Hoteles de lujo en Machu Picchu Pueblo buscan ir a la capital de Cusco

La oportunidad para cerrar el circuito de los viajeros de alto poder adquisitivo motiva a los empresarios.
TURISMO

Ya casi no queda espacio para ampliar o inaugurar hoteles en Machu Picchu Pueblo. La ciudad por la que se accede al primer destino turístico del Perú luce tugurizada. Esta situación –que confirma el Observatorio Turístico del Perú (OTP) con base en estadísticas del 2012– ha obligado a los principales establecimientos de la zona a replantear sus estrategias de crecimiento. El grupo Clabe, por ejemplo, propietario del Sumaq Machu Picchu Hotel, establecimiento de categoría cinco estrellas, ha decidido construir su segundo hotel de lujo en el centro urbano de Cusco, a más de tres horas de su primera plaza. El objetivo de la empre-

sa es cerrar el circuito que siguen sus pasajeros en la Ciudad Imperial. La mayoría de turistas que visita el Ombligo del Mundo pasa entre dos y tres noches en la capital de Cusco antes de dirigirse a la ciudadela maravilla. Por ello, un grupo con posiciones en ambos lugares podrá asegurarse la ocupación de cada uno con los mismos huéspedes: un negocio muy apetecible. La apuesta de Clabe en Cusco requerirá una inversión de US$12 millones. Aunque no ha confirmado la capacidad de su nuevo hotel, se espera que tenga dimensiones parecidas al Sumaq de Machu Picchu, es decir, alrededor de 60 habitaciones. El plan Hatuchay Víctor Fernández, direc-

tivas para crecer en el distrito que sirve de acceso a la ciudadela inca. “Ya casi no hay espacios. Lo que estamos haciendo es construir una segunda torre en nuestro hotel, que nos permitirá incrementar nuestra oferta en 70 habitaciones”, explica Fernández.
GASTO

US$1.000 es el gasto promedio de los turistas de lujo por día.
El grupo ha decidido aprovechar todo el espacio posible en su actual terreno e invertirá US$1,8 millones en ello. ¿A dónde más podría expandirse la cadena Hatuchay? Fernández comenta que el centro urbano de Cusco también es una alternativa interesante para ellos.

PUEBLO. Ante la falta de espacios, los empresarios buscan expandirse al centro urbano.
DATOS OPCIÓN ARRIBOS

José Marsano, de OTP, dice que en la región Cusco, otra opción para colocar hoteles es el Valle Sagrado.

Unos 1,1 millones de turistas arribaron a Cusco en el 2012, según la cámara de turismo local.

tor del grupo Hatuchay – que cuenta con un hotel de cuatro estrellas en Machu Picchu y otro en la reserva Pacaya Samiria– apunta que, efectivamente, a los empresarios hoteleros les quedan muy pocas alterna-