieron unos pequeños arbustos que llamamos Cantos populares. formas y galanuras. un ritmo. los juntó. Árabes. con los que se formó un verdadero plantel regional. los regó con su propia sabia seníimenfal. Pero un día la fe. su sentimiento. He aquí el milagro de la fe en nuestro Canto popular. los entretejió formando un solo haz.42 siquiera el prolongado'invierno de una época decadente haya mermado nuestro melifico caudal. Milagro que admiran. un algo de su propio espíritu sentimental. las raíces eran distintas. . al romper el suelo para brotar. un sentir. nuestros musicólogos y artistas modernos. mejor que nadie.

ESTUDIO SOBRE EL CANTO POPULAR CASTELLANO TERCERA PARTE .

.

.

.

decían: «YA NO SOMOS EXTRANJEROS EN ESTA TIERRA. o a otro pueblo que no fuese romano.TERCERA PARTE E leído. AQUÍ CONTINÚA PRIMERO». UN PUÑADO DE LA TIERRA EN QUE HABÍAN NACIDO ELLOS MILIAS Y EL ÍDOLO DE sus LARES. colocando en lugar preferente el ídolo de sus Lares. solían llevar consigo tres cosas: UNA BOTELLA LLENA DE AIRE. depositaban en el suelo aquel puñado de tierra. cuando emigraban a otra nación. no recuerdo dónde. allí donde se establecían y constituían un nuevo hogar. con toda solemnidad destapaban la botella. que los antiguos romanos. Y SUS* FA- Así. ESPIRITUALMENTE MI PATRIA Y MI HOGAR En este significativo hecho (sea real o fabuloso) encuentro yo la idea-plan que me he formado al com- . y.

Esa mística botella de oxígeno religioso fué la que hizo recobrar lengua y romper a cantar a los rapsodas de nuestras épicas gestas castellanas. del prototipo castellano de BARBA BELLIDA Y FIERA TIZONA. llevaban nuestros Cides aventureros por aquellos altos y espesos montes. noble. es así como la mística botella de oxígeno que. según hemos visto ya. sur. . que. tan variados en el centro. pero que fué gloriosa morada de una casta de hidalgos. al mismo tiempo. donde las ramas pujan a las nubes. bravos. lealmeníe noble y altivo. se combina con muchísimos cuerpos. como la osamenta de un cadáver. según decían nuestros antiguos clásicos: vieja selva castellana. apretando con ruda fuerza sobre su corazón (para que no se evaporase). pero justiciero. épicos y viriles. de los que queda como lazo invisible. de dulcísimo sabor arcaico. cuando dijo: Por besar mano de Rey no me tengo por honrado. El ambiente de seriedad viril. viene a ser algo así como el oxígeno. tierra hoy seca y parda. formando compuestos diferentes. dejado entrever por los cantos regionales. He aquí una imagen representiva de cuanto ha hecho la Fe cristiana en nuestra Patria. según los químicos. y. este y oeste de Castilla la Vieja. El aire de esa botella. porque la b e s ó mi padre me tengo por afrentado. norte.-46- poner el presente estudio sobre el Canlo popular castellano. el carácter franco.

antes de salir al destierro. A diferencia de los fabulosos héroes homéricos. Alzó s u mano diestra—la cara s e santigua: A ti le lo agradezco. aunque reducida. con su.—47- Por eso. suspira y llora al contemplar. sus palacios desiertos. tan altamente justiciero. a «ganar el pan y honra» y ensanchar los límites de Castilla. a aquélla a quien quiere (1) El Abad de San Pedro de Cárdena. sus heredades abandonadas. . valiente hueste. tal castellano. por los caminos. dignidad y decoro. infunde una fe en s u s almas que hasta el cielo las eleva. antes de cabalgar. como de prudencia. D i o s — q u e el cielo e tierra g u í a s Válanme tus virtudes. el héroe de carne y hueso castellano de nuestros cantares de gesta. La cara del caballo—tornó a Santa María. por última vez.. . La fe cristiana que el alma " de l o s creyentes alienta da a s u espíritu del mar y del huracán la fuerza: y e s a cruz de la que rastro ni sombra en el aire resta..Con cuánta razón el poeta castellano don José Zorrilla en su «Leyenda del Cid» dice: Y aquella cruz que en el aire trazó con s u m a n o trémula (1) fué a dar a l a s a l m a s t o d a s un nuevo germen de fuerza.—gloriosa Santa María. dechado de valor.

QUE NADIE MESÓ. no avergonzándose de llorar. y reconquista nuestro suelo palmo a palmo. pero de un sabor salmódico religioso muy subido. aprenden a cantar ese Romance. COMO A LA UÑA DE ¿Cómo ha llegado hasta nosotros esta gloriosa epopeya castellano-nacional? No por un cronista. inspirándose en las ideas y sentimientos vivos de la casta rancio-castellana. en forma que todos—desde el pordiosero hasta el señor feudal. escala los torreones de los Castillos. vuela por las calles. porque tiene corazón. en la que la figura grandiosa del patrocinador de la honra patria. sublimiza a un hombre. por lo mismo que .-48— su CARNE. atraviesa selvas y valles. Y así el juglar castellano. Y atraviesa los campos del Duero. desde el niño hasta el anciano — todos. veredas y sendas. ni por la tradición oral—: el Cantor anónimo. del austero guardador de la ley. del porta-estandarte de la independencia. cruza sierras. semi-erudito. llega a la cima más relumbrante del valor epopéyico. que. pasa por las calles de los pueblos. en duras y fatigosas jornadas. formó la Canción romance. caminos. Y el caudillo valeroso de la LUENGA BARBA. dejando atrás a Castilla LA GENTIL. con cuatro sones que asustarían hoy por su sencillez arcaica. ni por un historiador. valles y caminos. persigue y vence a los moros.

De esta suerte.. los cortesanos. cantadas y repetidas por el pueblo. abandonaban la narración amplia del texto romancero por otro más breve y que. Menéndez y Pidal. como el cuerpo se asimilaba el pan. villancicos. La segunda Crónica General del Rey Sabio (1344). (1) Anliquísimos eran en Castilla la Vieja I03 Cedreros históricos que recorrían las plazas públicas y mercados excitando con sus romances el entusiasmo del «pópuli caterva>. juntamente con el tema musical propio del antiguo. en concepfo popular. puesto que si bien l o s Juglares podían fantasear y cambiar detalles y pormenores accidentales en la narración. como se demuestra con el estudio comparativo de unas mismas narraciones que han llegado a nosotros en distintos cronicones. que llegaron a cultivar Juan de la Encina. Estos Cantares de Gesta castellanos. desde luego. han convivido en Castilla la Vieja hasta en pleno renacimiento. Los tratados de vihuelistas y cancioneros musicales seiscientistas que han llegado a nosoiros. son auténticos documentos por donde s a bemos que los Cedreros o Juglares de romances castellanos. asesinado por don Vela a las puertas de San Isidoro de León' el Cantar de Zamora. con el fin de ofrecer novedad. la Crónica Gothorum de Juglar mozárabe del siglo XI. coexistían con las canciones o cantigas. Anchieta y Peñalosa. que. substancialmenfe los relatos eran uniformes. etc. (poesía lírica).. Canción de la Condesa traidora en la romería a Santiago. un himno a la justicia. es decir. entre otros muchos. Los Siete Infantes de Lara. con s u s relatos e historias de peregrinos a Compostela y leyendas de Fernán González. último Conde da Castilla. es decir: la substancia y el hondo sentir de Castilla en tiempos en los cuales dichas virtudes cívico-religiosas constituían su manera de ser. como fuente histórica. etc. gestas posteriores de Bernardo del Carpió. por lo mismo que eran populares. se prestaba mejor a la contextura musical del motete profano o religioso (no litúrgico). etc. las Crónicas Si/ense y Najerenae. eran homófonos. una gloriosa trova a la Religión.. demuestran que los romances populares (poesía épica). potente y viril. según frase del poeta latino del «mío Cid». sembraba de generación en generación el verdadero y sincero amor patrio a nuestro glorioso terruño (1). . y su eco.. cuando la polifonía vocal hispana estaba en su período de apogeo y cuando los mismos cantores de profesión. del Infanle García. etc. según peritísima opinión de don R. eran asimiladas por el alma.-49- es la apoteosis epopéyica del deber. el mío Cid. eran verdaderamente narradores de la antigua tradición castellana y que a su relato s e tenía.

junto a la corona de verde laurel. de las robustas y henchidas arterias de la Casta de abolengo. escribió: «que podríamos decir de los romances lo que Heine del poema hibelunge: una obra nacional construida con piedras toscamente talladas y entre cuyos intersticios crecieron hermosas y delicadas flores». la idealización de la raza castellana. con sus voces de fuego amoroso. que han ido grabando. . para inyectar en la masa humana. en el corazón de las generaciones. un verdadero archivo de glorias nacionales. lo mismo que los mayores y mejores patriotas. Por todo ello. los Bardos. que vive sobre el terruño. en su libro Poesía popular: colección de viejos romances asturianos.-50- Ese romance es para nosotros hoy la encarnación de la patria. Por eso. el inteligentísimo e infatigable literato don Juan Menéndez y Pidal. que guarda los huesos de sus padres. el alma misma de Castilla la Vieja. perdurables. los andariegos Cedreros o Juglares castellanos—como en sus tiempos los Rapsodas homéricos y los Cantores pindáricos. la bermeja sangre. el sentimiento y amor patrios. Escaldas y Scoppas germánicos y los Trovadores medievales—merecen. en el rodar de los siglos. de su tradición heroica. generosa y vital. la bendición de la patria. cristalizada en una simplicísima línea melódica. por transfundir. dentro de esas notas del añejo cantar romancero. con unos cuantos acentos y cadencias.

( C A P . casi recta. dice: ANTIQUISSIMUS ET SIMPLICISSIMUS CANCTUS QUAE ROMANCES APPELLANT QUIBUS HISTORIAE SEU FABULAE NARRANTUR». formada por una nota tenida y dos o cuatro acentos cadencíales. lo mismo que en el desenvolvimiento melódico de la canción. XV. Musicalmente. se caracteriza el primero: por una línea melódica. 1577) y en comprobación pone el ejemplo siguiente (ejemplo que he transcrito en la notación musical equivalente al recitado tradicional de cantos de ritmo libre de nuestra antigua liturgia): 3SZ bu^e^si ce vuo JO Ü>- — . tres fases disfintas en el romance castellano: EL RECITATIVO.-51 — La investigación histérico-musical moderna señala. EL MELÓDICO Y EL EXPRESIVO. según las exigencias del texto. Su valor emotivo radica en el mismo texto ayudado por los acentos musicales y la claridad recitativa del cantor. D E MÚSICA LlBRI SEPTEM. El insigne ciego Salinas.

que ésta usa en el oficio cotidiano. por Cervantes inmortalizado con el nombre de «La Gitanilla»—. tipo genuínamente español. que deberían clasificarse en los grupos que a continuación voy a exponer.. que pudieran calificarse de proto-romances y leyendas épicas juglarescas—pudiéramos agruparlas al derredor de esta primera fase del romance castellano.. etc. El TONUS SIMPLEX FERIALIS.—quizá creador del más antiguo tipo de la doncella inocente que canta y baila por calles y plazas. creadoras del fabuloso héroe Bernardo del Carpió. El ignorado poeta del siglo XIII. por alguno de ellos sabemos cómo recitaban los juglares dichos romances. cuyo origen musical está en los recitados litúrgicos de la Iglesia. Estos romances recitativos traspasaron la época de nuestros poetas de la escuela del Mester de Clerecía.. Todas los canciones de gestas castellanas—verbigracia.-52— Con una pequeña variante rítmica. Conde Claros con amores N o podía reposar. el poema o gesta de Mío Cid. en su libro de aventuras sobre el rey Apollo- . cita este autor otro romance antiquísimo. las que se referían a la batalla de Roncesvalles. las del Cerco de Zamora. y otras muchas más perdidas. precisamente. es la confirmación plena de tal opinión. las de los Condes de Castilla. alternando con otras canciones. y.

