Universidad Central del Ecuador - Facultad de Jurisprudencia, Ciencias Políticas y Sociales

Enfoques
Carrera de Sociología y Ciencias Políticas - Año 1 - Abril 2011 - Nº 1
coyuntura nacional

Otra vez la consulta

coyuntura internacional

napoleón saltos galarza
estado, política, democracia y movimientos sociales

Pág. 2

Redimensionamiento estratégico de la integración en América Latina
Pablo Celi
dinámica académica

Pág. 10

Debate sobre políticas rurales y agrarias
Francisco Hidalgo Flor Pág. 4
referentes de las ciencias sociales

Rediseño curricular
eventos y novedades

Nicanor Jácome Pág. 6

Pág. 12

Agustín Cueva hoy
Coyuntura internacional

Alejandro Moreano

Varios

Fernando García Pág. 8
Oficina de Relaciones Interinstitucionales sociologiauce@yahoo.com

Pág .13

Un nuevo factor en la política mundial
Rafael quintero

Editorial

L

a Carrera de Sociología y Ciencias Políticas, permanentemente intenta estar conectada con la realidad social del país, a fin de que su desenvolvimiento académico responda a las inquietudes y preocupaciones presentes en la sociedad, especialmente de aquellas provenientes de los sectores sociales que experimentan procesos de explotación y marginación social, así como de aquellos grupos en los que se hallan presentes procesos de reflexión y de acción alrededor de los fenómenos sociales y políticos que inciden en la realidad social nacional e internacional. Lograr un equilibrio entre la realidad y la reflexión no es una tarea fácil, es una cuestión compleja, pues, en los últimos tiempos, en el marco del proceso de globalización, se constatan cambios importantes que se caracterizan por una notoria velocidad y rapidez en su desenvolvimiento. Se genera una tensión entre la dinamia del acontecer de los hechos y su correspondiente comprensión y explicación. Esta situación implica la necesidad de realizar serios esfuerzos de investigación y de análisis constantes, a fin de que esta brecha se estreche y sea factible realizar el conocimiento oportuno de la realidad social. En este contexto aparece el presente Boletín Informativo “Enfoques”, que intenta rescatar la tradición de las publicaciones de nuestra Unidad Académica y quiere responder a la necesidad de pensar, desde lo social, las problemáticas que van surgiendo en la sociedad, para comprenderlas y explicarlas y, a la luz de estos resultados, orientar el quehacer académico de quienes formamos parte de la carrera de Sociología y Ciencias Políticas. En este sentido, en el presente Boletín se expresarán, periódicamente, el pensamiento y puntos de vista de los docentes y estudiantes, así como el acontecer de nuestra Institución.
1

Coyuntura Nacional

Napoleón Saltos Galarza

Otra vez la consulta
Tiempo político

E

l tiempo se mueve en ciclos. La política puede convertir al retorno en salto o en reciclaje. En esta segunda ruta la historia “se repite”. Agustín Cueva define el tiempo cíclico del país en la “ley” del pacto burgués oligárquico. Existen dos polos de poder que no logran resolver una hegemonía estable. Pueden presentarse bajo diferentes formas: regional, grupos económicos y poder, formas de acumulación y dominación. El poder tradicional (oligarquía) periódicamente es asediado por nuevos grupos de poder ascendente (burguesía) que buscan un cambio. En su primera fase la burguesía ascendente requiere la alianza con los sectores de abajo. Se abre el dilema entre modernización funcional o modernización con reforma. Este se expresa en el tipo de bloque resultante, y la diferencia está en el papel de los de abajo. Hasta ahora el desenlace ha terminado en la ruptura de la alianza de la burguesía consolidada con el pueblo, en la expulsión de éste de los espacios de decisión, y en el restablecimiento del pacto burgués-oligárquico. Al no resolverse el piso orgánico, el pacto tiende a tomar la forma bonapartista en torno a una figura carismática que cataliza, media y ordena el juego. El bonapartismo en nuestro país toma la forma velasquista o la dirimencia militar. La revolución alfarista termina en el asesinato del Viejo Luchador y en el restablecimiento del acuerdo entre liberales y conservadores. La Gloriosa del 44 termina en el destierro de los dirigentes de izquierda, redactores de “la Constitución más avanzada
2

de la época”, la aprobación de una nueva Constitución del orden y el gobierno de Velasco con los viejos poderes. La revolución ciudadana ha cambiado las formas, pero no el ciclo. La consulta es la confirmación del paso al nuevo pacto. Metafóricamente estamos en el 46: la expulsión de los hacedores de “la Constitución más avanzada de la época”, el giro a una nueva orientación normativa: de una visión garantista y de un discurso de participación (el quinto poder transforma la estructura del Estado), de los sueños de una burguesía ascendente en alianza con una tecnocracia oenegeista, a una visión del orden, la segurización de la política, una alternativa carismática y la democracia disciplinaria. El país retorna a los viejos dispositivos de las partidocracias y las oligarquías: la cultura política velasquista y la instrumentalización del Estado, “meter mano a la justicia”, o “judicializar la política”, y su grado superior, “segurizar la política”, convirtiéndola en una práctica de guerra y de marketing. Tiene razón Correa cuando dice que la derecha, Nebot y los social-cristianos, plantearon esta consulta. Retorna el viejo pacto: los autores intelectuales de las preguntas son Alexis Mera, Washington Pesántez y Vinicio Alvarado.
Correlación de fuerzas

C

orrea mantiene la iniciativa, aunque empiezan a cuartearse algunos cimientos del escenario. La política es correlación de fuerzas entre los diferentes proyectos de hegemonía. El primer signo es ubicar la agenda. Correa convoca a consulta y todas las fuerzas entran a tratar el tema.

