EDITORIAL

La calcitonina hoy
H. Rico Lenza
Departamento de Medicina. Universidad de Alcalá. Alcalá de Henares. Madrid.

Aunque ya Baber en 1876 sugiere la existencia de una sustancia hipocalcemiante en el tiroides 1, inicialmente, en su descubrimiento, la calcitonina fue considerada de origen paratiroideo 2-4. Posteriormente se señala el tiroideo en las células C específicamente 5,6, como el lugar de síntesis de la hormona, a la que bautiza con el nombre de calcitonina primero 2-4 y tirocalcitonina después 5,6, para al final prevalecer el de calcitonina por ser el inicial y por estar implicada en el «tono» del calcio. De hecho, la primera acción observada de la hormona, aun cuando no se sabía su origen, fue la hipocalcemiante. Este efecto fue ampliamente demostrado tanto in vivo como in vitro, pero no fue hasta 1982 cuando Chambers y Magnus 7 demuestran su acción inhibidora sobre el osteoclasto, célula osteodestructora, lo que ocasionaba una consecuente hipocalcemia al frenarse la liberación de calcio del hueso. De forma opuesta, el aumento del calcio sérico, aun en límites fisiológicos 8, es el principal estimulante de su síntesis, aunque en situaciones de hipercalcemia crónica pueda disminuir 9, lo que debemos considerar en el tratamiento de las hipercalcemias mantenidas, dado el posible déficit de calcitonina endógena, lo que por lógica obliga a elevar la dosis de calcitonina exógena a administrar para compensar dicho déficit. Este falta de síntesis de la hormona se observó también en ratas al inducir hipercalcemia mantenida con la administración de metabolitos de la vitamina D 10. Desde entonces, por su potente acción antirresortora sobre el hueso fue ampliamente utilizada en la enfermedad ósea de Paget, osteoporosis primarias y secundarias y en las hipercalcemias 11. Paralelamente, por describirse sus propiedades analgésicas fue usada como fármaco en el tratamiento del dolor, al observársele un efecto antiálgico 12,13, inicialmente indicado por Bijvoet & Jansen 12, en un paciente con enfermedad ósea de Paget que necesitaba petidina para su dolor y que, al ser iniciado el tratamiento con calcitonina no volvió a requerirla. Poco después son Caniggia et al13 los que la observan y señalan en la osteoporosis senil. Estudios posteriores vinieron a aportar datos sobre los iniciales aspectos referidos de la hormona. A nivel del osteoclasto se observó también que reduce el borde dentado por el que inducen la resorción ósea 7,14 y que también disminuye la secreción de la fosfatasa ácida tartrato resistente, enzima necesaria para la degradación del hueso 15, así como la liberación de anhidrasa carbónica; acciones sin duda en relación con la observada significativa inhibición de la resorción ósea, que la hormona induce en el hueso 16. Más estudios al respecto evidenciaron que la calcitonina también ocasiona una inhibición de la proteíno-kinasa C y de los radicales libre 17,18, ambos igualmente implicados en la resorción

