CARENCIA Y BÚSQUEDA

1

2

ese enclave apátrida y atemporal

CARENCIA Y BÚSQUEDA

Juan Pablo Rochín Sánchez

Instituto Sudcaliforniano de Cultura Gobierno de Baja California Sur Consejo Nacional para la Cultura y las Artes

3

GOBIERNO DEL ESTADO DE BAJA CALIFORNIA SUR MARCOS ALBERTO COVARRUBIAS VILLASEÑOR Gobernador Constitucional ARMANDO MARTÍNEZ VEGA Secretario General de Gobierno INSTITUTO SUDCALIFORNIANO DE CULTURA JESÚS SILVESTRE FABIÁN BARAJAS SANDOVAL Director General SANDINO GÁMEZ VÁZQUEZ Coordinador de Fomento Editorial CONSEJO NACIONAL PARA LA CULTURA Y LAS ARTES CONSUELO SÁIZAR GUERRERO Presidenta MARCO ANTONIO CRESTANI Director General de Vinculación Cultural D. © 2012 Juan Pablo Rochín Sánchez D. diseño de forros y páginas interiores: Omar Murillo ISBN: 000-000-000-00-0 IMPRESO Y HECHO EN MÉXICO 4 . © 2012 Instituto Sudcaliforniano de Cultura Primera edición. 2012 Corrección de estilo: Juan Melgar y Sergio Valdés Barón Ilustraciones.R.R.

con mucho cariño 5 .A mi familia Pablo y María del Carmen Haydeé. Syndi. Eduardo para Angélica y Yuriko.

6 .

subió a la alta montaña y. Pecado mortal Siempre vivió engreído de la libertad que le otorgaba su libre albedrío.Escritural a mi hermano Lalo porque su obstinación forma parte de mi entusiasmo En este mismo momento alguien en el mundo patea el envase de las Ganas. sin más ataduras que la confianza en su similitud con el Creador. Luego llega a casa y lo escribe. se lanzó al vacío. 7 . con las manos en los bolsillos. por lo ancho de un callejón en penumbras. Entonces Él lo expulsó del Edén y el río tiñó con su sangre el camino al océano. de pronto. Un día.

8 .

El ensayo literario. esa visión complementaria y a la vez compleja del mundo. pues ésta permitiría la producción. en el más amplio sentido ensayístico. y el joven se descompuso en una masa gelatinosa de músculos que los otros niños torturarían luego al hacerlo saltar. No menos peso tiene. que borra fronteras mediante la introspección creativa del individuo mismo. y replantearía el modelo comercial simple de la sociedad feudal por uno mucho más ambicioso. en esta correspondencia de transición cultural. frente a este escenario donde la globalización redimensiona el conocimiento sobre los intereses políticos. mediante la sensación paradójica de inestabilidad (carencia) y progreso colectivo (búsqueda): la lengua. al muchacho que la insultaba todos los días en la plaza donde pedía limosna. la competencia y la vanguardia. en que el individuo expresa el sentido social de pertenencia a un grupo y a un periodo dado. La propagación del uso de la imprenta se dio casi a la par de los 9 . con mayor calidad de textos escritos. ha sido motivado por un pensamiento de escala global. muestra en sus creaciones artísticas. sociales y económicos.Literatura y globalización Aquella vieja que arde en la hoguera un día le gritó “Salta. es esa región sin patria y sin tiempo. rana”. la renovación de la imprenta por Gutemberg. espacial y temporalmente. al concebir la producción en serie a partir de conceptos tales como el consumismo.

esto es. A partir de la “idea de que la sociedad se desmorona por la diversificación”. se hace intencionalmente y en espera de que la producción tenga frutos receptivos agradables. así como en las relaciones exteriores. por decir un ejemplo actual. lo cual influyó sobremanera en el proceso de occidentalización. cabe señalar que China aparece en el ámbito mundial durante el siglo XIX. 10 . Mientras la Revolución Industrial implementaba la posibilidad de extensos tirajes a menores costos. mediante un producto que se pretende deba ser remunerable. esto lo comprobamos porque hablamos español y estudiamos la historia a partir del mundo griego y.grandes descubrimientos geográficos a finales del siglo XV. como mercancía. como objeto formal de entretenimiento momentáneo. cuando éste plasma su valorización real y su reflejo histórico. los saberes científico y filosófico. “La aldea global” se da de un fin para el bien cambiario. van a reflejar el estilo progreso-problemas de las sociedades y. sino de fusionar estos horizontes desde esta perspectiva. la racionalidad halla sus cualidades a favor y en contra. no en el sentido temporal. Así. que se vieron beneficiados al crearse nuevas rutas para el comercio mundial.1 existen diversas críticas que han coincidido en 1 Alexis Nouss. comerciales y económicas. con su inclusión comercial. las nociones que se tienen acerca del concepto de globalización redimensionan las necesidades del actor social. en ¿Qué sé? La modernidad. estéticamente. sino en el espacial y conceptual. el mundo seguía avanzando a pasos desproporcionadamente vertiginosos. por medio del arte minimalista y el cuento ultracorto. entre otros factores. dejando en un segundo plano el goce y el placer estético de la obra. Entonces. No es que trate de insertar conceptos donde no los hay. o lo que hoy se conoce como el mundo moderno. y las telecomunicaciones. a pesar de que las primeras civilizaciones de la humanidad tuvieron lugar en Oriente. En este contexto. como artículo de venta y cambio. si se publica. “Definiciones de la modernidad”.

11 . o cuando exaltan su gastronomía. se puede ver con precisión cómo los mismos romanos inauguraron la era de la transculturación. suele ser una fuerte razón para atreverse a crear consorcios editoriales que manejen la producción literaria como mercancía de consumo. vestido. D. obra por encargo del emperador Augusto— cómo se pueden divulgar los valores de un pueblo para enaltecerle y fomentar dichas cualidades. En literatura (en las artes. geográficamente y a través del tiempo.. puesto que el acto en sí depende de la comunión talento-oficio. cuyos beneficios de fondo rompen en cierto modo con los intereses meramente artísticos. la lengua y la literatura. la sociedad los reconoce y los inserta mediante su contexto histórico. de saltarse los cercos monótonos de las territorialidades. pero es el tiempo quien se encarga de seleccionarlos. Virgilio. En lo que respecta a los grandes autores. Publicaciones Cruz O. religión. 1997. La visión artística que ofreció el descubrimiento de América permitió aventurarse por mundos exóticos y lejanos. en la historia real. Más adelante. Virgilio produce un poema extenso donde narra los episodios del héroe troyano Eneas. por supuesto. historia. en general) difícilmente puede hablarse de disparidad en la producción creativa. Siguiendo. La idea de llegar a más lugares y a más lectores. El propio poeta mantuano de la antigüedad latina. p. al llevar su sistema imperial y sus impuestos más allá de las fronteras territoriales y abrir militarmente su dominio político. durante las últimas semanas de la guerra de Troya. no sin antes utilizar mecanismos para sobrepujar la moral y el espíritu de grandeza romanos mediante el uso intencionado de la lengua. héroes. como son las ideológicas. las costumbres seculares.que el carácter homogéneo cultural es un mito. incluyendo. 31. los patrones de la Ilíada y la Odisea.. es el primer occidental en mencionar —en la Eneida. Su justificación sería el supuesto progreso. quizá sólo cuando se auto justifican los Estados-nación con las características originales de sus pueblos. económico y cultural sobre el orden-mundo antiguo. F. pues. México.

podemos hablar de cómo la “cultura de masas” propicia algunas tendencias o modas que reflejan consciente o inconscientemente la ideología reinante.. los procesos históricos. es la “ley de la selva”. música. Aunado a esta fertilidad. descubre que los miedos y complejos de la singularidad humana aparecen cuando se percata de la existencia del otro. Paradójicamente. literatura) representan el producto del mismo hombre como parte de su contribución espiritual. para la humanidad. en op. 2 Nouss. “La modernidad filosófica y crítica. 74. sino con el del agua por encima del alza petrolera. la pobreza o la acumulación masiva de capital en algunas zonas del planeta. dichas obras (pintura. de choques de culturas de las más diversas condiciones. pero jugando al gato y el ratón. Jean Paul Sartre. aunque de forma desigual y junto a problemas inmediatos. Estamos hablando de esa etérea mensajería virtual que es la Internet. 3 Imanuel Wallerstein. Quizá Wallerstein denotaría esta presión no sólo con el problema del desequilibrio ambiental —aun por encima de los costos materiales. por influencia de siglos de interacción humana. esa nueva posibilidad de enfrentar la incertidumbre del futuro a través de los avances médicos. cit. mitos y actitudes abstractas. como las situaciones económicas. escultura. Caminos del pensamiento del siglo XX”. p. Esta dispersión cultural se ha dado desde siempre. por condición popular. la basura que generan las grandes urbes y los daños tóxicos a corto plazo—.2 afectándose a sí mismo. biológica y racional. le oferta también esa posibilidad de moverse por el globo terráqueo y lograr incluso una comunicación total con el resto del mundo. Aquí la ventaja la poseen los fuertes imperios.3 o el energético y el calentamiento global. Ahora bien. mediante una sensibilidad receptiva del conflicto social. “Globalization or The Age of Transition? A Long-Term View 12 . los artistas de todas las épocas han relacionado ideas. por ejemplo. la tecnología le provee al individuo.

es decir. aunque en la práctica la actividad no resulte del todo afortunada. cuando las obras en venta resultan literariamente light. la del dinero o de la vida y la muerte? De modo que la globalización le afecta del mismo modo que las firmas editoriales aventajen en este campo. pobres ideológicamente y con un goce estético pasajero. dirección URL: [consulta: octubre del 2005]. deformes artísticamente. ¿y a quién no le gustaría vender la cantidad de ejemplares que se venden de Volar sobre el pantano. la de lo ambiguo. <http://fbc. las reconoce o las transita. cuando de competencia se trate. impuro e innoble. A este mayor grado de concepción se agrega la literatura cuando el contexto de la época actual condiciona la motivación creativa por la remuneración económica. de manera física o etérea. de aumentar su acervo vital viajado por el mundo. traducir un texto escrito a otra lengua conlleva al acto de trasportar a otra nación la literatura. [quién sino la lengua puede] ofrecer una patria a los sin patria”?4 ¿Quién no burla cualquier frontera. por ejemplo. cuando divulgan comercialmente las grandes producciones artísticas.binghamton. mutiladas en cuanto a valores literarios. “El cuervo”. mas pueden ser resultados poco fiables para el ejercicio académico.edu/1999papers. vacías de contenido. htm>. El ejemplo en español que se me ocurre rápidamente es el poema de Edgar Allan Poe. para llegar así a un mayor público? ¿Quiénes “al renunciar a las patrias crearon otras. por el sólo hecho de sentirse orgullosos cuando se saben traducidos a otras lenguas. Pero. (en línea). En otros casos. cuya frase nunca más en inglés suena como onomatopeya of the Trajectory of the World-System”. la del amor. la fusión de casas editoriales entre diversos países permite experimentar valores positivos. 4 Idem. o bien. aunque su interés se estime en lectores cuya capacidad intelectual oscila entre los doce y catorce años y con problemas existenciales? Otras veces. ¿Cuántos escritores no han tenido la necesidad de buscar protección política —dícese literatura del exilio—. 13 .

cuando establecen acuerdos entre mercados. El fenómeno de la globalización aún genera alianzas estratégicas mediante la interacción de “casas matrices”. es en la modernidad tecnológica donde la producción literaria ha logrado mayores avances. con criterios literarios diversos pero que satisfacen las demandas de consumo. 40. como son las editoriales en este caso. “Apuntes sobre la traducción poética”. protege y se mantiene. para así apreciar los textos en su lengua original. por ejemplo. quien ve el panorama de la literatura en franca crisis. Universidad de Guadalajara. a través de la regionalización de zonas con la intervención de los Estados para legitimar las estrategias organizativas de estas trasnacionales. en Luvina. donde su cualidad auditiva se empobrece. ya sea en la rima o simplemente en la acentuación silábica de una y otra. 14 . pues la publicación masiva de textos varios. Nueva Época. Como quiera que este delicado tema se plantee. al obligarla a una métrica dada. entre países y. núm. se privilegia. por otro lado. Aunque no todo lo 5 Ricardo Silva-Santiesteban. Podría decir que el propio término en inglés best seller es un gancho publicitario inventado para atrapar incautas moscas en una telaraña superficial con poder adquisitivo. en cierta forma. ha resultado en demérito para la crítica especializada. La traidora traducción. Cabe mencionar cómo la sustitución del sentido de una traducción a otra ha dado muchísimos dolores de cabeza a quienes fuerzan a la poesía.o graznido del ave: never more. parte de esa competencia lingüística radica en el nivel de educación y eficacia con que se haga frente a las limitantes. es decir. lo cual transforma el valor inter y extra textual de la obra. la producción de los autores de dichas obras. podríamos bien atribuirla a un problema de índole más de tipo cultural5 que interpretativo. en una escala estadística meramente cuantitativa. tanto como sea posible. las cuales integran intereses más allá de lo simplemente literario. en buena medida. otoño 2005. Por eso.

Ya frente al proceso de regionalización. y la sobreabundancia de producción de libros que atiborran el mercado reduce también los valores literarios. Aunque sabemos que las reglas del mercado las imponen los organismos internacionales. la industria reduce su calidad estética. transgrede las fronteras geopolíticas y los aranceles abusivos que establecen las superpotencias económicas para rebasar a industrias menores. esto es un negocio y nadie quiere invertir en saco roto. se 6 Ibid. Aunque a través de la historia esta misma circunstancia nos denuncie el hecho de que siempre unas han dominado sobre otras. puesto que son para autoprotección y para consolidar su control hegemónico. la autonomía cultural que determina la literatura existente en cada pueblo puede estudiarse no por situaciones impuestas sólo exteriormente. sino por el sentido del nacionalismo y la identidad colectiva que la propia lengua establece. Aquí hallamos lo que se podría nombrar como crisis de identidad y.“bestselleriano” es malo. pues así el reconocimiento mundial les garantiza la venta de sus futuras producciones a las casas editoriales. Finalmente. A esta estrategia. de ser en el mundo. Luego. cual es una forma de vivir.6 asimismo. 15 . como las del Tercer Mundo. más todavía cuando se adopta el oficio profesional de escritor. han muerto y nacido tantas. y por la sensibilidad de captar lo que “todo el mundo quiere” y así tener un producto que vender. Gabriel García Márquez le reconoce una ventaja publicitaria. el género ensayístico gana espacios. de adaptarse a las necesidades cambiantes del mercado. entonces. de comer. también sabemos que son injustas para los pueblos subdesarrollados. adaptarse al liderazgo empresarial y a su crecimiento espacial y económico parece ser la moneda corriente de los últimos tiempos. cuando los premios literarios importantes son otorgados a figuras jóvenes. por esta contaminación de lo común. aun. las han absorbido o fusionado. de conciencia.

pero todas gracias a la diversidad y dispersión del género humano. 1999. 16 . como esa región que borra fronteras. en los cambios políticos. 7 Enrique Hériz (comp. Barcelona. se toman vocablos de aquí y de allá de manera natural o intencional. que construyan direcciones y asideros para sobrellevar las transformaciones permanentes del mundo moderno.). 7. mientras el germen creativo del hombre le siga proveyendo el don intuitivo a los acontecimientos.edu/2001papers. [consulta: octubre del 2005].7 Siguiendo este discurso sobre la diversidad global. 8 Imanuel Wallerstain. de cada micro y macro proceso. Ediciones B.enriquecen y reafirman unas a las otras. así como en la cultura y sus manifestaciones cotidianas. por supuesto. de “sistemas de saber”8 con calidad de respeto. porque son las que le suministran su cualidad de inventiva a las ciencias. mostrando los síntomas de cada período. cuando menos aproximada. del cómo se resienten los individuos en las sociedades. “Los intelectuales en una época de transición”. sin excluir a las artes. Así se deduce esta suerte de patria común: la lengua. se seguirán renovando en el pensamiento y en las artes estilos vanguardistas. dirección URL: < http://fbc.binghamton. el debate continúa denunciando escepticismos acerca del porvenir. Cuentos apátridas. p. Las condiciones históricas de los últimos tiempos exigen la aplicación.htm>. sociales e históricos permanentes.

17 .

18 .

Joyce. cuando autores como Jorge Luis Borges. Kafka. sujeto a la idea del doble. para inscribirse luego en un carácter de hibridación genérica. radica en la ruptura con el cuento clásico. desayuna y se reproduce. No en vano han digerido previamente las extraordinarias narraciones de Poe. buscó indagar este lapidario desamparo original con el que el ser humano amanece. el género cuentístico alcanzó renombre internacional.“El prisionero” de Augusto Roa Bastos Un recuerdo olvidado: Su mente se movía entre difusas representaciones cada vez más carentes de sentido. de Roa Bastos. el hombre de cara a lo extraño. en Latinoamérica. en general. con tendencia a la ambigüedad semántica como punto de tensión principal. Roa Bastos Para mediados del siglo xx. Hemingway y otros clásicos del género. al sentimiento indefinido que se 19 . nos heredaron el germen depurado de cómo realizar con eficacia este delicado oficio. El prisionero. Horacio Quiroga y Julio Cortázar. a partir de la definición ejemplificada de sus obras. Chejov y Maupassant. A. Al tomar un discurso narrativo relativamente novedoso. cuya importancia. Parodian a la literatura misma o juegan con el lenguaje (como Cortázar). anterior a los maestros Poe. la mismidad que todos somos en el interior. es decir.

Todo se relata y se personifica en la crítica. ese consuelo añorante con quien se siente desencajado frente a sus raíces nacionales. ese diferente radical que busca un mundo mejor para los suyos. Los especialistas del estudio psicológico han otorgado gran valor e interés práctico a estos relatos. mediante relatos. ya fuera para argumentar la postura del subconsciente como reflejo de tendencias reprimidas (postura freudiana). pues permanece siempre ligado a la conciliación de su contrario. el hermano. “el mundo por el cual sí sería hermoso vivir”. El otro. la de expresión simbólica por medio de los estímulos exteriores en reposo. sino perdedores de una pesadilla común que quieren olvidar inmortalizando la guerra por escrito. Sin embargo compiten. ese fratricida bíblico. pretenden condensar la actividad cultural. Roa Bastos los recuerda de esta forma: “Más que durante los propios combates de la rebelión. al final el odio escribió sus páginas más atroces”. Al final se da la evocación. justificación ideológica por la que tiende a romper con lo establecido dentro de la injusta colectividad que lo ilegitima. el teniente Peralta. como 20 . según la postura del grupo que lo designe. Aquí el odio se personifica.fija notablemente en la figura del desorientado muchacho Hugo Saldívar. por resarcimiento. dualidad esperanza-derrota y. donde no hay buenos ni malos. por supuesto. el antagónico. como mandato de un antecesor divino carnicero. quien se dedica a cazar insurrectos. aborigen acaso. Absolutamente nada que ver con la literariedad expositiva con la que nuestra nueva gama de autores pretende competir. a manera de sueños o recuerdos. de “sonrisa bestial”. pues los mitos y las leyendas que la humanidad desde siempre ha creado para tratar de interpretar aquellas imágenes que aparecen con cierta cotidianeidad en lo más secreto de nuestro cerebro. “un hombre duro”. La historia se me aparece aquí como un conjunto de imágenes frente a “la fraternidad viril” de un suceso posterior a un hecho como lo es la guerra. en el tiempo y en el espacio. ese extremo del ser opuesto a lo que se es condenado por naturaleza.

Todas las citas de este capítulo pertencen a este cuento. español-guaraní) es llevado al máximo por su narrador. el cuentista paraguayo Augusto Roa Bastos. pero sus recuerdos se mezclaban en un tropel lento y membranoso que planeaba en su cabeza como peso muerto. los aforismos o alguna tendencia a la minificción. y su esencial incursión en la comunidad literaria. p. “El prisionero”. cuando el detalle único del tema (que en este caso caracteriza a varios. debe en gran parte el éxito de su cuento al efecto de la ambigüedad semántica.9 Habrá también que reseñar que cuando el estadounidense Ernest Hemingway propuso didácticamente sus apuntes sobre creación literaria. como mecanismo de defensa intrasíquica del yo para evitar el estado de angustia. Es mediante la imaginación dirigida como el ser humano puede 9 Augusto Roa Bastos. señala a los nuevos escritores el valor de la capacidad de sugerir al lector las posibles interpretaciones o indeterminaciones de la obra —de “El prisionero”. crítica social y simbolismo poético (“habían vuelto a mostrar entre el follaje sus ojos incendiados”). sueño-realidad. Trató de pensar en algo definido y concreto. o bien. México. FCE. en Seymour Menton. 7ª ed. en mi opinión—.son la indignidad. violenciapaz. […] El sueño no parecía ya residir en su interior. desdibujado e ingrávido. El cuento hispanoameriocano. vida-muerte. 1974. era una cosa exterior […] de ese sueño que lo iba doblegando en una dolorosa postración. de la explotación del hombre por el hombre. De tal forma. como por ejemplo el haikú (en español). además de alcanzar uno de los grandes desarrollos artísticos de la brevedad escritural en nuestros tiempos. 512.. la sencillez. frente a la autoridad persecutoria de sí misma. así como a la sorprendente excitación en la curiosidad del lector. 21 .

no había podido llegar a ciertos detalles demasiados pequeños que en recuerdo de otro tiempo sobrevivía. pero en el presente dual de Hugo Saldívar. el aire “borroso… invisible”. en la anécdota. la tierra herida —el hoyo oscuro—. nos dice. éstos empezaron a conjeturar acerca de las extrañas sensaciones percibidas por medio del pensamiento. el viejo. el yo-protagonista parece reflejarse en el otro —su hermano Víctor—. en primera instancia. Recordemos que en la historia de los hombres. la fogata con la que se calentaban. con la materia de que están hechos los sueños. dado el género. era un escenario adecuado para las cosas que estaban pasando. creando un juego en el que la infinidad de máscaras literarias se entremezclan con la nueva forma de tensión explosiva y fugaz. en medio del monte. hasta el vértigo. sino que participan en las emociones del lector. con los hechos anteriores por los cuales “se podía ver lo invisible” o su “inocencia destruida”. esto es. que autores como Roa Bastos hereden no poco de esta capacidad de sugerir situaciones cuando no retratan (en el caso de la novela). una decoración cuyo mayor efecto residía en su inocencia destruida a trechos […]. respecto al entorno. Es evidente. Aquí. Resultaba lúgubre y al mismo tiempo apacible. o la madre añorada) al enlazar cada componente de manera onírica. ya que nos ofrecen un indicio (místico) de lo que hay más allá del lenguaje.proyectar en la realidad los elementos “mágicos” —por así decirlo— de su inspiración. y encuentran en los recuerdos 22 . El rancho incendiado. para dar libre salida a las preocupaciones oníricas. A partir de esa energía vital transforma las características peculiares que los cuatro elementos de la naturaleza le ofrecen (el agua de los esteros. cuando en el fondo la dualidad del otro parte de sí mismo en reivindicación con el pasado. de sus vivencias a manera de recuerdos.

lo más interesante. según asevero. Esta es la parte oculta del iceberg. el juego mediante el cual participa el lector. para desencadenar la más pura ensoñación mediante los mecanismos de la vigilia. como la pupila de un niño ciego que ha mirado un crimen sin verlo”. ajena al cambio. ¿Por qué “lo encuentran flotando. con la sombra “indecisa y fluctuante” del yo que le afecta. “Sólo esos detalles de una desvanecida ternura contaban”. “Absurda alegría”). muerto [de vejez]. A través de un escaño viejo y lustroso. de las grietas “cíclicas 23 . y otro rancho que se anuncia. por ejemplo. como un recuerdo olvidado. Continuamente podemos realizar esta dinámica. uno que ya no existe y al cual ha regresado para reencontrase consigo. con algo que ha perdido. con su muerte. lo aludido. Nos quiere engatusar haciendo fluir al anciano del presente con la tropa del pasado (recuerdos que por fin le dan alcance en su imaginación.un elemento de naturaleza propia como principio fundamental para expresarse mediante relatos. es decir. el sueño del recuerdo re-vive “con un tinte de lechosa blancura [sobre] los cuatro muñones carbonizados”. de una latita de conserva que “persistía allí a despecho de todo. lo no dicho. devorado por las muelas verdes de la selva. rodeada por el brillo inmemorial de la luna. Roa Bastos pasea el presente narrativo con el pasado del personaje para dar una visión del futuro. Estos dos ranchos implícitos que el viejo Saldívar refiere. este brillo que nos depura el deseo de lo inasible viene envuelto con el polvo de un pasado recóndito de la realidad-fantasía y el escenario paraguayo: el pueblo contra el pueblo (“la tierra lo llamaba”). por el paso de los años. esto como reminiscencia de una vida anterior en el rancho donde se encuentra el destacamento gobiernista. con el pelo encanecido” dentro de la narración ordinaria del texto? Eso me parece que es el enfoque individual con que el autor nos lanza sus técnicas y estilo. si. separado por el tiempo a reencontrase con ese antiguo batallón que salió en su búsqueda acusándolo de desertor.

Vio también borrosamente que sus compañeros […] Oyó que Peralta borrosamente le decía […]. Saldívar oyó borrosamente la voz de Peralta dando órdenes. Cabe aclarar que la fantasía (dirigida) permite al sujeto lograr un deseo imposible —volver al pasado—. En medio de la atonía casi total de sus sentidos. como cuando recuerda borrosamente al oficial que mandaba en ese lugar. “por entre las detonaciones. “la latita de conserva herrumbrada con su clavel reseco estaba unida a unas manos. contra sus huesos”. “por la ejecución de un designio siniestro que se nutría de sí mismo como un cáncer”. puede huir pero le acorrala la voluntad de escapar. dice Paz “si el hombre es polvo / —dice Octavio Paz / esos que andan por el llano / son hombres”. La sangre sigue a la sangre.de la sangre”. “Los disparos se respondían en la fría noche invernal”. el otro que nos dispone el autor. de la vida que había morado en él” y que ya no. dice el dicho. de otros tiempos. necesita de él. el santo y seña militar. duraban como una emanación inextinguible del rancho. ni más ni menos. así como el sueño de los muertos sigue en el sueño de los vivos. con saltos cronológicos que el lector común difícilmente advierte. pues “el mandato imperioso del sueño seguía frotándose contra su piel. Para Freud “los sueños son la expresión simbólica de tendencias reprimidas. de los ansiosos caminos recorridos y por recorrer. con el cual interactuamos imaginariamente. demuestran el ritmo progresivo de la causa formal. que parecían a su vez el eco de otras detonaciones más lejanas”. le distancía de sí mismo. puesto que llegó a demostrar que ciertas experiencias traumáticas [dolorosas] son ocultadas. esto es. porque una fuerza de la personalidad del sujeto impide que aquéllas se hagan 24 . la habitación con armas. Las sombras íntimas de la guerra del Chaco aquí se dispersan y se unen. a unos ojos […] Estaban allí.

esperanzas. “Saldívar se estremeció al recordarlo”. Popularmente solemos decir: “te traicionó el subconsciente”. es decir. al viejo rehén torturado y muerto. p. 1968. pues “por estas huellas venía el recuerdo de la vida”. regresa a la escena de los hechos. para obsesionarlo con la visión enardecedora de que se está en esta vida. porque la fuerza síquica de la mente nunca descansa.10 La función sicoanalista consiste. nos delata y pone de manifiesto temores. En la actualidad tenemos preconcebido el factor freudiano del “subconsciente”. Librería médica. “despiertos o conscientes”. no menos afortunados (sicoanalistas). o presencias infames del viejo Hugo. no habríamos revelado por voluntad. Psicología médica. 10 Salomón Baida Nazif. “en despertar. la liberación referida antes. en escaparse”. 19. 25 . al que llega en el presente. para provocar una liberación bienhechora mediante el recreo quimérico de las escenas con los soldados en este caso. El prisionero es un caso. en remontar el traumatismo. a otros. alegrías. para ayudar al prójimo. México. al ciudadano común. como quien lanza la piedra y se mira la mano. años después. al rancho incendiado. el viejo. Pero ¿de qué nos puede servir ser un soñador? A los seres sensibles les ha servido para inspirar las obras más grandiosas de la humanidad.conscientes”. Y las verdes quijadas de piedra [la selva implacable] trituraban [ganaban espacio] esas sombras huyentes”. mucho menos manipularla. o bien. es decir. trituraban a esas evocaciones agrias. ¿A qué alude tal frase? Simplemente a que no podemos engañar tan fácil a nuestra conciencia ni ocultarle nada. que de una u otra manera. en todo caso. Y finalizo transcribiendo y haciendo apuntes pertinentes a cada caso: “Los hombres [desde la imaginación] se reflejaban en ellos [en la realidad] como sombras [recuerdos borrosos] de un viejo sueño [traumatismo] elemental. Por eso Hugo. que aún temían encontrarse a sí mismas.

26 .

etc.la oveja negra de la familia cuentística El cuento brevísimo: Cuando despertó. [consulta: mayo 2005]. 2000. Nº2: Otoño.xoc. aunque haya críticos que vean distinciones transgenéricas entre éstos. micro-relato. pero el microrelato se aleja de los parámetros del cuento y del minicuento. 27 . el dinosaurio todavía estaba allí. A.. lo cual es obvio porque tienen que demostrar alguna tesis. así es como se puede reconocer una creciente aceptación a esta clase de textos.mx>. Koch. como en el caso de Dolores M. “Diez recursos para lograr la brevedad en el micro-relato”.uam. porque participa de algunas de las características del ensayo y del poema en prosa”12—. Koch. su grado de estudio académico es 11 Utilizaré el término “minificción” para hacer referencia tanto a minicuentos como a cuento brevísimo. su manejo del lenguaje de manera ambigua y abierta totalmente a las interpretaciones de cada lector —“algunos elementos narrativos lo acercan al cuento convencional. minitexto. dirección URL: <http://cuentoenred. sin embargo.11 la cual sobresale por su brevedad explosiva (menos de una cuartilla). Monterroso A partir de haber encontrado una clase de literatura identificada como minificción. puesto que no se había estudiado antes el tema y había que nombrar su propia perspectiva 12 Dolores M.

8.. A sabiendas que la minificción es un intruso sui generis. sino como compañero de vida.que] omite del cuento el planteamiento. que se me carboniza el alma bajo el cuero. No me subas los vidrios. del ensayo las largas disquisiciones. a partir del año 1996 ya existen otros estudios de posgrado dedicados al género en diversos países de Latinoamérica. 28 . UNAM. Sin embargo. en 1986. 14 “Un género ubicado entre el poema y el cuento. Estados Unidos y España. poco Mi piel Dije que sí.. Se eriza mi piel.13 De lo bueno. p. en el prólogo de la primera antología de la Minificción mexicana. apunta Zavala. [. que te amo con todo mi corazón.muy reciente. porque sé que te quiero y te deseo más que como amigo. del poema la preocupación por la cuenta silábica pues se expresa en prosa y no en verso. se me cubre de manchitas rosadas el busto. pero archiva la esencia de los tres y lo vuelve un producto flamante. hasta la cajuela.14 adoptado 13 Referencia citada por Lauro Zavala. Dicha tesis reconoce la distinción entre minicuento (tradicional) y micro-relato (experimental). Koch. Que si no tienes inconveniente puedes pasar a mi casa y pedirle permiso a mis padres formalmente para salir contigo. con el título El micro-relato en México: Torri. 2003. mira. el motor y las llantas. me excitas. sobre darte la prueba. con su tesis doctoral para la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY). puedes notar eso. lo sabes. que el calor dentro de mí se extiende hasta el asiento trasero. Antologías Literarias del Siglo XX. inaccesible para quien no tenga por el cuento. Arreola y Monterroso. digamos que a partir de la primera disertación crítica realizada por Dolores M. me arde más que el deseo tu mano bajo la pantaleta. No me dijiste eso. pero si la quieres aquí la tienes: mi cuerpo ardiendo con gasolina en el fondo del barranco.

Del mismo modo. 15 Fundada en 1939. que definir sus tácticas de cambio evolutivo resulta de un ejercicio histórico preciso. <www. porque Valadés. ya que las nuevas ventajas les ofrecen potencialidades académicas dentro de la investigación cuentística. el desafío escandaliza aun proposiciones para nominarla. Raúl Brasca. entender su popularidad o determinar su trascendencia crea requisitos de expansión cognoscitiva. indica. por Edmundo Valadés. de acuerdo con la época. extrayendo estatutos de conformación genérica autocríticos. Resulta.como depositario por traviesos deudores críticos para conceptuar estructuras transgresoras. aproximativos. Sin embargo. pero sobre todo ofrece un proyecto inusitado para abordar el tratamiento analítico.org>. imprescindible no atender la pesquisa sin mencionar brevemente a la revista mexicana El Cuento. en “El minicuento y sus misterios”. el autor y crítico argentino. de Beatriz Espejo. de que escritores e interesados hayan convenido jugar con la utilización común de términos. como el caso de la presunta micro-ficción. [consulta: mayo 2005]. ha de saberse que mi actitud no pretende sino reconocer sucintamente el hecho. Un poco en desacuerdo con la inexactitud del término aludido. tan reveladores como confusos.15 fundada en 1939 por Edmundo Valadés.http://cuentoenred. asimismo publica y reúne propuestas. provocando estudios más exhaustivos que fundamenten la idea unitaria del progreso y el ocaso de los dioses. pues. circunscribió quizá el ensayo y el poema verdadera reverencia”. 29 . que pronto varios ávidos estudiosos no desprecian del todo. Nº1. cuya realización encabeza con éxito el primer concurso del género breve. para poder asumir una postura analista abierta a las transformaciones del quehacer literario. considera una especie de definición malentendida. a mi ver. con el fin de restringir mañosamente la variedad de sorprendentes textos que a diario aparecen. instiga variantes interpretativas poniendo en tela de juicio la racionalidad homogeneizante del hombre con su sociedad.

se despoja de los prejuicios de la tradición (normal). México. 1990. Universidad Autónoma de Tlaxcala-Instituto Nacional de Bellas Artes-Centro de Ciencias del Lenguaje. El investigador Lauro Zavala. ese extraño género del siglo XX. más adelante. Pero es una rebelión inexorable que viene gestándose desde la cuentística inaugurada por Poe. para referir un signo “subversivo”. desemboca en éste un caos ordenado que rige la unicidad efectista del relato fugaz. No obstante. Y al minicuento se le ha encomendado la delicada misión de darle el tiro de gracia. mediante la cosmovisión antes aludida. entendido como una rabieta frente al cuento clásico mayor de una cuartilla. advierte. porque la estimulación conductual percibida por la angustia derrotista del hombre por el arte. 30 . propone reconocer tres tipos base para delimitar los 16 Edmundo Valadés et al. el minicuento. cuando la característica principal del cuento es esta misma propiedad.] darle el tiro de gracia”. La ficción en México.. Sacado de una de sus falsas costillas. p. La primera escaramuza fue con el relato breve.16 Y. “Ronda por el cuento brevísimo”. por el miedo morboso a existir y a la frustración de ser libre de sus actos. exalta: “¡Ni un paso atrás.. de la Universidad Autónoma Metropolitana. por la consigna particular de algunos artistas de expresar sus cualidades emocionales a través de los signos.. Parece una afirmación temeraria. siempre en el minicuento!” Ni un paso atrás. a manera casi de manifiesto. posteriormente aparece en Colombia la revista Zona. al cuento autónomo concebido por Poe a mediados del siglo XIX. Laurián Puerta. en un corte inédito. es decir. en Paquete: Cuento. a vomitar los gusanos amorales del pesimismo sobre los otros. al que “se le ha encomendado [. sobre la vocación agenérica del tentativo sub-género. ha conducido al cuento clásico al camino de una estrepitosa bancarrota.por alguna clase de licencia estética “excepciones” no narrativas. 192.

refranes. Sin embargo. epígrafes. [consulta: mayo 2005]. al completar la carga de perspectivas del experimento narrativo. Para tratar de validar esta misión. con el fin de relacionar la totalidad lúdica de la escritura brevísima y diferenciarla gradualmente del texto no literario. viñetas. chistes. Debo también señalar que en muchos países. quizá más hispanoamericanos. dejar inconsciente al oponente-lector. htm>. con base en un mayor grado de sugerencias literarias. anónimos. consejos. tanto miniaturas milenarias como poemas en prosa. y recientemente 17 Lauro Zavala.17 respectivamente. cuentos para niños. y. las alusiones al mundo social encaminan a plantear recursos intencionales para poder jugar con los lectores del presente. Si mientras el cuento de Cortázar gana por knockout. para interactuar la proposición exegética que dé cada lector. ultracortos. aforismos. Biblioteca Digital Ciudad Seva. dirección URL <http://www. El cuento ultracorto: hacia un canon literario. adivinanzas. cuento muy corto. mil a dos mil.ciudadseva.com/textos/teoría/opinión. el minicuento lo hace a través de un golpe bajo. sentencias. De tal asunto se liga también a los títulos de cada mini-cuento. la originalidad “indomable” de las composiciones determina la naciente cantidad de trabajos sistemáticos. una a doscientas. estampas.cuentos breves por cantidad de palabras. la concepción de términos para distinguir su naturaleza condena a generalizar peligrosamente. por tanto. el poder de relacionar la ambigüedad semántica disponiendo la conexión con un final indeterminado por el autor. Atendiendo al vigor internacional y las crecientes propuestas en general. no obstante. no debe. doscientas a mil. tenemos entonces que el corpus narrativo sólo sugiere. se ha producido la mayor variedad tipológica. sino consciente de que sus entrañas han sido paralizadas por un calambre de ingenio verbal. parece innegable mencionar que su estudio inscribe visual y estructuralmente a casi toda forma de textos cortos. a saber: cuento corto. haikús. epitafios. exiemplos. 31 . por eso la conexión con el título resulta imprescindible.

La tensión.frases publicitarias. Es como pisarle la cola a un alacrán para conocer su exacta dimensión. el minicuento ha ido formando su propia estructura. El minicuento está llamado a liberar las palabras de toda atadura. Y a devolverle su poder mágico. lo cual es improbable. el ritmo y lo desconocido se albergan en su vientre para asaltar al lector y espolearle su imaginación. entre otros.ulaval. creando su propia unidad lógica. que revela la sorpresa o el asombro. convertido en una sucesión de palabras sin encantamientos. Narrado en un lenguaje coloquial o poético. dice Zavala. siempre tiene un final de puñalada. arte conciso. cápsulas. amenazada continuamente por lo insólito que lleva guardado en su seno. las pulsaciones internas. ficciones antipersonales. ese poder de 18 Lauro Zavala. 32 . cuentos fugaces. un cruce entre el relato y el poema. tradicionales y a la vez indefinidos.. tl. aunque es menos popular). México.18 pero en fin.. Apoyándose en pistas certeras se ha ido despojando de las expansiones y las catálisis. “Seis problemas para la minificción” [ponencia]. arte mínimo. novelas fragmentadas. literatura de bolsillo. Veamos la cita de Puerta: Concebido como un híbrido. dirección URL: <http://www. minimalistas. integrados arbitrariamente pero de origen “silvestre” por su naturaleza anti-académica. La economía del lenguaje es su principal recurso. anuncios. porque difícilmente alguien escribirá en su pasaporte: Profesión: escritor de cue). narraciones instantáneas. juegos de ingenio verbal vertiginoso.ca/cuentos/lzmini. Tan de aquí como de allá. cuentos ultracortos. anti-literatura. en Primer Coloquio Internacional de Minificción.htm>. micro-relatos. [consulta: mayo 2005]. cue (por ser cuentos breves. así es como encuentra también persistentes tentaciones conceptuales para acuñarlos deliberadamente: minificción (en inglés: short-short story. El cuento clásico ha sido domesticado. Su estructura se parece cada día más a la del poema.

20 lo cual es 19 Valadés. negar la tolerancia. sustituyendo con lastimosos escepticismos la simbología liberal. No posee fórmulas o reglas y por eso permanece silvestre o indomable. “Los buenos herederos de Julio Torri”.. o minificcional. No se deja dominar ni encasillar y por eso tiende su puente hacia la poesía cuando le intentan aplicar normas académicas. por el sólo hecho de tener que buscarles raíces consanguíneas. varios son los críticos que ubican al primer libro de “minitextos” mexicano con el de Julio Torri. sin duda el término es relativamente novedoso. para otros. Aunque podrán tener antecedentes literarios de característica brevísima. Ensayos y poemas. puesto que se desconoce de un término “preciso” aún durante las últimas décadas. La única excusa permisible pudiera ser.19 Por otro lado. Idem 20 Vicente Quirarte. quizá las prosas narrativas de Darío manifiestan adeudos extraños de concisión. a través de la destrucción de cosas imaginarias.. excluye la visión “posmoderna”. del afán por controlar al medio ambiente y. Diariamente hay que estar inventándolo. la que concuerda con la impetuosa necesidad del hombre contemporáneo por renombrar los tiempos actuales. del alma. que ahora se tiene del mismo. incluso anacrónico. inconveniente. Vicente Quirarte argumenta un carácter deudor de éstos sobre Torri. cuya concepción original. algunas pequeñas prosas de Baudelaire. denominar “precursor(es)” a ciertos trabajos cortos. del libre o no albedrío. tanto a las formas literarias antes citadas como a los dedicados prosistas. Sería impreciso. sosteniendo que la minificción resulta de la fricción entre el individuo y la celeridad de las sociedades vertiginosas. por ende. y sobre sus efectos imaginarios como el pecado. o bien de Kafka. por supuesto. Paquete: Cuento. a mi ver. La 33 .escandalizarnos. como dice la idea nietzscheana acerca de Dios. la salvación. pudieron destilar los primeros conflictos analíticos que ahora alimentan a estos trabajos literarios. el perdón.

así es necesario hacer la distinción pertinente que refiere la investigadora Dolores M. es decir. para comprender la importancia del estudio que presento. para vislumbrar las variantes de condensación semántica que la minificción implica. se nutre de innovaciones al depurar estatutos. entre uno y otro. y que se haya a la vez heredado algo sutil en la creación artística de sus predecesores. La formulación de esta clase de obras literarias requiere ejercitar la capacidad de intelección. puestos en la balanza propia del nivel competitivo del lector. experiencias y expectativas benéficas. de “la oveja negra” de la familia cuentística. 1990. Por otra parte. y acceder luego a su aplicación posterior. encaminadas a sensibilizar y agudizar los procesos interpretativos del quehacer analítico. quienes intuyeron que unas cuantas líneas eran suficientes para ceñir la capacidad de sacrificio del escrito breve. pp. como la intención central es tratar de reconocer las características adoptivas de la especie. sirviéndose ya de ficción en México. puesto que este canon “tiende su puente hacia la poesía cuando le intentan aplicar normas” restrictivas. Koch. estos poniendo cuidado en cómo está dispuesta cada palabra. posteriores a la época vanguardista. símbolos. considero necesario reconocer el efecto o estado de alerta que la fijación de los sentidos desarrolla en los lectores. Ahora bien. así como asegurar la exposición de estas posturas especializadas. con primordial énfasis en la clase de textos mínimos —por denominar este apartado según la propuesta del cuento corto. de lo cual se podrán extraer enigmáticos efectos teniendo de antemano las herramientas adecuadas. alusiones y correlaciones en conjunto. las oraciones. 1. reconociendo en ellos su debida cuota vanguardista de los primeros años veinte—. ya que la complejidad “creativa” permite elaborar enmarañadas discusiones que plantean parámetros alentadores al descodificar las lecturas. Asimismo.probable. seguramente también habrá gérmenes en ello. valores. cuyos resultados permitan acercar prejuicios. núm. 119-130 34 .

“Diez recursos para lograr la brevedad”. le condiciona la necesidad de sobrevivir sin que el autor esté ahí para defenderlo.. la preferencia ubica a la catalogación posmoderna para construir propuestas estereotipadas. 2. dirección URL: <http://cuentoenred.estrategias pedagógicas.. Dolores Koch establece la función por aclarar puntos indeterminados sobre estos minitextos. Las cursivas son mías. núm. intentando establecer por ello una restricción nominal sin justificación equivalente. mientras que en el micro-relato “no se basa en una acción sino en una idea [. ya que podría considerarse contradictorio generalizar a las sociedades con el uso común de este término. [consulta: mayo 2005]. dada la extensión. ya de reconocidos modelos lingüísticos o de reglas estructurales. 35 . Su autárquica conjetura —cuyas variantes concentran al cuento con un valor diferencial como texto en sí mismo—. para aprobar la pertinencia de su estudio. tan simple. Una evidente naturaleza individual finca fuerzas en la trama de fondo que se alude. Considerando esta apertura. indica. ni formalmente. Sin una etiqueta definitiva. No se puede. como de talleres de creación universitarios. Esto es necesario si queremos decantar el cuento del llamado 21 Dolores M. conclusiva y sencilla. Otro asunto a dilucidar es la diferencia entre cuento y relato. Koch.org>. hallando en ello tal dilema. en la máxima capacidad de síntesis que rodea los detalles. los aproxima y los funde por razón de un juego escritural malicioso. sugerir la posibilidad de que un minicuento y un micro-relato sean lo mismo. la que hace partícipes a los demás géneros. La diferencia que propone se basa en la idea de que el minicuento se resuelve de manera directa. cuando la opción participativa del microcuento genera una muestra individualista y dialógica.21 recubriéndose en el esquema experimental (entelequia) como contraste evidente.] depende de algo que se le ocurre al autor” y no de “algo que ocurre en el mundo narrativo”. ni siquiera por tratar de erigir una clasificación —puesto que no se había estudiado antes—.

Por breve que sea.micro-relato. sin embargo. es decir. su identidad. y el desenlace resolverá esa situación por medio de un suceso o acción concreta. un nudo o situación conflictiva. en los años 90. “Retorno al micro-relato: algunas consideraciones”. al igual que el cuento. algunas de estas etapas sólo se sugieren.22 Desde otra perspectiva crítica —que ha empezado a ser foco de estudios formales desde hace menos de veinte años—. el minicuento consta. mientras que los minicuentos son narraciones muy breves con un desarrollo veloz. por dar un ejemplo. cuyo texto fue recogido y publicado el mismo año. Debido a los recursos estilísticos empleados para lograr la brevedad. nos resulta fácil establecer diferencias entre las expresiones literarias de los 70 y los 80. un final sorpresivo y que se cierran de una manera muy precisa. en 1981. en “Minicuentos y textos breves en la literatura venezolana del siglo XX”. Con “retorno” se implica la idea de un trabajo anterior. Violeta Rojo expone: Así. su tesis doctoral en 1986. 1. consideraba que entre el minicuento y un cuento corto existía una diferencia muy sutil. Texas. 36 . núm. y una acción o suceso concreto que constituye el desenlace. de una exposición o introducción. El nudo o conflicto apuntará a su situación o disyuntiva. leído en Austin. Ahora 22 Dolores M. Pensaba que los cuentos cortos son cuentos breves. pero al mismo tiempo inequívoca. esto es. un estudio anticipado del mismo fue “El microrrealto en México: Torri. Koch. La exposición nos dará una idea de la ubicación del narrador o del personaje. [consulta: mayo 2005]. Arreola. pero es probable que dentro de 100 años estas fronteras se diluyan y no sean tan perceptibles como ahora. Hace un tiempo. Monterroso y Avilés Fabila)”. dirección URL: <http://cuentoenred. durante un congreso de la revista del IILI.org>. localidad y tiempo histórico.

37 . 24 Lauro Zavala. com/textos/teoría/opinión. la única que me queda es que hay textos más breves que lo habitual. 31. Biblioteca Digital Ciudad Seva. brevedad que. México. el humor. para descifrar el secreto y hacerlo significativo. quizás es lo único que los distingue de otros textos.23 Para ilustrar otra consideración más. el absurdo y los juegos con el lenguaje. ya sea en la relación con otras formas de la escritura (experimentación intergenérica) o al interior de la narración (experimentación intragenérica). viene dada por escogencias temáticas particulares y decisiones estilísticas que requieren poco espacio. 2004. Zavala opina: Se pueden señalar las siguientes características formales del nuevo cuento surgido en los años 80: a) tono lúdico: extrañamiento de lo cotidiano a través del empleo de la fantasía. “La experimentación en el cuento mexicano actual”. la capacidad imaginativa de quien recrea ese estado latente de fabulación dentro del cuerpo fijado por escrito en la hoja. b) brevedad extrema: tendencia a la escritura casi periodística y aforística. p. La longitud. a su vez.ciudadseva. que modifican la manera de leer el mensaje cifrado. Preocupa.htm> [consulta: mayo 2005]. en Paseos por el cuento mexicano contemporáneo. Nueva Imagen. 23 Violeta Rojo. sin duda. por ejemplo. “Minicuentos y textos breves en la literatura venezolana del siglo XX”.24 Las expectativas de la nueva crítica formulan notas muy singulares al respecto. y digo casi porque su intención fundamental es afectar directamente el cerebro de los potenciales consumidores. 30. con una extensión que oscila entre las tres cuartillas y las tres líneas.ya no tengo certezas. dirección URL: <http://www. c) experimentación con los límites y las fronteras genéricas del cuento tradicional. objetivo que pasa casi inadvertido en los textos pre-fabricados o no literarios.

que retoman de un género y otro sin tener en cuenta las reglas. donde se reúne a los más afanados críticos para disertar acerca de la producciones mínimas. y el silencio vuelve. es decir. las expectativas presupuestas se caracterizan por romper con las tendencias. Debido al marcado referente. pide ser un estatuto “común” para considerar la referencia abierta a clases breves de textos incómodos. se arroja contra las rocas. es necesario. que los estudiosos de las dos últimas décadas han formulado para acercar estrategias de comprensión más actualizadas. A pesar de la valoración de las ponencias presentadas a partir del primer Congreso Internacional de Minificción. cuya categoría establece evidentemente la función intertextual para un público alerta. es preciso señalar que la modalidad reconstruye la dirección siguiendo los patrones clásicos del cuento autónomo. De esta característica se sostiene la condición experimental posmoderna. el trato interpersonal sistemático y la fragmentación caótica de las ideas reinantes. y que se nutren de la participación competente y peculiar de cada intérprete. Dadas las formas surgidas a partir de los años 50 y 60. Tose un poco y se aleja. sentido que precede a 38 . por un lado. de cualidades polisémicas. reconstructivas. de más o menos una cuartilla de extensión. Independientemente del ejercicio exclusivo.En breve La mar gime. aclarar que el término que se utiliza aquí apela a ser apertural. más dentro de mí. realizado en México en 1998 (incluso desde dos años antes). dispuesto a pensar con propiedad efectiva. existen ya varios tratados académicos que explican el fenómeno literario de la minificción. hay que señalar que la potencialidad prolifera en el nivel semántico. La oigo cada vez más cerca. provocadoras. de los planteamientos críticos que encuentran en las culturas vertiginosas de nuestros días. y por otro lado. por plantear elementos de identificación discontinuos. con el objeto de establecer un paradigma o poética de la brevedad.

las marcas de construcción que los organizan. concibiendo en ello una escritura que proyecta elementos nuevos al violentar el lenguaje. un sistema estratégico que permita acercar su comprensión receptiva.25 25 Luis Leal. al emitir posteriormente juicios más acordes. donde: Se elimina la distinción que se hacía entre lo erudito y lo popular. es decir. se plantea ante todo una lectura diferente para descubrir la minificción. las conspiraciones que sugieren. N° 3. cuando se recrea el pasado se hace desde una perspectiva irónica. “El cuento mexicano: del posmodernismo a la posmodernidad”. 1991. aunque por la complicidad de su éxito autorreferencial. 32. para reconstruir las indeterminaciones del texto mediante la respuesta individual y participante de cada lector (en esencia. 39 . dando cabida en la misma composición a varios de ellos. ya por sus alusiones a distintos tipos de discursos. Es una invitación a la relectura. Te lo cuento otra vez (la ficción en México). y varios autores. podría decirse que de dicho alcance participa el lector instruido en averiguar entre líneas las relaciones “subversivas” que los intercomunican con los otros géneros.. se carnavaliza o se niega la historia. Para atender. con los otros textos. además de confrontar las opiniones de los especialistas. los valores del individuo y sus alcances o limitantes para descodificar las intenciones de fondo que aprisionan esta clase de textos.] se da énfasis a la crítica del lenguaje y de la ideología.. p. los tonos que enuncian o los niveles que comprenden tales discursos en relación con el contexto de producción. la metaficción y la intertextualidad predominan sobre la ficción tradicional [. se rechazan los géneros puros.la expresión inequívoca y concisa del individuo creador de mundos ficcionales cada vez más ambiguos. los recursos estilísticos. pues también es necesario reconocer sus componentes de integración. por tanto. la idea con que se completa el simbolismo).

“lo único que hace falta para que la naturaleza sea perfecta es que todos nieguen su naturaleza”. [Omar Balderas. los códigos de diseño estético reivindican las filiaciones que gradúan de mediana a mayor la intensidad de expectación la categoría del cuento experimental.” La ranita se entristeció mucho y se fue volando lejos. se inaugura la era de la brevedad. —A la basura —contestó tristemente aquélla—. nos dice. como el caso de la minificción.De dichos síntomas. a continuación. Veamos. edad: siete años] Consideración —¿A qué aspiras ahora? —preguntó una hojita seca de eucalipto a la vieja e inservible aspiradora del conserje. Así. Al impacto. pareciera tratar de poner palabras en la boca del autor. De esta manera se reconoce cómo 40 . cuando menos al polvo y el olvido. de “El dinosaurio” de Monterroso. donde la precisión plurisemántica al conjeturar con base en las indeterminaciones que proponen textos literarios abiertos. con tino poético. un ejemplo sobresaliente de mis talleres de cuento para niños: La ranita voladora Había una vez una ranita que vivía en lo profundo del bosque e imaginaba todos los días que volaba como una mariposa. donde para Juan Villoro “hay una utopía ecológica”. Un día un conejo le dijo “ya deja de hacer eso. cuando en realidad resulta difícil determinar hasta qué punto se sobreinterpretan las omisiones de una obra.

utilizando recursos y técnicas narrativas que le daban esa resurrección necesaria. tanto al ejercitar la creación como la lectura. al proponer modelos de enseñanza literarios. cómo la ficción brevísima enriquece su consistencia al demostrar el punto de vista particular de cada lector. Vale la pena recordar con entusiasmo. conlleva a releer otros trabajos. Aunque el estudio académico de textos brevísimos sea relativamente nuevo. iluminando sinnúmero de comentarios al lograr una parte de su razonamiento. tengo entendido que el “libertexto” (texto de libre interpretación) es aquel que cuenta dentro de sus entrañas con un análisis multi-referencial y variantes de interpretación libresca. a difundir comercialmente su producción. a elaborar taxonomías con cierta libertad para proponer posturas y sostener de manera teórica sus dictámenes. así como responsabilizar errores y apoyar futuras líneas de investigación. a profundizar el análisis crítico y. soñando con la posibilidad de ser más humano cada día. misma que dialoga a la vez con un lector dispuesto a pensar. pues ensaya la argumentación analítica del intérprete.el autor de la saga más breve del mundo juega a negar su condición espiritual bajo la antropomorfización de la escritura paródica. por qué no. aun cuando se discute todavía acerca del posible valor literario que pueda poseer “una sola línea” 41 . Por otro lado. resulta conveniente confesar que reconocer características que inciten a realizar trabajos únicos (enamorados de la literatura). así como también deriva juegos especiales a la imaginación coparticipativa del lector con experimentación libresca. y al motivar sobre todo al estudio riguroso del mismo. aglomerando su condena por mediación intelectual.

42

El árbol en el diván

¡El árbol, Luis, el árbol! Han derribado el gomero. M. L. Bombal.

Básicamente pretenderé realizar una breve revisión acerca de la “comunicación no verbal”, es decir, de cómo los estímulos del entorno condicionan las acciones del personaje femenino, Brígida, del cuento “El árbol”, de la escritora chilena María Luisa Bombal, buscando reconocer algunos de los comportamientos humanos reflejados según la formación del personaje, antes referido, y sobre la indiferencia de su compañero, el cual contribuye, en la obra, a recabar datos acerca del comportamiento de la protagonista, la cual construye su trama comparándose con otro elemento personificado por medio de la narrativa, basado en las profundidades del alma: el árbol. Para pretender un primer acercamiento directamente con el texto, nuestra autora comienza descubriendo un “prejuicio” estrecho, ligado con una pieza de Mozart, de la cual Brígida duda un poco descubrir, para luego sostener un grado de atención por parte del lector. Aquí imaginamos el rostro de la mujer comunicando una actitud dubitativa, interactuando con la conducta inquisitoria y conductista del relato, pues nos informa que, habiendo tomado de

43

niña lecciones de música, ella misma se ha desconectado con ese pasado que le pesa, tiempo después, incluso posteriormente a la separación de Luis, y ahora el reconocimiento abandonado le sugiere caprichosamente otra conducta: de retrasada en rehabilitación. Así lo asume, al principio, sin embargo nos distrae haciéndonos creer que lo cree. Inclusive observa cómo su padre lo afirma aun sin convicción, a expensas de una afirmación más contundente, que consolide lo dicho como una especie de puntilla auto impuesta por la niña: “No comprendo”, recuerda ella. La trasgresión narrativa nos codifica los significados, tratando de hacernos intérpretes de los emblemas que la autora dispone a manera de objetos y motivos. Seis hermanas, por ejemplo, donde ella es la menor. “No voy a luchar más —confirma el padre (¡estúpido apoyo!)—. Es inútil. Déjenla”. Declarándola retrasada, falta de alcances y tonta. Se expresa lo que el lector debe saber, como ardid para incriminar las culpas seleccionadas, dirigiéndolas hacia un punto específico en el pasado. Esta formulación, acentuada en la información descrita sobre la vida familiar, estereotipa las funciones sensitivas para hacernos conservar la diferencia entre la comodidad, respecto de la cercanía de los suyos, y la privacidad interior que percibe de la gente de “allá”, los que no son ella y tienen su vida propia cocinándose a sus anchas, y de lo cual predecimos como la estructura que conforma el aislamiento y la tensión psicológica del cuento, en Brígida. “El puente” que tiende la narrativa directamente con la música, deriva de los estados de ánimo que dominan la vida de la mujer, pues manipulan las señales que producen los otros, probablemente coordinándolos con la indiferencia que percibe evocando el “jardín de sus años juveniles”. Otro de los efectos representados en el cuento reside en la manera como está tratado el clima: la lluvia, el frío, el viento, los sonidos en la ventana, la luna, la cerrazón del cielo, la humedad

44

no podría relacionar esta conducta sofocada y que a la vez busca liberación. obteniendo mejores resultados en su quehacer común y. pues se ha comprobado. la aptitud que armoniza los sentidos del ser humano. allá afuera. que los escenarios naturales han sido relacionados desde entonces con los mensajes afectivos del cuerpo humano. incorporando el silencio como otra manifestación patente de la distancia marital. la presión atmosférica declinando en los sentimientos irritables contra algo indefinido. algo quizá de sí misma. fría. se manifiesta en la postura tiesa de Brígida: rígida. pero correspondiendo siempre a los estímulos aprendidos con anterioridad en la vida social. la falta de motivación personal con un clima adverso. en conexión directa con el pasado al cual se quiere reformar. La voz de Luis. las miradas mutuas. al gomero) se ve violentado por la luz distinta de la vida cotidiana en el exterior. El poderoso sentimiento de escasez moral ha venido a conducir a la intromisión espiritual de Brígida. con ello. “Esa misma noche comía frente a su marido sin levantar la vista. junto al árbol con el que hemos identificado su conducta. incrementada con un reproche. de molestia. bajo fenómenos climáticos adecuados. La indiferencia sexual de su compañero funciona como detonante. contraídos todos los nervios”. por el contrario. “Le sonreía. a la intemperie. algo que actualmente la ciencia puede corroborar. eso sí”. Estaba listo para apagar la llama del contacto físico.filtrándose por las rendijas del fastidio. por medio de los poetas románticos del siglo XIX. los cuales se efectúan inconscientemente o de manera psicomecánica. frígida. condiciones similares que se desatan luego dentro del matrimonio. Sabemos. pues éste es capaz de apartarse del conflicto que le 45 . sin señalar la sincronía del habla con los movimientos corporales. desorientada. cuando su espacio (reconocido éste por el cuarto de vestir con su ventana a la calle. Asimismo. decreciendo poco a poco.

sin remedio. muy joven para rehacer su vida a los diecinueve años. a un descubrimiento que escurre húmedo por entre los dedos cristalinos del gomero. a “humo del crepúsculo”. Ahí estaba la identificación de la nostalgia. Nunca habría estado de ello. dice exaltada. comparable a la desnudez del alma. en medio del estruendo que derriba al árbol. simbolizando agresivamente que ya no hay nada por hacer. grandiosas pero vulnerables. frotándonos en los ojos su reacción. Para nosotros. “Es mentira”. el divorcio. aunque joven. silencioso. ya sin hijos. con el viento. llevando y trayendo las miserias mediante las olas del fracaso emocional y espiritual de forma ingenua. al fin al descubiertas.representan los demás. pero lo identifica a tiempo. Su corazón se siente defraudado. que huele a pudrición. la interacción de la vida cotidiana comparada con las hojas del calendario durante un año. El hombre canoso. como una especie de espejo interior aflorando constantemente. Su hombre. con la pérdida del diván psicoanalista que representaba el árbol para ella. le preparan para lo que ha de venir: el otoño. “Ya nadie ni nada podría herirla. y de sobrepasar las vicisitudes representadas por las losas de la calle. 46 . cayendo de golpe como hojas de árbol en otoño. Su mundo de estados emocionales permanecería ahora fundido. “El árbol gemía por las noches”. el descubrir despavorida una fachada íntima en franca decadencia. Brígida. Su grado de alivio ligado al lenguaje fisiológico. Puede que la verdadera felicidad esté en la convicción de que se ha perdido irremediablemente la felicidad”. Su comportamiento al desnudo dentro del cuarto de vestir y frente a las ramas del árbol que rasguñan el vidrio. sin entusiasmo y sin ira. mediante la fortaleza de sus raíces internas. más segura.

47 .

48 .

Carencia y búsqueda: un laberinto de voces Lo que he llamado la búsqueda. de interés crítico. Lejos de proporcionar resultados irrebatibles presentaré. la original voz del ensayo. considerada por Paz para presentar al mundo su libro de ensayos como una silenciosa denuncia. no obstante. cualquier sujeto puede ser capaz de señalarnos. para ensayar convenientemente sobre temas de interés social y. es la tentativa por resolver este conflicto que la suspicacia preserva. Paz Tenemos que cuando la realidad interesa al hombre lo compromete a actuar y a dirigir sus actos con correcta reflexión. esto es. a coexistir en un momento social e histórico dado en el tiempo con otros actores semejantes. Esta circunstancia pretende proyectar el pensamiento dándole carácter universal. O. según sus capacidades y limitantes. para inmiscuirnos de la misma manera respecto de la problematización que ha meditado concienzudamente. Una de estas posibilidades argumentativas resulta de efectuar el discurso en prosa. desde su perspectiva juiciosa y participante. la justificación del presente trabajo para referir sobre la razón primera (carencia). relacionado de modo directo con los asideros existenciales del mexicano a mediados del 49 . por supuesto. intenta asimismo dilucidar sobre el sentido que.

ejemplifica la idea confusa de la parte por el todo. pues la soledad que le compenetra 26 Octavio Paz. el cual puede ser diseccionado por razón del estudio de sus segmentos. FCE. Itinerario. reserva. autoexplorando en sí mismo el modelo implementado por Samuel Ramos en su. Frente a la responsabilidad individual que Paz ostenta por medio de la publicación de la obra Laberinto de la soledad. ya considerado por la época. disfraz originado en la vergüenza y el descuido. por qué no. Perfil del hombre y la cultura en México. Sin embargo. México. quien utiliza una mezcla de inconformismo escéptico cultural para desentrañar los problemas filosóficos que le atañe analizar. puesto que a Paz se le “aparece” el mexicano como un todo policromo. oprimido por sus propios fantasmas seculares. quiero decir. esto es. su ruptura. la carencia e introspección de sí mismo. por Paz. 50 . indaga el asunto adoptando una postura existencialista que le sensibiliza una visión estética del mundo contemporáneo. asunto que le confeccionó. sino por personas libres en medios geográficos distintos. “de unos cuantos rasgos característicos”26. a decir del mismo Paz. según puntualiza con la cantidad de adjetivos y sustantivos (descuido. melancolía). p. Característica psicológica que lo identificaría más tarde al trasladar dicho desabrigo interior a un territorio externo. ¿de qué llega a carecer el hombre? Paz relaciona la búsqueda con la insuficiencia de valores. 29.siglo XX y. como lo es el texto ensayístico. pues el concepto antropológico difiere objetando la equivalencia a sólo tipos físicos. del hombre contemporáneo. como postula el existencialismo sartreano. un poderoso sentimiento de escasez moral. 1998. capaces de realizar sus propios objetivos a voluntad. El empleo del término “raza”. la profunda deliberación espiritual por identificar con rigurosa madurez la situación del ser. discernimiento que deriva en la circunstancia paciana a modo general. de la impotencia a realizarse como tal ante los demás. que surgen de la insatisfacción emocional del individuo. no por esencia. representados éstos por complejos de inferioridad.

Ese todos al que tiende a “encender” le provoca un “sentimiento de soledad”. Pero. por supuesto. Por eso se esconde en un laberinto de voces pasadas y planeadas a futuro en un presente de soledades románticas. exclusivamente. esperando que la luz calientita de la realidad sea gozosa. ante el mundo cruel y despiadado que nos observa desdeñosamente desde el oculto exterior de nuestra propia vigilia. de aislamiento universal y. “Todos nuestros gestos tienden a ocultar esa llaga. por no revelar nuestros secretos al adversario. de la tierra y del pensamiento. 2002. como un bulto que a todos estorba hacia la escapatoria que viene de todas partes. ruptura social. Busca refugio ahí. luego nos desarmamos y “abrimos” nuestras debilidades. sin salir jamás de la confusión donde se halla.. FCE. como si esa búsqueda enigmática de lo inacabable lo atormentara sin remordimiento y pretendiera explotarle desde dentro del saco de la vida. 51 . simultáneamente con la lectura embrollada. siempre lista a encenderse y arder bajo el sol de la mirada ajena”27. en la voz del vacío interno. lugar prohibido a la nostalgia. reside en ejercitar la autodefensa. “íntimas y colectivas”. de suficientes motivos que lo afiancen ante el cosmos. ya que el ganador obtiene la muerte como premio sobrenatural. Esta idea se sujeta a la imagen del minotauro moderno (como pretexto para dar su respuesta). siempre fresca. de actitudes contrarias en constante reconciliación? 27 Octavio Paz. Postdata. México. y a la que presume regresar un día. en el reflejo de la muerte. un perfecto hijo de la. redimir un equilibrio prenatal que descargue la gravedad del mutismo contra las rocas de la resignación? ¿Es su significado una violenta tentativa para mejorar su rol más permanente. Así el juego espiral al que nos invita Paz.aparece en la nada. en la protección del vientre materno. Vuelta a el laberinto de la soledad. El laberinto de la soledad.. ¿acaso se prescinde de algo. de tipificación respecto del hombre determinado al que somete a su búsqueda incansable: el mexicano. 70. p.

E. como tantas otras. Aquí nos detenemos para trascender una abstracción. F. una ausencia indirecta del viejo dilema filosófico quiénes somos y a dónde vamos? ¿La opresora conciencia de que se es por instinto terminará. temores de su propia condición privativa. Postdata y Vuelta a el laberinto de la soledad.¿No acabará siendo esta disertación. recrea. como Paz. 29 Octavio Paz. 90..30 Esto a raíz de que un día una 28 Octavio Paz. que enuncia su discurso con base en sus experiencias y fundamentos sobre el mundo. 72. Ibidem. preguntas-intenciones a modo de proximidadesrespuestas. para condicionar al inconsciente y preverle satisfacción. entonces. cara a cara.C. 52 . para redimir la complejidad a través del lenguaje que se niega. p. del mexicano ambiguo? ¿No es esto mismo una coartada para distinguirnos del resto de extraños. por eso se ensaya. la relación texto-emisor que designa un nivel interpersonal. 2da reimpresión. De alguna manera concuerdo con la siguiente cita paciana: “Es revelador que nuestra intimidad jamás aflore de manera natural”.29 Entraña seducción. 91. específicamente el lector con quien se delimita primero. Son pensamientos frustrados. cuando seamos capaces de transgredir nuestras posturas eruditas más allá del ingenio verbal del ciudadano común.28 “la soledad que se devora a sí misma”. Sí. p. no terminantes. 2002. “La vida es la máscara dolorosa de la muerte”. Una cuestión de mera subjetividad. y así generar compromisos sobre el origen de la funcionalidad del aislamiento afectivo de determinada sociedad de individuos. opacos. 30 Ibidem. pero también dispone del libre uso de las normas morales. México. sino que definen. que somos todo el tiempo? La perspectiva abierta del sujeto. El laberinto de la soledad. p. sin palabras. su “mecanismo de defensa” a fin de generar consideraciones reflexivas en el otro que somos los demás. y “resucitar de la historia”.

Aspecto a guardarse que le protege los moldes anímicos de su personalidad. significado en el cuerpo abierto de la mujer. la cosa que se requiere para llenar el vacío de las incógnitas. es la llegada.31 pues esta duplicidad y búsqueda valida la soledad infinita a la que pasa a ser. 1994.] Uno no podría existir sin el otro”. por tanto. 36. entonces. pues al varón le condiciona “el refugio —cósmico— de los desamparados”. como pretexto para alcanzar la naturaleza que les es instintiva. de “creación y reflexión [.32 El conflicto nos contiene a los demás. Paz concibe aquí una poética conciliación de contrarios. cuya “búsqueda incluye a sus lectores”. FCE.. La privación popular de que se inhibe reconoce la agudeza por ingeniárselas y hallar. la vuelta a la vida. 2004. cómo era que los hombres escritores se descubren mejor que las mujeres por medio de sus obras. se derrama. de alguna manera. Obras completas. refiere sin duda a las respuestas mediadas que recrean meditaciones sociales y culturales por parte del género antes citado. 53 . p. México. Praxis-uabcs. a manera de movimiento continuo. La voz respetable del placer intrapsíquico. debido a un carácter independiente respecto de las demostraciones externas. conciliación con los orígenes. Ensayística de Octavio Paz. una máscara griega para cubrir la vida psíquica y los impulsos mediáticos al puente emocional.. como una unidad indivisible en armonía universal. tránsito por el cual unos se filtran y permanecen cambiando.amiga me explicaba. México. por responsabilidad histórica. p. al vertedero de teorías más grande del hombre. 32 Dante Salgado. Es un cordón umbilical que lo nutre con la transparencia dimensionada. 88-89. la creatividad en el mar de la razón. 31 Octavio Paz.

54 .

sostiene un ambiente aparentemente solitario. las ideas. va a crear todo lo desconocido y a dividir lo increíble en cosas. Paz Es verdad que en el momento mismo que el hombre se distingue de la naturaleza al tener conciencia de sí. a hablar con él. y que de por sus acciones y. O. reproducción y muerte de cada ser humano. adquiere simbolismos y sentimientos definitivamente característicos sólo en él. no obstante siente la realidad. como el amor. el pasado y la conciencia misma de la realidad. pues cuando nace lo hace desconectado de la realidad. instintos primitivos y estímulos a priori. Es fácil suponer que este periodo se puede comparar con el nacimiento. a reproducir 55 . Pero esto no es todo. sobre todo. distinto al de los adultos encerrados en la conciencia colectiva.La realidad como estímulo Quise penetrar en mí mismo y desenterrar a ese desconocido. del mundo exterior con el que sus instintos lo predisponen para sobrevivir. como es la desconfianza. la imaginación y la temporalidad. en verdades y en conceptos. desarrollo. todo a partir de la depurada “magia” con que “algo superior” lo dotó de sentidos. de sus pensamientos. También nace propenso biológicamente al lenguaje. se adhiere significativamente a ella.

a través del conocimiento. ese estado del individuo en que todo le cuestiona. 56 . en ese aspecto. del adolescente. Paz expresa esta crítica dilucidando la inventiva juiciosa como “excusa para acercarse a los otros”. al denunciar con pena la “institucionalización” de la revolución mexicana. Inconforme. por condenación. debido a que éste se hallaba inmerso en una decadencia cultural y en un desprestigio histórico. reflejado en una manera extrema del ser desconfiado de sus propios temores: el pachuco. la más importante de este siglo” en América hispana.33 al ciudadano común. vendría a aparecérsele en la escritura. dentro de su familia. por así decirlo. en un cambio político y social a mediados del siglo XX. para lo cual enmaraña su tela de juicios e indaga los procesos intelectuales que requiere para satisfacer su inquietud.los males de la sociedad y de la época. aportando nuevos métodos de investigación y análisis. todo le llama la atención. sino equivalente a él mismo. a crear un otro que no le sea tan complicado. por ejemplo. por lo que atenta con ello. ya para buscar comprensión. dedica su esfuerzo intelectual al reproducir el interés para reanimar o reactivar el juicio diario con esta “pieza ensayística. 61. resaltando la condición existencial extraviada del mexicano. en la postura. Dada su experiencia personal acerca de los conflictos de identidad. Tras la preocupación por un México mejor en el mundo aparece el mexicano Octavio Paz pronunciándose a favor de enaltecer la figura de su país. p. Gran parte de las tendencias izquierdistas que se agudizaron en Paz. ya para trascender su naturaleza sobre sus predecesores. según comparo. como clave para reconocer y presentar al público en general su concepción y metodología frente a la realidad del mexicano contemporáneo. a apartar su filiación íntima con el grupo cultural donde se halla. dirige el tema general. El 33 Dante Slagado. del libro El laberinto de la soledad. Idem.

Paz disfraza la palabra fijándola por escrito con un tiempo exterior. digamos. puesto que ésta aniquila los valores de la sociedad donde a ambos les ha tocado vivir. Se anuncia con una obra (Laberinto de la soledad) un ritual culto que no le atañe a ningún 57 . antecedente reflexivo con el que me permito asegurar que Octavio Paz cuenta para principiar un alegato atemporal con nuestra condición individualcolectiva. y de “razón vital” para vencer la apatía que produce el simple dualismo idea (el mundo regido sólo por la concepción imaginaria de éste) y realismo (donde la materia existe fuera de la mente que la designa). en el concierto de las naciones. En ese intento por conectar de alguna forma la preocupación vivencial del mexicano y sus raíces. para así pretender una vida con quehacer productivo. en contraposición con la apatía. Estos razonamientos. lenguaje y proyección estética.ejercicio de dar salida a esta clase de “congojas” particulares. sin embargo le sirve para romper la estructura del hombre occidental. denuncian situaciones. sino que ayudó a instalar el carácter de un tipo específico de ser humano: el mexicano. sino significativo. en el acto de ejercitar nuestro ánimo. Aquí viene a utilizar el yo profundo para buscar establecer un equilibrio emocional entre el pensamiento y la condición histórica a la que pertenece. su concepto de “vitalidad pura”. pues le impone una ligazón de caracteres meramente externos que le condicionan su inspiración. Paz deliberadamente elabora unos ensayos por el mismo “amor intelectual” que conmovió a Ortega y Gasset. para fundir. excusas y tendencias colectivas en serie. tanto del mexicano como del hispanoamericano que busca interpretar su destino en el universo de causas. pues. pudo aplicarlo no sólo al demostrar el interés por su patria. la responsabilidad del hombre bajo las circunstancias que le han tocado vivir. El español propone. De ahí que la idea del tiempo sea una invención popular sin uso práctico. No podría desatender la postura de Ortega y Gasset respecto del “yo y mis circunstancias”. Éste no le pertenece.

Producto de la circunstancia y del deseo de identificar lo que nos es por libre albedrío. Somos todo. Es el mundo interior en poder de las palabras. Sólo para cerrar este ejercicio diré que la seducción que produce al individuo “la imaginación y el pensamiento”. Trasciende el principio. Es decir. el pensamiento. puesto que son hermanos del mismo dolor. Qué decir de la historicidad. desemboca en una profunda tendencia al desempeño de actitudes. sino que es un reflejo mental extendido en los recuerdos de otras realidades. En realidad nada pudiéramos constatar. Deja entonces de ser destino para traducirse en “finalidad problematizadora”. sin poseer el estado de conciencia con el que buscamos todos los hombres esa liberación de la nostalgia. para escindir una participación que contiene todos los tiempos. donde se es sólo la parte humana imposible de engañar. en realidad como estímulo reflexivo dentro del quehacer ensayístico contemporáneo. Es claro. esto es. sino en los cambios modernos de la humanidad. se inscribe en un periodo preciso de creación (la publicación de la obra en 1950). a la vez. metáfora de lo que no se aprehende. sensaciones u olores del mundo que nos rodea. delimitado por las imágenes. Coincide con la eternidad. según Paz. y de los estímulos percibidos no sólo en la sangre. 58 . crear las realidades. del uso constante de la evocación y las circunstancias que ha producido la evolución cada vez más compleja del propio presente.instante y que. en armonía directa con los otros (la realidad y la naturaleza). También es claro. La tentativa impone aquí un incestuoso equilibrio: todo y nada.

59 .

60 .

que resulta de ensayar con el subdesarrollo intelectual de las masas trabajadoras. entre la cucaracha (animal) y el individuo común (humano) en su hábitat dentro de la sociedad. Ya Tito Monterroso y otros raros especímenes de laboratorio. ¿De qué adolece la intuición del insecto rastrero progresista? ¿Acaso escapar del insecticida racial-fronterizo que lo mantiene temeroso en las coladeras de la mediocridad y de la inmundicia? Este monstruo inasible es la ignorancia. puesto que éstas sustentan las estructuras monetarias de sus administraciones (aunque sean arbitrarias). conocedores de la belleza reflexiva que produce el arte de las palabras. Ahora quiero hacer una comparación receptiva al respecto. para actualizar mi postura y presentar estas ideas. han pretendido reanimar este acentuado carácter de animismo ascético. la pérdida de identidad que 61 .La cucaracha “saprófita” (que se alimenta de los desperdicios de la sociedad y la cultura) La Cucaracha soñadora Era una vez una Cucaracha llamada Gregorio Samsa que soñaba que era una Cucaracha llamada Franz Kafka que soñaba que era un escritor que escribía acerca de un empleado llamado Gregorio Samsa que soñaba que era una Cucaracha. frente a la alienación de los límites de perplejidad que es capaz de soportar el cerebro humano en modelos de rendimiento que pulverizan su personalidad.

¿Hacia dónde va el libre albedrío intelectual en nuestros tiempos? A ninguna y a todas partes (pésimo quijotismo). como diría Cortázar. No olvidemos tampoco cómo un astrólogo francés ya predijo. pues la juventud soñadora es sinónimo de atrevimiento. al rezago de las masas populares. si los peces en su cauce han sido diseñados (bajo un programa educativo siniestro) para no asimilar las estrategias del cambio (aunadas a las ideas. en los bichos. pero es rescatable. donde los desplantes de inoperabilidad bajo el sobaco de la vida cotidiana. Si no. aunque le faltó señalar las estrategias gubernamentales con que la cochambre secular alimenta la inestabilidad de la cadena alimenticia (depredador-depredado. 62 . que resultan tan purgantes para el “caótico orden” imperante? ¿Cuántas cucarachas siguieron al insecto enmascarado a aquella ensangrentada sierra.es uno mismo en sus acciones. otras ocasiones a la ignorante censura de algunos organismos administrativos (ni modo). ¿quién se atreve a “cambiar” el curso del río. una creencia imaginaria sobre un Paraíso terrenal. antes de pensar dejar atrás al máximo líder y guía espiritual de la era posmoderna que es la televisión? Es decir. ni a prever siquiera el resultado de tales inquietudes. al desuso de las capacidades cerebrales. hace unos cinco siglos. donde las producciones de pasividad en serie se vuelven compromisos platónicos de la pantalla grande. claro). “al basural donde están amontonadas las explicaciones”. ¿A dónde más…? A cultivar el ocio de las minorías que se ejercitan también en la escritura. la motivación se halla hoy en día en fase terminal. Va a las aulas de clases algunas veces. Esta aparentemente inútil analogía sólo produce. aprehendida burdamente a través de conceptos salpicados de humanismo masoquista. deifican retraídos spot consumistas de eficaces sistemas anti revoluciones. aunque la mayoría de ellas no sea tomada en cuenta por los alumnos. el aniquilamiento del hombre por seguir impulsos de reproducción.

pues son los motivadores del insomnio popular. El sueño es visto aquí en sentido figurativo. Una vez más los ya tristemente famosos escatólogos de la Internet jaquean los instructivos para dar cuerda a los relojes occidentales. y no desde la categoría biológica que explica los mecanismos orgánicos que la naturaleza ha desarrollado para regular el rendimiento corporal de los seres vivos. el mundo corre a pasos vertiginosos hacia un oscurantismo de valores absorbidos por empresas trasnacionales del destape. aun sabiendo las necesidades vertiginosas que la misma requiere. mientras el trabajador ordinario sueña mundos posibles. para luego sobrevivir a la individualidad extracorpórea de la potencia en sí. De este modo el alma de la cucaracha se 63 . aunque éste presienta su propia condición degradada por la suciedad que lo inmola. viable para El señor de los relojes cortarle sin piedad las “antenitas de vinil” al empleado nocturno que aceita los engranes del “motor inmóvil” (ese microcosmos del movimiento introspectivo). tan desesperanzada de asideros filosóficos y existenciales en ese aparente sistema de signos laberínticos que se interpretan a conveniencia. parodiando el confuso retorno al mítico origen por el cordón umbilical de la meta-literatura. negando su propia esencia (vida-realidad-materia) para medio vivir en un concepto abstracto. como un impulso electromagnético (bit) sin derecho a trasnochar (o peor. esto es. pues. Así es como en jornadas maratónicas se recaban fondos lingüísticos en los congresos mundiales para franquicias televisivas. Y allá afuera. No resulta. a la imaginación suspicaz que sirva de metamorfosis para la juventud contemporánea. en la manera humana de desear algo desde lo más profundo del alma. los cuales llegan con dos horas de retraso y en modelos para armar. Aquí las posibilidades narrativas sondean las utopías propias del lenguaje. a despertar).capitalismo-tercermundismo). como inyectores de motivación neocultural para ejercitar el juicio de las mayorías con unas cuantas metáforas publicitarias.

según los ídolos instantáneos creados por la mercadotecnia de referencia vigente. puesto que su material de trabajo reside en la aproximación al texto. La muestra de esta visión urbana es. de igual manera. fieles desde el fondo de su corazón. esta llamada de atención es específicamente para el nuevo crítico de arte literario. sino lo que la casualidad me venda. vertiendo sobre él toda su carga ideológica y experiencia estética. como lo es una necesidad fisiológica (soñar que sueña que se es soñado). lo cual autodesbarata su catarsis creativa. 64 . ya que de ella depende su mera capacidad de supervivencia. Sabemos que en la eclosión de la historia occidental el tiempo fluye de manera directa. No lo que yo-individuo necesito. como ya se afirmó antes.convierte en potencia posible. comprometida históricamente al aparato económico sustentable. Sin embargo. su cultura general. como apunte dirigido contra la aberrante decrepitud de los resentidos sociales que se escudan en la inventiva del arte. no debemos empobrecer el sentido de la explicación ni nuestras aproximaciones al concretizar usando sólo el método hermenéutico para su estudio. conforme a la ley de la oferta y la demanda. expresada a través de otros tantos relatos ultrabreves. por tanto. Así las cosas. es decir. mediante la reiteración de situaciones intranquilas en un espacio cerrado e íntimo. con la absurda afinidad escritural de una Cucaracha soñadora que padece insomnios seculares gracias a la cultura light. su expectativa del mundo. como en una cadena consecutiva de paradigmas teóricos. para poder dar así una referencia con respecto al devenir histórico y de sí mismo. podemos comprender mejor si permitimos la fusión de varios horizontes. Aunque. como si fuera un nuevo desafío inmunológico del exterior hacia el interior de sí mismo. Sin embargo. en las letras específicamente. algunos escatólogos de la Internet justifican sus caprichosas formas de vida colectiva-primitiva. tercos en revolver el sentimiento en un laberinto cíclico-espiral y retrógrado.

puesto que un narrador 65 . a voluntad y semejanza. La fluidez vertiginosa es la sangre fría del texto (sin puntos o comas). donde el autor juega a propósito al lanzarnos los dados trucados a su antojo estilístico.Por eso se da un desprendimiento inconsciente de las dimensiones físicas que se traduce en los cambios fluidos de escenarios en el alma (el primer personaje. Todo contenido a la vez en la unicidad animal de un sujeto dormido. Por otra parte. pues siempre se ha comparado el acto creativo con la idea mística (esotérica) de la forma omnipotente creadora que gobierna. Sería bastante arriesgado afirmar un ateísmo del autor basándose en un enfoque aplicado directamente al texto. suspendido. la Cucaracha. la sucesión de relaciones que se autodestruirán si no se evocan con el ejercicio recordatorio al despertar. un filtro espiral que produce angustia propia del estado latente. que a su vez se desdobla negando al otro que a su vez.). es decir. sin momento para la pausa oxigenada de la respiración.. inventa. del sueño. cambia.. ordena. tenemos la relación ambivalente Dios/ escritor (artista). recreando situaciones casi idénticas que reflejan los poderes invisibles del rendimiento humano. Entrelazar los espacios crea un caos interior en la voz omnipresente del narrador que forma una dependencia estética dentro del orden lógico y la ambigüedad realidad-ficción. es la columna que sostiene el ritmo estructural. como nuestro aporte adolescente al viejo mundo: insectos generacionales inmunes a las críticas convencionales de la narratología. la cual se va alejando de las apariencias del mundo sensorial en una continuidad espacial. muy en el fondo. Se presenta así una extensión breve. y que distinguimos con una música acelerada al leerlo en voz alta. como un tic involuntario de tipo radical que liga un reconocimiento fraternal con el soñado. se desdobla a otro duplicado inmaterial mediante un lazo emocional común [deseo reprimido]. una relación que genera beneficios idílicos con Morfeo. etcétera. o sea. pues propone una lectura infinita.

Escritor = significación extra verbal: comunión Dios/ artista (ironía inestable). sino que se visualiza como un asqueroso insecto.genial puede engañar a los lectores. y todo por el supuesto placer de concebir tranquilidad espiritual por instantes breves. revelación). Empleado G. = desánimo. la siguiente correlación semántica: Cucaracha igual a ser vivo (primer juicio de belleza). estatus social. concibiendo una anarquía emocional a partir de la reconstrucción de sus lecturas favoritas. Gregorio Samsa = personificación de la voz interior (libertad). a la manera psicológica de 66 . y asociarlo a la fe. esto no implica ser incrédulo del todo. no así el ideal superior y la satisfacción del deseo introspectivo. vida cotidiana (sacrificio). Sueño: tópico (búsqueda. Cucaracha (¿final?) = mundo inauténtico (conflicto). de dudas carroñeras que nadie revela. paradójicas al mismo tiempo. a esa esotérica creencia proveedora de equilibrio. pues la ansiedad por alcanzar acciones positivas en esta búsqueda relativa de la verdad —emoción e instinto— pareciera ser sólo el fruto del ensueño que rechaza los valores literarios de millones de pobres cucarachas morales. Esta correlación semántica empieza cuando el primer juicio de belleza sugiere que el protagonista no se acepta a sí mismo. de imaginación obsesiva. asimismo. Kafka = otro yo (fantasía/delirio). S. a la actitud consecuente del hombre. pero perfectas para engañar a la razón. No obstante. Cucaracha F. la necesidad intrínseca del ser humano por creer en “algo” superior a su simple condición de organismo del azar le motiva un desamparo que lo lleva a semejarse con el Creador. Para lo cual presento.

a un libro con características propias. Lo cual es una característica de la narrativa minificcional posmoderna. ser empleado). no sin sobresaltos psicosomáticos. Y a través de dicho tópico en el viaje se manifiesta la búsqueda ansiada: el deseo reprimido se revela en el duplicado inmaterial. personificando su existencia real (dentro del texto) con nombre humano (Gregorio Samsa) y con acciones humanas (escribir. de imitar las grandes obras y. La sugerencia de la presunta cucaracha final no sólo es hacia una posibilidad de repetición infinita. de un estado a otro. para buscarse y poder comprender al aparato que lo conserva ehdiciones idóneas. el cual anhela algo y alguien que no es. exenta de raíces trascendentales. por tanto. cuya “insatisfacción” le 67 . o del sistema situacional que le debe horas extras. superarlas. Así dialoga con él. sino una epifanía de reflexión hacia las lecturas extras que requiere el lector. a uno de sus autores favoritos. Monterroso remite al lector a una información anterior. el estatus social y la pesadumbre de la vida cotidiana de un empleado común dentro del sistema industrial. La idea de soñar que se es un autor famoso pareciera residir en el ego de cada escritor. quien durante la fantasía busca inconscientemente a ese otro yo.La metamorfosis. de un mundo (real) a otro (sueño: posibilidad de exilio y aceptación prenatal). aquí encontramos el conflicto del que duerme. soñar. puesto que éste almacena del mundo real (inauténtico para la cucaracha) el desánimo. parodiando sus circunstancias en el país de los sueños (actividad cerebral que revela el nudo del conflicto y su condición asociada a la vida real). es decir. llamando desde la libertad de la voz interior (subconsciente) al reprimido humano que le mora en el interior. El individuo deambula. de forma involuntaria. por qué no. lo reinterpreta y lo resignifica. En este caso. más resignado a trabajar que preocupado por su condición de cosa. de Kafka. otra vez la persistencia auxilia al autor.

pero a la vez retroalimentación en estilo moderno. alude. Su testimonio. a los otros. dice algo de lo humano en el espejo satírico de los animales: los humaniza mientras al hombre lo bestializa. a pesar de emular al género. porque deliberadamente deforma las fábulas tradicionales. la dinámica y la velocidad del mundo efectivo. La condición fantástica del discurso apunta a un detonante común: al pequeño desafío del protagonista para evadir inconscientemente su responsabilidad histórica y sus circunstancias socioculturales. alejamiento temporal indeterminado sobre un suceso ocurrido en condiciones distintas. 68 . Monterroso se anticipa al lector de biblioteca.es relativa. gobiernos. las recombina con originalidad. denota un principio fabuloso. del hombre sometido al estrés del industrialismo. incluso espiritual. páginas y siglos. como en la antigüedad. todavía más. este mayor alejamiento interpersonal. al solapar siglos de sacrificios y de conflictos contra el aparato llamado progreso. añora volver a lo primordial para contar la historia común de la humanidad. aquí. Y a esta última etapa el sujeto llega cansado de transitar por la abstracción de diversos planos astrales. de la misma manera tenemos que el “Era una vez”. la eficacia de las ciencias aplicadas. y con él a los emblemas de las sociedades en sus defectos y divisiones de tipo. Refleja. vicios. a los individuos (deshumanizados) que se alimentan de los desperdicios de la sociedad y la cultura. pues. incluso el “Hace muchos siglos”. específicamente. La cucaracha (héroe = protagonista = personajes ayudantes que son él mismo). al parecer. cabe aclarar. Pues bien. escribía). Como crítico incorregible. como estatus. en pasado (soñaba. como cuando se pasa a no ser. Esto es parte de lo que agrega el autor para combatir con la literatura y contra sí mismo. aparece bestializando la condición humana mediante el sueño. mediatizados a través de los brevísimos momentos que le duran cada uno de los sueños — no permanente. las comunicaciones instantáneas alrededor del globo y.

hay quienes. interpretado. No obstante. cual cronopios. Finalmente. mismas que guiaron las contingencias del descubrimiento a nuevas rutas dialógicas para la investigación literaria durante el siglo XX. toda aproximación es llevada y traída con las carabelas del Renacimiento. como un grito silencioso que es escuchado sólo al ser leído y. Pero. por razón de ese gastado tópico escritural freudiano del sueño. representa una especie en peligro de extinción. sobretodo. Igual sabemos que el argumento. se comunican “espeleológicamente” para buscar el hilo negro en el caldo original del enigma vida-texto. como producto creado de la sensiblería sublime. ¿acaso no es este mismo texto una idea soñada que desaparecerá despertando de escribir? 69 . mediante la desnudez cardiaca de las técnicas estilísticas.

70 .

pues así dan características propias a las formas de reconocimiento social y de aceptación sobre determinados pensamientos individuales o de masa. el cual se pretenderá revisar en el presente trabajo (en el ámbito regional. según el grado de valor que se le dé). comprendido éste por delimitación geográfica. El adjetivo “simple”. prácticas. expresiones y acepciones que puede llegar a tener una palabra entre los hablantes de determinado grupo social. y quiere conservarlos a bocanadas. Aunque sabemos que el uso de la voz proviene como reflejo del carácter despreocupado de la vida de antaño. selecciona e identifica a un grupo específico del mexicano del noroeste: el sudcaliforniano. condiciona su inserción participante según las costumbres. y su respectiva decodificación intencionada. o sinónimos. manías.Una “simple” expresión identitaria Para Bárbara Abaroa. entre otros: lo que es habitual u ordinario. Cabría detenerse aquí para presentar algunos de los significados geolingüísticos. en este caso. creencias y valores de sentido que los individuos le determinan en el acto de comunicación personal. porque presiente que los pasos se esfuman. establece 71 . tradicionalmente más comunes. mientras retiene el humo del cigarro que le he obsequiado para que no se vaya La mayoría de los vicios.

señala con frecuencia al imprudente. como puede compararse con los signos no intencionados o de sentido. con diferente propiedad. mediante la convención lingüística aceptada. de ridiculez. añora la remembranza de nuestros padres y abuelos. de las costumbres y del hecho histórico mismo. como dije antes. El valor fonético de “simple” toma fuerza interpersonal cuando impone la aceptación dirigida por el emisor-hablante. lejos de ir perdiendo su estimulación como tal en la medida del factor vulgar. pues el acto verbal comienza en el seno de la familia y se define en las diversas áreas de interacción dentro de la comunidad.también a una persona corta de juicio. llenas siempre de intenciones semánticas. las cuales. La simpleza. sigue produciendo emociones de euforia. mucho de lo cual contiene un grado más convencional. Un atisbo ambiguo sirve para darle trabajo gratuito a muchos sujetos que se visten de metáforas auditivas como ésta. de acuerdo con las mezcolanzas idiomáticas que determinan y enriquecen el grado de motivación popular. requerida por el receptor-decodificador del mensaje. suele emplearse como exclamación de asombro. por motivos de espacio comunitario. Sin embargo. recuerdos colectivos que modifican la significación de las ideas. gestos poco frecuentes y reacciones diversas. su práctica constante continúa comprobando la densidad de población y las diferentes extensiones. en virtud del sonido y del sentido particular de cada palabra. impone nuevos registros y nuevos alcances de reconocimiento que los identifica con los diversos campos sociales donde se desenvuelve. puesto que manifiesta su incorrección de comportamiento o de falta moral. como se pretende esbozar aquí. o bien puede que enuncie una vida sencilla. ya sea de manera espontánea (utilizando los gestos expresivos y el tono adecuado) refiere admiración e incluso desaprobación. pues los modismos con que la juventud actual la comprende. Asimismo. condicionan actitudes. misma que al final del día serán sólo conjeturas compuestas 72 .

ya que el interlocutor se sale del discurso ordinario o de los actos típicos de conducta “lógica”. por ejemplo. en ocasiones suele ser mordaz conforme se utilice. Porque la verdad yace en varios siglos extintos de conflictos que jamás podrán ser desenterrados. ¿Cómo podríamos explicar. a la fuerza. pues la complejidad de nuestro propio ser se ilumina en la condición de pertenencia con el resto del vocabulario. de cuyas variantes dialectales resultan determinadas expresiones que manifiestan no sólo particularidad. pasando por entre ramas espesas de espinas ponzoñosas debajo de las cañadas del desamparo. la condición de “simpleza” en que vivían —mejor dicho sobrevivían— los antiguos californios en esta desolada gleba peninsular. pues los elementos. para así descifrar la carga emotiva que se le ha dispuesto. califica inconstancia. El sentido de afinidad cultural dispuesto en este vocablo puede variar de forma y significado. motivados para designar al sujeto con el significado figurativo de tal expresión. entonces. a juicio misionero? La respuesta simplemente no existe. deberá revelar tolerancia en su relación de parentesco con el primero. Tenemos. Otras no tanto. otras palabras que nos convencen. sino personalización y analogía étnica con armonía vocálica. No obstante la actualidad proclama su derecho. a quien va dirigida la enunciación. han cambiado mucho. hechos históricos y la lengua misma. hombre y mujer se hayan conscientes de su condición de realidad histórica. aun cuando por aculturación entendemos la implicación sugestiva e imposición de una cultura sobre otra. Aquí otras construcciones de reconocimiento y algunos límites definitorios.por horizontes de perspectivas estéticas. para lo cual el oyente. desde el punto de vista de la renovación de las reglas. y no perder los elementos originales de conexión que le han sido traspasados. de su origen homogéneo y emblemático. distingue a su vez una forma displicente de atrevimiento. por supuesto. si no buscaran refugio en el silbido olvidado del viento. la que juega un papel de descomposición morfológica: 73 .

El extranjero. que la condición natural de las palabras está cediendo notablemente ante • • • • 74 . ¡Cuando nació este chamaco no le dieron plon. pero debemos tener en cuenta. nos damos cuenta que la inserción de nuevos vocablos no han dejado de influir en los nuevos territorios conquistados. el otro se identifica y responde. por eso nació sin-plón! Aún con la influencia del carácter del hablante. en el tono de confusión del fuereño. artísticas o sociales. generalmente frente al otro. y con figura de dominación política e inclusión territorial. Con ella se busca amortizar por un lado el calor.. esa imagen recurrente del provincialismo que resulta atractivo reconocer. y en el caso particular de la vaguedad del significado que cada quien le suministra. Todos alguna vez llegamos a cometer “simpladas” en la vida cotidiana. Eres muy simplicio. o ya sea como noción de apropiación sudpeninsular sobre los diversos significados. Puede manifestarse como tal en un episodio cómico. Es un hecho que el poderoso sentimiento de aislamiento cultural ha devenido por siglos los esfuerzos y ha moldeado costumbres. ni más ni menos. qué simple! Ya andas de simple.. nada más por salirse de los márgenes o patrones de dirección implícita. dándole ambigüedad. llegar a lo chusco. asociado al sentido. cuya característica refiere un buen contenido de asimilación definitoria. con su arraigo generacional. redefine la formación del constructo cultural reivindicado el despectivo local — actualmente en desuso—.¡Méh. pues trasciende los momentos de interacción y contribuye a presentar un autoescrutinio relevante de lo “extraño”. y suplir la resequedad que produce visiones en la aridez de la historia peninsular. tonterías sanas de las cuales tomamos el lado positivo para denotar argumentos de valor contextual.

esto de forma muy reciente y muy personal. que influyen en la creación de empleos y en un importante flujo migratorio de población. así también con gran auge turístico y una intensa construcción de infraestructura hotelera.la apertura de los discursos masificados. desencajando con ello la planificación urbana y el crecimiento demográfico en la zona. como sucede en todos los casos. a la facilidad tecnológica de las exploraciones cibernéticas y a la descentralización del poder económico. la que deberá organizarse todavía más. esto es. no en vano Sudcalifornia cuenta con la mayor empresa exportadora de sal en el mundo. la destrucción y regeneración de estas nuevas “personalizaciones” sirven de autoprotección para una entidad. 75 . aunque de manera desordenada. pues de las nuevas apreciaciones del lenguaje. respecto del alma de sus habitantes. ya que estará revalidando otras expresiones escritas u orales. dentro de la era de las telecomunicaciones y avances tecnológicos. concentrándose éste en núcleos precisos al sur del estado en los últimos años. La lingüística tiene entonces aún más trabajo por realizar.

76 .

Página web al final. es decir. lo contextualiza y lo aprehende mediante la recepción personal.La metáfora del “umbral” en la región frontera norte34 La narrativa fronteriza ha sido analizada con argumentos de literatura fronteriza. donde por medio de interlocutores “de papel”. algunos especialistas sueltan la pluma para dialogar sobre el tema MéxicoE. Mi ejemplo para ensayar este juicio desde la metáfora del “umbral” es el cuento “Ramonetti lechuguero” de Óscar Hernández Valenzuela. es pertinente señalar que el texto aparece en 34 Todas las citas pertencen al cuento “Ramonetti lechuguero”. el autor recrea un mundo intersubjetivo mediante imágenes de él. Antes que nada. que es lo valioso del arte. su cosmovisión y su experiencia vía conceptos. la adecuación del lenguaje se legitima durante el conocimiento antropológico (el hombre de clase baja). mismo que selecciona palabras intencionalmente para hacer un discurso sobre sus consideraciones del mundo. 77 . Le da nombre a lo innominado. quien presenta la abstracción de un ser humano en especial: el autor.U. de la época. En este sentido. del escritor tijuanense Óscar Hernández Valenzuela.

de esa otra cultura. pese a ser una nación de inmigrantes. políticas. borracho.. nadie. jugador de cartas de lotería. “pobre muchacho”—.. del ser no deseable. Ramón. del “terco en volver”. Dada su inestable situación (es decir. amargado. y aquí me permito compararlo. sin su “casita con discos. tiene que trasladarse cada semana a Brawley a trabajar en los campos. lingüísticas. cuadros colgados y publicaciones honrosas”. con la figura del “mojado”. es el personaje que representa el todo (lo universal por lo particular). sociales. Quizá no como el indocumentado pero sí. alias “Ramonetti”. a quien la crisis del “cambio social. es un típico sujeto mexicano: “chaparro. del “jornalero mexicano”.primera. peón. cosechando lechuga. para actuar por un tiempo limitado. Y mientras eso sucede en la realidad (recordemos que el arte intuye y se nos adelanta). Ramonetti es un ser que deambula entre las Californias míticas. y que ahora reclama su herencia mediante 78 . taquero-hombre águila y heredero de los vencidos”. los altos índices de pobreza en este lado). dolarucos arrugados”. libros. están acudiendo a mecanismos para controlar el flujo de personas. mientras lo enfrenta con las diferencias económicas.. segunda y tercera personas. cacarizo.. el autor nos va mostrando parte de esa cultura nómada. del “indio come tunas” (frase utilizada siempre de forma despectiva) que ha sido despojado arbitrariamente de sus raíces siglos atrás. Su ingreso regular al territorio estadounidense preocupa al gobierno anglosajón. quienes lejos de sentirse orgullosos de recibir gente. mediante un soliloquio tanto en presente como en futuro —un futuro incierto. de ese otro ritmo de vida. a otra “cultura”. por así decirlo. al pueblo. etcétera. con el fin de aniquilar la voluntad y las propias ilusiones. la Alta y la Baja. a través de una crítica entre pesimista y realista en términos trágicos: “Ya no respetan nada. el marxismo y el compromiso intelectual” del Tercer Mundo le lleva a tratar de buscar el bienestar económico a otro país. constituyendo una percepción mental de la vida fronteriza actual.

Así. quien siempre vive mejor que el que está del otro lado. como si ser ilegal. las diferencias que se suceden en ambos lados crean nuevos elementos multiculturales frente a la supervivencia individual y. refuerza esa dualidad de la vida fronteriza. Peor aún. La utopía está plagada de desolación y tristeza. me refiero a la diferenciación en cuanto a la organización urbana y vida social. en sus relaciones políticas y en su intercambio intercultural. cuyas vejaciones. fuera un delito y una garantía para ser degradados como seres humanos. y esta presión psicológica que impone el vecino incómodo está deshumanizando la frontera. dicha presión representa esas identidades emergentes que surgen de compararse con el otro. es decir. lo compara con la de un criminal. por parte de las diversas clases sociales. una manifestación artística reflejo de las situaciones de la frontera. el servicio médico. adquieren el grado de indiferencia por parte de las autoridades mexicanas: “Se sufre mucho acá”. Buscando la vida atraviesan un umbral que es antesala de la muerte.la invasión llamada “hormiga”. sino de transmigrantes centroamericanos. La posesión de la tierra de trabajo simboliza el fenómeno migratorio. “Cuando el mojado haga huelga / de no volver otra vez / quién va a tapiar la cebolla. asaltos y abusos recibidos durante el trayecto hacia la frontera norte. Asimismo. Entonces. no sólo mexicanos. La “esperanza en el horizonte” ensombrece la dignidad y el valor de la vida humana en el umbral del sacrificio. Donde la legitimidad por trabajar. el ser fronterizo se vale de uno y otro modelo para construir su propia 79 . las garantías individuales. la imagen que el exceso de significados le ha bombardeado. a su vez. como si dicha condición pudiera también prohibirle los Derechos Humanos. reflejan la condición de una gran mayoría de inmigrantes. dice un corrido. y por ende pobre. / lechuga y el betabel / el limón y la toronja / se echarán todas a perder / Estos salones de baile / todos los van a cerrar / porque si se va el mojado / quién va a venir a bailar”. el vecino.

por cierto. pero sí quizá el más indignante. en términos estratégicos. sin embargo. que desvía la atención en la frontera sur y que. Además. Lo mismo sucede en el texto. más allá del tiempo y del espacio. una verdad absoluta renace en el “muro de la vergüenza”. recordemos que en un choque de culturas. ya que éste incorpora fenómenos jamás 80 . fortaleciendo la vigilancia e induciéndolos a cruzar por zonas que los llevan irremediablemente a una muerte casi segura. pues evocan emociones profundas. Asunto. las mismas ilusiones para quienes el caos encausa una vida infructuosa. porque se sienten amenazados y buscan autoprotegerse del otro. a final de cuentas predomina la más fuerte. Y en este sentido. Así. la cultura mexicana es más fuerte que la estadounidense. la metáfora del umbral adquiere nuevos significados. Sin embargo. por lo cual los gobiernos tendrán que intervenir con cuidado. cuando “los agentes de migración le decomisan la lechuga”. Aunque no es el único caso del mundo. Y se previenen. personales. absorbiendo a la otra. del peligro que representa el vecino (cuyo desarrollo mal organizado representa un problema para resguardar la seguridad y la estabilidad de su espacio). lo que desalienta el paso a “la tierra prometida”. aunque la mano de obra (barata) que sustente el sector primario de su economía sea la que proporciona el emigrante. reduciendo oportunidades a los empleados. pasando así de frontera gentil a frontera binacional. el cual garantiza su lamentable trascendencia a través de la historia de las relaciones fronterizas. endureciendo las leyes en contra del inmigrante. para definir un proyecto que asegure la armonía en las relaciones bilaterales. por supuesto. cuando no hay violencia de por medio en este fenómeno. relativas. las diferencias étnicas y geográficas aparecen simbolizando su desconfianza en el cierre de la frontera. haciendo a un lado las pasiones. A partir de esta vergonzosa situación entre ambos países. en lugar de evitar esto último.identidad. los mismos complejos por una vida mejor. experimenta las mismas diferencias.

acciones que manifiestan que un vecino es más poderoso que el otro. del cuento en cuestión. equipo electrónico para monitorear la frontera común. acerca de la seguridad interna de una nación (“defensora de los Derechos Humanos”. cabe aclarar). como son: actos masivos de deportación. o dios de las fronteras. cuya representación se da con una cabeza de doble rostro. entre algo y nada”. Vemos en Ramonetti a un ser flexible. recurriendo al modelo económico. El sueño de oportunidades viene envuelto en la idea de progreso. militarización. La semántica del umbral aquí condensa la parte fea de la situación. aviones no tripulados. emplazándola por la carga semántica del miedo. el personaje “necesita” trasladarse de forma física (pero no mentalmente. Encontramos 81 . espionaje cínico y desmedido. Toda una labor de convencimiento para crear un clima de temor contra el visitante. que le agobia. quien a su vez no cuenta con los recursos para desarrollar una cultura (ya no digamos una fuerza) de prevención a gran escala y ayudar a sus conciudadanos. de recursos materiales y capacidad de adquisición entre vecinos. en fin: violencia psicológica. como una imagen de unidad: lo uno que representa lo múltiple. que mira hacia atrás y hacia delante al mismo tiempo. dice Nietzsche. el uso de videos y cámaras de visión nocturna.. y la metáfora del viaje le permite estar olvidando una carga oscura. mediante reinterpretar el mundo de comprensiones. Y cito a Federico Campbell: “Entre realidad y deseo. “a falta de algo mejor”. la parte por el todo.. es decir. reducción de empleos y oportunidades. a un ser que vive bajo la custodia del dios romano de las puertas y del “umbral”: Jano. agentes. percibe aquí una poética de interacción sociocultural. reducción de personal y de periodos de permanencia. también descubrimos la idea del derecho al trabajo y su vinculación con la confrontación de valores. pues su razón de ser es la familia) a la región más viable para sus intereses particulares. bardas.antes vistos en la historia de la humanidad. de alguna manera. problemas para solicitar visa y para solicitar la ciudadanía. El autor.

costumbres del mismo país del que procede Ramón. Existe del mismo modo un interés y un reto por traspasar la frontera. Entienden muy a pecho el concepto de frontera amenazada. como cuando se va a trabajar cada lunes al lado fronterizo.también un pensamiento sobre tolerancia. Afloran en el personaje sus debilidades humanas y sus valores. No se menciona en el texto cómo es la vida en Brawley. su posición en esta red de fenómenos cotidianos. pues unos defienden sus intereses y su frontera. que refuerza la idea de diferencia entre unos y otros. los agentes de migración actúan como una malla espiritual. a falta de políticas más agresivas. que fortalecen la constitución de los individuos que en ella habitan. El sentido formula la motivación de la “incertidumbre”. lingüístico y cultural con que se relaciona con sus semejantes. En el soliloquio de Ramonetti aparece su visión más íntima de la simbología fronteriza. y la acción de quitarle las lechugas es contundente. los que se ríen como él y en quienes se reconoce. pero sí el carácter local de la ciudad fronteriza de Mexicali. lo cual preenjuicia la naturaleza de la auto concienciación individual por la colectiva. 82 . En el cuento. residencia y resistencia. y el cómo la marginalidad que produce el estatus económico (“te acuerdas de cuando querías ser un «intelectual comprometido con el cambio social»” le permite intentar los acercamientos con el otro a través del contacto. frente al mundo exterior. “el fin justifica los hechos”. del colectivo cultural. aunque los vínculos fraternales tengan su propia territorialidad y sus disputas internas. frente a la comunidad que lo responsabiliza de un distanciamiento a corto plazo con el centro del país. la individualidad y la percepción del mundo para quien es del lado mexicano. dice la gente. Puesto que “el miedo no anda en burro”. de disputa interior por autodefinirse. local. como todo buen hermano. No dejan salir nada ni pasar nada. a través del parentesco étnico. con otros Ramonetti.

como suelen ser todos los escritos cuando no se leen a conciencia. De pasión. Aunque. “como cuando el país quedó a merced de la inteligencia”. su sangre: de identidad en potencia. ante la otra vivienda. de curiosidad literaria. otras normas morales y otras leyes. callada. de demarcación social.aunque éste se dé de manera casi involuntaria. una crisis de pertenencia. en el año del destape”). a conveniencia y. de “desdén”. más fuerte. Aún cuando la problemática tocante a la trasgresión de una frontera sea un dilema todavía más amplio. de duda: el dolor se amplía. de tránsito. en cuanto a situaciones y problemas fronterizos. y. otra educación. otros valores. de desencanto. De esta forma vemos cómo cada semana cambia de identidad. pero es que en Ramonetti hay un conflicto permanente: la desesperación. También un sentimiento de reproche y desolación. por qué no. en potencia. una bomba de tiempo que contiene una sola parte de la degradación de la cultura mexicana. también estoy seguro. cambia su rol de interacción con el otro. de compromiso por plantear 83 . latente. ante otra infraestructura. carnal”) pues transformará. recalca. Y no es que sea pesimista. su casita. a mí el texto me representa una denuncia social. de construcciones al servicio de la revelación identitaria. debido a los desajustes que enfrenta su propia nación. (“entre más dinero tienes más pronto te consumes. quiero decir. “si el norte fuera el sur / sería la misma porquería”. de orfandad. Pero recapitular los accidentes del pasado le convierte en un ser calculador. Y en el autor una mentalidad de especulación. de preocupación. otros íconos y modos de comunicación. con el ambiente de pizcador de lechuga. de búsqueda. al contrario. seguramente. otros problemas y otras incertidumbres sobre el futuro (“estará listo para trabajar el lunes. Como un caracol que lleva a todos lados su caparazón. pasiva. en un ser específico respecto de los animales irracionales. adoptará momentáneamente y resignificará su comportamiento y su movilidad ante los otros (“bola de vividores”). En el mito del eterno retorno al origen deviene el sentimiento de soledad.

pluralismo y heterogeneidad de realidades. en presente y pensando una redención en el lenguaje.. un clima. no niega ni olvida su pasado. sin conocer del todo las circunstancias que median (políticas. y se interioriza para inspeccionarse a profundidad. aunque por pertenecer ambos a sociedades cercanas comparten un ambiente. con permanente movimiento. el autor explora sus límites. para liberarse musicalmente de la necesidad de producir al gran hombre.. respiran un mismo aire. un territorio que a fin de cuentas les es común. porque le duele algo. De aquí que se compare y vea que el vecino vive mejor. sobre esa obsesión que el ser humano anhela: “la pérdida del mito”. “Ellos son lo que el otro no es”. distintas dimensiones. etcétera) entre ambos países. Es una obra producto no sólo de la interpretación del autor. sino que refleja su concepción individual-humana del mundo. El ser fronterizo reconoce. por tanto. Con la escritura. pisan una misma tierra. porque su tipo físico le delata (le codifica) un origen mexicanísimo. para así saber algo más de su mundo y de sus dramas. Es un narcótico para olvidar en general lo bueno y lo malo. Pues bien. porque sus sueños de una vida estable han pasado a formar parte de la desolación del presente. 84 . quizá ese vacío colectivo. de la envidia. de la desolación de lo real.un ángulo personal acerca de este conflicto con el otro: el vecino. hacia atrás. económicas. un nombre específico y una frontera que le es natural. a futuro. un contexto social e histórico. sus alcances y sus fines (“sonríe palpándose el cheque en la bolsa de la camisa”). de una singularidad ubicada espacialmente en una zona donde convergen distintos intereses. una tradición bien arraigada. el texto al que he estado haciendo referencia es la representación (ficticia) de un espacio y una sociedad.

85 .

86 .

87 . yo me levanté nostálgico. la sociedad. en relación seguida con la experiencia. y da sus primeros pasos dentro del material inmediato: su entorno. idiosincrasia. Para definir más o menos las posibilidades que enfrenta el autor de la obra literaria —cual fuese— debemos tener en cuenta la cantidad de elementos visuales. de religión. pero la hojarasca murmuró un “te quiero”.Literatura y sociedad La mañana en que las hojas del ciruelo marchitaron. inspirado por los dioses (según la postura de la Antigüedad). morales. es decir. pertenece a estos cambios que en su desarrollo histórico él mismo ha creado. en las cuales interactúa para plasmar con ello sus conocimientos y consideraciones sociales e ideológicas. Él sólo guardó silencio. El punto en cuestión es cómo quien escribe y empieza por conocerse a sí mismo. miré al cielo y le pregunté a Dios por mi sonrisa en la vida. El hombre en sí. Observa para conocerlo mediante los sentidos. el artista creador de mundos suprasensibles. cultura. tangibles e intangibles. posturas filosóficas. de heterogeneidad según las poblaciones que ha conformado alrededor del globo terráqueo. de escritura. y pretende elaborar una correlación de acuerdo con las formas. El Escritor es como un antropólogo social que empieza por utilizar el simple método de la observación (o método de campo). en que éste se desenvuelve.

participando también en los sucesos cotidianos; analiza los pequeños grupos humanos a su alcance: la familia, la colonia, la ciudad, puesto que desea y debe conocer las diversas manifestaciones del hombre, con el fin de obtener una primera fuente de su trabajo. De alguna manera, hoy en día las formas narrativas han estructurado sus discursos sobre los hombres, pueblos o leyendas; mediante los relatos, todo se relata. El hombre constantemente se ve representado por figuras representativas de sí mismo, como historias variadas de su juicio, de su propia manera de interpretar un hecho particular o universal. Es pintor por instinto. Entre tanto la creación artística es causa de un actor que mezcla su técnica, su naturaleza humana y su carga emotiva de la cual procede. Trata, no obstante, de rivalizar con la perfección de la madre naturaleza para justificar de alguna manera su imitación. Justificar una realidad social como la de Latinoamérica, sirve para “pintar” el ámbito americano, como la naturaleza o la libertad política. Se dirá que la función legítima del nuevo oficio (literario) asumió los propósitos de la voz moralista con tal de educar. La miseria no sólo representa lo que “anda mal en esta vida”, sino un alma que adivina que “los asuntos del estómago tampoco andan bien”. No obstante, el literato es también un pintor social, agudo consigo mismo a veces, que se autorretrata detallando las sombras y las luces que produce su adusta fisonomía, difumina los contornos de su propia silueta, da retoques parcos al perfil de su espíritu, con el pincel especial de su corazón y los colores del barrio; resalta mediante la técnica del agua la revolución del raciocinio, la corrupción del bajorrelieve público y el grabado de la comunidad indígena, usando los contrastes grises de la pérdida de identidad, muchas veces como reflejo de una geografía comprometida directamente con la tierra y los tonos minerales de la función social. Las novelas ofrecen un “proceso de total cirugía plástica”, advierte, Fernando Alegría, a un individuo que vive en todas partes,

88

recolectando los matices de los que él mismo está compuesto, literalmente. Por supuesto “la sociedad que es suya está con él”. Ciertamente los filósofos acusan la integración de la cultura de consumo; es decir, hablan que la catarsis de los jóvenes autores se halla inmersa en los discursos globalizados, de modelos comerciales que despojan a las mayorías de opiniones personales y de análisis científicos o artísticos. Estos trabajos, reducidos al “valor de uso” o “de cambio”, según el capitalismo moderno basado en el consumismo, parten de una mera imagen con figuras de nuestra experiencia, como si sólo fueran fórmulas para la vida, y no tratan de explicar el asunto de la realidad individual. Aquí, cabe señalar, el artista forma parte de la experiencia cotidiana, la cual es su objeto de creación. Su propia reacción frente al estímulo (entorno) constituye una visión subjetiva ante la estructura social, para así poder entender sus componentes y relaciones. Habrá que distanciarse considerablemente partiendo del supuesto, donde el sujeto-creador retoma de la realidad su propia experiencia para aprehender al objeto desde la intuición. El hombre es, particularmente, un ser “inserto en una maraña de significaciones que él mismo ha tejido” —en palabras del antropólogo C. Geertz—, que el artista irá interpretando a medida que avanza en el estudio de los conocimientos expresivos que tiene el código del habla. La propuesta seguida por Chomsky, de que el ser humano nace predispuesto biológicamente para adquirir el lenguaje, adquiere un valor importante en el producto que desempeña el escritor, como tendencia a representar rasgos de comportamiento y de conducta dentro de una comunidad. Estas representaciones mentales aparecen en las frases que el hablante-escritor vaya produciendo, como un conjunto de reglas fijas interiorizadas. Recursos estilísticos, como las metáforas, son fórmulas dentro de la literatura que pretenden evadir el estado de vigilia —aunque la antiliteratura se aparta de los recursos aceptándolos—, como negación de la actividad central del cerebro: es una forma inasible que produce imágenes en la base

89

de nuestra conciencia (inteligible) volviéndose un lenguaje figurado (sensible). Lukacs, por su parte, define las cuestiones del literato (artista) como un reflejo de esta realidad —realidad que para Platón no es importante, sino las ideas—, pero distinta a la cotidiana, dicho con base en la experiencia estética, donde hay contradicciones del mundo propio, del contexto y sus contrastes. La más deficiente e ilusoria búsqueda de valores predisponen al individuo a transgredir su temporalidad, e introduce en la novela esta problemática del pensamiento inferior del héroe y su no-posibilidad de esperanza: de no-valor. Sin embargo, la literatura hoy en día sigue siendo un hábito restringido (caso excepcional: Cuba). Desgraciadamente, los medios de comunicación masiva han producido un efecto negativo; han divulgado intereses políticos, degradado valores, y han hecho un folclor urbano mediante formas consagradas de ideas imperialistas, obviamente, extrañas a las culturas autóctonas, que ejercen eventualmente una difusión “anormal” frente a públicos inermes y consumistas de discursos preestablecidos. Esto es parte del problema medular de América Latina: el subdesarrollo. El problema de las influencias impide un desarrollo erudito dentro de los países dominados por el régimen mundial, donde el programa es formar públicos masificados, manipulados por la modernidad sonora, mímica, psíquica, etcétera, latente en una realidad americana en franca decadencia. Es, la confusión de valores una manera preconcebida de subliteratura, hecha y ejecutada según son los acontecimientos que retrasan la creación literaria, que produce una debilidad aún más marcada y penetrante dentro de la copia vil de la moda de otros países (europeos, hindúes, orientales, árabes, rusos, etcétera). Malas condiciones como éstas producen, por lo tanto, malos resultados en el plano de las tendencias, lo cual expresa sus propias carencias.

90

91 . que se establece así en el pensamiento rutilante y autónomo de los individuos creadores. lo cual explica la ausencia de resistencia a las formas propias de autenticidad. y su material de inspiración. la sociedad. para que descubramos no sólo su función sino también sus posibilidades de indagación. pretende ser una copia subjetiva de la realidad. El escritor. y pretende dar a conocer su postura al mundo exterior. sin trascender interiormente. la cual pretende engendrar valores cuantitativos con las propensiones colectivas de la “visión del mundo”. como material literario. la realidad sociocultural.En consecuencia. finalmente. se ve enredado en la telaraña filosófica del ser o no ser.

Librería médica. Nueva Época. otoño 2005. en Literatura y Revolución. 29MENTON. Enrique (comp. Ediciones B. Psicología médica. FCE.. núm.). mexicano: del posmodernismo a la posmodernidad”. FCE. Barcelona. 174-184. Salomón.40. Cuentos apátridas. México. Universidad Autónoma de Tlaxcala-INBACentro de Ciencias del Lenguaje.referencias Bibliografías ALEGRÍA . SALGADO. pp. varios autores. núm. en Luvina. Publicaciones Cruz O. FCE. PAZ. “Apuntes sobre la traducción poética”. 1991. El cuento hispanoameriocano [antología]. P. México. Alexis. 92 . NOUSS. México. 30-42. Fernando. México. 1974. México. compilador. México. Dante. Luis. 7-12. Te lo cuento otra vez (la ficción en México). LEAL. Vuelta a el laberinto de la ———— Itinerario. Paquete: Cuento. Universidad de Guadalajara. 2004. Pp. 1990. 1997. SILVA-SANTIESTEBAN. “Retrato y autorretrato: la novela hispanoamericana frente a la sociedad”. México. 1999. BAIDA NAZIF. PAVÓN. Octavio. ¿Qué sé? La modernidad. 2002. 1976. El laberinto de la soledad. Alfedro. México. 1998. HÉRIZ. 2. FCE. Ensayística de Octavio Paz. FCE. 3. La ficción en México. “El cuento 44. pp. soledad. ———— Obras completas. 1968. Ricardo. 1994. México. 2ª reimpresión. núm. Postdata. Editorial Praxis-UABCS. México. Seymour.

Digital Ciudad Seva.tlulaval.htm > [consulta: mayo de 2005].htm> [consulta: octubre de 2005]. “Minicuentos y textos breves en la literatura venezolana del siglo opinión. org>.com/textos/teoría/ WALLERSTEIN. en “El minicuento y sus misterios”. Immanuel.com/textos/teoría/opinión. XX”. “Globalization or The Age of Transition? A Longedu/1999papers. fractalidad. edu/2001papers.ciudadseva. Term View of the Trajectory of the World-System” <http://fbc. < http://www. 93 . diversidad. Beatriz. complicidad. [Consulta: mayo 2005]. [Consulta: mayo 2005].ca/cuentos/lzmini.binghamton.ciudadseva. <http:// www. ROJO. Nº1. virtualidad”. ———— “Los intelectuales en una época de transición” <http://fbc.htm>. ———— “Seis problemas para la minificción.htm>. <http://www.Páginas web ESPEJO. Biblioteca [Consulta: mayo 2005]. Violeta. <www. fugacidad. ZAVALA. un género del tercer milenio: brevedad.http://cuentoenred.htm>. Biblioteca Digital Ciudad Seva. “El cuento ultracorto: hacia un canon literario”.binghamton. [consulta: mayo 2005]. Lauro.

ÍNDICE Literatura y globalización Un recuerdo olvidado: “El prisionero”. de Augusto Roa Bastos El cuento brevísimo: la oveja negra de la familia cuentística El árbol en el diván Carencia y búsqueda: un laberinto de voces La realidad como estímulo La cucaracha “saprófita” (que se alimenta de los desperdicios de la sociedad y la cultura Una “simple” expresión identitaria La metáfora del “umbral” en la región frontera norte Literatura y sociedad Referencias 9 19 27 43 49 55 61 71 77 87 92 94 .

95 .

96 .