Las preguntas trazan el cambio de agenda del país: el imaginario de cambio construido desde un largo proceso de luchas populares a partir de los años 70, es sustituido por el realismo del orden y la disciplina. Se principalizan los temas de la seguridad y la justicia, y desaparecen los temas de la soberanía, de los monopolios, de la riqueza y la pobreza, de la ética en el poder, del modelo extractivista, de los derechos laborales y de los pueblos.

Pero hay un cambio de forma: estamos en el tiempo de la razón cínica. Con la consulta el régimen pretende mostrar que el pueblo es el hacedor del paso. El marketing oficial desplaza el contenido de la agenda al derecho del pueblo a ser consultado. Uno de los Regresa la memoria colectiva: el triunfo en autores de la Consla consulta de 1995 titución de Monte- La consulta puede ser una oportuni- contra el proyecto cristi, el padre Fer- dad para empezar a juntar las fuerzas neoliberal de privatinando Vega, dice: sociales y populares para reconstruir zación de los recur“no nos oponemos el proyecto histórico de liberación: sos naturales, de la a que el pueblo sea entre la ira y la esperanza. seguridad social y la consultado, nos opoeliminación de los denemos a que se le convoque a consulta rechos laborales, impulsado por el Gobierno para renunciar a sus derechos”. de Sixto-Dahik. El segundo signo del poder es elegir el terreno y trazar la cancha. Correa coloca para los demás el debate de la consulta en el campo jurídico: la constitucionalidad o no, la defensa de la Constitución o no. Y la mayoría de las fuerzas se ubican en ese terreno. La derecha constituye su frente de defensa de la democracia, y los disidentes de Alianza País proclaman su frente de defensa de la Constitución. Mientras tanto Correa sigue con su propia agenda política, sigue en el campo del poder. Aunque algunas fuerzas sociales y políticas empiezan a tratar de rebasar este cerco: la vida irrumpe por el lado del contrapoder. El secreto estuvo en convertir la consulta en plebiscito contra el régimen y su proyecto y no enredarse en los vericuetos jurídicos de las preguntas; y rescatar el imaginario de la esperanza por una alternativa diferente. Juntar las fuerzas populares y políticas de izquierda en torno a dos tareas: denunciar el proyecto de muerte del neoliberalismo y anunciar la esperanza y la vida de una alternativa posible.

La historia la hacen los pueblos, pero los caudillos intentan manejar la conciencia de la masa. Los temas de fondo no desaparecen tras los juegos mediáticos: la resistencia al modelo extractivista y a la criminalización de las luchas sociales, la denuncia de las nuevas corrupciones, la defensa de los derechos laborales, el combate por la soberanía, por la recuperación de los recursos naturales. Todavía son luchas sectoriales y defensivas. Pero desde allí surge la intuición de que la consulta es una oportunidad para juntar las fuerzas sociales y populares para reconstituir el proyecto histórico de liberación: entre la ira y la esperanza.

La historia

3

Estado, política, democracia y movimientos sociales

Francisco Hidalgo Flor

1

Debate sobre
políticas rurales y agrarias

1

E

l debate actual sobre las políticas rurarales y agrarias para el Ecuador atraviesa por una fuerte disputa entre los conceptos constitucionales y la nueva legislación, que colocan como eje la soberanía alimentaria, frente a una estructura agraria y modelo de agricultura dominantes que mantienen el patrón de acumulación primario exportador. Las posibilidades políticas de un cambio de modelo agrario “desde arriba”, esto es, como una iniciativa desde las élites gobernantes, se van cerrando, y salta a la vista que no habrá cambios sustanciales en la agricultura ecuatoriana sin una fuerte movilización y presión “desde abajo”, no sólo de los campesinos e indígenas, del conjunto de la población ecuatoriana. Entonces tenemos por un lado una Constitución que asume como proyecto nacional las propuestas de los movimientos campesinos e indígenas, y otras redes de sociedad civil, como las ecologistas, sintetizadas en torno a soberanía alimentaria, economía social y solidaria, descentralización y desconcentración, interculturalidad y plurinacionalidad, e incluso buen vivir, que recupera el sumak kawsay de los pueblos indígenas. Es una visión que coloca como eje la reproducción de la vida de la población rural, y una transformación en las relaciones con la
1 Profesor de Sociología Agraria en la Carrera de Sociología y Ciencias Políticas - UCE.

naturaleza, y la defensa de la soberanía alimentaria, pues los pequeños y medianos campesinos son quienes producen la mayor parte de los alimentos que consumimos todos los/as ecuatorianos/as: arroz, maíz, papa, choclo, tomates, mellocos, hortalizas y cereales, incluso una parte sustancial de la producción de carnes y leches también está en manos de este tipo de productores. A la par se abren posibilidades para un nuevo modelo de agricultura, que promueve la diversificación de cultivos, la reducción de agroquímicos, el fortalecimiento de mercados locales y procesos de acumulación regional, así como la preservación de ecosistemas. Y apunta a aspectos estructurales como superar la concentración de la tierra y del agua. Y por otro lado, a nivel de país, una situación de statu quo generado por la invariabilidad del modelo de agricultura dominante, que es un esquema organizado en torno a holdings agro empresariales, que promueven la acumulación agroexportadora y extractivista, se expresan en lo fundamental alrededor de las dinámicas de producción y comercialización de banano, flores, palma africana, azúcar, ganadería extensiva y camaroneros, que concentran los principales recursos naturales: tierra, agua, suelos. Las políticas públicas han dado privilegios para este esquema que promueve el monocultivo, con un uso intensivo de agroquímicos y un paquete tecnológico (semillas, fertilizantes) controlado por las empresas transnacionales; un modelo que se complementa con un control directo de los merca-

4

La amenaza de la expansión de los agro – combustibles, en especial alrededor de cultivos como caña de azúcar o palma, podría agudizar estas tendencias concentradoras y fuertes deterioros de la naturaleza.
dos, a través de cadenas de supermercados oligopólicas. La amenaza de la expansión de los agro-combustibles, en especial alrededor de cultivos como caña de azúcar o palma, podría agudizar estas tendencias concentradoras y fuertes deterioros de la naturaleza. El debate está abierto y también obliga a reconocer varios niveles de complejidad: i) cambios en la agricultura a nivel mundial; ii) enfoques teóricos y políticos en discusión sobre desarrollo rural territorial; iii) nivel de dispersión entre movimientos campesinos e indígenas. A nivel mundial la primera década del siglo XXI presenta variaciones sustanciales en las tendencias de la agricultura. La agresiva presencia de los fondos especulativos interviniendo en los mercados de compras de materias primas, entre ellas de alimentos, ha provocado en los años 2007-2011 una tendencia creciente en los precios de los alimentos, especialmente los cereales, que revierte en ganancias para los capitales especulativos, pero perjuicios para los campesinos o estados nacionales; agudizando la tendencia creciente de desnutrición y hambre, especialmente en los países que han perdido su producción alimentaria. El enfoque de “desarrollo rural” necesita ser superado como paradigma dentro del cual se desenvuelve la definición de las po5

líticas para el campo, pues tras casi treinta años de predominio, no ha permitido enfrentar los aspectos estructurales que provocan la pobreza, marginación y desnutrición en el campo. Al asumir la concepción de lo territorial, es necesario garantizar una presencia y participación directa, con capacidad de decisión y movilización, de los sectores campesinos e indígenas y los desafíos de la conflictualidad que van a generar medidas estructurales como la redistribución en la tenencia de la tierra, redistribución del acceso al agua y la gestión de las organizaciones de base como comunidades o juntas de regantes.

Referentes de las Ciencias Sociales

Alejandro Moreano

Agustín Cueva hoy
En este periodo se mostró el temple intelectual y moral de Agustín. Aislado y aun cercado por la euforia de las nuevas corrientes sociológicas, a contracorriente del mercado de prestigio y de las finanzas de la investigación social, desarrolló el pensamiento crítico en las nuevas condiciones.

movimientos populares, articulados en torno al proletariado, de los países del Cono Sur y que estuvieron a punto de gestar revoluciones sociales clásicas: el Chile de la Unidad Popular, el Uruguay del Frente Amplio y los Tupamaros, la Argentina de la izquierda peronista y del ERP. Dichos procesos crearon el horizonte de visibilidad social para la emergencia del marxismo que se volvió dominante no solo en los espacios políticos y sociales sino en la vida académica. Durante este periodo, el pensamiento de Cueva se orientó en dos direcciones: la reflexión sobre esos procesos y los esfuerzos por fundar una visión marxista de América Latina. La crítica a la Teoría de la Dependencia y “El desarrollo del capitalismo en América Latina” fueron sus obras fundamentales. La década pérdida, la de los 80, fue la época de los programas de ajuste, derrota de los proyectos nacionales y funcionalización de la economías y los Estados latinoamericanos a los procesos de globalización de la economía y del poder. Dinámica que produjo un significativo cambio social y político: la crisis de los viejos movimientos sociales, la informalización de la economía y la sociedad, el surgimiento de la “democracia” como sistema político, mecanismo de legitimación del nuevo poder. En el terreno de las ciencias sociales se produjo un tremendo viraje: de la problemática de la revolución y de los sistemas de acumulación capitalista a la problemática de la democracia y del sistema político; del marxismo -que fue derrotado en su esfuerzo por colocar la categoría de “crisis” en el cen-

C

iertas vidas se corresponden tan profundamente con la época que ciclos vitales y ciclos históricos son idénticos. La vida intelectual de Agustín fue una sola con la época excepcional que nació con la revolución cubana y culminó con la crisis del Este. En la primera fase Agustín vivió un doble tránsito: del ensayo literario y social a la investigación sociológica; de una formación clásica -Max Weber, Durkheim- al marxismo. Eran los tiempos de las formas nacionales del pensamiento revolucionario -Mao Tse Tung y el tío Ho, Fanon, el Che-; en que América Latina vivió la emergencia de los intelectuales radicales, espacio social e histórico análogo a aquel en que se formó el joven Marx. Las obras fundamentales de Cueva fueron “Entre la ira y la esperanza” y “El proceso de dominación política en el Ecuador” que incluía un imaginativo análisis de Velasco Ibarra y que, con “Ecuador, Pasado y Presente” -del cual fue coautor-, fueron los textos fundadores del moderno pensamiento social ecuatoriano. La segunda fase de su pensamiento, expresó el ascenso y la derrota de los grandes
6

