Con su amor, Jesucristo atrae hacia sí a los hombres de cada generación: en todo tiempo, convoca a la Iglesia y le confía el anuncio

del Evangelio, con un mandato que es siempre nuevo. Porta Fidei, 7

ELABORADO CON TEXTOS DEL COMPENDIO CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA PARA EL AÑO DE LA FE 2012-2013

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

2

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

PRESENTACIÓN
Como la samaritana, también el hombre actual puede sentir de nuevo la necesidad de acercarse al pozo para escuchar a Jesús, que invita a creer en él y a extraer el agua viva que mana de su fuente (cf. Jn 4, 14). Debemos descubrir de nuevo el gusto de alimentarnos con la Palabra de Dios, transmitida fielmente por la Iglesia, y el Pan de la vida, ofrecido como sustento a todos los que son sus discípulos (cf. Jn 6, 51). En efecto, la enseñanza de Jesús resuena todavía hoy con la misma fuerza: «Trabajad no por el alimento que perece, sino por el alimento que perdura para la vida eterna» (Jn 6, 27). La pregunta planteada por los que lo escuchaban es también hoy la misma para nosotros: «¿Qué tenemos que hacer para realizar las obras de Dios?» (Jn 6, 28). Sabemos la respuesta de Jesús: «La obra de Dios es ésta: que creáis en el que él ha enviado» (Jn 6, 29). Creer en Jesucristo es, por tanto, el camino para poder llegar de modo definitivo a la salvación.
Porta Fidei, 3

Queridos lectores: Con estas palabras de Benedicto XVI en el Motu Proprio con el que convocaba el Año de la fe se nos invita a ir a Nuestro Señor Jesucristo como la fuente que sacia la sed y el ansia de verdad que todos los hombres tienen. El mes de junio, tradicionalmente dedicado al Sagrado Corazón de Jesús, es una ocasión propicia para renovar nuestra adhesión a él, no sólo con una fe intelectual sino con una fe que se convierta en vida. La fe sin obras está muerta y las obras sin fe no salva. La fe no es una filosofía o una “creencia” sin más, la fe es una forma de vida: es vivir en, por y para Cristo. Pío XI, en su encíclica Miserentissimus Redemptor, se preguntaba: «¿No están acaso contenidos en esta forma de devoción el compendio de toda la religión y aun la norma de vida más perfecta,
3

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

puesto que constituye el medio más suave de encaminar las almas al profundo conocimiento de Cristo Señor nuestro y el medio más eficaz que las mueve a amarle con más ardor y a imitarle con mayor fidelidad y eficacia?». Sin duda que sí; y con esta intención hemos preparado este ejercicio del mes de junio utilizando como temática para la consideración diaria las letanías al Sagrado Corazón de Jesús iluminadas por los textos de la Palabra de Dios y del Compendio del Catecismo queriendo seguir la recomendación de la Iglesia: “el Año de la fe deberá expresar un compromiso unánime para redescubrir y estudiar los contenidos fundamentales de la fe, sintetizados sistemática y orgánicamente en el Catecismo de la Iglesia Católica.” (Porta fidei, 11). La celebración de este piadoso ejercicio será diferente y adaptable según las necesidades concretas de las personas o comunidades que lo realicen así como a sus capacidades celebrativas.

4

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

Alegoría del Alma Cristiana, José Joaquín Magón, Parroquia de Tecamachalco, Puerto Rico. Foto: Tacho Juárez Herrera

La fe sin la caridad no da fruto, y la caridad sin fe sería un sentimiento constantemente a merced de la duda. La fe y el amor se necesitan mutuamente, de modo que una permite a la otra seguir su camino. En efecto, muchos cristianos dedican sus vidas con amor a quien está solo, marginado o excluido, como el primero a quien hay que atender y el más importante que socorrer, porque precisamente en él se refleja el rostro mismo de Cristo. Gracias a la fe podemos reconocer en quienes piden nuestro amor el rostro del Señor resucitado. «Cada vez que lo hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis» (Mt 25, 40): estas palabras suyas son una advertencia que no se ha de olvidar, y una invitación perenne a devolver ese amor con el que él cuida de nosotros. Es la fe la que nos permite reconocer a Cristo, y es su mismo amor el que impulsa a socorrerlo cada vez que se hace nuestro prójimo en el camino de la vida. Sostenidos por la fe, miramos con esperanza a nuestro compromiso en el mundo, aguardando «unos cielos nuevos y una tierra nueva en los que habite la justicia» (2 P 3, 13; cf. Ap 21, 1).
Porta Fidei,14

5

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

ESQUEMA DEL EJERCICIO DIARIO RITOS INICIALES PARA TODOS LOS DÍAS. o Enunciado y señal de la cruz o Acto de contrición (opcional) o Ofrecimiento del mes (varias fórmulas a elegir la que mejor convenga)
    Tres estaciones al sagrado Corazón. Una estación al sagrado Corazón. Otra oración Ofrecimiento de obras del Apostolado de la Oración

o Canto incial (ver la sección de cánticos) MEDITACIÓN DIARIA o Lectura breve de la Palabra de Dios o Texto del Compendio del Catecismo o Acto de reparación. (La respuesta propuesta es el canto del Kyrie. Se puede sustituir por otras, como utilizar la invocación de la letanía del Sagrado Corazón que da la temática de cada día respondiendo: Ten misericordia de nosotros.) RITOS CONCLUSIVOS. o Profesión de fe (recitación del Credo siguiendo el consejo del S.S. Benedicto XVI en el Motu Proprio Porta Fidei: “ No por casualidad, los cristianos en los primeros siglos estaban obligados a aprender de memoria el Credo. Esto les servía como oración cotidiana para no olvidar el compromiso asumido con el bautismo.” o Canto final

6

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

RITOS INICIALES PARA TODOS LOS DÍAS El director: Ejercicio del Mes de Junio en honor al Sagrado Corazón de Jesús. Por la señal de la Santa Cruz, de nuestro enemigos, líbranos, Señor, Dios nuestro, en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Si se reza el Rosario antes, se pueden recitar las letanías del Sagrado Corazón en lugar de las letanías lauretanas (ver apéndice). Si no se reza el Rosario, se puede rezar el Acto de Contrición Señor mío Jesucristo. al comienzo del acto, sino directamente se realiza el ofrecimiento. Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser Vos quien sois, Bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón de haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta. Amén. 7

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

OFRECIMIENTO DEL MES
Proponemos esta súplica en tres estaciones que rezaba cotidianamente el Padre Pío en honor al Sagrado Corazón de Jesús para orar por las personas que se encomendaban a su intercesión. Proponemos recitarlas las tres, según esta disposición. 1) la primera ofrecerla por la santificación de los sacerdotes y personas consagradas por estar la fiesta del Sagrado Corazón unida a la Jornada de oración por la santificación de los sacerdotes. 2) por los frutos del Año de la fe. 3) la intención particular de cada persona que realice este piadoso ejercicio, así como las intenciones de la parroquia o del grupo concreto. Pueden cambiarse todos los días. Otra forma sería hacer simplemente una estación intención u otra fórmula adecuada. con esta triple

ESTACIONES AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

1.- Oh Jesús mío, habéis dicho: “En verdad os digo, pedid y recibiréis; buscad y encontraréis; llamad y se os abrirá.” He aquí que llamo, busco y pido la gracia de que los obispos y los sacerdotes y todas las personas consagradas sean santos y nos ayuden con su vida y ejemplo a ir a ti, fuente de vida.
Padrenuestro, Avemaría, Gloria.

V/. Sagrado Corazón de Jesús R/. En Vos confío. 2.- Oh Jesús mío, habéis dicho: “En verdad os digo, lo que se pidiese a Mi Padre en Mi Nombre, Él lo dará a vosotros.” He aquí que en vuestro nombre, le pido al Padre Celestial la gracia de que en este año de la fe todos los creyentes renueven su adhesión a ti con espíritu renovado y que aquello que profesamos con nuestros labios se haga vida.
Padrenuestro, Avemaría, Gloria.

V/. Sagrado Corazón de Jesús R/. En Vos confío.
8

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

3.- Oh Jesús mío, habéis dicho: “En verdad os digo, que el cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán jamás.” He aquí que, animado por vuestra infalible palabra, ahora pido la gracia de … (pida cada uno la gracia personal que desea alcanzar).
Padrenuestro, Avemaría, Gloria.

V/. Sagrado Corazón de Jesús R/. En Vos confío. Oh Sagrado Corazón de Jesús, solamente una cosa se os ha de ser imposible y eso consiste en no tener compasión de los afligidos. Ten piedad de nosotros miserables pecadores y conceded la gracia que os pedimos, mediante el Doloroso e Inmaculado Corazón de María, Vuestra tierna Madre, y nuestra Madre compasiva.
Canto inicial y meditación diaria con el acto de reparación.

OFRECIMIENTO EN UNA SOLA ESTACIÓN Oh Jesús mío, habéis dicho: “En verdad os digo, pedid y recibiréis; buscad y encontraréis; llamad y se os abrirá.” He aquí que llamo, busco y pido la gracia de 1.- que los obispos y los sacerdotes y todas las personas consagradas sean santos y nos ayuden con su vida y ejemplo a ir a ti, fuente de vida. 2.- que en este año de la fe todos los creyentes renueven su adhesión a ti con espíritu renovado y que aquello que profesamos con nuestros labios se haga vida. 3.- Y también la gracia que tanto necesito… (pida cada uno la gracia personal que desea alcanzar).
Padrenuestro, Avemaría, Gloria.

V/. Sagrado Corazón de Jesús R/. En Vos confío.
Canto inicial y meditación diaria con el acto de reparación.

9

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

OTRA ORACIÓN PARA COMENZAR TODOS LOS DÍAS ¡Oh Corazón de Jesús! Pongo toda mi confianza en Ti. De mi debilidad todo lo temo, pero todo lo espero de tu bondad. A tu Corazón confío mis necesidades y preocupaciones. ¡Jesús mío!, yo cuento contigo, me fío de Ti, descanso en Ti. ¡Estoy seguro en tu Corazón!
Canto inicial y meditación diaria con el acto de reparación.

OFRECIMIENTO DE OBRAS DEL APOSTOLADO DE LA ORACIÓN Ven Espíritu Santo, Inflama nuestros corazones en las ansias redentoras del Corazón de Cristo, para que ofrezcamos nuestras personas y obras, en unión con El, por la salvación del mundo. Señor mío y Dios mío Jesucristo, por el corazón Inmaculado de María, yo me consagro a tu Corazón, y me ofrezco contigo al Padre, en tu Santo Sacrificio del altar, con mi oración y mi trabajo, sufrimientos y alegrías de hoy, por la redención del mundo, y para que venga a nosotros tu Reino.
Canto inicial y meditación diaria con el acto de reparación.

10

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

RITOS FINALES PARA TODOS LOS DÍAS
Redescubrir los contenidos de la fe profesada, celebrada, vivida y rezada, y reflexionar sobre el mismo acto con el que se cree, es un compromiso que todo creyente debe de hacer propio, sobre todo en este Año. No por casualidad, los cristianos en los primeros siglos estaban obligados a aprender de memoria el Credo. Esto les servía como oración cotidiana para no olvidar el compromiso asumido con el bautismo.
Porta Fidei, 9 SÍMBOLO DE LOS APÓSTOLES

Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

Credo in Deum, Patrem omnipoténtem, Creatórem caeli et terrae. Et in Iesum Christum, Filium Eius únicum, Dóminum nostrum, qui conceptus est de Spiritu Sancto, natus ex María Virgine, passus sub Póntio Piláto, crucifixus, mórtuus, et sepúltus, descendit ad ínferos, tértia die resurréxit a mórtuis, ascéndit ad caelos, sedet ad déxteram Dei Patris omnipoténtis, inde ventúrus est iudicáre vivos et mórtuos. Et in Spíritum Sanctum, sanctam Ecclésiam cathólicam, sanctórum communiónem, remissiónem peccatórum, carnis resurrectiónem, vitam aetérnam. Amen.

CREDO NICENO-CONSTANTINOPOLITANO

Creo en un solo Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, 11

Credo in unum Deum, Patrem omnipoténtem, Factórem caeli et terrae, visibílium ómnium et invisibílium. Et in unum Dóminum Iesum Christum, Filium Dei unigénitum et ex Patre natum ante ómnia

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo Bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén.

saécula: Deum de Deo, Lumen de Lúmine, Deum verum de Deo vero, génitum, non factum, consubstantiálem Patri: per quem ómnia facta sunt; qui propter nos hómines et proper nostram salútem, descéndit de caelis, et incarnátus est de Spíritu Sancto ex María Virgine et homo factus est, crucifixus etiam pro nobis sub Póntio Piláto, passus et sepúltus est, et resurréxit tértia die secúndum Scriptúras, et ascendit in coelum, sedet ad déxteram Patris, et íterum ventúrus est cum glória, iudicáre vivos et mórtuos, cuius regni non erit finis. Credo in Spíritum Sanctum, Dóminum et vivificántem, qui ex Patre Filióque procédit, qui cum Patre et Fílio simul adorátur et conglorificátur, qui locútus est per Prophétas. Et unam sanctam cathólicam et apostólicam Ecclésiam. Confíteor unum Baptísma in remissiónem peccatórum. Et exspécto resurrectiónem mortuórum, et vitam ventúri saéculi. Amen.

Canto final.

12

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

MEDITACIONES DIARIAS

Corazón de Jesús, Hijo del Eterno Padre

Día Primero
SAGRADA ESCRITURA “Todavía estaba hablando, cuando una nube luminosa los cubrió con su sombra y de la nube salió una voz que decía: «Este es mi Hijo amado, en quien me complazco; escuchadle.»” Mt 17,5 COMPENDIO DEL CATECISMO. Jesús es el Hijo unigénito de Dios en un sentido único y perfecto. En el momento del Bautismo y de la Transfiguración, la voz del Padre señala a Jesús como su «Hijo predilecto». Al presentarse a sí mismo como el Hijo, que «conoce al Padre» (Mt 11, 27), Jesús afirma su relación única y eterna con Dios su Padre. Él es «el Hijo unigénito de Dios» (1 Jn 4, 9), la segunda Persona de la Trinidad. Es el centro de la predicación apostólica: los Apóstoles han visto su gloria, «que recibe del Padre como Hijo único» (Jn 1, 14). N. 83 REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que no creen que Jesucristo es el Hijo Eterno de Dios. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que viven olvidados de Dios, su Padre. Christe, eleison. Por tantas faltas de justicia y caridad hacia nuestros hermanos, los hombres. Kyrie, eleison.

13

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

Corazón de Jesús, formado por el Espíritu Santo en el seno de la Virgen Madre.

Día Segundo
SAGRADA ESCRITURA “El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo a quien pondrás por nombre Jesús. Él será grande, se le llamará Hijo del Altísimo y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin.»” Lc 1,30-33 COMPENDIO DEL CATECISMO. El Hijo de Dios se encarnó en el seno de la Virgen María, por obra del Espíritu Santo, por nosotros los hombres y por nuestra salvación: es decir, para reconciliarnos a nosotros pecadores con Dios, darnos a conocer su amor infinito, ser nuestro modelo de santidad y hacernos «partícipes de la naturaleza divina» (2 P 1, 4). La Iglesia llama «Encarnación» al misterio de la unión admirable de la naturaleza divina y la naturaleza humana de Jesús en la única Persona divina del Verbo. Para llevar a cabo nuestra salvación, el Hijo de Dios se ha hecho «carne» (Jn 1, 14), haciéndose verdaderamente hombre. La fe en la Encarnación es signo distintivo de la fe cristiana. N. 85.86 REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que no creen que Dios se hizo hombre en Jesucristo. Kyrie, eleison.
14

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

Por los bautizados que desprecian el amor de Jesucristo. Christe, eleison. Por no tener como modelo de nuestra vida cotidiana a Jesús. Kyrie, eleison.

Corazón de Jesús, sustancialmente unido al Verbo de Dios.

Día Tercero
SAGRADA ESCRITURA “En el principio existía el verbo y el verbo estaba con Dios, y el verbo era Dios. Él estaba en el principio junto a Dios.” Jn 1,1-2 COMPENDIO DEL CATECISMO. La Iglesia expresa el misterio de la Encarnación afirmando que Jesucristo es verdadero Dios y verdadero hombre; con dos naturalezas, la divina y la humana, no confundidas, sino unidas en la Persona del Verbo. Por tanto, todo en la humanidad de Jesús – milagros, sufrimientos y la misma muerte– debe ser atribuido a su Persona divina, que obra a través de la naturaleza humana que ha asumido. En la unidad de su Persona divina, Jesucristo es verdadero Dios y verdadero hombre, de manera indivisible. Él, Hijo de Dios, «engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre», se ha hecho verdaderamente hombre, hermano nuestro, sin dejar con ello de ser Dios, nuestro Señor. N. 87-89 REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por:

15

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

Por aquellos que de diversas maneras niegan que Jesucristo sea verdadero Dios y verdadero hombre. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que no tienen a Cristo como el centro y el sentido de sus vidas. Christe, eleison. Por tantas veces en las que nuestra fe en Cristo vacila. Kyrie, eleison.

Corazón de Jesús, de majestad infinita.

Día Cuarto
SAGRADA ESCRITURA “Muchas veces y de muchas maneras habló Dios en el pasado a nuestros Padres por medio de los Profetas. En estos últimos tiempos nos ha hablado por medio del Hijo a quien instituyó heredero de todo, por quien también hizo el universo; el cual, siendo resplandor de su gloria e impronta de su sustancia, y el que sostiene todo con su palabra poderosa, llevada a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, con una superioridad sobre los ángeles tanto mayor cuanto más excelente es el nombre que ha heredado.” Hb 1, 1-4 COMPENDIO DEL CATECISMO. En la Biblia, el título de «Señor» designa ordinariamente al Dios soberano. Jesús se lo atribuye a sí mismo, y revela su soberanía divina mediante su poder sobre la naturaleza, sobre los demonios, sobre el pecado y sobre la muerte, y sobre todo con su Resurrección. Las primeras confesiones de fe cristiana
16

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

proclaman que el poder, el honor y la gloria que se deben a Dios Padre se le deben también a Jesús: Dios «le ha dado el nombre sobre todo nombre» (Flp 2, 9). Él es el Señor del mundo y de la historia, el único a quien el hombre debe someter de modo absoluto su propia libertad personal. N. 84 REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que no reconocen a Jesús como Señor de todo lo creado. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que le niegan a Jesús el reconocimiento como Señor de sus vidas. Christe, eleison. Por tantas veces en las que hemos desobedecido las palabras y consejos de Jesús. Kyrie, eleison.

Corazón de Jesús, Templo santo de Dios

Día Quinto
SAGRADA ESCRITURA “Jesús les respondió: «Destruid este santuario y en tres días lo levantaré.» Los judíos le contestaron: «Cuarenta y seis años se ha tardado en construir este santuario, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?» Pero él hablaba del santuario de su cuerpo.” Jn 2, 19-21 COMPENDIO DEL CATECISMO. Algunos jefes de Israel acusaron a Jesús de actuar contra la Ley, contra el Templo de Jerusalén y, particularmente, contra la fe en el Dios único, porque se
17

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

proclamaba Hijo de Dios. Por ello lo entregaron a Pilato para que lo condenase a muerte. Jesús fue acusado de hostilidad hacia al Templo. Sin embargo, lo veneró como «la casa de su Padre» (Jn 2, 16), y allí impartió gran parte de sus enseñanzas. Pero también predijo la destrucción del Templo, en relación con su propia muerte, y se presentó a sí mismo como la morada definitiva de Dios en medio de los hombres. N. 111.113 REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por el pueblo judío que no reconoce en Jesús al Mesías prometido. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que profanan sus cuerpos, templos del Espíritu Santo, con la impureza y el pecado. Christe, eleison. Por tantas veces en las que, rechazando a Cristo, buscamos nuestra felicidad en otras personas y cosas. Kyrie, eleison.

Corazón de Jesús, Casa de Dios y Puerta del cielo

Día Sexto
SAGRADA ESCRITURA “Cristo como sumo sacerdote de los bienes futuros, a través de una Tienda mayor y más perfecta, no fabricada por mano de hombre, es decir, no de este mundo. Y penetró en el santuario una vez para siempre, no con sangre de machos cabríos ni de novillos, sino con su propia sangre, consiguiendo una liberación definitiva.” Hb 9, 11-12
18

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

COMPENDIO DEL CATECISMO. Los «infiernos» –distintos del «infierno» de la condenación– constituían el estado de todos aquellos, justos e injustos, que habían muerto antes de Cristo. Con el alma unida a su Persona divina, Jesús tomó en los infiernos a los justos que aguardaban a su Redentor para poder acceder finalmente a la visión de Dios. Después de haber vencido, mediante su propia muerte, a la muerte y al diablo «que tenía el poder de la muerte» (Hb 2, 14), Jesús liberó a los justos, que esperaban al Redentor, y les abrió las puertas del Cielo. N. 125 REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que no creen en la inmortalidad del alma y en la vida eterna después de la muerte. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que viven olvidados de su condición de ciudadanos del cielo. Christe, eleison. Por tantas veces que nos dejamos absorber por las realidades terrenas acumulando bienes corruptibles. Kyrie, eleison.

19

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

Corazón de Jesús, horno ardiente de Caridad

Día Séptimo
SAGRADA ESCRITURA “He venido a arrojar un fuego sobre la tierra y ¡cuánto desearía que ya hubiera prendido! Con un bautismo tengo que ser bautizado y ¡qué angustiado estoy hasta que se cumpla!” Lc 12, 49-50 COMPENDIO DEL CATECISMO. Cristo nos ha conocido y amado con un corazón humano. Su Corazón traspasado por nuestra salvación es el símbolo del amor infinito que Él tiene al Padre y a cada uno de los hombres. Toda la vida de Cristo es una oblación libre al Padre para dar cumplimiento a su designio de salvación. Él da «su vida como rescate por muchos» (Mc 10, 45), y así reconcilia a toda la humanidad con Dios. Su sufrimiento y su muerte manifiestan cómo su humanidad fue el instrumento libre y perfecto del Amor divino, que quiere la salvación de todos los hombres. N. 93 y 119 REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que desprecian la devoción y el culto al Sagrado Corazón como algo del pasado. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que no buscan vivir unidos con Cristo. Christe, eleison. Por tantas veces en las que huimos del dolor y de la mortificación por las que podemos unirnos al Corazón de Jesús como un acto de amor a Dios y a nuestros hermanos, los hombres. Kyrie, eleison.
20

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

Corazón de Jesús, Santuario de justicia y de amor

Día Octavo
SAGRADA ESCRITURA “De él os viene que estéis en Cristo Jesús, al cual hizo Dios para nosotros sabiduría de Dios, justicia, santificación y redención, a fin de que, como dice la Escritura: El que se gloríe, gloríese en el Señor.” 1Cor 1, 30-31 COMPENDIO DEL CATECISMO. La justificación es la obra más excelente del amor de Dios. Es la acción misericordiosa y gratuita de Dios, que borra nuestros pecados, y nos hace justos y santos en todo nuestro ser. Somos justificados por medio de la gracia del Espíritu Santo, que la Pasión de Cristo nos ha merecido y se nos ha dado en el Bautismo. Con la justificación comienza la libre respuesta del hombre, esto es, la fe en Cristo y la colaboración con la gracia del Espíritu Santo. La gracia es un don gratuito de Dios, por el que nos hace partícipes de su vida trinitaria y capaces de obrar por amor a Él. Se le llama gracia habitual, santificante o deificante, porque nos santifica y nos diviniza. Es sobrenatural, porque depende enteramente de la iniciativa gratuita de Dios y supera la capacidad de la inteligencia y de las fuerzas del hombre. Escapa, por tanto, a nuestra experiencia. N. 422. 423 REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por los que no creen posible que Dios realizara la obra de la justificación por la muerte y pasión de su Hijo. Kyrie, eleison.
21

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

Por tantos bautizados que desprecian los sacramentos y las ocasiones de recibir la gracia que Dios les regala. Christe, eleison. Por tantas veces que no agradecemos los dones y gracias que Dios nos da. Kyrie, eleison.

Corazón de Jesús, lleno de bondad y amor

Día Noveno
SAGRADA ESCRITURA “Pedro dijo: Vosotros sabéis lo que sucedió en toda Judea, comenzando por Galilea, después que Juan predicó el bautismo; cómo Dios a Jesús de Nazaret le ungió con el Espíritu Santo y con poder, y cómo él pasó haciendo el bien y curando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.” Hch 10, 37-38 COMPENDIO DEL CATECISMO. El amor a los pobres se inspira en el Evangelio de las bienaventuranzas y en el ejemplo de Jesús en su constante atención a los pobres. Jesús dijo: «Cuanto hicisteis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis» (Mt 25, 40). El amor a los pobres se realiza mediante la lucha contra la pobreza material, y también contra las numerosas formas de pobreza cultural, moral y religiosa. Las obras de misericordia espirituales y corporales, así como las numerosas instituciones benéficas a lo largo de los siglos, son un testimonio concreto del amor preferencial por los pobres que caracteriza a los discípulos de Jesús. N. 520

22

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que no creen que la fe y la doctrina social cristiana puedan ayudar a luchar contra la pobreza en el mundo. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que sólo se preocupan por sí mismos y sus intereses y no buscan ayudar a sus prójimos. Christe, eleison. Por tantas veces en las que intencionadamente hemos ocasionado la pobreza con nuestro despilfarro y dejamos de hacer el bien que debíamos. Kyrie, eleison.

Corazón de Jesús, abismo de todas las virtudes

Día Décimo
SAGRADA ESCRITURA “Así es el sumo sacerdote que nos convenía: santo, inocente, incontaminado, apartado de los pecadores, encumbrado sobre los cielos.” Hb 7, 26 COMPENDIO DEL CATECISMO. El hombre alcanza la bienaventuranza en virtud de la gracia de Cristo, que lo hace partícipe de la vida divina. En el Evangelio Cristo señala a los suyos el camino que lleva a la felicidad sin fin: las Bienaventuranzas. La gracia de Cristo obra en todo hombre que, siguiendo la recta conciencia, busca y ama la verdad y el bien, y evita el mal. Las Bienaventuranzas son el centro de la predicación de Jesús; recogen y perfeccionan las promesas de Dios, hechas a partir de Abraham. Dibujan el rostro
23

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

mismo de Jesús, y trazan la auténtica vida cristiana, desvelando al hombre el fin último de sus actos: la bienaventuranza eterna. N. 359.360 REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que no creen posible que el hombre pueda ser capaz de obrar el bien movido y ayudado por la gracia. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que con su vida son antitipo de las bienaventuranzas y no buscan crecer en la práctica de la virtud. Christe, eleison. Por tantas veces en las que he rechazado seguir el camino marcado por Jesús: pobreza de espíritu, mansedumbre, justicia, misericordia, limpieza de corazón. Kyrie, eleison.

Corazón de Jesús, Digno de todas las alabanzas

Día Décimo Primero
SAGRADA ESCRITURA “Digno es el Cordero degollado de recibir el poder, la riqueza, la sabiduría, la fuerza, el honor, la gloria y la alabanza.» Y toda criatura, del cielo, de la tierra, de debajo de la tierra y del mar, y todo lo que hay en ellos, oí que respondían: «Al que está sentado en el trono y al Cordero, alabanza, honor, gloria y poder por los siglos de los siglos.».” Ap 5, 12-13

24

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

COMPENDIO DEL CATECISMO. En la liturgia actúa el «Cristo total» (Christus totus), Cabeza y Cuerpo. En cuanto sumo Sacerdote, Él celebra la liturgia con su Cuerpo, que es la Iglesia del cielo y de la tierra. La liturgia del cielo la celebran los ángeles, los santos de la Antigua y de la Nueva Alianza, en particular la Madre de Dios, los Apóstoles, los mártires y «una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de toda nación, razas, pueblos y lenguas» (Ap 7, 9). Cuando celebramos en los sacramentos el misterio de la salvación, participamos de esta liturgia eterna. La Iglesia en la tierra celebra la liturgia como pueblo sacerdotal, en el cual cada uno obra según su propia función, en la unidad del Espíritu Santo: los bautizados se ofrecen como sacrificio espiritual; los ministros ordenados celebran según el Orden recibido para el servicio de todos los miembros de la Iglesia; los obispos y presbíteros actúan en la persona de Cristo Cabeza. N. 233-235 REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que no creen en la presencia operante de Cristo en la liturgia de la Iglesia y la desprecian. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que no unen sus vidas al Sacrificio de Cristo en el Espíritu Santo para ofrecer el culto en espíritu y verdad a Dios Padre. Christe, eleison. Por tantas celebraciones indignas y superfluas. Kyrie, eleison.

25

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

Corazón de Jesús, Rey y centro de todos los corazones

Día Décimo Segundo
SAGRADA ESCRITURA “Entonces Pilato le dijo: «¿Luego tú eres rey?» Respondió Jesús: «Sí, como dices, soy rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mi voz.».” Jn 18, 37 COMPENDIO DEL CATECISMO. Como Señor del cosmos y de la historia, Cabeza de su Iglesia, Cristo glorificado permanece misteriosamente en la tierra, donde su Reino está ya presente, como germen y comienzo, en la Iglesia. Un día volverá en gloria, pero no sabemos el momento. Por esto, vivimos vigilantes, pidiendo: «¡Ven, Señor Jesús!» (Ap 22, 20). Las palabras «adorarás al Señor tu Dios y a Él sólo darás culto» suponen adorar a Dios como Señor de todo cuanto existe; rendirle el culto debido individual y comunitariamente; rezarle con expresiones de alabanza, de acción de gracias y de súplica; ofrecerle sacrificios, sobre todo el espiritual de nuestra vida, unido al sacrificio perfecto de Cristo; mantener las promesas y votos que se le hacen. Todo hombre tiene el derecho y el deber moral de buscar la verdad, especialmente en lo que se refiere a Dios y a la Iglesia, y, una vez conocida, de abrazarla y guardarla fielmente, rindiendo a Dios un culto auténtico. Al mismo tiempo, la dignidad de la persona humana requiere que, en materia religiosa, nadie sea
26

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

forzado a obrar contra su conciencia, ni impedido a actuar de acuerdo con la propia conciencia, tanto pública como privadamente, en forma individual o asociada, dentro de los justos límites del orden público. N. 133.443. 444. REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que no creen en Dios y le niegan el derecho de ser reconocido como soberano de todo, también de la vida pública de la sociedades. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que se avergüenzan de su fe y no defienden públicamente los derechos de Dios y de la Iglesia. Christe, eleison. Por dejarnos dominar por nuestras malas pasiones, sentimientos, caprichos, impidiendo el reinado de Cristo en nuestras vidas. Kyrie, eleison.

Corazón de Jesús, donde están todos los tesoros de la sabiduría y de la ciencia

Día Décimo Tercero
SAGRADA ESCRITURA “Así, mientras los judíos piden signos y los griegos buscan sabiduría, nosotros predicamos a un Cristo crucificado: escándalo para los judíos, locura para los gentiles; mas para los llamados, lo mismo judíos que griegos, un Cristo, fuerza de Dios y sabiduría de Dios. Porque la locura divina es más sabia que los hombres, y la debilidad divina, más fuerte que los hombres.” 1 Cor 1, 22-25

27

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

COMPENDIO DEL CATECISMO. Dios, en su bondad y sabiduría, se revela al hombre. Por medio de acontecimientos y palabras, se revela a sí mismo y el designio de benevolencia que él mismo ha preestablecido desde la eternidad en Cristo en favor de los hombres. Este designio consiste en hacer partícipes de la vida divina a todos los hombres, mediante la gracia del Espíritu Santo, para hacer de ellos hijos adoptivos en su Hijo Unigénito. La plena y definitiva etapa de la Revelación de Dios es la que Él mismo llevó a cabo en su Verbo encarnado, Jesucristo, mediador y plenitud de la Revelación. En cuanto Hijo Unigénito de Dios hecho hombre, Él es la Palabra perfecta y definitiva del Padre. Con la venida del Hijo y el don del Espíritu, la Revelación ya se ha cumplido plenamente, aunque la fe de la Iglesia deberá comprender gradualmente todo su alcance a lo largo de los siglos. Aunque la fe supera a la razón, no puede nunca haber contradicción entre la fe y la ciencia, ya que ambas tienen su origen en Dios. Es Dios mismo quien da al hombre tanto la luz de la razón como la fe. N. 6. 9. 29 REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que niegan la existencia de Dios y no creen que se haya dado a conocer mediante la Revelación. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que rechazan el magisterio de la Iglesia y, en cambio, profesan teorías científicas contrarias a la fe. Christe, eleison. Por no tener interés en crecer en la inteligencia y formación de la fe que profesamos. Kyrie, eleison.

28

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

Corazón de Jesús, en quien habita toda la plenitud de la divinidad

Día Décimo Cuarto
SAGRADA ESCRITURA “Él es el Principio, el Primogénito de entre los muertos, para que sea él el primero en todo, pues Dios tuvo a bien hacer residir en él toda la plenitud, y reconciliar por él y para él todas las cosas, pacificando, mediante la sangre de su cruz, lo seres de la tierra y de los cielos.” Col 1, 18-20 COMPENDIO DEL CATECISMO. El Concilio de Calcedonia enseña que «hay que confesar a un solo y mismo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo: perfecto en la divinidad y perfecto en la humanidad; verdaderamente Dios y verdaderamente hombre, compuesto de alma racional y de cuerpo; consubstancial con el Padre según la divinidad, y consubstancial con nosotros según la humanidad; “en todo semejante a nosotros, menos en el pecado” (Hb 4, 15); nacido del Padre antes de todos los siglos según la divinidad y, por nosotros y nuestra salvación, nacido en estos últimos tiempos de la Virgen María, la Madre de Dios, según la humanidad». María es verdaderamente Madre de Dios porque es la madre de Jesús (Jn 2, 1; 19, 25). En efecto, aquél que fue concebido por obra del Espíritu Santo y fue verdaderamente Hijo suyo, es el Hijo eterno de Dios Padre. Es Dios mismo. N. 88. 95.

29

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que no creen que María es Madre de Dios y siempre Virgen que engendró en su seno por obra del Espíritu Santo al Verbo Eterno. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que rechazan a María como Madre siendo camino seguro, corto y fácil para ir a Jesús y no le profesan un verdadero amor de hijos. Christe, eleison. Por tantas faltas de adoración y reconocimiento a Jesús, por tantas blasfemias y sacrilegios. Kyrie, eleison.

Corazón de Jesús, en quien el Padre se complace

Día Décimo Quinto
SAGRADA ESCRITURA “Y sucedió que por aquellos días vino Jesús desde Nazaret de Galilea, y fue bautizado por Juan en el Jordán. En cuanto salió del agua vio que los cielos se rasgaban y que el Espíritu, en forma de paloma, bajaba a él. Y se oyó una voz que venía de los cielos: «Tú eres mi Hijo amado, en ti me complazco.» ” Mc 1, 9-11 COMPENDIO DEL CATECISMO. Jesús recibe de Juan el Bautismo de conversión para inaugurar su vida pública y anticipar el «Bautismo» de su Muerte; y aunque no había en Él pecado alguno, Jesús, «el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo» (Jn 1, 29), acepta ser contado entre los pecadores. El Padre lo proclama su «Hijo predilecto» (Mt 3,
30

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

17), y el Espíritu viene a posarse sobre Él. El Bautismo de Jesús es la prefiguración de nuestro bautismo. Jesús tenía una voluntad divina y una voluntad humana. En su vida terrena, el Hijo de Dios ha querido humanamente lo que Él ha decidido divinamente junto con el Padre y el Espíritu Santo para nuestra salvación. La voluntad humana de Cristo sigue, sin oposición o resistencia, su voluntad divina, y está subordinada a ella. N. 105. 91. REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que no creen en la eficacia de los sacramentos como los instrumentos instituidos por Jesucristo y confiados a la Iglesia para dar la vida de la gracia. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que se consideran “ejemplares” y desprecian a sus hermanos pecadores. Christe, eleison. Por no negarnos a nosotros mismos, -haciendo siempre nuestra voluntad- y rechazar la cruz. Kyrie, eleison.

Corazón de Jesús, de cuya plenitud todos hemos recibido

Día Décimo Sexto
SAGRADA ESCRITURA “Pues de su plenitud hemos recibido todos, y gracia por gracia. Porque la Ley fue dada por medio de Moisés; la gracia y la verdad nos han llegado por Jesucristo. A Dios nadie le ha visto jamás: el Hijo Unigénito, que está en el seno del Padre, él lo ha contado.” Mt 1, 16-18
31

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

COMPENDIO DEL CATECISMO. La Iglesia debe anunciar el Evangelio a todo el mundo porque Cristo ha ordenado: «Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo» (Mt 28, 19). Este mandato misionero del Señor tiene su fuente en el amor eterno de Dios, que ha enviado a su Hijo y a su Espíritu porque «quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad» (1 Tm 2, 4). La afirmación «fuera de la Iglesia no hay salvación» significa que toda salvación viene de Cristo-Cabeza por medio de la Iglesia, que es su Cuerpo. Por lo tanto no pueden salvarse quienes, conociendo la Iglesia como fundada por Cristo y necesaria para la salvación, no entran y no perseveran en ella. Al mismo tiempo, gracias a Cristo y a su Iglesia, pueden alcanzar la salvación eterna todos aquellos que, sin culpa alguna, ignoran el Evangelio de Cristo y su Iglesia, pero buscan sinceramente a Dios y, bajo el influjo de la gracia, se esfuerzan en cumplir su voluntad, conocida mediante el dictamen de la conciencia. N. 172. 171 REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que niegan que la Iglesia sea fundada por Cristo y necesaria para la salvación. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados “autónomos” que viven al margen de la enseñanza y pastoreo de la Iglesia. Christe, eleison. Por nuestra falta de espíritu misionero y testimonio cristiano en medio de la sociedad. Kyrie, eleison.

32

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

Corazón de Jesús, deseo de los eternos collados

Día Décimo Séptimo
SAGRADA ESCRITURA “Jesús le respondió: «Todo el que beba de esta agua, volverá a tener sed; pero el que beba del agua que yo le dé, no tendrá sed jamás, sino que el agua que yo le dé se convertirá en él en fuente de agua que brota para vida eterna.».” Jn 4, 13-14 COMPENDIO DEL CATECISMO. Dios mismo, al crear al hombre a su propia imagen, inscribió en el corazón de éste el deseo de verlo. Aunque el hombre a menudo ignore tal deseo, Dios no cesa de atraerlo hacia sí, para que viva y encuentre en Él aquella plenitud de verdad y felicidad a la que aspira sin descanso. En consecuencia, el hombre, por naturaleza y vocación, es un ser esencialmente religioso, capaz de entrar en comunión con Dios. Esta íntima y vital relación con Dios otorga al hombre su dignidad fundamental. El mayor deseo del hombre es ver a Dios. Éste es el grito de todo su ser: «¡Quiero ver a Dios!». El hombre, en efecto, realiza su verdadera y plena felicidad en la visión y en la bienaventuranza de Aquel que lo ha creado por amor, y lo atrae hacia sí en su infinito amor. La bienaventuranza consiste en la visión de Dios en la vida eterna, cuando seremos en plenitud «partícipes de la naturaleza divina» (2 P 1, 4), de la gloria de Cristo y del gozo de la vida trinitaria. La bienaventuranza sobrepasa la capacidad humana; es un don sobrenatural y gratuito de Dios, como la gracia que
33

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

nos conduce a ella. La promesa de la bienaventuranza nos sitúa frente a opciones morales decisivas respecto de los bienes terrenales, estimulándonos a amar a Dios sobre todas las cosas. N. 6. 533.362 REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que niegan la dimensión religiosa del ser humano reduciéndola a un producto de nuestra actividad cerebral. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que no desean ver a Dios y prefieren los bienes de la tierra a los del cielo. Christe, eleison. Por no tener a Dios como lo primero y absoluto de nuestras vidas y apagar la voz de la conciencia que denuncia nuestras incoherencias. Kyrie, eleison.

34

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

Corazón de Jesús, paciente y misericordioso

Día Décimo Octavo
SAGRADA ESCRITURA “Incorporándose Jesús le dijo: «Mujer, ¿dónde están? ¿Nadie te ha condenado?» Ella respondió: «Nadie, Señor.» Jesús le dijo: «Tampoco yo te condeno. Vete, y en adelante no peques más.»” Jn 8, 10-11 COMPENDIO DEL CATECISMO. Cristo, médico del alma y del cuerpo, instituyó los sacramentos de la Penitencia y de la Unción de los enfermos, porque la vida nueva que nos fue dada por Él en los sacramentos de la iniciación cristiana puede debilitarse y perderse para siempre a causa del pecado. Por ello, Cristo ha querido que la Iglesia continuase su obra de curación y de salvación mediante estos dos sacramentos. La penitencia interior es el dinamismo del «corazón contrito» (Sal 51, 19), movido por la gracia divina a responder al amor misericordioso de Dios. Implica el dolor y el rechazo de los pecados cometidos, el firme propósito de no pecar más, y la confianza en la ayuda de Dios. Se alimenta de la esperanza en la misericordia divina. N. 295. 300. REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que no creen en el poder dado por Jesús a la Iglesia por medio de sus ministros de perdonar los pecados. Kyrie, eleison.

35

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

Por tantos bautizados que viven permanentemente en pecado y desprecian el sacramento de la confesión. Christe, eleison. Por tantas confesiones mal hechas y por no tener un verdadero espíritu de penitencia. Kyrie, eleison.

Corazón de Jesús, rico para todos los que te invocan

Día Décimo Noveno
SAGRADA ESCRITURA “Doy gracias a Dios sin cesar por vosotros, a causa de la gracia de Dios que os ha sido otorgada en Cristo Jesús, pues en él habéis sido enriquecidos en todo, en toda palabra y conocimiento, en la medida en que se ha consolidado entre vosotros el testimonio de Cristo.” 1 Cor 1, 4-6 COMPENDIO DEL CATECISMO. Conforme a su corazón de hombre, Jesús aprendió a orar de su madre y de la tradición judía. Pero su oración brota de una fuente más secreta, puesto que es el Hijo de Dios que, en su humanidad santa, dirige a su Padre la oración filial perfecta. Jesús nos enseña a orar no sólo con la oración del Padre nuestro, sino también cuando Él mismo ora. Así, además del contenido, nos enseña las disposiciones requeridas por una verdadera oración: la pureza del corazón, que busca el Reino y perdona a los enemigos; la confianza audaz y filial, que va más allá de lo que sentimos y comprendemos; la vigilancia, que protege al discípulo de la tentación.

36

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

Nuestra oración es eficaz porque está unida mediante la fe a la oración de Jesús. En Él la oración cristiana se convierte en comunión de amor con el Padre; podemos presentar nuestras peticiones a Dios y ser escuchados: «Pedid y recibiréis, para que vuestro gozo sea colmado» (Jn 16, 24). N. 541. 544. 545. REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que niegan la providencia de Dios sobre sus criaturas y la eficacia de la oración. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que no rezan o rezan mal, por tantas oraciones recitadas con rutina. Christe, eleison. Por tantas desconfianzas en la eficacia de la oración y recurrir solamente a Dios en aquello que no podemos solucionar nosotros. Kyrie, eleison.

Corazón de Jesús, fuente de vida y santidad

Día Vigésimo
SAGRADA ESCRITURA “Jesús le respondió: «Yo soy la resurrección. El que cree en mí, aunque muera, vivirá; y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás.” Jn 11, 25-26 COMPENDIO DEL CATECISMO. Al joven que le pregunta «Maestro, ¿qué he de hacer de bueno para conseguir la vida eterna?», Jesús responde: «Si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos», y después añade: «Ven y sígueme» (Mt 19, 16). Seguir a Jesús implica cumplir los Manda37

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

mientos. La Ley no es abolida. Por el contrario, el hombre es invitado a encontrarla en la persona del divino Maestro, que la realiza perfectamente en sí mismo, revela su pleno significado y atestigua su perennidad. Todos los fieles estamos llamados a la santidad cristiana. Ésta es plenitud de la vida cristiana y perfección de la caridad, y se realiza en la unión íntima con Cristo y, en Él, con la Santísima Trinidad. El camino de santificación del cristiano, que pasa por la cruz, tendrá su cumplimiento en la resurrección final de los justos, cuando Dios sea todo en todos. N. 434. 428. REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que no creen en la revelación de los mandamientos como camino de vida eterna. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que viven al margen de los mandamientos de Dios y de su Iglesia. Christe, eleison. Por tanta frialdad y comodidad en nuestra vida espiritual, sin aspiración alguna a la santidad. Kyrie, eleison.

38

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

Corazón de Jesús, propiciación por nuestros pecados

Día Vigésimo Primero
SAGRADA ESCRITURA “Dad con alegría gracias al Padre que os hizo capaces de participar en la herencia de los santos en la luz. Él nos libró del poder de las tinieblas y nos trasladó al Reino de su Hijo querido, en quien tenemos la redención: el perdón de los pecados.” Col 1, 12-14 COMPENDIO DEL CATECISMO. Al fin de reconciliar consigo a todos los hombres, destinados a la muerte a causa del pecado, Dios tomó la amorosa iniciativa de enviar a su Hijo para que se entregara a la muerte por los pecadores. Anunciada ya en el Antiguo Testamento, particularmente como sacrificio del Siervo doliente, la muerte de Jesús tuvo lugar según las Escrituras. Jesús ofreció libremente su vida en sacrificio expiatorio, es decir, ha reparado nuestras culpas con la plena obediencia de su amor hasta la muerte. Este amor hasta el extremo (cf. Jn 13, 1) del Hijo de Dios reconcilia a la humanidad entera con el Padre. El sacrificio pascual de Cristo rescata, por tanto, a los hombres de modo único, perfecto y definitivo, y les abre a la comunión con Dios. N. 118. 122. REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que niegan el valor expiatorio de la muerte de Jesús como parte del designio misterioso de Dios Padre. Kyrie, eleison.
39

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

Por tantos bautizados que con su vida de pecado desprecian el amor de Cristo mostrado en su entrega en la cruz. Christe, eleison. Por tantas veces en que no tenemos verdadero dolor de nuestros pecados. Kyrie, eleison.

Corazón de Jesús, triturado por nuestros pecados

Día Vigésimo Segundo
SAGRADA ESCRITURA “Cristo sufrió por vosotros, dejándoos un modelo para que sigáis sus huellas. El que no cometió pecado, y en cuya boca no se halló engaño; el que, al ser insultado, no respondía con insultos; al padecer, no amenazaba, sino que se ponía en manos de Aquel que juzga con justicia; el mismo que, sobre el madero, llevó nuestros pecados en su cuerpo, a fin de que, muertos a nuestros pecados, viviéramos para la justicia; con cuyas heridas habéis sido curados.” 1 Pe 2, 21-24 COMPENDIO DEL CATECISMO. Jesús nunca contradijo la fe en un Dios único, ni siquiera cuando cumplía la obra divina por excelencia, que realizaba las promesas mesiánicas y lo revelaba como igual a Dios: el perdón de los pecados. La exigencia de Jesús de creer en Él y convertirse permite entender la trágica incomprensión del Sanedrín, que juzgó que Jesús merecía la muerte como blasfemo. La pasión y muerte de Jesús no pueden ser imputadas indistintamente al conjunto de los judíos que vivían entonces, ni a los restantes judíos venidos después.
40

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

Todo pecador, o sea todo hombre, es realmente causa e instrumento de los sufrimientos del Redentor; y aún más gravemente son culpables aquellos que más frecuentemente caen en pecado y se deleitan en los vicios, sobre todo si son cristianos. N. 116. 117 REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por todos aquellos que no creen en la gravedad del pecado como una ofensa al mismo Dios. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que con sus pecados renuevan la condena a muerte de Jesús. Christe, eleison. Por tantas veces en las que nos hemos deleitado en el pecado retardando recibir el sacramento de la confesión. Kyrie, eleison.

Corazón de Jesús, saturado de oprobios

Día Vigésimo Tercero
SAGRADA ESCRITURA “Se apartó de ellos como un tiro de piedra, y puesto de rodillas oraba diciendo: «Padre, si quieres, aparta de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.» Entonces se le apareció un ángel venido del cielo que le confortaba. Y sumido en agonía, insistía más en su oración. Su sudor se hizo como gotas espesas de sangre que caían en tierra.” Lc 22, 41-44

41

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

COMPENDIO DEL CATECISMO. En el huerto de Getsemaní, a pesar del horror que suponía la muerte para la humanidad absolutamente santa de Aquél que es «el autor de la vida» (Hch 3, 15), la voluntad humana del Hijo de Dios se adhiere a la voluntad del Padre; para salvarnos acepta soportar nuestros pecados en su cuerpo, «haciéndose obediente hasta la muerte» (Flp 2, 8). La confianza filial se pone a prueba cuando pensamos que no somos escuchados. Debemos preguntarnos, entonces, si Dios es para nosotros un Padre cuya voluntad deseamos cumplir, o más bien un simple medio para obtener lo que queremos. Si nuestra oración se une a la de Jesús, sabemos que Él nos concede mucho más que este o aquel don, pues recibimos al Espíritu Santo, que transforma nuestro corazón. N. 121. 575. REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que niegan la existencia de Dios por la presencia del mal y del sufrimiento en el mundo o lo hacen a él culpable de las injusticias humanas. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que ante el dolor y el sufrimiento reniegan de su fe. Christe, eleison. Por tantas veces en las que hemos dudado del amor de Dios y no hemos querido aceptar su voluntad en nuestra vida. Kyrie, eleison.

42

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

Corazón de Jesús, hecho obediente hasta la muerte

Día Vigésimo Cuarto
SAGRADA ESCRITURA “Cristo, siendo de condición divina, no codició el ser igual a Dios sino que se despojó de sí mismo tomando condición de esclavo. Asumiendo semejanza humana y apareciendo en su porte como hombre, se rebajó a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte y una muerte de cruz.” Flp 2, 6-8 COMPENDIO DEL CATECISMO. La Eucaristía es memorial del sacrificio de Cristo, en el sentido de que hace presente y actual el sacrificio que Cristo ha ofrecido al Padre, una vez por todas, sobre la Cruz en favor de la humanidad. El carácter sacrificial de la Eucaristía se manifiesta en las mismas palabras de la institución: «Esto es mi Cuerpo que se entrega por vosotros» y «Este cáliz es la nueva alianza en mi Sangre que se derrama por vosotros» (Lc 22, 1920). El sacrificio de la Cruz y el sacrificio de la Eucaristía son un único sacrificio. Son idénticas la víctima y el oferente, y sólo es distinto el modo de ofrecerse: de manera cruenta en la cruz, incruenta en la Eucaristía. En la Eucaristía, el sacrificio de Cristo se hace también sacrificio de los miembros de su Cuerpo. La vida de los fieles, su alabanza, su sufrimiento, su oración y su trabajo se unen a los de Cristo. En cuanto sacrificio, la Eucaristía se ofrece también por todos los fieles, vivos y difuntos, en reparación de los pecados de todos los hombres y para obtener de Dios beneficios espiritua43

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

les y temporales. También la Iglesia del cielo está unida a la ofrenda de Cristo. N. 83 REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que niegan que la Santa Misa sea la renovación incruenta del mismo sacrificio de Cristo en la cruz. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que no viven su condición sacerdotal recibida en el bautismo para ofrecerse con Cristo y por aquellos que no cumplen con el precepto dominical de asistir a misa. Christe, eleison. Por tantas veces que participamos en la Santa Misa fríamente y despistados; y recibimos la comunión sin estar dignamente preparados. Kyrie, eleison.

Corazón de Jesús, perforado por una lanza

Día Vigésimo Quinto
SAGRADA ESCRITURA “Los soldados, al llegar a Jesús, como lo vieron ya muerto, no le quebraron las piernas, 34 sino que uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza y al instante salió sangre y agua.” Jn 19, 33-34 COMPENDIO DEL CATECISMO. El primer sacramento de la iniciación recibe, ante todo, el nombre de Bautismo, en razón del rito central con el cual se celebra: bautizar significa «sumergir» en el agua; quien recibe el bautismo es sumergido en la
44

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

muerte de Cristo y resucita con Él «como una nueva criatura» (2 Co 5, 17). Se llama también «baño de regeneración y renovación en el Espíritu Santo» (Tt 3, 5), e «iluminación», porque el bautizado se convierte en «hijo de la luz» (Ef 5, 8). En la Antigua Alianza se encuentran varias prefiguraciones del Bautismo: el agua, fuente de vida y de muerte; el arca de Noé, que salva por medio del agua; el paso del Mar Rojo, que libera al pueblo de Israel de la esclavitud de Egipto; el paso del Jordán, que hace entrar a Israel en la tierra prometida, imagen de la vida eterna. Estas prefiguraciones del bautismo las cumple Jesucristo, el cual, al comienzo de su vida pública, se hace bautizar por Juan Bautista en el Jordán; levantado en la cruz, de su costado abierto brotan sangre y agua, signos del Bautismo y de la Eucaristía, y después de su Resurrección confía a los Apóstoles esta misión: «Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo» (Mt 28, 19-20). N. 252-254 REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que conociendo a Jesucristo no quieren convertirse y recibir el bautismo. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que privan a sus hijos del Bautismo que ellos mismos recibieron. Christe, eleison. Por tantas veces que hemos sido infieles a la promesas bautismales. Kyrie, eleison.

45

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

Corazón de Jesús, fuente de todo consuelo

Día Vigésimo Sexto
SAGRADA ESCRITURA “¡Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre misericordioso y Dios de toda consolación, que nos consuela en toda tribulación nuestra para poder nosotros consolar a los que están en toda tribulación, mediante el consuelo con que nosotros somos consolados por Dios!” 2 Cor 1, 3-4 COMPENDIO DEL CATECISMO. La Iglesia tiene la misión y el poder de perdonar los pecados porque el mismo Cristo se lo ha dado: «Recibid el Espíritu Santo, a quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados, a quienes se los retengáis, les quedan retenidos» (Jn 20, 22-23). Los efectos del sacramento de la Penitencia son: la reconciliación con Dios y, por tanto, el perdón de los pecados; la reconciliación con la Iglesia; la recuperación del estado de gracia, si se había perdido; la remisión de la pena eterna merecida a causa de los pecados mortales y, al menos en parte, de las penas temporales que son consecuencia del pecado; la paz y la serenidad de conciencia y el consuelo del espíritu; el aumento de la fuerza espiritual para el combate cristiano. N. 201. 310. REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que saben que al cometer pecados ofenden a Dios pero no se arrepienten y todos
46

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

aquellos que se ponen en situación de ofender a Dios. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que se confiesan sin verdadero propósito de enmienda. Christe, eleison. Por tantas veces en las que hemos abusado del sacramento de la penitencia por no habernos preparado debidamente y puesto los medios a nuestro alcance para evitar el pecado. Kyrie, eleison.

Corazón de Jesús, vida y resurrección nuestra

Día Vigésimo Séptimo
SAGRADA ESCRITURA “Si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana: estáis todavía en vuestros pecados. Por tanto, también los que durmieron en Cristo perecieron. Si solamente para esta vida tenemos puesta nuestra esperanza en Cristo, ¡somos los hombres más dignos de compasión! ¡Pero no! Cristo resucitó de entre los muertos como primicia de los que murieron.” 1 Cor 15, 17-20 COMPENDIO DEL CATECISMO. La expresión «resurrección de la carne» significa que el estado definitivo del hombre no será solamente el alma espiritual separada del cuerpo, sino que también nuestros cuerpos mortales un día volverán a tener vida. Así como Cristo ha resucitado verdaderamente de entre los muertos y vive para siempre, así también Él resucitará a todos en el último día, con un cuerpo incorruptible: «los que hayan hecho el bien resuci47

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

tarán para la vida, y los que hayan hecho el mal, para la condenación» (Jn 5, 29). Con la muerte, que es separación del alma y del cuerpo, éste cae en la corrupción, mientras el alma, que es inmortal, va al encuentro del juicio de Dios y espera volverse a unir al cuerpo, cuando éste resurja transformado en la segunda venida del Señor. Comprender cómo tendrá lugar la resurrección sobrepasa la posibilidad de nuestra imaginación y entendimiento. Morir en Cristo Jesús significa morir en gracia de Dios, sin pecado mortal. Así el creyente en Cristo, siguiendo su ejemplo, puede transformar la propia muerte en un acto de obediencia y de amor al Padre. «Es cierta esta afirmación: si hemos muerto con Él, también viviremos con Él» (2 Tm 2, 11). N. 203-206 REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que no creen en la resurrección de Jesús negando que todos los hombres vayan a resucitar. Por aquellos que no aceptan su cuerpo como don de Dios. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que niegan o descuidan la asistencia espiritual por parte del sacerdote en el momento de la muerte de sus familiares y por aquellos que no entierran a los muertos como lo manda la Iglesia. Christe, eleison. Por no prepararnos debidamente para el momento de nuestro encuentro definitivo con el Padre. Kyrie, eleison.

48

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

Corazón de Jesús, nuestra paz y reconciliación

Día Vigésimo Octavo
SAGRADA ESCRITURA “Porque Cristo es nuestra paz: el que de los dos pueblos hizo uno, derribando el muro divisorio, la enemistad, anulando en su carne la Ley con sus mandamientos y sus decretos, para crear en sí mismo, de los dos, un solo Hombre Nuevo, haciendo las paces, y reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, por medio de la cruz, dando en sí mismo muerte a la Enemistad. Vino a anunciar la paz: paz a vosotros que estabais lejos, y paz a los que estaban cerca. Por él, unos y otros tenemos libre acceso al Padre en un mismo Espíritu.” Ef 2, 14-18 COMPENDIO DEL CATECISMO. El Señor que proclama «bienaventurados los que construyen la paz» (Mt 5, 9), exige la paz del corazón y denuncia la inmoralidad de la ira, que es el deseo de venganza por el mal recibido, y del odio, que lleva a desear el mal al prójimo. Estos comportamientos, si son voluntarios y consentidos en cosas de gran importancia, son pecados graves contra la caridad. La paz en el mundo, que es la búsqueda del respeto y del desarrollo de la vida humana, no es simplemente ausencia de guerra o equilibrio de fuerzas contrarias, sino que es «la tranquilidad del orden» (San Agustín), «fruto de la justicia» (Is 32, 17) y efecto de la caridad. La paz en la tierra es imagen y fruto de la paz de Cristo. N. 480. 481.

49

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que de diversas maneras promueven la guerra, el odio, la división, la muerte; y también por aquellos que promueven una paz mundial silenciando a Dios. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que no luchan contra el mal haciendo el bien a todos y siendo promotores con sus actitudes de la paz en la familia, en el trabajo, en la sociedad. Christe, eleison. Por tantas veces en que nos hemos dejado llevar por la ira y el odio, buscando la venganza y el mal de nuestro prójimo. Kyrie, eleison.

Corazón de Jesús, víctima de los pecadores

Día Vigésimo Noveno
SAGRADA ESCRITURA “Mientras estaban comiendo, tomó Jesús pan y lo bendijo, lo partió y, dándoselo a sus discípulos, dijo: «Tomad, comed, éste es mi cuerpo.» Tomó luego una copa y, dadas las gracias, se la dio diciendo: «Bebed de ella todos, porque ésta es mi sangre de la Alianza, que es derramada por muchos para perdón de los pecados.” Mt 26, 26-28 COMPENDIO DEL CATECISMO. Acoger la misericordia de Dios supone que reconozcamos nuestras culpas, arrepintiéndonos de nuestros pecados. Dios mismo, con su Palabra y su Espíritu, descubre nuestros pecados, sitúa nuestra conciencia en la verdad sobre sí misma y nos concede la esperanza del perdón.
50

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

El pecado es «una palabra, un acto o un deseo contrarios a la Ley eterna» (San Agustín). Es una ofensa a Dios, a quien desobedecemos en vez de responder a su amor. Hiere la naturaleza del hombre y atenta contra la solidaridad humana. Cristo, en su Pasión, revela plenamente la gravedad del pecado y lo vence con su misericordia. N. 391. 392 REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que de diferentes modos promueven en nuestra sociedad el pecado y la impiedad. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que se hacen cómplices con sus acciones o sus omisiones de las estructuras de pecado de la sociedad moderna. Christe, eleison. Por tantas veces que nos hemos excusado de nuestros pecados. Kyrie, eleison.

Corazón de Jesús, salud de los que en ti esperan

Día Trigésimo
SAGRADA ESCRITURA “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo quien, por su gran misericordia, mediante la Resurrección de Jesucristo de entre los muertos, nos ha reengendrado a una esperanza viva, a una herencia incorruptible, inmaculada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, a quienes el poder de Dios, por medio de la fe, protege para la salvación, dispuesta ya a ser revelada en el último momento.” 1 Pe 1, 3-5
51

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

COMPENDIO DEL CATECISMO. Después del último estremecimiento cósmico de este mundo que pasa, la venida gloriosa de Cristo acontecerá con el triunfo definitivo de Dios en la Parusía y con el Juicio final. Así se consumará el Reino de Dios. Cristo juzgará a los vivos y a los muertos con el poder que ha obtenido como Redentor del mundo, venido para salvar a los hombres. Los secretos de los corazones serán desvelados, así como la conducta de cada uno con Dios y el prójimo. Todo hombre será colmado de vida o condenado para la eternidad, según sus obras. Así se realizará «la plenitud de Cristo» (Ef 4, 13), en la que «Dios será todo en todos» (1 Co 15, 28). N. 134. 135 REPARACIÓN. Ofrezcamos un acto de reparación y desagravio por: Por aquellos que no creen que Jesucristo juzgará a vivos y a muertos en su segunda venida y niegan la existencia del infierno. Kyrie, eleison. Por tantos bautizados que no aguardan vigilantes la manifestación gloriosa de Jesucristo. Christe, eleison. Por tantas veces que desconfiamos de la misericordia de Dios y nos imaginamos un dios vengativo y justiciero. Kyrie, eleison.

Cor Iesu Sacratissimum, miserere nobis.
52

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

APÉNDICE
oraciones y cánticos
53

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

LETANÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

2. Cor Jesu, in sinu Vírginis Matris a Spíritu Sancto formátum, miserére nobis. 3. Cor Jesu, Verbo Dei substantiáliter unítum, miserére nobis. 4. Cor Jesu, majestatátis infinitae, miserére nobis. 5. Cor Jesu, Templum Dei sanctum, miserére nobis. 6. Cor Jesu, Tabernáculum Altíssimi, miserére nobis. 7. Cor Jesu, domus Dei et porta coeli, miserére nobis. 8. Cor Jesu, fornax ardens caritátis,

Corazón de Jesús, Hijo del Padre eterno. 2. Corazón de Jesús, formado por el Espíritu Santo en el seno de la Virgen Madre, 3. Corazón de Jesús, unido substancialmente al Verbo de Dios. 4. Corazón de Jesús, de infinita majestad. 5. Corazón de Jesús, Templo santo de Dios. 6. Corazón de Jesús, tabernáculo del Altísimo. 7. Corazón de Jesús, casa de Dios y puerta del cielo. 8. Corazón de Jesús, horno ardiente

54

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

miserére nobis. 9. Cor Jesu, justítiae et amóris receptáculum, miserére nobis. 10. Cor Jesu, bonitáte et amóre plenum, miserére nobis. 11. Cor Jesu,virtútum ómniun abyssus, miserére nobis. 12. Cor Jesu, omni laude digníssimun, miserére nobis. 13. Cor Jesu, rex et centrum ómnium córdium, miserére nobis. 14. Cor Jesu, in quo sunt omnes thresáuri sapiéntiae et scióntiae, miserére nobis. 15. Cor Jesu, in quo hábitat omnis plenitúdo divinitatis, miserére nobis. 16. Cor Jesu, in quo Pater sibi bene complácuit, miserére nobis. 17. Cor Jesu, de cujus plenitúdine omnes nos accépimus. 18. Cor Jesu, desidérium cóllium aeternórum, miserére nobis. 19. Cor Jesu, pátiens el multae misericórdiae, miserére nobis. 20. Cor Jesu, dives in omnes qui ínvocant Te, miserére nobis. 21. Cor Jesu, fons vitae et sanctitátis, miserére nobis. 22. Cor Jesu, propitiátio pro peccátis nostris, miserére nobis. 23. Cor Jesu, saturátum oppróbriis, miserére nobis. 24. Cor Jesu, attrítum propter scélera nostra, miserére nobis. 25. Cor Jesu, usque ad mortem obédiens factum, miserére nobis. 26. Cor Jesu, láncea perforátum, miserére nobis. 27. Cor Jesu, fons totíus consolatiónis, miserére nobis.

de caridad. 9. Corazón de Jesús, santuario de justicia y amor. 10. Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor. 11. Corazón de Jesús, abismo de todas las virtudes. 12. Corazón de Jesús, dignísimo de toda alabanza. 13. Corazón de Jesús, rey y centro de todos los corazones. 14. Corazón de Jesús, en el cual se hallan todos los tesoros de la sabiduría y de la ciencia. 15. Corazón de Jesús, en el cual reside toda plenitud de la divinidad. 16. Corazón de Jesús, objeto de las complacencias del Padre. 17. Corazón de Jesús, cuya plenitud se derrama sobre todos nosotros. 18. Corazón de Jesús, deseo de los collados eternos, 19. Corazón de Jesús, paciente y de mucha misericordia. 20. Corazón de Jesús, liberal con todos los que te invocan. 21. Corazón de Jesús, fuente de vida y santidad. 22. Corazón de Jesús, propiciación por nuestros pecados. 23. Corazón de Jesús, colmado de oprobios. 24. Corazón de Jesús, triturado por nuestros pecados. 25. Corazón de Jesús, obediente hasta la muerte. 26. Corazón de Jesús, atravesado por una lanza. 27. Corazón de Jesús, fuente de todo consuelo.

55

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

28. Cor Jesu, vita et resurréctio nostra, miserére nobis. 29. Cor Jesu, pax et reconciliátio nostra, miserére nobis. 30. Cor Jesu, víctima peccatórum, miserére nobis. 31. Cor Jesu, salus in Te sperántium, miserére nobis. 32. Cor Jesu, spes in Te moriéntium, miserére nobis. 33. Cor Jesu, delíciae sanctórum ómnium, miserére nobis

28. Corazón de Jesús, vida y resurección nuestra. 29. Corazón de Jesús, nuestra paz y reconciliación. 30. Corazón de Jesús, víctima de los pecados. 31. Corazón de Jesús, salvación de los que esperan en Tí. 32. Corazón de Jesús, esperanza en los que mueren en Tí. 33. Corazón de Jesús, delicias de todos los santos.

V. Iesu, mitis et humilis Corde. R/. Fac cor nostrum secundum Cor tuum. OREMUS. Omnipotens sempi-terne Deus, respice in Cor dilectissimi Filii tui et in laudes et satisfactiones, quas in nomine peccatorum tibi persolvit, iisque misericordiam tuam petentibus, tu veniam concede placatus in nomine eiusdem Filii tui

V/. Jesús, manso y humilde de corazón. R/. Haz nuestro corazón semejante al tuyo. OREMOS. Omnipotente y sempiterno Dios, mira el Corazón de tu amadísimo Hijo y las alabanzas y satisfacciones que te da en nombre de los pecadores, y aplacado por sus divinos homenajes, perdona a los que imploran su divina clemencia, en

56

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

Iesu Christi: Qui tecum vivit et nombre de este mismo Jesucristo, tu regnat in saecula saeculorum. R/. Hijo, que, contigo vive y reina por Amen. los siglos de los siglos. R/. Amen.

CONSAGRACIÓN AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS
S.S. Pio XI ¡Dulcísimo Jesús, Redentor del género humano! Miradnos humildemente postrados; vuestros somos y vuestros queremos ser, y a fin de vivir más estrechamente unidos con Vos, todos y cada uno espontáneamente nos consagramos en este día a vuestro Sacratísimo Corazón. Muchos, por desgracia, jamás, os han conocido; muchos, despreciando vuestros mandamientos, os han desechado. ¡Oh Jesús benignísimo!, compadeceos de los unos y de los otros, y atraedlos a todos a vuestro Corazón Santísimo. ¡Oh Señor! Sed Rey, no sólo de los hijos fieles que jamás se han alejado de Vos, sino también de los pródigos que os han abandonado; haced que vuelvan pronto a la Casa Paterna, que no perezcan de hambre y miseria. Sed Rey de aquellos que, por seducción del error o por espíritu de discordia, viven separados de Vos; devolvedlos al puerto de la verdad y a la unidad de la fe para que en breve se forme un solo rebaño bajo un solo Pastor. Sed Rey de los que permanecen todavía envueltos en las tinieblas de la idolatría; dignaos atraerlos a todos a la luz de vuestro Reino. Conceded, ¡oh Señor!, libertad segura a vuestra Iglesia; otorgad a todos los pueblos la tranquilidad en el orden; haced que del uno al otro confín de la tierra no resuene sino esta voz: ¡Alabado sea el Corazón divino, causa de nuestra salud! A Él se entonen cánticos de honor y de gloria por los siglos de los siglos. Amén

57

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

En mayo de 1673, el Corazón de Jesús le dio a Santa Margarita María para aquellas almas devotas a su Corazón las siguientes promesas: Les daré todas las gracias necesarias para su estado de vida. Les daré paz a sus familias. Las consolaré en todas sus penas. Seré su refugio durante la vida y sobre todo a la hora de la muerte. Derramaré abundantes bendiciones en todas sus empresas. Los pecadores encontrarán en mi Corazón un océano de misericordia. Las almas tibias se volverán fervorosas. Las almas fervorosas harán rápidos progresos en la perfección. Bendeciré las casas donde mi imagen sea expuesta y venerada. Otorgaré a aquellos que se ocupan de la salvación de las almas el don de mover los corazones más endurecidos. Grabaré para siempre en mi Corazón los nombres de aquellos que propaguen esta devoción. Yo te prometo, en la excesiva misericordia de mi Corazón, que su amor omnipotente concederá a todos aquellos que comulguen nueve Primeros Viernes de mes seguidos, la gracia de la penitencia final: No morirán en desgracia mía, ni sin recibir sus Sacramentos, y mi Corazón divino será su refugio en aquél último momento. 58

LAS DOCE PROMESAS DEL SAGRADO CORAZÓN

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

Corazón Sacratísimo de Jesús, que por el grande amor que nos tienes, te has dignado prometernos la perseverancia final y la gracia de no morir sin Sacramentos, haciéndote nuestro seguro asilo en la última hora de nuestra vida; humildemente te pido que cumplas en mí tu palabra, que tanta confianza inspira a nuestros corazones. Yo, por mi parte, prometo hacer cuanto pueda para amarte más y más y para hacerme digno de una tan grande Promesa, evitando el pecado y todo cuanto pueda desagradarte. Te pido para ello, tu gracia, que espero alcanzar por los méritos de tu mismo Corazón. Amén.

ORACIÓN PARA OFRECER LA COMUNIÓN DE LOS PRIMEROS VIERNES

Amabilísimo Jesús mío; yo, con el fin de dar testimonio y reparar mis infidelidades, te entrego mi corazón, me consagro enteramente a Ti y propongo, ayudado de tu gracia, no volver más a ofenderte. Padrenuestro. Señor Jesús, clementísimo Salvador del mundo; humildemente te suplico, por tu Sacratísimo Corazón, que todas las ovejas descarriadas si conviertan a Ti, Pastor y Obispo de sus almas Que vives y reinas por todos los siglos de los siglos. Amén. Padrenuestro. Oh Corazón Santísimo de Jesús; derrama copiosamente tus bendiciones sobre la Santa Iglesia, sobre el Soberano Pontífice y sobre todo el Clero; da la perseverancia a los justos, convierte a los pecadores, ilumina a los infieles y bendice a nuestros parientes, amigos y bienhechores, asiste a las almas del Purgatorio y extiende sobro todos los corazones el imperio de tu amor. Amén.

ORACIONES DIVERSAS

ACTO DE CONFIANZA EN EL CORAZÓN DE JESÚS
Oh, Corazón de Jesús, Dios y Hombre verdadero, delicia de los Santos, refugio de los pecadores y esperanza de los que en Ti confían; Tú nos dices amablemente: Vengan a Mí; y nos repites las palabras que dijiste al paralítico: Confía, hijo mío, tus pecados te son perdonados, y a la mujer enferma: Confía, hija, tu fe te ha salvado, y a los Apóstoles: Confíen, Yo Soy, no teman.

59

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

Animado con estas palabras acudo a Ti con el corazón lleno de confianza, para decirte sinceramente y desde lo más íntimo de mi alma: Corazón de Jesús, en Ti confío. Sí, Corazón de mi amable Jesús, confío y confiaré siempre en tu bondad; y, por el Corazón de tu Madre, te pido que no desfallezca nunca esta confianza en Ti, a pesar de todas las contrariedades y de todas las pruebas que Tú quisieras enviarme, para que habiendo sido mi consuelo en vida, seas mi refugio en la hora de la muerte y mi gloria por toda la eternidad. Amén.

Oh Señor Jesús, a tu Sagrado Corazón yo confío esta intención… Solo mírame, entonces has conmigo lo que tu Corazón indique. Deja que tu Sagrado Corazón decida. Yo confío en ti. Me abandono en tu Misericordia, ¡Señor Jesús! Ella no me fallará. Sagrado Corazón de Jesús, en ti confío. Sagrado Corazón de Jesús, creo en tu amor por mí. Sagrado Corazón de Jesús, que venga tu Reino. Oh Sagrado Corazón de Jesús, te he pedido por tantos favores, pero con ansias te imploro por esta petición. Tómala, ponla en tu abierto y roto corazón, y cuando el Padre Eterno la mire, cubierta por tu Preciosa Sangre, no podrá rehusarla. Ya no será más mi oración, sino la tuya, Oh Jesús. Oh Sagrado Corazón de Jesús, pongo toda mi confianza en Ti. Nunca permitas que me confunda. Amén. 60

NOVENA AL SAGRADO CORAZON

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

Jesús, Tú dijiste: Pidan y recibirán, busquen y hallarán, llamen y se les abrirá. Aquí estoy de rodillas delante de Ti, lleno de fe viva y confianza en las promesas que hizo tu Sagrado Corazón a Santa Margarita María. Vengo a pedirte esta gracia
(Mencione el favor que desea).

NOVENA AL SAGRADO CORAZÓN

Amadísimo Jesús, creo firmemente que me puedes conceder la gracia que te pido, aunque sea preciso un milagro. Si Tú quieres se cumplirá mi deseo. Reconozco que soy muy indigno de tus favores, pero eso no me quita la confianza en Ti. Tú eres Dios misericordioso, que no rechaza mi corazón contrito. Tiende sobre mí tu mirada de misericordia, te suplico, y tu bondadoso Corazón hallará en mis miserias y debilidades motivo para concederme lo que pido. Sagrado Corazón, cualquiera que sea tu decisión sobre lo que pido, nunca dejaré de amarte, alabarte y servirte. Muéstrate propicio, Jesús, y acepta este acto de perfecta sumisión a los designios de tu adorable Corazón, designios que sinceramente deseo se cumplan en mí y en todas las criaturas por siempre. Concédeme la gracia que te pido humildemente por intercesión del Inmaculado Corazón de tu Madre Dolorosa. Me has confiado a ella como hijo suyo y sus oraciones lo pueden todo contigo. Amén. CONSAGRACIÓN AL CORAZÓN DE JESÚS Corazón divino de Jesús, por el Corazón de María, la mujer nueva de Nazaret, nos consagramos a tu Corazón para ser en nuestro mundo antorcha de esperanza para los decaídos, alegría para tantos jóvenes que se encuentran solos y desesperados. No nos dejes caer en la tentación de no hacer nada. Ayúdanos a sembrar los caminos de amor a los que sufren y ser entre los jóvenes constructores de la Civilización del Amor. Amén.

61

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

PRIMERA CONSAGRACION AL SAGRADO CORAZÓN
Sta.Margarita María Yo, N., me doy y consagro al Sagrado Corazón de Nuestro Señor Jesucristo, mi persona y mi vida, mis oraciones, penas y sufrimientos, para no querer servirme de ninguna parte de mi ser sino para honrarlo, amarlo y glorificarlo. Es mi voluntad irrevocable ser toda de Él y hacer todo por su amor, renunciando de todo corazón a todo lo que pueda disgustarle. Yo os tomo, pues, Oh Sagrado Corazón, por el único objeto de mi amor, el protector de mi vida, la seguridad de mi salvación, el remedio de mi fragilidad y de mi inconstancia, el reparador de todos los defectos de mi vida, y mi asilo en la hora de mi muerte. Sed, por tanto, ¡Oh Corazón de bondad! mi justificación para con Dios vuestro Padre, y alejad de mi los rayos de su justa cólera. ¡Oh Corazón de amor! yo pongo toda mi confianza en vos, pues todo lo temo de mi malicia y de mi debilidad, pero todo espero de vuestra bondad. ¡Extinguid pues en mí todo lo que os pueda desagradar o resistir! Que vuestro puro amor os imprima con tanta presteza en mi corazón que no pueda jamás olvidaros, ni estar separada de vos, a quien conjuro, por todas vuestras bondades, que mi nombre sea escrito en vos, pues yo quiero hacer construir mi gloria en vivir y morir en calidad de esclava vuestra. Amen.

62

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

CONSAGRACION AL SAGRADO CORAZON DE JESUS
Juan Pablo II, 1986 Señor Jesucristo, Redentor del género humano, nos dirigimos a tu Sacratísimo Corazón con humildad y confianza, con reverencia y esperanza, con profundo deseo de darte gloria, honor y alabanza. Señor Jesucristo, Salvador del mundo, te damos las gracias por todo lo que eres y todo lo que haces. Señor Jesucristo, Hijo de Dios Vivo, te alabamos por el amor que has revelado a través de Tu Sagrado Corazón, que fue traspasado por nosotros y ha llegado a ser fuente de nuestra alegría, manantial de nuestra vida eterna. Reunidos juntos en Tu nombre, que está por encima de todo nombre, nos consagramos a tu Sacratísimo Corazón, en el cual habita la plenitud de la verdad y la caridad. Al consagrarnos a Ti, los fieles (persona o de lugar) renovamos nuestro deseo de corresponder con amor a la rica efusión de tu misericordioso y pleno amor. Señor Jesucristo, Rey de Amor y Príncipe de la Paz, reina en nuestros corazones y en nuestros hogares. Vence todos los poderes del maligno y llévanos a participar en la victoria de tu Sagrado Corazón. ¡Que todos proclamemos y demos gloria a Ti, al Padre y al Espíritu Santo, único Dios que vive y reina por los siglos de los siglos! Amén.

63

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

RENOVACIÓN DE LA CONSAGRACIÓN AL SAGRADO CORAZÓN
Juan Pablo II, en Quito, Ecuador, 30 de enero de 1985 Este es, Señor, vuestro pueblo. Siempre, Jesús, os reconocerá por su Dios. No volverá sus ojos a otra estrella, que a esa de amor y misericordia que brilla en medio de vuestro pecho. Sea, pues, Dios nuestro, sea vuestro Corazón el faro luminoso de nuestra fe, el áncora segura de nuestra esperanza, el emblema de nuestras banderas, el escudo impenetrable de nuestra flaqueza, la aurora hermosa de una paz imperturbable, el vínculo estrecho de una concordia santa, la nube que fecunde nuestros campos, el sol que alumbra nuestros horizontes, la vena, en fin, riquísima de la prosperidad y abundancia que necesitamos. Y, pues, nos consagramos y entregamos sin reserva a vuestro Divino Corazón, multiplicad sin fin los años de nuestra paz. Desterrad de los confines de la patria la impiedad y corrupción, la calamidad y la miseria. Dicte nuestras leyes vuestro Evangelio; gobierne nuestros tribunales vuestra justicia; sostengan y dirijan a vuestros gobernantes vuestra clemencia y fortaleza; perfeccionen a nuestros sacerdotes vuestra sabiduría, santidad y celo; convierta a todos los hijos del Ecuador vuestra gracia y corónelos en la eternidad vuestra gloria; para que todos los pueblos y naciones de la tierra, contemplando la verdadera dicha y ventura del nuestro, se acojan a su vez a vuestro amante Corazón y disfruten de la paz que ofrece el mundo esa fuente pura y símbolo perfecto de amor y caridad. Amén. 64

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

Oh, amado Jesús. Ayúdame a esparcir Tu fragancia por donde quiera que vaya. Inunda mi alma con Tu Espíritu y Vida. Penetra y posee todo mi ser tan completamente, que mi vida entera sea un resplandor de la Tuya. Brilla a través de mí y permanece tan dentro de mí, que cada alma con que me encuentre pueda sentir Tu presencia en la mía. ¡Permite que no me vean a mí sino solamente a Jesús! Quédate conmigo y empezaré a resplandecer como Tú, a brillar tanto que pueda ser una luz para los demás. La luz oh, Jesús, vendrá toda de Ti, nada de ella será mía; serás Tú quien resplandezca sobre los demás a través de mí. Brillando sobre quienes me rodean, permíteme alabarte como más te gusta. Permíteme predicarte sin predicar, no con palabras sino a través de mi ejemplo, a través de la fuerza atractiva, de la influencia armoniosa de todo lo que haga, de la inefable plenitud del amor que existe en mi corazón por Ti. Amen.

IRRADIANDO A CRISTO

ORACIÓN QUE REZAN LAS MISIONERAS DE LA CARIDAD
Amor del Corazón de Jesús, abrásanos. Caridad del Corazón de Jesús, derrámate en nosotros. Fuerza del Corazón de Jesús, sostennos. Misericordia del Corazón de Jesús, perdónanos. Paciencia del Corazón de Jesús, no te canses de nosotros. Reino del Corazón de Jesús, establécete en nosotros. Voluntad del Corazón de Jesús, dispón de nosotros. Celo del Corazón de Jesús, inflámanos. Virgen Inmaculada, ruega por nosotros al Corazón de Jesús.

65

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

QUINCE MINUTOS ANTE EL SAGRADO CORAZÓN
Hijo mío, Yo vine a la tierra para hacer la voluntad de Aquél que me envió. Sabía cuántos insultos, dolores, desprecios y tormentos me estaban reservados, y sin embargo, no vacilé en abrazar la voluntad de mi Padre. Todo esto era bien poco en comparación de la amargura que experimentaba mi Corazón al pensar en la ingratitud de los hombres que, ciegos y deslumbrados los unos con el amor de los placeres y el brillo de las riquezas, y dormidos los otros sobre los papeles de sus negocios, los primeros no han querido verme, y los otros apenas se despiertan, o se despiertan tan tarde que hacen inútiles mis enseñanzas y la vida que di por ellos. ¡Oh ingratitud incomprensible! Tú también hijo mío te apartas de mí. ¿Por qué corres tras de lo que no has de conseguir? ¿Por 66

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

qué te precipitas en las fuentes cenagosas que no apagan la sed? Por qué no escuchas mi voz, cuando te llamo como el padre más cariñoso, como el amigo más fiel? En mi Corazón y en el de mi Purísima Madre, que también lo es tuya, encontrarás el manantial que nunca se agota. Te ofrezco dulzuras incomparables y tú prefieres el acíbar que produce el remordimiento, a cambio de un momento de placer. Buscas una dicha ficticia y engañosa, y a pesar del afán con que la buscas, tienes que confesar que no la encuentras. ¿Sabes por qué? Porque has despreciado la Ley que yo te di, y te has desviado de la senda que yo te tracé. Si alguna vez me sigues, tu paso es tan inseguro que el menor obstáculo te hace retroceder. ¡Oh dulcísimo Corazón! Ya que dijistes: Qui fecerit voluntatem Patris mei, ipse meus frater est, yo quiero ser tu hermano. Y para que yo pueda llevar con propiedad este título deliciosísimo que me da tu amor, ayúdame Madre mía, y Tú, Jesús mío, modelos de humildad y obediencia. Yo propongo en adelante conformarme con tu voluntad, Corazón adorable de Jesús. Y si te dignas darme tribulaciones, te amaré siempre, Corazón pacientísimo. Si quieres darme alegrías, te amaré siempre, Corazón humildísimo. Si quieres darme enfermedades y pobreza, te amaré siempre, Corazón modestísimo. Si quieres que me injurien y calumnien, te amaré siempre, Corazón mansísimo. Si quieres que me ensalcen, te amaré siempre, Corazón perfectísimo. Y si quieres que me humillen, que mis parientes me nieguen, que los amigos me falten y que la sociedad me abandone, haz que te ame siempre, Corazón santísimo, porque todo lo que no eres Tú, nada es, y no quiero confiar sino en ti, para que pueda morir exclamando: Cumplí tu voluntad, Jesús divino, Mientras viví en el mundo cenagoso; Y hoy, por mi dicha, al fin de este camino Espero me recibas amoroso.

67

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

CONSAGRACIÓN DE LOS JÓVENES AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS JMJ 2011 Señor Jesucristo, Hermano, Amigo y Redentor del hombre, mira con amor a los jóvenes aquí reunidos y abre para ellos la fuente eterna de tu misericordia que mana de tu Corazón abierto en la Cruz. Dóciles a tu llamada, han venido para estar contigo y adorarte. Con ardiente plegaria los consagro a tu Corazón para que, arraigados y edificados en ti, sean siempre tuyos, en la vida y en la muerte. ¡Que jamás se aparten de ti! Otórgales un corazón semejante al tuyo, manso y humilde, para que escuchen siempre tu voz y tus mandatos, cumplan tu voluntad y sean en medio del mundo alabanza de tu gloria, de modo que los hombres, contemplando sus obras, den gloria al Padre con quien vives, feliz para siempre, en la unidad del Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén.

68

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

CANTOS
1.- COR IESU sacratissimum, adveniat regnum tuum. Regnum veritatis et vitae regnum sanctitatis et gratiae, regnum iustiae, amoris et pacis. 2.- COR IESU sacratissimum, miserere nobis. 3.- CHRISTE REDEMPTOR omnium: lumen Patris de Lumine, Deusque verus de Deo. Amor coegit te tuus Mortale corpus sumere, Ut novus Adam redderes, Quod Vetus ille abstulerat. Ille Amor Almus artifex Terræ marisque, et siderum, miserans Patrum erratas, Et nostra rumpens Vincula. No corde discedat tuo Vis illa amoris inclyti: Especial fonte gentes hauriant Remissionis gratiam. Percussum ad hoc est lancea, 69

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

Passumque ad hoc est vulnerables: Ut nos lavaret sordibus, Unda fluente, y optimista. Decus Parenti, et Filio, Sanctoque sit Spiritui, Quibus potestas, gloria Regnumque en omne est Saeculum.Amen. 4.- CAELESTIS aulae gaudium, splendor paternae gloriae, carnem benignus induens, nobis fores ut hostia. Iesu, voluptas cordium, cor ure sacris ignibus, dignis ut ornem laudibus Cordis tui sacrarium. Cor dulce, Cor amabile, amore nostri fervidum, amore nostri languidum, fac sis mihi placabile. Cor Iesu, o melle dulcius, puris amicum mentibus, puris amandum cordibus, in corde regnes omnium. Amen. 5.- O COR amoris victima, caeli perenne gaudium, mortalium solatium, mortalium spes unica. Grandi reclusum vulnere, amor dedit te pervium, amor reclusit ostium, hortatur et pervadere. Quos abluisti Sanguine, venis apertis omnibus, nos intimis recessibus semel receptos contine. 6.- Cor Jesu, Caritatis Victima, Venite Adoremus 70

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

71

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

72

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

73

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

74

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

75

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

76

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

77

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

78

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

79

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

80

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

81

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

82

[FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA] Gloria Iesu in María!

83

AÑO DE LA FE 2012-2013

[MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS]

FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA

84

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful