los nuevos piratas

Navegan entre las costas de África y la Península Arábiga en busca de barcos, rehenes y rescates millonarios. No traen parche en el ojo ni sables, sino turbantes, lanzagranadas y botes de alta velocidad.
por MiryaM audiffred, desde londres fotos: vÉroniQue de viGuerie

CREDITOS

al acecho La Guardia Costera de la Región Central es, en realidad, un grupo de 350 piratas que operan en lanchas tripuladas por siete personas. En sus tres años de actividad han cobrado 10 millones de dólares por el rescate de sus rehenes.

CREDITOS

LIFE & STYLE maRzo 2009

77

“Mayday. Mayday. dios misericordioso. ¿puede alguien ayudarnos? Mayday. Mayday. ¡piratas a bordo! dios misericordioso, ayúdanos por favor”
El grito de auxilio se escuchó en la radio del Dolphin, una embarcación comercial que navegaba en el Golfo de Adén (entre Yemen y Somalia), la noche del 20 de abril de 2008; el capitán Johan Lillkung lo consignó en su bitácora. La señal procedía del Faisal Mustafa, un pequeño carguero. Al llamado de auxilio le siguieron los gritos, el caos. Después, el silencio. Siete horas más tarde la radio captaría otra solicitud de ayuda: “Mayday. Mayday. Ataque pirata”. El SOS procedía ahora del Takayama, un buque-tanque petrolero que estaba en ruta de Japón al Canal del Suez. Le siguió, en esta ocasión, el estruendo de una detonación. Desde una lancha de fibra de vidrio los piratas lanzaron granadas para detenerlo. El bote salvavidas quedó hecho pedazos y el tanque de gasolina perforado. El combustible se esparció en el mar. El capitán del Dolphin se enteraría, al llegar a puerto y hacer un reporte, que no se trataba de hechos aislados. Los ataques pirata CORSARIO DEL SIGLO XXI abdul Hassan es el líder de la Guardia Costera de la llos abordan un tanque. a embarcaciones suceden Región Central. Su sobrenombre: “El que nunca duerme”. Su zona de operación: Roban el equipo del barco las playas de la frontera entre los estados somalíes de Galmudug y Puntland. cada vez con más frecueny escapan. No lastiman a cia en esa región entre la tripulación. la Península Arábiga y África. El último de grandes dimensiones. 25 miembros de El capitán Pottengal Mukundan, director informe del Buró Marítimo Internacional la tripulación son tomados como rehenes. del Buró, aclara: “Lo peor es que también se (IMB, por sus siglas en inglés), una orgaAviones sobrevuelan la zona y observan a está incrementando la violencia asociada nización internacional de apoyo al comercinco piratas armados a bordo del navío. El con este tipo de acciones, así como las sucio naval, con sede en Londres, ofrece un barco es conducido a aguas de Somalia. mas económicas otorgadas por el rescate”. registro minucioso: 20.11.2008 02:00 horas. Ghana. Hace apenas unos años, el uso de grana18.11.2008 06:00 horas. Golfo de Adén. Ocho ladrones armados con largos cuchidas en ataques marítimos era impensable. Tres botes de motor se dirigen a un parque llos abordan un barco usando la cadena del Hoy, los piratas surcan las aguas con equipesquero y lo secuestran. 12 miembros de ancla. Toman como rehenes a dos miempos sofisticados: teléfonos satelitales, disla tripulación son tomados como rehenes y bros de la tripulación, a quienes amarran. positivos GPS –que les permiten conocer el navío es conducido a aguas de Somalia. Roban todo el equipo del navío. con precisión la ubicación de una nave– y 18.11.2008 06:23 horas. Golfo de Adén. 22.11.2008 01:30 horas. Costa Oeste de granadas propulsadas por cohetes, diseñaPiratas abordan y secuestran un carguero Filipinas. Cinco piratas con armas y cuchidas originalmente para derribar tanques.

78

LIFE & STYLE maRzo 2009

“Esa arma tiene un metro de largo en 2008. Los piratas de esta zona oeste de Su viaje, que debió durar 17 días y terpero es muy ligera –pesa siete kilos– deÁfrica –al lado opuesto de Somalia– empieminar en Singapur, estaba suspendido. bido a que está hecha de aluminio, fibra zan a crear su propio modus operandi. El Lejos de cualquier pronóstico, el gigantesde vidrio o zinc. Es calibre 40 milímetros, capitán Mukundan comenta que normalco remolque danés de 35 metros de largo el cohete puede alcanzar una velocidad de mente atacan barcos ligados con empresas permanecía anclado, lejos de su destino 295 metros por segundo y tiene una cabepetroleras. “Los invaden, les roban todo lo final. Aguardaba quieto en las aguas de za explosiva; para lanzarlo sólo hay que que pueden y los dejan ir, no sin antes reteHarardhere, muy cerca del puerto pirata apoyar el arma en el hombro y encender ner a dos o tres miembros de la tripulación, de Eyl en el norte de la región de Puntland, la mecha”, explica Nick Davis, quien, al por los cuales pedirán un rescate”. en Somalia, África. frente de la compañía Soluciones de AnTodo comenzó el viernes primero de tipiratería Marítima, es contratado cada un n eG o c i o red i t ua b le febrero de 2008 –justo a las 3 de la tarvez con más frecuencia para proteger na“Tienen tres días para darnos el dinero que de– con la presencia a estribor de un pevíos en alta mar. Recientemente tuvo que pedimos o matamos a toda la tripulación. queño bote de madera tripulado por cinco trabajar en las costas de Yemen, aguas en Es su última oportunidad”. La voz de Geli, hombres armados con lanzagranadas. Las las que combatió a piratas con el poder de un joven maestro de escuela que fungía traían al hombro mientras surcaban los armas acústicas que emiten sonidos en como intérprete, resonaba en el interior de mares del Golfo de Adén en su embarcafrecuencias lo suficientemente elevadas la sala de mando del Svitzer Korsakov; caía ción adaptada con un motor Yamaha. Baspara ensordecer a los atacantes. densa en los oídos del capitán Colin Darch. taron 15 minutos para que su presencia en Además de su arsenal, los piratas han Tres semanas después de que el barlas aguas se volviera un grito de auxilio: ampliado el territorio en el que operan; se co fuera abordado por piratas, las nego“¡Nos están abordando!”. han expandido sin enfrentar oposición a ciaciones para llegar a un acuerdo en el La historia de este secuestro aparece las costas del continente africano donde el rescate continuaban. El miedo paralizaba en los archivos del Buró Marítimo Interhambre se generaliza, el imperio de la ley a los seis integrante de la tripulación que nacional junto con los detalles de otros 169 es casi inexistente y no hay presencia de los permanecían secuestrados. incidentes registrados en los últimos 12 gobiernos centrales. Nigemeses. También está en ria es ya el segundo pun- la vigilancia no descansa Este grupo de piratas ancla las embarcaciones la memoria del capitán to de mayor peligro, con capturadas en las playas de Hobyo. Cuando nuestra fotógrafa visitó la zona, esta Darch, quien recrea lo brigada retenía tres naves de distintas nacionalidades. 24 ataques registrados sucedido durante

LIFE & STYLE maRzo 2009

79

80

LIFE & STYLE maRzo 2009

caldo de cultivo En Galmudug, provincia de la que son originarios casi todos los hombres que se suman a la “Guardia Costera de la Región Central”, la alimentación de 40% de la población depende de la ayuda humanitaria internacional.

los 47 días que pasó en manos piratas, con un rifle Kalashnikov apuntándole siempre a la espalda: “Sobrevivimos a base de cigarrillos, agua, carne de cabra, leche de camello y pan. Dijeron que nos tratarían bien mientras no saboteáramos el rescate. Así fue. Nuestra relación con los piratas fue casi amistosa hasta el día en que nos liberaron”, cuenta el capitán. Darch y la tripulación del Svitzer Korsakov recuperaron su libertad el 18 de marzo, cuando los propietarios del remolque acordaron el pago de 700 mil dólares y los piratas accedieron a olvidarse de los 2 millones y medio que habían exigido originalmente por la vida de sus víctimas y la carga de la embarcación. A casi un año del secuestro, Darch comenta que hizo todo lo posible por evitar la invasión pirata: “Giré a la izquierda, luego a la derecha. Pude maniobrar sin problemas hasta que un segundo bote apareció a babor con otro grupo armado. Supe entonces que todo había terminado”. Atacar por todos los blancos posibles es la estrategia de los piratas modernos, explica el capitán Pottengal Mukundan quien, al frente del IMB, ha logrado reconstruir el formato del ataque típico. Todos operan desde una nave matriz que –ubicada a cientos de millas náuticas de la costa de Somalia– aguarda a que se acerque un barco sin guardias o vigilancia. “En cuanto localizan a su presa, los piratas abandonan la ‘nave madre’ en varios botes de motor que son tripulados por entre tres y siete personas que llevan armas automáticas o granadas propulsadas por cohetes. Cada una de estas pequeñas embarcaciones se acerca al barco desde una dirección distinta con el propósito de asustar al capitán hasta obligarlo a bajar la velocidad o detenerse. Si esto sucede abordan el barco, toman a la tripulación como rehén y obligan al capitán a navegar hacia Somalia, donde la nave secuestrada tirará el ancla en alguna base pirata hasta que se acuerde su rescate”. El capitán Darch cuenta que, tras el abordaje de su embarcación, debió nave-

gar hacia el sur bajo las órdenes del líder pirata, el capitán Omar. Navegaron por día y medio hasta que el domingo llegaron a un punto en el que las aguas estaban más tranquilas. “Miré a mi alrededor y descubrí que había otros barcos. Que mi nave no era la única secuestrada”. Desde su casa en Devon, al suroeste de Inglaterra, Darch, un hombre de 70 años y pocas palabras, confiesa que después del secuestro había tomado la decisión de retirarse pero hoy sigue navegando, aunque no en territorio pirata. “Creo que la vida en el barco me mantiene joven. Lo disfruto demasiado como para resistir el llamado del mar abierto”. A Darch no le gusta mirar el pasado; y más cuando su historia ya es parte de las estadísticas de actos piratas registrados en 2008: 115 naves abordadas, 31 secuestradas, 23 ataques de fuego, 581 tripulantes to-

Medio Oriente, y bienes que –producidos en Asia– tienen su puerto de llegada en Europa o Norteamérica. El Golfo moja las costas de Somalia, país del que procede la mayor parte de los jóvenes que hoy vigilan los mares para atracar embarcaciones. Ahí creció el capitán Omar, el joven de 42 años que estuvo al frente del secuestro del capitán Darch y su tripulación, y ahí han nacido la mayoría de los hombres que integran las seis principales bandas piratas que –con cerca de cien miembros cada una– siembran miedo en altamar. También ahí encuentran sus raíces la gran parte del centenar de hombres que habita la cárcel de Bossaso, construida en el puerto principal de Somalia para retener a quienes cometen delitos en el océano. De acuerdo con los archivos oficiales, Abdi Rashid Ismael Abdullah es uno de los tantos que cumplen sentencia por actos piratas; 15 años de cárcel, dice su expediente. Abdi Rashid, como el resto de los

Los piratas dicen que los rescates que exigen son una forma de cobrar impuestos
mados como rehenes, nueve secuestrados, nueve muertos, siete desaparecidos. Los reportes oficiales indican que, hasta septiembre del año pasado, los piratas habían obtenido más de 25 millones de dólares. Sus demandas de rescate varían entre medio millón y 3.5 millones de dólares por embarcación. piratas modernos, está lejos de parecerse a Jack Sparrow o a cualquier otro pirata popular. Nunca ha traído un parche en el ojo o usado una chaqueta de botones y puños grandes. Su embarcación tampoco izó jamás una bandera con huesos o calaveras para infundir miedo. Es un individuo de poco más de 40 años, piel morena y complexión muy delgada, casi esquelética. Con cabello chino poblado de canas y barba espesa. Es un hombre que en lugar de espadas y cuchillos aprendió a operar misiles y armas de hasta 18 kilogramos de peso, y que –como sus colegas en Bossaso o Mandera, la cárcel construida por ingleses en Somaliland– se aventuró a secuestrar embarcaciones sin haber recibido entrenamiento alguno. Abdi Rashid no se considera un villano sino un héroe que, por un tiempo, logró escapar de la pobreza y sacar de ella a su familia y amigos. Roger Middleton, consultor del programa de África en Chatham House,

l a ru ta d e peli G r o
El Svitzer Korsakov fue capturado en las aguas del Golfo de Adén, el punto de enlace entre el Mar Rojo y el Océano Índico y también el sitio en el que durante los últimos tres años se han efectuado la mayor parte de los actos de piratería registrados por los organismos internacionales. Es una de las principales rutas comerciales y cada año lo navegan cerca de 16 mil barcos cargados de petróleo obtenido en el

de todo un poco La tienda tradicional de Hobyo se ha convertido en el centro de provisión donde los piratas consiguen lo mismo alimentos, bebidas y cigarros que teléfonos celulares que pagan con dólares estadounidenses.

LIFE & STYLE maRzo 2009

81

think tank británico en materia de política exterior, parece casi darle la razón cuando aclara que la mayoría de los piratas que atacan en la actualidad son originarios de Puntland, una de las regiones más pobres de Somalia, donde la desnutrición y la carencia de alimentos afecta a 3 millones de habitantes: “En los últimos años se ha colapsado la pesca, la única actividad que sostenía a sus pueblos, debido a la intrusión de grandes compañías pesqueras de Europa, Asia y África. Por eso muchos piratas, e incluso buena parte de los habitantes de Somalia, suelen decir que los rescates que cobran por la liberación de los barcos secuestrados no son más que el impuesto que los distintos países deberían de pagar por pescar el reclutamiento es constante Los candidatos: gente como mohammad, en sus aguas”. vir”. Su testimonio seduun hombre de 40 años con dos esposas y seis hijos, que está consciente de los El capitán Pottengal riesgos que correrá pero no resiste seguir viviendo en la pobreza. ce a la prensa británica, Mukundan prefiere desjusto en los mismos días cribirlos como jóvenes que están en busca Lo cierto es que, por lo general, los en que las autoridades difunden que la de dinero rápido. También como oportupiratas modernos no buscan lastimar a Unión Europea, Estados Unidos e India nistas que aprovechan la falta de un golos rehenes sino obtener dólares. Asad están integrando una fuerza especial para bierno central en su país para operar con “Booyah” Abdulahi, uno de sus líderes, combatir a los ladrones del océano. total impunidad. “Saben que nadie va a asegura: “Hasta comemos con ellos arroz, Los navíos ya están en ruta. Van hacia interferir en su camino, pues no hay polipescado y pasta. Entienden que no querelas aguas del Golfo de Adén. Se dirigen a cías, ni guardias costeros, ni ley”. mos sus vidas sino dinero para sobreviterritorio pirata.

A lA derivA

Los archivos del Buró Marítimo Internacional no dejan lugar a dudas: navegar por el Golfo de Adén es cada vez más peligroso. Este mapa registra los ataques piratas del último año. Secuestro Nave secuestrada destruida Acercamiento sospechoso Nave secuestrada detectada vía satélite Base pirata Tripulación secuestrada / Nave abandonada Ataque militar contra piratas en tierra Piratas liberados Puerto Ataque militar antipirata en el mar Centro urbano Centro de apoyo Centro naval antipirata Piratas capturados Secuestro fallido

82

LIFE & STYLE maRzo 2009

INfOGRAfíA: MIGuEL GALINDO