MARIA GARCIA DE FLEURY: FRENTE A LA MUERTE (tomo 3

)

1

FRENTE A LA MUERTE OJO: NO ESTA PUBLICADO
DEDICATORIA A mi hijos María Mercedes y Andrés por habernos enseñado que el dolor vivido con aceptación activa junto a Cristo y a la Virgen es motivo de esperanza, de alegría y de crecimiento personal. A los Dres. Tak, Prosnitz, Lee, a Cathy y a todo el personal de los hospitales que cuidan y atienden a sus enfermos con dedicación, amor y profesionalismo. De ellos aprendí la realidad de estas reflexiones que ahora comparto en este libro. A todos ellos GRACIAS

INTRODUCCION Las aspirinas pueden aliviar un dolor de cabeza y hasta quitarlo; pero si el dolor de cabeza se ha producido por presión en el cerebro, buscas que la presión se te mejore, no sólo el dolor porque el dolor es sólo un síntoma. De la misma forma, en las cosas de Dios, no es suficiente usar paliativos, remedios pequeños que mejoren momentáneamente Los cristianos debemos de dejar de usar la Biblia como si fuera una curita para tapar una herida. Es necesario que ahondemos cada vez m’as para eliminar la raíz de la depresión, la angustia o de ese problema que tengamos. que te está atormentando. ¿Cuántas veces has ido a la Iglesia o a una reunión, escuchado el mensaje con el cual te sentiste que ya todo lo tenías “bajo control” y cuando llegaste a tu casa de encontraste que no era así? Te llenaste de frustración y complejo de culpa te consumieron por tu inconsistencia. Te vas de nuevo a la Iglesia para otra dosis de entusiasmo con sus efectos a corto plazo. Un sin fín de buscar y tratar pero pocos logros. Hay quienes van de una conferencia a otra; de un curso a otro, oyen cantidad de cassettes y se siguen sintiendo vacíos. Siempre aprendiendo y nunca llegando a la verdad. En psicología se dir;ia que están escuchando palabras pero no internalizándolas. Cerca de sesenta milllones de personas escuchan Misa Dominical y muchos salen vacíos y con sentimientos de impotencia. Personalmente creo fervientemente en el amor de Dios. Es más lo predico con frecuencia pero en ninguna parte de los Evangelios dice que el amor hace que seamos libres. Lo que sí dice Jn.8,32 es “ Conocerás la Verdad y la Verdad te hará libre” Jesucristo es la encarnación del amor pero vino al mundo para mostrarnos la verdad y salvarnos. A nadie lo podemos liuberar sólo con amor. Sin embargo, la verdad sin amor es dictadura. El amor es necesario cuando le mostramos a alguien la verdad. Cuando se enseña la verdad pero no se tiene amor, te puedes secar como una pasa La verdad sola no edifica a nadie. Te puedo decir las verdades m;as grandes, pero si las digo sin amor, puede herir a una persona en lo más profundo de su ser. Cuando los fariseos encontraron a la mujer cometiendo adulterio, estaban listos para hacer cumplir la verdad escrita en la ley que decía que si una persona era encontrada cometiendo adulterio, debía ser apedreada hasta que muriera. Pero Jesús basándose en el principio de la verdad en el amor, dijo que quien no tuviera pecados que lanzara la primera piedra. Eso acabó con los moralistas del momento. La ley y la verdad deben unirse con el amor para que verdaderamente funcionen Si alguien preguntara cuál es el color de la depresión obtrendría respuestas como gris, negro, marrón. No creo que encontraríamos a nadie diciendo que es amarillo, verde o rojo. La Biblia dice: “El que camina en tinieblas no sabe a dónde va” (Jn12,35). La clave para

MARIA GARCIA DE FLEURY: FRENTE A LA MUERTE (tomo 3)

2

sanarnos, para sentirnos bien mientras caminos en la oscuridad es confiar en Dios y aferrarnos al camino que El nos señale. El solo es quien puede darnos los medios para manejar los conflictos de la vida diaria y darnos esa luz al final del tunel que tanto necesitamos. Dios está vivo y actuante en el mundo de hoy. La Biblia y sus principios demuestran prácticos demuestran que Dios es una realidad y que su poder de sanación es real. PODER DE SANACION DE LA BIBLIA La Biblia está llena de curaciones. Si la aplicamos correctamente a nuestra vida, la veremos actuando porque la Biblia es la Palabra de Dios y por lo tanto es semilla de vida eterna. Si nos negamos a creer en ella, el resulta será enferemdad y pobreza. Dios es el médico más eficaz. Pero tenemos que dejar que su Palabra es es espada de doble filo se convierta en el bisturí de nuestra vida. En ocasiones corta profundo y abre la herida para poder tratarla. Sólo así puede iniciarse el proceso de curación. Debes tocar y tratar tus problemas si quieres que se sanen. No es agradable ver al médico penetrar la piel con el bisturí y abrirle todo un boquete a una persona que tiene un tumor. Pero hacerlo y sacarle el tumor es necesario si la persona quiere seguir viviendo. De igual manera, cuando se está llevando a cabo el proceso de sanación interior puede producir mucha conmoción personal, turbulencia espiritual, incomodidad, pero se va hacia el camino de sanación. Cuando la Palabra de Dios se convierte en el Gran Cirujano que opera en .lo más profundo de las heridas y dolores, debemos dejar que el Espíritu Santo lleve a cabo los procedimientos normales para explorar y sacar de raíz los problemas. Para todo esto es neceario tener fe. la fe es básicamente un asunto del corazón, un proceso contínuo de alineamiento personal con Jesucristo. Por eso es que el cristiano nunca se gradúa. Jesús no ofrece cursos ni diplomas que digan: “estás graduado de cristiano”. San Pablo decía:”..continó mi carrera por si consigo alcanzarlo , habiendo sido yo mismo alcanzado por Cristo Jesús.” (Flp. 1,13) Queriendo decirnos que nunca vamos a poder alcanzar a Dios por completo. En Jesucristo siempre hay más por alcanzar. EL INSTRUMENTO DE SANACION DE DIOS El instrumento más importante de sanación que tiene Dios no es su siquiatría, ni su sicología, ni tampoco sus consejos. Es su Iglesia. Jesucristo estableció su Iglesia para que sirviera de puente entre Dios y los seres humanos. La Iglesia no es un invento de algún sacerdote sino de Jesús mismo cuando le dijo a Simón: “Simón de ahora en adelante serás Pedro y sobre ésta piedra edificaré mi Iglesia” y después de resucitar le dijo: “apacienta mis corderos, apacienta mis ovejas”. Cada cristiano debe ser u instrumento de sanación para el mundo. Tenemos todo el poder de sanar en nuestras manos, sindeseamos ser sanados primero. En sentido figurado, la Iglesia es como el hospital del alma para todas aquellas personas que deseen crecer y ser sanadas. Cuando la persona tiene una adecuada relación con Dios, con los demás y consigo mismo, está dispuesto a hablar de Jesús. Cuando comparte con otras personas de su comunidad, de su Iglesia, se siente apoyado. La gente querrá asistir a la Iglesia donde esa persona feliz va. Y esa Iglesia crecerá. Un día un sacerdote joven le preguntó a uno viejo: “Oiga Padre por qué su Iglesia está siempre llena y la mía medio vacía?” Y el sacerdote viejo le resopondió: “Hijo, porque cuando tú predicas tu apuntas a la cebeza. En cambio, yo apunto al tercer botón de la camisa”. ¿POR QUE LA GENTE SE ENFERMA? Se dice que un ochenta por ciento de las enfermedades tienen un origen sicológico. EL cuerpo de las personas se enferma porque no ha solucionado los conflictos internos, las tensiones, las heridas de una forma que le sea satisfactoria. En la Iglesia la persona debe

MARIA GARCIA DE FLEURY: FRENTE A LA MUERTE (tomo 3)

3

encontrar esa comunidad redentora que la ayude en el nivel emocional. Jesús predicó (se dirigió al espíritu); enseñó (se dirigió al alma) y sanó (se dirigió al cuerpo). “Jesús entró en la sinagoga, el sábado en la mañana y se levantó para hacer la lecutra. Le entregaron el libro del profeta Isaías y, desenrrollando el volumen halló el pasaje donde estaba escrito: “El Espírtu del Señor está sobre mí porque me ha ungido. Me ha enviado a anunciar a los pobres la Buena Nueva, a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos y proclamar el año de gracia del Señor” (Lc.4,16-19) “Y Jesús recorría todas las ciudades y los pueblos, enseñando en sus sinagogas, proclamando la Buena Nueva del Reino y sanando toda enfermedad y dolencia”. (Mt.9,35) Actualmente pareciera que estamos saturados de enseñanzas y predicación. Se escriben libros, se dan conferencias, cursos y sin embargo, hay más personas que nunca con necesidad de siquiatras. ¿Por qué? Quizás hace falta que ayudemos a las personas a a sanarse emocionalmente de manera que funcionen adecuadamente como personas, padres, esposos, ciudadanos responsables, miembros de la Iglesia. Cuando murió Lázaro “Jesús se echó a llorar” (Jn11,35) Viendo a Jesús llorar, vemos a la humanidad. Lo que Jesús hizo luego brinda una enseñanza en cómo manejar las heridas emocionales y los conflictos: “Dicho ésto, Jesús gritó con voz fuerte: ¡Lázaro , sal fuera! Y salió el muerto, atado de pies y manos con vendas y envuelto el rostro en un sudario. Jesús les dijo: Desátenlo y déjenlo andar”. (Jn11,43-44) Jesús el único que puede darnos vida, habló con autoridad y les dijo que desamarraran a Lázaro y lo dejaran libre. Con ésto Jesús está diciéndonos que El es la vida y puede dársela a quien quiera. tal como lo hizo con su amigo Lázaro. Jesús no desamarró a Lázaro, sino que le dijo a los que estaban por allí que lo desamarraran. Jesús le da la vida a quien la tiene perdida si se lo piden. El espíritu de la persona salvada está ahora vivo y, si muere, irá al cielo. Es muy posible que, a pesar de que Cristo vino a salvarnos, los cristianos vivimos con falta de auto-estima o esclavizados por el pasado. Necesitamos ser desatados, pero también necesitamos “salir fuera” de la tumba. Cristo da la vida, la Iglesia ayuda a desamarrar. Los miembros de la Iglesia están llamados a ser personas responsables que ayuden a desamarrar a ls personas para dejarlas libres. Es todo un ciclo maravilloso de resucitar de entre los muertos (muerte espiritual) para verse emocional y sicológicamente libre y luego hacerle a los demás lo que quisiéramos que hicieran con nosotros. Tu propósito de sanarte será real cuando estés dispuesto a parecerte cada día más a Jesús. Mientras más te parezcas a Jesús, más te interesarán “las cosas del Padre”. El propósito de sanarte es convertirte en un ministro de sanación. Ten siemopre presente qiue “Lo que graits recibiste, dalo gratis” (Mt 10,8) Dios te invita a que seas parte de la solución de los problemas del mundo. Pero recuerda que no puedes dar lo que no tienes. EL MIEDO A LA MUERTE Existen diferentes tipos de miedo aunque algunos son básicos para todos los seres humano. Todos vivimos con algún tipo de temor. Y el miedo a la muerte es uno de los más comunes. Pero es producto de desconocer el sentido de la vida. Los que le temen a la vida, le temen a la muerte. Los cristianos le hemos permitido que los no-crisytianos sean quienes dicten lo que debemos creer o no. Como para los no-cristianos la muerte no tiene sentido, estos han hecho que la veamos como algo horrible y cpomo una experiencia de mal. El mundo le tiene tanto miedo a la muerte que hasta hemos llegado a pretender que

MARIA GARCIA DE FLEURY: FRENTE A LA MUERTE (tomo 3)

4

no existe. Vestimos a los muertos y hasta preguntamos “¿se ve natural?”. El miedo a la muerte viene del mundo de afuera. En ninguna parte de la Biblia dice que debemos tener miedo a morir: “Oh muerte, dónde está tu aguijón? “ (1 Cor, 15,55) Dios puede convertir la muerte en un gran triunfo. recordemos las palabras de Jesús cuando murió Lázaro: “Esta enfermedad no es de muerte, es para la gloria de Dios” (Jn.11,4) “No teman a los que matan el cuerpo pues no pueden matar el alma” dijo Jesús en otra parte. Uno de los puntos más bellos del Evangelio no es cuando las multitudes siguen a Jesús, sino cuando pregunta: “También ustedes quieren abandonarme?”. La grandeza del Evangelio no está en todos los discursos y milagros que dijo e hizo Jesús sino en que fue colgado en la cruz, solo. La cruz, que es el símbolo de los cristianos, es un símbolo de ejecución y fue así como murió el Salvador. “Temblar ante los hombres es un lazo, el que confía en Yavé está seguro” (Proverbios 29, 25) Es decir, teme a Dios y nunca le temerás a los seres humanos. LA DEPRESION A lo largo de la historia de la humanidad, los seres humanos hemos conocido el problema de la depresión. La depresión es una expresión de una pérdida que es muy significativa para uno, o el temor a perder algo. En el libro de los Salmos hay ejemplos de depresión. Tale es el caso del Salmo 69 donde el Rey David dice: “Sálvame oh Dios porque las aguas me llegan hasta el cuello. Me hundo en el abismo sin poder hacer pie; he llegado hasta el fondo de las aguasa y las olas me anegan. Estoy exhausto de gritar, arden mis fauces, mis ojos se consumen de esperar a mi Dios” (Sal.69,1-3) A lo largo de la Biblia se puede aprender a manejar la depresión. Los cristianos somos gente de esperanza. Todo lo contrario a la depresión. Por eso, tenemos que hacer algo cuando estamos deprimidos. Tanto el Rey David como Job gritaron desde lo hondo de la depresión. Ambos fueron héroes de la fe y hombres poderosos de Dios, sin embargo, conocieron el sabor de la depresión. “Como esclavo que suspira por la sombra, o como jornalero que espera su salario, así meses de desencanto son mi herencia y mi suerte noches de dolor. Al acostarme digo: ¿Cuando llegará el día? Al levantarme digo: ¿cuándo llegará la noche? y hasta el crepúsuclo estoy ahíto de inquietudes....” (Job 7,1-6) El mismo Jesús, después de la Ultima Cena, estando en el Huerto de los Olivos reeezaba diciendo: “Padre si puedes apartar de mí este cáliz...pero no se haga mi voluntad sino la tuya” (Mt 26,39) Si la Biblia hubiera sido escrita por un historiador en lugar de estar inspirado por el Espíritu Santo, el párrafo de Job hubiera sido eliminado. Todos experimentamos algún tipo de depresión normal. Todos tenemos nuestros “días malos”. La diferencia entre unos y otros es que unos logran salir de la depresión y otros permanecen. Ejemplos son: el profundo sentimiento de pérdida a raíz de la muerte de un ser querido; cuando una persona se retira del trabajo puede entrar en un depresión post-retiro. Hay un sentimiento de inutilidad que hace a la persona sentirse que ya no vale para nada. La depresión que sobreviene a los padres con el síntoma del “nido vacío” o cuando la persona se entera de que tiene una enfermedad terminal.... Una persona deprimida no tiene fuerzas para concentrarse en el estudio. Cuando a uno le viene un alumno y le dice: “Profesor no puede concentrarme” Lo que está diciendo en realidad es : “Estoy deprimido. No me puedo concentrar por la depresión.” A esta persona no hay que enseñarle técnicas de estudio sino sacarlo de la depresión y podrá volver a estudiar.

MARIA GARCIA DE FLEURY: FRENTE A LA MUERTE (tomo 3)

5

La depresión surge cuando la persona está insegura. La vejez no es sinónimo de depresión. Hay muchos viejos que le han encontrado a sus vidas un sentido en ésta nueva etapa de sus vidas. La depresión nerótica si requiere tratamiento. Muy distinto a la depresión normal en la cual uno piensa “esto ya va a pasar”. El neurótico deprimido, se deprime por cualquier cosa pero básicamnete su depresión se debe a dos factores: a un gran cargo de conciencia (sentido de culpabilidad) o a una gran rabia reprimida. Hay quienes usan la depresión como un auto-castigo. Piensan que no merecen ser felices y se castigan a si mismos sintiéndose deprimidos. Cuando entendemos la cuasa de la depresión podemos lidiar con ella y vencerla. Conocí a una joven que sufría de fuertes dolores de cabeza. había ido a cinco médico y a un psiquiatra y nadie la había podido curar. Hablando con ella, me dí cuenta que sus dolores de cabeza eran una forma de auto-castigo. A través de la conversación salió a relucir que un día había tenido una gran discusión con su mamá: “Era un jueves, me acuerdo clarito” dijo. Esa tarde, a la mamá le dió un derrame cerebral y murió. La joven se sentía la causante de la muerte de su madre. “Nunca podré olvidar ese jueves” me dijo. Fue difícil pero al sacar a flote la frase de que nunca podría olvidar ese jueves, la joven comenzó a enfrentarse con su problema y consigo misma. Había por fin dado el primer paso: enfrentarse con su sentimiento de culpabilidad. Nadie puede ocultar sus emociones. Mientras más rápidamente las admita, más fácil será superar el problema Un mal sentimiento nunca va a permanecer en uno, si uno lo acepta. Si una persona está brava y habla de su bravura, la bravura empieza a desaparecer. Siempre hay algo que uno puede hacer por sí mismo para sanarse. EL CICLO DE LA DEPRESION Las situaciones de angustia y molestia producen frustraciones, la cuales se pueden convertir en rabia. La rabia tiende a convertirse en sentimiento de culpabilidad, lo que a su vez, produce depresión y la depresión produce angustia y molestia y vuelve a comenzar el ciclo. La tensión también produce frustración, la cual se puede convertir en rabia, culpabilidad y depresión. Por eso hay que comenzar a darle solución a la frustración, angustia o molestia desde el primer moemnto para evitar el ciclo depresivo. COMO SALIR DE LA DEPRESION La tensión, me explicaba mi cuñado, es como un arco que se va tensando y tensando. Hay niveles y grados de tensión. Lo inteligente es saber graduar la tensión que el arco puede soportar. Todos vivimos con tensión de algún tipo. Nadie se escapa de ella. Hay que aprender a elevar el nivel de tolerancia frente a la tensión. La forma de elevarlo es con disciplina, organización, aprendiendo a aceptar las frustraciones del día, aprendiendo a aceptar las propias limitaciones. Mientras más se eleve el nivel de tolerancia, podrás tenre más tranquilidad personal y menos necesidad de expresar hostilidad hacia todo lo que te rodea. Cuando la hostilidad es muy grande contra uno mismo se puede hasta llegar al suicidio. El suicidio no es otra cosa sino la rabia volteada hacia uno mismo en niveles muy profundos. Por eso es tan importante que parendamos a manejar nuestras frustraciones, tensiones y rabia. Cuando uno está bravo, debe expresarlo. La Biblia enseña que la rabia no es mala a menos que te ancles en ella. Porque al anclarse se produce odio y resentimiento los cuales sí son pecado. “Fortalézcanse en el Señor y en la fuerza de su poder” (Efesios 6,10) Dios llama a que seamos fuertes en El. No es una escogencia. Por eso es que los cristianos que van a la Iglesia solamente los Domingos, son débiles, porque se alimentan de Dios una vez a la semana. ¿Has tratado de alimentarte alguna vez cada tres días? Los cristianos que

MARIA GARCIA DE FLEURY: FRENTE A LA MUERTE (tomo 3)

6

quieren ser verdaderamente maduros para enfrentar la vida con todas sus necesidades necesitan más sustancia espiritual. “Revístanse de las armas de Dios, para poder resistir las asechanzas del demonio. Porque nuestra lucha no es contra la carne y la sangre, sino contra los Principados, las Potestades, contra los Espíriuts del Mal que están en las alturas. Por eso, tomen las armas de Dios para que puedan reisstir en el día malo, y después de haber vencido todo, manténgase firmes. Ciñan su cintura con la Verdad y revístanse de la Justicia como coraza; cálcense los pies con el celo por el Evangelio de la paz, abrazando siempre el escudo de la fe para que puedan apagar con él todos los encendidos dardos del Maligno. Tomen también el yelmo de la salvación y la espada del Espíritu que es la Palabra de Dios, siempre en oración y súplica, orando en toda ocasión en el Espíritu, velando juntos con perseverancia e intercediendo por todos los santos.” (Ef.6,11-20) QUE PENSAR O DECIR EN LOS MOMENTOS DE DEPRESION Hay una serie de pasajes de la Biblia que dan fortaleza como por ejemplo: “Si caminamos en la luz,como El mismo está en la luz, estamos en comunión unos con otros y la sangre de su Hijo Jesús nos purifica de todo pecado”. (1Jn.1,7) “Si alguno peca tenemos a uno que aboque ante el Padre: a Jesucristo, el justo”. (1Jn 2,1) “Todos pecaron y están privados de la gloria de Dios y son justificados por el don de su gracia, en virtud de la redención realizada en Cristo Jesús”.(Rom.3,23) “Porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres por el que nosotros debamos salvarnos” (Hechos 4,12) “Porque al nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en la tierra y en los abismos y toda lengua confiese que Cristo Jesús es Señor para gloria de Dios Padre” (Flp 2,10-11) “Dentro de mi corazón he guardado tu promesa para no pecar contra tí Señor” (Salmo 119,11) SERIE: EL SUFRIMIENTO Y YO ESTOY SUFRIENDO, SEÑOR ¿DONDE ESTAS? tomo 1 DANDOLE SENTIDO AL SUFRIMIENTO tomo 2 FRENTE A LA MUERTE tomo 3 ORACIONES DEL ENFERMO tomo 4