Inca Rail y Andean Railways esperan facturar más de US$12 millones el 2013

El consorcio de operadores ferroviarios busca captar el 25% del mercado en la ruta de Cusco a Machu Picchu.
TURISMO

Cuatro meses después de haber anunciado su fusión como una sola empresa, Inca Rail y Andean Railways, la segunda y tercera compañías que operan en la ferrovía Cusco–Machu Picchu, comparten sus objetivos concretos para este año. Juan Forsyth Rivarola, presidente ejecutivo del grupo Crosland (propietario de Inca Rail), comentó a El Comercio que este año el objetivo del nuevo ‘holding’ es captar el 25% del mercado de viajes en la línea férrea que lleva a la ciudadela inca. Ello implicará transportar a 250 mil pasajeros, de los cuales el 95% serán extranjeros. “Si concretamos el plan, la facturación estimada para este año será superior a los US$12 millones”, preci-

só el ejecutivo. Cabe precisar que el mercado en este circuito turístico –que es uno de los más caros del Perú– es liderado por Perú Rail, operador ferroviario de la cadena inglesa Orient–Express, que también es propietaria de hoteles de lujo ubicados en Lima y Cusco, entre ellos el Monasterio. El operador en mención fue el único de la ruta durante 10 años, desde que se privatizara Enafer –en el primer gobierno de Alberto Fujimori– hasta que, en el 2009, Ositrán facilitó el ingreso de la competencia. A la fecha, el ‘holding’ trabaja con 10 frecuencias diarias. Al cierre del 2013 su flota estará formada por 15 vagones: 9 de Inca Rail y 6 de Andean Railways. “Debemos hacer un trabajo de certificación de los

SEBASTIÁN CASTAÑEDA

en otros países, y son pocos los fabricantes que ahora las producen”, explicó Forsyth. En efecto, la línea férrea del suroriente peruano es de trocha angosta [de 1.067 milímetros], un modelo usado durante las primeras décadas del siglo pasado, pero ya reemplazado en la actualidad.

Forsyth cree que la ferrovía de Cusco a Machu Picchu será copada en dos años.
FUSIÓN. Las dos compañías trabajarán juntas. Se hacen fuertes para competir con Perú Rail.
OTROS CIRCUITOS ¿RUTA A AREQUIPA? PUNO NO ES RENTABLE

CASI AL LÍMITE

Inca Rail no apostará, de momento, por la ruta Arequipa-Cusco, por la competencia de los ómnibus.

Hoy Inca Rail llega a Puno tres veces por semana. No parece haber demanda para más hacia el Altiplano.

6 vagones que arriben desde España, que son los que Andean Railways ingresará a nuestra fusión. No es fácil adquirir estas maquinarias porque las condiciones de la ferrovía de Cusco a Machu Picchu ya casi no existen

Esta característica hace que la ruta tenga un límite: Forsyth cree que en dos años no podrá crecer más. Ante ello, el presidente de la Cámara de Turismo del Cusco, Roger Valencia, impulsa la habilitación de otros cuatro accesos a Machu Picchu, para descongestionar la vía ferroviaria.