El canon minero no tuvo impacto en zonas de conflictos socioambientales

Estudio muestra que recursos transferidos en el 2007 no mejoraron las condiciones de vida como se esperaba.
SUSTAINABLE PROJECTS
(SUSTPRO)
LUIS MILLONES OLANO*

En un artículo anterior (publicado el 13 de marzo), presentamos algunos resultados del impacto de las transferencias del 2007 y en particular del canon minero en regiones estratificadas. A continuación nos referiremos a la región y provincia de Cajamarca y la provincia de Espinar (Cusco) –por ser zonas de conflictividad socioambiental– y a Arequipa, como región testigo con fines de comparación. El canon de la región Cajamarca en el 2007 representó el 62,1% de las transferencias; sin embargo, el impacto sobre el Índice de Desarrollo Humano (IDH) fue negativo (-0,56). El Foncomún –que representó el 32,8% de las transferencias– también tuvo un impacto en el IDH de -0,38. El Vaso de Leche, que representó el 5% de los montos transferidos a la región, no tuvo impacto estadístico que relacione dicho programa con el IDH. En tanto, las transferencias que la región Arequipa recibió por canon alcanzaron el 29,1% y el impacto sobre el IDH fue ligeramente positivo (0,009), mientras que por Foncomún recibió el 55,2% del total transferido. Esta variable logró un impacto positivo leve de 0,033. El canon aduanero que se transfirió a la región Arequipa el mismo año, que ascendió al 5,9% del total, impactó negativamente: -0,056. Otras fuentes, como regalías y Vaso de Leche, tuvieron impactos negativos sobre el IDH regional. A nivel de los casos estudiados, es evidente la relación inversa entre la tasa

de mujeres analfabetas y el IDH, constituyéndose en la variable determinante que influye en las condiciones de vida de la población de las zonas en estudio. En el caso de Cajamarca, el impacto de esta variable fue de -0,746 y en el caso de Arequipa, -0,644. El impacto de las regalías –en los casos en los que existe relación estadística– es negativo. Así sucede en las regiones Cajamarca y Arequipa. Cambios necesarios Las evidencias estadísticas indican que en el 2007 hubo una mala asignación de los recursos que son transferidos por el Ministerio de Economía al Gobierno Regional de Cajamarca, así como a la capital de esta región y a la provincia de Espinar (Cusco), dados los nulos impactos que habrían tenido en mejorar las condiciones de vida en dichas localidades. En tal sentido, basados en los resultados del estudio, preliminarmente recomendamos diversas acciones como cambios en la

REUTERS

PROBLEMAS. El canon en la región Cajamarca representó el 62,1% de las transferencias, pero el impacto sobre el Índice de Desarrollo Humano fue de -0,56.
RESULTADOS

Una mala asignación del canon
En las provincias de Cajamarca y Espinar, donde el canon representó la mayor parte de las transferencias a los gobiernos locales (80,7% y 77%, respectivamente), el impacto fue negativo en el caso de la primera (-0,087) y no existió evidencia estadística en la segunda. Similar situación sucedió en el caso del Foncomún, pues este representó el 17,1% y 21%, respectivamente, de las transferencias para esas provincias. Caso sintomático es el del Vaso de Leche en Espinar –donde representó el 2% de los recursos que fueron transferidos–, que tuvo un impacto positivo en el IDH (0,28).

Se debe incentivar una participación activa de la población en la fiscalización de los recursos.
política de transferencias de recursos hacía un sistema de inversión que refuerce las actividades productivas, el fortalecimiento institucional, la educación integral y la participación activa de la población en la fiscalización de los recursos. El Estado debería crear los mecanismos y la institucionalidad para que la población organizada tenga los mecanismos y las vías para supervisar el uso de los

TAREA DEL ESTADO

recursos en función de metas y objetivos priorizados. Además, que sea evaluada la pertinencia de seguir transfiriendo recursos por un período determinado, promoviendo la autonomía financiera y la autosostenibilidad. También se deberían realizar cambios en los programas de lucha contra la pobreza, eliminando aquellos que refuercen el paternalismo y el clientelaje po-

lítico, cuna del populismo y promotor del círculo vicioso de la pobreza. Además, se requieren acciones inmediatas de alfabetización y mejora de la educación de la mujer rural, para desterrar la desnutrición infantil, planificar el número de hijos y el fortalecimiento de la célula familiar, pilar fundamental del desarrollo sostenible. Familias sólidas, niñez segura, adultos plenos, paí-

ses sostenibles. Es perentoria una nueva organización política y territorial acorde con un patrón de desarrollo sostenido, reestructurando la actual administración territorial, basada en pequeñas localidades (1.822 distritos), hacia una nueva orientada a la creación de ciudades intermedias. Es necesario establecer la carrera pública basada en la meritocracia, hacien-

do del Estado una organización sólida formada por funcionarios públicos capaces y honestos, bien remunerados y que gocen de un estatus de prestigio. Se requieren cambios en las leyes de comunidades campesinas y nativas, para establecer nuevas organizaciones acordes al proceso de globalización, para que mejoren sus condiciones respetando su cosmovisión, valores y costumbres, basándose en una educación sólida que los haga actores de su propio desarrollo. Esto es sinónimo de educación. Educación para fortalecer la democracia, el manejo del entorno, adaptación al cambio climático y empoderamiento, para establecer relaciones simétricas y armónicas con el Estado y con la empresa privada.
*Economista, dirige Sustainable Projects.