You are on page 1of 9

Viaje al Museo del Prado

Historia de la pintura (Siglos XV al XIX)


2009
1. Pintura del siglo XV (Edad media):

Durante la Edad media la sociedad poseía un marcadísimo carácter


teocéntrico, lo que se vio plasmado en el arte de la época. El arte pictórico,
al igual que las demás manifestaciones artísticas tenían como temas
principales los de tipo religioso, cristiano. Se buscaba plasmar una belleza
sensible dada por las formas, colores, composición, etc., y otra belleza
invisible dada por el simbolismo. El arte se entendía como abstracción y
manifestación de belleza divina, donde los rasgos no están del todo
definidos, no asiéndose semejantes a la realidad sino una esquematización
de ésta presentada como símbolo.. Estaba basada en formas geométricas, se
observa un marcado geometrismo y esquematización, lo que contrastaba con
la herencia de la Antigüedad clásica. Las composiciones no son realistas.
Viaje al Museo del Prado

2. Renacimiento (siglo XVI):

La cuna del arte renacentista fue Italia, donde algunas ciudades se vuelven
2009

artísticamente importantísimas, como Milán, y otras pierden la


preponderancia de siglos anteriores. El hombre renacentista se inspira en la
Antigüedad Clásica, es muy opuesto al hombre medieval, el humanismo
medieval teocéntrico se convierte en antropocéntrico. Las características
más notables y visibles de la arquitectura renacentista son la grandiosidad y
el equilibrio, como se aprecia, por ejemplo, en la Basílica de San Pedro en el
Vaticano.

El constante ideal del renacimientoconsistía en la serena armonía de la


formas. El arte se había centrado en la actividad del hombre, en su
sensibilidad artística y en la unidad de una fe religiosa ardorosamente
defendida (Reforma y Contrarreforma), y en el estudio y el pensamiento
humanístico. Durante este periodo pueden verse varias escuelas, la
Milanesa, la Romana, la Florentina y la Veneciana.

El principal representante de la escuela Milanesa es Leonardo da Vinci


(1452-1527), no sólo fue pintor, a su haber están las profesiones de
escultor, músico y escritor. Fue un gran sabio que investigó y dejo
interesantes escritos sobre ingeniería, químicas y otras ciencias.

En cuanto a su arte pictórico está la característica suavidad de sus formas,


la delicadeza del color, lo detallista, el difuminado, el famoso sfumatto.
Entre sus obras están la célebre Gioconda, Santa Ana y la Virgen, La Virgen
de la Rocas y La Última Cena, pintada para el refectorio el convento de
Santa María de las Gracias en Milán.

Otro de los grandes fue Rafael Sanzio de Urbino(1483-1520), de la escuela


romana. Las obras a las que debe mayor fama son sus madonas, de un
naturalismo idealizado: Madona del Jilguero, Madona de la Silla, etc.

También de la escuela romana está Miguel Ángel, que además de pintor era
poeta lírico y escultor(“David”,”Moisés” y “La Piedad”, algunas de sus
famosas esculturas); llevó a sus composiciones las masas, la fuerza y
expresión que estaban presentes en sus esculturas. Su obra maestra, el
Viaje al Museo del Prado

techo de la Capilla Sixtina, en los que estampó Génesis y años mas tarde El
Juicio Final en la pared frontal de la misma.

De la escuela Veneciana está Giorgione (1478-1510), pintor de los campos,


de las selvas y de las gracias femeninas, inicia este período con un estilo
2009

romántico, lleno de misterio. Los paisajes de sus fondos, bañados en oros y


sombras. Un admirador y seguidor de Giorgione fue Ticiano Vecellio (1477-
1576), figura de la pintura veneciana. Ticiano exalta al máximo la
importancia del color, confiándole el modelado de las formas, y éstas
surgen, provocada por la luz. El estilo de Ticiano desemboca, en sus últimos
años, en una síntesis que prepara el camino del impresionismo. Los temas
más frecuentes son los mitológicos, en particular sus hermosos desnudos
femeninos, Venus, Dánae, Bacanal, en los cuales se refleja todo el amor del
veneciano por la vida sensual, por el placer y el lujo.
Viaje al Museo del Prado

3. Barroco (siglo XVII, 1600-1660):

Abarca todas las manifestaciones del espíritu y vida del siglo XVII, desde
2009

finales del siglo XVI, la sociedad atraviesa por una honda crisis que afecta
la vida entera del hombre europeo, tiñéndola de angustia e inseguridad, se
habla de una crisis económica, política, social y moral, hay mucha
desigualdad social, intransigencia religiosa, guerras sucesivas. El siglo XVII
es más racional y científico con respecto al siglo XVI, ya que durante el
renacimiento se había centrado la actividad del hombre en su sensibilidad
artística y en la unidad de una fe religiosa ardorosamente defendida
(Reforma y Contrarreforma), y en el estudio y el pensamiento humanístico.
Este entorno de crisis afecta y da un sello característico al Barroco.

La acumulación de objetos es también una característica de ésta época, en


la decoración y en cuanto a la pintura el claro - oscuro es el principal sello
barroco.

El artista que mejor representa este estilo es, Caravaggio, pintor italiano,
quien utilizaba el naturalismo tenebrista, que se cultiva en el Barroco
italiano. El Realismo era también muy utilizado por los artistas de la época.

Existieron también otros maestros barrocos, como los Holandeses


Rembrandt, Vermeer de Delf, Hals; así, es el momento del triunfo del
bodegón, el paisaje y la pintura de género.

En cuanto al retrato existen dos vertientes: la intimista, que recoge la labor


cotidiana de un personaje de la casa, género muy cercano a la pintura de
costumbres; éste es el caso de Vermeer de Delft, quién retrata siempre a
mujeres haciendo algo dentro de una habitación, con un mapa y una silla
comúnmente presentes en varias de sus obras. La otra vertiente es la del
retrato de grupo, encargado por cofradías de profesionales o gremios, como
sería el caso de la famosa Lección de Anatomía de Rembrandt. No puede
omitirse al famoso pintor Pedro Pablo Rubens, quien con sus bodegones
exuberantes, sus escenas picantes, su alegría de color en los cuadros
religiosos, gustaron mucho en la Corte española.

Existe otro estilo nombrado como final del Barroco, hablamos del Rococo.

El Rococo se sitúa característicamente en Francia, en la corte francesa y en


sus suntuosas y grandiosas fiestas en el palacio de Versalles, mientras el
Viaje al Museo del Prado

pueblo se moría de hambre. Es la época de la frivolidad, vanidad y


trivialidad.

Los temas utilizados mayormente son las escenas cortesanas, pastoriles,


temas mitológicos y venus, donde todo es paz, amor y tranquilidad.
2009

Son artistas de la época Fragonard, Bateau y Boucher, los tres franceses.


Viaje al Museo del Prado

4. Neoclasicismo (siglo XVIII):

En este periodo el centro cultural y artístico mundial se traslada a Francia,


2009

y permanece allí hasta la segunda guerra mundial. En Francia es el Siglo de


las Luces, que alumbró la Ilustración, el enciclopedismo, la renovación de las
teorías políticas, jurídicas, filosóficas. El pueblo quiere derrocar el
absolutismo y separar los poderes, es así como comienzan las oleadas
revolucionarias que concluyen con la independencia de los Estados Unidos, y
de muchos países latinoamericanos, por supuesto, la culminación será la
Revolución francesa, en 1789.

Todo este desorden revolucionario influye, como es de esperar, en el arte.


El arte se presenta igualmente apasionado, deseoso de cambiar la situación,
es decir abrir la cultura y el arte hacia el pueblo, para que éste al igual que
los aristócratas pudiesen disfrutar de él y así alcanzar el progreso.

Para aleccionar al pueblo se rescatan los ideales clasicistas de la Roma


republicana, los ideales de la ética y la moralidad política y ciudadana. Este
movimiento nace como respuesta o quizás como forma de regeneración
moral de las costumbres y arte del Rococo, que había caído en una
inconsistencia de ideas y de peso intelectual. Era una pintura para deleitar
nada mas que la vista; espejo de una sociedad aristocrática terriblemente
frívola.

Entonces se recurrió al desarrollo de las ciencias. Aplicadas al arte nacen


ciencias como la Estética, la Historia y la Historia del Arte o la Arqueología.
Esto ayuda a que el arte pictórico de la época se vuelva una pintura
histórica, en donde lo preponderante es el dibujo y la forma. También
importan, a partes iguales, la claridad formal y la contundencia del mensaje,
los temas más recurrentes son los mitológicos e históricos.

Los estereotipos de la pintura neoclásica son luz uniforme, anatomías


perfectas, disposición en friso de los personajes, estructura geométrica de
los elementos de la escena, que se reducen a los estrictamente necesarios,
prima la sencillez y la caracterización a la romana.

El artista representante del neoclasicismo es sin duda David, quién fue el


pintor más importante de la Francia neoclásica, posaron para él los más
importantes personajes del régimen napoleónico. Entre sus obras destacan
“El Juramento de los Horacios”, “Napoleón cruzando los Alpes”, etc. Puede
Viaje al Museo del Prado

denominarse como un pintor histórico. En su pintura predomina el dibujo y


las formas claras y precisas, y sus temas son esencialmente históricos.

Otro importante pintor de la época fue Ingres, discípulo de David, famoso


por sus odaliscas y escenas de baños turcos, como la Bañista de Balpinçon, y
2009

sus retratos, en los que al igual que su maestro predomina el dibujo, que es
la principal preocupación del artista.
Viaje al Museo del Prado

5. Romanticismo (fines del siglo XVIII hasta primer tercio del siglo
XIX):

El vocablo libertad pasa a ser, tal vez, el símbolo más caracterizador del
período, lo que se ve claramente implícito en el arte de la época.
2009

Era un movimiento de renovación espiritual y artística, lo que lo llevó a


oponerse a las fuentes de inspiración Grecorromana y el orden del
neoclasicismo, a rechazar la estética clásica y a odiar cualquier
academicismo, lo único que importaba era la libertad de expresarse y de
crear.

Las nuevas fuentes de inspiración proceden del medioevo y de los valores


espirituales consagrados en ese momento, pero también, debido al inquieto
espíritu de los artistas románticos se comienzan a estudiar otras culturas,
hacia el Oriente y hacia América, donde el hombre parecía haber mantenido
el contacto con la naturaleza.

La naturaleza pasa a ser un tema recurrente de inspiración de los pintores


románticos, se recurre mucho a los paisajes.

Los matices se hacen preponderantes, se recupera el color y éste se impone


ante el dibujo. Existe una gran variedad de colores y una gran viveza de
ellos, mucha luz.

Predomina el sentimiento y la sensibilidad en lo racional.

Uno de loa pintores más representativos del Romanticismo es Delacroix,


entre sus obras están "la toma de Constantinopla" y "retrato de un loco
asesino”.

Otro famoso pintor es Millet, como obra de este autor tenemos "El
Angelus". Tiene gusto por el paisaje, temas cotidianos tal y como son. Los
fondos los pinta desfigurados.

Por otro lado está Courbet, una de sus famosas obras, "el entierro de
Ornaz". Este autor se caracteriza por el realismo de los rostros; pinta
escenas de la vida cotidiana, a media tarde.
Viaje al Museo del Prado

Páginas de internet para ampliar información

www.artehistoria.com 2009

www.wolfshade.com/arte/El Greco.htm

http://vereda.hacer.ula.ve/historia_arte/gris_liquido/grisliquido6/reflexvi/Edadmedia.htm

http://clio.rediris.es/fichas_arte/orgaz1.htm

http://galeon.hispavista.com/hectordm/pinturaromántica

http://www.telecable.es/personales/angel1/pinneo/ingres/

www.terra.es/arte/articulo/articulo.cfm?ID=ART3518