Asunción, 31 de mayo de 2013

Comunicado a la opinión pública sobre el asesinato de Luis Lindstron
Ante el asesinato de Luis Lindstron, ocurrido en la mañana de hoy en la localidad de Tacuatí (departamento de San Pedro), y que genera una profunda conmoción ciudadana, la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (CODEHUPY), Capítulo Paraguayo de la Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo (PIDHDD), manifiesta cuanto sigue: 1. Expresamos nuestras condolencias a la familia de Luis Lindstron; 2. Exigimos al Estado, a través de sus instituciones respectivas, una investigación seria y responsable de este crimen, que lleve al esclarecimiento del mismo. Y también exigimos el juzgamiento y sanción oportuna y adecuada a quienes perpetraron este hecho punible. 3. Atendiendo a los antecedentes del hecho, enmarcados en el repudiable secuestro del que fue objeto Luis Lindstron en el año 2008 así como en los demás repudiables secuestros sucedidos, llamamos la atención de los organismos del Estado para que en el proceso de investigación y esclarecimiento de este crimen garanticen el respeto de los derechos humanos establecidos en la Constitución Nacional, así como derechos fundamentales incluidos en el Código Procesal Penal y otras leyes. Estos son derechos que deben garantizarse para cualquier persona que sea sometida a un proceso penal, a fin de evitar que el resultado de la investigación sea fruto de arbitrariedades y uso abusivo de poder. 4. También exigimos la estricta sujeción a las leyes de los agentes de la Policía Nacional, del Ministerio Público y de cualquier otro que pudiera estar inmerso en el proceso de investigación, evitando así medidas represivas que lleven a la violación de derechos de toda persona que eventualmente sea investigada por este hecho. 5. Hacemos este señalamiento en vista de que las prácticas y actos investigativos impulsados anteriormente por el Ministerio del Interior, Policía Nacional y Ministerio Público para investigar hechos de esta naturaleza, tuvieron como elemento fundamental la arbitrariedad perpetrada contra comunidades rurales y campesinas, lo cual se tradujo en la realización de allanamientos violentos, detenciones arbitrarias, torturas, así como maltratos físicos y psíquicos a pobladores/as –sean adultos o niños/as- y a dirigentes de organizaciones locales. En síntesis, las fuerzas policiales y militares desplegadas en las comunidades, anteriormente han actuado generando zozobra en las mismas y violando los derechos de quienes habitan en ellas.

Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay Capítulo Paraguayo de la Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo. EE. UU 1431 e/ 2ª y 3ª Proyectadas Tel: 595 21 373732/ 0971 726000 codehupy@codehupy.org www.codehupy.org

6. El asesinato del señor Lindstron es tan grave como los asesinatos de varios dirigentes campesinos de la zona norte, como el del señor Benjamín Lezcano, agricultor y dirigente campesino de Arroyito (departamento de Concepción), quien fuera asesinado por sicarios en febrero pasado en la puerta de su casa, y cuyo crimen continúa en la absoluta impunidad. Así también, siguen en la impunidad los asesinatos de otros referentes campesinos ocurridos en los últimos meses: Sixto Pérez, Vidal Vega, Dionisio González, Francisco Denis. Al tiempo de exigir el esclarecimiento del crimen de Luis Lindstron, volvemos a exigir el esclarecimiento de los asesinatos de dirigentes campesinos y el castigo a los responsables de tales hechos. 7. Es necesario también señalar que las normas jurídicas relacionadas con el respeto, la protección y la garantía de derechos humanos han sido ideadas para varios fines, entre ellos prevenir conductas punibles en una sociedad democrática respetuosa del Estado de Derecho, así como sancionar a quienes realmente son responsables de dichas conductas. 8. Por tanto, es fundamental que el Estado desarrolle un proceso investigativo y de juzgamiento serio, apegado a normas jurídicas y a estándares de derechos humanos, que lleve a sancionar a los verdaderos responsables de este crimen, y no a condenar a personas inocentes. La sanción de personas inocentes llevará a la impunidad absoluta de los verdaderos responsables.

Por la coordinación de turno de CODEHUPY: Asociación Americana de Juristas (AAJ) Base Investigaciones Sociales (BASE IS) Tierraviva – a los pueblos indígenas del Chaco

Para más información: Enrique Gauto Bozzano, Secretario Ejecutivo de CODEHUPY: 0971 - 365000

Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay Capítulo Paraguayo de la Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo. EE. UU 1431 e/ 2ª y 3ª Proyectadas Tel: 595 21 373732/ 0971 726000 codehupy@codehupy.org www.codehupy.org

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful