La educación preescolar

La educación preescolar es la primera educación que requiere de una mirada especial, porque los primeros años de vida de un niño son decisivos para su desarrollo posterior. Pero una educación preescolar de calidad es difícil de lograr, se necesitan educadores comprometidos, competentes y bien formados e informados, para ayudar efectivamente a los niños a convertirse en adultos que contribuyan realmente al correcto desarrollo de la sociedad. Cada época histórica ha tenido su propuesta educativa para las nuevas generaciones, en respuesta a las condiciones y exigencias sociales, económicas, políticas e ideológicas del momento. El siglo XX fue un período de grandes logros en el campo educativo. Nunca antes había habido, en un lapso de tiempo semejante, tantos aportes científicos psicológicos y pedagógicos en el plano teórico, metodológico y práctico. Los diferentes paradigmas psicopedagógicos surgidos en el curso del siglo XX han hecho diferentes propuestas educativas a partir de sus presupuestos teóricos (Hernández, 1998). Así, el paradigma conductista propuso la tecnología educativa y la enseñanza programada que constituyeron, en su momento, una verdadera revolución en la enseñanza. El paradigma humanista, por su parte, planteó la educación personalizada, y el movimiento de orientación cognoscitivista aportó los proyectos y programas de enseñar a pensar y aprender a aprender. El paradigma sociocultural o sociohistórico –como también se le nombra– enfatizó, dada su concepción teórica, la necesidad de una educación desarrolladora. Para aprovechar el alud informativo, signo del cambio del Siglo XXI, es necesario que la población aprenda nuevas formas de acercamiento y análisis, puesto que las que le enseñaron en la escuela ya no son útiles, pues correspondían a una sociedad más estática y rígida, donde el saber pasaba por los espacios de la academia para ser legitimado.

Por Rocío Bueno

la escuela no puede darse el lujo de esperar a que el sujeto transite por todas los caminos de las disciplinas hasta hacerse experto. para aprovechar de manera inmediata una parte de ella. habilidades. es necesario que los sujetos construyan mecanismos que les permitan comparar. esto es. actitudes y valores que. pero teniendo claro que el porvenir será cada vez más complejo y no simplificará sus procesos. desarrollar competencias para la vida. se produce tal cantidad de información que. enfrentarse a la realidad y mejorar la vida cotidiana. formándolos no sólo para el futuro. más allá de la simple aplicación de una “receta de intervención didáctica”. las Ciencias en general. la Psicología. establecerá cada vez más interrelaciones que impliquen nuevos campos de conocimiento. es necesario considerar que lo que se aprende en la escuela debe permitir el análisis y reflexión para poder. Igualmente.Actualmente. junto con los otros. seleccionar. sino también para la complejidad del presente. Mucho antes de eso. relacionar. Lo anterior plantea un reto importante para la escuela pues debe enseñar a sus educandos el camino para ser analíticos y críticos. evaluar y escoger aquella que le parezca más adecuada en función de sus preguntas y necesidades del momento. Hacer frente a dicha realidad y tomar en cuenta el avance de la Epistemología. faciliten una intervención docente que reconozca a la diversidad existente en toda aula como una realidad a la que hay que dar respuesta a través del desarrollo de competencias para la vida en niños y niñas. Por Rocío Bueno . tendrá que tomar decisiones y utilizar la información para mejorar su sistema de vida o explicarse la realidad que lo rodea. Dadas las circunstancias en que se construyen los conocimientos en la actualidad. al contrario. y las Tecnologías requieren de conocimientos.

La educación basada en competencias favorece las bondades del aprendizaje significativo. el conocimiento procedimental y el conocimiento actitudinal) que da cabida a que puedan integrarse. Ofrece la posibilidad de considerar al alumno como uno de los protagonistas del aprendizaje. capacidad de aprender a aprender a lo largo de la vida. emociones como contenidos educativos fundamentales del currículo. La escuela ha de promover el desarrollo intelectual del educando e inducirlo a lograr autonomía. la resolución de problemas. 4. La educación basada en competencias ha logrado recuperar en primer plano los valores. para qué sirve el conocimiento y lo aplique. partiendo del supuesto de que todo procedimiento significativamente aprendido activa redes de conocimiento pertinente de la base de conocimientos.El enfoque de competencias como una fuente de solución: En preescolar se ha optado una enseñanza competencias por múltiples razones: 1. todo lo cual permite el diseño de con lo que se satisface la condición experiencias educativas. 2. actitudes. 5. materiales potencialmente significativos y ambientes ricos de aprendizaje de una enseñanza que prevea la singularidad de cada alumno y de lugar a la instrucción diferenciada. el aprendizaje por descubrimiento. autodidactismo. Educar con con un enfoque basado en Por Rocío Bueno . Hace al alumno consciente de su propio aprendizaje. analítico y reflexivo. ofrece la posibilidad de atender las necesidades concretas de cada uno. 3. sobretodo la propuesta de formación de valores. capacidad de pensamiento crítico. el aprendizaje estratégico y meta-cognitivo y la motivación del aprendizaje. El enfoque curricular por competencias implica una armazón de categorías que permiten a una visión integral de la educación (que supone el conocimiento declarativo.

para revertir la situación de la incertidumbre y obtener el máximo beneficio de las oportunidades que ofrece Por Rocío Bueno .calidad implica tomar en cuenta el entrenamiento del alumno en estrategias de auto aprendizaje y meta cognición la sociedad.