BIENVENIDOS HERMANOS A LA SOLEMNIDAD DE PENTECOSTES Celebramos hoy una gran fiesta para todos nosotros, los creyentes: PENTECOSTÉS

, la venida del Espíritu Santo. Hoy llega a plenitud la PASCUA. Jesús cumple su palabra: “Os enviaré el defensor, el Espíritu”. En este Día Dios derrama su amor sobre la Iglesia: nos da su Espíritu y con Él la vida nueva de Jesucristo es también vida para nosotros. Hoy también es el cumpleaños de la Iglesia. Y como buenos hijos e hijas de la Iglesia en el cumpleaños de nuestra Madre, alegrémonos con la alegría de un hogar donde se celebra festivo el cumpleaños de la reina del hogar. En esta celebración, pidamos al Señor nos envíe el Espíritu Santo para ser sus testigos en el mundo, para que como los apóstoles hace dos mil años, que eran hombres temerosos e inseguros, nos convirtamos también en auténticos testigos de Cristo Resucitado. Nos ponemos cantando. de pie, y recibimos al sacerdote

3. Porque hemos sido cobardes y, en ciertos momentos, no hemos tenido la valentía necesaria para defender a Cristo y su doctrina. Señor, ten piedad.

Tú, que sentado a la derecha del Padre, nos das tu Espíritu: Señor, ten piedad.

Tú, que en el agua y en el Espíritu nos has regenerado a tu imagen: Cristo, ten piedad.

Tú, que envías tu Espíritu para crear en nosotros un corazón nuevo: Señor, ten piedad.

1. Porque, con alguna frecuencia, no nos hemos dejado conducir por el Espíritu Santo. Señor, ten piedad.

1. Por la Iglesia Universal, para que el Espíritu Santo la siga guiando, en su misión evangelizadora, actuando especialmente en aquellos que nunca han recibido la Buena Nueva, y que por lo tanto no conocen a Jesús. ROGUEMOS AL SEÑOR

2. Porque, al no invocar al Espíritu Santo, muchas veces nos ha faltado fortaleza en las dificultades. Cristo, ten piedad

el amor autentico. la Eucaristía. Roguemos al Señor 5. permanezcamos fieles en la oración. que nos sirve de alimento y es muestra de tus muchas bendiciones. Roguemos al Señor. sea fuerza para el perdón y nos abra a la esperanza. Que tu palabra señor. aquí reunidos en esta Eucaristía para que ayudados por el Espíritu Santo podamos irradiar con nuestra vida la presencia de Jesús Resucitado y colaborar en la construcción del Reino de Dios. Por todos nosotros. Por la Renovación Católica Carismática. la madre y discípula fiel de Jesús. para que el Espíritu Santo sea su fuerza y su aliento. También nosotros nos unimos para formar un solo corazón y ser contigo testigo de fraternidad para con los demás. estas uvas significan también la alegría de vivir en amistad. para que.2. para que por la acción del Espíritu Santo las ejerzan en bien de la justicia y el bien común. Que este vino Señor. se haga vida y alimento para nosotros y para el mundo hambriento de Ti. ROGUEMOS AL SEÑOR 3. y haz que nunca falte en nuestras casas la alegría y el entendimiento. de modo que pueda confirmar en la fe a sus hermanos. BENDITO SEAS POR SIEMPRE SEÑOR 4. . Por todos los gobernantes de nuestra Patria que en estos días asumen sus nuevas funciones de servicio. sucesor del apóstol Pedro. a ejemplo de María. la enseñanza de nuestros pastores y en unión con la Iglesia. ROGUEMOS AL SEÑOR PAN: Señor muchos granos de trigo se han unido para formar este pan. BENDITO SEAS POR SIEMPRE SEÑOR OFRENDA DEL VINO: Señor te ofrecemos estas uvas que por medio del hombre se convierten en vino y por tu amor en tu sangre. Por el papa Francisco. Tómalas y transfórmalo en el vino de tu eucaristía.

Éste es el Espíritu de Jesús. convirtiendo (al que “lo pilla”) en APÓSTOL y TESTIGO.Hoy llega a plenitud la PASCUA. profundamente arriesgados. Jesús cumple su palabra: “Os enviaré el defensor. “tocados” por su fuerza y entonces… entonces TODO ES POSIBLE: desaparecen los miedos. se esfuman las cobardías. transformados. el corazón funciona a pleno rendimiento. sólo desde Él es posible “dar la cara”. y aquellos hombres quedarán renovados desde dentro. Es Pentecostés. para poder ser HOMBRES y MUJERES NUEVOS. cambiar. el Espíritu”. Si quieres… ¡TODO ES POSIBLE! . con un nuevo estilo. Ésta es la fiesta del ESPÍRITU: todos quedamos un tanto “locos”. ABRIRSE al ESPÍRITU es absolutamente necesario para ser testigo y seguidor de Jesús. Esto es PENTECOSTÉS.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful