Índice

No. 1910 • 9 de junio de 2013
Portada: Octavio Gómez

17
LA CAPITAL

36

ESTADOS / NUEVO LEÓN

6 12
17 20

“Desde 2010 se los dijimos” /Patricia Dávila

36 40
41 42 44

Primera advertencia: Linchamiento en Monterrey /Luciano Campos Garza

JUSTICIA
La torcida justicia de la PGR /Patricia Dávila ABC: Emblema de la impunidad /José Gil Olmos Fábrica de culpables /Rodrigo Vera

ANÁLISIS
La vida de Beatriz /Marta Lamas La visita del dragón /Naranjo Primer semestre /Héctor Tajonar STC Metro: corrupción e impunidad /Ernesto Villanueva

CORRUPCIÓN

26 32

INTERNACIONAL

El polícia que se hizo millonario al amparo de García Luna /Anabel Hernández

46

TURQUÍA: La democracia del gas lacrimógeno /Témoris Grecko
/Témoris Grecko

POLÍTICA
El Pacto por México “tendrá que negociar” con el Legislativo /Jenaro Villamil

50 IRÁN: El reto de los ayatolas 54 HONDURAS: Tregua incierta
/Juan Carlos Ferra García

CISA / Comunicación e Información, SA de CV
CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN: Presidente, Julio Scherer García; Vicepresidente, Vicente Leñero; Tesorero, Enrique Maza

semanario de información y análisis
DIRECTOR: Rafael Rodríguez Castañeda SUBDIRECTOR DE INFORMACIÓN: Salvador Corro SUBDIRECTORA DE COMERCIALIZACIÓN: María Scherer Ibarra SUBDIRECTOR DE ADMINISTRACIÓN: Humberto Herrero SUBDIRECTOR DE FINANZAS: Alejandro Rivera ASISTENTE DE LA DIRECCIÓN: María de los Ángeles Morales; ayudante, Luis Ángel Cruz ASISTENTE DE LA SUBDIRECCIÓN DE INFORMACIÓN: Graciela Zepeda COORDINADORA DE FINANZAS DE REDACCIÓN: Beatriz González EDICIÓN Y CORRECCIÓN: Alejandro Pérez, coordinador; Cuauhtémoc Arista, Tomás Domínguez, Sergio Loya, Enrique de Jesús Martínez, Hugo Martínez REPORTEROS: Carlos Acosta, Jorge Carrasco, Jesusa Cervantes, Patricia Dávila, Gloria Leticia Díaz, Álvaro Delgado, José Gil Olmos, Santiago Igartúa, Arturo Rodríguez, Marcela Turati, Rodrigo Vera, Rosalia Vergara, Jenaro Villamil CORRESPONSALES: Campeche, Rosa Santana; Colima: Pedro Zamora; Chiapas, Isaín Mandujano; Guanajuato: Verónica Es pi nosa; Guerrero, Ezequiel Flores Contreras; Jalisco, Fe li pe Co bián; Michoacán, Francisco Castellanos; Nuevo León, Luciano Campos; Oaxaca, Pedro Matías; Tabasco, Armando Guzmán; Tamaulipas, Ma. Gabriela Hernández

INTERNACIONAL: Ho mero Campa, coordinador; Corres ponsales: Madrid: Alejandro Gutiérrez; París: Anne Marie Mergier; Washington: J. Jesús Esquivel CULTURA: Armando Ponce, editor; Judith Amador Tello, Javier Betancourt, Blanca González Rosas, Estela Leñero Franco, Isabel Leñero, Rosario Manzanos, Samuel Máynez Champion, Jorge Munguía Espitia, José Emilio Pacheco, Alberto Paredes, Niza Rivera Medina, Raquel Tibol, Florence Toussaint, Rafael Vargas, Columba Vértiz de la Fuente; cultura@proceso.com.mx ESPECTÁCULOS: Roberto Ponce, coordinador. espectaculos@proceso.com.mx DEPORTES: Raúl Ochoa, Beatriz Pereyra FOTOGRAFÍA: Marco Antonio Cruz, Coordinador; Fotógrafos: Germán Canseco, Miguel Dimayuga, Benjamín Flores, Octavio Gómez, Eduardo Miranda; ; asistente, Aurora Trejo; auxiliar, Violeta Melo AUXILIAR DE REDACCIÓN: Ángel Sánchez AYUDANTE DE REDACCIÓN: Damián Vega ANÁLISIS: Colaboradores: John Ackerman, Ariel Dorfman, Sabina Berman, Jesús Cantú, Denise Dresser, Marta Lamas, Rafael Segovia, Javier Sicilia, Enrique Semo, Ernesto Villanueva, Jorge Volpi; cartonistas: Gallut, Helguera, Hernández, Naranjo, Rocha CENTRO DE DOCUMENTACIÓN: Rogelio Flores, coordinador; Juan Carlos Baltazar, Lidia García, Leoncio Rosales CORRECCIÓN TIPOGRÁFICA: Jorge González Ramírez, coordinador; Serafín Díaz, Sergio Daniel González, Patricia Posadas DISEÑO: Alejandro Valdés Kuri, coordinador; Fernando Cisneros Larios, Antonio Fouilloux Dávila, Manuel Fouilloux Anaya y Juan Ricardo Robles de Haro COMERCIALIZACIÓN PUBLICIDAD: Ana María Cortés, administradora de ventas; Eva Ángeles, Rubén Báez ejecutivos de cuenta. Tel. 5636-2077 / 2091 / 2062 VENTAS y MERCADOTECNIA: Margarita Carreón, gerente Tel. 56 36 20 63. Lucero García, Norma Velázquez. Circulación: Mauricio Ramírez, Gisela Mares. Tel. 5636-2064. Pascual Acuña, Fernando

58

46
OBITUARIO

77
Cine: El Gran Gatsby /Javier Betancourt Televisión: Apagón analógico /Florence Toussaint

56

Arnoldo Martínez Verdugo y el poder (Segunda y última parte) /Enrique Semo

CULTURA

ESPECTÁCULOS

58
61 64 66

Vicente Leñero, un autor solitario /José Emilio Pacheco El Premio Biblioteca Breve, a 50 años /Rafael Vargas “Soy artesano, ¿y?” /Rafael Rodríguez Castañeda Páginas de crítica

70 72
77 80 82

Las amenazas al documentalista de ABC nunca más /Columba Vértiz de la Fuente

DEPORTES / FUTBOL
Liga MX: La compraventa de plazas /Raúl Ochoa y Beatriz Pereyra Atropello a la afición michoacana /Francisco Castellanos J. Palabra de Lector Mono Sapiens /Pitorréate más /Helguera y Hernández

Arte: Un plan B para La Esmeralda /Blanca González Rosas Música: La médium /Raúl Díaz Teatro: 7 dedos de la mano en el Plaza /Estela Leñero Franco

Polo, Andrés Velázquez. Suscripciones: Cristina Sandoval Tel. 5636-2080 y 01 800 202 49 98. Ulises de León. ATENCIÓN A SUSCRIPTORES (Reparto): Lenin Reyes Tel. 5636-2065. Jonathan García. ADMINISTRACIÓN. RECURSOS HUMANOS: Luz María Pineda, coordinadora TECNOLOGÍA DE LA INFORMACIÓN: Fernando Rodríguez, jefe; Marlon Mejía, subjefe; Eduardo Alfaro, Betzabé Estrada, Javier Venegas ALMACÉN y PROVEEDURÍA: Mercedes Guerra, coordinadora; Rogelio Valdivia MANTENIMIENTO: Miguel Olvera, Victor Ramírez FINANZAS. CONTABILIDAD: María Concepción Alvarado, Rosa Ma. García, Edgar Hernández, Raquel Trejo Tapia COBRANZAS: Sandra Changpo, jefa; Raúl Cruz OFICINAS GENERALES: Redacción: Fresas 13; Administración: Fresas 7, Col. del Valle, 03100 México, DF CONMUTADOR GENERAL: Karina Ureña; Flor Hernández; 5636-2000 FAX: 5636-2019, Dirección; 5636-2055, Subdirección de Información; 5636-2086, 5636-2028, Redacción. AÑO 36, No. 1910, 9 DE JUNIO DE 2013 IMPRESIÓN: Quad Graphics. Democracias No.116, Col. San Miguel Amantla, Azcapotzalco, C.P. 02700. México, DF DISTRIBUCIÓN: Voceadores DF y Zona Metropolitana: Comunicación Telefónica en Línea, SA de CV. Tel. 5535-0732. Voceadores Puebla, Pue.: Jorge López Morán; Tel. 467-4880. Resto de la República y Locales Cerrados: Publicaciones Citem, SA de CV. Tel. 5366-0000.

agencia de fotografía
EDITOR: Marco Antonio Cruz; Dirección: www.procesofoto.com.mx Correo electrónico:rednacional@procesofoto.com.mx; Ventas y contrataciones: 5636-2016 y 56362017

EDITOR: Alejandro Caballero; Correo electrónico: acaballero@proceso.com.mx; Armando Gutiérrez, Juan Pablo Proal y Alejandro Saldívar, coeditores; Tel. 5636-2010 RESPONSABLE TECNOLÓGICO: Ernesto García Parra; Saúl Díaz Valadéz, desarrollador,Tel. 5636-2106 Siguenos en: @revistaproceso facebook.com/revistaproceso

COORDINADOR: Alejandro Caballero; procesoradio@proceso.com.mx; Tel. 5636-2010 Certificado de licitud de título No. 1885 y licitud de contenido No. 1132, expedidos por la Comisión Calificadora de Publicaciones de Revistas Ilustradas el 8 de septiembre de 1976. Proceso es una Reserva para uso exclusivo otorgada por la Dirección de Reservas del Instituto Nacional del Derecho de Autor en favor de Comunicación e Información, S.A. de C.V., bajo el Número 04-2000-112911074700-102. Registro del S.P.M. CR-DFJ-003-99 / Número ISSN: 1665-9309 Circulación certificada por el Instituto Verificador de Medios Registro No. 105 / 21 Suscripciones DF y zona Metropolitana: Un año, $1,490.00, 6 meses, $850.00; Guadalajara, Monterrey y Puebla: Un año, $1,600.00, 6 meses, $880.00. Ejemplares atrasados: $45.00. Servicios informativos y fotográficos: AP, Notimex, Reuters.
Prohibida la reproducción parcial o total de cualquier capítulo, fotografía o información publicados sin autorización expresa de Comunicación e Información, S.A. de C.V., titular de todos los derechos.

agencia proceso de información
EDITOR EN JEFE: Raúl Monge; Editores: Miguel Ángel Vázquez, Concepción Villaverde, Mária Luisa Vivas; asistente: María Elena Ahedo; Tels.: 5636-2087, Fax: 5636-2006

“Desde 2010

se los dijimos”

Rodríguez Almeida, Mancera y Ríos Garza

6

1910 / 9 DE JUNIO DE 2013

LA CAP ITA L El Distrito Federal muestra hoy su verdadero rostro: el de la delincuencia organizada que las autoridades locales se empeñan en negar. Ismael Rivera Cruces, presidente de la Asociación Nacional de la Industria de Discotecas, Bares y Centros de Espectáculos (Anidice), sostiene que desde 2010 le comunicaron al gobierno capitalino acerca de la irrupción de jóvenes en bares y centros nocturnos de la Zona Rosa y otras colonias que encararon a los propietarios de los establecimientos y les dijeron que iban a vender droga. Pero las autoridades no tomaron el guante. Hoy, ante la desaparición de los 12 jóvenes en el bar Heaven, no hay duda de que el crimen organizado está en nuestra ciudad, secunda el dirigente de la Coparmex en el Distrito Federal, Fernando Óscar García Chávez.
PATRICIA DÁVILA
esde septiembre de 2010, decenas de jóvenes comenzaron a frecuentar bares y centros de espectáculos de la Zona Rosa y la Condesa. Iban en grupos de 20 o 30. Desde el principio advirtieron a los gerentes de los establecimientos que estaban ahí para vender estupefacientes; les dijeron que si no les permitían el acceso los matarían. Ante las amenazas, terminaron por abrirles las puertas de sus negocios. Además de violentos, los adolescentes portaban armas largas. Solían arribar a la zona en automóviles viejos, no en camionetas. Y así, de repente, se adueñaron del entorno, según relata Ismael Rivera Cruces, presidente de la Asociación Nacional de la Industria de Discotecas, Bares y Centros de Espectáculos (Anidice). “Atemorizados, acudimos a solicitar ayuda de las autoridades del gobierno del Distrito Federal. Nos entrevistamos con José Ávila, entonces secretario general de Gobierno –hoy es diputado local por el PRD– y Héctor Serrano, su sucesor. “También lo hicimos con el actual titular de Seguridad Pública, Jesús Rodríguez Almeida, quien se desempeñaba como subprocurador de la PGJDF (Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal) y después encargado del despacho del titular de esta dependencia”. Rivera Cruz afirma que él y sus compañeros se reunieron con Rodolfo Ríos Garza, quien por esas fechas era secretario particular del procurador (hoy es el titular de la PGJDF), así como con Manuel Mondragón y Kalb, quien se desempeña-

D

ba como titular de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (actualmente es el Comisionado de la Policía Federal). Esos son los antecedentes de la violencia de alto impacto que se ha exacerbado en las últimas semanas en zonas de la Ciudad de México, incluido el barrio de Tepito, considerada hoy como una zona generadora de crímenes similares a los cometidos por las organizaciones delincuenciales de 2008 a la fecha. Esa violencia contradice al jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, quien insiste en que no existen cárteles de la droga en la Ciudad de México; incluso considera que la muerte de Horacio Vite Ángel en las inmediaciones del bar Black el pasado 24 de mayo, así como la desaparición de 12 jóvenes tepiteños ocurrida dos días después en el Heaven, propiedad del empresario Ernesto Espinoza Lobo, son atípicos (Proceso1909). La noche del jueves 6, un par de horas después de que un comando armado ingresara al gimnasio Body Extreme –en la calle Panaderos 43, colonia Morelos, colindante con Tepito– a ejecutar a cuatro hombres y pese a que aún no iniciaba la investigación, Mancera se apresuró a decir que ese atentado no tenía relación con el del Heaven, pues se trató de una venganza directa. También omitió hablar sobre Antonio Ortega Márquez, quien desapareció de ese mismo bar en 2011. El martes 4, su hermano Pablo Antonio Ortega presentó un escrito de inconformidad ante la agente del Ministerio Público Reyna Lozada Bernal, porque, arguyó, la Fiscalía a Especial de Investigación para Secuestros regresó el expediente DGAVD/CAPE/1012/11-08 al Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes (CAPEA).

1910 / 9 DE JUNIO DE 2013

7

Las contradicciones
El cúmulo de declaraciones apresuradas y contradictorias de Mancera y del procurador Ríos Garza abonan más incertidumbre a las familias de los jóvenes desaparecidos, afirma Eugenia Ponce, tía de Jerzy, hijo de Jorge Ortiz Reyes, El Tanque, condenado en 2004 a 23 años en prisión por liderar la banda de narcomenudistas de Tepito. “El procurador es contradictorio, en reunión sostenida la tarde del martes 4 nos mostró un video en el que se ve un vehículo color vino y un taxi que llegan al bar Heaven. La imagen muestra que siete de los jóvenes bajan del taxi e ingresan al bar, sus padres los identificaron. Sin embargo, nunca vemos que del otro vehículo baje alguien. Por lo tanto, no hay nada que nos confirme que los otros cinco muchachos estuvieron ahí”, dice Eugenia Ponce. No es verdad, agrega, que les mostraron los resultados de la práctica de diligencias como el análisis de 12 videograbaciones obtenidas, según el procurador Ríos, tanto de las cámaras de gobierno como de distintos establecimientos y tampoco abordaron el análisis telefónico de las llamadas que hicieron los desaparecidos.

Rivera Cruces. Advertencias

También hay confusión porque el 31 de mayo, después de que las familias de los jóvenes tepiteños bloquearon el Eje 1-Norte, el gobierno del DF los envió a la PGR para que solicitaran la atracción del caso: “Ahí solicitamos hablar con Jesús Murillo Karam, pero nos recibió (la exdiputada perredista) Eliana García Laguna, coordinadora general de Políticas Públicas de la Subprocuraduría de Derechos Humanos de la PGR, quien incluso se disculpó y declaró que no tenía competencia para atender el caso”, agrega. El viernes 7, el procurador Ríos sostuvo

una tercera reunión con los padres de los jóvenes. Les mostró un segundo video en el cual se observa el momento en que fueron subidos en varios automóviles, pero no se ve a ningún integrante del comando ni a personas encapuchadas. El funcionario afirmó que en los hechos están involucrados 17 personas que se ven caminando frente al bar y a bordo de vehículos minutos antes de la salida de los jóvenes. Josefina García, madre de Said Sánchez –hijo de El Papis, otro de los delincuentes presos–, refuta: “Era un video borroso, con imágenes lejanas en las que se ve a hombres que llegan, estacionan vehículos y caminan por la calle; pero no se ve que suban a los muchachos. No veo a mi hijo y si estaba ahí, quiero ver que salga. Juegan con la vida de ellos. Es una burla. No entiendo por qué lo hacen…” Otra declaración que “desvanece” la versión de Mancera, según publicó Reforma el jueves 6, es la de Gabriel Carrasco, El Diablo, jefe de seguridad del Heaven. Él reveló que Marco Ledesma Rodríguez, El Mosquito, su hermano Dartx, así como Ernesto Lobo y el encargado del bar Heaven –conocido como Polo–, le ordenaron apoyar un levantón que “se realizaría por esos días”.

Octavio Gómez

Desapariciones

silenciosas

“Nos obligan a cerrar las calles”

MARCELA TURATI

P
8

asadas las cinco de la mañana, adentro del bar Virtual de la colonia 18 de Marzo, en el Distrito Federal, el pasado 21 de abril, fueron vistos por última vez cinco jóvenes defeños que permanecen desaparecidos. Ellos son: Rodrigo González Villegas, de 16 años; Jorge Daniel Casasola López, de 19; Jonatan Barrios Ferreira, de 22, y los estilistas

Luis Orlando Flores García, de 20 años, y Jonatan Astivia Velázquez, de 27. “Parece que las autoridades quieren que cerremos la calle para que investiguen, y como las familias (de los desaparecidos) de Tepito eso vamos a hacer, aunque ellos nos dijeron que no hagamos escándalo, pero vemos que no investigan nada”, anunció la señora Guadalupe Velázquez, madre del adolescente desaparecido, entrevistada el pasado viernes 7 tras

salir del Reclusorio Oriente, a donde fue con otros familiares a preguntar por los jóvenes. Las familias se conocieron buscando. Han ido a agencias del Ministerio Público, al anfiteatro, al Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes (Capea) de la procuraduría capitalina y a la recién estrenada Unidad Especial de Búsqueda de Personas Desaparecidas de la PGR. “El bar se cerró desde la desaparición, según dijeron que por remodelación, y por lógica en ese tiempo han de haber sacado escombros y cosas de ahí. No sabemos si a ellos los sacaron de ahí, no hay cámaras, nadie vio nada, sólo un testigo que vio a los cinco y que dijo que cuando salió del baño se extrañó porque ya no estaban y los había visto 10 minutos antes. Pero del Capea nunca abrieron cámaras, así que no sabemos qué pasó”, dijo el comerciante Jorge Casasola, padre de Jorge Daniel, quien lo ayudaba en el negocio. Las familias no pudieron entrar al bar de la delegación Gustavo A. Madero, ubicado frente a la estación de metrobús 18 de Marzo, porque cuando se fueron encontrando y fueron hilando piezas decidieron visitar el bar, pero lo encontraron cerrado. Las familias no dejan de hacer paralelismos con el caso de los 12 jóvenes desaparecidos en Tepito. “El testigo no sabe si salieron del bar, si se los llevaron, si se fueron a otro lado, y lo raro es que a los ocho días cierran el bar para remodelación. Pero ya llevamos 45 días y

1910 / 9 DE JUNIO DE 2013

LA CAP ITA L
De acuerdo con el expediente DGAVD/ CAPE/ T2/891/13-05, el levantón se realizaría cuando los jóvenes acudieran al Heaven. Quien iba a dar el pitazo era Polo. El Diablo se enteró de que la acción se iba a realizar el 26 de mayo en ese bar, por lo que salió del establecimiento a las ocho de la mañana y regresó en el momento en que se realizaba el levantón. “Espera a Mario (Ledesma Rodríguez) para darle seguridad, el cual sale del bar y se retira del mismo con una amiga, al parecer española, y con Andrés Estuard Henonet González, chofer de Rodríguez Ledesma y su esposa, Brenda Angélica Casas Figueroa”. De acuerdo con El Diablo, ese día Henonet González se quedó afuera del bar como apoyo. En sus primeras declaraciones, El Diablo dijo que el secuestro estaba dirigido contra Jerzy Ortiz, hijo del Tanque. Ese día también fueron detenidos Henonet González y Casas Figueroa. Ella declaró que su esposo se escondió luego de la desaparición de los jóvenes y aseguró que él estaba consciente de que en el Heaven se vendían sustancias prohibidas. Al día siguiente El Mosquino se entregó a la PGJDF. “Cuando se registran los hechos del bar Haven, ya habíamos advertido esta problemática a las autoridades capitalinas. Sabían que desde 2010 ciertos lugares estaban siendo presionados por grupos desconocidos que entraban a vender sustancias prohibidas en los establecimientos”, insiste el representante de la Anidice.

Los orígenes
¿En dónde empezó todo?, se le pregunta a Ismael Rivera Cruces. “En septiembre de 2010 (los distribuidores de droga) sometieron alrededor de 150 de los 250 negocios de la Zona Rosa y La Condesa. Llegaban a las 11 o 12 de la noche a los establecimientos y comenzaban a operar. De muchos lugares tuvieron que irse porque no encontraron mercado. Curiosamente se retiraron por un tiempo y el espacio quedó tranquilo durante 2011”, relata. Sin embargo, agrega, en noviembre de 2012 regresaron más violentos, “Iban armados y decían a los dueños de los negocios que si no los dejaban trabajar los matarían o quemarían el lugar. Algunos establecimientos incluso recibieron coronas fúnebres con el nombre del propietario; a otros llegaron cabezas de perro como advertencia”. Eso sucedió en la Zona Rosa, y colo-

La violencia se desborda

nias como Condesa, Roma, Acoxpan, Juárez y el Centro Histórico, principalmente las ubicados en la delegación Cuauhtémoc donde se concentran mil 500 de 3 mil 600 centros nocturnos del DF. Los delincuentes, describe Rivera Cruces, no suelen divertirse como la mayoría de los parroquianos; permanecen de pie y se limitan a observar. Los que se quedan afuera vigilan la llegada de los clientes y observan con qué pagan, si llevan reloj. Aunque, dice, no hay un patrón de conducta especial. Insiste en que en esa época la Anidice

no nos han dado ninguna información: Capea no sirve para nada. Esos nomás dieron puras largas; en la PGR nos traen igual de que están investigando pero en realidad no hacen nada y estamos desesperados porque esto todavía está fresco y no queremos que pase más el tiempo porque va a ser más difícil encontrarlos. Vamos a hacer lo mismo que lo de Tepito para que nos resuelvan como ellos, tratamos de evitar hacer ruido pero nomás no nos dan respuesta. Estamos como cuando empezamos: sin nada”, dice el hermano de Jonathan, Miguel Barrios. “Allá ya catearon, porque en nuestro caso no pudieron. Al menos allá ya catearon el bar, ya tienen tres o cuatro personas arraigadas. Ya tienen lo de las cámaras ellos pero nosotros no tenemos información; ellos ya saben del dueño del bar. Nosotros tenemos 45 días y los de Tepito tienen unos 12 días y ya tienen todo esto. Nos da gusto por los de Tepito y no nos dan nada.” Algunos manejan un dato preocupante –no avalado por todos– pero que dicen haber escuchado de gente que se les ha acercado. No precisan si está influido por las noticias que se han escuchado sobre el caso de los tepiteños. “Cuando se desaparecieron los cinco, de inmediato la gente dijo que era el Cártel de la Unión. La gente nos lo comentaba porque se maneja mucha droga en ese bar”, indica una persona que no quiso ser

identificada. “Dicen que se los llevó La Unión, porque La Unión es la que mueve la droga en todos los bares y podrían haberse querido desquitar contra uno de los muchachos”, afirma otra. Consultado de manera extraoficial, un investigador de la PGR que conoce el caso señala que la autoridad no tiene indicios hasta este momento de que los jóvenes hayan sido sacados del bar o que la agrupación de La Unión hubiera estado involucrada en el delito; confirma que el Bar Virtual es un lugar donde se trafican drogas. Menciona que hay un segundo testigo al que se le pidió información; señala que Astivia Velázquez tiene antecedentes penales y aparentemente fue amenazado el año pasado en un bar por un adeudo, pero dijo que aún no se establece si estos hechos están relacionados con las desapariciones. Para las familias las investigaciones han sido insuficientes. “Hemos ido a la Secretaría de Gobernación con la maestra (subsecretaria) Lía Limón, que nos dijo que ellos no se dedican a buscar personas, y como ni nos iban a ayudar nos retiramos. Nomás le dije: si mi hijo está muerto quiero saber dónde está. Eso lo hago para que a los próximos muchachos que vengan no les pase lo mismo. Es doloroso y da mucha impotencia que no haga nada porque mi hijo no es de una colonia renombrada como Tepito ni hemos andando haciendo argüendes como ellos. Nunca había salido con

esos muchachos; sólo estuvo en un lugar equivocado un día equivocado”, dice llorando la señora Velázquez, angustiada porque su hijo estaba a punto de ser papá. “No sabemos nada nuevo”, lamenta la señora Hilda García, quien denunció la desaparición desde el primer momento. En diversas notas periodísticas se da cuenta de la desaparición de los jóvenes por separado, pero con los primeros datos imprecisos que tenían las familias, las cuales no ubicaban a los demás amigos y desconocían su presencia en el bar. Del relato que hacen las familias se establece que los jóvenes Rodrigo González Villegas y Jorge Daniel Casasola López, provenientes de Iztapalapa, conocieron por Facebook a los estilistas Luis Orlando Flores García y Jonatan Astivia Velázquez, quienes laboran en una estética de la colonia Obrera, a donde acudían a cortarse el pelo. El 20 de abril los dos jóvenes avisaron que estarían juntos. El día 21 sus madres comenzaron a buscarlos cuando se dieron cuenta de que no habían llegado a ninguna de las casas, y tiempo después, en Capea, cuando se encontraron al resto de las familias, supieron que se habían reunido con los estilistas y Jonatan Barrios, amigo de estos últimos. Los cinco fueron vistos después de las cinco de la mañana, y ya nadie volvió a verlos. “Nos están obligando a que cerremos las calles”, fue la advertencia común. O

1910 / 9 DE JUNIO DE 2013

9

L A CAPITAL
presentó denuncias ante funcionarios del gobierno capitalino como José Ávila, Jesús Rodríguez Almeida, Manuel Mondragón y Kalb, quien incluso “nos dijo que iban a hacer trabajos de inteligencia para dar con estos grupos”. También, dice, informaron a Marcelo Ebrard, aunque “no avanzamos porque llegó el cambio de gobierno. Con la nueva administración retomamos el punto, pero aún es tema de agenda”. Rivera Cruces asegura que hace mes y medio se volvió a abordar el tema con el secretario de gobierno, Héctor Serrano; incluso hubo una reunión con integrantes de la Comisión Nacional de Seguridad para hablar sobre la forma de blindar a los negocios de las zonas conflictivas en la Ciudad de México y del resto del país para evitar la venta de sustancias prohibidas. “Cuando le preguntamos al procurador Rodolfo Ríos qué hacer, nos dijo: Denuncien, porque si autorizan la entrada a los narcomenudistas, automáticamente se convierten en cómplices y entonces nosotros aplicaremos la Ley de Extensión de Dominio. Le dije, si… vamos a denunciar con nuestras vidas. Esto fue dos semanas antes de que sucediera lo del Haven”, comenta el dirigente de la Anidice. –¿Hay vigilancia? –No con la consigna de combatir la venta de droga porque se acaba de instalar la Fiscalía de narcomenudeo y ni la PGJDF ni la SSP estaban capacitadas para actuar. A Héctor Serrano le entregue el ABC de cómo regularizar la vida nocturna en la ciudad para transparentarla: le propuse que en internet se verifiquen todos los documentos que avalan la existencia del establecimiento. Los fines de semana las discotecas, bares y centros nocturnos afiliados a la Anidice reciben a millón 100 mil personas, en su mayoría jóvenes, afirma Rivera Cruces. Es a ellos a quien los delincuentes intentan venderles psicotrópicos. –¿Se identifican con algún cártel? –No los tenemos identificados; tampoco sabemos de dónde son. –¿Conoce a los dueños del Crystal y del Heaven? –No, porque son lugares no afiliados y carecen de licencia de funcionamiento y otros requisitos para operar legalmente; son giros negros. En la Ciudad de México deben existir unos 300, la mayoría se concentran en la delegación Cuauhtémoc. A ellos, se suman 20 Afters –donde la gente suele terminar después de la fiesta–. Son demasiados, si tomamos en cuenta que embriagan a los jóvenes con bebidas adulteradas hasta desmayarlos. Según datos proporcionados por funcionarios de la demarcación, en la Zona Rosa hay siete Afters. Tras la desaparición de los tepiteños, cerraron sus puertas. Hoy sólo abren de día el Foster, El Suit y El Roma. –Resulta increíble que el gobierno no los detecte... –Hay impunidad y corrupción en las delegaciones. Su departamento jurídico es autónomo; y para que haya una revisión formal se debe aprobar una orden de verificación. El problema es que, aun sabiendo de la existencia de los lugares que operan de manera ilegal, el jurídico no genera una orden de verificación. “Pedimos a la Secretaría de Gobierno y a la Asamblea Legislativa que se legisle para que el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) tenga todas las facultades para la emisión de licencias de funcionamiento, porque existe un vínculo histórico de corrupción entre las delegaciones y los establecimientos mercantiles, desde una tintorería hasta giros negros”, afirma Rivera Cruces. Desde que se creó el Invea, dice, “seguimos las verificaciones que realiza en materia de impacto zonal en centros nocturnos y no hemos encontrado un solo caso de corrupción. Por intereses económicos, las delegaciones no quieren soltar ese poder. Me refiero a la Cuauhtémoc, Álvaro Obregón, Tlalpan y Coyoacán. diputado y ahora es delegado de la Miguel Hidalgo; Eduardo Santillán, es titular en Álvaro Obregón hoy es diputado; Leonel Luna, ex titular en esa misma demarcación, luego fue legislador y de nuevo titular en Álvaro Obregón. Ellos legislan y acotan el poder. No quieren soltar la parte administrativa de las verificaciones al Invea. –¿Por qué no quieren? –Porque hay intereses económicos de los delegados y los diputados. –¿Se refiere a que reciben dinero por proteger esos establecimientos? –¡Claro! Si multiplicamos 15 mil pesos mensuales –que cada uno le puede dar como “cuota a las delegaciones”– por 3 mil 600 negocios, ese es el monto del interés económico que tienen; por eso no lo sueltan. Es la única forma en que lo interpreto. –¿Qué argumentos les dieron? –El secretario de Gobierno nos dijo que hay resistencia de los delegados y que les está costando mucho trabajo integrarlos. Pero se tiene que hacer porque está en la ley. –¿Tienen un padrón de giros negros? –Vamos a censar nosotros –verificadores, vecinos y los cuerpos de seguridad del GDF– para detectar lugares que operen después de las cinco de la mañana. El año pasado, la exsubsecretaria de Participación Ciudadana de la SSPDF (Secretaría de Seguridad Pública del DF), Nora Frías Melgoza, tenía uno. Nunca lo emplearon. “Si me preguntas si hay forma de regular la vida nocturna la respuesta es sí. Si me preguntas por qué no lo han hecho, te digo que por falta de voluntad y por intereses económicos. Corrupción e impunidad.” Acerca de si las autoridades capitalinas se sienten impunes ante el narcotráfico, Rivera Cruces, entrega a Proceso una relación de casos y señala: Antes de que la delincuencia organizada generara desbandada de empresarios, quemara negocios y matara gente, empezaron a intimidar en Guerrero, Morelos, Sonora, Tamaulipas, Monterrey, Tabasco, Quintana Roo y Playa del Carmen. No visualizaban lo que les decíamos como algo que realmente sucedía. –¿Lo sabían desde 2010? –Sí. Se los dijimos. Sobre este punto, Fernando Óscar García Chávez, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en la Ciudad de México, dice: “Que se denuncie y que haya discrecionalidad por parte del gobierno. Porque con los 12 jóvenes desaparecidos no hay duda de que el crimen organizado está en nuestra ciudad. Las autoridades afirman que no. Pero si se registran este tipo de situaciones, el Distrito Federal puede convertirse en un caos”. Y remata: “Que desde este momento las autoridades entren a investigar, a cuidar a los empleados y a los negocios… porque así se desbordó el crimen en otras ciudades”.

Cotos de poder delegacional
Cuando se le piden nombres responde de inmediato: “Víctor Hugo Romo, quien fue

Familiares de los 12 jóvenes tepiteños. Reclamos

10

1910 / 9 DE JUNIO DE 2013

David Deolarte / Procesofoto

torcida
justicia de la PGR
correspondían con el delito realmente indagado), falta del conocimiento directo de los casos por parte de los jueces, manipulación de los casos por parte de Genaro García Luna, entonces titular de la Secretaría de Seguridad Pública, y de Marisela Morales Ibáñez, la última procuradora de Calderón. Acciones emblemáticas del mandatario panista se derrumbaron una tras otra, bien durante su sexenio, bien durante el actual. Como ejemplos están la Operación Limpieza; el encarcelamiento de Noé Ramírez Mandujano, entonces titular de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO); la Operación Cancún; el michoacanazo; la desarticulación de la banda de secuestradores Los Zodiacos (a la que supuestamente pertenecía la francesa Florence Cassez), y los procesos contra militares de

La

PATRICIA DÁVILA

E
12

David Deolarte /

Procesofoto

l sistema de justicia penal mostró su peor rostro en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa. Aún no concluía su administración cuando los casos que tanto había presumido el panista comenzaron a desplomarse por falta de solidez jurídica y por violaciones al debido proceso. En cinco años de calderonismo, la Procuraduría General de la República (PGR) tuvo que desistirse en más de medio centenar de denuncias por expedientes mal integrados y otras anomalías, así como por el abuso de testigos protegidos, fabricación de culpables, manipulación de casos por funcionarios de primer nivel y abuso de la prisión preventiva. La autoridad también trompicó por violaciones al principio de tipicidad por parte del Ministerio Público (acusaciones que no
1910 / 9 DE JUNIO DE 2013

alto rango como el general Tomás Ángeles Dauahare –detenido por sus presuntos vínculos con el cártel de los hermanos Beltrán Leyva. Casos como el de Javier Herrera Valles, excoordinador de Seguridad Regional de la Policía Federal; el de Griselda López Pérez, expareja de Joaquín Guzmán Loera –líder del Cártel de Sinaloa–, y el del exalcalde tijuanense Jorge Hank Rhon evidenciaron también las fallas sistémicas en la impartición de justicia durante el gobierno calderonista. El 18 de abril último, el titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, anunció una investigación contra el testigo protegido Jennifer y los funcionarios que incurrieron en la “fabricación” de pruebas y “manipulación” de testimonios utilizados en la Operación Limpieza y en el caso del general Ángeles Dauahare.

JU S T IC IA Durante el sexenio de Calderón las herramientas judiciales se usaron con fines políticos. Las pruebas hablan: a la PGR y a la SSP se les derrumbaron casos que habían presumido como triunfos de sus administraciones. Apenas parece importar: pese a las decenas de vidas arruinadas, a las flagrantes violaciones al debido proceso y a la incompetencia decenas de veces corroborada, no hay sentenciados por el montaje de Florence Cassez, e el michoacanazo o las detenciones de Noé Ramírez y Tom más Ángeles, entre otros. En el mejor de los mundos, afirm man académicos, quizás en 10 años sea juzgado algún fu funcionario de alto nivel por violar el debido proceso.
Leyva, entonces aliados del Cártel de SinaLe loa. Ramírez Mandujano también quedó abloa suelto de los cargos el año pasado. Ya en 2013, el juez primero de Distrito Penal, Mauricio Fernández de la Mora, pidió incluso al procurador Murillo Karam iniciar una investigación por probables delitos cometidos por el Ministerio Público en el proceso de recopilación de pruebas durante la Operación Limpieza. –En 2008, según la declaración del testigo protegido El Pitufo, la PGR acusó al excoordinador de Seguridad Regional de la Policía Federal (PF), Javier Herrera Valles, de presunta colusión con el Cártel de Sinaloa. Sin embargo, según el acusado, todo derivó de un enfrentamiento con Genaro García Luna, titular de la corporación. García Luna se molestó, dijo Herrera Valles, por una denuncia que hizo sobre los presuntos nexos del funcionario con el narco, así como por la compra de helicópteros sin licitación, el ascenso de policías sin carrera y la protección a uniformados corruptos. El 7 de septiembre de 2012 un tribunal federal absolvió a Herrera Valles por falta de pruebas. –En marzo de 2009, después de la ejecución del general de brigada Mauro Enrique Tello Quiñones, el teniente de infanteEduardo Miranda

Por esas razones llamó la atención el nombramiento de la exprocuradora Marisela Morales Ibáñez como cónsul de México en Milán, Italia, en mayo pasado. Para Javier Ulises Oliva Posada, especialista en seguridad nacional y narcotráfico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el sexenio calderonista estuvo marcado por un “uso de recursos judiciales con fines políticos”. Éste, dice, “es un punto crítico que caracterizó a esta administración. Por eso les fue imposible sostener muchos casos legalmente”. Oliva también critica el “uso desproporcionado” de los testigos protegidos: “En México basta con la palabra incriminatoria de un narcotraficante para enjuiciar a una persona –dice–. Hoy, en la PGR, una llamada o un escrito anónimo tiene mayor credibilidad. Es tal la incapacidad de investigación de las policías que las denuncias anónimas se convirtieron en un pilar fundamental para rescatar secuestrados, detectar casas con acopio de armas, dinero y drogas”. Las fallas en la PGR se manifestaron desde 2008, precisamente cuando el titular de la PGR, Eduardo Medina Mora, detectó que la dependencia estaba infiltrada por las bandas criminales. Eran los tiempos de la Operación Limpieza, programa encaminado a combatir a los grupos del crimen organizado que habían logrado meterse a las instituciones gubernamentales. A raíz de ello fueron detenidos 25 altos funcionarios, de los cuales 13 fueron acusados de manera formal. En 2012, ocho –los de mayor rango– ya habían recuperado su libertad. Uno de los acusados era Noé Ramírez Mandujano, el titular de la SIEDO. Él fue acusado de presuntos nexos con los Beltrán

AP photo / Ch

ristophe Ena

Cadena de fracasos
Tras la detención de Ramírez Mandujano en agosto de 2008, su cargo fue ocupado por Morales Ibáñez. Dos años y ocho meses después, en abril de 2011, ella fue nombrada titular de la PGR. Fue durante su gestión cuando comenzaron a acumularse los fracasos:

Morales con Murillo. Compleja transición

Cuando falla el debido proceso
GLORIA LETICIA DÍAZ
or el desaseo y la fabricación de culpables, el caso de ‘los 21 de Tecate’ constituye un caso paradigmático de la actuación de la Procuraduría General de la República (PGR) durante la administración de Felipe Calderón”, sostiene el empresario y dirigente de la Fundación de Defensa de Derechos Civiles y Garantías Individuales, Juan Aldrete Márquez. El caso, por el que fueron encarceladas 21 personas acusadas de atentar contra dos policías federales en abril de 2009 y que este semanario abordó en su edición 1871, reúne prácticamente todas las faltas al debido proceso denunciadas por organizaciones de derechos humanos durante la “guerra contra el narcotráfico”. A saber: detenciones arbitrarias ejecutadas por policías federales, torturas atribuidas a militares; reclusión en una instalación castrense; arraigo durante 80 días; desaparición forzada de uno de los detenidos; pérdida de material probatorio; notificación tardía al consulado de Estados Unidos por la detención de uno de sus ciudadanos. Además, múltiples anomalías en la integración de la averiguación previa, entre ellas la consignación con firmas no autorizadas por la PGR y la validación de testimonios de personas sedadas. Las irregularidades del proceso penal, desahogado por el juez primero de Distrito en Procesos Penales en el estado de Nayarit, Mauricio Fernández de la Mora –el mismo que puso en libertad al exzar antidrogas Noé Ramírez Mandujano en abril de este año–, mantienen en prisión a 17 personas en el penal de mediana seguridad de El Hongo. Cuatro, los hermanos Samuel, César, Abraham y Adán Parra Quiroa, quedaron en libertad después de ganar un amparo pero tuvieron que pagar cada uno una fianza de 13 mil pesos, por portación de un arma vieja sin cartuchos, propiedad de César. Por esa misma arma, Jorge Gaxiola, detenido junto a los Parra, purga en las Islas Marías una sentencia de 27 años impuesta por el mismo juez Fernández de la Mora (Apro, enero 18, 2013). “Los 21 de Tecate” fueron procesados por homicidio calificado en grado de tentativa, delincuencia organizada, delitos contra la salud, posesión de armas de uso exclusivo del Ejército, daños en propiedad ajena y delitos cometidos contra funcionarios públicos. “Estamos convencidos de que el caso cumple con las características para ser presentado ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos –dice en entrevista con Proceso Juan Aldrete Márquez, padre del estadunidense Jesús Aldrete Rosas– por-

P

que durante estos cuatro años hemos advertido que cuando las autoridades deciden fabricar culpables, no hay nada qué hacer, por más que demostremos las irregularidades en la integración de la averiguación previa, y que hemos sido víctimas de obstrucción de la justicia por parte del mismo juez, que perdió el video del atentado y que prueba la inocencia de nuestros familiares.” Aldrete Márquez interpuso dos denuncias ante la PGR: una en la Visitaduría General y la Dirección General de Delitos Cometidos por Servidores Públicos, por la actuación de funcionarios de la dependencia y de la Policía Federal. Otra, en el Consejo de la Judicatura Federal, contra el juez Fernández de la Mora por la pérdida del material probatorio. En el último trimestre de 2012, los detenidos unificados en una misma estrategia jurídica presentaron ante el juez Fernández de la Mora un incidente de desvanecimiento de datos que ponía en evidencia serias anomalías en el proceso penal identificado con el número 8/2009. El documento, del cual Proceso tiene copia, asienta como primera irregularidad que 43 actuaciones del agente del Ministerio Público federal Humberto Velázquez Villalvazo fueron validadas con firmas de una persona de nombre Miguel Ángel Gómez, quien fungió como testigo de asistencia. Según información proporcionada por la PGR a la defensa el 19 de abril de 2012, “Miguel Ángel Gómez o Miguel Ángel Gómez Martínez se encontraba adscrito en la Ciudad de México en el puesto de profesional ejecutivo de Servicios Especializados” cuando firmó escritos en Baja California. “Si en los casos de Ramírez Mandujano y el general Tomás Ángeles Dauahare se hace un escándalo porque comprobaron que el testigo protegido (Jennifer) mintió, es todavía más grave que en documentos oficiales emitidos en Baja California se asien-

te la firma de una persona cuyo centro de adscripción en ese momento era el Distrito Federal; esas actuaciones son inválidas”, alega en entrevista la abogada de los detenidos Sandra Esquer. En el escrito de desvanecimiento de datos, la defensa de los acusados resalta la integración de documentos firmados en Tijuana y en Tecate por el mismo agente ministerial, Humberto Velázquez Villalvazo, teniendo como testigo de asistencia a Gómez, que hablarían de que se hicieron traslados a una velocidad inusitada. El acuerdo de recepción del parte informativo firmado por Velázquez Villalvazo está fechado el 8 de abril de 2009 a las cuatro horas en la ciudad de Tijuana, “después este mismo agente en dos minutos se traslada a la ciudad de Tecate para elaborar la constancia de traslado a las cuatro horas con dos minutos y (…) atendiendo a la lectura íntegra del acuerdo mediante el cual califica la detención, a las cuatro horas con cinco minutos, lo realiza en la ciudad de Tijuana, por lo tanto en menos de cinco minutos se constituyó en dos ciudades diferentes que están a una distancia de 35 kilómetros”, se indica en el escrito en el que se pedían al juez Mauricio Fernández de la Mora desestimar esas diligencias por generar “duda de ser ciertos, y es una consecuencia de no tener personal capacitado (en la PGR) como dice la ley”. Otros elementos que según la defensa deben ser desestimados son las querellas presentadas por los policías federales heridos Ulises Rodríguez González y César Becerra Mondragón el 8 de abril de 2009, cuya recepción de documentos fue admitida por el agente ministerial Velázquez Villalvazo de lo que dio fe Miguel Gómez. La defensa de los acusados puso en duda también otros datos contenidos en la indagatoria que sirvieron a la PGR para “robustecer” las acusaciones contra “los 21 de Tecate”: el “hallazgo” de 527 envoltorios de marihuana por efectivos militares en un domicilio inexistente en Tecate y atribuido a una llamada anónima recibida en la subdelegación de la PGR en Tijuana el 8 de abril que adjudicaba la droga a los detenidos, así
http://www.radartecatenews.com

Aldrete (segundo de izq. a der.). Demanda de justicia

JU S T IC IA
como el decomiso de un arsenal también en un domicilio inexistente en Tecate, puesto a disposición el 7 de abril por los policías federales Óscar Cázares y Félix Hernández Xochititla, quienes sostienen en sus comparecencias que armas, cartuchos y cargadores estaban en posesión de ocho detenidos, entre ellos Jesús Aldrate y su tío Sixto Aldrate Márquez. Estas diligencias también fueron validadas por la firma de Miguel Ángel Gómez. De acuerdo con el documento presentado por la defensa de los detenidos al Juzgado Primero de Distrito de Procesos Penales, con el incidente de desvanecimiento de datos lo que se buscaba era “refutar prácticamente todos los medios de prueba que sirvieron de base para acreditar el cuerpo del delito”, en apego al artículo 422 del Código Federal de Procedimientos Penales. El 26 de noviembre de 2012, el juez Fernández de la Mora resolvió sin más explicaciones que “resulta infundado el incidente planteado”, resolución que fue apelada por uno de los detenidos y que hasta ahora no ha tenido respuesta. Apoyados en fotografías tomadas por un reportero local que atestiguó la detención de Jesús, los Aldrate han sostenido que Sixto y Jesús fueron sacados por otros policías federales del domicilio del empresario Juan Aldrate, de donde también sustrajeron una camioneta Ford Lobo-2005, color negra, con placas de California, que no aparece. “En estos cuatro años se ha citado en 14 ocasiones a los que firman como agentes aprehensores para que se careen con mi hermano y mi hijo, y el juez Fernández de la Mora no ha querido tomar medidas para obligarlos a comparecer; se ha argumentado que uno de los aprehensores, Óscar Cázares, estaba comisionado como guardia personal de la hermana de Felipe Calderón (María Luisa Calderón Hinojosa)”, relata Juan Aldrete, también coordinador de la Fundación de Defensa de Derechos Civiles y Garantías Individuales. Agrega que “un día los policías que firman como aprehensores fueron al juzgado de El Hongo por exhorto y resulta que no pudo llevarse a cabo el careo porque se dijo que tenían información de que habría un motín en el penal, y cuando se logró localizar a Miguel Gómez para que se compareciera, la audiencia no se llevó a cabo porque supuestamente había una amenaza de bomba”. Aldrete Márquez estuvo en el Distrito Federal los primeros días de mayo para formalizar la queja contra el juez Mauricio Fernández de la Mora ante el Consejo de la Judicatura Federal, así como para sostener reuniones con funcionarios de la PGR para dar seguimiento a sus denuncias contra funcionarios y exfuncionarios de esa dependencia y de la PF, interpuestas en 2011 y 2012, sin que hasta ahora se les haya dado respuesta. O
ría Geotulio César Román Zúñiga y Juan Ramírez Sánchez –sobrino del entonces alcalde Gregorio Sánchez, Greg–, la PGR puso en marcha la Operación Cancún. Elementos de la SIEDO (rebautizada como SEIDO en septiembre de 2012) detuvieron a Boris del Valle Alonso El Boris, asesor en materia de seguridad de Greg. Según la procuraduría, El Pitufo lo acusó de tráfico de indocumentados y de estar vinculado a Los Zetas en Yucatán. Posteriormente Greg fue arrestado, con una acusación de delincuencia organizada. El Boris estuvo preso hasta el 11 de enero de 2011, cuando el Juzgado Segundo de Distrito con sede en Tepic, Nayarit, lo absolvió de los cargos. Meses después, en julio, Greg recuperó su libertad; la PGR tampoco sostuvo la acusación en su contra. –Morales Ibáñez también tuvo un tropiezo en el caso de Juan Carlos Castro Galeana, Julio César Mondragón Mendoza y Alfredo Rosas Elicea, detenidos por su presunta implicación en el estallido de granadas durante los festejos del 15 de septiembre de 2008 en Morelia, Michoacán (averiguación previa PGR/SIEDO/UEITA/110 /2008). Los detenidos fueron torturados y acusados de terrorismo. El caso también se cayó, pues dos de ellos fueron liberados en septiembre de 2011. –En mayo de 2009, en un operativo sin precedente, elementos del Ejército y la SIEDO detuvieron en Michoacán a 27 servidores públicos de Michoacán, entre ellos 10  alcaldes, por presuntos vínculos con Los Zetas y La Familia Michoacana. Tuvieron que ser liberados por falta de pruebas. –En mayo de 2010, en Culiacán, Griselda López Pérez, exesposa de El Chapo, fue detenida por agentes de la SIEDO, la PF y soldados, acusada de lavado de dinero. No llevaba ni 24 horas en la Subprocuraduría cuando fue liberada. –El caso que más repercusión mediática tuvo fue el de Florence Cassez, quien fue detenida el 7 de diciembre de 2005 por su presunta asociación con la banda de secuestradores Los Zodiacos. Por órdenes de García Luna, la Agencia Federal de Investigación (AFI) realizó un montaje para simular que el arresto ocurría horas después de que fuera efectivamente concretado, para que las cámaras de TV Azteca y Televisa lo trasmitieran “en vivo”. Desmontado el montaje de García Luna, Cassez tuvo que ser liberada el 23 de enero pasado; la Suprema Corte de Justicia de la Nación le otorgó el amparo por fallas en su proceso, sin pronunciarse sobre su inocencia o culpabilidad. El 24 de enero, un día después de la liberación de la ciudadana francesa, Murillo Karam dijo en una reunión con senadores del PRI y del PVEM que los errores cometidos en el caso Cassez podrían constituir
Jorge Arciga

Plascencia. Informe cuestionador

un delito y que el resolutivo emitido por la Corte lastimó a la sociedad. “Lástima –dijo–, porque no podemos llegar a una verdad legal sobre la inocencia o culpabilidad (de Cassez) derivado de un mal manejo de una parte de la investigación… Me toca ver si ese mal manejo es producto de una actitud que pudiera constituir un delito.” Han pasado más de cuatro meses y la PGR aún no abre ninguna investigación. El 13 de marzo pasado, el ómbudsman nacional, Raúl Plascencia, expuso en un informe que, en el caso Cassez, 21 funcionarios afrentaron el debido proceso: 15 eran de la AFI, dos del MP y cuatro más eran altos mandos de la PGR. Todos, según Plascencia, violaron la Constitución mexicana y convenios internacionales sobre derechos humanos. Igual de contraproducente le resultó a la PGR la detención del general Tomás Ángeles Dauahare. Tras la liberación del militar, el juez que llevó su caso pidió a la dependencia investigar a los servidores públicos responsables. Proceso solicitó una entrevista a la procuraduría para conocer qué averiguaciones previas se le abrieron al inculpado. Hasta el viernes 7 no hubo respuesta.

Las fallas procesales
Para el penalista Héctor Carreón Herrera –antiguo delegado de la PGR en Puebla y Coahuila y subprocurador de Averiguaciones Previas en la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal–, el sistema de justicia penal colapsó, entre otros factores, por el abuso de la prisión preventiva, la violación del principio de tipicidad por parte del MP, el hecho de que se traslade la facultad para integrar las ave-

García Luna. En tela de juicio

Germán Canseco

riguaciones previas a los secretarios y la falta de conocimiento directo de los casos por parte de los jueces. “Se imponían sanciones con base en la peligrosidad o temibilidad de una persona, en lugar de que se hiciera efectivo el principio de culpabilidad. Esas situaciones de desconocer los principios que sustentan un derecho procesal penal de corte liberal llevó a esta crisis en el sexenio pasado”, comenta. –Si el MP llevara a cabo la investigación y sancionara a los servidores públicos implicados, ¿qué delitos se les imputarían? –No conozco la investigación, si es que existe, pero si alguien abusa de sus facultades, hay todo un catálogo de tipo penal al que pueden ajustarse las conductas. Las leyes contemplan delitos contra la administración de justicia y contra la procuración de justicia. “Si un juez sabe que no se acredita perfectamente el cuerpo del delito ni la responsabilidad plena y dicta una sentencia contraria a lo que puede probar está cometiendo un delito contra la administración de justicia. “Si hace un uso indebido de recursos como servidor público es peculado; si utiliza instrumentos legales del Estado y no les da el fin que establecen los reglamentos y la Ley Orgánica, extralimitándose en las funciones que señala la norma, podría haber un abuso de autoridad.” –Si no se investiga a los servidores públicos responsables, ¿cuáles son las implicaciones jurídicas, políticas y sociales? –El Estado debe proveer la seguridad jurídica y pública. Si no se investiga, continuamos con la falta de credibilidad por parte de la sociedad. Si la autoridad tiene conocimiento y no actúa, violenta el principio de legalidad. El artículo 21 constitucional señala que la investigación de los delitos corresponde al MP; si hay elementos y el juez no consigna, incurre en una ilegalidad. –¿Por qué en lugar de investigar y sancionar a estos funcionarios el gobierno los

premia con un consulado en Milán, como en el caso de Marisela Morales? –No puedo afirmar que no están sujetos a investigación. Fuera de los casos de flagrancia, el MP puede llevar a cabo la investigación sin detenido. El penalista Javier Carrasco Solís, director del Instituto de Justicia Procesal Penal, explica la causa de que exista más de una centena de casos en los que la PGR se vio obligada a desistirse: “Nos encontramos entre dos situaciones un tanto desiguales: el Estado, con todo el poder, va contra una persona que se encuentra sin recursos e indefensa. La ley reconoce la presunción de inocencia, pero para demostrarla debe haber un control de la autoridad para evitar que atropelle esos derechos. En ese sentido, la PGR no ha actuado conforme a ese marco legal. Por eso se han caído sus casos. “Si hablamos de Cassez, de Hank Rhon o de los otros casos, la autoridad que participó en la detención violó los procedimientos que la ley establece, por eso el juez debió invalidar esas actuaciones y lo recabado en torno a ellas.” Carrasco Solís considera que todos los servidores públicos implicados en el caso Cassez deben responder a la autoridad en un debido proceso porque, puntualiza, actuaron fuera de la ley. E insiste: si la Corte resolvió que hubo actos ilegales, quienes participaron en la aprehensión –el que dio la orden y sus superiores jerárquicos– son responsables. Y si los jefes no dieron la orden literalmente también son responsables por omisión, porque no estuvieron al pendiente de lo que sus subordinados hacían. “Aunque en México aún no se habla de la figura de ‘error judicial’, la Convención Interamericana sobre los Derechos Humanos dice que la persona puede ser indemnizada por este concepto. Entonces, una víctima detenida y sentenciada en forma indebida, con pruebas valoradas erróneamente, puede reclamar un error judicial. “En este caso, el Estado mexicano en-

frentará grandes problemas, porque los imputados están inconformes. Si esto sucede, ¿de dónde les van a pagar?, porque son muchos…” –De no sancionar a los servidores públicos que fabricaron estos casos, ¿la PGR estaría incurriendo en la misma irregularidad del pasado? –Sí. Si las víctimas demandan que se investigue y la PGR no lo hace. –¿Y si no han denunciado? –Si no existe la denuncia, la PGR tiene la obligación de abrir un proceso interno. En la administración pública cada entidad tiene sus propios mecanismos para investigar a sus funcionarios a través de las visitadurías o la contraloría, que son órganos de autocontrol. Si existiera voluntad en la Procuraduría, ese órgano de autocontrol ya estaría investigando, partiendo de que existen como 60 casos con irregularidades similares.

Lo que viene
Javier Carrasco Solís explica que el funcionario sujeto a investigación puede resultar responsable administrativa o penalmente de algún acto, por lo que debería abrírsele un proceso. En el primero de los casos sería inhabilitado para ejercer la función pública por cierto tiempo. “En los casos de García Luna y Morales Ibáñez, por ejemplo, una instancia jurisdiccional afirmó ya que hubo acciones fuera de la ley. Por lo tanto deben ser sancionados. De lo contrario, jamás vamos a funcionar de acuerdo al marco legal.” –Aun con todo lo que dejó atrás, Marisela Morales fue nombrada cónsul en Milán –se le insiste. –Será una repercusión muy fuerte. En casos en los cuales hubo irregularidades y a la autoridad responsable de las violaciones se le asigna un nuevo cargo, la ciudadanía se pregunta: ¿Qué pasó aquí? Eso sí que impacta socialmente. Acerca de qué debe hacerse para terminar con la manipulación por parte de funcionarios en muchas de las averiguaciones, el entrevistado afirma: “El MP debe ser independiente. No permitir que le den una línea política para dejar de hacer o hacer cierta cosa. Debe ceñirse a investigar de acuerdo con la ley”. –¿Actualmente es independiente? –No en todos los casos. Por mil razones no hay una investigación adecuada. Falta de pericia, de tiempo; a ello se suma la presión política, económica, la de grupos que manejan intereses muy fuertes y la de la prensa. “Con el nuevo sistema de justicia penal acusatorio, quizás en 10 años podamos ver que un funcionario de alto nivel acusado de violar el debido proceso sea sancionado.” O

JU S T IC IA

Emblema
de la impunidad
JOSÉ GIL OLMOS

El turbio caso del incendio en la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, es emblemático de la impunidad que impera en México. Cuatro años del “accidente” han transcurrido y, apenas, un balbuciente gobierno federal vuelve a prometer lo mismo que la administración calderonista: justicia. Las nuevas tesis de un grupo de padres afectados son implacables: el siniestro fue “provocado”, y ello ocurrió por causa de la corrupción.

C

uatro años después del incendio en la guardería ABC, la exigencia de justicia no ha sido cumplida por ninguna autoridad para los padres de los 49 niños muertos y más de 70 afectados. “Este es el imperio de la impunidad y con este gobierno tengo pocas esperanzas”, expresa desilusionado Abraham Freijo, miembro del Movimiento 5 de Junio. Durante todo este tiempo los papás de los niños muertos y afectados por el incendio de la guardería de Hermosillo, Sonora, han buscado con marchas, mítines, juicios populares, demandas, cartas, entrevistas y hasta con peticiones a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que se investigue y se castigue a los responsables del hecho. Hasta el momento, sin embargo, no se ha logrado nada. De las 29 personas procesadas por su presunta responsabilidad, sólo Delia Irene Botello Amante, excoordinadora zonal de Guarderías del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), permanece presa en el Centro de Readaptación Social (Cereso) de Hermosillo, porque no tiene derecho a fianza. Ahora existe una nueva línea de investigación, basada en una sospecha que se manejó entre los padres de los niños de la guardería desde el principio y que ya sigue la Procuraduría General de la República (PGR), la cual apunta a la responsabilidad del exgobernador Eduardo Bours Castello. De acuerdo con el documento entregado a la PGR por la agrupación Manos Unidas por Nuestros Niños, el incendio en la bodega aledaña a la guardería ABC que servía de almacén de la Secretaría de Hacienda estatal “fue intencional” y fue ordenado por funcionarios del gobierno de Bours. Con base en la investigación que hizo este grupo, integrado por padres de los infantes fallecidos y lesionados, el incendio ocurrido el 5 de junio de 2009 “no se trató de un hecho accidental ni fortuito”, sino

J U S TICIA
que fue “ordenado y dirigido” por Juan Carlos Lam Félix, quien se desempeñaba como secretario técnico del poder ejecutivo local en el gobierno de Bours. Según el documento, cuya copia tiene Proceso y el cual fue entregado al procurador general de la República Jesús Murillo Karam el 17 de abril, el siniestro tuvo como propósito “destruir información documental relacionada con la deuda de $ 10, 000,000,000.00 (Diez mil millones de pesos) generada en ese sexenio por el Plan Sonora Proyecta, que fue el principal programa de obras de ese gobierno”. De acuerdo con la investigación del grupo Manos Unidas por Nuestros Niños, el acto lo ordenó Lam Félix y fue ejecutado por su chofer y guardaespaldas Carlos Andrés López Meza, quien meses más tarde, el 18 de agosto de 2009, fue encontrado a las afueras de Hermosillo ejecutado de nueve balazos. Según un testigo que se encontraba en la nave industrial donde ocurrió el incendio –conformada en parte por la guardería y en parte por la bodega del gobierno estatal, separadas sólo por una pared improvisada que no llegaba hasta el techo–, López Meza estuvo en el lugar a bordo de su camioneta pick up negra y, en un diálogo con otras dos personas, lo escuchó decir que “lamentaba lo que iba a suceder”. Una de esas personas era Efraín Castillo Guerrero, funcionario del gobierno de Bours, indica el mismo documento, que se halla en manos de la PGR. En la información entregada al procurador Karam se indica que hay una persona identificada que posee un testimonio por escrito de un funcionario en el que narra la forma en que procedieron a la quema y destrucción de la papelería que, les encomendaron, debería desaparecer usando turbosina que previamente sacaron del hangar del gobierno estatal en el aeropuerto de Hermosillo. El texto indica que de esto estuvo enterado el procurador Abel Murrieta Gutiérrez, quien en ningún momento mandó llamar a declarar a los testigos para que presentaran sus testimonios y se ampliara la averiguación previa que se abrió por el siniestro ocurrido en la bodega donde estaba la guardería ABC. A partir de la denuncia presentada el 17 de abril pasado por el abogado de la asociación Manos Unidas por Nuestros Niños, Gabriel Alvarado Serrano, la PGR abrió la averiguación previa 19/2013 en la zona norte. Renato Sales, subprocurador de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, indicó que por indicaciones del procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, se revisarán todas las actuaciones que en 2009 realizó la PGR sobre el incendio en la guardería ABC. “Se va a investigar todo lo que tenga
Miguel Dimayuga

Cuatro años. Y los responsables no caen

que ver con ese fideicomiso (Plan Sonora Proyecta). De hecho se han solicitado ya informes a la Secretaría de Finanzas del Gobierno del estado; estamos esperando alguna documentación. Acudiremos a revisar, vamos a buscar indicios vinculados a la presencia de ese fideicomiso… documentación, si algo permanece y cómo se manejó ese dinero”, dijo el subprocurador de la PGR en declaraciones hechas públicas en distintos medios. En entrevista con Proceso, el abogado Gabriel Alvarado dice que estas nuevas pruebas entregadas a la PGR buscan llegar a la verdad histórica del caso y fincar responsabilidades. “Finalmente recordar que a raíz de esos hechos murieron 40 niños. No se trata de señalar responsables, sino que se aclare la situación, y para ellos se pone a conocimiento de la PGR una serie de circunstancias que implican nombres y detalles de lo que eventualmente pudo haber pasado allí”, precisa el abogado. Recuerda que el Plan Proyecta Sonora era el proyecto más ambicioso de Bours, pero fracasó. Este ambicioso plan, dice, consistía en llevar a cabo 100 obras viales, de transporte, de pavimentación, hidráulicas, parques recreativos, infraestructura de turismo, circuitos interiores en algunas de las principales ciudades, etcétera, para lo cual se requería de una inversión inicial de 4 mil millones de pesos. El gobernador Bours pidió en 2007 un préstamo a Banorte a cuenta de bonos basados en los impuestos prediales y de autos que cobraría a lo largo de tres décadas. Pero como no fue aprobado por el Congreso estatal la deuda subió de inmediato, con intereses, 520 millones de pesos más en los primeros siete meses. El gobernador Bours dijo que con ese proyecto se contemplaba una derrama económica de alrededor de 152 mil millo-

nes de pesos que impactaría al estado. Pero el esquema financiero de deuda bancaria no fue aprobado de inmediato sino hasta un año después, en 2008, y al final los intereses siguieron creciendo y el estado quedó endeudado por 19 mil millones de pesos a pagar en 30 años. Las pruebas de las irregularidades cometidas por la hacienda del estado presuntamente fueron las que se quemaron intencionalmente en la bodega aledaña a la guardería ABC.

La trama de Bours
De acuerdo con una de las nuevas líneas de investigación entregadas a la PGR, el gobernador Eduardo Bours, su procurador Abel Murrieta, Juan Carlos Lam, así como el secretario técnico de gobierno y el entonces director de Comunicación Social, Daniel Durán, desplegaron una estrategia para desviar la atención del incendio y centrarla en los dueños de la guardería, a fin de evadir toda responsabilidad. Prueba de ello –señala el documento entregado a la PGR– es que en una de las visitas que Daniel Karam, director del IMSS que sustituyó a Juan Molinar Horcasitas, hizo a Sonora para atender el conflicto de la guardería, el gobernador Bours le dijo: “Oye, director, en qué buen problema está el presidente de la República puesto que una de las responsables de este incendio es la sobrina de Margarita (esposa del entonces presidente Felipe Calderón), haber (sic) cómo explica esto y mira que acaba de salir una foto de ella en compañía de familiares de Marcia Gómez del Campo…”. Luego Bours envió a dos de sus funcionarios involucrados con los dueños de la guardería, Antonio Salido (representante legal) y Alfonso Escalante (esposo de una de las dueñas, Sandra Lucía Téllez Nieves) para que dieran una conferencia de pren-

sa. Al negarse éstos, mandó a su jefe de Comunicación a presionarlos y el 9 de junio tuvieron que dar dicha conferencia acompañados de los socios de la estancia infantil siniestrada. “Prácticamente la estrategia de Bours y su equipo estaba consumada. Los socios de la guardería eran los grandes culpables ante toda la sociedad”, señala el documento, en el cual se acusa también al exgobernador de falsear un oficio del IMSS “para incriminar más a los socios de una manera definitiva”. Se trata del oficio 23180 del jefe de Prestaciones Económicas del IMSS, Emigdio Martínez García, fechado el 26 de julio del 2005, “cuyo contenido es contrario a toda la demás documentación expedida por el propio IMSS relacionada con la guardería ABC, la cual adulaba el buen funcionamiento de la guardería”. Es decir, que Bours trató de poner una nueva trampa e “incriminar jurídicamente” a los socios de la estancia infantil, pues dicho oficio resultó apócrifo”, según declaró ante el Ministerio Público Martínez García, y nunca hubo esas recomendaciones de mejoría que supuestamente se hicieron a la guardería y que no habrían sido cumplidas por los dueños de la misma. Frente a esta presunta maraña de trampas y de estrategias para deslindar responsabilidades, los únicos que han perdido son los padres de los niños muertos y afectados. A cuatro años del incendio siguen exigiendo justicia, sobre todo luego de que en junio de 2010 la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que tanto Bours como los exdirectores del IMSS Juan Molinar Horcasitas y Daniel Karam no estuvieron involucrados en la “violación grave” de garantías en el caso. También se exoneró a una de las propietarias de la estancia infantil, Marcia Matilde Gómez del Campo Laborín, prima de Margarita Zavala, esposa de Felipe Calderón.

La impunidad
Según el subprocurador Rento Sales Heredia, el próximo 5 de julio la PGR tendrá resultados de la nueva línea de investigación sobre el origen y la presunta intencionalidad del siniestro y que apunta al exgobernador Eduardo Bours. “Hay que indagar precisamente en relación con esta afirmación, ver si contamos con el material suficiente para probar que el incendio fue doloso y revisar todo el material que existe en la indagatoria. Hay un dictamen pericial, por ejemplo, en materia de incendios y explosivos que señala que éste fue provocado, que se provocó directamente con algún encendedor o con algún cerillo a partir de la presencia de turbosina”, expuso el subprocurador en declaraciones publicadas la semana pasada.

J U S TICIA
Abram Fraijo, padre de Emiliana, quien falleció en el incendio, integrante del Movimiento 5 de Junio, manifiesta sus reticencias ante la nueva línea de investigación. “Espero que no sea una cortina de humo el anuncio de la investigación de la PGR a un incendio premeditado; ojalá que no tengamos que esperar otros cuatro años para que nos digan que por ahí no va la investigación. ¿Cómo vamos a revisar lo revisado, si ya todo está tan claro como es la guardería ABC desde el principio? Se ha señalado la responsabilidad de los funcionarios, hay pruebas, señalamientos. ¿Qué tan difícil es aplicar la justicia?... Pero es el brazo de la corrupción, que es muy largo. Ese es el problema.” –El que haya una nueva línea de investigación ¿qué significa? –se le pregunta. Responde: –Eso no exime de responsabilidades a los demás. No importa cómo y cuándo haya iniciado el incendio: las medidas de seguridad de la guardería eran una falacia, el esquema de subrogación y la manera en que estaban entregando los permisos de las guarderías por parte del IMSS, en ese tiempo por Juan Molinar Horcasitas, era una corrupción. “Esa línea de investigación no exime de responsabilidades. Hay que recordar la determinación de la Suprema Corte de Justicia que dijo que sí había violaciones a la justicia, pero no hay responsables. No frieguen, ¿cómo va a haber violaciones y no responsables? Eso no es derecho, no es justicia, ese es un maldito teatro. Si la Suprema Corte de Justicia hizo esto, ¿qué podemos esperar de los jueces en Hermosillo o de la PGR?” Fraijo es uno de los padres de los niños de la guardería ABC que más activo ha estado exigiendo justicia. Junto con otros padres y madres organizó el Movimiento 5 de Junio, que ha participado en todos los foros, mítines, protestas y documentales sobre la tragedia. El miércoles 5 encabezó la marcha que se realizó en la Ciudad de México, y ahí declaró que el mayor problema para que se haga justicia es la impunidad. “Ese es el problema: los nombres, los apellidos, los contactos. Ese es el problema en México: si tienes los contactos, si tienes los apellidos correctos, puedes asesinar y no te van a hacer nada porque vas a tener toda una red de corrupción arriba de ti protegiéndote. Aunque haya pruebas en contra de los responsables, si tienes el dinero suficiente vas a salir impune; eso lo vemos en el caso de la guardería ABC. En ningún país ha sucedido algo así. Si ocurre, puedo asegurar que inmediatamente caen cabezas. Es así.” –Con este nuevo gobierno, ¿qué posibilidades ven de que haya justicia? –Tengo pocas esperanzas en un gobierno impuesto, pero me gustaría que me demostraran que estoy equivocado. O

Fábrica
de culpables
Poco a poco se desvanecen las “pruebas” con que contaba la PGR para mantener en la cárcel a militares de alto rango, entre ellos varios generales acusados de complicidad con cárteles del narcotráfico. El abuso en la utilización de testigos protegidos –casi siempre delincuentes sin ninguna credibilidad– trajo como resultado investigaciones hechizas, amañadas e incluso ilegales que no se sostienen. La liberación del general Tomás Ángeles es el anuncio de que muy pronto podrían recuperar su libertad otros de los mandos castrenses que fueron acusados con bases endebles y con motivos poco claros. Pero los responsables de los abusos tienen aparentemente garantizada la impunidad.

General Escorcia (der.)

“El Grande”. Falsos testimonios

RODRIGO VERA
a tarde del 17 de mayo de 2012, el general Ricardo Escorcia Vargas estaba detenido en las oficinas de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), donde un grupo de agentes lo presionaba para que inculpara al general Tomás Ángeles Dauahare de tener vínculos con el narcotráfico. “General, usted es colateral. A usted no lo queremos. Al que queremos es al general Dauahare. Díganos qué sabe de él”, le advirtieron. “Yo no sé nada”, respondió Escorcia. Al ver que no acusaría a Dauahare amenazaron con llevárselo al penal de alta seguridad de La Palma, quitarle sus bienes y tomar represalias contra su familia. “Hable lo que sabe o lo mandamos a La Palma. Recuerde que usted tiene propiedades y familia”, le dijeron. Ahí estaba Gustavo Adolfo Flores Delgado, entonces fiscal especial de la SIEDO, quien lo volvió a presionar: “General, diga lo que sabe y evítese problemas”. Después entró un escribiente que empezó a redactar en computadora una declaración del militar en la que se inculpaba y atribuía a Dauahare vínculos con el narco. Al cabo de una hora terminó de escribir y le exigió a Escorcia: “¡Fírme!”… y el general firmó bajo coacción. En todo ese tiempo jamás le mostra-

L

ron ninguna acusación en su contra ni le permitieron contar con la asistencia de un abogado defensor. Este hecho es relatado ahora por el propio Escorcia, en una ampliación de declaración que realizó el pasado 23 de abril ante el juez Tercero de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales, en el Estado de México. Ahí señala que en aquella declaración forzada se violaron sus “derechos humanos y garantías procesales, así como el principio de no autoincriminación”. Y recalca: “Nadie me asistió, ni me mostraron acusación o documento alguno… No supe de qué se trataba. Reitero que no tuve abogado defensor o persona de confianza que fuera nombrada por mí, y fui presionado e intimidado con mi familia e hijos, así como con mis propiedades… Sé de lo que son capaces los judiciales federales, por lo que firmé sin más, siendo entonces conducido a los separos.” El militar señala que durante los 78 días que permaneció en el centro de arraigo de la SIEDO –del 17 de mayo al 2 de agosto– fue sometido a permanentes torturas físicas y psicológicas por parte del personal de esa dependencia. Entre las torturas que sufrió estuvo la de “mantener encendida la luz día y noche” durante esos 78 días. “Esta es una forma de tortura de las más antiguas que se conocen.

Además, todas las notificaciones las hacían después de las 23 horas para mantenerme en un ‘estado de estrés’, y las pruebas ofrecidas de mi parte no se diligenciaban por el agente del Ministerio Público”.

“Mentirosos”
En mayo de 2012 junto con Escorcia fueron detenidos otros dos militares de alto rango: el general Dauahare y el general Roberto Dawe González, todos ellos acusados de tener presuntos vínculos con el narcotráfico; concretamente, de brindar protección a la organización de los hermanos Beltrán Leyva desde 2007, cuando ese grupo criminal todavía formaba parte del Cártel de Sinaloa de Joaquín El Chapo Guzmán. Las acusaciones contra los generales provienen principalmente de los testigos protegidos Jennifer (Roberto López Nájera) y Mateo (Sergio Villarreal Barragán, El Grande), incluidas en la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/112/2010. En el caso específico de Escorcia, Jennifer y Mateo lo acusaron de haber recibido dinero del cártel de los Beltrán Leyva cuando era comandante de la 24 Zona Militar, en Morelos, cargo que ocupó del 6 de enero al 31 de diciembre de 2007. Los testigos protegidos señalaron que el enlace de los narcotraficantes con Escorcia, y también con Dauahare, era el mayor Iván Rey-

DAVID DEOLARTE / PROCESOFOTO

Torturas sin castigo
en la Zona Militar de Morelia
FELIPE COBIÁN R.
UADALAJARA, JAL.- El sargento segundo Aarón Israel González Espino quedó epiléptico, extremadamente delgado, frágil y con daños psíquicos después de largas sesiones, días de tortura en la XXI Zona Militar, en Morelia, perpetradas para que se declarara culpable de delitos presuntamente cometidos por otros militares. González Espino siempre afirmó que era inocente, pese a los tormentos infligidos entre marzo y abril de 2010 por militares del cuerpo de élite GAFE (Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales) y agentes de la Policía Judicial Militar. Lúcido, pese a que las secuelas lo dejaron al borde de la muerte, el sargento del 37 Batallón, con sede en Zamora, cuenta su azarosa historia. Recluido en la Prisión Militar de la V Región Militar, con sede en La Mojonera, Zapopan, relata que hizo alta en el Ejército en junio de 2001, que nunca causó problemas y que –es importante– siempre fue hallado sano en las revisiones anuales que le hacía la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). Todo se torció, asegura, el 31 de marzo de 2010. Estaba de vacaciones cuando recibió una llamada telefónica que le hizo un cabo apodado El Nipón. El cabo le pasó la bocina al coronel Andrés Ojeda Ramírez, quien le dijo a González Espino que tendría que presentarse en Morelia, y que ellos lo llevarían. El Nipón fue por él a su casa, en Zamora. Aún sin decirle de qué se trataba, lo subieron a una camioneta “que manejaba el cabo Demetrio Diego, y además iban el teniente Juan Manuel Vidal Luna y personal de tropa con el rostro cubierto”. Ya en Morelia, afirma, lo llevaron al cuartel de la ciudad. Ahí lo presentaron ante el jefe del estado mayor, Gabriel Rincón. “Él me presentó con los gafes que estaban en la segunda planta de la XXI Zona Militar. Les dijo: ‘Ahí se los encargo’. Y me ataron las manos a la espalda y me vendaron los ojos. Me tuvieron ahí ese día sin alimentos ni agua y no me explicaron por qué”, recuerda.

G

Al día siguiente llegaron unas personas a donde estaba detenido: “Me decían que yo era El Español, lo que negué, y me comenzaron a golpear: ‘Sí, alguien te señala y te reconoce como El Español’. Entonces trajeron al ‘soldado coronel’. No lo vi, pero escuché cómo lo estaban golpeando severamente. Después de los golpes lo pusieron frente a mí, me descubrieron la cara y él me señaló como El Español”. Así comenzaría a enterarse que lo acusaban de estar coludido con el narco y de pasarle información a La Familia Michoacana. Se intensificaron las golpizas. “Me dieron cachetadas en la cara, la nuca y los oídos hasta que me quedaron zumbando. Me levantaron entre dos personas y me pasaron a los baños de la Segunda Compañía del doceavo Batallón de Infantería”. Lo metieron a la regadera y le preguntaban que cuánto dinero le daban por pasar información. Respondió que nunca había pasado información ni lo haría: “‘Entonces la pasas gratis’. ‘No señor, yo nunca he pasado información’”, respondió. Posteriormente, “uno de ellos me empezó a echar agua con el trapo húmedo y me pusieron una bolsa que me tapó bien la nariz y la boca y trataron de asfixiarme con fuerza. No sé de dónde comencé a patalear y me quedé viendo en blanco. Se subían en mi cabeza y me gritaban: ‘¡Ya muérete, cabrón! ¡Me vale verga si te mueres, ya te aventaron, tú estás muerto, me vale madre, ya muérete!’”, recuerda. Pero el sargento insistía en su inocencia. “‘¿Qué te parece si a tus hermanos, a tus papás les plantamos droga, granadas? ¿Cuántos años crees que se van a aventar?’. ‘Yo no sé nada’, les contesté. Me preguntaron qué hacía en la zona. Yo les dije que era técnico en urgencias médicas y conductor de ambulancia y, aparte, hago trabajos de carpintería que me pedían los comandantes”. Recordó que también había sido chofer del propio comandante de la XXI Zona Militar, Mauricio Sánchez Bravo.

Poco tiempo después una carcajada lo estremeció. “Así me gusta, que no digan nada porque más me divierto”, dijo el de la risa. “Bienvenido a la segunda fase”, le espetó. “Me echaron agua caliente en la cara, agua fría, agua caliente, agua fría y me comenzaron a dar toques. ‘Así me gusta, que no hable nada porque más me divierto’, me dijo. Dejaron puestos los cables en el pie y me presionaban las rodillas para que no las encogiera. Mi cuerpo se ponía tieso”. El que disfrutaba torturando fue a más: “Okey, pues como no quieres aceptar que eres El Español y que trabajas para La Familia, voy a ir subiendo así hasta llegar, ¿sabes a dónde? A los huevos, al cabo que ya tienes cuatro hijos y ya no los ocupas”. “Y comenzó de nuevo a darme toques hasta que llegó a mis testículos. No sé cuántas veces me pusieron toques, pero mejor quería de verdad morir en ese instante. Ya no soportaba”. En esa misma sesión de tortura, afirma, se incorporó un judicial militar: “A uno de los judiciales, el cual ubico bien por su forma de hablar, le sonó su nextel y era su novia, o no sé quién. Le dijo: ‘Es que estoy trabajando, de veras, ¿no crees?’ Y empezó a darme toques y toques otra vez y me acercó su teléfono a la boca y me preguntaba: ‘¿Pasas información a La Familia?’ Le dije que no y me siguió dando toques. Luego dijo: ‘¿Ya escuchaste, amor? Ando trabajando’”. Esa noche, asegura, escuchó cómo torturaban a otras personas. Poco después empezó a orinar rojo: “Me dolían los testículos. Oriné rojo, no sé la intensidad de qué tan rojo”. Era el 2 de abril. Sólo al día siguiente fue presentado ante un Ministerio Público (MP) militar. Y cuando estuvo frente a él, declarando, asentó que él era inocente. “Le dije al coronel del MP que no era El Español y que no era miembro de La Familia”. Después de eso cesaron las torturas. Pero no la persecución. Entre el 7 y el 8 de abril lo llevaron a firmar un “correctivo disciplinario” de parte de su batallón, porque supuestamente se había perdido un rifle G-3. Y ahora era investigado por eso. Sólo el 13 o 14 de abril, recuerda, le quitaron las esposas y las vendas de los ojos. Le pagaron su quincena. Hasta entonces pudo tener visita de sus familiares. El 19 de abril en la mañana les comunicaron al sargento y a otros siete deteni-

na Muñoz, a la sazón subjefe del Estado Mayor de esa zona militar, y por lo tanto subalterno de Escorcia. Sin embargo, en su declaración del 23 de abril, integrada a la causa penal 44/2012-III, Escorcia desmiente esa versión al acusar a Jennifer y a Mateo de “men-

tirosos e incongruentes”. Además, indica que ellos mismos “se autoclasifican como testigos de oídas; esto es, lo que refieren en sus declaraciones ministeriales, lo dicen porque así se los hicieron saber terceras personas, y no porque por otro medio les conste lo que señalaron, ni porque lo

hayan percibido a través de sus sentidos”. Escorcia señaló que ni siquiera conoció personalmente a sus acusadores: “Niego y rechazo terminantemente conocer a los testigos colaboradores con nombres clave Jennifer y Mateo”. Y ante el juez tercero declaró:

J USTI CI A
dos –que bajo tortura atestiguaron en su contra– que había una orden de aprehensión... por el fusil “perdido”. Los trasladaron a la prisión militar, donde ahora Aarón Israel González Espino (el soldado C-6373801) purga la pena señalada en la causa 345/2010. A causa de todo esto, un año después intentó suicidarse. Lo llevaron al Hospital Central Militar, en la Ciudad de México. Fue atendido en la sección de neurocirugía por problemas serios de depresión: “Historia de crisis convulsiva. Refiere el paciente que inicia en 2010. Esto le ha sucedido de seis a ocho ocasiones y de esas ocasiones ha presentado en tres eventos relajación de esfínteres, dos urinaria y una fecal. La citada clase (soldado) se encuentra incapacitado en primera categoría para el servicio activo de las armas por padecer epilepsia”, reza el parte médico. Sin embargo, ya estabilizado lo regresaron a la misma cárcel, pese a una recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y a un amparo otorgado por el Juzgado Quinto de Distrito.

Las causas, en el aire
El sargento dice que de nada le valió haber sido chofer del comandante de la XXI Zona Militar, el general de brigada Mauricio Sánchez Bravo –ahora retirado– y de su esposa. Al contrario: cree que, para cubrirse, el propio comandante podría haberlo acusado. El sargento no tiene claro por qué arremetieron contra él. Sólo recuerda que, antes de ser detenido, él detectó que alguien lo estaba siguiendo. Por miedo a que lo “levantaran” dio “parte verbalmente al general Mauricio Sánchez Bravo, a los tenientes de infantería Fierro, comisionado de contrainteligencia, y a Mario Sosa”. Explica: “Tenía miedo a que me fueran a levantar, o a hacerle algo a la familia de mi general, pues yo fui su chofer y de la señora”. Cuando contó esa historia durante su detención, uno de captores aventuró: “O le querían llegar a mi general”... En la plática con este semanario, el sargento González Espino aseguró que jamás recibió de alguien alguna propuesta ilícita, y que si así hubiera sucedido, se lo habría dicho a sus superiores: estaba de por medio su vida. O

“Niego y rechazo categórica y terminantemente haber colaborado y/o fomentado conductas relacionadas con miembros del crimen y delincuencia organizada… Niego y rechazo categóricamente haber realizado, colaborado, fomentado, permitido y/o tolerado conducta delictiva alguna con el gene-

J U S TICIA
ral Tomás Ángeles Dauahare, con el mayor Iván Reyna Muñoz o con algún otro miembro del Ejército Mexicano, Fuerza Aérea y Armada”. El militar negó todas las acusaciones que los testigos hicieron en su contra, al señalar que estuvieron “manipuladas” y “amañadas” por los agentes del Ministerio Público federal. Los testigos acusaron a Escorcia de permitir el aterrizaje de un avión King Air en el aeropuerto de Cuernavaca, Morelos, el 28 de diciembre de 2007, cuando era comandante de la 24 Zona Militar. La aeronave –procedente de Maracaibo, Venezuela– transportaba 500 kilos de cocaína, según declaró Jennifer. En cambio, Mateo señala que traía mil 300 kilos de coca. Con la protección de Escorcia, dice, la droga fue descargada por los narcotraficantes Alberto Pineda, El Borrado, y su hermano Mario Pineda El MP. Al respecto, precisó Escorcia: “Niego y rechazo terminantemente la ‘credibilidad’ del testigo colaborador (protegido) Mateo (mentiroso e incongruente) al señalarme como ‘protector’ de la organización de los Beltrán Leyva. Al ayudar a descargar con mi personal a los hermanos Pineda un avión con un mil 300 kilogramos de cocaína. Y Jennifer, diversamente en su declaración señala que son 500 kilogramos. Se ve la clara contradicción de los ‘mentirosos’ llamados testigos colaboradores (protegidos), con la anuencia y dirección del Ministerio Público federal integrador ‘corrupto’, por no apegarse a derecho.” Agrega que en 2008 se hicieron dos investigaciones por separado de ese hecho. Una fue realizada por las autoridades militares y otra por la Procuraduría General de la República (PGR). El Ejército, dice, encontró culpables y sentenció a dos militares adscritos al aeropuerto: el teniente Félix Pablo López Landa y el sargento Adán Sánchez Morales. Por su parte, la PGR consignó a “elementos de la entonces Policía Federal Preventiva” y a “dos vigilantes de seguridad privada” del aeropuerto. Asegura que mientras estuvo arraigado en la SIEDO ofreció “pruebas públicas y contundentes” de ese suceso en el aeropuerto morelense al que fue ajeno, entre ellas las averiguaciones previas, pero que no le fueron aceptadas, pues con “toda la mala intención”, el agente del Ministerio Público federal quería “cuadrarme el delito de delincuencia organizada”, basado en las “falacias” de Jennifer y Mateo. Por su parte, Jennifer sostuvo que, a cambio de protección, el cártel de los Beltrán Leyva le entregaba dinero a los generales Escorcia y Dauahare, a través del mayor Iván Reyna. Relató que en noviembre de 2007, en una casa ubicada en la calle Bosques de Cacaos, en la colonia Bosques de las Lomas, de la Ciudad de México, Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, así se lo hizo saber, señalándole al mayor Reyna, que ahí se encontraba presente y a quien Valdez le entregó ahí mismo 500 mil dólares. Jennifer aseguró que Escorcia siempre estuvo al tanto de esas entregas de dinero, al grado de que llegó a reunirse “en más de dos ocasiones” con Arturo Beltrán Leyva, a mediados de 2007, en una casa que éste tenía en el fraccionamiento Zumiya, de Cuernavaca. En su testimonio ante el juez, Escorcia negó esta imputación en su contra: “Esto no es cierto y no ha podido comprobar la Procuraduría General de la República la existencia de dicha casa, ni existe inspección, fe ministerial o aseguramiento alguno en relación al referido lugar”. El otro testigo, Mateo, llegó a declarar que en ese tiempo los Beltrán Leyva sobornaban a siete generales del Ejército adscritos a Morelos, tres de los cuales trabajaban en Cuernavaca. No obstante, Escorcia asegura que en 2007 el único general en Morelos era él (aunque detalla que en octubre llegó otro general), por lo que el testigo protegido “miente en su declaración”. En entrevista con este semanario José Cristopher López Olguín, abogado defensor de Escorcia, comenta: “En 2007, la relación entre el general Escorcia y el general Dauahare era solamente administrativa, tenían el trato normal que hay entre un comandante de zona y un subsecretario de la Defensa Nacional. Hasta ahí llegaba todo. No tenían ninguna complicidad con los Beltrán Leyva.” –A Escorcia lo quitaron de la 24 Zona Militar en diciembre de 2007, recién ocurrió el incidente del avión cargado de cocaína. ¿Ese fue el motivo de su remoción? –No, no fue por esa razón. A principios de 2008 lo enviaron a la III Región Militar, en Sinaloa, para que siguiera combatiendo al narcotráfico. Tres meses después, el 22 de abril de ese año, la Secretaría de la Defensa Nacional le otorgó una placa de bronce en reconocimiento por su patriotismo y su desempeño contra la delincuencia organizada. Hubo una ceremonia en su honor en la que estuvo presente el mismo secretario de la Defensa, el general Guillermo Galván. “Es ilógico que se le hubiera dado ese reconocimiento de haberle encontrado vínculos con el narcotráfico en el incidente del avión King Air. La DEA detectó a la aeronave desde que despegó de Maracaibo y alertó a las autoridades mexicanas. La aeronave iba a aterrizar en Puebla y no lo hizo. Enfiló rumbo a Morelos. El Sistema Integral de Vigilancia Aérea (SIVA) le dio aviso al general Escorcia. Y éste intentó comunicarse con el personal militar del aeropuerto, a través del equipo de transmisión de su camioneta, pero no le contestaron. Salió el general al aeropuerto y cuando llegó la aeronave ya había sido descargada. Los militares responsables fueron castigados. La intervención del general fue la adecuada, según las investigaciones del Ejército y de la PGR que yo presenté como pruebas para su defensa”, afirma el abogado López Olguín. Al dejar la comandancia de la 24 Zona Militar de Cuernavaca, Escorcia fue relevado por el general Leopoldo Díaz, a quien en 2009 la DEA le informó que en esa Zona había militares trabajando para el crimen organizado. En enero de 2010, el general Díaz ya había sometido a proceso a 16 militares bajo sus órdenes, entre ellos cinco tenientes y cuatro sargentos. Era, al parecer, la herencia que le había dejado Escorcia, según información recabada por este semanario (Proceso 1856). Al respecto, el abogado de Escorcia dice: “En la averiguación previa no se mencionan estos hechos, tampoco los mencionan los testigos protegidos. Incluso mandamos llamar a unas siete personas que estuvieron bajo las órdenes del general en esa zona militar y en sus testimonios no se refieren a ese asunto, que incluso para mí resulta novedoso.”

Contra los generales
Una acusación de mucho peso en contra de Escorcia corrió a cargo de un exsubalterno suyo, el mayor Iván Reyna, actualmente preso en el Cereso de San Juan del Río, Querétaro, acusado de extorsión y de trabajar para el cártel de los Beltrán Leyva. Reyna declaró que, a mediados de 2007, Escorcia le ordenó ir al restaurante California, situado a un costado de la autopista Cuernavaca-México, a recoger unos sobres para el general Dauahare que ahí le iban a entregar unas personas. Reyna obedeció y acudió al restaurante, pero al verlo vestido de militar las personas que le iban a entregar esos sobres se negaron a dárselos. Hasta ese momento Reyna cayó en la cuenta de que eran narcotraficantes que, a través de él, le iban a entregar dinero a Dauahare. Sin embargo, tiempo después Reyna se desdijo de esa versión. En una entrevista con este semanario, señaló que la SIEDO lo obligó, bajo coacción, a inventar esa historia para incriminar a los generales Escorcia y Dauahare. Y agregó: “La SIEDO me quiere usar para atacar a los generales. Han seguido presionándome con respecto a las declaraciones de Jennifer y Mateo que dicen que ellos sabían y que todo era a través de mí. Y aunque ellos aseguran que me veían personalmente –para entregarme el dinero de los Beltrán Leyva–, eso es imposible, infame” (Proceso 1860). En su declaración, Escorcia también niega que le haya girado instrucción al mayor Reyna para ir al restaurante California a recoger dinero del narco, como igualmente niega que Dauahare haya estado detrás de todo.

El policía que se hizo

millonario al amparo de García Luna

Tabachines. Alberca con cascada

Eduardo Miranda

ANABEL HERNÁNDEZ

E

l calor de abril invade el ambiente del inmenso jardín de la residencia marcada con el número 10 de la calle Tabachines, en Lomas de Cocoyoc, Morelos. La barra de bebidas refrescantes y alcohólicas está bien surtida y, al son del mariachi, las carcajadas y la abundante comida, el calor es más humano que atmosférico. El rey de la fiesta es Armando Espinosa de Benito, uno de los más poderosos jefes de la Policía Federal y a quien le gusta autodenominarse “dios”. Actúa como si lo fuera. Cincuentón, con canas en las sienes, usa el cabello castaño medio relamido hacia atrás. Viste pantalón beige y guayabera blanca de manga corta. Está extasiado, sonriente, a ratos grotesco. Abraza a un invitado mientras los mariachis tocan la última nota de una canción. La escena reproduce con fidelidad la imagen de los jefes policiacos en México.

–¡Otra, otra, otra! –grita la concurrencia, animando a Espinosa de Benito. Él suelta la carcajada de quien se sabe impune. Se trata de la comida de cumpleaños con la que acostumbra celebrar a su esposa Rebeca Ibarra Panszi en su residencia, que vale por lo menos 8 millones de pesos. Está muy lejos de las posibilidades que su salario de policía le permite; quiEspinosa de Benito. Se dice“dios”

zás por eso nunca la ha reportado en su declaración patrimonial. “¡Ya sabes que yo soy una música, compadre!”, exclama, con las mejillas rojas y dirigiéndose a un invitado. “Eres un folclor”, le responde una voz masculina. Complacido, el jefe policiaco se lleva la mano a la nariz en un gesto en el que parece extraer algo de la fosa nasal. Qué importa, es su casa, es su fiesta y es “dios”. Su propia familia, para ostentar su nivel de vida, subió el video de la fiesta a Facebook. Ahora el jefe policiaco está sujeto a la rendición de cuentas y al escrutinio público. En 2001 Espinosa de Benito, sólo con la preparatoria terminada, era uno más en la Agencia Federal de Investigación (AFI) que comenzaba a dirigir Genaro García Luna. Tenía una larga carrera en la Policía Judicial Federal, que luego se convirtió en la AFI, y en otras instituciones policiacas, pero no prosperaba. Pasó muchas penurias antes de poder gozar de la riqueza con su esposa, Rebeca Ibarra Panszi. Los dos provienen

C ORR U P C IÓ N Armando Espinosa de Benito, que fue alto funcionario de la Policía Federal en tiempos de Genaro García Luna, ha sido acusado en averiguaciones previas y por el propio narcotraficante Édgar Valdez Villarreal La Barbie de recibir sobornos del crimen organizado. Una investigación de Proceso muestra que El Güero Espinosa acumuló en cuatro años ocho propiedades que valen más de 37 millones de pesos, siete de las cuales no reportó en su declaración patrimonial. Esta es la historia del policía millonario y de sus excesos.
de familias humildes y se conocieron muy jóvenes en la colonia Portales de la Ciudad de México. El padre de Armando era carnicero y la madre de Rebeca trabajaba para subsistir. Se casaron porque la cigüeña venía en camino. Rebeca tenía 17 años. A los 19, Armando Espinosa de Benito ocupó su primer puesto policiaco en un crucero capitalino. Su padre convirtió la carnicería en la taquería El Tancítaro, que sigue manejando uno de sus hermanos. La vida de Espinosa de Benito siguió siendo modesta durante 29 años, hasta que se sacó el premio mayor sin comprar boleto: en 2001 se hizo cercano a Genaro García Luna, director de la AFI, y a su brazo derecho, Luis Cárdenas Palomino. Sus bienes patrimoniales y su tren de vida crecieron como la espuma. Documentos de la AFI indican que su domicilio oficial era avenida 1501 número 35, en la sexta sección de la populosa Unidad Aragón de la delegación Gustavo A. Madero. Su declaración patrimonial de 2003, cuando era director de área en la AFI, indica que su único ingreso era el sueldo de 50 mil 181 pesos mensuales, con lo que mantenía a su esposa y a sus dos hijas: Nora y Rebeca Espinosa Ibarra. En el mismo documento reporta la compra de una camioneta modelo 1999. No registra ninguna propiedad. En la declaración de 2005 Espinosa de Benito, entonces comandante en el área de Investigaciones de la AFI, dice tener un ingreso anual total de 929 mil 136 pesos. Dice que en febrero de 2004 compró un departamento de 120 metros cuadrados con valor de 605 mil pesos y un menaje de 750 mil pesos, más caro que el inmueble. El inmueble se localiza en la colonia Campestre Churubusco en la avenida Cerro de las Torres 259 y su valor comercial, que aún conserva, es de 1.5 millones de pesos. Para entonces también tenía un modesto departamento en la esquina de Cerro de Tezoyo esquina con Canal de Miramontes, en la misma colonia, donde siguió viviendo pero que no reportó en su declaración. De acuerdo con la investigación de Proceso, Espinosa de Benito aún tiene el departamento y quería venderlo en casi un millón de pesos. la cual ha sido remodelada por lo menos en tres ocasiones. Esa vivienda tiene costosa ventanería alemana, jacuzzi en la recámara principal y una fuente que da hacia la pared trasera. Está totalmente amueblada y equipada, pero al paso del tiempo ya no cubrió las crecientes necesidades de lujo de la familia y actualmente se usa como “casa de visitas”. Si se calcula por la zona donde se ubica, su valor comercial es de 2.3 millones de pesos. La segunda propiedad, donde se celebró la fiesta del video, fue adquirida entre 2005 y 2006. Según los registros oficiales de la tesorería municipal de Atlatlahucan, consta de dos terrenos que suman mil 53 metros cuadrados en la zona de Fincas y Paisajes, la más cara del fraccionamiento. Por la puerta de Tabachines lote 35, manzana 17, se entra a la residencia ampliada y remodelada en varias ocasiones. Cuenta con pisos de mármol, puertas de maderas finas y un vitral de doble altura. Tiene tres recámaras, sala, comedor y una terraza que da a una piscina con cascada y jacuzzi. Por la calle Fresnos, lote 5, manzana 44, un portón en forma de arco es la entrada al magnífico jardín de 543 metros cuadrados. En sus ratos de ocio Espinosa de Benito se da el gusto de podarlo él mismo, vestido con bermudas, una playera del gobierno de Estados Unidos y una gorra. A juzgar por las imágenes y el video que subieron los familiares, sus fiestas son frecuentes. El mariachi y la marimba nunca faltan, al igual que las carpas, las mesas decoradas y la pista de baile. De acuerdo con el valor comercial en la zona, esa propiedad alcanza los 7 millones de pesos.
Eduardo Miranda

Fiestas en Cocoyoc
De acuerdo con los registros oficiales del municipio de Atlatlahucan, Morelos, Espinosa de Benito posee dos propiedades en Lomas de Cocoyoc. La primera la adquirió hace más de 15 años, cuando era sólo un agente de la Policía Judicial Federal. Se localiza en la calle Encino número 12, lote 5, manzana 44, y es una pintoresca casa de un nivel, con alberca y jardín impecable,

Colonia Campestre Churubusco. Se vende por 5.5 millones

Eduardo Miranda

Cerro de la Estrella 19. Un detalle para la hija mayor

La señora Rebeca Ibarra Panszi aparece como propietaria de las dos casas en las cuentas prediales de la tesorería municipal. Ella obtuvo su certificado de preparatoria hace sólo tres años. Nunca ha trabajado, siempre se ha dedicado al hogar, y su familia de origen sigue en la modesta situación económica que tenía en la colonia Portales, por lo que le sería imposible tener ingresos propios tan altos como para adquirir y mantener las residencias en Morelos.

Las residencias de Coyoacán
En la misma época en que Espinosa de Benito adquirió y remodeló la residencia principal de Lomas de Cocoyoc, compró y mandó remodelar intensivamente una casa en Cerro de Macuiltepec 74, en la colonia Campestre Churubusco, delegación Coyoacán. Desde enero, la casa, que tiene un terreno de 190 metros cuadrados y 300 de construcción, está en venta. Piden por

ella 5.5 millones de pesos. La publicidad señala que tiene “acabados de lujo”, ventanería alemana con doble vidrio, pisos de mármol y encino americano, y aire acondicionado. En sus cuatro niveles cuenta con tres recámaras; eran cuatro, pero –dice la publicidad– convirtieron una en un “maravilloso y amplio vestidor”. Además, hay estudio, terraza, tres baños y medio, caja fuerte… El corredor inmobiliario la promociona como nueva porque, explica, cuando el jefe policiaco la compró, mandó desnudarla hasta quedar en los tabiques a fin de rehacer todos los acabados. En enero de 2007, su hija Nora se casó con Rafael Navarro Hernández. En diciembre de 2006 Espinosa de Benito le compró una residencia en Cerro de la Estrella 19, a unas cuadras de la casa paterna. Para cuidar su patrimonio, Espinosa de Benito y su esposa se quedaron como beneficiarios del usufructo vitalicio del inmueble y le dejaron a su hija la llamada “nuda propiedad”, restringiendo así su derecho. Al año siguiente, en enero de 2008, su hija Rebeca contrajo matrimonio con Erick Friedman y a ella también le compró una residencia en la calle Cerro de la Carbonera 138, bajo el mismo régimen jurídico. Espinosa de Benito aplicó a las casas que ocupan sus hijas la misma renova-

Cuatro veces

nepotista
ANABEL HERNÁNDEZ

A

rmando Espinosa de Benito, exjefe de la Unidad de Inteligencia de la Policía Federal (PF), no sólo se enriqueció inexplicablemente sino que además aprovechó su cargo público para meter a cuatro familiares dentro de la corporación. Los beneficiados son su yerno Rafael Navarro Hernández, casado con su hija mayor, Nora Espinosa Ibarra; su otro yerno, Erick Friedman Zúñiga, casado con su hija menor, Rebeca; un primo de su esposa Rebeca Ibarra Panszi, Alfredo Renaum Panszi, quien entró junto con su exesposa, Adriana Ramírez Arzoz. Los puestos para sus yernos, solía decir, se los daba para que pudieran mantener el tren de vida de sus hijas. Friedman Zúñiga ingresó a la PF en octubre de 2012, un mes antes de terminar el se-

xenio de Calderón –y de que a Espinosa de Benito se le acabara la posibilidad de meter a sus allegados en el gobierno. Le dieron el cargo de subdirector de Presupuesto y Análisis de la Información de la PF (plaza número PF015), con un sueldo neto de 25 mil pesos, equiparables a los de un inspector general. Había trabajado en el área de compras de Televisa y en servicio a clientes de Telcel. Pese a que corrieron a su suegro, él ha logrado pasar inadvertido. El 15 de mayo presentó su declaración patrimonial: informó que seguía con el mismo cargo, pero ahora con la plaza PF012 –y un sueldo neto de 37 mil 656 pesos–. Afirma que es licenciado en economía. Navarro Hernández, mejor conocido como Navarrito, entró como subdirector en la Coordinación de Inteligencia para la Prevención –en la que estaba su suegro– con un nivel PF016, al que le corresponde un sueldo

Al lado del boxeador Márquez

mensual de 22 mil 951 pesos netos. Su única experiencia laboral había sido trabajar en “soporte técnico” en Quálitas. Le asignaron uniforme, placa y una unidad de policía, aunque fuentes consultadas de la PF señalan que ni siquiera se presentaba a trabajar. Navarrito aprovechaba para ir a los hangares del Centro Operativo de Mando, en Iztapalapa, para subirse a los helicópteros. Y

C ORR U P C IÓ N
ción y tienen los mismos acabados que la casa de Cerro de Macuiltepec, como se ve en las fotos que exhiben en Facebook. Son de tres niveles y cada una vale 5.5 millones de pesos, como la casa paterna. En la casa de Nora se acondicionó un moderno bar con dos pantallas de televisión, iluminación en la barra, sillas adecuadas al estilo modernista y balones de futbol de colección. Además, se acondicionó una habitación con cama, colchón y cobijas para sus cuatro perros La hija menor, Rebeca, le ha pedido a su padre que le remodele la casa al menos dos veces: una fue para derribar un largo muro de roca volcánica y poner una pared chillona a lo largo y ancho de su bar privado. En la planta superior tiene su propia sala de cine. También tiene afición por las mascotas e igualmente les asignó una recámara a sus tres perros. Ninguna de las tres residencias en Campestre Churubusco fue registrada por Espinosa de Benito en sus declaraciones patrimoniales. En 2006, 2007 y 2008 Espinosa de Benito declaró sólo el departamento de 120 metros cuadrados. En 2006 y 2007 era director general de Crimen Organizado en la AFI, pero en 2008 ya estaba en la SSP federal con García Luna como coordinador general de las Fuerzas Federales de Apoyo. En esos años declaró gastos alimenticios y el pago del crédito hipotecario del departamento. Además de sus excentricidades, la esposa y las hijas del jefe policiaco presumen en Facebook sus viajes por Europa al menos una vez al año. El último fue una larga estancia en Barcelona en abril pasado. En un muro de la sala de estar del piso de recámaras, cuelgan cuadros con las firmas de Diego Rivera y José Luis Cuevas, que la esposa del policía presume como auténticos. En la planta central se ubican la extensa sala, un comedor a desnivel y un estudio. Y en la planta baja hay un amplio salón de fiestas con un letrero sobre la barra: “Armando’s Bar”. Tiene una cava, iluminación de discoteca automatizada, dos pantallas de plasma y una máquina de humo para ambientar los festejos. La cuenta catastral de la residencia de Luarca, con un valor comercial de al menos 9 millones de pesos, conserva el nombre del propietario anterior, pero en los registros del fraccionamiento aparece como dueña Rebeca Ibarra. En 2009, siendo coordinador general de las Fuerzas Federales de Apoyo, como anotó en su declaración patrimonial, Espinosa de Benito tenía un ingreso anual de 1 millón 883 mil 269 pesos, reportó como única propiedad el departamento de la Campestre Churubusco y por primera vez admitió una cuenta bancaria con 1 millón 350 mil pesos.

Los lujos del licenciado
En 2008 el jefe policiaco adquirió su actual residencia, en la calle de Luarca 20, colonia Parques del Pedregal, delegación Tlalpan. Frente a su fachada posó su yerno Francisco Navarro en una motocicleta y subió la foto a Facebook. También ese inmueble fue dejado en tabiques para remodelarlo totalmente, excepto el piso de mármol color salmón. En algunas áreas colocó encino americano y mandó instalar un elevador equipado con teléfono, que lleva del salón de fiestas a la cocina y de ahí a la planta alta, donde están las recámaras. De las tres recámaras, la de la señora Rebeca tiene un vestidor tan grande como otra habitación. Ahí es donde la esposa del mando policiaco guarda su colección de zapatos Louis Vuitton. Le gustan tanto que en Perisur, donde es clienta frecuente, compra el mismo modelo en la versión de tacón y flats con bolsas que le hagan juego. Ella misma se encarga de mostrar esa parte de su vida personal en las redes sociales. Incluso presumió el pastel de cumpleaños con el que festejó a su yorkshire terrier cuando cumplió dos años.

las fotos luego las presumía en Facebook o, en actos de la PF, aprovechaba la oportunidad de fotografiarse con personajes, como el boxeador Juan Manuel Márquez. Dice que es licenciado en informática. El 13 de mayo pasado presentó su declaración patrimonial, la cual no hizo pública. Hasta ese momento había logrado sobrevivir al despido de su suegro. Pero el gusto no le duró mucho: lo corrieron el 20 de mayo, y el 29 de ese mismo mes presentó su declaración de terminación de cargo. Alfredo Renaum Panszi, primo hermano de la esposa de Espinosa de Benito, fue metido a la PF el 1 de abril de 2010, días después de Navarrito. A él le tocó el puesto de suboficial en la Coordinación de Inteligencia para la Prevención –donde estaba su primo político– con un sueldo nada despreciable de 20,913 pesos mensuales, sobre todo considerando que no se presentaba a trabajar. Tenía la carrera comercial de mecánico y su única experiencia era en un taller. De acuerdo con los registros de la Secretaría de la Función Pública, no ha presentado ninguna declaración de terminación de cargo. Adriana Ramírez Arzoz, aunque ya no es la esposa del primo, también tuvo una tajada del pastel. Entró el 1 de agosto de 2008 como jefa de departamento en la Dirección General de Seguridad Privada de la Secretaría

de Seguridad Pública federal. El 16 de octubre de 2012, días antes de que terminara la gestión de Genaro García Luna al frente de la SSP –y de que desapareciera la dependencia–, Espinosa de Benito la metió en la División de Inteligencia de la Policía Federal, que él encabezaba directamente, como jefa de departamento. Le asignaron un sueldo mensual de 17 mil 928 pesos. Así lo reportó ella a la SFP el 6 de enero de 2013. Curiosamente, el 8 de mayo de 2013 presentó ante la SFP una modificación patrimonial, en la que dice que desde el 16 de octubre de 2012 es analista de la “Coordinación de servicios generales, Dirección general de recursos humanos”, en donde permanece. Espinosa de Benito también le dio un puesto al hijo de su incondicional empleado José Luis Márquez. Se llama Édgar José Luis Márquez Malacara, y es amigo de su yerno Navarrito. Lo metió en febrero de 2011 como suboficial en la división de Investigación que él encabezaba, por lo que tiene su placa y uniforme. En septiembre de 2012 fue ascendido a subinspector en la misma

división, con un sueldo neto de 16 mil pesos mensuales. Hasta la fecha sigue en el cargo. La Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos, en su artículo 47 fracción VIII, señala que todos los servidores públicos deben “excusarse de intervenir en cualquier forma en la atención, tramitación o resolución de asuntos en los que tenga interés personal, familiar o de negocios, incluyendo aquéllos de los que pueda resultar algún beneficio para él, su cónyuge o parientes consanguíneos hasta el cuarto grado, por afinidad o civiles…”. O

Juego con helicópteros

C O RR UPCIÓN
En 2009 el jefe policiaco ya había acumulado ocho propiedades, pero sólo declaró una ante la Secretaría de la Función Pública. Con sólo la preparatoria terminada, Espinosa de Benito era un ejemplo de éxito. Tan exitoso era que, sin consignar nunca antes que estaba estudiando una carrera universitaria, en su declaración patrimonial de 2010 Espinosa de Benito registró su ascenso a coordinador general de Inteligencia de la Policía Federal y apareció convertido en licenciado en derecho por la Universidad Insurgentes. Ese año volvió a ocultar sus propiedades y declaró nada más su departamento, el menaje correspondiente y dos vehículos, uno modelo 2007 y la Cherokee 1999, cuando en realidad fuera de su casa de Luarca siempre se ven estacionados vehículos mucho más recientes. nombró a Quiroz titular de la Unidad de Investigación. En la foto lo acompaña también un pequeño y robusto conde Drácula, José Luis Márquez, otro incondicional de Espinosa de Benito. Días antes de concluir el sexenio de Felipe Calderón y un mes después de que el jefe policiaco se disfrazara de verdugo, el narcotraficante Édgar Valdez Villarreal La Barbie denunció en una carta pública que desde la dirección de la AFI y luego de la PF, Genaro García Luna y su equipo recibían dinero del crimen organizado: “Genaro García Luna, titular de la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP), quien cuando menos desde el año 2002, primero en la AFI y luego en la PFP, me consta que ha recibido dinero de mí, del narcotráfico y la delincuencia organizada, al igual que un grupo selecto integrado por Armando Espinosa de Benito, quien trabajaba con la DEA y me pasaba información; Luis Cárdenas Palomino, Édgar Eusebio Millán Gómez, Francisco Javier Garza Palacios (PF Colombia), Igor Labastida Calderón, Facundo Rosas Rosas, Ramón Eduardo Pequeño García y Gerardo Garay Cadena, quienes también forman parte y reciben dinero de la delincuencia organizada y de mí.” Antes, en la averiguación previa PGR/ SIEDO/UETMIO/0992010/2010, Sergio Barragán El Grande señaló que querían matar a Armando Espinosa de Benito, jefe de la División de Inteligencia, porque además de recibir dinero de los Beltrán Leyva también lo obtenía del Cártel de Sinaloa, pues para entonces ya se habían separado (Proceso 1777). Hasta ahora ni las acusaciones de El Grande ni las de La Barbie han sido investigadas por la PGR. De acuerdo con la investigación de este semanario y las declaraciones patrimoniales de Armando Espinosa de Benito, 2010 fue el último año que hizo pública su declaración patrimonial y ya no reportó ninguna cuenta bancaria. En 2011, 2012 y en las tres de 2013, donde se piden los datos correspondientes a su puesto y clave de sueldo, se lee: “El servidor no aceptó hacer públicos sus datos patrimoniales”. Éstos incluirían las ocho propiedades mencionadas, más las que se hayan acumulado. Fuentes de la PF afirman que en los últimos dos años Espinosa de Benito adquirió dos departamentos atrás del Parque Hundido, y otro atrás del World Trade Center, en la colonia Nápoles de la Ciudad de México. Tras la desaparición de la SSP federal, Espinosa de Benito sobrevivió a la primera limpia que aplicó Manuel Mondragón y Kalb, titular de la Comisión Nacional de Seguridad. Se jactaba con su equipo de que Mondragón era un “pendejo” que no le había aceptado la renuncia porque lo necesitaba. Pero el 31 de enero fue abruptamente despedido –confirmaron las fuentes en la PF– por ser un cercano colaborador de García Luna y tener mala reputación. El 5 de marzo también salió su incondicional Sergio Quiroz Padilla y entonces el policía millonario temió que se abriera una investigación contra él. Según las mismas fuentes, conservó los escoltas cuatro meses, pero a mediados de mayo se le retiraron. Esta semana, Espinosa de Benito manipuló ante la Secretaría de la Función Pública las fechas de su salida oficial de la PF. Documentos de los que Proceso tiene copia muestran que el exfuncionario se dio de baja el 25 de febrero de 2013 como “titular de la Unidad de Investigación”, pero la fecha de término que anotó fue el 31 de enero de 2013. Ya el 13 de mayo pasado había hecho otra modificación en su registro ante la SFP y escribió que estaba activo en el puesto, lo que significa que puede seguir cobrando después de ser despedido o continuar ostentando el cargo. El jueves 6 de junio reportó a la SFP que concluyó el cargo en la PF el 16 de mayo de 2013, lo que implica el cobro de cuatro meses más sin trabajar, ostentando el cargo. Sergio Quiroz actuó igual. Hizo una primera declaración oficial de terminación de cargo el 25 de marzo de 2013, y el jueves 6 de junio pasado otra, en la que afirmó haber finalizado su gestión en la PF el 3 de mayo de 2013 y no en marzo, por lo que habría cobrado su sueldo sin trabajar. Ahora el policía millonario presume a sus excolaboradores de la PF que consiguió un puesto mejor: encargado de seguridad de las empresas de un hombre mucho más millonario que él: Carlos Slim. O

Despido sin castigo
Todos los años las hijas del jefe policiaco organizan una lujosa fiesta de Halloween de la que informan ampliamente en las redes sociales. En 2012, pese al “duro” trabajo de combatir a los narcotraficantes y la violencia extrema en el país, Espinosa de Benito, quien desde 2011 es jefe de la División de Inteligencia de la PF, escogió el disfraz de verdugo, con capa y capucha negra; en vez de hacha se puso una pistola entre el pantalón y la cintura. En la foto exhibida por su familia, al costado del jefe policiaco aparece un alto, escurrido y bien caracterizado Frankenstein. Su nombre es Sergio Quiroz, la sombra de Espinosa de Benito desde hace 15 años y hombre de todas sus confianzas. Tanto, que cuando Espinosa era titular de la División de Investigación de la PF
Eduardo Miranda

Cerro de la Carbonera 138. Cariño para la hija menor

Octavio Gómez

El Pacto por México

negociar”
con el Legislativo
JENARO VILLAMIL

“tendrá que

El coordinador de los senadores perredistas, Miguel Barbosa, señala en entrevista que la próxima reforma constitucional en materia política será un asunto de aritmética legislativa, ya que tanto él y su bancada como los senadores “corderistas” tratarán de impulsar cambios basados en criterios legislativos, y no necesariamente dictados por el Consejo Rector del Pacto por México. Confía en que pese a la división en el PAN el nuevo bloque podrá influir en los cambios mediante los 30 puntos de su propuesta, por incómoda que le parezca al PRI, al gobierno federal y al presidente del PAN, Gustavo Madero.

A

diferencia de lo sucedido con las reformas constitucionales en materia educativa y de telecomunicaciones, es probable que el Pacto por México tenga que negociar con un bloque legislativo que se ha formado en el Senado y que ya planteó 30 puntos de una “agenda mínima” para esta reforma. En el Senado, el bloque está formado por 48 legisladores –22 del PRD y 26 del PAN– que suman poco más de un tercio de esta cámara. Sus propuestas más destacadas son que los integrantes del gabinete presidencial sean ratificados por el Senado, reglamentar mecanismos de participación ciudadana, como la revocación de mandato, incluir la segunda vuelta electoral en comicios para gobernadores y presidente de la República, establecer como causal de nulidad de las elecciones y de

P OL ÍT ICA
pérdida del registro de los partidos el rebase de tope de gastos de campaña y que se anule el “secreto bancario” al fiscalizar los fondos de las campañas de manera simultánea y no posterior a los comicios, entre otros puntos. Impulsor de esta agenda, el coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa, advierte que este bloque de legisladores tiene “un valor estratégico” porque configura un tercio de los senadores, necesario para impedir o impulsar una reforma constitucional en esta materia. “Es un bloque que obligará a negociar a los impulsores del Pacto por México”, sentenció el legislador de origen poblano. Perteneciente a la corriente Nueva Izquierda (NI), mejor conocida como Los Chuchos, Barbosa admite en entrevista con Proceso que la presentación de los 30 puntos de la alianza PAN y PRD, el pasado 27 de mayo, generó incomodidad en el seno del Pacto por México, pero defiende la posibilidad de construir “una reforma política negociada”. “No veo al Consejo Rector del Pacto por México consiguiendo una mayoría legislativa para aprobar sus reformas sin tomar en cuenta a este grupo –advirtió–… Queremos construir juntos un modelo para la reforma política. Queremos armonizar lo que hagamos los senadores con la iniciativa del pacto. Estamos listos para enfrentar un proceso legislativo en el que influyamos.” La conformación del bloque se agudizó debido a la crisis interna en la bancada panista. A raíz de la decisión de su presidente nacional, Gustavo Madero, de remover a Ernesto Cordero de la coordinación y nombrar a José Luis Preciado, en franca minoría, se reforzó el acercamiento entre perredistas y “corderistas”. De los 38 senadores del PAN, 26 apoyan a Cordero en esta iniciativa de reforma política, ocho más podrían incorporarse y sólo cuatro están con la nueva coordinación de Preciado, quien apoya la línea de Gustavo Madero de negociar en el seno del Pacto por México. Durante la presentación de los 30 puntos “para defender y profundizar la democracia”, el panista Roberto Gil Zuarth, al lado de Ernesto Cordero, advirtió: “No podemos aceptar que la iniciativa del cambio político provenga de una mesa que sustituya la responsabilidad del Congreso y que la reforma política tenga como único propósito la legitimación del gobierno”. Con un discurso menos duro que el de los corderistas, Barbosa afirma que no se trata de confrontarse con el Pacto por México, sino de obligar a sus integrantes a negociar una reforma política con “metas más altas” que las planteadas en el documento original, firmado por los presidentes del PAN, PRI y PRD con el gobierno de Enrique Peña Nieto. –Algunos políticos han señalado que al presentar los 30 puntos ustedes se fueron por la libre o quieren protagonismo –plantea el reportero. –Las cosas hay que verlas desde su naturaleza. Si hay un partido de futbol, yo quiero que lo protagonicen los futbolistas; si es de box, que sean los boxeadores. Y si es un proceso legislativo, que sean los legisladores los protagonistas. Lo que queremos es que se cree un ambiente adecuado para que haya una buena reforma política. –Sin embargo, hay dos visiones distintas del modelo de reforma política. Por lo menos, algunos defienden la necesidad de restaurar el sistema presidencialista y ustedes proponen introducir mecanismos parlamentarios. –Sí, pero, ¿dónde dice en la Constitución que el sistema es inamovible? ¿Dónde dice que nuestro régimen es presidencialista? Lo que nuestra Constitución prevé es un ejercicio del poder conforme a la norma. Seguirá habiendo un presidente de la República electo por voto universal, directo y secreto, pero su gabinete será ratificado por el Congreso mexicano, donde haya moción de censura, donde establezcamos mecanismos constitucionales de control político. –¿Hay consenso con el PRI y el gobierno para lograr esto? –Espero voluntad política del gobierno y de todas las fuerzas para construir una reforma de este tipo, pero no creo que el PRI vaya con esta propuesta. –¿Y dónde están los espacios para la participación ciudadana? –Los mecanismos de participación ciudadana no son ni siquiera una novedad. Hay que regularlos para que sean posibles el plebiscito, el referéndum y otros mecanismos, como la revocación de mandato. “Todo esto está contenido en los 30 puntos que presentamos. Ponemos las metas altas. Ese es el valor de la propuesta del Senado, no nos limitaremos solamente a los asuntos en donde existan consensos, sino donde haya discusión, donde haya opinión de la sociedad. “Además, los consensos de quienes vamos a defender. La sociedad siempre será vanguardista, apostará a reformas profundas. Quienes limitan la profundidad de las reformas son los políticos, por cálculos derivados de sus posiciones públicas.”

“Habilidad y otra cosita”
Como Barbosa pertenece a la corriente NI y es público que ésta impulsa las iniciati-

PO L ÍTICA
vas del Pacto por México, se le cuestiona si su posición implica una ruptura con Los Chuchos. Responde: “Yo pertenezco a un partido, que es el PRD, y a una corriente, que es NI, pero yo tengo que actuar como el coordinador de los 22 senadores, que no son todos de NI. Para lograrlo, me baso en una regla principal: hablo y actúo en representación de los 22 senadores, no por ellos. Apoyo la labor que hace el presidente del partido, Jesús Zambrano, en el Consejo Rector del Pacto por México, pero también actúo como coordinador del grupo parlamentario, que es un grupo plural. –¿No debilita la posibilidad de articular un tercio de senadores lo que está sucediendo en la bancada del PAN, la fractura entre quienes apoyan la línea de Gustavo Madero y quienes están a favor de Ernesto Cordero? –No son las mejores condiciones con las que se puede transitar, pero espero que la bancada del PAN pueda tener una posición única en este asunto. Ahorita permanece un bloque mayoritario de los integrantes del grupo panista: son 26 de un total de 38 senadores del PAN que apoyan los 30 puntos. Estos 26 más los 22 del PRD suman 48. Para formar un tercio en el Senado se necesitan 43. A decir de Barbosa, estos 43 legisladores, sumados a los cinco del PT y a una senadora de Movimiento Ciudadano pueden alcanzar 49 votos en la reforma política. A diferencia del PAN, los 22 senadores del PRD se presentan “sin fisuras”. –¿Cómo ha logrado este apoyo de los 22 senadores? –Con un poquito de habilidad y otra cosita –señala, sonriente. Barbosa indica que, a diferencia de lo
Eduardo Miranda

que marcan los estatutos del PAN, el coordinador de los senadores del PRD no es designado por el presidente del partido sino por los integrantes de la bancada. –¿Existe el riesgo de que se repita lo mismo que pasó con las reformas constitucionales en materia educativa y de telecomunicaciones? ¿Que el Pacto por México obligue a votar una iniciativa? –Las iniciativas son modelos. Los modelos tienen características generales y particulares. Si uno quiere preservar el modelo, le hará modificaciones o adiciones que no alteren el mismo. Por ese rango transitaron las reformas educativa y de telecomunicaciones. “Nosotros en el Senado le agregamos lo de calidad educativa a la reforma, además del sistema de evaluación. Este punto le da a la reforma constitucional un rasgo mucho más profundo. En el caso de la reforma de telecomunicaciones, le hicimos correcciones y adiciones importantes, pero preservándola. “En la reforma política queremos construir un modelo juntos. Queremos armonizar lo que hagan los senadores con lo del pacto. Estamos listos para enfrentar un proceso legislativo en el que influyamos.” –¿Hay incomodidad en el gobierno federal con esta alianza entre el PAN y el PRD? –No lo sé. Vamos a verlo.

Los puntos difíciles
Los 30 puntos del bloque PRD-PAN, presentados en conferencia de prensa y de forma aún general el pasado 27 de mayo, serán aterrizados en una iniciativa que se formalizará el 2 de julio, un año después de las elecciones presidenciales de 2012. Barbosa explicó que esta iniciativa tie-

Cordero, Barbosa y Gamboa. Aritmética legislativa

ne dos líneas generales: una nueva generación de reformas electorales y la reforma del poder político. En materia electoral, se introducirán mecanismos para evitar el uso del dinero ilícito en campaña; para auditar el uso del dinero no de manera ex post (como actualmente se hace a través del IFE), sino simultánea a su gasto; proponer la anulación de la elección y la pérdida del registro y de la candidatura a quienes rebasen el tope de gastos de campaña, así como crear una “nueva generación de órganos electorales”. “Vamos a renovar desde el IFE hasta la mesa directiva de casilla”, advierte. –¿Están de acuerdo en la propuesta de crear un Instituto Nacional Electoral que desaparezca a los organismos estatales? –Eso no está incluido en los 30 puntos. Nosotros reconocemos la enorme influencia de los gobernadores que controlan los órganos locales y que usan recursos públicos, pero hay que tener presente que la Constitución tiene principios rectores, como son el federalismo y la autonomía de los organismos electorales. “¿Quién puede establecer garantías para que un instituto nacional no sea también un organismo dependiente de los partidos y del gobierno federal? Ese es el problema del IFE. La partidización de sus integrantes.” –En materia de fiscalización de los recursos, ¿cómo evitar que se repitan fenómenos como el del Monexgate? –El Monexgate fue la utilización de agentes financieros que diseminaron los fondos. El problema es averiguar cómo se fondean esas campañas. Hay que eliminar el secreto bancario para que no se vuelvan a repetir fenómenos como el Monexgate, ahí es donde está la ventaja de una auditoría in situ, en el momento. La reforma que proponen los senadores busca impedir la triangulación de dinero por tres vías: aportaciones privadas (que ya están prohibidas en la Ley Electoral); dinero público a través de intermediarios, como fue el caso del Pemexgate, o del uso de programas sociales, como los de la Sedesol; y el dinero del crimen organizado. Otro de los puntos donde no existe consenso con la propuesta general del Pacto por México es el de la segunda vuelta electoral. El pasado miércoles 5, el exjefe de gobierno capitalino y tres veces excandidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas se reunió con los 22 senadores del PRD. Argumentó a favor de ampliar la segunda vuelta no sólo a los Ejecutivos federal y estatales, sino también a los legisladores. “Vamos a ampliar la propuesta de la segunda vuelta a los legisladores, tal como lo propuso el ingeniero Cárdenas. Es la mejor forma para que el titular de un gobierno llegue con toda la autoridad”, comenta Barbosa.

http://elhorizonte.mx/

El hartazgo por la falta de seguridad en Monterrey movió a los vecinos de la colonia Independencia a hacerse justicia por sus propios medios y arremetieron contra tres presuntos delincuentes el pasado 31 de mayo. Uno de ellos murió, mientras que a los otros dos los lanzaron a un barranco de 12 metros de profundidad. Legisladores y activistas sociales advierten: si las autoridades no responden a los reclamos ciudadanos, existe el riesgo de que surjan grupos de autodefensa, lo que complicaría aún más el vacío de poder.

Primera advertencia

Linchamiento
en Monterrey
LUCIANO CAMPOS GARZA
ONTERREY, NL.– La noche del 31 de mayo pasado elementos de la Policía Federal llevaban a tres presuntos delincuentes esposados y encapuchados a bordo de una patrulla. Circulaban por las calles de la colonia Independencia cuando una turba de embravecidos vecinos interceptó el vehículo, sacó a los detenidos y comenzó a golpearlos con palos, piedras, tubos. Y aunque los uniformados hicieron algunos disparos al aire para controlar a la multitud, nada impidió que ésta moliera a golpes a los tres sujetos a los que llamaba rateros y los relacionaba con grupos de la delincuencia organizada. Uno murió, mientras los otros dos fueron arrojados a un barranco, lo que les permitió salvar la vida. Días después otro presunto ladrón fue agredido por residentes del mismo sector regiomontano. Tuvo suerte de que elementos de Fuerza Civil observaran la escena y controlaran a los vecinos. Para el diputado local Guadalupe Rodríguez Martínez –quien en los setenta in-

M

tegró las guardias rojas del Frente Popular Tierra y Libertad para la defensa de su colonia, ubicada al poniente de esta capital–, el hartazgo de la ciudadanía es resultado de la inacción de la autoridad estatal. Hoy, dice, los propios vecinos recurren a la autodefensa; algunos incluso han adquirido armas y organizan rondines en las calles de sus colonias. Pese a linchamientos como el de la colonia Independencia, documentado incluso por la Procuraduría General de Justicia del Estado, el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz dijo desconocer la existencia de la organización de movimientos de autodefensa ciudadana. En esta ciudad no se recuerda ningún otro incidente como el del pasado 31 de mayo. Hasta el viernes 7 se conocían dos versiones, recogidas en las actas ministeriales relativas al caso: la de un policía federal y la de una vecina. Según el uniformado, el día de los hechos, entre las 19:00 y las 20:00 horas, él y otros nueve elementos patrullaban por la zona en dos vehículos oficiales cuando una vecina le comunicó que en el Antiguo Camino a San Agustín sin número, en el sector surponiente, unas personas

golpeaban a otra. El agente se comunicó con uno de sus superiores y acudió al lugar junto con sus compañeros. Ahí vieron a civiles armados con piedras y palos que corrían por la calle. Al descender de las patrullas observaron a otras personas con el rostro cubierto que golpeaban a un hombre obeso. Se trataba de Ángel Servando Nava Maldonado, alias El Vando, de 33 años. El agente quiso ponerlo a salvo, pero los agresores le dijeron: “El gordo es asesino, ha matado a mucha gente”. Y cuando les dijo que él se haría cargo de la situación y les prometió llevarlo ante las autoridades, los vecinos se enardecieron y lo acusaron de proteger al presunto delincuente; lo empujaron junto con el hombre esposado y los arrinconaron en una casa. Comenzaron a arrojarles botellas de vidrio. Los demás policías los rescataron y subieron a Ángel en una patrulla. El policía tomó su nextel para pedir refuerzos. Los vecinos le arrebataron el aparato, según el testimonio del uniformado. A su vez, la vecina interrogada, quien pidió mantener el anonimato, relató que alrededor de las 20:00 horas observó des-

ESTADOS / NUEVO LEÓN
Emilio Vásquez

El rescate de los

presuntos delin cu

entes

de su casa a tres policías federales cuando bajaban del cerro con tres detenidos. Iban esposados y con los rostros cubiertos con capuchas. Policías y detenidos se introdujeron en un domicilio contiguo donde vive una señora llamada Brenda. La propietaria comenzó a gritar cuando los agentes le decían que les dijera dónde estaba la droga. Poco después los policías salieron de la casa y se llevaron a los encapuchados calle arriba, hacia las patrullas. Al verlos pasar, la declarante identificó a los detenidos como Jonathan Alán, alias El Cochinillas o El Maromas; otro era El Maca o Maquilla, y uno más era El Vando. Los tres, dijo la testigo, pertenecen a la delincuencia organizada y siempre andan armados; agregó que los tres estuvieron implicados en la muerte de algunos vecinos. En ese momento, continúa, vio bajar 70 u 80 vecinos que venían gritando, pues también habían identificado a los detenidos; algunos le reclamaron a un policía por qué había separado al Vando de los otros dos. Se escucharon varias detonaciones. Los colonos no se amedrentaron y acorralaron al federal y a su cautivo; arremetieron contra ellos con palos y piedras. El detenido y su

custodio se refugiaron en un domicilio, según el testimonio.

Otro intento
Según la Agencia Estatal de Investigaciones, el 31 de mayo llegó una llamada a las oficinas en la que se reportaba el hallazgo del cadáver de un varón, quien murió “al parecer por golpes”, frente al número 1812 del Antiguo Camino a San Agustín. Cien metros más adelante, en un barranco, había dos personas lesionadas. Acompañados por militares, policías ministeriales acudieron al lugar, donde encontraron el cuerpo de Ángel Servando Nava Maldonado. Lo identificaron por una credencia de elector que llevaba, según la cual era vecino de la Unidad habitacional Mártires de Cananea, en Santa Catarina. Los elementos de Servicios Periciales encontraron manchas hemáticas en las piedras del entorno, así como en el piso y la fachada del domicilio; incluso un tubo metálico ensangrentado. Frente al número 1160 de la misma calle fue hallado un casquillo calibre 223 y a 35 metros del cadáver del Vando había dos casquillos: uno 7.62x39 y otro 223. La de-

pendencia no aclaró si las balas procedían de las armas de los agentes federales o de los vecinos. Asimismo, a 100 metros de distancia, los federales encontraron los cuerpos magullados de El Cochinillas, de 21 años, domiciliado en la colonia Solidaridad, de Monterrey, y otro conocido como El Maca o La Maquilla, con heridas contusas en la región frontal y en el parietal derecho. De acuerdo con la dependencia, los lugareños comentaron a los investigadores que los dos pertenecían a un grupo de la delincuencia organizada –no precisa a cuál– y que tenían amenazados a los residentes del sector. Señalaron que días antes habían asesinado a una persona, por lo que decidieron lincharlos. Hasta el viernes 7, ninguna autoridad ha informado si se sigue una investigación por la muerte del Vando y por las lesiones a El Cochinillas y El Maca. La noche del miércoles 5, en la misma colonia un grupo de autodefensa intentó linchar a Junior Aarón Salinas Gómez, un lavacoches de 22 años. De acuerdo con una fuente cercana a la investigación, un residente reportó un robo. Los lugareños se organizaron para hacer rondines en la

ESTADOS / NUEVO LEÓN
zona y descubrieron al joven en el momento en que inhalaba tolueno en la azotea de su domicilio, en el cruce de las calles Veracruz y Oaxaca. Algunos vecinos comenzaron a arrojarle piedras para obligarlo a descender. El joven corrió entre los techos hasta que pisó uno que estaba endeble y cayó, provocándose lesiones leves. Su concubina salió a defenderlo y refirió que era inocente. En ese momento llegó una veintena de elementos de la policía estatal Fuerza Civil y rescató al joven y lo transportó al cuartel ubicado al sur de la ciudad, donde el juez calificador lo retuvo por alterar el orden. Sin embargo, como no hubo acusación de robo, lo dejó en libertad a la mañana siguiente. La investigación posterior arrojó que Salinas Gómez se había enfadado con su pareja y decidió subir a la azotea para evadirse con el solvente. Horas antes del incidente, el gobernador Medina de la Cruz fue cuestionado sobre las estrategias de autodefensa vecinal en la colonia Independencia. “Aquí en Nuevo León no tenemos detectado ningún grupo de autodefensa, lo descartamos totalmente”, respondió el mandatario. morizante incluso que el sicario, quien suele accionar su fusil sin importar los daños colaterales–, “existe una percepción de que es la delincuencia común la que perpetra los delitos, principalmente de tipo patrimonial”. “Y como ya no está el crimen organizado, la gente está respondiendo (con acciones propias) y más en la colonia Independencia, un barrio bravo desde los años cuarenta, que ha sufrido un gran vacío de autoridad”, dice el legislador. El cansancio de los colonos de este sector marginal es un reflejo de la proclividad de Monterrey de organizar grupos de choque frente al acoso de los delincuentes, añade. Incluso hay ciudadanos que han optado por obtener pistolas para responder a las agresiones, dice. Y añade: “Si no hay guardias armadas. Yo entendería que en Monterrey hay una predisposición mucho más desarrollada a la autodefensa. Lo veo como fenómeno individual. Conozco personas que han tenido situaciones difíciles de confrontación con la delincuencia común. Con resistencia activa y ahora parece que se da como fenómeno colectivo.” Según Rodríguez Martínez, el péndulo oscila de regreso y ahora son los anteriormente afectados quienes golpean a los delincuentes: “Esto habla de un escalamiento de la violencia en otro nivel… No es bueno que la gente tome la ley por sus manos y se desquite. Ahora parece que el ciudadano está dispuesto a confrontar, a dar respuesta, a resistirse a ser victimizado.” Desde su punto de vista, la acción de las bandas criminales ha sido acotada por una macronegociación que hizo con ellas el gobierno federal para acabar la guerra frontal que “insensatamente” emprendió Felipe Calderón durante su sexenio. Lo preocupante ahora es saber que los ciudadanos comenzaron a adquirir armas: también hay una tendencia vecina cada vez mayor a formar grupos de autodefensa por sectores. Mientras no infrinjan la ley y sean coadyuvantes, la estrategia puede funcionar; lo malo es cuando los vigilantes deciden actuar por su cuenta, advierte el legislador petista. Su colega Eduardo Arguijo Baldenegro, del PRD, estima que el linchamiento en la colonia Independencia es una evidencia del fracaso del modelo policiaco-militar de la administración de Medina de la Cruz quien, por ciento, dice, no logra contener la violencia. “Los ciudadanos tiene todo el derecho de autodefenderse si el Estado es incapaz de ejercer esa responsabilidad. Sólo el pueblo puede defender a su pueblo. No hay que esperar respuesta pronta del modelo policiaco-militar, que está aquí desde hace muchos años y no ha dado resultados. Lo que queda es ver cuántas personas de las comunidades se pueden organizar para coadyuvar con la autoridad dentro de la ley. No queda de otra”, considera Arguijo. Los núcleos de autodefensa que puedan surgir en Nuevo León serán diferentes a los de Michoacán, opina el perredista, porque acá en el norte se percibe más una tendencia a la actuación espontánea y no organizada, como ocurre en el sur. Para Consuelo Morales Elizondo, presidenta de Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (CADHAC), el ejemplo de la colonia Independencia puede cundir si el gobierno de Medina de la Cruz no asume la responsabilidad de dar protección a todos. “Estos hechos, que antes sólo se veían en Guerrero, Oaxaca, Chiapas, ahora suceden en Nuevo León. Eso quiere decir que no hay respuestas adecuadas para la seguridad que las familias y la sociedad reclaman”, insiste. El linchamiento del pasado 31 de mayo debe ser tomado por la autoridad como un llamado de auxilio de la población. “No se justifica el hecho, porque todos debemos estar bajo el imperio de la ley, pero hay que trascenderlo –señala la activista–. El evento nos está diciendo que la población está tomando la ley en sus manos. Habla de desesperación por ausencia de respuesta oportuna de seguridad pública. Es un llamado urgente para que haya seguridad y se valore la creación de estos cuerpos poliRondines en la colonia Independencia ciacos que crecen sin control.”

La autodefensa, un riesgo
El diputado Guadalupe Rodríguez Martínez es cuñado de Alberto Anaya Gutiérrez, fundador del Partido del Trabajo (PT) y del movimiento Frente Popular Tierra y Libertad, que en 1970 instaló su comarca en el sector poniente de Monterrey y que, desde entonces, se mantiene como una entidad cuasi autónoma dentro de la capital. Ahí hay rondines de patrullas de los tres niveles de gobierno, pero desde hace más de 40 años al sector se le conoce como uno de los más conflictivos de la metrópoli, sobre todo porque los lugareños han impuesto sus propias reglas de convivencia. El diputado por el PT recuerda que a principios de los setenta se crearon las guardias rojas para hacer patrullajes en las calles de la colonia. Para detener a los delincuentes y remitirlos a la autoridad. Esa labor de autogestión terminó en 1985, cuando el sector ya estaba más o menos pacificado, asegura. Hoy, a casi tres décadas de distancia, la reacción de los colonos de la Independencia que ejercieron justicia sumaria contra tres presuntos delincuentes hace suponer que la ciudadanía está cansada del vacío de poder en Nuevo León. Y aun cuando al parecer el enemigo es el pillo de siempre –menos ateVíctor Hugo Valdivia Estrada

M A RTA L A M A S

La vida de Beatriz

U

na joven salvadoreña ha acaparado la atención internacional en estas últimas semanas. Beatriz, de 22 años, con lupus y una grave patología de afección renal, estaba embarazada y su vida corría peligro a medida que la gestación avanzaba. Pero, además, la criatura que traía en el vientre era anencefálica, o sea, no tenía cerebro, y viviría a lo sumo unos días. La opción de interrumpir el embarazo y salvar a Beatriz parecía la racional y humanitaria. Sin embargo, en El Salvador está prohibido totalmente el aborto, incluso cuando la vida de la mujer está en riesgo. Los médicos no podían interrumpir legalmente el embarazo, ya que desde abril de 1997, por la presión del Vaticano y con la participación activa de grupos católicos de derecha, diputados del partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y del Partido Demócrata Cristiano (PDC) votaron un proyecto de ley que derogaba las causales que permitían el aborto cuando el embarazo era producto de una violación, cuando la vida de la mujer estaba en riesgo y cuando se detectaba una malformación grave en el feto. No sólo eso: En febrero de 1999, como producto de una campaña masiva liderada por la Iglesia católica salvadoreña, se aprobó una reforma constitucional en la que se reconoce como persona al óvulo fecundado desde el momento de la concepción. En el caso de que Beatriz saliera

a abortar al extranjero y regresara al país, ¡recibiría 30 años de cárcel por asesinato de un salvadoreño! Pero si Beatriz fallecía, nadie iba a ser encarcelado. El hecho de que cualquier criatura anencefálica muere indefectiblemente introdujo una posibilidad. La anencefalia consiste en una alteración del tubo neuronal del feto, que deja el cerebro expuesto en tanto el líquido amniótico disuelve gradualmente la masa encefálica. La anencefalia no admite tratamiento ni curación posible, y en una gran mayoría de los casos los fetos no resisten la gestación. Los pocos que llegan al parto mueren pocas horas después o duran escasos días. En Perú, en 2001, Karen Llantoy, embarazada de 17 años, solicitó el aborto por tener un feto anencefálico, pero le fue negado: la obligaron a llevar a término su embarazo y a amamantar a la criatura, que murió a los cuatro días. El escándalo social en torno a su caso, que se calificó de tortura, derivó en la presentación de una denuncia ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU, que en 2005 resolvió, en su periodo 85 de sesiones, que el sufrimiento de Karen fue por omisión del Estado. En consecuencia, Perú cometió una violación al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (cuyo protocolo facultativo había firmado en 1980) relativa al trato cruel e inhumano con el

que manejó la cuestión. Si bien la ONU planteó la necesidad de una indemnización, lo sustantivo fue que también exigió la adopción de medidas para evitar casos similares. Beatriz presentó el 11 de abril pasado un recurso de amparo ante la Sala de lo Constitucional para que le interrumpieran un embarazo que, en conjunción con su lupus y su enfermedad renal, ponía en riesgo su vida. Además, si se privilegiaba la vida de una criatura que indefectiblemente iba a morir, el hijito de un año y meses que ya tenía Beatriz podía quedar huérfano. Un mes y medio después, el 28 de mayo, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador denegó la interrupción del embarazo. Durante este tiempo de deliberación, la ministra de Salud, quien consideraba que había que salvar a Beatriz, planteó el caso ante diversas autoridades nacionales e instancias internacionales. Así, al día siguiente de la resolución de la Corte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dictó medidas cautelares a favor de Beatriz y requirió al gobierno de El Salvador “adoptar y garantizar de manera urgente todas las medidas que sean necesarias y efectivas para que el grupo médico tratante de la señora B (Beatriz) pueda adoptar, sin interferencia alguna, las medidas médicas que se consideren oportu-

AN ÁLIS I S
NARANJO

La visita del dragón

nas y convenientes para evitar daños que pudiesen llegar a ser irreparables en la vida, integridad personal y salud”. Así, y luego de casi dos meses de hospitalización, presiones sociales, litigios y peticiones internacionales, la ministra de Salud, María Isabel Rodríguez, ordenó el pasado lunes 3 de junio que se le practicara una cesárea. La joven estaba a punto de entrar en la semana 27 de gestación, y su salud había empeorado. La criatura sin cerebro murió a las cinco horas y, al cierre de este artículo, Beatriz permanece en cuidados intensivos. Todo el tiempo la ministra defendió públicamente su convicción de que debían ser los médicos quienes decidieran qué hacer para mantener a la joven con vida. La determinación con la que la ministra ha actuado ha sido crucial. Esta excepcional mujer de 90 años fue la primera en Centroamérica en ocupar el cargo de Decana de la Facultad de Medicina, la primera mujer representante de la Organización Panamericana de la Salud y la primera mujer en ser elegida rectora en los 160 años de historia universitaria salvadoreña. A ella y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, cuyos integrantes votaron unánimemente, les debemos la esperanza de que Beatriz finalmente se salve y logre vivir para criar a su hijito. O

H É C T O R TA J O N A R

Primer semestre

B

ajo la divisa de transformar a México, el presidente Enrique Peña Nieto ha delineado ya las principales metas y métodos de su gobierno. A seis meses del inicio de su mandato, se pueden vislumbrar prioridades, medios para intentar cumplirlas, así como los retos y resistencias a enfrentar. A pesar de sus tropiezos y limitaciones, el Pacto por México ha permitido romper la inercia de inmovilidad prevaleciente desde 1997, permitiendo la aprobación de reformas tan relevantes como la educativa o la de telecomunicaciones. No obstante, la aprobación no garantiza el acatamiento ni la aplicación de dichas reformas. Los grupos de presión han hecho sentir su fuerza en diversos frentes. La suspensión y postergación del apagón analógico en Tijuana, apenas un día después de que el presidente Peña ordenara que se proveyera del decodificador para recibir la señal digital a los 200 mil telehogares que no lo tuvieron a tiempo, revela el poder de las televisoras en la defensa de sus intereses empresariales. Lograron revertir una decisión hecha púbica por el Ejecutivo. Así se trate de una posposición de 40 días, el proceso de toma de decisiones muestra que los

tentáculos del duopolio televisivo alcanzaron a una institución supuestamente autónoma como el IFE, y lograron imponer su dominio sobre la Secretaría de Comunicaciones y la Cofetel, con la anuencia presidencial. A pesar de que la Cofetel logró una cobertura de 93.1% –superior a los parámetros internacionales y a su propia meta de 90%– antes del apagón analógico, el poder de las televisoras fue capaz de doblegar al Comité de Radio y Televisión del IFE, integrado por los consejeros Lorenzo Córdova, Benito Nacif y Marco Antonio Baños, bajo el pretexto de que 7% de los electores no podría recibir los mensajes televisivos de los partidos y candidatos que contienden

por la gubernatura, cinco alcaldías y 24 diputaciones en Baja California. A nadie escapa el gato encerrado en esa maniobra: la banda de 700 MHz que los concesionarios se resisten a devolver al Estado como parte de la transición a la Televisión Digital Terrestre. La pregunta es si las televisoras acatarán la reforma de telecomunicaciones, cuya esencia es acotar el poder monopólico y propiciar la competencia, o si impondrán sus intereses en la redacción de las leyes secundarias que emanen de las reformas constitucionales. Y la otra gran interrogante es si aun con nuevas leyes e instituciones autónomas los poderes hegemónicos de facto serán capaces de salirse con la suya contando con la aquiescencia o complicidad de los poderes constituidos. En última instancia, lo que está en juego es la autonomía del Estado y el imperio de la ley frente a los poderes fácticos. En el caso de la reforma educativa, la estructura de poder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) sigue inmune, a pesar del cambio de dirigencia tras el encarcelamiento de la maestra Gordillo. Por otra parte, la oposición de la Coordinadora Nacional de

ANÁ L IS IS

Trabajadores de la Educación (CNTE) dio lugar a manifestaciones masivas, entre ellas la toma de la carretera MéxicoAcapulco durante el periodo vacacional de Semana Santa, así como asaltos a centros comerciales en Acapulco. Ello obligó al gobierno a negociar con los representantes gremiales de los maestros, lo cual podría tener resultados positivos, siempre y cuando no se trastoquen los objetivos centrales de la reforma: devolver al Estado el mando de la política educativa, capacitar a los maestros y seleccionar a quienes tengan los méritos académicos requeridos para desempeñar su labor, mediante un proceso riguroso y transparente, con el fin insoslayable de asegurar una educación de calidad para niños y jóvenes. Ésta debiera ser la reforma prioritaria del país. Por otra parte, nuestra democracia púber aún se muestra indefensa ante los lobos de la perversión electoral. Más de tres décadas de reformas político-electorales, una sólida legislación electoral y la autonomía constitucional del IFE no han bastado para eliminar trampas como la compra del voto o el mercado negro de la publicidad política. Por ello es de primordial relevancia conocer la resolución definitiva del IFE sobre el Monexgate, al que al PRI le urge dar carpetazo (Proceso 1909). En tanto la turbiedad siga prevaleciendo sobre la integridad en los procesos comiciales, no se puede ser complaciente frente a la inconclusa transición democrática. No hay reforma ni ley capaz de frenar al corruptor electoral mientras no se ejerza justicia real, no cosmética, sobre el infractor. La eficacia de las reformas depende en buena medida de la solidez de las instituciones encargadas de instrumentarlas, así como de la confianza y respeto que los involucrados y la sociedad tengan de éstas. El principal sustento de la fortaleza, confianza y respeto de la institucionalidad democrática es el imperio de la ley. Por el contrario, la arbitrariedad, el abuso de poder y la manipulación de la ley con fines políticos, no sólo obstaculizan la instauración de un verdadero estado de derecho, sino que disminuyen la confianza en las instituciones, lo cual entorpece la gobernanza y la eficaz aplicación de las políticas públicas. La corrupción de la ley y de la política mina la legitimidad gubernamental y, por ende, el desempeño de la administración. Por más que el actual gobierno se ha esforzado en minimizar la violencia y la inseguridad, los salvajes efectos del

crimen organizado no han menguado. Las cinco metas del Plan Nacional de Desarrollo –un México en paz, incluyente, con educación de calidad, próspero y con responsabilidad global– se podrán alcanzar a condición de que los ciudadanos confíen en que el gobierno y sus instituciones son capaces de brindar

solución a sus problemas con eficacia y justicia. Por más que las políticas públicas estén rigurosamente planeadas y plasmadas en reformas estructurales, el presidente Peña Nieto sólo podrá ofrecer resultados si se erradican los tres grandes enemigos del buen gobierno: simulación, corrupción e impunidad. O

ERNESTO VILLANUEVA

STC Metro: corrupción e impunidad
omo seguimiento a mi texto anterior (El Metro, una bomba de tiempo, publicado en Proceso 1908) y con fuentes similares (documentos, testimonios de trabajadores y visitas de inspección ocular para verificar dichos) advierto que el Metro descansa en una triada muy grave: corrupción, impunidad y simulación. Veamos. Primero. A lo largo del sistema el Metro tiene filtraciones de agua que son ocultados al público mediante mamparas. El agua es encauzada mediante un “zoclo dren”, canal que corre sobre andenes y pasillos, para ir a un “cárcamo” donde se concentra. Esto, sin embargo, no sucede en buena parte de los casos y las corrientes son mayores que la capacidad instalada, lo que genera accidentes, problemas en las áreas de cableado y afectación de tuberías que en cualquier momento pueden generar una desgracia de grandes proporciones. Dentro de los vagones del Metro se instalaron cámaras del llamado sistema de vigilancia “video embarcado”, que se supone deberían dar seguridad a los usuarios para evitar robos y ataques a su integridad personal. Ninguna de ellas funciona. Y aunque así fuera, tendrían dos problemas: a) están al principio y al final de los vagones, no en medio, y b) se hallan a cargo del conductor del Metro, quien tendría que decidir si se pone a monitorear las cámaras o ve la señalización de las vías. En esa ocurrencia del Gobierno del Distrito Federal se fueron casi 16 millones de dólares. No menos grave es que las escaleras eléctricas de la Línea 12 fueron “recortadas” de su extensión original, razón por la cual el hoyo resultante entre el piso y la red recortada fue llenado con unos paquetes de acero, cuyo uso continuo ocasionará

C

que se venzan y surjan accidentes entre los usuarios. En esa misma Línea 12, en la estación Parque de los Venados, hay una curva mal trazada que hace que los vagones finales del tren rocen en la pared, por lo que decidieron cerrar al público esos vagones. Entre las estaciones Zapotitlán y Nopalera la zona de curvas también mal trazada genera contaminación acústica en perjuicio de los vecinos de esas áreas. Quién y por qué se recibió la Línea 12 en esas condiciones, es una interrogante que debe resolver el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera. Segundo. El mando centralizado para flujo de trenes es muy viejo, y por esa razón se sobrecalienta con frecuencia. Esto puede generar el “alcance de trenes” o choques. En las diversas estaciones se puede ver que el balasto y los durmientes tienen mucho aceite, en virtud de que los diferenciales no están bien sellados y tiran el aceite a lo largo del recorrido de los trenes. Esto eventualmente podría poner en riesgo la integridad de los usuarios en evacuaciones y horas pico por lo resbaloso de esas zonas.

De las pocas cámaras de video que funcionan en pasillos, buena parte están obstruidas por los comercios que se establecieron frente al perímetro de visibilidad de las mismas. En la Línea B no hay salidas de emergencia porque, en el colmo del absurdo, el acceso y el egreso de los usuarios se hace a través de una zona comercial privada, como ocurre en la estación Ciudad Azteca y en la de El Rosario. La Línea A está ubicada sobre una zona lacustre y no se tomaron las medidas técnicas adecuadas para evitar derrumbes ante el gran flujo de personas. La estación Pantitlán de la Línea 9 se ha hundido ya un metro del nivel original, sin que se haga nada para arreglar esa situación. Todo lo anterior sucede, no por falta de presupuesto: varias veces se han presupuestado y erogado los recursos, pero nadie ha verificado in situ –no en el papel– que efectivamente se hayan hecho los arreglos y mantenimientos necesarios. Esto implica que tanto la autoridad como el sindicato trabajan juntos para ganar ellos. ¿Por qué el dirigente sindical Fernando Espino Arévalo permite que los trabajadores desarrollen sus labores en condiciones potencialmente mortales para sus agremiados? Tercero. La corrupción en el Metro es el sello de la casa. Se llega al absurdo de que los responsables de las áreas de compras toman cursos para violar la ley aprendiendo a generar retratos hablados para elaborar licitaciones e invitaciones restringidas, cuando de plano se hacen asignaciones directas a proveedores del Metro. Las farmacias El Fénix y el Hospital Durango son los que otorgan servicios médicos y medicinas a los trabajadores sin que se conozcan los criterios que se tomaron en cuenta para

A NÁL I SI S

que sean esas empresas y no otras las que presten dichos servicios. Lo mismo sucede con el servicio de comedores, las empresas de limpieza, etcétera, donde empresa y sindicato van juntos. Otro caso de corrupción es el de los vendedores ambulantes; unos llamados “vagoneros”, cuya cifra asciende a 3 mil aproximadamente; otros llamados “75”, alrededor de mil, que ponen su manta para vender lo que sea en donde se pueda; también existen los “pedigüeños”, que son 500. Todos se “reportan” con la autoridad. De acuerdo con la normatividad, 25 metros fuera de las estaciones deben estar libres por razones de seguridad, y eso no pasa en muchas partes, particularmente en las estaciones Tacubaya, Indios Verdes y Cuatro Caminos. Otra práctica es el robo por los propios empleados de kilómetros de cable de dos centímetros de calibre que es vendido al Metro una y otra vez. Esto genera diariamente retrasos de los trenes y es también la razón por la que se dan los servicios provisionales de autobuses entre estaciones. Dos datos más del mundo al revés en el Metro: Por un lado, el GDF, que debería ser ejemplo del cumplimiento de la ley, tiene a cientos de personas contratadas como “eventuales”, en muchos casos por más de 10 años, sin prestación de ningún tipo. Los integrantes de las secciones 11, 12 y 13 son personal de confianza, pero se les obliga a cubrir sus cuotas sindicales, se les niega su compactación y están en el peor de los mundos porque ni son enteramente de confianza ni sindicalizados. Sin auditorías técnicas periódicas, jamás se va a resolver este gran problema que todos atañe.
evillanueva99@yahoo.com @evillanuevamx www.ernestovillanueva.blogspot.com

I NTERNA C IO NA L
/ T URQUÍA Turquía vuelve a ser noticia por las masivas manifestaciones de sus jóvenes y la represión contra ellos que ejerce el gobierno del primer ministro Recep Tayyip Erdogan. El actual conflicto no es el único síntoma de que al gobierno turco opta por la represión: así lo demuestra el secuestro de un activista kurdo en Grecia y su traslado ilegal a Estambul, la embstid policiaca contra trabajadores que intentaban marchar el 1 de mayo y el encarcelamiento de opositores y periodistas incómodos. El arma favorita del régimen: el gas.
TÉMORIS GRECKO
las nueve y media de la noche del pasado 30 de mayo, pocas horas antes de que la policía turca lanzara en el parque Gezi el ataque que dio origen a una gran ola de protestas juveniles, un turco de origen kurdo fue secuestrado en la capital de Grecia. Dos días más tarde, el sábado 1, su familia dio a conocer que Bulut Yayla, un activista opositor de 24 años, había aparecido en un cuartel de la Unidad Antiterrorista en Estambul. En vez de protestar por el secuestro y repatriación ilegal de un extranjero, el gobierno griego negó tener registros de la entrada y permanencia de Yayla en el país, pese a que tres semanas antes éste
Xinhua /Lu Zhe

Osman Orsal /Reuters

A

había formalizado una petición de asilo político luego de haber sido torturado en su país, según el Consejo Griego para los Refugiados. Esta organización también envió una petición urgente a la Corte Europea de Derechos Humanos para evitar que las autoridades griegas concedieran la extradición de Yayla a Turquía. “Las placas del automóvil privado que se usó para la abducción fueron anotadas por los testigos y corresponden a un vehículo de la policía griega”, explica la abogada Eleni Spathana, del Grupo de Abogados por los Derechos de los Inmigrantes y los Refugiados (GADIR). Cuando sus parientes lograron hablar con él, Yayla les contó que varios hombres

Explosión social

que hablaban griego lo capturaron con violencia y lo encapucharon para después entregarlo a otras personas también grecoparlantes que lo hicieron pasar por debajo de una cerca metálica, en lo que él supone era la frontera con Turquía, donde lo recogieron individuos que se comunicaban en turco y en inglés, quienes finalmente lo llevaron a un cuartel en Estambul. El domingo 2, debido a las manifestaciones de protesta contra la represión que se extendían por toda Turquía, pasó inadvertido el comunicado del GADIR que denunciaba los “acuerdos internacionales secretos que conducen a la persecución sistemática de los refugiados turcos”, pues el de Yayla es sólo el último de muchos casos de colaboración entre las autoridades

La

democracia
del gas lacrimógeno
democracia para las naciones musulmanas. El 20 de enero de 2012 el presidente estadunidense Barack Obama le dijo al periodista Fareed Zakaria, de la revista Time, que uno de los cinco líderes mundiales a quienes considera sus amigos es el primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan.

griegas y turcas para capturar a personas acosadas por sus posturas políticas, especialmente activistas de izquierda o pertenecientes a organizaciones kurdas. “Fascismo de Estado”, lo describió el grupo de abogados, pues los gobiernos de Turquía y Grecia “usan fuerza brutal y violencia arbitraria, como si el orden legal y los humanos como sujetos de la ley fueran inexistentes”. Grecia es un Estado miembro de la Unión Europea (UE), entidad supranacional que se somete a su Convención Europea sobre Derechos Humanos y Libertades Fundamentales. Además de estar en negociaciones para unirse a la UE, el Estado turco es presentado por los países occidentales como modelo de

“Gazman”
Para los cientos de miles de manifestantes que han tomado las calles de las ciudades turcas, en cambio, Erdogan personaliza su indignación. Lo culpan de haber desatado una represión injustificada y excesiva contra un pequeño grupo de jóvenes pacíficos que había acampado en el parque Gezi, al lado de la céntrica plaza de Tak-

sim, foco principal de la vida en Estambul, para oponerse al proyecto municipal de destruir la zona verde a fin de construir un centro comercial. Estos jóvenes se quejaban de que la decisión se había tomado apresuradamente –sin preguntarles a los ciudadanos si estaban de acuerdo en desaparecer uno de los pocos espacios verdes de la ciudad– y pedían ser recibidos por el alcalde para presentar sus objeciones. A las 05:30 del 31 de mayo –mientras Yayla era ingresado ilegalmente en Turquía– grupos antimotines atacaron a los jóvenes que dormían en tiendas de campaña en el parque Gezi. Los videos captados con los teléfonos celulares llevaron velozmente a todo el país escenas de bru-

En la plaza Taksim
JESÚS ALDABI OLVERA
ustafa Salçan pertenece a la Unión de la Juventud Turca. Cada noche hace guardia en el parque Gezi, donde se generaron las protestas en Turquía. Sus compañeros están siempre al frente de las barricadas. Para él, el movimiento que está surgiendo en su país es inédito: “La resistencia continúa con un increíble sentido común de las personas”, plantea. En entrevista telefónica con Proceso, Salçan dice que las acciones que los manifestantes llevan a cabo en la plaza Taksim están llenas de imaginación y espontaneidad. Pone como ejemplo el Burguer King que se encuentra en dicha plaza, el cual se convirtió en un hospital civil que ofrece servicios gratuitos de salud; o la biblioteca pública que se abrió en el parque Gezi, donde cualquier persona puede tomar libros. Cuenta que “los insurgentes” en Taksim se organizan en comisiones: una barre y limpia tanto el parque, como la plaza y las calles aledañas; otra diseña másca-

M

ras antigas y fabrica floreros con las latas de gas lacrimógeno que luego los manifestantes regalan a los agentes del orden; otra más organiza bailes y coreografías, las cuales se llevan a cabo incluso mientras la policía ataca con balas de goma. Y refiere que hasta se ha organizado una orquesta sinfónica a la que le llaman Taksim Direnisi y toca en la plaza Taksim. Una comisión es clave: la encargada del web room, donde estudiantes traducen información y comunicados del turco a diferentes idiomas y luego los suben a internet. Otra comisión –en la que participa Salçan—es igualmente interesante: organiza guardias de seguridad que, durante los disturbios alrededor de la plaza Taksim, protegen a sus compañeros musulmanes durante el salaat (la oración tradicional de la tarde). Y es que, dice, en el movimiento predominan los socialistas y los republicanos, pero también hay islamistas. En realidad, agrega, “son millones de personas de diferentes organizaciones y filiaciones políticas las que han resistido durante una semana a

las fuerzas del AKP” (Partido de la Justicia y el Desarrollo, actualmente en el poder). A Salçan le parece sorprendente un hecho: las porras antagónicas de futbol en Turquía –Besiktas, Fenerbahce y Galatasaray—ahora se encuentran unidas y sus integrantes resisten juntos las arremetidas policiacas.

Demandas
Salçan comenta que el movimiento no había establecido un mecanismo para tomar decisiones debido a que sus integrantes se encontraban ocupados en defender el parque y la plaza de los ataques de la policía. No obstante, el miércoles 5 se estableció una “plataforma” integrada por representantes de diferentes organizaciones, así como por activistas sin filiación política. Harun Çakan, miembro también de la Unión de la Juventud Turca, adelanta a Proceso algunos de los principales puntos de un pliego petitorio que hasta el jueves 6 se discutía en dicha plataforma: Primero, mantener como parque a Gezi. Segundo, remover de sus cargos a los gobernantes de Estambul, Ankara y Hatay y a los jefes policiacos de estas ciudades. Tercero, que las autoridades prohíban el uso de gas lacrimógeno. Cuarto, liberar, sin cargo

talidad innecesaria y de un uso excesivo de gas lacrimógeno. Se difundieron imágenes de jóvenes envueltos en densas nubes de humo, algunos de ellos caídos y convulsionándose, y de pelotones de la policía disparando latas de gas por docenas. “Este gobierno no ama a la gente, pero ama el gas lacrimógeno”, declaró el político opositor Umut Oran en su blog. “Desde ahora el nombre del primer ministro es Gazman (hombre del gas)”. Una fotografía sintetizó lo que estaba ocurriendo: Una joven con vestido rojo y

un bolso blanco colgando de su hombro, con la actitud pacífica de quien pasea por un parque, empieza a recibir una descarga de gas pimienta que le arroja un policía con tanta fuerza que el cabello de la muchacha se levanta como si estuviera frente a un ventilador. La chica de rojo se ha convertido en el símbolo del descontento. Otra gráfica, captada esa misma tarde, en el de la reacción popular: Los puentes que unen Europa con Asia aparecen repletos de gente que marcha en protesta contra la violencia gubernamental. Según datos de los activistas, hubo manifestaciones en 67 ciudades, incluyendo Ankara, la capital. El lunes 3 el resultado de los enfrentamientos era de tres muertos, mil 500 heridos y mil 700 detenidos, según cálculos de la oposición. Ese día el secretario de Estado estadunidense, John Kerry, expresó la “profunda preocupación” de Estados Unidos por “el uso excesivo de la fuerza por la policía”, le pidió “contención” al gobierno turco y que las partes “eviten provocaciones y violencia”. Washington tardó en darImagen enblemática se cuenta, sin embargo, de que
Osman Orsal /Reuters

los actos desproporcionados de represión son cotidianos para las fuerzas de seguridad del país que, después de Israel, es su más importante aliado en Medio Oriente. El gobierno ha prohibido, por ejemplo, las celebraciones del Día del Trabajo. El 1 de mayo, cuando miles de sindicalistas turcos desafiaron las restricciones, la policía empleó contra ellos 14 toneladas de gas lacrimógeno mezclado con agua y miles de latas de gas se amontonaron en las calles, según el diario Zaman. Por lo menos 16 personas fueron hospitalizadas por los efectos de los químicos. Mayo fue un mes en el que el olor del gas lacrimógeno no dejó de sentirse en numerosos lugares de Turquía, como en Bursa, donde el día 7 fue empleado para disolver un pleito en un partido de futbol de adolescentes; en Estambul, el día 11, donde se produjeron protestas de los seguidores del equipo Besiktas por la inminente demolición de un estadio; y en esta misma ciudad, el día 15, cuando un pequeño grupo de estudiantes trató de manifestarse contra la política de su gobierno hacia Siria. La afición de la policía turca al gas lacrimógeno es tal que para facilitar la identificación de quienes habían participado en las manifestaciones del parque Gezi, le fue añadida una tintura anaranjada que creó pánico cuando se esparció el rumor de que se trataba del químico conocido

IN NTERNAC TERNAC I ONAL / TU T U R Q U ÍA
alguno, a las personas detenidas durante las protestas. Quinto, levantar la prohibición de las manifestaciones públicas; Sexto, el reconocimiento por parte del gobierno de que ha actuado en contra de las creencias y formas de vida de los ciudadanos de este país. Deniz es un ciberactivista que maneja el sitio Occupy Turkiye, en el cual traduce y sube mensajes de solidaridad enviados de distintos lugares de Europa y Asia para el “naciente movimiento”. Desde el sitio también distribuye fotos de la represión policiaca, así como de las actividades de las personas que se encuentran en el parque Gezi. En entrevista con este semanario, Deniz comenta que nadie planeó este movimiento. “Era muy pequeño al principio y de repente y sin esperarlo estalló. La gente hizo brotar el resentimiento; no pudo contenerlo más. Todo mundo salió a las calles para protestar por las crecientes actitudes antidemocráticas, irrespetuosas, opresivas del gobierno”, afirma. Señala que entre los opositores existe un denominador común: “la aversión contra (el primer ministro, Recep Tayyip) Erdogan”. Deniz considera que algunos grupos –como la Alianza de la Juventud Turca, que es nacionalista de izquierda, y el Partido Comunista Turco—participan dentro del movimiento e intentan estructurarlo para que pueda resultar en una mejor democracia.

Unidos contra

Erdogan
AP

Asegura que también se han unido sindicatos, aunque no forman parte de las asambleas que se llevan a cabo en las plazas públicas. “Se unieron a las marchas para expresar su ira contra el gobierno, cuyas prácticas fascistas son cada vez mayores”, afirma Deniz. “Es un hecho que una enorme cantidad de personas que no había alzado la voz contra Erdogan durante sus 11 años en el

poder, se ha volcado ahora a las calles a pesar de las fuerzas de seguridad y del miedo de que éstas puedan encarcelar o incluso asesinar”, dice Salçan. Y afirma que muchas personas que participan en las protestas “no apoyan a ningún partido ni a ningún movimiento; muchas eran apolíticas… hasta hace una semana”. O

como agente naranja, famoso por las deformaciones congénitas que les causó a miles de niños en Vietnam tras su uso por el ejército estadunidense. La represión de actos públicos y la persecución de opositores en el extranjero no son, sin embargo, los únicos actos por los que se cuestiona al primer ministro Erdogan. El 5 de septiembre de 2012 demandó que el Poder Judicial investigara a miembros del Partido de la Paz y la Democracia (BDP, organización kurda que rechaza la violencia) y les pidió a sus correligionarios del oficialista Partido de la Justicia y el Desarrollo que despojaran del fuero a 10 diputados opositores con base en leyes que impiden la libertad de expresión al castigar con cárcel expresiones políticas de disidencia, descritas como “daños a la nación”. Actualmente legisladores de los tres mayores partidos de la oposición están encarcelados: cinco del BDP, dos del Partido Popular Republicano y uno del Partido del Movimiento Nacionalista. En 2009 y con el fin de forzar a la organización guerrillera Partido de los Trabajadores del Kurdistán a aceptar un acuerdo de paz, lanzó una operación masiva contra miembros de base del BDP, que actualmente tiene a 8 mil de sus activistas en prisión, incluidos funcionarios municipales electos. En respuesta varios dirigentes del BDP y cientos de kurdos encarcelados rea-

lizaron una huelga de hambre que duró 68 días, exigiendo que se reconociera el derecho de los prisioneros kurdos a defenderse en su lengua materna (y no en turco). A pesar de que al primer ministro se le atribuye el desmantelamiento de la red de poder del ejército, que mediante golpes de Estado determinaba el curso político de la nación, su imagen positiva se ha erosionado hasta casi desaparecer. Organizaciones como Amnistía Internacional y la Federación Internacional de Periodistas han señalado a Turquía como el país con el mayor número de reporteros detenidos, además de mencionar que reconocidos informadores han sido despedidos por intervención personal del jefe de gobierno. Por ejemplo el reportero Rozh Ahmad, quien pasó 11 meses y 13 días en prisión. El 1 de octubre de 2011 cubría las campañas electorales en la ciudad de Mersin cuando fue arrestado en la calle, sin explicaciones. Lo reunieron con otros 41 detenidos y a todos los acusaron de pertenecer a organizaciones ilegales kurdas: “Yo era el único periodista. Los otros eran activistas de la sociedad civil, miembros del BDP e individuos que no tenían nada qué ver con política”, explica Ahmad. “Nos sometieron a juicio y a pesar de que los jueces no nos sentenciaron, nos llevaron a prisión. Así es que pasé casi un año tras las rejas sólo por ser periodista”.

“Demócrata”
“Había ido a un centro comercial en el centro (de Ankara) con tres amigas”, cuenta una mujer de 26 años detenida el domingo 2 y quien pidió que su nombre se mantuviera en reserva. “La policía arrojó gas lacrimógeno dentro del edificio, los antimotines atacaron a la gente, nos golpearon y nos forzaron a ir a la planta baja”. Hicieron que todos se arrodillaran entre insultos. “Un policía nos preguntó: ‘¿A cuál de ustedes se le antoja complacerme?’”, continúa. “Luego nos patearon, nos esposaron y nos subieron a un autobús para llevarnos a un centro de detención. Éramos como 300 personas”. Ahí les dijeron que eran terroristas, que sus padres no las habían “educado apropiadamente” y fueron “aconsejadas por falsos abogados que convencieron a algunas de firmar papeles con declaraciones fabricadas. A quienes no quisimos hacerlo, nos maltrataron. A mí me golpearon ocho policías hombres. Apenas podía caminar. Vi gente con manos y dedos rotos por los policías. Mis amigas y yo vimos golpizas y torturas”. Tras 30 horas de detención, sin ver jamás a un juez, esta muchacha fue liberada gracias a los “abogados verdaderos” de la Barra de Ankara. “Así son las cosas bajo Erdogan, al que los estadunidenses y los europeos tanto admiran… el demócrata Erdogan”, concluye.

AP photo /Office of the Supreme Leader

El reto
de los ayatolas
A partir de la doctrina velayat-e faqih se estableció en Irán un entramado jurídico-político que sometió la soberanía del pueblo a la autoridad de un líder religioso. Sin embargo, este sistema enfrenta los cuestionamientos de una generación de jóvenes que navegan en internet y reclaman empleo, mejores salarios y participación política. El periodista mexicano Témoris Grecko, colaborador de Proceso, analiza las peculiaridades del régimen de los ayatolas a partir de la crisis postelectoral de Irán en 2009. Lo hace en su libro La ola verde (2010), que ahora Libros del KO reedita en versión electrónica con motivo de las elecciones que se efectuarán en ese país el próximo viernes 14 y del que se reproducen aquí fragmentos.

I NTERNAC I ONAL / I RÁN
TÉMORIS GRECKO
a revolución iraní nunca logró adquirir una homogeneidad política y de discurso, a pesar de las sangrientas purgas de principios de los años ochenta y del aplastante liderazgo del ayatola Ruholá) Jomeiní. Tras su muerte, fue todavía más difícil: los distintos grupos quedaron en libertad de enfrentarse cuando se colocó al frente de la República Islámica un personaje maquiavélico y sin legitimidad religiosa: el ayatola Seiyed Alí Jamenei. En el chiismo, la secta musulmana dominante en Irán, los clérigos más respeados son los grandes ayatolas o maryás. Después vienen los ayatolas simples y, más abajo, los joyatoleslam. Cada grado se adquiere después de décadas de estudios y evaluaciones religiosas. Muy pocos legan al nivel superior. Cuando Jamenei era presidente de rán (bajo la autoridad del ayatola Jomeini como líder supremo), él era sólo un joyaoleslam. Desde 1985 Jomeini había designado como sucesor al gran ayatola Alí Montazerí, quien había ayudado a diseñar y consagrar en la Constitución el sistema de gobierno que creó Jomeiní: velayate faqih, que significa “custodia del sabio uez”: El líder supremo, representante de Dios sobre la Tierra, vigila que el mal no descarrile las decisiones de las autoridades civiles y militares. Tenía sin embargo algunas diferencias con Jomeiní, pues no pensaba que el líder supremo debiera inerferir con autoridad absoluta en los poderes Ejecutivo y Legislativo. Después de varios roces, ambos ayaolas tuvieron una disputa mayor cuando Montazeri condenó las ejecuciones masivas de miles de prisioneros políticos que realizó el régimen en 1988, y además criticó a fatua (sentencia religiosa) con la que Jomeini condenó a muerte al súbdito británico Salman Rushdie, el autor de una novela sobre el islam, Los versos satánicos, quien a partir de entonces tuvo que vivir escondido ...) “La gente en el mundo está empezando a pensar que lo único que hacemos en Irán es asesinar gente”, dijo Montazeri. Jomeini montó en cólera y desheredó al ayatola incómodo, quien eventualmene terminó en arresto domiciliario. Ante la nminencia de su muerte, la soledad del íder supremo era tal que, aceptando que ninguno de los demás grandes ayatolas compartía la visión totalitaria de la docrina velayat-e faqih, cambió el artículo constitucional que requería que el líder supremo tuviera el alto rango de gran ayaola. Pero su deceso acaeció antes de que a reforma se aprobara, por lo cual Jameneí, que es todo un lobo de la política y maniobró para ser elegido líder supremo, uvo que asumir la posición como “en-

L

cargado temporal”. Se hizo investir de un día para otro con el título de ayatola, y en 1994, con el de gran ayatola. Esto ocurrió unos 20 años antes de lo que sería correcto, según muchos clérigos, incluidos varios grandes ayatolas como Mojamad Shirazi, Jasán Tabatabái-Qomi, Yasubedín Rastagari y el propio Montazeri. Hasta el día de hoy, ellos rechazan la validez de estos súbitos ascensos y su condición de líder supremo.

La doctrina
Los zapatos de Jomeini le quedaron muy grandes a Jamenei, quien en estas condiciones carece del carisma y de la legitimidad religiosa de su predecesor. Él ha tratado de compensar estas faltas con habilidad política: mediante la repartición de prebendas ha forjado redes de aliados en los seminarios de Qom y en los Guardianes de la Revolución. Ésta es también su debilidad, porque para darles a unos tiene que quitarles a otros. Tal situación le crea enemigos, lo fuerza a buscar más apoyo en sus alianzas y lo deja expuesto a los vendavales de la política cotidiana. Algo demasiado comprometedor para quien ocupa el cargo de líder supremo y debería mantenerse por encima de disputas. Lo que le hizo falta a Jomeini antaño, y ahora a Jamenei, es una tradición vertical y autoritaria como la que existe en la Iglesia católica. El líder supremo no es un Papa, el jefe de todos los obispos: es una figura política, la autoridad máxima del Estado civil, gracias a que Jomeini logró imponerlo así, pero entre sus pares religiosos es una autoridad entre otras. Hasta 1994, Jamenei seguía siendo un ayatola, inferior en rango a cualquiera de los grandes ayatolas. Desde ese año, es equivalente a ellos, pero no superior. En el islam no existe un cargo religioso superior cuya palabra sea última e inapelable, no hay un gran patriarca que posea la verdad indiscutible. Jamenei puede poner en arresto domiciliario a Montazeri y a otros ayatolas y grandes ayatolas, pero para ello usa la fuerza política del Estado, no la religiosa: ellos siguen emitiendo declaraciones y fatuas, y desde sus casas censuraron, por ejemplo, el fraude electoral de 2009 y desconocieron la autoridad del presidente Mahmud Ahmadineyad (“Resistirse a las demandas del pueblo está prohibido por la religión”, dijo Montazeri en su página web aquel 21 de junio, y llamó al luto por los caídos). En el Islam hay muchas voces, y no es raro que estén en desacuerdo. Ésa es una de las razones por las que,
Mira

para muchos clérigos chiitas, la doctrina de velayat-e faqih es inaceptable. En particular, en el chiismo los fieles tienen el derecho de elegir al maryá o guía que prefieran, aquel con el que se sientan mejor conducidos. Ni siquiera Jomeini pudo imponerse en un sentido religioso. Esto genera una competencia para atraer rebaños. Sin seguidores, los clérigos no tienen acceso al poder político e intelectual, ni al económico, que se da mediante subsidios y donaciones. Históricamente, esto ha forzado a muchos de ellos a alinear sus posturas con las del sentimiento colectivo prevaleciente. Por eso los movimientos populares pueden convencer a muchos de cambiar de opinión: hay que acomodarse a la mayoría o resignarse a perder influencia. A este factor religioso se suma otro secular: la tradición pluralista del pensamiento iraní. Desde la antigüedad, ha sido normal la presencia de disidentes y críticos del sistema. Tras la llegada del islam, este espíritu prevaleció y los políticos son conscientes de que ni Jamenei ni la República Islámica tienen garantizado el apoyo del clero en su totalidad. El líder supremo tiene que buscar la forma de ganar amigos, y las prebendas son uno de sus instrumentos más efectivos. Por eso los mausoleos siempre están en construcción y aparecen nuevas mezquitas: los recursos del Estado fluyen hacia los clérigos. Y es también por eso por lo que buena parte del pueblo desconfía de ellos: cuando los hombres de religión se enriquecen en medio de la pobreza de los fieles, algo raro está pasando. Ésa es otra de las advertencias que hicieron los ayatolas que se oponían a mezclar religión y Estado, y que se han cumplido: el poder corrompe, y el Islam, como cualquier otra creación humana, está expuesto a su perversión.

“Baby boom”
En principio, el componente religioso del Estado iraní debería servir para mantenerlo bajo control. Pero la religión y la razón no son amigas. Los dogmas impiden que los principios de la vida religiosa coincidan con las necesidades de la vida cotidiana. La República Islámica impuso a la gente exigencias y restricciones que resultaron cada vez más obsoletas y contradictorias con respecto a la realidad de un Irán en modernización. Aunque esto afectaba a la población en general, es particularmente

AP photo / Ben Curti

República vs. religión
Con su doctrina velayat-e faqih, el ayatola Jomeini creó la justificación doctrinal y e entramado jurídico-político para someter la soberanía del pueblo a la autoridad de quien en la práctica es un rey con título supuestamente divino, sin que el pueblo lo resintiera. Y el verdadero arte fantástico de Jomeini fue que primero codificó con técnica legal islámica y occidental lo que no es nada más que una monarquía absolutista (pues el rey retiene todas las facultades sustantivas), y después de que el país lo aceptó, se las arregló para ocupar el sitio él mismo. Es decir, se fabricó un trono a la medida, sancionado por Dios. Hay quien pretende que las fórmulas políticas occidentales no tienen por qué considerarse necesariamente válidas para países como éste. Muchos iraníes los refutan, como Moshén Kadivar, un doctor en teología salido de los seminarios de la ciudad sagrada de Qom que tiene una gran influencia en el debate actual sobre la doctrina velayat-e faqih. En una conferencia que dictó en 2002, dijo: “Creo que la democracia es la postura menos errónea de acercarse a la política mundial. Por favor, que quede claro que la menos errónea no significa que sea perfecta o que esté libre de error. La democracia es producto de la razón, y el hecho de que haya sido utilizada en Occidente no excluye su utilidad en otras culturas: la razón se extiende más allá de las fronteras geográficas”. El constitucionalismo puede no ser una creación iraní pero es, de hecho, un movimiento con hondas raíces en la cultura política del país. Entre 1906 y 1911 tuvo lugar lo que se conoció como “revolución constitucional iraní”, y gracias a su victoria se estableció una monarquía constitucional en la que los poderes del rey quedaban limitados por el Parlamento. Es decir, Irán es parte del añejo proceso de devolución del poder al pueblo, en el que poco a poco se les fueron retirando facultades a los monarcas hasta convertirlos, a los que quedan, en las figuras decorativas que son. Esos tres elementos (democracia, Constitución, Parlamento) quedaron subvertidos por la doctrina de velayat-e faqih: el sabio juez representa un valor mayor que cualquiera de ellos, es la autoridad de Dios. Ante el conflicto poselectoral (de 2009) Jamenei esperaba que su palabra forzara a pueblo a aceptar el torcimiento de la democracia y de la Constitución. El Parlamento era lo de menos, es normal que lo someta. El Islam, como toda religión, es incompatible con el republicanismo. O la soberanía es del pueblo o es de Dios. Montados en las instituciones antidemocráticas de la República Islámica, los clérigos y sus aliados conservadores han frustrado una y otra vez

Juventud iraní. Choque generacional

las mujeres. Ellas estuvieron en las primeras filas de la lucha revolucionaria, lo que Jomeini siempre reconoció. Tras la victoria, no obstante, las despojaron de derechos de los que gozaban durante la dictadura. Cuando tuvo lugar la guerra contra Irán, Jomeini buscó el apoyo femenino y las mujeres en chador formaron enormes batallones dispuestos al sacrificio. También participaron en la reconstrucción económica: aunque fueron expulsadas de los puestos gubernamentales, muchas de ellas hallaron refugio en actividades informales y en la iniciativa privada. Su contribución al presupuesto familiar se hizo cada vez más importante frente a la mengua de los salarios reales de los hombres, que muchas veces quedaban desempleados por las crisis de la economía. La participación femenina en los espacios universitarios creció hasta conformar las dos terceras partes de los estudiantes. Las mujeres reciben menor paga que los hombres y tienen un campo limitado de actividades laborales en las que pueden participar, por lo cual están más motivadas que los hombres para buscarse mejores herramientas para la vida. En este libro he incluido a muchas mujeres involucradas en la lucha política. Es un fiel reflejo de lo que ocurre, y no sólo se debe a la larga historia de protagonismo femenino en tierras iraníes, sino también a que las mujeres tienen un interés directo y urgente en la transformación de su país. Cuando comentaba con una amiga europea esa imagen que vi tantas veces en plena batalla, la de una madre acompañada de sus dos jóvenes hijas, ella respondió con un comentario que era tan obvio como para mí invisible: –Es que yo tampoco quiero que ellas padezcan toda la vida la esclavitud que yo he padecido. En Irán, las madres enseñan a sus hijas a pelear. El otro grupo con un interés directo es el de los jóvenes. En Irán, más de la mitad

de la población tiene menos de 30 años. Por sus valores religiosos, desde 1979, la revolución islámica puso énfasis en promover las familias grandes. Esto se sumó al éxito que tuvo en disminuir la mortalidad por la extensión de los servicios de salud. El resultado fue una explosión demográfica que eventualmente le crearía al país necesidades imposibles de satisfacer: educación, empleo, vivienda, servicios. Jomeini y sus clérigos, para su propio crédito, reaccionaron de una manera que debería dar ejemplo a la Iglesia católica: la planificación familiar se convirtió en política de Estado a partir de 1989 y, con ayuda de expertos extranjeros, Irán desarrolló uno de los programas más efectivos del mundo. El líder supremo dijo que todas las parejas debían acudir a clases prematrimoniales en las que al hombre y a la mujer se les daban, por separado, consejos sobre cómo planificar la familia. Se promovieron los condones, la esterilización y otros métodos. Se dejó el aborto como cuestión personal. En auxilio de todo ello acudió la veloz urbanización, que implicó una reducción en el tamaño de la familia. El daño estaba hecho, para su pesar. Los nacidos en este baby boom de 1979 a 1989, cumplieron en 2009 entre 20 y 30 años. Son los que participan masivamente, preguntan dónde está su voto, se ponen prendas verdes y se enfrentan a la policía en las calles. Los que quieren trabajos mejor pagados, o al menos un empleo, y poder tener una casa digna para vivir con su pareja (la edad del matrimonio, cuyo límite inferior bajó tanto para las mujeres por decisión del régimen, tiende a elevarse, porque las personas carecen de recursos para vivir juntos). Ellos son también los que están al tanto de lo que pasa en el mundo. La aparición de internet coincidió en el tiempo con la llegada a la participación política de un número sin precedente de miembros de la generación que mejor lo puede aprovechar, los del baby boom iraní.

Tregua incierta

Pandillas.“Acuerdos de paz”

JUAN CARLOS FERRA GARCÍA

E

l pasado 28 de mayo el penal de San Pedro Sula se convirtió en un escenario mediático: las dos pandillas más sanguinarias de Centroamérica, la Mara Salvatrucha 13 (MS13) y Barrio 8 (B18) ofrecieron por primera vez una disculpa a la “sociedad, a las autoridades y a Dios” por “el daño que hemos hecho”. Enseguida ambas se comprometieron a reducir los crímenes en este país, que cuenta con la mayor tasa de homicidios en todo el mundo: 82 por cada 100 mil habitantes, según cifras de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito. La medida fue nombrada como una “declaración de principios”. Fue promovida por el obispo auxiliar de San Pedro Sula, monseñor Rómulo Emiliani, y por el secretario de Seguridad Multidimensional de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Adam Blackwell, quienes admitieron haber trabajado con los reclusos de ambas pandillas desde hace ocho meses para replicar la tregua pactada en El Salvador, la cual redujo en 52% los homicidios, de acuerdo con el Ministerio de Seguridad y Justicia Pública de ese país. Ese día –28 de mayo– en el módulo 14 D de la penitenciaría de San Pedro Sula, en el

A diferencia del llamado “proceso de paz” realizado por las pandillas en El Salvador, la tregua en Honduras entre la Mara Salvatrucha 13 y Barrio 8 es frágil e incierta. Su promotor Rómulo Emiliani, arzobispo auxiliar de San Pedro Sula presentó la iniciativa entre las dos bandas sin que fuera evidente un acuerdo entre ellas; sus líderes no se presentaron de manera conjunta, iban con el rostro cubierto y no mencionaron sus cargos dentro de cada organización. Además el gobierno no ha explicado cómo apoyará el proceso de reconciliación entre ambas organizaciones.
que únicamente se encuentran pandilleros de la MS13, un representante y líder de esta organización que dijo llamarse Marco, se presentó ante las cámaras de televisión y solicitó al Estado que les “tienda la mano” para acceder a trabajos a cambio de su disposición de anular la violencia, que cada día cobra 20 muertos, así como cesar el reclutamiento de nuevos miembros. De la misma manera aclaró que, de momento, no terminarán con las extorsiones. Diez minutos después, en la misma tes anónimos de la B18 que aparecieron con los rostros completamente cubiertos por paliacates, gorras y lentes de sol abrieron por primera vez las puertas de su recinto para demandar de igual forma un “diálogo con el gobierno”: una negociación que les brinde oportunidades de empleo y rehabilitación. Pidieron también a las autoridades que se frene el exterminio de pandilleros por parte de la policía. Sin embargo, ambos grupos dejaron claro que no existe diálogo entre ellos. Por su parte, el presidente hondureño

I NTERNAC I ONAL / HONDU RAS
Porfirio Lobo felicitó al obispo Emiliani, le deseó “el mejor de los éxitos” y le anunció, sin precisar, su “colaboración en lo que sea posible”, ayuda que hasta el momento no ha sido clara. De hecho, el gobierno de Lobo no está tomando un papel destacado en este proceso de pacificación entre las pandillas, lo cual levanta dudas sobre la viabilidad de éste. Otros dos factores también provocan dudas: el desconocimiento histórico que han tenido las autoridades sobre el tema pandilleril en Honduras, así como lo contradictorio que se ha presentado este acuerdo en comparación con el “Proceso de Paz” en El Salvador. incidido en el crecimiento del número de muertes violentas en este país: el narcotráfico, sobre todo a partir de que en 2009, tras el golpe de Estado contra Manuel Zelaya, Estados Unidos suspendió la asistencia a Honduras en materia de lucha contra las drogas. De acuerdo con la Oficina de Asuntos Internacionales sobre Narcóticos y de la Aplicación de la Ley de Estados Unidos, 79% de las avionetas con cargamentos de cocaína que van hacia ese país hacen escala en Honduras. El entonces ministro de justicia de El Salvador, el general David Munguía Payés, admitió posteriormente que ello era parte de una estrategia para reducir el número de homicidios en el país. Comentó que se había designado al exdiputado Raúl Mijango y al obispo castrense Fabio Colindres como mediadores para facilitar una tregua entre las dos principales pandillas. Su función, dijo, era legitimar dicha tregua. El 19 de marzo de 2012, en un acto inédito, los líderes de ambas pandillas se presentaron con rostro descubierto ante los medios de comunicación y presentaron un comunicado conjunto titulado Los voceros nacionales de la Mara Salvatrucha MSX3 y Pandilla 18. En ese documento, Carlos Mojica Lechuga, alias El Viejo Lin, de la B18; y Borromeo Henríquez, El Diablito de Hollywood, de la MS, prometieron reducir los homicidios. Y es que, sus órdenes llegarían hasta las calles, luego de que su traslado a cárceles más laxas les permitió tener contacto con visitas. Los efectos del “acuerdo de paz” fueron palpables: el número diario de homicidios disminuyó de 14 a cinco. Ello fue así debido a que en El Salvador a las pandillas se les atribuye más de la mitad de los homicidios. Una de las razones por la cual el “proceso de paz” salvadoreño ha dado resultados es que el gobierno lo promovió y vigila su implementación. Incluso se han creado “municipios libres de violencia”. El gobierno ha invertido en ellos 33 millones de dólares destinados a proyectos de rehabilitación y reinserción social. En contraste, el caso hondureño es incierto y desorganizado. Monseñor Emiliani presentó la tregua entre las dos principales pandillas sin que fuera evidente un acuerdo entre ellas. Sus líderes no se presentaron de manera conjunta, con el rostro descubierto y con sus respectivos cargos dentro cada organización. La presencia de monseñor Emiliani otorga una legitimidad moral, pero la iniciativa no cuenta con respaldo oficial. El gobierno no ha explicado cómo vigilará el proceso de reconciliación entre las pandillas. Una presentación en power point de la Unidad Antipandillas de La PN, titulada Matriz de asociación actual de integrantes de la Mara Salvatrucha MS 13 que opera en el país, muestra el organigrama de esa organización. En ella no aparece el nombre de Marco, el supuesto líder que suscribió la tregua. Un expandillero prófugo de la MS dice a este semanario que Marco es también “Cusuco”, de la clica o célula Leeward Locos Salvatruchos. Se trata de un marero veterano, pero quien está muy lejos de ser jefe. “Yo no creo en esta paja”, remata el

Ausencia
Ante la ausencia de iniciativas gubernamentales, son los actores de la sociedad civil –como monseñor Rómulo Emiliani– los que buscan mecanismos de negociación con los delincuentes para reducir la violencia en el país. Sin embargo, los esfuerzos ciudadanos son insuficientes para enfrentar una tarea tan compleja. De esta forma lo reconoce Emiliani: “Estoy muy limitado en mi función porque la misma ha sido crear puentes de comunicación, pero no tengo autoridad para hacer que ellos (los pandilleros) hagan una tregua”. Después de que se reunió con el presidente Porfirio Lobo, Blackwell, el funcionario de la OEA, reconoció que éste “es un proceso muy frágil, un proceso de muchas partes, un proceso que va a necesitar de mucha paciencia y un proceso que merece seguir adelante”. El pasado 16 de marzo la agencia AP difundió una nota en la que se afirmaba que la Policía Nacional mantendría la práctica de utilizar escuadrones de la muerte para detener y desaparecer pandilleros. Esas acciones podrían entorpecer las negociaciones. Gema Santamaría, especialista en el tema de pandillas y participante en la elaboración del Informe Seguridad Ciudadana en América Latina del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), señaló el 30 de mayo al diario El País que el gobierno debería estar detrás de este proceso de reconciliación entre pandillas. “Sin su implicación no se lograría nada. Es necesario asegurar que la tregua esté realmente respaldada por una política social sólida y comprometida con un fuerte acento en la creación de empleos”, afirmó.

Desconocimiento
Para dar una magnitud sobre el desconocimiento por parte de las instituciones de seguridad, la Unidad Antipandillas, a cargo de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) de la Policía Nacional (PN), cuenta únicamente con 16 agentes para combatir a las maras en el país. Del mismo modo, las cifras oficiales sobre el número de pandilleros son tan dispares que ponen en duda la dimensión del problema. Mientras la PN dice que existen hasta 35 mil mareros desperdigados en las calles y cárceles del país, el más reciente estudio (2011) del Programa Nacional de Prevención, Rehabilitación y Reinserción Social y UNICEF, titulado Siuación de maras y pandillas en Honduras, señala que únicamente existen 4 mil 728 ntegrantes activos. La incertidumbre sobre la cifra real se acrecienta debido a que el Ministerio Público no considera a esas organizaciones como parte del “crimen organizado”, a pesar de que se encuentran sólidamente estrucuradas y de que actúan tanto en penales como en barrios. Ambas organizaciones han realizado actos de violencia escandalosos. Dos ejemplos: el 23 de diciembre de 2004 un convoy de la MS13 masacró a 27 ciudadanos que viajaban en un autobús en Chamelecón, suburbio de San Pedro Sula; y el 7 de diciembre de 2011, pandilleros de la Barrio 18 asesinaron, en contubernio con policías, al político Gustavo Alfredo Landaverde. A pesar de que los pandilleros han reaizado actos sanguinarios como los anteriores, El Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) señala que del total de los delitos que son investigados, sólo 1.3% esá “relacionado con maras”. Otro 23.5% se debe a “ajustes de cuentas”, variable donde as pandillas podrían entrar. Esto significaría que únicamente una cuarta parte de odos los homicidios en Honduras podría reducirse como resultado de esta tregua. De ello se deduce que otro factor ha

Comparación
El 14 de marzo de 2012, el periódico digital salvadoreño El Faro.net informó que el gobierno de Mauricio Funes había concedido facilidades a 30 líderes de las pandillas Mara Salvaducha 13 y Barrio 18, quienes fueron trasladados encubiertamente del único penal de máxima seguridad a otros de menor rigor carcelario.

ENRIQUE SEMO

Arnoldo Martínez Verdugo y el poder
Cómo era el partido que dirigió Arnoldo Martínez Verdugo de 1962 a 1981? Durante sus largos años de ilegalidad o semilegalidad, el Partido Comunista Mexicano era una organización muy pequeña. Su militancia oscilaba entre mil y 2 mil miembros. Lo que nunca lograron los gobiernos del PRI fue dispersarlo. Quizá no lo pretendieron, pero aun si lo hubieran querido, no hubiera sido fácil. Su organización celular y su vinculación ideológica, más que personal, lo impedía. Barry Carr reporta en su libro La Izquierda Mexicana a Través del Siglo XX que para 1945 el PCM sólo contaba con 3 mil 775 miembros. A principios de los setenta, después de la represión de 1968, se informa de 900 a mil 200. ¿Cuál es la causa de la pequeñez del PCM? Indudablemente, la razón fundamental era la constante represión, que se disparaba en los periodos de ascenso de los movimientos populares. El PCM tenía muchas simpatías, pero sólo un grupo selecto se atrevía a militar en una organización permanentemente perseguida por un Estado que no retrocedía incluso ante la “guerra sucia” y los asesinatos. Los gobiernos del PRI podaban periódicamente el PCM, sembrando miedo y un sentido de impotencia. Arnoldo Martínez Verdugo condujo fundamentalmente a un partido perseguido y con muchos de sus miembros en la cárcel entre los años 1962-1978. Sólo después de la legalización, el partido creció rápidamente y en las primeras elecciones con registro demostró la amplitud de su influencia. Martínez Verdugo fue –fundamentalmente– líder de un partido de cuadros. Sin embargo, es impresionante el número de dirigentes sociales, de intelectuales distinguidos y de personajes locales que había entre los militantes comunistas. Pero en periodos de legalidad, durante la presidencia de Cárdenas (36 mil militantes) y después de la legalización definitiva, el 7 de agosto de 1979, las membresías crecían rápidamente. Enrique Condés Lara cuenta, en su estupendo libro Los últimos años del Partido Comunista Mexicano 1969-1981, que en 1976 había en Puebla 156 militantes en 28 células, y en 1980, 3 mil, en 200 células diseminadas en el estado. En el Distrito Federal, después de la legalización, la membresía se duplicó en un año, llegando a contar con 4 mil miembros. Y en el XIX Congreso Nacional se reportó que en cuatro meses de campaña de afiliación se habían logrado 100 mil solicitudes nuevas. Las primeras elecciones en las que el PCM concurrió con registro obtuvo 5.8% de la votación, 703 mil votos. Aquí es obvio que hay una discrepancia entre militantes, simpatizantes y electores que sólo se explica por la violencia de Estado permanente en la cual vivía el país. ¿A qué clase de poder podía aspirar un partido semilegal como el PCM? No podía acceder a los órganos de elección del Estado. Tampoco podía lograr la dirección legal de movimientos sociales puesto que sus dirigentes serían arrojados a prisión. Sólo quedaba un camino: influir crecientemente en los movimientos y sindicatos rebeldes, hasta que los gobiernos del PRI se vieran obligados a legalizarlos y tolerar su presencia legal, o bien los movimientos rebeldes desembocaran en una revolución.

¿

(Segunda y última parte)
Con el registro definitivo comenzaba una nueva época para el PCM. Las campañas electorales, la existencia de una representación legislativa, la libertad de reunión, de manifestación y de expresión cambiará para ellos la forma de hacer política y de llegar al poder. Antes sólo podía aspirarse a un partido de cuadros; ahora el partido de masas, un sueño permanente del PCM, podía ser una realidad. En la década de 1956-1969 la violencia desatada por los gobiernos del PRI alimentaba la creencia de que sólo existían dos opciones: la victoria de una oligarquía represiva o una revolución democrática y socialista, violenta o no. Con la legalización, primero del PCM, y luego de otras organizaciones de izquierda, se abrió una tercera opción: la permanencia del grupo gobernante del PRI, pero acompañado de una democracia electoral que incluyera a todas las organizaciones de izquierda. El entusiasmo en el campo de la izquierda y especialmente de los comunistas que habían conocido décadas de ilegalidad no puede ser hoy imaginada. Terminaba una larga época de catacumbas, del ocultamiento, de estar separados por la fuerza de la vida cotidiana, de la sociedad. ¿Qué papel jugó Martínez Verdugo en ese proceso? La mayoría de las otras organizaciones de izquierda tuvieron al principio mucho recelo hacia la “apertura democrática” del PRI. También en las filas comunistas muchos temían una trampa. Fue Martínez Verdugo quien desde el primer momento emprendió una campaña de convencimiento en favor de la reforma electoral. Polemizó dentro y fuera del partido a su favor. Y el PCM participó antes que cualquier otra organización independiente. Hay que tomar en cuenta –decía Arnoldo– que las últimas dos elecciones, la de 1970, en que nosotros no participamos y hubo una gran abstención, y la de 1976, en que no hubo candidato legal frente a López Portillo, fueron desastrosas para el PRI pese a sus victorias. Arnoldo se mostró dispuesto a negociar con Reyes Heroles, actor principal por parte del gobierno en la reforma electoral que se iniciaba y pronto se estableció un diálogo fructífero: “Ninguna consigna corresponde de la manera más exacta a los intereses de la clase obrera –escribía Arnoldo– en la actual situación del país que la de la reforma política democrática… Pero esta consigna no convence aun a los distintos sectores que integran… la izquierda. La propone con insistencia el Partido Comunista Mexicano en sus documentos fundamentales de los últimos dos años bajo el título de La lucha por la libertad política… “Este documento y otros que el PCM ha dedicado al tema en discusión, persigue claramente el objetivo de probar la necesidad y la posibilidad de una reforma política… La lucha por conquistar los derechos políticos plenos, fue parte esencial de los movimientos…de 1958-59 y de 1968…” (El Partido Comunista Mexicano y la Reforma Política, Arnoldo Martínez Verdugo, México, 1977). Pero volvamos al partido de cuadros que dirigía Martínez Verdugo antes de la plena legalización. Es sorprendente que un partido tan pequeño hubiera participado en forma destacada en los movimientos obreros que hubo en el periodo de 1956-1959,

OBI TU A R IO
en el Movimiento de Liberación Nacional en los años 1960-1962 y también en el gran movimiento estudiantil de 1968. La influencia del PCM en la sociedad trascendía con mucho al número de sus militantes, porque no dependía de números, sino de la presencia y el papel dirigente establecido históricamente en las muchas luchas populares. En realidad, Arnoldo Martínez era un dirigente de dirigentes que habían aceptado su papel rector voluntariamente, diríamos por su capacidad de crear una hegemonía. Pero estos dirigentes siempre tenían su opinión propia y la expresaban sin tapujos, cada vez que lo consideraban necesario. Muchos de ellos tenían liderazgos en sus campos, mayores que los de Arnoldo. Para construir su poder, Martínez Verdugo no contaba con dinero ni plazas administrativas ni puestos políticos representativos ni siquiera con una recomendación ante un funcionario para ofrecer a sus seguidores. Su liderazgo se desprendía de una ideología común, su especial visión y su influencia personal constantemente renovada. Arnoldo debía ser reelegido en cada Congreso. Frecuentemente perdió votaciones importantes y no siempre lograba imponer su punto de vista, pero en la mayoría de las ocasiones, durante periodos prolongados y momentos muy difíciles de su gestión siempre contó con el apoyo personal de la gran mayoría de los dirigentes. Para probarlo me atrevo a presentar una lista que está lejos de incluir a toda la gente destacada y capaz, todos ellos miembros de la Dirección Política y del Comité Central durante periodos prolongados en los años de su gestión como secretario general (1962-1981). Inmediatamente se verá que los dirigentes del Partido Comunista tenían las as cualidades necesarias para enfrentar la represión n del Estado e infundir esperanza en un mundo mejor sin ofrecer para el presente, parafraseando a Winston Churchill, más que “sangre, sudor y lágrimas”. Valentín Campa, miembro del PCM desde 1921, dirigente ferrocarrilero desde 1925, organizador de huelgas ferrocarrileras en 1932, cofundador de la CTM en 1936, secretario de Educación y Organización del Sindicato de Trabajadores s Ferrocarrileros entre 1943 y 1948. Junto con Dememetrio Vallejo fue codirigente del movimiento ferrocarricarrilero de 1958-1959, preso político en diversas ocasiones durante un total de 16 años. Candidato presidencial en 1976, entre muchas otras cosas. Miembro fundador del PRD. Ramón Danzós Palomino, profesor normalista. Activo en las luchas agrarias desde 1935. Militante y miembro de la dirección del PCM (1936-1981), secretario general de la CCI entre 1964 y 1975, vicepresidente de la Unión Internacional de Sindicatos de Trabajadores de la Agricultura, candidato a la Presidencia de la República por el FEP (1963-1964). Preso político siete veces en Sonora, una vez en Nueva York, de donde fue deportado a París, así como en Puebla y en el DF. Miembro fundador del PRD. Othón Salazar Ramírez, profesor de la Escuela Normal. Militante del PCM y de su Comité Central (1958-1981). Desde 1951 dirigente del movimiento magisterial y principal exponente del movimiento magisterial de 1956-1958. Secretario General de la sección 9 del SNTE. Preso político varias veces, especialmente desde 1958 hasta 1970. Diputado federal y presidente municipal de Alcozauca. Defensor de grupos étnicos en todo el país. Miembro fundador del PRD. Gerardo Unzueta Lorenzana, periodista, miembro de la dirección del Partido Comunista desde 1962. Director durante muchos años de La Voz de México, periódico del Partido. Autor de varias obras políticas. Preso político por apoyar al movimiento estudiantil de 1968. Diputado federal en dos ocasiones. J. Encarnación Pérez Gaytán, profesor normalista, ingresa al PCM en 1939. Miembro del Comité Central durante 35 años. Encarcelado durante seis años a raíz del movimiento ferrocarrilero. Diputado federal. Miembro fundador del PRD. De las generaciones más jóvenes se puede citar a Pablo Gómez Álvarez, economista. Miembro de la Juventud Comunista y luego del partido desde 1963 y de sus órganos dirigentes. Integrante del Comité Coordinador del SPAUNAM y de la Central Nacional de Estudiantes Democráticos. Preso político por el movimiento de 1968. Secretario general del PSUM. Cofundador y presidente interino del PRD. Varias veces diputado y senador. Arturo Martínez Nateras, ingeniero de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Militante y luego dirigente de la Juventud Comunista y del Partido Comunista. Fundador de la Confederación Nacional de Estudiantes Democráticos. Preso por el movimiento estudiantil de 1968. Autor de varios libros sobre política, socialismo y el movimiento del 68. Gilberto Rincón Gallardo, abogado. Miembro del PCM desde 1963, y de la Comisión Ejecutiva. Fue apresado 32 veces y en 1968 por tres años. Dirigente del PMS (1987-1989). Miembro fundador del PRD. Dos veces Diputado federal. David Alfaro Siqueiros, uno de los grandes pintores del muralismo mexicano. Miembro del PCM desde 1921. Coeditor de El Machete (1923). Fundador de varias organizaciones sindicales. Preso en 1931 y luego expulsado del país. Expulsado también de Estados Unidos apoya abiertamente el movimiento ferrocarrilero de 1958-1959 y cae otra vez preso entre 1959 y 1964. Miembro del Comité Central varias veces. Enrique Semo Calev, economista e historiador. E Fundador de la División de Estudios Superiores de Fu la Facultad de Economía y diferentes instituciol nes en otras universidades. Miembro del Partido Comunista desde 1962 y de su Comité Central por 19 años. Responsable de la Comisión de Educación del PCM. Fundador-director de la revista Historia y Sociedad. A estos ejemplos habría que agregar docenas de personalidades en los diferentes estados y además, muy importante, las células de militantes entre maestros, ferrocarrileros, estudiant tes, obreros petroleros y los que dejaron al PCM para te participar en las múltiples guerrillas de la época. parti Varios de esos cuadros fueron marginados de la dirección del PRD. Otro tipo de gente tomó su lugar. Con la caída del comunismo y del socialismo la ideología se fue desdibujando hasta evaporarse. El PRD se transformó en una gran máquina electoral cuya única tarea es asegurar el mayor número de representantes a todos los niveles. Las figuras del caudillo y del cacique volvieron a aparecer. La burocracia profesional cobró una fuerza y una solidez excepcional. Las tendencias internas que nunca fueron permitidas en el PCM adquirieron permanencia. Pero no como tendencias políticas sino como grupos de intereses; y finalmente, el partido sufrió una gran fractura cuyo desarrollo es imprevisible. Hoy más que nunca la pregunta ¿qué hacer? es de una actualidad candente. Y, sin embargo, en los círculos directivos no parece despertar inquietud. Nos enfrentamos a una política de hechos consumados sin explicación y a dirigentes que están decididos a que siga así. A pesar de todo, la izquierda mexicana ha avanzado mucho desde su legalización en 1978, pero en este momento aparece estancada y falta de iniciativas. No hay regreso posible al pasado. El pueblo de México ha conseguido cierto nivel de democracia electoral y alternancia en el poder, alternancia de la que no ha gozado la izquierda. Se necesita un esfuerzo gigantesco para salir de la jaula dorada, para dejar de plantear el poder exclusivamente en término de personas, para aprovechar todas las innovaciones en la informática que han cambiado el quehacer político, para reivindicar en la práctica los valores de la honestidad y la dignidad política.

un autor solitario
JOSÉ EMILIO PACHECO

Vicente Leñero,

Vicente Leñero en 1965
n el panorama de nuestra narrativa Vicente Leñero es un autor solitario: no ha prohibido ninguna manera de contar, no ha descalificado a los demás novelistas, no tiene discípulos, es el único que ha obtenido el premio Biblioteca Breve 1963, la más importante recompensa novelística para los escritores de lengua española. También es el único al que llega el reconocimiento extranjero antes que la justa apreciación de su país. Sus novelas exploran terrenos no frecuentados. Leñero no ha recorrido la trayectoria que uniforma las experiencias de nuestros escritores. Por el contrario, estudió y ejerció un tiempo la ingeniería civil. Hoy se gana la vida y la posibilidad de es-

Juan Miranda

E

Parque del Seguro Social. (1982)

191 1910 1909 910 9 2

C U LT U R A C U LTUR A

A Vicent te Leñero no le gustan las presentaciones de libros, las apariciones en públi ico, las entrevistas ni mucho menos los homenajes. Tratar de evitarlos ha a sido una constante en su vida. No le fue tan bien en vísperas de sus 80 a años de vida –que se cumplen este domingo 9– porque todos los medios lo han buscado y todos le están dedicando páginas. Pero l lejos del tono de “feliz cumpleaños por una vida”, Proceso ha rescatado – –acerca de quien fue su subdirector durante dos décadas (19761996)– u una serie de materiales que sin duda contribuyen a conocer mejor su ob bra, hoy considerada en la primera línea de la literatura mexicana. No suce edió así cuando aparecieron Los albañiles y Estudio Q. Tan injustamente a apreciados que José Emilio Pacheco escribió un largo artículo en su defensa a en la revista Diálogos, dirigida por Ramón Xirau, en 1965, que se reprodu uce aquí. En jul lio de 1978, Pacheco integró el texto mencionado al prólogo que le solicitó D Difusión Cultural de la UNAM para el disco Voz Viva de México dedicado a L Leñero. Adem más, puesto que se cumplen 50 años del Premio Biblioteca Breve otorgado o a Leñero por Los albañiles –el primer reconocimiento literario internacio onal para un narrador mexicano–, se ofrece la reconstrucción del hecho. A Así como dos entrevistas: una, realizada en 1970 para el suplemento Dioram ma de la Cultura de Excélsior, por Rafael Rodríguez Castañeda, hoy director de Proceso, sobre su metodología como escritor. Y otra con el actor Ignacio López Tarso, quien fue productor de la adaptación teatral de esa obra y p personaje central en el filme homónimo.

cribir haciendo telenovelas. Ha tenido la fuerza de usar la televisión (como materia de un libro, Estudio Q) en vez de ser usado por ella. A los 25 años ganó los dos primeros lugares de un concurso de cuento universitario. En 1959 reunió estos y otros relatos en La polvareda, libro publicado por la editorial Jus que con la revista Ábside constituye la expresión más visible de la cultura católica mexicana. Porque la mayor singularidad de Leñero es ser un novelista militante católico. Para quienes comenzaron a escribir cuentos hace 10 años hubo la alternativa de hacer narraciones fantásticas, como Arreola, o hablar del campo, como Rulfo. Muchas páginas de La polvareda pueden relacionarse con El llano en llamas, pero hay otras –“¿Qué me van a hacer, papá?” por ejemplo– con temas urbanos casi inéditos

entonces y que se anticipan a la narrativa sobre adolescentes que José Agustín acaba de inaugurar con La tumba. Otro rasgo notable de este primer libro es la reaparición de personajes proletarios de una literatura de, sobre y para la clase media como la nuestra. En este sentido “El albañil muerto” y “… ojalá y no llegue” son gérmenes de Los albañiles. A finales de 1961 apareció La voz adolorida, primera novela de Leñero: monólogo, confesión, autobiografía, ajuste de cuentas de un personaje, Enrique, quien trata de explicar las razones de su locura ante un psiquiatra invisible: el lector al que se dirige el discurso. Novela de la culpa y el error, el pecado y la posible redención, La voz adolorida se presenta como un delirio lúcido y plantea los problemas de la relatividad de la locura: ¿quién nos autoriza, en nombre de qué ideal podemos denominar

así una conducta humana? Y de nuestra percepción de los hechos narrativos. Nunca llegamos a saber si las cosas fueron de ese modo o si tenemos la representación que de ellas se ha hecho Enrique. Cuando se publicó La voz adolorida Leñero trabajaba como jefe de redacción de Señal, continuaba en el gueto a que hemos confinado a los escritores católicos y su libro no tuvo mucha resonancia. Con todo, Henrique González Casanova advirtió que los dones de Leñero sobrepasaban el mérito del libro. En estas condiciones, el premio Biblioteca Breve otorgado por Los albañiles tuvo que ser una sorpresa. La verdadera sorpresa es el libro mismo. La reciente aparición de Estudio Q confirma a Leñero como un novelista de primera línea. Corresponde a Leñero la aclimatación de los medios narrativos que ha puesto a circular el nouveau roman y entre nosotros

Juan Miranda

“Voz viva de México”

ya han empleado al menos parcialmente otros autores de su edad. En su afán de quebrantar nuestro anacronismo Leñero revive el conflicto permanentemente de la literatura hispanoamericana respecto a si es posible o no salvar etapas del desarrollo literario. Como ningún otro género la novela es saqueada por el periodismo, la biografía, la historiografía popular y más recientemente las ciencias sociales. H. A. Murena dice que como lo narrativo nos llega ahora por otros medios –cine, televisión, prensa, radio–, derivamos en la novela la satisfacción de una necesidad poética que antes llenaron los versos. Desde hace medio siglo queremos ver la muerte de la novela en lo que constituye su agonía –en la acepción que Unamuno recuperó para el vocablo, no en la fisiológica–, su lucha, su crecimiento, su metamorfosis. La tragedia del novelista contemporáneo es que ya no puede escribir como antes de Joyce y Proust pero tampoco hacerlo como ellos. El vanguardismo de los veinte es un impasse difícil de superar sin incurrir en el aniquilamiento. Quizá la novela futura reinvente la tradi-

ción enriqueciéndola con la vanguardia. Sea como fuere, el nouveau roman pertenece a un ámbito donde hay industria literaria e inflación novelística, responde al hastío frente a un determinado tipo de novela, al rechazo de la literatura como entretenimiento. En México apenas comienza a crearse un público lector y no tuvimos un Stendhal, un Balzac, un Flaubert, un Zolá. Nuestros novelistas se enfrentan a la dificultad de escribir al mismo tiempo la antinovela y la novela que nos ha hecho falta. Leñero se niega lo mismo a mantener la narrativa mexicana en el siglo pasado que a consumirse en el experimento formal, a renunciar al testimonio y crítica de una sociedad tan llena de injusticia como la nuestra. Es respetuoso de su público y le pide su colaboración. Si Los albañiles y Estudio Q han podido escribirse es porque en el México de mediados de los sesenta ya existen sus lectores. Aparecida en Barcelona en octubre de 1964, Los albañiles llegó al país en pleno escándalo alrededor de Los hijos de Sánchez. Esto, por una parte, desvió la atención que merece el excelente libro de Leñero; por otra, mostró que, contra lo que supone la Sociedad de Geografía y Estadística, Oscar Lewis no miente ni difama a un México que no ha superado ninguno de sus problemas esenciales. A diferencia de Lewis, Leñero no pretendió hacer sociología o antropología. El interés de Los albañiles en estos campos se da por añadidura. Leñero se refirió a un ambiente que conoce como ningún otro novelista mexicano, para situar en él una historia que lo envuelve, lo testimonia y los trasciende. Los albañiles, análisis espectral de un sector del proletariado mexicano, experimenta en todos los niveles: estructura, punto de vista, formalización del vocabulario y la sintaxis dialectales. Lejos de agotarse en sí mismo, el experimento es el medio para contar una historia y presentar personajes con características que los individualizan. Trastorna y fractura los tiempos narrativos a fin de profundizar en un juego de correspondencias y anulaciones mucho más sutil que el ya habitual contrapunto. El arte de Leñero se vuelve un naturalismo de la irrealidad gracias a su incesante puesta en tela de juicio de lo narrado, la afirmación que engendra su contrario, la negativa que se refuta a sí misma, la dimensión en que suceden los hechos, por decirlo de alguna manera, a contigua distancia y a cercanía remota. El infalible proceso constructivo de Los albañiles busca y logra el efecto opuesto: hacerse ante los ojos del lector o en realidad después, en su memoria. Cerrada y

abierta como la “obra” misma en que se desarrolla –el edificio en construcción–, la novela está erigida en torno de una sola frase: “Isidro descubrió el cadáver en el baño del departamento 201” y de un protagonista: don Jesús, el velador viejo alcohólico, demente, corrupto, perverso, paranoico, que encarna el Mal y todo lo contamina a su tacto, pero que también asume todos los pecados del mundo. Una noche del tiempo o la imaginación alguien asesina a don Jesús. El interrogatorio y las confesiones de los inculpados crean una engañosa superficie de novela policial, como en Les gommes de Robbe-Grillet o L’emploi du temps de Butor. Estos diálogos y monólogos revelan los actos y relaciones humanas en el interior de la “obra”, las tensiones de clase, la naturaleza expansiva de la corrupción, el orden jerárquico que se multiplica, la dolorosa historia de cada uno. ¿Quién mató a don Jesús? Todos y nadie. Todos tienen razones para haberlo matado. Todos tenemos razones para matarnos entre nosotros mismos. De cada crimen podríamos ser sospechosos, como de asesinar al velador pueden ser culpables (o inocentes) Isidro, Sergio García, Chapo, Jacinto, Patotas, Federico Zamora. El enigma no se resolverá jamás. Si en Los albañiles se encuentran Munguía y los otros interrogadores no es por ello una novela detectivesca, sino una novela sobre la Culpa y el Mal, la búsqueda de la verdad, la crucifixión de cada ser humano, la inutilidad de la bondad en Sergio, el plomero; el fin de la inocencia en Celerina, su hermana, e Isidro, el peón: víctimas de la injusticia y víctimas de sus compañeros de injusticia, los albañiles, los demás. En Estudio Q la voluntad experimental se lleva a sus últimas consecuencias. La mirada del novelista se transforma en la cámara que registra, reproduce, transmite, aleja, acerca, sube, baja, entre todo el fade in y el fade out que encierran el curso de todo drama, de toda vida. Estudio Q es en cada párrafo un “aria de bravura”, un concierto de música electrónica compuesto a partir de todas las posibilidades aleatorias de un sonido. Es sobre todo el nuevo monólogo de Segismundo que se pregunta aquello para lo cual no existe respuesta, en una torre multiplicada al infinito por las ondas hertzianas, acechada por millones de Argos que contemplan y juzgan y pueden resolver su existencia o evanescencia con el simple giro de un botón. Alex Jiménez, Gladys Monroy, Marta, el Director, Toño y aun la cámara voraz y omnipresente son personajes que no buscan a su autor, sino que tratan de escapar de él, encerrados en un laberinto de espejos que

Seix extrega el premio. Fuentes, atrás.

CU C U LT U R A

les devuelve las proyecciones de su imagen. The tv-play within the tv-play. Contratado para hacer una telenovela sobre su vida, Alex en todo momento es otro, perdió su identidad a fuerza de ser siempre una ficción, un papel ideado por la guionista y dócil a las indicaciones del director. Alex no existe sino en el script, en un texto, palabras en un papel. Su rebeldía es imposible, no puede abandonar las dos columnas de audio y video; sólo decir, hacer, recordar, vivir lo que ordena un guión inflexible, que no es la vida pero al estar escrito y ser representado se convierte en parte de la vida. Paralelamente, en el libro dentro del cual hasta el guión mismo está prisionero, todo se mecaniza y tecnifica. El dilema de ser o no ser plantea entre lo escrito y lo no escrito, lo representado y lo irrepresentado. La vida no es sueño: es una telenovela. Lo monstruoso de las telenovelas es precisamente su similitud con nuestras vidas, su naturalismo involuntario. La realidad no elige ni afina ni ordena como la literatura: procede por expansión ilimitada, combinaciones inverosímiles de los personajes del drama, encuentros injustificables, atroces casualidades, disolvencias impredecibles, golpes melodramáticos. Los albañiles y Estudio Q significan un punto y aparte en la novelística mexicana: el fracaso de lo que hasta hoy entendimos como novela o el triunfo de un concepto enteramente nuevo para nosotros. Con el tiempo sabremos si clausuran la misma vía que se trazaron o abren nuevos caminos para nuestra prosa. (Julio de 1965) O

El Premio Biblioteca Breve,

a 50 años

Hace medio siglo los premios literarios eran mucho menos frecuentes y mucho menos dotados, en términos crematísticos, que en nuestros días, pero seguramente más significativos. Esta nota atisba la historia del primero ganado por un narrador mexicano en el extranjero: Vicente Leñero, en España, por Los albañiles.
RAFAEL VARGAS
1 n cuestión de literatura, 1963 fue el año en que murieron Ramón Gómez de la Serna, Luis Cernuda, Jean Cocteau, Sylvia Plath y Aldous Huxley; el año en que Julio Cortázar publicó Rayuela, André Pieyre de Mandiargues dio a conocer La motocicleta y Thomas Pynchon saltó a la fama con V.; el año en que el gran poeta griego Giorgos Seféris recibió el Premio Nobel de Literatura, y el año en que, por primera vez, escritores mexicanos cosecharon premios en el extranjero: en octubre los belgas le otorgaron a Octavio Paz el Gran Premio Internacional de Poesía de la Bienal de Knoke-le-Zoute, y en España Vicente Leñero obtuvo el premio Biblioteca Breve, convocado por la editorial barcelonesa Seix-Barral. Considerado en aquella época como el galardón más importante para una novela escrita en español, el Biblioteca Breve fue fundado en 1958 y discernido por primera vez el 14 de junio. Lo recibió Luis Goytisolo, de 23 años de edad, por Las afueras, su primera novela.

E

Su ambiciosa propuesta era contribuir a renovar la novela escrita en nuestro idioma, aunque estaba dotado con 100 mil pesetas (20 mil pesos mexicanos de la época). Pero más que a su monto, debía su prestigio a la irreprochable categoría de su jurado y a la notable calidad e importancia de las novelas que sucesivamente se galardonaron. En sus inicios, el premio tuvo un marcado color peninsular, pues las obras distinguidas en las cuatro primeras convocatorias –sólo tres, ya que la correspondiente a 1960 se declaró desierta– eran todas de autores españoles. (Además de la mencionada novela de Goytisolo, también fueron reconocidas Nuevas amistades, de Juan García Hortelano, y Dos días de septiembre, de José María Caballero Bonald.) Pero en 1962 perdió ese tinte cuando el jurado decidió, por primera vez de manera unánime, premiar la novela de un joven peruano de 26 años de edad. El libro carecía de título definitivo, y concursaba con el nombre provisional de “La morada del héroe”. En el acta del fallo se le distingue como “Los impostores”. Sólo hasta que estuvo a punto de entrar a la prensa adoptó el nombre definitivo de La ciudad y los perros. El impresionante éxito de la novela de Mario Vargas Llosa, tanto en ventas como en apreciación crítica, hizo que la aten-

ción hacia Biblioteca Breve se incrementara. El premio se internacionalizó. 2 A comienzos de 1963, después de dos años como becario del Centro Mexicano de Escritores, Vicente Leñero terminó de escribir su segunda novela: Los albañiles. La llevó al Fondo de Cultura Económica (FCE) con el propósito de verla incluida en la colección Letras Mexicana. Aguardó largos meses el dictamen, preparado, como ahora es de todos sabido, por Emmanuel Carballo, uno de los críticos literarios más renombrados. Fue negativo. El mismo día en que se vio rechazado, Leñero decidió entonces proponerle su libro a Joaquín Díez-Canedo, quien apenas un año antes había dejado la gerencia editorial del Fondo (a cuyo frente estuvo por más de una década) para crear su propio sello: Joaquín Mortiz. No quiso decirle a Díez-Canedo que Los albañiles había sido rechazado, pero “Joaquín lo supo de inmediato”, según le contó Leñero a Christopher Domínguez.1 El 11 de noviembre Díez-Canedo llamó a Leñero para decirle que publicaría su novela. No le debe haber pasado inadvertido a Leñero el hecho curioso de que Díez-Canedo, creador de la colección Letras Mexicanas y uno de los pilares editoriales del Fondo, sí aceptara su libro.

Pero cuando Leñero fue a las oficinas de Joaquín Mortiz, en Guaymas 33 en la colonia Roma, dispuesto a firmar su contrato, Díez-Canedo le propuso que metiera la novela al concurso del Biblioteca Breve. Veintitrés días después el propio DíezCanedo le llamó para decirle que Los albañiles había ganado el premio. 3 Se presentaron a concurso 72 obras, 31 de ellas escritas por hispanoamericanos. El jurado estaba integrado por Carlos Barral, José María Castellet, Juan Petit, Víctor Seix y José María Valverde. (De estos nombres, el único que tal vez resulte poco familiar para el lector mexicano es el de Juan Petit, distinguido latinista, profesor de la Universidad de Barcelona y entonces director literario de Seix Barral.) También se había previsto que formara parte de él Mario Vargas Llosa, pero sus compromisos laborales en París, donde residía, no lo permitieron. Deliberaciones mediante, la cifra de novelas a considerar se decantó a 10. Los libros finalistas fueron cinco: El engranaje, del autor vasco Juan María Aresti; Gracias por el fuego, del uruguayo Mario Benedetti; La selva gris (que a la postre se llamaría El peso de la noche), del chileno Jorge Edwards; Los albañiles, de Vicente Leñero,

COLUMBA VÉRTIZ DE LA FUENTE
l reconocido actor de teatro, cine y televisión Ignacio López Tarso la novela Los albañiles, de Vicente Leñero, le encantó y lo impactó tanto que produjo la obra teatral, dirigida por Ignacio Retes, y luego compró los derechos para llevarla al cine e invitó a Jorge Fons para que estuviera al frente de la película. Enseguida se emociona en la entrevista y alza la voz: “Esta obra de Leñero es magnífica…, ¡qué personajes!, ¡y qué anécdota tan buena! Las excelentes obras siempre están presentes, por ejemplo, las de los griegos son muy actuales, y Los albañiles es muy vigente, perdurará. No ha cambiado la situación de la clase baja.” En 1969 eran socios Ignacio Retes y López Tarso y manejaban el teatro Tlatelolco, cuenta el protagonista de Macario, de Roberto Gavaldón. Ahí montaron Los albañiles: “La obra fue muy bien dirigida por Retes y

“Los albañiles”
fue un éxito. Estuvo una buena temporada. Vicente Leñero revisó el texto, fue sensacional su participación.” El cineasta Gabriel Retes, hijo del director de teatro Ignacio Retes y parte del elenco de Los albañiles, subraya que con esa pieza nació el teatro moderno mexicano. Se le pregunta a López Tarso (un enamorado de la poesía de Xavier Villaurrutia, del cual también fue discípulo) por qué no actúo en el proyecto, y responde que como era el productor, le dio pena, no quería parecer abusivo, resalta: “El papel de don Jesús, que me encanta, lo hizo José Carlos Ruiz, y muy bien. Me gustó mucho su actuación. Luego compré los derechos de la novela para filmar el largometraje, donde ahí sí interpreto a don Jesús; en la adaptación intervino también Leñero. Es una película estupenda sobre el mundo marginado del albañil.” El largometraje Los albañiles se rodó en 1976 y ganó el Oso de Plata en el Festival de Cine de Berlín en 1977, gracias a la adaptación de la novela de Leñero: “Fuimos con la película a Berlín, Fons, Katy Jurado y yo. Allí tuvimos una plática con jóvenes universitarios alemanes, con traductor, el idioma es una barrera terrible, y preguntaban si de verdad la gente que construye casas en México vive así, porque en Alemania es un oficio muy respetado y muy bien pagado. Les dije que este obrero así vive, en la pobreza, y que los actores andamos más o menos igual (ríe). Pero la experiencia fue extraordinaria y Fons dirigió estupendamente el largometraje.” –¿Usted invitó a Fons a dirigir la película? –Sí, pensé que le iba a sacar muy buen partido. Es uno de los grandes directores de cine.Ya había realizado documentales importantes y Los cachorros, sobre una historia de Vargas Llosa. Yo me quedé con el gusanito de

López Tarso y

A

C U LT U R A
y Crónica de un regreso, del segoviano Andrés Martínez. Tres hispanoamericanos y dos españoles. Las deliberaciones fueron apretadas. Juan Petit, que se encontraba seriamente enfermo (moriría un año después, a los 57 de edad), participó en cada ronda de votación por teléfono. El libro de Edwards, que apoyaba Mario Vargas Llosa, no llegó más allá de la cuarta votación. En la última quedaron solamente dos libros: Gracias por el fuego y Los albañiles. Barral defendía a capa y espada la novela de Benedetti. Víctor Seix se inclinaba más por Leñero. En la entrevista que concede al día siguiente de la decisión al diario barcelonés La Vanguardia Española (martes 3 de diciembre), Seix responde así cuando se le pregunta por el libro ganador: –¿Novela social o policiaca? –Ni una cosa ni otra; una novela compleja. Muy bien construida, como un mecanismo de relojería, que usa simultáneamente de diversas técnicas y con una perfección formal extraordinaria. En México, el semanario católico Señal, en el cual Leñero comenzó como reportero en 1955, le dedicó la portada del 19 de ba precisamente en su modo de enfocar el pecado. El escritor no católico simplemente lo ignora y escribe como si no existiera, regodeándose en horribles lacras morales. El novelista católico presenta el pecado como pecado, sin disimulo ni evasiones. Creo que el católico, para ser universal, tiene que abrirse más a todo lo que constituye la vida humana, por eso quizá su exposición resulte más larga. “El novelista es un simple observador del mundo que contempla, un espectador objetivo, y no tiene derecho a extralimitarse ni a enjuiciar a sus personajes.” Vicente Leñero le contó a Domínguez Michael, en la entrevista citada, que a finales de los setenta Joaquín Díez-Canedo le había develado que el argumento que en realidad inclinó el fiel de la balanza entre su libro y el de Benedetti había sido el tamaño del mercado librero de México en comparación con el de Uruguay, es decir, la posibilidad de vender más o menos ejemplares de uno u otro título. Pero la revelación de esa pragmática consideración comercial para nada merma la importancia del premio. O –––––– 1 Christopher Domínguez Michael, Entrevista a Vicente Leñero, en Letras Libres, número 257, abril de 2013.

diciembre y recogió la descripción de la novela según el propio autor: “Es cruda y descarnada. Advierto claramente que no es para todo tipo de lectores, pero sobre todo le diré algo: Mauriac habla de que la diferencia entre un escritor católico y otro que no lo es estri-

interpretar a don Jesús y lo hice con muchísimo gusto en la película. –¿Qué le llama la atención de ese personaje? –Lo sinvergüenza que es. Es un buen personaje para un actor, con mucho jugo… un personaje que tiene tantas facetas, además de un físico muy importante, muy atractivo, y su interior es muy complicado, todos esos recovecos de la droga, el vino, la cosa sexual, le atraen los niños, su mujer, en fin. Yo le tenía muchas ganas a don Jesús, vi el resultado en teatro y estaba seguro de que debía actuarlo. –La cinta Los albañiles es un espejo social de México, ¿qué opina? –Es un retrato no sólo de la clase baja, también de la clase alta. Las autoridades muestran un mundo muy corrupto. Se ve la corrupción en nuestra estructura legal. –¿Nada ha cambiado? –No, no lo creo. La situación de México es preocupante. –¿Qué experiencia obtuvo al producir la obra teatral y la película basados en la novela? –Una gran satisfacción. Las dos cosas me enriquecieron. Primero me gustaba mucho la obra de teatro, cómo la dirigió Retes, cómo estaba actuada, cómo habían resuelto la escenografía, crecía también el edificio en el escena-

rio. Eso me hizo pensar que una película podía ser estupenda, por eso compré los derechos y para interpretar a don Jesús. “Por fortuna, la obra teatral y el filme fueron muy exactos. Leñero quedó muy satisfecho de las adaptaciones.”

Un clásico
–¿Qué opina de que la película se volvió un clásico? –Muy bien, como la novela, es muy actual también la cinta… Tuvimos el problema de que en esos años salió una película que se llamaba muy parecido, con Vicente Fernández, y hubo una serie de confusiones. Esa era una película muy corrientona, y la de Fons está muy bien construida… con buenos cimientos… –¿Dónde se filmó? –En una colonia que estaba en construcción. En la última toma de la película aparece el edificio ya terminado, ya en venta, ahí hay una familia que ya es dueña de uno de los departamentos, para iniciar la vida del edificio. La familia que aparece ahí es mi hija, con mi nieto en brazos, y mi yerno. –Nadie se ocupa de los albañiles, ¿verdad? –Es un análisis tremendo, y sí, nadie se ocu-

pa de estas personas y de toda esta problemática que padecen. Bueno, nadie se ocupa de los pobres. Es un llamado a la sociedad en general, ¿quién mato a don Jesús?, es como lo de Fuenteovejuna, de Lope de Vega: “¿Quién mató a don Jesús? …la sociedad entera…” O

El don Jesús de la película

¿

RAFAEL RODRÍGUEZ CASTAÑEDA
C ómo y cuándo decidió dedicarse a la literatura? –Es difícil determinarlo. En un principio, escribir es un atractivo inconsciente, un deseo conformado vagamente. Después, una vez que se comienza, uno comprende que sólo hay una forma de escribir: profesionalmente. No hay otra salida. Por mi parte, no sabría determinar cuándo ni dónde decidí hacerme escritor profesional. Un día me di cuenta de que, además de aprender a escribir, tendría que volverme malicioso. –¿En qué medida son sus obras producto de la imaginación? –Bueno, creo tener poca imaginación. Sólo puedo escribir de cosas que conozco. Únicamente de lo que me ocurre, o de lo que me interesa más directamente, más personalmente. –Algunos escritores acostumbran tomar notas de hechos que posiblemente conviertan después en material literario. ¿Usted lo hace así? –Nunca. No tengo cuadernos de apuntes. Lo que no se retiene en la memoria o en el ánimo, al menos para mí, no vale la pena de aprovecharse. Es cierto que muchas de mis obras han requerido una extensa documentación, pero esta necesidad surge a posteriori, cuando ya decidí el tema y el argumento. –Hay la opinión, en ciertos círculos, de que usted es un artesano literario, por su excesivo afán de planear al detalle sus obras. ¿Qué piensa usted? –Sí, soy un artesano. No me creo un artista. Trazo un esquema previo muy preciso de mis obras. Dicen que al escribir parece que utilizo compás y regla; yo considero esto más virtud que un defecto. El esquema inicial, claro está, se va modificando conforme voy escribiendo. Pero me sirve de apoyo básico. En ocasiones el esquema es mental. A veces me basta apuntarlo en un pequeño papel. –¿Quiénes son los albañiles de su novela? –Son personajes extraídos realmente de individuos que trabajaron conmigo durante los dos años que practiqué la ingeniería civil. No son estrictamente su calca. Pero sí conservan muchas de sus características. En un principio planeaba escribir una serie de cuentos con los albañiles como protagonistas en cada uno de ellos. Finalmente mi proyecto desembocó en la novela. –¿Podría explicarnos su sistema para transformar a una persona real en un personaje imaginario? –Sí. Tomo a un individuo, con sus características completas, y lo someto a un

“Soy artesano,

¿y?”

El 2 de agosto de 1970, en el suplemento Diorama de la Cultura, que bajo la conducción de Pedro Álvarez del Villar se publicaba los domingos en Excélsior, dirigido por Julio Scherer García, Rafael Rodríguez Castañeda publicó esta entrevista con Vicente Leñero como parte de una serie de conversaciones con novelistas, poetas y dramaturgos mexicanos, cuyo propósito era explotar no el alma de los autores sino las entretelas del oficio literario: cómo, dónde y cuándo escribían y hasta si lo hacían a máquina o a mano, cómo construían y bautizaban a sus personajes, si se apoyaban en la inspiración o en el rigor de la rutina, si les importaban o no el éxito y los premios… Antes y después de la entrevista con Leñero, desfilaron por aquella disección escritores como Gustavo Sainz, Jaime Sabines, Juan García Ponce, Luis G. Basurto y Sergio Magaña, entre otros.

C ULTUR U LT U R A
tratamiento que yo llamo de “deformación novelística”. Tiene como fin, esencialmente, adaptar el personaje a las características de los otros personajes de la novela, y a la estructura y al plan de esta misma, sin que por ello pierda lo fundamental de su carácter. En Los albañiles, el personaje más textual es el plomero. Sin embargo, tiene ligeras alteraciones con respecto al original. –¿Qué le importa más, el asunto o la forma de expresarlo? –Me he preocupado más por la forma de decir algo que por lo que digo. Pero el problema que más me interesa resolver es la estructura de mis obras: Quiero siempre resolver adecuadamente las reglas del juego en cada novela u obra de teatro. –¿Es el problema estilístico fundamental para un escritor? –Bueno, en mi caso es por lo menos muy importante. Soy un maniático de mi estilo, y muy meticuloso para corregir, lo que frena muchísimo el desarrollo de mis obras. Me molesta publicar un escrito sin someterlo a una amplia corrección. –¿Le preocupa a usted hacer innovaciones en cada obra que emprende? –Yo no diría eso. No hago innovaciones, pero sí realizo experimentos. Es mi característica. Me preocupa mucho no repetirme, no en cuanto al tema, sino en su tratamiento. –¿No busca nuevos temas? –Todo escritor tiene un solo tema, más bien un grupo de temas sobre los cuales borda siempre. –¿Por qué decidió representar en un escenario el argumento de Los albañiles? –Siempre creí que tenía muchas posibilidades dramáticas. Inclusive en un terreno exclusivamente material. Me fascinaba pensar en un escenario lleno con una obra en construcción. –¿Por qué reescribió y reditó su primera novela, La voz adolorida? –Estaba muy mal escrita. El nuevo original está ampliamente corregido, gramatical y estilísticamente. Además, el tema me seguía funcionando. –Algunos escritores, como Hemingway, consideran que el periodismo perjudica a un escritor si lo practica simultáneamente con su oficio literario. ¿Coincide usted con ellos? –No. A mí me gusta el periodismo. Me acostumbré a estar en contacto con la realidad. El periodista es un espectador, un testigo de la realidad, aunque se oiga pedante. Además, en mi caso, el periodismo me permite allegarme una buena cantidad de material literario. De todas formas, no creo en la división de géneros demasiado marcada. A sangre fría, por ejemplo, es un gran reportaje y una gran novela. No importa qué categoría alcance una obra ya terminada, con tal de que funcione. –¿Existen en sus novelas personajes que lo representen a usted en alguna forma? –Todos los personajes resultan proyecciones de uno mismo. Otros son el contrapunto. –¿Admira usted en forma especial a alguno de sus personajes? –No tengo personajes preferidos porque mis novelas no lo son de personajes. –¿Reconoce usted la existencia de un simbolismo en su obra? –Sí, pero no sabría decir en qué consiste. Todo lo que uno escribe tiene significado. Es decir, un algo dicho en forma velada, oculta. Y yo no soy el que debe descubrirlo. Si ese mensaje oculto se hace evidente, se rompe toda la magia de la obra. –Ha obtenido usted dos premios literarios, su nombre es conocido en los círculos literarios, sus obras teatrales se representan ante un público numeroso; ¿se considera usted un escritor de éxito? –No sé a lo que se llame éxito. Si se refiere usted a un éxito económico, soy un fracaso. Mis libros se venden poco. Para mí el éxito literario radica en que el escritor encuentre un lector –aunque sea uno solo– que se identifique en su obra, al cual ésta le comunique algo, le funcione; cuando son muchos los lectores que se identifican en esa forma con una obra sobreviene el éxito de público. –¿Pero usted sí admira su propia obra? –Tengo afecto por ellas, pero a ninguna la veo lograda totalmente. Esto me permite pensar siempre en una próxima obra. Si llego a escribir una novela o una obra de teatro perfecta, creo que dejaría de escribir. –¿Hasta qué grado se reflejan en su obra sus propios sentimientos? –Trato de que no influyan en lo absoluto. En esa pregunta radica precisamente uno de los grandes secretos del escritor, saber tomar el hilo de la narración y el estado de ánimo correspondiente al personaje de que se trata, sin importar sus propios sentimientos en su estado de ánimo. De otro modo resulta cómico: si alguien alegre inicia un capítulo que refleje su estado de ánimo, tendrá que esperar hasta volver a estarlo para poder continuar. –¿A qué horas del día prefiere usted escribir? –Prefiero las de la noche. Yo voy siempre de menos a más. Amanezco con las baterías bajas y las voy cargando conforme pasa el día. –¿Cualquier lugar es bueno para escribir? –Yo no puedo escribir más que en el estudio de mi casa. Y no necesito nada más que una mesa, una máquina de escribir, una ventana a la calle –esto es muy importante– y nada más. –¿Usa, además de la máquina, lápiz o pluma para escribir? –Siempre escribo a máquina. –¿Escribe usted todos los días o sólo cuando tiene inspiración? –No creo en la inspiración. Es un concepto romántico, ya superado. Escribo todos los días. Lo único que se necesita es tener la mente despejada. –¿Revisa o altera usted muchos sus textos? –Muchísimo. Rompo cuartillas continuamente. A veces rehago capítulos. Soy un maniático, como ya dije, de la corrección y el estilo. –¿Desecha material? –Por lo general, el veinte por ciento de lo que escribo. –Algunos escritores se niegan a hablar sobre sus obras en preparación por temor a echarlas a perder. ¿Comparte usted esa opinión? –No. Nada influye el que platique de mis trabajos en preparación. Comúnmente lo hago. –¿Admitiría usted tener influencias de otros escritores? –Probablemente las tengo, y muchísimas, pero no las localizo ni me importan. No admiro a ningún autor en especial. –¿Lee usted mucha novela? –Hace tres años dejé de leer novelas. En realidad, he perdido mucho el vuelo para leer. Precisamente hace unos cuatro años me afané por estar siempre al día en literatura. Ahora no me importan las nuevas modas ni los nuevos escritores. –¿Pertenece usted a la mafia literaria de México? –No, nunca he formado parte de sociedades secretas de escritores.
Joaquín Cato

Muestra sin rigor

Arte
Un Plan B para La Esmeralda
BLANCA GONZÁLEZ ROSAS
aradójicamente, una caótica exposición que se presenta en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda, sin rigor curatorial ni calidad artística –con base en los criterios estéticos de las instituciones museísticas y comerciales del mainstream–, detona importantes reflexiones sobre el sentido y los retos de la enseñanza gubernamental de las artes visuales. Organizada en el contexto de las celebraciones por el 70 aniversario del primer plan de estudios de la escuela, la muestra titulada Plan B exhibe un pequeño panorama de la diversidad de segmentos estéticos que configuran el sistema artístico en nuestro país. Constituida con todas las obras bidimensionales y tridimensionales de los alumnos, exalumnos, profesores y exprofesores de La Esmeralda, quienes, atendiendo a los requisitos de la convocatoria, enviaron sus piezas el pasado 27 de mayo, la exposición se basa en una voluntaria carencia de selección curatorial que dio por resultado la inclusión de todas las obras recibidas. Emplazadas en la galería principal del plantel sin diferenciar jerarquías académicas o prestigios autorales, las aproximadamente 180 piezas, desprovistas de fichas técnicas que permitan ubicar la firma y fecha de realización, evidencian que

agentes tanto mercantiles como institucionales. Inmersa en un escenario global de potente competencia creativa, con un próximo cambio en su dirección y con una notoria ausencia de alumnos en sus instalaciones, la famosa Esmeralda de la Ciudad de México necesita un inteligente Plan B para servir eficazmente a sus estudiantes. O

P

los esmeraldinos se expanden profesionalmente en segmentos de diferente prestigio, incluyendo el mercado de obras para decoración sin complejidad creativa. Integrada con numerosas pinturas y esculturas que sorprenden por su simplicidad o mediocridad temática y formal –entre otras, prácticamente todas las esculturas y varias pinturas de paisajes, caballos, árboles, el retrato de un niño que hurga con el dedo en su nariz, un horrible payaso, una pésima recreación del American Gothic (1930) de Grant Wood y diferentes poéticas abstractas–, la muestra descubre la necesidad de reestructurar e inclusive redefinir la función educativa de La Esmeralda. En tanto su carácter de escuela pública perteneciente al Instituto Nacional de Bellas Artes, la educación en la diversidad creativa con calidad debería ser uno de los principales retos académicos: formar artistas que produzcan obras dignas e interesantes para los distintos segmentos del mercado. Aunque gozan de una gran legitimación institucional, las tendencias del mainstream no satisfacen la pluralidad de los gustos artísticos y, por lo mismo, sería conveniente fomentar estéticas diversas. El segundo reto se encuentra en la inserción de los egresados en los circuitos de distribución y consumo artístico. La promoción de becas de producción es un paliativo que no soluciona en el largo plazo la manutención de los artistas. Si bien la construcción de mercados artísticos locales e internacionales requiere de políticas públicas transversales, el sistema educativo puede generar programas de vinculación con

Música I
“La médium”
RAÚL DÍAZ

E

strenada profesionalmente el 18 de febrero de 1947 en el Hecksher Theater de Nueva York (aunque había tenido una función previa el año anterior en la Universidad de Columbia, que fue la que la encargó al compositor), La médium es una ópera corta del compositor ítalo-estadunidense Gian Carlo Menotti. Aunque el tema pareciera no poder dar para mucho, Menotti se las arregla para hablarnos de más de una cosa interesante y poner en evidencia que, más que el poder de los convocantes, sean charlatanes o no, lo que permite la existencia de los médiums, brujos, sacerdotes y demás es la necesidad de algunas personas de creer en algo, en este caso de creer que real, auténticamente pueden comunicarse con los muertos. De manera clara pero co-

medida, buscando no herir sentimientos, el compositor, que también escribió el libreto, le dice esto al público en una escena esencial de la ópera cuando madame Flora, la médium, confiesa abiertamente a sus clientes que nunca ha existido ninguna comunicación con sus familiares idos, que todo ha sido un fraude preparado por ella y sus ayudantes e incluso les devuelve el dinero que le han pagado. No obstante lo cual esos crédulos se convierten aquí en incrédulos y se niegan a aceptar la verdad, aferrándose a lo que quieren creer. Para efectos sociales que en algunos momentos de la historia han llegado a lo aberrante, esta denuncia de Menotti, de creer únicamente en lo que quiero y no en lo que la realidad me demuestra, es verdaderamente importante. En otro momento de la ópera, igualmente sin explicitarlo, el autor se refiere a la Europa de la posguerra y a una de sus trágicas consecuencias, los millones de niños huérfanos y desamparados que a la deriva subsistían. Estas y otras aristas hacen, pues, que la trama de La médium sea mucho más interesante que la sola narración de una embaucadora más y sus supercherías. Ópera de cámara, La médium fue presentada, en tres funciones gratuitas, el fin de semana recién pasado en el Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes, por iniciativa de Christian Gohmer, director del Tempus Fugit Ensamble, quien junto con su equipo y bajo la sombrilla del programa México en Escena se

Merece más temporadas

C U LT U R A
agenció la complicidad de las escuelas profesionales de teatro (carrera de escenografía) y música (canto), y un par de cantantes ya reconocidos con los cuales integró el solvente elenco. Es importante recalcar esta conjunción porque fue ella la que permitió el disponer de un teatro con toda la barba, como es el del CNA, y el que las funciones fueran gratuitas. Con buena economía de medios, que incluso y de acuerdo con las circunstancias pueden reducirse, las representaciones de esta ópera demuestran una vez más, y van “n”, que para hacer un montaje operístico no necesariamente se tienen que gastar millones. A más de lo anterior, el teatro, lleno durante las tres funciones, volvió a demostrar que no es cierto que la ópera sea sólo para “iniciados”, ya que mucha gente que acudió por primera vez a este tipo de espectáculo, jóvenes principalmente, salió muy satisfecha y apuntándose para la próxima. Creo que mucho valdría la pena que los promotores de La médium se plantearan la posibilidad de realizar una o más temporadas en escenarios diferentes y hasta informales, como plazas públicas y parques. O de Dagenham.” (en Essex, muy cerca de Londres). Brian Poole y The Tremeloes tuvieron un par de éxitos en Inglaterra pero nunca llegaron a los niveles de popularidad de The Beatles, a quienes tiempo después el ejecutivo pidió consejo sobre qué nueva banda firmar: el guitarrista George Harrison le recomendó a The Rolling Stones, banda que contrató de inmediato. Lamentablemente para Dick Rowe siempre será recordado como el hombre que rechazó a The Beatles pese a que en realidad ninguna disquera inglesa tuvo interés en firmarlos en un principio. Se le atribuyó poca visión artística y comercial, pero bajo la dirección de Rowe Decca Records fue la primera disquera en la historia que tuvo un número uno, tanto en Inglaterra como en Estados Unidos, en el año 1962 con el tema instrumental “Telstar” del grupo The Tornados. Además obtuvo grandes éxitos con The Rolling Stones, el bluesero John Mayall, Van Morrison, Tom Jones y The Moody Blues, entre muchos otros, pero el estigma de no haber firmado al grupo que revolucionó la cultura pop quedó con él aún después de su muerte ocurrida el 6 de junio de 1986. O La compañía 7 dedos de la mano, originaria de Montreal, se presentó este fin de semana y sólo estará hasta el 16 de junio con su divertimento escénico titulado La Vie. Estamos en el purgatorio, nos dice el conductor, y nosotros muertos; apreciamos la vida a través de más de 10 números acrobáticos y dancísticos. Teatralmente han construido personajes que sustenten el recorrido: Mefisto abre la función y conocemos al dueño de una compañía aérea que por temor a la quiebra mata a los pasajeros de un avión, o a la loca de un psiquiátrico que murió en el intento de la huida o al espectador intruso que malabarea con una botella. Todos ellos realizan su acrobacia. Giran y saltan o se contorsionan para deshacerse de la camisa de fuerza. Especializada en las artes circenses y en la danza, la compañía, encabezada por Sébastien Soldevila Catalá, con más de 12 años de existencia, recrea un universo ecléctico donde la mezcla de actos e historias se van sucediendo unas a otras. El buen gusto y el humor negro son uno de los principales ingredientes para esta propuesta que en el 2010 se presentó en un teatro gigantesco dentro del marco del Festival Cervantino. Ahora, donde pueden apreciarse con mayor facilidad los gestos, los movimientos y los giros, hacen más disfrutable el espectáculo. Las líneas que manejan corren por rutas diversas: el purgatorio podría ser un hospital psiquiátrico, o un lugar donde se representan los problemas de los habitantes de ese limbo en el que están para ser juzgados. Al mismo tiempo se reparten números a los espectadores, siendo algunos seleccionados con los que se interactúa y chacotea. La participación crea la sensación de ser juez y parte, observador y participante a través de otros a los que sí les tocó interactuar con el sátiro Mefisto. El viaje es también un hilo conductor. Las aeromozas, el tener que pasar por el detector de metales o el cinturón de seguri-

Lo acompañó el estigma

Música II
Dick Rowe
RICARDO JACOB

E

l 1 de enero de 1962 un grupo de Liverpool llamado The Beatles viajó a Londres para su primera audición con una compañía de discos importante: Decca Records. La sesión transcurrió sin problemas y en menos de una hora el cuarteto de veinteañeros aún con su baterista original, Pete Best, grabó 15 temas, incluyendo tres canciones propias. Mike Smith fue el único representante de la disquera que estuvo como testigo. Ese mismo día también

audicionó Brian Poole y The Tremeloes. El representante de The Beatles, Brian Epstein, abandonó la capital inglesa con sus muchachos con la certeza de que dicha audición les resultaría en un contrato discográfico. Un mes después Dick Rowe, director de Decca Records, se comunicó con Epstein para darle a conocer la resolución respecto a sus representados: La disquera no los contrataría pues preferían a Brian Pool y The Tremeloes. En el libro de 1968, La biografía autorizada sobre The Beatles de Hunter Davies, Epstein, entrevistado meses antes de su muerte, en 1967, aseguraba haber escuchado decir a Rowe: “No nos gusta su sonido. Además, los grupos de guitarras están por desaparecer.” Rowe, nacido el 9 de junio de 1921, siempre negó haber dicho tales palabras pues Los Tremeloes eran un grupo donde claramente había guitarras, además de asegurar que la decisión de no firmar a los cuatro chicos de Liverpool no fue para nada musical –como recordó años después en una entrevista: “Le dije a Mike que tendría que decidir entre los dos grupos. Era su responsabilidad. Me dijo, ‘ambos están bien, pero uno es un grupo local y el otro viene de Liverpool’. Decidimos que era mejor tomar el grupo local. Podríamos trabajar con ellos más fácilmente y estar más en contacto pues eran

Teatro
7 dedos de la mano en el Plaza
ESTELA LEÑERO FRANCO
irco, teatro, danza y cabaret llevan al Plaza Condesa para trasladarnos a un purgatorio que nos hace reír y maravillarnos de las acrobacias realizadas alrededor de las dos horas que dura el espectáculo.

C

Christa Cowrie

La compañía canadiense

dad convertido en un elemento erótico combinan el viaje con el encierro. Las historias de pareja se desarrollan a manera de baile y acrobacia donde impera la sensualidad hasta llegar a lo sexual. Tal vez los actos de este tipo se reiteran y hacen que el segundo acto se vuelva muy pesado y hasta innecesario. La música, ejecutada en vivo por un magnífico disc jockey, músico y compositor con efectos sonoros de Dj Pocket, se convierte en uno de los personajes fundamentales en el espectáculo y la creación de las atmósferas. Tiene su acto respectivo, pero funciona como el pegamento que tonifica la propuesta. Mezcla música de múltiples estilos y acompaña a la mujer que canta en vivo o a los actos circenses que se suceden. Hay un payaso, como en el circo, pero sus características difieren del típico con nariz roja y se vuelve en un espectador ignorante inmiscuido en el torbellino de acontecimientos que lo exponen, y lo golpean, para terminar incorporándolo a los condenados. Se ironiza el drama contrastándolo con bailes y canciones cursis o acciones absurdas, además de incluir actos aéreos con cadenas de gran belleza. La Vie es una propuesta vital y ligera que nos hace disfrutar las habilidades propias de un circo o de una danza, pero que al mismo tiempo nos lleva por un mundo teatral a través de personajes distintivos que nos

emocionan y con los cuales empatizamos sin reparo. O

Cine
“El Gran Gatsby”
JAVIER BETANCOURT
ualquier cineasta que meta la mano en este clásico de la literatura estadunidense se expone a quedar sepultado bajo la avalancha de críticas de especialistas y admiradores de la novela de F. Scott Fitzgerald; el australiano Baz Luhrmann creyó escudarse en la popularidad de El Gran Gatsby, presente, por décadas, en programas de escuela preparatoria o de literatura en inglés. ¿Quién no ha leído o escuchado hablar de la novela? Además, la fama de Leonardo

C

DiCaprio y de Toby Maguire (El Hombre Araña), junto con el uso anacrónico de música contemporánea en el contexto de los locos veinte, aseguraban la recuperación del capital en taquilla. No es sorpresa que Luhrmann filmara en 3D; la lluvia de confeti, los corchos de champagne y los flujos y reflujos de luces de las fiestas del misterioso Jay Gatsby invadiendo la sala de proyección van a tono con su gusto por la grandilocuencia y el espectáculo; seguro que muy pronto se exhibirán Romeo+Julieta (1996) y Moulin Rouge (2001), parte de su trilogía de cortina roja, en versión 3-D. En todo caso, la lectura que propone el director de El Gran Gatsby (The Great Gatsby; Australia-Estados Unidos, 2012) justifica la tendencia ilusionista de esta versión. Publicada en 1925, esta novela de Fitzgerald explora el sueño americano en un rango que va del encantamiento al desencanto, de la heroicidad de un joven que se atreve a creer en el amor a la futilidad de su hazaña. Puesto que Fitzgerald, sin proponérselo, dio voz a la llamada Generación Perdida de entreguerras, en el caso de Gatsby, esa que bailaba antes de la Gran Depresión de 1929, Luhrmann busca establecer paralelos con nuestra época de colapsos financieros y de culto a la celebridad. Tampoco queda mal la lujosa mansión de Jay Gatsby , que ocupa la pantalla como el castillo de Disney, desde la tierra de la fantasía; el problema es que El Gran Gatsby no es una

obra de teatro como Romeo y Julieta donde los giros van de lo espectacular a lo más espectacular; la segunda parte de la película se muestra incapaz para develar el fondo y la esencia de los personajes de Fitzgerald. Por más gestos, sonrisas inocentes y fruncidas de seño que hace, DiCaprio no termina por encarnar a su personaje; y lo que duele como espectador no es el drama de Gatsby tratando de conquistar para siempre a su obscuro objeto del deseo, la egoísta y superficial Daisy (Carey Mulligan), sino los intentos de DiCaprio por convencer a su público; quizá por esto algunos celebran su actuación y ya lo mencionan para el Oscar, el sentimentalismo estadunidense es imprevisible. Aunque Tennessee Williams alabó, en su momento (1974) la versión que realizó Jack Clayton (Los inocentes) con Robert Redford y Mia Farrow, la crítica la sigue vituperando. Lo más incómodo de esta versión es la presencia de Toby Maguire como Nick Carraway, primo de Daisy y narrador de la historia de Gatsby; Fitzgerald recurrió a la técnica de Conrad del testigo ocular (Marlow) para crear una distancia que permitiera la mezcla de sátira y emociones extremas en torno al conflicto entre prejuicios sociales y realidad de la condición humana. Con voz de estudiante de prepa, el ex Hombre Araña se mantiene boquiabierto con los ojos desorbitados, signo aparente de constante sorpresa de todo lo que ocurre a su alrededor. O

Televisión
Apagón analógico
FLORENCE TOUSSAINT

U
Grandilocuencia

na protesta local en Tijuana tomó carácter nacional y pospuso el apagón analógico que debe comenzar por esa ciudad. Esto es sólo la punta del iceberg, el asunto viene arrastrando fondo.

C U LT U R A
El proceso comenzó en el sexenio de Fox; luego de reunirse empresarios y gobierno, se acordó en 2004 que el estándar técnico de la televisión digital terrestre (TDT) fuese el de Estados Unidos. Con un tránsito a la innovadora tecnología sin amplia consulta pública, es decir con autoritarismo, se abría el mercado nacional a los fabricantes de infraestructura y aparatos receptores. Luego del acuerdo vino el calendario y los requisitos para llevar a cabo el apagón. Se programaron regiones y ciudades, se estableció un 90% de penetración antes de dar el paso. Dicho apagón no sería de golpe, poco a poco a lo largo de varios años se haría el traslado, éste se completaría en 2021. Y para dar certeza a los inversionistas, se prorrogaron sin mayor trámite las concesiones hasta ese año. Los canales públicos, salvo excepciones, debían ingresar al nuevo modelo carentes de una partida presupuestal adecuada que les permitiera cambiar sus equipos. Con Calderón el apagón se reprogramó para terminar en 2015. Nada se dijo de acortar la prórroga a las concesiones. Vino luego la reforma de las telecomunicaciones para ratificar lo hecho y repartir desigualmente el espectro, ahora en digital. se ven al 100%. Tiene que dar marcha atrás. El diseño completo es erróneo. Resulta discriminatorio aceptar que 10% de la población vea sólo nieve en su televisor porque la señal digital no es captada en su viejo receptor (con ese margen lo analógico sale del aire). También que el Estado deba gastar 1,500 millones de pesos en decodificadores mientras que los concesionarios no invierten nada para que sus televidentes se beneficien del cambio. Igualmente, el must offer (obligación de ofrecer toda señal abierta en los sistemas de paga) y el must carry (obligación de portar todas las señales abiertas) no sean adoptados universalmente y los señores de la CANITEC se quejen de sufrir merma en su negocio, pues las señales digitales aéreas abiertas puedan llegar a todos sin necesidad de pagar una suscripción. El conjunto de la población tendrá una señal más nítida y eso es todo. Lo que se necesita es una apertura para contenidos diversos, distintos a las repetitivas emisiones de los oligopolios hegemónicos. Tantos yerros, tanto gasto sólo con el fin de que las empresas controlen las telecomunicaciones del país como ya lo intentan en lo educativo, lo cultural, lo político. O

La Cofetel trabaja en silencio, se apresura a entregar 49 nuevas concesiones, 38 para sistemas restringidos, a dar cifras falsas sobre cobertura, a contratar empresas privadas para prorratear los convertidores. Y

lo hace tan mal que le estallan los amparos: 400 usuarios de Tijuana; los reclamos: De los pobladores que se han quedado sin su único entretenimiento, del IFE porque en plena campaña electoral los candidatos no

No obstan nte la presión policia aca de qu ue fue ob bje eto Pedro Ultreras durant te la filmación de ABC nunca más en n Hermosillo, dond de docum mentó la conflagrac ción ocur rrida el 5 de jun nio de 2009 en una a guardería de la capi ital so onorense, el cineasta oriundo de Durango no se dejó intimidar. A cuat tro o años de el in nce endio, Ultrera as expo one las presiones qu ue enfrentó f rentó y la a esperanza espera anza de q que ue e este este d docu ocument tal l su uyo sir rva para que las autoridade es esclarezcan la traged dia.

Las amenazas al documentalista de

“ABC nunca más”
COLUMBA VÉRTIZ DE LA FUENTE

A

pesar de las amenazas y los hostigamientos que sufrió durante la filmación, Pedro Ultreras no paró, y ahora su documental ABC nunca más sobre los 49 niños que fallecieron durante el incendio en la Guardería ABC de Hermosillo, Sonora, hace cuatro años, “está ejerciendo una presión fuerte a los gobiernos”. Ultreras cree que su filme de 90 minutos puede provocar el interés de las autoridades para el encarcelamiento de los culpables. La cinta se centra en la historia de dos familias que luchan por superar la pérdida de sus hijos y por llevar ante la justicia a los responsables del suceso, plagado de corrupción, negligencia y tráfico de influencias. Casi dos años y ningún apoyo financiero le tomaron a Ultreras terminar este documental, el cual desde el 31 de mayo pasado se proyecta en tres salas de Cinépolis, en Sonora. Ha tenido éxito en Hermosillo –relata el director a Proceso– y también se exhibe en Nogales y Ciudad Obregón, pero nada más en aquellos cines de la capital sonorense. Además se muestra en Cinemagic Molinete y Ramos Arizpe, en Nuevo León. En el Distrito Federal se proyecta en la Cineteca Nacional (“ahí la cinta va bien”), y las tres sedes de Cinemanía: Loreto, Huaya-

milpas y La Casa del Cine. En agosto se estrenará en la UNAM. Carlos Sánchez, responsable de Macondo Cine, empresa que distribuye ABC nunca más, destaca que RTC de Gobernación clasificó la cinta como B, significando que la pueden ver personas de 15 años en adelante. Sólo en estos cines su estreno es nacional; y Sánchez manifiesta que en el DF las salas comerciales no se interesaron por el filme: “A todas las cadenas lo ofrecimos y, como era una exhibición modesta, los cines no nos hicieron mucho caso. No pensamos que ABC nunca más iba a tener tanta repercusión mediática. Cuando hablamos con Cinépolis y le propusimo proyectarlo en Sonora, porque la gente lo estaba exigiendo, ya fueron sensibles a nuestro ofrecimiento.” Subraya que el estreno de ABC nunca más fue planeado al cuarto aniversario de la tragedia “porque nos interesaba que repercutiera lo más posible, e inducir alguna respuesta de las autoridades”. Pedro Ultreras (7 soles, 2008, y La Bestia, 2010) confiesa poseer una esperanza: que haya justicia por todo lo que está generando ABC nunca más: “El movimiento y las cuestiones mediáticas que genera presión al gobierno, aunado a la nueva línea de investigación

que un grupo de padres llevaron ante la PGR donde destacan que el incendio de la bodega (de la Secretaría de Hacienda de Sonora) que alcanzó a la guardería, fue provocado. Ojalá y la cinta induzca una orden de aprehensión de los responsables. El documental ha servido para nuestras intenciones, al despertar la conciencia de la gente, y lo más importante, por reabrir el tema.” Se le pregunta a Ultreras cómo ha funcionado su documental en Hermosillo y responde: “Está compitiendo en esos cines con la película comercial Rápido y furioso, y hemos tenido salas llenas casi todos los días. La respuesta es abrumadora. Nos ha sorprendido saber que muchos hermosillenses que conocieron la tragedia desde un principio desconocían muchos de los hechos, datos y detalles que se presentan en el documental y esto, creo, se refleja en el resto del país. La gente sabe que murieron 49 niños en 2009; pero desconocen muchas situaciones que rodean la tragedia como la negligencia en la que operaba la guardería, el tráfico de influencias, en fin. “El público sale muy molesto e indignado al conocer todo esto. Y sorprendido también. Por eso digo que este documental de alguna manera está ejerciendo una presión fuerte a los gobiernos pues se es-

ES P EC TÁCU L O S
tá hablando mucho durante estas últimas semanas en torno a ABC nunca más ABC, y Cinépolis nos confirmó que estará una semana más en las tres salas de Sonora, lo cual es signo de que les está funcionando.” En la Cineteca Nacional ha contado con “buena asistencia”, ahí se extendió su proyección por dos semanas más. no estaba haciendo nada ilegal, que ejercía mi derecho como periodista en la vía pública. Me comentaron que lo entendían, pero que tenían órdenes expresas de su jefe de sacarme de ese lugar a la brava.” Por fortuna, su documental ya estaba terminando, “pero me preocupé por los dos chicos que me ayudaban con el audio y la cámara, porque ambos eran de Hermosillo, yo los había contratado y ellos sí que tenían mucho miedo de que les fuera a pasar algo”; agrega: “Negocié que en 15 minutos me iba, me señalaron que iban a dar la vuelta y cuando regresaran, si aún estaba, me sacarían de ahí. Me fui. No necesariamente por la intimidación, sino porque ya había terminado de filmar esa parte. Me argumentaron que si se daban cuenta los medios locales, ‘se volvería armar el argüende y ya queremos que se olvide, que se hable poco…’ Eso me molestó. En Guaymas, de donde son Ofelia y Germán, mis protagonistas, también tuve un encuentro con la policía municipal.” –Más amenazas, ¿verdad? –Sí. Las amenazas ya fueron de manera más directa, me dejaron un papelito en el parabrisas de mi auto, que decía: “Ten cuidado con lo que estás haciendo”; y otro papelito que dejaron tenía escrito: “Sabemos dónde estás”. La persona que me alquilaba el departamento y vecinos veían con frecuencia que filmaban y fotografiaban mi auto desde carros sin placas. La verdad, la primera vez sí que me dio mucho miedo…
Miguel Dimayuga

Cineasta bajo sospecha
Nacido en Durango y residente desde hace 25 años en Nueva York, Pedro Ultreras se involucró en el tema de la lucha de la guardería ABC debido a su relación cercana con la ciudad de Hermosillo: “Ahí filmé mi primera película 7 soles, protagonizada por Gustavo Sánchez Parra y Evangelina Sosa, a principios de 2007, hice muy buenas amistades. Estuve presente en todas las marchas conmemorativas de ABC los tres primeros años.” Tres meses previos al incendio de la guardería ya había arreglado proyectar en Hermosillo 7 soles, para el 27 de junio de ese 2009: “No cancelé el acto; pero ya no se organizó como lo habíamos planeado originalmente. Llegué a Hermosillo 22 días después de la tragedia y se sentía en las calles la honda tristeza de la gente y el dolor; algunos niños que quedaron lesionados murieron en esos días, y conocí la guardería.” Fueron hechos que le despertaron un profundo interés por documentar la tragedia cinematográficamente. “Ya empezaba a trabajar en mi siguiente documental, La Bestia, y dos meses después un amigo me preguntó por qué no hacia un documental sobre lo de ABC pues sabía que nadie en Hermosillo lo realizaría, por temor a venganzas o represalias.” Un año después, el también autor del libro La Bestia, la tragedia de migrantes centroamericanos en México se determinó a hacerlo. “Para entonces ya había conocido a algunos padres de familia. Estuve frente a frente con dos, Patricia Duarte y su esposo Pepe García, y cuando conocí sus lágrimas, vi su frustración y me dijeron que cualquier cosa que hiciera me lo iban a agradecer, decidí trabajar en ABC nunca más.” Durante la filmación recibió amenazas. “Duré aproximadamente un año ocho meses para construir todo, y siempre supe que era un tema muy espinoso, incómodo; pero me respaldé en que vivo en Nueva York y por cualquier cosa podría recurrir a algún tipo de ayuda allá. Cuando empecé las primeras filmaciones afuera de la guardería, llegaron cinco patrullas de la policía municipal para sacarme de ahí a la fuerza, de manera agresiva. Como periodista he cubierto noticias en muchos países; entonces, traté de defenderme diciéndoles que

Ultreras. Compromiso

“Después me fui a la casa de un amigo y cambié de auto. Y me pregunté, ¿me quedo o me voy?; un amigo me dijo que si quisieran atentar contra mi vida ya lo habrían hecho: ‘No te siguen, van y te matan directamente’. Le respondí: ‘Tienes razón, seguramente sólo me quieren asustar, y no me voy a ir…’. En las redes sociales yo ponía que estaba en unos lugares, cuando estaba en otros.” Ya no ha sufrido más amenazas; aunque sí pasaron “cosas extrañas”: “El 31 de mayo fui a presentar el documental en Hermosillo, y en el cine hubo situaciones atípicas de una función: prendían las luces cuando estaba la proyección, no se veía la imagen o se iba el audio, ¡y la copia era de calidad aprobada por Cinépolis! En Ciudad Obregón unos agentes del estado fueron a verificar la sala, algo nada común.” Para Carlos Sánchez, de Macondo Cine, el filme “ha resultado una bomba mediática”, y también se dice sorprendido de cómo el documental ha sensibilizado a los medios nacionales: “Joaquín López-Dóriga le dedicó cinco minutos al tema de ABC y pasó el tráiler completo de ABC nunca más, cuando es inaudito que Televisa pase uno completo de un documental, eso está fuera de las normas. Lo cual denota la fuerza, el potencial que tiene el documental para detonar este caso.” Ultreras es asimismo productor de ABC nunca más con Christian Valencia y Erica Salinas. Ella platica: “Nací en La Paz, Baja California Sur, pero me trasladé a Hermosillo. ABC me dolió a pesar de que no tengo ningún vínculo directo, ni conozco a nadie que haya perdido alguno de los niños, sino que simplemente cuando pasan este tipo de cosas tan graves, tan innombrables, sientes culpa… Y ya después nos dimos cuenta de que no había sido un accidente, que había tráfico de influencias de parte de la autoridad, corrupción, en fin. Entonces, sentí que como sociedad le habíamos fallado a esos niños y a partir de allí empecé a buscar la forma de involucrarme.” A tres años del incendio conoció al cineasta. “Supe que trabajaba este documental y me ofrezco con el equipo con el cual yo contaba en ese momento, porque tengo una asociación que promueve las causas sociales”. Erica Salinas redondea: “Como Pedro lo maneja en su documental, la esperanza está siempre presente. Muchos nos han dicho que se han unido a la causa después de ver el documental, no son sólo estos 49 niños, sino el hecho de que no existe la justicia en nuestro país. Con el documental ABC nunca más cada quien reconoce la injusticia que en México se está viviendo.”

En México el dinero derriba obstáculos. Así lo confirma el caso de Amado Omar Yáñez Osuna, dueño de Oceanografía, empresa contratista de Pemex, quien adquirió las franquicias de tres equipos de la Liga MX de futbol. Uno de los requisitos que esta organización impone a sus inversionistas, pero que en este caso ignoró, es que tengan solvencia moral y económica y no ser parte ni haber participado en negocios turbios. Desde hace años a este empresario se le relaciona con transacciones realizadas mediante tráfico de influencias con destacados panistas, como Juan Camilo Mouriño y César Nava, amén de que fue socio de Manuel Bribiesca, hijastro de Vicente Fox.
Fidel Aguilar Castillo

RAÚL OCHOA Y BEATRIZ PEREYRA

P

or más que quienes dirigen el futbol mexicano se empecinan en tratar de convencer de que la liga del deporte más popular del país está encaminada a adquirir el rango de “premier”, con sus decisiones demuestran que esto sólo es un sueño. Como si fuera una liga llanera, la Liga MX que dirige Decio de María Serrano toleró que para el Torneo Apertura 2013 Querétaro siga teniendo equipo en la Primera División, a pesar de que Gallos Blancos descendió y de que La Piedad se quedó sin el club que con méritos deportivos se ganó un lugar en el máximo circuito, pues los Reboceros emigrarán a Veracruz para encarnar la cuarta versión de los Tiburones Rojos. En ese intercambio, el Real San Luis dejó de existir y se mudó a Chiapas, que se quedó sin Jaguares cuando TV Azteca le vendió el equipo felino a Amado Omar Yáñez Osuna, el empresario petrolero dueño de los “nuevos” Gallos Blancos de Querétaro, a quien su tráfico de influencias con el poder político durante los sexenios panistas lo condenan. El pasado 27 de mayo, De María confirmó que el dueño de Xolos de Tijuana, Jorge Hank Rhon, adquirió “por tiempo determinado” 60% de las acciones de Dorados de Sinaloa –operación que culminará antes de cinco años cuando termine en México la multipropiedad de equipos–, y

anunció las mudanzas en la Liga de Ascenso Mx: Zacatepec 1948 ocupará el lugar de Irapuato, Atlético San Luis el de Veracruz, Delfines el de Pumas Morelos y Alebrijes de Oaxaca el sitio de Tecamachalco. En este nuevo mapa del futbol mexicano lo que domina son los intereses económicos y políticos de quienes pueden abrir la cartera y tienen relaciones con funcionarios públicos para venderle y comprarle a quien sea, negocio en el que los aficionados sólo sirven para llenarles los bolsillos. Después de tantos movimientos, De María terminó por reconocer que esta situación le restó seriedad al proyecto de convertir la MX en una liga premier y deterioró la imagen del concepto creado para el futbol mexicano: “Uno no puede negar que habrá quien señale con el dedo inquisidor que cómo es posible. Uno no quiere que esto suceda, pero cuando se truena, hay que tomar decisiones. Se ve afectada la liga, las aficiones, los equipos. Los dueños de los equipos tomaron sus decisiones. En lo personal, a la liga no le gusta porque lo más relevante de un equipo es la afición, pero ya se han tomado las medidas reglamentarias para evitarlo en el futuro”, declaró a Mediotiempo.com el miércoles 5. De acuerdo con su propia reglamentación, para que una persona física sea aceptada en la familia del futbol mexicano debe acreditar “con documentación idónea la solvencia moral y económica

de los directivos” y “no ser parte ni haber participado en negocios de dudosa reputación o en conductas delictivas, a juicio del Comité Ejecutivo”.

Falacias
Fieles a su costumbre, la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) y la Liga MX de nueva cuenta dejaron de lado sus propios lineamientos y afiliaron a Amado Omar Yáñez Osuna, dueño de la empresa Oceanografía S.A. de C.V., cuya fortuna la ha hecho a costillas de Pemex y gracias al tráfico de influencias con políticos panistas, como Juan Camilo Mouriño y César Nava, así como con Manuel y Jorge Bribiesca, hijastros del expresidente Vicente Fox. Según la columna Capitanes del diario Reforma, sólo en embarcaciones –posee 84 barcos en operación– Oceanografía tiene invertido un monto cercano a 2 mil millones de dólares. El nombre de Yáñez Osuna se escuchó por primera vez en el futbol nacional cuando el 4 de febrero pasado Sergio Bueno, que tenía unas cuantas horas de haber sido cesado como director técnico del Querétaro, reveló en el programa Los Capitanes, de ESPN, que este señor era el nuevo inversionista del equipo, cuyo socio mayoritario seguía siendo el contador José Antonio Rico, de Caja Libertad. Una semana después, el 12 de febrero, al término de la Asamblea de Dueños de la

D E PORT E S
/ FU T B O L

Liga MX:
Liga MX, De María negó que Yáñez Osuna estuviera reconocido como socio del equipo queretano. “No forma parte de nuestra liga. Sé que ha participado en la Liga de Ascenso en un club y en otro, y que es uno de los posibles compradores de uno de los dos clubes (Querétaro y Puebla) que están en venta de esta categoría”. Sin embargo, Yánez Osuna comenzó a invertir desde agosto de 2012 en el Querétaro, cuando el exportero Adolfo Ríos se convirtió en el presidente de Gallos Blancos, en sustitución de Ulises Zurita. En este momento, y después del cambio de propietarios y franquicias, Yáñez es, junto con Jesús Martínez (Pachuca, León y Estudiantes Tecos, en Liga de Ascenso), la persona que más equipos tiene en el futbol mexicano: los “nuevos” Gallos Blancos de Querétaro que hasta hace unos días eran los Jaguares de Chiapas; el Neza FC que acaba de disputar la final de la Liga de Ascenso MX que le compró a TV Azteca, y los Delfines del Carmen, de la Segunda División, que antes de terminar el Torneo Clausura 2013 eran los Pumas Morelos de la Liga de Ascenso que descendieron a Segunda. De no ser porque la Liga MX desapareció al Querétaro que descendió al término del Torneo Clausura 2013, Yáñez Osuna sería dueño de un cuarto equipo, pues era copropietario al 50% en esos Gallos Blancos que desaparecieron. “Jaguares fue vendido a la empresa Oceanografía, que lo va a transferir de con-

La compraventa de plazas
formidad (artículos 49 y 56) a Querétaro. Lo puede hacer porque la misma empresa de Oceanografía  del señor Yáñez y socios había adquirido al Querétaro que descendió”, dijo De María en conferencia de prensa tras la Asamblea de Dueños de Primera División realizada el 20 de mayo último. En este embrollo de compra de equipos, Yáñez Osuna, empresario nacido en el Distrito Federal pero avecindado en Ciudad del Carmen, Campeche, no ha sido claro en cuanto a la adquisición de los equipos. Incluso ha declarado que su esposa, Verónica González Gutiérrez, es la dueña y presidenta del Neza FC y de Delfines del Carmen. El club Pumas Morelos, filial del Club Universidad en la Liga de Ascenso, oficializó el pasado 29 de noviembre la venta de su franquicia a la empresa AMRH International Soccer, S.A. de C.V., con sede en Ciudad del Carmen, Campeche, a donde se mudará para el Torneo Apertura 2013. Ese mismo día, en su cuenta de la red social Twiter, el club Delfines (@clubdelfinesfc) confirmó la información “#OFICIAL AMRH International Soccer, S.A. de C.V., de Ciudad del Carmen, Campeche, nuevo propietario de Pumas Morelos”. Pero cuatro meses después Yáñez Osuna negó esa transacción: “Pumas Morelos no es mi equipo. Es una opción de compra; está en proceso. Se compraron nueve jugadores para Delfines” de la Segunda División.

Prebendas
El 15 de marzo pasado, en entrevista para ESPN.com, el empresario también negó ser propietario de Delfines de Ciudad del Carmen. “La dueña es mi señora. Soy un patrocinador. Ella adquirió la franquicia de Toros Neza”. Luego, en entrevista con el portal Mediotiempo.com el pasado 2 de mayo, Yáñez Osuna reconoció su participación como accionista del conjunto queretano –que descendió en el Clausura 2013–, pero aclaró que la Femexfut seguía sin reconocerlo como socio y confirmó que ya estaba en marcha la construcción del estadio Del Mar, con capacidad para 26 mil espectadores y una inversión de más de 50 millones de pesos, escenario en el que se podrían jugar partidos de Primera División y hasta de la Selección Nacional. El propio De María colocó la primera piedra el pasado 19 de enero. En la misma entrevista, el reportero René Tovar le preguntó de sus antecedentes oscuros, información que ha sido documentada en distintos medios, entre ellos las revistas Fortune y Proceso (1511,1614, 1615 y 1619), así como en el libro Camisas azules, manos negras, de la periodista Ana Lilia Pérez. “Nunca he tenido una orden de aprehensión y tampoco ningún fraude. Tenemos la conciencia limpia. Hay una empresa establecida y la gente que nos conoce sabe lo que hacemos. Obviamente enfren-

Pérez. Revelaciones

tas dificultades y situaciones, pero no ha habido nada de eso. Respeto mucho a la prensa, las opiniones de todo mundo. Estoy tranquilo, soy de una familia que ha trabajado 45 años. No tengo nada qué ocultar, somos una empresa limpia”, dijo en su descargo. También desconoció a sus amigos, los hermanos Bribiesca: “No los conozco. Un periodista lo publicó un día, pero no tengo ninguna relación”. En su libro, Ana Lilia Pérez incluyó una entrevista que en diciembre de 2004 le hizo a Manuel Bribiesca, quien reconoció no sólo la relación con Yáñez Osuna, sino las gestiones que él, su hermano Jorge y su tío Guillermo Sahagún hicieron para

que Pemex le otorgara contratos a Oceanografía S.A. de C.V., uno de ellos por 154 millones de dólares para la contratación de un barco grúa que daría servicio a las plataformas petroleras en la Sonda de Campeche. Bribiesca dijo que las gestiones fueron hechas con “apego a la legalidad”, pues pidieron que le dieran el contrato a su amigo Yáñez Osuna “mediante concurso, porque tanto mi hermano como mi tío conocen bien a los dueños. No tiene nada de malo que solicitáramos que se les tomara en cuenta para ese contrato. Necesitamos ganarnos la vida y no porque mi mamá viva con el presidente (Vicente Fox) vamos a dejar de trabajar”. La reportera apunta que Bribiesca dijo que “la operación del barco en cuestión

David Cilia

Filantropía para
ROSA SANTANA
D. DEL CARMEN, CAMP.- Perseguido por los fantasmas de la corrupción y la explotación laboral, Amado Yáñez Osuna, encumbrado en los sexenios panistas como uno de los empresarios petroleros más poderosos de la región, ahora busca ganarse la aceptación social como contrapeso a los cuestionamientos sobre su solvencia moral que provocó su incursión en el negocio futbolístico. Yáñez Osuna es propietario de Oceanografía S.A de C.V., la compañía contratista de servicios integrales que en 1967 fundó su padre, Amado Yáñez Correa, y que durante los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón fue privilegiada con multimillonarios contratos de la paraestatal que obtuvo en circunstancias poco claras. “Sería muy sano que el presidente Enrique Peña Nieto ordene a la Procuraduría General de la República (PGR) una investigación sobre el origen de la fortuna de Amado Yáñez y ausculte los millonarios contratos que le asignó Pemex, en los dos sexenios panistas, algunos de ellos hasta el año 2020”, dice el secretario general del PRD estatal, Luis García. Aunque la empresa lo ha negado, desde el régimen foxista a Oceanografía se le vincula con los hermanos Manuel y Jorge Bribiesca Sahagún, hijos de Martha Sahagún, y con Guillermo, el hermano de ésta, quienes presuntamente se valieron de sus influencias para favorecer a la naviera con jugosos contratos. Oceanografía es una empresa boyante que

C

cuenta con instalaciones en 10 ciudades, una plantilla laboral de casi 4 mil 500 trabajadores y una flota de 69 embarcaciones multipropósito, entre ellos el OSA Goliath, uno de los buques más grandes y costosos de su tipo. Durante los gobiernos panistas batió récord de demandas en materia laboral por el recurrente incumplimiento en el pago de salarios y prestaciones a su personal, despidos injustificados y deficientes condiciones de seguridad. Aún se recuerda el trágico accidente del barco Seba’an, ocurrido la noche del 11 de octubre de 2007. Llevaba a bordo ocho tripulantes y 168 trabajadores de las compañías Cotemar y de Mantenimiento Marítimo México (MMM) que eran trasladados a las plataformas petroleras, a donde no llegaron porque la nave zozobró. El siniestro, que costó la vida a un trabajador de Cotemar, evidenció la impericia de la tripulación y la falta de medidas y equipos de seguridad en las embarcaciones de la naviera. Además, durante los últimos años se hicieron frecuentes los plantones de trabajadores a las puertas de la sede de Oceanografía, en el muelle industrial Laguna Azul, aquí en la isla, o a bordo de los navíos, en plena Sonda, para exigir el pago de salarios atrasados. No obstante, según el presidente de la Junta de Conciliación y Arbitraje número 52, Arnulfo Mendoza, “en lo que va de este año sólo se han recibido en esa instancia 12 denuncias contra Oceanografía y TNT, su filial outsourcing, que normalmente siempre van codemandadas”.

Y agrega: “Doce demandas es una cantidad bastante ínfima. Dieron un giro radical. El año pasado sí tuvo incidencias, aproximadamente recibimos entre 180 y 190 demandas, pero ellos tomaron una política, y válgame este término, un comportamiento de buena cultura laboral y negociaron los expedientes con resultados muy positivos”, dice. Renuente a revelar la cantidad de demandas que acumuló Oceanografía durante los gobiernos panistas, “porque el sistema informático de esa instancia no arroja el dato”, el funcionario dice que “a veces, desafortunadamente, nos vamos por la numeralia que a todos nos pone tensos. La verdad no sé, tengo cinco años y el comportamiento (de Oceanografía) ha sido muy loable, le soy honesto”, insiste, y asegura que las demandas que se ventilan en este momento son por despidos injustificados, no por el incumplimiento en el pago de salarios. La versión de Mendoza contrasta con la de los trabajadores. Óscar, un extrabajador de Oceanografía, que pidió omitir sus apellidos, pues asegura que quienes denuncian son boletinados para que no los contraten en otras empresas, dice que la última protesta ocurrió a principios de este año a bordo de la embarcación Halani1. Narra su experiencia: “Trabajé año y medio en la empresa como maniobrista y esa fue la última vez que subí a un barco de Oceanografía. El paro de los trabajadores fue por el retraso en el pago de la catorcena trabajada. Luego

DEP ORTES / FU T B O L
costaría a Oceanografía 60 millones de dólares, así que el resto, 100 millones de dólares, eran ganancias puras”, y de este monto su hermano y su tío obtendrían “10%”. También Luis Ramírez Corzo, entonces director de Pemex Exploración y Producción (PEP), confesó que el director de la paraestatal, Raúl Muñoz Leos, lo presionaba con llamadas hasta tres veces al día, para cerciorase de que se le adjudicaran contratos a Oceanografía, “por órdenes de Marta Sahagún”, toda vez que, por incumplimientos en otros contratos, los auditores del Órgano Interno de Control de Pemex tenían bajo la lupa a la empresa de Yáñez Osuna. Pérez incluye un documento que le entregó Pemex a través de la Ley de Transparencia. Entre 2000 y 2008 Oceanografía recibió 71 contratos de la paraestatal por casi 26 mil millones de pesos. En su libro, la reportera da cuenta, con documentos en mano, que por órdenes del entonces coordinador de asesores del secretario de Energía Felipe Calderón, en 2004, Pemex adjudicó de manera directa el contrato 418235843. Con ese contrato, ofrecido como única garantía, Bancomext le otorgó un crédito a Oceanografía. “El OIC en la banca de desarrollo descubrió que Amado Yánez Osuna cobró más de 60 millones de pesos mediante cuatro facturas apócrifas (…) A pesar de que Bancomext interpuso denuncias penales ante la PGR, a Yáñez no se le fincaron responsabilidades. Pemex tampoco le rescindió el contrato y, sin importar el fraude, el trabajo que debió quedar listo en enero de 2006 tuvo retrasos de hasta 18 meses y la empresa tampoco fue penalizada con 10% del monto del contrato, según marca la ley.” Pérez describe cómo Oceanografía pasó de ser una empresa que arrastraba adeudos millonarios con la Secretaría de Hacienda y que desde el sexenio de Ernesto Zedillo estaba vetada por sus incumplimientos –como no tenía solvencia económica, de acuerdo con la ley, no podía participar en procesos de licitación–, a convertirse en la consentida de Vicente Fox y Felipe Calderón, gracias a que el titular de la Oficina del Abogado General, César Nava, y Juan Camilo Mouriño, se encargaron de “limpiar” el cochinero de Oceanografía. O

lavar imagen
me despidieron con el argumento de que me negué a hacerme los exámenes médicos que nos exigían para contratarnos, no lo hice porque forzosamente nos los teníamos que hacer en el laboratorio que ellos disponían, no aceptaban de otro lado, y ahí nos cobraban 2 mil pesos. No hubo finiquito ni liquidación”. Dice que en febrero pasado, ese mismo barco, de construcción, quedó parado mes y medio, con toda su tripulación, en medio de la Sonda, en el área de complejo Ab-ka-tun por falta de material. El de Luis, es otro caso. Se incapacitó cinco meses para someterse a una intervención quirúrgica y cuando regresó ya no tenía trabajo. Aunque ganaba 11 mil pesos catorcenales, durante el tiempo que estuvo incapacitado se percató que la empresa lo dio de alta con un salario bastante inferior, pues ese lapso sólo recibió entre 700 a 900 pesos mensuales. “Siguen obteniendo más contratos millonarios y comprando más barcos. Siempre nos preguntamos por qué entonces no pagan a los trabajadores si evidentemente tienen dinero, y ahora hasta para comprar equipos de futbol y construir estadios”, dicen los extrabajadores. A la par de su irrupción en el ámbito futbolístico, a Yáñez Osuna “le dio por aparentar que es un empresario respetable y socialmente comprometido, aunque todos aquí sabemos que es todo lo contrario”, dice Luis García. “Yáñez fue uno de los empresarios preferidos del gobierno de Felipe Calderón, y gracias a eso ahora creo que tiene aquí más poder incluso que el gobernador (Fernando Ortega Bernés) y el obispo”, añade. Y dice que ahora con sus obras religiosas y sus negocios deportivos pretende ganarse la simpatía popular. Además del Estadio del Mar que planea construir aquí como sede de su equipo de futbol de primera división “A” Delfines del Carmen, que se ubicará en la zona de Playa Norte, el empresario construye en el malecón la Estela Maris, un monumento dedicado a la virgen
Especial

de El Carmen, patrona de esta isla. “Tal parece que quiere sacudirse la imagen de corrupto y hacerse pasar por hombre bondadoso y benefactor de los carmelitas con estas acciones, cuando en realidad es el patrono de la explotación de los trabajadores y las injusticias laborales”, añade, y opina que “el dinero de esas acciones proviene de la explotación laboral y del tráfico de influencias”. E insinúa: “a través de los equipos deportivos también se lava dinero”. O

Yáñez Osuna y Ríos. Socios y negociantes

nja

nF

lor es

Negocios transexenales
donde otros empresarios empezaron a empoderarse en Chiapas, tal es el caso del presidente del Grupo Salinas, Ricardo Salinas Pliego, que obtuvo muchos beneficios a cambio de publicidad turística para Chiapas y promoción de la imagen personal del mandatario. Cuando se esperaba que Jaguares de Chiapas abandonara la plaza, Sabines Guerrero salió al quite y compró para el gobierno estatal, vía la Secretaria de Hacienda mediante un fideicomiso, 51% de las acciones. Para adquirir Jaguares de Chiapas, Sabines lo propuso al Congreso del Estado y con su aval el 29 de diciembre del 2008 publicó el decreto número 21 para la creación del multimillonario Fideicomiso para la Inversión y Administración para la Promoción y Desarrollo del Deporte Profesional y la Instrumentación de Programas y Proyectos Deportivos Especializados en la Entidad (Fideporte), que nunca tuvo reglas de operación. Aunque ese fideicomiso no sólo serviría para comprar a Jaguares de Chiapas, sino también para promover peleas de box, carreras de autos, clavados y natación, así como la Copa Náutica en el Cañón del Sumidero y otros eventos, seis meses después, en la Cuenta Pública de 2009, Sabines reportó un gasto ejercido de 187 millones 860 mil pesos. El 22 de abril de 2010, Sabines compró la totalidad de las acciones, es decir el otro 49%, adquirió pues Showmex S.A. de C.V., para el gobierno del estado. Para ello, el gobierno de Chiapas pagó 50 millones de pesos a Leonardo Castañón por ese 49% de las acciones. Pero sólo 10 días duró la propiedad total de Jaguares de Chiapas en manos del gobierno local. El 18 de mayo de 2010 firmaron un contrato de compraventa por 289 millones de pesos signado por Jorge Cuesy Serrano, por el Indeporte, y Manelich Clemente Guerrero, administrador de Showmex S.A. de C.V. Y como comprador Javier Alberto Botello Reed, representante de Interticket, S.A. de C.V., empresa de Nuevo León, propiedad del Grupo Salinas. Aunque Sabines siempre negó su parentesco, todo mundo sabía que Manelich Clemente Guerrero era su primo. 20 de julio. Sólo había dos firmas, la de Botello Reed, de Interticket, como comprador y la de Clemente Guerrero, de la paraestatal Showmex, como vendedor. El supervisor de la transacción fue el Secretario de Hacienda de Sabines, Carlos Jair Jiménez Bolaños. Proceso no encontró en la cuenta pública de 2010 ingresos a las arcas públicas por 289 millones, ni por 154 millones de pesos. En cambio sí aparece un gasto de 166 millones 185 mil pesos ejercido por Fideporte. La transacción incluía 31 jugadores de Primera División, 23 de la Sub 20, 24 de la Sub 17, cinco miembros del cuerpo técnico de las fuerzas básicas, 14 automóviles, un gimnasio con 56 aparatos y accesorios y un equipo médico con 14 aparatos diversos. La venta también incluyó televisores, equipo de oficina, mobiliario, así como los dominios soyjaguar.com y jaguareschiapas.com.mx. En comodato “gratuito” el estadio Víctor Manuel Reyna, derechos de transmisión y comercialización por 20 millones de pesos anuales, vallas rotativas y espacios publicitarios. También se traspasó una nómina de 25 trabajadores de mantenimiento y servicios, 13 del área administrativa y de mercadotecnia. Por ejemplo, el gerente del estadio, Iram Cal y Mayor Franco y Manelich Clemente Guerrero, de Showmex, son los que más ganaban según la nómina: 60 mil pesos mensuales cada uno. Ahí se tasó el precio de cada jugador de Primera División; los más caros eran Danilo Veron con 25.9 millones de pesos; Nery Cardozo con 25.1 millones; Jackson Martínez por 20.8 millones de pesos, e Ignacio Fonte con 10.4 millones de pesos. En julio de 2012, el Grupo Salinas, vía Interticket, hizo otro jugoso negocio: Jaguares de Chiapas vendería al colombiano de 25 años Jackson Martínez en 11 millones de dólares al Porto de Portugal. Ahora Martínez permanecerá en el Porto hasta junio de 2016 y su cláusula de rescisión es por 40 millones de euros (casi 50 millones de dólares). Pero la ganga no fue todo; paralelo a ese contrato de compraventa se firmó un convenio en el que el gobierno de Chiapas traspasaría 80 millones de pesos mensuales en tres años a partir del 18 de mayo de 2010; según el punto número 5 del convenio era “para promover al equipo y garantizar el acceso a las actividades deportivas recreativas y de asistencia social en la entidad”. En total, le dieron a Interticket 240 millones de pesos directo de Fideporte. Pero en mayo de 2013 los directivos de Jaguares anunciaron que, por “factores externos”, como la falta de patrocinios a nivel local y nacional, y baja asistencia de la afición al estadio Víctor Manuel Reina, se iban de Chiapas. O

Be

ISAÍN MANDUJANO

T

UXTLA GUTIÉRREZ, EZ, CHIS.- Sin que se haya transparentado tad nunca el flujo de los recursos públicos ico del gobierno local hacia el Club Jaguares sd de Chiapas durante 11 años, así como llegaron ron en junio de 2002 desaparecieron en mayo od de 2013, bajo la sospecha de otro millonario fraude fra cometido por el ahora exgobernador Juan ua Sabines Guerrero en favor de la televisora ad del Ajusco, propiedad de Ricardo Salinas Pliego. lieg El 27 de e ju junio de 2002, Alejandro Burillo, presidente e del d Grupo Pegaso, en conjunción con el entonces nto gobernador de Chiapas, Pablo Salazar ar M Mendiguchía, trajeron al equipo de futbol par para posicionar a la entidad en el máximo circuito cui del balompié nacional. Si bien siempre se dijo que era propiedad de del gobernador Salazar, oficial y públicament te el propietario legal era el empresario chiapaneco Antonio Leonardo Castañón, dueño también de la cadena nacional de Farmacias del Ahorro, Comercializadora Farmacéutica, S.A. de C.V. Aunque en diciembre de 2008 el empresario reveló que en realidad fue propietario al 100% del equipo al concluir el mandato de Salazar, en diciembre de 2006. Sin estar previsto en el presupuesto de egresos, Salazar invirtió millonarios recursos para terminar de construirles la cueva a los jaguares en ese 2002. El Estadio Zoque de Futbol Víctor Manuel Reina quedó bajo comodato, sin ningún costo adicional para Leonardo Castañón. Además de contar con toda las facilidades para hacer crecer sus ganancias con Jaguares de Chiapas y otras concesiones para su grupo farmacéutico, Castañón fue el empresario del sexenio de Salazar. Pero su estrella declinó en el nuevo gobierno de Juan Sabines Guerrero a partir de 2007,

Dinero fantasma
Este semanario tuvo acceso al primer contrato de compraventa por 289 millones de pesos y luego conoció otro elaborado después pero firmado la misma fecha; es decir, el 18 de mayo de 2010. Este último fue por un monto de 154 millones 482 mil 567 pesos. En este segundo documento ya no aparece la firma de Cuesy Serrano, quien murió el

DEP ORTES / FU T B O L

Acción Deportiva Zamora, Mich

a la afición michoacana
FRANCISCO CASTELLANOS J.

Atropello

Intereses económicos y políticos motivaron que el equipo Reboceros, de La Piedad, Michoacán, se traslade al puerto de Veracruz, una vez que logró su ascenso a la máxima división del futbol mexicano. Impotentes para impedir la transferencia, habitantes de ese municipio han interpuesto un amparo en contra de la Federación Mexicana de Futbol, por considerar que esa medida atenta contra los derechos fundamentales de ese municipio. Será en los tribunales donde se decida el futuro del club, si se queda en Michoacán o se va a Veracruz para servir a los intereses y ambiciones políticas de su propietario.

L

A PIEDAD DE CABADAS, MICH .- Como pillos y mercenarios del futbol calificaron los aficionados de esta población a Decio de María, presidente de la Liga MX, y a los empresarios Fidel Kuri Grajales y Fidel Kuri Mustieles por el traslado a Veracruz del equipo Reboceros, recién ascendido. Por segunda ocasión consecutiva directivos del equipo Reboceros dan garrotazo a la afición y autoridades al vender el equipo a Veracruz. La primera vez fue

en 2002, cuando Valente Aguirre, luego de que los michoacanos quedaran como líderes del torneo, vendió la franquicia a Gallos Blancos de Querétaro. Esta vez la ilusión de ascenso sólo duro dos días, pues los Kuri vendieron el equipo a Veracruz. Gente de Numarán, La Piedad, Yurécuaro y otras ciudades del Bajío realizaron una marcha para impedir la transferencia, pero no sirvió de nada. Por ello interpusieron un juicio de amparo en juzgados de Distrito de México y de Morelia. En una gira de trabajo, el gobernador de Michoacán, Jesús Reyes García, dijo al corresponsal: “Fue una “ingratitud la de los Kuri el vender Reboceros a Veracruz. Durante todo el torneo el pueblo de La Piedad estuvo apoyándolos, asistiéndolos, y en cuanto lograron una mejoría la aprovechan económicamente. Les importó poco la afición. Yo, igual que el pueblo, estoy indignado”. Por su parte, De María se justificó: “Les puedo decir que al equipo La Piedad se le impusieron una serie de restricciones para poder cumplir su solicitud de cambio de sede, y está en el proceso de cumplirlas”. Los aficionados, así como el alcalde de La Piedad, Hugo Ayala Ávila, no estuvieron de acuerdo con el directivo.

El reglamento de la Femexfut establece que el equipo que asciende a Primera División está obligado a permanecer un año en la sede donde lo consiguió. Bajo la gestión de Kuri Grajales, el equipo Reboceros participó en diversos eventos altruistas. No obstante, son conocidos los exabruptos del empresario que lo llevaron a hacer declaraciones en contra de la Femexfut y la Comisión de Arbitraje. Sus reacciones luego del encuentro con el Necaxa ocasionaron que lo suspendiera la Comisión Disciplinaria.

Ingratitud
El gobierno de La Piedad dio a conocer su postura oficial respecto al cambio de sede del equipo de futbol Reboceros de La Piedad: “El ayuntamiento y el alcalde, Hugo Anaya Ávila, cumplieron todos los compromisos para crear las condiciones necesarias a fin de que el equipo Reboceros de La Piedad se quedara en nuestro municipio”. La salida del equipo no sólo afectará a los aficionados. También lo resentirán más de 300 personas que cada 15 días se veían beneficiadas económicamente con ese espectáculo. Se perderán fuentes de empleo.

Este hecho también pegará en los bolsillos de los choferes del transporte y comerciantes que se instalaban afuera del estadio Juan N. López para ofrecer sus productos a los aficionados. Ulises Rodríguez, presidente de la Barra La Vagancia 352, dice al reportero: “Nos duele lo que nos hizo la directiva porque salieron como ratas, por la puerta de atrás, sin dar ninguna explicación. Lo correcto era convocar a una rueda de prensa y dar la cara a la afición y las autoridades que siempre los apoyaron”. –¿Qué hay de una demanda contra la Femexfut? –pregunta el reportero. –Se optó por un juicio de amparo que promueve un bufete de abogados de Quintana Roo, denominado Baraibar, López Cárdenas, Rizo y Asoc. El caso lo lleva una licenciada de aquí de La Piedad. “Los Kuri prometieron que el equipo se quedaba en esta ciudad. Eso lo han venido declarando desde que vinieron, en la temporada 2011, cuando era alcalde el extinto Ricardo Guzmán Romero (PAN). Pero la gente no tenía mucha confianza, por lo que ocurrió en 2002 con Valente Aguirre. Por eso la afición siempre estuvo tibia”, dice Marcela Campos, vecina de Tanhuato.

NOÉ ZAVALETA

ALAPA, VER.- “El cardumen está de regreso, vuelve a casa”, presumió el gobernador Javier Duarte ante la prensa, el 30 de mayo, al anunciar oficialmente que la plaza de Veracruz volvería a tener un equipo en la Liga MX. A cientos de kilómetros de distancia, los aficionados de los Reboceros de La Piedad, recién ascendido a la Primera División tras derrotar al Neza, vieron cómo de un plumazo desapareció su equipo. Ahora le reclaman al empresario veracruzano Fidel Kuri Grajales por ilusionarlos durante dos años con la idea de que si el club dejaba la Liga de Ascenso volverían a esa ciudad michoacana los partidos del máximo circuito del futbol mexicano. Con el regreso de los Tiburones Rojos, Kuri buscará el ascenso político que tanto se le ha negado en su terruño. Este empresario del transporte, dueño de Transmilenia y boyante constructor en la región central de Córdoba-Orizaba, se ha empeñado en ser candidato a la alcaldía de Orizaba durante las últimas tres elecciones. La negativa de sus compañeros de partido a postularlo hizo que se marchara de Veracruz. A esta frustración se suma que en mayo de 2011, cuando era diputado federal y fungía co-

X

El futbol, arma política
mo dueño del equipo de Primera División A, Albinegros de Orizaba, tuvo que deshacerse de esa franquicia que fue absorbida por los Tiburones Rojos de Veracruz, en una suerte de vendetta del gobierno estatal. Kuri acusó a Duarte de no apoyar a su equipo. El empresario renunció al PRI, comenzó a apoyar a otros partidos políticos en época electoral y siguió invirtiendo en el futbol, pero en Michoacán. Lo que Duarte no dijo en su conferencia de prensa es que para contar con un equipo profesional tuvo que pasar por alto las diferencias y enconos con Kuri. El mandatario estatal dedicó unos segundos a limar asperezas. “Los encuentros y desencuentros que pudimos tener son parte de la política, nada que no pudo haber sido superado. Me da muchísimo gusto que esté aquí con nosotros en calidad de empresario”, dijo Duarte en referencia a Kuri, con quien compartió curul en San Lázaro en 2009. “Los Tiburones Rojos vuelven a su casa, con su afición de siempre. Me comprometí a traer a los escualos de regreso y con orgullo les digo: palabra cumplida”, festinó el gobernador como si tuviera algún mérito en el hecho. Días antes de esa declaración, el gobierno de Veracruz filtró una fotografía de Kuri alzándole la mano en señal de triunfo a Duarte en un restaurante del estado. La imagen fue publicada en primera plana por la prensa local. Al día siguiente circuló en medios digitales e impresos una imagen del senador priista José Yunes Zorrilla –visible aspirante a la gubernatura en 2016– con su amigo Fidel Kuri. Columnistas de los diarios locales consideran que fue Yunes quien convenció al empresario de que llevara a los Reboceros de La Piedad a Veracruz.

Híbridos
El logro de “traer de regreso al Tiburón” se hizo por la atracción de una franquicia a Veracruz y no mediante el ascenso meritorio en lo deportivo. Lo mismo ocurrió en tiempos del gobernador Miguel Alemán, quien en contubernio con el grupo Pegaso armó un híbrido con el Irapuato y el conjunto escualo que ascendió a la Primera División apenas seis meses después de que la administración estatal compró al equipo guanajuatense para transformarlo en Tiburones Rojos. En el Torneo Verano 2002, Irapuato se convirtió en Tiburones Rojos, situación que derivó en que la afición veracruzana lo denominará con sorna “Verapuato”. Luego, el ascenso puso en una encrucijada al gobierno de Miguel

DEP ORTES / FU T B O L
Y agrega: “Aquí lo malo es que el reglamento de la Femexfut se lo pasaron por el arco del triunfo, y así lo dijo Raúl Orvañanos en Fox Sport, cuando se difundió que Reboceros se iba a Veracruz: ‘¿Y el reglamento apá…?’ Y que cortan la trasmisión”. Según algunos jugadores, que pidieron omitir sus nombres, nunca supieron quiénes eran sus patrones: “Una quincena pagaban en efectivo los Kuri, otra unas empresas de Puebla, Guadalajara, Veracruz, Orizaba. No sabemos si era por cuestiones de impuestos u otra cosa”. como se juntaron, en un café del centro, aficionados e integrantes de la sociedad civil para firmar el documento, además de una carta con cientos de firmas. La litigante envió a una representante a La Piedad y se encargó de llevar los documentos a los juzgados de distrito de Morelia y la Ciudad de México en donde presentó el recurso amparo. Mientras dure el juicio, Veracruz (Reboceros) no podrá jugar en el Estadio Luis Pirata Fuente ni en ningún otro de esa entidad. –¿Por qué lo hace? –Porque soy de La Piedad, aficionada de hueso colorado desde niña. Incluso mi padre fue tesorero del viejo estadio Juan N. López, y porque son chingaderas lo que le hicieron a la población de Michoacán. No se vale. La demanda de amparo la interponen un grupo de ciudadanos nacidos y residentes en La Piedad, que pertenecen a la a la porra La Vagancia 352 formada en 2008. El recurso se promueve contra actos de particulares (artículo 5 de la nueva Ley de Amparo). Según la abogada, los derechos humanos que se violan están contenidos en los artículos 4, 14, 16, 28 constitucionales y en el artículo 22 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el Protocolo Adicional suscrito por el Estado Mexicano (derechos culturales y del consumidor), tanto de las personas que lo promueven como de todos los residentes en el municipio de La Piedad. Agrega que mediante el pago de 15 millones de dólares olvidaron el contenido de los artículos 34, 37 y relativos del reglamento de afiliación, nombre y sede, “aniquilando con un billetazo la comunidad cultural del pueblo michoacano de La Piedad. “Los Reboceros de La Piedad se convirtieron en el aglutinante entre todos los grupos heterogéneos. Sin diferencias entre ellos, hasta la fecha cuando nos reunimos en el estadio o nos saludamos en la calle, o en cualquier lugar, somos Reboceros y ese es el denominador común más importante, que nos integra como colectividad cultural piedadense, como lo acreditaremos en la audiencia constitucional mediante el dictamen en antropología que ofreceremos como prueba”, sostiene la litigante. Uno de los actuarios que recibió los amparos se quedó sorprendido y exclamó boquiabierto: es la primera vez que veo un amparo de este tipo y de este contenido, no hay duda que se va a ganar”. O

El amparo
La actual presidenta del Centro Hispanoamericano de Estudios Jurídicos, integrado por profesores de Derecho de Universidades de Chile, Colombia, Argentina, Perú, Honduras y México, estudió a conciencia el caso de Reboceros y dijo que procedía el amparo. En entrevista telefónica desde Cancún, la también catedrática de la Universidad de Quintana Roo dijo que a través de amigos y aficionados les comunicó a los piedadenses que se podía proceder legalmente y que ella promovería el juicio de amparo sin cobrar un solo centavo. Así fue

Alemán, quien decidió quedarse con la franquicia del recién ascendido y hacer una combinación de jugadores. El otrora Irapuato fue vendido a Chiapas para convertirse en Jaguares, el equipo que TV Azteca acaba de venderle a Amado Yáñez Osuna, quien a su vez se llevó la franquicia a Querétaro. En los últimos cambios de plazas y franquicias, el dueño del Real San Luis, Carlos López Chargoy –conjunto que durante años fue propiedad de Televisa–, mudó al club potosino a Chiapas, que no sólo no se quedará sin equipo de Primera División, sino que heredará los puntos del San Luis, que enfrenta problemas de descenso. Cuando ya se sabía que La Piedad sería el nuevo equipo invitado a la Liga MX, Kuri seguía cuestionando al gobierno duartista. Criticó con dureza al presidente del Comité Organizador de los Juegos Centroamericanos 2014, Dionisio Pérez Jácome, y por ende a Duarte, cuando anunció que el gobierno estatal ya no construiría el nuevo estadio Socum en Orizaba. Cuando Albinegros desapareció en 2011, Kuri se llevó a los jugadores para integrarlos a la plantilla de La Piedad. Se despidió de la afición de Orizaba con la promesa de que regresaría con un equipo de Primera División para jugar en el nuevo estadio. Al enterarse de que se cancelaba el proyecto del estadio, montó en cólera. Este empresario fue artífice del proyecto inconcluso del estadio, con capacidad para 30 mil aficionados y pensado para albergar par-

tidos de Primera División. La primera piedra fue puesta el 4 de febrero de 2010, pero a más de tres años de distancia, la obra continúa sin avances. Pérez Jácome reveló que los 200 millones de pesos destinados a la construcción del coso fueron reasignados para otras prioridades de los Juegos Centroamericanos. Por esos días, Kuri insistía en que los Reboceros se quedarían a jugar en Michoacán, pero el 28 de mayo se confirmó lo que se sabía desde que el equipo venció al Neza en la final de Ascenso: el equipo no se quedaría en La Piedad. Al enterarse de la noticia un grupo de aficionados intentó promover un amparo y una denuncia penal en contra de Kuri y de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut). También se realizó una manifestación pública en contra del cambio de sede, apelando al Reglamento de Afiliación, Nombre y Sede, cuyo artículo 36 detalla que “un club que ascienda a la división inmediata superior no podrá solicitar sustitución de certificado de afiliación en su primera temporada”. En su protesta los aficionados señalaron que Kuri se “vendió” por 15 millones de dólares que le ofreció el gobierno de Javier Duarte. Exigieron que transparentara los millones de pesos que recibió del gobierno michoacano para remodelar el estadio de los Reboceros, inmueble del cual se quejó su hijo, Fidel Kuri Mustiele, porque no contaba con estacionamiento, luminarias ni seguridad policiaca.

Y es que, para aceptar el cambio de La Piedad a Veracruz, la federación solicitó el pago de una fianza de 15 millones de dólares, cuando lo que normalmente se pide al equipo que llega al máximo circuito son 5 millones de dólares. En entrevista con la cadena TDN, Kuri Grajales declaró el 5 de junio: “Ha habido muchos problemas en el equipo Veracruz con los otros dueños que han estado y me tocó bailar con la más fea. No creían en Veracruz y por eso a lo mejor me fijaron esa fianza. No se me hizo justo, pero ya la cubrí porque quiero entrar con el pie derecho. No pasa nada. Ahí están los 15 millones de dólares ya cumplidos”. O
Yahir Ceballos

Duarte. Pan y circo

Acerca de Caso Neruda: Informes defectuosos
De la agencia de noticias EFE
Señor director: n relación con la nota publicada en Proceso 1908, titulada Caso Neruda: Informes defectuosos, firmada por el señor Francisco Marín (páginas 60-63), y teniendo en cuenta que se cita varias veces a la Agencia EFE, me permito informarle de lo siguiente. 1. En ningún momento la Agencia EFE aseguró en su nota que Pablo Neruda “murió de cáncer avanzado de próstata”, como sostiene la información de Proceso. El cable difundido por EFE, al que se alude en la información, se titulaba: Los primeros exámenes confirman que Pablo Neruda padecía un cáncer avanzado. En ninguna parte de la información EFE dice que, según las fuentes mencionadas al comienzo de la nota, la causa de la muerte fuera el cáncer. Simplemente anota que, de acuerdo con las fuentes consultadas, las pruebas realizadas hasta entonces concluían que “el poeta chileno efectivamente padecía un cáncer de próstata avanzado y metastásico”. Creo que es una diferencia importante y, por alguna razón desconocida, el autor de la información de Proceso sacó conclusiones que no figuraban en la nota original de EFE. 2. La misma información apunta que estas conclusiones fueron “filtradas” a EFE por el Servicio Médico Legal (SML). Se trata de una aserción que no se sustenta en la nota de EFE. Nuestra información en ningún momento identifica a la persona o personas que facilitaron la información, y sólo la atribuye “fuentes del proceso”. 3. La nota de Proceso alude a que la información de EFE no daba detalles sobre los informes en los que se basaba su noticia y que, además, “presentaron la nota como definitiva”. También es inexacto porque desde el mismo titular la información de EFE, que recojo más abajo, habla de “primeros exámenes”, en el primer párrafo habla de “primeras pruebas” y más adelante se menciona que aún tienen que realizarse otros análisis de las osamentas para confirmar la posibilidad de que Neruda haya sido envenenado. 4. Se menciona el uso que un medio de comunicación de Chile hizo de la información de la Agencia EFE, dando a entender que ese enfoque partía de lo “sugerente de la información”, supuestamente la de EFE. En ningún momento EFE “sugería” ningún enfoque en su texto, como puede comprobarse perfectamente consultando la información original. 5. La información recogida por EFE incluye las diferentes posturas que se han manejado en este tema, sin apostar por conclusiones definitivas. Incluso, cita al abogado de la parte querellante a partir de la información inicial aportada por EFE. 6. En definitiva, afirmar que la información de EFE “estaba infundada”, como dice el comienzo de la información de Proceso, es completamente inexacto. Fundamentalmente porque el autor de la información asegura erróneamente que EFE informó de que Neruda murió de un cáncer avanzado, lo cual sí que es completamente infundado, como puede verse en el texto de la información original. Si la mención del titular se refiere a la información de EFE (“Informes defectuosos”), la única interpretación “defectuosa” fue la que hizo el autor de la nota de Proceso. Le rogaría se incluyeran estas precisiones en

E

Proceso y en cualquier otra plataforma digital donde se haya reproducido la información. Agradeciéndole su atención, se despide de usted: Atentamente Agustín de Gracia Director de la Agencia EFE para México

Respuesta del reportero
Señor director:

se dio a entender que el tema del diagnóstico de la salud de Neruda (cáncer avanzado y metastizado) quedaba resuelto al señalar que los primeros exámenes “confirman” que Neruda “padecía un cáncer avanzado”. Si mencioné el hecho de que tras el comunicado de EFE hubo medios que titularon “Neruda murió de cáncer”, fue para evidenciar la consecuencia de lo obrado por el SML y EFE en su tratamiento comunicacional. EFE cometió otros errores que es preciso señalar. Al mencionar que entre algunas de las personas más cercanas a Neruda existen quienes “sostienen que murió a causa del avanzado cáncer que padecía”, se asegura que entre ellos estaría el médico Francisco Velasco. Esto es inefectivo, puesto que Velasco falleció el 21 de junio de 2011, 10 días antes de que se iniciara la investigación del caso Neruda, y ni siquiera se enteró de la tesis de que el poeta había sido asesinado. También señala EFE en su reporte que el doctor Velasco fue “quien detectó el cáncer de Neruda en 1969”. Esto es falso, puesto que, como cuenta Velasco en su libro Neruda: El gran amigo, el vate nunca le comentó que padeciera cáncer, y mucho menos ese médico le diagnosticó tal enfermedad. Por lo demás, en todo el expediente judicial no hay ningún examen que demuestre que Neruda tuvo cáncer. Atentamente Francisco Marín

F

ue en el epígrafe del reportaje en cuestión, no en el cuerpo del texto, donde se incurrió en un exceso interpretativo al atribuirle a EFE la afirmación de que “Neruda murió de cáncer”. Salvo este exceso del área de edición –similar al que comete EFE en el título de su nota al señalar que “Los primeros exámenes confirman que Pablo Neruda padecía un cáncer avanzado”, cuando el reportero que elaboró esa noticia sólo dijo que dichas pruebas “concluyen…”–, la información contenida en mi reportaje no sólo es veraz, sino que la idea central que lo articula es que carece de fundamento la afirmación contenida en el título del despacho de EFE. La fuente de esa información son las conclusiones realizadas por el Servicio Médico Legal (SML) a raíz de los informes sobre los estudios practicados a los restos de Neruda, los cuales, de acuerdo con el prestigiado médico forense Luis Ravanal, están plagados de omisiones y errores que no fueron advertidos por EFE en su entrega informativa. La tarde del mismo día en que EFE difundió su nota, el SML emitió un comunicado que prácticamente calcaba los términos usados por EFE horas antes. Los informes forenses tenían una redacción muy distinta a la contenida en ambos escritos. Por lo anterior, y considerando que EFE no cita los informes directamente, sino sólo las conclusiones del SML, en el reportaje se asienta que este servicio filtró a EFE los resultados. Cabe consignar que el certificado médico de defunción es el único documento médico que le diagnostica a Neruda cáncer. Es la base de la versión oficial que fue hegemónica hasta que Manuel Araya denunció a Proceso –en mayo de 2011– que Neruda había sido asesinado. Es un hecho que el reporte de EFE –al igual que el comunicado del SML– “no daba ningún detalle acerca de los informes en los que se fundaba su noticia ni de los especialistas que lo firmaban”, como sostuve en mi nota. El que en mi texto haya señalado que la nota de EFE se presentó “como definitiva” indica que

De Jorge A. Valles Teruel
Señor director:

M

e dirijo a usted para hacer algunas precisiones a la columna publicada por la antropóloga y feminista Marta Lamas sobre el caso de Clara Armendáriz y la bebé “Antonia”, en el número 1908 de Proceso, con el título El DIF, Clara y la depresión. 1. El que ella llama “coche familiar” en realidad era un automóvil propiedad de Clara Armendáriz. 2. Clara “depositó” a la bebé en el estacionamiento de la Iglesia de San Antonio, en pleno pavimento, poniendo en riesgo la integridad física de la niña ya que pudo ser atropellada por otro automóvil, cosa que se puede probar mediante video de la cámara de seguridad del estacionamiento. Además, ese día hacía un frío extremo en la ciudad de Chihuahua, lo cual pudo haber causado hipotermia a la bebé. 3. Los hechos fueron el 16 de enero del año en curso. Clara Armendáriz fue localizada por la fiscalía el 11 de febrero. Si tanto quería a la bebé, ¿por qué no la reclamó en el DIF durante casi un mes? 4. Aquí en Chihuahua se le dio el nombre de “Antonia” a la bebé por parte de las enfermeras que la atendieron por haber sido encontrada en esa iglesia. No se ha sabido que el DIF, hasta este momento, la haya registrado. En Facebook existen fotos de Clara Armendáriz que se dieron a conocer por medios de comunicación de esta ciudad, en donde aparece en “antros” departiendo con sus amigas cuando ocultaba su embarazo. ¿Cuál depresión? El día que fue notificada de que la buscaba la fiscalía, un periódico digital de esta ciudad afirmó que se encontraba en el cine, de nuevo. ¿Y la depresión? Yo comprendo el deseo de la señora Lamas (connotada feminista) por defender a Clara Armendáriz, pero ¿la bebé “Antonia” no es también mujer? ¿Quién la defiende a ella? ¿Cómo quería Clara que el DIF no le retirara la patria potestad si

5ec9d6b2feca2945c0f5a56d37298847114272cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2

PALABRA DE LE C T O R
ella abandonó a la bebé y nunca la reclamó hasta que fue descubierta por la fiscalía? Creo que, al contrario, debió reclamársele al DIF el hecho de haber entregado a la bebé. Atentamente  M.A. Jorge A. Valles Teruel sabe muy bien, puesto que hemos coincidido años atrás como jurados y periodistas, mucho antes de que esta instancia fuera reestructurada– no invalida ni el criterio ni el trabajo previo o actual que sobre el hecho escénico he realizado ininterrumpidamente. Como es natural, la labor profesional, más aún la relacionada con el teatro en nuestro país, en algún tramo del camino se relaciona con alguna instancia institucional. Atentamente Alegría Martínez Ojalá esta causa, por el bien común, contribuya a resarcir el prestigio de un notable jurista mexicano. Atentamente Por la Defensoría del Pueblo: licenciados Rubén Aquino Domínguez, Diana Reyes Ángeles y Eduardo Daniel Hernández Ríos Teléfonos: 56-86-73-93, 46-12-97-82, 46-06-08-09, 43-26-82-01 y 56-85-44-77

Respuesta de Marta Lamas
Señor director: especto a la carta que gentilmente envía el M.A. Jorge A. Valles Teruel sobre el caso de Clara Armendáriz, agradezco las precisiones y reconozco que al escribir mi artículo yo no contaba con los detalles que él menciona. Sin embargo, sostengo mi idea de que, “en lugar de ‘castigo’, ojalá que a Clara le den la posibilidad de asumir su deseo de ser madre y reparar lo que hizo en un contexto de angustia y depresión”. Considero que una joven en su situación puede equivocarse brutalmente, pero también creo que para esa criatura a la larga va a ser mucho mejor saber que finalmente su madre la reclamó y su familia la acogió. Creo que justamente por el bien de la criatura lo mejor es que le sea entregada a su núcleo de origen. Ojalá que el ánimo con el cual se delibere y juzgue el grave error de Clara no sea el de dar un escarmiento, pues así también se afectaría a la niña. Atentamente Marta Lamas

R

Piden auxilio a Góngora Pimentel por cobros excesivos de la CFE
Señor director:

IMSS e Infonavit le niegan derechos tras muerte de homónimo
Señor director:

E

De Alegría Martínez
Señor director:

L

e ruego publicar mi respuesta a la carta que, entre otras personas, firmó Fernando De Ita y que fue reproducida en la página 80 de Proceso 1909 (sección Palabra de Lector) el pasado 2 de junio, bajo el título Más sobre el jurado impugnado. De Ita miente al afirmar que yo argumenté públicamente que la propuesta hecha por 180 artistas teatrales del país para que Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio recibiera el Premio de Dramaturgia Juan Ruiz de Alarcón fue rechazada porque se presentó como un ultimátum. Aclaro y reitero: La propuesta mencionada fue tomada en cuenta, lo mismo que las otras tres recibidas para otorgar este reconocimiento a la trayectoria. En el suplemento Laberinto, del que soy colaboradora, menciono la carta de este periodista y la invitación a la adhesión de los artistas para postular al dramaturgo mencionado, donde señalo en qué contexto se hizo cada escrito, y sí, menciono el tono de la carta. Lo que afirmo se puede consultar, puesto que está en la edición impresa y virtual del suplemento Laberinto de Milenio diario, número 518, página 10. Es importante destacar que la convocatoria dice con claridad –también se puede consultar– que las propuestas pueden ser hechas por “dramaturgos, actores, compañías, escuelas e instituciones”. No dice en ninguno de sus puntos que el premio se otorgaría a quien tuviera el mayor número de firmas, con lo que Fernando, por un lado, provoca el comprensible enojo de quienes dieron su apoyo, y, por el otro, distorsiona la información. Cabe agregar que trabajar en el área de Difusión y Documentación de la CNT –y Fernando lo

n 2012, por estas fechas, hicimos una invitación al doctor Genaro Góngora Pimentel (exministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación) para honrarnos con su presencia en el discurso central con motivo de la inauguración del Centro de Defensoría del Pueblo del PRD en Iztapalapa. En dicho evento, el ambiente era de júbilo y orgullo por la distinción del mencionado personaje al haber aceptado nuestra invitación por el inicio de la operación de un despacho de apoyo legal y jurídico para la población vulnerable de nuestra delegación, pues es de todos conocido el grado de marginación, vejaciones e injusticias que padece a diario esta franja de la población del oriente del Distrito Federal. Hoy, a un año de ese acto, manifestamos nuestra profunda decepción por las conductas poco decorosas del doctor Góngora, pues esta persona representó un baluarte identificado con la izquierda de nuestro país, por su trayectoria y calidad moral para construir un México mejor al lado del Partido de la Revolución Democrática, del Movimiento Regeneración Nacional y de Andrés Manuel López Obrador. Creemos que la corrupción, en su modalidad de tráfico de influencias para perjudicar a terceras personas, daña la imagen de una izquierda que busca ser diferente, pues esas formas de traficar, con ayuda del poder político a un elevado nivel, sólo son conocidas por personajes como el abogado Diego Fernández de Ceballos y su partido, el PAN, al igual que el PRI fundamentalmente. Sin embargo, y pese a lo anterior, aún creemos en la rectificación y la reivindicación de las personas, por lo que solicitamos al doctor Góngora otorgue su auxilio y consejo para dar una salida justa a miles de ciudadanos de Iztapalapa, el Distrito Federal y el resto del país que actualmente son víctimas de cobros excesivos que reclama la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por el servicio eléctrico doméstico, comercial e industrial. Los requerimientos de cobros injustos de la CFE se realizan con amenazas de corte al suministro eléctrico mediante oficios intimidatorios en los que se señala la posibilidad de embargos de bienes de los deudores, pues éstos manifiestan que los recibos del suministro eléctrico han tenido exorbitantes aumentos, ya que llegan a facturar cantidades bimestrales de 70 mil pesos para el uso doméstico y de 100 mil para el servicio comercial e industrial. Sabemos que atrás de todo esto subyace la intención del gobierno de Peña Nieto de continuar privatizando el sector energético del país para seguir entregándoselo a las trasnacionales que continúan saqueando la nación.

L

e solicito publicar esta carta para denunciar un problema que afecta mis derechos ante el IMSS y el Infonavit en el lugar donde resido: la ciudad de Querétaro. En marzo de 2004 asesinaron en Torreón, Coahuila, al empresario Juan Antonio Moreno Domínguez, mi homónimo. Desde entonces, el IMSS me ha quitado 279 semanas de cotización, mientras que para el Infonavit aparezco como fallecido desde agosto del mismo año. Así, el IMSS en Querétaro señala que ya no tengo marca de pensión, y el Infonavit asegura que el único facultado para quitar esa marca es el IMSS. El caso es que llevo así nueve años: ni me devuelven las 279 semanas de cotización ni el dinero que sacaron de mi Afore, ni puedo realizar ninguna gestión ante el Infonavit. Por este medio, solicito a las autoridades o funcionarios correspondientes intervenir para que mi caso se resuelva cuanto antes, pues tengo 56 años y temo que cuando llegue una solución ya haya perdido mi derecho. Atentamente Juan Antonio Moreno Domínguez Calle Amargura 949 Colonia Lomas de San Pedrito Peñuelas Querétaro, Qro., C.P. 76148 (RFC: MODJ570428DD4/ IMSS: 01735727990) Teléfonos: móvil: 442-362-7190/ casa: 243-3429 

A LOS LECTORES
1. Toda carta dirigida al semanario Proceso deberá contener nombre y firma de su autor, una identificación fotocopiada o escaneada (de preferencia credencial de elector, por ambos lados), dirección y, en su caso, teléfono o correo electrónico. Si el remitente sólo desea publicar su nombre, lo indicará; de lo contrario, el resto de sus datos también podrían ser difundidos. 2. Ninguna carta tendrá una extensión mayor de dos cuartillas, es decir, no más de 56 líneas de 65 caracteres cada una. 3. La correspondencia no incluirá documentos probatorios de lo denunciado; se publicará conforme a su turno de llegada, y podrá ser enviada por correo, entregada personalmente, transmitida por fax (56-3620-55) o dirigida a sloya@proceso.com.mx. 4. La sección Palabra de Lector cierra los miércoles de cada semana.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful