SOBRE EL EVANGELISMO Una verdad para tener en cuenta: Mucho es lo que se ha hablado sobre la tarea evangelística de una iglesia

, y muchos son los libros que enfocan el tema desde el punto de vista teórico, como también muchas son las estrategias utilizadas para llegar a la gente. Todo lo que nos venga a la mano hacer para llegar a la gente con el mensaje de Jesús es válido: Pero en la tarea evangelística de una iglesia, es muy fácil confundir los fines con los medios. Para que esto no suceda, debemos estar siempre ligados a la mente y al corazón de Cristo. Esto se da, cuando en el discípulo hay una vida devocional diaria, comprometida con el Señor. La oración, nos hace “estar” en el corazón de Dios, mientras que la “meditación en la Palabra”, nos concede el pensar como Cristo. Si te consideras un discípulo de Jesús, deberás tener en cuenta lo siguiente: a) Mateo 9; 35 “Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y dolencia en el pueblo. Y al ver las multitudes tuvo compasión de ellas, porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor”. Es indudable que cuando Jesús dijo esto, no estaba mirando a la gente con los ojos de la carne, El tuvo una visión del estado espiritual de aquella sociedad. El vio la fragilidad humana expuesta al enemigo. ¿Cómo vemos nosotros a la gente? Si las criticas y las juzgas no las podrás amar, si no las amas, no las podrás escuchar, si no las escuchas nunca conocerás su dolor. Hasta que no veamos a la gente con los ojos que el Señor las vio, no vamos a comprender la urgencia de este llamado. “rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies” Por si no lo entendiste, aquí hay un SOS. del cielo a los que se dicen ser discípulo de Cristo. b) 1º Corintios 2: 16 “…más nosotros tenemos la mente de Cristo” ¿Esto es verdad? Si unimos este pasaje con el de Mateo 9: 35, lo que extraemos en conclusión es: Si nuestros pensamientos generan nuestras acciones. ¿Cuáles son las acciones que demuestran que tenemos la mente de Cristo? La respuesta correcta a esta pregunta debería ser:     Obediencia a Dios. Dolor por los que se pierden. Compasión por las multitudes. Sensibilidad al dolor ajeno. (Orar cada día por los que se pierden) (Salir a buscarlas) (Hablarles del amor de Cristo) (Traerlas al redil)

El estar con la gente nos ayudará a comprender mejor las palabras de Jesús, observe que la expresión “recorría Jesús las ciudades y aldeas”. Significa que él estaba con la gente, comía con la gente, las escuchaba, siempre estaba en el lugar correcto, no las juzgaba. - El tenía un propósito muy claro. ¡Ganar a la gente! Lucas 19: 10 “El había venido a buscar y salvar lo que se había perdido” Por eso decimos que la iglesia no debe establecerse en programas, la iglesia debe tener propósitos. Algunos consejitos útiles para obtener resultado en la tarea evangelística:  Reúna información: El estado general de nuestra sociedad, nos revela que no carece de religión, pero si de salvación. Pues el estado de corrupción y pecado que impera hoy en nuestra sociedad religiosa es alarmante. Lo peor es nadie ve el pecado en si mismo, sino en los otros; en la dirigencia política, en el capitalismo, en la patronal, en los gremialistas. Pero el pecado está enquistado en el mismo corazón de la sociedad, el pecado está latente en todos los estratos sociales. Por ejemplo, en la televisión: El año pasado fue elegida “la mujer del año” un hombre. Florencia de la Vega. Eso no suena ni chistoso, es horroroso! - El consejo deliberante de la Villa Carlos Paz, aprobó el casamiento entre personas del mismo

1

sexo. ¡Eso trae el juicio de Dios sobre la ciudad! - Argentina se encuentra entre los primero países de mundo en accidentes de tránsito en las rutas. En este verano, las cifras de muertes son alarmantes. Hay un espíritu de muerte decretado en el mundo espiritual sobre nuestras rutas: La cantidad altares a la difunta correa, al gauchito Gil, a Gilda, y a Rodrigo, así lo determinan. ¿Qué dice la Biblia a respecto? Isaías 5: 20 ¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo”

 Tratemos de entender a las personas de nuestra comunidad El comportamiento de la gente por lo general suele ser un indicativo de algo, si lo descubrimos, será más fácil llegar a ellos y que nos escuchen. Ej. Falta de amor en la niñez, rígida educación, o por el contrario desinterés y falta de amor de parte de los progenitores. Una vida sin carencias, o viceversa. Falta de límites en los padres.- Necesitamos entender a las personas que tratamos de alcanzar. No cometa el error de pensar que ya lo conocemos a todo. Es muy probable que se sorprenda de los resultados si se toma el tiempo para realizar la tarea de investigación. Para esto hay que salir y hablar con la gente, nunca vamos a encontrar un caso igual al otro. Lo importante es buscar y entablar contactos, y que nos vean de su lado y no en la vereda de enfrente. La frase; “A mi también me sucedió”, suele ser muy alentadora.

 Es posible que al hablar con la gente lloremos con ellos y por ellos; Eso le sucedió a Nehemías cuando supo del estado en que se encontraba su gente. Neh. 1:4 Jesús también lloró por las ovejas perdidas de Israel. Mt. 10: 6 Cuando veamos a la gente con los ojos de Dios, es posible que nos suceda lo mismo que a nuestro Maestro. El tuvo compasión, porque vio la gente como ovejas que no tenían pastor, Mt. 9; 35 – 36 Hay gente a la que nunca vamos a llegar, si les juzgamos. Hay estilos de vida identificados por su forma de hablar, o de vestir, o de “consumir”, pero si no les amamos, difícilmente llegares a ellos. No olvides el trabajo destructivo que Satanás ha hechos con esas vidas. Muchas de ellas, se sienten marginadas y sin valor. Es fácil decirles, ¡Jesús te ama! Pero ellos quieren escuchar primero; ¡Yo te amo, cuenta conmigo! Por último: Marcos 9: 14 – 28 Relata una situación conmovedora. Un padre pidiendo ayuda con su único hijo poseído por un demonio. El estado de desesperación de ese padre, es el mismo al que presentan mucha de la gente que hoy se mueve a nuestro alrededor. ¿Qué siente un padre cuando ve a su hijo caer en tierra revolcándose y echando espuma por la boca y expuesto a la muerte? La respuesta es ¡IMPOTENCIA! ¿Has pensado que sentirá Dios por sus hijos poseídos, revolcados en el pecado, expuestos a la muerte? El padre del muchacho le dijo a Jesús: (ver. 22) “pero si puede hacer algo, ten misericordia de nosotros, y ayúdanos” Yo identifico a esto como ¡El grito de desesperación de un pueblo impotente frente a situaciones que le rebasan. Pero también “siento” a estas palabras, como el llamado de un Padre, (Dios) frente al dolor de muchos de sus hijos, y observo la “impotencia” de los discípulos, por su falta de fe. La frase sobresaliente de este pasaje junto al clamor el padre: es la respuesta de Jesús. ¡SI PUEDE CREER, AL QUE CREE TODO LE ES POSIBLE! ¡Creo, ayuda a mi incredulidad! Que no nos suceda a nosotros como les sucedió a los discípulos: ver. 28- 29

2

3