Universidad Modelo

Escuela de Derecho y Ciencias Políticas Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales

Coyuntura política nacional e internacional

Diana Morales Gual

Sobrevaluación del peso y sus efectos en la economía mexicana.

Mérida, Yucatán, México a 31 de mayo de 2013.

Sobrevaluación del peso y sus efectos

Resumen: La sobrevaluación del peso mexicano ha contribuido a las duras crisis económicas a que se ha enfrentado el país desde hace más de treinta años. El presente trabajo analiza diferentes estudios respecto al tema, los cuales reflejan de manera concreta la realidad de que las crisis económicas fueron un efecto de la sobrevaluación y el mal manejo de la deuda externa, también se enfoca en las consecuencias de estas crisis y la manera en que el gobierno mexicano las manejo. Introducción: “Quién no aprende de sus errores está condenado a repetirlos”, esta frase de Jorge Agustín Nicolás Ruiz aplica para la experiencia del gobierno mexicano ante la sobrevaluación del peso, ya que la situación se manejó de manera similar en las dos ocasiones. A lo largo de este trabajo se intentará responder a las siguientes cuestiones: ¿Qué significa la palabra sobrevaluación, en términos económicos? ¿Qué situaciones originaron esta sobrevaluación?, ¿Quiénes fueron los actores nacionales e internacionales involucrados en su origen y desarrollo?, ¿Qué consecuencias tuvo, si hubieron, a nivel nacional e internacional?

Desarrollo En primera instancia se hace necesario definir los términos económicos de tipo de cambio y sobrevaluación. Tipo de cambio se refiere a la tasa a la cual la moneda de un país es cambiada por otra. Es considerado uno de los factores más importantes de una economía, ya que permite conocer y comparar los precios de bienes y servicios producidos en diferentes países (Universidad de Monterrey). Por su parte, la sobrevaluación significa que el tipo de cambio de un país es demasiado alto para su economía real. Sin embargo, las implicaciones de la sobrevaluación van más allá de lo anterior, pues deprime la demanda doméstica, debido a que los productos locales tienen precios elevados, y fomenta la importación, lo cual constituye un golpe certero a la producción interna de un país (Wessels, 2002). En este sentido, una moneda sobrevaluada ocasionará mayor importación y menor exportación, ya que los bienes mexicanos resultan más caros que los extranjeros; mientras que una moneda devaluada origina mayor exportación, pues los bienes nacionales resultan más baratos para los extranjeros y estos los pueden comprar, (Universidad de Monterrey), como el caso de la moneda devaluada de China. En el caso de mexicano, se presenta debido en parte a la política de paridad cambiaria fija firmada por México a mediados del siglo XX en los acuerdos de Bretton Woods, que establecían las reglas Este financieras el y comerciales Monetario

internacionales

(Garcíacastillo,

2000).

crearon

Fondo

Internacional, que más tarde rescataría a México de una de las crisis, y del Banco Mundial. Esta política de paridad cambiara aunada a una inflación mayor en México que en EUA ha ocasionado la sobrevaluación del peso, sin embargo lo anterior fue un fenómenos global, ya que las tasas de inflación de los países desarrollados son mayores que las de Estados subdesarrollados, por lo que la moneda de los países n desarrollo se sobrevalúa para mantener esa supuesta paridad. (Garcíacastillo, 2000). En este sentido, era de esperarse que esta situación llevara a México a una sobrevaluación, misma que ha tenido como consecuencia varias crisis económicas en el país, siendo las principales, y las de mayor trascendencia internacional, las de 1982 y la de 1994. Es de notar que en México las entradas de capital son las exportaciones de petróleo y las remesas extranjeras, estos factores significan una entrada suficiente y constante de capital, con lo cual es posible mantener la moneda sobrevaluada (Puyana, 2010). El petróleo, es un factor que ha ocasionado la sobrevaluación continua del peso, ya que se trata de una gran fuente de ingresos para el país, pero, su inversión, para 1982 se basaba en préstamos extranjeros, por lo que al disminuir el costo del petróleo en 1981 y 1986 hubo una rápida fuga de capital, con lo que el desplome de la economía fue inminente (Jiménez, 2006).

Pero ahora surge la pregunta, ¿Cómo afectan las remesas a la sobrevaluación? Las remesas y el ingreso del capital extranjero en general afectan negativamente a la producción y el empleo en los sectores comerciables, pues restringen las exportaciones y fomentan las importaciones. (Puyana, 2010) Es decir que en general son factores que mantienen e impulsan la sobrevaluación. Esta frágil sobrevaluación le resta rentabilidad a las actividades que producen bienes comerciales y, disminuye el interés privado por invertir. Dando como resultado que a pesar de contar con entradas de capital que fomentan el consumo, la producción interna se ve mermada y la inversión decae. Mal que México ha padecido desde 1983 (Puyana, 2010). Tras la crisis de 1982 el gobierno mexicano se vio obligado a nacionalizar la banca, a devaluar la moneda y a implantar un modelo de austeridad en el régimen fiscal, todas medidas impuestas por el Fondo Monetario Internacional, para ser candidatos para un préstamo de 4 mil millones de dólares (Banda & Chacón). En la crisis de 1994 ocurrió algo similar, ya que debido a la sobrevaluación del peso, los mercados comenzaron a especular respecto a su paridad con el dólar, por lo que salieron del país alrededor de 5 billones de dólares, con esto las reservas se cayeron, hasta que las autoridades mexicanas se vieron obligadas a devaluar y a adoptar un régimen cambiario flotante (Lustig, 1995). La crisis de 1994 tuvo consecuencias en el sistema financiero internacional, y originó un efecto en cadena de expansión de la crisis, ya que los capitales extranjeros se retiraron también del resto de Latinoamérica, temiendo que la

situación económica de los otros países fuera similar a la mexicana. En este sentido, México tuvo que recurrir al auxilio de Estados Unidos, el cual le prestó 20 billones de dólares (Kalter & Ribas, 1999). Conclusión En conclusión, han sido varios los factores que han ocasionado la sobrevaluación en México, desde el tratado de Bretton-Woods, hasta el hecho de que la renta petrolera se destine a financiar el gasto corriente, así como las remesas y la inversión extranjera, cuya aparición mantienen inflados los precios internos ya que no provienen de una producción efectiva interna, sin embargo, no se puede negar la actuación del gobierno mexicano en cuanto al manejo de la sobrevaluación, especialmente en las crisis económicas, ya que la precaria visión a futuro del gobierno mexicano, ocasionó la fuga de capital y las consecuentes crisis financieras que se expandieron, teniendo consecuencias globales en algunos casos. El gobierno mexicano necesita comenzar a afrontar el hecho de que las crisis a que se ha enfrentado en los últimos años, han tenido como origen, entre otros factores, la sobrevaluación del peso, debido a una falsa paridad cambiaria, impuesta por el Fondo Monetario Internacional e impulsada por los Estados Unidos, para, de cierta manera, mantener a los países en desarrollo en desventaja con el país angloparlante, y de esta manera perpetuar el subdesarrollo. Las consecuencias de la sobrevaluación se encuentran plasmadas en gran parte de libros de economía, incluso en la red, es imposible pensar que un gobierno

entero no haya logrado visualizarlas desde hace más de 40 años. Si el gobierno mexicano sabía en lo que se metía o no, esa es otra duda que quizá jamás pueda ser contestada. Banda, H., & Chacón, S. (s.f.). El Colegio de México. Recuperado el 15 de mayo de 2013, de La crisis financiera mexicana de 1994: una visión política-económica: http://codex.colmex.mx:8991/exlibris/aleph/a18_1/apache_media/NHC7916TP27U JQAHVXH8LUGRH75FY9.pdf Jiménez, M. (2006). Las crisis económicas de México en 1976 y 1982 y su relación con la criminalidad. Recuperado el 15 de mayo de 2013, de Universidad de Guadalajara: http://sincronia.cucsh.udg.mx/jimenezw06.htm Kalter, E., & Ribas, A. (diciembre de 1999). The 1994 Mexican Economic Crisis: The Role of Government Expenditure and Relative Prices. Recuperado el 15 de mayo de 2013, de Fondo Monetario Internacional: http://www.imf.org/external/pubs/ft/wp/1999/wp99160.pdf Garcícastillo y Cruz, R. (2001). Sobrevaluación: origen de crisis recurrentes, recuperado el día en Revista de contaduría y administración, núm. 200, eneromarzo 2001, p. 59. Recuperado de:

http://www.ejournal.unam.mx/rca/200/RCA20004.pdf Lustig, N. (1995). The mexican peso crisis: the forseeable and the surprise, el 17 de mayo de 2013 de Brookings Institution: http://www.brookings.edu/views/papers/bdp/bdp114/bdp114.pdf

Puyana, A., & Romero, J. (2010) ¿De qué sufre la economía mexicana? ¿Falta de recursos u oportunidades de inversión? Recuperado el 15 de mayo de 2013 de Revista de Economía de la UNAM: http://www.economia.unam.mx/publicaciones/econinforma/pdfs/363/01puyana.pdf Universidad de Monterrey. (s.f.). Tipos de cambio y sistema monetario internacional, recuperado el 16 de mayo de 2013 de Universidad de Monterrey: http://ocw.udem.edu.mx/cursos-de-profesional/ambiente-de-negociosinternacionales/Ambiente%20de%20Negocios%20Internacionales%20%20jcornejo/Unidad6_1.pdf Wessels, W. (2002). Economics, 5a ed. Estados Unidos: Barrons educational series inc.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful