You are on page 1of 78

#5

facundo
REPO

/CAMILA, EL MUSICAL /ELIZABETH CHAPEAUROUGE /ALBERTO FAVERO /JULIA CALVO /Y MÁS

RESTAURANT | BAR

POR

LOS ARTISTAS
Estoy, en este momento, recorriendo el país dando clases gratis gracias al CeNaTeM (Certamen Nacional de Teatro Musical). Pueden entrar a www.musicalesnacionales.com.ar para ver de qué les hablo e inscribirse sin costo alguno. Allí encontrarán dos opciones de inscripción. 1) Las clases gratis para cantantes, actores y bailarines. 2) Autores que deseen participar del CeNaTeM. Cuando viajo al interior de Argentina, frecuentemente sucede algo bellísimo. Una experiencia maravillosamente emocional, aunque también es cierto que es un camino plagado de dificultades. A las clases, asisten muchos alumnos de todas partes que estudian en escuelas de diferente calidad donde se los prepara; algunas lo hacen muy bien. Sin embargo, como contrapartida también están los padres que no avalan, las divisiones entre los estudios y, lo peor, plazas que no tienen campo de acción o mercado y no permiten salida o inserción laboral, por lo que los alumnos deben -si son valientes y talentosos- migrar. Esto no es algo que sucede solo en Argentina, en Estados Unidos, considerado el país centro del Teatro Musical tampoco hay en cada estado una industria como la de
4 //EDITORIAL

PARA ESO ESTÁN

Broadway, aunque sí existen las compañías de las distintas escuelas. Acá el problema se agudiza, pues hay mucha gente amante y fan que entrena con chances casi nulas, de operar, articular e ingresar a un mercado. Creo que al igual que sucedió en Buenos Aires en la década del ´80, que fue cuando comenzaron las nuevas camadas a desarrollarse de manera distinta, es necesario tener maestros capacitados, dispuestos a soltar a sus alumnos y prepararlos en las varias disciplinas de nuestro género y, al mismo tiempo, desarrollar su creatividad para que la autogestión tenga chances de surgir. Es decir que, una vez más, creo que hacen falta maestros y alumnos LOCOS, capaces de tener fe. Tener fe de que en algún momento, si la oferta mejora, la demanda aparecerá. Pero hay que empezar por elevar la oferta, porque de otra forma no aparecerá la demanda y no se creará el mercado. Y para subir la apuesta y ofrecer algo mucho más elevado sin tener la certeza de que aún haya un público… para esa acción loca… para eso están los artistas.

sumario
/CAMILA, EL MUSICAL

staff
RICKY PASHKUS / DIRECTOR GENERAL FLORENCIA VERA / EDITORA

42

#4 #1

/FACUNDO ARANA

24 12

KARI HERNÁNDEZ / DG GUIDO ZAFFORA / REPORTERO SEBASTIÁN SEWRJUGIN/ WEB THE WHITE BOX/ APLICACIONES TOMMY PASHKUS / PRENSA FUENTES 2 FERNÁNDEZ FOTOS PONCHARTE! COMUNICACIÓN 2.0 ARCÁNGEL MAGGIO S.A IMPRENTA

/ANIBAL SILVERYRA

CHAPEAROUGE

/ELIZABETH

56 Y

/MÁS

MIRÁ TODAS NUESTRA SECCIONES / TIPS / DESDE ADENTRO / MI DIVAGUE / Y MÁS...
5 3 SUMARIO// SUMARIO//

TIPS
X RICKY PASHKUS
“Estoy pasando un mal momento económico-familiar”. PENSÁ. Ésta es una profesión como cualquier otra. Decí que no, pero no digas nada que no dirías si fueras secretaria ejecutiva o cadete.

EL NO QUE HUELE FALSO
Justificaciones que no sirven ante el estudio o el trabajo…

1

2

“No me siento cómodo dentro el grupo, no tira para adelante como yo”. PENSÁ. No sigas si no lo deseas, pero no le eches la culpa al grupo. El teatro es siempre en grupo y no te están preguntando qué te parece.

3

“No estoy bien, me encantaría hacerlo pero me siento muy deprimido”. PENSÁ. Las profesiones se ejercen en cualquier estado anímico.

“En el canal no me dejan salir (muy frecuente escucharlo en teatro)” PENSÁ. Salvo que estés dispuesto a decir en el canal que en el teatro no te dejan salir, no lo digas… queda tonto.

4

“Justo ese día tengo examen en la facu”. PENSÁ. Salvo que estés dispuesto a decir en la facu que ese día justo tenés danza, no lo digas… queda tonto.

5

6 //TIPS

“Me gustaría hacer esto, pero allá me pagan más”. PENSÁ. ¿No tenés razones para humillar más interesantes?

6

“No tengo laburo porque no me cabe la corruptela”. PENSÁ en las veces que te ofrecieron corromperte y publicalas. Recién ahí te creerán.

9

“La obra no fue bien recibida porque no tenemos famosos” PENSÁ. Pensá en “Toc Toc”, en “Forever Young”…

8

“No estudio más porque quiero trabajar”. PENSÁ. No agrego más nada, PENSÁ.

7

“No es fácil en este país dedicarse al arte”. PENSÁ. Nunca en la historia de la humanidad lo fue, y esa es la frase que dijeron los que no fueron artistas.

10

BONUS TRACK
La justificación es la her ramienta más cercana que tenemos para no crecer. Tanto la justificación ant e nosotros como ante los dem ás. Es preferible sufrir golpes , desesperanzas, fracaso s y ansiedades. Se los asegur o.... La supuesta calma que trae la justificación se pag a muy cara en terapia.
7 //TIPS

BECAS Y CONCURSOS

Beca Jacob´s Pillow Dance Festiv al

El pasado 17 de marzo se realizó la audición para la Beca de Ricky Pashkus junto al Jacob´s Pillow Dance Festival, en la que se eligió al becario que viajará a Estados Unidos para ser parte del Festival. El ganador de la Beca es Ignacio Francavilla. La audición fue tomada por el reconocido maestro, coreógrafo y director teatral, Ricky Pashkus y se llevó a cabo entre cantantes, actores y bailarines de 18 a 26 años. El vencedor, viajará a Estados Unidos con todos los gastos pagos de alojamiento, comida, estudios y acceso a espectáculos del festival del 29 de Julio al 18 de Agosto de 2013. Se presentaron más de 30 alumnos a la audición, que constó de dos partes. La primera, una prueba de danza. Y la segunda, una vez elegidos los bailarines, una prueba de canto. Algunos de los concursantes hablaron con DIVAGUE y destacaron la posibilidad de viajar a Estados Unidos para poder seguir perfeccionándose. Entre ellos, Luciano Groso de Bahía Blanca, dijo: “Vinimos a la audición con expectativas de quedar, porque la oportunidad que se nos da de viajar es única, y no la podemos desaprovechar. Además, aunque no quedemos seleccionados de todo se aprende”. Por su parte, Melina Hurtado explicó: “Me enteré de la audición y me encantó. Quise vivir la experiencia. Como dijo Luciano es una oportunidad única viajar al Festival”.
8// BECAS Y CONCURSOS

Comp añía TM Juvenil

vol vió con todo

DIVAGUE estuvo presente en las audiciones y habló con algunos de los chicos que estuvieron ahí. Después del gran recibimiento entre la crítica y el público en la temporada teatral 2012 en el Centro Cultural Borges, la Compañía de Teatro Musical “Insomnio” volvió a su entrenamiento y ensayos. Este segundo año ya comenzó con importantes novedades, y en DIVAGUE te las contamos todas. De esta manera, el pasado 23 de marzo la Compañía convocó a audiciones abiertas a jóvenes de entre 9 y 17 años que tuviesen formación previa en canto, danza, acrobacia, música, actuación o en alguna disciplina en la que se destaquen, para formar parte de la Compañía. Con la idea de seguir impulsando para adelante el Teatro Musical en la Argentina, principalmente entre los jóvenes que comienzan su recorrido en el campo laboral, la compañía empezó sus entrenamientos de la primera mitad del año, con la idea de presentar su nuevo espectáculo a partir de Julio. Este año los maestros de la Compañía son: Raúl Candal, Luz Palazon, Milagros Michael, Gustavo Monje y Fernando Dente. La coordinación es de Sandra Paradiso, la direccióngeneral de Ricky Pashkus y Paula Schapiro es la directora académica. ¡Se viene un 2013 lleno de proyectos!

Lucía (15 años): “Vine a la audición porque vi el año pasado el show de Insomnio y quise venir. No me importa tanto quedar o no, sino poder pasar la experiencia del casting. Igual me encantaría poder estar en la compañía. Siento que lo mío es la danza y es lo que me gustaría hacer cuando sea grande”.

Agustina (11): “Uno de mis profesores me dijo que se hacía la audición y que tenía que venir a probar… así que acá estoy, porque es lo que quiero hacer toda mi vida”.

Pedro (16): “Hace poco empecé en un nuevo colegio y una compañera que estudia comedia musical me contó de la audición, y me metí a full. Yo soy cantante, actor y hace poco empecé danzas, y me encantaría hacer esto toda la vida”.

DIARIO DE VIAJE
NEW YORK

NEW YORK

A principios de 2013, el elenco de “Casi Normales” en Argentina vivió una experiencia única… viajó hasta Nueva York para cantar en el Lincoln Center junto al cast de la obra en Broadway. Un momento único para los artistas locales que en este “Diario de Viaje” nos cuentan cómo fueron esos tres días viviendo “casi normales” en Nueva York. No se pierdan las palabras de Alejandro Paker y Alejandra Perlusky…

POR ALEJANDRO PAKER

“Casi Normales” me regaló la realización de dos sueños: Ir a la entrega de los premios Tony y cantar en un teatro en Nueva York. En junio de 2012 fui invitado por Film & Arts, junto a Laura Conforte (mi otra Diana), a la entrega de los premios Tony como representantes del género musical argentino. Fui deslumbrado por el talento y el nivel artístico de la ceremonia, del que fui un simple espectador; y quizás premonitoria e íntimamente, me prometí a mi mismo que algún día volvería a Nueva York, pero a trabajar. En Febrero de 2013 recibo una vez más la llamada del hada madrina, esa que todos esperamos, que ahora me estaba dando la sorpresa de que me haría realidad el segundo sueño… nada más y nada menos que en el Lincoln Center. A partir de ahí, todo fue mágico. En Ezeiza me encontré con la sorpresa de que dos amigos Laura Díaz y Jonas Klimavicious habían gestionado mi cambio de Clase Turista a First Class. Es decir, que además de todo, viajaba en Carrozaaa!!!! Llegamos a Nueva York y nos esperaba uno de los mejores hoteles de la ciudad. Nos reencontramos en la sala de ensayos (la típica que vemos en las pelis) con Brian Yorkey, y fue como ver a Papá Noel por su tamaño, generosidad y bondad. También con Tom Kitt que nos aplaudió con toda la onda, y ese elenco
DIARIO DE VIAJE//13

Al otro día se hicieron las dos funciones correspondientes al increíble y admirado por mi, cast de Next to Normal (Alice Ripley, Brian D´Arcy, Jennifer Damiano, Kyle Dean Massey y Adam Chandler), quienes fueron mi inspiración para componer a mi Dan. Los vi en cientos de videos en youtube estrenando “Casi Normales” (Next to Normal) y ahora estaban ahí ensayando con una orquesta de 13 músicos maravillosos. Y esta vez yo estaba ahí con ellos como un compañero más. Nos recibieron con tanto afecto, abrazos y besos que me sentí tan intimidado, y mi inglés volvió a ser primitivo. American Songbook en homenaje a la música de Brian Yorkey Y Tom Kitt, en el Allen Room del Lincoln Center (nuestro telón de fondo del escenario era un ventanal de más de 20 metros de alto y unos 15 de ancho; frente al Central Park, Broadway Street y la 59). No podíamos pedir más. Fue como una función más de “Casi Normales” en Argentina por la carga emotiva que todos (americanos y argentinos) sentíamos al empezar el show. Me invadían las imágenes de todo lo que vivimos desde los primeros ensayos hasta las últimas funciones. Entonces comenzaron a sonar los primeros acordes del piano de Tom Kitt tocando la obertura de “Next to Normal” y no pude evitar emocionarme una vez más como en las 200 funciones que hice en mi país, conectándome una vez más con esta historia dura y sensible. Miré a mis compañeros en el escenario (Alejandra Perlusky, Matías Mayer, Manuela Del Campo y Mariano Chiesa) con los que compartí más de un año todo el bendecido proceso, y a mis nuevos compañeros estrellas del musical americano y no pude evitar llorar de alegría, de orgullo y de profundo agradecimiento a la vida. Una vez más corroboré que siempre hay una LUZ que justifica el sacrificio y el amor por esta profesión. Luego una platea de 500 espectadores americanos que no nos conocían se puso de pie y nos ovacionaron… Sueño cumplido. Ahora solo sueño volver a Estados Unidos a hacer “Casi Normales” en castellano para el público latino… Después de estos dos sueños cumplidos: ¿Quién puede decirme si es descabellado?

14//DIARIO DE VIAJE

POR ALEJANDRA PERLUSKY

El viaje a Nueva York fue realmente una experiencia increíble. Desde el primer momento en el aeropuerto de Buenos Aires, todo fue pura emoción y adrenalina para mí. Nueva York es una cuidad verdaderamente imponente y el encuentro con el elenco de “Casi Normales” en Broadway fue muy impactante, una mezcla de excitación general y las diferentes energías, todos unidos por la música… un único idioma. El primer día tuvimos ensayo, y fue la primera vez que los dos elencos nos vimos las caras, fue muy graciosa la presentación..."Hola soy Alejandra y soy Diana"… y todos nos mirábamos, fue divertido. Alice Ripley fue muy afectuosa con todos, especialmente conmigo, tiene una mirada completamente cautivante. Después del ensayo fui al hotel a acomodar las valijas; compartí cuarto con Manuela Del Campo, una habitación divina con una vista increíble al Lincoln Center, a la parte de Ballet... De ahí fuimos a caminar por Time Square y sacamos entradas para ir ver “El Rey León”. Obviamente, en medio de todo, le saqué una foto a la marquesina de “Chicago”, obra que amé hacer y volvería a hacer sin duda. Vi la función “El Rey León”, y a la salida me quise comprar todo. Por suerte mi compañero, Mariano Chiesa, me regaló el peluche de Pumba.

Como toda mujer mi perdición del viaje fueron, sin dudas, los zapatos. Me hubiese comprado millones, pero no me entraban en la valija ¡Jaja! Y confesión: arrasé con Victoria Secret. En nuestra última noche en Nueva York fuimos a cenar a un lugar muy top, divino, llamado “Baltazar”. Comimos increíble y, por supuesto, brindamos mientras veíamos caer la nieve por un súper ventanal. Algo especial: amé amanecer en Nueva York, abrigarme y salir a caminar con mi café en mano. La respuesta del público neoyorquino después de nuestra aparición fue en lo personal una sorpresa. Todo el Lincoln Center de pie sosteniendo el aplauso durante un tiempo importante... Y todos nosotros con una inmensa sonrisa, nos dimos un gran abrazo general y gritamos detrás de escena con la sensación de un gran triunfo y una gran unión. Ellos, humildes afectuosos, grandes artistas, y en especial, una inmensa sensibilidad de Alice Ripley que mientras cantaba su parte estrecho su mano y sostuvo su mirada en mí en todo momento. Mucha información, muchas sensaciones en muy poco tiempo. Fue todo muy intenso, me quedó con la enorme felicidad de haberlo vivido.

DIARIO DE VIAJE//15

También los más chicos del elenco nos hablaron de la experiencia de “Casi Normales” en Nueva York. Dos caras nuevas del musical que ya vivieron momentos únicos de su carrera. Manu Del Campo y Mati Mayer y su días en Nueva York…

¿Cómo fue la experiencia de cantar en Nueva York con el elenco americano de “Next to Normal? Manuela Del Campo: -Fue una experiencia inmensa, todavía no puedo creer que haya pasado. Nos enteramos de esta posibilidad menos de un mes antes de que pase, así que fue todo muy rápido pero increíble. Cuando llegamos, era muy raro entender que estábamos ahí. Aunque el objetivo concreto del viaje fue cantar en el evento, lo más importante para mí fue la unión que se formó entre los dos elencos, tanto en el ensayo como en el show. Éramos humanos contando la misma historia. Por otro lado, todos en el elenco de “Next to Normal” son buenos, cariñosos y divertidos, y eso hizo que la experiencia sea aún más inolvidable. Me quedé súper feliz con el viaje. Matías Mayer: -Es complicado ponerlo en palabras. Aunque suene cliché, creo que todos los chicos del elenco de “Casi Normales” piensan lo mismo. Si hay algo que hacíamos prácticamente una vez cada dos horas era comentar entre nosotros: “Che, se dan cuenta que estamos en Nueva York y vamos a cantar en el Lincoln Center…” Prácticamente desde que nos enteramos de la noticia hasta días después de haber vuelto, estuvimos en otro planeta, no entendíamos nada. El simple hecho de estar caminando por esas calles fue un sueño. Y ni hablar cuando empezó la parte "verdadera", es decir, a lo que realmente fuimos a Nueva York. Para mí y, creo que para todos, fue algo soñado, casi impensado. Estar en la meca de la comedia musical junto con mis compañeros, junto a grandes figuras a quienes admiro profundamente desde hace mucho tiempo y teniendo la oportunidad de representar a todos los que nos apoyaban desde acá, era como estar jugando para la Selección. Si hace dos años alguien me preguntaba qué me imaginaba haciendo en el 2013, lo último que hubiese dicho es lo que terminó pasando. Fue increíble.

¿Qué fue lo más sorprendente que les pasó allá? MDC: -¡Ya el viaje en síi fue lo más sorprendente! Cada momento, cada lugar al que fuimos…, simplemente caminar por la ciudad fue extraordinario. Pero algo que me impactó fue el momento previo a cantar, compartiendo camarines con las bestias de Broadway... MM: -Lo más sorprendente... el recibimiento por parte de Brian Yorkey, Tom Kitt y todo el elenco de “Next to Normal”. Si bien nosotros teníamos expectativas sobre cómo sería, también teníamos dudas “¿Serán buena onda, les daría lo mismo…?” Podría haber sido cualquiera de esas opciones. Sin embargo, desde el instante que entramos a la sala de ensayo, todos frenaron para recibirnos y presentarnos, y formalizar este intercambio de culturas. Fue muy emotivo conocerlos, tener la oportunidad de cantar junto a ellos. Y nos sorprendió a todos que ellos estuvieran tan conmovidos con nuestra llegada. En varias ocasiones se nos acercaban Alice Ripley, Brian D'Arcy James y nos decían: "No puedo creer que se hayan venido hasta acá. Para nosotros es un verdadero honor" ¡Jajaja! De verdad que nos reíamos porque no había manera de explicarles que lo que sentíamos nosotros, era eso multiplicado por 100. Y después, una vez terminadas las funciones, estábamos en el festejo con el resto del elenco y se me acerca Taye Diggs (marido de Idina Menzel) y me dice: "Che, felicitaciones. Me encantó tu voz, me llego mucho de verdad!". Se imaginan el color de mi cara, pálido. Era estar expuesto a este tipo de situaciones constantemente; situaciones que te dejaban helado y sin palabras. Sumado a esto, también fue muy sorprendente la reacción del público una vez que terminamos de cantar. Todo el teatro de pie, aplaudiendo, emocionados. Nunca pensamos que iba a tener tanta llegada.

DIARIO DE VIAJE//17

¿Como los recibió el elenco de “Next to Normal”? MDC: -El mismo día que aterrizamos fuimos directo a ensayar. Al principio no sabíamos cómo iban a reaccionar, pero por suerte fueron re cálidos y humildes. Nos saludaron con una sonrisa todos, de una forma muy curiosa, nos mirábamos mucho. A mí me pasó que me sentí muy cómoda en la sala de ensayo con todos ellos, sentía que ya los conocía por haberlos visto en videos… Aunque fue completamente distinto verlos en persona. MM: - Mejor imposible. Creo que si teníamos alguna expectativa acerca de cómo nos recibirían, la superó indiscutidamente. Súper generosos, nos charlaban acerca de nuestras experiencias con la obra, nos compartían las suyas, así durante tres días. Tuvimos algo parecido a una fiesta de estreno/fiesta de cierre donde pudimos charlar con ellos ya sin nervios, y de manera más descontracturada. Entre el elenco argentino charlábamos sobre lo emocionados que estaban todos con tenernos ahí, nos pareció una locura. Nosotros nos creíamos los afortunados, pero nos hacían sentir como que el honor era suyo por poder compartir este show con nosotros. De nuevo, sin palabras. ¿Qué sensación tuvieron sobre el escenario cuando estaban cantando? MDC: -Fue un momento mágico. A mí me cuesta entender a veces las cosas que me pasan, por eso antes de salir a cantar me costaba procesar la situación. Pero estar arriba del escenario cantando fue muy emocionante y fuerte. Cuando el público nos aplaudió al final no podía creer lo que me estaba pasando, fue un sueño hecho realidad. MM: -Uff… ¿cómo lo digo? Todas las sensaciones posibles. Desde que estábamos en la pata esperando para entrar a escena y al lado nuestro estaba Idina Menzel, que recién salía de cantar, hasta salir corriendo al pasillo una vez terminada nuestra canción, fue como una montaña rusa de emociones. Ya antes de entrar me había hablado a mi mismo diciendo: "Bueno, te vas a olvidar de todo, no vas a pensar en nada más que en disfrutar de este momento y todo lo que lo rodee". Y así fue. Entré (atrás de Alejandra Perlusky, me acuerdo) y empecé a mirar todo como si fuese un nenito en una juguetería. Todo. La orquesta ahí sentada, el fondo con el ventanal que daba a la ciudad de Nueva York, el teatro lleno, entre millones de otras cosas. Lo miraba a Ale Paker (al borde de las lágrimas) y nos reíamos ahí mismo en el escenario, dándonos cuenta que esto era una
18//DIARIO DE VIAJE

experiencia indescriptible. Tengo un momento grabado en mi cabeza donde empecé a mirar a la primera bandeja, mientras Ale Perlusky cantaba su parte, y observaba cada detalle del teatro para tomar consciencia de lo que estaba viviendo (era muy difícil tomar consciencia). Y fue muy raro que no estaba nervioso, era tanto el goce de estar en ese lugar que no tenía lugar para ponerme nervioso. Escuchaba las voces de los chicos del elenco de “Next to Normal” cantando "Luz/Light" y automáticamente me transportaba a momentos acá en Buenos Aires cuando escuchaba el disco preparándome para la audición de “Casi Normales” en el 2011. Quería que la canción durase 2 horas. Lamentablemente no fue así pero hoy, un mes y medio después, lo cuento a mis amigos y lo sigo sintiendo tan increíble como cuando estaba ahí parado. Hasta ahora la experiencia más impactante e increíble de mi carrera.

ANIBAL SILVEYRA

POR ANÍBAL SILVEYRA DESDE LOS ÁNGELES

Aníbal… el de tantos éxitos, protagonista junto a Valeria Lynch y Juan Darthés de “El Beso de la mujer araña”… aquel musical que fue el primero en cambiar las reglas, profesionalizó y elevó la puntería artística. Aníbal… el que vive en Estados Unidos. Padre de artistas y hermano de Carlos. Es un ser talentoso y generoso, que ama el teatro y se aleja de ese estrés diario de la profesión que a veces nos hace perder en el camino. Aníbal está lejos para estar en el camino…
RICKY PASHKU S

“La vida te lleva por lugares impredecibles... y lo mejor del viaje hacia el destino, es que vos lo vas armando en el camino”
Aunque esta frase parece fabricada por alguien, es muy cierta para mí. ¿Quién diría que me iba a mudar Hollywood? Si una gitana me hubiera leído la mano, le hubiera dicho que viera a un oculista, porque no le hubiese creído...pero así fue. Mis abuelos paternos son italianos, en mi casa se hablaba italiano, mi madre, primera generación de argentinos se rehusó a hablar la lengua materna por ese prejuicio de “pertenecer” al lugar donde vivís... Ella les contestaba en español mientras mis abuelos le hablaban y nos hablaban en italiano. Hoy, después de muchos años yo mismo vivo esa experiencia pero en English... Hace ya 14 anos conocí a Malena, mi esposa, y sí, fue por ella por quien tome la decisión de venir a vivir a Estados Unidos. Ella es una argentina radicada en Estados Unidos hace mas de 25 o casi 30 años. Nos conocimos en Buenos Aires en el cumpleaños de mi amigo Gerardo Baamonde, nos enamoramos y ...el resto es historia. Al principio, los primeros 6 meses de vivir en esta ciudad de Los

Ángeles, todo era diferente… El idioma del cual yo tenía un gran conocimiento previo, me jugó una mala pasada, no entendía nada, pero...NADA! El acento californiano se me metió en mis oídos exactamente 6 meses después de llegar, pero me sentí parte de este lugar apenas puse un pie en suelo angelino... Cambiar las MALAS costumbres...como argentino típico tenía varias ...cruzar en cualquier lado de la calle, sin caminar hasta el semáforo y esperar al muñequito que te da luz para cruzar, manejar respetando a los peatones que siempre, SIEMPRE, tienen prioridad, no tirar basura ni papeles en la calle jamás, no pegarte al culo del que esta adelante tuyo en una cola de supermercado... En fin, una larga lista de cambiar malos hábitos, y no lo digo como critica, sino como AUTOCRÍTICA. Lo más interesante fue y sigue siendo el CROSS-OVER. Esta palabra que determina que podés cruzar la barrera de los idiomas, hablar inglés es una cosa, pero trabajar en english es otra...y bien compleja. Debo decir, lograr como artista meterte en el melting pot (como dicen acá), formar parte de una misma idiosincrasia, expresarte en otro idioma, pero conservar tu personalidad y tu background, no es fácil, requiere de un trabajo interminable de abrirte y ser permeable a otra cultura.
MIRADAS DE ALLÁ//21

Entenderla, aprenderla, y hacerla tuya...siendo un artista, en mi caso un actor y cantante, la palabra es muy importante. Así es como aprendí a no malgastarlas o usarlas erróneamente. Hoy cuando viajo y escucho en la calle todas las malas palabras que usamos los argentinos, me sorprendo...el boludo está en todos lados, a cada hora y sin límites de edad o género. Es decir, cualquiera usa la palabra sin pensar en la energía que genera, ya sea mala o buena...ahí, es donde te ubicás, ya que otro idioma y otra cultura te exige entrar en el código de todos, y juro, que no escuchás decir a nadie ninguna palabra ofensiva para nada... RESPETO...Una cosa que me sorprende aún hoy, es el respeto que los directores americanos tienen por lo que un artista ha hecho en su carrera, es decir, el curriculum (o resume) como le llamamos a los trabajos previos que uno hizo. Cuando audiciono, siempre terminó hablando de mi experiencia con “El beso de la mujer araña” y el haber sido dirigido por Harold Prince, que por supuesto figura en mi resume, y todos me hacen mención de ese detalle, lo cual me reconforta, y por otro lado, me ensena a respetar a los que han recorrido más camino que yo. Tener memoria para aquellos artistas que fueron importantes y talentosos en el pasado, es algo que aprendés a respetar y a hacer respetar...y en eso, Hollywood es experta. Otra cosa es, reinventarse...o reinventar el negocio. Por ejemplo, una obra se hizo hace veinte años, se repone constantemente, para nuevas generaciones, para renovar el público… En fin, para seguir con el negocio del espectáculo sin límites...por eso vemos en cartelera shows que hace anos siguen haciéndose...y otra cosa muy interesante son las compañías de teatro -particularmente acá en la costa oeste con lo grande que es- porque eso hace vos llegues al público, en lugar de que el público tenga que venir a vos, ¿se entiende? Es una manera de hacer crecer el talento de los actores, formando compañías regionales que hacen obras de Broadway sin la parafernalia acostumbrada, sin los recursos técnicos complejos y caros, pero con todo el talento necesario. Ahí es donde ves actores de una gran trayectoria formando parte de una compañía de teatro que tiene una sala de 99 espectadores, debido a los impuestos establecidos, estos teatros más pequeños se mantienen más fácil

22// MIRADAS DE ALLÁ

y sobreviven sin la presión de tener que meter 500 espectadores o bajar el espectáculo. Eso permite tener un año o temporada teatral con varios shows importantes y variada cartelera. EXTRAÑAR...y sí, extrañás, pero también es melancolía pura, extrañas una ciudad, o un país que ya no existe, extrañas las vivencias, los amigos, o en mi caso, mis hijos, mi hermano, mi madre, porque eso del dulce de leche, por suerte con la globalización (que nos está llevando a la ruina a todos) ya no lo extrañás. No extrañás nada lo material porque tenés acceso a todo, sí a todo, incluso las milanesas. Pero me pongo melanco y sí extrañás , como en mi caso, hacer una temporada de cinco años en calle corrientes como lo hice con Susana Giménez en “La mujer del año”, o los dos años que estuve en cartel con “La jaula de las locas” y mis queridos Tato Bores y Carlos Percivalle u otros tantos espectáculos que, debo decir, extraño...pero eso

aún puede suceder, ya que siempre estoy audicionando para Broadway, y tal vez, algún día se me de...sino, miren a Elena Roger, ella sí que set up the bar (buscar en diccionario si no entienden) tan alta, que ahora, para los que no estamos aún en Broadway, pero hacemos Hollywood, ya no es lo mismo... jajajaja. VISITAS...lo más lindo de vivir afuera es cuando los amigos te visitan, los llevás a pasear y te convertís en un turista más por un tiempo, y lo mismo me pasa cuando voy a Buenos Aires, no puedo creer que soy turista en mi propia ciudad. Miro las cúpulas del centro, miro los edificios tan bellos y por mirarlos, siempre piso un sonetito de perro, que como ya dije antes, acá no pasa, directamente, no pasa...la multa es tan cara, y siempre te enganchan, que ni un sorete tirás al piso...y cuando nuestros amigos o familiares vienen de visita, pasear por RODEO DRIVE en BEVERLY HILLS, en un placer aunque no puedas comprar NADA…

U N DIVAGUE

está en mí...

Julia Calvo. Nombre y Apellido. Síntesis. Exclamación de un sonido. Actriz querida, reconocida, popular y talentosa. Julia Calvo es el nombre y apellido que sintetiza, cual exclamación, a una actriz querida reconocida, popular y talentosa. Suena sencillo, pero son muy pocas las que gozan de ese privilegio al ser exclamadas… Por Ricky Pashkus.

No sé si fue porque de chiquitita me llevaron a ver zarzuelas al Teatro Avenida (“Gigantes y Cabezudos”, “Doña Francisquita”, “La Verbena de la Paloma”, “La boda de Luis Alonso” etc, etc), es que está en mí… No sé si fue con mis viejos (Tito y Ethel) que veíamos una y otra vez: “La novicia rebelde”, “My Fair lady”, “Mary Poppins”, “Annie”, “Cantando bajo la lluvia”, “High Society”, “El mago de OZ”, etcétera, etcétera… es que está en mí... No sé si fue porque mi abuela Julia canturreaba mientras amasaba, o porque mi abuelo Carlos (el belga) escuchaba discos de Caruso, tintineando las notas en el apoyabrazos del sillón, es que está en mí… O habrán sido, quizás, las canciones de “La Tuna”, que me refieren a mis “castellanos” abuelos paternos (“Clavelitos… clavelitos… clavelitos de mi corazón…”) O será la costumbre de mi familia de

entonar cánticos y villancicos españoles en cada cumpleaños, después de varias versiones del Feliz Cumpleaños (la tradicional, la de “Gaby Fofó y Miliki” y la de “Pipi Langstrunf”) Y así podría seguir… La danza escocesa en el “Scotish Competition” de Alpargatas, las clases de guitarra con la Srta. Isabel, o aquellas madrugadas “emulando escenas de todos los espectáculos que había visto” (inclusive “El diluvio que viene”) que la cocina de mi casa de Colegiales atestiguaría fielmente… ¡es que ya estaba en mí! Y… así… en las clases de Pepe (donde era la encargada del entrenamiento previo) un “Omar Calicchio”, de tan sólo 18 años, o una “Mónica Scapparone” perfilaban su vocación (y yo era testigo) Apostando a un género que parecía desvanecerse de a poquito, salvo por la lucha tenaz de Pepe, de Ricky Pashkus, de Nacha Guevera o de Alejandro Romay (que traía musicales a su Teatro Nacional) En fin, seguro que me olvido de alguien y eso que no eran tantos… ¡Perdón. Estoy mayor!
UN DIVAGUE//25

Y salteando etapas, a pasos agigantados (porque sino el Divague va a ser eterno), épocas de Dictadura, de adormecimientos y de elecciones (del público “supremo”), de Conservatorio, del género infantil (que siempre conjuga tantas disciplinas), de arreglármelas siempre para cantar o bailar alguito en todos los espectáculos (así como quien no quiere la cosa), la docencia, la dirección, en fin… Ahí fue cuando llegué a Cris Morena y a un Mariano Demaría (en tele y en teatro) y sin darme cuenta, estaba nuevamente cantando, bailando y actuando (como en la cocina de casa) Feliz, como pez en el agua… “!Ah, no!”, pensé, “No está en mi… ES en mi!” Ah, qué placer… Y de repente, así como en el Metropolitan aquel 1984, me redescubrí en 2009 haciendo tres funciones de “Casi Ángeles” en el Gran Rex, saludar en la última y salir por la puerta de Suipacha, donde me esperaba un taxi (camarín-móvil por pocas cuadras para sacarme toda la purpurina) que me llevaba al Teatro Liceo, donde me esperaban dos funciones de “Piaf” (localidades agotadas también) y donde el director me requería ¡off make up! En fin, así pasan los años… sentirme joven. He aquí el meollo de mi Divague de hoy. Creo, señores, que este género… ¡rejuvenece! (Intuyo que al joven lo aniñará y al niño… lo hará jugar una y otra vez) Así me descubro, ¡jugando! Y encontrarme nuevamente en el género, rodeada de una joven camada que se las trae de talentosa, es muy gratificante, y si… me retrotrae a mi juventud.

Creo que, el mismo público agradece el regreso del género. Renovado, refrescado, propio, sensible, menos distante, o mejor dicho: más cercano. Este momento me encuentra, una vez más, ante un estreno, muy significativo para mí. Estoy estrenando un musical (¡qué felicidad!), junto a Jorge Suárez, mi hermano del alma (qué tranquilidad), sobre Manzi, una personalidad nuestra (¡qué orgullo!), interpretando temas que no habían salido del contexto de los cumpleaños, largas veladas o el sótano del Hotel Bauen “Oliverio” (¡qué gran salto!). Y me topé con la Sra. Betty Gambartes y el Maestro Diego Vila que transformaron mi decir y el pensar y, con una Natalia Cociuffo (a la que acudí en busca de socorro) y me devolvió paz, felicidad y “tips” maravillosos (no había tenido entrenamiento vocal en mi vida, salvo un par de disfonías). Un equipo precioso, que está al pie del cañón. En fin… termino palma… palma… pero qué felicidad. ¡Está en mí más que nunca! El que lea este Divague pensará… ¡qué divague! (Genial… quiere decir que no me salí de la línea), pero el que no lo piense, quizás juegue a desandar para atrás su historia y encuentre en cada tramo si fue ahí el “click” de su vocación. O ahí… o ahí… o ahí… Creo que no importa detectar certeramente cuál fue la bisagra, si no más bien, llenarse de todos los “mojones” que aparezcan en la memoria más sensible para seguir confirmando que… está en uno.

Por eso mismo seguiré descubriendo todos los “mojones” que me dio y da la vida y así descubrir, una y otra vez… ¡Está en mí!

FOTO · Rodrigo de la Fuente
26 //UN DIVAGUE

FACUNDO

FACUNDO

como quiero
Ricky: - Se conocen muchos aspectos tuyos que te hacen atípico como actor, tocás un instrumento, tenés un costado deportista, estás metido en causas como la donación de sangre junto a Fundaleu o lo que hacés con la Fundación Si!... Pero ¿cómo es Facundo Arana? Si no hubieses sido actor, ¿podrías haber sido qué otra cosa? Facundo: -Si yo me tuviera que decir cómo me veo y me vi en estos 41 años, una buena edad para mirar para atrás con cierta claridad y cierta autocrítica, creo que estoy marcado por la coherencia. Y eso me alegra mucho. Cuando miro hacia afuera, -y eso que soy de mirar poco-, veo poca coherencia en mucha gente. Siento que lo que más me ha ayudado a mí a lo largo de mi vida es tratar de buscar la coherencia entre todas las cosas que me gustan hacer. Soy un inquieto bárbaro y todo el tiempo estoy buscando cosas que me gusten, que me interesen, que sencillamente me llamen la atención y, cuando lo hacen, no puedo evitar estudiarlas, verlas y aprender. Me gusta mucho aprender, aunque me aburro rápido también, y por eso tengo problemas para aprender cosas largas que requieren años de estudio. Me gusta que las cosas se den naturalmente. No podría nunca seguir una carrera como Derecho, a pesar de que me encantaría. Sé que no podría ser médico tampoco. Pero con la actuación pasa algo maravilloso, que es que desde el momento mismo que vos decís: “Quiero ser actor”, ya lo sos.
30 //REPO DIVAGUE

Facundo es atípico, actor, músico, escalador, padre aventurero y defensor de la donación de sangre a ultranza. Todo en forma intensa. Pero por sobre todo, es la conquista de sí mismo como representante de otros muchos, la lucha clara por superarse y alcanzar cimas más altas para llegar lo más alto posible… y con él, llevarnos a todos. Por Ricky Pashkus.

Alguien que quiere ser médico no dice “quiero ser médico” y es. A la actuación llegás con el deseo de ser actor, pero siendo cinturón negro. Somos actores desde que nacemos, en seguida empezamos a hacer juegos de rol y expresamos todo el tiempo, para pedir mamadera o chupete o lo que sea. Llegás al momento de decir “yo quiero ser esto”, ya siendo eso desde hace muchísimos años. Ricky: -¿Cómo fue tu principio?, ¿cómo era todo en tu casa? Facundo: -Normal. Mi padre es un abogado muy reconocido. Es el San Martín de los abogados, y en lo que tiene que ver con el Derecho la vara está tan alta como la de militar para el hijo de San Martín. Y además yo quería ser actor, quería dibujar. Y me gusta la música, me gustan muchas otras cosas, me gusta la vida al aire libre, y nada de eso se condice con ser abogado. Y papá hizo la carrera de pinche a juez toda entera, tiene toda la biblioteca con sus libros de la Ley. Es un excelente abogado además, sus notas en la universidad eran insuperables, incluso si uno quiere hacer su propio camino y no ver cuál es la herencia que uno recibe, ser como él era imposible. Como soy el único hijo varón de cuatro hermanos, mi viejo había apostado todas las fichas a que yo iba a ser el abogado, y me preparó para eso. Entonces, sí tengo una preparación… pero supongo que es porque en la fantasía estaba eso de: “te preparo lo más posible”… Pero yo quería ser actor.

Ricky: -¿Y empezaste la formación en ese momento? Facundo: -Ahí viene lo de la coherencia accidental quizás, porque de muy chico empecé a hacer artes marciales y hoy me gusta mucho el deporte. Pero volviendo a lo de actor, a los 15 años, un amigo me llevó a una clase de teatro. Me tuvo que convencer dos meses para que lo acompañe, yo no tenía ni idea qué me estaba hablando, pero cuando entré al teatro del colegio Lasalle con todo el escenario oscuro con y la luz azul sobre una mesa vieja solita con una silla… me dije “acá es a donde pertenezco”. Ocurrió la magia. Y no había escuchado todavía una sola palabra de clase todavía, pero sabía qué era lo que quería. La magia ocurre y esta profesión tiene magia inexplicable. Vos podés estar en un teatro solo con una lucecita sobre el escenario y no estás más solo. Nunca vas a tener miedo en un teatro, aún sabiendo que está lleno de gente y demás. Y todo eso comienza a confluir en un solo punto: la actuación, el tratar de hacer un camino, la música y el haber abierto los ojos a las necesidades comunes que tiene la donación de sangre, me llevaron a un mismo lugar. Yo tuve cáncer y quizás esta fama impensada que tengo por mi profesión, le sirve al pibe que está internado igual que yo, que no quiere comer y le tira un zapato al médico, porque por más médico que sea, no entiende lo que es tener cáncer. Pero si viene el flaco de la tele, lo mira desde la puerta y le dice: “yo sé” capaz que termina comiendo. Se alimenta él y no sabés lo que me alimento yo. Eso tiene coherencia, es una coherencia no buscada, pero me gusta que las cosas dancen coherentemente aún cuando sea escalar. Ricky: -Teniendo en cuenta lo que dijiste de tu papá como un gran abogado, ¿creés que tus roles tienen algo de abogado? Facundo: -Quizás lo que hago son personajes “llevadores de historias” y el Derecho es en algún punto es el camino del héroe y parte del imaginario: “el héroe que viene con la verdad”. Entonces sí, en un sentido más metafórico del término mis personajes son un poco abogados. Y como decía, todo acompaña esta coherencia de la que hablaba. Hace poco hice una función en la Universidad de Morón donde mi papá es profesor de Derecho Marítimo desde el año 1964, casi 50 años y nunca faltó a una clase. Mi viejo hoy tiene 77. En la función, papá era el invitado de honor junto a mi hermana y mi mamá que estaba ahí también. Así, cuando terminé de actuar empecé a contar la historia de que mi viejo en el ´64, quien recién había comenzado a dar clases ahí, invitó a mi vieja a omar examen en la Universidad con él para su primera salida…

Durante el relato la gente se comenzó a emocionar y hasta pensar que mi viejo ya no estaba entre nosotros, entonces cuando pido un fuerte aplauso para él “que está sentado acá con nosotros”, nadie entendía nada. Él se para, mira a todos y fue la primera vez que vi a un hombre de 77 años y no a mi papá. Uno a su viejo lo ve siempre joven, esbelto y fuerte. De repente se paró y era un hombre de 77 años al que estaban aplaudiendo y que se emocionó. Yo nunca había visto llorar a mi viejo. Eso es coherencia. Pero además, es una coherencia amorosa, no puede ser una coherencia filosa ni agresiva. Porque si es una coherencia amorosa es como una danza, y a mí que me falta bailar y me hubiera encantado… tengo la danza en la coherencia. Ricky: -Sí, una coherencia en la herencia también… Porque de alguna manera, la abogacía está en lo que vos hacés en tu vida… Facundo: - Es coherente. Además yo soy un convencido de que uno hace lo que siente. Si sos coherente y no te engañás a vos mismo, si decís realmente lo que sentís, hacés lo que decís, sos lo que decís, hay coherencia. Es Mi vida, y la vivo toda entera como quiero. Y repito, una coherencia amorosa, hermosa, armoniosa porque de eso no te puede mover nadie, porque es algo que no tiene contra indicaciones. Es puro, y para defender eso sos capaz de sacar un cuchillo.

Ricky: -¿Cómo fueron tus primeros pasos dentro de la profesión? Facundo: -Yo tenía un solo amigo que se llamaba Caly, mí único amigo, con el que nos criamos juntos. Eramos muy amigos, íntimos. Teníamos la misma edad y los mismos problemas. No teníamos otros amigos, yo dibujaba compulsivamente y él escribía compulsivamente. Nos sentábamos frente a frente en larguísimas noches con termos de mate y yo dibujaba y él escribía. Charlábamos, tomábamos un mate y seguíamos. A los 15, viene un día y me dice: “Tengo lo que tenemos que hacer”. Nosotros ya habíamos decido a los 13 que yo iba a ser saxofonista y el trompetista e íbamos a tocar juntos. Pero ese día me dijo: “Facundo tenés que venir. Fui a una clase de teatro es genial. Tenemos que ir”. Yo lo saqué rajando, le dije que estaba loco, pero el teatro es algo que no tenía registrado. Pero lo acompañé porque era mi amigo. Fue
REPO DIVAGUE//31

22 //REPO DIVAGUE

un martes a las 9 de la noche en el colegio La Salle en Riobamba y Tucumán, un programa chino. Pero entré y pasó eso que conté hace un rato. Fue magia. Alicia Muzzio era la maestra. Y empezamos a estudiar con ella que era una maestra muy amorosa, quien no te impartía el conocimiento sino que te lo dejaba ver un poquito y vos manoteabas lo que querías. Ella no te forzaba. Así dos años y al tercero muere Cally de un aneurisma, al mismo tiempo que yo me estaba recuperando de un cáncer. Habíamos escrito juntos un testamento, él el suyo y yo el mío. La cruz que yo tengo en mi cama es la que él me dejo por herencia porque a los 17 años no tenés nada. Tenés tu cruz, tu jean, tu birome y hoy seguro que tu celular, pero nada más. Él me dejó su cruz. Después de eso, vino una época de tener que tomar decisiones, de recuperarme de una enfermedad contundente como el cáncer y a los 17 años… fue un quilombo. Ricky: -Habiendo vivido un cáncer tan joven, ¿pudiste pasar por todas las cosas típicas de los adolescentes? Facundo: -La verdad es que no me quedó ningún saldo. Porque te adaptás muy bien después. Por ejemplo, el cáncer me salvó de tener que ir a un viaje de egresados con gente con la que a mí no me divertía nada ir. No era amigo de ninguno del curso e iba tener que ir para seguir al montón. Y no fui. Dejé de ir al colegio en el último año, del cual ya estaba cansado de ir y me estaba llevando todo. No era la vida que yo quería, no la pasaba bien. Yo quería dibujar. Ricky: ¿Y tus primeros trabajos profesionales? Facundo: -Después de Alicia me puse a estudiar con Betiana Blum en plena enfermedad. Betiana se iba a tratar con mi vieja, que es una masajista excepcional. Ella había aprendido el tema de los masajes haciéndome reflexología a mí mientras me hacían la quimioterapia, eran tales las ganas que ella tenía de que yo no sufriera que me hacía reflexología. En todo ese proceso, Betiana va un día a atenderse con mi vieja y mi vieja le pregunta si estaba dando clases porque quería que yo empiece. Betiana le respondió que sí y se me acercó y me dijo: “quiero que vengas a tomar clases conmigo”. Fui. Y al año siguiente me pude comprar el saxo… una idea con la que venía desde los 13. Así, en el 92, mientras yo seguía estudiando con Betiana, me quedo sin laburo y ocurre una de las primeras decisiones que creo que fue una semilla definitiva de lo que sería. Me fui a tocar el saxo al subte. Recién había
REPO DIVAGUE//33

cortado con una novia y estaba dolido como la gran puta. ¿Cómo fue? Un día caminando por Corrientes y Callao bajo del subte y me encuentro con un señor llamado Andrés, con el pelo muy corto, un saxo viejo y desajustado que estaba tocando con su estuche al lado. Él me ve que yo iba con el saxo al hombro y me pregunta: “¿Tocás conmigo?”. Y ahí ocurrió… Lo normal hubiese sido que yo me niegue y salga corriendo porque era muy tímido, retraído. Pero accedí y armé mi saxo sabiendo que tocaba en una escala distinta a la de él y yo no soy músico, yo nunca estudié música. No sabía si lo iba a poder hacer. Y ocurrió magia. La gente nos dejó plata y cuando terminamos de tocar, él agarró la plata y la dividió en dos. Yo le dije: “No, no, no puedo” y él me respondió: “Esto es tuyo o te mato”. De ahí me fui a buscar mi estación y sabía que en Santa Fe y Pueyrredón había un pasillo largo con buen sonido. El sonido del saxo en el subte es incomparable. Llegué y terminaban de tocar dos ecuatorianos… pregunté si podía seguir yo, me dijeron que sí y ahí me hice mi lugar. Todos los día de 6 de la tarde a 10 de la noche iba a tocar al subte. Eso durante un año, que compulsivo como era, me dio digitación increíble, porque un instrumento por más que vos lo estudies y te sepas la teoría, es la práctica. Ahí está la coherencia, porque con la música me pasó lo mismo que con la actuación. En teatro la primera tutela me la dio Alicia y después Betiana y ellas me transmitieron su método. Supongo que mi forma de encarar el trabajo es nieta de algún método. Es personal. Ricky: -¿Y tus primeros métodos profesionales? Facundo: -Fue la tira “Canto Rodado”, con dos o tres escenas por día. Todo fue porque en el 93 Betiana Blum me llama a mi casa y me dice: “Facundo, hay un casting que está haciendo Alberto Ure en Canal 13 buscando actores, músicos, bailarines y cantantes, vos le pegás a tres. ¿Por qué no vas?”. Fui y cuando llego me encuentro con músicos pero del Colón, bailarinas estirando, bailarines con unos lomos terribles… me caía de vergüenza. Nunca había visto tanto artista junto. Pero yo venía con un año entero de subte y cuando recorrés la calle en serio y con sanidad, la calle se convierte en una Universidad. Pero además, es una carta de presentación distinta. “Hola, yo vengo de la calle, pero no debí salir de ahí. Debería haber salido de Harvard tal vez”. Es una ensalada tan linda, tan personal. Así, con todo eso empecé a hacer el casting y al lado tenía unos músicos impresionantes. Me acuerdo que estaba Pablo Cullel, el productor que hoy trabaja con Sebastián Ortega, que en ese momento era asistente de producción y él
28 //REPO DIVAGUE

que nos decía: “A los que voy a nombrar ahora pasen a esa sala”. La mitad allá y la mitad acá…y yo iba quedando entre los que seguían… ¡gracias a Dios! Betiana me preparaba, me iba a la casa de ella y me preparaba, me explicaba qué era un soneto y qué era lo que iba a hacer, cómo tenía que decirlo mirando a cámara. Todo para quedar. Porque si quedaba después podía practicar, pero primero había que quedar. Cuando quedábamos 50 de los 3500 que habíamos ido para mí ya era como haber ganado. Pero un día pasa caminando Daniel Álvarez, productor de Canal 13 y me dice: “¿Vos qué hacés?”. Soy saxofonista y puedo cantar y actuar le dije. “Pero tocás el saxo, ¿dónde?” “Ah, tocó el saxo en el subte”, le digo. “¿En qué estación?”, “en la D, en Santa Fe y Pueyrredón”. En ese momento, me lleva con Lito Espinosa y le dice: “Boludo, es. Yo te dije que era”. Lito era el autor de “Canto Rodado”. A él le habían encargado una tira en Canal 13 y un día volviendo a su casa, pensando en la tira se encuentra con este chico tocando el saxo en el subte y piensa, “voy a escribir sobre una Escuela de Arte… qué hace un pibe rubio tocando el saxo en el subte”. Acá pasa algo. Ricky- En esto que decís subyace el tema de “ser lindo”, ¿fue un problema para vos? Facundo: -No porque tenía un problema mucho más grande que era que no me podía comunicar con nadie. No podía hablar, no hablaba. Que lo recuerde, nunca fue un problema en ese momento, aunque no hay que olvidar que yo soy producto de una generación, dentro del mundo de la televisión, de lo heroico, del combate… no era tan común. Hoy en cambio yo ya sé que estoy criando héroes debido a la televisión que ven. Ricky: -Entonces, entrás en “Canto Rodado”, ¿y qué pasó? Facundo: -Terror. Eran escenas enteras, y cuando vos tomaste clases de teatro y te llaman para actuar en televisión entrás en una cosa distinta. Fue como: “Bueno, ahora vas a ser profesionalmente aquello que vos creés que estudiaste”. Pero estudiar es una cosa y trabajar es otra. Nadie te lo dice. Es como el empujón de la madre en el nido… ahora volá. ¿Y quién no tiene pánico cayendo del nido?. Y si no me gustaba… No lo pensás, pero a esa edad sentís una adrenalina loca. Y empecé a volar y a ir para adelante. “Canto Rodado” se levantó a los 4 meses, pero en el medio me encuentro con Alejandro Sanjavier, representante de actores quien dice: “yo lo voy a representar” y me llevó a Canal 9. Ahí me ve Virginia Gallo

y me dice que me van a firmar un contrato para que sea parte de “Marco, el candidato”. O sea que de “Canto Rodado” pasé directo a ser sobrino de Rodolfo Bebán. Se me rompía la cabeza en menos de un año. Y al toque me llaman para hacer un personaje en “La Flaca Escopeta” de Linda Peretz. Entonces, trabajaba mediodía en “Marco, el candidato” vestido de traje tirando letra con Walter Santana, Villanueva Cose, Juan Darthes y Rosa Rossen, y a la tarde me iba a laburar con Linda Peretz con un elenco muy juvenil. Desde ahí no paré nunca más hasta el 2003. Pasaron 10 años de trabajo constante, sin verano, sin invierno, sin nada. “Chiquititas” y “Muñeca Brava” las grabé al mismo tiempo. Horas de vuelo. Hasta que en 2003 paré y me fui a recorrer todo el país. Para ese entonces con mi trabajo pude pagar mi camioneta y los tanques necesarios para ir a recorrer el país que son muchos tanques de nafta. Y una casita rodante. Me iba a ir dos semanas y volví a los 8 meses. Estaba de novio en ese entonces y me fui con mi novia y mi perro. Ricky: -Haciendo como un resúmen, ¿qué te gustaría decirle a tu familia? Facundo: -Gracias, gracias, gracias. Tener la posibilidad de decirles gracias y explicarles por qué les agradecés cuando los tenés vivos es maravilosa. Cuando el tiempo pasa y mirás para atrás tenés la profunda necesidad de agradecer, porque te acordás de todo lo que no te acordaste en 25 años. Empezás a ver lo que te cuidaron, mal criaron, protegieron, educaron o formaron. Yo ya lo hice y es maravilloso porque uno nunca sabe quién se va a ir primero y saber que todo está dicho es reconfortante. Ricky: -Sos atípico porque sos contundente en lo que decís pero el contenido es muy humano. Queda claro que por las buenas o por las malas las cosas tienen que salir humanamente bien… Facundo: -Hoy tengo hijos y cuando miro para atrás lo que yo he sido y pienso qué es lo que quiero para ellos, deseo que se crucen siempre con gente humana. Equivócate todo lo que quieras pero yo nunca voy a dejar que te peguen si estás en el piso. Si hay que pelear vas a pelear, pero que sea mano a mano. Porque a mí me han recontra cagado a trompadas, la vida misma. Me pasaron cosas que quizás hasta me las busqué. He fumado 4 paquetes por día y he dejado de fumar. He visto gente morirse mirándolos a los ojos. Pero llega un momento del partido en el que la “jeta” se te empieza a poner blanca y ahí ya te ganaste la posición de hacertecargo. Ya sabés cómo viene y por dónde viene. Si lo aceptás o no.
REPO DIVAGUE//35

22 //REPO DIVAGUE

Cortitas y al pie...
e. UN ACTOR: Maxi Ghion RPRENDIDO CUANDO LO SO YA UN PAÍS QUE TE HA VISITASTE: Nepal. TE GUSTO ESCALAR: LA MONTAÑA QUE MÁS el Aconcagua. JAR: la 40 en la parte de LA MEJOR RUTA PARA VIA Catamarca y La Rioja. rca EAR: Miramar, Purmama UN LUGAR PARA VERAN arca y Mendoza. en Jujuy, Belén en Catam os nos casamos los dos sol UN SONIDO: Con María y mu sia cura en una Igle con nuestros hijos y el el he anterior sueño con chiquita. Pero la noc casábamos en la Catedral casamiento y sueño que nos te sia llena con toda la gen de San Isidro con una igle ndo cua n y los que no y que de mi vida, los que está pealtar sonaban unas trom María caminaba hacia el a hay en oriente. Una cos tas enormes, de esas que la en os am cas otro día nos súper extravagante. Y al más absoluta intimidad. a LA CABEZA: La que parió UNA MINA QUE TE PARTA mis brazos. mis cachorros y duerme en QUE TE GUSTE: India. UN NOMBRE DE MUJER

Pero sos vos el que toma las decisiones. Hoy el escudo soy yo para los que vienen atrás mío y ojalá sea un escudo como el que yo he tenido. Pero tiene coherencia. Si yo hoy te doy una hoja y te digo hacé el único dibujo que vas a hacer en tu vida, vas a hacer el mejor esfuerzo posible porque es lo que querés que quede, vas a querer que sea lindo. La vida es un dibujo. -¿A quién quisieras dedicar el reportaje? -Además de a Marcelo Rey, mi representante, mi tío… todo del 94 al 2000, y a mis viejos y a mi mujer, quisiera dedicarle el repo a Caly, mi hermano y mi amigo. Y a mi propia historia. A mi mismo hace 25 años, cuando todas eran preguntas.

Fotos: Machado Cicala Morassut
REPO DIVAGUE//39

Ministro Ing. Hernán Lombardi

“La Usina es la gran sala que le faltaba a la ciudad”
Nos encontramos con el Ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Ing. Hernán Lombardi durante el FrikiDay que se realizó en abril en el Planetario, y le preguntamos sobre el importante proyecto que lleva delante la ciudad en materia cultural: la Usina del Arte. Enterate qué nos contó y que podrás ver próximamente en este espacio único. -¿Cómo y cuándo nace la idea de la Usina?, ¿quiénes son sus directivos? - La Usina del Arte es un proyecto que lleva más de 15 años. Cuando fui Ministro en el orden Nacional firmé el decreto del traspaso de la Usina a la ciudad, allá por 2000. Luego, cuando asumí en CABA como Ministro de Cultura en 2007 encontramos que el proyecto solo estaba ejecutado en un 4% y re tomamos su realización como una obsesión. Quisimos demostrar que se podía tener un lugar de excelencia, con un auditorio dedicado a las artes y en uno de los barrios más postergados de la ciudad en cuanto a infraestructuras culturales. Me da una enorme felicidad haber estado en la iniciación del proyecto y luego llevarlo a cabo. El 25 de mayo se termina de cerrar todo con la inauguración de una segunda sala para 400 personas. Recordemos que además de esta sala y la principal, hay un microcine y otra sala para artes plásticas, entre otras cosas. Hoy la dirección de la Usina está a cargo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires con Gustavo Mozzi al frente. -La Usina se ubica en un lugar –evidentemente- estratégico, ¿cuál es la apuesta?.
40//MINI·REPO

-La Usina es el reciclado de una antigua usina de generación de electricidad en la ciudad, de la compañía Ítalo-Argentina Electricidad y está en el punto intermedio entre Puerto Madero y Caminito. De alguna forma, apunta a articular e integrar culturalmente a los barrios de La Boca y Barracas, dentro de la apuesta general que hace el Gobierno de la Ciudad en el sur de Buenos Aires. -¿Qué tipo de programaciones esperan llevar adelante allí? -A lo que se aspira es a una programación exigente, de calidad y diferente a lo que pasa en otros espacios de la ciudad. Por eso, el gran auditorio de 1400 personas, puede albergar jazz, rock, música de cámara o tango. También se prevé un lugar para las artes escénicas, en particular para el teatro y la comedia musical, géneros que desde lo público no tienen hoy lugar en la ciudad de Buenos Aires. Otro espacio para el cine que, a su vez, estará vinculado al Museo del Cine, ubicado al lado de la Usina. Por último, tenemos todo lo relacionado a las artes pláticas, principalmente el espacio para las grandes instalaciones contemporáneas, ya que el Museo de Arte Moderno no hoy brinda ese espacio, y es algo que moviliza a los artistas en todas partes del mundo. Hoy por ejemplo, ya está instalada en la Usina, la obra de Leandro Erlich. - ¿Qué relación se articula entre el Teatro Colón y la Usina? -Principalmente, la Usina nació como el “Gran Auditorio de Buenos Aires” porque el Teatro Colón nació para ópera y ballet. De alguna forma, es como la gran sala que le faltaba a la Ciudad de Buenos Aires, tanto en lo que refiere a música clásica como a jazz, música contemporánea, rock, tango… faltaba un buen lugar de conciertos.

algunas cortitas
Una obra de teatro: Me gustan los clásicos de Moliere. Un teatro de Buenos Aires: La Plaza me gusta mucho. Una política cultural que en la historia hayas visto con interés: Kive Staiff (ex director del Teatro San Martín), a lo largo de sus diferentes etapas, reinventó el teatro público en argentina. Cualidades que debe tener un administrador público cultural: 1. Saber mirar, porque tiene una función curatorial muy importante. 2. Entender el rol complementario que tiene el teatro público en relación a lo privado. Un actor: Marlon Brando. Una actriz: Ingrid Bergman. ¿Sos un hombre del espectáculo? No en lo que refiere al show business, pero toda mi vida estuve vinculado al espectáculo. ¿Qué queda por mejorar en materia cultural en Buenos Aires? Tenemos que insertamos más en los jóvenes, intentando comprender. Lo estamos haciendo, pero hay que seguir a fondo, abrirnos más. ¿Qué hace bien la oposición en materia cultural? Lo cultural tiene gran vinculación con la ciencia, y en ese sentido, todo lo que sucede en el Ministerio de Ciencia y Técnica de la Nación en un gran avance.

FAVERO
“CUÁNDO ESTÁS DIRIGIENDO ENTRÁS EN OTRO ESTADO DE CONCIENCIA”

ALBERTO

El maestro. El toro. El torero. El sabio que mira la corrida y entiende que no debe haber más corridas. El filósofo .El político. El hombre culto. El ser sensible. Todo a la vez. Tengo la profunda alegría de ser amigo de un hombre único. Alberto Favero… claramente una especie en extinción. Por Ricky Pashkus En un café de Parque Centenario, DIVAGUE se encontró con el maestro Alberto Favero. Amable, calmo al hablar, muy ameno… esto fue lo que nos contó:

-¿Cómo fueron tus primeros pasos en la música, en el jazz particularmente? -Un género fantástico el jazz, caí en sus redes cuando era muy chico. Tenía 11 años y mi hermano me enseñó a tocar. Yo tenía un hermanastro que tocaba mucho Cole Porter y me hacía divertir mucho enseñándome temas de jazz desde muy chico. Así me habilitó para que tocara en boliches a los 12 años. Lo degusté con todos los piripipís. La noche, el volver a casa a las 3 de la mañana… yo era muy chico. Y ahí tocaba jazz, cosas bailables también, pero principalmente jazz. Eso me costaba a veces que me echaran de los lugares, porque ellos querían que toque “Tu me acostumbraste” y yo quería Parker o Gillespi (Risas) -¿Y en la dirección musical? -Eso vino de mi casa que era como un Conservatorio, mi papá era un gran maestro. También desarrollé mi lado pedagógico con él, porque yo de alguna forma soy profesor, no doy clases de nada, pero cuando uno le está explicando a alguien parte de un ensamble qué es lo que tiene que hacer o a uno de los músicos quizás cosas que lo sitúan dentro de la atmósfera del musical, está enseñando. Ahí me aparece el lado más pedagógico de mi viejo que ha sido muy fuerte. Ahora, ¿por qué comedia musical? Bueno, mis dos padres eran cantantes de ópera… y ópera, comedia musical, zarzuela en algún punto es todo lo mismo en el sentido de que es teatro musical, hay una dramaturgia. De ahí nació mi amor por el teatro. -La música es algo muy fuerte en tu familia… -Sí, mis otros dos hermanos son músicos también. Fernando, que es solista de la Sinfónica Argentina de La Plata y mi hermana, es siempre mi mano derecha en mis orquestas. Todos músicos. No safamos (risas) -¿Quiénes fueron tus maestros en el camino de la música? -Desde el punto de vista de enseñanza de la base de la musicalidad y el piano, fue mi padre, porque además él me enseñó a armonizar de oído. Me explicó lo que eran los 3 colores principales para un pintor, en la armonía se trabaja así con tónica dominante y sub-dominante, que serían como los colores primarios, vos después mezclás y salen los demás colores… en la música es parecido. Mi viejo me enseñó a tocar tango, y por lo tanto, a sacar los acordes de oído. Porque yo creo que en

música primero viene la parte del sentimiento, de la práctica y después sí viene la lectura, la parte más académica. Y el sentimiento en el teatro se ve en seguida, por eso la televisión o la internet nunca lo van a poder igualar. Hay que seguir yendo al teatro. Nunca vas a ver una función igual a otra, es muy rico el teatro en ese sentido. No se enlata, el tipo está con vos, viviendo en tiempo real. Yo creo que en algún punto la tarea del artista es revelar la profundidad del corazón. Y la música es eso que se hace con doce sonidos y con espiritualidad, y es lo que me atrajo a hacer esta tarea. Y en la parte más espiritual estuvo metida mi vieja, ella fue la que me mostró la parte más sensitiva. La acompañaba a sus espectáculos de ópera a los 6, 7 años, ella cataba su Verdi, su Puccini… y yo la escuchaba e indefectiblemente se me ponía la piel de gallina, era una mujer muy expresiva. Fue una maestra en lo que respecta a la sensibilidad y mi papá fue mi primer maestro en cuanto a lo que es la música. -¿Cómo fue tu época de formación? -La época de estudio fue maravillosa, primeo con mi papá y después entré a Bellas Artes en La Plata. Una escuela extraordinaria, muy fuera de lo común. Los profesores eran muy fuera de lo común, ellos eran los que la hacían especial. Wilhelm Gretzel, Yerko Spiller, Ernesto Epstein, Enrique Gherardi, Carlos Verardi, Valdo Sciammarella eran unas bestias, lo mejor que tenía el país y lo mejor que había venido de Europa. Porque Yerko por ejemplo, había venido a tocar al Teatro Colón en el treinta y pico, y cuando estaba acá se declaró la guerra y se tuvo que quedar, afortunadamente para nosotros. Recibimos lo mejor de la música clásica… y la música es una sola. Y ahí aprendimos mucho todos, ésta era gente que tenía mucha técnica, muy buen nivel. Yo también estudié algo de orquestación con Drago, un tipo que sentaba sobre las teclas del piano y te decía que nota había sonado. Tenía oído absoluto. Yo recibí toda esa información, muchos de ellos europeos escapando del nazismo. Nos enseñaron a todos los que tuvimos la suerte de tenerlos como profesores. -¿Y los comienzos en la dirección musical? -Es algo que me entró de chico también. Mi papá organizaba los festivales de fin de año de los alumnos del Colegió Podestá y yo me iba a jugar… y por ahí alguien preguntaba: “¿Dónde está Alberto?” Y él sabía donde estaba, estaba arriba con la utilería.
REPO YAMAHA//43

YAMAHA MUSIC LATIN AMERICA S.A. SUCURSAL ARGENTINA.

info@yamaha.com.ar /PasionYamaha

@pasionyamaha

Yo me metía ahí y me encantaba, era todo en serio, nada de plástico… y bueno, cuando me tocaba ensayar a mi me iban a buscar y yo bajaba y lo hacía. Pero desde ahí me agarró la cosa del Teatro. -¿Y cuál fue tu primer trabajo como director musical en una obra? -En La Plata teníamos el Grupo Contemporáneo de Jazz, que eran como 15, 20 músicos y ahí a veces dirigía la orquesta. Era la orquesta de un amigo mío, yo ahí hacía los arreglos principalmente, y a veces dirigía. Era muy joven en ese momento y fue ahí donde hice mis primeras experiencias como director. No era teatro, pero ahí empecé a dirigir, coincidente con algunas clases que estaba tomando con Mariano Drago. Y en lo que respecta al teatro, yo empecé haciendo las grabaciones de estudio y en alguno que otro show dirigía, pero ya era grande. Creo que el primer gran musical que recuerdo fue “El Beso de la Mujer Araña”, donde además tuve una suerte bárbara porque vino Harold Prince a dirigir acá, que no es común que vengan esos directores acá. Antes, había hecho una versión de “Irma la dulce” en el Maipo allá por el 91, pero la que más recuerdo es “El Beso de la Mujer Araña”. En mi imaginario, mi primera obra fue esa, porque la hice integralmente además. Yo a Harold ya lo conocía, había trabajado con Nacha (Guevera) y con él desde el 78 más o menos, así que en el 92 cuando surge la idea de hacer “El Beso…” él le dice a la producción: “Díganle a Favero que él organice todo, que organice el tema de las audiciones, todo… él conoce el país y también conoce el teatro que yo hago”. Me tiró una responsabilidad enorme. Igual, ahora que pienso el primer musical de hice integralmente fue “La Eva”, lo que pasa que la primera versión se hizo de forma muy modesta. Tuve que modificar la música para esa versión porque al no poder tocar con sinfónica, no quedaba otra… -Teniendo en cuenta esto que narra, ¿qué busca en un cantante a la hora de armar un nuevo ensamble? -El estilo lo marca la obra. Yo creo que hay que conocer muy bien la obra, conocer los resortes internos que tiene… la época obviamente y qué tipo de momentos tiene para el solista y para el ensamble también. Uno no puede tomar audición si no tiene un conocimiento profundo de la obra, entender la dramaturgia.

-¿Qué es el piano para vos? -Yo nací con el piano. Creo que en lugar de sacar la cabeza primero, salí con la mano. Es un instrumento maravilloso porque ahí tenés todo, es como un simulador. Cuando orquestaba sin máquina, cuando no existía, lo hacía con el piano. Era una suerte de simulador, era como una carbonilla, como hacer un dibujo en blanco y negro, un croquis. -¿Qué músicos admirás en los distintos géneros? -En el rock me encanta Peter Gabriel, me encanta Yes y obviamente Pink Floyd. Y después, también dentro del rock me gusta mucho como toca el piano Elton John. En jazz, tengo como dos piernas, uno es Oscar Petterson y el otro es Bill Evans. En el teatro musical sin duda, Bernstein y Bernstein. No es que Steve Sondheim no me guste, sino que a él lo veo más que nada como letrista.

CORTITAS
UNA OBRA DE TEATRO MUSICAL: Al final del arcoiris UN INTÉRPRETE DE JAZZ: John Coltrane UN PIANISTA: Bill Evans UNA CIUDAD PARA VIVIR: Madrid UN ACTOR DE TEATRO MUSICAL: Brian Stokes Mitchell
UNA ACTRÍZ DE TEATRO MUSICAL: Chita Rivera

UN LIBRO QUE NO HAYA ESTRENADO: “La Cantante Rusa” UN DÚO DE AMOR: Celine Dion Y Frank Sinatra. ALGO QUE DECIR SOBRE “LA EVA”: Sintetiza muchas cosas de mi vida, porque para los niños de su época, Eva era como una súper madre. Entonces, cuando me conecté con la energía de ella me volvió.
REPO YAMAHA //45

Una historia musical
Nos encanta entrar a los camarines de los teatros y ver cómo es el detrás de escena de los musicales. Es por eso que fuimos hasta el Teatro Lola Membrives, donde hoy está en cartel “Camila, nuestra historia de amor” de Fabián Núñez, y nos metimos en la intimidad de la obra encabezada por Peter Lanzani, Natalie Pérez y Julia Zenko, y un elenco destacado del musical Argentino. Enterate en esta nota cómo viven los protagonistas esta experiencia.

Peter Lanzani
Uladislao Gutiérrez
DIVAGUE: ¿Qué fue lo que te decidió a aceptar el rol de Uladislao en “Camila”? Peter Lanzani: -Había estudiado la historia de Rosas en el colegio, tenía una profesora que nos la transmitió con mucha pasión. Entonces, cuando me llega la propuesta por un amigo en común que tenemos con el director y me contaron que era la historia de Camila, no lo podía creer. Me interesó enseguida, porque además tenía muchas ganas de hacer un musical. Es nuestro “Romeo y Julieta” y verídico… es real y es nuestro. Vengo preparándome y estudiando mucho para este momento. Es más, estaba audicionando para dos musicales y quedé en los dos, pero me decidí por Camila porque siento que nos representa. DIVAGUE: -¿Cómo fue el proceso creativo? PL: -Somos un grupo que se ayuda mucho. Aprendo todo el tiempo de todos mis compañeros, que hace muchos años trabajan en esto. Quiero absorber todo de todos, no me molesta que me corrijan, al contrario me ayuda para mejorar. Hace 3 meses que venimos trabajando mucho con Natalie, estudiando, ensayando y creando. Mi mayor objetivo es que se transmita la historia lo mejor posible. Es un gran desafío y quiero vivirlo al máximo. DIVAGUE: -¿Por qué la gente tiene que ver “Camila”? PL: -La música tiene mucha fuerza, hay muchas cuerdas y eso a mi encanta. La Obertura está buenísima, este musical te va atrapar desde el minuto uno. Hay que destacar el vestuario y la escenografía… te lleva a la época de Rosas. Es impresionante. Cuando empezamos las primeras pasadas, me sentí en otro mundo, es hermoso verla a Natalie tan comprometida con su “Camila” y mis compañeros que están tan bien en sus personajes. Es pura felicidad. DIVAGUE: -Una palabra para definir este musical… PL: -Amor (Piensa)… Puro. Y para definirlo en un párrafo: son dos personas que se juegan por amor y por su ideología, la gente se va ir el mensaje más hermoso: “Si tenés un sueños, por más que se complique, lúchalo hasta el fin”.

Natalie Pérez
Camila

DIVAGUE: ¿Cómo llegó el personaje de Camila a tu vida? Natalie Pérez: -Fue raro (Risas). El primero que me manda un mensaje para avisarme de las audiciones fue un técnico del teatro El Nacional al que le dicen “El Loco”. Me contó de las audiciones pero eran cerradas y me dijeron que no, después insistí por mi representante y me volvieron a decir que no. En la fiesta de una revista, por medio de mi primo, conozco a Fabián Núñez, que es el director y él me cuenta de la obra. Ahí mismo le dije que estaba muy interesada y unas semanas después me llamaron para las prueba. Fui la última en audicionar y quedé. DIVAGUE: -¿Qué es lo que más te atrapó de la historia? NP: -Después de la audición tuve una reunión con Fabián y Sabrina Romay (productora) y ahí me contaron el proyecto. No lo podía creer, además Fabián es un apasionado de la historia e hizo una investigación muy minuciosa y me la contaba de una forma increíble. Fue todo muy loco, yo quería ir a mi casa urgente a ver la película. Me mostraban las canciones y yo pensaba “Qué difíciles que son pero quiero intentarlo”, tenía muchas ganas de interpretar a Camila. DIVAGUE: -¿Cómo fue el proceso de ensayos? NP: -En este musical, por donde mirás, hay talento. A veces me pregunto: ¿estaré a la altura? Yo lo estoy disfrutando mucho, porque compartir escenario con semejantes actores es un placer. Todos los días les consulto sobre mi personaje, me encanta pedir consejos a mis compañeros. DIVAGUE: -¿Por qué la gente tiene que ver “Camila”? NP: -La historia es puro amor, es romántica y real. Fue lo que más me interesó del proyecto. Siempre pienso: ¿qué habrá sentido Camila?

Laura Silva
Joaquina O ‘Gorman

Deborah Dixon
La Nana

DIVAGUE: ¿Por qué decidiste hacer el musical? Laura Silva: -Estoy unida a “Camila” hace mucho tiempo porque Fabián Núñez hizo el demo de la obra hace 10 años, y yo hice el personaje de Matilde (La Nana, que ahora lo hace Deborah Dixon). Se armó ese demo con varias canciones y con ese material se mostraba el proyecto en aquel entonces. Eso por un lado, pero sobre todo me gusta porque es una historia verdadera y nuestra. Nunca trabajé en una historia verídica y resultó maravilloso. Ahora me convocaron para el personaje de Joaquina, la mamá de Camila y realmente estoy muy feliz. DIVAGUE: ¿Qué es lo que más disfrutás de la obra? LS: -Disfruto mucho de mi personaje, una mujer sumisa que tiene mucho que ver con las mujeres de la época, con un marido malvado y ligado al poder de Juan Manuel de Rosas. Y además, lo que más me gusta es que es una historia de mujeres, el musical se cuenta desde nosotras. Es muy interesante. El fusilamiento de los personajes principales, sabiendo que es algo que sucedió en verdad, también es muy impresionante.

DIVAGUE: -¿Cómo llegaste a “Camila”? Deborah Dixon:- Me sedujo mucho interpretar un personaje que tiene mucho que ver conmigo, ya que es de mi misma raza. La historia que tiene ésta nana que compongo la han tenido mis ancestros, es muy fácil identificarme con ella en ese aspecto. DIVAGUE: ¿Cómo viviste el proceso de ensayos? DD: -Fue hermoso, lo primero que me dijeron es “Sé vos” y a partir de ahí fueron guiándome. Los creativos tenían mucha claridad con lo que querían del personaje y eso me dejaba muy tranquila, aunque debo confesar que fueron pasando los ensayos y empecé a ponerme más nerviosa por el estreno.

Miguel Habud
Adolfo O ‘Gorman

Santiago Ramundo
Eduardo O ‘Gorman

DIVAGUE: ¿Por qué elegiste hacer este musical? Miguel Habud: -El primer acercamiento lo tuve con Sabrina Romay. Yo trabajé mucho con la familia Romay en otros musicales como “Aplausos” y “Zorba, el griego”. Ella me llamó y me contó de qué se trataba, y no lo dude un instante. Tenía muchas ganas de estar. Me encanta el argumento y, además, es un musical argentino que cuenta la historia argentina. Es un musical de amor trágico. Me pareció muy interesante mi personaje también, que lleva el peso de ser el más imposible de todos, tiene mala comunicación con su mujer y malos tratos con sus hijos. DIVAGUE: -¿Qué momento de la obra destacarías? MH: -Es una historia tremenda. Pero una escena fuerte o, que por lo menos yo la siento así, es cuando mi mujer me reclama que no reacciono o no intercedo ante Rosas para que mi hija no muera… es que en el fondo mi personaje no cree que vayan matar a la hija y asi la entrega. Sin dudas es muy fuerte.

DIVAGUE: -¿Qué te motiva de esta en la obra? Santiago Ramundo: -Es mi primer comedia musical y me encantó la propuesta que me acerco Fabián Núñez. Tengo muchos amigos que trabajan en esto y estoy muy contento de estar acá haciendo este personaje que es el hermano de Camila y mejor amigo de Uladislao. Además, tiene una historia familiar muy fuerte, al igual que Camila. DIVAGUE: -¿Por qué la gente tiene que ver “Camila”? SR: -Lo más increíble de este musical es la música, es hermosa. Además en un hecho real, la gente sabe de qué se trata la historia. Creo que todos los espectadores se van a ir conmovidos, porque además de lo fuerte del relato, es un gran show el que van a ver con grandes intérpretes. Un clásico musical argentino.

una obra de amor distinta

FABIÁN NUÑEZ
director y autor de la obra.

CAMILA
Lo primero que me conmovió de la historia fue la injusticia, el condenar a alguien por buscar una forma de amor distinta a la que establecían las convenciones sociales de la época. No podía entender que esto haya sucedido de verdad. Luego de eso, vino un proceso de investigación exhaustivo en el que fui a la hemeroteca de la Biblioteca Nacional por ejemplo, y a la parte que solo pueden entrar los investigadores porque quería el material original. Me costó entrar pero valió la pena, en la obra se van a encontrar con muchos fragmentos de textos y publicaciones de aquel momento que son terribles.

Esta obra la empecé a pensar hace mucho. Es imposible contar el tiempo, la empecé a escribir hace 15 años pero fue sufriendo un montón de adaptaciones. Hace 6 años hicimos un workshop en el Centro Cultural Borges y la adapté a un musical intimista. Es una obra de texto con canciones, no hay coreografias, es algo distinto. Yo buscaba que las interpretaciones estén por encima de las canciones. Le dije a los actores: “si al final del tema querés llorar, llóralo. No me importa si no das en la nota”. Todo el proceso de ensayos fue muy lindo, la pasé bien. Es muy emocionante que Julia Zenko cante una canción tuya y se emocione. No tomo conciencia de todo lo hermoso que me está pasando.

¡A L A GRAN C IUD A D !

SAL L ES

G I MÉNEZ

BOSI O

CA SEL L A

SC AG LIONE

SPINELLI

¡A LA G R A N C IU DA D!

por G UI DO ZÁFFORA

La mayoría de los artistas rosarinos que están en Buenos Aires y hoy son parte del mundo del Teatro Musical, se conocieron de chicos en el Estudio de Comedias Musicales del Teatro El Círculo de Rosario. Hablar de su ciudad les genera una mezcla de sensaciones, no solo porque es el lugar donde nacieron sino por la historia, que sigue más viva que nunca. Crecieron juntos y entre ellos existe un código abstracto, invisible. Los invito a conocer una familia que nació a través de la pasión por el arte. Una familia que sigue intacta, con la misma magia que hace 20 años.

DIVAGUE: -¿Que significa Rosario en su vida artística? Leo Bosio: -Rosario es la fuente, el lugar de inspiración. Donde descubrí la vocación, es un lugar de mucho cariño y, puntualmente, el Teatro El Círculo, que es donde surgió entender al arte como un estilo de vida. Rosario es un lugar pleno. Es un lugar “de laboratorio”, sin la presión comercial. Christian Giménez: -Siento que Rosario sigue siendo nuestra casa, cada vez que voy a Rosario hay un movida artística muy pura. Josefina Scaglione: -Rosario tiene una calidez que yo no he sentido en otro lugar, es la sensación de hogar. Además el público rosarino es mucho más exigente que el de Buenos Aires, de hecho, muchos artistas testean sus obras allá. Florencia Spinelli: -Es una ciudad que nos vio crecer artísticamente, no solo es importante hacer arte, si no hacerlo ahí. Romina Casella: -A todos nos conmueve mucho volver, hacer arte allá, encontrarnos con alumnos y compañeros. Federico Salles: -Recuerdo al Teatro El Círculo como mi lugar de juego, salía del colegio, iba a inglés y después al teatro. Faltaban horas para que empiecen las clases y me quedaba cantando en el hall solo, investigaba, veía libros… una vez descubrí que en el Teatro había estado la Familia Von Trapp. Además mi abuelo, era el encargado del Teatro, entonces tenía acceso a lugares que casi nadie conocía, era muy mágico Todos: -Sin dudas El Teatro El Circulo fue un lugar muy especial.
56 //PUNTO DE PARTIDA

DIVAGUE: -El Teatro del Círculo fue la cuna, fue el comienzo de todo. Pero hablemos de maestros, de experiencias, de los inicios…. Federico: -Bueno, Romina Casella fue mi primera celadora. Christian: -Dijimos que las edades no se dicen… (Risas de todos) Federico: -Mira, Christian venia a las clases con el pelo hasta la cintura, rulos y con musculosas cortadas. (Más Risas) Christian: -¡Basta! Me voy a poner serio… mi primera maestra de danza, quien amé y disfrutaba mucho sus clases, fue Mabel Rivero. Lo genial de Mabel era que ella disfrutaba tanto sus clases, que no tenías otra opción que subirte a su adrenalina. Federico: -Era una negra caliente. Mi papa se quedaba deslumbrado. Romina: -Siempre iba a las clases con los pantalones rotos y ella era totalmente consciente de eso. Federico: -Recuerdo con amor a Marichin Bergallo que fue la maestra de canto de todos. Florencia: -Nuestros primeros maestros fueron Bibiana Keiner de Teatro, Checha Mastrangello de Jazz y Grace Ortiz de Tapp. Josefina: -No nos olvidemos de Kelly Dugan, también de Tapp. Todos: -Y por supuesto, Nora González Pozzi que era quien nos guiaba. Josefina: -Me sumo a los que decía Federico al principio, empezamos a los 9 años y fue un juego permanente. De alguna forma lo sigue siendo.

Leo: -Fuimos muy afortunados, el haber pasado por el Teatro El Círculo, nos marca una diferencia con el resto. Josefina: -Sin dudas, hay una fraternidad. Romina: -Hay un lazo invisible que nos une por siempre a todos los que pasamos por el Teatro. DIVAGUE: -¿Recuerdan en el momento que decidieron dejar Rosario para venir a Buenos Aires? Christian: -(Lo mira a Leo) Nosotros ¡al unísono! Con un grupo de amigos rosarinos, allá por el 97 pensamos: “Qué bueno sería vivir de esto”. Leo fu quien dijo de armar de valijas e irnos todos juntos. Junto a nosotros también vino Alejandro Lavallén (Coreógrafo). Y así fue, el 8 de enero de 1997 nos vinimos para acá, nos tomamos el colectivo y tuvimos una despedida tremenda, lloramos todo el trayecto. Además, en el viaje cantábamos musicales, “La Plaza de Whitby” de Drácula. (Risas) Leo: -Fue muy lindo venir con todos amigos, fue cinematográfica la llegada a la gran ciudad. Christian: -Lo maravilloso de ese viaje fue que no pensamos el riesgo, porque si lo hacíamos, por lo menos yo, no me venía. Recuerdo con mucho amor mi primer trabajo con Ricky Pashkus que fue “Cassano Dancing”. Josefina: -Yo en tercer año de la secundaria me gane una beca para ir a estudiar a Pittsburgh de la escuela de Valeria Lynch. A partir de ahí, venía todos los viernes a Buenos Aires a seguir perfeccionándome. La decisión final fue cuando terminé la secundaria, pero no me quedé mucho en Buenos Aires porque a los dos años de estar acá, quedé en West Side Story y me fui a vivir a Nueva York. Romina: -Yo me decidí bastante tarde porque trabajé mucho en Rosario. Hice mucho teatro independiente y tuve la oportunidad de trabajar con mucha gente allá. Pero un día paré y me dije: “¿Que más me puede dar Rosario?”Ahí fue el click y me vine. En seguida empecé a trabajar. Mi primer trabajo fue “El Fantasma de la Opera”. Federico: -Mi primer contacto con Buenos Aires fue “Nine” a los 14 años, hice la obra con la producción de Londres. Me venía los sábados y domingos para no faltar al colegio. Al tiempo hicimos un casting para Chiquititas con mi hermana, ella quedó y nos vinimos a vivir acá con mamá. Terminé la secundaria y audicioné para la beca en la escuela de Julio Bocca y gané, mientras estudiaba hice “Rita, la salvaje” en el Maipo. Cuando
58 //PUNTO DE PARTIDA

terminé la escuela de Julio Bocca empecé a trabajar de forma más constante. Florencia: -En 2005 fui seleccionada para “El Jorobado de París” de Pepe Cibrián, ese fue el impulso para venir a Buenos Aires. Fue todo de golpe y me pasaron muchas cosas cuando estuve acá. Por eso cuando terminó aquella temporada decidí volver a Rosario para terminar mi carrera (NR: Es contadora). Y cuando terminé la carrera, volví para audicionar para “Drácula”. Desde ahí sigo con la compañía Cibrian-Mahler. DIVAGUE: -¿Qué extrañan de Rosario? Leo: -Por momentos, un poco de calma. Josefina: -El río, agarrar la bici y estar enseguida ahí. Christian: -La Paz. Se me vino la imagen del río, caminas 2 cuadras y estás ahí, ¡es hermoso! Leo: -Las medialunas de Nuria (Una cadena de panaderías de Rosario, famosas por sus facturas) Romina: -Acá no hay medialunas como las de Rosario. Y el Carlitos (Es un tostado con Ketchup). Además se extraña la inmediatez con las cosas, extraño la cercanía. Federico: -Extraño el domingo con la familia DIVAGUE: -¿Conocen algún actor rosarino que sea solo famoso en Rosario? Leo: -Andrea Fiorino, se merece que la nombremos porque es muy talentosa. Todos: -Uno que no es actor pero que es famosísimo es Carlos Bermejo, periodista de espectáculos que tiene un programa en Canal 3. Romina: -También quiero nombrar a Tito y Pelusa, que tienen un programa en Canal 3 y son íconos de público infantil de Rosario. Christian: -Y Piripincho. (NR. Un actor Rosarino que es famoso por su caracterización de Payaso) DIVAGUE: -¿Qué artista rosarino que haya trascendido admiran? Romina: -¿Barbra Streisand es rosarina? ((Risas de todos) Leo y Fede: -Darío Grandinetti, Fito Páez y Juan Pablo Geretto. Romina y Christian: -Alberto Olmedo y Roberto Fontanarrosa Florencia: -Luis Machín y podemos seguir… DIVAGUE: -¿Cómo es el entrenamiento musical en Rosario, a

diferencia de otros lugares? Federico: -En Rosario fue el comienzo, el entrenamiento inicial, lo que más rescato es el contacto con el escenario y la continuidad, porque estábamos todo el tiempo haciendo obras. Además el oficio, recuerdo un invierno repartiendo volantes en Avenida Córdoba (NR: Se refiere a la calle principal del centro de Rosario) Todos hicimos obras en vacaciones de invierno. Josefina: -Hace muy poco estuve en el Teatro, me asomé al palco y se me caían las lágrimas de la emoción. Me acordaba de cuando tenía 9 años y estaba haciendo la primera muestra en ese escenario. El Estudio de Comedias Musicales nos dio la posibilidad de perderle el miedo al escenario, de entrar y plantarte. Desde chicos tuvimos la fortuna de crecer, equivocarnos y tomar clases en ese lugar maravilloso. Romina: -Además ¡es tan imponente! Josefina: -Yo, sí tengo que hablar técnicamente, tomé las mejores clases de mi vida en Nueva York, pero lo que me dio el Teatro en Rosario no me lo dio nadie. Romina: -El Estudio de Comedias Musicales es el gran tesoro que tiene Rosario, cuando me preguntan por qué todos venimos de ahí. Tiene magia. La cantidad de veces que los alumnos se suben al escenario, es un aprendizaje invalorable. Leo: -Hay que destacar que Nora González Pozzi tiene mucho respeto a la expresión teatral. Christian: -¡Y pasión! Si no tenés pasión y no la trasmitís a tus alumnos no funciona. Federico: -Por eso sigue tan vital y no para de trabajar. DIVAGUE: -¿Cuál sienten que es su fuerte en el Teatro Musical? Leo: -La actuación, sin dudas. Es lo primero que tenés que tener para subirte a un escenario. Christian: -Yo estudié por igual las 3 áreas, hay trabajos que requieren más entrenamiento en lo actoral, hay otros que lo necesitan en lo coreográfico. Pero tiene que ver con la interpretación, podes bailar de la puta madre pero no te pasa nada y no te sirve. Josefina: -Yo considero que me formé en las 3 cosas por igual, pero el canto me abrió las puertas a muchos roles. Ahí descubrí que el canto y la actuación van de la mano. Yo lo que bailo, en verdad lo estoy actuando. Romina: -A mí en lo personal me gusta mucho mi actriz, pero se conoce más mi cantante.

Federico: -Siempre quise formarme en las tres disciplinas. En Julio Bocca reforcé la danza, que es donde estaba más flojo. En mis primeros trabajos entré como un bailarín que cantaba y ahora me reconocen por mi actor. Florencia: -Mi camino es el canto, a través de eso siento que estoy explorando muchas vetas actorales. DIVAGUE: -Vamos hablar de la otra parte, ¿cuál es su punto débil? Federico: -(Piensa) Algo que pensaba que era un fuerte, es algo que tengo que corregir. No suelo marcar y siempre voy al 100%, pero después el cuerpo me pasa factura. Tengo que aprender a cuidarme. Josefina: -¡Me pasa lo mismo! El desafío es ese. Con la experiencia que tuve en Broadway lo aprendí. Uno es tan apasionado y en el ensayo dejás la vida, pero tenés que cuidar el cuerpo y la mente. Christian: -Yo soy muy obsesivo (Risas) Aprendí con los años a controlarlo y a disfrutarlo más, siempre me costé mucho disfrutar. Florencia: -La autoexigencia muchas veces no te permite disfrutar. DIVAGUE: -Más allá de todo, siguen tomando clases… Todos: -Si, es muy importante seguir formándote. Josefina: -Siempre, un artista tiene que entrenarse hasta el último día de su carrera. Christian: -Hace muy poco estrené “Mas de 100 Mentiras”, con mucha exigencia de ensayos, pero mi cuerpo ya me está pidiendo volver a tomar clases. Es una necesidad. Federico: -Estoy pensando por temporadas, ahora estoy solo con canto porque tengo que llegar a la noche con fuerzas porque “Tango Feroz” me demanda mucha energía, entonces no puedo tomar 1000 clases de danza como hacía antes. Toda la energía fuerte la puse en la etapa de formación, pero sí, sigo estudiando. DIVAGUE: -¿Con qué director del mundo aspiran trabajar? Romina: -(Risas) ¿Esto es un sueño, no? Pedro Almodóvar, Woody Allen y Quentin Tarantino. Leo: -Woody Allen, Almodóvar y Michel Gondry. Christian: - Almodóvar y Steven Spielberg. Josefina: -Almodóvar y con Juan José Campanella. Federico: Tachame la doble. Almodóvar, Sam Mendes.

PUNTO DE PARTIDA//59

Florencia: Me sumo. Almodóvar, Tarantino y Campanella. DIVAGUE: -¿A quién admiraban cuando eran chicos? Federico: -A Norma Aleandro. Leo: -Norma Aleandro x 2. Romina: -Liza Minnelli, yo me paraba delante de la televisión y la imitaba. Josefina: -Me sumo con Liza. Canté con ella en el mismo escenario y fue conmovedor. Ni me acuerdo si le dije algo de la emoción. Christian: -No sé si admiraba una persona, admiraba a un resultado. Veía películas de Almodóvar y decía “Esto tipo está loco”, ¡las miraba 100 veces! Florencia: -Yo voy por el lado de las cantantes, Celine Dion. DIVAGUE: -¿Cuál es su obra de Teatro Musical preferida? (Se miran entre todos) Christian: -Siempre me hacen esa pregunta y nunca sé qué responder. “Cabaret” pero la versión de Sam Mendes Josefina: -“Cabaret”, también. Leo: -“Billy Elliot” Romina: -Yo pienso en una que me gustaría hacer: “Jekyll and Hyde”. Y me gusta mucho “Nine”. Florencia: “Los Miserables” y “Billy Elliot”, que me encantó cuando la vi en Broadway Federico: “Cabaret” está buenísima, y “Company” me encanta. DIVAGUE: -Y si tuvieran que nombrar una obra Argentina … Josefina: -A mi me gustó mucho “Por amor a Sandro” y “Tango Feroz”. Florencia: “El Jorobado de París”, es y fue muy importante en mi vida. Federico: Me gusta mucho hacer “Tango Feroz” y me gustó mucho “Perdón por ser tan Puta” de Mariana Jaccazio. Y la primera obra que vi: “Drácula”. Romina: Me gustó mucho “Eva, el gran musical Argentino”. Christian: Lo que más admiro, más allá de la obras es el “hacer” y las personas que lo hacen constamente son Pepe Cibrian y Ángel Mahler. Admiro mucho a la gente que se la juega por hacer. DIVAGUE: -¿Se sienten identificados con la movida de Teatro Off que se está generando en Buenos Aires?
62//PUNTO DE PARTIDA

Romina:- Está creciendo muchísimo, y te la posibilidad de explorar otros terrenos que no podés explorar en el teatro comercial. Josefina: -Si estás esperando el llamado del productor, te dormís en los laureles. La autogestión es clave y que es un gran desafío para los artistas. Leo: -Te da lugar a la investigación, yo me siento parte del Teatro Off, me llena como artista poder transitarlo. Florencia: -Y además te permite focalizarte en otros roles, ¡eso es genial! Federico: -Además, si vamos a Broadway muchos musicales empezaron así: “Avenida Q”, “Despertar de Primavera”, “Casi Normales”, “Rent”. Christian: -Nosotros somos muy pasionales en el trabajo, no me importa que sea comercial o no. Hacemos teatro y eso es lo que vale. DIVAGUE: ¿Dónde se imaginan que van a estar en 20 años? Josefina: -Yo nunca me pongo a pensar en eso, de acá a 20 años me veo con cuatro varoncitos, con familia y mi anhelo es que sea en Argentina. Romina: -Donde tenga que estar. Florencia: -Europa, siempre me gusto mucho. Federico: -Europa o Nueva York. Leo: -En Uspallata, Mendoza. Christian: -A mi me pasa por épocas, cuando tenía veinte años quería estar en Nueva York, ahora no quiero eso. Hoy busco paz, es lo quiero.

DIVAGUE: -Vamos a volver a casa… Definan a Rosario con una palabra Romina: -Pasado. Josefina: -Calidez. Florencia: -Familia. Federico: -Río. Leo: -Recreo. Christian: -Descanso.
PUNTO DE PARTIDA//63

os s encontram o n e u q z e v ”. a “Cad es una fiesta los rosarinos,

Por Nora Gon zále z Pozz i
grandes artistas que nos legaron su experiencia y profesionalismo: Ricky Pashkus, Valeria Lynch, Pepe Cibrián Campoy, Juan Darthés, Hernan Piquín, Juan Rodo, Eleonora Cassano, Ricky Martin, Rodolfo Valss, Gustavo Zajac, Juan José Camero, Georgina Barbarrosa, Mirta Arrua Lichi, Laura Conforte. Actualmente tenemos la alegría de contar con un maravilloso staff de maestros formados en nuestra casa que eligieron la docencia por amor a nuestro proyecto educativo, y de sumar a nuestro plantel de profesores invitados a profesionales egresados de este estudio como Josefina Scaglione, Christian Giménez, Alejandro Lavallén, Federico Salles, Carolina Alliani, entre muchos otros. En 1999, se estrena en Mar del Plata, la comedia musical Robin Hood, de mi autoría y dirección, con música de Ángel Mahler fue distinguida con siete nominaciones y se hizo acreedora de cuatro Premios Estrella de Mar: Mejor espectáculo para niños, Mejor Musica original, Mejor escenografía, Mejor producción. En 2011, se estrena Nazareno Cruz y el lobo como homenaje a Leonardo Fabio, este Musical con raíces argentinas, fue declarado de Interés Cultural e invitado al Teatro Nacional Cervantes para cerrar su gira nacional. Hoy, soy una agradecida de la vida. Tuve un gran compañero al que amé profundamente, hijos, nietos, algunos de ellos herederos de esta gran vocación. Quiero a través de esta nota volver a decir gracias a mis queridos alumnos, profesores y egresados por enaltecer el nombre del Estudio de Comedias Musicales en Rosario, Argentina y el mundo, y por seguir formando parte de esta gran familia de artistas… Gracias por tanto…

Desde que recuerdo, escuché a mi padre cantar ópera… Llevaba la música en el alma… me marcó un camino que no pude abandonar nunca. Gracias a mi familia, me formé al lado de grandes maestros… el teatro, el canto y la danza fueron en mi infancia los momentos más felices… Aprendí que enseñar es dar con generosidad, es transmitir emociones… pasión… En 1973 en el Colegio Adoratrices, mi colegio… mi casa… comencé a hacer obras con los niños y para los niños… Toda una comunidad educativa se sumó a este sueño que duró casi veinte años… Heidi… La Bella Durmiente… Cenicienta… La Familia Trapp… El pequeño Lord… Una generación de jóvenes y niños rosarinos dieron vida a estas inolvidables historias. En 1994 pude concretar mi sueño: Crear mi propia escuela de formación integral. En mi querido Teatro El Círculo nace el Estudio de Comedias Musicales. Mi familia, mis primeros profesores y alumnos, creyeron y apuntalaron este nuevo proyecto que proponía un estilo de trabajo diferente que lo identifica y lo mantiene vivo a través de los años. Compartimos horas, meses, años de estudio, creación y proyectos. Pusimos en escena Fama, El Musical y el Niño, Peter Pan, Había una vez, Gotán, Siglo XX Musica de oro, Grades musicales de hoy y de siempre, entre otros. Tuvimos el honor de compartir escenarios, cursos y talleres con

MÁS DE 100

MENTIRAS
POR ELIZABETH DE CHAPEAUROUGE

Como una canción de Joaquín Sabina, de principio a fin, Elizabeth De Chapeaurouge, nos cuenta la historia de cómo llegó a la dirección coreográfica de “Más de 100 Mentiras”. Desde adentro, un camino que va de Argentina a España y de vuelta hasta Argentina.

En 2010, la productora española Grupo Drive, comenzaba con los pilotos de las coreografías de un musical que se estaba escribiendo con música de Joaquín Sabina, el cual todavía no tenía nombre. Habían convocado a varios coreógrafos de distintos estilos, de contemporáneo, de hip hop, de flamenco y estaban buscando un coreógrafo argentino, porque tenían la idea de que si alguna vez traían el musical a nuestro país, debía haber en el proyecto un coreógrafo local. Me contactaron a través de Federico Barrios, un bailarín que había pasado por mi estudio muchos años atrás y que estaba viviendo en ese momento en España. Así fue como envié mi curriculum y me convocaron. Acepté la propuesta en una primera instancia, no solo por el hecho de trabajar en Europa, sino porque era un desafío, significaba para mí algo muy diferente, trabajar con ese estilo de música popular y las letras de Sabina que son una joya poética. Antes de viajar a España para armar el piloto me pasaron dos temas: “Pastillas para no soñar” y “Aves de paso”. Les voy a confesar que fue difícil porque no sabía si iba a ser aceptada mi propuesta coreográfica. Yo no iba con un estilo particular como el de los otros coreógrafos, sino que trabaje sobre la teatralidad de las letras y las situaciones que partían de las escenas. Para mi sorpresa no solo les gustó mucho lo que hice, sino que me dijeron si quería trabajar como asistente de dirección en el

momento del montaje, que con mucha pena después no pude hacer por mi agenda en Buenos Aires. Así, en septiembre de 2011 cuando comenzaron los ensayos en España, viajé para armar la puesta de las dos coreografías que ya habían sido aprobadas. Es muy interesante trabajar en un proyecto de autogestión porque todo es prueba y error; y estando allá, haciendo cambios para mejorar el show, me dieron una tercera coreografía: “Conductores Suicidas”, una de las que más disfruté hacer. Entonces, cuando comenzaron con las tratativas para traerlo a Buenos Aires, no lo podía creer… Puedo decir que fue un sueño cumplido. El proceso de ensayos aquí fue muy interesante, ya que el director David Serrano no vino a clonar el espectáculo como se suele hacer con las obras que se traen de afuera, sino que trabajó con los actores sacando lo mejor de ellos para cada personaje y mejorando el espectáculo en varios aspectos. De la obra me gusta el guion, porque tiene una historia diferente a otros musicales que hice, pasa por matices de humor y drama entre escenas y canciones. Y otra de las cosas que me pareció un aspecto difícil de lograr, fue la inclusión de las canciones para cada momento de la obra. El día del estreno el Director me dijo: “Elizabeth no puedo creer que estés nerviosa ¡Ya venimos haciendo varias funciones!” Pero para mí los estrenos son días únicos y muy especiales, y los nervios forman parte de ello…
DESDE ADENTRO//67

„¨&!„
En este número cinco de DIVAGUE nos fuimos para el noreste argentino, más precisamente a la provincia de La Rioja. Siguiendo con nuestra propuesta de conocer sobre el Teatro Musical en todo el país, le pedimos a Marcos Mercado Arias, Director de Universo Fosse, la única escuela de Comedia Musical en La Rioja; y a Emanuel Sánchez, actor del género oriundo de la provincia, que nos cuenten un poco sobre cómo es la movida en su lugar de origen. Dos visiones muy interesantes que valen la pena ser leídas…

POR MARCOS MERCADO ARIAS
Director de Universo Fosse

a quien quiera ser amigo
Fotografía · Meco Gonsha Maquillaje · Ulises Naon Vestuario · Lidia Vignetta

Musical en Buenos Aires, de modo que consideren que su aporte llámese con visitas podrían, no solo enriquecer, sino motivar a tantos jóvenes que por su realidad económica no pueden trasladarse hasta la capital. En estos años, tengo que valorar el esfuerzo y el don de artistas de Juan Rodó quien cada vez que visita La Rioja en gira, accede a visitar la escuela, Nicolás Scarpino y Marcela Paoli quienes fueron sumamente disfrutados por todos. A nivel provincia, nos faltan medios, tanto económicos, como técnicos. La falta del “productor” hace que todo el trabajo sea a pulmón. Por otro lado, los impedimentos de los mismos autores que al desconocer esta realidad nos cobran lo que para nosotros es una fortuna y quizás, para otras ciudades pueda ser nada. Y a esto, se suma el ente de recaudación de impuestos que nos piensan con las mismas condiciones y aplican cánones iguales a grandes compañías con figuras convocantes sin tener idea que no podemos compararnos con ningún teatro de la Avenida Corrientes por dos razones; una es que nuestro ÚNICO teatro tiene 480 butacas, y la segunda es que aún con entradas de 50 pesos la gente duda. Creo que con eso explico todo. Como positivo, un montón de gente nos felicita y valora el esfuerzo de lo que hacemos. El año pasado, con motivo del Festival de Teatro, nos presentamos y al finalizar la función se me acercó gente que viajó desde Catamarca. Pero estoy feliz, porque como decía la Madre Teresa de Calcuta “SOY SOLO UNA GOTA, PERO UNA MÁS UNA HACEN UN MAR”, y yo puedo hacerlo sin muletas de ningún tipo. Por último, deseo agregar y poner a consideración un sueño… qué bueno sería que pudiéramos acceder a todos los musicales. Qué bueno sería que cuando alguien conoce a algún referente y le pide amistad por alguna red social, al menos pudiera tratar de ayudarnos. Que bueno sería como me pasó con Karina K, que nos sentamos en una plaza a conversar y con dos palabras me den aliento para seguir. Qué bueno que pensáramos esto no solo como un negocio (aunque tengamos que vivir), sino también como una manera de generar vida, sin olvidarnos de dónde venimos y lo que nos costó ser y estar a donde cada uno la vida nos puso. A quien quiera ser amigo, aquí lo estamos esperando.
DIVAGUE FEDERAL//69

El género musical, si bien era conocido en la provincia de La Rioja por alguna que otra obra que pasaba de gira, se instaló como una nueva posibilidad de expresión no hace mucho. Pasaron 8 años desde que decidí volver a la provincia y apostar. El noroeste argentino se caracteriza por la fuerte adhesión a las costumbres folclóricas propias de la zona, por lo que al comienzo me vi en un desierto, quizás por desconocimiento o miedo a lo nuevo. Me llegaron a decir que venía a romper con la cultura. Pero seguí adelante con pasión… a mis primeros alumnos, compañeros de esta loca aventura, podía contarlos con mis manos. Hoy, luego de tantas experiencias y obstáculos salteados, son muchos los que reconocen el género y esperan como público la novedad de cada año, o como protagonistas, la hora de exponerse al público. La mayor satisfacción es, sin dudas, el comprobar que en cada presentación la gente nos elije, re elije y se suma; y que aquel pequeño grupo se transformó en una escuela de Comedia Musical con proyección a otras disciplinas artísticas como las danzas urbanas. Hoy somos la única oferta del género musical con un formato de escuela integral, conformada por docentes de Música, Canto, Danzas, Teatro, entrenamiento corporal, y este año incorporamos seminario de lenguaje neutro e integración. Luego existen institutos o academias especificas en cada disciplina artística con muy buen nivel. Sin embargo, en lo que respecta a la formación creo que estaría bueno poder acceder a los artistas concentrados de Comedia

mayores oportunidades
POR EMANUEL SÁNCHEZ · Actor de Comedia Musical

academias. Sin embargo, es justamente en la fusión de estas tres disciplinas (música, danza y teatro) en donde considero que hay mucho por hacer, tanto en lo que hace a Dirección como a interpretación; todavía hace falta mayor capacitación. Con relación a la demanda, mi visión es que cada ves más jóvenes se inclinan por este tipo de género, ya no como un hobby, si no como profesión, lo que pone a las distintas ofertas en una sana competencia de buscar nuevas propuestas. Como hacía mención, es justamente en este género, en esta fusión de música, baile y actuación que recién se está gestando en esta provincia, en dónde hace falta incentivar de alguna manera a los que están incursionando. Hace falta la formación de directores que aborden este estilo, como también en arreglador musical. Estimo, que desde el área de cultura de la provincia, se deberían proponer ciertos proyectos o programas que acompañen a las distintas academias para fortalecer el rubro. Podemos reconocer, talentos individuales en la música como en la danza, que en su momento la provincia no les brindoó las oportunidades para seguir desarrollándose y los más audaces (por decirlo de alguna forma) salimos a buscar nuevos horizontes en Buenos Aires. Y no siempre somos los más talentosos, reconozco excelentes bailarines y cantantes que no han podido desarrollar todo su potencial. Lo positivo del panorama actual, es que cada ves surgen más ofertas, y si esto es así, es por que hay demanda. Es positivo también la búsqueda de capacitación y de formación con profesionales reconocidos. Otro aspecto que merece ser mencionado, es las ganas de los jóvenes por obtener mayor formación y capacitación, superándose la etapa del idóneo por que tenía cierta predisposición como por ejemplo, tener buen oído.

Si bien hace unos años que vivo en Buenos Aires, siempre estoy al tanto de lo que acontece en mi provincia. Hace dos años aproximadamente, se comenzó a incursionar en este género de obras musicales en La Rioja. Así lo hace Marcos Mercado Arias, quien puso en escena producciones teatrales como “Frankenstein el musical”, “Grease”, “El loco de Asís”, “Chicago”, “Cabaret”, “Evita la mujer”, “El Recreo”, “CNiciento” y “Ensopadas”, con reconocidos artistas locales talentosos en su género, tanto en la música, en la danza y en el teatro, donde la provincia tiene una rica cultura teatral. Con orgullo, puedo decir que la oferta de formación en la provincia, hoy se está fortaleciendo tanto en lo que respecta a nivel estatal como privado. La Universidad Nacional de La Rioja (UNLAR), incluyó en su programa de estudio la carrera de Licenciatura en Arte Escénico con mención danza y música; el Instituto Superior de Arte, que tiene Profesorado en música y en danza, hizo un convenio con el IUNA para hacer la licenciatura; y entre los privados, encontramos al Instituto de Danzas Argentinas y Latinoamericanas (IDAL), en donde me formé en folklore; la Academia “Universo FOSSE”, (comedia musical) y el Circo Azul, donde encontramos la fusión de la acrobacia, música y danza logrando un importante reconocimiento llegando a la final de talento argentino en Buenos Aires; entre otras
70 //DIVAGUE FEDERAL

Como bailarín, cuya procedencia es de una provincia chica, sé que las mayores posibilidades de aprendizaje y perfeccionamiento las encontramos en las grandes ciudades, y que sería importante ayudar a estas provincias, que derrochan talentos, a que de alguna manera tengan similares o parecidas oportunidades. Como dice el dicho...”Dios esta en todas partes, pero atiende en Buenos Aires”.

o Zaffora Por Guid

Para Florencia Peña... VALE TODO
Ya comenzaron los ensayos de lo que será la vuelta de Florencia Peña al Teatro Musical. “Vale todo” es el titulo que eligió la producción de Javier Faroni para la versión local de “Anything Goes”, que cuenta con un gran elenco, con figuras como Enrique Pinti, Sofia Pachano, Diego Ramos, Noralih Gago, Roberto Catarineu y Josefina Scaglione. También estarán Leo Bosio, Flavia Pereda, Rodrigo Cecere, entre otros. La adaptación está a cargo de Marcelo Kotliar. Coreografía de Vanesa García Millán y Rodrigo Cristófaro. La dirección musical es de Hernán Matorra y la dirección general de Alejandro Tantanian. El estreno está previsto para el miércoles 3 de julio en el Teatro El Nacional.

Y UN DIA... NICO TUVO SU MUSICAL
Debe ser un momento de gran felicidad para el periodista Osvaldo Bazán porque ya está confirmada la versión musical de su libro “Y un día Nico se fue”. La obra cuenta con un reconocido equipo de trabajo que empezó a trabajar hace meses en la puesta. El año pasado se hizo un Workshop con actores y cantantes con el mismo grupo creativo que hoy está a cargo del proyecto. Ricky Pashkus será el director general y Ale Sergi (¡Sí! La voz líder de Miranda) hará las canciones. Párrafo aparte para los protagonistas confirmados para esta historia, Gastón Pauls y Tomás Fonzi les darán vida a los dos enamorados. Las audiciones para el elenco restante serán en junio y el estreno está previsto para septiembre en “La Usina del Arte”, en una sala nueva.

Otro musical Sondheim llega a Buenos Aires
Sin dudas, Stephen Sondheim es uno de los compositores y letristas más admirados del Teatro Musical. Hace unos días se está hablando de la posibilidad que el musical “Company” llegue a nuestro país. Desde DIVAGUE podemos decir que ¡ya está confirmado! Nicolás Roberto (Que actualmente dirige Tick Tick Boom de Jonathan Larson en La Ciudad Cultural Konex los viernes a las 21hs) compró los derechos y piensa estrenar a mediados de año. Hace unas semanas fueron las audiciones y se presentaron los grandes protagonistas de nuestros musicales. ¿Querés saber más? Este musical se estrenó en Broadway el 26 de abril 1970 en el Teatro de Alvin y obtuvo el récord de 14 nominaciones a los premios Tony, de los cuales se llevó 6.

En mayo se reestrena “Código de Silencio” de Martín Repetto y Marisol Otero. Se harán 4 únicas funciones en el Teatro Sha, Sarmiento 2255. Los protagonistas son Martín Repetto, Magali Sánchez Alleno, Eliseo Barrionuevo y Mariela Passeri. Un musical argentino ¡que no te podes perder!

X laura ubfal

erente del Laura Ubfal es una ref los argenperiodismo de espectácu ción como tino. Maneja la informa bemos que pocos, pero además sa estreno de no se pierde ningún con buena teatro. Siempre presente artistas. En energía y apoyando a los GUE nos esta edición de DIVA guía de los animamos a pedirle una suban el últimos estrenos. ¡Que para ver! telón porque hay mucho

72 //RECOMENDADOS

LE PRENOM

LA DAMA DE NEGRO

Creo que después de “Toc Toc”, “Le Prenom” es la mejor propuesta de comedia que se ofrece en Buenos Aires. Una situación familiar permite que cinco personajes saquen a relucir sus pequeñas miserias a partir de una broma fatal. Arturo Puig se comprometió de tal modo en este debut para él en la dirección teatral, que logró sacar lo mejor de Germán Palacios, responsable del mayor cinismo en contrapunto con un Peto Menahem que cruza de la intelectualidad a la crueldad; pasando por una dúctil Jorgelina Aruzzi, una perfectamente afectada Mercedes Funes y un Carlos Belloso que es el detonante final para demasiados secretos ocultos durante años. “Le Prenom” también es el debut de RGB en la producción teatral de texto, y se ubicó rápidamente entre las cinco obras más vistas en Buenos Aires en la taquilla. Multiteatro.

AMADEUS

Fabián Gianola y Nicolás Scarpino proponen una de terror y de excelencia, dirigidos por Manuel González Gil y producidos por Javier Faroni. Después de ser reconocidos en Mar del Plata llegaron a la calle Corrientes para debutar en el Picadilly. Los actores que deslumbraron en “39 escalones” vuelven a multiplicarse en varios personajes para entretener y seducir al público que permanece expectante hasta el final de este cuento teatral en el que van avanzando sin que decaiga el interés de la platea, atenta a sorprenderse, gritar y suspirar. El vestuario de Pablo Battaglia colabora en la ambientación de época y los efectos provocan el clima exacto. Scarpino brilla en las caracterizaciones y Gianola tiene el desafío de un exigente protagónico. Un dúo dinámico para un misterio a develar que el público aplaude de pie en cada función.

MÁS DE 100 MENTIRAS

Supe que desde que estuve en el debut de esta puesta de Javier Daulte en el remodelado Met Citi, se decidió sacarle más de diez minutos a la obra, con lo cual debería volver a verla para reapreciar un producto que, en sí, no terminó de convencerme. Si bien destaco los valores actorales de Oscar Martínez en su Salieri y los de Rodrigo de la Serna en su primero alocado y luego sufriente Mozart; no logré sustraerme de los avatares escénicos de los personajes secundarios subiendo y bajando escaleras, deslizándose por toboganes y colgándose de arneses en la lograda pero tal vez pretenciosa escenografía de Alberto Negrín. Recordaba aquella impactante “Amadeus” de Cecilio Madanes y al joven Martínez frente a Carlos Muñoz, sumados a Leonor Manso y no tuve empatía para esta estereotipada mirada 2013 sobre los mismos personajes.

En España fue un gran éxito y la apuesta de Pablo Kompel y sobre todo de Luis Scalella junto a su socio, Carlos Mentasti, era adaptar en Buenos Aires el musical basado en temas de Joaquín Sabina, "Más de cien mentiras". El resultado es buenísimo desde lo visual, con algunas actuaciones sobresalientes como la de Diego Hodara y con la revelación de Luz Cipriota en el género. Un espectáculo para fans de Sabina, pero también para participar de esta historia de putas y canallas, y disfrutarla.
RECOMENDADOS//73

MI ÉXITO:

ASH ICKY P POR R

KUS

D E L A R T I S TA

Cuando en diciembre del año pasado me ofrecieron trabajar en “El Artista del Año” como puestista de los números musicales ante la renuncia de Carlos Casella, acepté. Acepté sabiendo que me encontraría con gente exigente, especialmente, con Nacha Guevara. Pero también me atraía que el reality tenía como objetivo y premio la inserción laboral. Al pasar el primer programa ya había detectado que ese no iba a ser el lugar para mí y que los números musicales que habíamos articulado hacer no se harían. La idea original era generar números de teatro musical en dos grupos, y que replicando entre ambos grupos exactamente el mismo número, se pudieran analizar diferencias. Así fue que al terminar el primer programa, el de presentación, y ante el típico clima de desesperación que se crea cuando el rating es bajo, percibí que debía renunciar. Y renuncié. Sabía que no iba a ser útil. Me quedaba con un sabor amargo pero también con una sensación de haber estado en un buen equipo, con gente agradable en la producción y, sobre todo, con Mariana Fabbiani que resultó -en medio del clima tenso- un remanso y un fantástico anclaje a tierra. Al tiempo -dos meses después precisamente- estaba en Bariloche, en los campings que anualmente hago reuniendo a jóvenes de todo el país, cuando recibo un llamado de la producción contándome que se iba Nico Repetto y que deseaban que ocupe su lugar. Debía contestar de inmediato.
74//MI DIVAGUE

Más allá del dinero, que es algo que se podía arreglar, me pasaba algo más importante… El programa ya era un fracaso, un barco a la deriva. Se hablaba muy mal en las redes sociales y sobre todo, se sabía que pronto terminaría. Entonces, ¿por qué entrar? ¿O por qué decir que no? Hablé con mis amigos más cercanos y les conté que lo que más me frenaba era el famoso “¿qué dirán?”. Y ante esa conciencia, me dije a mi mismo: “Si lo único que me frena es el miedo al qué dirán… ese es el motivo para aceptar”. Serás útil si sos honesto ante los participantes que vienen baqueteados de entradas y salidas a casas, de realities, de muchos coachs… y en el fondo dirás lo mismo que dirías en un clase... Me dijeron mis amigos: “Si vas a ser vos, aceptá”. Además muchos de los concursantes eran, de hecho, ex alumnos. Y la mayoría de los finalistas son exquisitos artistas de escena. Entre ellos, Eugenia Gil Rodríguez y Ángel Hernández están entre lo más granado de nuestros equipos de trabajo teatral. Acepté. De la experiencia vivida me queda el mejor de los recuerdos. Nacha Guevara, al lado, compartiendo reflexiones. La artista más importante del género en nuestro país cerca. Una leyenda.

También Mariana, de quien ya conté la impresión que me causó, un equipo de trabajo en la producción muy amoroso y los participantes que al igual que en una clase sufrían, consultaban, preguntaban y rechazaban. El programa fue un fracaso, pero para mí fue un éxito. Haber superado una vez más el miedo al que dirán fue mi éxito. Y en el fondo no lo hice solo por mí, creo que entre tanto dislate, entre prestigio y popularidad, entre lo correcto y lo incorrecto, entre lo que debo hacer y lo que no; ante tanta incoherencia en la que pregonamos que no haremos jamás algo que terminamos haciendo, es bueno bajar la apuesta y serenarse. Es el deseo del que ambiciona crecer, poder ser mejor, ser más potente y expandirse. Y no digo a cualquier precio digo “DESEO”… y el deseo no viene con etiqueta de precio. La etiqueta es la capacidad moral ética y social que vamos adquiriendo y que impide que trasgredamos el límite y hagamos daño al prójimo. Entre el deseo, y el miedo está lo políticamente correcto. Es el jugo perfecto, lo políticamente correcto es licuar por miedo el deseo. Y entre el deseo y el miedo, es bueno repreguntarnos qué es lo que me asusta y, si es superable, vamos para allá. Pues no es mejor estar haciendo Shakespeare que en Showmatch. Es mejor estar haciendo lo que amamos y de lo que estamos convencidos, creyendo que seremos útiles… Porque Shakespeare hecho desde lo políticamente correcto nunca alcanzará la fuerza de una persona bailando donde sea. Claro que si educamos y confiamos, llega ese momento de muchos de desear hacer Shakesperare y no porque es lo políticamente correcto. Ser fiel al deseo, no licuarlo por miedo en lo políticamente correcto es lo que a la larga llaman: “LA LOCURA DEL ARTISTA”. Miren sino a Salvador Dalí en Youtube haciendo publicidades...

ACORDATE
QUE PODÉS

BAJARTE
NUESTRA

REVISTA!

SEGUINOS! www.divague.net

www.divague.net

COMUNICARTE
a

VOS todos
WWW.PONCH.COM.AR

CON

#5·ARGENTINA