Recetas: 50 cafés a la carta

Os ofrecemos una lista de 50 cafés especiales, con sus recetas. ¡A disfrutar! 1. Al caramelo. Poner en una taza partes iguales de café y caramelo. Cubrir con crema de leche y listo. 2. A la rusa. Ingredientes: 4 huevos, 1 naranja, 1/2 limón, 2 manzanas, 3 plátanos, 1 vaso y medio de café, 1/2 taza de azúcar y 1 copa de ron. Primero se pasan por una licuadora los huevos, las frutas y el café a velocidad media durante un minuto. En el último momento se añaden el azúcar y el ron quedando así listo para servir. 3. Americano. Hecho con el doble o más agua de lo normal. 4. Acapulco. Ingredientes: 1 cucharadita llena de café molido soluble, 40 gramos de azúcar glas, 3/4 de un vaso con agua fría, 2 cucharaditas de zumo de limón y 2 ó 3 cubitos de hielo. Se mezclan en el agua el café molido y el azúcar glas. Después, se añaden el ron y el zumo del limón y, al final, el hielo. 5. Árabe. Ingredientes: 2 cucharaditas de café molido, 2 cucharaditas de cardamomo prensado. Se pone el café en una taza y el cardamomo en otra. Cada una de ellas se llena hasta la mitad con agua hirviendo. Se cuelan ambas y se reúnen en otra tercera taza previamente calentada. Se bebe sin azúcar y a veces el agua ha sido previamente hervida con una ramita de canela. 6. Asiático. Café, leche condensada, Licor 43, brandy, canela, una rodajita de limón y unos granos de café. 7. Barraquito. Este es originario de las Islas Canarias. En un vaso pequeño se pone un poquito de leche condensada. Luego, se añade café y leche natural hasta completar el vaso. A continuación se pone un chorrito de Tía María, una ramita de canela y una corteza pequeña de limón. 8. Belga. Ingredientes para 4 personas: 1 clara de huevo, 150 gramos de nata, una cuarto de cucharadita de azúcar de vainilla y 100 cc de café muy caliente. Se bate la clara de huevo a punto de nieve. Se baten a parte la nata y el azúcar de vainilla. Se mezclan. se rellenan con ellas, hasta un tercio de cuatro tazas de café que se completan con el café caliente y el azúcar al gusto. 9. Belmonte. Como el bombón pero con brandy. Se toma en la zona mediterránea. 10. Biberón de Milán. Colocar en una coctelera 1 taza de café muy fuerte, 3 cucharadas soperas de leche condensada, 1 yema de huevo, 2 vasos de vermut, 1 rodaja de limón, un poco de canela y hielo granizado. Agitar vivamente durante unos minutos y servir. 11. Blanco y negro. Se pone en una copa helado de vainilla, se añade helado de café, se adorna con nata batida o crema Chantilly y, finalmente, se pone un poco de licor de moca encima de la crema y unas galletas barquillo como adorno. También se denomina así a un granizado de café con leche merengada. 12. Bombón. Café con leche condensada. 13. Brown owl. Colocar en una coctelera 1 taza de café muy fuerte, 1 huevo entero, 1 cucharada sopera de crema fresca, un poco de miel y unos trocitos de hielo granizado. Agitar vivamente durante unos minutos y servir. 14. Brûlé. También conocido como diablo o quemado. Se prepara en un vaso resistente al calor un café solo, a parte se calienta una copa de brandy con una piel de limón y unos granos de café si se desea. La mezcla calentada se incorpora al vaso con suavidad. Para rematar, en una cucharilla se pone un terrón de azúcar impregnado de brandy que, tras prenderle fuego, se incorpora rápidamente al líquido. 15. Brulot. Se colocan dos cucharitas de azúcar en una taza resistente al calor, se empapan con una cucharita de Kirsch y se les prende fuego. Cuando se ha quemado el azúcar se añade 1 cl de Kirsch y café bien cargado y muy caliente, se adorna con crema

batida. 16. Cacao Frappé. Se mezclan 2,5 cl de café moca muy cargado y frío, 2,5 cl de crema de cacao, cerezas de cóctel y, por último, hielo picado. Su presentación es en una copa de champán con pajita. 17. Café Calipso. Ingredientes: 4 cucharadas soperas de café molido, 4 cucharaditas de melaza y 4 copas de ron blanco. Preparar primero un café fuerte para 4 personas. Poner después una cucharadita de melaza en cada tacita y verter seguidamente una copita de ron en cada una. Por último, agregar el café muy caliente. 18. Capricci. En 3/4 partes de café cargado y muy caliente se vierten 2 cl de Cointreau y media cucharita de azúcar de vainilla. Finalmente se adorna la bebida con nata batida. 19. Capuccino (I). Ingredientes: 1 taza de café cargado y muy caliente, 1 pizca de canela, 1 cucharada de nata batida, 1 cucharita de chocolate rallado y azúcar. Se mezcla la canela con el café, se adorna con la nata batida y se espolvorea el chocolate rallado. El azúcar se sirve al gusto. 20. Capuccino (II). A un café cargado se le añade espuma de leche, conseguida mediante el aparato de vapor de la cafetera exprés. Se espolvorea con canela. 21. Carajillo. Café con brandy, anis, orujo o ron, dependiendo de la zona de España donde se pida. 22. Carioca. Ingredientes: 1 cl de jarabe de espino blanco, 1 cucharadita de café en polvo, 2 cl de ron, una pizca de zumo de limón, 3 cl de Grand Marnier, 1 cucharada de nata batida y 2 cubitos de hielo picado. Se agitan los ingredientes vigorosamente en una coctelera, se cuelan y se sirven en copa de cóctel adornándolos con nata. Se bebe con pajita. 23. Carretero. Es una infusión típica de los campesinos de Cuba que hierven agua con polvo de café y azúcar. Luego lo dejan asentar para que la borra se vaya al fondo. Lo sirven sin colar. 24. Catalán. Consiste en ponerle al café un chorro de licor de crema catalana. También se le puede añadir un poco de leche. 25. Champs Elysées. Ingredientes para cuatro personas: 4 cucharadas de café molido, 4 cucharadas de Parfait Amour, 8 cucharadas de nata montada, 4 cucharaditas de jarabe de grosella, 4 cucharaditas de azúcar. Se prepara un café exprés largo y se reparte entre cuatro tazas. Se coloca la nata montada y se riega con el licor. Por último se añade el jarabe de grosella y se espolvorea con azúcar. 26. Celta. Café con azúcar moreno, orujo, 3 granos de café y una rodaja de limón. 27. Colombiano (I). Si se quiere preparar un sabroso tintico, debe escogerse primero un buen café colombiano, con molido de término medio, así como tener una tradicional “bolsa de tocuyo”. El café molido se introduce en la bolsa y despacito se le echa agua hirviendo. Se sirve sólo hasta la mitad de la taza. 28. Colombiano (II). También se denomina colombiano al café mezclado con ralladura de jengibre y endulzado con azúcar de caña. 29. Crema de café irlandés. Un bote pequeño de leche condensada, 1 huevo, la misma medida del bote de leche en whisky, cacao en polvo y café. Se mezclan bien todos los ingredientes con la batidora añadiéndole más o menos cantidad de café y cacao según se sea más chocolatero o cafetero. 30. Cubafé. En un vaso bajo y ancho se pone azúcar, preferiblemente morena, se añade ron añejo y se flambea. Al acabar se añade un café exprés recién hecho. Para terminar se le pone nata montada y se decora con caramelo. 31. Château. Partes iguales de café y licor de cerezas, cubierto con crema chantilly. 32. Danés. Ingredientes para 6 personas: 6 huevos, la cáscara rallada de un limón, 120 gramos de azúcar, 750 cc de café cargado y 100 cc de brandy. Se baten los huevos con

la ralladura del limón, se incorpora el azúcar sin dejar de batir hasta que se forma una crema densa, se añade a continuación el café y poco a poco el brandy. Se sirve frío. 33. Descafeinado. Eliminada la cafeína mediante un proceso industrial, el café descafeinado se encuentra en el mercado en grano, molido o soluble. Resulta ideal para personas que tienen contraindicada la cafeína. 34. Escocés. Café mezclado con azúcar, licor de crema de café, whisky escocés y crema de leche, además decorado con nata batida y pistachos picados. 35. Exprés. Se elabora en una máquina especial, el agua muy caliente pasa a presión a través de un compartimento pequeño en el que se ha depositado café finamente molido. Se preparan las tazas de una en una, aunque existen en el mercado máquinas con opción dúo. Su nombre viene del italiano, espresso, y su significado es rápido. 36. Favorit. Un cóctel de café que lleva 2 cl de curaçao blanco, 2 cl de ron, 2 cl de leche condensada, una cucharita y media de azúcar glas, la misma proporción de café en polvo y 1 yema de huevo. Se mezclan todos los ingredientes en una batidora y se sirven con una pajita en un vaso alto y delgado. 37. Flip. Ingredientes: 1 yema de huevo, media cucharita de café en polvo, 5 cl de crema de cacao y 2 o 3 cubitos de hielo. Se agitan los ingredientes en una coctelera y a continuación se cuelan antes de servir en una copa de champagne. 38. Irlandés. Esta preparación se debe a la imaginación de un barman irlandés que en 1964 decidió incorporar whisky y nata a un café caliente y azucarado. 39. Jamaicano. Es como un irlandés pero al estilo caribeño. Al café se le añade azúcar moreno, ron, chocolate, moca y nata. 40. Java. Se mezclan una taza de café y una taza de chocolate caliente sin hacer hervir la mezcla. 41. Lieja. Se pone un chorreón de café caliente fuerte y dulce en una copa en cuyo fondo hay helado de vainilla. Se adorna con nata. 42. Makaton. Se hace el café y se sirve en taza grande. Se añade un chorro de Baileys, un poco de nata y se espolvorea con canela. 43. Mazagran. Recibe el nombre de una pequeña ciudad argelina donde 30 soldados franceses resistieron varias semanas el sitio de 14.000 soldados de Abd el Kasar. Al agotarse los viveres, los soldados se alimentaron prácticamente de café. En su honor se creó esta bebida que consiste en café muy frío con Marrasquino, azúcar y cubitos de hielo. 44. Mi monita. Se mezcla una taza de café expreso con 3 cucharadas de leche condensada y una copa de licor de durazno. Se licua cn medio vaso de hielo granizado y se sirve en copa larga adornado con un copo de crema de chantilly. 45. Moscovita. Café y azúcar y vodka. 46. Pucherete. Primero se vierte en el puchero (un recipiente ancho y con tapadera para poner al fuego), una taza de agua por persona. Cuando llega a ebullición se retira del fuego y se echa una cucharada por taza de café recién molido. A continuación se coloca de nuevo en el fuego tapado y se retira cuando hierve de nuevo. Se deja reposar y se sirve en las tazas colándolo con una manga de tela. 47. Rocío de gallo. Era un café muy típico de la Cuba de los años 50. A una taza de café exprés se le rocía aguardiente de caña. 48. Ruso. Granizado de café con una bola de helado de vainilla. 49. Turco. El polvo finísimo de café se coloca mezclado con el azúcar en una cafetera de cobre llamada cezve; se añade agua y se les da un hervor. Tras reposar unos minutos se bebe sin filtrar. 50. Vienés. Es el que consumían los cocheros vieneses durante sus descansos. Se prepara poniendo azúcar al gusto en una copa y vertiendo encima el café muy caliente.

Se le da vueltas y se pone encima nata, que en Viena se denomina Schlagober. Finalmente, se sirve acompañado de un vaso de agua.