Sobre la Conquista de América de Tzvetan Todorov Jaime Ortega Reyna Estamos ante una reflexión de largo aliento, cuyo

propósito, en cuatro movimientos, es la de mostrar una interpretación novedosa sobre el problema de la conquista. Se trata, me parece, de mostrar la posibilidad de lecturas variadas sobre un solo problema. Como estas diversas formas problemáticas se cruzan. Son contemporáneas o sucesivas, más no lineales, expresan ella, la diversidad del problema. Comencemos pues. Todorov quiere justificar su elección: el otro, pero lo hace en el momento preciso donde este acontecimiento universal se torna más que conflicto, por momentos imposible de asimilar. Es la conquista de América. Acercarse al problema que implicó la relación con el otro en el momento mismo del ejercicio de la violencia. Con América, como con ningún otro espacio geográfico o político hay un “descubrimiento”. Se descubre algo que no es cercano, algo que no es extraño, algo que no sabemos que es ni como es. Es el momento, dice, de la extrañeza radical. La más radical de las extrañezas acontece. Acontecimiento, por lo demás, fundante de múltiples relaciones con el otro. Porqué antes del acontecimiento esta forma de relacionarse no se había dado, nada parecía tan extrañamente radical. Por tanto, la radicalidad no está sólo en el extrañamiento, sino sobre todo en lo que funda: nueva relación con lo otro. La era moderna, sería a partir del momento en que se cruza el atlántico en la perspectiva política y geopolítica. Nuevo acontecimiento radical. Fundante de la modernidad está no sólo la relación con el otro, sino el cruce del atlántico como mar dominable. ¿Qué motivo a que la extrañeza del acontecimiento del cruce del atlántico fundara una nueva relación con lo otro? Dice Todorov: el oro y el cristianismo. Para Todorov el acontecimiento es de una extrañeza tan radical que dice, en el fondo es el cristianismo el que funda la modernidad, a pesar de que había “una mentalidad medieval”, si, mentalidad medieval “que funda lo moderno”. He ahí otra aspecto de la radicalidad del acontecimiento. Porqué es

Quizá sea esta la más interesante. ya mercantil. Así concluye el primer movimiento. este doble movimiento: en ese mismo año el país repudia a su Otro interior al triunfar sobre los moros en la última batalla de Granda y forzar a los judíos a dejar su territorio…(p. Segundo movimiento: la pregunta. Funda la modernidad cuando la tensión de estos elementos cruzan el atlántico y “descubren”. El año de 1492 simboliza ya. La superioridad numérica es un falso dato en cualquier guerra. prefiguró el resultado. en la historia de España. Es fundante. además. sin lucha. primer episodio de la conquista. el “hermenauta” de lo natural. ¿Hay colonialismo ante de la modernidad? Todorov dice que sí. cristiana. quien presenta esta doble faceta. Colón el que intenta por todos lo frentes la asimilación de costumbres. por cierto. Lo que pasa es que pueblos colonizados ven la oportunidad de alzarse contra el colonizador. porqué con Colón tenemos al que nombra. es Colón el naturalista. Colón es el que des-culturaliza al no vestido y al que no tiene una noción semejante del intercambio. Sin embargo . cuando entiende lo que le dicen y cuando no. Pero sólo del otro a uno. “Toda la historia del descubrimiento de América. tan básica. Y no sólo eso. E el que busca la predisposición al cristianismo. tan sencilla. a falta de una supuesta concepción del mundo del otro. aunque ello signifique: colonialismo moderno! ¿Puede ser catalogado la actitud azteca como colonialista. pues Cortés llega a pueblos ya conquistados y colonizados. evangélica. colón el admirado por Las Casas. también. lleva la marca de eta ambigüedad: la alteridad humana se revela y se niega al a vez. pero tan dejada de lado: ¿Por qué se logró la conquista si todo indiciaba lo contrario? Quizá no lo indicaba como lo dice Todorov. no medieval. 63). sumisa. y no al revés. por el otro lleva tras de sí la búsqueda del oro. A su interrogante el mismo responderá: 1) la actitud de Moctezuma. 2) la división.Colón el que representa esta contradicción. además lo señala como alternativa para entender una derrota que no debió ocurrir. Por un lado su mentalidad medieval.

son posteriores al hecho. es tal el rasgo autoritario o tradicional de la comunidad. aunque sumamente polémica. hay un lugar poco cultivado del individuo en las comunidades conquistadas. Este manejo de un significado de una comunidad holista. que según nuevamente Todorov es una forma medieval. que imposibilitada para tratar el nuevo signo que los españoles representan. pero también la concepción que se tiene de la experiencia. que además es conquista y colonizada. se explota a favor del cristianismo. mucho la concepción del tiempo no lineal. son sin embargo la forma de demostrarle a Todorov la insuficiencia en la concepción del mundo: aunque saben bien como son los españoles. Pero además. Cortés aprovecha este elemento de división. los presagios construidos después nos indican que no sabían quiénes eran. éste opta por verlos como no como sus iguales y diferentes. Pesa. La disertación que Todorov realiza sobre el problema del signo es interesante por lo demás. pero si distinta. Todorov insistirá que en la conquista estas determinantes son las que tiene su síntesis en una derrota para el inesperada por las condiciones. En el fondo lo que dice es que éstas últimas cultivaban enserio la relación entre el Sujeto y la Naturaleza. que hacían y a donde iban. Cortés explota el signo que se da en ésta última relación mediante la utilización de la Malinche y en general de la alianza con los pueblos dominados. pero moderna. Los presagios que se mencionan comúnmente en éste periodo son apócrifos todos. y no tanto la relación Sujeto-Sujeto. siempre anclada al . Según el. en tanto que promueve la igualdad. no sólo porque existe. como acto casi simbólico es la actitud de Moctezuma quien constantemente preferirá la suerte que el Dios desconocido le depare que la del intermediario humano que le suministra valiosa información sobre los avances del enemigo. La representación de esto.su explicación esencial está en otra parte. dice. sino como sus superiores diferentes. Las comunidades antiguas eran jerárquicas y no individualistas. sino sobre todo por el uso del signo y la comunicación. no desligada.

Es tal el interés de demostrar el uso del signo. del mestizaje de las culturas. No sólo por la referencia al . se destapa como una determinante para la derrota: la guerra y el rito también juegan su papel desde la perspectiva no-moderna. más allá de él el estado actual de todos nosotros. la veo con una luz totalmente diferente: es ante todo el primer ejemplo. por ello anuncia el Estado mexicano moderno y . “tradicional”. sorprende bastante. El hecho de que son los españoles los que han cruzado el océano para encontrar a los indios y no a la inversa. del manejo del signo que da sentido a la totalidad. a falta de ser siempre bilingües. puesto que. de enfrentamiento. y que por lo tanto es responsable de lo que ocurrió. muy claramente: Es cierto que la conquista de México hubiera sido imposible sin ella (o alguien que desempeñara el mismo papel). Sin embargo. Es impresionante ver que en Mesoamérica son precisamente los aztecas los que no se quieren comunicar ni quieren cambiar nada de su vida y eso va de la mano con su valorización del pasado y de las tradiciones. por mi parte. el símbolo. el parecer de Todorov a propósito del personaje de la Malinche. los aztecas sólo buscan mantener el statu quo. Si esto pasaba en términos de la cotidianidad. al menos a mí. El exceso del comentario de Todorov es evidente. se conforman con reaccionar.pasado: Son los únicos que actúan en esta situación. En los momentos de crisis. anuncia ya el resultado del encuentro. de guerra. que dicen. los aztecas tampoco se extienden a la América del Sur ni a la América del norte. Razón más para entender la victoria. y por eso mismo. Yo. somos inevitablemente bi o triculturales.

el de la modernidad. que se opone al del mundo antiguo. la introducción de conceptos de tipo sociológico o político resultan francamente imposibles de asimilar en ésta etapa. es. imposibilidad. conquistar y colonizar. que será la que siente las bases para todo procedimiento posterior: “El deseo de hacerse rico ciertamente no es nuevo. a los honores y a la consideración. El uso del signo. Pero ante todo. jerárquico y cerrado: “Hemos visto hasta qué punto el comportamiento semiótico de los indios era solidario de la preponderancia. Pero lo que sí es más bien moderno es esa subordinación de todos los demás valores a éste. sin embargo. como subjetividad. entre ellos. De esta actitud llega a su tercer movimiento: el amar. pero . Divide y vencerás. Momento donde se reafirmar el carácter moderno de esta nueva realidad anunciada con el cruce del atlántico: la destrucción de la población en una forma moderna.momento del mestizaje. instrumentaliza. es alguien que utiliza. como persona. o de que la mezcla está por sobre la supuesta pureza de la sociedad arcaica. y de su utilización resulta bastante asequible como interpretación. dirá Dussel. lo que le da para una verdadera a Loa a Cortes. a los títulos de nobleza. el lenguaje. que se niega a morir en pos de la época moderna.147). por medio del lenguaje. Es el problema del no reconocimiento del otro como igual. El lenguaje de Cortés es el de la igualdad. del cara-a-cara. particularmente en lo que refiere al problema de la comunicación. y de la primacía de lo social frente a lo individual” (p. El párrafo anterior demuestra además el exceso hermenéutico de Todorov. del principio jerárquico frente al principio democrático. Le sirve para dominar. Sino sobre todo por su referencia hacia el futuro: es esta mezcla cultural la que hace rico a un “Estado moderno” como el mexicano. Si bien el caso del signo. Es casi un pre-maquiavelista. con sabor medieval. El conquistador no ha dejado de aspirar a los valores aristocráticos. y la pasión del otro no tiene nada de específicamente moderno. de los españoles.

No hay absoluto. o sea. No hay mayor forma posible. que no es cara-a-cara. En el habría un abstracción. que no reconoce. Con el. Todos podemos ser el bárbaro para el otro. un colonialista. 175) No hay plenitud del reconocimiento. Es el enriquecimiento lo que pone el obstáculo. la última parte de su vida es la ruptura con todo lo anterior. del reconocimiento que esta. no lo otro…”(p.para él se ha vuelto perfectamente claro que todo se puede obtener con dinero. Pero para Todorov esta situación no se da ni siquiera en Las Casas. De la religión pasa al derecho. es el mismo en su defensa. Es una defensa colonialista. que está dicha desde un locus de enunciación imperial.con la finalidad de permitir el reconocimiento del dios del otro. que ni siquiera Las Casas se salva. No habría reconocimiento porqué los indígenas aparecerían como imposibilitados del mal “Es impresionante ver cómo Las Casas se ve llevando a describir a los indios en términos casi completamente negativos o privativos: son personas sin defectos. sino que también significa la posibilidad de adquirir todos los valores espirituales” (p. a pesar de ser colonialista. la guerra no sirve para ello. Aparece Todorov la desmitificación del bárbaro en la modernidad.201) Para Todorov es tal la cuestión del reconocimiento de la diferencia en igualdad. y que éste no sólo es el equivalente universal de todos los valores materiales. no esto. de su conocimiento a su respeto. a pesar de todo. El cuarto movimiento es el de conocer: Las Casas es el inicio. Con el último Las Casas asistimos a la relativización de un supuesto universal –el dios cristiano. .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful