ESTEQUIOMETRIA

Antonie Lavoisier fue uno de los primeros en sacar conclusiones acerca se los procesos químicos. Sus trabajos establecieron las bases para la Ley de conservación de la masa, una de las leyes fundamentales de la química. Estequiometria, palabra derivada del griego stoicheion “elemento” y metron medida 1. REACCIONES Y ECUACIONES QUIMICAS Una reacción química: Es un proceso en el cual una o más sustancias, denominadas reactivos, se transforman en otra u otras sustancias llamadas productos. Las reacciones químicas se representan mediante ecuaciones químicas, en las cuales se emplean diversidad de símbolos para indicar los procesos y sustancias involucrados. Toda ecuación química consta de dos miembros separados por una flecha, que indica el sentido de la reacción. Las fórmulas correspondientes a los reactivos se escriben a la izquierda de la flecha, mientras que las fórmulas de los productos se escriben a la derecha. La flecha se interpreta como "se convierte(n) en...". Se convierten en Reactivos Productos Si hay más de un reactivo o se forma más de un producto, las fórmulas de cada miembro de la ecuación irán separadas por signos de adición. Ejemplo, C3 H8 + 5O2 Propano oxígeno 3CO2 + gas carbónico 4H2O agua + E energía

En algunas ocasiones es necesario especificar en la ecuación el estado de agregación en el que se encuentran tanto los reactivos como los productos. Así, si se trata de un gas se usa (g), un líquido (l), un sólido (s), una solución (sol) y una disolución acuosa (ac). Ejemplo, Zn(s) + 2HCl(ac) ZnCl2(sol) + H2(g)

El número que va antes de la fórmula química se llama coeficiente estequiométrico, y nos indica el número de moles de ese elemento o compuesto que intervienen en la reacción. En la reacción anterior, 1 mol de zinc, sólido, reacciona con 2 moles de ácido clorhídrico, en solución acuosa, para producir 1 mol de cloruro de zinc, en solución, y 1 mol de hidrógeno, gaseoso. Frecuentemente es necesario especificar que ha ocurrido un cambio de estado, para lo cual se emplean flechas. Así, una flecha hacia arriba ( ) junto al elemento o al compuesto, indica desprendimiento de gas, una flecha hacia abajo ( ) simboliza formación de un precipitado. Ejemplo, KClO3 AgNO3 + NaCl KCl + O2 AgCl + NaNO3

2. CLASES DE REACCIONES QUÍMICAS Las reacciones químicas se pueden clasificar desde varios puntos de vista. — Teniendo en cuenta los procesos químicos ocurridos, se clasifican en reacciones de síntesis, de descomposición, de sustitución o de desplazamiento, entre otras. — Teniendo en cuenta el sentido en el que se lleva a cabo una reacción, se clasifican en reacciones reversibles o irreversibles. — Teniendo en cuenta los cambios energéticos producidos, se clasifican en exotérmicas o endotérmicas. 2.1 REACCIONES DE COMPOSICIÓN O DE SÍNTESIS Son las reacciones en las cuales dos o más sustancias se combinan para formar una sustancia nueva, como se observa en los siguientes ejemplos. 2H2(g) + O2(g) NH3(g) O2(g) 2H2O(l) NH4Cl(s) CO2(g)

HCl(g) + C(s) +

2.2 REACCIONES DE DESCOMPOSICIÓN O DE DISOCIACIÓN TÉRMICA En estas reacciones los reactivos o reactantes se dividen en sustancias más sencillas, con lo cual el número de moléculas presentes en los productos es mayor que el número de moléculas en los reactivos. Así ocurre en la descomposición térmica del clorato de potasio, según la siguiente reacción: 2KClO3(s) CaCO3(s) + + calor calor 2KCl(s) + 3O2(g)

CaO(s) + CO2(g) 4NO2(g) + O2(g) + 2CuO(s)

2Cu(N03)2(s) + calor

2.3 REACCIONES DE SUSTITUCIÓN O DE DESPLAZAMIENTO Son aquellas en las cuales una sustancia simple reacciona con una más completa, desplazando o sustituyendo a uno de sus componentes. En la siguiente reacción: se observa cómo el zinc desplaza al hidrógeno del ácido clorhídrico, produciéndose cloruro de zinc e hidrógeno gaseoso. 2HCl(g) + Zn(s) ZnCl2(ac) + H2(g)

2.4 REACCIONES DE DOBLE DESCOMPOSICIÓN Se presentan cuando las sustancias reaccionantes se disocian en solución acuosa, dando lugar a pares de iones, los cuales a su vez, reaccionan entre sí para formar sustancias nuevas, más estables. 2NaCl(ac) + CaSO4(ac) CaCl2(ac) + Na2SO4(ac)

En este proceso ocurren simultáneamente dos reacciones: a) b) NaCl(ac) CaS04(ac) Na+(ac) Ca2+(ac) + + Cl-(ac) SO4(ac) y

Luego, se realiza el intercambio de especies, resultando las especies señaladas en la primera ecuación. 2.5 REACCIONES DE OXIDACIÓN-REDUCCIÓN (REDOX) Las reacciones de oxidación-reducción se pueden considerar como la suma de dos procesos independientes de oxidación y reducción. La oxidación es el proceso por el cual una especie química pierde electrones, como resultado su número de oxidación se hace más positivo. Por el contrario, la reducción es el proceso mediante el cual una especie química gana electrones, con lo cual el número de oxidación de los átomos o grupos de átomos involucrados se hace más negativo. La oxidación y la reducción son procesos simultáneos, que denominamos conjuntamente procesos redox. Ejemplo. Cuando se introduce una lámina de zinc en una disolución concentrada de sulfato de cobre (II), se observa que, pasados unos minutos, la lámina se recubre de una capa delgada de cobre La ecuación química que describe lo ocurrido es: Zn(s) + CuSO4(sol) Cu(s) + ZnSO4(so])

Tanto el sulfato de cobre (II) como el sulfato de zinc son compuestos iónicos que, al estar en solución acuosa, se disocian formando iones: CuS04(sol) ZnS04(sol) Cu2+(ac) Zn2+(ac) + + SO42-(ac) SO42-(ac)

Teniendo en cuenta este hecho, podemos escribir la anterior ecuación partiendo de los iones, como sigue: Zn + Cu2+ + SO42Cu + Zn 2+ Cu + + SO42-(ac)

Zn + Sulfato de cobre (II)

Sulfato de zinc

Como el ion sulfato aparece en ambos miembros de la ecuación, ésta se puede escribir de manera más sencilla así: Zn + Cu2+ Cu + Zn2+

Esta ecuación nos indica que durante la reacción, el átomo de zinc, eléctricamente neutro, se ha transformado en un ion Zn2+ , para lo cual ha tenido que ceder dos electrones. En otras palabras, ha experimentado un proceso de oxidación. Por el contrario, el ion Cu 2+ se ha transformado en un átomo de cobre eléctricamente neutro, para lo cual ha tenido que ganar dos electrones, es decir, ha experimentado un proceso de reducción. Zn0 Zn2+ + 2e

Cu2+ + 2e-

Cu°

2.6 REACCIONES DE NEUTRALIZACIÓN Son reacciones entre ácidos y bases, en las cuales se produce una sal y agua . El ejemplo típico de este tipo de reacciones es la interacción entre el ácido clorhídrico (HCl) y el hidróxido de sodio (NaOH) para producir cloruro de sodio y agua, como se muestra en la siguiente reacción: HCl(ac) + NaOH(ac) NaCl(ac) + H2O

Otros ejemplos : H2SO4(ac) Acido sulfúrico HNO3(ac) Acido nítrico + + 2KOH(ac) Hidróxido de potasio AgOH(ac) Hidróxido de plata K2SO4(ac) + 2H2O Agua

Sulfato de potasio AgNO3(ac) Nitrato de plata + H2 O Agua

2.7 REACCIONES REVERSIBLES Son aquellas reacciones que se realizan simultáneamente en los dos sentidos. Es decir, a medida que se forman los productos, éstos reaccionan entre sí para formar nuevamente los reactivos. Con ello, se crea una situación de equilibrio químico en la cual el flujo de sustancia en ambos sentidos es similar. Este tipo de reacciones se representa con dos medias flechas, que separan los reactivos de los productos. Ejemplo: H2(g) + Cl2(g) 2HCl(g)

2.8 REACCIONES IRREVERSIBLES En este caso, los reactivos reaccionan completamente para convertirse en los productos, sin la posibilidad de que estos originen nuevamente los reactivos. La reacción se termina cuando se agota al menos uno de los reactivos. Ejemplo: 2Na + 2H2O 2NaOH + H2

Un ejemplo de ello los fuegos artificiales, pues una vez que la pólvora se ha quemado, no es posible revertir el proceso. En estas reacciones los reactivos se encuentran separados de los productos por una flecha que nos indica que el sentido en que se desplaza la reacción es único.

3. BALANCEO DE ECUACIONES 3.1 LEY DE LA CONSERVACIÓN DE LA MASA

El químico francés Lavoisier, empleando sistemáticamente la balanza comprobó que la cantidad de materia que interviene en una reacción química permanece constante, antes, durante y después de producida la transformación. Esto quiere decir que en un sistema en reacción, la suma de las masas de las sustancias que intervienen como reactantes es igual a la suma de las masas de las sustancias que aparecen como productos. Este enunciado se conoce como la ley de la conservación de la masa. 3.2 CÓMO SE BALANCEA UNA ECUACIÓN Para balancear o equilibrar una ecuación es necesario colocar coeficientes numéricos que antecedan a las fórmulas correspondientes a los reactivos y productos involucrados, de tal manera que al hacer el conteo de los átomos, este número sea igual a ambos lados de la ecuación. Ejemplo, se tiene la reacción, HgO(s) Hg(l) + O2(g)

a partir de la cual se establece la siguiente relación de masas:  Peso atómico del Hg: 200,5 g  Peso molecular O2: 2 * 16g = 32g  Peso molecular del reactante, HgO: 200,5 g + 16 g = 216,5 g  Peso de los productos: 200,5 g + 32,0 g = 232,5 g Como se puede observar, la masa al inicio de la reacción es de 200,5 g, y al final es de 232,5 g. Esto indica que la ecuación no está balanceada. Luego, para tener el mismo número de átomos de cada clase a ambos lados de la ecuación, debemos tener dos moléculas de HgO y dos átomos de mercurio (Hg). De ahí que la ecuación correcta sea: 2HgO(s) 2Hg(l) + O2(g)

4. MÉTODOS PARA BALANCEAR ECUACIONES Existen varios métodos. 4.1 MÉTODO DE INSPECCIÓN SIMPLE O DE TANTEO Para ilustrar paso a paso el procedimiento a seguir, analizaremos la reacción entre el ácido clorhídrico y el hidróxido de calcio, con producción de óxido de calcio y agua. Paso 1. Plantear la ecuación para los reactivos y productos: HCl + Ca(OH)2 CaCl2 + H2O

Paso 2. Comprobar si la ecuación química está balanceada. Para ello se verifica si el número de átomos de cada clase es igual en los reactivos y en los productos. En nuestro ejemplo tenemos:

— Reactivos: 3 átomos de H, 1 átomo de Cl, 1 átomo de Ca y 2 átomos de O. — Productos: 2 átomos de H, 2 átomos de Cl, 1 átomo de Ca y 1 átomo de O. Vemos que la ecuación química no está balanceada. Paso 3. Ajustar la ecuación química colocando coeficientes delante de las fórmulas de los reactivos y de los productos. Como existen dos átomos de cloro en los productos y solo uno en los reactivos, se coloca un dos como coeficiente del HCl. Ahora, hay cuatro átomos de hidrógeno en los reactivos y solo dos en los productos, por lo que es necesario colocar un dos delante de la molécula de agua. Con estos coeficientes la ecuación queda: 2HCl + Ca(OH)2 CaCl2 + 2H2O

Es importante tener presente que por ningún motivo se pueden variar los valores de los subíndices en las fórmulas, pues de lo contrario estaríamos alterando la constitución química de las sustancias y por consiguiente, los materiales involucrados en la reacción perderían su identidad. Para balancear los átomos de H se coloca un dos delante de la molécula de agua: 2H2O, y no H4O2. Paso 4. Comprobar que la ecuación química haya quedado balanceada. Para ello se comprueba si el número de átomos de cada clase es igual en los reactivos y en los productos, de forma similar a como se procedió en el paso 2. — Reactivos: 4 átomos de H, 2 átomos de Cl, 1 átomo de Ca y 2 átomos de O. — Productos: 4 átomos de H, 2 átomos de Cl, 1 átomo de Ca y 2 átomos de O. Paso 5. Escribir la ecuación química balanceada: 2HCl + Ca(OH)2 CaCl2 + 2H2O

4.2 BALANCEO DE ECUACIONES POR ÓXIDO-REDUCCIÓN En las reacciones de óxido-reducción, hay pérdida o ganancia de electrones. En consecuencia, los conceptos de oxidación y de reducción pueden expresarse en función del cambio del número de oxidación. Se considera que un elemento se oxida cuando aumenta su estado de oxidación, o sea, hay una pérdida de electrones, mientras que en la reducción hay una disminución en el estado de oxidación, luego hay ganancia de electrones. Desde el punto de vista de transferencia de electrones, un agente oxidante es aquel que es capaz de captar electrones, provocando la oxidación de una sustancia, mientras que un agente reductor es aquel que es capaz de ceder electrones, provocando que otras especies se reduzcan. Así, en la reacción: Fe2O3 + CO Fe23+O32+ C2+O2Fe + CO2, que expresada más detalladamente es: Fe0 + C4+O22-

Se observan los siguientes cambios en los números de oxidación de los elementos involucrados:

Fe3+ + 3eC2+ — 2e-

Fe°, es decir, se redujo C4+, es decir, se oxidó.

El Fe2O3 actuó como agente oxidante, mientras que el CO fue el agente reductor.

Para balancear una ecuación química por el método de óxido-reducción seguimos los siguientes pasos: Paso 1. Determinar el número de oxidación para cada elemento, tanto en los reactivos como en los productos. Analicemos la siguiente reacción, encima de la cual hemos escrito los números de oxidación correspondientes: H1+N5+O32+ H2 1+S2N2+O2+ S0 H21+O2-

Paso 2. Observar cuáles fueron los elementos que experimentaron cambios en su estado de oxidación y con ellos plantear semirreacciones Según el ejemplo anterior, estas son: N5+ + 3eS2N2+, se redujo (1) S0 + 2e-, se oxidó (2)

Paso 3. Igualar la cantidad de electrones perdidos y ganados. Para ello, se multiplica la ecuación (1) por el número de electrones perdidos en la ecuación (2), y la ecuación (2) por el número de electrones ganados en la ecuación (1). Veamos: 2(N5+ + 3e3(S2N2+) S0 + 2e-)

Estos números no solo sirven para igualar los electrones sino como coeficientes en la ecuación balanceada. Por lo tanto, el coeficiente del HNO 3 y del NO será dos y el de H 2S y S será tres. De donde obtenemos la ecuación: 2HNO3 + 3H2S 2NO + 3S

Paso 4. Verificar los coeficientes para las especies no contempladas en el paso anterior, es decir, H y O. En caso de estar desbalanceados, se procede según el método de tanteo explicado antes. Así, vemos que en la parte izquierda hay ocho átomos de hidrógeno, por lo que deberán formarse igualmente cuatro moléculas de agua en el lado derecho. La ecuación final será: 2HNO3 + 3H2S 2NO + 3S + 4H2O

Por último, se observa si es posible simplificar los coeficientes para las diferentes especies presentes.

4.3 BALANCEO DE ECUACIONES POR EL MÉTODO DEL ION-ELECTRÓN Este método es utilizado particularmente para hallar los coeficientes en una ecuación redox . Para balancear una reacción por este método se procede así: Paso 1. Escribir una ecuación esquemática que incluya aquellos reactivos y productos que hayan experimentado cambios en su estado de oxidación. Paso 2. Escribir semirreacciones para el agente oxidante y el agente reductor. Paso 3. Igualar cada semirreacción en cuanto al número de átomos de cada elemento. Si se trata de soluciones acidas o neutras, se añade H2O y H+ para balancear el oxígeno y el hidrógeno. Por cada átomo de oxígeno que se encuentra en exceso, en un lado de la ecuación, se agrega una molécula de H2O en el otro lado. De la misma forma, se añaden iones H + para igualar los átomos de hidrógeno. Si la solución es básica, por cada oxígeno en exceso en un lado de la ecuación se añade una molécula de H2O en el mismo lado y 2OH- en el otro lado. Paso 4. Igualar cada semirreacción en cuanto al número de cargas añadiendo electrones en el primer o segundo miembro de la ecuación. Paso 5. Igualar la pérdida y ganancia de electrones en ambos lados, multiplicando cada semirreacción por los mínimos coeficientes. Paso 6. Sumar las dos semirreacciones y simplificar todos los términos comunes en ambos lados de la ecuación resultante. Paso 7. Simplificarlos coeficientes, en caso de ser posible. EJEMPLO: Se tiene la ecuación:

H2S03 + MnO4SO42- + Mn2+, en medio ácido. De acuerdo con el paso 2 se escriben las dos semirreacciones: 4+ 6+ H2 SO3 SO427+ MnO4-

Mn2+

El agente oxidante es el ion MnO4- porque contiene el Mn que se reduce al cambiar su estado de oxidación de 7+ a 2+. El agente reductor es el H2SO3 porque contiene el S, que se oxida al aumentar su estado de oxidación de 4+ a 6+. Luego se balancea cada semirreacción (paso 3). Para balancear el oxígeno, se adicionan moléculas de H20: H2SO3 + H2O SO4 2MnO4Mn2+ + 4H2O Para balancear el hidrógeno, se añaden iones H+: H2S03 + H2O Mn04- + 8H+ SO42- + 4H+

Mn2+ + 4H20

Se igualan las cargas (paso 4): 4+ 6+ H2S03 + H2O SO42- + 4H+ (1) 7+ MnO4- + 8H+ Mn2+ + 4H2O

(2)

Para balancear las cargas agregamos electrones donde sea necesario. La carga en el segundo miembro de la ecuación (1) es 2 +; por tanto debemos añadir 2 electrones en el lado izquierdo. La carga en la ecuación (2) es 5+ por tanto, debemos agregar 5e- en el lado derecho. H2SO3 + H2O MnO- + 8H+ + 5eSO2- + 4H+ + 2e- (se oxidó) Mn2+ + 4H20 (se redujo)

Se procede ahora a igualar el número de electrones, multiplicando por el entero más pequeño. De esta manera, multiplicamos la ecuación (1) por 5 y la (2) por 2: 5( H2SO3 + H2O SO42+ 4H+ + 2e- )

2( Mn04- + 8H+ + 5eMn2+ + 4H20 ) Finalmente, sumamos las dos semirreacciones para obtener una reacción balanceada:

5H2S03 + 5H2O 2Mn04- + 16H+ + 10e5H2S03 + 5H20 + 2Mn04- + 16H+

5SO2-

+ 2OH+ + 10e2Mn2+ + 8H20 5SO42- + 20H+ + 2Mn2+ + 8H20

Y reducimos términos semejantes, para obtener la ecuación final así: 5H2SO3 + 2MnO45SO42- + 2Mn2+ + 3H2O + 4H +

5.1 CALOR DE REACCIÓN Siempre que se produce una reacción química se produce un intercambio de energía entre los reactivos, los productos y el medio ambiente. Esta energía se presenta generalmente en forma de calor (energía calórica o calorífica), aunque también puede ser luminosa, eléctrica, mecánica, etc. El calor liberado o absorbido durante una reacción química se denomina calor de reacción y se refiere siempre a una cierta cantidad de reactivo o de producto. En los laboratorios de química es posible medir el calor de reacción, controlando ciertos parámetros como volumen y presión, por lo que el valor medido para el calor de reacción suele referenciarse a una cierta presión, que se mantiene constante. 5.2 UNIDADES PARA EXPRESAR LA ENERGÍA EN UNA REACCIÓN Como ya se mencionó, la energía que entra en juego en una reacción química se halla, por lo general, en forma de energía calorífica y en menor medida como energía lumínica o de otro tipo. El calor es una forma de energía asociada con el movimiento de las moléculas. Es el resultado tangible de la energía cinética total de los átomos, moléculas o iones que se encuentran en movimiento dentro de un sistema. En el Sistema Internacional (S.I.), el calor de reacción se mide en julios, J. No obstante, tradicionalmente se usa la kilocaloría (kcal), definida como la cantidad de calor necesaria para elevar en 1°C la temperatura de 1 kg de agua. Para expresar cantidades de calor menores se usa la caloría, entendida como la cantidad de calor requerida para elevar en 1°C la temperatura de 1 g de agua. Otra unidad de calor, menos común es el BTU o unidad técnica británica, que representa la cantidad de calor necesaria para elevar en 1 °F la temperatura de 1 libra de agua. Equivalencias: 1 kcal = 4.184 kJ 1 cal = 4,184 J 1 kcal = 1.000 cal 1 BTU = 252 cal

5.3 INTERCAMBIOS DE CALOR EN LAS REACCIONES

Durante una reacción química puede producirse o liberarse energía. En este caso se habla de reacciones exotérmicas. Cuando, por el contrario, el sistema químico absorbe energía del medio para que una reacción pueda llevarse a término, se habla de reacciones endotérmicas. • Reacciones exotérmicas Estas reacciones reciben este nombre debido a que esta energía casi siempre se presenta como calor. La combustión, la fermentación, así como un gran número de reacciones de formación de compuestos a partir de sus elementos son ejemplos de reacciones exotérmicas. Frecuentemente, las reacciones exotérmicas necesitan un pequeño aporte inicial de energía para producirse, aporte que puede ser suministrado por una pequeña llama o una chispa eléctrica. Una vez iniciada la reacción, la cantidad de energía que se desprende es muy superior a la que se suministró al comienzo de la reacción . Un ejemplo de reacción exotérmica es la combustión. Las reacciones de combustión son muy utilizadas en la vida diaria para obtener energía. En nuestras casas hacemos uso de éstas cuando empleamos estufas de gas butano o propano. Los automóviles también obtienen energía de la combustión, en este caso de la gasolina. Las reacciones de combustión son más importantes por la energía que se libera cuando se producen, que por las nuevas sustancias que se forman. La cantidad de energía que se libera en una reacción de combustión depende del tipo de sustancia que se quema. Hay sustancias que, cuando se queman, desprenden más energía que otras. • Reacciones endotérmicas Se denominan así porque en ellas es necesario suministrar energía al sis tema de reacción para hacer que ocurran las transformaciones químicas. Esta energía se suministra en la mayoría de los casos, en forma de calor. Reacciones como estas, 3C(s) + 2Fe2O3(s) + 467,47 kJ/mol 2HgO(s) + calor 2KClO3 + calor 2Hg(g) + O2(g) 2KCl(s) + 3O2(g) 4Fe(s)
+

3CO2(g)

en las que ocurre descomposición de compuestos, son ejemplos de reacciones endotérmicas. Otro ejemplo lo encontramos en la fotosíntesis, proceso en el que se dan una serie de reacciones de síntesis (formación de glucosa a partir de dióxido de carbono y agua) con absorción de energía en forma de luz solar. La ecuación que resume este proceso es: C6H12O6(s) + 6O2(g) + energía 6CO2(g) + 6O2(g)

CALCULOS QUIMICOS

Las relaciones de una ecuación química pueden expresarse como relaciones de moléculas, de moles y de masas, así como de volúmenes cuando están implicados gases. Mediante el ejemplo que se presenta a continuación se ilustra la clase de información que puede inferirse a partir de una ecuación química. La reacción muestra la oxidación del dióxido de azufre: 2SO2(g) + O2(g) 2SO3(g)

Observemos ahora la información que se puede inferir a partir de la ecuación anterior. De la información se deduce que una ecuación química balanceada, contiene la información necesaria para predecir cuál será la cantidad de reactivo que se necesita para preparar una cierta cantidad de producto, o bien, cuánto producto se obtiene a partir de cierta cantidad de reactivo. Estos cálculos que se pueden realizar con las reacciones químicas se denominan cálculos estequiométricos y se basan en las leyes ponderales. LEYES PONDERALES Antoine Laurent de Lavoisier (1743-1794), fue el primer químico que comprendió la importancia de la medida en el estudio de las transformaciones químicas. Realizó cuidadosas mediciones con la balanza y obtuvo la información necesaria para proporcionar una explicación correcta de reacciones en las cuales, metales como el mercurio o el cobre se calentaban en presencia de aire. • LEY DE LA CONSERVACIÓN DE LA MASA Lavoisier generalizó sus resultados a todas las reacciones químicas, enunciando la llamada ley de la conservación de la masa, que puede formularse de la siguiente manera: “En toda reacción química, la masa total de las sustancias reaccionantes es igual a la masa total de los productos de la reacción.” • LEY DE LAS PROPORCIONES DEFINIDAS Cuando se hacen reaccionar dos elementos químicos para formar un determinado compuesto, dichos elementos siempre reaccionan en la misma proporción (2 g de hidrógeno por cada 16 g de oxígeno forman un mol de agua), de tal manera que si uno de estos elementos se encuentra en exceso con relación al otro, este exceso no tomará parte en la transformación. Esta proporción se mantiene a pesar de que se prepare el compuesto por diferentes procedimientos. Así, podemos preparar agua combinando directamente hidrógeno y oxígeno, o bien podemos obtenerla como uno de los productos de la combustión de la madera. Tanto en un caso como en el otro, la proporción en la que se combinan el hidrógeno y el oxígeno siempre es la misma. Los hechos anteriores se resumen en la llamada ley de las proporciones definidas o ley de las proporciones constantes, enunciada por el químico francés Joseph Louis Proust, en 1799. “Las proporciones en las que se encuentran los distintos elementos que for man un compuesto son constantes e independientes del proceso seguido para su formación.” LEY DE DALTON O DE LAS PROPORCIONES MÚLTIPLES Proust y muchos químicos de su época encontraron compuestos formados por los mismos elementos, que tenían distinta composición. Por ejemplo, encontraron dos óxidos de cobre:

Óxido

Porcentaje de cobre

Porcentaje de oxígeno

I II

88,83% 79,90%

11,17% 20,10%

Las relaciones entre las masas son: Óxido de cobre I: Cobre Oxígeno Cobre Oxígeno = 88,83 11,17 79,90 20,10 = 7,953

Óxido de cobre II:

=

=

3,975

Esto hacía pensar que la ley de Proust había fallado, sin embargo, no era así, pues se trata de dos compuestos diferentes, dos óxidos de cobre de aspecto y propiedades diferentes y hay que recordar que esa ley sí se cumple pero para un mismo compuesto dado. John Dalton resolvió esta inquietud al demostrar en el laboratorio que, haciendo reaccionar cobre con oxígeno en diferentes condiciones, se obtenían dos óxidos de cobre diferentes y comprobó que, dependiendo de las condiciones, dos o más elementos pueden combinarse de manera distinta. Cuantitativamente verificó que, en unas condiciones dadas, reaccionaba 1 g de oxígeno con 3,98 g de cobre para dar 4,98 g del óxido de cobre II, mientras que en otras condiciones 1 g de oxígeno reaccionaba con 7,96 g de cobre para dar 8,98 g de óxido de cobre I. Dalton se sorprendió al comprobar que la reacción entre las masas de cobre que reaccionaban con 1 g de oxígeno para formar dos compuestos distintos, resultó ser 2:1, una relación entre números enteros. Para evitar que hubiera sido una casualidad demostró en el laboratorio que en otros casos (óxidos y sales) ocurría lo mismo, siempre se obtenían relaciones de números enteros sencillos. Con esta información dedujo la ley de las proporciones múltiples que se enuncia así: “Las cantidades de un mismo elemento que se combinan con una cantidad fija de otro para formar varios compuestos, están en una relación de números enteros sencillos”. • LEY DE GAY-LUSSAC O LEY DE LOS VOLÚMENES DE COMBINACIÓN Muchos de los compuestos y elementos que manejaban los químicos en sus experiencias al final del siglo XVIII y comienzos del XIX eran gases. Debido a que era más fácil medir el volumen de un gas que pesarlo, estudiaban con más frecuencia las relaciones de volumen. Al hacer reaccionar, por ejemplo, un volumen de oxígeno con dos volúmenes de hidrógeno, se obtenían dos volúmenes de vapor de agua, siempre y cuando los volúmenes de los gases se midieran a la misma presión y temperatura. Joseph Gay-Lussac, demostró que la observación anterior se cumplía para todas las reacciones en la que intervenían gases. En 1808, enunció así su conocida ley de los volúmenes de combinación: “En las reacciones químicas en las que intervienen gases, los volúmenes de las sustancias que reaccionan y los volúmenes de las que se obtienen de la reacción están en una relación de números enteros sencillos, siempre y cuando la presión y la temperatura permanezcan constantes”. Por ejemplo, el nitrógeno y el hidrógeno gaseosos se combinan para formar amoniaco. La relación de los volumenes de nitrógeno, hidrógeno y amoniaco siempre es de 1:3:2. Esto es, por cada unidad de volumen de nitrógeno se combinarán 3 unidades de volumen de hidrógeno y se formarán 2 unidades de volumen de amoniaco.

PESO (MASA) ATOMICO Los pesos atómicos modernos están basados en la asignación de una masa atómica de exactamente 12 para el isótopo 12C del carbono. A las unidades de estos pesos atómicos las llamamos unidades de masa atómica (uma). Así, 12C tiene un peso atómico de exactamente 12 uma. Los pesos atómicos de los elementos se toman como valores promedio, lo cual refleja la abundancia relativa de cada isótopo de cada uno de los elementos. En su estado natural el cloro tiene un 75.53% de 35Cl, el cual tienen una masa de 34.969 uma, y 24.47% de 37Cl, con 36.966 uma. El peso atómico promedio para el cloro puede calcularse con cuatro cifras significativas a partir de la información mencionada: Peso atómico promedio* = (75.53%)(34.969 uma) + (24.47%)(36.966 uma) = 26.41 uma + 9.05 uma = 35.46 uma PESO ATOMICO o ATOMO GRAMO (p.a.): Es el peso en gramos DE 6.02 x 1023 átomos o sea del número de Avogadro de átomos de ese elemento. Desde el punto de vista numérico es igual al peso en gramos de un mol de un elemento Peso atómico oxígeno = 16 Peso atómico nitrógeno = 14.008 PESO FORMULA (P.F.) de una sustancia consta de la suma de los pesos atómicos de cada átomo que contiene. Ejemplo: H2SO4 ácido sulfúrico tiene un peso fórmula de 98.0 uma Peso molecular = 2(p.a. del H) + p.a. del S + 4(p.a. del O) = 2(1.0 uma) + 32.0 uma + 4(16.0 uma) = 98.0 uma PESO MOLECULAR Si la fórmula química de una sustancia es conocida como fórmula molecular, el peso de la fórmula se debe llamar peso molecular. Ejemplo la fórmula molecular de la glucosa C 6H12O6 el peso de la glucosa es: 6(12.0 uma) +12(1.0 uma) + 6(16.0 uma) = 180.0 uma MOL. El término mol se deriva de la palabra latina MOLES que significa masa. MOL se define como la cantidad de sustancia que contiene 6,023 x 10 23 partículas, ya sea de un elemento o de un compuesto. En un elemento esta cantidad es equivalente a la masa atómica expresada como gramos. Ejemplo.- 15,99 gramos de oxígeno hay exactamente 6,023 x 1023 átomos de oxígeno. Un átomo de 12C tiene una masa de 12 uma; un mol de 12C pesa 12 gramos

Un átomo de 24Mg tiene una masa de 24 uma; un mol de 24Mg pesa 24 gramos Un átomo de Au tiene una masa de 197 uma; un mol de Au pesa 197 gramos La masa de un mol de una fórmula de cualquier sustancia es 6,023 x 10 23 es siempre igual al peso fórmula expresado en gramos. Una molécula de H2O tiene una masa 18 uma; un mol de H2O pesa 18 gramos

CÁLCULOS ESTEQUIOMÉTRICOS Para resolver problemas que impliquen cálculos estequiométricos se precisan cuatro etapas: 1. Se escribe la ecuación química balanceada, luego, 2. Se convierte a moles la información suministrada en el problema, a continuación 3. Se analizan las relaciones molares en la ecuación química y finalmente, 4. Se pasa de moles a la unidad deseada. Ejemplo:

REACTIVO LÍMITE Y REACTIVO EN EXCESO Al reactivo que se consume totalmente en una reacción química se le llama reactivo limitante o reactivo límite; de él depende la cantidad máxima de producto que se forma. Cuando la reacción

cesa es porque el reactivo límite ha reaccionado hasta consumirse por completo. El reactivo que sobra se llama reactivo en exceso o reactivo excedente. Para explicar estos conceptos, analicemos el siguiente ejemplo. Supongamos que disponemos de cuatro rebanadas de jamón y seis trozos de pan y deseamos hacer tantos sanduches como sea posible, utilizando dos trozos de pan y una rebanada de jamón para cada uno. Un cálculo rápido deja ver que solo se pueden hacer tres sanduches, pues solamente se tienen seis trozos de pan y no alcanza para utilizar todo el jamón disponible. El pan representa el reactivo límite y la rebanada de jamón sobrante representa el reactivo en exceso. Por lo tanto, la cantidad de producto (sanduches) se calcula con base en el reactivo límite. EJEMPLO:

Otra forma de enfocar el problema del reactivo limitante es calcular el número de moles del producto que se forman de cada una de las cantidades dadas de reactivos, presuponiendo que se consumen por completo. El reactivo que genera la cantidad más pequeña de producto es el reactivo limitante.

EJEMPLO:

La cantidad de producto que se obtiene realizando el cálculo cuando todos los reactivos limitantes reaccionan se denomina producto teórico. La cantidad del que se obtiene realmente en una reacción se denomina ganancia neta. La ganancia neta es casi siempre menor que el producto teórico. Existen muchas razones que explican esta diferencia. Por ejemplo, parte de los reactivos pueden no reaccionar, o pueden reaccionar en forma diferente de la que se desea (reacciones colaterales). Además, no siempre es posible recuperar todo el producto de la reacción de la mezcla en la cual se encuentra. El producto porcentual de una reacción relaciona el producto real con el producto teórico (calculado): Producto real Producto porcentual = Producto teórico Por ejemplo, en el experimento que se describe en el ejercicio resuelto anterior, se calcula que 4.92 g de Ba3(P04)2 se forma cuando 3.50 g de Na3P04 se mezclan con 6.40 g de Ba(N03)2. Éste es el producto teórico de Ba3(P04)2 en la reacción. El producto real resulta ser 4.70 g, el producto porcentual debe ser:

4.70 g x 100 = 95.5% 4.92 g

RENDIMIENTO DE LAS REACCIONES QUÍMICAS La cantidad máxima de producto que puede obtenerse de acuerdo con la ecuación química, a partir de una cantidad de reaccionantes, se denomina rendimiento teórico. Por muchas razones, la cantidad de producto que se obtiene en el laboratorio o en la industria, en una reacción química, puede ser menor que la cantidad teóricamente posible . Algunas de las razones son las siguientes:  Falta de cuidado al manipular el producto obtenido.  Las condiciones de la reacción no son adecuadas, por ejemplo, la temperatura o presión del sistema de reacción no son las ideales para el proceso.  La separación del producto deseado de la mezcla de reacción es muy difícil y no todo el producto logra aislarse.  En algunos casos, un conjunto particular de reactivo da lugar a dos o más reacciones simultáneas, formando productos indeseables además de los deseados.  La calidad o pureza de las materias primas no es óptima.  La cantidad real de producto que se obtiene se denomina rendimiento real. El rendimiento real de una reacción se expresa en términos de % mediante la siguiente expresión: Masa del producto obtenido % rendimiento = x 100 Masa producto teórico EJEMPLO:

PUREZA DE REACTIVOS Y PRODUCTOS Por lo general, las sustancias que intervienen en los procesos químicos contienen impurezas. Estas impurezas representan un peso adicional que aumenta el peso de la sustancia pura, lo que afecta la calidad del producto. Debido a lo anterior, es importante cuantificar las impurezas antes de hacer el cálculo estequiométrico, para conocer así, la cantidad real de reactivo puro a partir del cual debemos realizar el cálculo. CÁLCULOS EN REACCIONES CONSECUTIVAS Con alguna frecuencia en los procesos químicos, se tienen que realizar dos o más reacciones consecutivas para obtener un producto determinado. Como los productos de la primera reacción son los reaccionantes en la segunda reacción y así sucesivamente, no es necesario calcular las masas de las sustancias formadas en las reacciones intermedias. En lugar de esto, se pueden utilizar las relaciones molares para obtener la información deseada sobre la reacción final. EJEMPLO: