Guía de Control de Infecciones en el Medio Hospitalario para la atención de Influenza Pandémica

COMITÉ DE INFLUENZA PANDÉMICA

1

Secretaría de Salud Dr. José Ángel Córdoba Villalobos Secretario de Salud Comisión Coordinadora de los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales Regionales de Alta Especialidad Dr. Julio Sotelo Morales Titular Comisión Coordinadora de los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales Regionales de Alta Especialidad Dr. Alberto Lifshitz Guinzberg Director General de Coordinación los INSalud y HAE Dr. Rodolfo Cano Jiménez Director de Investigación en Salud Dr. Patricia Romano Riquer Subdirectora de Desarrollo en Investigación en Salud Dr. Guillermo de León Supervisor Médico en Área Normativa Dra. Anjarath Lorena Higuera Iglesias Ing. Irma Yazmín Godínez Zavala Comité de Influenza Aviaria Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias Instituto Nacionales de Enfermedades Respiratorias Dr. Fernando Cano Valle Director General Dr. Moisés Selman Lamas Director de Investigación

2

Autores

Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias Dr. Ismael Cosio Villegas

• Departamento de Investigación en Epidemiología
Clínica Dra. Anjarath Lorena Higuera Iglesias Jefa del Departamento de Investigación en Epidemiología Clínica

Ing. Irma Yazmín Godínez Zavala Responsable de Aplicaciones de Cómputo, Estadística y Sistemas de Información M.C. Diana Torres Ramos Investigadora en Salud Pública Lic. Enf. Leticia Martínez Especialista en Salud Pública Lic. Oscar Ramos López Responsable Administrativo de Bases de Datos

• Laboratorio de Investigación en Microbiología
Dra. Martha Torres Rojas Jefa del Laboratorio de Inmunobiología de Tuberculosis Presidenta del Comité de Bioseguridad Quim. Carmen Sarabia Adscrita al Laboratorio Químico B Secretaria Ejecutiva del Comité de Bioseguridad

3

Autores

Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias Dr. Ismael Cosío Villegas

• Departamento de Patología Dra. Ma. Eugenia Vázquez Jefa del Departamento de Patología Dra. Rosa Ma. Rivera Adscrita al Departamento de Patología • Departamento de Alimentación y Nutrición Dra. Alejandra Gamiño Pérez Jefa del Departamento de Alimentación y Nutrición Dra. Clara Edith Marín Fuentes Adscrita al Departamento de Alimentación y Nutrición • Departamento de Neumología Pediátrica Dra. María Silvia Lule Morales Jefa del Servicio de Neumología Pediátrica • Unidad de Terapia Intensiva Dr. Octavio Narváez Porras Adscrito a la Unidad de Terapia Intensiva • Laboratorio de Virología Dra. María Eugenia Manjarrez Jefa del Laboratorio de Virología

4

INDICE

• • • • • • • •

Propósito Generalidades Precauciones estándar Higiene y antisepsia de manos Equipo de protección personal Desecho y manejo y transporte de material infeccioso. (RPBI) Limpieza y desinfección del equipo e instrumental médico Limpieza y desinfección del ambiente hospitalario Lavandería Aislamiento Hospitalario en Instalaciones Bibliografías.

5

PROPÓSITO
• Proporcionar al personal de salud medico,
paramédico y administrativo los criterios estandarizados para el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de pacientes sospechosos o confirmados de Influenza Pandémica. los procedimientos y estrategias prioritarias institucionales para dar respuesta a la contingencia epidemiológica, que permita actuar de forma segura en la atención de Influenza Pandémica. salud esta guía para su correspondiente capacitación.

• Estandarizar

• Poner a la disposición del personal de

6

GENERALIDADES
Las forma de transmisión de la influenza H5N1 son:

• Gotas que se expulsan cuando tose o estornuda
con un alcance promedio de 1 metro.

• Por el contacto y la relación médico-paciente sin

el equipo de protección personal completo y adecuado de forma: • Directa o manual, por manejo hospitalario de materiales biológicos infecciosos • Indirecto o por superficies y objetos contaminados, que también se puede prevenir con la limpieza y desinfección. y que entra en contacto con otros pacientes de otras áreas hospitalarias.

• Personal de salud que atiende pacientes aislados

En hospitales la forma de prevenir la diseminación del virus entre los trabajadores de la salud y pacientes es apegarse estrictamente a las precauciones estándar y de procedimientos las cuales van encaminadas a disminuir la transmisión de la influenza pandémica.

7

GENERALIDADES
Fuentes de transmisión nosocomial en Influenza H5N1
Paciente
Genera: • Secreción respiratoria • Sangre • Fluidos corporales • Excretas • Lesiones en la piel

Visitante
Personal de salud
Manejo de: • Secreción respiratoria • Sangre • Fluidos corporales • Excretas Lesiones por materiales: • Cortantes y punzo cortantes

8

GENERALIDADES
Procedimientos médicos de alto riesgo

• Intubación endotraqueal • Administración de medicamentos en aerosol • Broncoscopía • Fisioterapia del tórax • Aspiración nasofaríngea • Ventilación oscilatoria y de presión positiva • Escisión post-morten de tejidos

9

1. Precauciones estándar
Las precauciones estándar son diseñadas para reducir el riesgo de transmisión de microorganismos tanto de fuentes de infección reconocidas, de diagnostico confirmado así como de fuentes no reconocidas, sin diagnostico confirmado. Las precauciones estándar incluyen:

• Higiene de manos. • Uso adecuado y completo del equipo
de protección personal.

• Métodos de limpieza y desinfección. • Aislamiento de pacientes infectados.

10

2. Higiene y antisepsia de manos
Principios del lavado de manos Es el procedimiento más simple, importante y efectivo en la prevención de la transmisión de la infección. Está diseñado para remover microorganismos que pueden haber sido tomados del medio ambiente. Previene la transmisión de microorganismos a otros pacientes, personal y/o equipos. No hay ningún procedimiento de higiene que sustituya al lavado de manos.

11

2. Higiene y antisepsia de manos
Principios del lavado de manos Incluye el lavado con agua y jabón y la fricción. El lavado de manos es crítico para prevenir la auto inoculación y la diseminación. Principios de la antisepsia de manos Incluye la aplicación y fricción con productos a base de alcohol. La antisepsia de manos es crítica como un método alternativo para prevenir la auto inoculación y la diseminación. La antisepsia de manos no sustituye al lavado de manos.

12

2. Higiene y antisepsia de manos
Recomendaciones Básicas: Después de ir al baño. Después de limpiarse la nariz. Antes de comer. Antes de preparar los alimentos. Además, en el ambiente hospitalario: Antes y después de tener contacto con los pacientes.

13

2. Higiene y antisepsia de manos
Lavado y Antisepsia de manos en el ambiente hospitalario: ¿cuándo? Es obligado en los casos siguientes: Manos visiblemente sucias y contaminadas con material proteínico. Manos visiblemente manchadas con sangre y/o fluídos corporales. Antes y después del contacto con el paciente. Antes de ponerse y después de quitarse los guantes. Después de tomar signos vitales del paciente: presión arterial, temperatura y otros. Antes y después de efectuar cualquier procedimiento invasivo como inyecciones, catéteres, sondas, cirugías y otros. Antes de la preparación de medicamentos. Al ingresar y egresar al servicio dentro del área hospitalaria.

14

2. Higiene y antisepsia de manos
Procedimiento para lavado de manos 0. Tener lo necesario para el lavado de manos: lavabo con agua y jabón, toallas desechables y bote de basura.
Abrir la llave y humedecer las manos. Enjabonarse, usando de preferencia jabón líquido. Friccionarse o tallarse de 10 a 15 segundos. Enjuagar bajo el chorro de agua. Secar con una toalla desechable. Cerrar la llave usando la toalla desechable. Tirar la toalla desechable en el bote de basura. Se recomienda la sustitución de llaves mecánicas por sensor.

15

2. Higiene y antisepsia de manos
Secado de manos: ¿Porqué? Es muy importante el secado rápido de las manos, después del lavado debido a que las manos húmedas: Recogen microorganismos. Potencialmente pueden microorganismos. dispersar

Pueden ser colonizadas con microorganismos potencialmente infecciosos.

16

2. Higiene y antisepsia de manos Antisepsia de manos: ¿cuándo? Se recomienda cuando las manos no están visiblemente sucias. Si las visiblemente las manos. manos sucias, están lavamos

Es importante resaltar que la antisepsia de manos no es un método que sustituye el lavado de manos.

17

2. Higiene y antisepsia de manos Procedimiento para la antisepsia de manos Aplicar en la palma de las manos gel alcohol al 70% a base de etanol, en cantidad suficiente. Friccionarse de 10 a 15 segundos hasta que el gel alcohol desaparezca completamente y de acuerdo a especificaciones del proveedor de gel alcohol.

18

2. Higiene y antisepsia de manos
Pasos en el lavado y antisepsia de manos PASO 1 Mojar las manos y las muñecas. Aplicar jabón o gel alcohol y frotarse las manos.

PASO 2 Pasar la mano derecha sobre la mano izquierda. Luego, la izquierda sobre la derecha. PASO 3 Palma contra palma, con los dedos entrelazados.

19

2. Higiene y antisepsia de manos
Pasos en el lavado y antisepsia de manos PASO 4 La punta de los dedos de una mano contra la punta de los dedos de la opuesta e interbloquedos.

PASO 5 Rotar el dedo pulgar de la mano derecha con ayuda del puño cerrado de la mano izquierda. Luego proceder a la inversa. PASO 6 Con la punta de los dedos de la mano derecha, frotar rotando la palma de la mano izquierda. Luego proceder a la inversa.

20

3. Equipo de Protección Personal (EPP)

Protección del Personal de Salud: Prácticas de Control de Infecciones durante influenza pandémica Usted puede minimizar su riesgo de adquirir influenza pandémica siguiendo los procedimientos del uso de Equipo de Protección

Personal (EPP).

21

3. Equipo de Protección Personal (EPP) Principios para el uso del Equipo de Protección Personal (EPP) en influenza pandémica El equipo de protección personal (EPP) es utilizado para proteger al personal de salud de: Inhalar partículas infecciosas. Contaminar sus manos, ojos, otras partes del cuerpo y ropa. Diseminar agentes infecciosos a otros pacientes o personas dentro y fuera del hospital.

22

3. Equipo de Protección Personal (EPP) EPP: Puntos Clave El equipo de protección personal reduce, pero no elimina completamente la posibilidad de infección. El EPP es efectivo solo sí se lo utiliza de forma completa y correcta. El uso del EPP no reemplaza las medidas de higiene básica tales como el lavado y antisepsia de manos, esenciales para prevenir la transmisión de la infección por influenza pandémica.

23

3. Equipo de Protección Personal (EPP)

24

3. Equipo de Protección Personal (EPP)

Gorro

Bata

Mascarilla N95

Guantes

Pijama quirúrgica

Prtoección ocular

Cubre calzado ó botas quirúrgicas

25

3. Equipo de Protección Personal (EPP)
EPP: Mascarilla N-95 La mascarilla N-95 es utilizado para proteger, al personal de salud, otros pacientes, personal o visitantes, de microorganismos potencialmente infecciosos tales como los contenidos en secreción respiratoria que: Pueden contaminar su rostro, incluída la nariz y la boca. Pueden ser inhalados o ingeridos.

26

3. Equipo de Protección Personal (EPP)
EPP: Mascarilla N-95

Para protección respiratoria utilice la mascarilla N-95 durante todo el tiempo que dure el contacto con el paciente o se realicen procedimientos que generen aerosoles.

27

3. Equipo de Protección Personal (EPP) EPP: Mascarilla N-95 Uso apropiado No toque la parte delantera de la mascarilla. Utilice una sola mascarilla N-95. No necesita protección respiratoria adicional. Retire la mascarilla N-95 después de retirarse de la unidad/área de aislamiento.
¿Por qué usar una mascarilla N-95?

La mascarilla N-95 proporciona un alto nivel de retención de partículas menores a una micra, incluyendo 28 aerosoles.

3. Equipo de Protección Personal (EPP)
EPP: Mascarilla N-95 Cómo utilizarlo Utilice la misma mascarilla durante toda la jornada laboral. En algunas personas será necesario reponer la mascarilla N-95 hasta 2 veces en el mismo turno, debido a la humedad generada por boca y nariz. Deseche la mascarilla N-95 usada y/o contaminada en el contenedor de bolsa roja RPBI’s. Siempre utilice la mascarilla del tamaño correcto, para que lo proteja eficazmente y pueda pasar la prueba de protección. NOTA: Elija el tamaño de la mascarilla de acuerdo al tamaño de su nariz y boca.

29

3. Equipo de Protección Personal (EPP)
EPP: Mascarilla N-95 Instrucciones de colocación PASO 1 Coloque el respirador en sus manos con la parte delantera sobre la palma de sus manos con la cinta aseguradora colgando libremente debajo de sus manos.

PASO 2 Posicione el respirador bajo su mentón con la parte delantera para arriba.

PASO 3 Coloque la primera cinta sujetadora en la parte superior de la cabeza. Coloque la segunda cinta alrededor de la cabeza y posiciónela arriba del cuello y debajo de las orejas.

30

3. Equipo de Protección Personal (EPP)
EPP: Mascarilla N-95 Instrucciones de colocación PASO 4 Coloque los dedos de ambas manos sobre el metal de la nariz. Moldee el metal alrededor de su nariz mediante el movimiento de sus dedos a ambos lados del metal. La utilización de una sola mano para moldear el metal resulta la mayoría de las veces en la reducción de la efectividad del uso de la mascarilla. PASO 5 La colocación de la máscara debe ser realizada antes de entrar al área de aislamiento. Si cubre la parte delantera del respirador con las manos, tener cuidado de no modificar la posición del respirador.

31

3. Equipo de Protección Personal (EPP)
EPP: Mascarilla N-95 Instrucciones de colocación PASO 6 Prueba de sellado positivo para respiradores sin válvula* Exhale profundamente: una presión positiva debe ser sentida por dentro del respirador. Si algún escape es detectado, ajustar la posición del tirante o del respirador Repetir los pasos anteriores hasta que el respirador esté sellado apropiadamente

NOTA: * Recomendado para quirófano, el resto de las áreas deberán usar respiradores con válvula.

32

3. Equipo de Protección Personal (EPP)
EPP: Mascarilla N-95 Instrucciones de colocación PASO 7 Prueba de sellado negativo Inhale profundamente: Si no existe ningún escape, la presión negativa generada en la máscara deberá hacer que la misma quede adherida a su rostro Un sellado deficiente resulta en una pérdida de la presión negativa en la máscara debido a la entrada de aire a través de los espacios generados por el mal sellado

33

3. Equipo de Protección Personal (EPP) EPP: Mascarilla N-95 ¿Cuándo hay que cambiarla? Cuando se encuentre: Húmeda Visiblemente sucia Maltratada Rota Al finalizar la jornada de trabajo NOTA: La mascarilla NO DEBE ser cambiada en el cuarto/área donde se encuentran los pacientes en aislamiento. NOTA: Evitar tocarla durante la jornada de 34 trabajo.

3. Equipo de Protección Personal (EPP) EPP: Principios para el uso de goggles, batas, guantes, gorros, botas y pijama quirúrgicas Goggles, batas, guantes, gorros, botas y pijamas quirúrgicas son utilizados para proteger al personal de salud de potenciales microorganismos infecciosos que puedan: Contaminar sus ojos, ropas, manos, cabello, cuerpo y calzado. Transmitirlos a otros pacientes, visitantes y miembros del personal.

35

3. Equipo de Protección Personal (EPP) EPP: Goggles o visor Asignar uno a cada personal de salud al inicio de su jornada laboral. Colocarse los goggles en el área de vestidor asignada. Al final de cada jornada, colocarlos en el recipiente situado en la antesala del área de aislamiento para que los mismos sean lavados y desinfectados. SON RECICLABLES Deben ser utilizados para cubrir toda el área de los ojos y NO DEBEN tener ventilación frontal.

36

3. Equipo de Protección Personal (EPP)

EPP: Batas
Batas desechables, de manga larga con puños ajustables resistentes a líquido deberán ser vestidos siempre dentro del área limpia en el cerco epidemiológico. Utilizarlas durante todo el tiempo de permanencia en el área/habitación del paciente. Las mismas deberán ser removidas en la antesala de la del cuarto de aislamiento y cambiar por una limpia.

37

3. Equipo de Protección Personal (EPP) EPP: Recomendaciones para batas El tipo de bata que se usará para atender la contigencia de influenza pandémica será desechable. Idealmente, una bata nueva entre un paciente y otro. DEBEN ser utilizadas durante todo el tiempo que se esté en contacto con el paciente. Utilice una bata para cada paciente. Reemplácela inmediatamente ante contaminación visible.

38

3. Equipo de Protección Personal (EPP) EPP: Guantes SE DEBEN usar guantes de látex o nitrilo, largos: Antes del contacto con cada paciente. Los guantes DEBEN cubrir la orilla de la manga de la bata, evitando que la piel quede al descubierto. Antes de limpiar. Antes de transportar desechos biológicos (RPBI’s) o basuras sólidas.

39

3. Equipo de Protección Personal (EPP) EPP: Instrucciones para el uso de guantes Usar doble par de guantes. Primer par de guantes: Se encuentran limpios y PERMITEN SEGUIR QUITANDO EL EPP SIN CONTAMINARSE. Segundo par de guantes: Entran en contacto directo con el paciente para manejo de materiales biológico infecciosos y RPBI’s. SON LO PRIMERO QUE SE DESECHA AL QUITAR EPP. También, el segundo par de guantes se retira después de manejar o tomar 40 muestras de laboratorio.

3. Equipo de Protección Personal (EPP) EPP: Instrucciones para el uso de guantes NO DEBE utilizar guantes fuera de la sala del paciente o antesala. Después de retirar los dos pares de guantes, lavarse las manos. No reutilizar guantes. los

41

3. Equipo de Protección Personal (EPP)
EPP: Gorro Los gorros son utilizados para proteger el cabello de aerosoles que pueden impregnar el cabello y contaminar partes del cuerpo como rostro, manos así como ropa y objetos inanimados. La pijama y botas quirúrgicas serán de tipo desechables para la atención de los pacientes con influenza pandémica.

42

3. Equipo de Protección Personal (EPP)
EPP: Pijama y botas quirúrgicas El personal de salud atenderá a los pacientes confirmados o sospechosos durante la influenza pandémica mediante el uso de la pijama quirúrgica. NO DEBE utilizarse ropa de calle para la atención de paciente durante la influenza pandémica. La pijama y botas quirúrgicas serán de tipo desechables para la atención de los pacientes con influenza pandémica.

43

3. Equipo de Protección Personal (EPP)
EPP: Pijama y botas quirúrgicas

Dado el alto grado de contagio que implica la influenza pandémica, NO DEBE LLEVARSE ROPA CONTAMINADA FUERA DEL HOSPITAL: casa, calle, lugares y transporte públicos. Las botas quirúrgicas son utilizadas para proteger el calzado y pies de salpicaduras de sangre, fluidos corporales, aerosoles y otros materiales biológico infeccioso. Para quitar y poner la pijama y botas quirúrgica, SIEMPRE SE HARÁ DENTRO DEL CERCO EPIDEMIOLÓGICO.

44

3. Equipo de Protección Personal (EPP) EPP: Puntos clave Utilizar goggles (reciclables); mascarilla N-95, batas, gorros, pijamas y botas quirúrgicas, guantes, (desechables) para cada paciente. El uso del EPP protege a otros pacientes, personal de salud y visitantes de potenciales agentes infecciosos. Lavarse las manos utilizando agua y jabón preferentemente suave líquido, antes y después de accesar al área de aislamiento. Utilizar gel alcohol antisepsia de manos. al 70% para

45

3. Equipo de Protección Personal (EPP) Procedimiento para poner EPP
Poner EPP Poner bata

Entrar al área limpia Entrada al Cerco Epidemiológico

Poner cubre calzado

Desvestir ropa de calle

Poner 1er par de guantes

Lavar manos

Poner 2o par de guantes

Poner pijama quirúrgica

Pasar al área de Aislamiento

Poner gorro

Personal de Salud con EPP listo

Poner googles

Poner mascarilla N-95

46

3. Equipo de Protección Personal (EPP) Procedimiento para quitar EPP
Quitar EPP Quitar gorro

Salir del área de Aislamiento

Colocar gorro en bolsa roja RPBI’s

Entrar al área sucia o para cambio

Quitar mascarilla N-95

Quitar cubre calzado Colocar cubre calzado bolsa roja RPBI’s

Colocar mascarilla N-95 en bolsa roja RPBI’s

Quitar bata

Quitar 2º par de guantes

Colocar bata en bolsa roja RPBI’s

Colocar 2º par guantes en bolsa roja RPBI’s

Quitar pijama quirúrgica

Quitar googles

continúa

Colocar googles en contenedor con hipoclorito al 5.5%

47

3. Equipo de Protección Personal (EPP) Procedimiento para quitar EPP
continúa

si
Colocar pijama quirúrgica en bolsa roja RPBI’s para desechar

pijama quirúrgica ¿es desechable?

no

Colocar pijama quirúrgica en bolsa roja RPBI’s para Lavandería

Quitar 1er par de guantes

Colocar 1er par guantes en bolsa roja RPBI’s

Vestir ropa de calle

Lavar manos

Salir del área limpia: Salida del Cerco epidemiológico

Pasar a área limpia FIN Quitar EPP Bañarse

48

4. Aislamiento Hospitalario
Aislamiento/ lavado de manos A

Principios generales del Área de Aislamiento F

E

Área de aislamiento Presión negativa

D A

Área de cambio

AREA DE ACCESO GENERAL

D A B

C

E

Principios generales del Área de aislamiento y Reconversión de Hospital A. Estación de desinfección. B. Recipientes para desinfección de insumos reutilizables. C. Recipiente de bioseguridad para disposición del equipo de protección del personal. D. Repisas para recipientes con piezas de algodón con alcohol, para la desinfección de manos. E. Ventana externa únicamente. F. Depósito general: vestimentas, equipos de protección nuevos, etc.

49

4. Aislamiento Hospitalario
Precauciones de aislamiento
Se deben implementar las siguientes: Asignación adecuada de los pacientes en áreas o cuartos de aislamiento. Colocación de barreras de protección en áreas o cuartos de aislamiento. Los áreas de aislamiento deben estar ventiladas de manera adecuada: más de 12 cambios de aire por hora DEBEN mantenerse cerradas. las puertas

DEBE limitarse el número de personas que entre a las áreas de aislamiento.

50

4. Aislamiento Hospitalario
Cuartos de aislamiento
Los cuartos de aislamiento están diseñados para albergar pacientes con sospecha de enfermedades transmitidas por vía aérea. Debe existir al menos un cuarto o área de aislamiento en cada institución. De preferencia, DEBE ser individual. En caso de disponer de espacio suficiente, se puede compartir con varios pacientes infectados con el mismo microorganismo. Debe estar negativa. diseñado con presión

Se debe mantener una diferencia de 2.5Pa entre la antesala y el cuarto de aislamiento.

51

4. Aislamiento Hospitalario
Cuartos de aislamiento
La salida del aire debe estar por arriba del nivel del techo y no debe dar hacia áreas de estacionamiento, corredores, ventanas o áreas públicas. La entrada de aire debe estar retirada horizontalmente, al menos 62 metros de la salida de aire. El aire debe ser filtrado a través de un filtro HEPA antes de ser liberado al ambiente. SIEMPRE SE DEBE PONER Y QUITAR EL EPP EN LA ANTESALA, nunca en el área de aislamiento. SIEMPRE SE DEBE realizar la higiene de manos al entrar y salir del área de 52 aislamiento.

4. Aislamiento Hospitalario
Diagrama Cuarto de aislamiento
Monitor

cama

53

4. Aislamiento Hospitalario
Cuidados del cuarto de aislamiento SE DEBE limpiar y equipar antes de su uso. SE DEBE limpiar y desinfectar: Diariamente Cuando se desocupe

54

5. Desecho, Manejo y Transporte de Material Infeccioso (RPBI)
Definición Agente biológico-infeccioso Cualquier microorganismo capaz de producir enfermedades cuando está presente en concentraciones suficientes (inóculo), en un ambiente propicio (supervivencia), en una persona susceptible y en presencia de una vía de entrada. Residuos Peligrosos Biológico Infecciosos (RPBI’s) Son aquellos materiales generados durante los servicios de atención médica que contengan agentes biológicos infecciosos, como el virus de la influenza pandémica, y que puedan causar efectos nocivos a la salud y al ambiente.

55

5. Desecho, Manejo y Transporte de Material Infeccioso (RPBI)
Manejo de RPBI’s Clasificación Se consideran residuos peligrosos biológicos infecciosos ( RPBI’s ): La sangre y sus componentes: Sólo en su forma líquida Células progenitoras Hematopoyéticas Fracciones celulares o acelulares, hemoderivados Los cultivos y cepas de agentes biológicos infecciosos Los cultivos generados en los procedimientos de diagnóstico e investigación, así como los generados en la producción y control de agentes biológico-infecciosos.

56

5. Desecho, Manejo y Transporte de Material Infeccioso (RPBI)
Manejo de RPBI’s Clasificación Se consideran residuos peligrosos biológicos infecciosos ( RPBI’s ): Utensilios desechables Los usados para contener, transferir, inocular y mezclar cultivos de agentes biológicoinfecciosos. Los residuos patológicos Los tejidos, órganos y partes que se extirpan o remueven durante las necropsias, la cirugía o algún otro tipo de intervención quirúrgica, que no se encuentren en formol. Las muestras biológicas para análisis químico, microbiológico, citológico e histológico, excluyendo orina y excremento.

57

5. Desecho, Manejo y Transporte de Material Infeccioso (RPBI)
Manejo de RPBI’s Clasificación Se consideran residuos peligrosos biológicos infecciosos ( RPBI’s ): Los residuos no anatómicos: Recipientes desechables que contengan sangre líquida. Los materiales de curación, empapados, saturados, o goteando sangre o cualquiera de los siguientes fluidos corporales: • Líquido sinovial • Líquido pericárdico • Líquido pleural • Líquido céfalo-raquídeo • Líquido peritoneal Los objetos punzocortantes.

58

5. Desecho, Manejo y Transporte de Material Infeccioso (RPBI)
Manejo de RPBI’s Clasificación Se consideran residuos peligrosos biológicos infecciosos ( RPBI’s ): Los residuos desechables que contengan: Esputo. Secreciones pulmonares. Cualquier material para contener esputo y secreciones pulmonares de pacientes con sospecha o diagnóstico de tuberculosis o de otra enfermedad infecciosa, como la influenza pandémica.

59

5. Desecho, Manejo y Transporte de Material Infeccioso (RPBI)
Manejo de RPBI’s Clasificación Se consideran residuos peligrosos biológicos infecciosos ( RPBI’s ): Los residuos que han estado en contacto con humanos o animales o sus muestras biológicas durante el diagnóstico y tratamiento únicamente: tubos capilares navajas lancetas agujas de jeringas desechables agujas hipodérmicas, de sutura, de acupuntura y para tatuaje bisturís y estiletes de catéter, líquido pericárdico

60

5. Desecho, Manejo y Transporte de Material Infeccioso (RPBI)
Manejo de RPBI’s Clasificación Se consideran residuos peligrosos biológicos infecciosos ( RPBI’s ): Los cadáveres y partes de animales que fueron inoculados con agentes enteropatógenos en centros de investigación y bioterios. Materiales absorbentes utilizados en las jaulas de animales que hayan sido expuestos a agentes enteropatógenos.

61

5. Desecho, Manejo y Transporte de Material Infeccioso (RPBI)
Manejo de RPBI’s Cumplir con las disposiciones correspondientes a las siguientes fases de manejo, según sea el caso:

1. Identificación de los residuos 1. Envasado de los residuos generados 1. Almacenamiento temporal 1. Recolección y transporte externo 1. Tratamiento 1. Disposición final

62

5. Desecho, Manejo y Transporte de Material Infeccioso (RPBI)
1. Identificación de RPBI’s
En las áreas de generación de los centros hospitalarios, se deberán separar y envasar todos los residuos peligrosos biológico-infecciosos, de acuerdo con sus características físicas y biológicas infecciosas, conforme a la siguiente tabla:
Separación RPBI’s LÍQUIDOS: sangre Envase para RPBI’s

LÍQUIDOS patológicos SÓLIDOS: cultivos, cepas, material con sangre y/o líquido corporal y no anatómicos SÓLIDOS: órganos, tejidos, y animales de investigación OBJETOS PUNZOCORTANTES

63

5. Desecho, Manejo y Transporte de Material Infeccioso (RPBI)
2. Envasado de los residuos generados Durante el envasado, los residuos peligrosos biológico-infecciosos no deberán mezclarse con ningún otro tipo de residuos municipales o peligrosos. Bolsas para RPBI’s Las bolsas deberán ser: De polietileno de color rojo traslúcido, calibre mínimo 200. De polietileno de color amarillo traslúcido, calibre mínimo 300. Impermeables. Con un contenido de metales pesados de no más de una parte por millón y libres de cloro. Estar marcadas con el símbolo universal de riesgo biológico y la leyenda:

Residuos Peligrosos Biológico-Infecciosos

64

5. Desecho, Manejo y Transporte de Material Infeccioso (RPBI)
Recipientes para RPBI’s Los recipientes de los residuos peligrosos punzocortantes deberán ser: Rígidos. De polipropileno color rojo. Con un contenido de metales pesados de no más de una parte por millón y libres de cloro Permitir verificar el volumen ocupado en el mismo. Resistentes a fracturas y pérdidas de contenido al caerse. Destructibles por métodos físicos. Tener separador de agujas y abertura para depósito. Con tapa(s) de ensamble seguro y cierre permanente. Estar marcadas con el símbolo universal de riesgo biológico y la leyenda:

65 Residuos Peligrosos Punzocortantes Biológico infeccioso

5. Desecho, Manejo y Transporte de Material Infeccioso (RPBI)
Consideraciones de los Recipientes para RPBI’s Sólo debe ser llenado en un 80% de su capacidad. NO sobrellenar el recipiente. NO meter recipiente. la mano dentro del

Desechar todo material punzocortante dentro del recipiente.

66

5. Desecho, Manejo y Transporte de Material Infeccioso (RPBI)
3. Almacenamiento temporal Debe estar separados de áreas de atención a pacientes, hospitalización, visitas, cocina, comedor, oficinas, etc. Estar techado, de fácil acceso para la recolección y transporte, sin riesgos de inundación e ingreso de animales. Contar con señalamientos y letreros alusivos a la peligrosidad y estar restringido su acceso y solo permitir el mismo al personal responsable. Los establecimientos generadores que no cuenten con espacios disponibles para construirlo, podrán utilizar contenedores plásticos o metálicos. Los residuos patológicos deberán conservarse a una temperatura máxima de 4°C.

67

5. Desecho, Manejo y Transporte de Material Infeccioso (RPBI)
1. Recolección y transporte externo 2. Tratamiento 3. Disposición final Cada centro hospitalario en su manual de organización debe contemplar estos procesos de acuerdo a las Normas correspondientes.

68

6. Limpieza y desinfección del ambiente hospitalario
La Limpieza durante influenza pandémica la atención de

La limpieza es, por lo general, suficiente para prevenir y controlar una infección. Pero, en el caso de infección por influenza pandémica, el uso posterior de desinfectantes es esencial. Es esencial, además, que se limpie exhaustivamente antes de desinfectar el área. La limpieza y desinfección deben realizarse al final del día o cuando alguna gran contaminación en particular ocurra. En algunas instancias será necesario desinfectar previamente para asegurar un manejo seguro.

69

6. Limpieza y desinfección del ambiente hospitalario
La limpieza y desinfección del área/habitación del paciente es la mejor manera de reducir la transmisión de la infección. Por lo tanto, se debe vestir el equipo de protección personal (EPP) completo durante la limpieza y desinfección. A fin de comunicar el riesgo de infección por influenza aviaria, utilice señales. AISLAMIENTO POR INFLUENZA PANDÉMICA

70

6. Limpieza y desinfección del ambiente hospitalario
Limpieza de superficies
Tipo de superficie Ejemplo Pisos y Paredes Frecuencia de lavado y/o desinfección
Diariamente De manera regular Cuando están visiblemente contaminadas, al mover de sitio al paciente

Contacto mínimo

Techos

Orilla de la cama Contacto frecuente Perilla de la puerta Apagador de la luz Áreas alrededor del baño de los pacientes
Frecuentemente

71

6. Limpieza y desinfección del ambiente hospitalario
Recomendaciones para la preparación de la solución de limpieza y desinfección en el área hospitalaria Regla para la preparación de la solución limpiadora-desinfectante: Por 1 parte de hipoclorito de sodio se agregan 9 partes de agua en una cubeta o recipiente para la solución limpiadora desinfectante: Ejemplo:

hipoclorito de sodio: 1 parte agua: 9 partes

Si queremos 1 litro de solución limpiadoradesinfectante:
1 litro = 1000 ml solución limpiadora-desinfectante = 900 ml agua + 100 ml hipoclorito de sodio

72

6. Limpieza y desinfección del ambiente hospitalario
Recomendaciones para la preparación de la solución de limpieza y desinfección en el área hospitalaria Los utensilios como trapos para limpiar y sacudir; jergas, mechudos y mogs para limpiar DENTRO DEL CERCO EPIDEMIOLÓGICO y/o ÁREAS DE AISLAMIENTO DEBEN SIEMPRE USARSE EXCLUSIVAMENTE PARA ESTAS ÁREAS. Debe destinarse un lugar especial para los utensilios como como trapos para limpiar y sacudir; jergas, mechudos y mogs para limpiar DENTRO DEL CERCO EPIDEMIOLÓGICO y/o ÁREAS DE AISLAMIENTO. Para limpiar manchas de sangre se usará el hipoclorito de sodio 1:1, es decir, se aplicará DIRECTO, SIN DILUIR.

73

6. Limpieza y desinfección del ambiente hospitalario
El área inmediata alrededor de la habitación del paciente debe ser considerada altamente contaminada Camilla y cama, así como los accesorios de cama y el piso debe ser limpiados con detergente y agua tibia diariamente preferentemente dos veces al día Adicionalmente, desinfectar todas superficies luego de la limpieza. las

Si la superficie está altamente contaminada, antes de limpiar, primeramente desinfectar de acuerdo al tipo de contaminante biológico (sólido, líquido) con productos disponibles y conforme a las especificaciones del proveedor. Desinfectante para reducir la carga viral. Para desinfectar utilizar un humedecido con el desinfectante. trapo

74

6. Limpieza y desinfección del ambiente hospitalario
Desechar el material infeccioso en el recipiente de basura en bolsa roja con símbolo de material peligroso biológico infeccioso. Colocar el recipiente de basura (basurero) cerca de la entrada/salida de la habitación/área del paciente. Utilizar un EPP por paciente. Limpiar y desinfectar el equipo médico inmediatamente después de su uso (dependiendo del tipo de equipo). Utilizar procedimientos y productos estándares de limpieza. Utilizar detergente y agua tibia. Enjuagar con agua caliente y secar. Utilizar posteriormente desinfectante.

75

6. Limpieza y desinfección del ambiente hospitalario
Puntos Clave para limpieza y desinfección Cuando ciertos espacios y objetos inanimados son altamente contaminados utilizar: Solución de hipoclorito de sodio 100 mg/litro (0.05% o 500ppm) para desinfectar, después de limpiar. Comprar soluciones de preparación reciente, revisando la fecha de producción y caducidad. Preparar la dilución de uso diariamente La dilución del hipoclorito se debe hacer con agua fría. Permitir un tiempo de superficie de 10 minutos. contacto con la

76

6. Limpieza y desinfección del ambiente hospitalario
Limpieza y desinfección del piso Puntos clave SE DEBE realizar limpieza húmeda, SIN BARRER Limpiar empezando con las zonas menos contaminadas y avanzar hacia las más contaminadas Utilizar dos cubetas, una para el líquido de limpieza y otra para el enjuague Cambiar las soluciones con frecuencia El equipo de limpieza utilizado se debe limpiar y desinfectar en cada uso Las cabezas de los trapeadores deben ser lavadas y secadas antes de guardarlas o reutilizarlas

77

6. Limpieza y desinfección del ambiente hospitalario
Puntos clave NO AEROLIZAR LA HABITACIÓN No es efectivo para eliminar partículas virales NO UTILIZAR DESINFECTANTES EN SPRAY Debido a que disemina: Gotas Aerosoles

78

6. Limpieza y desinfección del ambiente hospitalario Mensajes Clave
La limpieza es esencial. Para los casos de influenza pandémica desinfectar antes de limpiar. Vestir el EPP completo cuando se realizan tareas de limpieza y desinfección.

79

7. Limpieza y Desinfección del Equipo e Instrumental Médico
El virus de la influenza pandémica puede ser inactivado por una variedad de desinfectantes, incluyendo alcohol etílico e hipoclorito. El alcohol se puede utilizar para desinfectar superficies pequeñas. El hipoclorito puede utilizarse pero se debe tener en cuenta que es corrosivo por lo que se debe utilizar solo en material resistente. Se debe vestir el protección personal completo durante la desinfección. equipo de (EPP) limpieza y

80

7. Limpieza y Desinfección del Equipo e Instrumental Médico
Puntos clave Utilizar un equipo por paciente. Limpiar y desinfectar el equipo inmediatamente después de su uso (dependiendo del tipo de equipo). Todos los materiales reutilizables tales como bacines, “patos”,deben ser limpiados y desinfectados antes de ser utilizados en otros pacientes. Todos los materiales reutilizables deben ser llevados al área o cuarto de lavado para su limpieza en una bolsa roja marcada con el símbolo de RPBI’s.

81

7. Limpieza y Desinfección del Equipo e Instrumental Médico
Puntos clave
Utilizar procedimientos y productos estándares de limpieza. Utilizar desinfectante posteriormente. Utilizar autoclave en el equipo que corresponda.

82

7. Limpieza y Desinfección del Equipo e Instrumental Médico

Mensajes Clave
La limpieza es esencial. Para los casos de influenza pandémica desinfectar antes de limpiar. Vestir el EPP completo de cuando se realizan tareas de limpieza y desinfección.

83

8. Lavandería
EPP Protección del Personal atención de influenza pandémica durante la

Todo el material de lavandería, es considerado como potencialmente infeccioso. Por esta razón, SE DEBE vestir el Equipo de Protección Personal (EPP) completo para manejar las prendas de lavandería durante la pandemia de influenza. El EPP completo para el personal responsable de lavandería debe ser: Cubre boca normado Goggles industriales Gorro Uniforme propio del personal de lavandería Bata de protección Guantes industriales Botas industriales

84

8. Lavandería
Separación de la ropa para lavandería El personal de Enfermería realiza la primera separación de la ropa en dos partes: Contaminada: Doble embolsado, color rojo No contaminada No se requiere embolsar NOTA: La ropa NO DEBE ser contada por piezas, para evitar la generación de aerosoles infectantes.

85

8. Lavandería
Materiales punzo-cortantes La ropa deberá estar libre de materiales punzo-cortantes: agujas para inyección o sutura, hojas de bisturí. Estos materiales DEBEN ser eliminados en los depósitos especiales Desechos clínicos La ropa deberá estar libre de desechos clínicos como:
Vestimenta quirúrgica desechable Gasas/algodón Mascarillas Gorros y botas desechables Batas desechables Otros desechos contaminados: sondas, catéteres, guantes, etc.

Traslado de ropa En carros recolectores de acuerdo a los roles institucionales del área.

86

8. Lavandería
Ropa blanca La ropa blanca debe ser lavada utilizando prácticas rutinarias de lavado: Remojar y prelavar ropa con aflojador TIEMPO PARA ROPA CONTAMINADA: 10 min TIEMPO PARA ROPA NO CONTAMINADA: 5 min Lavado con cloro (hipoclorito) y detergente industrial de acuerdo a: TEMPERATURA ROPA CONTAMINADA: 90°C, durante 10 minutos TEMPERATURA PARA ROPA NO CONTAMINADA: 75°C, durante 3 minutos Enjuagar con agua fría hasta eliminar el exceso de detergente Secar ropa de acuerdo a las especificaciones del equipo de secado Doblar manualmente la ropa

87

8. Lavandería
Ropa de color La ropa de color debe ser lavada utilizando prácticas rutinarias de lavado: Remojar y prelavar ropa con aflojador, de acuerdo a las especificaciones del equipo TIEMPO ROPA CONTAMINADA: 10 minutos TIEMPO ROPA NO CONTAMINADA: 5 minutos Lavado con cloro, (hipoclorito) en menor proporción al lavado de la ropa blanca, y con detergente industrial de acuerdo a: TEMPERATURA ROPA CONTAMINADA: 90°C durante 10 minutos TEMPERATURA ROPA NO CONTAMINADA: 75°C, durante 3 minutos Enjuagar con agua fría hasta eliminar el exceso de detergente. Secar ropa de acuerdo a las especificaciones del equipo de secado. Doblar manualmente la ropa.

88

8. Lavandería
Manejo de desechos: Eliminación de desechos Se deberá seguir la rutina establecida por el hospital para la eliminación de basura hospitalaria. Posteriormente, incinerar todo los desechos. Materiales punzo-cortantes En caso de encontrar en la ropa materiales punzo-cortantes, deberán ser eliminados en los depósitos especiales. Desechos clínicos En caso de encontrar en la ropa desechos clínicos, también deberán seguir la rutina establecida por el hospital para la eliminación de basura hospitalaria Posteriormente, incinerar todo los desechos.

89

BIBLIOGRAFIA
i. World Health Organization. WHO interim guidelines on clinical management of humans infected by influenza A(H5N1). February 20, 2004. http://www.who.int/csr/disease/avian_influenza/guidelines/Guidelines_Clinical% _20Management_H5N1_rev.pdf.) CDC: Centers for Disease Control and Prevention http://www.cdc.gov/flu The New England Journal of Medicine http://search.nejm.org/search?w=Avian%20Influenza World Health Organization: Confirmed Human Cases of Avian Influenza A(H5N1) http://www.who.int/csr/disease/avian_influenza/country/en WHO case definitions for human infections with influenza A(H5N1) virus http://www.who.int/csr/disease/avian_influenza/guidelines/case_defi nition2006_08_29/en/index.html SARS Áreas Hospitalarias DOCUMENTO ORIGINAL ELABORADO POR LA OMS. Oficina Regional del Pacífico Oeste. Traducción Programa de Enfermedades Transmisibles OPS SARS manos DOCUMENTO ORIGINAL ELABORADO POR LA OMS. Oficina Regional del Pacífico Oeste. Traducción Programa de Enfermedades Transmisibles OPS SARS equipo DOCUMENTO ORIGINAL ELABORADO POR LA OMS. Oficina Regional del Pacífico Oeste. Traducción Programa de Enfermedades Transmisibles OPS http://www.cdc.gov/ncidod/sars/ic-espanol.htm Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS) La Higiene y Lavado de las Manos http://www.bfhd.wa.gov/forms/fact/handhygsp.pdf Guía Provisional Actualizada de Control de Infección en el ámbito sanitario y en la Comunidad para los Pacientes sospechosos de SARS http://www.mpsp.org/mpsp/Documentos/S_publica/Guia_SARS.pdf Medline Plus - SARS http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/007192.ht m

ii. iii. iv.

v.

v.

vii.

viii.

ix.

x. xi.

xii.

90

BIBLIOGRAFIA
New England Journal of Medicine 2005;353:1374-85. 1. World Health Organization. WHO interim guidelines on clinical management of humans infected by influenza A(H5N1). February 20, 2004. (Accessed September 2, 2005, at http://www.who.int/csr/disease/avian_influenza/guidelines/Guidelines_Clinical%_20Management_H5N1_rev.pdf.) 2. Liu J, Xiao H, Lei F, et al. Highly pathogenic H5N1 influenza virus infection in migratory birds. Science 2005;309:1206. 3. Chen H, Smith JD, Zhang SY, et al. Avian flu: H5N1 virus outbreak in migratory waterfowl. Nature 2005;436:1912. 4. Salgado CD, Farr BM, Hall KK, Hayden FG. Influenza in the acute hospital setting. Lancet Infect Dis 2002;2:14555. [Erratum, Lancet Infect Dis 2002;2:383.] 5. Bridges CB, Kuehnert MJ, Hall CB. Transmission of influenza: implications for control in health care settings. Clin Infect Dis 2003;37:1094-101. 6. Mounts AW, Kwong H, Izurieta HS, et al. Case-control study of risk factors for avian influenza A (H5N1) disease, Hong Kong, 1997. J Infect Dis 1999;180:505-8. 7. Bridges CB, Lim W, Hu-Primmer J, et al. Risk of influenza A (H5N1) infection among poultry workers, Hong Kong, 1997-1998. J Infect Dis 2002;185:1005-10. 8. Katz JM, Lim W, Bridges CB, et al. Antibody response in individuals infected with avian influenza A (H5N1) viruses and detection of anti-H5 antibody among household and social contacts. J Infect Dis 1999;180:1763-70. 9. Buxton Bridges C, Katz JM, Seto WH, et al. Risk of influenza A (H5N1) infection among health care workers exposed to patients with influenza A (H5N1), Hong Kong. J Infect Dis 2000;181:344-8. 10. Liem NT, World Health Organization International Avian Influenza Investigation Team, Vietnam, Lim W. Lack of H5N1 avian influenza transmission to hospital employees, Hanoi, 2004. Emerg Infect Dis 2005;11:210-5. 11. Schultsz C, Dong VC, Chau NVV, et al. Avian influenza H5N1 and healthcare wor kers. Emerg Infect Dis 2005;11:1158-9. (Also available at http://www.cdc.gov/ncidod/EID/ vol11no07/05-0070.htm.) 12. Apisarnthanarak A, Kitphati R, Thongphubeth K, et al. Atypical avian influenza (H5N1). Emerg Infect Dis 2004;10:1321-4. 13. Yuen KY, Chan PK, Peiris M, et al. Clinical features and rapid viral diagnosis of human disease associated with avian influenza A H5N1 virus. Lancet 1998;351:467-71. 14. Chan PK. Outbreak of avian influenza A(H5N1) virus infection in Hong Kong in 1997. Clin Infect Dis 2002;34:Suppl 2:S58-S64. 15. Chotpitayasunondh T, Ungchusak K, Hanshaoworakul W, et al. Human disease from influenza A (H5N1), Thailand, 2004. Emerg Infect Dis 2005;11:201-9. 16. Hien TT, Liem NT, Dung NT, et al. Avian influenza A (H5N1) in 10 patients in Vietnam. N Engl J Med 2004;350:1179-88. 17. Keawcharoen J, Oraveerakul K, Kuiken T, et al. Avian influenza H5N1 in tigers and leopards. Emerg Infect Dis 2004;10:2189-91. 18. Thanawongnuwech R, Amonsin A, Tantilertcharoen R, et al. Probable tiger-to-tiger transmission of avian influenza H5N1. Emerg Infect Dis 2005;11:699-701. 19. Kuiken T, Rimmelzwaan G, van Riel D, et al. Avian H5N1 influenza in cats. Science 2004;306:241. 20. Ungchusak K, Auewarakul P, Dowell SF, et al. Probable person-to-person transmission of avian influenza A (H5N1). N Engl J Med 2005;352:333-40. 21. World Health Organization. WHO inter-country-consultation: influenza A/H5N1in humans in Asia: Manila, Philippines, 6-7 May 2005. (Accessed September 2, 2005, at http://www.who.int/csr/resources/publications/influenza/WHO_CDS_CSR_GIP_ 2005_7/en/.) 22. de Jong MD, Cam BV, Qui PT, et al. Fatal Avian influenza A (H5N1) in a child presenting with diarrhea followed by coma. N Engl J Med 2005;352:686-91. 23. Fouchier RAM, Schneeberger PM, Rozendaal FW, et al. Avian influenza A virus (H7N7) associated with human conjunctivitis and a fatal case of acute respiratory distress syndrome. Proc Natl Acad Sci U S A 2004;101:1356-61.

91

BIBLIOGRAFIA
24. Tam JS. Influenza A (H5N1) in Hong Kong: an overview. Vaccine 2002;20:Suppl 2:S77-S81. 25. Nicholson KG. Human influenza. In: Nicholson KG, Webster RG, Hay AJ, eds. Text book of influenza. Oxford, England: Blackwell Science, 1998:219-64. 26. Kaiser L, Briones MS, Hayden FG. Performance of virus isolation and Directigen Flu A to detect influenza A virus in experimental human infection. J Clin Virol 1999; 14:191-7. 27. Peiris JS, Yu WC, Leung CW, et al. Reemergence of fatal human influenza A subtype H5N1 disease. Lancet 2004;363:617-9. 28. Hatta M, Gao P, Halfmann P, Kawaoka Y. Molecular basis for high virulence of Hong Kong H5N1 influenza A viruses. Science 2001;293:1840-2. 29. Shinya K, Hamm S, Hatta M, Ito H, Ito T, Kawaoka Y. PB2 amino acid at position 627 affects replicative efficiency, but not cell tropism, of Hong Kong H5N1 influenza A viruses in mice. Virology 2004;320:258-66. 30. Seo SH, Hoffman E, Webster RG. Lethal H5N1 influenza viruses escape host antiviral cytokine responses. Nat Med 2002;8:950-4. 31. Cheung CY, Poon LL, Lau AS, et al. Induction of proinflammatory cytokines in human macrophages by influenza A (H5N1) viruses: a mechanism for the unusual severity of human disease? Lancet 2002;360:1831-7. 32. Guan Y, Peiris JSM, Lipatov AS, et al. Emergence of multiple genotypes of H5N1 avian influenza viruses in Hong Kong SAR. Proc Natl Acad Sci U S A 2002;99:8950-5. 33. Li KS, Guan Y, Wang J, et al. Genesis of a highly pathogenic and potentially pandemic H5N1 influenza virus in eastern Asia. Nature 2004;430:209-13. 34. Avian influenza A (H5N1). Weekly Epi demiol Rec 2004;79(7):65-70. (Also available at http://www.who.int/wer/2004/en/wer7907.pdf.) 35. Sims LD, Ellis TM, Liu KK, et al. Avian influenza in Hong Kong 1997-2002. Avian Dis 2003;47:Suppl:832-8. 36. Horimoto T, Fukuda N, Iwatsuki-Horimoto K, et al. Antigenic differences between H5N1 human influenza viruses isolated in 1997 and 2003. J Vet Med Sci 2004;66:303-5. 37. Sturm-Ramirez KM, Ellis T, Bousfield B, et al. Reemerging H5N1 influenza viruses in Hong Kong in 2002 are highly pathogenic to ducks. J Virol 2004;78:4892-901. 38. Perkins LE, Swayne DE. Pathogenicity of a Hong Kong-origin H5N1 highly pathogenic avian influenza virus for emus, geese, ducks, and pigeons. Avian Dis 2002;46:53-63. 39. Zitzow LA, Rowe T, Morken T, ShiehWJ, Zaki S, Katz JM. Pathogenesis of avian influenza A (H5N1) viruses in ferrets. J Virol 2002;76:4420-9. 40. Govorkova EA, Rehg JE, Krauss S, et al. Lethality to ferrets of H5N1 influenza viruses isolated from humans and poultry in 2004. J Virol 2005;79:2191-8. 41. Uiprasertkul M, Puthavathana P, Sangsiriwut K, et al. Influenza A H5N1 replication sites in humans. Emerg Infect Dis 2005; 11:1036-41. 42. To KF, Chan PK, Chan KF, et al. Pathology of fatal human infection associated with avian influenza A H5N1 virus. J Med Virol 2001;63:242-6. 43. Guarner J, Shieh W-J, Dawson J, et al. Immunohistochemical and in situ hybridization studies of influenza A virus infection in human lungs. Am J Clin Pathol 2000;114: 227-33. 44. World Health Organization. Recommended laboratory tests to identify influenza A/H5 virus in specimens from patients with an influenza-like illness. 2005. (Accessed September 2, 2005, at http://www.who.int/csr/disease/avian_influenza/guidelines/avian_ labtests1.pdf.) 45. Centers for Disease Control and Pre vention. Update: notice to travelers about avian influenza A (H5N1). July 29, 2005. (Ac ces s -ed September 2, 2005, at http://www. cdc.gov/travel/other/avian_flu_ah5n1_031605.htm.) 46. Leneva IA, Roberts N, Govorkova EA, Goloubeva OG, Webster RG. The neuraminidase inhibitor GS4104 (oseltamivir phosphate) is efficacious against A/Hong Kong/156/97 (H5N1) and A/Hong Kong/1074/99 (H9N2) influenza viruses. Antiviral Res 2000; 48:101-15. 47. Govorkova EA, Leneva IA, Goloubeva OG, Bush K, Webster RG. Comparison of efficacies of RWJ270201, zanamivir, and oseltamivir against H5N1, H9N2, and other avian influenza viruses. Antimicrob Agents Chemother 2001;45:2723-32. 48. Gubareva LV, McCullers JA, Bethell RC, Webster RG. Characterization of influenza A/HongKong/156/97 (H5N1) virus in a mouse model and protective effect of zanamivir on H5N1 infection in mice. J Infect Dis 1998;178:1592-6.

92

BIBLIOGRAFIA
49. Leneva IA, Goloubeva O, Fenton RJ, Tisdale M, Webster RG. Efficacy of zanamivir against avian influenza A viruses that possess genes encoding H5N1 internal proteins and are pathogenic in mammals. Antimi crob Agents Chemother 2001;45:1216-24. 50. Yen HL, Monto AS, Webster RG, Go vorkovaEA. Virulence may determine the necessary duration and dosage of oseltamivir treatment for highly pathogenic A/Vietnam/ 1203/04 influenza virus in mice. J Infect Dis 2005;192:66572. 51. Treanor JJ, Hayden FG, Vrooman PS, et al. Efficacy and safety of the oral neuraminidase inhibitor oseltamivir in treating acute influenza: a randomized controlled trial. JAMA 2000;283:1016-24. 52. Cooper NJ, Sutton AJ, Abrams KR, Wailoo A, Turner D, Nicholson KG. Effec ti ve ness of neuraminidase inhibitors in treatment and prevention of influenza A and B: systematic review and meta-analyses of randomised controlled trials. BMJ 2003;326:1235. 53. Monto AS, Fleming DM, Henry D, et al. Efficacy and safety of the neuraminidase inhibitor zanamivir in the treatment of influenza A and B virus infections. J Infect Dis 1999;180:254-61. 54. Ward P, Small I, Smith J, Suter P, Dut kowski R. Oseltamivir (Tamiflu) and its potential for use in the event of an influenza pandemic. J Antimicrob Chemother 2005;55: Suppl 1:i5-i21. 55-New England Journal of Medicine 354;8 february 23, 2006 Antiviral Resistance in Influenza Viruses — Implications for Management and Pandemic Response Frederick G. Hayden, M.D. 56.-New England Journal of Medicine 353;25 Oseltamivir Resistance — Disabling Our Influenza Defenses Anne Moscona, M.D.december 22, 2005 57.-New England Journal of Medicine 352;4 The Threat of an Avian Influenza Pandemic Arnold S. Monto, M.D.January 27, 2005 58.-New England Journal of Medicine 352;4 january 27, 2005 The Threat of an Avian Influenza Pandemic Arnold S. Monto, M.D. 59.-New England Journal of Medicine 352;7 february 17, 2005 Fatal Avian Influenza A (H5N1) in a Child Presenting with Diarrhea Followed by Coma Menno D. de Jong, M.D., Ph.D., Bach Van Cam, M.D., Phan Tu Qui, M.D., Vo Minh Hien, M.D., Tran Tan Thanh, M.Sc., Nguyen Bach Hue, M.D., Marcel Beld, Ph.D., Le Thi Phuong, M.D., Truong Huu Khanh, M.D., Nguyen Van Vinh Chau, M.D., Tran Tinh Hien, M.D., Do Quang Ha, M.D., Ph.D., and Jeremy Farrar, F.R.C.P., D.Phil. 60.-New England Journal of Medicine 353;13 september 29, 2005 Neuraminidase Inhibitors for Influenza Anne Moscona, M.D. 61.-New England Journal of Medicine 355;21 november 23, 2006. Three Indonesian Clusters of H5N1 Virus Infection in 2005 I. Nyoman Kandun, M.D., M.P.H., Hariadi Wibisono, M.D., Ph.D., M.P.H., Endang R. Sedyaningsih, M.D., D.P.H., Yusharmen, M.D.,Widarso Hadisoedarsuno, M.D., Wilfried Purba, D.V.M., M.P.H., Hari Santoso, M.Epid., Chita Septiawati, M.D., Erna Tresnaningsih, M.D., Ph.D., Bambang Heriyanto, M.Epid., Djoko Yuwono, M.S., Syahrial Harun, M.S., Santoso Soeroso, M.D., M.H.A., Sardikin Giriputra, M.D., M.H.A., Patrick J. Blair, Ph.D., Andrew Jeremijenko, M.B., B.S., M.H.A., Herman Kosasih, M.D., Shannon D. Putnam, Ph.D., Gina Samaan, M.App.Epid., Marlinggom Silitonga, M.D., M.Epid., K.H. Chan, Ph.D., Leo L.M. Poon, Ph.D., Wilina Lim, M.D., Alexander Klimov, Ph.D., D.Sc., Stephen Lindstrom, Ph.D., Yi Guan, M.D., Ph.D., Ruben Donis, Ph.D., Jacqueline Katz, Ph.D., Nancy Cox, Ph.D., Malik Peiris, D.Phil., M.D., and Timothy M. Uyeki, M.D., M.P.H. 62.-New England Journal of Medicine 352;4 january 27, 2005. Probable Person-to-Person Transmission of Avian Influenza A (H5N1) Kumnuan Ungchusak, M.D., M.P.H., Prasert Auewarakul, M.D., Scott F. Dowell, M.D., M.P.H., Rungrueng Kitphati, M.D., Wattana Auwanit, Ph.D., Pilaipan Puthavathana, Ph.D., Mongkol Uiprasertkul, M.D., Kobporn Boonnak, M.Sc., Chakrarat Pittayawonganon, M.D., Nancy J. Cox, Ph.D., Sherif R. Zaki, M.D., Ph.D., Pranee Thawatsupha, M.S., Malinee Chittaganpitch, B.Sc., Rotjana Khontong, M.D., James M. Simmerman, R.N., M.S., and Supamit Chunsutthiwat, M.D., M.P.H. 63.-New England Journal of Medicine 353;13 September 29, 2005 Avian Influenza A (H5N1) Infection in Humans The Writing Committee of the World Health Organization (WHO) Consultation on Human Influenza A/H5 64.-New England Journal of Medicine 353;21 november 24, 2005 The Origins of Pandemic Influenza — Lessons from the 1918 Virus Robert B. Belshe, M.D. 65.-New England Journal of Medicine 351;23 December 2, 2004 Avian Influenza — A Challenge to Global Health Care Structures Tran Tinh Hien, M.D., F.R.C.P., Menno de Jong, M.D., Ph.D., and Jeremy Farrar, D.Phil., F.R.C.P. 66.-Facultad de Medicina, UNAM La epidemia iminente: Influenza A H5N1: Escenarios e intervenciones posibles Editores: Dr. Samuel Ponce de León Rosales y Dr. José Narro Robles 22/noviembre/2005.

93

BIBLIOGRAFIA
New England Journal of Medicine 2005;353:1374-85. 1. World Health Organization. WHO interim guidelines on clinical management of humans infected by influenza A(H5N1). February 20, 2004. (Accessed September 2, 2005, at http://www.who.int/csr/disease/avian_influenza/guidelines/Guidelines_Clinical%_20Management_H5N1 _rev.pdf.) 2. Liu J, Xiao H, Lei F, et al. Highly pathogenic H5N1 influenza virus infection in migratory birds. Science 2005;309:1206. 3. Chen H, Smith JD, Zhang SY, et al. Avian flu: H5N1 virus outbreak in migratory waterfowl. Nature 2005;436:191-2. 4. Salgado CD, Farr BM, Hall KK, Hayden FG. Influenza in the acute hospital setting. Lancet Infect Dis 2002;2:145-55. [Erratum, Lancet Infect Dis 2002;2:383.] 5. Bridges CB, Kuehnert MJ, Hall CB. Transmission of influenza: implications for control in health care settings. Clin Infect Dis 2003;37:1094-101. 6. Mounts AW, Kwong H, Izurieta HS, et al. Case-control study of risk factors for avian influenza A (H5N1) disease, Hong Kong, 1997. J Infect Dis 1999;180:505-8. 7. Bridges CB, Lim W, Hu-Primmer J, et al. Risk of influenza A (H5N1) infection among poultry workers, Hong Kong, 1997-1998. J Infect Dis 2002;185:1005-10. 8. Katz JM, Lim W, Bridges CB, et al. Antibody response in individuals infected with avian influenza A (H5N1) viruses and detection of anti-H5 antibody among household and social contacts. J Infect Dis 1999;180:1763-70. 9. Buxton Bridges C, Katz JM, Seto WH, et al. Risk of influenza A (H5N1) infection among health care workers exposed to patients with influenza A (H5N1), Hong Kong. J Infect Dis 2000;181:344-8. 10. Liem NT, World Health Organization International Avian Influenza Investigation Team, Vietnam, Lim W. Lack of H5N1 avian influenza transmission to hospital employees, Hanoi, 2004. Emerg Infect Dis 2005;11:210-5. 11. Schultsz C, Dong VC, Chau NVV, et al. Avian influenza H5N1 and healthcare wor kers. Emerg Infect Dis 2005;11:1158-9. (Also available at http://www.cdc.gov/ncidod/EID/ vol11no07/05-0070.htm.) 12. Apisarnthanarak A, Kitphati R, Thongphubeth K, et al. Atypical avian influenza (H5N1). Emerg Infect Dis 2004;10:1321-4. 13. Yuen KY, Chan PK, Peiris M, et al. Clinical features and rapid viral diagnosis of human disease associated with avian influenza A H5N1 virus. Lancet 1998;351:467-71. 14. Chan PK. Outbreak of avian influenza A(H5N1) virus infection in Hong Kong in 1997. Clin Infect Dis 2002;34:Suppl 2:S58-S64. 15. Chotpitayasunondh T, Ungchusak K, Hanshaoworakul W, et al. Human disease from influenza A (H5N1), Thailand, 2004. Emerg Infect Dis 2005;11:201-9. 16. Hien TT, Liem NT, Dung NT, et al. Avian influenza A (H5N1) in 10 patients in Vietnam. N Engl J Med 2004;350:1179-88. 17. Keawcharoen J, Oraveerakul K, Kuiken T, et al. Avian influenza H5N1 in tigers and leopards. Emerg Infect Dis 2004;10:2189-91. 18. Thanawongnuwech R, Amonsin A, Tantilertcharoen R, et al. Probable tiger-to-tiger transmission of avian influenza H5N1. Emerg Infect Dis 2005;11:699-701. 19. Kuiken T, Rimmelzwaan G, van Riel D, et al. Avian H5N1 influenza in cats. Science 2004;306:241. 20. Ungchusak K, Auewarakul P, Dowell SF, et al. Probable person-to-person transmission of avian influenza A (H5N1). N Engl J Med 2005;352:333-40. 21. World Health Organization. WHO inter-country-consultation: influenza A/H5N1in humans in Asia: Manila, Philippines, 6-7 May 2005. (Accessed September 2, 2005, at http://www.who.int/csr/resources/publications/influenza/WHO_CDS_CSR_GIP_ 2005_7/en/.) 22. de Jong MD, Cam BV, Qui PT, et al. Fatal Avian influenza A (H5N1) in a child presenting with diarrhea followed by coma. N Engl J Med 2005;352:686-91. 23. Fouchier RAM, Schneeberger PM, Rozendaal FW, et al. Avian influenza A virus (H7N7) associated with human conjunctivitis and a fatal case of acute respiratory distress syndrome. Proc Natl Acad Sci U S

94

BIBLIOGRAFIA
24. Tam JS. Influenza A (H5N1) in Hong Kong: an overview. Vaccine 2002;20:Suppl 2:S77S81. 25. Nicholson KG. Human influenza. In: Nicholson KG, Webster RG, Hay AJ, eds. Text book of influenza. Oxford, England: Blackwell Science, 1998:219-64. 26. Kaiser L, Briones MS, Hayden FG. Performance of virus isolation and Directigen Flu A to detect influenza A virus in experimental human infection. J Clin Virol 1999; 14:191-7. 27. Peiris JS, Yu WC, Leung CW, et al. Reemergence of fatal human influenza A subtype H5N1 disease. Lancet 2004;363:617-9. 28. Hatta M, Gao P, Halfmann P, Kawaoka Y. Molecular basis for high virulence of Hong Kong H5N1 influenza A viruses. Science 2001;293:1840-2. 29. Shinya K, Hamm S, Hatta M, Ito H, Ito T, Kawaoka Y. PB2 amino acid at position 627 affects replicative efficiency, but not cell tropism, of Hong Kong H5N1 influenza A viruses in mice. Virology 2004;320:258-66. 30. Seo SH, Hoffman E, Webster RG. Lethal H5N1 influenza viruses escape host antiviral cytokine responses. Nat Med 2002;8:950-4. 31. Cheung CY, Poon LL, Lau AS, et al. Induction of proinflammatory cytokines in human macrophages by influenza A (H5N1) viruses: a mechanism for the unusual severity of human disease? Lancet 2002;360:1831-7. 32. Guan Y, Peiris JSM, Lipatov AS, et al. Emergence of multiple genotypes of H5N1 avian influenza viruses in Hong Kong SAR. Proc Natl Acad Sci U S A 2002;99:8950-5. 33. Li KS, Guan Y, Wang J, et al. Genesis of a highly pathogenic and potentially pandemic H5N1 influenza virus in eastern Asia. Nature 2004;430:209-13. 34. Avian influenza A (H5N1). Weekly Epi demiol Rec 2004;79(7):65-70. (Also available at http://www.who.int/wer/2004/en/wer7907.pdf.) 35. Sims LD, Ellis TM, Liu KK, et al. Avian influenza in Hong Kong 1997-2002. Avian Dis 2003;47:Suppl:832-8. 36. Horimoto T, Fukuda N, Iwatsuki-Horimoto K, et al. Antigenic differences between H5N1 human influenza viruses isolated in 1997 and 2003. J Vet Med Sci 2004;66:303-5. 37. Sturm-Ramirez KM, Ellis T, Bousfield B, et al. Reemerging H5N1 influenza viruses in Hong Kong in 2002 are highly pathogenic to ducks. J Virol 2004;78:4892-901. 38. Perkins LE, Swayne DE. Pathogenicity of a Hong Kong-origin H5N1 highly pathogenic avian influenza virus for emus, geese, ducks, and pigeons. Avian Dis 2002;46:53-63. 39. Zitzow LA, Rowe T, Morken T, ShiehWJ, Zaki S, Katz JM. Pathogenesis of avian influenza A (H5N1) viruses in ferrets. J Virol 2002;76:4420-9. 40. Govorkova EA, Rehg JE, Krauss S, et al. Lethality to ferrets of H5N1 influenza viruses isolated from humans and poultry in 2004. J Virol 2005;79:2191-8. 41. Uiprasertkul M, Puthavathana P, Sangsiriwut K, et al. Influenza A H5N1 replication sites in humans. Emerg Infect Dis 2005; 11:1036-41. 42. To KF, Chan PK, Chan KF, et al. Pathology of fatal human infection associated with avian influenza A H5N1 virus. J Med Virol 2001;63:242-6. 43. Guarner J, Shieh W-J, Dawson J, et al. Immunohistochemical and in situ hybridization studies of influenza A virus infection in human lungs. Am J Clin Pathol 2000;114: 227-33. 44. World Health Organization. Recommended laboratory tests to identify influenza A/H5 virus in specimens from patients with an influenza-like illness. 2005. (Accessed September 2, 2005, at http://www.who.int/csr/disease/avian_influenza/guidelines/avian_ labtests1.pdf.) 45. Centers for Disease Control and Pre vention. Update: notice to travelers about avian influenza A (H5N1). July 29, 2005. (Ac ces s -ed September 2, 2005, at http://www. cdc.gov/travel/other/avian_flu_ah5n1_031605.htm.) 46. Leneva IA, Roberts N, Govorkova EA, Goloubeva OG, Webster RG. The neuraminidase inhibitor GS4104 (oseltamivir phosphate) is efficacious against A/Hong Kong/156/97 (H5N1) and A/Hong Kong/1074/99 (H9N2) influenza viruses. Antiviral Res 2000; 48:101-15. 47. Govorkova EA, Leneva IA, Goloubeva OG, Bush K, Webster RG. Comparison of efficacies of RWJ-270201, zanamivir, and oseltamivir against H5N1, H9N2, and other avian influenza viruses. Antimicrob Agents Chemother 2001;45:2723-32. 48. Gubareva LV, McCullers JA, Bethell RC, Webster RG. Characterization of influenza A/HongKong/156/97 (H5N1) virus in a mouse model and protective effect of zanamivir on H5N1 infection in mice. J Infect Dis 1998;178:1592-6.

95

BIBLIOGRAFIA
49. Leneva IA, Goloubeva O, Fenton RJ, Tisdale M, Webster RG. Efficacy of zanamivir against avian influenza A viruses that possess genes encoding H5N1 internal proteins and are pathogenic in mammals. Antimi crob Agents Chemother 2001;45:1216-24. 50. Yen HL, Monto AS, Webster RG, Go vorkovaEA. Virulence may determine the necessary duration and dosage of oseltamivir treatment for highly pathogenic A/Vietnam/ 1203/04 influenza virus in mice. J Infect Dis 2005;192:665-72. 51. Treanor JJ, Hayden FG, Vrooman PS, et al. Efficacy and safety of the oral neuraminidase inhibitor oseltamivir in treating acute influenza: a randomized controlled trial. JAMA 2000;283:1016-24. 52. Cooper NJ, Sutton AJ, Abrams KR, Wailoo A, Turner D, Nicholson KG. Effec ti ve ness of neuraminidase inhibitors in treatment and prevention of influenza A and B: systematic review and metaanalyses of randomised controlled trials. BMJ 2003;326:1235. 53. Monto AS, Fleming DM, Henry D, et al. Efficacy and safety of the neuraminidase inhibitor zanamivir in the treatment of influenza A and B virus infections. J Infect Dis 1999;180:254-61. 54. Ward P, Small I, Smith J, Suter P, Dut kowski R. Oseltamivir (Tamiflu) and its potential for use in the event of an influenza pandemic. J Antimicrob Chemother 2005;55: Suppl 1:i5-i21. 55-New England Journal of Medicine 354;8 february 23, 2006 Antiviral Resistance in Influenza Viruses —Implications for Management and Pandemic Response Frederick G. Hayden, M.D. 56.-New England Journal of Medicine 353;25 Oseltamivir Resistance — Disabling Our Influenza Defenses Anne Moscona, M.D.december 22, 2005 57.-New England Journal of Medicine 352;4 The Threat of an Avian Influenza Pandemic Arnold S. Monto, M.D.January 27, 2005 58.-New England Journal of Medicine 352;4 january 27, 2005 The Threat of an Avian Influenza Pandemic Arnold S. Monto, M.D. 59.-New England Journal of Medicine 352;7 february 17, 2005 Fatal Avian Influenza A (H5N1) in a Child Presenting with Diarrhea Followed by Coma Menno D. de Jong, M.D., Ph.D., Bach Van Cam, M.D., Phan Tu Qui, M.D., Vo Minh Hien, M.D., Tran Tan Thanh, M.Sc., Nguyen Bach Hue, M.D., Marcel Beld, Ph.D., Le Thi Phuong, M.D., Truong Huu Khanh, M.D., Nguyen Van Vinh Chau, M.D., Tran Tinh Hien, M.D., Do Quang Ha, M.D., Ph.D., and Jeremy Farrar, F.R.C.P., D.Phil. 60.-New England Journal of Medicine 353;13 september 29, 2005 Neuraminidase Inhibitors for Influenza Anne Moscona, M.D. 61.-New England Journal of Medicine 355;21 november 23, 2006. Three Indonesian Clusters of H5N1 Virus Infection in 2005 I. Nyoman Kandun, M.D., M.P.H., Hariadi Wibisono, M.D., Ph.D., M.P.H., Endang R. Sedyaningsih, M.D., D.P.H., Yusharmen, M.D.,Widarso Hadisoedarsuno, M.D., Wilfried Purba, D.V.M., M.P.H., Hari Santoso, M.Epid., Chita Septiawati, M.D., Erna Tresnaningsih, M.D., Ph.D., Bambang Heriyanto, M.Epid., Djoko Yuwono, M.S., Syahrial Harun, M.S., Santoso Soeroso, M.D., M.H.A., Sardikin Giriputra, M.D., M.H.A., Patrick J. Blair, Ph.D., Andrew Jeremijenko, M.B., B.S., M.H.A., Herman Kosasih, M.D., Shannon D. Putnam, Ph.D., Gina Samaan, M.App.Epid., Marlinggom Silitonga, M.D., M.Epid., K.H. Chan, Ph.D., Leo L.M. Poon, Ph.D., Wilina Lim, M.D., Alexander Klimov, Ph.D., D.Sc., Stephen Lindstrom, Ph.D., Yi Guan, M.D., Ph.D., Ruben Donis, Ph.D., Jacqueline Katz, Ph.D., Nancy Cox, Ph.D., Malik Peiris, D.Phil., M.D., and Timothy M. Uyeki, M.D., M.P.H. 62.-New England Journal of Medicine 352;4 january 27, 2005. Probable Person-to-Person Transmission of Avian Influenza A (H5N1) Kumnuan Ungchusak, M.D., M.P.H., Prasert Auewarakul, M.D., Scott F. Dowell, M.D., M.P.H., Rungrueng Kitphati, M.D., Wattana Auwanit, Ph.D., Pilaipan Puthavathana, Ph.D., Mongkol Uiprasertkul, M.D., Kobporn Boonnak, M.Sc., Chakrarat Pittayawonganon, M.D., Nancy J. Cox, Ph.D., Sherif R. Zaki, M.D., Ph.D., Pranee Thawatsupha, M.S., Malinee Chittaganpitch, B.Sc., Rotjana Khontong, M.D., James M. Simmerman, R.N., M.S., and Supamit Chunsutthiwat, M.D., M.P.H. 63.-New England Journal of Medicine 353;13 September 29, 2005 Avian Influenza A (H5N1) Infection in Humans The Writing Committee of the World Health Organization (WHO) Consultation on Human Influenza A/H5 64.-New England Journal of Medicine 353;21 november 24, 2005 The Origins of Pandemic Influenza — Lessons from the 1918 Virus Robert B. Belshe, M.D. 65.-New England Journal of Medicine 351;23 December 2, 2004 Avian Influenza — A Challenge to

96