Proyección y Cambio Social.

Manuel Antonio Velandia Mora

Página 0

PROYECCIÓN SOCIAL Y CAMBIO SOCIAL
Universidad Cooperativa de Colombia Maestría en Educación Módulo de Educación para la convivencia 1 Manuel Antonio Velandia Mora España, junio de 2013

Todos los seres humanos tenemos dos tipos de experiencias fundamentales. La mentira y el error. Todos sabemos cuándo mentimos, pero no cuando nos equivocamos. Porque el error es siempre a posteriori. Lo mismo pasa con las ilusiones, como cuando uno va caminando en la calle y saluda a alguien que creyó conocer, y luego se da cuenta de que no era la persona conocida. Ahí está lo central, uno se da cuenta del error después, atendiendo a otras dimensiones distintas de aquélla desde la cual reconoció a la persona y vivió la experiencia, buena o mala, de encontrarse con ella. Esas experiencias constituyen el fundamento del darse cuenta de que uno no puede hacer referencia a una realidad independiente de uno. Yo no puedo distinguir en la experiencia entre ilusión y percepción porque tal distinción es a posteriori. Sí podemos ponernos de acuerdo. Y todos sabemos cotidianamente que el mundo en el que vivimos es un mundo de acuerdos de acciones. Y que cada vez que el otro no sabe algo, uno se lo puede enseñar, generando un acuerdo de acciones. El problema no está en la convivencia, en los acuerdos, ni en el darse cuenta de que no podemos hacer referencias a una realidad independiente. El problema está en la creencia de que podemos hacer esa referencia; en el apego a ella a través de creer que uno puede dominar a los otros reclamando para sí el privilegio de saber cómo son las cosas en sí.

Humberto Maturana La mentira y el error, tomado de El sentido de lo humano" ED. Dolmen Entrevista realizada por Paula Escobar. Información adicional a la expuesta es este documento puede ser complementada en el texto base de este curso: Estrategias para construir la convivencia solidaria en el aula universitaria. Bogotá: Editorial Universidad Cooperativa de Colombia1. Las Herramientas fundamentales de la Educación para la convivencia con miras al cambio social son: la proyección social, el trabajo en equipo y el liderazgo creativo (ver gráfica adjunta). Aquí nos centraremos en profundizar sobre qué es el cambio social, cómo trabajar en equipo y qué es el liderazgo creativo.

1

Manuel Antonio Velandia Mora: Sociólogo, Filósofo, Sexólogo, Especialista en Gerencia de proyectos educativos institucionales, Máster en Educación, Diploma de Estudios avanzados – DEA- y Doctorando en Orientación Psicopedagógica, DEA y Doctor en Enfermería y Cultura de los Cuidados.

Proyección y Cambio Social. Manuel Antonio Velandia Mora

Página 1

CAMBIO SOCIAL
Augusto Comte fue pionero en desarrollar una teoría explicativa de las transformaciones sociales y dividió teóricamente el cambio en dos partes: dinámica social y estática social. La influencia del darwinismo social dio paso a que su modelo se estructurara por partes inspiradas en el organismo humano ("órganos", "esqueleto", "tejido", etc.) y cuyo objetivo sería identificar y analizar en función positiva. Recordemos que Comte propuso la llamada “Ley fundamental”, conocida también como “Ley de los tres estados”; afirma que la humanidad en su conjunto y el individuo como parte constitutiva, está determinado a pasar por tres estados sociales diferentes que se corresponden con distintos grados de desarrollo intelectual: el estado teológico o ficticio, el estado metafísico o abstracto y el estado científico o positivo. La Filosofía Positiva como tipo de conocimiento propio del último de los tres estados de la sociedad según la ley de los tres estados. El término positivo hace referencia a lo real, es decir, lo fenoménico dado al sujeto. Lo real se opone a todo tipo de esencialismo, desechando la búsqueda de propiedades ocultas, características de los dos primeros estados. Lo positivo tiene como características el ser útil, cierto, preciso, constructivo y relativo (no relativista) en el sentido de no aceptar ningún determinismo absoluto a priori. La filosofía positivista basa su conocimiento en lo positivo, o sea en lo real, dejando a un lado las teorías abstractas como la del fenomenalismo kantiano, al considerarlas como metafísicas. Comte acuñó el término "sociología" y se le considera el primer sociólogo moderno. William Fielding Ogburn sociólogo estadounidense, docente en la Universidad de Chicago y director del Journal of the American Statistical Association, es conocido sobre todo por el volumen “social Change with respect to culturas and original Nature” (1922), en el que presentó la teoría del "retraso cultural" (cultural lag). Según esta teoría, existe un desequilibrio entre la cultura material y la no material: la primera se desarrolla más rápidamente que la segunda, así que la cultura no material (ideología, religión valores) se ve obligada a adaptarse a la material, por ser precisamente una "cultura adaptativa". Ogburn considera que hay un desequilibrio entre los cambios biológicos y los cambios culturales. Mientras que los primeros cambios son lentísimos, los segundos son muy rápidos. Por consiguiente, existe un desequilibrio entre la naturaleza biológica y la expresión cultural del hombre, que pasará a ser más profundo tras cada nueva conquista de la ciencia y de la técnica. De forma generalista cambio social, siguiendo un modelo no positivista, es el proceso de transformación en el nivel grupal, institucional o sistémico del comportamiento (social) o de la cultura. Un cambio social es una alteración apreciable de las estructuras sociales2, las consecuencias y manifestaciones de esas estructuras ligadas a las normas, los valores, y a los productos de las mismas. El cambio social remite a los pilares mismos de las instituciones sociales, por lo tanto es también un cambio de tipo económico, político y cultural. Uno de los elementos contemporáneos más importantes para entender el cambio social está en relación con los movimientos sociales; donde se puede generar un cambio "desde abajo" (autodeterminación de los pueblos) o "desde arriba" (cambios impulsados por las élites o invasores). En ese sentido, el movimiento de globalización como cambio social se estructura desde las élites dominantes pero sus consecuencias son resistidas

2

En sociología, la Estructura social es el concepto que describe la forma que adopta el sistema global de las relaciones entre individuos; introducido en la ciencia por el alemán Georg Simmel, a finales del siglo XIX. Mayor información al respecto puede encontrarse en: http://academic.uprm.edu/~mvaldes/id31.htm

Proyección y Cambio Social. Manuel Antonio Velandia Mora

Página 2

por la organización civil en distintos conflictos. Esto se enmarca en las llamadas prácticas de resistencia. La tensión y el conflicto son activadores necesarios del cambio social: tensión entre los encadenamientos sistémicos, institucionales y subjetivos interesados en el orden establecido y aquellos otros obligados en su trance a desarrollar evoluciones zonales, ritmos locales de desarrollo, creación de nuevos espacios organizados. Por definición, el cambio social implica siempre disipación de un orden dado y emergencia de nuevas formas de organización y reglas de integración (Salvia)2. El cambio social, afirma Salvia, no tiene un signo ni un sentido predeterminado ni mucho menos se define por las intenciones de sus protagonistas. Las nuevas formas sociales nunca son la expresión de la voluntad de los actores –ni siquiera la del actor triunfante-, sino la construcción histórica de un proceso que podemos suponer se encuentra, por un lado, organizado de algún modo reconocible (obligado a funcionar bajo composiciones y reglas de integración social aceptadas), y, al mismo tiempo, abierto a la innovación en función de resolver el conflicto (obligado a funcionar bajo condiciones de incertidumbre e improvisación en donde el estado futuro del sistema no está predeterminado). De esta manera, cualquiera sea el punto de partida, se trata de un orden en conflicto, significado de manera cultural por los actores, abierto a la construcción social interesada, polivalente en cuanto a las consecuencias sociales de su desarrollo. Un orden frente al cual para su reconocimiento resulta necesario abandonar desde un principio toda ilusión en cuanto a la transparencia del lenguaje y de los actores; incluso, de los propios lenguajes y de la propia acción.3 El cambio social es la emergencia económica, política y/o cultural que surge del conflicto que se genera en la interrelación, interafectación e interdependencia entre los agentes de cambio, sectores, instituciones, sus acciones y el medio, concebido este como un espacio-tiempo específico con unas condiciones sociales, económicas, políticas y culturales determinadas. Cabe recordar que un sistema, macrosistema o subsistema es una estructura cuyo ámbito de dominio está determinado por el investigador u observador que lo establece como tal, así que al determinar un proceso de cambio social, quien lo investiga o pretende hacer parte de este, igualmente delimita el sistema en el que se sucede dicho proceso. Tengamos presente además, que en un sistema sus fronteras o límites coinciden con discontinuidades entre estos y sus ambientes, pero corrientemente la demarcación de los límites queda en manos de un observador. En términos operacionales puede decirse que la frontera es aquella línea que separa al sistema de su entorno y que define lo que le pertenece y lo que queda fuera de él. Recomendación: un estudio sobre el cambio social en Colombia de gran importancia por sus aportes y actualidad es el realizado por Fals Borda en el texto “La subversión en Colombia: el cambio social en la historia” , se recomienda específicamente la última edición FICA/CEPA, 2008.

PROYECCIÓN SOCIAL
Los objetivos fundamentales del quehacer universitario son la docencia, la investigación y la proyección social. La naturaleza de esta última es ser el enlace, entre lo que se aprende y las necesidades detectadas en la comunidad, estableciendo una relación recíproca entre la comunidad académica y la sociedad. La Proyección

3

Salvia, Agustín es Investigador CONICET, coordinador del grupo de investigación Cambio Estructural y Desigualdad Social con sede en el Instituto Gino Germani de la Universidad de Buenos Aires e investigador jefe del Observatorio de la Deuda Social Argentina en el departamento de Investigación Institucional de la UCA.

Proyección y Cambio Social. Manuel Antonio Velandia Mora

Página 3

Social, es la vía por excelencia para que a partir del conocimiento científico y la comprensión de la sociedad y su entorno, la comunidad reciba el aporte institucional de la universidad, para así contribuir al cambio social pertinente. El concepto de proyección social es inherente al concepto de educación y más específicamente al de formación universitaria. No puede haber formación profesional sin proyección social dado que lo pedagógico debe ser el resultado de un proceso contextual, del que emergen necesidades que requieren ser transformadas por los actores sociales a partir de sus propósitos sociales, la oferta ambiental (el entorno en el que se desea trabajar y las posibilidades de hacerlo) y aptitudes personales. La educación debe garantizar la formación pertinente para obtener la destreza social que el estudiante debe adquirir a partir de los requerimientos sociales necesarios y pertinentes para llegar a donde se ha propuesto y puede decirse que su eficacia está en relación directa con el logro de los objetivos, metas, programas y proyectos que determinan el ordenamiento de las actividades humanas en un territorio determinado. Los términos proyección social y extensión universitaria han sido plenamente debatidos en el contexto de las Universidades colombianas tratando de conceptualizar y proponer acciones que articulen el quehacer académico con la vida de la sociedad para de esta manera contribuir a su transformación mediante el ejercicio de las diversas profesiones en las áreas económicas, sociales, políticas y culturales y enriquecer igualmente el currículo de manera que la formación disciplinar esté en contacto permanente con las diversas manifestaciones humanas y culturales. Dentro de este proceso de discusión filosófica y teórica, las Universidades del sector colombiano suscribieron varios documentos en los cuales se plasmaron los principios de la proyección que la definen como un proceso de formación y participación para el desarrollo integral del ser humano y la comunidad. La proyección social está en relación directa con el quehacer de la universidad, es un proceso permanente y sistematizado que compromete a todos los estamentos universitarios en la propuesta de proyectos de desarrollo humano y social para los niveles locales, regionales, nacionales e internacionales contribuyendo de esta manera a la formación de profesionales capaces de participar en forma integral en la vida cotidiana de las diferentes comunidades. Para la institución es importante consolidar la expresión de su quehacer como Universidad en la formación integral de la comunidad universitaria, con el fin de generar actitudes comprometidas con la problemática actual, con la democracia participativa, la convivencia ciudadana y la construcción de un hábitat para la paz. En Colombia, la Ley 30 de 1992, en su Artículo 120 determina que: “La extensión comprende los programas de educación permanente, cursos, seminarios y demás programas destinados a la difusión de los conocimientos, al intercambio de experiencias, así como las actividades de servicio tendientes a procurar el bienestar general de la comunidad y la satisfacción de las necesidades de la sociedad”. La proyección social está profundamente entrelazada con la investigación, que además está enraizada y se identifica con la labor docente. El docente forma investigadores pertinentes a la realidad del entorno, de forma tal que sea posible promover el acercamiento de la comunidad académica con estamentos, comunidades, instituciones, grupos sociales, grupos de opinión, gremios en los cuales los estudiantes interactúan cotidianamente. Las competencias que se promueven en los estudiantes buscan hacerlos sensibles a las realidades y problemas del medio en que actúan, con una visión de lo local, lo Proyección y Cambio Social. Manuel Antonio Velandia Mora Página 4

regional y sus vínculos con lo nacional y lo global. Se busca que la labor de interacción investigativa, sea responsable, creadora y permita la transformación, de forma tal que permita volver a actuar en otras fases sobre la misma realidad intervenida. El proceso de trasladar estos conocimientos podrá ser variado y hasta alternativo, valiéndose de métodos, técnicas y herramientas muy diversas, como lo son las investigaciones de campo, el establecimiento de convenios y alianzas estratégicas con el sector público y privado, sin perder de vista el horizonte de su universalidad. 3 La proyección social enfatiza la responsabilidad ética y social de la Universidad como centro de conocimiento y la necesidad de que ésta se constituya en conciencia crítica de la sociedad, en sus procesos de construir y configurar la realidad humana y social de nuestros colectivos institucionales, locales y/o nacionales. Los procesos de construcción humana y de desarrollo de un país se dan en contextos de interacción, interafectación e interdependencia entre actores, sectores, instituciones, etc. Y se operan a través de la integración de esfuerzos escenarios y procesos de acción que orienten el logro de metas comunes; procesos en los cuales la Universidad se proyecta y se construye. La proyección social es entendida como la extensión del quehacer de la Universidad a la comunidad en general. El concepto y la vivencia de la responsabilidad social en la Universidad están centrados en la posibilidad de articular nuestras funciones misionales —la formación, la investigación y la proyección social— con una política organizacional manifiesta, de compromiso social y ético con el desarrollo. Por ello, es fundamental la producción y circulación de ciencia responsable, la construcción de una nueva ciudadanía a través del fomento de la capacidad dialógica, la reflexión para el ejercicio democrático y la formación de profesionales con un enfoque centrado en el desarrollo justo y sostenible desde las regiones, sin perder de vista la perspectiva global. En la Universidad se deber ser conscientes de que el conocimiento no es algo que el profesional o estudiante de la investigación tiene y deposita en la comunidad, sino que el conocimiento es la emergencia de la interrelación, interafectación e interdependencia entre los docentes, los estudiantes y las personas en la comunidad; en tal sentido, la proyección social es la posibilidad de enriquecer-se en la coconstrucción del conocimiento, ello hace que asumamos a las personas en la comunidad como nuestros pares y una fuente inagotable de conocimiento.

PROYECCIÓN SOCIAL: DE LA METÁFORA ORGÁNICA A LA PROPUESTA SISTÉMICA
La proyección social puede plantarse desde diferentes perspectivas conceptuales, siendo frecuente el uso de la denominada metáfora orgánica, es el interés de esta propuesta el mirar la proyección social desde una perspectiva basada en la teoría general de sistemas. Saint Simon (1760-1825) —considerado el fundador del socialismo moderno — es uno de los principales exponentes de la teoría orgánica. El elabora el concepto de “sociedad orgánica” donde todos los individuos son partes del órgano. Este organismo se va desarrollando progresivamente integrando todos los elementos internos de una forma armónica. “Preocupado por lo que consideraba una tendencia desorganizadora de la sociedad… Saint Simón rechazó la especulación filosófica acerc a del orden social y a partir de una visión organicista encauzó sus esfuerzos intelectuales a la fundación de una nueva ciencia que tuviera por objeto al mundo social y que tuviera como principios rectores la organización y la creatividad”4. Metáfora orgánica es una noción que fue utilizada en sus estudios por Auguste Comte. Esta metáfora describe a la sociedad como un organismo vivo que tiene una Proyección y Cambio Social. Manuel Antonio Velandia Mora Página 5

estructura y sus partes no funcionan de manera independiente. Concibe la sociedad como una estructura en la que cada miembro ejerce una función distinta y cada parte es interdependiente. Cada elemento tiene una función que contribuye a la evolución social, al desarrollo. La estática social estaba concebida como el estudio de la anatomía de la sociedad humana, de las partes que la componen, como un cuerpo humano (órganos, esqueleto, tejidos, etc.), mientras que la dinámica social se concentraba en la fisiología de los procesos que operan dentro de la sociedad, como las funciones corporales (respiración, circulación, etc.), que producen como último resultado el desarrollo de la sociedad. El legado metodológico de Comte fue la oposición entre esos dos tipos de procedimientos a los describió como la búsqueda de las leyes de coexistencia (porque determinados fenómenos sociales proceden o siguen a otros de forma invariable). El estudio moderno del cambio está muy influido por estas concepciones. Spencer destaca en su teoría la metáfora orgánica, al respecto Montoya Restrepo afirma que Spencer observó el modelo del organismo biológico como la base para el entendimiento de la esfera social. El autor vio el organismo como modelo para la sociedad de dos modos5: Una sociedad representa un sistema que tiene estructuras y funciones. Una sociedad representa un cierto nivel de evolución social, determinado con base en su diferenciación estructural. Esta aproximación a la sociedad representa obviamente el pensamiento por analogía –la analogía orgánica que trata la sociedad como un organismo biológico –. Spencer demuestra cómo los procesos que son válidos para la biología (evolución, función, estructura y homeostasis), lo son para la lógica social. Según este autor, el universo se puede explicar solamente en términos evolutivos. La sociedad, afirma, empezó como un sistema (organismo) no diferenciado y simple, que, como los cuerpos vivos, mientras crece en tamaño, crece en estructura. Como el embrión de un animal, que tiene pocas partes distinguibles, pero que al ir adquiriendo masa, sus partes se multiplican y diferencian. Así ocurre con una sociedad. Primero, las diferencias entre grupos de unidades apenas son visibles en número y grado, pero según aumenta la población, las divisiones y subdivisiones se hacen más numerosas y más determinadas. Las divisiones de la sociedad del trabajo primero son explicadas por economistas políticos como un fenómeno social y después son reconocidas por los biólogos como un fenómeno de los cuerpos vivos, al que llamaron "división fisiológica del trabajo", que hace a la sociedad, como al animal, un conjunto vivo. Las razones por las cuales se consideró a una sociedad como un organismo fueron: su crecimiento continuo, ya que según crece, muestra incremento de estructura; las diferentes partes simultáneamente asumen actividades de distinto tipo, que no son simplemente diferentes, sino que sus diferencias están tan relacionadas como para hacerse posibles unas a otras; la ayuda recíproca así dada causa dependencia mutua de las partes; y las partes, continuamente dependientes, viviendo de y por las demás, forman un agregado constituido sobre el mismo principio general que un organismo individual. La analogía de una sociedad con un organismo se hace todavía más clara al averiguar que cada organismo de tamaño apreciable es una sociedad y al clarificar después que, en ambos, la vida de las unidades continúa durante un tiempo. (Spencer, 1994, p. 12).6 La metáfora orgánica puede ser una peligrosa ideología, próxima al totalitarismo, al negar los derechos del individuo en aras a la armonía organizativa. También puede pretender ocultar la existencia del poder y de las diferencias de intereses dentro de Proyección y Cambio Social. Manuel Antonio Velandia Mora Página 6

las organizaciones reales, al enfatizar la unidad "orgánica" frente a los conflictos, sirviendo así, en bandeja, una perspectiva legitimadora de las organizaciones existentes y del "derecho" de las organizaciones (generalmente las estatales) a defenderse de los "cuerpos extraños", metáfora frecuente en Colombia. Montoya Restrepo trae a colación a Capra (1998, p. 13)7. Este muestra cómo surge un cambio del paradigma mecanicista al ecológico, en distintas formas y a distintas velocidades: "el énfasis sobre las partes que había sido mecanicista, reduccionista o atomista pasa a un énfasis sobre el todo que recibe el nombre de holístico, organicista o ecológico (Bateson, 1972, p. 24). En la ciencia del siglo XX la perspectiva holística ha sido conocida como 'sistémica' y el modo de pensar que comporta, como 'pensamiento sistémico' ". Durkheim, estudia los hechos sociales como cosas, aplicando métodos sociológicos para definir y agrupar los mismos hechos, llega a la definición de una sociedad estructurada en torno a un sistema, en el cual cada persona cumple funciones y roles determinados. Los hechos sociales pueden explicarse en términos de otros hechos sociales. Son anteriores al individuo y ejercen coacción sobre su comportamiento, y perduran después de su muerte. Todos los hechos sociales no pueden ser reducidos sino que deben ser tratados como un sistema, y, para explicar un hecho, debe referirse al total de los hechos importantes. Su teoría aporta elementos muy importantes para el funcionalismo, especialmente para Parsons. Arnoletto resume así el esquema propuesto por Parsons. Considera tres planos de la realidad: el transhumano (la deidad o el lugar analítico de las preocupaciones esenciales del hombre); el humano (compuesto por cuatro sistemas analíticamente distintos: cultural, social, de personalidad y de organismo humano) y el infrahumano, que es el ambiente físico-orgánico del hombre. Los cuatro sistemas del plano humano cumplen las cuatro funciones que todo sistema social debe atender para sobrevivir: mantenimiento de pautas, integración, logro de objetivos y adaptación, que es como decir la institucionalización cultural, la comunidad societal, la función política y la función económica.8 Los cuatro subsistemas del sistema social mantienen entre sí constantes intercambios de sus productos -objetos de valor tales como creencias-símbolos, actores-rolesstatus, órdenes y mercancías- intercambios regidos por un principio de congruencia, en el que cada subsistema recibe de los demás algunos de los elementos que necesita para su propio funcionamiento (Arnoletto). Ese modelo general ha tenido y tiene indiscutible valor e influencia en el campo de las ciencias sociales, pese a las objeciones de detalle que pueden hacérsele. La teoría general de los sistemas afirma que las propiedades de los sistemas no pueden ser descritas significativamente en términos de sus elementos separados. La comprensión de los sistemas solamente se presenta cuando se estudian los sistemas globalmente, involucrando todas las interdependencias de sus subsistemas. La teoría general de sistemas se fundamenta en tres premisas básicas. La primera de estas, los sistemas existen dentro de sistemas; la segunda, los sistemas son abiertos, es una consecuencia de la premisa anterior. Cada sistema que se examine, excepto el menor o mayor, recibe y descarga algo en los otros sistemas, generalmente en aquellos que le son contiguos. Los sistemas abiertos son caracterizados por un proceso de intercambio infinito con su ambiente, que son los otros sistemas. Cuando el intercambio cesa, el sistema se desintegra, esto es, pierde sus fuentes de energía; la tercera, las funciones de un sistema dependen de su estructura. Propiedades de los sistemas y cambio social9

Proyección y Cambio Social. Manuel Antonio Velandia Mora

Página 7

En el nivel macro, la totalidad de la sociedad (humanidad), puede concebirse como un sistema; en el nivel medio, los estados-nación y las alianzas políticas y militares regionales también son sistemas; en el nivel micro, las comunidades locales, las asociaciones, las empresas, las familias, etc., pueden considerarse como pequeños sistemas. Por lo tanto, para los teóricos de sistemas como para Parsons, la noción de sistema es universalmente aplicable. El cambio social es concebido como el cambio que acontece dentro del sistema social o que lo abarca. El concepto de cambio social implica 3 ideas: a) diferencia; b) diferentes momentos temporales y c) entre estados del mismo sistema. Dependiendo de lo que se considere que cambia, qué aspectos, fragmentos y dimensiones del sistema estén implicados en el cambio pueden distinguirse diversos tipos de cambio como:        Distintos individuos y sus acciones. Lazos sociales, lealtades, interacciones. Papeles ocupacionales jugados por los individuos. La frontera. Criterios de inclusión, condiciones de aceptación, paz o guerra, etc. Los subsistemas El entorno (las condiciones naturales, la localización geopolítica, etc. Sólo a través de la interacción emergen las características del conjunto del sistema: equilibrio o desequilibrio, armonía o lucha, paz o guerra, etc.

Cuando el sistema se separa de sus distintos componentes implica los siguientes cambios:  De composición, p.ej. migración de un grupo a otro, despoblación debido al hambre, dispersión de un grupo, etc.  De estructura, p.ej. aparición de desigualdades, emergencia de lazos de amistad, establecimiento de relaciones cooperativas, etc.  De funciones  En el entorno, p.ej. deterioro ecológico, terremotos, enfermedades, etc. A veces los cambios son parciales, sin mayor repercusión para otros aspectos del sistema. El sistema como un todo permanece intacto, al margen de pequeños cambios en su interior, p.ej. la fuerza de un sistema político democrático radica en su capacidad para afrontar los cambios, aliviar las quejas, etc., mediante reformas sin poner en peligro la estabilidad y continuidad del estado en su totalidad. Pero en otras ocasiones los cambios pueden abarcar todos o casi todos los aspectos del sistema, produciendo una mutación de conjunto que obliga a considerar el nuevo sistema como diferente del antiguo, p.ej. las grandes revoluciones sociales. Este tipo de transformación merece llamarse cambio de sistema.  El cambio social es la transformación en la organización de la sociedad y en los modelos de pensamiento y conducta a lo largo del tiempo.  Es una modificación o transformación en la forma en la que se organiza la sociedad.  Hace referencia a las variaciones en el tiempo de las relaciones entre individuos, grupos, etc.  En el cambio estructural con más frecuencia que en otros tipos de cambios, cuando cambia todo lo demás también tiene tendencia al cambiar.  Normalmente cuando hay cambios en el nivel micro se producen cambio en el nivel macro, porque el cambio social está mediado por los actores individuales. Proyección y Cambio Social. Manuel Antonio Velandia Mora Página 8

BIBLIOGRAFÍA
1

Velandia Mora, Manuel Antonio (2006). Estrategias para construir la convivencia solidaria en el aula universitaria. Editorial Universidad Cooperativa de Colombia, Bogotá.
2

Salvia, Agustín (Sin fecha). Crisis del empleo y nueva marginalidad: el papel de las economías de la pobreza en tiempos de cambio social http://catedras.fsoc.uba.ar/salvia/programa/biblioteca/bolsa/cl27_07.pdf. 3 http://proyeccionsocialuls.lacoctelera.net/post/2010/04/21/naturaleza-la-proyeccionsocial-la-uls 4 Bentivegna. S. (2003), Teoria delle comunicazioni di massa, Editori la Terza, Roma. 5 Montoya Restrepo, Iván Alonso; Montoya Restrepo, Alexandra (2003). Las organizaciones y los métodos de su entendimiento EN: INNOVAR. Revista de Ciencias Administrativas y Sociales; Vol. 2003, Núm. 022, julio-diciembre, 2003, pp. 63-72, Universidad Nacional de Colombia, Colombia. http://www.scielo.unal.edu.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S012150512003000200006&lng=es&nrm=iso 6 Spencer, H. (1994). La evolución de la sociedad. En Bohannan, P. y Glazer, M. Antropología. México: McGraw-Hill Interamericana Editores, S.A. 7 Capra, F. (1998). La trama de la vida. Barcelona: Anagrama Editorial. Capra, F. (1998). La trama de la vida. Barcelona: Anagrama Editorial. 8 Arnoletto, E.J.: (2007) Curso de Teoría Política, Edición electrónica gratuita. Texto completo en www.eumed.net/libros/2007b/300/ 9 Si autor. Temas acerca de cuestiones sociológicas. Introducción al problema metodológico. http://www.icergua.org/latam/pdf/09-segsem/02-04-cs2/doc04.pdf

Proyección y Cambio Social. Manuel Antonio Velandia Mora

Página 9