T o r n ó l e s A REZAR UN R O M A N Z . la juglaresa: Luego el otro día de buena madrugada Levantóse la duenya ricamente adobada. hasta pocos años ha. pero aun la declama(1) Nótese que al hablar yo aquf de curvas melódicas. Pues bien pudiera suceder que un simple recitado arcaico. Pero de ningún modo pretendo decir-que la mayor o menor curva melódica encierre mayor o menor cualidad expresiva. la mayor o menor i n tervención de elementos sonoros.guitarra. Como se ve. hemos conocido recitar romances y oraciones acompañados de mugriento violín o . De la s u razón misma por h ó avia p a s a d o . de acentos y de adornos melódicos a granel. pinta así la primera salida de Tarsiana. bien rimado.—55- nio de Tiro. Priso una viola buena e bien temprada E salió al mercado a violar por s o l d a d a . s u b i e n s e a l o s p o y a l e s . de ritmos y dinamismo cadencial algo más intenso. más variedad de entonaciones. encerrase más Intensidad expresiva y lirismo que una melodía modernísima llena de inflexiones. A s a b o r de l o s pueblos h o v o a s a z cantado. quiero explicar con este símil la organización musical del romance. ritmos que parecen ya más particularizados y sometidos a cierta unidad de tiempo. . La segunda fase del romance se caracteriza por una línea melódica (1) cuya curva es ya un poco más pronunciada. e eran naturales: Finchiense de o m n e s apriesa l o s portales. Cuando con s u viola h o v o bien s o l a z a d o . C o m e n z ó u n o s v i e s o s e u n o s s o n e s tales Q u e trayen grant dulzor. un mayor número de intervalos sonoros. N o n cabien en l a s plazas. nuestros juglares romanceros son así como ascendientes de los ciegos que.

Pueden ser clasificados en este segundo grupo muchos de los ejemplos que el Abad Salinas titula. famosísimo poeta de la corte de Juan II. y el otro popular. dos hemistiquios de romances. reconstruida por el inteligentísimo literato M.. cantinelas. Por eso añade el mismo citado Salinas: «OMNIUM USITATÍSSIMAE NARRANDIS HISTORIIS ET FABULIS APTISSIMAE QUALIS EST I L L A = C A N T A TU CRISTIANA MUSA. conocido y reverenciado como el «Ennio español».=ET I N HISTORIIS=A CABALLO VA BERNARDO». perteneciente al poemita de «Los siete pecados mortales» del cordobés J. que exponemos en la página siguiente: . se cantaban y narraban historias distintas. en su libro antes citado. Además. canciones. Pidal. romancillos. etc. referentes el primero a Bernardo del Carpió. Curiosa es la frase musical que Salinas pone por modelo para adaptar: «QUAE DICUNTUR ARTIS REGIAE OCTO SYLLABARUM». y el segundo emparentado con la canción antigua del «Cerco de Zamora». etc. con la música con que caracterizamos este segundo grupo de romances. siempre que aquélla pudiera ser acomodada al texto. de Mena.—54— ción está estrechamente unida a las exigencias del texto. popularísimos en Castilla. Véanse distintos textos acomodados a la música. como también el señalamiento de dos textos literarios: uno erudito.

d>J<i> ñora.—55— He aquí otra tonada castellana del libro de Salinas.. gemela de la anterior. J¡ qur&s 3C . 'Ó fío 32 I -0- &6LW¡Í i v\Q.

etc. encontramos referencias directamente hechas por este autor a himnos litúrgicos: al «Pange I/'ngua». Véase: Qt < . solamente. indicar que al examinar ese antiquísimo tesoro de Canto popular castellano. Sobre la primera estrofa del himno litúrgico que usa la Iglesia para los Santos Confesores. Baste. todas las cuales debo de omitir por no extender más esta materia. de sabor rancio castellano. He aquí. etc. pues.—56- Creo no será necesario insistir en que casi todos los cantos castellanos son de procedencia litúrgica. señala un curioso cantarcillo.. un ejemplo. «De música Libri Septem». de Salinas. legado por F. tantas veces citado. al «Ave maris stella»..

en Castilla la Vieja. espigándolos en el libro de Salinas. sobre un cantarcillo. de antiguo. sobre todo en el trozo territorial denominado Campos góticos. muchas canciones de Cuna. muy popular en tiempo de los Reyes Católicos. tan usadas. No es posible que me detenga en poner más ejemplos musicales. únicamente. quiero. confirmatorios de mi humilde opinión. por último.-57— Y. en el típico baile de rueda. tonadas de corro o vueltas de rueda. . fijar la atención del lector en una frase que cita dicho autor. son derivaciones de viejos y perdidos romances castellanos. y que yo mismo he oído focar en la dulzaina en Medina del Campo y Villalpando. sobre la expulsión de los Judíos. correspondientes por su extrucíura musical al primero y segundo período del romance castellano que he señalado.

que puede acomodarse líricamente lo mismo al romance. debemos buscarlo en los cantos litúrgicos. Cuando parece que se les abre el alma y rompen a cantar un tema conocido. son indudablemente reliquias de antiguos romances adornados. usando inspiradas onomatopeyas hondamente expresivas. El dinamismo es mucho más intenso. El origen de muchos romances castellanos de esta época. La melodía tiene organización compleja. al poema. intuitivamente invenían y . El desarrollo del Romance. cuando el trabajador agrícola canturrea. cantos neumáticos. llamados Júbilos. perfectamente definida en todas direcciones. a la copla y a la canción. sin pronunciar palabras articuladas. vocalizaciones. Los movimientos amplios revelan plásticamente exaltación emotiva en el cantor. pertenece a la época musical que la historia denomina «apogeo polifónico». En una palabra: trátase ya de la melodía expresiva.—58- El tercer período del romance castellano se caracteriza por una curva melódica. Muchísimas canciones que se explayan en el silencioso hogar o en plena soledad campestre. que debían sonar muchísimo en nuestras Iglesias desde el período de florecimiento del canto Gótico español o Mozárabe. de abolengo oriental. ensimismado en su trabajo. así definido.

-59- desarrollan variaciones caprichosas en dibujos. do todas l a s a v e c i c a s van tomar c o n s o l a c i ó n . «maravilla de gracia y de ternura». Teniendo en cuenta la índole de este estudio. . (siglos XV y XVI). no ha sido desconocido en Castilla la Vieja. según Fitzmaurice-Kelly. foníe-frida fonte-frida y con amor. Menéndez y Pelayo. s i n o e s la tortolica que está viuda y con dolor. publicado por Barbieri. y viéndome forzado a condensar. (Véase música número 8). cuya música pertenece ai período de apogeo polifónico y de las canciones adornadas y expresivas. he escogido alguno que otro tema de romances. El tema musical está tomado del Cancionero llamado de Palacio. Comienzo señalando el hermosísimo titulado FONTE-FRIDA. Fonle-Frida. tan persistente en el mediodía de nuestro suelo. excitando la fantasía del cantor y recordándole tal vez cómo el oriental cromático. transcrito y. diríase que la naturaleza misma contribuye a enriquecer el ambiente sonoro popular. y el texto es el que dio a conocer nuestro ínclito literato don M. etc. en aleteos y gorjeos muy originales llenos de encanto suavísimo.

.

—61— He aquí otro que traen musicado dos de nuestros vihuelistas: el salmantino Pisador (1552) y el madrileño Fuenllana (1554.) P. Absalón. el siguiente tema de romance que ha musicado Mudarra para vihuela. . Palabras tristes decía salidas del corazón o h fili mi. . Según la autorizada opinión de mi amigo. triste y con gran pasión. D. el malogrado musicólogo (Q. Luis Villalba. (Véase música número 9). P. o h fili mi. etc. por los años 1546. Es un romance religioso. cuando le vinieron n u e v a s de la muerte de Absalón.. Triste estaba el Rey David. . cartas le fueron venidas c ó m o Alhama era ganada. y el cual fué popularísimo en nuestra Patria a mediados del siglo XV y principios del XVI. fili mi. es antiquísimo y quizá estuviera arraigado en Castilla cuando en ella habitaban los Judíos. etc. de Navalcarnero). P a s e á b a s e el Rey moro por la ciudad de Granada. E..

la mía no tiene fin. Los siguientes. que han ido conservándose por la tradición oral en ciertas comarcas de Castilla. (Véase música al final de la página 60). he oído yo en la provincia de Zamora (con alguna pequeña variante). aplicar el texto del famoso romance de Oerineldo. 1909). son reminiscencias de canciones de romances adornados. El tema que señalamos con el número 12 (página 63). con el número 11.)—(M. Salamanca. Pujol y Villar. etc. Válgame S a n Isidoro Patrón de Villamaríín. sobre todo en pueblos y aldeas separados de los centros de comunicación modernos. Véanse las siguientes que han sido escogidas en las provincias de Valladolid. y figura en la colección de cantares regionales de don J. está castellanizado del original francés. relativamente antiguas. . colección). (Véase música número 10). t o d a s l a s penas s e acaban. indicadas con los números 13 y 14. son de la provincia de Zamora (partido de Benavente.—62— Muchísimas canciones. Zamora. que. La que inseríamos al final de este grupo. Núñez. es de la provincia de León. es del Cancionero Salmantino de Ledesma (Madrid. A esta última música. León. como se sabe.

.

^^^^^^^^ -fa. f^L — ^tte e U . en fin. pintor.. ha recogido. etc. ^ jfej ekh rebbio. Aprovechando su brillante y honrosa profesión de marino en nuestra Armada nacional. crítico. etc. músico.j & U teli VUe^ fí0J ÉT A? W e¿ (íty d&t &uu So Quiero.—64— RELIGIOSO. perteneciente a esta úliima clasificación y recogido diligentemente y con miras altamente pafriófiticas en pro de nuestro arte nacional por el ilustre académico de Bellas Artes. hacer mención de un romance castellano. Manrique de Lara (don Manuel). Sr. literato. artista de abolengo. du- . marino. (Mujeres tiples).

que transcribió en Salónica en el barrio Sefardita (judíos de procedencia española). muchísimas canciones populares. y que. esta canción romancera. como recuerdo a nuestra hospitalaria tierra. entre ellas. yo me he pre .-65— rante sus múltiples y variados viajes profesionales. seguramente. en que nacieron y vivieron muchos años sus progenitores. Véase la bella canción: Escuchado con los oídos del alma este último romancillo. ha sido transmitida de generación en generación judía. a manera de canto de cuna.

-66— guníado: ¿qué necesidad tendrían de llevar los Judíos expulsados de España (como hacían los antiguos romanos) un puñado de esta gredosa tierra castellana.. El lector atento a este humilde estudio habrá podido observar cómo ha ido formándose el Canto Castellano al través de las revoluciones históricas de los siglos. y no olvidar. se desarrolla en aquella glor osa epopeya de las . continuarán cantándola siempre donde moren. para infiltrar en el corazón de sus hijos los ecos remotos de la misma canción que cantaron sus abuelos en Castilla. por instintiva razón psicológica de raza. de este modo. nuestro suelo. El Canto de Castilla la Vieja (profano) fórmase realmente cuando se formaron las lenguas romances.. lúgubres acentos que recuerdan aquel famoso dicho del elocuente Bossuet: «NADA HAY QUE SE PAREZCA MÁS A UN ATAÚD QUE LA CUNA.! tristes ecos de desterrados. Y LO MISMO SE ENVUELVE ENTRE PAÑALES A UN NIÑO QUE A UN MUERTO!» Así que. estos judíos españoles. amarga pena del alma estereotipada en sonidos. cuando llevaban el espíritu mismo de Castilla grabado indeleblemente en su corazón por medio de nuestros cantos populares? ¡Con qué cariño habrán cantado generaciones enteras los tiernos sollozos de estas notas musicales.

donde yacían oscurecidos y olvidados. las brisas de estas alturas mecieron sus tallos. hasta el momento de separarlos de esos viejos pergaminos.-67— Cruzadas. los juglares ofrecían. ramilletes de ellos por los . habíanse apercibido que en Castilla la Vieja se encuentran la mayor parte de los Cantos populares de nuestra península. o muy pocos. empezaron a elevar sus perfumes al cielo. aun antes del siglo de oro de las artes y letras españolas. orgullo'. observad cómo el Canto Castellano. flor virgen escondida en los agrestes y selváticos matorrales que cubrían esta áspera y sedienta fierra de los campos góticos. hoy al contacto de la nueva civilización actual. uniéndose pueblos de diferentes hábitos y costumbres al impulso de la fe religiosa. Nuevos elementos de cultura y ansia de saber se avecinan con el Renacimiento. pero en trance de ser espléndida rosa con delicadísimo aroma. mejor naturales. Nadie. Esos Cantos populares. según la tradición oral de los pueblos vírgenes. Sin embargo. sobre un cielo sin nubes. en que.'os. encendido color. o de transcribirlos pacientemente. nuestros abuelos conocieron sus primores. afirman más y más el espíritu de raza. arráyente lozanía y frescura de fontana. el sol abrasador. tiene ya los encantos de una flor silvestre todavía en capullo. besó sus pétalos. para ponerlos en manos del siglo presente.

nuestras briosas y heroicas huestes guerreras los entonaban al galopar de sus caballos. los ofrecieran al ídolo de sus amores. sublimándolos. He aquí el milagro patriótico que operó la Canción popular Castellana. Más adelante nuestros conquistadores los ofrecieron a casi medio mundo e ingertados nos los devolvieron. como veremos a continuación. acompasando el ritmo con el ruido de sus arneses y lanzas.castellana fuese más hablada y entendida. y paseándolos también por montes y llanuras. más allá de sus fronteras. nuestra lengua. sin perder nada de su bravia fuerza expresiva prístina.—68— aireados campos pueblerinos. . por medio de ellos. para que el romántico amor caballeresco y el misticismo encendido casíellano. consiguieron quizá que.

ESTUDIO SOBRE EL CANTO POPULAR CASTELLANO CUARTA PARTE .

.

/'s' 5 \ 1 " .

.

con una sinceridad. hacia la renovación continuada. cuanto más se medita sobre este proceso psicológico-artísfico. el espíritu. empujadas. cual el oleaje profundo del mar. Todas las demás formas de las bellas arfes reflejan tan sólo lo exterior: únicamente la poesía cantada es capaz de reflejar. . Veámoslo. salen a la superficie por el medio más naturalmente artístico: el Canto.OOIOOIOIÖ CUARTA PARTE hay que refleje tan vivamente % las manifestaciones sociales de a * 3 un pueblo como la canción po4 pular. tanto más misteriosa. jjADA Las emociones humanas tranquilas o tempestuosamente románticas. los sentimientos sociales y colectivos de las razas humanas. el alma. por ley natural.

En las cortes de los antiguos Reyes de Castilla. una turba de juglares que debían formar escuela. novas. así también los trovadores líricos o galanteadores del siglo de oro de nuestras artes y letras (1). El citado M. Pueblos y Concejos. serranillas. etc. gráficamente. trae en su libro «Poesía juglaresca» varios nombres de juglares castellanos de oficio. doblas e debailadas. versos. esta juglaría sería popular.-72- Así como la magna epopeya castellana fué evocada por un cantor llamado cedrero. Indadablemente. sino por Ciudades. no sólo por Cortes. los trovadores. cantó y enseñó a cantar nuevas formas populares según se las componían sus amos. juglar de romances o violero. y los juglares de esta escuela vagarían errantes. Cedreros o Violeros). rimadas a señal. empapado su (1) En otra parte de este trabajo hemos indicado ya que. existían en Castilla la Vieja Juglares líricos cortesanos y otros verdaderamente populares. a todos alegrava la voz l o s corazones. Príncipes o Infanzones. temblantes semitones. a su vez. tonadas. que cobraban como servidores de Reyes. aunque moraban . El eminente don Ramón Menéndez y Pidal. En 1116. el cual. sintiéndose compenetrado con el pueblo.. quienes. que no solamente «cantant gesta principum et vitas sanctorum» sino que tenían por oficio alegrar a las gentes lrobando (es decir. no hubieran podido escribirlas si el alma invisible de la misma raza y el ambiente del terruño no se las hubiesen dictado. y Pidal recuerda varios nombres de Juglares de Corte. existía en la ciudad de Sahagún (Reino de León). además de los Juglares de Gesta castellanos (de boca o péñola. f fué trayendo el arco egual e muy parejo fué levantando unos tan dulces sones. etc. Muy bien podrían haber salido algunos tan peritos en el arte de juglaría como aquellos que. inventando creando poesía y música). tantas veces citado aquí. describe el autor del Libro de Apolonio: Movió su viola un canto natural coplas bien assentadas. Vivían entre los artesanos afrancesados que los monjes del Cluny habían traído a España y los curtidores y zapateros castellanos. abundan l o s Juglares líric o s indígenas.

que llegó exageradísimamente hasta el culto sacrilego de estimar más al amor que al mismo Dios y a su propia vida.. «a quien A. QUE IBA A EXALTAR E N ELLOS LOS AFECTOS^Y SENTIMIENT O S QUE MÁS L E S DOMINABAN Y A INTERRUMPIR S U VIDA en diferentes Ciudades castellanas. en 1423. SIN DISTINCIÓN DE SEXOS. etc. Menéndez y Pidal.—75- espíritu en el sentimiento caballeresco. S E REUNÍA E N DERREDOR DEL CANTOR. . Parece ser. Oigamos lo que dice el competentísimo 'literato e infatigable prologuista del Cancionero de siglo XV de Juan Alfonso de Baena. cuyo texto lo mismo podía servir para exaltar un amor romántico que para incitar la pasión de los celos. que cantaban y tañían en Navarra. guitarristas. UNA NUEVA VIDA PARECÍA D E REPENTE ANIMAR A LOS HABITANTES D E AQUELLOS SOLITARIOS TORREONES. diéronse a componer con sones tomados de reminiscencias de antiguos romances y canciones. Ñapóles. y sigue citando nombres de Juglares y Trovadores. etc. todos indudablemente indígenas de Castilla la Vieja. añade el Sr. Juglar del Rey. trovas de amor. Juglar en Mansilla (León) 1276. etc. Juan de Salinas.. «CUANDO LLEGABA EL JUGLAR A UN CASTILLO Y LLAMABA A S U S PUERTAS TOCANDO SU LAÚD. que toda una escuela de artistas castellanos difundía su gusto por las Cortes fuera de Castilla. etc. Pedro Ibáftez. alboradas. villancicos.. del siglo XV. E L CASTELLANO y su FAMILIA. y. en 1262. CLASES Y E D A D E S . Montoro llamaba «Relicario de invenciones buenas y revendedor de hazañas ya contadas». A. Corazón de Juglar (siglo XIII). Juan Ceresinos. como para burlarse socarronamente del prójimo. pechero o solariego de Aguilar de Campóo. juglar en la Corte de Enrique III. vihuelistas. al Inquieto Juan de VaIladolid (1453). vecino de Patencia. de Burgos. de laúd. entre otros varios. Aragón.

En otro lugar: «POR MÁS QUE SE DIGA. IDEALIZÁNDOLA. SlN LOS TROVADORES SERÍA LA PASIÓN DEL AMOR MATERIAL. POETIZÁNDOLA.. LA POESÍA AMATORIA. El pueblo recibió el género amatorio. EN EFECTO. DE LOS SENTIMIENTOS QUE VEMOS EN LAS CANTIGAS Y LOORES DE NUESTRA SEÑORA DEL REY DON ALFONSO EL SABIO. EN FIN. CON LA MEZCLA DEL ELEMENTO ORIENTAL... ES UN GRAN ELEMENTO DE CIVILIZACIÓN Y CULTURA.—74- MONÓTONA y SOLITARIA.. EN GENERAL..» y agrega más adelante: «EL AMOR A LAS MUJERES. E IMAGEN MÁS HERMOSA Y ADECUADA QUE A ÉSTE QUE DIRIGIÉNDOSE AL NÍÑO DLOS DECÍA: Tú naciste de la Virgen c o m o el olor de la rosa. QUE LOS TROVADORES CASTELLANOS CASI LAS DEIFICABAN»... NO ES UN GÉNERO FRÍVOLO COMO ALGUNO PRETENDE. porque se lo adobaban en sus propios . SE HABÍA EXAGERADO TANTO..?» Aquí está la fuente de nuestras canciones amorosas.. GROSERA Y VULGAR Y LAS MUJERES SERÍAN PROBABLEMENTE TRATADAS COMO LO SON HOY EN MUCHOS PUEBLOS BÁRBAROS. lo mismo que el épico... Y ES PRECISO CONVENIR QUE LOS MEJORES VERSOS RELIGIOSOS DE NUESTROS TROVADORES SON DEBIDOS A ESTA INSPIRACIÓN. LA PASIÓN DEL AMOR CONTENIÉNDOLA.. ¿A QUÉ POETA POSTERIOR SE LE OCURRIÓ JAMÁS AQUEL PENSAMIENTO MÁS FELIZ.» En otro párrafo de esta importante obra léese: «LA POESÍA CASTELLANA SE INSPIRÓ.

PERO EN ESPAÑA PRODUJO. AQUÉL AÑADE E INVENTA NUEVOS RITMOS V OTRO CONCLUYE. EL PUEBLO COMPONE MÚSICA Y ADORNA A SU GUSTO CANCIONES ANTIGUAS. RESULTANDO NUEVAS CANCIONES.» Mr. dice también: «EN ESPAÑA NO ES RARO VOLVER A HALLAR TODAVÍA ESE TRABAJO COMÚN QUE EN OTRO TIEMPO PRODUJO ROMANCES NACIONALES. A ÉL SE DEBE LA INVENCIÓN Y PERFECCIÓN DE ANTIGUOS ROMANCES IMPROVISADOS. y de esto tenían sumo cuidado aquellos Trovadores. POR . O.. DESDE ANTIGUO.. Viardot. Así el trovador Giraldo de Borneil (Provenzal) podía orgulloso decir: «NADA ME COMPLACE TANTO COMO ESCUCHAR MIS CANTARES A LAS MUCHACHAS CUANDO VAN Por eso el P.» VIDA VULGAR QUE NO TENGA sus COPLAS: LAS MUJERES PRINCIPALMENTE PARECEN HABER INVENTADO ESTE MEDIO PARA DAR A CONOCER sus SENTIMIENTOS. Sarmiento en sus «Memorias para la Historia de la poesía Española» pudo observar que: «CADA PASTOR ES POETA Y CADA MOZA DE CÁNTARO POETISA» y don Manuel Murguía en su Historia de Galicia afirma que «NO HAY ACTO DE LA POR AGUA A LA FUENTE.-75- sones. UNO EMPIEZA. OTRO CONTINÚA...» Tiknor (Historia de la literatura española) dice: «EL TALENTO DE IMPROVISACIÓN HA EXISTIDO COMO NOTA DOMINANTE EN LOS PAÍSES MERIDIONALES DE EUROPA. RESULTADOS EXTRAORDINARIOS. EN LA CALLE. «Estudio de la Historia dejas instituciones y bellas artes de España». TRANSMITIDOS Y MEJORADOS POR LA TRADICIÓN ORAL.

trovadores y juglares. como pertenecían a la misma raza. llámese como se quiera. rompiendo a cantar. y. cada cual en su época y país. en forma que el pueblo cantó su misma canción aprendida en la escuela de ese Cantor anónimo primero. naturalmente acordados al unísono. por eso.-76— LO MENOS. QUE MUCHAS V E C E S FAV O R E C E N A LA CANCIÓN TIPO. no sólo en recordar las canciones de sus héroes favoritos. sino también aquéllas donde se reflejaban sus más legítimos y naturales amores. que apenas si en sus gorjeos se distingue de otros pájaros cantores. pierde tanta gracia en sus cantos. se . Los rapsodas.. tranquilo relativamente a tiempos anteriores. El pueblo de Castilla la Vieja. Aristóteles decía que los ruiseñores enseñaban a cantar a sus polluelos con el mayor amor y cuidado. como perdió las lecciones de sus padres. Pero así como en los ruiseñores libres no hay uno parecido a otro en sus cantos y cada cual derrocha sus gorjeos según su capacidad natural y el dinamismo de sus amores. mas. cuando se encarcela en una jaula a un ruiseñor. poetas y pueblo estaban. cuando allá en los últimos días de Mayo y comienzos de Junio.. bardos. se complacía. en cuanto a los sentimientos y aspiraciones. LA ORIGINAL PRIMERA TRANSFORMADA EN VARIADÍSIMAS Y CAPRICHOSAS VARIANTES. enseñaron a cantar al pueblo. libre ya de sus guerras.

señal de que todo su corazón vibra. cantan sus amores según su capacidad natural y conforme al dinamismo sentimental que sienten en su corazón. así también la madre castellana. No son tan celosos por el verdadero canto popular (desgraciadamente) nuestros jóvenes castellanos. y entonces tampoco les falta un tétrico y vibrante canturreo como natural exaltación de su alma dolorida. por las penas que se ciernen.. o el rudo y viril mozo. como nubes fatídicas. y que los huesecitos tubulares son incapaces de contener su trémula emoción.!— sí. sobre el cielo de las ilusiones. suele también faltarles la alegría del vivir. como la hermosa y delicada doncella. La naturaleza se aquieta para oír al rey del canto . en porfía tan empeñada. no obstante. tan celosos son. muchas veces. la cabeza hacia atrás y sacudiendo la vibración de sus cuerdas bucales las pardas plumas. galanteando a su avecifa. que no es raro verles disputarse el laurel del amor propio. Al ruiseñor antes le falta el alimento de vida que le falte el canto:—¡tan celosos son de su arte. con el pico en alto.—77— enardecen de tal modo que no es raro verles al atardecer. en sitios solitarios. en sus labores campestres.. pertenezca a cualquiera punto cardinal de esta vetusta Castilla. que muchas veces el vencido cae instantáneamente muerto desde la verde rama donde canta.

en efecto. adulterados. cantar a las madres cuando arrullan a sus hijos. podemos agregar que en Castilla la Vieja los cantos de cuna no son a veces más que reminiscencias de tonadas y romances antiguos. {Días geniales. que es como la más alta elevación del amor maternal en forma de tonada. romances enteros. Diálogo VI). Y LOS CANTARES DE TODAS LAS MADRES». De ahí aquel proverbio antiquísimo en el Oriente: «Cuando canta el ruiseñor es noche de tregua en la selva. Otras veces usan tan sólo un taraleo onomatopéyico. En algunos pueblos he oído. claro es. dice: «SON LAS CANCIONES DE CUNA LAS REVERENDAS MADRES DE TODOS LOS CANTARES.» Una tregua más pido yo en la extensión de la importante materia objeto de este estudio para escuchar con los oídos del alma el sentimental y amoroso cantar castellano. en texto y música. al que bien pudiéramos decir con Ruiz Aguilera: Canción que del alma s a l e e s pájaro que no muere: volando de rama en rama D i o s manda que viva siempre.-78— y hasta las aves nocturnas de rapiña jamás intentarán hacer presa en aquel delicado cuerpecito mientras el canto dure. Rodrigo Caro. hasta los salvajes olvidan su afán de sangre. Ahora bien. llegando entonces el mismo amor a inspirar .

que hemos mencionado en su correspondiente lugar. y no sin razón. porque ¿en dónde hallar tan derretidas efusiones líri- .-79— ritmos y melodías. sobre todo en pueblos grandes y ciudades. desde pocos años ha—¡oh aberración de la moderna naturaleza social!—las madres cantan trozos del cuplé de última moda. y así he tenido ocasión de observarlo muchísimas veces en distintos pueblos y comarcas. Esto es lo que predomina en todos los cantos de cuna en Castilla la Vieja. pero que no han sido jamás oídas y que tampoco sabrían las mismas madres cantoras repetir exactamente si se quisieran transcribir a notación musical. Sin embargo. La herida sentimental que deja abierta ese cantar en nuestra alma no se cierra jamás. advertimos con sorpresa que el momento psicológico más emotivo de nuestra vida está fuertemente ligado a ese Cantar tan tierno y apasionado (aunque fuese dicho desentonadamenfe) que escuchábamos embelesados cuando apenas comenzaba a vivir nuestra conciencia. A poco que evoquemos nuestro pasado. quizá los que han aprendido la noche anterior en alguna sesión de varietés de boca de alguna cupletista descendiente en línea recta de aquellas juglarescas gaditanas. verdaderas variantes del lema anterior.

porque sin duda. aun poniendo en su boca los acentos más dulces que sepa y pueda. como lo dice este hecho. lo mismo en España que en el extranjero.—80— cas y esencias de amor tan exprimidas. melodioso. pero que debía de contener. el niño llora y no se duerme. que. tan proverbial. está amalgamada a la sensibilidad. aunque esté descentrada y desafinada. Esa mujer. dentro de su natural valoración sonora. sublimemente lírico. debió adormecerlas asimismo con el arrullo amoroso de un canto delicado. por un misterio psicológico de raza. es tan dulce y melodiosa para el hijo. en el tiempo. como en las melodías que inventa el amor maternal? La entereza varonil y ruda del castellano viejo. que supongo lo habrán observado los lectores lo mismo que yo: Si el niño llora y no quiere dormirse. fué convirtiéndose poco a poco en voces que restrallan por lo vigorosas durante tantos años de luchas y reconquistas. como por ins- . el germen de algún romance épico. es tiempo perdido que lo cante el padre u otra persona. finamente vibrante. que recibió del cielo la madre castellana. . que alimentó con el jugo de su pecho a unas cuantas generaciones de héroes. ]Qué imponente majestad la de una madre junto a una cuna canturreando al hijo de sus amores! La voz de la madre.

Vuélvase a repasar el hermosísimo romance recogido en Salónica por el señor Manrique de Lara. LÁ. extraña los brazos de la madre.. que inventa en esos críticos momentos la madre. engarzadas en el hermoso collar. pero candorosamente tiernos. Muy semejantes a estos cantos de cuna son los monótonos. LÁ. Todas estas y otras muchas más canciones que se oyen en Castilla la Vieja durante las recreaciones infantiles son. anteriormente incoado en música. Pidal {Poesía popular 1885). verbi gracia. RESTOS DE CANCIONES HISTÓRICAS. Los más interesantes para nuestro estudio serían los antiguos. ETC. de nuestros romanceros. que aplican aún hoy en sus juegos los niños castellanos. DONDE VAS. Abundan en las colecciones de cantos castellanos los de cuna. Juan M. que son verdaderamente su trono. no perciben los melifluos besos sonoros de! LÁ. y sus finísimos y delicados oídos. todos relativamente modernos. AL ALIMÓN. como dice admirablemente D. Como ejemplo antiguo de una tonadilla de arrullo. ¡QUÉ BONITA ERES! ETC. . BUEN CABALLERO. oro de buena ley. ya que abrigamos la completa seguridad de que consistirían en verdaderas miniaturas de perlas preciosas. y servirá de confirmación a mi opinión. CHISPAS DE ORO DE VIEJOS ROMANCES. su cuna de amor. LAS HIJAS DEL REY MORO. EL MAMBRÚ.—81- tinto.

Salinas en su obra ya citada. pertenece a la época segunda del Romance. es la siguiente que trae el castellano F. hay muchos cantos de cuna y muy variados. He aquí uno recogido por mí y otro tomado del Cancionero Burgalés de Olmeda. que ha publicado y armonizado D. José MV'Beovide. por su contextura melódica.-82— que. La extraordinaria monotonía que encierra está embelleciendo los sacrificios y trabajos que han pasado de noche nuestras madres cuando hemos sido niños. En* las colecciones modernas de canciones castellanas publicadas y en las inéditas. .

.. tic Jtot. i К fe -Ф— -i i I -I.-85- tf? 17. I I » ! L s TI . . < z 2 ¿ ?. sic £¿4w lie. Г"П ' ) I ¿ 'aJ J—г G L — \ ч S •К' Щ • vj к t 3 .

. trabajando (1) Era Medina del Campo en tiempos de la castellana Reina Isabel un foco de verdadera cultura musical. . Los inventarios que se conservan en Simancas (año 1503) comprueban las aficiones de esta Reina. que en mísera choza consume sus bellezas. amores y aficiones musicales. (CANTIGAS En esta. Desde aquella adorable figura. I 1 H "—s:—-— ir Otra de las manifestaciones del Amor por medio de la Canción popular son los Galanteos. modelo de mujer Reina. . lo mismo científicoliterarias que musicales. Serenatas (EN CASTILLA LLAMÁBANSE ANTIGUAMENTE SERENAS) TROTE- Alboradas (ALBOREADAS) Rondas RAS) etc.tierra castellana tenemos modelos de mujeres que fueron dechados en virtudes. que se llamó Isabel (1) hasta la última esfumada en el olvido.—84- 14? i n i i L 1 *— n J ^F& \ i. etc. alegre y contenía.

hasta en el mismo campo de batalla. aun en los siglos románticos... lo mismo que al pie de las cunas. como buenas cristianas. en medio de ese mar de polvo formando surcos. En LA REJA. triste. celoso. ardiente. igual que arrodilladas junto al altar. doloroso. tenían antiguamente tal concepto de su propio honor. mimoso. supieron mantener con dignidad la libertad que la Iglesia les otorgó en día memorable para la historia de la mujer. sabían ser siempre hombres honrados. Recatadas y honestas. Jamás la mujer castellana. como dice Cervantes. como en el selvático monte. caballeros y cristianos. o en la tétrica prisión. todas las gamas sentimentales del . sin que podamos extremar la parte que a cada una corresponde. ¡cómo ha sabido cantar amores la musa castellana! Alegre. como llevan en sus venas bermeja sangre de cien generaciones de héroes. apasionado.—85— noche y día por mantener a sus ancianos padres. fué considerada como las hermosuras esclavas de los harenes orientales y africanos. del mismo modo está perfumado el inmenso horizonte castellano de sus virtudes y amores. Sus apasionados amantes. Porque así como el ambiéntese perfuma en primavera con el aroma que exhalan las campestres flores. imposible de poder catalogar a todas. testigo de muchos amores... amando con arrebatada pasión. que.

M. a mí me parece refinamiento de amor. dicen los poetas. Acordaos. sino. hondamente sentidas del gran poeta castellano J. Esto. y mucho más si es honesta y recatada. a quien más se ama. la lengua menos sabe decir. Pero hay más: esa timidez y cobardía que suele abundar en los mozos de nuestras tranquilas y solitarias aldeas de Castilla. en Castilla existió una prolongada costumbre de cantar SERENAS Y ALBOREADAS. Quizá por aquello de que a la mujer. que se escapa de un corazón inconscientemente. poniendo ramos de flores o ramas de árboles en la reja de la ventana donde duerme el pretendido amor. porque el dulce soplo de la ilusión. no hay nada tan poético en la dorada edad de la juventud como el presentimiento y adivinación que encierra una primera mirada. amén del de sus padres. ha conducido a los enamorados amantes hasta el refinamiento del amor.-86— corazón humano tienen lugar en su variadísima melopea. Nó. de aquellas rimadas frases. y el más sabroso premio de la fe y de la constancia es una seductora mirada. que a simple vista parece tan vulgar. es el aliento más dulce del amor. sentía por ella amor. o el débilísimo y casi imperceptible eco de un suspiro. Gaa . como señal elocuente de que había en el mundo un corazón que.

h o n d o c o n s u e l o de las a l m a s buenas. Todo lo demás. m á s rica que ninguna en armonía. único idioma de l a s a l m a s m u d a s . arte robusto de las a l m a s rudas. alma que se traduce en el gesto franco y sereno. son una confirmación práctica de lo . reposada. y la copla postrera. m á s empapada en la nostalgia austera que infunde el campo de la patria mfa. •más dulce en el caer. es demasiado vulgar en esa época de la vida. dentro. v o l ó por la llanura y en el alma c a y ó por el oído con cadencias de lánguida dulzura. de calma lleno c o m o el alma del rústico aldeano. aquellas actitudes de gravedad que caracterizan al campesino honrado de Castilla la Vieja: Atardecía.-87- briel y Galán. con d e j o s de quejido y a m o r e s t e m b l o r o s o s de ternura. m á s plañidera. Las canciones castellanas tan tiernamente viriles del siglo XVI. alma dulce. vibración de l o s g o z o s y las penas de l a s almas s e r e n a s . claro es. Era el himno sereno del amor castellano del prudente pudor. altamente lírica. y en aquellos movimientos pausados. de lo estrictamente moral. que reflejan admirablemente el alma castellana. serena.

. conforme al inifium de la primera frase que pone Salinas. Véanse las señaladas con los núms. de León. en este árido y poco ()) El Marqués de Astorga s e valió ya en el siglo XV de este cantar (el del ejemplo núm. me contentaré con recoger aquí y allí. y sintiendo añoranzas de la voz de mi suelo patrio. único medio de poder decir con verdad algo sustancial en este estudio. en lo posible. y mucho más el dirigir la meditada y escrutadora mirada por las profundidades psicológicas del pueblo. y que Pedrell incluye en la calificación de Villancico. son dos modelos de canciones antiguas (1) y del autor tantas veces citado a quien cantó F. hacer cantar a casi toda Castilla la Vieja en su propia melopea. 19) recogido por Salinas.—88- ariferiormente expuesto. ha sido tomada. 19 y 20. quisiera. Mas teniendo en cuenta la premura de tiempo y el aturdimiento que siento al echar una ojeada por el dilatado horizonte castellano. L. El autor de este estudio no puede enorgullecerse de ser trovador castellano—¡qué más quisiera él!—pero haciendo memoria de aquéllos. de otros cancioneros. que señalamos en el ejemplo número 20. de la siguiente página. La letra de la canción. según hizo notar por vez primera Menéndez y Pelayo.

m #— се: i $ i да a Д û&rri • Оси .fijjotornf **!^*^ 1 |ч— k. 38ä . I y)4 >#- Ir i 1 ~* — —i-<fr—ag- ffi <^ 33 vi ols та ojM^-bv tus Warwe. fus CL VM> ГЦ O&u pi. на.89- ^ $ ^to^ÄK}a.

. Y como la canción no es más. trozos de música zarzuelera. Cuando oigo cantar a nuestros viriles mozos castellanos el cuplé de última moda. vieja Castilla regada con el sudor de tantas generaciones de honrados trabajadores. por esta vieja tierra.. de aquella.. de esa . y o quisiera topar. pienso con honda pena que Castilla no es aquella Castilla de que hemos hablado anteriormente. corazones enamorados de lo típicamente nuestro. de una manera tosquísima (y brutalmente desabrida en ocasiones). cuando escucho a nuestras damas y doncellas cantar.. que la exteriorización del sentimiento.. la concreción purísima del alma humana emocionada que sale por la boca.. alguna que otra flor y formar con ellas un sencillo ramillete que sirva de final a esta cuarta parte de mi estudio. al fin y al cabo.—90— cultivado jardín demopsicológico. durante sus quehaceres domésticos. canciones deshonestas y de baja estofa. cuando les oigo cantar por las calles. guían su carro de mies.. siegan. vendimian o ejecutan otros oficios agrícolas o artesanos. como por la sangre gloriosa de mil epopeyas. mientras conducen el arado abriendo el surco paralelo.. hermanos de raza. una honda tristeza embarga mi ser al ver despreciada por las generaciones actuales la tradición hondamente sentimental de nuestro suelo.

. VILLANCICOS. al pretender volcar vuestras emociones y amores por medio del feísimo trozo del exótico cuplé. SIEGAS. posadas y mesones. CANCIONES. TRILLAS. . aldeas. DE VELADAS Y FILANDONES. caminos.—91- Castilla sin la cual es imposible. tan honda emoción producen en mi alma. CANTOS DE BAILES. según las diferencias etnológicas que apare- .... ROMANCILLOS. al contemplar en la limpia historia de su melopea popular los espejos puros y limpios de las almas de nuestros padres. hambrientos cada día más y sedientos de novedades. de ese dechado de sufrimiento y resignación estoica. CANTIGAS (RELIGIOSAS Y TROTERAS) ALBÓRBOLAS O JUBILAS (DE ALGAZARA O VOCERÍO) TROVAS CAZURRAS (DE CELOS. BALADAS (ASÍ SE LLAMABAN EN TIEMPOS DEL MARQUÉS DE SANTILLANA). VENDIMIADORAS. . montes. SERRANILLAS. . giros melódicos y c a dencias. campos.? Escuchad y aprenderéis a cantar vuestros amores en TONADAS... CHANZONETAS. pueblos. castillos. SERENAS. A vosotros —joh juventud castellana!—viejos y tristes en plena juventud. ARADAS. ALBOREADAS. que fueron las virtudes cívicas que pusieron el cimiento de nuestra casa solariega. cuyas llanuras. y toda esta variedad de canciones. con una diferencia tan marcada en ritmos. DECIRES. . BURLAS Y SOCARRONERÍA) . DE BODAS.. caballerosidad y patriotismo. concebir la Nación. vegas. ¿cómo no se os traba la lengua. históricamente hablando.

finura de sentimentalidad. en decir del poeta castizo castellano Luis de León. en esas noches estrelladas.—92— cen en la grande región castellana. calladas. y hasta temática muchas veces. cuando paseaban cortejando la calle donde vivía el ídolo de sus amores. han roto a cantar: En l o s c l a v o s d e tu puerta s e me queda el corazón. con fruición amorosa. que pudiera oír muy bien •el oído psicológico de un observador. a pesar de su ruda y tosca corteza exterior. • crudas y serenas. heredada quizá de aquellos añejos requiebros cortesanos. sosegadas. por la periferia de Castilla la Vieja. he oído cantar. a nuestros vigorosos mozos sus amores en la propia y anligua clásica voz: con brío natural. •que obligan a confesar a todos los musicólogos y y folk-loristas que solamente en Castilla hay un venero tan abundante y puro de Canto popular como en casi todas las demás Regiones de España juntas. Y después de toser y afinar la voz lo mejor que podían. con ronca voz de cisne. levántate muy temprano que no lo marchite el s o l . sería segura- . {Con razón llamamos a Castilla la Vieja LA MADRE CASTILLA! Poco tiempo ha. Un imperceptible suspiro. pero dentro de una unidad modal.

insiste. ¿Quién puede tapar la boca a un muchachote campesino cuando las tormentas vaporosas de los celos inspiran sus cantares. como un abejón zumbador. a vestirse y desnudarse. (1) desde la boda a los distintos oficios de la vida. a manera de respuesta. cantando coplas que chorrean socarronería irónica contra su futura suegra. y mientras bailan todos los demás convidados. . Presiden los padres de la novia y padrinos sentados en un largo banco de madera. a la casa más cercana. el cual encerrado en ancho y varonil pecho. El novio y sus amigos detrás de la presidencia y en grupo cantan alternando con otro grupo de doncellas que s e colocan en la parte opuesta. que no son más que desgarraduras del corazón. iría a perderse en el corazón castellano. retornando a la cuna otra vez. acompáfianla dos compañeras. al derredor de aquella ventana cerrada. los distintos Irajes. desde la CUNA a la REJA AMOROSA y desde ésta a la BODA. si es que ella ha sido la causa del desvío de su amante ? Toda esa gama lírica del amor humano. (1) Curioso y originalísimo es un canto y baile que he presenciado en la provincia de Zamora (en un pueblecifo del partido de Benavente). que. usando para cada baile un traje típico de distinto color. porque se avergonzaban aquellas sencillas jóvenes al proponérselo. El último baile pertenece a los novios. tostado y curtido por el aire y el sol. o cuando siendo pretendiente calabaceado. Este s e realiza en la plazoleta más próxima a la casa de los padres de la n o via. cantaba esa sencillísima trova de amor. incluso las medias. llamado Brile de loa /rajes. Quise tomar nota de los curiosísimos cantos alusivos al acto y no lo pude conseguir. El día anterior al fijado para los desposorios y bendición nupcial organizan las amigas de la novia un clásico baile de canto y pandero. La novia baila primeramente sola.—93-- mente el eco sentimental. son voces sin dueño o autor.

el paciente e inteligente D. Jacinto Ruiz Manzanares. ESTRIBILLO Cuatro pinos tiene tu pinar y y o te l e s cuido. C. Si no fuera por prolongar demasiado este estudio. Beneficiado contralto de la S. 22. en último lugar. inéditos. han llegado a nosotros por la tradición conservada y vivida en pueblos y aldeas. de colecciones castellanas y después. A continuación quiero apuntar unos cuantos temas recogidos. otros que ha recogido mi carísimo amigo. donde todavía no pasan ferrocarriles ni automóviles en vertiginosa carrera. profesor de composición musical del Conservatorio de Valencia. D. que llevan una acertada armonización de mi inolvidable maestro. . de alma en alma. hubiesen ido todos armonizados. así como al azar. salada. de León. que permanecen inéditos en espera de otra oportunidad. que en su s a z ó n l a s cerezas. El señalado con el el núm. que he recogido yo.—94- Subieron del corazón a la boca. y de boca en boca. pondré íntegros algunos más. S e g a b a y o aquella tarde y ella atropaba la yerba y estaba m á s colorada. I. es de faenas agrícolas y está tomado de «Salinas—Libri septem—1577 —Salamanca». 21. y aumentaríamos la colección con otros muchos más. etc. NÚM.-De las montañas de Palencia y Santander. morena. Raimundo Rodríguez.

toda la n o c h e estuviera c o m o un ruiseñor cantando. morena. 30. (partido de Villalón): S i supiera. NÚM. vida mía. rosa encantada.—95— NÚM. por entrar en tu jardín! etc.—P.—De Zamora: NÚM. que me e s t á s e s c u c h a n d o . . por entrar. etc. En tu ventana te vi ayer tarde. Villalba.—Valladolid. jAy por entrar.—Colección Olmedo: G a s t a la molinera ricos collares c o n la harina que roba de de l o s c o s t a l e s . 26. 29. V e n g o de moler.—Valladolid: En el jardín de mi reina era jardinero y o y al tiempo de c o g e r r o s a s otro jardinero entró. 24 y 25. 23. de l o s m o l i n o s de abajo y no me sobra írabajo que v e n g o de moleí. para que tú me lo r o b e s . ¡Ay molinera! dale a la rueda c o n aire que muela. NÚMS. NÚM. n o pude hablarte.—De Zamora. Etc.—León: D i o s crió en el mar e s p u m a s y perfumes en las flores y en mi pecho corazón. NÚM 28.—Provincia de Burgos.

me matan y y o n o l o s puedo o l (vidar: esa tu cara bonita.—Zamora.-96- NÚM. NÚM. 33. NÚM. ya le llevó D i o s de esta vida miserable. Ramiro la lleva a c a s a . NÚM.—Id. 32.—Salamanca. rurú.—«Baile de rueda». porque y o de amor me muero. 34.—Zamora ('partido de Benavente): Ramiro la lleva a misa.—«Baile-charrada»: Ya s e murió el burro que acarreaba la vinagre. E s o s tus o j o s . Al sacristán le e n c a r g a m o s . .—«Canción de boda».. hermosa rubita. por si a c a s o s e le olvida. 31. Ramiro la da un besito y con Ramiro s e c a s a . que saque la cruz de plata para casar a la niña. etc. Que tururú. Etc. que tururú. morena. me hace delirar. Vivan y revivan los señores novios vivan y revivan y vivamos todos. ruró. id.—(Coplacantar): ESTRIBILLO T o d a s l a s mañanas v o y a preguntarle al romero si el mal de amor tiene cura.

.

... S E -Qu 3EZ UH: -fc- 01 > ч ì ft l i » Л vusía.^ г т Ь ^ — . t¿YeJa. ¿a.1 • У i-гг— Ч .щ 4| \ Ди " _ .. * fi " Coi 3 .-98- Ел—-Р. *Г" :. ?. = ^-O-i--* ч ¿51/ -feu 1&. \ щ ) ti- Ь Sos UvS .ИХ 1 ../TÍl«l ! .

X г л — « • '"Д^ — — ^ • i— VIM .-99- 3 Т Г ~ $ Ifa.^*~~~7~Ы и 1-Зг-j—m—g—i' € ж v j ¿ Ü5I J iL pit Yâ-jViâfâ- fa: 2S --J5 'J*—-* —®\ t f ' .

—* ' U I RR—fe = _ ! ^ ф Г = \ \ ч : > !8 — H — -Sr Ф ' ' ч П Д д Щ S * Ï— •HH. Jib А А \ Ä 1 Jt m u rioef burro j я.v|LP <L i -4—5 —1 A L S V . i ф ÍAAJ¿ TV - * /te S V U -j -' 1 ЛJ F* p07t^i-^OA^A-^-rf ' hlUt 6¿4.S ï S T l r f l —?"—а—я—il . -к" g \ * +Фг a l Tv .. .— R - 1 ь 7-3 -ft •И ч 1 1—+1 ' ®—e—fc——z—qw. I -m-.â*t&. H-=*^ ..> fi ñT ft A Й Ì к." Y * • ..

—101- ARMONIZADAS ТГГВГ ± . 1Й SI 9.? : » tSj—r -®4 .9 <№ 1 I y .— .f \ 1 j m ± i : i-i I 1 .! 1 •ж 3 P S C p: ЙЙЭЁ *т Ufe s" • ГУ mrr.

-102— .

—105- .

-104 — .

. =53 ^ • X < j A A - 55 . *e** %ш> Ve.—105— ТО £¿t M c e .

.

-107- .

-108- .

—109—

i h

1' I h
РИГУ FA.

I
" Tí

» 1 F I —1 J

—1

/А-=3—— •H*fl
— p i — » —A? s—

-*—E ГК ,
~" tu

«

i H — I •>Th» —

I—Í

yJ • - -à -,
— - д.

-«r-P

-я—^

»

' V" *G J. -J_g

— S T T "

-4.

F. F. CL ME. -

1

Í Í T "
—-ge-* • gf • z£—

—— J E
- 4 — -

Гihre, u¿ #
J

J£- —

EL
—tìj
3LJa

'tí -'

T ..112 - С I • V —f* -г-*—' -' ¿ fJÖ-d I/C^. to4 • wfl 7 I )-ffiv|l i: f l .j — 1 — • -tì > e— - sash •г' .j r r .• .

—IIS—

-114-

—115—

thvis W,ZÎM.

соц. ywí

&s

^ ^ ^ ^ ^

-116- .

el autor ha creído conveniente elegir (sin seleccionar).APÉNDICE El tema propuesto en los Juegos Florales. algunos de entre los ejemplos propuestos en el curso del libro y armonizarlos sencillamente. sino tan sólo las melodías de comprobación del texto incoadas. . objeto de este ESTUDIO. no exigía exponer prácticamente ejemplos musicales armonizados. sin embargo. con el fin único y exclusivo de que los aficionados puedan darse cuenta del partido que de ellos se puede sacar.

.

ESTUDIO SOBRE EL CANTO POPULAR CASTELLANO QUINTA PARTE .

.

y el cual no comprenden. Patria y Amor. que no admite comparación con ningún otro de la vida. lecturas escasísimas. osamentas y restos del hombre que fué. y examina piedras. entra curioso a explorar excavaciones y cavernas. tallas. descifra infolios y legajos en bibliotecas. ni jamás podrán comprender. y que tienen para el sabio un placer tan sabroso. atropelladas y mal digeridas. inscripciones. ciencias y artes. pinturas murales. cunas gloriosas de nuestra historia. medallas. de frivolas lectu- . escudos. blasones. visita ciudades antiguas. los parásitos y zánganos del colmenar de la vida.QUINTA PARTE E aquí la consecuencia lógica que se deriva de Fe. Aguijoneado el hombre moderno por el ansia de saber. repletos de placeres. ocios. códices. en todas sus manifestaciones. joyas. hierros.

impulsó a unos cuantos musicólogos a trabajar con fe y amor patrio. etc. en el camino espiritual de la vida humana. el sello característicamente moral que llevaba Castilla como modelo de laboriosidad honrada. fueron explorando folk-Iorisfas españoles. usos. literatos.-122— ras modernistas. las piedras seculares de nuestra propia raza.. etc. Vidas. aportando. epigrafistas. como a remolque y un poco tardíos. a los indiscutibles adelantos científicos y artísticos de la evolución natural de los siglos. para construir el hermoso y soberbio edificio nacional moderno. de civilizaciones anteriores. etc. ceremonias. filólogos. Eslava (1807-1878) comenzó tímidamente a expío- . para cooperar todos armónicamente en semejante obra patriótico-culfural. así como su conducía. fiestas. ideólogos. con las que van ahogando. etnólogos. que tienden sabiamente a restaurar nuestra Patria. en compañía de toda esa pléyade de sabios. el inmenso valor que encierra el arte demopsicólogo de nuestro pueblo. adaptando. costumbres... Sólo la pereza y falta de ilustración en estudios estético-literarios de nuestros artistas músicos de las centurias pasadas les hizo ir. la voz de la casta y hollando con sus indiferentes pasos. El empeño generoso y altamente plausible de esos hombres amantes de nuestras tradiciones. etc. historiadores. es decir: psicólogos. a esa gigantesca obra en perspectiva. juegos.

etc. amatorias. etc. nos ha legado 158 carpetas de manuscritos y una escogida biblioteca de más de 4. colecciones y transcripciones que han resultado. Guzmán. Zarzuelas. con mucha más fortuna. pasando por los célebres Tonadillas. Biografías. que fueron publicando colecciones más o menos numerosas e importan- . que reconstituyó las obras de Comes. Aquél en revistas. Además. T. históricas.. y que contiene 460 composiciones serias. caballerescas. religiosas. sin duda por demasiada buena fe del crédulo autor de la Lira sacro hispana. J. (1) (1) A éstos siguieron distinguidos compositores y profesores de provincias. año en que falleció.400 volúmenes. Contemporáneo de estos fué D. según inventario formado por el eminente polígrafo don Marcelino Menéndez y Pelayo. Este segundo hizo ya obra verdaderamente de Folk-lore indígeno-español en su hermoso Cancionero llamado de Palacio de los siglos XV y XVI. etc. desde las Églogas de Juan del Encina.. hasta llegar a 1823. Barbieri (1823-1894). etc.—125 — rar la cantera religioso-popular. por los datos de investigación de la musicología actual. los que se conservan en la Biblioteca Nacional y son rico venera donde se contienen muchísimos datos sobre nuestro Teatro nacional.. Conciertos. artista religioso valenciano del siglo XVI. algo erróneas en su contenido histórico y fidelidad en los arreglos. y después.

etc. DE VICTORIA. Pedrell.. han realizado otros valiosos estes.. «CANCIONERO MUSICAL ESPAÑOL (AUNQUE NO TERMINADO). Iztueta. subvencionado por el Estado para realizar este trabajo. MONOGRAFÍAS. puesto que abarca secciones de distintas provincias de España. y que adquirió y coleccionó J. por no extender mucho estas notas bibliográficas. «ESTUDIOS BIOGRÁFICOS. quien. Don Marcial Adalid (en Galicia) Bonet. En pos de tan benemérito iniciador de estos estudios musicales y creador de una escuela de música hispano-nacionalista. asombrosa por todos los conceptos. Sanilsteban (Guipúzcoa) Ocon Taberner (Andalucía) Cabrerizo y Jiménez (Valencia). en sus distintos géneros y manifestaciones. Inzen-ga. . TITULADO: «FRANCIScus SALINAS BURGUENSIS ABBATI SANCTI PANCRATTI— MÚSICO PROFESORIS.. COLECCIÓN DE OBRAS COMPLETAS DEL MÍSTICO CASTELLANO T . HISTÓRICOS. Académico de Bellas Arles. FOLKLORE MUSICAL CASTELLANO DEL SIGLO XVI.-124— Pero llegó el tiempo de la exploración verdadera del Canto popular... por medio de un trabajo fecundísimo y continuado... consiguió legar a nuestra Patria una ingente obra musical. L . Briz y Candi (Cataluña). y otras obras y libros que no detallo. ESTÉTICOS. con el insigne maestro musicólogo don F. y sobre todo una Colección mas extensa. y «ANTOLOGÍA DE ORGANISTAS ESPAÑOLES» en el género religioso. ESTUDIO SOBRE SEISCENTISTAS CATALANES. Sus publicaciones «HISPANIA SCHOLA MÚSICA S A CRA». DE MÚSICA LIBRI SEPTEM — 1 5 5 7 — SALAMANCA».

inspirándose en el canto o baile indígeno-español. han coadyuvado al Cancionero musical español.. tales como Albéniz. CHAVARRI. DON Luis MILLET. DON R O - E. sería peligroso citar a otros más modernos. EL ludios sobre esta materia: DON FRANCISCO ALÍO. desde las distintas comarcas de España. L. MANRIQUE DE LARA.. M . JOSÉ GURIDI. Granados y Falla. trabajan por cimentar nuestra incipiente escuela de música nacionalista. L. P. etc. DON P. ANTONIO SANSEBASTIÁN. DON M . por no ser materia directa de este estudio. . DON (1) No detallo la hermosa obra cultural de realización práctica que actualmente llevan a cabo nuestras Orquestas. Eximeno (1750-1808) en su obra «Del origen y reglas de la música. Luis VILLALBA. Orfeones y Concertistas en las Sociedades Filarmónicas de Provincias. DON J. los que. comenzado por Pedrell. ( 1 ) Desde GELIO VILLAR. DE ELÚSTIZA. aunque algunos sean solamente coleccionadores. B . G. DON FEDERICO OLMEDA. TORNER.—125— RAFAEL MITJANA.» También han ayudado muchísimo a esta labor nuestros literatos y poetas modernos. DON E. profetizada ya en pleno siglo decadente al foque patriótico dado por el P. Es imposible poder seguir señalando los muchísimos maestros aficionados al Folklorismo musical que. ROMEU. P. SUÑOL. OTAÑO. etc. M . P. DON D Á MASO LEDESMA EN COLABORACIÓN CON BRETÓN. De otra parte. P.

Costa. con re- . Burgos y Salamanca. Pero. hoy en día. R. Piferrer (1818-1848). oscura. falta comenzar en España. Menéndez y Pelayo. Ageras. cuyos nombres he anotado de memoria. Calderón (el Solitario). Milá y Foníanals (el Gastón París-catalán). gran poeta. silenciosa y patrióticamente en esta importante materia. Julio Rounet. hasta el último más moderno que trabaja. y por consiguiente. Cuadrado. Amador de los Ríos. como de otras regiones de España. Machado y Alvarez (Demófilo). Subirá. El lector inteligente sabrá dar el valor que corresponda a la siguiente nota. M. Escalante. Sarmiento. G. podríamos llenar unas cuantas cuartillas de nombres conocidos. etc. Balaguer. colecciones más o menos numerosas. Pardo Bazán. De la región peninsular llamada Castilla no sabemos haya escrito nadie un trabajo Folklórico musical completo. arqueólogo y crítico-musical intuitivo. Rosalía de Castro. Gascuc. P. F. aun con lo mucho bueno que se ha escrito sobre esta materia. según Pedrell. aun cuando (como he dicho ya) existan. E.—126— P. Fernán Caballero. Pereda. sobre todo de León. Rivera. M. etc. exponiéndome a lamentables omisiones: M. Aroca. Rodríguez Marín. Menéndez y Pida!. Azakue. Rubio y Ors.. J.

las Cantigas de Alfonso el Sabio son un fiel reflejo del Canto popular de los siglos XI. de ser consideradas como integradas por una armonía pro(1) Una inmenso y sensible pérdida ha sido para estos futuros trabajos la venta y traslado al extranjero de multitud de Códices y obras que pertenecían a . esas melopeas medioevales han. que se manifiesta claramente en la propia y característica modalidad de cada cantinela.1 2 8 4 ) » . XII y XIII. que era esencialmente homófono. la más penosa.riquísimas e interesantes bibliotecas particulares. la más interesante. siquiera ésta dependa normalmente en su desarrollo sucesivo •de un principio armónico intuitivo. Por eso. es el compuesto o recopilado por el trovador castellano Alfonso X. A mi humilde juicio. Y es: el estudio y transcripción musical. quiero decir: de una simple linea melódica. El hermoso Cancionero. de muchas y buenas obras antiguas (1) y códices que posee nuestra Nación. ya que no pueda ser con la ayuda del Estado español o de alguna Corporación adinerada. . que debería popularizarse transcrito inteligentemente en notación musical moderna. la labor más principal. más antiguo de España.—127— lación a lo poquito que hasta hoy se ha hecho. titulado «CANTIGAS DE SANTA MARÍA ( 1 2 5 2 . la que no puede hacerse sino con el esfuerzo particular de algún amante de estos trabajos patrióticos. lo más posiblemente perfecta y completa.

—128— pia y exclusiva de los modos que eran conocidos en aquella época histórica. no puede definirse claramente el sistema armónico que ha reinado despóticamente hasta nuestros días. como también de los celebérrimos tratados de nuestros famosos vi- . COLOCCI BRANCATTI. porque en algunas déjase presentir como un dejo de tonalidad Mayor y Menor exclusiva. y he quedado sorprendido de la buena fe de este eminente académico al defender prácticamente su teoría exclusivamente arábiga. están evidentemente exteriorizadas en la mayoría de las compiladas. deja muchísimo que desear en la caprichosa transcripción que hace de lasmelopeas. AJUDA. por la brillante investigación científico-artística que ésta demuestra. me hicieron analizar detenidamente las cantigas transcritas y armonizadas por el erudito arabista don Julián Rivera. que si bien son dignos de loa el autor y su obra: «Música de las Cantigas». como resumen del ambiente modal eleno.. ETC. La opinión de este citado maestro. y no digamos nada respecto a la armonización que adoba a aquéllas. como dice muy bien el eminente musicólogo don Felipe Pedrell. Villalba. aunque esté oscurecida la modalidad gregoriana. y en otras. Las modalidades eclesiásticas. La revisión de los otros Cancioneros DEL VATICANO. y sumada a ella la del P.

bailes populares. viene de Fidillola diminutivo bárbaro del lalín Fides-lira. Valderrábano y Fuenllana. S . Q U I (1) Según el célebre enciclopedista Covarrubias: Vihuela. colecciones de cantos. voy a copiar una nota bibliográfica importante: «N. IMPRESOR DE LA UNIVERSIDAD DE OSUNA 1551 (B. Mudarra. entre otros. Pisador. Otro tanto podría decir de las églogas trovadas y villancicos de Juan del Encina.) EN 4. DE MÍ C O N O S C E COMO LE S O Y AFICIONADO SERVIDOR. Su correspondiente céltico es: Fidheallinstrumento derivado de la guitarra morisca. gr. Millán.° 4184—Bajo=CoIombina=SevilIa=VÁZQUEZ JUAN (maestro de capilla de Burgos».-129— huelislas (1). casi todos castellanos. sería una labor patriótica a realizar. S A T I S F E C H O . «VILLANCICOS Y CANCIONES DE JUAN VÁZQUEZ A TRES Y A CUATRO (AL FIN) = FUERON IMPRESOS EN CASA DE JUAN DE LEÓN.. que son en rigor. M. v. DEDICATORIA: AL ILUSTRE SEÑOR D . P U E S E N E S T Á BIEN CUANTO A E S T O YO T E N G O ENTENDIDO Q U E VM . M. TODABÍA PARA CUMPLIR C O N MI D E S E O QUE E S N U N C A PARAR E N C O S A S D E Q U E E N T I E N D O S E R V I R S E . ANTONIO DE ZÚÑIGA MI SEÑOR: PUESTO QUE HABÍA POCA NECESIDAD í. DE ALGUNA DEMOSTRACIÓN PORQUE VM.° APAISADO=25 H. . Lucas Fernández y sus contemporáneos Y para demostrar prácticamente lo muchísimo que falta de hacer en esta materia. FRONTIS=CON EL E DE A DEL MECENAS.

IV). 6 N o me hables C o n d e . A y que no o s o . Gentil señora mía.—Un amplio extracto de la obra de Vázquez. puede verse en el Ensayo de una Biblioteca de Libros raros y curiosos por Gallardo (vol. NOTA. pero esta publicación de la parte literaria. 4 N o s é qué me bulle. T A B L A 2 3 7 18 5 1 20 22 25 26 9 10 21 Amor falso. Cobarde Caballero Duélete de mí S e ñ o r a . 19 V o s . Lindos o j o s habéis S e ñ o r a . no quita valor a lo afirmado por nosotros en el texto. 17 Por qué me b e s ó Perico. 24 Quien a m o r e s tiene.—130— SE A MI NOMBRE DEDICAR ESTA «MÚSICA DE CANCIONES» SONETOS Y «VILLANCICOS CASTELLANOS» CON ALGUNOS QUE NO DEJARÁ DE DAR A VM. De los álamos vengo. Abaja l o s o j o s c a s a d a . ALGÚN CONTENTAMIENTO. lóMorenita. m e matasteis. y ésta sí que ignoramos se haya efectuado íntegramente. = JUAN VÁZQUEZ». 23 Por a m o r e s lo maldijo. dame un b e s o . 8 Quien dice que la ausencia. 14 Quiero dormir y n o puedo. Gracias al Cielo d o y . 12 Perdida traigo la color. Yo s é que mi mal e s honra. De l a s d o s hermanas. Allá me tienes contigo. ya que hacemos referencia tan sólo a la transcripción musical de los cantares. . La mi s o l a laureola. 13 P u s e mis a m o r e s . hermosa sin igual 21 V o s .

Recopilación de Sonetos y Villancicos a VÁZQUEZ=Sevilla= cuatro y a cinco de JUAN por J. Gutiérrez (1569) en 4. ¡Ah hermosa! abrime. Ya florecen l o s árboles. Descended al valle. 40 Por una vida de mis o j o s . 59 En la fuente del rosal. C u a n d o . madre 55 Bien s é y o donde. señora. Zagaleía de lo verde. c o m o 55 Por una vez que mis o j o s . ¡Ay! ¡ay! que rabio y muero! 27 B u s c a d buen amor.° apaisado T A B L A 1 2 5 4 5 6 7 8 9 10 11 12 15 14 15 16 17 18 19 20 S i el pastor e s n u e v o . corazón mío.-151 - N. S o l e d a d tengo de ti. 24 Cobarde Caballero.° 4185. 28 Los brazos traigo c a n s a d o s . 25 Para qué busca el monr. 22 Si no o s hubiera mirado. 41 N o puedo apartar l o s a m o r e s . Q u é sentir. duerme. madre. Quien a m o r e s tiene. 25 Q u é razón podéis tener ¡Oh. 52 O j o s g a r z o s de la niña. dulce contemplación! 26 Por mi vida. Torna Mingo a namorarte. De l o s á l a m o s v e n g o . 29 Q u é bonica labradora. 56 N o t e n g o c a b e l l o s . cuando. Vélame la gala de la menore 58 De aquel pastor de la sierra. D e l o s que usaban agora. j 21 Deja ya tu soledad Dicen a mí que l o s a m o r e s . N o pensé que entre pastores 50 Llamáisme Villano. madre. 57 Q u e no me d e s n u d é i s . Por a m o r e s lo maldijo. Juan 54 C o n qué lavaré. S a l g a la luna el Caballero. 51 Un cuidado que la niña Agora que s o y niña.

respectivamente. He aquí el verdadero trabajo de Folk-orismo musical que falta comenzar en España. . a la difusión de tales estudios. amén de la cultura necesariamente imprescindible en estudios de musicología. para poner de su parte todo lo posible a fin de dar a las prensas obras de cultura nacional. con razón. en el extranjero que ignoramos y'no sabemos apreciar nuestra inmensa riqueza artística. y ni el público se ha preocupado (en general) de ayudar o cooperar con [la compra de esos libros. constante. La ayuda del Estado o de alguna entidad o Corporación entusiasta del engrandecimiento artístico cultural de nuestra Nación es necesaria. Para realizar el estudio y las transcripciones de tantas obras musicales importantes como deben existir en bibliotecas particulares y públicas y en muchos archivos de música de nuestras Catedrales. tenor y bajo. nf los editores españoles ¿sienten el ideal patriótico que en otras naciones. Lo poquito que en esta materia se ha hecho ha sido de labor particular. se hace necesario un trabajo asiduo. duro y de largo tiempo.—152— Existen además otros cinco cuadernos más con estos mismos Villancicos (y alguno nuevo) para solo de tiple. para evitar la vergüenza de que digan.

llenas de espíritu castizamente regional. el vivero de un canto austeramente sentimental y místicamente expresivo. y con la fragancia de sus olores. embalsamen nuestro ambiente actual. voces de antiguas civilizaciones. verdaderamente artísticas. los artistas nacionales contemporáneos nos las devolverán en forma de ramilletes de obras bellas. reina por los camposypuebloscastelIanos. El canto popular se retiró del centro y se refugió en la periferia. áspero y duro. y aún pudiera sospecharse que también va desapareciendo poco a poco de allí. la entraña. y cuando al fin puedan desplegar sus hojas. para que retoñen las humildes floreciías del canto popular. Hay que regar y fecundizar el terruño de nuestro solar patrio. han quedado enterradas. Hay que escarbar hondo para que vuelvan a brotar con energía. Las semillas melódicas. como de muerte. ha llegado a tal punto de decaden- . sintéticas. viriles. se abran sus capullos.en nuestros actuales tiempos. Después de ser Castilla el núcleo.FINAL Un silencio.

todo se pospone y se truca en nombres y títulos de extranjería castellana. pero que pasaron como glorias nacionales al acervo de la historia patria: Castillos. Palacios. como en purísimo espejo. damas de virtudes acrisoladas y santos varones austeros o místicos sentimentalmente refinados. Y testigos dolientes de la disgregación de vitales ideales y faltos de sustancia estética y moral ante la pérdida de los castizos modos del vivir sincero de nuestros padres. nos pregunta- .. que nos dieron cientos de héroes reales. con s u s nombres castizamente propios.. la vida vivida de generaciones de campesinos. Plazas. episodios locales..—134- cia que. caballeros sin tacha.. desapareciendo y rompiendo con este mo derno positivismo el vínculo sentimental que une a los hijos con su tierra madre. viejos relicarios de virtudes. Casas. humildes sí. Todos aquellos lugares evocadores de tiempos pretéritos. y todas decadentes... que eran tan familiares a nuestros padres y en los que se reflejan. todo lo que constituía nuestro haber típico y rancio se va perdiendo y pervirtiendo. ¡¡un silencio como de muerte.. antiartísticas muchas. Calles. ¡Salvemos nuestra Casa solariega! Vivimos en un ambiente lleno de incomprensibles paradojas. reina en C a s tilla.. sobre todo en sus llanuras!! Una ola encenagada de cuplés y pegajosas melodías exóticas. la anegó.

Eduquemos una nueva juventud en la escuela de nuestros viejos cantos. riqueza de caracteres. e imponer el ideal con generosas arremetidas. quienes han sabido deshacer entuertos. pues..—dice con mucho acierto Ricardo León... es la mejor prueba práctica de la mentalidad y sentir patriótico-artista de sus organizadores. honradez de acciones. Pues bien: la aparición súbita y verdaderamente confortadora de los Juegos Florales palentinos en la memorable fecha del año 1922. de donde brotan hermosas florescencias nacionales.. Amar las cosas es mejorarlas.. entre ellos E L CANTO POPULAR CASTELLANO.—155— mos: ¿cuándo volveremos a respirar en nuestro ambiente la castiza sinceridad castellana?. Es. la grandeza de alma. ¿se habrán perdido para siempre? Hay muchos modos de amar a la patria. con temas amplios sobre arfes y ciencias. enmendar sinrazones. esas y otras virtudes cívicas. El progreso es obra de verdaderos revolucionarios en todos los órdenes. que hoy tanto echamos de menos. La riqueza de aquel purísimo oro de ley. por viveros locales con jugo copioso y original. Los grandes períodos de gloria de una raza (añade el anteriormente citado autor) comienzan siempre por pequeños núcleos de vida. necesario exaltar las energías regionales. .

coronará con un aplauso entusiasta su obra. sensibilidad y amor. con justicia. buenos y opimos frutos: es decir. déjase sentir en nuestra historia contemporánea. del cual se llegarán a cosechar.—156. los artistas de corazón y temperamento. los que perduran. a fuerza de inteligencia. El público pronto comprenderá el esfuerzo de esos patriotas. porque son la manifestación de un modo preciso de ser y de sentir. de sabrosa y patriótica lectura y que res- . mucho más a la música. los organizadores de este público concurso. No descansen. como es de presumir. verdaderamente artístico. no solamente en cuanto a formas y estilos. tan extenso que abarca a todas las bellas artes. y. sino en cuanto a ideales desentrañados de caudales propios. Sigan por ese camino los aristócratas del mundo espiritual. extenso. por lo menos. estudios y trabajos científico-literarios. los netamente populares. hondo. el de la raza a que pertenece el artista. no se duerman sobre los laureles. los pedagogos y educadores del pueblo de mañana. sobre artes y ciencias castellanas. envanecido. llenos de enjundia.- que parecen bien preparados para continuar la obra común de dignificación de arte popular por verdadero amor y sugestión del terruño. o. Un renacimiento. el sentimiento popular de aquella otra. por la virtualidad de ese ansiado despertamiento tradicional. que ha sabido asimilarse.

levantaremos una nueva y floreciente Castilla. AMOR. PATRIA. acostumbrados a respirar el ambiente general de la Nación. nuestros clásicos de antaño. tardarán algún tiempo en redimirse de la general sensiblería enfermiza. con sus indiscutibles progresos. y entrar por las calladas y serenas aulas. honda y sinceramente. 1922. tienen derecho a esperar. Agosto. CULTURA Y TRABAJO HONRADO.—157— pondan al ideal que la ciencia y el arte. . donde aprendieron a sentir. Sólo así. No olviden tampoco que los castellanos del siglo XX. trabajando todos sobre las fundamentales y sólidas bases de F E .

i il i H O STOBRA .

CHÁVARRÍ EPÍLOGO .E . L .

.

lector. sino por mediación de un amigo. su modestia sincera. en contrastre cruel para mí.EPÍLOGO Por encargo del autor vengo. y por lo mismo simpática. no supo separarle de ti. te lo presentó. . por el afecto del señor Castrillo. a darte el adiós del presente libro. si. Un maestro de fama bien cimentada. es mi desdichada pluma la que hace la despedida. perdóname. Conrado del Campo.

profundamente enamorado de Castilla. asimismo penetrado por la íntima efusión del artista. resulta algo más que una colección de temas melódico-populares. puesto que se presenta como un bello pórtico que da libre salida hacia el campo vastísimo de la música popular española. de que habrás notado en las precedentes páginas la obra de un espíritu selecto. sino una orientación a formar una técnica netamente española merced a esos cantos de raza (como afirmó Pedrell). un espíritu músico. Estoy seguró. Y es el caso que el presente estudio del señor Castrillo. Ello le da una significación palmaria. no hemos visto aquí una simple colecta de temas populares.—2— Ha surgido ante tus ojos Castilla la Vieja con su alma cantora: esa vieja Castilla y esa alma que no todos han sabido ver. con intensa realidad. acaso porque orientaciones no espirituales cubrieron o deformaron la vida hispana. Este libro vuelve a mostrarnos aquel espíritu castellano del pueblo. lector. dedu- .

No creo fácil determinar la comarca que sea más pródiga en efusiones de música del . crea por doquier (en Castilla y en todas las comarcas ibéricas) esas canciones que forman el rico acervo nacional. con Juan d'Udine. ellas vienen a unirse con lo más íntimo de la raza: ellas forman la flor de su espíritu. He aquí por qué me acompañó en la lectura del «Estudio sobre el Canto popular de Castilla la Vieja» el alma de aquellas tierras y de aquellas gentes. poseído de dionisíaca efusión o de recogida tristeza. Creo.—5- ciendo de ellos la substancia melódica y los sistemas harmónicos propios. muy bien observada por la efusiva musicalidad de don Gonzalo Casírillo. que la inspiración del artista surge cuando éste siente la exaltación de la vida y entonces se ve libre de toda teoría y de toda preferencia voluntaria: ¿no es asi' la fuerza fundamental del canto en el pueblo? Lejos el pueblo de todo espíritu «crítico» en tales instantes.

Noviembre. que dé origen a obras de arte de increíble vigor: una vida de arte original y augusta. CHAVARRI Valencia. . 1925. EDUARDO L. pero creo que si la vida es ritmo (y por lo tanto diferenciación inicial harmónicamente continuada) las canciones de todas las comarcas hispánicas pueden formar un ritmo espiritual maravilloso.—4— pueblo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful