You are on page 1of 7

EL METATEATRO, LA COMEDIA Y LA CRITICA: HACIA UNA NUEVA INTERPRETACIÓN

CATHERINE LARSON

Indiana University

Desde la publicación del importante estudio de Lionel Abel, Metatheatre: A New View of Dramatic Form,1 los críticos han intentado definit el metateatro y explicar su presencia en un gran número de textos dramáticos. Este concepto también se ha manifestado como algo bien útil para describir las técnicas autoconscientes que aparecen en muchos de los dramas del Siglo de Oro. En esta ponencia, vamos a tratar de contestar varias preguntas relacionadas con el papel del metateatro en su relación con la recepción crítica de la comedia. De este modo, examinaremos qué es el metateatro, cómo lo consideran los críticos y cómo nos ayuda a entender mejor lo que pasa en los textos dramáticos del Siglo de Oro. Estas preguntas son tan fundamentales hoy en día como lo fueron en el pasado: sugiero que el metateatro no es un fenómeno agotado por la interpretación crítica, sino que todavía sirve para explicar algunos de los elementos centrales de la comedia —su estructura, su caracterización y su temática, con tal de que el crítico arlada a las ideas iniciales de Abel algunas de las posibilidades ofrecidas por los críticos teóricos más recientes. Aunque el teatro autoconsciente existe desde siglos, las hipótesis generales propuestas por Lionel Abel en 1963 son la base del interés contemporáneo en el fenómeno. Abundan los estudios del teatro autoconsciente en la crítica sobre Shakespeare y el drama moderno, y los intentos más recientes de completar el análisis de Abel representan un acercamiento sofisticado y detallado al estudio del teatro autorreflexivo. Así, en años recientes, los críticos teatrales han intentado redefinir la terminología y categorizar varios tipos de técnicas metadramáticas. Los críticos de la comedia también se han apropiado de las ideas de Abel
1. L. ABEL, Metalheatre: A New View of Dramatic Form, New York, Hili and Wang, 1963.

1013

AIH. Actas X (1989). El metateatro, la comedia y la crítica: Hacia una nueva interpretación. CATHERINE LARSON

Un asunto importante. Según Abel. Los artículos que debaten si una obra es o no es un metadrama verdadero —usando solamente la definición 2. and Percepíion. Podríamos concentrarnos menos en lo que es el metateatro y más en lo que hace. Actas X (1989). sus definiciones son a la vez demasiado amplias y demasiado estrechas. ellos mismos. enfatizando el proceso tanto como el producto —o. Abel habló mucho más sobre las obras serias (como La vida es sueño) que las obras cómicas. 60 (la traducción es mía).3 Esta definición de Abel capta la esencia del metateatro. ¿Qué los dramatizó? El mito. es el desarrollo de una definición del metadrama. 31. la literatura del pasado. la leyenda. 3. p.. Lewisburg. Sin duda hemos visto el concepto antes en otros contextos: la metaficción. Sabemos que en un nivel básico. Los personajes no están en escena sólo porque el dramaturgo los capturó en posturas dramáticas (como se hace con una cámara). HORNBY. Para analizar cómo los otros críticos han desarrollado y refinado las teorías de Abel. Sin embargo. Metadrama. el metateatro es un fenómeno que se ha interpretado de varias maneras conflictivas. tales como el drama dentro del drama y la idea de desempeñar un papel dentro de otro. Finalmente. ABEL. especialmente por los críticos de la comedia. Abel se concentró más en describir una nueva forma dramática. Bucknell University Press. es útil empezar con la definición proporcionada por este crítico. la que no era ni la tragedia. El metateatro. no le interesaban tanto las múltiples maneras en las que el metateatro se manifestaba en el texto dramático y en el mise-en-scéne. ni la comedia. ni la tragicomedia. No obstante. y tampoco se concentró en los efectds que el fenómeno produce en el lector o espectador. aunque es obvio que en el Siglo de Oro las obras más cómicas también emplean las técnicas fundamentales del metateatro. no hemos progresado mucho más allá de estas intuiciones básicas.—tanto en lo que toca a su definición del metateatro como en su posible aplicación a los textos de la comedia. 1014 AIH. el metadrama es el drama sobre el drama. Como veremos. la comedia y la crítica: Hacia una nueva interpretación. Quiero sugerir hoy que la insistencia de Abel en la pureza genérica del metadrama complica la situación. sino porque ellos mismos sabían que eran dramáticos mucho antes de que el dramaturgo les prestara atención.2 Frecuentemente pensamos en las dos frases tan importantes para Abel y para los dramaturgos barrocos: La vida es sueño y Todo el mundo es una escena. y tendemos a reunir bajo este término los conceptos de la autoconsciencia dramática. PA. pero difícil para nosotros. CATHERINE LARSON . p.. no nos ponemos de acuerdo ni en la terminología ni en las variedades del metadrama. 1986. R. la metapoesía y aun la metahistoria. los resultados de ese producto. la técnica del drama dentro del dramade y los múltiples niveles de desempeñar un papel. por lo menos. Drama. Representan para el dramaturgo el efecto de la imaginación dramática». los metadramas son «piezas sobre la vida como ya teatralizada.

2. Metadrama and Perception.4 El estudio de Hornby tiene una ventaja enorme: en vez de las formulaciones generales de Abel. la trama. Richard Hornby. 32. El metateatro. 32. La autorreferencia. La ceremonia dentro del drama. Según Hornby. El drama dentro del drama. los dramaturgos emplean ciertas técnicas autorreflexivas. la comedia y la crítica: Hacia una nueva interpretación. Actas X (1989). intento proponer algunos de los principios que han guiado mi propia forma de entender el metadrama. Diferentes dramas contienen un número variable de técnicas metadramáticas y producen distintas reacciones en el lector o espectador. ni es tampoco una teoría. aunque podríamos decir que la forma de entender el fenómeno sí es una herramienta interpretativa. 4. HORNBY. En este sentido. 3. 5. las cuales se relacionan con el tema. son: 1. Estas técnicas subrayan la tensión que existe entre el arte y la realidad. p. Las referencias o alusiones literarias o de la vida real. p. el metadrama causa que el público «vea doble». Primero. en Drama. quiero enfatizar la idea de que el metateatro no es una metodología crítica per se. La idea de desempeñar un papel dentro de otro. HORNBY. 4. Además. en el cual colocamos los varios dramas debido a la categoría de su autorreflexividad. las que nos ayudan a clarificar lo que pasa en un drama autoconsciente. 1015 AIH. analizar los patrones que emergen y estudiar los efectos producidos. es obvio que diferentes lectores o espectadores van a reaccionar de distintas maneras precisamente debido a los factores que gobiernan el horizonte de expectativas de cada uno de ellos. cataloga cinco tipos de técnicas. podríamos ver el metadrama como un continuo. las cinco categorías de Homby ofrecen un grupo de herramientas descriptivas que podemos usar para discutir la autoconsciencia teatral. En los textos metadramáticos. CATHERINE LARSON . Consecuentemente. Herbert Weisinger describe la mezcla de ilusión y realidad que ocurre con la metáfora del theatrum mundi: The strain between what we know ought to be there and what we actually see breaks down our hold on our instinctive acceptance of our three-dimensional. que reconozca en un nivel consciente que mira un drama sobre el drama.5 En este sentido. la caracterización o la estructura del drama para lograr ciertos efectos específicos.de Abel del término— no responden a la complejidad fundamental del fenómeno. 5. El crítico puede entonces aislar el número y el tipo de las técnicas metadramáticas empleadas por el dramaturgo.

perspectived. B. is there really no present?6 Estas descripciones de los efectos experienciales del metadrama subrayan el conflicto entre la ilusión y la realidad que produce el drama autoconsciente. el dramaturgo examina la esencia del teatro. junto con el interés provocado por el Metatheatre de Lionel Abel y otros tratados teóricos sobre la metaficción en general. for. «La imaginación en el metateatro calderoniano». Once the actor has stepped out of his role. 8. 67-68. Actas X (1989). 305-318. and if last year is either a dream of the past or a projection of the future. el uso frecuente de la técnica del drama dentro del drama expresa el cinismo de la sociedad hacia la vida. does the dream really end. la noción de desempeñar un papel y la ilusión en el teatro de Lope de Vega. Numerosos libros y artículos describieron las técnicas metadramáticas encontradas en Shakespeare. having been tricked once. HORNBY. can we be sure that he really has returned to it. 7. 1970. Dado a la proliferación de la literatura autoconsciente en el siglo xx. el drama dentro del drama se hace una metáfora de la vida misma. WEISINGER. XXXH (1964). pp. pp. A. pp. 9.9 A mediados de la década de los setenta. East Lansing. The metaphor and like devices must by their nature carry with them the overtones of suspicion and anxiety: one can never be sure any more. El metateatro. «Theatrum Mundi: Dlusion as Reality». space-time. Alan Trueblood describió la relación entre la imaginación. CATHERINE LARSON . Actas del Tercer Congreso Internacional de Hispanistas (ed. Colegio de México. se desarrolló un gran debate sobre la aplicabilidad de las ideas de Abel en cuanto a la comedia. Wardropper escribió sobre el papel de la imaginación en el teatro de Calderón. either in the displaced or the new visión. if objects cast no shadow. México. Magis). Según Hornby. The results of our ordinary processes of perception and logic are deliberately and systematically reversed. 1016 AIH. la comedia y la crítica: Hacia una nueva interpretación. «Is the Spanish Comedia a Metatheater?». Híspante Review. are they really real. Como otras tendencias en la historia de la literatura. especialmente en sus dramas de honor. los problemas metafísicos de la época y la naturaleza de la identidad humana. misdirected. p. en el teatro moderno y el teatro español del Siglo de Oro. el tema se hizo muy corriente en los años sesenta y setenta. 45. Cuando la sociedad cree que el mundo es ilusorio o falso. El artículo de Thomas A. C.7 Una de estas épocas es el Barroco. Papers in the Use and Abuse ofMyth. we feel sure we will be tricked twice. The Agony and the Triumph. aunque en el siglo XX también se observe un marcado interés en la producción del arte autorreflexivo. Por causar que el lector o espectador contemple los nexos entre la vida y el arte. «Role-playing and the Sense of Illusion in Lope de Vega». and we are thus startled into a fresh perception of experience but often at the cost of our confidence in that as well. Michigan State University Press. cause and effect universe. 923-30.8 Bruce W. H. 1964. and even repudiated. TRUEBLOOD. O'Connor. inició este debate al mantener que se debe adaptar el 6. WARDROPPER. hay una proliferación del metateatro en ciertas épocas específicas.

pero se puede explicar más detalladamente el papel del metadrama en la historia de la comedia. Sin embargo. «Calderón's Los caballeros de Absalón: A Metatheater of Unbridled Passion». El mágico prodigioso. LIPMANN. 11. XXVIII (1976). El gran teatro del mundo y El rey don Pedro en Madrid. El metateatro. 275-289. O'CONNOR. Susan Fischer y Frank Casa rechazaron la excesiva fe en este credo crítico de O'Connor. Aunque varios críticos apoyaron las ideas de O'Connor. pero ayudaron al mismo tiempo a clarificar el fenómeno y mostrar su utilidad para explicar los textos dramáticos del siglo XVII. aunque la metáfora teatral se reconoce como un aspecto importante del drama del Siglo de Oro.concepto del metateatro a la visión teocén trica y moral de la España del siglo xvn. Bullelin of the Comediantes. no se ha agotado como asunto de la explicación textual. Actas X (1989). 103-113. MLN XCI (1976). 231 246.11 En este sentido. Los estudios más recientes marcan un continuo interés en el metateatro y en su coexistente desarrollo y modificación. 10 O'Connor subrayó la idea de que el actuar o desempeñar un papel señalaba la inautenticidad y el auto-engaño. Para examinar estas cuestiones. S. otros tomaron la posición opuesta en el debate. criticando su análisis del fenómeno por no tomar en cuenta otros factores que influenciaban el teatro del Siglo de Oro además de la religión. F. O'Connor concluyó que el metateatro —tal como fue descrito por Abel— no era tan aplicable a la comedia como al teatro de Shakespeare. el debate sobre la utilidad del metateatro como instrumento para explicar la comedia nos ha servido a todos nosotros porque clarifica las complejas cuestiones asociadas con el asunto. en estudios sobre un gran número de textos dramáticos —desde Fuenteovejuna a La vida es sueño. Otros críticos de la comedia han explorado las múltiples dimensiones de este asunto en los años más recientes. S. FISCHER. Stephen Lipmann. «Some Remarks on Professor O'Connor's Anide "Is the Spanish Comedia a Metatheater?"». El asunto iniciado por Abel ha interesado a tantos críticos que podríamos considerar al metateatro una de las orientaciones dominantes de la crítica contemporánea de la comedia. 27-31. pp. CATHERINE LARSON . «"Meiatheater" and the Criticism of the Comedia». pp. No obstante. El castigo sin venganza. la comedia y la crítica: Hacia una nueva interpretación. 1017 AIH. «IS the Spanish Comedia a Metatheater?». CASA. T. Hispanic Review XLJI (1975). lo que es probablemente debido al interés de Abel en el teatro serio y en su deseo de definir un nuevo género dramático. observando que el cristiano de tal época no podía ser tan falso y asegurar su salvación al mismo tiempo. El médico de su honra. pp. los estudios más recientes sobre el metateatro tienen que ver menos con su pureza genérica que con otros asuntos de interés contemporáneo: lo que hacen los metadramas y cómo son percibidos por su público. Bulletin ofthe Comediantes. necesitamos investigar las maneras de mani10. Así. pp. Un aspecto del drama autoconsciente del Siglo de Oro que no se ha estudiado suficientemente es su relación con los textos cómicos.A. XXVin (1976).

para poder llegar a nuevos niveles interpretativos. discutida por Barthes. los personajes se autocaracterizan o funcionan como dramaturgos o directores dentro del texto. sino también la cadena de alusiones y referencias que forman parte de la existencia del texto en la historia. 1975. x. En muchas comedias. La reacción del público tenía mucho que ver con su habilidad de explicar lo que Robert Alter llamaba real-seeming artífice. p. BARTHES. KRISTEVA. Partial Magic: The Novel as a Self-Conscious Genre. ALTER. el metateatro cuestiona la relación no sólo entre el teatro y la identidad humana. tomaron decisiones que iban a afectar a su público de maneras bien específicas. sino también la relación entre la vida y el arte. la comedia y la crítica: Hacia una nueva interpretación. entre el mundo del teatro y el mundo fuera del teatro. interrogaron el orden social de su época o crearon artificios de exceso. Quiero sugerir que las técnicas autoconscientes aparecen tan frecuentemente en las obras cómicas del Siglo de Oro como en otros tipos de teatro. Seuil. PÉREZ-FIRMAT. el metateatro produce una perspectiva doble para el espectador. Cuando los dramaturgos del Siglo de Oro desafiaron las formas tradicionales del teatro. Berkeley. Melafiction: The Theory and Practice of Self-Conscious Fiction. CATHERINE LARSON . Romanic Review. 13. Sobre todo me refiero al reconocimiento que el lector/espectador ha «visto dos veces». la exploración de la identidad es un asunto fundamental de muchas de las obras metadramáticas del Siglo de Oro. Kristeva. ya que las mujeres frecuentemente desempeñan más de un papel o usan otras técnicas teatrales para poder conseguir más autoridad o poder. 1973. Hay que hacer referencia también a la historia literaria y a los nexos entre los textos de varias épocas. En este contexto. The Pleasure ofthe Texl. p. escribiendo nuevos argumentos o dirigiendo las acciones de otros personajes con una actitud obviamente autorreferencial. G. La noción de la intertextualidad. Actas X (1989). 14. R. También importante es la relación entre el metateatro y el lector o espectador. Así se interroga la autoridad misma de la literatura y el subyacente papel del público en el proceso de la cocreación y apreciación del teatro.festarse que tiene la autoconsciencia en todo tipo de comedias. se crean más distancia estética y una interrupción del mundo ficticio producido en escena. ofreciendo modelos para entender mejor las estructuras fundamentales del teatro y la experiencia del mundo como una construcción artificial. 1-14. Séméiotiké: Recherches pour une sémanalyse. pp. University of California Press.13 Cuando el público reconoce la presencia de un texto dentro de otro. Paris. Pérez-Firmat y otros.14 12. 1018 AIH. «Apuntes para un modelo de la intertextualidad en literatura». J. Así. no examina solamente la aparición de un texto dentro de otro. Berkeley. P. 1984.12 Consecuentemente. 1975. University of California Press. WAUGH. R. una red de sistemas semióticos interdependientes. el metateatro muchas veces subraya las diferencias entre los sexos. LXDÍ (1978). London. Methuen. El metateatro. 9. Los varios papeles que desempeñan los personajes y su relación con el uso del disfraz y con la manipulación dramática son asuntos que merecen más investigación.

La relación entre el metateatro y el drama del Siglo de Oro todavía le proporciona al crítico mucha materia para el análisis textual. pero el campo queda abierto al crítico que quiera explorar e investigar el metateatro en el futuro.Finalmente. el estudio del metateatro también puede estudiar la puesta en escena de las comedias autoconscientes. CATHERINE LARSON . los accesorios que lo facilitaban y el uso del aparte representan algunas de las consideraciones que merecen más atención por parte de los críticos. En esta ponencia. Ya se ha hecho mucho. he tratado de ofrecer algunas de las posibilidades inherentes en el estudio del metateatro y la comedia. la manera de funcionar en escena de estas técnicas metadramáticas. Además. desde las amplias definiciones de los años más recientes hasta el número de textos que todavía son dignos de más atención crítica. 1019 AIH. El metateatro. específicamente cuando los actores hablaban directamente con el público en los últimos versos del drama. Esto podría incluir un análisis del conflicto entre las convenciones teatrales de la época y su subversión en muchos metadramas del Siglo de Oro. o podría extenderse a una discusión de la parte final de la comedia. la comedia y la crítica: Hacia una nueva interpretación. Actas X (1989).