tro del pensamiento- a la sociología de Alain Touraine, en el mejor de los casos, y al funcionalismo en el otro. Una sui géneris utilización de Gramsci, gran pensador marxista y dirigente comunista italiano, facilitó ese tránsito. A la vez, la sociología abandonó la “calle” -los escenarios sociales y políticos- y se replegó en los centros de investigación social y en los circuitos de la “financiación de proyectos”. En este periodo se mostró el temple intelectual y moral de Agustín. Aislado y aun cercado por la euforia de las nuevas corrientes sociológicas, a contracorriente del mercado de prestigio y de las finanzas de la investigación social, desarrolló el pensamiento crítico en las nuevas condiciones. Amén de ciertos textos de teoría marxista, Agustín realizó una crítica implacable del “gramscismo latinoamericano” y del nuevo pensamiento social y, a la vez, profundizó el análisis del carácter de “democracias restringidas” de nuestros países. A la vez, mantuvo su pasión por la teoría y la crítica literarias. Agustín Cueva, murió en el momento más dramático de la conmoción intelectual provocada por la caída de los regímenes del Este. Momento que hizo pensar a muchos en la muerte del marxismo y de todo pensamiento crítico, el “fin de la historia”, caracterizado, según Fukuyama”...por el cálculo económico, la interminable resolución de problemas técnicos... En la era poshistórica no existirá ni arte ni filosofía, nos limitaremos a cuidar eternamente de los museos de la historia humana”. A menos de dos décadas, el proyecto de la derecha que en la euforia del derrumbe de la URSS, parecía eterno, ha perdido su im7

1937 - 1992

pulso. El neoliberalismo está en decadencia. Se ha iniciado, sin duda, el viraje del péndulo de la historia: la resurrección de la crítica social, fundamento del resurgimiento de la crítica teórica y política. Se trata, sin duda, de un nuevo pensamiento y de una nueva crítica teórica. Agustín Cueva, una de cuyas características fue la extrema sensibilidad para el curso de los tiempos, nos invita a pensar desde hoy y no desde el pasado.

Coyuntura Internacional

Rafael Quintero

Un nuevo factor en la
  n el mundo entero gana consenso y logra centralidad la adopción del principio electivo en los sistemas políticos. Se deslegitiman las monarquías en el mundo, y crecen los movimientos de rechazo a los mecanismos de golpes de Estado, como expresión de esta realidad, tal como se evidenció en los casos de Honduras y Ecuador, en 2009 y 2010 respectivamente. La democracia se convierte en un movimiento mundial. Cabe notar que esto va acompañado de una solidaridad sin precedentes, como la ejercida hacia el pueblo de Haití. A su vez se socializa y valoriza  mundialmente la solidaridad cubana y venezolana en África y América Latina y el Caribe.
política mundial

E

Un factor nuevo en el escenario mundial, es la emergencia del área Asia, África, y Oceanía como la más dinámica en su crecimiento, y la más gravitante en la economía y política mundiales1.2Efectivamente, tenemos un área con el mayor número de países, la mayor población mundial, y la mayor producción (medida solo por el PIB), con la existencia, en su seno, de tres potencias económicas y/o militares, la mayor potencia comercial (China desde 2009) y que cuenta con el más numeroso contingente de votos en el sistema de la ONU (57%). Esta realidad se evidencia en las siguientes características del área: 1. Esta área tienen el mayor número de países del mundo, 119 en total, clasificables
1 El presidente Rafael Correa  la definió como tal en noviembre de 2010. 2

así: En África: 53 países, con una población del 15% de la población mundial. Tiene además una colonia, y tres territorios bajo soberanías europeas (Sao Tome y Príncipe; Seychelles; Saint Helkena, Ascensión y Tristan Da Cunha) que totalizan 272 mil habitantes; 2. En Asia hay 50 países (incluyendo a Taiwán que es reconocido por 23 países como “República de China” y a Palestina, que no siendo aún un Estado es reconocido como Autoridad Palestina en la ONU, como observador) pero excluyendo a Turquía y a la F. Rusa, considerados en Cancillería del Área de “Europa-Norte América. Ellos tienen una población equivalente al 63% de la población mundial. Hay además territorios británicos en el Océano Índico con 1200 ha; 3. En África hay 54 países y en Oceanía existen 16 países,  además de un conjun to de 21 territorios insulares en posesión colonial de EEUU, Gran Bretaña, Francia y Portugal. Los 16 países tienen una población aproximada de 28 millones, 100 mil ha. equivalente al 0.41% de la población mundial. En todas las posesiones coloniales habitan unas 500 mil personas en total;   4. De un PIB mundial de aproximadamente 70 mil trillones de dólares, el área de África-Asia y Oceanía contiene el 79% de la población mundial, representa el 43% de ese PIB global2.3Es decir, de las tres áreas de las que se ocupa la Cancillería, AAO es la más poblada y la de mayor pro ducción mundial;
23 El rebalanceo del Comercio Mundial pone de relieve la importancia del comercio con el Sur.

8

5. De los 10 países más poblados de la Tierra, ésta área tiene 6 de ellos Un factor nuevo en el escenario mundial, (China, India, Indonesia, Bangla- es la emergencia del área Asia, África, y desh, Nigeria y Japón). Y de las 10 Oceanía como la más dinámica en su cre economías más grandes, esta área cimiento, y la más gravitante en la econo tiene tres países que ocupan el mía y política mundiales. tercer, cuarto y quinto lugares  a nivel mundial y son China, Japón e India, En esta región de 119 países, y territorios, respectivamente; solo tenemos en la actualidad (2010) com6. En esta área existen 57 países con tro- parecencia comercial (definida operacionalpas activas en pie de guerra, con más de mente como la existencia de alguna expor9 mil efectivos, no consideradas las fuer- tación) en 40 países -el 33% del área- y en zas de reserva. Entre todos ellos suman dos territorios coloniales. Pero a solo 25 de un total de 12 millones 586 mil tropas ellos exportamos hoy (enero-agosto 2010) activas. En las categorías residuales hay un valor que supera el millón de dólares, un total de aproximadamente 400 mil mientras que a solo 5 países exportamos efectivos. No hay datos ciertos para el más de 50 millones de dólares (4%). El resnúmero de efectivos de tropas de ocupa- to de países del área (67%)  no es destino ción en “territorios” de potencias extran- alguno de las exportaciones ecuatorianas.  jeras fuera del área. Cinco estados tienen poder nuclear desarrollado (a.n), y 1 afir- Con relaciones bilaterales tan limitadas con ma no tener armas nucleares; el área de AAO, las relaciones del país con 7. Tres países europeos y los Estados Uni- los organismos internacionales del área se dos de América (que tiene a un Estado fe- da en el Foro de Cooperación América Latiderado en Oceanía, Hawai) tienen posesión na-Asia del Este FOCOLAE; en las cumbres de territorios de ultramar en Asia, África de América del Sur-Países Árabes (ASPA) y y Oceanía. Así Francia tiene 3 territorios en el Foro de Cooperación América del Suren Oceanía, y 7 en África, mientras el Rei- África (ASA). Sin embargo, el país no se no Unido posee 1 en Oceanía y Portugal plantea de inmediato ser admitido al más gravitante Foro de Cooperación Económica 1 en África. ASIA-PACÍFICO (APEC), donde predominan El Ecuador tiene relaciones con solo 12 paí- enfoques que deben sopesarse y prefiere ses del área: 9 de Asia, 2 de África y 1 de mantenerse en compás de espera. Oceanía. Además,  tenemos concurrencias en otros 6 países: 3 de  Asia, 2 de África y 1 de Oceanía. Es decir solo en el 9% de países tenemos embajadas, y solo en un 5% Pacífico Sur y con África meridional. Hay una prehacemos concurrencias3.4 
3 En contraste hay países de América Latina con significativa presencia en Africa, Asia y Oceanía  que estrechan vínculos con el Sur Asiático, con el sencia significativa de Brasil, Venezuela y Cuba en África y en el Caribe. Cuba tiene 34 embajadas en África (continente con 54 países, es decir en 63% de ellos).

9

Coyuntura Internacional

Pablo Celi

Redimensionamiento estratégico de la integración en América Latina

mías nacionales, se activaron iniciativas comerciales intrarregionales. En el marco de la reestructuración de las economías de la región, tras la crisis de la deuda externa, la integración comercial hemisférica se asumió en complemento de políticas nacionales con la aplicación del Consenso de Washington para los ajustes económicos internos, como un factor favorable a la mejora de la competitividad de las economías. En la última década, los esquemas de integración de mercados a nivel regional se reactivan como espacios de salvaguarda frente a problemas de inserción desventajosa de economías nacionales, poco competitivas, en los ciclos globalizadores del comercio internacional. Bajo el impulso de las políticas transformadoras presentes en varios países de Sudamérica, procesos de integración muy diferentes en su dimensión económica, política e institucional convergen en un nuevo regionalismo, aún incipiente, en medio de las tensiones entre el continentalismo bilateralista impulsado por los Estados Unidos y los enfoques subregionales de los estados sudamericanos, en la expectativa de acuerdos regionales alternativos, para desarrollar negociaciones compartidas a nivel hemisférico y global y enfrentar las brechas de mercado y los desniveles de desarrollo de las economías. Surge progresivamente una compleja regionalización en red que abarca desde los tradicionales bloques de área Can, Mercosur, Caricom, Sica; los acuerdos entre bloques; una amplia gama de acuerdos interestatales, hasta el mayor y más reciente proyecto subcontinental, la Unasur, cuya perspectiva está sujeta a la compleja y lenta convergencia de dos procesos.

E

n América Latina se desarrollan procesos políticos y económicos que prefiguran el aparecimiento de un nuevo regionalismo, manifiesto en los diversos esquemas de integración de renovadas proyecciones sobre las relaciones multilaterales y la seguridad regional. Más allá de las convocatorias hemisféricas, propias del denominado sistema interamericano, la desagregación de la región ha sido la constante de una integración multicéntrica, sujeta a dinámicas heterogéneas, determinadas por la asimetría estructural, económica, social, política y militar de los países, que condicionan las características específicas de los diversos enclaves subregionales. Históricamente, la integración regional latinoamericana ha sido débil, con escasa articulación política y un limitado desarrollo de los mercados intraregionales y subregionales. Las economías nacionales del área se orientaron tradicionalmente hacia destinos extraregionales, al mercado norteamericano las del norte y, al europeo, las del sur, con privilegio de las relaciones comerciales con los Estados Unidos, principal destino del comercio regional. Solamente en coyunturas críticas en las que se presentaron fracturas importantes del comercio internacional: en los períodos de contracción de mercados en las dos guerras mundiales; durante ciclos depresivos de la economía internacional o ante trances económicos regionales como el de la deuda externa en los años ochenta, que repercutieron sobre las condiciones del comercio internacional induciendo procesos recesivos en las econo10

El nuevo regionalismo estimula la integración como recurso estratégico para la consolidación de procesos políticos regionales y nacionales. En su dimensión política, incorpora la búsqueda de mecanismos de cooperación ante crisis nacionales y tensiones interestatales.
de integración diferentes, el Mercosur y la Can, poco consolidados, con dinámicas contradictorias y significativas distancias institucionales y modélicas. La integración alternativa busca una dimensión económica renovada, no solo como factor para la generación de procesos comerciales y financieros sino para la reconversión de los sistemas productivos y la reducción de las asimetrías entre los países y las subregiones, mediante el fomento del desarrollo de las economías nacionales. El nuevo regionalismo estimula la integración como recurso estratégico para la consolidación de procesos políticos regionales y nacionales. En su dimensión política, incorpora la búsqueda de mecanismos de cooperación ante crisis nacionales y tensiones interestatales. En una perspectiva geoestratégica, el nuevo regionalismo responde también a los conflictos del viejo ordenamiento interamericano: la crisis sistémica de la Oea, la inexistencia de un sistema de seguridad hemisférico, la ausencia de un mecanismo multilateral efectivo de manejo de conflictos y la tendencia a la subregionalización de los esquemas de seguridad, a partir de la localización diferenciada de conflictos y dada la inviabilidad regional del modelo de seguridad regional norteamericano, basado en

la estrategia global antiterrorismo y la militarización de los programas antinarcóticos. En América del Sur se ha abierto el debate sobre un nuevo concepto de lo regional, tanto desde el punto de vista de la identidad como de la proyección económica y geoestratégica de sus países y sociedades. Una perspectiva estratégica diferente se proyecta desde los países de América del Sur frente a los de América del Norte. No se trata únicamente del progresivo distanciamiento entre los modelos políticos, económicos y sociales, sino de un proceso de búsqueda y definición de una identidad regional sudamericana que se expresaría en una reestructuración de las relaciones continentales. La dinámica de estos procesos evidencia que la integración comercial compromete una proyección estratégica fundamental para la agenda política y de seguridad colectiva, constituyéndose en factor de un nuevo equilibrio continental, que implica la construcción de prioridades estratégicas, orientadas a elevar el rol de Sudamérica en los escenarios internacionales con una perspectiva autónoma, que trascienda al modelo bilateralista hegemónico. En un nuevo contexto continental, las dinámicas de integración regional en marcha tienen un fuerte condicionante geopolítico para los distintos intereses y perspectivas nacionales o grupales, a partir de la articulación de los acuerdos económicos a una mayor integración política, que les permita hacer de la integración comercial una oportunidad para la redefinición estratégica de los procesos políticos regionales.
11

Dinámica académica

Nicanor Jácome

La obligatoriedad de realizar el rediseño curricular, en principio, podría ser una oportunidad para realizar una actualización y perfeccionamiento del actual currículo de estudios.

Rediseño curricular

existirán cuestiones que deban ser mejoradas, en beneficio de desarrollar la calidad de la enseñanza-aprendizaje de la Sociología y de la Ciencia Política.

E

n la Universidad se viene impulsando la Reforma Académica: criterios de admisión, semestralización, implementación de créditos, etc. Uno de los elementos de esta política consiste en armonizar las carreras a 225 créditos, sin tomar en cuenta el tiempo de dedicación a idiomas, educación física, computación, y a la realización de la pasantía preprofesional. Este trabajo del “rediseño curricular” debe avanzar, en términos generales, sobre cinco ejes problemáticos que apunten hacia una formación integral del estudiante. Estos ejes giran alrededor de los aspectos siguientes: conocimientos humanísticos, conocimientos básicos, conocimientos profesionales, área de conocimientos optativos y, finalmente, el eje de vinculación con la comunidad. Con el propósito de retomar el trabajo, que nos permita concluir el “rediseño curricular”, se ha convocado a dos reuniones de trabajo con los profesores para organizar esta tarea. Se han vertido algunos criterios e interrogantes, especialmente, sobre la direccionalidad y contenidos de este proceso. La obligatoriedad de realizar el rediseño curricular, en principio, podría ser una oportunidad para realizar una actualización y perfeccionamiento del actual currículo de estudios. La malla curricular vigente opera desde el año 2005, en este sentido, es relativamente actual, sin embargo, siempre

La Universidad ha dictaminado que el “rediseño curricular” se base en el enfoque de las competencias. Dado que este concepto, conceptualmente, tiene diferentes interpretaciones y diversas aplicaciones, parecería lógico asumirlo, como lo señala el Rector de la Universidad, como una “herramienta de trabajo” antes que como un fin en sí mismo o como un dogma. En todo caso, la idea básica de este enfoque se entendería que enfatiza en el paso de los modelos educativos centrados en la información hacia modelos centrados en los desempeños. En este sentido, cada carrera debería adecuar este criterio, acorde con la naturaleza de cada disciplina y tomando en cuenta el medio o el contexto humano y problemático de donde procede la demanda social de conocimiento y de acción. El rediseño curricular debe ser un proceso eminentemente participativo. En este sentido, la Dirección de la Carrera ha solicitado a la Asociación de estudiantes organizar la participación estudiantil, procurando una representación de los cursos y de las diferentes orientaciones y posiciones existentes en la Carrera. La Dirección se halla planificando una reunión de trabajo entre docentes y estudiantes para clarificar los criterios del rediseño curricular, desarrollar el macro, meso y micro currículo, así como especificar los aspectos de la gestión y organización para la adecuada ejecución de las Carreras.

12

Eventos y novedades

Fernando García

C

omo parte de la formación extracurricular de nuestros alumnos y de vinculación con la comunidad y el mundo académico, social, cultural, político y comunicacional del país, nuestra Carrera programa periódicamente jornadas de debate y reflexión, para contribuir a la comprensión de la realidad nacional y generar pensamiento crítico y propuestas:

Foro “Análisis de la realidad ecuatoriana y sus perpectivas”

D

el 3 al 25 de marzo, la Universidad Central del Ecuador, celebró sus 185 años de fundación republicana con una variada programación académica, científica, cultural, social y deportiva. Dentro de este contexto y con el propósito de contribuir al debate y construir reflexiones y propuestas alternativas desde la academia, entre el 15 y 17 de marzo se desarrolló el Foro: “Análisis de la Realidad del Ecuador y sus Perspectivas”. La Carrera de Sociología y Ciencias Políticas lideró este encuentro donde catedráticos, dirigentes políticos, funcionarios de gobierno, analistas, docentes, estudiantes y público asistente emitieron libremente sus puntos de vista y formularon sus interpretaciones y críticas a la real situación del país en lo político, económico, social y jurídico y sus implicaciones dentro de la convivencia democrática e institucional y la visualización de posibles escenarios futuros. Sin dejar de reconocer los avances materiales y la importante inversión en obra pública, vialidad, salud y educación, y las reivindicaciones discursivas en el campo internacional, como soberanía, autodeterminación, deuda externa, integración regional y la búsqueda de nuevos vínculos y mercados, los panelistas y la numerosa audiencia, fueron críticos y severos con el régimen a la hora de juzgar la ética, las prácticas clientelares, su giro ideológico-político hacia el centro y la derecha, sus actitudes impositivas y poco deliberantes, el desempleo, la inseguridad y el permanente reciclaje, no solo de funcionarios, sino de políticas y modelos cuestionados. Además, se descalificó la impronta democrática basada en los recurrentes procesos electorales y el juego semántico de revolución ciudadana por revolución social, todo esto matizado con la desarticulación de la organización política y social, y la judicialización y criminalización de la protesta social. Las Facultades de Jurisprudencia, Economía, Comunicación Social y la Carrera de Sociología, organizadores de este foro, publicarán los textos de estas ponencias en un libro de memorias. Además, continuarán propiciando eventos similares para profundizar el debate y análisis de estos y otros temas.

13

Posgrados

L

a formación, capacitación y especialización de los profesionales de las Ciencias Sociales, egresados de nuestra universidad y de otros centros de educación superior nacionales e internacionales, tienen actualmente continuidad en la Carrera de Sociología y Ciencias Políticas de la Central, con la Maestría en Derechos Humanos y Pueblos Indígenas, en unidad con la Universidad Plurinacional Amawtay Wasi y el financiamiento de la Cooperación Belga-Española. 31 profesionales, de las diferentes nacionalidades y pueblos ancestrales, están en la etapa de investigación y elaboración de sus tesis de grado, bajo la supervisión y asesoría de los respectivos tutores. Para los próximos meses se tiene programado la graduación de estos maestrantes. Otra Maestría que está en pleno desarrollo es “Sociología Política: con mención en Gobernabilidad y Sistemas Institucionales”. Este posgrado, busca capacitar a l@s profesionales para que interactúen y afronten con solvencia, eficacia y convicción los nuevos desafíos y tendencias que demanda la administración del Estado en el siglo XXI. Pero este proceso de cuarto nivel comenzó en el 2007 con el Diplomado Superior en Interculturalidad, en convenio con la Universidad Intercultural Amawtay Wasi, que benefició a 33 profesionales hombres y mujeres, de distintas nacionalidades y culturas originarias, quienes al momento están amplificando y reproduciendo los conocimientos y experiencias adquiridos, mediante la docencia, asesorías, consultorías, proyectos, emprendimientos y liderazgos, en sus propias comunidades y organizaciones. Muchos de est@s profesionales continúan su capacitación en otros posgrados.
14

Revista Ciencias Sociales
stá en circulación la revista CienE cias Sociales No. 32, con importantes análisis de coyuntura nacio-

nal e internacional, escritos por docentes de nuestra carrera y catedráticos de otras universidades. En esta edición participa, Luis Andrés Rosero, con su artículo “La crisis de la civilización del capital”; Christian Arteaga, aporta el ensayo “Ciudadanía: diez sentidos de domesticación”; Natalia Sierra, escribe “El proceso “Correa”: un breve análisis del actual proceso ecuatoriano”; Mario Unda es autor de “La nueva hegemonía ciudadana: elementos para su análisis”; Maribel Berenice Melo Cartagena, presenta su ponencia “Los cambios de las políticas migratorias españolas en el segundo periodo de gobierno de José María Aznar”; y, Julio Echeverría, contribuye con un análisis titulado “Participación social, movimiento social y modelo político en Ecuador de las últimas décadas”. La revista Ciencias Sociales, coadyuva al debate, construye pensamiento crítico y desde hace 35 años se ha constituido en la publicación referente de las ciencias sociales. Con el presente número, hemos iniciado el proceso de indexación de nuestra revista, que se edita bajo el sello editorial de Abya Yala.

Décimo congreso de Sociología y Ciencias Sociales

D

el 22 al 25 de noviembre del presente año, se desarrollará el X Congreso Nacional de Sociología y Ciencias Sociales en la Universidad Técnica de Machala, organizado por su Escuela de Sociología y la Facultad de Ciencias Sociales. “Ciencias Sociales y procesos de transformación social contemporáneos”, es el tema central de esta cita, que reunirá a sociólogos, politólogos, antropólogos, cientistas sociales, historiadores, comunicadores, periodistas, filósofos, escritores, docentes y estudiantes de las ciencias sociales del país. Decanos y directores de las facultades, escuelas y carreras de Sociología y Ciencias Sociales, de las universidades del país, iniciaron las correspondientes reuniones preparatorias para diseñar y definir la agenda y las mesas de debate de este encuentro académico. La primera reunión, tuvo lugar el pasado 11 de marzo, en la Escuela de Sociología de la Facultad de Ciencias Sociales, de la Universidad Técnica de Machala, donde acordaron los siguientes ejes temáticos: 1. Universidad y desarrollo de las ciencias sociales; 2. Ciencias sociales, valores, política y poder; 3. Reformas del Estado y cambios institucionales; 4. Gobernabilidad y participación ciudadana; 5. Cultura, identidades y procesos de transformación social; 6. Nuevos regímenes políticos en América Latina; 7. Estrategias geopolíticas en la nueva integración latinoamericana; y, 8. Comunicación social y poder. También se acordó, que el comité organizador visite cada una de las universidades, que tengan las carreras de sociología y ciencias sociales, para que este evento académico concite el interés nacional e internacional, conforme la tradición establecida desde su origen en 1975, cuando la Universidad Central del Ecuador, a través de su Escuela de Sociología y Ciencias Políticas, organizó el primer congreso nacional.

Conversatorios con futur@s bachilleres

A

nualmente, y por estas fechas, la carrera de Sociología y Ciencias Políticas, realiza una aproximación directa con l@s futuros bachilleres de los colegios de Quito y la provincia, para renovar los vínculos entre la juventud y nuestra universidad. Con este propósito durante la primera quincena de abril desarrollamos un ciclo de conversatorios dirigido a estudiantes segundarios del último año, docentes y directores de los dobes, donde de manera coloquial y didáctica se les habló de “la utilidad y significado de las carreras de Sociología y Ciencias Políticas”. Autoridades y docentes compartieron con la juventud la historia, los objetivos, propuestas y programas de estudio, mientras l@s dirigentes estudiantiles de Sociología departieron con l@s visitantes sus experiencias, ilusiones, motivaciones para seguir esta carrera y metas profesionales. Alumn@s de varios colegios fiscales, municipales y particulares departieron esta experiencia de aproximación con lo que será su próximo ciclo estudiantil.

15

Nueva directiva estudiantil

E

n un clima democrático y de madurez política, l@s estudiantes de la Carrera de Sociología y Ciencias Políticas, eligieron a su representación estudiantil, que regirá los destinos de la Asociación durante el período 2011-2012. Para este proceso se inscribieron dos listas, que recogieron la diversidad de vertientes ideológicas y políticas que conviven en nuestra unidad académica, que desde su propia visión y percepción, proponían emprender acciones para ser protagonistas en los cambios estructurales que demandan la formación de los futuros sociólogos y politólogos. La lista Uno, del Colectivo Político Cultural “Dolores Cacuango”, fue la ganadora de esta jornada electoral estudiantil. Esta es la nueva directiva de la Aso. Sociología Juan Francisco Torres Paola Michilena Alejandro Ríos Alexandra Portero

Presidente Vicepresidenta Secretario Tesorera

6to. Semestre 2do. Semestre 6to. Semestre 8vo. Semestre

La Asociación de Sociología, buscará construir un movimiento estudiantil incluyente, participativo, crítico, propositivo, reflexivo, alternativo y vinculado con la comunidad, que procure superar el inmovilismo estudiantil. Aportar para una nueva reforma curricular, debatir los temas que le preocupan e interesan al país y al mundo, y direccionar el trabajo para la acreditación de nuestra carrera, son las tareas inmediatas de la flamante Asociación estudiantil.

Inicio de clases

Felicitaciones

E

n la Escuela de Sociología y Ciencias Políticas de la Universidad Central desde los albores del siglo XXI funciona la semestralización, régimen curricular que al andar se ha ido perfeccionando y corrigiendo, hasta convertirse en una experiencia que ha sido replicada en otras unidades académicas de nuestra Alma Mater y otros centros de educación superior del país. Desde entonces, los futuros sociólogos y politólogos, se forman con diez semestres de estudio, una tesis de grado, con su respectiva defensa oral, una pasantía preprofesional y una agenda extracurricular que coadyuvan en la formación integral de nuestros egresados. Con esta dinámica curricular, el 28 de febrero, iniciamos las actividades con segundo, cuarto, sexto, octavo y décimo semestres, luego que la dirección, docentes, estudiantes y secretaría finiquitó los pendientes de los semestres precedentes y puso a punto el nuevo ciclo, el mismo que conforme lo previsto concluirá el 9 de agosto.

C

on inmensa satisfacción y alegría hemos recibido la noticia del premio “Manuela Espejo”, otorgado por el Municipio de Quito, a nuestra compañera estudiante de la Maestría “Derechos Humanos y Pueblos Indígenas”, la profesora Irma Gómez. Este galardón es el justo reconocimiento al trabajo incansable por la educación intercultural, la identidad y la dignidad de miles de niñ@s, hij@s de migrantes indígenas y campesinos que trabajan en el Mercado Mayorista, al sur de Quito, en cuyo interior funciona la Unidad Educativa “Tránsito Amaguaña”, fundada hace 20 años por Irma Gómez, quien vive, viste, habla, sueña y se proyecta como una indígena ecuatoriana, no obstante su origen mestizo. Este premio que reconoce la labor de las luchadoras sociales, fue creado por el cabildo capitalino para honrar la memoria de la quiteña Manuela Espejo, que dedicó su vida a las causas libertarias durante la Colonia. La Carrera de Sociología y Ciencias Políticas de la Universidad Central del Ecuador, saluda y felicita a la amiga.

16

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful