Los almacigos en los cultivos hortícolas

*
Casi todas las plantas pueden criarse en almacigo para lu^go trasplantarla; al lugar definitivo. Es ésta una práctica muy conveniente porque ofrece una serie de ventajas. Ante todo, aclaremos qué es un almacigo, porque no siempre se tiene una idea exacta sobre el mismo. Se trata de un pequeño espacio de tierra bien reparado del frío, viento y sol fuerte, donde se hacen Jas siembras. Allí desarrollan las plantas durante corto tiempo, para luego trasplantarlas al lugar definitivo. Como dijimos, ofrece una serie de ventajas, siendo las principales: 19 — Es posible regar fácilmente, ya quo puede tenerse el almacigo cerca de la bomba u otra fuente de agua. 29 — La cantidad de semilla necesaria es mucho menor que cuando se siembra de asiento. 3? — Antes de trasplantar es posible elegir las planütas. eliminando las "degeneradas", débiles o enfermas. 4° — Evita la pérdida de semi]las pequeñas o delicadas y facilita su siembra. 5f — Los medicamentos, durante la primera parte del desarrDÜo de las plantas, pueden aplicarse tn forma fácil y con un menor gasto. 6? — Se evita que el terreno quede mucho tiempo ocupado con el cultivo, pues como fácilmente se comprenderá, si por ejemplo, una hortaliza sembrada de asiento necesita tres meses para desarrollar y producir, haciendo almacigo vivirá un mes en él y dos en ia parcela. 7? — La más importante de todas las ventajas es la obtención de primicias, e g decir, la producción anticipada, lo cual se consigue porque las plantas crecen en un lugar reparado, cuando no seria posible hacerlo al aire libre por el peligro de las heladas. Además, artificialmente es posible elevar la temperatura del almacigo, acelerando en esta forma el desarrollo y pudiendo así tener cosecha bien temprano. 8? — Por ultimo, se puede, en el almacigo, defender las plantas del sol, ei viento y el frío, aunque DO se desee obtener primicias, lo ena! muchas veces es necesario. Hay plantas que no pueden ser trasplantadas porque prenden eo» mucha dificultad o no es conveniente hacerlo porque, al arrancarlas, fácilmente se rompe la raíz, qoe es la parte comestible; por ejemplo: zanahorias, remolacha, et¿.
i

TIPOS DE ALMACIGO Prácticamente hay dos tipos «N almacigo: los sencillamente resguardados, que se hacen para evitar tener el terreno mucho tiempo otmpado o preservar las plantitas del sol fuerte, y los destinados a la producción de primicias. Los primeros pueden hacerse ai aire libre, protegiéndolos con una media sombra. Los segundos, en cambio, tienen que prepararse e*> forma especial. En todos los casos la tierra «e

POR LA FOTOGRAFÍA PERDURAN SUS SERES QUERIDOS; POR EL SEGURO DE VIDA PERDURA SU PROTECCIÓN. - BANCO DE SEGUROS DEL ESTADO
— 325 —

desmenuzará muy bien y abonará con estiércol de vacuno fermentado. La superficie se nivelará lo mejor posible, para evitar que el agua se acumule, La anchura conviene que no sea mayor de 1 metro, para poder trabajar sin tener que pisar en el interior de! almacigo. Pava primicias puede hacerse: Cajoneras, que son los que tienen las paredes protegidas con tablas o manipostería; las tapas son de madera, lona o chapa. Vidrieras, son los que tienen tapas de vidrio, con lo cual la temperatura en el almacigo es más elevada. La longitud del almacigo varia de acuerdo con la cantidad de semillas que se desee sembrar y en cuanto a la orientación, conviene que sea al Norte, protegiéndolo de los vientos del Sur y Oeste. Cuando se desea acelerar rápidamente el crecimiento de las plantas se hace lo que vulgarmente se llama cama caliente que se prepara de la siguiente manera: Se efectúa un pozo de 50 centímetros en el fondo del cual se ponen cardos o alguna otra planta jugosa y estiércol sin fermentar. Des¡pués se apisona bien, hasta que quede una capa de 3o cms. de espesor; luego se echa una capa de tierra -de 20 cms. y por último se riega. En seguida la temperatura se «le-

va y cuando después de unos días se nota que baja, se procede a sembrar. DESPUÉS DE LA SIEMBRA Una vez que se ha sembrado, para tener éxito conviene seguir las siguientes instrucciones: 1? — Se debe tener especial cuidado con las plagas, porque como las plantas crecen rápido y en un medio artificial, fácilmente son atacadas por las enfermedades. Por lo tanto habrá que curar con frecuencia, especialmente con caldo Bórdeles al •£ %. 2? — Es conveniente regar bastante seguido, pero sin dar agua con exceso, pues las plantas sufren tanto por mucha agua, como por poca. 3? — Hay que destapai- de día los almacigos, menos cuando la temperatura es muy baja, tratando que las plantas reciban sol en abundancia. 49 — Una vez que las plantitas tienen aproximadamente 10 cms. de altura, debe ralearse para evitar 'que estén muy amontonadas, lo cual hace que crezcan débil *s y con el tallo muy delgado. 59 — No es aconsejable utilizar dos años seguidos la misma tierra para ei almacigo, porque aparte de empobrecerse, las plantas dejan muchas plagas que luego atacan a las nuevas que se obtengan en el mismo lugar.

CA

sA

MO J AN A

Turcat ti & Ca s ali a S. A.
F E R R E T E 1SI A P I N T R A S H E R RA J ES B A R N I C E S HERRAMI EN TAS B A ZAR _ MENAGE EEGAL 0 S RINCÓN 6 2 7€39 ' • Tel. 8.11. 11 - 8.11.42 - 8.11.43
— 326 —

u