You are on page 1of 2

Internet ya es tan popular como la TV en Estados Unidos A Couple Of Tips To Simplify procesos gestion empresarial

Los datos concretos, según cuenta el Wall Street Journal son que para los ** 40.000 encuestados** ambas actividades insumen la misma cantidad de tiempo por semana: 13 horas. Y ojo que no se trata de que la tele esté perdiendo popularidad, sino que Internet está ganando terreno, creció exactamente un 121% en los últimos 5 años. Claro, tanto ustedes como nosotros, geeks de alma, esto todavía nos sorprende, creo que no hay lugar donde pase más tiempo al día que Internet (bueno, ¡también es mi trabajo!), pero el promedio de las todavía pasaba su tiempo haciendo cosas como escuchar la radio, o leer periódicos (particularmente los de la generación X, o los baby boomers), cosas que ahora están haciendo online cada vez más. Ahora, dentro de las actividades online las que más crecieron son el e-commerce (antes un tercio de los consumidores, ahora dos tercios) y las redes sociales (de un 15% en 2007, hoy las usan un 35% de personas), mientras que cosas como leer blogs, o usar servicios como Twitter siguen siendo aceptadas sólo por algunos nichos, y no se han masificado aún, y nunca lo harán, según opina Jacqueline Anderson en el informe, no al nivel de la gran dominante al menos, que sigue siendo el email, que ocupa un 92% del uso de Internet entre usuarios norteamericanos. Lo curioso es que el uso de la tele y la Internet se igualan en un momento en que varios (Apple y Google al menos) están tratando de unir ambos servicios directamente, Internet y televisión seguramente dejen de ser cosas separadas de aquí a unos años, aunque para eso hace falta que las cadenas y estudios lo acepten, para que finalmente los usuarios se terminen de convencer sobre los servicios, todo a su tiempo. ¿Y ustedes, qué promedio de horas le dedican a cada cosa? Por qué es necesario WikiLeaks Barack Obama, no cualquier presidente si recuerdan que fue galardonado con el Premio

Nobel de la Paz, finalmente se refirió a WikiLeaks. Lo hizo en conversaciones telefónicas con los presidentes de México y Turquía (quienes le aseguraron que los cables no dañarán las relaciones diplomáticas entre los países). ¿Y qué es lo que dijo el Premio Nobel de la Paz? Que las filtraciones son "deplorables". Eso, por lo menos, eso lo único que sabemos que habría dicho el Primer Mandatario a sus colegas. ¿Autocrítica? Nada. Pero vamos, que ni siquiera le echó la culpa a la administración de George W. Bush. Teniendo en cuenta el enorme cambio que supuestamente representaba la presidencia de Obama, con sus infinitas promesas, bien podría haberle echado la culpa a las políticas internacionales de Bush teniendo en cuenta que, después de todo, muchos de los cables pertenecen a épocas anteriores a Obama. Pero no, el Premio Nóbel de la Paz todavía no ha dicho ni una sola palabra sobre el contenido de los cables, sobre la presión norteamericana para que no se investiguen algunas muertes, sobre los pedidos de de análisis de ADN de algunos candidatos a Presidente, sobre el tono en el que se ha hablado de distintos funcionarios de primer nivel de gobiernos de todo el mundo. ¿Qué ha dicho Barack Obama sobre el encarcelamiento de Julian Assange? Nada. El romance en los tiempos de Twitter Quite A Few Tips To Simplify procesos gestion empresarial