Contraloría advierte que Caral está en riesgo por ineficiencia en gestión cultural

Informe critica al Municipio Provincial de Barranca y al Gobierno Regional de Lima por no asignar recursos ni evitar las invasiones.
Una comisión auditora de la Contraloría General de la República determinó que en el período enero 2011-junio 2012 ni el municipio de Barranca ni el Gobierno Regional de Lima protegieron o pusieron en valor la ciudadela de Caral y su zona de amortiguamiento. La Ciudad Sagrada de Caral, reconocida como Patrimonio Mundial por la Unesco, se encuentra en riesgo por la deficiente gestión cultural de la Municipalidad Provincial de Barranca y el Gobierno Regional de Lima, advirtió ayer la Contraloría General de la República. La comisión auditora determinó que, durante el período enero 2011–junio 2012, ninguna de las dos instituciones ejecutó acciones dirigidas a proteger o poner en valor la ciudadela y su zona de amortiguamiento.
OTRA CONCLUSIÓN

dos aledaños. Estos documentos también son utilizados para organizar el uso del territorio en actividades económicas como la agricultura, la minería y la ganadería; que generan impactos en el patrimonio cultural. Durante la revisión, se halló que la Municipalidad de Barranca incumplió los compromisos suscritos mediante convenio con la Unidad Ejecutora 003 del Ministerio de Cultura para el 2012. La autoridad edilicia no entregó el dinero mensual acordado, no retiró los escombros acumulados por los trabajos de excavación, ni realizó labores de mantenimiento en la carretera de acceso a la zona. Descargo de Barranca Dora Floriano, gerente de Rentas de la Municipalidad de Barranca, admitió que, como dice la contraloría, no han cumplido con recoger los escombros que dejan las excavaciones: “pero estos residuos pueden formar una ciudad entera, es imposible que podamos hacerlo con el presupuesto que tenemos”. Según Floriano, la municipalidad entregaba 4 mil soles mensuales para los trabajos en Caral cuando era un proyecto y no una unidad ejecutora, que depende del Ministerio de Cultura: “por ley, ya no nos permiten transferencia de dinero a unidades ejecutoras que tienen sus propios presupuestos”. Sobre las invasiones de terreno, Dora Floriano dice que se trata de “un problema social y requiere un plan de reubicación”.

LUIS CHOY / ARCHIVO

EN PELIGRO. Según la contraloría, el Gobierno Regional de Lima retrasa la ejecución de cuatro proyectos que son viables en Caral.
ANTECEDENTES 26/10/2009 LA VOZ DE RUTH SHADY

“La población no ha sido integrada al proceso de desarrollo sostenible que brinda la puesta en valor de Caral”.

“La intervención de la contraloría sienta un precedente”
La doctora Ruth Shady, jefa de Zona Arqueológica Caral- Unidad Ejecutora 003, afirma que ha sido muy importante que la Contraloría General de la República intervenga en este tema: “Sienta un precedente para que las autoridades políticas sepan que están bajo supervisión y que no pueden descuidar el patrimonio nacional”. Según Shady, la contraloría le preguntó sobre el plan maestro para Caral, que es un plan de desarrollo que se planteó en el 2006. “Con justa razón, me preguntaron qué se había avanzado y luego fueron a la Municipalidad de Barranca para comprobar qué habían hecho por la carretera y el mantenimiento del patrimonio”, cuenta Shady. Según la arqueóloga, los gobiernos regionales y municipios son responsables del ordenamiento territorial, a través de ordenanzas. “Su deber es determinar qué uso darle a los suelos para regir el crecimiento de centros poblados, centros mineros, suelos agrícolas. Pero este ordenamiento territorial no se ha concretado. En el valle de Supe hay 21 sitios de la civilización Caral y hay invasiones, tráfico de tierras, concesiones agrarias y mineras ilegales. Y no han podido regular esto”, critica Shady, quien recuerda que hay una ley que sanciona a las autoridades políticas que atentan contra el patrimonio.

Esto ocurrió, añade el estudio, porque las gerencias a cargo de la gestión cultural no contaban con personal técnico, no asignaron recursos a esta función y no realizaron las diligencias para obtener el presupuesto necesario. También se comprobó que las autoridades no han aprobado las herramientas que permitan controlar la expansión no planificada de los centros pobla-

Ruth Shady denuncia que 12 personas han construido viviendas en la zona de amortiguamiento.
04/12/2010

La empresa avícola San Fernando compra a la Asociación Era del Pando terrenos ubicados dentro de la zona arqueológica de Caral.
22/6/2011

Denuncian ante la Novena Fiscalía Penal de Lima a representantes de la asociación de agricultores de Era de Pando.
Fuente: Archivo El Comercio