ósea. También es inhibidora de la osteopontina 19, que está comprometida en la adhesión del osteoclasto al hueso para iniciarse la resorción 20. Estas muy amplias acciones de la calcitonina sobre la inhibición de la resorción ósea, tanto sobre la fisiológica como la inducida 21, motivó una amplia revisión sobre el importante papel de la hormona en la osteoporosis 22, enfermedad patogénicamente caracterizada por un aumento de la resorción ósea. Inicialmente, poco se comentó sobre el importante papel de la calcitonina como estimulante de la formación ósea. Fueron Ito et al los primeros en señalarlo en cultivos celulares 23, posteriormente Yamaguchi et al en cultivos de tejido óseo 24, lo mismo que Farley et al en ese mismo año 25. Años después estos autores 26 demuestran que el efecto estimulante del osteoblasto, célula osteoformadora, se observa también en los osteoblastos humanos, lo que le da más especificidad. En este sentido debemos resaltar el más reciente descubrimiento de que la calcitonina aumenta la concentración del IGF-1 27, potente estimulante de la osteoformación, y de que inhibe la apoptosis de los osteoblastos 28, acciones todas en relación con un importante efecto sobre la formación del hueso. Otro tanto ha sido referido al cartílago óseo 29,30, lo que indica la amplitud de la hormona en la formación del hueso. Acciones todas que debemos poner en conexión con la estabilización e incremento de la masa ósea que se observó en la osteoporosis 31,32, así como con la disminución de la tasa de fracturas osteoporóticas 32-34, e incremento también de la masa ósea, valorada por histomorfometría en el mieloma 35, y con la remisión radiológica con su uso, evidencia de forma precoz en la enfermedad ósea de Paget 36. Además de la hipocalcemia, pocos años después del descubrimiento de la hormona se observa que ésta también induce hipercalciuria 37, mecanismo por el que es uno de los fármacos preferentes en el uso de las hipercalcemias malignas 38, cuyo principal mecanismo suele ser una mayor reabsorción tubular de calcio a nivel renal 39, que la calcitonina por su efecto hipercalciúrico inhibe. La asociación de corticoides a la hormona demostró que potenciaba su acción 40, señalándose que su posible mecanismo era el aumento de la sensibilidad de los receptores de la hormona a la misma por los corticoides. En esta entidad de la hipercalcemia maligna, tan sujeta a importantes complicaciones, la calcitonina se ha señalado como la primera oferta terapéutica, dada su falta de efectos secundarios nocivos a nivel cardíaco y renal 41. El efecto hipercalciúrico puede ponerse en relación con el natriurético que tiene 37, al que debemos sumar su potente acción uricosúrica 42. Tanto el efecto natriurético, que facilita la mayor eliminación renal de calcio, como el uricosúrico, dada la frecuencia de hiperuricemia tumoral, son otros dos importantes as115

Rev Clin Esp 2003;203(3):115-7

en la que hay una acreción de calcio en el esqueleto fetal de 260 mg/día a partir de la 30 semana. Soliman HA.24:240-1. siéndolo en la actualidad únicamente del carcinoma medular de tiroides. Evidence for a new parathyroid hormone which lowers blood calcium. Copp DH. Holtrop ME.70:638-49. aumento de la resorción ósea local. pero por el momento ninguna se ha comercializado. Slack E.50 son los principales mecanismos que se han implicado en su efecto analgésico. son el que se sabe incrementa la síntesis de vitamina D 52 y que en situaciones de normocalcemia es el principal regulador de la 1-α hidroxilasa renal 53. Cheney BA. cuando éste se complica con hipocalcemia debido a la hipercalcitoninemia 67. como el antiinflamatorio 55 y el vasoconstrictor 56. BIBLIOGRAFÍA 1. Todas se han demostrado útiles. y los efectos indeseables que la misma ocasionaría en los pacientes. También se ha señalado que aumenta la absorción intestinal del calcio 54. Chambers TJ. Parthemore JG. Voekel EF. muy acusadas en el tercer trimestre de la gestación. Davidson AGF.47:184-8. inflamación y vasodilatación.25(OH)2D3 a ese nivel. 2:471-2. dada la significativa inhibición que ocasionaba de la motilidad en el espermatozoide 63. en los que se pretende utilizar la calcitonina.62. 13. Copp DH. Rev Clin Esp 2003. Zaidi M. Davidson AGF. como en la metástasis óseas y en otras enfermedades que cursan con dolor. Baghdiantz A. Su acción se observó con las distintas calcitoninas (anguila. Huang CL. Calcium metabolism and 47calcium kinetics before and after long-term thyrocalcitonin treatment in senile osteoporosis. Pearse AGE. Proc Can Fed Biol Soc 1961. J Clin Endocrinol Metab 1978. todavía experimentales. como es sabido. Nature 1962. aunque no tan acusado y de forma tan específica. habiéndose descrito en modelos experimentales de sepsis 59 la correlación de sus niveles con la tasa de mortalidad. Copp DH. ya que se ha detectado que su precursor. 9. MacIntyre I. Lancet 1967. Calcitonin production and the mitochondrion-rich cells of the dog thyroid. 4. y lo mismo en la osteoporosis por el colapso vertebral. colchicine and calcitonin on the estructure and activity of osteoclast in organ culture. Asimismo debemos comentar aquellas situaciones como el sarampión o el síndrome del shock tóxico en humanos. J Ultrastruc Res 1968. Endocrinology 1962.4:17. 7. Bone 2002. Como dato curioso se ha descrito un caso de ausencia congénita del dolor. preferentemente investigada en forma de liposomas 73-78. 3. Raisz LG. exceptuando las bien documentadas acciones a nivel óseo. que aunque es evidente la génesis de anticuerpos. Moonga BS. quizá por el mismo mecanismo. con las demás debemos esperar que el tiempo confirme la realidad de las mismas con más investigaciones. de hecho en las vacas la inhibición de la resorción ósea en el preparto indujo la hipocalcemia y la enfermedad conocida como hipocalcemia del parto del ganado vacuno 68.27:1353-7. se hizo un exagerado uso que de alguna forma deterioró la «imagen» de la hormona como fármaco en las enfermedades óseas metabólicas. Nature 1964. Bencini M. 8. Contributions to the minute anatomy of the thyroid glands of dogs. señalaremos los esfuerzos que se hacen para conseguir una vía más sencilla y confortable de administración de la hormona. en relación con las enfermedades óseas metabólicas. Hoy día un nuevo horizonte puede abrirse para la hormona. Para terminar. igual que inicialmente.RICO LENZA H. En este sentido debemos ser precavidos. 5. con dolor. Inzerillo AM. Magnus CJ. Nature 1964. 6.193:381-2. Bijvoet OLM. Calcitonin secretion in normal human subjects. ManIntyre I. J Pathol 1982. Borrello G. Forty years of calcitonin-where are we now? A tribute to the work of Iain MacIntyre. La vía rectal. similar a lo que ocurre en vacas durante el parto. acción que parece directa e independiente de la vitamina D por haberse observado en segmentos aislados de intestino. Thyrocalcitonin in Paget´s disease. Bevis PJ. frente a los 120 mg/día de las anteriores 70. Thyroid origin of calcitonin. Degranulation of the parafollicular cells of the rat thyroid by vitamin D2 induced hypercalcemia. 12. del que inicialmente. Este efecto hipocalcémico de la hormona hace que en situaciones de normocalcemia. Otras vías. como la enfermedad de Tietze o el síndrome del miembro fantasma 45-47. Cameron EC. que se acompañan de hipocalcemia y elevados niveles de calcitonina 65.203(3):115-7 . J Clin Endocrinol Metab 1967. 2. así como el ocasionar un aumento de las β-endorfinas 49. o cuando se pensó que sería un buen anticonceptivo masculino. Calcitonin-a hormone from the parathyroid that lowers the calcium level of the blood. tan importante en la síntesis del 1. por desgracia.38:397-407. que cursa. Una importante evidencia del papel de la hormona en el embarazo y lactancia es el haber demostrado su existencia en mujeres tiroidectomizadas durante su gestación y posterior lactancia 71. Por ello. es lógico que una elevación de la calcitonina inhiba la resorción e induzca la hipocalcemia. Clin Sci 1970. Foster GV. Henze KG. aunque sí pueden ser interesantes en enfermedades como la distrofia simpático refleja. porcina y humana) y a diferentes dosis 44. la oral. 14. Caniggia A. Evidence for calcitonin-a new hormone from the parathyroid that lowers blood calcium. salmón.66. Tashjian AH.30:655-63. tengamos que obligatoriamente asociar calcio a la misma para evitar dicha hipocalcemia 43. y se sigue pensando. aspectos todos que abarca la calcitonina como droga terapéutica. Proc Royal Soc London 1876.203:1029-30. Otros datos de la calcitonina. y en ellas también se puede observar hipocalcemia en el parto. También se halló elevada en la malaria y enfermedades micóticas 60. son la ocular en colirio. Los mecanismos por los que la calcitonina induce analgesia siguen sin aclaración. J Cell Biol 1974. Calcitonins alters behaviour of isolated osteoclast. por lo que se postula como un posible marcador de enfermedad bacteriana y/o de sepsis. Cesari L. la inhalatoria. parece abandonada 72. Gennari C. renal y las analgésicas. aunque efectiva. está elevada en enfermedades infecciosas 57 y no en víricas o inmunológicas 58. Decreased thyrocalcitonin in thyroid glands from patients with hyperparathyroidism. Jansen AP. la vaginal. sólo en rarísimos casos y a títulos muy altos inactivan a la hormona 64. la transdérmica y la más prometedora. Deftos LJ. la procalcitonina. Ericson LE. Otros aspectos que se han indicado para la hormona nos parecen menos relevantes.202:1303-5. Finalmente podemos comentar que la generación de anticuerpos por la hormona y su posible pérdida de 116 actividad biológica es ya un concepto obsoleto. no sea que ocurra con la hormona lo mismo que pasó cuando se postuló como un marcador tumoral 61. 11.136:27-39. Cheney B. Foster GV. que se acompañaba de elevados niveles de calcitonina en el líquido cefalorraquídeo 51. The effect of parathyroid hormone. LA CALCITONINA HOY pectos que avalan su utilidad en esta patología. Simmons HA.60:346-55. FRS. Kumar MA. En mujeres hay un aumento de la hormona en el embarazo 69 con el fin de proteger el desarrollo de su esqueleto ante las demandas del feto. Cheney BA.24:145-9. La unión de la calcitonina a distintas áreas cerebrales 48. Baber EC. 10.

Singer FR. Oxygen derived free radicals in osteoclasts: the specificity and location of the nitroblue tetrazolium reaction.48:297-301. Valtorta C. Bone 1990. White JC. Effects of calcitonin and glucocorticoids in combination in hypercalcemia of malignancy. Acta Endocrinol 1986. Woodhouse NJY. Hernández ER.2:769-70. Rico H. Bone Miner 1990. Bettini R. Rico H. Calcif Tissue Int 1995. Anti-inflamatory effect of calcitonin. J Pharmacobiol Dyn 1989. Plosker GL. Joplin GF.7:669-73. Arch Neurol 1981. Doyle FH. 17. Agents Action 1976. et al. et al. Sjoberg HE. Deftos LJ. Shinki T. Salvemini M. 52. Chesnut CH. 1984.8:378-400. Cruccu G. Salmon calcitonin reduces vertebral fracture rate in postmenopausal crush fracture syndrome.3(Suppl 2):S3-6. 72. Genant H. Suda T. Francoual C. parturition and lactacion in cows with parturient hypocalcemia. an unusual hormone specifity. Rico H. The effect of calcitonin and parathyroid hormone on calcium transport of isolated intestine. Kozuka H. Horowitz J. Horm Metab Res 1991. Calcif Tissue Int 2000. Yumita S.8:231-7. Shainkin-Kestenbaum R. Gómez-Castresana F. J Clin Invest 1981. Assicot M. Nimmi ME. Mccarren DM. alone and in combination with flouride. et al. Gimona A. Espinós D. Lindsay R. Block KJ. Farley JR.25-dihydroxycholecalciferol synthesis in rats involving a mechanism independent of adenosine 3’-5’cyclic monophosphate. Maresca V.56:181-5. Bone resorption by isolated human osteoclasts in vitro: effects of calcitonin. 44.128:570-3. Passeri M.109:267-76. et al. 42. Jaeger Ph. 28. Santi P. Fabri A. 44:680-4. Effect of calcitonin. Calcif Tissue Int 1987. Massimo G. Love J. Miyake M. Burckardt P. Calcitonin therapy for bone disease and hypercalcemia. 48. Badoual J.4:259-68. Black HE. Minisola S. Broder LE. Bonifaci V. 103-10. 46.38:507-11. Procalcitonin increase after endotoxin injection in normal subjects. Appelbaum E. Volpato NM.7) Eel calcitonin at a specific cell density or differentiation stage. 63. Stilt-Coffing B. Dul E. Whang KT. Shimazawa E. 18. Treatment of multiple myeloma with nasal spray calcitonin: a histomorphometric and biochemical study. Baltimore: William & Wilkins. Díaz-Mediavilla J. Calcitonin causes a susteined inhibition of protein kinase C-stimulated bone resorption in contrast to the traisent inhibition of parathyroid hormone-induced bone resorption. Tobler PH. Re R.10:1666-80.11:115-9. Dimai HP.12:708-15. Endocrinology 1994. Lerner UH. Hypercalcemia of malignancy-pathogenesis and treatment. Lundell G. Roberson PK. J Bone Miner Res 1995. Calcitonin has direct effects on 3[H]-thymidine incorporation and alkaline phosphatase activity in human osteoblast line cells. 27. Connor JR. Telenius-Berg M. Martínez R.113:529-35. Calcitonin is a major regulator for the expression of renal 25-hydroxyvitamin D3-1alpha-hydroxylase gene in normocalcemic rats.67:247-54. Fukunaga M.51:2331-8. Nakada V. Hillyard C. Avioli LV. Awata N. Yarrington JT. Gennari C. Some factors affecting the vaginal absorption of human calcitonin in rats.88:670-1. Calcium. Daruwala A.45:214-21. 1983. Gorn AH. 59. Mohan S. 68. Q J Med 1984. 77. Berardelli A. Am J Med 1987. not osteoblasts. Hernández ER. 30. Immunoextracted calcitonin in milk and plasma from totally thyroidectomized women. Acta Endocrinol 1990. Lancet 1972. Tarbaux NM. Calcif Tissue Int 1982. Martin TJ. Calcitonininduced analgesia. Parfitt AM. Black HE. Metabolism 1982.114:1196-202.52:445-8.57:1314-6. Windisch V. Harris S. 31. Gilson D. 62. Clin Sci 1969. Rico H. Miyahara T. 22. Pitzer BL. Bini G. editores.79:605-8. Nouv Presse Med 1981. 73.13:311-6.6:591-7. Silvestroni L. Potts JT.RICO LENZA H. Manfredi M. Weiss RE. Hays BD. Int J Pharm 1993. Chesney PJ. Assicot M. Human calcitonin in the management of osteoporosis: a multicentre study.211:359-68. Congenital absence of pain. An evaluation of antibodies and clinical resistance to salmon calcitonin. Nakazaki M. Thiebaud D. 34. 76. 74. Álvarez de Buergo M. Am J Med 2000. 69. 35. Takahashi H. Ueno Y. Hosking D. Plasma calcitonin-like activity and urinary cyclic adenosine monophosphate during pregnancy. Gendrel D. 60. Comparison of the renal and skeletal actions of calcitonin in the treatment of severe hypercalcaemia of malignancy. 54. Effectiveness of salmon calcitonin administered as suppositories in tumor induced hypercalcemia. Rodríguez VI. Mortier G. Fischer JA. James IE. Wilson MF. J Pediatr 1996. 43. 55. Calcium accumulation by the human fetus.145:2043-4. Sobel R.5:297-302. Total and regional bone mineral content and fracture rate in postmenopausal osteoporosis treated with salmon calcitonin: a prospective study. Revilla M. Arch Inter Med 1985. Kaji H. Velo GP. The effects of calcitonin in man. Hawker C. 240-6. Trans R Soc Trop Med Hyg 1994. Stevenson JC. The use of calcitonin as antiosteolitic drug (Editorial). Proc Natl Acad Sci U S A 1999. Immediate response of phamtom limb pain to calcitonin. Transdermal iontophoresis of salmon calcitonin can reproduce the hypocalcemic effect of intravenous administration. Potts JT. En: Talmage RV.3:11-6. J Bone Miner Res 1989. Tarbaux NM. 29. Calcitonin increases the concentration of insulin-like growth factors in serum-free cultures of human osteoblast-line cells. Joplin GF. Effects of human calcitonin on pain in the treatment of Tietze´s syndrome. Andriano K. Dempster DW. Fukase M. Hall SL. and increases mouse bone formation. Pham T. J Clin Invest 1999. Bellido T. Deftos LJ. Dandona P. J Pharm Biomed Anal 1992. Plasma beta-endorphin. Davis TM. Hillyard CJ.40:200-5. Effect hypo-uricemiant de la calcitonine de saumon. Transitory hypocalcemia complicating measles. Krane SM. Calcif Tissue Int 1991. 57. Osteoporos Int 1993. En: Gennari C. Haddad J. Clopton PL. Uto M. 66. Matsui R. Azria M.125:199-204. Herring S. Bucht E. 61. Cote GJ. 47. Colombo P. Salmon calcitonin inhibits sperm motility in vitro. Worz R. Aljada A. Response of osteoblastic clonal cell line (MC3T3-E1) to (Asu 1. Accornero N. Jpn J Pharmacol 1984.34S:A21. MacIntyre I. 23. Calcitonin inhibits osteopontin mRNA expression in isolated rabbit osteoclasts. J Clin Invest 1972. Horm Metab Res 1973. Abdullahi SE. Catellani PL. Rykaczewski EL. 93:269-72.87:615-32. MacIntyre I. Prevention of osteocyte and osteoblast apoptosis by bisphosphonates and calcitonin. Radiological regression in Paget´s disease treated by human calcitonin. 26. Effects of salmon calcitonin in postmenopausal osteoporosis: a controlled double-study. et al. Mundy G. Segre G. Okamoto M. Tschopp FA. Plotkin LI. 56. Bohuon C. Curr Ther Res 1988. Burch WM.135:484-7. Stimulatory effect of calcitonin on bone formation in tissue culture. Miyauchi A. Yamaguchi M. 71. Intranasal salcatonin (Salmon calcitonin): A review of its pharmacological properties and role in the management of postmenopausal osteoporosis. Assicot M. Einhorn S. Franceschini R. 228-32. Farmaco 1997. Inhibition by calcitonin of bone resorption induced in vitro by vitamin A.68:815-8. Geho WE. J Int Med Res 1985.37:341-3. Crit Care 1999. Hofer DP. Vanhoutte PM. Nix D. Maislos M. Huertas R. Coombes RC. Calcif Tissue Int 1985. hydrocortisone. Sudo H. Doppman JL. Key LL. Medolago L.104:1363-74. Forbes GB. Matsumoto T. Shany S. Calcitonins: newer routes of delivery. 49. 21. Paneral AE. editores. and parathyroid hormone on canine bone blood vessels.203(3):115-7 117 . Calcitonin stimulates bone formation when administered prior to initiation of osteogenesis. Gnessi L. Taylor RG. 40. Silverman S. Dibella F. Pediatrics 1976. p. Eur J Clin Pharmacol 1989. 41. editores. En: Arlet J. 61:345-7. Intrapulmonary drug delivery of salmon calcitonin. Snider RH. Calcif Tissue Int 1986. Ransjo M. 16. 32. Plasma immunoreactive calcitonin in patients with non thyroid tumours. 19. Raymond J. Calcitonin stimulates growth and maturation of embryonic chick pelvic cartilage in vitro. Whitham CL. Singer FR. Cataldi A. 75. et al. Sugimoto T.6:10. Seely BL. Ries WL. De Bastiani G. Rowe DJ. Olson EB. 38. Nakamuta H. Amsterdam: Excerpta Medica. Biochem Biophys Res Comm 1984.38:3-8. 45. Steinwald PM. Silva OL. Kent GN. Reynolds JJ. The mechanism of hypocalcemia in the toxic-shock syndrome. Ann Intern Med 1980. Anh TK. p. Murrills RJ. Binstock ML. Am J Pathol 1977. Calcitonin as a marker for bronchogenic cancer. et al. 1:1080-3.10:71-6. Martin TJ. 39. Driessens MF. Nylen ES.16:131-8. Endocrinology 1984. ACTH and cortisol secretion in man after nasal spray administration of calcitonin. Kaida M. deposit osteopontin into resorption surfaces: an in vitro an ex vivo study of remodeling bone. Biochem J 1979. Gennari C.57:976-7. Clin Therapeutics 1985. Rev Clin Esp 2003. Barreca T.36:538-9. Capen CC. Moulin F. Singer FR. A physiological role for calcitonin: protection of maternal skeleton. Farley JR. Ito N. A randomized trial of nasal spray salmon calcitonin in postmenopausal women with established osteoporosis: the prevent recurrence of osteoporotic fractures study. Moore CF.170:61-9. DeLuca HF. Morimoto T. Mungerford DS.6:284. Capen CC. Li GQ. Moretti C. Parkinson DK. Miller MM. 1972. Milan: Masson Italia. Antonelli R. Espinós D. Cohen MH. Becker KL. Álvarez A.37:181-90.82:745-50. 36. Tezuka K. Cancer 1979. Assay for salmon calcitonin in aerosol formulations using flourescence derivatization and size exclusion chromatography. Ficat RP. Potts JT. Yamazaki H. parathyroid hormone and the calcitonins. McTavish D. De Luca HF. 37. Orlowski RC. Woodhouse NJY. Cooper H. Villa LF. Gennari C. 65. StJohn A. Serum procalcitonin concentration in acute malaria. Lancet 1979. Procalcitonin as a marker for the early diagnosis of neonatal infection.44:712-22. 64.31:1247-77. J Clin Endocrinol Metab 1994. Karpenko C. Calcitonin (but not calcitonin generelated peptide) increases mouse bone cell proliferation in a dose-dependent manner. Nogarin L. Rico H. Some acute effects of administered porcine calcitonin in man. Farley J. Kessel C. Neer RM. Macintyre I. Lancet 1974. 33. Takahashi N. Wergedal JE. Agnusdei D. Salmon and human calcitonin-like peptides coexist in the human thyroid and brain. Liposome-entraped calcitonin and parathyroid hormone are orally effective in rats. 53.184:269-75.30:79-87. 20. Rolandi E. Pain 1987. Elevated calcitonin precursor levels are related to mortality in an animal model of sepsis. et al. Munson PL. Reginster JY. 78. LA CALCITONINA HOY 15. 58. Mazzuoli GF. 67.123:251-6.96:8253-8.2:992-4. Hernández ER. 50. et al. Horiuchi N. Experimental parturient hypocalcemia in cows following prepartal chemical inhibition of bone resorption. 25. et al. Greenberg PB. Drug & Aging 1996. Hall SL. Hakeda Y. Henke H. Chesney RW. Bone circulation. Snider RH. Aldred JP. 24. Bone Miner 1992. Dodds RA. Shane E. Ricevuti G. 23:166-7. Revilla M.37:105-6. Weinstein RS. Evidence of monomeric calcitonin in plasma during pregnancy and lactation. 51. Nolan JJ. Whitehead MI. Human osteoclasts. J Clin Endocrinol Metab 1983. Salmon calcitonin-induced stimulation of 1 alfa. Nicholson GC. Calcif Tissue Int 1989. Manolagas SC. Biphasic effect of calcitonin on tartrate-resistant acid phosphatase activity in isolated rat osteoclast. J Bone Miner Res 1991. Farley P. Proc R Soc Biol 1968. p. Mundy G.89:169-75. Calcitonin in bone pain management. Calcif Tissue Int 1997. Suda Y. 70.