La música y danzas populares vistas a través de El Nacimiento de la Tragedia del joven Nietzsche.

La “obra de arte del futuro” será, por tanto, el producto de una fuerza de base social nacida de un deseo colectivo, y deberá contener el espíritu de la humanidad libre, por encima de todas las barreras nacionalistas. Ese papel del pueblo es afirmando rotundamente al final de la Obra de arte futuro: “¿Quién será el artista del futuro? ¿El poeta? ¿El actor? ¿El músico? ¿El artista plástico? – Digámoslo en una palabra: el pueblo (…) al único al que le debemos el arte en general.” L. E. S. Guervós1

El Sí de lo popular, para el Nietzsche Joven, es el baile y la canción colectiva, un sí oculto que se manifiesta fuera del individuo, indiferenciado y dotado de hermosura cuando se allega a la comunidad mediante la danza y la música. En El Nacimiento de la Tragedia las alusiones hechas al baile de San Vito y los Fuegos de San Juan, así como a las canciones populares alemanas, nos hablan de lo popular afirmativo. Este sentido se construye por la tradición entendida no en un sentido lato, entenderíamos tradición entonces como ese movimiento rítmico de conocimiento que se antepone a la historia escrita, es decir, el conocimiento transmitido vía las enseñanzas prácticas de una comunidad determinada2. Hoy en día se crean nuevos rituales con nuevas manifestaciones que redimen a la colectividad ante la fuerza incontenible de la naturaleza, las nuevas tradiciones no son sino la adaptación de aquellos saberes originarios que se niegan a ser destruidos por un mundo que todo lo quiere en un archivo para poder controlarlo. La comunidad x o y se redime ante lo sagrado por medio de expresiones estéticas, artísticas; rituales que el turismo contemporáneo ha querido poner en sus itinerarios perfectos. La resistencia al apropiamiento turístico de lo popular
1

En el texto de Luis Enrique de Santiago Guervós, Arte y Poder, aproximación a la estética de Nietzsche , Madrid, Trotta, 2004, pág. 58. este fragmento aparece como una paráfrasis de Richard Wagner y remite a una obra de él, aquí incluimos también la referencia para no omitir este detalle. Wagner, 2000, 164. Sobre arte y pueblo, Cf. Cabada Castro, 1994 187-194 ss. 2 Tradición que se opone a la Historia en varios puntos. Agustín García Calvo ( Historia contra Tradición. Tradición contra Historia, Madrid, ed. Lucina, 1998, 59 págs.) hace notar que ya el mero hecho de hablar de la Tradición, de explicarla, es idealizar a la Tradición y por lo tanto convertirla en Historia. Una definición de tipo negativa es que Tradición es cualquiera de esos procesos humanos en donde no se da una visualización reflexiva ni la ideación desarrollada de las mismas, sino que actúa de forma mecánica y rítmica a la vez, que surge corporal y/o inconcientemente. Procesos automáticos podría llamárseles. García Calvo da ejemplos más que descripciones: Danzar, cantar, tocar instrumentos musicales (no con lectura musical), el andar mismo, la recitación como improvisación, la narración de cuentos en donde parece que todo sucede otra vez cuando se cuenta, algunas formas de teatro, el hablar mismo como contraponiéndose al uso noético del lenguaje, técnicas de caza, de la guerra o las actividades del campo, etc. A estos procesos se le conjugan algunos rasgos de tipo noético-histórico. Pero siempre secundariamente, y no al revés, mientras sea la Tradición la que realmente esté ejecutándose y no su remedo sintético.

1

los bailes negros en Guerrero. mientras Apolo está a la espera de que aquello termine para que el dios de la individuación recoja a los extasiados y les devuelva su máscara cotidiana que promete un nuevo regreso de Dioniso. pág. el todo experimentado en la colectividad cargada de un nuevo sentido mediante el arte. los carnavales en todo el mundo. Nietzsche. pero no es dolor el mundo. El Origen de la Tragedia. reconciliación con el Todo. se configura una vez que el fuego se prende y la danza comienza.3 Baile y canción surgen en la colectividad que desea integrarse.afirmativo continua. las encontramos hoy como ayer. baila y hace palmas. Buenos Aires. un perderse en la colectividad que sólo copia las grandes individualidades. Este dirigirse al Uno primordial. los fandangos en todo el país. Sus gestos delatan una encantadora beatitud. un ejemplo son los Voladores de Papantla. Existe un sentido negativo de lo popular en el pensamiento de Nietzsche. las danzas hindús. su peculiaridad es anti afirmativa. quienes han defendido a capa y espada los elementos rituales originarios de su expresión milenaria. quien se vislumbra atrás del velo transparente de Apolo. los raves subterráneos. Lo otro popular. la recuperación de la música y danzas africanas. Existen 3 Fiedrich. la muchedumbre como el la nombra en el NT. que resiste a ellas y que sirve de instrumento para aquellos que saben manipular las masas. el populacho. Terramar-Caronte. Estas manifestaciones son muestras de lo dionisíaco. etc. 28. El primero es celebrado y su fuerza rodea a los convidados que mediante la bebida narcótica y el baile desenfrenado le rinden tributo. y seguirán dándose mientras la vida siga: la música de batás para santería y los bailes a los Orishas. la música va escuchándose y la multitud corea. deshacerse de su máscara-individuo con la intención de integrarse en el Unoprimordial. lo popular que no niega lo diverso de la existencia: Sé que en el mundo hay dolor. hasta el punto de conformarse como organización civil para ser ellos los únicos que dicten los elementos constitutivos de su hacer artístico y ritual. el hombre se siente miembro de una comunidad superior: ya se ha olvidado de caminar y hablar y está a punto de volar por los aires danzando. fundirse en la matriz. 2005. El filósofo de la ruptura lo sabe: Cantando y bailando. Expresiones colectivas redimidoras con el todo. 2 . mienta la canción titulada Ay Mariposa del cantautor cubano Pedro Luis Ferrer. ahí se presenta Dioniso y Apolo.

Por una parte son copias difusas de los grandes hombres. ya se comienza a vislumbrar el éxodo del dios terrible y bello. Zaratustra baja de la montaña y lo primero que se encuentra en el pueblo es la gente reunida afuera del mercado esperando diversión. La nueva comedia ática transporta al espectador. aquí se acusa a Eurípides de haber llevado las pasiones más bajas y vulgares a escena. Las mezcolanzas de la religión católica con las danzas y celebraciones en los lugares donde se impuso ésta. ejecutadas sobre mal papel y con clisés usados. cuando en Edipo en Colono se apela más a los caracteres psicológicos de los actores que a la representación de la realidad inmanente de lo desbordante de la vida. En otras obras desarrollará pensamiento sobre el tema del populacho. a su musicalidad dionisiaca. un si y un no. se resistió a Dioniso. En pocas palabras: se teoriza la tragedia convirtiendo la concepción del mundo en una descripción que pretende agotar ilusoriamente lo que sólo mediante la música y el sentido dionisiaco se podía acceder. y Sócrates le ayudó en el ámbito Filosófico.referencias a lo anterior cuando en la obra se habla de la decadencia de la tragedia. En su libro más conocido. las aglomeraciones. son consecuencias de esto. Es hasta obras posteriores que su crítica de las masas amorfas se vuelve más incisiva. la música de la Tragedia es hechada a un lado. lo inane por encima de lo más sublime. esa la fórmula socrática. 3 . …Las masas no me parece que merecen atención más que desde ciertos puntos de vista. se oculta pero no desaparece. Eurípides corrió a Dioniso y a los Silenos y subió a la multitud que quiere comedia y no Tragedia. Aunque ya desde Sófocles se comienza a dar este desplazamiento de Dioniso. La reducción del coro y el surgimiento en escena de los discursos explicativos de la trama. los que no soportan estar con su soledad. a la escena. provocando un placer cómodo y fácil en el desarrollo de la obra: todo lo bello debe de ser comprendido. se vuelve un culto para iniciados. La tragedia muere y Dioniso huye. nos hablan de un Dioniso salvaje que se niega a abandonar el ritual colectivo que por derecho es suyo. calcó aquellos sentimientos vulgares y fáciles. la multitud de lo fácil. a la fuerza y potencia con la que había trabajado Esquilo. la aparición del prólogo de Eurípides. para grupos selectos. al pueblo con sus pasiones bajas y vulgares. y se comienza el recorrido dionisíaco al margen de lo oficial y lo establecido. Eurípides les dio aquello que necesitaban y esa multitud le sirvió a él para hacer popular su obra. su máxima actividad es un parpadeo de ojos. serán atacados por el león Nietzsche.

4 . curarnos en vida. Los pueblos sufren. Nos tropezamos con este multisentido de lo popular. corran los ríos de vino rojo. la insoportable necesidad de la sociedad nos recuerda. Nietzsche. canten todos en el fandango interminable! El dolor se transforma como larva en mariposa. son los instrumentos en la mano de los grandes. La conexión con el Todo a través de lo popular afirmándose en el ritual musical. en el pensamiento asistemático del filósofo póstumo en vida: lo popular afirmando y negando la vida. Leviatán. nos ayuda a situarnos como mortales. 2000. Para Nietzsche la canción popular guarda la doble vena de lo artístico: lo apolíneo y lo dionisíaco.4 Vemos que cuando la comunidad no se encuentra bailando y cantando entonces toma un cariz de objeto. todos los días. como bien lo supo Eurípides. tanto tradicional como contemporáneo. Recordemos. a sabernos como finitos y a reconocernos unos con otros en la comunidad del sufrimiento al que hay que transmutar juntos. 176. la paz y la guerra también son parte de ser humano. que la estética de artista propuesta aquí. simplemente el dolor es parte inmanente de la existencia. ni de nosotros mismos. “uno de tantos malentendidos cristianos”. Consideraciones intempestivas. y. nuestro gusano social deja de arrastrarse para emprender el vuelo que nos conducirá a la rosa de la vida. rosa con espinas y que surge desde la tierra. como perros hambrientos nos arrancamos pedazos de carne. y hoy lo sabe también cualquier político rastrero o pseudo artista de la decadencia. de nosotros a cada momento. que hay sufrimiento en cada rostro que se pierde en el abismo de la masa. Pero aquí no debemos agachar la cabeza y compadecernos de los demás. o polisemia. Trasladamos la mirada a nuestra sociedad actual. en la muchedumbre se reúnen todas las escisiones.luego son la resistencia que encuentran los grandes. Todos los aforismos. Argentina. Canción y baile popular. pág. para darle menos vuelos retóricos a este escrito. El goce. que el sahumerio nos posea y nos eleve. barrera y clon mal facturado. aquí el dolor no es algo que se evite o se busque. volteamos y nos vemos destruyéndonos unos a otros. resistencia e instrumentos. 4 F. la ira. El dolor es parte de la sociedad. Rescataremos para este intento de conceptualización esquemática el sentido afirmativo. La enmienda es canción y baile: ¡la enfermedad no es mortal! Podemos vivir adoleciendo y como el joven en la tocada de punk en los 80s. ¡cantemos y bailemos hasta que amanezca. tres son las funciones del populacho: copias. por último.

pues ya es algo superior el saberse parte de toda la grandeza del Uno Primordial. Dioniso y Apolo: ellos son representaciones de las fuerzas que atraviesan la vida. La existencia torna en algo sagrado. el guaguancó! Y Dioniso baile en Río de Janeiro mientras Apolo baila disfrazado de una hermosa diosa de piel negra. devorándolo y creándolo al mismo tiempo. el dios de Delfos en el baile y el salvaje que vino de Oriente en la canción pero no estáticos. Dioniso le muestra la incontenible radiación de poder que constantemente se agita por todas partes. independientes al juicio de la humanidad. sino en una continua mezcla. y en eso es precisamente donde el hombre debe reconocerse. ya que el despliegue de esas potencias así al desnudo lo terminarían liquidando.se asienta. con la cuales se cobija y encuentra calor necesario para poder existir. aunque sea efímeramente satisface y a la vez hiere. Respecto al ser humano (llamado genéricamente Hombre en Nietzsche) estas fuerzas resarcen la herida ocasionada por el vacío de la existencia. conociendo sus límites para poder comprenderse. en el sentido que manifiestan características esenciales al arte por sí solas. en Dioniso. siempre cuidando el velo transparente que permite observar la silueta de Dioniso. y poder dar cuenta de ello. en el arte que busca la pureza. Una vez que se sabe que detrás de la bella forma se encuentra el despliegue de todas las potencias vitales. en contraposición a la epopeya exclusivamente apolínea. como eternos recién casados. pero estas fuerzas. porque el baile es imagen bella en movimiento pero Dioniso es el dios bailarín. el hombre encuentra una liberación de esas energías que lo cobijan en la creación. en el cual el ser humano debe reconocerse. la apariencia resurge más poderosa. son artísticas. Una cita del texto nos da suelo firme para aterrizar nuestras ideas Pero. a la forma dada. la desbordante desmesura del universo que se renueva constantemente. la unidad. Y darse cuenta en la colectividad mediante Apolo y Dioniso. ¿qué es la canción popular. sino como un sentido propio a todo el universo. Pero para esto no bastaría sólo Dioniso. en la dos representaciones primordiales de la existencia: Apolo y Dioniso. pero no como una consolación. una tormenta vital que nunca termina y que arrasa con todo. y la música es lo inaprensible pero en la letras de la canción encuentra la forma apolínea. en Apolo. sino el perpetuum vestigium de una mezcla de lo apolíneo con lo dionisíaco? Su difusión inmensa en 5 . como es la belleza plástica de las formas de la naturaleza dada y la visión clara de las mismas. dejando al hombre como algo perdido en la totalidad. el coro popular canta y se forma una sóla voz que canta: ¡el Guanguancó. a grosso modo. Apolo le convida de su luz y el ser humano puede regresar al individuo. para Nietzsche.

es decir. le recuerda sus orígenes. sino como parte constitutiva de nuestro ser creador. y pensamos en la canción de la revolución mexicana. el sueño embriagador de las melodías.5 Y el baile popular agregaríamos. nuestras relaciones. 6 . en este sentido. todo sucede necesariamente como muestra en micro de lo macro que es la vida en su totalidad. Nuestros comportamientos. que se van dando siempre de acuerdo a los diferentes contextos. se manifiesta en el sueño. la cumbia colombiana y la música gitana. o los cantos kurdos. 44. es para nosotros un testimonio de la fuerza de este doble instinto artístico de la naturaleza. serán sólo manifestaciones de un mismo carácter creador. El Origen de la Tragedia. Fisiológicamente Dioniso tiene una significación que se manifiesta a través de la embriaguez. y su referencia a la historia de la humanidad. y bailamos con esta pierna y este brazo. pág. así como la alegría y la dicha. en la relación con la intensidad de ese padecer. Nótese también que refiere a manifestaciones siempre nuevas. matanzas y bombas nucleares. provocándonos la visión de los dioses. nuestros cuerpos sudando con los brazos alzados. no como algo aislado y pecaminoso. sería posible demostrar que toda época fecunda en canciones populares sintió también el tormento. instinto que deja su huella en la canción popular. qué decir de la danza Buto y el azul del blues. El dolor y sufrimiento. Apolo toca un acordeón y Dioniso baila break dance. sino que el éxtasis recorre todo nuestro cuerpo y nos hace vibrar como las cuerdas de un arpa al toque de una melodía interminable.todos los pueblos. como estado fisiológico. Apolo. del juego primaveral que nos remite a la naturaleza salvaje en donde no existimos como individuos ilusoriamente elaborados. son vistas en su generalidad. Históricamente. su fundamentos. nos hace buscar una muestra de eso que Nietzsche habla. agudizado hasta el más alto punto. en persecuciones a pueblos. todo expresado en la canción popular. de las agitaciones y de lo arrebatos dionisíacos. Todas las flores anteriores nacieron en situaciones crueles y sangrientas. tan diversos como cantidad de culturas existen. Cuando habla del sufrimiento. No podemos olvidar que Apolo se manifiesta en nuestro cuerpo como el sentido de pertenencia hacia el cual tendemos cuando decimos este es mi brazo y esta mi pierna. de la misma manera que los impulsos orgiásticos de un pueblo se perpetúan eternamente en la música. 5 Nietzsche. que debemos considerar como fondo y presupuesto de la canción popular. haciendo de la apariencia masa moldeable. en manifestaciones siempre nuevas. de acuerdo a lo que venimos desarrollando aquí. del canto corporal. La música contagia a la comunidad.

Arte y Poder. “callamos”. “habla”. pág. que continúe un poco más. Trotta. Hasta tal punto esto es así que la música se presenta en algunos momentos como “la esencia de todo lo que es”. que penetra gozosamente la naturaleza entera. y el baile popular. donde las palabras tienen peso. nuestros parámetros son otros. aunque no nos diga mucho sobre la canción popular. El arte es el despliegue de las fuerzas apolíneas y dionisíacas. Por eso. y como tiene algo que decirnos. sus implicaciones podemos derivarlas de ciertos pasajes del NT. qué tal Brasil y la samba. se verá que todo se transforma de repente. sin embargo. Madrid. sin duda. sólo un poco más. El arte en lo popular. o en esos bailes donde la Raza Obrera toca cuatro horas y la gente no deja de bailar y pide y otra.6 Esta esencia ahora llevémosla a la canción y baile popular. La conexión de lo popular con el todo se siente cuando uno escucha en la calle una guitarra.Se nos vienen a la cabeza las melodías de Goran Bregovic. detenemos el caminar callejero y escuchamos la música en medio de la selva. o Inglaterra y su rock sin precedentes. otra. Vayamos a la India y escuchemos los bits electrónicos junto a la tabla. y es que en la calle no se escuchan los argumentos más que a palos. directamente. 2004. mucho más ahí donde las letras se han extraviado entre el olor a mercado y el ajetreo consuetudinario. Luis Santiago Gervós elabora una interpretación muy interesante sobre la música en la filosofía de Nietzsche La Música. y los bailadores de salsa. se despierta esa exaltación dionisíaca. o bien por la fuerza despótica del rebrote primaveral. 7 . y habla del Uno primordial (Ur-eine) como el origen vacío del mundo. 45. para Nietzsche la música tiene toda la magia y ese poder de encantamiento que permite al hombre comunicar con las fuerzas ocultas del mundo. Pero también pone de manifiesto las limitaciones del pensamiento conceptual. el telón de fondo de la experiencia vital y del pensamiento de Nietzsche. se llegue a definir cualquier fenómeno. Esa especie de aura de trama oculta e invisible de la música como arte primordial constituye. Para Nietzsche la música es fundamental en su sistema. no podemos ser exquisitos porque no entendemos. el arte popular contiene estas dos fuerzas Gracias al poder de la bebida narcótica que todos los hombres y todos los pueblos primitivos han cantado en sus himnos. que arrastra en su 6 Luis Enrique de Santiago Gervós. como ese ámbito abarcante en el que encuentra su última justificación la existencia humana. Ya es difícil que en el mundo intelectual. y lo que piden es que la ceremonia popular no termine.

¿cuáles son nuestros rituales actuales? El arte y la vida. bajo el soplo de este mismo poder dionisíaco. y Nietzsche nos lo repite varias veces en el NT. 8 . cantarle. sino que en la antinomia de estos hay también un degustar y un 7 Nietzsche. El Origen de la Tragedia. por ignorancia o estrechez de espíritu. 27. La Salvación viene con la destrucción. y también por sus bebidas narcóticas. el Uno primordial al que se nos es invitado abrazar por medio del baile y la música popular. pág. Hay personas que. bellas melodías.ímpetu a todo lo subjetivo. las muchedumbres más o menos numerosas cantaban y danzaban de plaza en plaza. Basta que lo popular se vuelque sobre sí mismo en un ejercicio llamado ritual. y en plena confianza de su propia salud. cuerpos perfectos. las satirizan o las miran con piedad. encontramos la misma vida atravesándonos una y otra vez. como si se tratase de una enfermedad contagiosa. cuyo origen se remonta a través del Asia Menor. absurda y horrorosa para quien aún vive bajo el signo del hombre teórico y su desilusión creciente. Lo absurdo ya no es tal. entre su cara oscura y su renacer como el fénix. hasta Babilonia y las orgías saduceas. El horror de la existencia nos demuestra que nosotros tenemos un papel en ella. bailarle a la vida. y permite al mismo tiempo. Estos desgraciados no sospechan la palidez cadavérica y el aire espectral de su “salud” cuando pasa por delante de ellos el huracán de vida ardiente de los entusiastas dionisíacos. no se manifiesta únicamente con colores claros. un pueblo puede medirse culturalmente por el número de sus canciones populares. Aun durante la Edad Media alemana. pero bajo la concepción de que la vida particular sólo es reflejo de la totalidad. El arte re-significa el dolor para la comunidad. la vida universal nos traspasa. cuando por medio del arte somos signo del Todo. eso ha sido una constante en todas las culturas. hasta sumergirlo en un completo olvido de sí mismo. 7 La vida puede aparecer como dolorosa. en estas danzas del día de San Juan y San Vito reconocemos los coros báquicos de los griegos. porqué sufrimos. pero una vez que nos sabemos parte del despliegue de fuerzas artísticas del universo encontramos más que un sentido a la vida. Como individuos puede parecernos no tener ningún sentido la existencia. que no se concentra en nosotros individuos el universo. transformar ese dolor en canto de todas las rupturas en el universo para la celebración de las siguientes uniones: la bella apariencia ya no es una ilusión más cuando se puede acceder a su trasfondo intermitentemente. se sienten repelidas por estos fenómenos.

Celebraciones en donde la danza y el baile se combinan con la tortura. y convertir en abono para la tierra de lo que viene. Luis Enrique De Santiago. lo retuvieron a fuerza de conquistarlo con tan múltiples expresiones. 2000. aquí. hoy y siempre! Carlos Rojas Mtz. Trotta. El Origen de la Tragedia. Madrid. Apolo clama con por él. Guervós. 2004. Madrid. Buenos Aires. se manifiesta en los sueños que dan pie a esa canciones y esos bailes. mientras la sangre del cordero vivo era derramada se le decía a la vida que sí. Tradición contra Historia. de nuestro regreso a la casa. 59 págs. a toda la vida. porqué no. Un Ritual antiguo dedicado a Dioniso era famoso por su omofagia. Esa carne cruda es representación de nuestra condición salvaje que se hace presente en varios rituales más. Agustín. ed. Historia contra Tradición. Todos los aforismos. En lo popular se encuentra esta concepción regeneradora de la vida. Fiedrich. una redención de nuestra animalidad. Nietzsche. Nietzsche. En todos los confines del mundo se canta una canción: ¡Dionisos y Apolo que la vida sea. la danza de los diablitos en la rivera del lago de Pátzcuaro o las fiestas sadomasoquistas. Argentina. Fiedrich.placer que sólo aquel que ha estado frente a la existencia como experiencia del Todo sabe masticar. Aproximación a la estética de Nietzsche. Lucina. la santería es un ejemplo conocido. La canción y el baile popular no dejaron partir a Dionisos. 9 Terramar- • . 2005. Caronte. 1998. Leviatán. Octavo semestre Facultad de Filosofía “Samuel Ramos Magaña” UMSNH 2010 Bibliografía Básica • • • García Calvo. Arte y Poder.

10 .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful