PACTO POR CASTILLA-LA MANCHA

INTRODUCCIÓN

Las dificultades ocasionadas por la actual crisis que afecta a las economías de todo el mundo están provocando en nuestro país un notable estancamiento de la actividad económica que se está traduciendo en recesión económica, falta de dinamismo de sectores estratégicos y un consecuente proceso de destrucción de empleo.

La economía de Castilla-La Mancha, de la misma manera, se está viendo afectada por ese descenso de actividad, que en el caso de nuestra Región se hace más patente en el sector de la construcción, y de forma importante también en el sector industrial que, en buena medida, está configurado por industrias auxiliares de la propia construcción.

Por otra parte, la evolución creciente de la tasa de desempleo es un reflejo de las dificultades por las que atraviesa el mercado laboral regional.

Ante tales circunstancias, el Gobierno y las administraciones públicas, los agentes económicos y sociales y las fuerzas políticas de Castilla-La Mancha:

1

Comparten la excepcionalidad del momento económico actual y la necesidad de adoptar soluciones eficaces encaminadas a minimizar los efectos de esta crisis económica.

Coinciden en que la situación requiere de la adopción de nuevas medidas que se sumen a las acordadas con empresarios y sindicatos y que se han ido poniendo en marcha desde febrero de 2008 al amparo del Pacto por el Desarrollo y la Competitividad. Dichas medidas habrán de ir encaminadas fundamentalmente a lograr dos grandes objetivos: Generar oportunidades para todos aquellos trabajadores que queden en situación de desempleo. Reactivar la actividad económica regional.

Se muestran convencidos de que la implicación de toda la sociedad castellano-manchega, así como el diálogo y el consenso que tradicionalmente han caracterizado el clima social en Castilla-La Mancha, son la mejor garantía para alcanzar la recuperación económica y fortalecer la economía regional con vistas a adoptar las reformas que nuestra estructura productiva requiere de cara a nuestro futuro más inmediato.

2

PLAN DE REACTIVACIÓN DE LA ECONOMÍA DE CASTILLA-LA MANCHA
OBJETIVOS El Plan de Reactivación de la Economía de Castilla-La Mancha se estructura en torno a los siguientes objetivos:

-

Ofrecer a los sectores especialmente afectados por la crisis económica, como el de la construcción residencial, otras oportunidades de actividad a través de la obra pública.

-

Incrementar la competitividad de nuestras empresas a través del uso de las TIC, sobre todo de aquellas ubicadas en el medio rural, con la finalidad de fortalecer su posición en el mercado.

-

Facilitar el acceso a la financiación y mejorar la liquidez de nuestras PYMES.

-

Fomentar la inversión empresarial facilitando la tramitación de procedimientos mediante la reducción de las cargas y trabas administrativas.

-

Dinamizar la actividad de sectores estratégicos para Castilla-La Mancha como el de las energías renovables, el tecnológico y la industria agroalimentaria.

-

Favorecer la apertura de nuevos nichos de mercado a escala internacional, promoviendo la cooperación interempresarial y la generación de nuevas estructuras de comercialización.

-

Apoyar a los sectores industriales especialmente vulnerables a través de la implantación de medidas específicas.

3

-

Impulsar

la

Investigación,

el

Desarrollo

Tecnológico

y

la

innovación empresarial como factor clave para el crecimiento económico y uno de los elementos esenciales para el desarrollo regional a medio y largo plazo. Extender las oportunidades de formación y de cualificación profesional para todos, jóvenes y trabajadores tanto ocupados como desempleados.

4

EJES DE ACTUACIÓN

1. Mayor intensidad en el esfuerzo inversor público. Impulsar la obra pública agilizando la ejecución de las actuaciones previstas en el Plan de inversiones públicas que se viene desarrollando, lo que permitirá incrementar el volumen de licitación para llevar a cabo infraestructuras de comunicación e hidráulicas, así como proyectos de inversión en el ámbito educativo, sanitario, social y tecnológico.

2. Facilidades para el acceso a la financiación y liquidez de las Pymes. - Instrumentalizar mecanismos que garanticen el acceso al crédito por parte de Pymes, microempresas y autónomos para que dispongan de recursos para hacer frente a sus necesidades de funcionamiento sin verse afectadas por las restricciones con las que el sistema financiero viene actuando en los últimos meses. - Establecer sistemas de agilización de pagos por parte de la Administración regional favoreciendo la liquidez de las empresas adjudicatarias de contratos públicos. - Diseñar nuevas líneas de apoyo financiero a proyectos de inversión empresarial que favorezcan el desarrollo socioeconómico regional.

3. Simplificación y agilización de trámites administrativos. Abordar la simplificación del entorno normativo y regulatorio en el que las empresas se ven obligadas a desarrollar su actividad, así

5

como

mejorar

la

gestión

de

los

servicios

prestados

por

la

administración autonómica, mediante actuaciones dirigidas a: 1. Reducir trámites y procedimientos administrativos. 2. Mejorar la accesibilidad a los servicios prestados por la Administración regional y administraciones locales de la Región. 3. Coordinar y simplificar los servicios de información y asesoramiento en materia de proyectos empresariales. 4. Dinamización de sectores estratégicos. Apoyar activamente el desarrollo de sectores que aporten un valor añadido a la economía regional y permitan diferenciarla de las economías de nuestro entorno. Para ello, se fomentará y apoyará: - La producción de energías renovables, y los desarrollos industriales y tecnológicos vinculados a dichas energías. - La consolidación de Castilla-La Mancha como polo de atracción de inversiones de la industria aeronáutica. - La creación y localización en Castilla-La Mancha de empresas innovadoras de base tecnológica.

5. Favorecer el uso de la I+D+i en el tejido empresarial. Reforzar el apoyo a: - La modernización e incorporación de la innovación tecnológica a nuestras industrias, a través de la promoción de infraestructuras y servicios de apoyo a la innovación en el tejido empresarial, y de

6

líneas de ayudas específicas dirigidas a la aplicación de la innovación tecnológica en la empresa. - La consolidación de una base investigadora de carácter empresarial que favorezca la planificación y organización de actividades de I+D por parte de empresas con experiencia este ámbito. - Favorecer la transferencia de tecnología y conocimiento desde organismos e instituciones públicas y privadas a las empresas.

6. Promoción de nuevos mercados. - Incrementar los esfuerzos para que la internacionalización gane protagonismo en la estrategia comercial de las empresas de la Región como mecanismo de fortalecimiento de cara a la comercialización de nuestros productos a nivel internacional. - Intensificar el fomento de la cooperación interempresarial, apoyando aquellas iniciativas que deriven en la agrupación de empresas con la finalidad de salir a mercados exteriores.

7. Apoyo específico a determinados sectores productivos. Otorgar un tratamiento específico a sectores que, por sus propias características y la competencia de nuevos mercados, se han visto más amenazados por el actual momento económico, como es el caso de la industria manufacturera, el sector artesano, el comercio rural y la ganadería, entre otros.

7

8. Impulso a la formación y cualificación de jóvenes y trabajadores - Continuar extendiendo la oferta de formación profesional para que pueda llegar a más personas, más sectores y más territorios y sirva tanto para recualificar a los trabajadores (ocupados o desempleados) como para facilitar un cambio en el modelo productivo de la región. - Aplicar un Plan de Prevención del Abandono Escolar para mejorar las tasas de escolarización y el éxito en la Educación Secundaria Obligatoria. - Reforzar la ejecución del Plan de Plurilingüismo para mejorar la competencia en lenguas extranjeras del alumnado de Castilla-La Mancha.

9. Apoyo a colectivos con dificultades especiales - Reorientar estratégicamente las ayudas y servicios asistenciales prestados o financiados por la Administración Regional.

10.Optimizar la gestión del gasto público Reforzar la aplicación de medidas de racionalización y austeridad en relación con el ahorro del gasto público en bienes corrientes y de servicios ligadas al funcionamiento de la Administración Regional, con el objetivo de derivar los recursos obtenidos de dicho ahorro a la financiación de las medidas pactadas.

8

9