You are on page 1of 9

GERD THEISSEN

CONTRADICCIONES EN LA RELIGIÓN CRISTIANA PRIMITIVA Las aporías como guías de una teología del NT
Las religiones, como los hombres, se pueden caracterizar por sus aporías. Descubrir las contradicciones del cristianismo primitivo permite conocer la estructura racional de la religión, en cuanto estas contradicciones forman parte de la existencia humana. En el presente artículo se analizan cuatro contradicciones características de la religión cristiana primitiva: historia y mito, particularismo y universalismo, radicalización y relativización, monoteísmo y culto a Cristo. La misma fe (post neotestamentaria) en la Trinidad puede ser interpretada como una elaboración consecuente de estas contradicciones: la fe en el Hijo transforma el problema del sufrimiento, la fe en el Espíritu Santo, el problema de la libertad humana. Ambos problemas forman el núcleo de la teodicea que, de una forma tan aguda y crítica, sólo se plantea en una religión monoteísta. Widersprüche in der urchristlichen Religion. Aporien als Leitfaden einer Theologie des Neuen Testaments, Evangelische Theologie 64 (2004) 187-200

Buscar las contradicciones de una religión es contemplarla como algo humano e imperfecto, pero no es minusvalorarla. Más bien es verla como una catedral, que está hecha más de signos que de piedras. Quien conoce la historia de la construcción de nuestras catedrales sabe cuántas contradicciones se incorporaron a lo largo de los siglos. Y sin embargo, están al servicio del culto divino. Y si esto se olvida no se entiende nada de ellas. En la catedral semiótica de la religión cristiana primitiva, se pueden reconocer cuatro contradicciones características: historia y mito, particularismo y universalismo, radicalización y relativización, monoteísmo y culto a Cristo. LA CONTRADICCIÓN DE HISTORIA Y MITO La religión bíblica, judía o cristiana, está ligada a la historia. Lo decisivo en ella es la historia, desde los primeros padres hasta Jesús de Nazaret, que según la convicción neotestamentaria es el acto decisivo de esta historia. Esta valoración de la historia es un novum. La idea de que la historia es un diálogo entre Dios y el hombre se inició en el AT. Y de ahí pudo surgir la esperanza de que Dios intervendría en la historia en un momento determinado, decisivo para el destino de todo el mundo. Con esta esperanza vivieron Jesús y sus discípulos. Y con la convicción de que esta esperanza había llegado a su cumplimiento, los primeros cristianos predicaron a Jesús. Esta ligazón con la historia hace hoy vulnerable al cristianismo. Porque también está ligado a historias (Geschichten) que no son históricas (unhistorisch). En la historia bíblica, los relatos son más históricos cuanto más se acercan al tiempo de Jesús: Adán y Eva no son más que símbolos del género humano; Abraham es un personaje de una saga; con Moisés y el éxodo estamos más cerca de lo histórico y el final de la época de los reyes históricamente está cada vez más documentado: la destrucción del templo, el exilio y la vuelta se realizan a la luz de la historia. Este desarrollo culmina en el NT. La historia de Jesús es más concreta que cualquier historia de otro personaje anterior y

La conciencia de su significado pronto rodeó a Jesús de un áurea mítica: los primeros cristianos creían que no había permanecido en la muerte. Sólo Filón escribió una vida de Moisés. un escándalo para los primeros cristianos: ¿Jesús como pecador entre pecadores? ¿Juan superior a Jesús? El bautismo de Jesús por Juan no pudo ser una invención. para el mundo no judío en que vivía. en una persona. su mitificación. ¿Por qué la envoltura mítica? Lo que los cristianos comprendían de esta narración era: todo el que se bautiza es un hijo amado de Dios. Con estos acontecimientos nos encontramos al principio y al final de la vida pública de Jesús en el terreno de los hechos desnudos. fue elevado a señor de poderes y potestades. Pablo decía que era un escándalo para los judíos y una locura para los griegos.11). El cristianismo. la visión de Jesús del Espíritu como una paloma. hecho histórico. El bautismo. Si se los borra. En el judaísmo no encontramos ningún género literario que relate sólo acerca de una persona. su historia fue insertada en un drama entre el cielo y la tierra y contada como un mito. recibir el Espíritu. En conclusión: los relatos bíblicos se van haciendo cada vez más históricos y en el NT se concentran. de ángeles y demonios. Dos ejemplos. por el bautismo. Y entendían que todos los hombres pueden. Cuando se va detrás del Jesús histórico acaba uno chocando con el Cristo mítico. se presenta con motivos míticos: el cielo abierto. No por ello deja de ser histórico. la narración pierde su sentido vital. La forma literaria evangelio está centrada en una persona. La orientación al Jesús histórico ¿Qué problemas hay cuando primariamente uno se orienta hacia el Jesús histórico? Pues que la fe cristiana se hace dependiente de la guerra de guerrillas de la investigación histórica. Pero también ahí se unen mito e historia. pero no más. La historia de Jesús es tenida por el acontecimiento decisivo de la historia. de Dios y su hijo. la audición de la voz de Dios (Mc 1. El segundo es la crucifixión. Ni unos ni otros hubieran atribuido a un fundador de una religión el haber sido crucificado. Es cierto que aparecen datos ciertos y fiables. Esto es algo nuevo. como Jesús llegó a ser hijo de Dios por el bautismo. La orientación al Cristo mítico ¿Qué problema hay cuando primariamente uno se orienta hacia el Cristo mítico? . Si los primeros cristianos contaron mitos acerca de su presente lo hicieron porque querían decir: en medio de la historia tiene lugar una vez más un tiempo-original decisivo que de nuevo lo fundamenta todo. por primera vez. en tensión con el enraizamiento histórico. es decir.está relativamente bien documentada. Los motivos míticos tienen un sentido que alcanza su vida. hasta hoy. un relato de Jesús como una figura sobrenatural. De ahí que encontremos. Pero esto es sólo una parte. El primero es el bautismo de Jesús por Juan. Tales mitos generalmente hablan del origen del mundo y en ellos las cosas aparecen ordenadas tal como definitivamente son. oscila entre su orientación al Cristo mítico o al Jesús histórico. Mito significa aquí un relato de personas sobrenaturales.

Con ello afirma que una historia concreta al comienzo de nuestra época es tan importante como el surgimiento del mundo. y desde ahí lo quieren reformar. Uno de los resultados más importantes de 200 años de investigación histórica sobre Jesús es que Jesús fue un judío y que pasó a ser la principal figura de referencia de una nueva religión. Y entre ambas partes oscila también la teología. La orientación al judaísmo Existe hoy. en un tiempo en que la relación entre las religiones se ha convertido en tema decisivo del futuro de todas las religiones. con ello sigue una corriente del judaísmo. ¿acaso no resplandece con un fulgor mítico? LA CONTRADICCIÓN ENTRE PARTICULARISMO Y UNIVERSALISMO La religión cristiana primitiva está atada a la historia. En todo caso es indiscutible que la fe en el uno y único Dios es judía. Y con ello el cristianismo participa de una contradicción humana general: toda razón de ser de la vida humana no alcanza su plenitud más que allí donde experimenta. ¿No consiste toda religión en la santificación de lo concreto? Toda vida. Veamos ambas opciones. El cristianismo era originalmente un movimiento de renovación dentro del judaísmo. cuando es vivida con plenitud de sentido. como lo son la responsabilidad ante la historia y el mandamiento del amor. El resultado de la primera contradicción es que la religión cristiana primitiva no se basa ni sólo en hechos históricos ni sólo en un mito. De hecho hubo corrientes universalistas en el judaísmo. es decir. Ahora bien. que un día se le unirán en este culto (esto esperaban y esperan). Los otros dicen: la universalización de una tradición limitada es lo más importante del cristianismo. Si el cristianismo es un judaísmo universalizante. Si el cristianismo abre la tradición judía a todos los pueblos. Unos dicen: lo judaico es lo esencial en el cristianismo. sino en un tejido de historia y mito. Si la intención del mito de la encarnación de Dios es afirmar que Dios se introdujo en el mundo real y le dio un valor incondicional. entonces hay que interesarse por este mundo real entre Nazaret y el Gólgota. Porque el judaísmo se entiende a sí mismo como el pueblo que da culto a Dios en nombre de todos los pueblos.Estamos ante el mito de un Dios que se encarna en un hombre y que fugazmente pisa la tierra. en las clases altas (un intento en el siglo II a. El reconocimiento de que Jesús pertenece a dos religiones es una oportunidad para el cristianismo. El sentido del mito no depende de detalles históricos. en lo contingente y casual. con esto no se hace justicia a la relación del cristianismo primitivo con el judaísmo. ha aceptado el cuerpo. Afirma que Dios ha aceptado la vida sin restricciones. se pueden acentuar ambas partes: variante del judaísmo y su universalización. Al orientarse hacia el Cristo mítico. todo lo demás es empobrecimiento. Al menos las guerras de guerrillas de los historiadores se desvanecen. en la teología y en la iglesia. inevitablemente se choca con el Jesús histórico. fue frenado por el fundamentalismo de los Macabeos) y en la diáspora. una corriente de simpatía que entiende el cristianismo como variante del judaísmo. el sufrimiento y la muerte. De ahí se animan a deducir que lo que en el cristianismo se ha apartado de esto no es más que aberración. la universaliza.C. El cristianismo es un movimiento de apertura universalista . con lo que ha dicho un sí incondicional a esta vida. a la historia judía. la presencia de lo incondicionado. pero pronto se separó y se convirtió en un judaísmo universalizante abierto a todos los pueblos.

La orientación a la universalización En general se vio en esta universalización del judaísmo lo esencial del cristianismo. La animosidad contra los judíos no fue un invento cristiano. en ellos era un prejuicio estúpido. cambia dos veces de forma sorprendente: primero. todavía vivo: una parte de la ética judía y de la fe judía en Dios. pues.16. como él antes. Pablo. como se le apareció a él en Damasco. de misionero cristiano. Quien quiere conservar esta herencia judía choca constantemente con una tendencia a la universalización. como se convirtió él mismo. en el cristianismo pervive mucho de aquel judaísmo. El precio de esta universalización del judaísmo en el cristianismo fue la devaluación del judaísmo. Les reprocha que siempre han matado a sus profetas y ahora a Jesús. ¿Por qué no les iba a poder pasar lo mismo a todos los judíos? En Rm 11 Pablo espera que Cristo al final se aparecerá a todos los judíos. Sin el cristianismo no sabríamos nada de Filón. Su salvación no pasará por la iglesia. Históricamente la aristocracia sacerdotal judía se limitó a acusar a Jesús. de judío fundamentalista a cristiano. también hay que tomar en serio esta apertura. Pablo critica a sus compatriotas. Había sido un judío fundamentalista que había perseguido a los cristianos. a teólogo que espera que todos los judíos serán salvados aunque hayan rechazado el mensaje cristiano. Los cristianos conservaron la literatura judía del tiempo helenístico (es decir. sino que . No sólo por lo de los “príncipes de este mundo”. La plenitud del judaísmo helenístico sería desconocida. y segundo. Entonces se convertirán. Pero Pablo sabe que no son los judíos los que han matado a Jesús. Fue Pilatos quien le condenó.16). que condena a enemigos judíos. sino por algo más importante: para él era un problema que la mayoría de sus compatriotas rechazasen su fe. la que ni era veterotestamentaria ni rabínica) en la que encontramos estos rasgos universalistas. como consecuencia de profundos conflictos. entre los que se hallan los romanos. se oponían a esta apertura. Si se toman en serio las raíces judías del cristianismo. ¿Iba a ser la fe cristiana una fe judía universal si la mayoría de los judíos no quería saber nada de ella? Pablo resuelve el problema de forma muy personal en la carta a los Romanos: él pasó de rechazar la fe cristiana a ser cristiano por la aparición que tuvo de Jesús. a los que responsabiliza de la muerte de Jesús. Liberarse del judaísmo implicó para el cristianismo primitivo unas cicatrices hereditarias antijudías. Pablo fue el testigo principal de la superación de la estrechez del judaísmo.8). Es más. Enojado con los judíos que. Con su conversión se liberó de este judaísmo y se convirtió en el más ardiente defensor de la apertura de la fe cristiana a todos los pueblos. Este antijudaísmo cristiano primitivo proporcionó a la tradicional animosidad contra los judíos un nuevo fundamento de gran alcance: habían matado a Jesús. Los cristianos gentiles han repetido su burdo juicio hasta nuestros días. Pablo mismo se autocorrigió. Pero como judío. anuncia la irrupción de la cólera de Dios sobre sus compatriotas (1 Ts 2. que es una herencia judía que se hubiera perdido porque no pasó a la tradición rabínica. ni de Josefo ni del Enoc eslavo. Lo que en Pablo era autocrítica judía. sino los “príncipes de este mundo” (1 Co 2. Pero en la carta más antigua de Pablo encontramos una polémica general contra los judíos. era algo que existía en la antigüedad y que resuena claramente en 1 Ts 2.que nació entre el pueblo y en tierra judía pero se extendió a las clases altas y fuera de Palestina (Pablo). Se estaba orgulloso de esto y se miraba con desprecio las raíces judías del cristianismo.

necesitan modelos hostiles –¡al menos que queden lejos los fanáticos y fundamentalistas. a su madre. entrará en conflicto consigo mismo. sigue tendencias que le están unidas desde el principio en el AT. al extranjero y al pecador. con todo. entra en contradicción consigo mismo cuando excluye a los miembros de aquella tradición concreta de la que él procede. El ethos social del judaísmo se ha formado en escritos que contienen una severa delimitación hacia fuera.26). entonces en el amor al enemigo. en el amor a los enemigos y extranjeros debemos apartarnos de alguien. En Lev 19. Cuando la tradición de Jesús radicaliza el amor al prójimo en el amor al enemigo. La fórmula “solidaridad hacia dentro. Pues en nosotros y en nuestro ambiente se oculta la inclinación de rechazar a los extranjeros y diferentes. ¿puede durar mucho esta situación? . pero también afirma: “Si alguno viene donde mí y no odia a su padre. Pero a la larga. Y es tan infiel consigo mismo cuando olvida sus raíces judías como cuando descuida su tarea de ser asequible universalmente a todos los hombres. Pero también aquí chocamos con un dilema. Entre las partes humanas e inhumanas de este ethos en los tres libros legales (Dt. en mi opinión. Si a todo amor le corresponde un enemigo. Eso. a sus hijos. sin mediación de los cristianos. Y sobrevivió sólo gracias a un gran ethos de solidaridad. Las formas más activas del ethos solidario probablemente han surgido en defensa frente al enemigo y ante las necesidades comunes. Quien se toma en serio el amor al enemigo. Con lo que participa de una contradicción humana genérica. a uno mismo! Es una contradicción.33s a los extranjeros. a su mujer. el enemigo somos nosotros mismos.18 se extiende al enemigo personal y a los débiles.sucederá por manifestación directa de Dios. ¿De quién? Sobre todo de nuestros parientes y de nosotros mismos. LA CONTRADICCIÓN ENTRE RADICALIZACIÓN Y RELATIVIZACIÓN DEL ETHOS El universalismo presupone que se superan las fronteras entre los hombres. agresión hacia dentro”: ¡odio al prójimo. que son los que levantan las fronteras! En el NT encontramos un intento de romper este nexo. agresión hacia fuera” se convierte en “solidaridad hacia fuera. Debo añadir. de Pablo podemos aprender que quien hace del universalismo de una tradición particular su programa de vida. que traspasan todas las fronteras en busca de entendimiento. y en Lev 19. a sus hermanos. Ex. Lev) del AT ha de haber un nexo: uno se repliega hacia dentro cuando es amenazado desde fuera y se necesita agredir hacia fuera para crear solidaridad dentro. pero puede ser comprensible. podría ser un modelo para la relación del cristianismo con todas las religiones. que algunos exegetas opinan que Pablo no hubiese podido pensar de una forma tan tolerante como lo he presentado… En todo caso. Este mandamiento tiene sorprendentemente una amplia extensión en el judaísmo. Dios tiene la libertad de encontrarse con quien quiera. no puede ser discípulo mío” (Lc 14. La tradición de Jesús exige amar al enemigo. directamente. También hoy las personas más liberales. Esta contradicción de particularismo y universalismo es un fragmento de su peculiaridad. Israel estaba constantemente amenazado y en necesidad. En el ethos cristiano primitivo el mandamiento del amor se hace obligatorio. Si toda solidaridad significa separación de los otros. a sus hermanas y hasta su propia vida. entonces.

si es preciso mortificándola con el viejo Adán. Pablo también alguna vez habla negativamente del “cuerpo”. el cuerpo puede servir a Dios. que es solidaria y hace del bienestar del miembro más débil el criterio del bienestar de todos (1Co 12. Tan importante como este principio es el segundo: si el amor al enemigo significa odio a sí mismo. Pablo afirma que el hombre ejerce esta oposición cuando se toma en serio los preceptos morales de su tradición y acentúa su propia moralidad. No hay en Pablo. pero lo vincula a las posibilidades constructivas del hombre: 1) Dentro de su ética. pues. se abre a los otros.3ss). Pablo afirma que la naturaleza hostil del hombre ha de ser superada. La energía destructiva del hombre puede transformarse en positiva. Con él realizan los cristianos su culto cotidiano (Rm 12. Fuera de su uso neutro. Lo que ha sido crucificado y enterrado como energía destructiva ha de resucitar transformado en energía positiva. “la carne y la sangre” no pueden heredar el Reino de los cielos (1 Co 15. pero no es hostilidad hacia el cuerpo. pero sí una postura ambivalente frente a lo que es la naturaleza humana. ha puesto al hombre en conflicto consigo mismo. Pero también ha experimentado lo mucho que tal globalización enciende de odio y conflictos. pero sarx nunca positivamente mientras que soma sí y con frecuencia. Pablo ha exigido la comunicación por encima de las fronteras. Quiere combatir la “carne” con sus energías destructivas y poner al servicio de Dios el “cuerpo” con sus posibilidades constructivas.50). Rm 12. y al celo fanático por estas normas. Es una gran valoración del cuerpo.19). Pablo se convierte en predicador de la doctrina de la justificación: Dios ha amado a sus . Precisamente su seriedad moral le tienta a dos errores: al orgullo. Con él. Pablo usa dos conceptos para designar el cuerpo: sarx (carne) y soma (cuerpo). Defiende al mismo tiempo una apertura radical a todos los pueblos y una antropología pesimista. que afirma que el hombre es enemigo de Dios y.12ss. Pablo confía en una transformación interior del hombre: ha nacido para nacer de nuevo por el Espíritu de Dios. ¿Hay en Pablo indicios de haber dominado las tensiones consigo mismo? Yo veo dos principios. La comunicación creciente que supera fronteras eleva las tensiones con los otros y consigo mismo. para esto habrá un “cuerpo espiritual”. Por una parte. entonces también vale que el amor al enemigo ha de ser amor a uno mismo. No se puede alabar su universalismo y criticar su escepticismo. que desprecia a los otros. 2) Dentro de su eclesiología. ya que quien es enemigo de Dios se opone a la universalidad de su salvación.20). En él vive el Espíritu de Dios como en un templo (1 Co 6. 1s). Cuando el cristianismo ha querido interpelar a todos los hombres. consecuente. que oprime a las minorías que son distintas. A menudo Pablo ha sido erróneamente presentado en este punto. El supuesto sometimiento de lo natural en Pablo tiene aquí su fundamento. Esto puede considerarse pesimismo debido al pecado. ha de “someter” su propio odio oculto a los demás. enemigo de sus congéneres. Cristo es glorificado (Flp 1. ninguna hostilidad hacia el cuerpo. como tal. el “cuerpo de Cristo” es una imagen de la comunidad. que convierte a los demás en objeto de sus impulsos agresivos y sexuales y destruye la convivencia. “carne” designa siempre la energía destructiva que hay en el hombre. ambos los usa en forma neutra. Al pesimismo frente al hombre natural se opone en Pablo el optimismo ante el hombre renovado. Quien.De nuevo es Pablo quien articula este problema con toda su agudeza. 3) Dentro de la escatología.

el hombre es imagen de Dios y participa del poder y de la libertad de Dios. El Dios uno y único es responsable de todo. por su Espíritu: algo de Dios mismo vive en los hombres renovados. También en esto la fe cristiana primitiva participa de una aporía humana genérica. el de la teodicea. que da libertad al hombre. el hombre es deficitario: no puede cumplir la voluntad universal de Dios. Y este hombre imbuido del Espíritu de Dios participa. no podemos renunciar a estos proyectos éticos. según la fe bíblica. En la medida en que esta imagen es deteriorada. No se puede atribuir el mal a otros dioses o demonios. por una parte. dolor y muerte. el de la culpa y la responsabilidad? La omnipotencia del Dios monoteísta no oprime la libertad del hombre. Puede “amarse” a sí mismo. El problema de la justificación del hombre se convierte en el problema de la justificación de Dios. Dios la renueva. En mi opinión se puede mostrar cómo planteamientos de transformación de la fe en Dios del NT reconducen ambos problemas. Y. que quiere la salvación de todos los hombres. estamos ante las raíces de la fe trinitaria. se agudiza en el monoteísmo de forma insoluble. El problema se agudiza en dos puntos: el del dolor humano (¿Dios crea también la desgracia. en Cristo. es decir. los que se oponen a la universalización de la salvación. También en este punto el cristianismo primitivo tiene que enfrentarse con un problema antropológico fundamental. ¿dónde está la libertad humana.enemigos. que ha sufrido la muerte. son templo de su Espíritu Santo. según la fe cristiana primitiva. Al hombre que existe en realidad. sino que Dios mismo ha tomado sobre sí la finitud y la muerte. es doble: la autoaceptación incluso de las energías destructivas y el esfuerzo por su transformación. Lo decisivo es que Jesús no es sólo un hombre. acepta el dolor. tal exigencia le supera.y hace que el hombre nunca está sólo con su dolor. poder y responsabilidad. ¿Cómo se domina el problema de la libertad. ¿Cómo se domina el problema del dolor? Con el Dios que. Y este problema. Pues. también en mi opinión. Si Dios mismo está presente en el hombre y le da su libertad. LA CONTRADICCIÓN ENTRE MONOTEÍSMO Y FE CRISTIANA En el conflicto que acabamos de presentar. Pero se anuncia ahora otro problema: no sólo el hombre está ante Dios como pecador. es decir. pues. y por otra. Todo ethos superior es pedir demasiado al hombre. de la libertad y el poder de Dios. su responsabilidad?). En Pablo hay afirmaciones tanto para la visión de la transformación del hombre en lo que todavía no es como para la autoaceptación del hombre tal como es fundada en el juicio divino. y el Espíritu Santo. aunque se experimente como inaceptable y a menudo lo sea. Dios. comparte con el hombre. a pesar de su “carne”. Quien reivindica una solidaridad entre los hombres que supere las fronteras tiene razones para ser escéptico. Y lo hace a través de dos instancias que están junto a Dios: el Hijo. de las . La salida. Y esta contradicción del hombre consigo mismo lleva a nuestra última contradicción. no puede oprimirlo con su omnipotencia. sino que Dios está ante el hombre como aquel que expone su creación a tensiones y dolores insolubles. deja morir miserablemente al hombre?) y el de la libertad (si Dios lo decide todos. reprobada por los monoteísmos estrictos como apostasía. Que Dios sufra como el hombre reconcilia a los hombres con su dolor -por más que esta “com-pasión” de Dios no dé respuesta al sentido del dolor. Luego también el hombre puede realizar este amor. sufre con el hombre. esbozada en Pablo. Sin embargo. su carne es enemiga de Dios.

Lo importante. con todo. El NT desconoce una fe trinitaria desarrollada en fórmulas. empezando por el tercero. lo importante es que el cristianismo no sólo aporta exigencias de absolutez en el diálogo interreligioso. como Hijo en Jesús de Nazaret y como Espíritu en la imagen renovada del hombre. No sólo es el trascendente absoluto. sino que como Espíritu vive en todo hombre renovado. Esta experiencia del Espíritu es un hacerse uno con Dios. como el judaísmo y el islam y acentúa la diferencia entre Dios y el hombre. si el Dios único es todopoderoso y responsable de todo. En efecto. En el centro está la soberanía y la trascendencia de Dios. no por naturaleza. En cualquier caso. De ahí que en el cristianismo Dios sea experimentado de tres formas: la experiencia de Dios como creador en el mundo. Esto enlaza al cristianismo con otras religiones proféticas. es al mismo tiempo una religión profética: Dios es trascendente. por la fe en el Dios creador. dominantes en oriente pero presentes también como corrientes en las religiones occidentales. El cristianismo.preguntas insolubles: ¿Por qué existen el dolor y el mal? ¿Cómo puede el hombre ser libre a pesar de su dependencia de factores indominables? Esta contradicción es independiente de su codificación religiosa en la fe en Dios. sino también impulsos positivos: Jesús pertenece a dos religiones. La presión de este problema ha llevado. a la fe en la Trinidad. El Dios experimentado de diversas formas es más bien un fundamento de tolerancia frente a las muchas experiencias de Dios de la historia de las religiones. Esta parte de la religión cristiana es antropocéntrica. Gracias a la experiencia del Espíritu el cristianismo tiene un acceso genuino a las formas místicas de la religión. ¿qué pasa con su responsabilidad ante el dolor (malum physicum) y ante la conducta humana (malum morale)? La respuesta es: Dios no se distancia del dolor y está presente con toda su libertad en el hombre. El cristiano experimenta en sí mismo algo de Dios. Entre sentido y facticidad se abre una contradicción. En el centro del cristianismo está Dios en la figura de Jesús. sino que intenta resolver un problema que se presenta a todo monoteísmo pensado consecuentemente hasta el final. Esta parte de la religión cristiana es teocéntrica. está en el más allá. Este problema de la libertad humana se presenta exactamente igual en las grandes religiones y en el determinismo neurobiológico. dentro de una religión monoteísta. Jesús es venerado . Si la doctrina trinitaria apunta a lo esencial del cristianismo no es bueno renunciar a ella para acercarse a las otras religiones monoteístas. El problema de la teodicea es sedimento de la irracionalidad del mundo que amenaza tanto al teísmo como al ateísmo: el puro transcurso de la historia no permite reconocer ningún orden moral. Nada finito es capaz de contenerlo: finitum non capax infiniti. abandono ya la teología del cristianismo primitivo y me centro en los tres artículos del credo. LA FE TRINITARIA. sólo conoce fórmulas triádicas. En el centro está la transformación del hombre. sino por gracia. El cristianismo se ha de situar entre las religiones occidentales y orientales. aunque cambiando las formas. Dios es experimentado de tres maneras distintas. El Hijo y el Espíritu están subordinados a Dios y están al servicio del Dios todo en todos (a pesar del dolor y sin negar la libertad del hombre). El mal triunfa y el bien fracasa. es que la elevación del Hijo y del Espíritu al status de Dios no es una traición del monoteísmo. APERTURA AL DIÁLOGO Para mostrar esta apertura.

En la medida que la religión cristiana participa de estas contradicciones genéricas. apertura a una creación universal. Y cuando en los Hechos se dice: “Porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres por el que nosotros debamos salvarnos” (Hch 4. El camino de la conversión lo han de recorrer todas las religiones y convicciones. La radicalidad del amor y de la autorenuncia del “Dios que se hace finito” en la historia mítica compromete la conducta humana y supera todas las posibilidades humanas por su radicalidad. Ninguna es inmune contra la inhumanidad. determinismo y libertad. sino que pone en evidencia la verdad sobre los hombres. el centro pasa a ser un hombre con su finitud: está junto a Dios y todo le está sometido (antropocentrismo audaz). la Verdad y la Vida. a la conversión. como la vida misma.como verdadero hombre y verdadero Dios. Todas las aporías tienen una racionalidad interna. sino que le da expresión. radicalismo y relativización. Nadie va al Padre sino por mí” (Jn 14. Tradujo y condensó: LLUÍS TUÑÍ . El discurso de las tres formas de ser de Dios no resuelve la contradicción entre Dios y el hombre. también un cristiano “liberal” puede reclamar la absolutez. sólo Dios es el centro: Jesús es el hombre verdadero que todo lo somete a la soberanía de Dios (teocentrismo consecuente). son firmas de la existencia humana. Contiene en sí mismo todas las contradicciones internas de todas las religiones (y de la vida). Pero los cristianos deberían sobre todo recorrer este camino en compañía de sus propias tradiciones: deberíamos escoger lo que el amor exige y apartarnos de todo lo que conlleve odio e inhumanidad. En la exaltación de Jesús a la divinidad. En esta fe trinitaria son asumidas las contradicciones fundamentales de la religión cristiana primitiva: la fe en el Hijo es atadura a una historia particular.12). En la predicación de Jesús. desgarrada entre mito e historia. la fe en Dios. Para este camino de amor y conversión. son variantes de las contradicciones humanas genéricas que encuentran en las religiones su “codificación” constante y renovada. Es como una catedral.6). La fe trinitaria apunta a una “historia” (Geschichte) de sujetos sobrenaturales. no es absurda. La oportunidad de una conversión permanente está en que todo lo que aparece como maldición puede convertirse en bendición. ¿no ha sido superada ya la pretensión de absoluto del cristianismo? ¿Acaso esta pretensión no es obstáculo para las relaciones racionales con la religión? Cuando Jesús dice: “Yo soy el Camino. universalismo y particularismo. No resuelve estas contradicciones. Por esto aquí se unen el antropocentrismo y el teocentrismo. Ahora bien. Y por esto el cristianismo es tan valioso. sentido y facticidad. que incorpora muchas contradicciones. deberíamos pensar: el camino que Jesús abre en el evangelio de Juan es el camino del amor. deberíamos pensar: Este anuncio de Jesús apunta. en la doble obra lucana. contiene un mito.