You are on page 1of 2

Técnicas para solventar la pobre comprensión de los enunciados (por una lectura impulsiva o por falta de atención durante

la lectura y análisis de lo que se pide): * Autoinstrucciones ante los enunciados de los problemas: “Ante un problema subrayo los datos y redondeo la palabra o palabras clave que identifican la operación”, “Ahora pongo los datos...”, etc. * Entrenamiento de autoinstrucciones para compensar la dificultad en el reconocimiento de la operación que se debe utilizar para resolver el problema: * Sumar = PONER cosas (+). * Restar = SACAR cosas (-). * Multiplicar = PONER cosas (+) MUCHAS VECES (x) * Dividir = REPARTIR cosas (:) * Proponer ejercicios en los que el niño/a sólo deba identificar la operación y no se le exija le resolución completa del problema. * Entrenar al niño/a para que pueda separar dentro del enunciado del problema, varios subenunciados (los cuáles, cada uno de ellos aportan informaciones distintas). Se puede utilizar una raya vertical o subrayar con distinto color las distintas partes del enunciado con distinta información. * Entrenar en la representación gráfica de los problemas y en la necesidad de una vez realizados revisar el proceso y los resultados. Errores por descuido a la hora de aplicar el signo (el niño/a decide de forma correcta hacer una suma, pero al realizar la operación procede a realizar una resta). En el caso de que los errores aparezcan por descuido o impulsividad al utilizar el signo correcto (por ejemplo, cambiar el signo a la hora de pasar los datos a la hoja para proceder a realizar la operación) puede ser útil hacer uso de una estrategia que le obligue a dedicar un tiempo a pensar. Una buena estrategia puede ser pintar los signos siempre del mismo color antes de empezar a operar: (+) de color verde (-) de color rojo (x) de color azul (:) de color naranja Esta misma estrategia será muy útil ante cualquier estrategia de cálculo. Dificultad de abstracción de conceptos matemáticos: * Manipulación de material o representación gráfica de los datos. Manipular materiales (pequeñas fichas, garbanzos, bolitas...) o representar gráficamente los datos mediante un dibujo, le ayudará en la comprensión de conceptos, como las unidades de medida, decena, centenas...También y, muy importante para entender el concepto abstracto de las operaciones, se pueden agrupar, repartir o sacar elementos. * Técnica de Autoinstrucciones. Se puede utilizar esta técnica cuando el niño/a se tenga que detener a pensar, antes de proceder a llevar a cabo una tarea. Esta señal (señal de

creo que es una suma”. * Utilizar más objetos manipulables. 2. digo 9.5. . acostumbrado a hacerlo todo de forma rápida. sobre todo.1. Respecto al cálculo (errores derivados de una respuesta impulsiva. veo otro palito y digo 11 y así hasta añadir 4 palitos”. dar más tiempo y. REPASO: “vuelvo a hacer la operación más despacio. tiene escrito detrás los siguientes pasos: .. destacar con colores los signos. Por ejemplo. SIGO: “ahora ya puedo coger el lápiz y hacer lo que he decidido: haré una suma”. . . * Representación mental de los números. PARO querrá decir “dejo el lápiz sobre la mesa. MIRO: “observo la hoja y miro todo lo que aparece”. . Jugar a visualizar palitos. cerrar los ojos y ver dibujados 1. falta de reflexión antes de dar una respuesta): * Ofrecerle más tiempo para pensar. 3 hasta 5 palitos. . un esfuerzo muy importante. DECIDO: “subrayaré los datos y buscaré la palabra clave que me indica lo que tengo que hacer. veo un palito y digo 10. ayudarles a crear el hábito de repaso y permitirles rectificar.2. delante de la suma de 9+4 me ayudará la siguiente autoinstrucción: “empiezo diciendo en número mayor y le añado los palitos que veo mentalmente y sigo contando. ayudarles a enumerar los pasos a seguir. ofrecerles la posibilidad de rectificación en caso de error.3. Por ejemplo.4. comprobando el resultado y me pregunto si éste tiene sentido”.. dibujada sobre el papel o cartón. Recordemos elogiarlo de forma especial. aún no lo necesito”. ya que este ejercicio supone para un niño impulsivo.Stop). reducir el número de ejercicios.