You are on page 1of 28

Universidad Autónoma de Chiriquí Facultad de Humanidades Escuela de Psicología

Seminario Manejo de Muerte y Duelo

Trabajo de Graduación Duelo por Muerte Perinatal

Facilitadora Jennifer Espinosa

Estudiante Moreno Jazmín 4-752-711

“2013” Año Lectivo

Fecha de Entrega Lunes 17 de junio de 2013

1

Pensamiento

No te conocí nunca, pero te amé. No te tuve en brazos, como hace una madre. Contigo enterré mis esperanzas y sueños por un hijo desconocido al que nunca vi. Pero también enterré el amor en mi corazón y la tristeza de saber que debemos separarnos. Y ruego a Dios que haga por ti todo lo que yo hubiera hecho. Que guarde a mi bebé a salvo para que ría y juegue cuando llegue la primavera.

Un amigo, 1977.

“Aunque la pérdida de un ser querido es un acontecimiento que no puede escogerse, la elaboración del duelo es un proceso activo de afrontamiento lleno de posibilidades” ATTIG

“Aunque todos debemos intentar encontrar sentido a nuestras pérdidas y a la vida que llevamos después de sufrirlas, no hay ningún motivo para que tengamos que hacerlo de manera heroica, sin el apoyo, los consejos y las ayudas concretas de los demás”. Neimeyer

“El dolor del duelo es tan parte de la vida como lo es la alegría de l amor; es quizás el precio que pagamos por el amor, el coste del compromiso”. COLIN MURRAY PARKES (1986)

2

pese a ser algo natural. No resultará fácil de superar y será imposible que desaparezca de nuestra memoria.Introducción El duelo es el proceso de adaptación que permite restablecer el equilibrio personal y familiar roto con la muerte del ser querido. difíciles y dolorosas que puede sufrir un ser humano. luego se experimenta un descenso progresivo del malestar emocional. A pesar del sufrimiento que causa. desestructuración o desorganización. existe una tendencia generalizada a infravalorar el impacto que ésta puede tener en los padres y en el resto de la familia. La muerte de un hijo o de una hija es una de las experiencias más duras. perder a uno de ellos se vive como un fracaso y con un enorme sentido de culpa. Resulta especialmente relevante cuando se pierde a alguien muy importante y. Quizás por ello. Frente a la muerte perinatal (la que sucede entre la semana 20 de gestación). puede suponer un gran dolor. prepara para vivir sin la presencia física de esa persona y mantiene el vínculo afectivo de forma que sea compatible con la realidad presente. Aunque todos sabemos que podemos morir a cualquier edad. la muerte de un hijo produce una auténtica ruptura: se desgarra la vida y parece un hecho imposible de aceptar porque es sin duda la experiencia más cercana a la propia muerte que puede padecer un ser humano. durante el parto y postparto. se pude considerar que los dos primeros años suelen ser los más duros. 3 . La mortalidad perinatal es un indicador de los riesgos de muerte ligados a la reproducción y es muy importante porque permite tener reflejo de la atención prenatal. Aun así. el duelo es normal y ayuda a adaptarse a la pérdida. pero con el tiempo puede conseguirse recordarle y sentir sin sufrir. actuando como demarcador tanto de la calidad del servicio de salud materno infantil como de la condición nutricional de la madre y el entorno en que vive. De todos modos. Los padres se sienten responsables de la protección de sus hijos. No se puede decir que el duelo se mantiene un tiempo determinado porque su duración es muy variable. cada persona tiene su propio ritmo y necesita un tiempo distinto para la adaptación a su nueva situación.

El luto o los ritos psicosociales del duelo son el conjunto de manifestaciones externas. Intervención en crisis en Comunicación de fallecimiento e inicio del duelo). El trabajo psicológico comienza con el impacto afectivo y cognitivo de la pérdida. tranquilizar a las personas que experimentan dichas conductas como angustiosas. Por todo esto. Entender esto permite. Para ello. psicológica. Se trata de un proceso que permite al individuo adaptarse a la pérdida. y termina con la aceptación de la nueva realidad interna y externa del sujeto. El Duelo Se denomina duelo a la reacción conductual (pensamiento. afloran sentimientos de tristeza. será imprescindible recorrer un camino de autoconocimiento en el que la persona se transforme y descubra que ya no es la misma. Los primeros hacen referencia al proceso individual de duelo y al conjunto de cambios psicológicos y psicosociales que se dan. Durante el proceso. y luto y ritos psicosociales que acompañan a la pérdida. la reorientación de la actividad mental y la recomposición del mundo interno (cogniciones. entender el significado de lo que vive y explorar su interior para volver a reconstruirse. En nuestra cultura el duelo se define como el conjunto de procesos psicológicos (proceso del duelo). la elaboración del duelo enmarca una serie de procesos y cambios psicológicos fundamentalmente emocionales. para no patológica lo que debería ser reconocido como normal. psicosocial y psicobiológica. Es preciso distinguir en este punto la diferencia entre los conceptos de aflicción y duelo. y también como una realidad colectiva. Del mismo modo. especialmente en el caso de una primera pérdida significativa. emoción y acción) que se produce tras la muerte de un ser querido u otra pérdida significativa. psicosociales (el luto). (Mercedes Cavanillas de San Segundo. El duelo es además un proceso individual en el que la persona necesita encontrar el tiempo necesario y el espacio de respeto adecuado para expresar sus emociones con libertad. y los segundos corresponden a los procesos internos y externos necesarios para la reacomodación social y psicosocial durante el proceso de duelo que tienen una gran influencia cultural. abatimiento. con los que se elabora internamente la pérdida. Esto supone a la larga la superación de la tristeza y la posible ambivalencia hacia lo perdido. el duelo se vive como una experiencia individual. además. culturales y sociales. Es fundamental entender que hay un amplio repertorio de conductas que abarcan el duelo normal. 4 .1. antropológicos e incluso económicos que siguen a la pérdida de una persona con la que el sujeto en duelo estaba psicosocialmente vinculado. sentimientos y fantasías fundamentales). antropológicas e incluso económicas que ayudan o reglamentan la reacomodación social y psicosocial tras la pérdida en particular de una persona allegada pero también de otros elementos que se suceden en la vida.

Desde aquí el papel del asesoramiento psicológico consiste en propiciar en la relación de ayuda psicológica el equilibrio perdido y recuperar la esperanza. influenciada por la corriente positivista. finalmente cuando el superviviente es capaz de invertir sus energías y sus afectos en nuevas relaciones podrá aceptar los retos que la vida le plantee y proyectar al futuro con esperanza. Estamos acostumbrados a sentir pudor al manifestar dolor y nos preocupa llorar delante de otras personas. salir del duelo significa salir 5 . también sabemos que permaneceremos inconsolables y que nunca encontraremos su sustituto. enfado. y en consecuencia se producen pensamientos y conductas difíciles de entender que acaban interfiriendo con intensidad en el día a día de la persona que está en duelo. se impone la urgente necesidad de vencer esos prejuicios socioculturales para ajustar el equilibrio psíquico. La ausencia de un ser querido es una vivencia que abarca muchas dimensiones. De esta manera. Asimismo. miedo. Es decir. no dejando de esta manera manifestar la carga emocional. Por todo esto. Este mecanismo impide integrar las emociones y las experiencias en la historia vital de quien pierde aquello que quiere. Sin embargo. cuando el que pierde a un ser querido es capaz de hablar del fallecido (y con el fallecido) sin experimentar una cascada de emociones. recuperará el interés por la vida y por los demás y se sentirá nuevo y esperanzado. culpa. nuestras relaciones. incluso si lo llena completamente. nuestras emociones. nos empuja a confiar ciegamente en el poder de la razón y a alejarnos de nuestras propias sensaciones corporales. Es frecuente escuchar fases como „los hombres no lloran‟ o „llorar es de niños‟ que ayudan a perpetuar una idea que sanciona la expresión de unas emociones tan básicas y cotidianas como el llanto o la alegría. rabia. Esto genera malestar e impide ordenar los recuerdos y lo vivido para poder aceptar la pérdida y comenzar a construir un futuro sin su presencia. la fase aguda del duelo se calmará. Nuestra cultura. puede dejar de ser algo normal y convertirse en algo crónico o patológico cuando se comienza a pensar que es demasiado para poder soportarlo. Aunque no sabemos qué. siempre hay algo más‟. o una mezcla de todo ello al mismo tiempo. pensamientos. sino que madura y cambia. acciones e incluso llega a repercutir en nuestro sistema de valores y creencias. y. No importa qué es lo que llena el vacío. ya que afecta a nuestro cuerpo físico.añoranza. cuando es capaz de pensar en él sin manifestaciones físicas como llanto inconsolable. alteraciones de sueño u opresión en el pecho. emocionales y espirituales para evitar enfrentarnos a aquello que nos hace daño. después de dicha pérdida. Este fragmento nos invita a pensar que el duelo en cierto sentido no termina nunca. que constituyen reacciones normales en respuesta a la experiencia de pérdida y ausencia. Freud escribió a un amigo que había perdido a un hijo la siguiente cita: „Encontramos un lugar para lo que perdemos.

sólo algunas de ellas por vez. Esto desencadena sentimientos de culpa. Elisabeth Kübler-Roos Kübler-Roos afirma que estas etapas no necesariamente suceden en el orden descrito. ni todas estas son experimentadas por todas las personas que atraviesan un duelo. Y así.  Fase de Reorganización: finalmente. comprendiendo que ha cambiado. A menudo. Bowlby plantea un proceso de duelo basado en esta teoría. 1. 1. y volviendo a hacerlo o varias veces antes de finalizar.1.2. “esto no me puede estar pasando. Fases o Etapas del Duelo desde la perspectiva de diversos autores Las fases o etapas del duelo hasta llegar a la recuperación son muy parecidas a las etapas por las cuales una herida pasa hasta que queda la cicatriz. La persona en duelo sufre de ansiedad. las personas atravesarán varias de estas etapas en un efecto “montaña rusa”. El doliente puede atormentarse pensando en que si hubiese hecho una u otra cosa. no a mí”. Este 6 .  Embotamiento: en esta etapa puede haber momentos de tristeza o ira muy intensos. 1. La negación es solamente una defensa temporal para el individuo.1. Pueden presentarse de forma simultánea. La persona en duelo puede llegar a sentirse agobiado. John Bowlby Afirma que los seres humanos poseen una necesidad básica de formar vínculos afectivos estrechos. tenso y temeroso e incluso incapaz de aceptar la realidad. sólo tienen una duración de unos cuantos días o incluso un par de horas. pero pronto se da cuenta de que su búsqueda es inútil.  Negación: “Me siento bien”. Es aquí cuando llegan los momentos de anhelo y de llanto.  Fase de Desorganización y Desesperanza: la persona en duelo comienza a realizar un profundo análisis de cómo y por qué se produjo la pérdida. retomará su vida.1. el predominio de unas sobre otras o escalonadamente.  Anhelo y búsqueda de la Figura Perdida: en esta etapa la persona en duelo regresa a buscar a la persona perdida y guarda la esperanza de que todo regresará a ser como antes. insomnio y pensamientos obsesivos sobre el ser querido.1. quizá no hubiese fallecido su ser querido. pero por lo menos el individuo sufrirá dos de estas etapas. Aproximadamente este periodo del proceso del duelo. Es en esta fase cuando aparecen las intenciones de reponerse y afrontar su nueva realidad. pasando entre dos o más etapas. la persona llega a aceptar que la pérdida es permanente y poco a poco.de una relación de pérdida y poder establecer una nueva junto a otra persona (u otras) siempre y cuando se haya despedido a la ausente.

El proceso de duelo es altamente personal. Debido a la ira. Si la muerte es inesperada. Cualquier individuo que simboliza vida o energía es sujeto a ser proyectado resentimiento y envidia. y no debe ser acelerado. La persona grita. Usualmente la negociación por una vida extendida es realizada con un poder superior a cambio de una forma de vida reformada. La noticia produce un shock. estalla en furia y llanto. Depresión: “Estoy tan triste. por motivos de opinión de un individuo. Las personas que están atravesando estas etapas no deben forzar el proceso. Además. no hay dolor. No es recomendable intentar alegrar a una persona que está en esta etapa. no puedo luchar contra la realidad. la persona en esta etapa quiere estar sola. pero si solamente pudiera tener más tiempo…”. 1. esta persona es difícil de ser cuidada debido a sus sentimientos de ira y de envidia.3. y con ésta sobreviene una explosión emocional fuerte. lo primero que piensa es: “No puede ser”. los sentimientos y el dolor físico pueden desaparecer. pues aquí sería inútil tratar de hacerlo entender o tomar conciencia de la realidad. Ira: “¿Por qué a mí? ¡No es justo!”. ¿por qué hacer algo?”. Negociación: “Dios. Una vez en la segunda etapa.1. “haré cualquier cosa por un par de años más”. Es un momento importante que debe ser procesado. Aceptación: “Esto tiene que pasar. esta etapa puede durar horas o incluso días. “¿Cómo me puede estar pasando esto a mí?”. Jorge Bucay  Etapa de Incredulidad: Cuando la persona se entera de la muerte de un ser querido. sin restringirlo.    sentimiento es generalmente reemplazado con una sensibilidad aumentada de las situaciones e individuos que son dejados atrás después de la muerte. La etapa final llega con la paz y la comprensión de que la muerte está acercándose. el individuo puede volverse silencioso. Uno debe ser consciente de que las etapas van a ser dejadas atrás y que el estado final de aceptación va a llegar. piensa que podría ser una confusión. debería prepararme para esto”. la reacción de shock es más fuerte y causa más confusión. El shock es un mecanismo de defensa y protege al individuo. Esta tercera etapa invol ucra la esperanza de que el individuo puede de alguna manera posponer o retrasar la muerte. Durante la cuarta etapa. Psicológicamente. no hay solución. ¿por qué seguir?”. rechazar visitas y pasar mucho tiempo llorando y lamentándose. “extraño a mis seres queridos. el doliente toma conciencia de que su ser querido murió. la persona está diciendo: “Entiendo q voy a morir. Generalmente. ¿qué sentido tiene?”. 7 . el individuo reconoce que la negación no puede continuar. Debido a esto. Este proceso que la persona moribunda desconectarse de todo sentimiento de amor y cariño. “voy a morir. ni alargado. déjame vivir al menos para ver a mis hijos graduarse”. Esta etapa también ha sido descrita como el fin de la lucha contra la muerte. Durante esta etapa lo mejor será dejar que el doliente exprese lo que siente.  Etapa de regresión: Esta fase conlleva a un gran dolor. de repente. hay negación y aparentemente. la persona que está muriendo empieza a entender la seguridad de la muerte.

consideramos oportuno definir los duelos autorizados para entender mejor en qué consisten. hacia quien crea que fue responsable de la muerte. sino que comienza trascurrido un tiempo. Este tipo de afrontamiento puede convertirse en una forma patológica de duelo complicado. ya que aquí aflora la impotencia. Etapa de Aceptación: El doliente comienza a separarse. el deudo se identifica con algunas características de su ser querido y puede sobrevalorar las cualidades del difunto llegando así a una idealización. independizarse y diferenciarse del difunto.  Etapa de furia: Durante este periodo surge la ira.  en el duelo ausente en el que el doliente niega y actúa como si no hubiera ocurrido nada y no aparecen las reacciones emocionales esperadas. pues el doliente se percata de que su ser querido ha muerto y eso es irreversible.  el duelo crónico se instala en la fase más aguda del duelo y se muestran durante años síntomas ansiosos. El duelo autorizado es un duelo expresado y compartido. Es decir.  Etapa de desolación: Es una fase de profunda tristeza y temor. Dios. el doliente experimenta la ausencia eterna y se da cuenta de que su vida cambió y no volverá a ser como antes. Empieza a evaluar su situación para adaptarse a las nuevas circunstancias y así poder vincularse. acogido y seguido por su entorno. sin juicio y sin prisas. ¿Qué es duelo desautorizado? Aunque nuestro foco de interés y principal motivo para hacer este trabajo son los duelos desautorizados. cómo se hubiera podido evitar la muerte. depresivos y una preocupación continua y obsesiva por la figura del fallecido. Etapa de culpa: En esta etapa surgen pensamientos para saber qué hubiera sido diferente.2. 1. de otra manera con su ser querido. Esta etapa va acompañada de la soledad. Se distinguen cuatro tipos diferentes de duelos autorizados:  el duelo retardado que se caracteriza por ser un duelo que no suele iniciarse tras el fallecimiento. socioculturalmente se acepta que el doliente pueda ser escuchado. La furia ayudará a aclarar la situación y protege al doliente del dolor y la tristeza. los sentimientos son validados en un entorno que toma iniciativa activa en el cuidado y protección de quien lo necesita. generalmente dos o tres semanas pudiéndose llegar en ocasiones a varios meses.  el duelo inhibido la persona se siente incapacitada para expresar claramente el pesar por la pérdida debido a limitaciones personales o 8 . incluso hacia el difunto por abandonarlo y a veces contra él mismo. o lo que es lo mismo.  Etapa de fecundidad: Durante esta etapa se experimenta la desesperanza. cólera hacia la vida.

es decir. homicidio (ajuste de cuentas). sitúan al doliente fuera de los rituales apropiados socioculturalmente y se cuestionan aspectos o cuestiones éticas y legales. un compañero de trabajo o la muerte de un hijo adoptado. una ex pareja.  El doliente es el desautorizado en este caso se considera socialmente que el doliente es incapaz de hacer duelo y que por tanto. Suele acompañarse de retraimiento. no puede vivenciar la pérdida con dolor. las personas mayores y aquellos que sufren una enfermedad mental. un drogodependiente e incluso un animal de compañía. etc. Por último  la circunstancia es desautorizada esto ocurre cuando las causas de la muerte se ocultan como en los casos de suicidio. Las desautorizaciones se dan cuando  la relación no es reconocida socialmente porque los lazos de vinculación no son valorados como significativos. la muerte perinatal o gestacional. ejemplo de ello es la muerte de un padre o madre mayor. malestar y sufrimiento. No voy a cargarles con mi pena. Para aligerar la carga desde la perspectiva del asesoramiento psicológico. En estos casos aparecen frases como las siguientes:       Nadie me comprende. He aprendido a disimular mis sentimientos y no volver a mostrarlos. un paciente. 9 . los duelos desautorizados no son socialmente reconocidos ni públicamente expresados.  el fallecido es el desautorizado. muerte por SIDA. La sociedad no está preparada para sostener ese sufrimiento y no acepta el duelo.sociales. Ejemplo de ello son los niños. Este tipo de circunstancias en las que se niega y se desautoriza el proceso añaden dolor al duelo porque agregan sentimientos de vergüenza y culpa. ejemplo de ello es la muerte de un profesor. dedicación obsesiva a la atención a terceros. una persona en coma. Hablo de él protegiéndome de comentarios. Yo mismo me desautorizo. por lo que no valoriza a la persona doliente durante su proceso de pérdida. sobredosis o adicciones y violencias de género. En contraposición. Tengo que justificar mi dolor. un amante. es preciso dar seguridad y apoyo al doliente así como validar su proceso y hacerlo legítimo. la persona perdida no es socialmente valorada.

de intensidad y duración relacionada con la edad gestacional.2. Dicha muerte es un indicador de los riesgos de muerte ligados a la reproducción y es importante porque permite tener reflejo de la atención prenatal. han descrito esta sensación en algunas gestantes como si el cuerpo las traicionara. Aunque no siempre resulta traumática. "en realidad.1. autoreproche y culpabilidad. es la tendencia a disimular como si nada hubiera ocurrido. un mortinato o una muerte neonatal. normalmente busca el apoyo grupal. Algunos autores. Se resta importancia a la pérdida. Peppers fue el primero en documentar la respuesta de duelo tras aborto voluntario y encontró que las puntuaciones eran similares a las de mujeres que habían tenido un aborto espontáneo. Las mujeres que toman la decisión de abortar se ven abrumadas por 10 . no era un auténtico bebé". "la Naturaleza es sabia".1. se solidariza con experiencias similares y pierde interés por las relaciones sexuales. Cuando muere el feto después de las 20 semanas. en el aborto voluntario. El final del embarazo por aborto es una pérdida no reconocida social ni sanitariamente. la pérdida puede acompañarse de fenómenos de duelo. por lo cual se genera desazón.  Aborto Provocado: Terminar un embarazo por voluntad propia también puede desencadenar una reacción de duelo que recibe una creciente atención en la literatura. el secretismo es aún mayor. antes de este tiempo se considera aborto. la mayoría de los casos antes de las 12 semanas de gestación. se considera una muerte perinatal. y su sensación de ser imperfectas o inadecuadas para gestar un bebé (defectus incubus). actúa como demarcador tanto de la calidad del servicio de salud materno infantil como de la condición nutricional de la madre y el entorno en que vive 2. Como consecuencia de esta condición. con escasa condición humana y se augura como cierto que habrá nuevos embarazos en el futuro: "Sois jóvenes". Se estima que entre el 15 y el 25% de los embarazos terminan en aborto. Un reflejo social que no ayuda a pesar de intentarlo.1. convirtiendo lo que para los progenitores era un bebé en un ser a medio hacer. Además de los síntomas físicos tras el aborto espontáneo. Muerte Perinatal La muerte perinatal u óbito es la muerte del feto antes de nacer. Aspectos Clínicos 2. Si en abortos espontáneos parece haber una conspiración de silencio en su entorno social.  Interrupción voluntaria de embarazo por problemas de feto o amenaza para la salud materna: Gran parte de estas pérdidas se produce cuando los padres saben que el feto porta alguna malformación o enfermedad. deben añadirse los sentimientos de ineficacia que asolan a las madres. durante el parto y posparto. Tipos de pérdidas perinatal  Aborto Espontaneo: Se define como la terminación natural del embarazo antes de que el feto sea viable.

Los progenitores encaran el impensable dilema de "cuántos son demasiados" después de años de ser incapaces de concebir. entre otros. Aunque muchos progenitores no sufren una pena prolongada un tercio de ellos presenta una depresión moderada y no pocas mujeres recuerdan la intervención como atemorizante.  La pérdida por feto muerto intraútero. por inyección letal. según Stroebe y Schut.  Reducción selectiva en embarazos: Los embarazos múltiples suelen ser producto de técnicas de fertilidad. Si la supervivencia de todos los fetos es inviable se practica una reducción entre las semanas 10 y 12. el reconocimiento de ese hijo en la mente de los demás pese al tiempo transcurrido. sienta que ha perdido la oportunidad de ser madre y/o no se vea capaz de serlo de "ese" hijo. muy estresante y causante de dolor emocional. lo que implica que las parejas cuentan ya con una historia de pérdidas o frustraciones. la energía. Muchas parejas se preguntan cómo habrían sido los hijos que no llegaron a gestar. sino por haber decidido su muerte. agradezca que la tecnología haya permitido conocer la realidad al tiempo que está resentida porque esa tecnología ha forzado una decisión trascendente para ella y para la vida de su propio hijo en gestación. pero hay otras pérdidas colaterales importantes: el momento de convertirse en padre o madre. ya sea intraútero o en el parto desencadena. cómo se hubieran arreglado de haber tenido trillizos. finalmente. de haber continuado. La principal es el bebé ansiado. varias pérdidas que funcionan como estresores. sino un gemelo. No es infrecuente camuflar esta pérdida voluntaria del embarazo como un aborto espontáneo. Es una amarga decisión que hay que tomar contra el reloj. como que la mujer vea al mismo tiempo la terminación del embarazo como un acto de amor y/o como un asesinato. no sólo por haber gestado un feto defectuoso. o si los supervivientes echarán de menos durante su vida al hermano con quien compartieron útero. podría haber acabado con prematuridad extrema. Surgen una serie de paradojas. cuando uno o más fetos fallecen. discapacidad severa o la muerte de todos los fetos.  Pérdida en embarazos Múltiples: La mortalidad perinatal en embarazos múltiples es 7-8 veces superior a la del embarazo único. intraparto (mortinato): La muerte fetal. la pareja no sólo pierde un bebé. 11 . Además de por la pena. Las expectativas de los progenitores y el interés de los allegados convierten a esta gestación en especial. el dolor crece por la incomprensión y soledad pues la mayoría lleva lo ocurrido en secreto.sentimientos de culpa y vergüenza. quiera ser absuelta por su decisión y/o sienta que no hay absolución humana suficiente o. la ilusión y el dinero. Por este motivo. sin dar explicaciones a su entorno para evitar ser enjuiciados. La reducción permite un mejor resultado del embarazo que. Apenas se han estudiado las consecuencias psicológicas para la pareja y menos para los hijos supervivientes. el rol de padre o madre si es el primer hijo.

genéticos. por alteración de su forma o del patrón de bandas. sentirán siempre añoranza por el gemelo al que no tuvieron la oportunidad de conocer y a quien no verán crecer.  Anomalías congénitas  Alteraciones cromosómicas: Estas anomalías afectan a la estructura del cromosoma en cuanto a la ordenación lineal de los genes. o bien consumo de sustancias nocivas. torsión del cordón y trombosis de los vasos umbilicales. El momento del parto será temible y debería darse a los progenitores la oportunidad de tomar en brazos a los dos bebés. Estos cambios se llaman reorganizaciones y siempre se relacionan con rotura cromosómica. que se convierte en el recuerdo interminable de lo que podría haber sido el otro (bautizo.  Estado civil: La tasa de mortalidad perinatal es considerablemente mayor en las madres solteras que en las casadas. ya que la soltería puede acompañarse de una situación social desfavorable. nudo verdadero. a la necesidad de trabajar durante el embarazo y a la utilización inadecuada de los servicios sanitarios.  Malformaciones congénitas: son alteraciones anatómicas que ocurren en la etapa intrauterina y que pueden ser alteraciones de órganos. sin verse forzados a hacerlo y previa descripción del estado del bebé muerto. 2.Si la madre debe continuar el embarazo con un feto vivo y otro muerto. mayor número de hijos.2.  Funiculares: Prolapso de cordón. necesitará todo el apoyo y comprensión del personal sanitario. debido a factores medioambientales. Causas por Muerte Perinatal  Complicaciones placentarias y funiculares  Placentarias: Desprendimiento precoz de placenta y placenta previa. si lo desean. mayor es la tasa de mortalidad perinatal. cumpleaños. extremidades o sistemas. debido a una mayor tendencia a tener descendencia a edades más jóvenes. deficiencias en la captación de nutrientes.1. Factores que influyen sobre la mortalidad perinatal  Factores sociales y ambientales:  Nivel socioeconómico: Cuanto más bajo es el nivel socioeconómico. Uno o más cromosomas cambian su estructura propia por la adición o pérdida de material genético.3.  Intervalo entre embarazos: El intervalo de tiempo entre el final de un embarazo y el comienzo del siguiente de alrededor de 2 años es el que 12 .     Complicaciones médicas (Incluyendo malformaciones autoinmunes) Enfermedad hipertensiva del embarazo Infección intrauterina Eritroblastosis fetal 2. Divididos entre la pena por el bebé perdido o moribundo y la alegría por el superviviente. el primer diente).1.

 Antecedentes de muerte perinatal: Las madres que muestran antecedentes de muerte perinatal en embarazos anteriores tienen un riesgo relativo más alto de presentar muertes perinatales en embarazos posteriores. mientras que los intervalos excesivamente prolongados no se asocian a un aumento del mismo.. posición corporal durante el trabajo. especialmente en aquellas que tienen menos de 15 años.  Factores fetales y del recién nacido:  Sexo fetal: La mortalidad perinatal es superior en los nacidos de sexo masculino que en los de sexo femenino. Un intervalo excesivamente corto.  Factores biológicos  Edad materna: El riesgo es relativamente alto en las madres con una edad inferior a los 20 años. En cuanto al abuso de drogas durante el embarazo hay que tener en cuenta en primer lugar que las mujeres que abusan de una droga tienen tendencia a consumir múltiples tipos de drogas durante la gestación. Más importante que la ganancia absoluta de peso. existe un riesgo mínimo entre 20-29 años. una situación socioeconómica adversa y una asistencia médica insuficiente durante el embarazo. 13 . Asistencia médica prenatal: La asistencia prenatal precoz es de gran importancia. y en segundo lugar. es el ritmo de ganancia de peso durante el embarazo. Nutrición materna: La ganancia de peso materno durante el embarazo es el indicador primario de la morbi-mortalidad perinatal.  Peso al nacer: La tasa de mortalidad perinatal más alta existe en los nacidos de 500-999 gr. ya que el 70% de las complicaciones médicas durante el embarazo pueden ser previstas en la consulta inicial. y a continuación aumente a medida que se incrementa el peso. ausencia de escasos periodos de descanso durante el trabajo y realizar un trabajo especialmente cansado. aumente entre los 30 y los 40.    asocia con un menor índice de mortalidad perinatal. desciende según aumenta el peso al nacer con la tasa más baja en los nacidos entre 3500-3999 gr. Alcoholismo y consumo de drogas durante el embarazo: Los efectos del abuso del alcohol durante el embarazo incluyen un aumento de la tasa de muerte perinatal. inferior a los 6 meses se asocia con un aumento del riesgo de muerte perinatal. y se produce un marcado incremento cuando la edad materna es superior a los 40 años. Trabajo materno durante el embarazo: Los factores asociados con el riesgo de mortalidad perinatal son: Duración de la jornada semanal laboral. La restricción excesiva del ingreso calórico del embarazo puede afectar negativamente al crecimiento fetal y contribuir a un aumento de la tasa de mortalidad perinatal.  Paridad: La mortalidad perinatal disminuye al aumentar la paridad en la misma mujer.. suelen tener una nutrición inadecuada.

la pérdida no sólo implica al 14 . alcanzando el mínimo en la gestación a término y presentando un leve incremento en los nacidos postérmino. Por este motivo.  3. Para tener claro a qué se hace referencia con la muerte perinatal diremos que comprende la mortalidad fetal tardía y la mortalidad neonatal precoz. por lo que a medida que éste avanza aumenta la fuerza del vínculo y. En gestaciones triples el riesgo es mayor para el segundo y tercer nacido. desprendimiento prematuro de placenta y alteraciones del flujo sanguíneo útero-placentario tras el nacimiento del primer feto. según los diferentes informes publicados. El duelo cuando el fallecido es el desautorizado. indican que es de 4 a 10 veces más alta en embarazos gemelares. se intensifica la reacción del duelo en caso de pérdida. El proceso mediante el cual la madre se diferencia del feto es un continuo que comienza con la percepción de movimientos fetales que evolucionan durante el embarazo. La muerte durante el embarazo antes del nacimiento constituye un tema delicado y condicionado por numerosos factores. Son duelos que reciben escasa consideración y que pueden complicarse dando lugar a trastornos psiquiátricos. Esta pérdida puede desencadenar reacciones de duelo en los progenitores y situaciones de difícil manejo para los profesionales sanitarios. es necesario conocer el significado de la pérdida perinatal desde la perspectiva de los progenitores para no caer en posturas paternalistas o en protocolos dogmáticos que consideran iguales a todos los padres ante pérdidas a las que ellos atribuyen significados diferentes. por el mayor riesgo de parto traumático. Edad de la gestación al nacer: La tasa de mortalidad perinatal desciende rápidamente cuando progresa la edad de la gestación. Según la etapa del embarazo en la que se encuentre la futura madre. Duelo y Muerte Perinatal Hasta hace poco se pensaba que la reacción emocional que producía la muerte de un hijo antes o poco después del nacimiento. en este caso una pérdida perinatal. Para entender el significado de este tipo de pérdida debe conocerse el contexto psicológico que rodea al embarazo. era mucho menos intensa que la experimentada ante la muerte de cualquier otro familiar cercano. prolapso de cordón umbilical intraparto.  Gestación múltiple: La tasa de mortalidad perinatal. por consiguiente. la desautorización está centrada en la pérdida. Dicho proceso de duelo en la muerte perinatal es igual o quizás más importante que el que se produce con la muerte de otro familiar. Una mujer en la etapa temprana tiene la sensación de que el feto es más parte de ella que un ser distinto.

es necesario que reorganicen los sentimientos hacia el hijo muerto y se replanteen la vida mirando hacia el futuro. Proceso de Duelo en la muerte perinatal El embarazo es una época de ilusiones y proyectos. para facilitar el duelo los padres tienen que aprender a exteriorizar las emociones. Algunos padres niegan la muerte del bebé.1. sino también a sus deseos. Desde el asesoramiento psicológico. será preciso que en un primer momento los dolientes lleguen a aceptar la realidad de pérdida. los padres tratan de minimizar la muerte de su hijo o bloquean el afecto al negar el dolor existente. Proyectamos todas nuestras esperanzas en ese pequeño que vendrá a llenar nuestras vidas de alegría. nadie está lo suficientemente preparado como para escuchar las palabras que nos informan de que no encuentran el latido del corazón de nuestro bebé. 15 . Asimismo. Esta muerte provoca que quienes les rodean los esquiven. su carácter. expectativas y sueños asociados con el hijo nonato. es necesario que los padres se adapten al medio sin el bebé y se enfrenten a la pérdida de su rol como futuros padres.. En tercer y último lugar. y que es imposible un reencuentro con él. Las actitudes hacia la pérdida perinatal varían según las expectativas de los progenitores. Aceptar la realidad requiere tiempo e implica tanto la aceptación intelectual como la emocional. un tiempo en el que hacer planes de futuro junto a nuestro esperado bebé. En ocasiones.feto. La mayoría de religiones conceden escasa atención a las pérdidas perinatales. que se ha marchado. o de que su paso por nuestro mundo será breve.. Según Lewis (1987). de incógnitas sobre su aspecto. En segundo lugar. su parecido. Por todo esto. que no volverá. el duelo por la muerte de un niño se comprende mejor si se lo compara con la pérdida de una parte del cuerpo de los padres. tal como harían con un mutilado. y la cultura a que pertenecen. Por todo esto. aun cuando la esperaban. hacerles ver que su hijo está muerto. la prosperidad de la sociedad en que viven. y ayudar a que experimenten el dolor de la pérdida. 3. por lo que es importante confrontarlos con la realidad. de que ha fallecido. la intervención debe centrarse en conectar el afecto con el hecho mediante la catarsis de las fantasías y sentimientos hacia el feto o embarazo. y de sueños. y no hay rituales concretos que ayuden a afrontarlas. puesto que incita en ellos miedo y ansiedad.

y qué podrían haber hecho para evitarlo. En otros casos. vinculada. una mejor recuperación física posterior de la madre. preguntándose por qué les ha sucedido. amorosa y sobre todo respetuosa puede constituir una valiosa herramienta que contribuya a que la madre se sienta dueña del proceso. necesitan digerir todo lo ocurrido y llorar en la intimidad a su hijo perdido. En el caso de que el bebé haya fallecido antes de haber nacido. a despedirse de su bebé de manera serena. En cualquier caso. Hay que entender que es posible que los padres deseen estar solos. los padres deben enfrentarse a la noticia de que su hijo no vivirá mucho tiempo. es importante poder estar con su hijo tanto como deseen. hablarle o tomar fotografías para conservar un recuerdo que mantenga viva para siempre la imagen de su hijo. la vuelta a la vida cotidiana que ya no será nunca igual a como la conocieron. con sus cosas y sus esperanzas rotas. se debaten entre la confusión y el más profundo dolor. la ropita del bebé que esperaban. y deben despedirse de su bebé cuando aún apenas le han dado la bienvenida. Puede que deseen abrazarle. en muchos casos pueden ayudar a los padres a elaborar su duelo recordando a su bebé. a pesar del dolor y del shock del momento. Es primordial ofrecer a los padres toda la información que necesiten sobre el proceso por el que van a pasar. las madres se ven en la posible situación de tener que dar a luz a su bebé. besarle. Es en estos momentos cuando el apoyo de la familia y amigos cobra mayor importancia. aunque en un principio pueden resultar duras de tomar. de manera clara. pero en la que aparentemente nada ha cambiado. y no nos resulta concebible hallar en él la muerte. sin presión y sobre todo tenida en cuenta. resulta extremadamente difícil llegar a aceptar un triste desenlace. siendo habitual que se hallen en estado de shock. y es cuando más necesitan el apoyo y el cariño de las personas de su entorno. 16 . uno de los peores momentos por los que tienen que pasar tras perder a su hijo en estas circunstancias es la salida del hospital. momento especialmente difícil si tenemos en cuenta que el nacimiento es un proceso que asociamos con la vida. Aún a pesar de lo doloroso de la situación. en un lugar cálido fuera del resto de miradas y sin interrupciones. de manera íntima. Cuándo esperamos el comienzo de una nueva vida en todo su esplendor. Son decisiones que. Un parto acompañado de manera contenida. el proceso del parto puede ser una experiencia que ayude a los padres a reconciliarse consigo mismos. Llegan a casa con los brazos vacíos. puedan decidir cómo desean despedirse de su bebé. arropando a los padres y mostrándoles su cariño y comprensión. Para algunas familias. despedirse con calma. sea esta una pérdida en las primeras semanas o al final del embarazo.Los padres que reciben esta terrible noticia. y a favorecer. concisa y con la mayor sensibilidad posible. en comparación con un legrado o una cesárea. Esto hará que. La llegada a casa es el momento donde los padres empiezan a integrar todo lo vivido.

lo que proporciona cierta preparación emocional para la pérdida.2. Es importante saber que la reacción de duelo no disminuye.  Nacidos con malformaciones: Ante un neonato muerto con malformaciones. basados en esperanzas y fantasías. siendo una situación particularmente difícil por la confusión que se crea al sentir pena por la pérdida y al mismo tiempo aceptación del gemelo vivo.  Nacimiento gemelar: Existe una tendencia errónea por parte del personal sanitario a restar importancia a la muerte de uno de los niños. cuando el niño muere ya sea en el trabajo de parto o poco después de forma inesperada es mucho más traumático que cuando la pareja tiene la posibilidad de anticipar la pesadumbre. pudiendo incluso existir rechazo hacia el niño vivo.  Momento de la muerte: Se ha demostrado que las mujeres cuyos neonatos vivieron. Factores que pueden modificar el proceso de duelo perinatal.  Decremento notable de la autoestima: Como consecuencia de la sensación de fracaso de la madre por la incapacidad de cumplir con su papel biológico con éxito. 17 . En ocasiones la supervivencia de un gemelo aumenta la sensación de pena. se tiende a pensar que la pena ante la pérdida va a ser mayor a medida que avanza el embarazo.  Edad gestacional: Cuando el niño es deseado. si no que las madres experimentan el mismo dolor independientemente de la edad gestacional.  Previsión de la muerte: Aunque la pena es la misma. la muerte se presenta como una “bendición”. requiere de uno o dos años. haciendo comprender a los padres que el niño iba a sufrir y a hacer sufrir toda la vida las consecuencias de su defecto. y la resolución del duelo es mucho más favorable. el proceso de duelo puede prolongarse e incluso aparecer signos de enfermedad psiquiátrica. tendían a interiorizar la culpa o fracaso por no haber podido llevar a cabo la reproducción. Así pues. aunque fuera brevemente. Añadido a la tensión del parto y la sedación intensa habitual y erróneamente administrada. El periodo normal de la resolución del duelo en una madre por un recién nacido muerto. mostraban más pena e ira. En cambio aquellas que perdieron el niño intraútero. la madre experimenta además de una pena exacerbada una disminución de la autoestima. Sin embargo esto no sucede así. ya que los lazos afectivos son mayores. aunque probablemente al cabo de seis meses el acontecimiento ya no constituya el centro de la vida emocional de la mujer. observándose una fase aguda más larga en muertes más tardías. 3.Puntos importantes del proceso del duelo ante la muerte perinatal:  Incremento de la sensación de irrealidad: Esto se debe a que la relación con el bebé muerto se basa en los lazos afectivos desarrollados intraútero. El personal sanitario juega en este caso un papel muy importante.

Habitualmente lo que hacemos es opuesto a lo que se debería hacer. o incluso a no mostrarlo abiertamente. El padre. Reacción de los profesionales: En esta situación los padres son extremadamente sensibles a las reacciones y conductas de los profesionales. es necesario repetir las veces necesarias la información dada para que la comprendan correctamente. sino que las maneras de llevar el duelo pueden diferir considerablemente entre ambos. Varios estudios coinciden en que aproximadamente el 50% de los padres estaban insatisfechos con la actitud del equipo médico. ignorados. porque estos recuerdos forman el núcleo del proceso de pensar”. suele ver como sus sentimientos son. Su cuerpo le dice que acaba de ser mamá. Esto no quiere decir que no lo sientan en lo más profundo de su ser. tiene máxima importancia. 18 . sin embargo la tendencia habitual de estos es perjudicial para el desarrollo del duelo normal. pero no tiene un hijo al que abrazar. En contra de lo que se piensa. dentro de la propia pareja. ya que se tiende a centrarse en el dolor de la madre y a olvidar que él también ha perdido a su bebé. cada miembro tienda a manifestar su dolor de manera diferente.3. apoyarse el uno al otro y comprender la diferencia en ese sentido resulta especialmente importante para sobrellevar la pérdida y enfrentarse al día a día. pero no hay bebé al que amamantar. estas familias no pueden beneficiarse de nuestra colaboración. A causa de la tensión emocional del momento. El duelo por la pérdida de un bebé La pérdida de un hijo es un suceso para el que la naturaleza no nos ha dado herramientas. y por tanto. sino también mucha información para poder comprender el porqué de la muerte de su hijo. la sensación de haber tenido un bebé dentro de su vientre y no tenerlo en brazos se traduce en un sentimiento confuso. Intentamos controlar nuestra ansiedad evitando la situación. 3. Es muy importante que nuestra actitud sea la correcta. Mantenerse unidos. resentimiento o sensación de culpa. podemos experimentar fracaso. Para la madre. Además. ya que somos los que estamos presentes en el momento del anuncio de la muerte y durante el nacimiento del niño. por su parte. los padres no sólo necesitan compasión. es importante recordar que el padre también necesitará apoyo y comprensión. Puede suceder que. Así Condon citó en 1987: “ La percepción que la mujer tiene de los hechos que suceden minutos u horas inmediatamente después de percatarse de la posibilidad de la muerte de su hijo. este porcentaje fue disminuyendo a medido que aumentó el soporte psicológico por parte de los profesionales. Por ello. en ocasiones. los profesionales también respondemos emocionalmente ante la pérdida fetal. Sus pechos pueden rebosar leche. ya que nos centramos en la esfera física evadiendo la implicación psicológica.

En este sentido no hay pauta alguna. es esencial darles su propio margen para que expresen su dolor y así autorizar su duelo. a su vez. O pueden ver fotografías de su hermano. bañándolo. Si fue en un accidente. 1992. al margen del hijo que han perdido. que ha existido. 19 . Los niños y la muerte Barcelona: Ed. se le añade la pregunta de si hubiesen podido evitarlo. algunos padres tienen la necesidad de volver a concebir de forma inmediata. De la misma manera. Es importante contarles la verdad de la forma más sencilla posible y adecuada a su edad para que puedan comprender lo sucedido y sepan que han tenido un hermano. y el padre o la madre conducían el coche. algo que les ayudará a llevar su propio duelo por el hermano fallecido.  Los bebés que llegarán después: Tras la pérdida de un hijo. Cuando un niño ha muerto por un accidente. también esperaban a ese bebé. tienen otros hijos que. al igual que ellos. También hay que asegurarse de que el niño entiende que. Todas estas posibilidades están presentes siempre que el niño se sienta cómodo. a ellos les siguen queriendo. y a saber que no ocurre nada por llorar o estar tristes. Luciernaga. Siempre se les puede contar cómo se esperaba su llegada y la tristeza de que ya no esté aquí. pero es importante que los padres permitan que el niño tenga herramientas también para elaborar el duelo por la pérdida de su hermanito. especialmente las jóvenes madres que han padecido la muerte de un hijo. los padres no estaban en absoluto preparados para ello y es posible que ni siquiera hayan llegado a ver el cuerpo de su hija o hijo. Puede ser que deseen despedirse también de su hermano teniéndolo en brazos. El miedo a tener más hijos: Los padres jóvenes tienen verdadero miedo a volver a tener hijos.Muchas familias. Es importante compartir el dolor con los niños.). suele reprocharse a menudo la muerte de un niño a aquel o aquella que involuntariamente la provocaron. vistiéndolo o estando ellos presentes también de diversas maneras hasta el funeral. pero que ha fallecido. y que duele mucho que no haya salido como todos el mundo deseaba. o vino y se fue. Se les puede explicar que se le esperaba con la misma ilusión con la que un día se les esperó a ellos. preocuparse de que lleguen a comprender lo sucedido y de que sepan que los padres están tristes porque. Todo esto ayudará a los hermanos a entender el amor que unos padres sienten por un hijo. Nadie puede decirles que es lo adecuado. aunque los padres ahora estén tristes y durante un tiempo la vida no será como antes. ya que cada familia debe hacer lo que su corazón le dicte. (Elizabeth KüblerRoss. y a los que se deben explicar los motivos por los cuales su hermano no vendrá. a la vez que sienten que así traicionan a su hijo perdido. querían mucho a ese bebé y le echan de menos.. solamente los dos saben cuál es el camino a seguir. al sentimiento de culpabilidad y remordimiento. De hecho.

Dialogar. al mismo tiempo. el respeto hacia su dolor. A muchos hombres les cuesta expresar los sentimientos. cogidos de la mano.1. Se refugian en la acción. La atmósfera de la casa queda suspendida en el pasado y ella deambulará como una sonámbula. pero sintiendo el calor del otro. el armario con su ropa colgada. pero el silencio distante separa. Por eso es tan importante compartir el duelo. Proteger la relación de pareja tras la pérdida perinatal Muchas parejas a las que se les muere un hijo acaban separándose. La manera de salir adelante e incluso fortalecer la relación pasa por:  Compartir el duelo. es muy probable que se construya un mundo de recuerdos que gire en torno al hijo ausente. en silencio. más sola quedará su pareja. Cada uno hace lo que puede. ante un hecho tal difícil de entender con la razón como es la muerte de un hijo. Y eso pasa por llorar juntos. el bebé les une más. les han educado para que no lloren. con la mirada perdida. Durante el duelo. El golpe nos remite a golpes anteriores y reabre heridas mal cicatrizadas. Lo que acerca al otro es la comprensión. estos hombres huyen inconscientemente. Y las reacciones de cada persona son imprevisibles. El silencio respetuoso acompaña. Por eso el duelo es algo absolutamente personal. llenan su tiempo con un sinfín de actividades que les impiden pensar y sentir. hablar de lo sucedido y expresa sus emociones. En una situación así hay que avanzar juntos y. Cada persona es un mundo y ante una pérdida como ésta responde de forma distinta. estar horas en el sofá. cada miembro de la pareja ha de intentar comunicar sus sentimientos. Cuanto más intensa sea su incapacidad de afrontar los sentimientos. sin caer en los reproches innecesarios. si se encuentra aislada y sola. sus juguetes. Pero no siempre tiene por qué ser así. si las desavenencias son profundas o se mantiene la relación por inercia. Bastante dolor sienten cada uno de los padres como para ahondar en el sufrimiento retrayendo 20 . Ocurre lo mismo que cuando nace un hijo: si la pareja se lleva bien. trabajan más que nunca. no hay que juzgar. si existe ya amor entre ellos. De algún modo intentan vivir como si no hubiese pasado nada y eso es imposible. La brecha entre la pareja se va así ensanchando y el rencuentro se hace cada vez más inalcanzable. Con la agravante de que después de la muerte de un hijo nadie está dispuesto a fingir lo que no siente. Si sucede lo contrario. respetar la individualidad del otro.3. la convivencia se complica muchísimo. Lo único que hay que pedirle a la pareja es que mantenga su esperanza y confíe en el amor. Pero de nada sirve reprochar actitudes pasadas. Por eso. Si la mujer no puede compartir su dolor.3.  Respetar las distintas maneras de expresar el dolor. como una travesía en solitario. para que no muestren su "debilidad" y mantengan siempre una actitud "combativa" ante la vida. los libros y todos sus objetos tal como estaban el último día. Puede ser que mantenga su habitación intacta.

Según Murray (2000) los factores que aumentan el riesgo de los resultados psicológicos adversos para los padres después de una muerte perinatal incluyen: apoyo social inadecuado percibido. como si no. Es preciso que los profesionales de la salud que atiendan a la pareja en duelo conozcan las principales reacciones psicológicas ante la muerte. No existe suficiente información acerca de los tipos de intervención ni de los beneficios posibles de las mismas para brindar apoyo a las madres. padres y sus familias después de la muerte de un feto o recién nacido. hijos. Como todas las crisis vitales. o ambos. Por este motivo hay que hacer hincapié en que el duelo es un proceso y no un estado. dificultades para superar una crisis en relaciones pasadas. La Pérdida Perinatal y su asesoramiento psicológico Cuando una mujer se queda embarazada lo último que piensa es que lo va a perder. Para una madre perder un hijo mientras lo está gestando puede ser una experiencia devastadora que ponga su casa mental-emocional-social… patas arriba. no de hacer leña del árbol caído. El proceso es variable y suele durar una media de seis meses. 4.recuerdos dolorosos. la dinámica familiar o la crianza. así como las 21 . incluido el contacto con un profesional. malentendidos o equivocaciones. En nuestra sociedad se nos educa para la vida. tanto si se aprovecha. 4. Se trata de construir una nueva vida. trae una carga dura para los frustrados padres y su círculo familiar íntimo (progenitores. no pensamos que la otra cara de la moneda de la vida es la muerte y que no es algo que siempre toca a los demás. es un momento en la vida para cuestionar muchas cosas que se creían inamovibles. La pérdida de un niño no nacido. etc). circunstancias traumáticas acerca de la muerte. Alteraciones emocionales La elaboración del duelo no significa olvidar. Además. las estrategias paternas de afrontamiento y la calidad matrimonial. relaciones problemáticas en el núcleo familiar y la presencia de otras crisis.1. así como los recursos diseñados especialmente para la ayuda en estas circunstancias. sino poder recordar desde el presente al hijo/a perdido/a manteniendo el contacto con la realidad. Los estudios de Fish (1986) y Wing (2001) aseguran que la muerte de un recién nacido se reconoce como uno de los eventos vitales más estresantes que un adulto puede experimentar. mostraron beneficios en cuanto al trastorno psiquiátrico. es una oportunidad de crecimiento emocional y espiritual que deja una huella indeleble en la persona. Del mismo modo indicó que el apoyo. el duelo puede tener un efecto negativo considerable sobre la relación de pareja (siendo más extenso en las madres que en los padres).

para evitar afrontar 22 . en definitiva. de la alimentación. De alguna forma se sienten responsables de lo sucedido y es probable que se pregunten qué es lo que han hecho mal durante el embarazo. buscarlo o llamarle en voz alta. confusión. visitar lugares. Aparecen deseos de volver al pasado. es la respuesta más común y se puede acompañar de sentimientos de enfado. También es posible que los padres sientan una sensación de injusticia insoportable y mucha rabia y enojo hacia el mundo en general y en concreto hacia las personas que no han sufrido una pérdida como la suya. ansiedad y confusión. todo se desvanece. opresión en el pecho o garganta y sensación de despersonalización. no es posible modificar el destino. Dejar fluir las emociones: Al principio del proceso se vive un gran vacío. lo que favorece la aparición de manifestaciones depresivas. Es decir. han de disponer de herramientas que les provean de las habilidades necesarias para establecer relaciones interpersonales con los deudos e identificar situaciones de riesgo. Todas estas emociones. culpa. auto-reproche y ansiedad. Esta emoción insufrible y tremendamente dolorosa la suelen padecer con mayor intensidad los padres a los cuales se les ha muerto un hijo conflictivo. aislamiento social. pena. frustración. soñar con el hijo perdido. pasado el impacto inicial. aunque cueste aceptarlo. Se ha planteado que una persona en duelo puede dejar fluir conductas y pensamientos agresivos que si no son canalizados objetiva y adecuadamente pueden volcarse sobre sí mismo y sobre la pareja. son más profundas. Hay niños que nacen perfectamente de embarazos difíciles o de madres poco conscientes. según consideran algunos especialistas. con problemas de drogodependencia. que por más que se pretenda los hijos siguen su propio camino y.diversas tareas que se llevan a cabo en la elaboración del duelo. Las manifestaciones emocionales esperadas en un duelo son:  Tristeza. y durante el duelo tienen que comprender que cada persona es responsable de sus actos. preocupación.  Conductuales como trastornos del sueño. llevar consigo cosas que lo recuerdan y atesorar objetos que le pertenecieron. Se hace urgente en consecuencia enseñar al profesional sanitario a manejar esas primeras situaciones utilizando un lenguaje propio de su área profesional pero adecuado a las características de los pacientes y la situación. Cada hijo es un ser con identidad propia incluso en el útero materno. y dificultad para concentrarse y ordenar los pensamientos. También a las madres que les nacen un hijo muerto les puede invadir la desazón de la culpa. por ejemplo. queda como en suspense y aparecen sentimientos de desesperanza.  Sensaciones físicas como vacío en el estomago. No hay respuesta racional a esa pregunta. Constantemente se preguntan "por qué " y es probable que aparezca un profundo sentimiento de culpa. Estos padres han pasado un calvario con su hijo en vida.  Incredulidad ante lo ocurrido. de quedarse anclado en el tiempo.

Hay que afrontar todo el dolor por muy insufrible que parezca. idealizar al hijo perdido y evitar aquello que se asocie con él. Esto no soluciona nada. al contrario. para ello debe conducirse al paciente a la confrontación con el hecho de que el hijo ha muerto y evitar que se niegue o se minimice la muerte del bebé. Objetivos del asesoramiento psicológico en el duelo perinatal Las tareas del duelo son:  Aceptar la realidad de la pérdida. Pero al mismo tiempo hay que estar abierto a cualquier manifestación de cariño por pequeña que sea porque si se cierra el corazón y se adopta una actitud victimista la vida se seca. dejándolos salir sin valorarlos ni retenerlos. Evaluación psicológica Una evaluación oportuna y adecuada favorece la implementación de la estrategia psicoterapéutica adecuada para el sujeto evaluado. Por lo que en estos casos.lo inevitable. La pareja debe adaptarse a la pérdida de su rol como padres. su pareja y su trabajo se desmoronan.2. 4. Del mismo modo.  Trabajar las emociones y el dolor de la pérdida es necesario. Y la persona se queda sola.  Reorganizar los sentimientos hacia el bebé muerto y continuar la vida. durante el proceso de evaluación se ha de tener en cuenta que las manifestaciones emocionales de los padres ante la pérdida varían en grado e intensidad dependiendo de la estructura de personalidad de cada sujeto. Entonces todo se apaga. son factores que se asocian a la aparición de alteraciones emocionales secundarias a consecuencia de una pérdida perinatal. 23 . puede llevar en casos puntuales a los padres al consumo de alcohol y otras drogas como estrategia para enfrentarse a lo ocurrido. sólo así se consigue volver a recuperar las ganas de vivir.3. La existencia de autoestima y auto-concepto bajos. cabe mencionar que la ausencia de alteraciones emocionales ante la pérdida de objetos de amor conduce a la presunción de un déficit de la persona en el manejo de sus emociones. Los padres han de encontrar un lugar en su vida emocional que les permita continuar sus actividades diarias de manera funcional. 4. Y por último. Negar los sentimientos que se experimentan. antecedentes de depresión y a la propia condición de pérdida perinatal. la única manera de liberar estos sentimientos es viviéndolos. viendo como sus hijos. es importante una adecuada y urgente intervención del profesional de la salud cuya principal labor será conectar el afecto con la realidad.  Adaptarse al medio sin el bebé.

 La participación del personal médico en la elaboración y resolución del duelo es especialmente importante en la labor de acompañamiento de los deudos. Estos han de llevar a cabo una serie actividades que encaminen a la adecuada resolución del mismo. como:  cerciorarse de que la información suministrada a los padres sea comprensible eliminando del vocabulario expresiones técnicas que puedan generar en los padres confusión. brindarle un nombre. La intervención psicológica puede ser individual.  en todo momento se debe respetar la decisión de los implicados de recibir o no ayuda de cualquier tipo.  Identificar y respetar las creencias religiosas. ritos y costumbres de cada cultura en estas situaciones. Se ha demostrado que la utilización del grupo como herramienta es tan eficaz como la psicoterapia individual y que en ambos casos se obtienen beneficios en el manejo de alteraciones emocionales asociadas a eventos médicos. gestiones funerarias etc.  Constituirse como un acompañante del proceso escuchando atentamente el discurso de los padres siendo empáticos con las reacciones emocionales sin emitir juicios de valor. en pareja o grupal. Si la muerte es predecible es recomendable brindar a los padres la oportunidad de estar con el niño. Tratamiento en el asesoramiento psicológico El objetivo primordial del proceso de duelo perinatal es favorecer la elaboración del duelo previniendo la complicación del mismo y evitando un sufrimiento innecesario a las personas implicadas. de abrazarle. ponerle nombre y hacer un funeral. El hecho de pertenecer a un grupo dirigido de manera ética y profesional por un especialista en salud mental en el que sus integrantes presentan un común denominador (pérdida de un hijo) en el periodo perinatal.  Ayudar y orientar sobre los trámites burocráticos (autorización de autopsia. existen estudios que indican que si los padres crean recuerdos y hacen del bebe una persona tangible a través de verlo muerto. les ayuda a elaborar el duelo y evita complicaciones. crea 24 . Asimismo. 4.). temor o culpa. antes de morir. hablarle. si es posible. Y por último.  Identificar si existen redes de apoyo familiar y social que puedan apoyarlos en ese momento.4.  Procurar que la información se proporcione en un ambiente adecuado respetando la intimidad de la familia permitiendo que se produzcan expresiones propias y necesarias de dolor y tristeza.

así como a facilitar la expresión y el análisis de los sentimientos experimentados. Asimismo. En el caso de que el sujeto desencadene una patología podría ser explicada porque un suceso se asocia de manera inconsciente con circunstancias del pasado. con frecuencia con la ayuda de familiares y amigos. el profesional ha de facilitar la expresión de las emociones y apoyar la capacidad de enfrentar esta situación con familiares. Terapia de Duelo La mayoría de los dolientes eventualmente son capaces de aceptar la pérdida y reanudar sus vidas normales. en el caso de que los pacientes solo presenten malestar psicológico es posible que la intervención se quede solo a nivel primario. dudas y sentimientos alrededor de la pérdida constituyéndose así una red de apoyo de gran valor. Este momento es preciso abordarlo desde los principios de la intervención en crisis con la intención de facilitar la expresión catártica. Sin embargo. la intervención psicológica se suele encaminar hacia la conexión emocional de este evento con las pérdidas anteriores y a su reinterpretación y resignificación. que evocan un conflicto emocional similar que no fue resuelto. En esta etapa. amistades y la sociedad en general creando espacios adecuados para ello. Además. para algunos está indicada la terapia de duelo: el tratamiento para auxiliar al doliente a enfrentar su pérdida.un escenario donde se puede expresar libremente ideas. Sin embargo. Los terapeutas de duelo ayudan a los 25 . es importante que la familia participe del proceso de asesoramiento psicológico con el objetivo de crear una red de apoyo real y comprensión de la situación para que su labor esté libre de creencias que pueden generar confusión y temor que paralizan y postergan la toma de decisiones.  En un segundo momento. Etapas de la intervención:  Cuando el paciente y su pareja reciben la noticia sufren una fuerte desorganización emocional manifestada principalmente por ansiedad y depresión que rebasan en muchos casos las propias capacidades y el poder dar una respuesta adaptativa.  La pareja suele presentar sintomatología depresiva debido a la pérdida real de su hijo por lo que resulta necesario plantear intervenciones de contención y apoyo clínico. se trabaja con la sintomatología aguda para prevenir que se desarrollen condiciones más graves que interfieran en el funcionamiento normal de ambos progenitores.

Algunas sugerencias para ayudar al niño  Ser completamente honesto. Sea como fuere la muerte. (como por ejemplo: “no quiero volver a verte”…). por ejemplo. se dan cuenta de que algo pasa y les afecta. más cariño. Esto hace que actúe de manera más infantil. Procuraremos hacerlo con pocas palabras. falta de interés por las cosas que antes le motivaban. es mejor informarles de lo sucedido lo antes posible. muy enfermos”. le explicaremos lo ocurrido con palabras sencillas y sinceras (”Ha ocurrido algo muy triste. culpa.  En algunas ocasiones pueden creer que son los culpables de la muerte de su familiar por cosas que han dicho. muy malherido. Acompañar a un niño en duelo significa ante todo NO apartarle de la realidad que está viviendo. Al apoyar a las personas a manejar la pena. Alientan a los clientes a revisar la relación con el fallecido y a integrar el hecho de la muerte en su vida. manifestada en juegos violentos. (Diane E.  Tristeza que puede manifestarse con insomnio. El abuelo ha muerto. buscaremos un momento y un lugar adecuado. Enojo hacia los otros miembros de la familia. Las más frecuentes son las siguientes:      Conmoción y confusión ante la pérdida de un ser querido.  ¿Cuándo y cómo dar la noticia? Aunque resulte muy doloroso y difícil. miedo prolongado a estar solo. Ira. de nada sirve ocultarlo porque tarde o temprano acabarán enterándose por alguien ajeno a la familia. En caso de accidente podemos decirle que quedó muy.1. muy enfermo durante mucho tiempo. 5. ”Ya sabes que ha estado muy. El Duelo en los niños En los niños. Las personas sólo se mueren cuando están muy. 26 . hostilidad e ira. los niños son sensibles a la reacción y el llanto de los adultos. los consejeros necesitan tomar en cuenta las tradiciones étnicas y familiares y las diferencias individuales. más atención. hablando como un bebé. Es mejor explicar cómo fue y responder a sus preguntas. desarrollo del adulto y vejez). etc.sobrevivientes a expresar tristeza. disminución acentuada en rendimiento escolar y deseo de irse con la persona fallecida. pesadillas e irritabilidad. las manifestaciones de duelo normales pueden presentarse inmediatamente después de la pérdida o pasado un tiempo de la misma. Por ejemplo.  Explicar cómo ocurrió la muerte. Gran temor o miedo a perder al padre o madre que aún sigue vivo. Papalia. hecho o deseado. la enfermedad que tenía le ha causado la muerte. ya no estará más con nosotros porque ha dejado de vivir…”). exigiendo más comida. Vuelta a etapas anteriores del desarrollo. 5. pérdida de apetito.

Insistir en que la muerte no es una especie de sueño y que el cuerpo no volverá ya a despertarse. suele ser útil hacer referencia a los muchos momentos de la vida cotidiana donde la muerte está presente (como por ejemplo sucede con los animales. Es más frecuente apreciar cambios en el carácter. las plantas…). 27 . Los niños viven emociones intensas tras la pérdida de una persona amada. “tienes que ser valiente”. En los niños la expresión del sufrimiento por la pérdida no suele ser un estado de tristeza y abatimiento como el de los adultos. en el velatorio. no obligarle ni hacer que se sienta culpable por no haber participado. Si la familia acepta estos sentimientos. las personas que quiere. sus juegos familiares. Frases como “no llores”. Lo ideal es que pueda pasar un rato de tranquilidad e intimidad con el cadáver. Es aconsejable explicarle con antelación qué verá. el entierro. Si el niño no quiere verlo o participar en algún acto. ¿Qué podemos decirles si nos preguntan el por qué? Es bueno que sepan que todos los seres tienen que morir algún día y que le ocurre a todo el mundo.. Darle la oportunidad al niño de asistir y participar. También pueden considerar que la persona muerta sigue comiendo. abrazarlo. Para que el niño entienda qué es la muerte. sostenerlo en brazos. sentarse a su lado. En cambio es positivo asegurarles que vamos a seguir queriendo a la persona fallecida y que nunca la olvidaremos. respirando. dejarle salir a jugar con un amigo… Es bueno decirle que aunque estamos muy tristes por lo ocurrido vamos a seguir ocupándonos de él lo mejor posible. Permitirle estar cerca.  Animarle a expresar lo que siente. llorar con él e incluso dejarle que duerma cerca.. que aspecto tendrá. explicarle dónde estará. Tomar parte en estos actos puede ayudarle a comprender qué es la muerte y a iniciar mejor el proceso de duelo. “no está bien enfadarse así”.  Permitir que participe en los ritos funerarios. qué escuchará y el porqué de estos ritos. Para los niños menores de cinco años la muerte es algo provisional (creen que la persona que ha fallecido puede volver en cualquier otro momento). disminución del rendimiento escolar y alteraciones en la alimentación y el sueño. “no estés triste”. existiendo y que se despertará algún día. cambios frecuentes de humor. escucharle. Los niños en su fantasía pueden creer que algo que pensaron o dijeron causó la muerte. Buscar momentos para estar separados. si así lo desea. pero siempre acompañado de un familiar o persona cercana. sus amigos. el funeral. dejarle solo en su habitación. Hay que decirle con calma pero con firmeza que no ha sido culpa suya. pueden cortar la libre expresión de las emociones e impedir que se desahogue. los expresarán más fácilmente y esto les ayudará a vivir de manera más adecuada la separación. Permitirle ver el cadáver si él quiere. aunque es mejor que sea en distinta cama. También es bueno garantizarle el máximo de estabilidad posible.  Mantenerse física y emocionalmente cerca del niño. Muchos niños tienen ideas falsas respecto al cuerpo. No es buen momento para cambiarle de colegio. Lo que más ayuda a los niños frente a las pérdidas es recuperar el ritmo cotidiano de sus actividades: el colegio. Antes de que vea el cadáver.

ayudar a los suicidas y a quienes los rodean. 28 . hacerse pis. Las metas incluyen apaciguar las ansiedades relacionadas con la muerte. ayudar a los individuos a desarrollar su propio sistema de creencias. hablar como un bebé. facilite la aceptación de la muerte y asesore a la familia en el proceso de duelo.  Apatía e insensibilidad. personal y profesionalmente. 1977).Estar atentos a la aparición de algunos signos de alerta como:  Exceso de llanto durante periodos prolongados.  Importantes cambios en el rendimiento escolar o no querer a ir a la escuela.  Frecuentes pesadillas y problemas de sueño. El Estudio de la muerte: tanatología y educación para la muerte La tanatología es el estudio de la muerte y el proceso de morir.  Miedo a quedarse solo.  Imitación excesiva de la persona fallecida y expresiones repetidas de la voluntad de reencontrarse con él/ella.)  Frecuentes dolores de cabeza solos o acompañados de otras dolencias físicas. despierta un enorme interés conforme las personas comienzan a reconocer la relevancia de integrar la muerte en la vida.  Rabietas frecuentes y prolongadas. trabajadores sociales. ofrecer una explicación sobre la dinámica de la pena.76). enfermeras y otros profesionales que trabajan con moribundos y sus deudos y con la comunidad. p. médicos. 6. y auxiliar a los deudos a decidir qué tipos de servicios funerarios desean (Leviton. o “el estudio de la vida con la muerte en ella” (Kastenbaum.. a ver La muerte como un fin natural de la vida y a prepararlos para su propio deceso y el de quienes están cerca de ellos. Estos programas se ofrecen a estudiantes. ¿Cómo se puede preparar la gente para su propia muerte. pedir comida a menudo.  Un periodo prolongado en el que el niño pierde interés por los amigos y actividades que solían gustarle. La presencia prolongada de alguno o varios de estos signos puede indicar la existencia de una depresión o de un sentimiento de dolor sin resolver. enseñar formas humanas de tratar al moribundo. Pida ayuda a un profesional para que valore la situación..  Comportamiento infantil durante un tiempo prolongado (por ejemplo. proporcionar una visión realista de los trabajadores de atención a la salud y sus obligaciones con el paciente y sus familias. o el deceso de quienes ama? ¿Cuánto se le debe decir a los pacientes terminales acerca de su situación? Tales preguntas figuran entre las que tratan con la educación para la muerte: programas para enseñar a la gente acerca de la muerte y ayudarla a lidiar con ella.