qwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyui opasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfgh jklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvb “Educación y Justicia Social en ArgentinaParcial Domiciliario” nmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwer Política y Administración de la Educación

tyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopas dfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzx cvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmq wertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuio pasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghj klzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbn mqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwerty uiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdf ghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxc vbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrty uiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdf ghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxc
3 de Junio de 2013 Profesor: SergioTrippano Alumna: Agustina Victoria Borré

Agustina Victoria Borré

Parcial Domiciliario Política y Administración de la Educación

2013

POLITICA Y ADMINISTRACION DE LA EDUCACION PARCIAL DOMICILIARIO-

1.-Usted debe realizar una presentación a sus colegas de la institución educativa donde trabaja de los tres primeros capítulos del texto de Juan Carlos Tedesco. Deberá: 1.1-Escribir un guión de presentación de la exposición de 30 minutos donde señale las principales ideas y su análisis personal (1 punto) El presente análisis de los tres primeros capítulos de Educación y Justicia Social en América Latina se orienta a hacer un repaso del rol que tuvo la educación como factor político en el desarrollo de ciertos estados y como esta condición determinó el lugar de la educación y de la vocación por el conocimiento. A su vez, planteo un análisis que como verán se encuentra atravesado por distintos actores sociales, culturales, políticos y económicos desde que existe una suerte de idiosincrasia nacional. Tales actores aparecen retratados en videos o en letras del cancionero popular que son el registro de la historia. En primera instancia hablamos de tres modelos de gestión educativa que se corresponden con tres momentos diferentes de la historia. Un primer momento que se ubica al calor de la formación de estados nacionales que precisan de un ciudadano cuya construcción identitaria se corresponda con el ideario de este país. Por otra parte, aquel que vino a poblar nuestra tierra tiene que poder hablar nuestra lengua, manejar nuestro código. Un segundo momento, se da cuando los estados nacionales (todos ellos teniendo un correlato con los demás estados modernos) experimentan su primera crisis y es por eso que se ven obligados a desarrollar su propia solución: el estado de bienestar. Un último momento, es la explosión y la crisis que origina el modelo neoliberal iniciado en el marco de la última dictadura y desarrollado a través de ciertas políticas de los años 90’. Un aspecto interesante tiene que ver con la elección del primer video y su correspondiente título que corresponde a la canción “Nuestro Amo Juega al Esclavo”i. Tiene que ver con que me parece que ambas expresiones cierran las transformaciones que marcaron al estado a lo largo de historia, y por lo tanto también marcaron la historia de la educación. Por un lado el video deja al descubierto el drama del trauma social que originó la violencia de la dictadura entendiendo que supuso e implicó el arrebato de la identidad. Por otro lado, la letra de la canción inmortaliza al igual que tantas otras expresiones del rock el rechazo a las prácticas del sistema dominante por el enorme dolor que las mismas provocan, ya que siempre suponen mejores condiciones para una clase en detrimento de otra.
2

Agustina Victoria Borré

Parcial Domiciliario Política y Administración de la Educación

2013

Ahora bien, el primer modelo se corresponde con formación de los estados nacionales y por ello la educación tiene una función homegeneizadora tendiente a incluir e integrar a la sociedad toda. A lo largo de este primer modelo se impulsa el sistema educativo tradicional que “[articula]…la estructura del sistema por niveles […] su organización institucional […] el papel de los actores del proceso pedagógico […] la definición de los contenidos […] de la estructura curricular y las modalidades de acción pedagógica.”ii Por otra parte, las estrategias dispuestas para llevar a cabo este papel consistieron en que la escuela se encargara de la distribución social de valores y conocimientos para que se constituyera el dominio de códigos culturales básicos y la adhesión a la identidad nacional: había que cubrir el déficit de civilización. Para ello el estado se encargó de la universalización de la de escuela primaria y de alentar la educación secundaria y universitaria. Y es que el pensamiento a lo largo de este modelo estuvo basado en la lógica positivista que identificaba a la sociedad como un organismo que debía estar en equilibrio: es decir, cada parte debía cumplir su función y no otra. Alguno de los conflictos y enormes deudas que dejó este sistema tienen que ver con que “…los excluidos de la escuela, los que fracasaban en el aprendizaje por no adaptarse a las metodologías de la enseñanza o a los umbrales básicos exigidos para el desempeño escolar, no tuvieron voz y probablemente percibieron es fracaso como natural y legítimo porque estaba asociado a una figura y a una institución con un alto grado de legitimidad.”iii En un segundo momento de la historia educativa de nuestro país las visiones sobre el espíritu creador de identidad por parte del se modificaron al entenderse que dar un poder semejante a la educación, cuando menos podía ser peligro si se toman en cuenta las dos guerras mundiales que coronaron desde comienzos de siglo XX. Por otra parte, fue preciso reveer la función de la educación en tanto que la crisis económica del 29’ demando replantear el esquema económico a nivel mundial. Es así que Argentina, hizo en cambió en el esquema original de su economía y empezó por reemplazar la exportación de materias primas por la producción de bienes facturados. Para esto se efectuó un importante proceso de industrialización en el país y se garantizaron numerosos derechos sociales (orientados entre otras cosas a un mejor vivir de la población y al fortalecimiento del consumo interno. Tal fue el despegue industrial que tuvo nuestro país que terminó de organizarse y constituirse la masa obrera que Juan Domingo Perón había sabido detectar tiempo antes al calor del 17 de octubre (video). El sujeto entonces, es ahora un recurso humano con derechos que hace grande a este país; en este sentido la educación aparece aún en sus formas más tradicionales sólo que ahora se encuentra fuertemente regulada por el estado. En el marco del estado de bienestar aparecen dos nuevos actores que son los organismos internacionales creados a partir de la posguerra y los planificadores de la educación. Este último cumplía un rol fundamental en tanto que se asociaba a las proyecciones de demanda de mano de obra. Sin embargo, también llegó la crisis del estado de bienestar y la escuela no se caracterizó por generar el acceso al conocimiento. El proyecto de planificadores de la educación fracasó por el enorme desconocimiento que primaba de fondo y fue preciso impulsar nuevas formas.

3

Agustina Victoria Borré

Parcial Domiciliario Política y Administración de la Educación

2013

En virtud del enorme desprestigio generado por el fracaso del estado de bienestar comienza a desarrollarse en Argentina un estado profundamente neoliberal que plantea volver al estado desregulador, que se maneja con la lógica de la competitividad. Paralelamente, el estado Argentino asume deudas y privatiza sectores con el fin de llevar al cabo el vaciamiento al servicio de la voluntad de las corporaciones. Es importante destacar que este proceso no fue improvisado. Comienza con el desarrollo de sistemáticas dictaduras en toda la geografía latinoamericana en los años 70’ con desapariciones, muerte, crisis económica y pérdida de la identidad; y culmina su desarrollo en los 90’ con políticas económicas aún más agresivas y un sistemático vaciamiento de contenido. Eso apunta a mostrar el último video.

1.2-acompañe a dicha presentación con cuadros o esquemas conceptuales para ser utilizados como Power Point en su presentación (1 Punto) (Ver Presentación – Educación y Justicia Social) 2.- Formule al menos seis preguntas significativas; una por capítulo del texto de Juan Carlos Tedesco (capítulos IV,V, VI, VII, VIII, IX) al texto referenciado. Dichas preguntas deben permitir problematizar, criticar, complejizar el análisis del citado texto. (1 punto) 1. Capítulo IV: “¿En qué sentido las ‘condiciones de educabilidad’ dependen de la solidaridad voluntaria de los distintos actores de la sociedad? 2. Capítulo V: “Imagine que el ser humano llegó a su fin como plantea Fukuyama ¿Cómo imagina que sería el humano fabricado? ¿Considera que sería capaz de pensar la necesidad de que exista la educación como la conocemos? ¿Por qué? ¿Por qué no?” 3. Capítulo VI: “¿Cómo influyen los adultos significativos en la construcción de la primera infancia? Tome en cuenta el rol de la familia, la escuela (docentes, alumnos, directivos, etc.), y el estado.” 4. Capítulo VII: “¿Cómo construye esta sociedad al opuesto del ‘maestro artesano’?” 5. Capítulo VIII: “¿En qué sentido es diferente el ciudadano moldeado a la forma de la competencia técnica de aquel que es formado por aprendizajes socialmente significativos’’? 6. Capítulo IX: “¿A qué se refiere Bauman cuando sugiere que ‘en la cultura de este nuevo capitalismo ya no echamos raíces sino anclas’’? ¿Cómo se vincula esta idea a la necesidad de política pública sobre tecnologías de la información y la educación?” 3.-Seleccione dos de las preguntas de las formuladas y escriba la respuesta que considere pertinente en donde quede reflejada su opinión. (1 punto)
4

Agustina Victoria Borré

Parcial Domiciliario Política y Administración de la Educación

2013

1. Capítulo VI: “¿Cómo influyen los adultos significativos en la construcción de la primera infancia? Tome en cuenta el rol de la familia, la escuela (docentes, alumnos, directivos, etc.), y el estado.” Tedesco plantea que se rompe con el determinismo social en la edad temprana cuando se “…produce la formación básica del capital cognitivo y emocional de las personas”iv. Es en la edad temprana que se forman vicios y anomias que atentan contra todo tipo de solidaridad social. Lo que es peor, en ciertos estratos sociales se naturaliza y afianza la idea de desigualdad; así ciertos sectores forman parte esos márgenes de pobreza que son muy difíciles de romper: la desigualdad es una condición más de la realidad. En este sentido, existen adultos significativos que cumplen determinados roles en la formación del niño en la edad temprana. Entre ellos se puede mencionar a las instituciones educativas y a todos sus componentes, a la familia y a la sociedad toda emanada en el estado y las instituciones que de él dependen. Es interesante observar como en el mejor de los casos el niño tendrá posibilidad de formarse a partir de la experiencia, en contacto permanente con el medio y generando su propio conocimiento en parte con la ayuda del andamiaje que docentes y pares pueden ofrecerle, y en parte por la elaboración de su propias conclusiones frente a determinadas hipótesis. Por otro lado, en el peor de los casos el niño será sujeto de prácticas tradicionales que no despiertan el espíritu crítico ni la reflexión. Se encontrará a si mismo sólo y siempre como sujeto, y nunca como actor. Todas las frustraciones que se trazan a partir de ello luego se replican a nivel social (egoísmo, indiferencia, inseguridad, injusticia, etc.). Es por ello importante destacar que estado, familia y escuela deben trabajar articuladamente para preparar a las nuevas generaciones: “… se refieren a dos dimensiones distintas, la primera de las cuales abarca todo lo referido al desarrollo cognitivo básico […] vinculado con una sana estimulación afectiva, buena alimentación y condiciones sanitarias adecuadas. La segunda se refiere a una socialización primaria adecuada, lograda por el contacto con adultos significativos, mediante la cual se adquiere un marco normativo básico que permite incorporarse a una institución especializada distinta de la familia, como la escuela.”v Escuela y familia han de propiciar condiciones básicas para que el niño busque aportar al capital social y no a la individualidad de sus propios ingresos. “…la presencia de adultos significativos es fundamental. Las estrategias al respecto aluden al trabajo con los padres y con el personal docente de estos programas, y si bien las tareas vinculadas a la educación de los padres no resuelven el problema de su ausencia, pueden hacer más eficiente el tiempo en el que están presentes.”vi

2. Capítulo VII: “¿Cómo construye esta sociedad al opuesto del ‘maestro artesano’?”
5

Agustina Victoria Borré

Parcial Domiciliario Política y Administración de la Educación

2013

“En los países de rápida expansión educativa, la masificación d e la profesión docente suele ser evocada como factor importante a la hora de explicar procesos de desprofesionalización y deterioro de las condiciones de trabajo, particularmente de salario.”vii El docente en la Argentina ha entrado de alguna manera en una dinámica de desprestigio. Sin duda esto se debe a una serie de factores cuyos responsables son en parte los docentes. Los docentes se encuentran desarrollándose en un ámbito que en reiteradas ocasiones les retacea insumos y perfeccionamiento indiscriminadamente. Un ámbito que pervierte la esencia educativa en tanto que reconoce su importancia como derecho, pero permanentemente obstaculiza su desarrollo. Como si esto fuera poco, el docente en si en general no ve en su profesión el espacio de desarrollo de la propia potencialidad. Es decir, sea porque es sujeto de arbitrariedades de su gremio, por indiferencia a las cuestiones relativas a su profesión o por conformismo, el docente se equivoca al diagnosticar el origen de la deficiencia. El opuesto del maestro artesano que viene a proponer un pensamiento fuera de la casa, se constituye a partir de un enorme colectivo que no consigue ver que más allá de las deficiencias materiales, lo que determina la calidad educativa y sus inexorables consecuencias es la creencia de que el sólo problema es la falta de inversión. Lo que en realidad sucede, es que el ciudadano resultante de este sistema, narcisista, hedonista y profundamente consumista, ha calado profundo en nuestra sociedad y marca la eticidad de nuestras acciones. Los docentes, en este sentido no se encuentran exentos en tanto que la naturaleza de sus reclamos muchas veces redunda en la cuestión salarial. Sin embargo, el problema es aún más profundo ya que sería interesante si se planteara por ejemplo la necesidad de reconocimiento al mérito en la práctica docente. Ver por ejemplo que aquellos docentes que se involucran en la investigación y en la profundización de su tarea son quienes reciben un reconocimiento en términos de mayor espacio para dar desarrollo a las ideas y nuevas metodologías. Lo que en realidad ocurre es que “la docencia debe ser una de las pocas profesiones, tal vez la única, en la que existe una distancia tan significativa entre los contenidos de la formación y las exigencias para el desempeño.”viii En este sentido muchos docentes han relegado su tarea la mera repetición sin siquiera necesidad de esbozo o planificación previa. El docente entra en el círculo vicioso que consiste en creer que hag lo que haga nada modifica de manera sustancial su realidad (menos que menos la de otro/s). Convencido de esta verdad que ha construido, es de verdad bastante poco lo que el docente hace en definitiva para enriquecer su tarea. “…los docentes tienen una generalizada actitud de pesimismo con respecto a las nuevas generaciones […] la percepción de los docentes es negativa.”ix En tanto se mantengan las prácticas tradicionales y la distancia/antinomia alumnos-docentes, no podrá darse en Argentina un cambio cualitativo en la esfera educativa. La misma constituye un ámbito de base afectiva y emocional, por lo tanto no admite relaciones asimétricas, si no de compromiso mutuo en torno a un objetivo común.
6

Agustina Victoria Borré

Parcial Domiciliario Política y Administración de la Educación

2013

4.-Explique el sentido de la siguiente frase en el texto de Tedesco “Estamos, según Habermas, ante la necesidad de moralizar a la especie humana, tarea que obviamente excede las posibilidades de la educación escolar. Sin embargo, permite situar la acción de la escuela en el marco de un proceso más amplio, de construcción de sentido socialmente compartido” (pág. 144 -145). (1 punto) “… para incluir al excluido tendré que perder posiciones de privilegio, ya sea en términos de acceso material a bienes y servicios o de acceso a bienes simbólicos que permiten la distinción con respecto a los ‘inferiores’.” x La sociedad tal como la plantea Tedesco, se encuentra erosionada en su solidaridad orgánica. Esto ha calado tan profundo que la construcción de la idea de justicia es sustancialmente diferente desde el estrato social de donde se la mire. En efecto el sistema capitalista tiene como virtud mostrar distintas caras y lograr que ciertos hechos sociales injustos se naturalicen. A ello se refiere la paradoja de Bousset de la que habla Rossanvallon “…según la cual una gran mayoría de la población deplora y rechaza en general las fo rmas de injusticia social que existen actualmente, pero las acepta en particular.”xiAtender a cuestiones relevantes como la educación, la salud y la vivienda en torno a la construcción de sociedades más justas se volvió objeto de spots publicitarios financiados por grandes corporaciones. En el terreno de la realidad todos estos espacios flaquean a diario a la hora proveer el servicio y la atención social para la cual fueron creadas. En tales acciones se legitima desde la misma sociedad el vaciamiento de contenido para la cohesión social. Ser solidario se ha vuelto difícil tanto ética como cognitivamente: “… Les relato una experiencia que hicimos con un grupo de jóvenes h eterogéneo. Se les pidió a cada uno de esos grupos que hicieran un dibujo. Cada uno hizo su dibujo y lo entregó. El coordinador de cada grupo tomó uno cualquiera al azar y les dijo “este es el mejor y como es el mejor lo vamos a premiar con pónganle una cifra 5000 $, 6000 $... Cuando le van a dar el premio llaman al premiado y le dicen que uno de sus compañeros está enfermo, que la atención de esa enfermedad es muy costosa, que la familia no tiene los recursos suficientes para darle esa atención y que por eso se está haciendo una colecta […] le preguntan si él está dispuesto a ceder el premio para la colecta. En un porcentaje muy alto de casos los supuestos premiados ceden el premio. Se repite la experiencia con grupos similares y se les dice “hagan un dibujo y el mejor va a ser premiado”. El resto de la experiencia es igual […] En este segundo conjunto de grupos el nivel de solidaridad cae dramáticamente, sólo un 10% - 15% acepta ceder el premio…”xii En esta experiencia que Tedesco relata en la exposición de los puntos más importantes de su libro, se puede ver con claridad como el nivel de competencia que existe en la sociedad nos lleva a construirnos como ciudadanos más injustos. El hecho de que se considerara un dibujo como el mejor en algo pre-establecido como una competencia hace que los supuestos premiados se rehúsen a ceder su premio en tanto fueron más meritorios que el resto para obtenerlo. Por lo tanto existe en la construcción de una sociedad más justa una doble retórica o perversión.

7

Agustina Victoria Borré

Parcial Domiciliario Política y Administración de la Educación

2013

Dicha perversión también se detecta a nivel educativo. De acuerdo con Tedesco el rol que la educación debería tener según lo que observa la sociedad va desde un lugar central y fundacional (para aquellos que a través de la educación -privada - pueden diferenciarse del resto), hasta un lugar desprestigiado y poco provisto de sentido. Esto ocurre en principio por la calidad de gestión educativa que se brinda desde el estado. Se incurre en una perversión pedagógica cuando por un lado se sostiene desde la abstracción el ideal de docente y de metodología educativa y en la realidad sólo se reproducen las formas más tradicionales; éstas son las que nos alejan cada vez más de poder pararnos como ciudadanos críticos capaces de potenciar y enriquecer nuestro aprendizaje aportando para la cohesión social. Sin embargo, y si bien estas deficiencias en la base (la escuela, la gestión educativa en su totalidad), se replican en la diaria de la vida en sociedad y viceversa, también es cierto que las instituciones educativas no pueden llenar el vacío que simultáneamente se da en más de una esfera. El preciso replantearse cuál es el verdadero rol de la escuela y si lo que tenemos no va en el camino de lo netamente asistencial. El contenido que la escuela debiera aportar es uno que nos posibilite darnos a nosotros mismos como sociedad un mejor estado: poder “…aprender a aprender y aprender a vivir juntos”xiii. 5.-Escriba un texto de al menos 30 renglones en donde relacione los siguientes conceptos: educación, desigualdad, ciudadanía, política, estado, sujetos. (1 punto) “…hay democracia cuando los libres y pobres, siendo mayoría detentan el poder soberano, y oligarquía cuando son los ricos y de origen noble, siendo pocos, quienes detentan el poder.” xiv Sobre estas bases se forman los estados nacionales en América Latina. Lo hacen como nuevas formas de estados modernos, forma que impone el sistema dominante en todo el pensamiento occidental. La contrapartida en América Latina, y en Argentina en particular, tiene que ver en principio con la idea de que el estado existió mucho antes que su efectiva concreción en la voluntad del pueblo (tradiciones, costumbres propias, identidad nacional, etc.). La formación del estado y su agenda fue desde el comienzo marcada por la imposición de un sistema de producción y de dominación que se expande a gran escala –el sistema capitalista. La educación, así como la economía, la seguridad y la política, es uno de los pilares que convalidan la tensión estructural. Dicha tensión involucra a diario a ricos y a pobres, dominantes y dominados. Todos circulamos en uno o varios mercados, nos encontramos en el mundo del trabajo, de la educación, del consumo y algo siempre nos iguala. Planteamos marcar una diferencia o competimos con nuestro par y aún así siempre algo nos iguala –todos somos igualmente sujetos. “… las instituciones y los sistemas sociales ‘objetivos’ de la democracia liberal necesitan una correspondencia ‘subjetiva’ –la responsabilidad del ciudadano-, y aquella ´virtud´ que, en el sentido de areté, se refiere a una elevada capacidad y disposición para el trabajo.”xv
8

Agustina Victoria Borré

Parcial Domiciliario Política y Administración de la Educación

2013

Es en la construcción de la correspondencia subjetiva que la educación juega un rol preponderante ya que el inmovilismo que ha adoptado en sus prácticas posibilita la formación de un ciudadano que no cuestionará su lugar en la sociedad en tanto pueda consumir. Es así que la educación se vuelve principal reproductora de la asimetría que también legitiman corporaciones y gobiernos. Y es que en definitiva nos construimos sujetos en tanto estamos atados a la propiedad privada, y cada uno reclama para sí igualdad de lugares o igualdad de oportunidades. Así cobra sentido la paradoja universal de la que habla Tedesco según la cual: “Por un lado, se reconoce que la calidad de la educación depende la calidad de los docentes y por el otro, se aplican medidas que provocan un profundo proceso de desprestigio…” xvi. El docente entonces no hace más que efectuar el mismo reclamo que muchos otros sectores de la sociedad. Sin embargo, no siempre el estímulo económico (salario) garantiza modificaciones en el rol que ocupa. Con lo cual así sale el alumno de la escuela, con su título secundario bajo el brazo y un millón de incertidumbres. La escuela no lo ha dotado de espíritu crítico ni de ganas de cuestionar lo dado, en el mejor de los casos habrá hecho un buen trabajo en hacerle entender que sería muy bueno que vaya a la universidad o a un terciario para poder tener un mejor trabajo que el que se espera para cualquier chico de su edad. Nunca habrá entendido de un paro más que el malestar que éste causaba a sus padres y la satisfacción a él mismo. Cada paso dado le habrá hecho entender que, que le apasione su trabajo no le da de comer y que por lo tanto es mejor que los sueños sean sólo hobbies para en algunos años, debatirlos y llorarlos en el diván. Quienes se preguntan por el otro, por el que nunca podrá pagar por las horas de diván, deben saber que para que su mal, que es la desigualdad, no lo desaparezca, necesita dejar de ser un elemento indispensable para la vigencia de este sistema: “…’la década perdida’, período que comprende los años 1890-1990, y en el cual el retorno a la democracia fue concomitante con una profunda crisis económica que provocó el deterioro de las condiciones de vida de la población que accedía a la escuela.” 6.-Lea atentamente el capítulo VII del texto de Juan Carlos Tedesco, denominado: “La organización del trabajo docente”. Proponga un título alternativo, diferente al señalado capítulo. Justifique su propuesta. (1 punto) “Resignificar el Trabajo Docente” “¿A quién salvamos? ¿Quién se acuerda de nosotros y nos identifica como importantes en su vi da por alguna razón?”xvii Más que de organizar el trabajo docente, yo hablaría de re-significarlo en el sentido de que el docente cree de si mismo lo que se ha construido producto del enorme desprestigio de la profesión. El problema es que es con esa idea que el docente se para frente a su clase a reproducir una serie de emociones que pocas veces tiene que ver con materia esencialmente educativa y muy a menudo tiene que ver con rencores y la construcción
9

Agustina Victoria Borré

Parcial Domiciliario Política y Administración de la Educación

2013

del fenómeno de “malestar docente”. En general esto hace que el docente acabe manifestándose a favor de un reclamo que no es su solución. Los docentes ven incongruencias en torno a su tarea, pero se equivocan al situar el foco en el debate salarial. La discusión no se agota allí, tampoco en el aspecto netamente metodológico “…si bien en el plano de las teorías predomina entre los docentes el enfoque ‘constructivista’, basado en la participación activa del alumno en el proceso de aprendizaje, cuando se analizan las prácticas reales en el aula los docentes utilizan preferentemente los enfoques tradicionales.”xviii; la discusión cobra sentido cuando el docente entiende el impacto que tiene (o puede tener) con respecto al actor social con el cual interactúa. De quedarse detenido en el debate salarial, el docente corre el riesgo de no ver el verdadero obstáculo en su práctica. Es importante que el docente mismo pueda situarse como un ciudadano crítico que cuestiona tanto las deficiencias externas, como las internas que empobrecen su tarea. Parte de lo que implica re-significar la tarea docente tiene que ver con dar todo de sí y comprometerse para viabilizar la construcción de conocimiento colectivo entre él/ella y sus alumnos. “Un maestro invade, irrumpe, puede arrasar con el fin de limpiar y reconstruir […] un estilo de instrucción que, conscientemente o no, sea cínico en sus metas meramente utilitarias, son destructivas. Arrancan de raíz la esperanza.”xix 7.-Lea los siguientes artículos periodísticos:
http://tiempo.infonews.com/2013/05/14/sociedad-101816-contra-el-instituto-evaluador.php http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-219928-2013-05-14.html

Analice dichos artículos recientes utilizando la bibliografía leída. (1 punto) El análisis del siguiente texto se orienta a mostrar cómo el instituto que evaluaría a docentes y alumnos periódicamente, propuesto por el Gobierno de la Ciudad, constituye una maniobra para desviar reflexiones más profundas en torno a la cuestión. Es importante destacar que si bien la información estadística puede resultar sumamente esclarecedora en ciertos aspectos (por ejemplo para conocer y comparar el impacto de ciertas políticas educativas en unos lugares y en otros), en este caso vendría a contribuir con el proceso opuesto: la desinformación. Se decía lo siguiente sobre la gestión del Gobierno de la Ciudad en el “Manifiesto por la Educación Pública” el cual acordaron diferentes fuerzas políticas, agrupaciones y movimientos en el año 2011:

10

Agustina Victoria Borré

Parcial Domiciliario Política y Administración de la Educación

2013

“El intercambio entre los asistentes a las Asambleas Pedagógicas Comunales nos permitió relevar las siguientes realidades promovidas y plasmadas por la actual política educativa: a) Un Estado que abandona a la Educación Pública, como se expresa en: - Continuidad de mecanismos de precarización laboral - Problemas de infraestructura - Insuficiencia y sub-ejecución presupuestaria - Insuficiencia de Escuelas y vacantes - Falta de Docentes b) Orientaciones mercantilistas que se manifiestan, por ejemplo, en: - Incremento de subsidios a las instituciones educativas privadas - Maestras integradoras pagadas por obras sociales en escuelas públicas - Tercerización del plan de obras menores c) Lógicas y prácticas represivas, que se reveló en: - Prohibición de hacer declaraciones en los medios de comunicación a docentes - Elaboración de listas negras y judicialización del conflicto social - Prohibición de Materiales del Bicentenario d) Pedagogía disciplinadora, entendida como medición de resultados de pruebas estandarizadas de contenidos elaborados por expertos y traducidos por manuales. ”xx

En efecto, todo ello ha sucedido a lo largo de estos últimos años y aún así, la toma de conciencia ha sido nula. Frente a los reiterados reclamos por parte de la sociedad para que los representantes se responsabilicen, éstos vuelven sobre recetas neoliberales pasadas que a menudo atentan contra la voluntad de construcción de solidaridad orgánica. ¿Qué se puede esperar de tales mediciones más que un panorama enormemente desalentador ya que centra su análisis en dos actores que son ‘víctimas’ y no ‘culpables’? Y es que, teniendo en cuenta la ausencia del estado en cuestiones de orden primario como ser obras de infraestructura, capacitación docente (efectiva), insuficiencia de escuelas y de material, resulta irrisorio que el desempeño que se mida sea sólo el de alumnos y docentes. Los mismos se ven de hecho afectados en sus tareas por estas cuestiones y realizan las mismas en el marco de estas condiciones reales (y no otras). Lo que es más, se utilizan los mismos conceptos de medición para actores ubicados en distintos estratos sociales con lo cual el significado de los mismos varía sustancialmente a la hora de ser analizado. Por otra parte, las prácticas de medición no hacen más que poner a las instituciones educativas al nivel de empresas, de las cuales se espera competitividad, competencia mutua y rentabilidad. “…la competencia aparecía como la respuesta a la necesidad de mejorar la calidad.” El problema es que la calidad educativa no mejora producto de la competencia por resultados entre escuelas, si no que lo hace cuando se alcanzan mayores niveles de equidad social. Lo que en realidad se busca a través de estas medidas es descentralizar la tarea educativa de la esfera del estado y que el nuevo instituto de medición sea el encargado de: “fijar objetivos, evaluar los resultados y compensar diferencias o desigualdades.” xxiEl problema señala Tedesco, es que claramente el agregar más actores a la cuestión nunca ofreció mejores resultados, por el contrario “… la participación efectiva quedó siempre en las mismas manos tradicionales: los docentes, el gobierno, y […] la
11

Agustina Victoria Borré

Parcial Domiciliario Política y Administración de la Educación

2013

Iglesia.”xxii El agregar más actores en la cuestión educativa siempre aportó para que se continuara desviando la atención que debiera estar puesta sobre las funciones del estado y para continuar haciendo de la escuela el un órgano reproductor del orden vigente que no logra derribar el determinismo social. 8.-Usted debe escribir un pequeño artículo para ser entregado a todos/todas los/las estudiantes ingresantes al Profesorado del Lenguas Vivas. En dicho artículo se le solicita reflexionar sobre la educación en la actualidad y se le propone el siguiente título: “Retos actuales de la educación en la Argentina”. Escriba ese breve texto aproximadamente 40 renglones. (1 punto)
“Retos actuales de la educación en la Argentina”

“Vengo a proponerles un sueño: reconstruir nuestra propia identidad como pueblo y como Nación; vengo a proponerles un sueño que es la construcción de la verdad y la Justicia; vengo a proponerles un sueño que es el de volver a tener una Argentina con todos y para todos. Estoy convencido de que en esta simbiosis histórica vamos a encontrar el país que nos merecemos los argentinos.”xxiii Hola. Te hablo a vos que estás ahí, en la cola esperando a ver en la cartelera para saber si entraste. Espero no me malentiendas, no te propongo esta cita introductoria como expresión superficial, condescendiente, o de puro “tirabombas polémico”. Quiero que atendamos a ciertas cuestiones antes de que decidas si querés seguir adelante o no. Educar en la Argentina constituye una hazaña e implica superar infinitos retos. Requiere de hombres y mujeres capaces de proponer un sueño; de en verdad transformar la realidad efectiva de nuestra sociedad en el marco de la solidaridad – de alcanzar lo nunca visto. Siendo que nuestro principal objetivo como educadores consiste en acabar con el determinismo social, tenemos que darnos la tarea de de-construir y re-construir nuestra propia identidad. Podemos pensar la posibilidad de ser más justos y equitativos como sociedad en tanto empecemos por no negar nuestra historia, la historia de los pueblos. Nosotros como modelo frente a nuestros alumnos no podemos negar información, fuentes, verdad. Este constituye un primer reto. Por otra parte, entender que la calidad docente depende en mayor medida del docente y no necesariamente de las cuestiones materiales, constituye un segundo reto muy importante. Tedesco señala que si bien se han dado cambios en el sistema educativo, la calidad docente se mantuvo igual o incluso decayó. Existen distintas percepciones de por qué esto es así y si bien no existe una respuesta unívoca, se puede mencionar el hecho de que muchos se acercan a esta profesión pero no para ejercerla en el largo plazo, otros aunque se acercan a priori la subestiman, otros incurren en una perversión pedagógica y continúan utilizando prácticas tradicionales; todo esto a su vez contribuye a un desprestigio dramático del trabajo docente. Es por eso que se espera una toma de conciencia por parte de los docentes en lo que respecta a su propia motivación. La única manera a su vez de re-significar la tarea docente es la que nos lleva a andamiar y guiar el desarrollo cognitivo de los sujetos hasta convertirse estos en actores: “… a diferencia del pasado en el que el proceso de
12

Agustina Victoria Borré

Parcial Domiciliario Política y Administración de la Educación

2013

socialización implicaba interiorizar visiones del mundo propias del grupo, la clase, la nación o la etnia, en un mundo en cambio y fuera de control no existe otro punto de apoyo que el esfuerzo del individuo para transformar las experiencias vividas en la construcción de sí mismo como actor.”xxivPara poder ser actor es imprescindible conocer la historia que es la única que posibilita la libertad personal; es la historia la única que nos prepara para la toma de decisiones. Un importantísimo reto es entonces posibilitar la expresión y manifestación de las demandas, tarea que nos convoca a los docentes. El éxito escolar se constituye en la capacidades que adquieran los alumnos para creer en su capacidad de aprender, creer en el valor del conocimiento que se construye y para actuar comprometidamente frente a las propuestas. Entonces, es el valor afectivo (y también la pasión) que el docente le aporta a su trabajo lo que marca la diferencia. Volviendo a la cita inicial, el sueño a proponer es un estado que funcione articulado con las demandas sociales, ya que en definitiva estas son su motor; el sueño es un estado cuya sociedad sea responsable en tanto delega poder en sus representantes; el sueño es superar las nuevas desigualdades por las cuales no nos reconocemos a nosotros mismos, no nos afirmamos en nuestras determinaciones. Lo que me invita de esta cita es que la propuesta, al menos de palabra, parta del poder político. Veremos si las condiciones de la realidad revisten verdaderas intenciones de cambio y la educación logra recuperar su naturaleza política. 9.-Tedesco señala en el capítulo X: “Sin pretender se exhausti vos, la literatura acerca de experiencias educativas exitosas muestra que existen al menos tres ámbitos desde los cuales se pueden desarrollar acciones orientadas a movilizar subjetivamente a los distintos actores del proceso pedagógico: (i) la capacidad para formular un proyecto, (ii) la capacidad para elaborar una narrativa acerca de la situación que se vive y acerca de las estrategias de acción que desarrolla cada actor, y (iii)la confianza para enfrentar los desafíos que presentan las situaciones de aprendizaje” (pág. 213). Si Usted considera pertinente incorporar algún otro punto o aspecto relevante, formule la misma y fundamente su propuesta. (1 punto) Formule un juramento hipocrático para docentes y alumnos donde se vean reflejados los ámbitos de los cuales habla Tedesco en el párrafo anterior. Tenga en cuenta los siguientes conceptos para su contrastación: déficit de sentido – ciudadano antes productor ahora consumidor – Sociedad postmoderna. Considero que un juramento constituye en efecto un punto de inflexión. Sienta las bases para un trabajo a priori comprometido al menos desde la palabra escrita. Por otra parte, impera la necesidad de que nuestra sociedad de alumnos y docentes se den un tiempo de reflexión consciente sobre la motivación que orienta su práctica.
Definir tales orientaciones hacia la constitución de un proyecto de vida puede ser un buen punto de partida para pensar una sociedad diferente. “El núcleo central de la orientación consiste en plantear las preguntas clave de la identidad 13

Agustina Victoria Borré

Parcial Domiciliario Política y Administración de la Educación

2013

personal: ¿Qué quiero ser? ¿En qué creo? ¿Cuáles son mis fortalezas y mis debilidades?”xxv El sistema como está planteado nos lleva de la mano del consumo exacerbado; nos domina la necesidad de la satisfacción inmediata; nada nos llena efectivamente porque consciente o inconscientemente sabemos que lo material (al igual que todo aquello que nace), merece perecer. En tanto no seamos, entonces, propietarios de algo más que de acumulación material, poco podremos contribuir desde nuestra esfera personal e individual con la acción colectiva. Por último, aunque nunca menos importante, problematizar a este nuevo sujeto que quiero ser (sea alumno o docente) enfrentándolo con ciertas categorías (sociedad postmoderna, ciudadano consumidor, déficit de sentido, entre otras) sienta precedente sobre lo que no se espera de esta sociedad, y cuyo rechazo es de carácter irrenunciable. Orientar la práctica hacia ciudadanxs más justxs, que busquen ante todo la felicidad, es el desafío más revolucionario que nos podemos dar como sociedad. “Lo que para unos es remedio, para otros es veneno; porque nunca podrás vestir a un santo, sin desnudar a otro.”xxvi
i

“Nuestro Amo Juega al Esclavo”: http://www.rock.com.ar/letras/2/2090.shtml. En “Educación y Justicia Social”, Juan Carlos Tedesco, 2012, Capítulo I: “Educación y Estado -Nación”, p. 25. iii En “Educación y Justicia Social”, Juan Carlos Tedesco, 2012, Capítulo I: “Educación y Estado -Nación”, p. 48. iv En “Educación y Justicia Social”, Juan Carlos Tedesco, 2012, Capítulo VI: “Comenzar lo más temprano posible: prioridad a la educación inicial”, p.149. v En “Educación y Justicia Social”, Juan Carlos Tedesco, 2012, Capítulo VI: “Comenzar lo más temprano posible: prioridad a la educación inicial”, p.151 vi En “Educación y Justicia Social”, Juan Carlos Tedesco, 2012, Capítulo VI: “Comenzar lo más temp rano posible: prioridad a la educación inicial”, p.151 vii En “Educación y Justicia Social”, Juan Carlos Tedesco, 2012, Capítulo VII: “La organización del Trabajo Docente”, p.157. viii En “Educación y Justicia Social”, Juan Carlos Tedesco, 2012, Capítulo VII: “La organización del Trabajo Docente”, p.162. ix En “Educación y Justicia Social”, Juan Carlos Tedesco, 2012, Capítulo VII: “La organización del Trabajo Docente”, p.161. x En “Educación y Justicia Social”, Juan Carlos Tedesco, 2012, Capítulo V: “El Sentido d e la Educación: La Construcción de Sociedades más Justas”, p.144. xi En “Educación y Justicia Social”, Juan Carlos Tedesco, 2012, Capítulo V: “El Sentido de la Educación: La Construcción de Soci edades más Justas”, p.145. xii En “Educación y Justicia Social en America Latina”, Juan Carlos Tedesco, SEIEM, DES Y SA Y COEES, “5° Coloquio Internacional. La Educación Básica en America Latina: Retos y perspectivas”. http://www.youtube.com/watch?v=bRhkTi78QHQ. xiii En “Educación y Justicia Social”, Juan Carlos Tedesco, 2012, Capítulo VIII: “La Alfabetización y la Formación de Ciudadanía”, p.175. xiv En “Política”, Aristóteles, E. Losada 2005, libro III, Capítulo 8 “La democracia y la oligarquía”, p.239. xv En “Educación y Justicia Social”, Juan Carlos Tedesco, 2012, Capítulo VII: “La organización del Trabajo Docente”, p.171. xvi En “Educación y Justicia Social”, Juan Carlos Tedesco, 2012, Capítulo VII: “La organización del Trabajo Docente”, p.157. xvii En “Mal de Escuela”, Daniel Pennac, Barcelona, Mondadori, 2008. xviii En “Educación y Justicia Social”, Juan Carlos Tedesco, 2012, Capítulo VII: “La organización del Trabajo Docente”, p.162. xix En “Educación y Justicia Social”, Juan Carlos Tedesco, 2012, Capítulo VII: “La organización del Trabajo Docente”, p.165. xx En http://www.abuelas.org.ar/educacion/manifiestoEP.pdf xxi En “Educación y Justicia Social”, Juan Carlos Tedesco, 2012, Capítulo III: “Educación, Estado y Ciudadanía”, p. 101. xxii En “Educación y Justicia Social”, Juan Carlos Tedesco, 2012, Capítulo III: “Educación, Estado y Ciudadanía”, p. 99. xxiii Nestor Kirchner, al asumir la Presidencia de la Nación Argentina, 25 de Mayo de 2003. xxiv En “Educación y Justicia Social”, Juan Carlos Tedesco, 2012, Capítulo X: “El desafío de las políticas de subjetividad”, p.214 . xxv En “Educación y Justicia Social”, Juan Carlos Tedesco, 2012, Capítulo X: “El desafío de las políticas de subjetividad”, p.214. xxvi En “Utopía”, T. Moro, E. Losada, 2003, libro primero, p. 95.
ii

14