GlobalizacionDeslocalizacion

Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española

GOBIERNO DE ESPAÑA

MINISTERIO DE INDUSTRIA, TURISMO Y COMERCIO

SECRETARÍA GENERAL DE INDUSTRIA DIRECCIÓN GENERAL DE POLÍTICA DE LA PEQUEÑA Y MEDIANA EMPRESA

Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española

Rafael Myro Sánchez Carlos Manuel Fernández-Otheo Lorena Labrador Salas Ana Belén Baides Tudela Mª Elisa Álvarez López Josefa Vega Crespo

L.es Paseo de la Castellana.: M-39898-2008 Realización gráfica: Boceto.org Edición: noviembre de 2008 Catálogo general de publicaciones oficiales http://www.00 e . ECPMITYC: / EUAEVF: 0.: 91 349 51 29 / 4986 / 4000 Fax: 91 349 44 85 www. 28071 Madrid Tels.ipyme. S.Este estudio se ha realizado con la colaboración de: © Dirección General de Política de la Pequeña y Mediana Empresa www.060.es NIPO: 701-08-062-6 D. 160.mityc. L.

........................1.......58 2.........................Cambios en la distribución geográfica de las exportaciones ..........................................................83 3........................4...........................Evolución de la inversión directa: flujos y stock .....Clasificación industrial y fuentes estadísticas........................................................................97 3..........Actividades productivas afectadas ........1.......3......1..................2.............1................................. formas y efectos .....................................3...............70 2....................2....................4............58 2.......17 1..........2............Inversión directa extranjera: hechos estilizados .........91 3...Evolución de la deslocalización industrial de empresas: la perspectiva agregada nacional y regional ......................................11 1.....1..9 1..2.................................Perspectiva nacional ..............................111 3.......................................................4...............................................Composición sectorial de las exportaciones de manufacturas ......................Perspectiva regional ................................Introducción ........................47 2......... Globalización y cambio en la localización internacional de la industria .73 2.............4...............1.........Introducción .................3........La internacionalización de las actividades de I+D ................................3........Destino geográfico de las producciones deslocalizadas .......................................47 2.Consideraciones finales ...3..............................46 2..........................................................41 Capítulo 2......................Introducción ......................14 1........................................................ El papel de la inversión directa extranjera ..................................................................................2.....................56 2...........97 3................Concepto y formas ....2...Orientación sectorial de la inversión directa ....................2................... La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España ...................3.....5................................................................Deslocalización de actividades en la industria española.......Patrones de especialización comercial inter-industrial .2...............................114 3 ......................................1..................................83 3.........................................36 Apéndice 1.....1.......86 3........2.......Firmas extranjeras y nacionales ..........Efectos de la inversión directa extranjera en las exportaciones de las áreas emergentes .................................................................................................4..........2......................3........1..............................3..América Latina ...........113 3.......................................................2...........................................4..........2...........Fuentes estadísticas ..........................10 1.......................................................5..................................51 2........Consideraciones finales .....................Motivaciones declaradas por las empresas ......................................................Globalización y deslocalización....91 3..................Importancia y efectos .................................4.................................................4....6.......Nuevas tendencias del comercio mundial de productos industriales ...........5 Capítulo 1.....14 1.......2...........................................................................98 3.........................................................................................82 3.............Deslocalización de empresas en la industria española .................81 3......................................................................................................China .............Evolución de los intercambios internacionales de manufacturas ..........2...62 2............2.............78 Capítulo 3..........................25 1............. Importancia y efectos para la industria española xÍndicexxxxii Presentación ...5.............................................................Deslocalización: concepto..........................................................3.........3...........................................................3.....45 2..3.........................................La inversión directa extranjera en las principales áreas emergentes .................1.....................................93 3....3....................Los países del Grupo de Visegrád .........................Índices de especialización en las exportaciones de manufacturas ..........38 Apéndice 1.............................................4.103 3.4....................

.. La perspectiva de la inversión directa extranjera en España .....................3.............................................119 3.........................................................8................................................................................131 4....................................125 Apéndice 3... 2000-2007 ...........................Introducción...............................................................2..145 4.................................................................1............................4..............Evolución de las operaciones de deslocalización en las comunidades autónomas...................................Globalización y deslocalización..............................152 4.....................................167 Referencias bibliográficas ...........1...........................122 Apéndice 3..........................................3...............................Inversión directa recibida por España ..........................................................Trascendencia de los efectos estimados en el sistema productivo español ..................................................................................................................Inversión directa de España en el exterior ...........Producciones afectadas por la deslocalización de empresas en cada una de las actividades.....................................................................Consideraciones finales ...........Actividades y áreas de destino.....................................143 4...........................................1.....4...Evolución de la producción internacional de las empresas mediante la inversión directa extranjera.....................................159 5...126 Apéndice 3.....................Metodología y datos ...........161 5....2....160 5........................................................2......Evolución del empleo afectado por las operaciones de deslocalización y subcontratación en las comunidades autónomas......................................................Cambios en la presencia del capital extranjero en España .... Importancia y efectos para la industria española 3..........................145 4....................173 4 .4...........162 5...........3...........Evolución del empleo de una muestra de establecimientos..........................................127 Capítulo 4..............136 4.......124 Apéndice 3...3.............4.....La inversión directa extranjera en las distintas actividades manufactureras .....134 4................ Efectos de la IDE y la deslocalización sobre la inversión interior de la industria española: una primera aproximación ..........3...3..........................3......Evolución agregada de la inversión directa extranjera en las manufacturas según el Registro de Inversiones Exteriores ......................132 4.....................5.........................Estimación y resultados .................................4....... 2000-2007 ..................2...2......................................................2..........Introducción...117 3.............Estrategias seguidas: reducción de la actividad y cierres de plantas y empresas ....155 4.....................................................2............................................................1.1............................Inversión en el exterior y deslocalización ........................................................Consideraciones finales .............166 Conclusiones ......3.............................................................Consideraciones finales ......7.....2...........155 Capítulo 5......................................................134 4.............................................................................................

xxxixPresentaciónx 5 .

sino que también se deja sentir en algunos sectores de servicios (call centers. Por su parte. por citar un ejemplo. Por otra parte. si bien ha adquirido una mayor dimensión con el cambio de siglo. 6 . asesoría jurídica e informática. No se contempla aquí la inversión directa atraída y emitida por España. afectando con particular intensidad a regiones y países desarrollados. y en concreto de la industria. en los últimos años. porque a ello se dedica en exclusiva un capítulo. amén de permitir el envío electrónico de determinados productos (software) y la contratación de servicios fuera de las fronteras del país en el que se demandan. llevando a las empresas a reducir sus costes de producción y fomentando la inversión extranjera en economías con ventajas de costes laborales y de otra índole. este proceso no se limita a las actividades manufactureras. En su manifestación actual. igualmente. las nuevas tecnologías han hecho posible que la especialización no requiera una cercanía geográfica. de manera que sus distintas fases puedan distribuirse en diferentes lugares.este fenómeno ha recibido escasa atención académica en nuestro país. ligada a la ampliación de la Unión Europea y de características diferentes a la primera. caso de los del Centro y el Este de Europa. el que hace el número cuatro. aspectos que dan contenido a los dos capítulos iniciales de la investigación. pero tampoco excesivamente reciente. que facilita la fragmentación del proceso productivo. como los que han tenido lugar. responsables fundamentales. desde Méjico o Marruecos hacia China. su estudio ha de insertarse en un contexto general de transformación en las pautas de ubicación espacial de las actividades productivas. una carencia que se pretende contribuir a subsanar a lo largo de las siguientes páginas. asunto necesario para completar un panorama en el que el capital extranjero es un elemento sustancial. este fenómeno no puede ser desvinculado de tres factores: a) La globalización del mercado mundial. así como del conjunto de las incorporadas a la Unión Europea en su quinta ampliación. están comenzando a observarse desplazamientos de producción entre economías con similares dotaciones factoriales. así como en las estrategias de inversión seguidas por las grandes empresas transnacionales. b) El rápido crecimiento de grandes economías como las de China e India. contabilidad. Incluso países que. se han visto favorecidos por el traspaso de unidades de producción. acontecida en el marco de la creación del Mercado Único Europeo. no es un fenómeno muy antiguo. La deslocalización internacional de empresas.El propósito central del estudio que se presenta aquí es conocer las causas y el alcance de la nueva ola de deslocalización de empresas que está viviendo la industria española desde el año 2000. que ha acentuado la presión competitiva. del proceso de emigración de empresas foráneas que está experimentando la economía española. el segundo se preocupa de identificar el papel desempeñado en el mismo por las principales empresas multinacionales (EMN). El primero de ellos sitúa a las manufacturas españolas en ese escenario de cambio en la localización internacional. entendida de forma simple como el traslado de los establecimientos industriales pertenecientes a determinadas firmas de unos países a otros. Con todo. Por esta razón. están registrando deslocalizaciones. c) El formidable avance de las tecnologías de la información y las comunicaciones. Dejando al margen los análisis realizados desde hace años por los autores de esta investigación -en la que son objeto de una amplia actualización. servicios de diseño…). Como señala Grossman (2007).

en el que la deslocalización de empresas aparece como uno de los factores explicativos de la variable dependiente. una vertiente de deslocalización no considerada. el capítulo 4 se consagra a la inversión directa recibida por España. desde hace tiempo. siguiendo la metodología econométrica de datos de panel. Como ya se ha apuntado. de la que depende su capacidad de crecimiento. que aproxima la magnitud de la denominada deslocalización de actividades. En concreto. de la Universidad Complutense de Madrid. en el capítulo 5. El examen de la primera proporciona una perspectiva amplia en la que encuadrar el proceso de deslocalización protagonizado por el capital extranjero. se viene elaborando en el seno del Grupo de Investigación denominado “Capital Extranjero.a través de la cual se profundiza en la posición de la industria española. una acepción más extensa que la de empresas -referida a sectores. A partir de ella. se investigan las causas y las distintas formas del proceso de deslocalización empresarial. mediante la estimación de un modelo adaptado de la función convencional de demanda de inversión. se ofrece una primera aproximación al impacto de la de la deslocalización de empresas sobre la inversión interna de los distintos sectores industriales. Finalmente. y después de una breve discusión de carácter conceptual. 7 .El análisis de la deslocalización de empresas en la industria española. obteniendo así una valoración más completa de su trascendencia. Este estudio se enmarca en otro de movilidad del empleo industrial en las regiones. Asimismo. la relación existente entre estas dos variables se trata de captar. explorada de forma comparativa en el capítulo 1. Por otro lado. objetivo esencial del trabajo. la especial atención prestada a la inversión dirigida por las empresas de capital nacional hacia otros países obedece al hecho de que ésta constituye un indicador de la presencia de prácticas de offshoring insourcing. así como a la que nuestro país realiza en el exterior. se da cuenta de su incidencia sectorial y regional y de sus efectos sobre el empleo. Localización y Deslocalización”. Su desarrollo se asienta en una detallada base de datos que. la tasa de inversión. que resulta clave para el fortalecimiento de la competitividad en un buen número de empresas. además de la naturaleza de la propiedad de las firmas involucradas y de las producciones clausuradas. se aborda en el capítulo 3.

.

xxxixCapítulo 1x Globalización y cambio en la localización internacional de la industria 9 .

. Por otro lado y en el ámbito de las economías emergentes. Estos cambios en la localización industrial en el plano mundial no son aun suficientemente conocidos. ligado a la reducción de las barreras comerciales.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española x1. Sin embargo. no sólo las producciones más tradicionales e intensivas en trabajo. Éste es precisamente el propósito del presente capítulo. concretamente las que conforman el denominado Grupo de Visegrád: Hungría. lo que se sabe de tales transformaciones resulta preocupante para el mundo desarrollado. A tenor de lo expuesto. para España. que sin duda están también detrás de la rápida emergencia de Estados Unidos como potencia industrial en el siglo XIX. la consolidación de un alto ritmo de crecimiento en países de gran dimensión. además de uno de los bloques de mayor dimensión del comercio mundial. En cualquier caso. como por ejemplo España. con la posterior división de la Federación Checoslovaca) para acelerar su camino hacia la adhesión. en un marco de mayor equilibrio en el comercio exterior. no han conseguido acumular después de decenios de expansión. República Checa. Hungría y Polonia. con el fin de establecer lazos de cooperación entre los tres Estados (cuatro. la liberalización de los mercados interiores y el desarrollo de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC). celebrada el 15 de febrero de 1991 en la ciudad húngara a la que debe el nombre. en el que se prestará especial atención a la economía española. dada su estructura de ventajas comparativas. pues apunta a una notable disposición de los países emergentes para asumir. han alterado sustancialmente las pautas de localización geográfica de las actividades industriales. con objeto de averiguar si su estructura industrial se está orientando en una dirección que garantice un elevado crecimiento en el futuro. pues resulta difícil creer que las economías atrasadas puedan incorporar en tan corto intervalo de tiempo la capacidad tecnológica que otras. 10 . junto a los grandes gigantes asiáticos y los países latinoamericanos en desarrollo. como China e India. estos temores parecen casi siempre amparados en las informaciones fragmentarias disponibles. en particular. resulta interesante centrar la atención en algunos de los nuevos socios centroeuropeos cuya adhesión ha supuesto. y el continuo avance de la integración económica internacional. la dimensión de un país como China remite a la importancia de un factor todavía poco conocido. sino también aquellas otras con mayores requerimientos de capital humano y tecnológico. el principal escenario donde compiten los productos españoles. el análisis se hará extensivo a cuatro de las economías de reciente incorporación para las que se dispone de información homogénea. como tampoco lo son los nuevos patrones de especialización inter-industrial que se encuentran en su raíz y que se han ido configurando en este escenario de creciente competencia internacional. Así pues. 1 El Grupo de Visegrád tiene su origen en una cumbre de jefes de Estado y Gobierno de Checoslovaquia.Introducciónxxiixxii En el transcurso de los últimos años.1. como es el de las economías de escala. resulta necesario profundizar en el análisis de las modificaciones que han tenido lugar durante los últimos años en la localización internacional de las actividades manufactureras y en la especialización de los países desarrollados y en desarrollo. una acentuación de las presiones competitivas para el resto de Estados miembros y. En este análisis comparativo cobra singular relevancia como espacio de referencia el grupo de países involucrados en el proyecto común con anterioridad a 2004 (UE-15) pues constituye. Polonia y Eslovaquia (UE-4)1. Por otra parte.

Por otro lado. 2007).Globalización y cambio en la localización internacional de la industria Lo ideal habría sido poder contar con estadísticas de producción. En este sentido. En consecuencia. Posteriormente. en este trabajo se opta por un criterio que combina dos de las agrupaciones de actividades industriales más habitualmente manejadas: una. a la que seguidamente se hará referencia. En el trabajo de Peneder (2003) puede encontrarse un resumen de las principales clasificaciones industriales al uso.2. Después de un primer apartado dedicado a los datos y la clasificación de actividades manejada en el estudio. y como en seguida se pondrá de relieve. 2 Pese a que desde hace más de medio siglo (Clark. se analizan. El capítulo se cierra con una recopilación de las principales conclusiones y se acompaña de un apéndice en el que figura la información estadística más detallada. Conforme a las consideraciones precedentes. 3 11 .. tradicionalmente encuadradas en el sector industrial cuando. en particular la española. una que resulte de utilidad en este examen comparado de la estructura comercial de la industria en el contexto mundial. heterogéneas en cuando a los requerimientos de sus procesos productivos y la estructura de sus mercados. desde una vertiente comparada. Pero. para aquellos Estados que no son miembros de la OCDE. desde la perspectiva de la oferta. Con todo. los cambios acaecidos en los perfiles de especialización inter-industrial de las distintas economías. tanto a las tradicionales grandes potencias económicas. ya que las referidas a los flujos de comercio internacional no siempre reflejan de manera adecuada la actividad productiva de los países. esta división de la actividad productiva en tres grandes sectores tiende a emplearse cada vez con menor frecuencia. como paso previo al estudio de su comportamiento. atendiendo al dinamismo de los mercados y la otra. como a las áreas en desarrollo que se están erigiendo en fuertes rivales del mundo desarrollado. se examina la evolución reciente de los intercambios de manufacturas en el plano mundial situando en él. desde la óptica de la demanda. seleccionando. a medida que. homogénea con la del resto de economías consideradas. puesto que aquí interesan los dos puntos de vista. x1. según los factores que determinan su eficiencia productiva y su competitividad (Myro y Gandoy. en una acepción extensa de la industria. la industria manufacturera y la construcción. realizarlo ha exigido un notable esfuerzo de armonización de diversas clasificaciones industriales. delimitar la composición del mismo. el ámbito de la industria se circunscribe a las actividades manufactureras. y teniendo presente la información estadística con la que se cuenta. secundario -integrado por la energía. con la mejora en la información estadística disponible. ha obligado a circunscribir el estudio al ámbito comercial. exige. la ausencia de información.Clasificación industrial y fuentes estadísticasxxiixxii La diversidad de actividades que se han venido incluyendo en el sector industrial. 1940) en el lenguaje económico sigue distinguiéndose entre sector primario. dado que las manufacturas conforman un amplio grupo de actividades.y terciario. ésta se identifica con el sector secundario2. El contenido del capítulo se ordena de la siguiente manera. de entre la variedad de clasificaciones industriales propuestas3. es posible contemplar por separado actividades con notables disparidades en sus características tecnológicas y de mercado. que coincide con lo que la OCDE y otros organismos internacionales consideran manufacturas. eliminando del mismo la producción de energía y la construcción de edificios y obra civil. la definición de industria utilizada en estas páginas corresponde a la empleada por el Sistema Europeo de Cuentas Económicas Integradas (SEC). su análisis hace preciso agruparlas en función de rasgos comunes. desgraciadamente.

se han reunido en los tres grandes sectores a los que anteriormente se ha hecho referencia: avanzadas. El criterio utilizado a la hora de identificar la intensidad tecnológica de cada actividad es la relación entre el gasto en I+D y el valor de su producción. entre manufacturas de demanda fuerte. de forma abreviada. Por otra parte. dado el creciente protagonismo que en las últimas décadas se viene otorgando a los productos relacionados con las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).1: manufacturas de demanda y contenido tecnológico altos.3 y la ordenación por productos HS-Rev. Los requerimientos tecnológicos son más elevados en aquellas industrias que tienen mayor capacidad para diferenciar sus productos. cuatro grupos industriales: de tecnología alta. a las que se hará referencia.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española En función de su dinamismo en los mercados.1. en función de su nivel tecnológico y su distinto dinamismo en los mercados. en algunos casos de tres (grupos). De este modo. ha hecho precisa su agrupación en ramas manufactureras a través de la correspondencia establecida por Naciones Unidas entre la clasificación sectorial ISIC-Rev. intermedias y tradicionales (Recuadro 1. media-baja y baja. el grado de desagregación sectorial manejado será de 26 ramas manufactureras contenidas en la Clasificación Industrial Internacional Uniforme (ISIC-Rev. Habida cuenta de la correlación existente entre el grado de dinamismo del mercado y las necesidades y posibilidades de investigación tecnológica5. medios y bajos. intermedias y tradicionales. cálculo efectuado a partir de los datos relativos a doce economías de la OCDE durante el periodo 1991-19994.1). media y débil. Dicha distinción se basa en el cómputo de la tasa de variación del consumo aparente de productos industriales en nueve países de la OCDE a lo largo del decenio 1972-1982. puede diferenciarse. dentro del grupo de demanda y contenido tecnológico altos se distinguen seis categorías de actividades que. facilitados con un grado de desagregación de seis dígitos del Sistema Armonizado de designación y codificación de mercancías (HS-Rev. pueden mezclarse ambos criterios reuniendo las actividades industriales objeto del presente análisis en tres grandes sectores. los datos de comercio exterior en los que se apoya la presente investigación son directamente comparables con las estadísticas referidas a otras variables relevantes para el análisis económico. aparecida por primera vez en 1984. es posible distinguir.1) 4 De forma periódica. Por el lado de la oferta. la utilización de estos datos. con arreglo a la definición aprobada en 1998 por la OCDE (2002). cabe englobar bajo la rúbrica del sector productor de bienes TIC. caracterizándose las actividades englobadas en la primera de las categorías citadas por enfrentarse a mercados en expansión y presentar un elevado contenido en nuevas tecnologías. En lo concerniente a la información en la que se asienta el desarrollo del estudio. siguiendo a la Comisión Europea (1985). No obstante. 5 12 . estructurados en actividades industriales. las cuales. de acuerdo con la clasificación elaborada por la OCDE (2005). ésta proviene de las series de comercio exterior compiladas por Naciones Unidas en la base Comtrade. Después de realizar los ajustes oportunos. como industrias avanzadas. relativa al periodo 1995-2005. 3) a nivel de dos dígitos (divisiones) y. al tiempo que los productos nuevos afrontan mercados más dinámicos. que resalta el esfuerzo tecnológico como condicionante del crecimiento de la productividad y la competitividad. tal y como se recoge en el Recuadro 1. la OCDE ha ido actualizado la lista de sectores manufactureros ordenados con arreglo a su intensidad en I+D. media-alta.

Demanda y contenido tecnológico bajos 15+16 17 18 19 20 21 22 26 27 28 36+37 Alimentos. Demanda y contenido tecnológico medios 24 25 29 34 351 352+359 Industria química. Tubos y válvulas electrónicas. Transformación del caucho y materias plásticas. 3 Demanda y contenido tecnológico altos 300 313 321 322 323 331-3311 31-313 33-(331-3311) 353 Máquinas de oficina y equipos informáticos. 13 . Productos textiles. Hilos y cables aislados. Fabricación de productos metálicos. Industria de la confección y la peletería.1.Globalización y cambio en la localización internacional de la industria Recuadro 1. sonido y vídeo. Otra maquinaria eléctrica. Instrumentos médico-quirúrgicos y otros instrumentos científicos. Vehículos de motor y remolques. Muebles. Locomotoras. Otros productos minerales no metálicos. Receptores de radio y televisión. televisión y aparatos de telefonía (equipo de telecomunicaciones). Edición y artes gráficas. Maquinaria y equipo mecánico. Tradicionales DENOMINACIÓN Avanzadas TIC Intermedias Fuente: Elaboración propia a partir de Comisión Europea (1985) y OCDE (2005). reciclaje y otras manufacturas. Clasificación de las ramas manufactureras en función del dinamismo del mercado y el esfuerzo tecnológico (ISIC-Rev. Metalurgia. bebidas y tabaco. aparatos de grabación. Construcción y reparación de buques y otras embarcaciones. 3) ISIC-Rev. Industria del papel. Instrumentos de precisión. Aeronaves y naves espaciales. Cuero y calzado. material ferroviario y otro material de transporte. Madera y corcho. Transmisores de radio.

En efecto.al área integrada7) lo que.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española x1..1). han elevado de manera muy notable su presencia en la oferta mundial de productos industriales. el peso de esta zona en las exportaciones mundiales se eleva al 40 por ciento. mientras que España apenas ha sabido aprovechar los beneficios del vigoroso crecimiento que en estos años ha registrado el comercio internacional de manufacturas (más del 7 por ciento de media anual desde 1995) para avanzar puestos en la lista de exportadores. que partía de una cifra apreciablemente más baja.4 por ciento). es su marcada concentración geográfica6.1. ha visto reducir su cuota de importación desde mediados de los años noventa. determinadas economías en desarrollo. La situación es similar en la vertiente de las importaciones. Las cifras de comercio exterior de la UE-15 se refieren exclusivamente a los intercambios extracomunitarios. Europa Central y América Latina. respecto a 1995. en este caso la participación de la UE-15 en el total mundial (14. en tanto que Estados Unidos y. poco más de una docena de países aglutinan en la actualidad alrededor del 90 por ciento de los flujos comerciales de productos industriales (OMC. multiplicando por más de tres la de Japón. país este último que. todo lo contrario que Estados Unidos. merced a la expansión y diversificación de sus ventas internacionales. 7 14 . entre las que sobresalen claramente China y los miembros del Grupo Visegrád. durante los dos últimos lustros su contribución a la oferta mundial de productos industriales se ha mantenido estancada. fruto de estrategias de desarrollo orientadas hacia el exterior. 2006). supone una pérdida de aproximadamente seis puntos porcentuales en el peso relativo conjunto de estas tres grandes potencias. la tríada formada por la UE-15. de modo que sólo la UE-15 ha logrado mantener su cuota en cifras relativamente próximas a las de hace una década. que representa más del 80 por ciento de los intercambios internacionales de mercancías. absorbiendo la cuota cedida por los tradicionales grandes bloques comerciales 6 De hecho.. sobre todo. Así. que. España mantiene también una trayectoria inversa a la del conjunto comunitario. La merma de la importancia relativa de los tradicionales grandes bloques comerciales en la oferta mundial de manufacturas se ha producido a favor de algunas economías emergentes de Asia. a las que en el caso de los países centroeuropeos se unen los beneficios derivados de la incorporación al proyecto comunitario. Si se incluyen los flujos intracomunitarios. En cuanto a España.1).Nuevas tendencias del comercio mundial de productos industrialesxxii Una de las características más destacadas del comercio mundial de manufacturas.3. al igual que el área integrada. elevando su peso en la demanda internacional de productos industriales (gráfico 1. Japón aminoran notablemente su participación en las ventas globales de manufacturas (gráfico 1. situándose incluso en peor posición que Méjico. han acrecentado su contribución a las exportaciones mundiales durante la última década. Estados Unidos y Japón absorbe casi la tercera parte de las exportaciones mundiales (correspondiéndole la mitad de este porcentaje -16.3 por ciento. a la altura de 2005.3. No obstante. lo que pone de manifiesto que los países con un protagonismo más destacado en las ventas son también los que reúnen una mayor proporción de las compras exteriores. se sitúa dos puntos y medio por debajo de la norteamericana.Evolución de los intercambios internacionales de manufacturasxxiixxii x1.

1). coincidiendo con su adhesión a la OMC).1 por ciento en 1995 al 9 por ciento en 20058. en vivo contraste con lo que ocurría hace una década cuando su contribución era más de tres veces menor que la de la economía nipona (gráfico 1. situándose como tercer mayor proveedor del mundo. Corea Japón China EE. habida cuenta que las estadísticas comerciales de este país incluyen un considerable volumen de re-exportaciones de Hong Kong (región administrativa especial de China desde 1997) que opera como centro de intermediación comercial de productos fabricados en China. Fuente: Elaboración propia con datos de Naciones Unidas. casi al mismo nivel de Estados Unidos y claramente por encima de Japón. 0 5 10 15 20 IMPORTACIONES India Brasil España Méjico UE-4(*) Rep. 8 Dicho avance podría estar sobrevalorado. Comparación Internacional 1995-2005 (Porcentajes) Brasil India Rep.1.Globalización y cambio en la localización internacional de la industria Gráfico 1. Participación en el comercio mundial de manufacturas. UE-15 Extra 0 5 EXPORTACIONES 10 2005 1995 15 20 (*) Se incluyen Hungría. Buena prueba de la continua progresión de China como abastecedora de bienes industriales la ofrece el hecho de que el ritmo de ascenso de sus exportaciones (sobre todo desde comienzos del presente siglo.UU. República Checa. Corea Méjico España UE-4(*) Japón China UE-15 Extra EE. le ha permitido incrementar su participación relativa del 3. Comtrade. Polonia y Eslovaquia. tan sólo superado en la muestra de países incluidos en el estudio por el de Hungría.UU. 15 .

2. Respecto a Méjico y la India. UE-15 Extra España Rep. China ha pasado a ocupar el tercer lugar entre los principales demandantes mundiales de productos industriales. sobre la capacidad competitiva de estos dos países. en el aumento de la propensión a importar. También las economías centroeuropeas. anotan tasas de crecimiento de sus importaciones superiores al promedio mundial (gráfico 1. Evolución de los flujos comerciales de manufacturas Tasa de crecimiento anual acumulativa 1995-2005 (porcentaje) Japón EE. merece la pena señalar que. mejorando su posición. como destino de los intercambios internacionales de manufacturas.2). Gráfico 1.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Asimismo. al contrario de lo acontecido en el resto de mercados emergentes. pese a la buena marcha de sus ventas exteriores. aun muy rezagada. se ha apoyado.1). adelanto que ha conseguido nuevamente a costa de Japón (gráfico 1. la intensificación de sus relaciones comerciales a lo largo del último decenio.UU. en mayor grado. al que ha reemplazado como primer mercado asiático para los exportadores tanto de las economías de Asia Oriental como de la Unión Europea. lo que es indicativo de las dificultades de sus industrias para satisfacer el incremento de la demanda interna. así como la india y la mejicana. Checa Polonia China Hungría 20 15 Importaciones 10 5 Exportaciones 0 0 50 100 2005 150 1995 200 Tasa de cobertura: X/M (porcentaje) Comercio Mundial Fuente: Elaboración propia con datos de Naciones Unidas. 16 . Comtrade. suscitando dudas. Corea Brasil Méjico India Eslovaquia Rep.

dejando así de anotar la segunda mayor concentración de exportaciones de alta tecnología (gráfico 1. durante los cuales sus exportaciones apenas han permitido financiar el 60 por ciento de las compras al resto del mundo. especialmente en los años más recientes. la República Checa mejoran su ya favorable posición comercial. de manera que en ambos se invierte la situación de superávit de la que disfrutaban en 1995. en mucha menor medida. en detrimento de las actividades con menores requerimientos tecnológicos que. 17 . de manera que es en estos dos grupos de industrias.3. pasando la tasa de cobertura del 81 al 73 por ciento entre 1995 y 2005 (gráfico 1. al tiempo que ha logrado sobrepasar a la estadounidense y excede ya en nueve puntos a la de la economía nipona. Merced a ello.2. a expensas. cuando a la altura de 1995 suponía menos de la tercera parte.3). intermedias y tradicionales. que ha reducido su contribución relativa a la mitad.3 puntos por debajo de la comunitaria.1). acaparando alrededor de las tres cuartas partes del terreno cedido por éstos. Por su parte. China ha sido la principal beneficiaria del deterioro del predominio ejercido por Japón. al tiempo que la húngara y eslovaca se aproximan al equilibrio en sus intercambios exteriores de manufacturas al final del periodo explorado. Hungría. en mayor o menor grado. véase cuadro 1. especialmente. x1. particularmente en el primero. la cuota exportadora china. de las principales áreas económicas desarrolladas. donde han conseguido incrementar en mayor medida su presencia en el total de los envíos exteriores de las economías examinadas. 9 Dicha cuota es ahora sólo ligeramente inferior a la que este país ostenta en el agregado de manufacturas tradicionales. Por lo que atañe a los países desarrollados. han crecido a un ritmo más bajo que el agregado de manufacturas. Así. aunque el superior dinamismo exportador lucido por los países emergentes se extiende.Cambios en la distribución geográfica de las exportacionesxxii El análisis más detenido de los flujos de exportación de la muestra de países seleccionados revela que la creciente inserción de las economías emergentes en la oferta mundial de manufacturas.2).Globalización y cambio en la localización internacional de la industria Las diferencias entre la propensión a exportar e importar explican el dispar comportamiento de los saldos comerciales en los países considerados. India. Por el contrario. la UE-15. cinco veces superior a la que anotaba a mediados del pasado decenio 9. Eslovaquia y Polonia se reduce de manera notable desde los primeros años del vigente milenio. el adelanto ha sido más pronunciado en las manufacturas avanzadas.2). seguidas de las intermedias (en general registran tasas anuales acumulativas de dos dígitos. en menor medida. China y. dentro del grupo de economías emergentes. En el ámbito de las manufacturas avanzadas. como se ha apuntado. tornándose en superávit en la economía brasileña.. en todos ellos. Como confirma la evolución de la tasa de cobertura (gráfico 1. a los tres conjuntos de actividades. se sitúa tan solo 1. la UE-15 logra ampliar ligeramente el saldo positivo de su comercio industrial merced a un mayor crecimiento de sus ventas internacionales. En España la dispar evolución de los flujos de importación y exportación ha tendido también a intensificar el abultado desequilibrio de sus intercambios exteriores. no ha alcanzado la misma magnitud en las tres agrupaciones industriales delimitadas en el estudio: avanzadas. el retroceso de la participación de la oferta exterior en Estados Unidos ha agravado el persistente déficit comercial de este país. En contraste. mientras que el menor ascenso de las exportaciones ha menguado la cuantía del superávit comercial en Japón. únicamente empeoran los resultados comerciales en Méjico y. el déficit registrado en Brasil. Estados Unidos y. Corea del Sur.

junto a Estados Unidos.0 9.8 18. lo que.0 21.7 8.8 24.3 26.9 9. televisión.1 8.6 14. ha reducido su porcentaje de participación en esta industria.9 2. Checa Brasil China EE.7 4.1 11.5 17. de modo que en todas ellas.5 Total Manufacturas 6.3 4.7 9.5 9.0 5.2 4.8 16. a las que. televisión y aparatos de telefonía.2 2. en porcentaje) Países UE-15 Extra Alemania España Finlandia Francia Irlanda Italia Reino Unido UE-4 Eslovaquia Hungría Polonia Rep.3).0 7.9 8. en menor medida.6 11.2 6. sonido y vídeo.3 0. como grupo. Comtrade.5 16.9 18.9 11.8 11.0 9.2 Fuente: Elaboración propia con datos de Naciones Unidas.5 Tradicionales 4.4 21.8 4.7 4. en la primera de las tres ramas mencionadas.6 7.4 3.2 18. Hungría y Eslovaquia.8 6.3 10.4 3.3 4. No menos espectacular ha sido el acrecentamiento de la presencia de los países de la UE-410 en el global de las ventas al exterior de manufacturas avanzadas.2 8. Corea Avanzadas 8.UU. aportan hoy una proporción del 4 10 En particular.9 19.5 3. área que. donde ha ampliado ligeramente su parcela en el comercio mundial.5 28. el liderazgo exportador sigue en manos de la UE-15 que.4 4.3 15.0 21.5 Intermedias 7.1 4. concentra casi el 60 por ciento de la oferta exterior de la muestra de economías seleccionadas. todo lo contrario que en tubos y válvulas.6 9. por su parte.7 6.1 8.5 16.8 1.4 14. Crecimiento de las exportaciones de manufacturas. India Japón Méjico Rep.6 15.9 5.1 14.9 2. 1995-2005 Comparación internacional (tasa anual acumulativa. cuyo porcentaje en las exportaciones del total de países de la muestra se multiplica por seis a lo largo de la década.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Cuadro 1.7 2. porcentaje que se eleva al 90 por ciento en el caso de aeronaves y naves espaciales (gráfico 1.0 5.3 7. 18 .8 9. En el resto de manufacturas avanzadas (las no TIC) la progresión de China ha sido más pausada.1 12. como también en maquinaria de oficina y receptores de radio. A nivel más desagregado se constata cómo la escalada china en este conglomerado de industrias se ha sustentado sobre todo en las manufacturas TIC. la ha aupado hasta el primer puesto en la lista de proveedores internacionales.1 4. Mención especial requieren las ganancias de cuota conseguidas por este país en máquinas de oficina y equipos informáticos y.7 16.0 1.9 0.1 27.4 10.0 8.1.6 20. mientras que en equipo de telecomunicaciones se ha colocado en una posición cercana a la del conjunto de la economía comunitaria. y a pesar de haber registrado un ligero retroceso.5 5.8 9.7 10. tubos y válvulas electrónicas y transmisores de radio.6 5.2 8.

Asimismo. también ha resultado favorecida España que. ha participado la totalidad de ramas de alto contenido tecnológico. precisamente dos de las actividades que en los últimos años han mostrado una expansión más enérgica a escala mundial (Pilat et al. de la India sigue siendo insignificante. absorbiendo más de la mitad de la pérdida de cuota experimentada por la UE-15y Corea del Sur11.. Corea Méjico UE-4(*) España Brasil India Manufacturas TIC 32 28 1995 24 2005 20 16 12 8 4 0 China UE-15 EE. sobre todo. la relevancia de Brasil y. cuando en 1995 apenas contribuían con un 1 por ciento. en el dinamismo de sus exportaciones de transmisores de radio. Gráfico 1. en especial.3. 2002). ha caído de la tercera a la cuarta posición al verse superada por Brasil. Japón Rep. el aumento del peso relativo de Méjico y Corea del Sur en este grupo de manufacturas se ha apoyado. 19 . Corea Méjico UE-4(*) España Brasil India 11 Una pérdida de la que. televisión y aparatos de telefonía y. máquinas de oficina y equipos informáticos. fundamentalmente.UU.UU. maquinaria de oficina y equipo de telecomunicaciones (gráfico 1. Japón Rep. desde el punto de vista de su participación en las ventas mundiales de productos de alta tecnología. Cambios en la distribución geográfica de las exportaciones de manufacturas avanzadas (porcentaje sobre el total de economías seleccionadas) Total Avanzadas 32 28 1995 24 2005 20 16 12 8 4 0 UE-15 China EE. Una progresión de la que. En cualquier caso.3). como en la economía china.Globalización y cambio en la localización internacional de la industria por ciento. en menor medida. en tanto que el de Brasil lo ha hecho en aeronaves. si bien ha sido considerablemente más pronunciada en el conjunto de manufacturas TIC. sin embargo. en menor medida.

gracias al incremento logrado en tubos y válvulas electrónicas y aeronaves. este último. También lo es la de España que. el cual ha servido para contrarrestar el descenso de maquinaria de oficina y equipo de telecomunicaciones (gráfico 1. Méjico R. a diferencia de los países en desarrollo señalados. no ha sido capaz de rentabilizar la enérgica expansión registrada por los intercambios internacionales de manufacturas avanzadas durante la pasada década. Fernández-Otheo. los trabajos de Fernández-Otheo y Myro (2004). Comtrade. Corea España Brasil EE. Corea EE. al que no es ajena la desaceleración registrada en los flujos de entrada de capital extranjero desde la segunda mitad de los años noventa. Méjico Japón UE-15 China India 8 0 32 40 Tubos y válvulas electrónicas 1995 2005 UE-4(*) España EE. entre otros. Martín y Fernández-Otheo (2006).Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Máquinas de oficina y equipos informáticos 48 1995 40 2005 32 24 24 18 16 8 0 UE-4(*) R.3).UU. R. Fuente: Elaboración propia con datos de Naciones Unidas. Corea Japón Brasil India 0 UE4-(*) R. 20 Brasil India . Martín y Myro (2005) y Myro.UU. Corea Japón UE-15 China India 8 24 32 Hilos y cables aislados 1995 2005 56 China Aeronaves y naves espaciales 1995 48 40 32 24 16 8 2005 0 EE.5 por ciento. España Méjico Brasil Japón UE-15 China India (*) Se incluyen Hungría.UU.UU. a lo que ha de sumarse el impacto que sobre el crecimiento de estas industrias haya podido tener la deslocalización de empresas desde España hacia los países 12 Sobre este tema pueden verse. Un hecho. Polonia y Eslovaquia.UU. Así. que ha afectado con especial intensidad a los dos sectores mencionados12. además. Corea Méjico Japón UE-15 Equipos de telecomunicaciones 40 1995 32 2005 24 16 16 8 0 UE-4(*) Brasil España EE. su porcentaje en las exportaciones de esta agrupación de industrias ha permanecido estabilizado en el 1. República Checa. UE-15 China UE-4 Méjico España R.

4). Un proceso que se ha dejado sentir con particular intensidad en el ámbito de las TIC. Phillips o Samsung. que mantiene su cuota. nota común a todas las ramas catalogadas como tales. sobre todo. de la lista de exportadores de esta clase de productos. sin embargo. sino de Estados Unidos y. como proveedor de este tipo de productos. pasando de la cuarta a la segunda posición. en las que. aunque ligeramente inferior a la que presentaba a la altura de 1995. los países desarrollados parecen tener cada vez más problemas de competitividad. Por lo que se refiere al segmento de industrias intermedias. como el avance de los países emergentes en el comercio de manufacturas intermedias ha sido a costa. el cambio en la distribución espacial de las exportaciones de manufacturas de alto contenido tecnológico es aplicable a la mayoría de las ramas definidas como tales. Esta mejora en la posición de China y la UE-4 como suministradores internacionales de manufacturas de contenido tecnológico medio es. seguidas a cierta distancia de las logradas en maquinaria mecánica y transformados del caucho. Alcatel. Ello. en vehículos de motor. IBM. respectivamente. 14 21 . China y. donde logra alzarse hasta el primer puesto. se encuentra muy alejada de la correspondiente al agregado de industrias avanzadas. superior al 20 por ciento. Entre 1995 y 2005. si se trata de industrias. Sony. Sanyo. esta última. en definitiva. Ericsson. entre otros. sin embargo. China ha elevado su aportación a las exportaciones de locomotoras y material ferroviario de los países objeto de estudio del 8 al 23 por ciento. siendo bien conocidos los casos. como ya sucediera en las avanzadas. Dell. Así pues. los cuatro países del Centro de Europa. especialmente las incluidas en el sector productor de TIC. el conjunto de las centroeuropeas lo ha hecho en ésta última actividad y. donde representa en torno al 8 por ciento (gráfico 1. figurando en el segundo y tercer puesto. donde adquieren gran importancia las actividades de ensamblaje. que mantienen sus respectivas cuotas. todo ello denota una progresiva pérdida de competitividad de estos productos en los mercados internacionales y una ralentización del proceso de difusión de las nuevas tecnologías por el entramado productivo español. no les impide conservar una gran superioridad respecto a los países en desarrollo. Se observa. a pesar del reforzamiento de su dominio en las ventas mundiales de productos químicos y vehículos de motor. en mayor medida. que reduce ligeramente su presencia en el comercio de este grupo de productos. sobre todo. un avance que repite Corea del Sur en la industria de construcción de buques. por detrás de Japón. pese a seguir conservando su posición entre los primeros proveedores mundiales. un buen número de firmas multinacionales con sede en otros países han cerrado plantas o líneas de producción para trasladarse a economías menos desarrolladas de Asia y del Centro y Este de Europa. como la maquinaria de oficina.Globalización y cambio en la localización internacional de la industria emergentes europeos y asiáticos13. aunque su presencia en el total de ventas de este tipo de bienes continúa siendo muy pequeña y. A su vez. En definitiva.4). Todo lo contrario sucede en el caso de la UE-15. superando a la economía nipona. actividad. Hewlett Packard. en menor grado. ha sido compensado por el resto de ramas de carácter intermedio. Japón donde el retroceso es evidente. en la que ha reemplazado a Japón como primer oferente (gráfico 1. los nuevos socios comunitarios consiguen los resultados más positivos en dos de las industrias manufactureras en las que España mantiene una participación relativa más destacada. de forma que la proporción de las exportaciones españolas en el agregado de industrias intermedias se sitúa levemente por encima de la anotada hace una década. Un retroceso que. no tanto de países como España o el conjunto de la UE-15. mientras que la economía asiática ha obtenido las mayores ganancias en locomotoras14. se distribuyen casi las tres cuartas partes de la cuota de mercado cedida por Japón y Estados Unidos (en torno a doce puntos porcentuales). si bien. 13 En los últimos años. Lucent Technologies. excepto maquinaria mecánica. de Siemens. en el caso chino.

Corea Brasil Japón 35 1995 2005 28 21 14 7 0 UE-4(*) R.UU. Cambios en la distribución geográfica de las exportaciones de manufacturas intermedias (porcentaje sobre el total de economías seleccionadas) Total Intermedias 40 35 1995 30 2005 25 20 15 10 5 0 UE-15 EE.UU. Méjico Méjico UE-15 China UE-15 Japón Japón India China Brasil 1995 2005 Industria química 45 36 27 18 9 0 Transformados del caucho y plásticos 22 . Corea UE-4(*) España EE. UE-4(*) R. Corea España EE. Corea Méjico España UE-15 Japón China Brasil India 0 EE. Japón China Rep. R.UU.UU. UE-4(*) China UE-15 España Méjico Brasil India India R. Corea UE-4(*) España Méjico Brasil India 3 4 Máquinaria y equipo mecánico 45 1995 2005 30 30 45 Locomotoras y material ferroviario 1995 2005 15 15 0 EE.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Gráfico 1.UU.4.

Corea (*) Se incluyen Hungría. Corea EE. UE-4(*) Japón España India Brasil Rep. Corea India Brsail 0 UE-4(*) Méjico España EE.Globalización y cambio en la localización internacional de la industria Vehículos de motor y remolques 35 28 21 14 7 0 UE-4(*) EE. Cambios en la distribución geográfica de las exportaciones de manufacturas tradicionales (porcentaje sobre el total de economías seleccionadas) Total Tradicionales 35 30 25 20 15 10 5 0 UE-15 China EE.UU. UE-15 China Japón España Méjico R. India Brasil 1995 2005 1995 2005 R. Corea Méjico Productos metálicos 40 1995 2005 30 30 40 Muebles y otras manufacturas 20 20 10 10 0 UE-4(*) EE.UU. Comtrade. Japón España UE-15 R. Corea Brasil Méjico China India 1995 2005 45 36 27 18 9 0 Construcción y reparación de buques 1995 2005 UE-4(*) R. Gráfico 1. Japón China UE-15 Brasil India 23 España Méjico Japón UE-15 China .UU.UU. República Checa. Fuente: Elaboración propia con datos de Naciones Unidas. Polonia y Eslovaquia.5.UU.

en lo que atañe a las industrias con inferiores requerimientos tecnológicos. Fuente: Elaboración propia con datos de Naciones Unidas. Corea Méjico Japón 1995 2005 50 40 30 20 10 0 Textil y confección 1995 2005 R. le ha permitido. 24 R. y como ya se ha advertido. donde ya en 1995 mostraba una participación más elevada que en el resto de sectores. bebidas y tabaco 50 40 30 20 10 0 UE-4(*) EE. en el segundo. con un porcentaje de participación cercano al 25 por ciento.UU. ampliar su ventaja respecto al área integrada. UE-4(*) UE-15 Brasil España Méjico Japón Méjico (*) Se incluyen Hungría. donde su contribución relativa de partida era notoriamente inferior. a los que. pero conviene insistir en ello. en el primer caso. se suma Corea del Sur (gráfico 1. Corea UE-4(*) UE-15 EE. desplazar a la UE-15 en la cabeza de la lista de proveedores y. Comtrade.UU.UU. Por último. las economías centroeuropeas. Corea España China Japón India Brasil . UE-4(*) UE-15 China Brasil Japón Méjico R. República Checa. No obstante. el dinamismo de las exportaciones de manufacturas tradicionales ha acrecentado su protagonismo en la oferta mundial de esta clase de bienes.UU. en las ramas de muebles y textil. Corea España India 1995 2005 50 40 30 20 10 0 Industria del papel 1995 2005 EE. en mucho menor grado.5). China India Otros productos minerales no metálicos 50 40 30 20 10 0 EE. Polonia y Eslovaquia. en la que le ha arrebatado el segundo puesto a Estados Unidos.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Alimentos. En el caso concreto de China. en esta ocasión. El análisis más desagregado pone de manifiesto que el incremento de la proporción de las ventas exteriores chinas se repite en la totalidad de industrias de demanda menos dinámica. Brasil España UE-15 China India R. lo que. China y. vuelven a aparecer como las principales beneficiarias de la caída en la cuota de mercado de los tradicionales grandes bloques comerciales. las ganancias cosechadas por estos países en las manufacturas tradicionales son mucho menos significativas que las obtenidas en el grupo de demanda y contenido tecnológico altos.

donde. así como algunos cambios en sus pautas de especialización inter-industrial. del 28. las mayores tasas de aumento anotadas por las manufacturas avanzadas e intermedias en los países emergentes se han traducido en una elevación del peso de estas actividades en su perfil exportador. en todos ellos.8 por ciento. se apuntan como la razón primordial del recorte de la presencia de las industrias tradicionales en estos países. si bien las distancias con las ramas intermedias son menores. entre 1995 y 2005. polaco y eslovaco.4. y sin abandonar el contexto de las economías emergentes. las actividades de contenido tecnológico medio registran un crecimiento acumulado superior en India y Corea del Sur. donde las exportaciones de manufacturas TIC registran un crecimiento espectacular.6). muestran un ritmo medio de expansión muy inferior al del agregado industrial (cuadro 1. bebidas y tabaco en el caso húngaro y el de metalurgia en el checo. España ha empeorado su situación en otros productos minerales no metálicos. China y Eslovaquia. el comportamiento de las ramas textil. despuntando en este sentido el papel. Pese a que la participación de las exportaciones de productos textiles. consideradas conjuntamente. El progreso de las industrias avanzadas ha sido particularmente enérgico en Hungría.1 por ciento). en detrimento de las tradicionales que. Hungría. seguidas muy de cerca por maquinaria de oficina y equipos informáticos (15. así como en Brasil y Méjico. al que se añade el de alimentos. muebles y alimentos. confección y peletería. esta última rama es la principal responsable del ligero crecimiento de la presencia española en el total de envíos exteriores de productos de bajo contenido tecnológico. 16 25 . estas dos industrias. en la primera de las mencionadas. si bien en todos ellos el menoscabo es extensible. así como cuero y calzado en China16 y Polonia. x1. la República Checa y Eslovaquia15. en contraste.1). las manufacturas tradicionales continúan acaparando un porcentaje de las exportaciones más elevado que en la generalidad de las economías desarrolladas (gráfico 1. en la que. en mayor o menor grado. si bien sigue siendo en esta industria. sin contar la alimentación. destaca el adelanto de las ventas exteriores de productos de alta tecnología. pese a todo. De esta manera. las manufacturas de demanda y contenido tecnológico bajos centralizaban más de la mitad de las ventas efectuadas fuera de las fronteras de estos países. con la excepción de textil y confección y metalurgia. madera.Globalización y cambio en la localización internacional de la industria Por su parte. Polonia. los países que conforman la UE-4 también han aumentado su cuota exportadora en todas las manufacturas de carácter tradicional. dispone de una mayor participación relativa (gráfico 1. a la práctica totalidad de ramas englobadas en este grupo..1). La evolución descrita ha propiciado que las industrias tradicionales hayan perdido su supremacía en las estructuras comerciales de China. y las intermedias. en las otras tres. fabricación de productos metálicos. siguen ostentando el mayor peso relativo en la estructura sectorial de las ventas exteriores chinas. máxime en Hungría y Corea del Sur. por su parte. las diferencias en el crecimiento de las exportaciones entre ramas han inducido alteraciones sustanciales en la composición sectorial de la oferta exterior de los distintos países. confección y peletería han pasado. Precisamente. También en los otros dos miembros del Grupo de Visegrád.Patrones de especialización comercial inter-industrialxxxxiiii Además de las modificaciones reseñadas en la provisión internacional de manufacturas. 15 En 1995.5).2 al 15. ocupando su lugar las avanzadas. Descendiendo un poco más al detalle (Apéndice 1.

Corea Méjico EE. Unido Rep.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Gráfico 1. 26 .UU.6. Corea China Méjico 0 10 TIC 20 30 Resto Avanzadas 40 50 Intermedias 60 70 Tradicionales 80 90 100 Fuente: Elaboración propia con datos de OCDE. Hungría Rep. Comtrade. Checa UE-15 Finlandia R.UU. Irlanda Japón 2005 India Italia Brasil España Polonia Eslovaquia Alemania Francia R. Cambios en la estructura sectorial del comercio de manufacturas Comparación internacional (porcentajes) 1995 India Brasil Eslovaquia Polonia España Italia R. Unido Japón Irlanda EE. Bilateral Trade Database y Naciones Unidas. Checa Hungría Alemania China Finlandia UE-15 Francia R.

7 por ciento) de las exportaciones manufactureras de Méjico. en menor medida. posibilitando que las industrias avanzadas mantengan su peso en las exportaciones del país. En cuanto a la economía norteamericana sólo el buen comportamiento de aeronaves y otros instrumentos científicos ha logrado contrarrestar la caída registrada por el sector de maquinaria de oficina. donde. Por último. Con todo. industria química (11. Un retroceso que. país. 17 Estas tres ramas TIC representan actualmente en torno al 28 por ciento de las exportaciones totales en China y el 24 por ciento en Hungría. especialmente las TIC. ligeramente.2 por ciento) y.6). al igual que en China. presencia relativa. en menor medida. india y polaca18. por su parte. son las que gozan de mayor presencia en la estructura de las exportaciones estadounidenses y comunitarias. Por su parte. Polonia y Eslovaquia lo ha hecho en vehículos de motor. éste último. porcentajes que hace dos quinquenios apenas suponían el 10 y el 5 por ciento respectivamente. televisión. a pesar de perder peso. los bienes de inferior contenido tecnológico han debilitado de manera considerable su predominio en la oferta exterior de Brasil e India. merced al comportamiento de la industria química y. lidera claramente la oferta exterior manufacturera. tubos y válvulas electrónicas (11 por ciento). equipo de telecomunicaciones y. con ligera ventaja para estas últimas. junto con el papel y artes gráficas son las principales responsables de tal repliegue en Brasil. en el que únicamente cuatro ramas de las incluidas en este grupo: muebles y otras manufacturas. 18 19 20 27 . si bien en este último caso su contribución relativa se iguala con la de las manufacturas intermedias. aunque creciente. por el deterioro de la importancia del sector textil. Su aportación al agregado de las exportaciones oscila entre el 44 por ciento en Polonia y el 68 por ciento en India. en las ramas de maquinaria de oficina. cuyo avance es muy escaso en Estados Unidos. textil. sector que también ha triplicado el peso de sus exportaciones en la economía húngara. concentrándose casi la mitad de dicho porcentaje en los sectores de vehículos de motor (14. donde las manufacturas de demanda y contenido tecnológico altos y medios se reparten. fundamentalmente. al que en India se suma la alimentación. No sucede así en Corea del Sur. en el ámbito comunitario se suma la rama de vehículos de motor20. la relevancia adquirida por las manufacturas avanzadas. cae la participación de las actividades intermedias. algo más del 80 por ciento de las ventas exteriores. en India y Corea del Sur. El aumento de la contribución de las producciones de carácter intermedio a las exportaciones estadounidenses se debe a la industria química. situándose al mismo nivel que China en cuanto al peso que éstas ostentan en sus ventas exteriores (gráfico 1. como en el resto de países Visegrád. ha venido motivado. El descenso del peso relativo de las manufacturas tradicionales a favor de las avanzadas y/o las intermedias se repite. la metalurgia. manteniendo un peso sobre el total que ronda el 40 por ciento en el primer caso y se aproxima al 46 por ciento en el segundo.Globalización y cambio en la localización internacional de la industria En sentido contrario. Precisamente las dos ramas señaladas. en menor medida. de manera que la estructura de sus exportaciones se ha inclinado. mientras que el alcanzado por las intermedias en la República Checa. a la que. vehículos de motor19. junto con la de maquinaria y equipo mecánico. Méjico se desmarca como el único país en el que. las producciones de alta tecnología mantienen en estos tres países una estrecha. confección y metalurgia suman más de la mitad de sus ventas industriales a economías foráneas. sonido y vídeo17. las actividades tradicionales siguen constituyendo la base de los intercambios comerciales de las economías brasileña. Asimismo. aunque de forma comparativamente menos intensa. En esta rama continúa concentrándose una parte considerable (20. al tiempo que en Corea del Sur han pasado de compartir protagonismo con las otras dos agrupaciones de manufacturas a representar menos de una quinta parte de las exportaciones industriales. instrumentos de precisión y otros instrumentos científicos protagonizan el ascenso de las industrias con mayores requerimientos tecnológicos en la estructura comercial del área integrada. del lado de las industrias avanzadas.1 por ciento). Por su parte. en la UE-15 y Estados Unidos. en China y Hungría se ha apoyado. receptores de radio. el equipo de telecomunicaciones y.

el exiguo ascenso logrado por las industrias de mayor contenido tecnológico. máxime si se tiene en cuenta que ello ha sido fruto. gracias sobre todo al progreso de química.6). creciendo muy cerca del promedio de la industria. y son. ejercen un claro predominio (gráfico 1. sector. a la vista del gradual deterioro experimentado por el saldo comercial de estas últimas21. el grupo más importante. experimentando. tubos y válvulas electrónicas y equipo de telecomunicaciones. ha reducido en casi un punto su aportación.1). a diferencia de lo que sucede en ambos espacios. los flujos comerciales de manufacturas tradicionales han sido más dinámicos en España que en otras economías industrializadas. arrastrado por la caída de maquinaria de oficina. construcción de buques y material ferroviario. aunque menos acentuados. hacen que España siga manteniendo una estructura exportadora claramente escorada hacia las producciones intermedias y tradicionales (gráfico 1. pueden consultarse los recientes trabajos de Díaz Mora y González Díaz (2005) y Myro y Gandoy (2007). hecho que se explica. que ha ganado terreno en la estructura exportadora de la mayoría de economías desarrolladas contempladas en la muestra. En cambio. una 21 22 Al respecto. del conjunto de industrias intensivas en tecnología. Las pautas de comportamiento de las exportaciones en el conjunto de la UE-15 han sido comunes para la mayoría de los demás Estados miembros (Apéndice 1. Dentro de las industrias avanzadas. por su parte.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Similares cambios. mientras que. Un avance sustentado. en las industrias de química y aeronaves. principales causantes de la disminución de la importancia de las manufacturas TIC y. no así en el sector TIC que. equipo de telecomunicaciones. con creces. se sostiene la limitada participación de las intensivas en trabajo y recursos naturales y aumenta la correspondiente a las intermedias. merced a un mayor dinamismo respecto al agregado. este último. por el buen comportamiento de alimentos. la cuota de las manufacturas tradicionales en los envíos exteriores de la UE-15 se mantiene por encima de la anotada por las avanzadas. de lejos. La segunda de las referidas es. donde la aportación de las industrias con menores requerimientos tecnológicos triplica la de las avanzadas. el repliegue de su contribución a las ventas exteriores ha sido también de menor entidad. particularmente vehículos de motor y química. la industria cuyas exportaciones han progresado a más velocidad desde 1995. así como de la industria de la confección y peletería. esencialmente. el patrón exportador comunitario se ha aproximado a los exhibidos por Estados Unidos y Japón. Finalmente. Así. una aminoración de su cuota en las exportaciones totales de este país. han tenido lugar en la composición sectorial de las exportaciones españolas donde. 28 . en los que las industrias intermedias. con ellas. bebidas y tabaco. en menor medida. Con todo. en la estructura comercial japonesa. Como consecuencia del panorama descrito. justamente dos de las actividades cuyo comercio ha registrado una expansión más vigorosa a escala mundial22. unido a la corrección más pausada del peso relativo de las actividades tradicionales. aunque con diferencias en su alcance. principalmente. lo que no resulta muy apropiado desde el punto de vista del equilibrio exterior. en Japón son las producciones de alto contenido tecnológico las que experimentan. de la adversa trayectoria de maquinaria de oficina y. parece aun más preocupante la merma de la ya escasa cuota exportadora de las manufacturas TIC. Por el contrario. de la mano de su escaso crecimiento medio.6). frente a lo acontecido en todas las demás economías a las que se ha hecho referencia. al tiempo que las intermedias continúan acrecentando su participación. seguidas de las de mayor densidad tecnológica. En este sentido. en menor medida. la maquinaria de oficina se encuentra también entre las diez con mayor agilidad exportadora en la última década. en lo fundamental. Otro tanto se aprecia en España. mención especial requiere la negativa trayectoria de maquinaria de oficina y equipos informáticos y. Consecuentemente. las industrias de intensidad tecnológica media y alta han ganado terreno.

como a escala mundial. en todos los socios que. sin embargo. que varía entre el 5 por ciento de Italia y España y el 24 por ciento de Irlanda y Finlandia. Así.2 frente a 23 El dinamismo de esta rama ha sido particularmente intenso en Irlanda. en cada una de ellas. a la altura de 2005. con la salvedad de Irlanda e Italia. y el 32 y 34 por ciento de Reino Unido e Irlanda. que acaparan el mayor porcentaje de intercambios comerciales. En España el repliegue reviste aun de mayor entidad. donde. resulta evidente que. como el cociente entre la participación de las diferentes ramas en las exportaciones totales manufactureras y la cifra correspondiente en la UE-15. el crecimiento de las industrias de demanda y contenido tecnológico medio. al igual que la estadounidense. más del doble que en 1995. El problema se agrava en el ámbito de las TIC. Asimismo. y se sigue situando muy por debajo del mostrado por las economías mejicana y coreana. en cada país. durante la última década se ha asistido a un claro desplazamiento del comercio desde los productos de menor sofisticación tecnológica24 hacia las manufacturas intermedias. la distancia que separa a España de la UE-15 se ha ampliado en la última década. En todo caso. a pesar de que también en el escenario comunitario el crecimiento de las producciones de alta tecnología se ha visto seriamente frenado desde finales del siglo pasado. de manera que. así como.7). En concreto. Brasil e India presentan un índice de especialización más bajo en la agrupación de industrias avanzadas. en tanto que el de las tradicionales lo hace entre el 14 por ciento de Irlanda y el 42 por ciento de Italia.Globalización y cambio en la localización internacional de la industria transformación de sus estructuras comerciales en la misma dirección que la española. Las modificaciones señaladas en el mapa sectorial de las exportaciones de las economías objeto de estudio se han reflejado en su especialización comercial. y cada vez más hacia las avanzadas. se detecta una pérdida de relevancia de las actividades menos dinámicas y una creciente participación de las intermedias. De hecho. No obstante. únicamente Italia. en el lapso de la última década. las desigualdades en la composición sectorial de las exportaciones continúan siendo muy notables dentro de la UE-15. en general. 24 25 29 . cuando este indicador arroja un valor superior a uno para un determinado sector. muestran mayores ritmos de aumento. Su peso en las exportaciones mundiales de manufacturas se ha reducido del 36 al 31 por ciento entre los años 1995 y 2005. llegando a totalizar cerca de la mitad de las ventas exteriores de este país. además de España. Baste con decir que. pasando el índice a situarse por debajo de la mitad del promedio europeo. En el marco de las manufacturas de alta tecnología. tanto en la Unión Europea. respectivamente. de las avanzadas. el peso de las industrias avanzadas oscila entre el 11 y el 12 por ciento de Italia y España. las ramas de instrumentos médico-quirúrgicos y aeronaves son las que. principalmente Hungría. No menos importante es la distancia en la cuota exportadora de las TIC. puede decirse que el país del que se trate en cada caso está comparativamente más especializado que el agregado comunitario en dicho sector. Los índices de especialización se han calculado. cuyas exportaciones crecen a una tasa extraordinariamente más baja que promedio de las manufacturas (0. con respecto al conjunto de la UE-1525. se vienen considerando en este estudio. se ha visto especialmente impelido por la trayectoria de los vehículos de motor y la industria química23. en las que se ha acentuado levemente la importancia relativa de estas industrias. que ostentan el liderazgo en la estructura exportadora de la mayor parte de economías comunitarias. en 2005. donde la posición relativa española cae hasta niveles muy inferiores a los del año 1995. un descenso en el que el papel protagonista lo desempeña la maquinaria de oficina. se ha reducido de manera significativa (gráfico 1. Así. el grado de especialización de la UE-15 en las manufacturas de alto contenido tecnológico ha sufrido un patente retroceso respecto al alcanzado en países emergentes como China o algunos de sus nuevos miembros. medida.

Gráfico 1. Unido Francia Méjico EE. muy alejados de la media europea. Méjico Francia R. Índices de especialización eb las exportaciones manufacturas (UE-15=100) Avanzadas 200 175 150 125 100 75 50 25 0 Alemania Rep. Japón España Brasil Italia Polonia China India 1995 2005 3 2 2 2 2 1 1 1 1 1995 2005 20 17 15 12 10 75 50 25 0 TIC 300 275 250 225 200 175 150 125 100 75 50 25 0 China Rep. Checa China Rep. 2004).Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española 7.e instrumentos de precisión.7 por ciento de media anual). Corea Hungría Méjico Irlanda Finlandia Japón EE. Un declive que. no puede desvincularse de la retirada de capital extranjero acontecida en nuestro país durante la segunda mitad de los años noventa.UU. dentro del grupo de alto contenido tecnológico.UU. sin duda. R. si bien únicamente hilos y cables aislados y receptores de radio.7. Checa Eslovaquia Alemania Frnacia Polonia España Brasil Italia India 1995 2005 300 275 250 225 200 175 150 125 100 75 50 25 0 Resto avanzadas 30 EE. televisión. que afectó con especial intensidad a la primera de las actividades referidas (Fernández-Otheo y Myro. a pesar de ello. manteniéndose sus índices. pero al que también contribuyen el equipo de telecomunicaciones -que se ha convertido en el sector con menor entidad relativa en la industria española (su índice de especialización es igual a 23). Unido Japón Alemania Irlanda Rep. Checa R. tubos y válvulas electrónicas y aeronaves son. Corea Eslovaquia Hungría Irlanda Finlandia R. sonido y vídeo elevan su participación en las ventas exteriores españolas por encima de la habitual en el espacio integrado. las que consiguen un mayor avance en términos relativos. El resto de industrias avanzadas logran eludir este retroceso.UU. Por su parte. Corea Hungría Eslovaquia Finlandia Brasil Italia España Polonia India . Unido Rep.

Globalización y cambio en la localización internacional de la industria Intermedias 200 175 150 125 100 75 50 25 0 Alemania Irlanda Eslovaquia REp. Unido Hungría Japón España EE. Corea Méjico EE. 31 . Francia R. a excepción de instrumentos médico-quirúrgicos y otros instrumentos científicos26. Comtrade. Checa R.2) revela que el progreso de la especialización de la economía china en actividades avanzadas ha tenido lugar en todas las ramas TIC. Este deterioro en el grado de especialización respecto a los países en desarrollo se repite en otras de las grandes potencias en el comercio mundial de bienes intensivos en tecnología como Japón. televisión. sonido y vídeo. Unido Hungría Rep. que.UU. Fuente: Elaboración propia con datos de Naciones Unidas. máxime los incluidos dentro de la categoría de manufacturas TIC. siguen palmariamente especializados en este tipo de productos. Irlanda y Reino Unido. ésta es. con una contribución siete veces superior al promedio europeo. no obstante. junto a instrumentos de precisión y aeronaves. si bien en las otras dos. El análisis por ramas (Apéndice 1. Checa Méjico Italia Brasil Finlandia Polonia India Irlanda China 1995 2005 Japón 1995 2005 Tradicionales 300 275 250 225 200 175 150 125 100 75 50 25 0 Finlandia Eslovaquia India Brasil Italia España Francia Alemania Polonia China R. sobresaliendo entre ellas receptores de radio.UU. especialmente en aeronaves ha perdido importancia relativa. y maquinaria de 26 De hecho. Cora R. una de las tres únicas industrias definidas como avanzadas en las que la UE-15 mantiene su especialización exportadora respecto al gigante asiático.

Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española

oficina, cuya cuota en las exportaciones chinas quintuplica la correspondiente a la UE-15. Precisamente esta rama es, junto a equipo de telecomunicaciones e instrumentos médico-quirúrgicos, una de las responsables del fortalecimiento de la superioridad mejicana y coreana en el grupo de industrias de mayor contenido tecnológico, siendo las dos primeras actividades aludidas, con el apoyo de receptores de radio, televisión, sonido y vídeo, la causa del extraordinario ascenso de la especialización húngara en este conjunto de manufacturas. De hecho, la magnitud de la progresión registrada por las industrias de fabricación de bienes relacionados con las TIC en Hungría (sólo comparable a la que ha tenido lugar en China) ha encaramado a este país hasta el tercer puesto en el ranking de seleccionados, con una cuota de exportaciones de TIC que es más del doble que el promedio de la UE-15, cuando hace tan sólo dos lustros representaba apenas tres cuartas partes del mismo (gráfico 1.7). En sentido contrario, el comportamiento de la maquinaria oficina y equipos informáticos, así como el de transmisores de radio, televisión y aparatos de telefonía, constituye el principal factor explicativo de la pérdida de relevancia relativa de las industrias avanzadas, además de en España, en Estados Unidos, Japón e Irlanda. También en Reino Unido las máquinas de oficina restan peso relativo a las industrias con mayor contenido tecnológico, si bien en este caso, igual que sucede en Italia, el equipo de telecomunicaciones ha registrado una evolución más favorable que en el agregado europeo. Si se exceptúa a Irlanda, en todos ellos, además, la reducción del nivel de especialización en manufacturas TIC, particularmente en maquinaria de oficina, se ha visto compensado por el adelanto experimentado en aeronaves y naves espaciales, rasgo que comparten con la economía brasileña, en la que el peso de la rama en cuestión en el total de las exportaciones se sitúa en la actualidad ligeramente por encima del habitual en la UE-15, cuando a mediados del decenio de 1990 apenas sobrepasaba el 25 por ciento. Por lo demás, cabe destacar que, en el grupo de las manufacturas más intensivas en tecnología, y de la mano de su mayor crecimiento respecto al agregado comunitario, Eslovaquia y Polonia han conseguido especializarse en receptores de radio, televisión, sonido y vídeo -con un avance espectacular en ambos casos27-, hilos y cables aislados y otra maquinaria eléctrica; en tanto que la República Checa lo ha hecho en ese mismo trío de industrias y, de forma también muy acentuada, en maquinaria de oficina. Gracias al empuje de todas ellas, el conjunto de actividades avanzadas ha elevado su participación en la estructura comercial checa hasta anotar un porcentaje similar al que presentan en la UE15. Es notorio como el progreso de hilos y cables aislados, junto con el de receptores de radio, televisión, sonido y vídeo, se ha convertido en nota común a los cuatro países centroeuropeos, reforzando todos ellos la superioridad de la que ya disfrutaban anteriormente y ensombreciendo así la ventaja obtenida en estos sectores por la economía española. Finalmente, el vigoroso desarrollo de la rama de transmisores de radio, televisión y telefonía en Finlandia le ha permitido ampliar su ventaja en este sector, con una cuota en las ventas exteriores que quintuplica la media europea y le sitúa líder en la estructura exportadora de las manufacturas de ese país. El fortísimo ritmo de expansión de las exportaciones de esta industria, sumado al éxito que, asimismo, ha conseguido en las ventas receptores de radio, televisión, sonido y vídeo, justifican el aumen27 En los dos países el peso relativo de las exportaciones de este sector ha pasado de estar por debajo a sobrepasar ampliamente el promedio comunitario, con un índice que en Polonia es ahora cuatro veces mayor que el de 1995 y llega a multiplicarse por diez en Eslovaquia.

32

Globalización y cambio en la localización internacional de la industria

to del coeficiente de especialización finés en el agregado de actividades de mayor demanda y contenido tecnológico28. Únicamente la adversa evolución de la fabricación de maquinaria de oficina y, en menor grado, otra maquinaria eléctrica, han frenado tan espectacular avance que, aun así, ha colocado a Finlandia entre los países con mayor especialización exportadora en manufacturas TIC y por encima de la media europea en el conjunto de las avanzadas (gráfico 1.7). Detrás del sobresaliente ascenso de China, Finlandia, Hungría y, en general, el resto de miembros de la UE-4, en la oferta exterior mundial de productos de alta tecnología se encuentra, si bien con particularidades en cada uno de ellos, su capacidad para aprovechar las oportunidades brindadas por la liberalización del mercado de las telecomunicaciones, el dinamismo de la demanda de este tipo de bienes y la disponibilidad de mano de obra comparativamente barata y altamente cualificada a la hora de impulsar el florecimiento de este segmento de industrias, ya sea mediante empresas propias, o bien valiéndose de la relocalización de centros de producción de grandes multinacionales extranjeras, que han venido jugando un papel cada vez más destacado en el crecimiento del comercio de esta clase de bienes (Lemoine, 2000; Sachwald, 2004a,b; Gaulier et al., 2005). Finlandia y Hungría son buenos ejemplos de ello. En el lapso de tan sólo una década, ambos han mudado de una especialización exportadora centrada en las producciones de carácter tradicional a otra en la que priman las manufacturas TIC, aunque la estrategia ha sido diferente en cada caso. Mientras que Hungría, aprovechando sus ventajas comparativas en costes laborales, se ha erigido en el destino preferente de algunas empresas de ensamblaje de maquinaria de oficina y ordenadores deslocalizadas desde otros países -fundamentalmente Irlanda, donde paulatinamente se ha ido sustituyendo el montaje de piezas importadas por la fabricación de componentes (Sachwald, 2004b)-, en la economía finesa el extraordinario esfuerzo realizado en investigación, desarrollo e innovación, tanto en la esfera pública como en la privada29, ha jugado un papel clave en el auge cobrado por los sectores TIC, en los que junto a relevantes multinacionales (Nokia) operan un gran número de pequeñas y medianas firmas, en ambos casos de capital mayoritariamente nacional30. El mayor progreso frente a la UE-15 en el conjunto de manufacturas avanzadas se ha visto acompañado en todos los países emergentes considerados, excepto Méjico, de incrementos en el peso de las industrias intermedias más pronunciados que los acaecidos en el entorno comunitario (gráfico 1.4), a pesar de lo cual la Unión conserva en ellas una notable superioridad, sustentada, primordialmente, en las ramas de de maquinaria y equipo mecánico y química (Apéndice 1.2). Una ventaja que, pese a la merma registrada en este periodo, sigue siendo mayor en España donde, dejando al margen las dos industrias a las que se acaba de hacer referencia, todas las actividades intermedias mantienen una cuota exportadora más elevada que en la UE-15, especialmente vehículos de motor, locomotoras y construcción de buques. Estas dos últimas ramas han mostrado un comportamiento mucho más dinámico que en el espacio comunitario durante el último decenio; todo lo contrario que el sector del automóvil y transformados del caucho y plásticos, únicos que,

28

Ahora bien, a pesar del avance, el peso relativo de estas actividades en las exportaciones manufactureras es notoriamente inferior al que alcanzan en la producción, lo que no es sino el reflejo del fuerte crecimiento de la demanda interna de productos TIC en un país donde la telefonía móvil acapara la mayor parte de las comunicaciones (Álvarez et al., 2007). En la actualidad el gasto total asignado a I+D en Finlandia asciende al 3,5 por ciento del PIB (dos terceras partes financiado por las empresas privadas), el segundo más alto de la OCDE después de Suecia, cuando en 1993 era del 2,1 por ciento, cifra por debajo de la de Japón, Estados Unidos o Alemania, a los que ahora supera ampliamente. Para más detalle en torno a las estrategias de desarrollo puestas en práctica desde finales de la década de 1980 por este país (en contraste con las aplicadas por otros como Irlanda, más centradas en las políticas de apoyo a la IDE), así como de los resultados a los que han dado lugar, puede consultarse el trabajo de Fernández Sánchez (2006).

29

30

33

Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española

aun cuando siguen conservando mayor peso que en el promedio europeo, han restado ventaja relativa a las exportaciones españolas de productos de contenido tecnológico medio. Por lo demás, el crecimiento de las industrias intermedias ha sido menos vigoroso en España que en el resto de Estados miembros analizados, con la salvedad de Alemania (gráfico 1.7). De entre todos ellos, despunta Irlanda que, partiendo de un nivel de especialización por debajo de la media europea, se ha erigido en uno de los socios comunitarios donde este grupo de actividades gozan de mayor entidad que en el agregado comunitario. Ahora bien, es necesario precisar que la medra de la economía celta en este grupo de actividades, se circunscribe a la industria química, que acapara un porcentaje de sus ventas exteriores de productos industriales casi tres veces mayor que el promedio de la UE-15. Por lo que se refiere a las economías de Europa Central, el acrecentamiento de la presencia de las manufacturas de carácter intermedio se ha apoyado en la fabricación de vehículos de motor y remolques, cuya participación en la actividad comercial de todos ellos se encuentra visiblemente por encima de la media comunitaria, algo que, a la altura de 1995, no ocurría en ninguno31. Esta mejora en la situación relativa de los nuevos integrantes de la Unión está ligada a la reubicación en su territorio de un gran número de plantas pertenecientes a conocidas multinacionales del automóvil (como Volkswagen, General Motors o Toyota), atraídas por las ventajas de localización que ofrecen estos países. Un proceso que se ha dejado sentir no sólo en los principales productores de la UE-15, en particular España y, más suavemente, en Reino Unido, sino también en Estados Unidos, Japón y otros países de economía más modesta como Méjico, menoscabando su posición competitiva en el sector32. Por su parte, el afianzamiento de la ya marcada especialización coreana en la rama de construcción y reparación de buques y el significativo ascenso de la contribución de la misma a la oferta exterior de India, que le ha permitido especializarse en esta actividad, se apunta como la razón explicativa del mayor protagonismo de las industrias intermedias en las estructuras comerciales de los dos países citados. A ello contribuye, en Corea del Sur, el buen comportamiento del sector del automóvil, mientras que en la India, junto a la construcción y reparación de buques, es también notorio el avance de la industria química que corrige, si bien de forma más tenue, su menor aportación relativa a las exportaciones, merced al dinamismo de la industria farmacéutica33. En Brasil es la fabricación de locomotoras y material ferroviario, secundada por el sector del automóvil, la que protagoniza el progreso relativo de las actividades intermedias. Como contrapartida de los adversos resultados cosechados por la UE-15 en los bienes más dinámicos e intensivos en tecnología, la cuota de las actividades tradicionales en el total de sus exportaciones manufacture-

31

La creciente preeminencia de otros países emergentes como China en la producción mundial de vehículos de motor todavía no se ha reflejado de forma significativa en la vertiente exportadora, dado que su producción sigue dirigiéndose, de manera preferente, a satisfacer las necesidades de sus grandes mercados domésticos (Flores, 2004). Sobre este mismo tema, pueden verse, entre otros, los trabajos de Rhys (2004) y Sachwald (2004b). Aunque el nivel de desglose sectorial de los datos aquí utilizados impide confirmarlo, numerosos estudios ponen de manifiesto el éxito de la economía india en la fabricación de productos farmacéuticos, y más concretamente de medicinas genéricas (actividad incluida en la industria química), hasta el punto de haberse convertido en uno de los líderes mundiales en la exportación de esta clase de preparados, contando, además, con excelentes perspectivas de desarrollo como abastecedor a los países menos adelantados de antirretrovirales para el tratamiento del sida. Al respecto, pueden consultarse Chauvin y Lemoine (2003) y Naciones Unidas (2005).

32 33

34

es común a todas las actividades de demanda menos dinámica. pese a todo. Un movimiento que. como nota común a la totalidad de países apuntados. de los países calificados como emergentes que abarca el estudio. de su desaparición a raíz de la expiración del ATV el 1 de enero de 2005 (Audet. ha supuesto la pérdida de la superioridad de la que disfrutaban en esta agrupación de industrias mediado el decenio de 1990. bebidas y tabaco y fabricación de otros productos minerales no metálicos. en el caso del textil. respectivamente. En el caso concreto de China. Corea del Sur y los nuevos países socios34 (gráfico 1.7). se contemplaba la eliminación progresiva (en cuatro etapas) de las barreras cuantitativas aplicadas a los intercambios de textiles y vestido a lo largo de un proceso de transición de diez años. lo que. no ha sido óbice para que conserven en ella 34 No obstante esta pauta usual. las exportaciones coreanas de vestido se han visto muy perjudicadas por la imposición de estas restricciones (OIT. a expensas de la Unión Europea y Estados Unidos. India y Eslovaquia. y sólo este último refuerza su especialización en cuero y calzado. cabe destacar. al que anota en el agregado comunitario). salvo en los casos de cuero y calzado. la aguda reducción de sus altos coeficientes de especialización en confección y peletería. cuero y calzado35. España ha logrado incluso recortar parte de la distancia que la separaba de China. En realidad. quintuplica y está cerca de multiplicar por siete. a la mayoría de ramas con menores requerimientos tecnológicos. cuya contribución se ha puesto por delante de la que anotan en la UE-1538. OIT. a los que en esta ocasión se une la India. IFM. además. así como el ligero retroceso que en el primero de los referidos países también registra el índice del sector textil. En España se ha dado justo el proceso contrario: respecto a la UE-15. Méjico es el único donde la confección aumenta su aportación al total de las ventas exteriores más que en el promedio comunitario (Apéndice 1. 2005). el fuerte deterioro de la contribución de madera y corcho a las exportaciones de los nuevos socios comunitarios. Esta última rama es. rasgo extensible. ha afianzado su especialización en las industrias tradicionales. Del mismo modo. donde se recorta la ventaja española. En primer término. En ambas. alimentos. multiplicándose prácticamente por dos su peso en las ventas exteriores respecto al promedio comunitario. así como en textil. la rama de muebles y otras manufacturas. 2005). Mención especial requiere.Globalización y cambio en la localización internacional de la industria ras ha ganado terreno con relación a la de China. máxime en Hungría. 35 36 37 38 35 . 2004. vigente desde enero de 1995 hasta enero de 2005. la que registra el mayor avance dentro de este agregado de manufacturas. El hecho de que las exportaciones chinas hayan resultado las grandes damnificadas con el establecimiento de cuotas para el textil y el vestido lleva a pensar que también será la primera beneficiaria. bien especializarse. bien fortalecer su preeminencia relativa. se advierten algunas singularidades dignas de mención. No obstante. el debilitamiento del porcentaje de participación de la industria de la confección (que. en Hungría y Corea del Sur. entre ellas el textil y la confección. y en menor medida India.2). que parece haber afectado con particular ímpetu al gigante asiático37. en la que Eslovaquia se especializa respecto a la UE-15 al tiempo que la República Checa y Polonia acrecientan la ventaja que ya exhibían a la altura de 1995. una pauta que. metalurgia y madera. se vincula con el mantenimiento por parte de la Unión Europea y de Estados Unidos de contingentes sobre las importaciones de productos textiles y prendas de vestir en el marco del Acuerdo sobre los Textiles y el Vestido (ATV)36. sin embargo. así como a la mayoría de las economías emergentes. 2005. A éste se suman. la posibilidad de mantener los contingentes sobre una parte del volumen de compras de estos productos hasta la conclusión del periodo de ajuste ha derivado en que la supresión de la mayoría de las restricciones por parte de Estados Unidos y la Unión Europea se dejara para la etapa final. artes gráficas. En este acuerdo de la OMC. las industrias del papel. asimismo. en segundo lugar. en las que Polonia logra. En este sentido. caso del papel.

únicamente rebasada por la de Finlandia.Consideraciones finalesxxxxiiii Según se desprende del análisis efectuado. merced a la evolución de determinadas ramas. además de la acentuación de su contrastada especialización en muebles y otras manufacturas. Méjico ha recortado en varios puntos la distancia con la UE-15. Pero hay que tener en cuenta. bebidas y tabaco y madera y corcho. posiciones de liderazgo tradicionalmente ocupadas por los países más desarrollados. x1. a pesar de la pérdida de su especialización de partida en madera y corcho y la merma de los índices de la mayoría de las demás actividades tradicionales. 2003). los envíos de productos minerales no metálicos de Brasil han alzado su porcentaje de participación por encima de la media europea. siguen disfrutando de ventajas comparativas. que todavía existen enormes diferencias de carácter intra-industrial 39 En 2005. al tiempo que se ha reforzado el predominio de este país en alimentos. justifica el atemperado aumento de la importancia de este conjunto de manufacturas respecto a la que ostentan en la estructura comercial comunitaria (gráfico 1. cuyo peso relativo ha pasado a superar al que anotan en el espacio integrado. el peso de la madera y el corcho en la oferta exterior de manufacturas de Finlandia. En cuanto a Méjico. Sin duda. Sin abandonar el contexto de las manufacturas tradicionales.7). apoyada por la del mueble. Por otro lado. de entre las economías consideradas en el estudio que en 1995 se encontraban especializadas en esta última actividad. en la que a lo largo de estos años ha logrado también tomar la delantera a la UE-15. Brasil es la única en la que tiene lugar un crecimiento de su presencia por encima del registrado en el conjunto comunitario. Por otro lado. excede en poco más de seis veces el promedio de la UE-15. el desarrollo adquirido por las industrias relacionadas con la transformación de recursos forestales explican. si bien en diferente grado. la especialización finlandesa en el grupo de actividades tradicionales (gráfico 1. en parte motivada por la pujanza de la industria de gemas y joyería (Chauvin y Lemoine.5. junto con la metalurgia. Por su parte. de una parte. en detrimento de aquellas intensivas en recursos naturales y mano de obra poco cualificada. que también ha sufrido un patente retroceso en el curso del periodo investigado39. en tanto que India y Brasil han afirmado su aventajada posición en este grupo de actividades. donde refuerza su anterior especialización.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española una situación privilegiada frente al conjunto de antiguos Estados miembros. la progresiva integración de las economías emergentes en las corrientes comerciales internacionales ha facilitado la reorientación de sus estructuras de exportación hacia las industrias de demanda y contenido tecnológico altos. y en contraste con lo acontecido en el resto de mercados emergentes contemplados. el avance ha de atribuirse principalmente a la industria de la confección. en las que. Ello les ha permitido.. aproximar sus patrones comerciales a los de las grandes potencias económicas. en la economía asiática cabe referir la propicia marcha de las exportaciones metalúrgicas y de productos metálicos. en la economía estadounidense es el ascenso de la industria del mueble el que. esta emergencia de nuevas potencias como competidoras del mundo desarrollado. 36 . Es más. ofreciendo bienes encuadrados dentro de las industrias avanzadas resulta preocupante y es lógico que suscite miedos. en algunos casos. no obstante. Más específicamente. así como adquirir nuevas especializaciones en productos que incorporan mayor nivel de conocimientos y complejidad tecnológica. en Japón el avance se explica en lo fundamental por el comportamiento de la metalurgia y otros productos minerales no metálicos.4). cuando a mediados de la década anterior lo hacía en más de diez. Un proceso en el que las estrategias de deslocalización e inversión directa seguidas por las multinacionales en los últimos años han debido desempeñar también un papel decisivo. uno de los territorios más boscosos del mundo. alcanzando.

no sólo en el desarrollo de las producciones manufactureras de alta tecnología. y de otra. consecuentemente. en los que. el reducido esfuerzo innovador de nuestro país arroja una notable incertidumbre sobre las líneas que debe seguir su avance en el futuro y su capacidad para afirmarse competitivamente en las producciones más intensivas en tecnología. Con estas premisas. a la vez que sostiene su fortaleza en las actividades tradicionales. con gran entidad en el patrón exportador español. ha agravado su histórica inferioridad respecto a la media comunitaria. la principal preocupación son las economías desarrolladas de tipo intermedio. que el progreso de las economías emergentes es. Unas y otras han conseguido extraordinarios avances. al mismo tiempo. El análisis comparado de los cambios acaecidos durante los dos últimos lustros ofrece un balance desalentador para España que ha tendido a afirmar su especialización exportadora en los bienes de carácter tradicional a costa de los más intensivos en tecnología. como la española. lo que exige apostar por una continua mejora en la calidad. logrando. donde también se enfrenta a una creciente presión competitiva procedente de los países emergentes.Globalización y cambio en la localización internacional de la industria en las producciones entre los países desarrollados y en desarrollo. la posición de la industria española en el presente escenario de competencia internacional resulta crítica. en buena medida. sino también en aquellas otras de tipo intermedio como el automóvil. En suma. el fruto de las estrategias competitivas de firmas multinacionales con sede principal en el mundo desarrollado. 37 . Un retroceso que adquiere aun mayor dramatismo cuando el espacio de referencia comparativo lo constituyen las economías en expansión de Asia y el Centro de Europa. mantener la cuota de mercado en las tradicionales. particularmente las TIC. entre un mundo desarrollado especializado en manufacturas intensivas en tecnología y otro emergente que gana terreno en ellas. que buscan fortalecerse en el plano mundial. En este contexto.

8 2.2 6.9 2.6 1.3 0.3 2.1 5.1 2.8 1.9 15.3 0.5 8.1 4.9 0.5 0. Construcción y repar.1 2.8 2.7 4.2 0.3 1.7 5.1.7 9.2 0.1 22.0 100.6 1.7 0.7 2.2 0.4 1.2 19.5 3.7 2.3 2. Tradicionales Alimentos.6 0.0 100. reciclaje y otras manufacturas.7 2.4 5.6 0.0 100.1 1.1 31.4 9.4 19.4 40.0 4.6 1.4 0.9 7.6 11.6 0.2 36.0 36.4 3.3 1.1 1.4 0.5 3.3 25.7 8.1 3.UU.0 100.4 1.9 4.3 22.5 2.4 4.4 0.3 0.2 7.6 0.4 0.7 3.6 23. Metalurgia.5 1.2 2.7 0.1 0.9 0.2 2. Corea Méjico Brasil China 1995 2005 1995 2005 1995 2005 1995 2005 35.5 0.5 3.1 3.2 0.1 0.0 100.5 0.9 3.3 0.9 5.3 4.7 0.7 40.7 0.4 1.3 14.2 8.0 5.0 6.3 7.5 16.8 0.6 3.1 6.9 3.2 0.5 63.1 0.9 17.4 4.8 2.8 0.7 3.0 4.0 0.3 5.3 3.5 3.6 1.2 4.3 3.7 1.5 2.9 8.9 8.1 3.0 .4 2. Productos textiles Industria de la confección y la peletería Cuero y calzado Madera y corcho.8 5.8 7.0 2.1 6.4 0.0 3.5 1.1 2.0 0.6 21.7 0.3 2. Vehículos de motor y remolques.8 3.8 6.9 11.5 3.8 23.7 39.9 0.6 33.4 1.8 0.2 2.9 2.4 38.0 0.0 1. bebidas y tabaco.2 0.6 7.9 2.5 0.0 3. sonido y vídeo Instrumentos de precisión Total TIC Otra maquinaria eléctrica Instrumentos médico-quirúrgicos y otros instr.1 7.6 0.1 14.5 7. Composición sectorial de las exportaciones de manufacturas Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española 38 Avanzadas Máquinas de oficina y equipos informáticos Hilos y cables aislados Tubos y válvulas electrónicas Transmisores de radio.1 0.3 4.1 13.7 32.5 0.3 2.9 1.9 28.4 0.3 2. Total manufacturas UE-15 EE.4 0.1 11.0 0.5 13.1 2.0 6.4 0.9 8.5 24.2 0.5 7.3 2.2 2.0 100.0 2.9 2.7 5.3 1.2 12.8 0.3 0.6 4.6 3.2 19.3 36.8 2.4 0.2 1.9 31.6 55.3 9.9 1.9 1.0 100.5 3.6 10. Industria del papel Edición y artes gráficas Otros productos minerales no metálicos. científicos Aeronaves y naves espaciales Intermedias Industria química.2 6.5 17.1 1.0 1.7 2.7 8.6 10.1 4.8 1.4 7.9 19.1 3.2 2.6 0.0 0.0 100.1 2.4 0.9 11.5 11.2 0.6 0.3 65.0 4.9 2.8 1.1 2.0 2. de buques y otras embarcaciones.1 0.1 0.6 1.4 0.7 4.2 0.1 8.0 3.1 6.0 2.1 0.5 2.7 0.6 4.4 12.5 23.4 0.8 5.3 3.0 26.5 13.6 2.4 4.3 4.9 12.5 4.2 1.6 8.5 55.8 15.8 1. Muebles.8 1.4 0.5 1.5 0.0 3.0 20.1 0.1 1.8 9.3 100.3 14.9 8.1 14.4 0.8 1.7 0.7 6.4 6.0 0.5 7.9 6.0 32.9 28.0 17.1 0.1 0.0 2.3 16.6 1.0 Rep.3 6.8 1.5 32.5 36.2 3.4 2.6 28.4 1.3 22.1 4.8 6.7 1.5 1.0 0.0 1.8 43.9 2.7 1.5 15. Japón 1995 2005 1995 2005 1995 2005 21.8 4.2 100.6 12.2 20.8 1.1 0.7 5.1 1.2 24.1 0.8 3.1 0.9 2.0 2.8 1.6 0.6 6.4 24.1 0.7 3.Apéndice 1.6 0.5 2.4 42.2 4.6 7. Locomotoras.8 3.1 0.6 4.4 0.0 3.0 2.9 32.6 15.4 5.6 10.3 5.6 8.4 16.8 5.7 1.5 2.2 0. de transporte. Maquinaria y equipo mecánico.9 5.8 1.2 0.5 1.5 2.1 1.2 0.9 2.3 1.0 100.6 3.9 0.4 12.5 26.3 2.2 37.5 0.4 2.5 1.0 1.4 7.5 1.2 0.1 0.2 0.7 8.5 49.2 3.9 18.1 10.5 1.1 0.0 8.4 0.1 0.0 0.8 0. mat. Transformación del caucho y materias plásticas.6 0.2 40.0 2. Fabricación de productos metálicos.1 14.0 2.7 6.6 10.5 46.1 3.1 0.7 1.8 12.0 100.5 2.4 2. televisión y aparatos de telefonía Receptores de radio y televisión.7 3.2 0.6 0.2 49.0 100.2 0.2 0.0 100.8 39.9 12.8 2.1 0.4 0.9 8.6 3.6 3.6 0.3 0.4 0.1 1.2 1. ferroviario y otro mat.5 0.

Apéndice 1.5 7.2 1.7 55.7 4.0 4.5 36. Continuación 39 Avanzadas Máquinas de oficina y equipos informáticos Hilos y cables aislados Tubos y válvulas electrónicas Transmisores de radio.2 0.5 2.0 1.2 0.8 63.4 0. Transformación del caucho y materias plásticas.9 2.2 12.7 0.3 2.7 1.2 1.8 1.4 2.5 0.5 3.6 0.1.8 0. Locomotoras.6 0.2 1.4 0.6 2.6 0.0 0.2 2.7 43.2 4.3 0.2 10.2 0.5 9.0 0.3 7.3 5.2 0.0 0.0 2.2 3.3 6.0 0. sonido y vídeo Instrumentos de precisión Total TIC Otra maquinaria eléctrica Instrumentos médico-quirúrgicos y otros instr.0 20.3 6.0 0.5 2.8 18.8 1.6 56.4 17.3 29.0 5.7 0.6 0.0 0.9 9.6 0.3 2.2 1.0 0.0 100.2 3.5 1.4 1.9 3.3 3.8 41.2 8.6 30.0 2.3 1.0 6.6 3.4 2.9 15.4 0.1 0.2 2.0 100.6 6.1 3. Fabricación de productos metálicos.9 19.0 3.8 0.4 2.1 43.6 79.7 1.2 0.9 0.3 0.4 2.3 0.0 0. de transporte.1 0. Industria del papel Edición y artes gráficas Otros productos minerales no metálicos.7 2.5 3.7 37.7 3.7 0.4 10.3 13.1 5.0 100.8 2.7 0.5 8.6 9.9 3.1 0.0 5.4 3.7 2.9 14.4 10.3 1.6 22.6 44.5 5.9 5. Vehículos de motor y remolques.7 2.5 0.0 0.9 52.8 6.1 0.9 0.0 6.2 4.2 3. mat.6 0.9 2.9 3.4 0.9 6.0 16.7 0.1 0.9 5.0 100.3 0. reciclaje y otras manufacturas.9 14.5 0.9 4.7 0.8 0.9 8.7 18.3 9.4 11.2 4.2 0.2 0.9 4.8 7.9 1.4 0.7 9.3 10.2 1.8 0.9 0.9 1.2 1.0 100.6 0.5 1.3 12. de buques y otras embarcaciones.6 4.6 12.7 20.3 6.2 11.1 9.0 2.5 8.6 0.2 2.2 37.9 3.0 6.8 5.5 0. Tradicionales Alimentos.4 0.5 100.8 0.8 0.3 3.7 6.9 0.3 0.8 0.2 5.9 7.1 4. Metalurgia.6 5.1 3.3 2.4 6.7 8.8 1.0 Eslovaquia 1995 2005 6.0 100.0 3.4 1.3 1.4 0. Muebles.8 1.0 1.5 0.9 3.6 0.5 2.3 43.9 2.0 100.2 5.2 0.3 6. Productos textiles Industria de la confección y la peletería Cuero y calzado Madera y corcho.1 22. ferroviario y otro mat.5 43.0 1.4 100.3 32.5 3.7 1.4 0.8 2.9 9.4 1.3 1.4 6.8 1.5 2.8 6.2 0.6 2. Total manufacturas Hungría India República Checa Polonia 1995 2005 1995 2005 1995 2005 1995 2005 3.2 0.8 5.5 2.3 2.6 0.7 5.2 5.7 4.8 7.1 3.7 5.7 2.9 2.6 2.8 2.2 21.9 7.2 17.2 9.9 11.4 27.5 5.6 17.1 11.3 33.0 15.4 2.4 7.9 2.0 1.2 2.1 0.9 2.2 7.3 3.3 12.3 0.7 0.9 0.0 UE-4* 1995 2005 10.0 5.2 1.2 1.3 67.3 4.0 1.1 0.3 6.8 1.5 5.3 1.9 100.6 12.3 0.3 3.9 1.9 6.5 0.4 0.1 0.0 100.6 7.5 21.8 0.4 0.0 100.2 4. televisión y aparatos de telefonía Receptores de radio y televisión.5 12. científicos Aeronaves y naves espaciales Intermedias Industria química.0 4.3 0. Maquinaria y equipo mecánico.4 3.2 15.6 4.1 0.9 9.8 0.0 0.8 0.1 14.6 18.8 2.1 3.5 17.4 0.1 0.1 37.5 0.3 0.4 4. Construcción y repar.8 0.0 Globalización y cambio en la localización internacional de la industria .8 3.9 2.4 3.0 3.9 13.3 0.9 29.1 0.0 0.2 0.5 5.3 4.6 0.7 6.7 4.4 19.0 51.3 7.8 7.3 12.8 1.0 1.0 2.3 8.1 4.1 1.0 1.3 0.4 1.1 0.9 0.0 1.4 1.4 4.0 6.5 0.5 1.2 3.2 10.1 34. bebidas y tabaco.

7 5.0 100.4 11.8 55.2 11.4 0.0 16.0 8.8 2.0 100.8 1.1 0. Metalurgia.0 2.6 2.2 14.2 1.2 0.7 2.7 3.1 12.1 16.2 2.1 5.5 9.0 0.1 31.3 46.1 0.4 2.4 2.4 37.1 1.9 0.5 0.2 3.9 1.4 11.1 6.8 0.2 0.3 4.6 1. científicos Aeronaves y naves espaciales Intermedias Industria química.2 0.8 13.7 5.3 0.4 2.6 0.7 1.1 0.2 0.7 3.2 0.9 7.4 3.2 3. reciclaje y otras manufacturas.2 0.5 0.5 0.8 53.8 21.3 4.2 1.7 2.5 0.6 22. Total manufacturas Alemania 1995 2005 18.6 23.2 1.0 16.3 0.4 0.3 3.2 36.1 1.8 0.3 5. República Checa.1 1.4 23.1 0.6 6.7 6.0 1.4 2.9 33.4 7. Muebles.4 2.0 100.6 4.7 0.3 6.0 100.6 100.0 40.0 5.6 1.0 51.7 0.2 1.7 0. Industria del papel Edición y artes gráficas Otros productos minerales no metálicos. Fuente: Elaboración propia con datos de Naciones Unidas.1 0.8 21.4 0.5 0.1.0 1.3 20.7 2.7 15.4 2.7 7. de transporte.4 9.0 1.6 0.8 0.6 0.1 0.1 2. Tradicionales Alimentos.5 0.2 0. Maquinaria y equipo mecánico.3 4.6 0.5 2.5 1. Transformación del caucho y materias plásticas.0 100.0 1.5 1.3 1.2 0.8 7.3 29.6 20.9 1.8 0.1 1.3 2.5 0.7 3.5 0.2 2.4 5.4 10.0 100.4 7.5 4.6 1. Fabricación de productos metálicos.6 3.0 100.0 0.9 35.7 1. Locomotoras.2 3.8 27.2 14.3 50.7 0.2 8.2 5.0 0.3 1.5 0.9 2.1 0.6 5.0 19.4 2.3 0.4 0.3 1.3 1.7 1.0 47. Polonia y Eslovaquia.7 5.2 0.0 2.3 2.5 9.Apéndice 1.8 2.0 0.7 21.1 1.7 53.1 4.8 3.0 100.7 28.0 28.3 5.6 2.8 100.7 1.2 1.0 3.3 53.5 5.4 0.6 13.8 21.3 4.7 35.8 1.8 3.3 2.0 100.5 0.5 0.8 12.2 2.8 1.1 17.0 2.1 5.1 3.6 0.5 3.9 2.3 1.6 2.0 (*) Se incluyen Hungría.7 1.9 2.5 30.5 3.7 1.4 3.3 0.1 1.1 21.6 2.5 2.9 4.6 3.8 4.1 1.4 0.0 1. sonido y vídeo Instrumentos de precisión Total TIC Otra maquinaria eléctrica Instrumentos médico-quirúrgicos y otros instr.4 3.9 2. bebidas y tabaco.3 5.3 0.3 0.5 2. Productos textiles Industria de la confección y la peletería Cuero y calzado Madera y corcho.0 0.8 0.1 5.0 100.7 0.9 11.5 0.2 1.4 5.5 4.0 1.5 2.7 0.2 2.0 0.8 1. Construcción y repar.4 7.1 48.8 1.2 0.2 9.7 3.7 0.6 8.2 1.3 0.2 4.1 1.6 2.7 24.8 23.7 1.1 1.4 2.4 1.1 3.8 42.7 1.3 0.8 4.3 2.5 16.1 0.4 0.7 1.7 1. de buques y otras embarcaciones.0 Francia España Finlandia 1995 2005 1995 2005 1995 2005 11.8 7.8 14.4 1.2 1.1 2.5 0.0 9.3 6.4 2.6 4.7 1.0 4.2 4.7 0.8 13.7 2. Vehículos de motor y remolques.5 2.8 0.6 27.9 12.5 18.1 0.9 5.2 3.0 2.4 0.2 0.4 2.6 3.1 4.9 2.8 2.7 0.0 0.2 1. mat.9 3.7 8.6 9.9 1.3 18.1 1.0 5. Continuación Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española 40 Avanzadas Máquinas de oficina y equipos informáticos Hilos y cables aislados Tubos y válvulas electrónicas Transmisores de radio.2 0.3 8.0 14.8 23.9 6.5 10.1 0.4 3.5 2.4 10.4 0.8 0.8 1.4 2.3 10.6 0.7 0.4 2.0 2.2 1.5 6.4 1.6 1.1 0.3 1.3 11.1 1.4 1.6 0.9 8.8 7.3 4.1 44.3 1.5 0.1 3.2 1.8 1.0 7.4 0.9 40.0 29.2 7.4 0.6 0.1 25.5 42.0 100.0 0.2 1.8 0.9 0.0 0.8 2.0 Reino Unido Irlanda Italia 1995 2005 1995 2005 1995 2005 36.7 18.0 6.7 0.2 43.7 7.5 2.0 1.5 0.0 31.3 0.4 11.0 48.5 0.7 1.1 3.7 0.5 13.6 1.8 4.4 4.5 16.7 0.7 0.5 7.0 2.4 3.3 3.0 100. ferroviario y otro mat.8 1.0 9. televisión y aparatos de telefonía Receptores de radio y televisión.2 1. Comtrade .9 2.8 0.1 30.5 6.4 1.6 0.3 6.7 20.4 1.1 28.6 5.1 26.5 1.7 21.4 0.4 0.0 2.6 0.4 2.

7 44.9 74.4 50.Apéndice 1.4 48. Construcción y repar.5 109.9 67.6 33.1 22.1 301.9 107.0 28. Locomotoras.2 53.8 68.6 36.0 106.0 344. Vehículos de motor y remolques.9 Japón 1995 2005 177.9 26.2 78.3 28.6 91.9 358.0 194.5 110.2 146. Corea 1995 2005 166.6 196.8 26.8 44.8 88.5 99.5 81.3 16.5 105.2 175.9 45.9 3.4 29.7 89.5 39.7 61.9 211.8 53.1 87.7 414.8 170.9 164.8 31.0 13. EE.0 92.2 94.8 256.5 41.5 79.1 474.9 101.9 46.1 85.9 101.0 77.2 15.2 215.9 69.6 210.2 295.4 119.3 295.2 45.0 83.3 74.0 5.4 66. televisión y aparatos de telefonía Receptores de radio y televisión.7 123.0 87.7 56.0 94.8 100.4 60.9 727.9 50.7 37.1 9.8 76.9 284.0 78.4 101.6 55.5 126.8 149.5 110.8 17.7 47.0 25.1 23.8 115.3 26.7 212.3 330. de buques y otras embarcaciones.8 131.5 104.5 146.4 23.9 264.5 44.9 169.7 206.9 262.7 63.2 227.7 134.6 8.3 70.8 76.9 107.5 46.9 48.0 3.7 3.1 85.6 17.9 133.1 205.2 152.0 14.2 44.2 51.2 86.5 40.5 150.1 Rep.9 Globalización y cambio en la localización internacional de la industria .0 17.6 116.5 91.7 53.8 237.2 88.9 54.8 90.6 279.5 88.9 23.6 194.8 58.7 3. Fabricación de productos metálicos.1 379.7 91.4 45.4 Méjico 1995 2005 169.2 147.1 117.2 226.8 30.3 71.6 49.1 95.6 82. científicos Aeronaves y naves espaciales Intermedias Industria química.7 36.6 42.4 287.4 261.3 110.8 267.0 21.6 418.3 125.5 55.7 9.2 123.8 14.1 31.9 567.4 521.2 52. Maquinaria y equipo mecánico.6 69.2 86.2 132.8 99.2 34.7 271.2 54.2 63.5 79.9 13.7 153.6 234.9 31.7 86.8 35.5 19.4 73.4 22.6 3.9 5.5 79.8 63.4 89.0 87.5 24.UU.7 118.8 126.6 133.4 43.7 4.2 83.2 122.4 489.2 151.5 28.1 12.7 24.4 65.8 102. mat.9 83.5 154.6 33.2 259.9 100.6 26.6 100.5 6.7 20.6 170.7 3.3 112. Metalurgia.2 114.0 234.9 116.2.9 170. bebidas y tabaco.8 791.6 85.4 441.9 43.0 29.3 442.1 101.8 43.0 74.8 19.4 9. Tradicionales Alimentos. sonido y vídeo Instrumentos de precisión Total TIC Otra maquinaria eléctrica Instrumentos médico-quirúrgicos y otros instr.4 938.0 60.0 66.5 171.0 157. Muebles.1 52.8 109.4 110.0 459.1 108.3 138.0 11.6 47.6 130.0 10.7 12.9 78.8 88.2 119.2 316.3 142.5 China 1995 2005 90.7 26.5 73.3 19.2 155.2 19.7 63.7 393.7 64.3 54.7 133.7 172.2 72.0 49.5 213.6 60.9 70.4 402.3 74.3 119.0 134. 1995 2005 169.8 61.3 215. Índices de espacialización en las exportaciones de manufacturas 41 Avanzadas Máquinas de oficina y equipos informáticos Hilos y cables aislados Tubos y válvulas electrónicas Transmisores de radio.6 190.0 65.1 49.8 186.8 74.9 123.9 56.8 4.7 90.3 169.3 76.9 152.5 487. Transformación del caucho y materias plásticas.8 73.6 104.7 349.9 18.7 404.5 131.1 141.8 408.4 38.9 121.3 3.3 259.8 142.4 121.3 24.2 24.7 56.1 670.1 105.8 32.3 58.6 221. reciclaje y otras manufacturas.5 16.9 93.2 65.4 42.5 23.3 90.7 98.8 301.3 Brasil 1995 2005 27.6 138.1 37.3 438.8 20.6 547.3 156.2 170.3 201.4 22.6 110.1 77.8 20.3 83. Productos textiles Industria de la confección y la peletería Cuero y calzado Madera y corcho.9 265.9 6.2 36.5 50.0 109.8 167.7 50.7 2.3 223.1 79.5 170.9 88.9 41.2 301. Industria del papel Edición y artes gráficas Otros productos minerales no metálicos.5 33.5 311.2 98. de transporte.7 16.0 666.8 793. ferroviario y otro mat.

7 133.7 122.3 88.1 176.4 0.3 259.8 87. reciclaje y otras manufacturas.5 133.8 72.1 251.2 114.2 27.2 97.0 196.8 55.0 74.5 46.7 75.0 16.9 36.4 255.7 123.4 38.6 Hungría 1995 2005 79.3 151.9 206.9 22.1 143.7 .7 59.5 163.4 79. Construcción y repar.8 163.9 25.7 2.0 114.6 61.7 24.1 58.1 196.1 81.0 144.9 20.6 146.1 65. Vehículos de motor y remolques.0 104.3 103.2.2 45.2 135.1 81.5 63.8 71.5 127.3 40.9 371.2 94.5 356.8 419. Continuación Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española 42 Avanzadas Máquinas de oficina y equipos informáticos Hilos y cables aislados Tubos y válvulas electrónicas Transmisores de radio.9 114.4 93.0 238.0 42.6 236.2 1.9 158.4 160.7 204.2 175.3 156.3 238.5 133.1 66.7 50.2 106.9 126. Maquinaria y equipo mecánico.2 16.4 34.7 111. Tradicionales Alimentos.6 11.1 22.0 12.5 4.9 46.9 18.0 18. mat.6 República Checa 1995 2005 56.7 11.9 82.8 166.5 92.2 230.1 0.9 3.2 34. Metalurgia.2 18.5 20.1 37.1 144.9 23.4 76.2 280.0 71.1 9.7 87.0 21.5 486.1 7. Transformación del caucho y materias plásticas.6 17.8 55.5 16.1 241.2 14.7 712.6 370.4 80.6 71.9 42.0 151.3 453.6 39. de buques y otras embarcaciones.9 31.5 95.2 112.4 65.1 272.0 279.6 117.1 209.8 66.5 179.1 50.6 160.3 68.7 6.1 354.7 155.3 72.6 6.7 9.9 51.8 3.9 235.8 135.3 457.3 68.9 275.2 171.2 58.0 125.8 200.0 90.1 43. sonido y vídeo Instrumentos de precisión Total TIC Otra maquinaria eléctrica Instrumentos médico-quirúrgicos y otros instr.6 27.6 Polonia 1995 2005 33.4 57.0 171.6 199. Industria del papel Edición y artes gráficas Otros productos minerales no metálicos.7 42.6 142.8 163.6 66.8 64.Apéndice 1.5 143.4 89.3 167.8 82.2 7.7 78.3 238.2 116.3 154.1 18.3 159.5 238.8 199.4 37.7 72.4 10.3 395.6 17.7 80.2 666.4 154.8 2.1 107.1 121. bebidas y tabaco.9 27.7 39.2 4.8 687.0 0.0 172.5 244.6 160.2 111.3 50.2 194.0 154.9 263.0 14.6 479.9 90.1 69.0 223.7 104.7 49.9 97.9 458.9 28.8 27.1 99.8 63.4 89.8 169.7 121.7 192. Productos textiles Industria de la confección y la peletería Cuero y calzado Madera y corcho.3 766.2 129.9 130. Locomotoras.9 204.1 38.3 39.3 601.2 1.2 95.3 125.8 615.4 107.4 44.2 191.3 188.1 177.1 11.7 83.3 14.4 62.6 275.0 245.2 160.1 138.6 491.3 310.4 79.8 64.9 187. científicos Aeronaves y naves espaciales Intermedias Industria química.0 9.2 66.3 78.3 80.2 48.4 147.1 43.0 152. de transporte.2 60.5 432.3 Eslovaquia 1995 2005 31.9 50.3 236.4 94.8 69. ferroviario y otro mat.6 92.6 147. televisión y aparatos de telefonía Receptores de radio y televisión.9 83.1 160.3 11.3 108.2 74. Fabricación de productos metálicos.8 33.7 178.7 459.1 UE-4* 1995 2005 49.0 90.9 158.3 26.0 5.1 87.2 208.3 49.8 4.0 59.4 141.7 46.6 44. Muebles.7 525.0 118.4 215.4 2.5 65.3 0.2 61.6 100.2 215.8 29.9 215.0 149. India 1995 2005 15.0 107.9 22.9 38.0 88.5 137.2 2.4 60.8 155.9 184.8 460.6 161.7 92.5 20.1 73.8 160.3 88.2 73.7 267.8 188.8 77.2 23.4 89.5 110.3 228.4 124.7 255.1 244.1 9.0 313.3 129.7 11.1 105.5 484.7 45.2 101.3 289.5 66.4 22.3 181.0 291.7 147.7 54.4 210.6 13.1 7.2 91.2 37.9 5.4 114.8 112.8 12.0 112.8 177.5 36.5 58.9 94.0 31.6 26.4 67.8 160.1 38.6 123.4 19.5 167.4 151.

1 149.6 56.0 97.8 77.8 69.3 97.8 129.6 82.2 7.1 52.7 32.1 113.3 107.5 55.5 87.8 75.3 100.2 34.4 107.1 84.8 101.1 51.4 32.9 186.5 60.1 75.5 75.0 117.7 55.5 120.1 57.6 61.3 210.0 116.3 80.4 43.0 94.4 58.7 90.2 79.2 109.5 27.5 97.9 112.1 98.3 65.7 274.9 40.5 213.4 133. Maquinaria y equipo mecánico.6 103.8 524.7 147.0 95.9 91.4 66.0 59.7 294.5 98.4 43.3 36.1 123.1 54.3 113.0 99.0 1.1 133.6 111. Construcción y repar.5 10.5 45.0 167.8 46.7 60.5 34.3 107.6 31.8 53.7 99.5 30.4 49.5 167.3 299.2 48.8 66.8 92.6 113.5 37.1 850.5 92.9 140.1 199.5 38.4 85.1 95.7 107.3 91.6 75.1 134.0 Irlanda 1995 2005 172.8 47.8 81.5 126.3 85.3 101.8 73. Tradicionales Alimentos.2 87.3 38.6 218.5 16.0 116.1 88.4 1.9 34.0 16.0 59.6 142.7 90.2.6 153.7 178.4 73. Productos textiles Industria de la confección y la peletería Cuero y calzado Madera y corcho.2 196.4 202.7 136.6 58.6 246.6 65.2 135.1 19.8 357.9 91.4 86.Apéndice 1.3 39.1 94.8 128. mat.7 69.1 23.7 56.3 193.6 164.5 201.8 149.4 141.3 95.1 27.1 76.6 30.9 23.4 131.1 19.6 57.1 165.9 29.9 88.2 104.4 15.3 69.9 92.3 70. Fabricación de productos metálicos.7 211.8 1.2 5.0 101.5 89.5 122.9 47.8 24.8 44.3 84.8 48.9 132.8 67.7 85.9 115.6 178.8 48.8 24.8 98.7 111.5 117.6 104.2 20.9 191.2 73.7 192.1 59.1 263.2 22.3 7.3 26.5 30. Industria del papel Edición y artes gráficas Otros productos minerales no metálicos.4 42.1 68.1 74.9 86.6 23.6 541.1 323.1 58.2 148.059.9 155.5 80.3 85.8 71.2 125.5 70.9 106.6 España Finlandia Francia 1995 2005 1995 2005 1995 2005 53. Transformación del caucho y materias plásticas.5 78.2 75.6 68.6 118.7 66.4 108.6 65.1 42.1 168.1 31.9 18.7 81.7 73.6 133. Vehículos de motor y remolques.9 31. de transporte.6 59.3 8.5 86.5 52.6 152.8 98.4 64.8 32.4 53.7 141.6 110.0 96.0 105.0 93.2 293.0 222.3 137.1 70.9 149.1 91.9 27.9 19.9 2.5 72. científicos Aeronaves y naves espaciales Intermedias Industria química.4 135.8 29.8 297.9 75.2 23.2 623.1 157.6 7.2 27.1 27.2 33.4 4.6 104.4 58.0 105.6 201.8 48.3 187.8 34.1 78.3 91. Fuente: Elaboración propia con datos de Naciones Unidas.7 66.0 143.2 65.3 57.2 29.9 101.6 77.5 88.7 63.8 182.3 171.6 281.8 171. Polonia y Eslovaquia.8 55.0 81.8 99.3 74.3 93.6 93.2 49.0 283.8 87.8 155.6 96.7 Globalización y cambio en la localización internacional de la industria (*) Se incluyen Hungría. Locomotoras.9 90.1 53.7 120.0 105.9 101.7 113.2 124.7 33.6 73.4 184.7 144.8 110.0 85.9 44.3 43.7 61.2 11.8 40.6 84.3 107.1 70.4 65.4 208.5 246.1 150.9 173.8 100.5 68.9 14.4 Reino Unido 1995 2005 145. Continuación 43 Avanzadas Máquinas de oficina y equipos informáticos Hilos y cables aislados Tubos y válvulas electrónicas Transmisores de radio.6 101.3 160.3 Italia 1995 2005 53. ferroviario y otro mat.0 84.5 108. de buques y otras embarcaciones. Muebles.2 65.0 192.3 150. República Checa.1 73.4 150.084.7 6. Metalurgia.0 34.5 37.2 62. sonido y vídeo Instrumentos de precisión Total TIC Otra maquinaria eléctrica Instrumentos médico-quirúrgicos y otros instr.9 15.9 35.7 117.6 115.0 116.4 101.6 105.3 111.4 116.9 71.2 183.2 24.1 111.7 19.8 65.1 87.9 101.1 70.4 89.5 94.7 134.3 51. bebidas y tabaco.1 116.7 89.3 176.8 88.2 245.8 81.0 55.4 68.9 94.1 190.8 39.1 113.8 115.1 119.8 265.1 129.9 62.8 102.6 221.9 73.0 54.9 50.7 186.0 126.1 125.6 165.8 244.4 29.5 16.3 323.4 593.9 36.4 74.8 106.9 66.3 54.0 41. Alemania 1995 2005 87.2 104. televisión y aparatos de telefonía Receptores de radio y televisión.7 80.7 29.4 109.8 118.0 61.6 82.1 22.7 99.2 27.4 45.1 90.1 87.4 89.8 90.8 90.5 83.3 8.7 103. reciclaje y otras manufacturas.0 60.9 138.9 84.6 116.0 794. Comtrade .4 104.

.

xxxixCapítulo 2x El papel de la inversión directa extranjera 45 .

suministran los países emisores y receptores (datos espejo).Introducciónxxxxiiii En el capítulo anterior se han puesto de manifiesto las importantes modificaciones que ha experimentado la localización internacional de las actividades industriales durante la última década. Con ello se pretende entender mejor las transformaciones que han tenido lugar en la ubicación geográfica de las actividades manufactureras en el contexto mundial y. para una misma actividad. quizá porque la información relativa a los diferentes sectores es limitada y deficiente. otra parte. éstas han supuesto un fuerte estímulo para el desarrollo de las producciones de intensidad tecnológica media y alta en Asia. parece responder a esta pauta (Álvarez y Myro. las EMN afirman las ventajas competitivas propias. Myro. el objetivo de las páginas que siguen es profundizar en este tema. tienden a disminuir los niveles de especialización inter e intra-industrial de los países huésped. algo que se acomodaría bastante bien a la visión ecléctica de Dunning. Al dirigirse en mayor medida a las áreas más atrasadas. 2005. lejos de consolidar las ventajas comparativas locales. en las que sobresalen con respecto a las firmas originarias del lugar en el que se instalan. Martín y Fernández-Otheo. El caso de España. ofrece un survey de los trabajos más importantes sobre este aspecto).Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española x2.1. además. en pugna con los productores autóctonos que asientan su fortaleza en ellas. En este sentido. Pero. entre ellas las encuadradas dentro de las TIC. al mismo tiempo. habría que concluir que. proporcionar nueva evidencia acerca del papel de las EMN en los territorios en los que se establecen. Precisamente. hallándose con mucha frecuencia notables discrepancias entre los valores que. Aunque una parte central de este cambio encuentra su base en factores autóctonos de desarrollo. así como del incesante progreso en la apertura de los mercados nacionales a la competencia exterior. como en principio puede presumirse. Probablemente ambos aspectos tienen gran trascendencia y están estrechamente relacionados. Europa Central y América Latina. si. una cuestión apenas estudiada. De esa manera. parece favorecer pautas de especialización en los países emergentes que no se ajustan bien a las esperadas. se ha visto inducida por el ascenso de la inversión directa extranjera (IDE). procurando arrojar alguna luz en torno al protagonismo que cabe atribuir a las firmas internacionales en la reorientación de los patrones de especialización de los países en desarrollo hacia las actividades de demanda y contenido tecnológico altos. 2006). Así.. si no es fácil conocer el impulso que la IDE ofrece a la producción de los países destinatarios de los flujos (el excelente libro de Barba-Navaretti y Venables. menos aun lo es determinar su incidencia en la relocalización de las actividades productivas en el escenario internacional. apoyadas en la creciente accesibilidad a las nuevas tecnologías que brinda un mundo más globalizado. 2003. ésta no sólo contribuye a una redistribución de la riqueza y de la renta en el plano mundial sino que. 46 . en el despegue económico de Asia y su avance hacia las producciones de alta tecnología no resulta sencillo a priori distinguir el alcance de las fuerzas internas. asimismo significativa. fundamentalmente como consecuencia de la emergencia de las economías menos adelantadas de Asia y del Centro de Europa. de acuerdo con las ventajas comparativas de las que disfrutan. del papel desempeñado por las empresas multinacionales (EMN). por ejemplo.

. Posteriormente. si requieren producciones de inputs similares a las que acometen las firmas locales para el soporte de su particular estrategia de productos. aunque de nuevo éste no sea su objetivo prioritario. A partir de esa fecha. la cifra récord de 1.El papel de la inversión directa extranjera Con todo. desde luego. desde mediados del decenio de 1980. la situación de desaceleración económica que atraviesan los principales países emisores (los desarrollados) conduce a una reducción de los flujos. Por último. y después de tres ejercicios de aumento ininterrumpido. Brasil y los países del Grupo de Visegrád. Así. se describen las tendencias seguidas por la IDE a nivel mundial.411 miles de millones de dólares (gráfico 2. En un primer apartado. el volumen de inversión recibida ha crecido de forma espectacular (tasa anual media del 16 por ciento entre 1985 y 2006).2. de la que aquí se expone. las inversiones recibidas inician una senda de crecimiento sostenido que. Méjico. muy por encima del PIB o del comercio mundial. se resumen las principales conclusiones obtenidas y se añaden algunas consideraciones finales. China. a la altura de 2000.1). tras la ralentización registrada en los ejercicios críticos de la primera mitad de los noventa. Tampoco significa que no desarrollen producciones competitivas con las de las empresas locales. y no únicamente a la existente en el país en el que se emplazan. x2.Inversión directa extranjera: hechos estilizadosxxxxiiiii La evolución de la IDE en el contexto mundial es objeto de múltiples y periódicos estudios por parte de algunas de las organizaciones internacionales más reputadas -FMI. 47 . No obstante.306 miles de millones de dólares (un 38 por ciento más que en el año anterior.2. Además. aquellos que en el capítulo precedente se pusieron de relieve por la mayor transformación acaecida en sus estructuras comerciales. lo anterior no implica que las EMN dejen de aprovechar las ventajas de localización que los países ofrecen. si bien la relativa recuperación de los últimos años ha reavivado su marcha. procede de fuentes oficiales de diversa índole. de forma que en 2006. se tratan de captar los efectos de la IDE sobre el crecimiento de este grupo de economías y su éxito en los mercados exteriores. o bien promover planes de fusiones y adquisiciones.1. se recobra con inusitada rapidez en la segunda parte de la década. de acuerdo con los datos de la UNCTAD). las cuales cuentan con amplios bancos de datos que constituyen el núcleo informativo obligado de cualquier nueva perspectiva y. se centra la atención en varias de las nuevas potencias industriales destacadas en el capítulo 1 por el intenso ritmo de aumento de sus exportaciones durante la última década. pueden cooperar con ellas en su consecución. en el cuarto apartado.Evolución de la inversión directa: flujos y stockxxii El primer hecho estilizado que caracteriza la trayectoria de la IDE a escala mundial es su fuerte incremento a lo largo de los últimos veinte años. sino que lo hacen buscando reforzar su posición frente a la competencia internacional. en concreto. en un tercer apartado. se han aproximado al máximo histórico de 2000: 1. hasta anotar. En suma.. El capítulo se estructura del siguiente modo. a menudo de los propios países tratados. las estadísticas concernientes a cada uno de los países que se consideran de forma aislada. A continuación. distinguiendo el papel jugado por los países en desarrollo en la recepción y emisión de los flujos. x2. OCDE y UNCTAD-. especialmente en el segmento de las manufacturas avanzadas.

250 Econ. indicativos de una relativa abundancia de liquidez. también han ascendido sensiblemente los destinados hacia las áreas menos adelantadas. en tan sólo dos lustros (1995-2006). el valor del stock se ha multiplicado por más de cuatro (gráfico 2. en desarrollo EE. Bien es cierto que también han contribuido otros factores más coyunturales. su formidable auge desde 1985 ha obedecido a un cambio estructural ligado a la liberalización de los mercados. Flujos de inversión directa extranjera recibida.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Gráfico 2. así como al desarrollo de las economías asiáticas y las facilidades para una mayor fragmentación de la producción proporcionadas por las TIC. que han favorecido el endeudamiento de las grandes firmas internacionales. aunque no de naturaleza muy efímera.2). 1.000 miles de millones de dólares.500 Total mundo 1. el 26 por ciento. en 2006 se elevaba a 12. se apuntan como los responsables fundamentales del enérgico incremento de la IDE. desarrolladas UE-15 China 750 500 250 0 1980 1982 1984 1986 1988 1990 1992 1194 1996 1998 2000 2002 2004 2006 Fuente: Elaboración propia con datos de UNCTAD (2007). 48 . según la UNCTAD. como los bajos tipos de interés. Este acrecentamiento de las entradas de IDE ha dado lugar a un notable avance del stock de IDE en el mundo. pero notoriamente superior al que poseían a comienzos de los años noventa. tanto en las postrimerías del pasado siglo como el curso de los tres últimos años. medida en términos corrientes. Pero más allá de las circunstancias transitorias de orden coyuntural que han impulsado la IDE. lo que representa el 25 por ciento de la producción mundial. que siguen siendo los predominantes.00 Econ. un porcentaje algo por debajo del alcanzado en 2000. 1980-2006 (miles de millones de dólares) 1.UU. Éstas reúnen ya una proporción apreciable del stock total. Dada la dinámica temporal de los flujos. que. Pese a que los flujos de entrada en los países desarrollados. que ha generado una creciente rivalidad entre las empresas.1.

Reino Unido. España y Japón. en tanto que la inversión de tipo greenfield es mucho más escasa.000 10. Pues bien. unido al mayor nivel de desarrollo y a la creciente capacidad competitiva de las naciones. Alemania. Por otra parte. En efecto. El actual liderato de Estados Unidos como país receptor de IDE resulta particularmente llamativo. Estados Unidos. a la percepción de bajo riesgo que se tiene de 49 . dos son las razones que justifican la concentración de la IDE en los países industrializados con arreglo a los análisis disponibles. Y. Otras desarrolladas (Asia y Oceanía) 1980 1990 1995 2005 2006 Fuente: Elaboración propia con datos de UNCTAD (2007). considerando el periodo comprendido entre 1995 y 2006. Francia. sólo en Estados Unidos han sido superiores las entradas de inversión.000 8.000 4. habida cuenta que pone en cuestión la hipótesis de los rendimientos decrecientes del capital físico. acorde con la expectativa teórica. hasta el punto de haber sido calificada por Romer (1989) como un hecho estilizado que debería encontrar explicación en una nueva teoría del crecimiento. la importancia de las inversiones encaminadas a fortalecer la posición competitiva de las EMNs en el mundo desarrollado. correspondiéndoles en la actualidad alrededor del 85 por ciento del stock acumulado y de las salidas totales.El papel de la inversión directa extranjera Gráfico 2. por un lado. básica en la teoría neoclásica. pues rompe la pauta general de los países más avanzados a emitir más fondos de los captan. los países desarrollados son asimismo la principal fuente de IDE. por este orden.000 0 Total mundo Economías desarrolladas Economías en desarrollo UE-15 EE. 2004). en segundo lugar. en torno a la mayor rentabilidad del capital físico en tales economías (Banerjee y Duflo. Holanda. Stock de inversión directa extranjera recibida. En todo caso. Parte de las fusiones y adquisiciones transfronterizas de empresas persiguen esta finalidad.UU. Esta concentración de la IDE en los países desarrollados ha supuesto siempre un reto para el análisis económico. algo que ha de vincularse. absorbiendo una proporción sustancial de la IDE en los países desarrollados.2. que ya fue avanzada por Dunning como un hecho estilizado. el elevado riesgo que comportan las inversiones en muchas economías en desarrollo. merced a la ausencia de un marco sólido de garantías jurídicas. que acoge a los principales mercados. al notable dinamismo de la economía norteamericana.000 2. con aumentos sostenidos en la productividad del trabajo y del total de factores y. Un argumento que se ha visto respaldado por cierta evidencia. por otro. según la cual cabría esperar que las corrientes de capital se dirigieran desde los países ricos a los pobres. los principales países emisores han sido. 1980-2006 (miles de millones de dólares) 12.000 6. En primer término.

las más beneficiadas por el aumento de las corrientes de IDE han sido Asia y América Latina (gráfico 2.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española la misma. La posición de España entre las economía desarrolladas. sociedades que han hallado en España una plataforma fiscal muy ventajosa para sus operaciones (FernándezOtheo. Por su parte. que acapara hoy en día el 16 por ciento del stock mundial de IDE recibida y el 61 por ciento del grupo de economías en desarrollo. 40 Entre 2004 y 2006. área que acumula algo más del 6 por ciento del acervo global de IDE recibida y cerca de la cuarta parte de la del mundo en desarrollo. y en la que despuntan como grandes receptores Méjico y Brasil. a la altura de 2006. aun cuando está lejos del éxito chino. igualando. Stock mundial de inversión directa extranjera recibida en las economías en desarrollo. ha atraído un creciente flujo de inversiones.de entrada y salida que originan las inversiones de las EMN relacionadas con las Entidades Tenedoras de Valores Extranjeros (ETVE). los productores de petróleo y China. El gigante asiático se ha convertido en uno de los destinos preferentes del capital extranjero.3. el total de flujos dirigidos a América Latina.000 1. como origen y punto de llegada de flujos de IDE. si bien sus cifras aparecen infladas en las estadísticas de los organismos internacionales por la magnitud de los flujos simultáneos -y equivalentes en valor.200 800 400 0 Asia América Latina África Sudeste de Europa y CEI Oceanía 1980 1990 1995 2005 2006 Fuente: Elaboración propia con datos de UNCTAD (2007). 2004). parece igualmente muy sólida. En la primera de estas dos zonas. 1980 y 2006 (miles de millones de dólares) 2. comportamiento que la mayoría de observadores auguran todavía más brillante en los ejercicios venideros. sobresale China. como Japón.3). Gráfico 2. Suiza. particularmente en los tres últimos años40. prácticamente se han triplicado las entradas de IDE en este país. India. aspecto que habría atraído a inversores de países con elevados excedentes en sus cuentas exteriores. seguida a distancia por Singapur. Dentro de las regiones en desarrollo. 50 .600 1.

1990 y 2005 (miles de millones de dólares) 6. esta transformación es el mejor reflejo del proceso de liberalización de las economías.600 0 Manufacturas Man. la significativa presencia de empresas públicas. el sector servicios aglutina algo más del 60 por ciento del acervo global de IDE. Probablemente.200 1.El papel de la inversión directa extranjera De la misma forma. porcentaje que.2. en los patrones de especialización de los distintos países.800 3. por ende. caracterizada por la similar importancia de éstos y la industria. En la actualidad. 51 . uno de los aspectos menos conocidos de la IDE es su influencia en la localización geográfica de las actividades económicas en el plano internacional y. x2. que ha afectado en mayor medida a los servicios. desequilibrando la situación previa. en tanto que Egipto y Nigeria acaparan más del 40 por ciento de los flujos que llegan a África. con el superior peso relativo que desde hace ya muchos años mantienen las actividades terciarias en la economía mundial41. por otro lado.4. unas empresas que han ido pasando a manos privadas merced a la intensa ola de privatizaciones vivida durante las décadas de 1980 y 1990.4 se muestra el cambio registrado en la distribución sectorial del stock mundial de IDE recibida entre 1990 y 2005.Orientación sectorial de la inversión directaxxii Como se ha señalado en la introducción. en el gráfico 2. Tradicionales Manufac (no especificado) Servicios (no especificado) No especificados Man. que no llega a acumular el 30 por ciento del stock total. respecto a 1990. Intermedias Agricultura pesca y extractivas Man. Gráfico 2. tradicionalmente encaminadas a la explotación de sus recursos naturales. Como puede verse. Con el fin de abordar este asunto. han hecho notables progresos durante la última década en la captación de inversiones. prácticamente los que ha perdido la industria. a lo largo de los tres últimos lustros la IDE se ha dirigido de forma progresiva hacia los servicios. Avanzadas Servicios Fuente: Elaboración propia con datos de UNCTAD (2007). Kazajstán y Rumania absorben las dos terceras partes de la IDE recibida en la primera de las dos regiones referidas. entre ellas.400 1990 2005 4. la Federación Rusa. tradicionalmente más protegidos de la entrada de capital extranjero a través de diferentes restricciones. así como el conjunto de la región africana. Stock mundial de inversión directa extranjera recibida por sectores. 41 A la altura de 2005.2.. los países del Sudeste de Europa y la Comunidad de Estados Independientes (CEI). supone un aumento de doce puntos porcentuales. y poco acorde.

1990 y 2005 (porcentajes) 70 60 50 40 30 20 10 0 Manufacturas Man. Avanzadas Servicios 1990 2005 Fuente: Elaboración propia con datos de UNCTAD (2007). en la información disponible. 52 . Asimismo. máxime en la industria química y vehículos de motor (gráfico 2. justo al revés de lo que ocurre en el mundo desarrollado. el examen más pormenorizado revela que. impide confirmar completamente la presunción de que la distribución por sectores de la IDE difiere entre las economías desarrolladas y en desarrollo. una proporción considerable de la inversión figure en la rúbrica de sectores no especificados. dentro de las manufacturas.5).6). la IDE alcanza una mayor significación en las actividades intermedias. lo que sí permite verificar es que la participación de estas últimas en el stock global de IDE es más alta en la industria que en los servicios (gráfico 2.5. En el marco de los países desarrollados. Tradicionales Manufac (no especificado) Servicios (no especificado) No especificados Man. que parece haber abierto en mayor medida los servicios a la inversión internacional. el sector de maquinaria eléctrica y electrónica ocupa una posición relevante como destinatario del capital foráneo.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Por otra parte. y con las limitaciones que impone el elevado porcentaje de inversión que no se asigna a una rama concreta. Participación de las economías en desarrollo en el stock mundial de inversión directa extranjera recibida. el hecho de que. Intermedias Agricultura pesca y extractivas Man. Gráfico 2. Con todo.

la comparación de las cifras de inversión con las de producción (aproximada a través de las ratios recogidas en el cuadro 2. beb. pero no así en España. Ahora bien. 53 . En los casos de Alemania. Madera Textil. 1990 y 2005 (miles de millones de dólares) Economías desarrolladas 1990 2005 Instrumentos de precisión Maquin. metálicos Prod. la destacada presencia del capital foráneo en las actividades de superior contenido tecnológico coincide con su especialización productiva en tales actividades. dentro del contexto comunitario (Álvarez y Myro. completándose. eléctrica y electrónica Material de transporte Maq. 2006). habida cuenta de la escasa entidad relativa de alguna de las industrias apuntadas. Stock de inversión directa extranjera recibida en las manufacturas. confec. Así. 42 Los datos presentados en este cuadro se han tomado del trabajo de Barba-Navaretti y Venables (2005). Coquerías y refino de petróleo Papel. Martín y Fernández-Otheo (2006).El papel de la inversión directa extranjera Gráfico 2. no metálic. y equipo mecánico Caucho y plásticos Química Otras manufacturas Metalurgia y prod. con los suministrados por Myro. en la muestra de países de la OCDE considerada. Al mismo tiempo. Myro y Vega. fácilmente se advierte que la química y la maquinaria de diversa índole son los sectores más atractivos para el capital extranjero. en el caso de España. y tabaco 500 400 300 200 100 0 0 20 40 60 80 100 Economías en desarrollo Fuente: Elaboración propia con datos de UNCTAD (2007). cuero y calz. miner. 2003. justamente el país donde es más sobresaliente la participación de empresas de propiedad extranjera en ellas. que han desarrollado en mayor medida sus industrias de maquinaria eléctrica y electrónica.6. edición y artes gráf. Álvarez. la especialización más acusada que posee Alemania en la rama de química o en la de maquinaria mecánica.142). Alimentos. proporciona una visión más exacta de la orientación sectorial de la IDE. la información contenida en el cuadro 2. Francia y Reino Unido. frente al Reino Unido o Francia. lo que parece mostrar que las industrias con mayores requerimientos tecnológicos asientan su producción sobre bases más transnacionales.1 permite profundizar en la dificultad existente a la hora de establecer lazos de causalidad entre inversión exterior y especialización inter-industrial. no parece guardar conexión con la importancia relativa del capital extranjero en unas y otras actividades. Por otra parte.

7 18. tarea que.5 10. d.6). imprentas y edición Productos químicos Caucho y plásticos Productos de minerales no metálicos Metálicas básicas Maquinaria no eléctrica Maquinaria eléctrica Instrumentos científicos Equipo de transporte Otras manufacturas Total Fuente: Barba-Navaretti y Venables (2005) y Myro. que la inversión internacional fomenta actividades en las que los países en desarrollo gozan de claras ventajas comparativas.9 18. Ello contribuiría a justificar que.7 41.1 12. Con frecuencia. más tarde se traduce en una creciente cuota de los consumos intermedios importados43. Por lo demás. la presencia de firmas extranjeras es notoria en los sectores de metalurgia y productos metálicos y de textil. Unido 10. 14. cuyas diferencias con las locales sólo podrían ser captadas en un análisis muy detallado en el plano sectorial. 54 .8 44.7 26. bebidas y tabaco. incrementándose con la diferencia entre uno y otro (Myro.6 18. 2006).0 55.7 2.6 4.8 7. ya se trate de recursos naturales o de mano de obra. d.8 24.2 17. también la industria química y la maquinaria de distinto tipo constituyen los destinos preferidos de la IDE (gráfico 2. por ejemplo.0 30. 11. n. En el caso concreto de España.7 4.7 40. d.3 EE.0 56. como está sobradamente documentado..7 27. Un hecho que pone de manifiesto el interés de estas empresas por complementar sus actividades con inputs fabricados fuera de sus países de origen. en las que estos países carecen de los conocimientos tecnológicos necesarios.8 50.0 13.4 2.0 13.5 6.6 37.2 n. Importancia del capital extranjero en las industrias nacionales.6 38. y al margen de la rama de alimentos. Martín y Fernández-Otheo.6 17. lo que. d.3 5.1 27. (véase.4 60.9 34.3 2. bebidas y tabaco Textil.4 65. ha podido demostrarse que el peso de la inversión extranjera en las distintas actividades difiere en función del know how del capital extranjero con respecto al local. 13. 35.0 48.3 45. tal y como pudo comprobarse en el capítulo precedente.4 41. 19. las discrepancias en los patrones de especialización inter-industrial entre países desarrollados y en desarrollo sean meno- 43 Recientes trabajos para España constatan el efecto negativo sobre el empleo del outsourcing internacional en las manufacturas de alta tecnología. Lo expuesto anteriormente parece indicar. Cadarso Vecina et al.0 4. d. 1998 (porcentaje de empleo) Francia n. En lo que atañe al conjunto de países en desarrollo.0 R.0 15.0 12.4 28.1 Alimentos.9 7.7 1.8 Alemania 4. imposibilitan las estadísticas disponibles de IDE.8 27. n. confección.2 7.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Cuadro 2.8 25. Martín y Fernández-Otheo (2006). 2006). UU.1.5 29.3 4.4 España 45.6 8. Uno de los inconvenientes con los que tropieza el establecimiento de una relación causal entre la penetración del capital extranjero y los perfiles de especialización inter-industrial reside en la excesiva agregación de los datos. n. pero asimismo promueve fases intensivas en trabajo de las manufacturas avanzadas. d. de abundancia de factores.8 3. igualmente caracterizada en el mundo desarrollado por la abundancia de EMNs. las firmas de capital extranjero consiguen producciones de mejor calidad.6 n.7 29.9 20.7 8.6 10. en muchas ocasiones.0 40. en última instancia. d.1 27. cuero y calzado Madera Papel.4 n.

para las que todavía disfrutan de ventajas comparativas. Stock de inversión directa extranjera recibida en los servicios. Por mimetismo con los países desarrollados. Hoteles y restaurantes Comercio y reparación Servicios de construcción Electricidad. cuando en 1990 apenas suponía el 4 por ciento.200 800 400 0 0 200 400 600 Economías en desarrollo Fuente: Elaboración propia con datos de UNCTAD (2007). así como los servicios empresariales y el comercio. Las diferencias radican en la especialización de naturaleza intra-industrial. La extensión de la IDE a la generalidad de servicios considerados es un rasgo compartido por las economías en desarrollo. gas y agua. Centrando la atención ahora en el ámbito de los servicios. aunque.El papel de la inversión directa extranjera res de lo que cabría esperar. podría conjeturarse que en los próximos años se asistirá a 44 Cabe recordar que desde mediados de la década de 1990 el grado de especialización de las economías desarrolladas en las exportaciones manufactureras de alta tecnología ha sufrido un claro retroceso respecto al conseguido en determinados países emergentes como China o algunos de los nuevos socios de la Unión Europea. estos últimos han mermado su especialización en las manufacturas más intensivas en recursos naturales y mano de obra poco cualificada. la práctica totalidad de ramas distinguidas se han beneficiado del auge de la IDE. 1990 y 2005 (miles de millones de dólares) Economías desarrolladas 1990 2005 No espeficicado Otros servicios Servicios empresariales Intermediación financiera Transportes y comunic. a tenor de las ventajas comparativas de unos y otros44. Este sector representa cerca de la cuarta parte del stock mundial de IDE recibida en este grupo de países. 45 55 . excepto en los servicios empresariales45. Por el contrario. sectores con un peso insignificante en el acervo de inversión recibida a comienzos del decenio de 1990 (gráfico 2. No obstante. gas y agua 1. su alcance ha sido de menor relieve (gráfico 2. sobresaliendo los fuertes aumentos anotados por transportes y comunicaciones y electricidad.7). impulsada por el intenso proceso de integración de los mercados financieros internacionales.7).7. las actividades con mayor protagonismo en la IDE dirigida al área de economías desarrolladas durante los tres últimos quinquenios han sido la intermediación financiera. Gráfico 2.600 1.

entre otros. 2005). y siguiendo la fuente citada. el número de proyectos de inversión vinculados con actividades de I+D que pusieron en marcha las EMN en los países del sudeste asiático superó claramente la cifra anotada en las economías desarrolladas. cuyos establecimientos situados en Singapur y Malasia dedican una proporción significativa del total de sus operaciones a I+D. x2. y sólo llenarlo puede cimentar su progreso sobre pilares firmes. en la medida en que la innovación se difunde cada vez con mayor rapidez y genera spillovers positivos de largo alcance. la inversión en I+D de las EMN en las áreas en desarrollo no ha dejado de crecer. y que ha contado con el aliciente de una oferta cada vez más nutrida de técnicos en los países en desarrollo. la firma estadounidense Motorola. durante el trienio 2002-2004. sino de las economías. Los datos que acaban de mencionarse ponen de manifiesto la creciente inclinación de las EMN a realizar actividades de I+D fuera de la sede central y de las filiales ubicadas en el mundo desarrollado. efectuando más de la mitad del gasto mundial en este capítulo (UNCTAD. Aun hoy.. el tipo de actividades de I+D varía ampliamente en función de la región 46 Únicamente en los países asiáticos se tienen expectativas de un enérgico avance de los proyectos de IDE de las empresas de servicios. Precisamente. Sin embargo.3. con cerca de trescientos empleados consagrados a esta clase de tareas en su filial tailandesa. Además. por ese motivo. Las EMN acometen una parte muy importante del esfuerzo en I+D. de características diferentes a los occidentales y. hay en ellas un amplio espacio para la producción industrial. por consiguiente. Desde luego. las actividades de I+D desempeñan un papel muy especial. con la mera pretensión de adaptarse a las condiciones locales.5 por ciento. Asimismo. o la japonesa Toyota. Como consecuencia de todo ello. la existencia de este hueco explica que los procesos de deslocalización estén trasladando hacia el mundo en desarrollo sobre todo producciones manufactureras. persiguiendo descentralizar el proceso de innovación. en los últimos años.4 por ciento en 2002. Y no sólo de las empresas. donde se reúnen más de las dos terceras partes del porcentaje correspondiente al conjunto de regiones en desarrollo. como se señala en los Informes de la UNCTAD. 56 . porque encierran la potencialidad competitiva esencial de las empresas y el fundamento de su supervivencia y crecimiento futuros. Un incremento que se ha concentrado en Asia. y como ha acontecido en otras actividades. de acuerdo con los datos facilitados por la UNCTAD en su Informe sobre las inversiones en el mundo de 2005. en parte por abaratar sus facetas más intensivas en trabajo.2. pero. De este modo. conforme estas economías logren un nivel más alto de renta por habitante. que. susceptibles de incentivar la creación de ideas. que aspira a hacerse más global. pasando del 2. en 1991. Pero no sólo. salvo excepciones. concentraban en sus sedes principales. cabe prever un aumento gradual. si bien el examen de los proyectos greenfield (los referidos a creación de nueva capacidad o ampliación de la ya existente. hasta fechas muy recientes. según la acepción de la UNCTAD) apunta que habrá que esperar algún tiempo más antes de que tal ascenso tenga lugar46. también realizaban actividades tecnológicas en los lugares en los que se emplazaban. Asimismo.La internacionalización de las actividades de I+Dxxii En la esfera de los servicios. Sirva como ejemplo. sino además como respuesta a las oportunidades que brindan los grandes mercados emergentes de oriente. la participación del mundo en desarrollo en el gasto mundial en I+D ha ido en aumento.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española un incremento de la IDE destinada a estas actividades en el mundo en desarrollo. esta estrategia ha sido fruto de un replanteamiento por parte de las EMN del conjunto de sus actividades. ni primordialmente. al 8.

han regresado desde Estados Unidos unos 35. insuficiencia que separa a nuestro país de Francia. En efecto. en 2002. Reino Unido. las tres cuartas partes de las actividades de I+D instaladas en el Asia en desarrollo por filiales extranjeras de propiedad mayoritaria de empresas norteamericanas guardaban relación con los sectores de máquinas de oficina y equipos informáticos y material electrónico. España aparece colocada en una de las últimas posiciones. Sin duda. son escépticos en torno a la probabilidad de que esta fuerza de trabajo crezca a un ritmo muy rápido en los próximos años (Bhagwaty et al. los estudiantes técnicos superiores de China. Subrayan las dificultades planteadas por la ausencia de una industria tradicional en India o los retos sociales y políticos que ha de afrontar China para consolidar su desarrollo. en estas dos economías asiáticas. Un hecho en el que se apoyan los temores expuestos por Samuelson (2004) respecto a la competencia futura entre el mundo desarrollado y en desarrollo. la italiana y otras europeas. Algunos autores son alarmistas acerca de las potencialidades que ofrece a corto plazo el progreso de China e India.. Méjico o Marruecos. ya sea en filiales de compañías extranjeras. en el trabajo de Álvarez. Así pues. Es cierto que en los últimos años la cantidad de alumnos matriculados en la enseñanza superior en los países en desarrollo se ha elevado de forma extraordinaria. son más moderados a la hora de valorar esta progresiva oferta de mano de obra cualificada. Dándose cuenta de la creciente relevancia del factor recursos humanos. por detrás de países como Brasil. baste con decir que. en empresas locales o incluso en un negocio propio (UNCTAD. en 2000-2001. sobre todo. tanto los países desarrollados como en desarrollo han comenzado a aplicar nuevas medidas de cara a captar técnicos y personal cualificado del exterior. A modo de ilustración. está asociada a su reducida dotación de capital tecnológico. A la cabeza del ranking de las localizaciones con más atractivo se sitúan. Myro y Vega (2006) se muestra que la ausencia de especialización de la economía española en manufacturas avanzadas. Por su parte. China e India. 2004. lo que se está creando en Asia es una base científica que fundamente y sostenga el desarrollo de una industria de tecnología avanzada. las posibilidades que abre esta tendencia a la internacionalización de las actividades de I+D son beneficiosas para el desarrollo económico mundial. 2006). Japón. Francia y Alemania). aunque resulta problemática para economías intermedias como la española. en el contexto actual de la Unión Europea. más de la mitad de ese gasto fue absorbido por la química y los vehículos de motor. está aumentando el número de científicos e ingenieros que permanecen o retornan a ellas para trabajar en el campo de la I+D. a Bangalore. a las que se une la Federación de Rusia. The Economist. Otros. pues amenaza con privarlas del acceso a las producciones con superiores requerimientos tecnológicos. con una cuota muy escasa en el esfuerzo global en I+D. Además.000 indios no residentes con formación y experiencia laboral. en Brasil y Méjico. 47 Por ejemplo. 57 . 2006 y Woetzel. Alemania o Reino Unido. gran parte de ellas (en torno al 70 por ciento de las que completaron el cuestionario) prevé establecer unidades de I+D fuera de sus países de origen. mientras que en India más del 75 por ciento del gasto en I+D de esas filiales se canalizó hacia los servicios (sobre todo para desarrollo de programas informáticos). y resaltan sus carencias formativas. en cambio. India y la Federación de Rusia representaban casi la tercera parte del total mundial. Pero. y sensiblemente por debajo del lugar que actualmente ocupa en la gradación de economías donde las EMN han implantado actividades de I+D.El papel de la inversión directa extranjera y el país. 2005)47. Según una encuesta llevada a cabo por la UNCTAD en 2004 y 2005 entre las EMN con mayor gasto en I+D. Por el contrario. junto a los países desarrollados tradicionalmente innovadores (Estados Unidos. la plaza más representativa de la tercera globalización.

. x2. que deberían llevarles a perfilar mejor y hacer más eficaces sus políticas económicas. no obstante. Con el fin de profundizar en estas últimas cuestiones. parece incuestionable que las economías en desarrollo se enfrentan a desafíos de gran calado.3. en tanto que. como se apuntó en el epígrafe anterior. 48 49 Para más detalle. Flujos de inversión directa extranjera recibida en China. puede consultarse Díaz Vázquez (2006). relativa a los ejercicios anteriores a 1985.1. proviene de la Administración General de Aduanas y las Agencias Estadísticas del gobierno chino. China Statistical Yearbook. desde ese momento. 1980-2006 (miles de millones de dólares) 80 70 60 50 40 30 20 10 0 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 Fuente: Elaboración propia con datos de National Bureau of Statitics of China. la evolución anual de la entrada de IDE en China no parece verse afectada por la situación de los grandes países emisores. 58 . que también se inscribe en la pauta general de crecimiento de la IDE dirigida hacia el mundo en desarrollo que. el considerable acrecentamiento contabilizado por el ingreso de IDE en el gigante asiático le ha permitido alzarse hasta las primeras posiciones en la clasificación mundial de países destinatarios del capital extranjero (gráfico 2. La información contenida en esta fuente. Por lo demás. Gráfico 2.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española En todo caso.8. los desarrollados. a continuación se procederá a examinar las economías emergentes protagonistas de los cambios recientes en la localización internacional de la industria. viene registrándose desde mediados de la pasada década. Un ascenso. habida cuenta que la atonía económica mostrada por éstos alrededor del año 2000 no trajo consigo un recorte de los flujos recibidos por la economía asiática. procede del Ministerio de Comercio Exterior y Cooperación Económica..8)49.Chinaxxii A partir de 1992.La inversión directa extranjera en las principales áreas emergentesxxxxiiii x2.3. Los datos manejados en este apartado se han extraído de las series compiladas por el National Bureau of Statistics of China en la publicación anual China Statistical Yearbook. año en el que la política de puertas abiertas hacia China iniciada a finales del decenio de 1970 recibe un decidido impulso48.

Otras fuentes importantes de IDE son Estados Unidos y la Unión Europea. actividades inmobiliarias. en detrimento de las corrientes de capital procedentes de Asia. el origen geográfico primordial de la IDE en China no se encuentra en el grupo de economías desarrolladas. El segundo país en relevancia por la cuantía de sus flujos de IDE hacia China es un paraíso fiscal. en consonancia con los bajos costes salariales de este país. pese a que más de la mitad de la IDE se concentra en manufacturas intensivas en mano de obra. junto al que aparecen otros como las Islas Caimán o Samoa Occidental. sobresaliendo. Alemania. Por otra parte. En el espacio comunitario. la industria manufacturera es. el paulatino aumento de los flujos captados por las industrias química. se estima que entre el 40 y el 50 por ciento del total de la IDE proveniente de la Región Administrativa puede deberse a este fenómeno de round-tripping. que en los últimos años están cobrando una relativa importancia. Por sectores. Destacan las ramas de informática y actividades conexas. con lo que cabe presumir que su peso real está por encima del otorgado por las cifras oficiales. Una participación. si bien se repite en el resto del mundo. 50 En consecuencia. puesto que esta Región Administrativa Especial es usada en buena medida como intermediaria por diversos países. Con todo. merced a las grandes obras de infraestructura y al intensivo proceso de urbanización derivado del éxodo rural. Por lo demás. máxime el material electrónico y equipo de comunicaciones. maquinaria y aparatos eléctricos y material electrónico. correspondiéndole. la construcción se encuentra en pleno apogeo. Macao y Taiwán. a fin de beneficiarse del favorable tratamiento fiscal concedido a las empresas de capital extranjero51. y que incluso las compañías chinas desvían su capital a Hong Kong y desde allí lo vuelven a invertir en el lugar de origen50. aun cuando su presencia esté incrementándose paulatinamente. Islas Vírgenes. más del 70 por ciento del total. de donde afluye en torno a la tercera parte del total de los flujos. en cualquier caso. las entradas de capital alcanzan mayor magnitud en la agrupación de manufacturas avanzadas. Estas firmas están sujetas a un tipo medio del 17 por ciento en el Impuesto sobre Sociedades. Además. tanto en términos de IDE como de contribución al valor añadido. comercio y hoteles y restaurantes.El papel de la inversión directa extranjera Aparentemente. no es posible conocer con certeza el montante de IDE que llega a China desde Hong Kong. Mención especial requieren igualmente las actividades de servicios. más si se tiene en cuenta que las empresas de estas dos áreas utilizan como plataforma los paraísos fiscales citados. el destino predominante de la IDE en China. del gran interés turístico que ha despertado China. la parte porcentual de la IDE dirigida al sector agrario es la más reducida. sino en Hong Kong. convertida ya en la cuarta potencia mundial por el número de viajeros internacionales recibidos52. que ha ido en aumento a lo largo de la última década. Reino Unido y Francia son los emisores prioritarios. En un estudio del Banco Asiático de Desarrollo. con diferencia. contribuye a explicar la fuerte intervención gubernamental a la que está sometido este sector en la economía china. y en contra de lo que cabría suponer. reflejo. un elevado porcentaje de estos visitantes procede de Hong Kong. las ramas clasificadas como TIC. Hasta el momento. que no parece ofrecer suficientes garantías a los inversores foráneos. farmacéutica. Holanda. a la altura de 2005. parece estar dotando a China de ventajas de otra índole. entre ellos Taiwán (dadas las restricciones a las que se ha visto sujeto hasta hace muy poco tiempo). en este último caso. porcentaje que se eleva hasta el 33 por ciento en el caso de las de capital nacional. lugares donde se asienta buena parte de la colonia china en Asia. dentro de ellas. a diferencia de lo que sucede en el conjunto mundial. este dato ha de tomarse con cautela. 2006). servicios empresariales. En sentido contrario. rasgo que. estimada en más de treinta millones de personas (Díaz Vázquez. 51 52 59 .

el ascenso de la cifra de postgraduados (en primer lugar 53 54 Al respecto. hasta el momento. un cambio ligado a la proliferación de las Zonas Económicas Especiales (ZEE). 55 60 . Con todo. 2005). En cualquier caso. aumenta su importancia si va acompañado de una cualificación mínima de los trabajadores. la estrategia más utilizada ha sido la constitución de empresas de propiedad enteramente extranjera. el gran tamaño del mercado y la política explícita de atracción de capitales (Navaretti y Venables. En realidad. Durante la segunda mitad de la década de 1980. Como se ha mencionado en el apartado precedente. baste decir que hoy en día asciende a 280. en 1995. prácticamente todas las conocidas. y más aun a partir de la incorporación de China a la OMC. Sin embargo.8 por ciento) y Reino Unido (47. desde 1993. lo que le ha permitido recortar las distancias respecto a los líderes tradicionales en este campo. El primero de ellos. Fruto de este progreso. A este respecto. Un salto al que se une el registrado en el número de investigadores cuya cifra también se duplica en el mismo intervalo de tiempo (OCDE. China es uno de los pocos países en desarrollo involucrados en el proceso de internacionalización de la I+D. la economía china se posiciona a la cabeza de los lugares con mayor atractivo para las EMN a la hora de instalar sus laboratorios de I+D. entre los que cabe resaltar: los bajos salarios relativos. en un intento de descentralizar el proceso de innovación desde el país originario de la empresa matriz hacia los extensos mercados emergentes. farmacéutica y biotecnología. 2006). la participación del gasto en I+D en el PIB de la economía china se ha multiplicado por más dos (del 0. predominaron las denominadas joint ventures.6 por ciento. si bien la escasez de mano de obra cualificada puede haber supuesto un freno a la entrada de capital extranjero. (1996).3 por ciento en 2005). Adicionalmente. empresas con participación de inversores foráneos y nacionales en el capital social.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Bajo las actuales leyes chinas.1 por ciento). porcentaje tan sólo por detrás del correspondiente a Estados Unidos (58. en el transcurso de la pasada década. vehículos de motor (en el campo de los diseños de semiconductores). despuntando maquinaria de oficina y equipos informáticos54. Así pues. cabe señalar que. puede verse Wall et al. China acaparó algo más de la tercera parte de las actividades de I+D establecidas por las EMN en el mundo. al 1. el gasto en I+D de las filiales extranjeras de las EMN se ha elevado en siete puntos porcentuales desde mediados de los años noventa. la cantidad de centros extranjeros de I+D en este país se ha aproximado a los setecientos (UNCTAD. año en el que Motorola estableció el primer recinto de I+D de capital extranjero en China. Finalmente. máxime en las industrias tecnológicamente más sofisticadas. el gasto de las empresas que presentan un mayor esfuerzo inversor en I+D se polariza en un corto número sectores. el creciente número de graduados en las universidades55. A modo de ilustración. las EMN también están implantado actividades de I+D en territorio chino. mientras que en 2002 no llegaba a 35. En este segmento de industrias.000. el número de filiales de EMN que operan en el gigante asiático ha crecido de forma espectacular. 2007). 2005). Se calcula que están matriculados en ellas en torno a veintitrés millones de estudiantes y que el flujo de entrada es de más de cinco millones anuales (Díaz Vázquez. resulta interesante detenerse en los factores que parecen haber estimulado el crecimiento de la IDE en China. enclaves pioneros en la apertura al capital exterior53 y donde se han incentivado las inversiones greenfield. hay que señalar que. desde comienzos del decenio de 1990. durante la etapa 2000-2004.000. la IDE puede adoptar múltiples formas. que favorece sobre todo la inversión de orden vertical (la producción de partes y componentes).

este alejamiento también puede haber tenido un efecto negativo. así como el impulso que se está dando a la formación de los estudiantes chinos en el exterior56. como pone de relieve el gráfico 2. en porcentaje) 35 30 25 y=0. 2005).79 R2=0. A este respecto. pueden verse los análisis de Cheng y Kwan (2000) y Zhang (1999). están cambiando notablemente esta situación.24 PIB 20 15 10 5 5 10 0 IDE Fuente: Elaboración propia con datos de National Bureau of Statitics of China. Por tanto.El papel de la inversión directa extranjera de ingenieros. seguidos de médicos y abogados). seis veces más que hace dos lustros. a lo largo de los últimos años. -15 -10 -5 15 20 56 En la actualidad. y ésta a su vez coadyuva al ascenso del PIB y a la ampliación de ese mismo mercado. 57 58 61 . Crecimiento del PIB y los flujos de inversión directa extranjera recibida en China. habida cuenta que la cifra de consumidores chinos supera los mil trescientos millones. elemento sobresaliente en la literatura empírica acerca de los determinantes de la IDE (Brainard. existe una clara relación positiva entre los flujos recibidos y el incremento del PIB durante la última década. A lo anterior se une que. una derivada de las restricciones de distinta índole impuestas a las importaciones. Navaretti y Venables. 2005)57. entre el aumento de la IDE y el del producto se establece un círculo virtuoso: la IDE es atraída por la expansión del mercado. Pero no sólo el tamaño del mercado cuenta entre los habituales factores explicativos de la IDE. la distancia favorece la expansión de la producción de las filiales de las EMN localizadas en un país. se ha ido conformando en este país una potente clase media. vinculada a las empresas privadas. 1995-2005 (tasas interanuales. también lo hace su ritmo de crecimiento económico. que cabe estimar en torno a ciento cincuenta millones de personas (Díaz Vázquez. son palmarias las oportunidades que brinda a las firmas foráneas. 1997. Asimismo. la afluencia de inversión a China se ha visto incentivada por la existencia de diversas barreras de entrada al mercado interior. Para el caso chino.9.37x + 10. pero acorta la probabilidad de que se establezcan en él (Brainard. más de cien mil personas están cursando sus estudios universitarios fuera de las fronteras chinas.9. Con arreglo a la literatura disponible. Gráfico 2. y otra surgida de la considerable distancia geográfica a buena parte del mundo desarrollado. limitando la inversión de raíz vertical. 2006). entre las que cabe resaltar al menos dos. Navaretti y Venables. No obstante. 1997. que busca abaratar fases del proceso productivo de la casa matriz situada en un país desarrollado58. En lo que atañe al tamaño del mercado.

puesto que el cambio en la metodología de cómputo de los flujos que tuvo lugar en ese año hace que las series anteriores no sean estrictamente comparables61. x2. Anuario Estadístico de la CEPAL y las bases de datos de la OCDE y la UNCTAD. como los proyectos aprobados por la Comisión Nacional de Inversiones Extranjeras. con normativas fiscales favorecedoras a la producción y las importaciones59. las Economic and Technology Development Zones. Pero. desde mediados de los años ochenta. Asimismo. Como se recordará. 60 61 62 . Entre ellas. aparte de estas reformas. han venido reorientando sus estructuras de exportación hacia las actividades intermedias y avanzadas a lo largo de las dos últimas décadas. la entrada de IDE en la región latinoamericana se ha focalizado en Méjico y Brasil. de la misma manera que la crisis abierta a comienzos del actual milenio contribuye a justificar su drástica caída en el bienio 2002-2003 (gráfico 2. tanto las inscripciones en el Registro Nacional de Inversiones Extranjeras (RNIE). el crecimiento más alto y sostenido del PIB durante la segunda parte de la década de 1990 ha debido favorecer la entrada de capital extranjero. donde la industria de vehículos de motor y el conjunto de las avanzadas suman más del 60 por ciento de las ventas exteriores de manufacturas60. fundamentalmente.. la elevada dimensión del mercado interior y los bajos costes relativos de la mano de obra. los datos relativos a la economía mejicana se han tomado de distintas fuentes: Banco de Méjico.10). las High Technology Development Zones y las Free Trade Areas. Por lo demás. En el transcurso del decenio de 1990. que se vieron reforzadas por la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en enero de 1994. Hasta 1994 se computaban. xMéjicoxxii Conviene comenzar advirtiendo que el estudio aquí efectuado sobre la trayectoria de la IDE en Méjico se ciñe. coincidiendo con la recuperación de la economía tras la recesión derivada de la crisis de la deuda de 1982. a lo ocurrido con posterioridad a 1994. sólo se consideran los registros en el RNIE.2. estimulado la economía de mercado y privatizado empresas de propiedad estatal. países que.3. los flujos de IDE canalizados hacia la economía mejicana experimentaron un continuo ascenso. por lo que respecta a los alicientes ofrecidos por la política industrial. una estimación de las inversiones que todavía no han sido anotadas y las importaciones de activos fijos llevadas a cabo por las maquiladoras.América Latinaxxii Como se apuntó en el primer epígrafe del presente capítulo.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Finalmente. independientemente de que éstos llegaran o no a materializarse. que ha conseguido llevar a cabo una gran apertura financiera. mención particular requiere la creación de áreas económicas abiertas. al mismo tiempo. que han desempeñado un papel muy relevante en la captación de IDE. Dirección General de Inversión Extranjera de la Secretaría de Economía. Véase el capítulo 1. A partir de esa fecha. Sin duda. como en otros países de América Latina. A estos acicates se añade un Estado activo. destacan las mencionadas ZEE. particularmente sobresaliente es el caso de Méjico. se encuentran detrás de este marcado aumento en el ingreso de IDE. las reformas en el marco regular emprendidas. 59 Otras zonas de similares características son las Open Coastal Cities. el dinamismo de los recursos recibidos del exterior en materia de inversión parece guardar relación con su proximidad a Estados Unidos.

es posible apreciar un sensible acrecentamiento del peso relativo de la IDE norteamericana. el montante de de la IDE recibida por la economía mexicana superó los 171. correspondiéndole algo más de las dos terceras partes de este porcentaje a España y Holanda. como comienzan a poner de manifiesto algunos trabajos empíricos (Greenaway et al.000 millones de dólares. en 2000. que rivaliza con la de sus homónimas en los países desarrollados.. en parte resultado de las crisis financieras en Asia y Brasil. también en este caso la puesta en marcha del mercado integrado de América del Norte ha jugado un papel positivo. lo que sobre todo obedece a su cercanía geográfica. Adicionalmente. Benamex. además de a su dimensión. Con todo. durante los dos últimos quinquenios Estados Unidos ha representado. así como del cuantioso volumen de recursos emanados de la adquisición. por el efecto de atracción competitivo que ejerce China. además de por la ya comentada ralentización del ritmo de crecimiento. la entrada en vigor del TLCAN ha debido tener un efecto positivo. Considerando ahora el origen de la IDE en Méjico. el 62 por ciento del total de los flujos recibidos. atendiendo a los informes de la UNCTAD.10. Seguramente. hallaría una justificación sólida en la elevada productividad de las industrias de alto y medio contenido tecnológico. 63 . -8 -2 -4 4 2 10 8 En cualquier caso. del principal banco de Méjico. suscitando en el espacio comunitario una mejora de la confianza en la economía mejicana y nuevas oportunidades para acceder de forma competitiva al mercado estadounidense. si se contempla aisladamente la industria maquiladora. Los mayores incrementos se anotaron en 1997. aun cuando recoja operaciones puntuales de relieve62. que. No obstante. millones de $) 20 15 0 10 5 -6 0 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 Flujos IDE Tasa de crecimiento del PIB real Fuente: Elaboración propia con datos de OCDE y Dirección General de Inversión Extranjera de Méjico.El papel de la inversión directa extranjera Gráfico 2. El segundo lugar en la lista de inversores lo ocupa el conjunto de la UE-15. 2006). por término medio. si bien la ruptura en las series de IDE impide delimitar con nitidez tal incidencia. que realzaron el atractivo relativo de Méjico. La desaceleración de los flujos de entrada en 2002 y 2003 podría estar influida. 1980-2005 30 25 6 PIB (crecimeinto en %) IDE (M. por el City Group. que se ha situado en torno al 88 por ciento a lo largo del periodo examinado. cuya participación media en el total de la IDE dirigida a la economía mejicana ha superado el 25 por ciento. podría suponer el inicio de una nueva tendencia. 62 Entre ellas. en el periodo comprendido entre 1995 y 2005. PIB real y flujos de inversión directa extranjera recibida en Méjico. la recuperación observada en 2004 y 2005. la compra de acciones de Bancomer por parte del BBVA por un valor de más de cuatro mil millones de dólares. 2000 y 2001.

4 5.327. almacenamiento y comunicaciones.0 856.044.422. en promedio.106.716. la fabricación de productos metálicos.0 2.487.589.0 5.5 2.256.6 Reinversión de utilidades 2.1 3.5 699.474.183.2.572.3 5.5 5.849.067.1 9. concentrándose en actividades de fabricación y ensamblaje de automóviles y camiones.6 6.7 19.5 2.4 7.1 13. Descendiendo a un nivel algo más desagregado (el que permiten los datos facilitados por la Dirección General de Inversión Extranjera de Méjico). entre otras.178.069.4 389.961. a la altura de 2005.3 143.que.174.4 6.346. han orientado de forma creciente a los mercados externos.7 27.284. En esta agrupación de industrias se encuadran la mayoría de actividades avanzadas e intermedias.821.110.386.7 2.884.7 5. Renault-Nissan y Honda.1 12.0 Fuente: Elaboración propia con datos de Dirección General de Inversión Extranjera de Méjico.3 15.7 18. desde hace décadas.1 4. Chrysler. especialmente de transportes.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española A través de la IDE.940. las manufacturas han recortado su presencia relativa en favor de los servicios.043. viene instalándose en este país63.416.9 3. cerca del 60 por ciento de la IDE dirigida a las manufacturas entre 1994 y 2005.834.006.221.4 2.2).6 3.780.439.9 3.366.244.458. desde finales del siglo pasado.7 Años Inversión Greenfield 7.2 5.087.1 2.141. acaparan el 55 por ciento de las entradas totales.416.3 2. en especial con matriz en Estados Unidos. así como en la elaboración de componentes y accesorios.5 1.042.366.696.8 4.680.388.0 2. Cuadro 2. Una producción que. 63 Ford.308.5 1.8 6.4 4.8 -250.3 2. seguidas de las europeas.9 2.5 1.772.0 2.150.253.3 Fusiones y adquisiciones 2.4 Cuentas entre compañías 2. Por otro lado.3 2. como se puso de manifiesto en el capítulo 1.413. a juzgar por la dinámica de las inversiones de tipo greenfield (cuadro 2.2 10.3 14.864. desde el inicio de los años noventa se han establecido en territorio mejicano más de mil EMN. en la que.162.1 163.0 17.772.0 7.7 2. 64 .0 2.2 18. precisamente las que más han visto crecer su protagonismo en la oferta exterior manufacturera de la economía mejicana.2 2. La mayoría de ellas han deslocalizado desde sus países de origen parte de su proceso productivo. Un fortalecimiento en el que ha tenido mucho que ver el elevado número de EMN -principalmente norteamericanas.192.4 3.778.0 2.1 1.3 1.983. por otra parte. Buena parte de ellas son propiedad exclusiva del capital extranjero.4 -350.9 6.333.850.051. No obstante.8 1.870.038. Méjico ha reforzado su posición como uno de los mayores exportadores mundiales.2 14.267.017.863. el estudio de la composición sectorial de la IDE en Méjico muestra el predominio de las actividades industriales que.7 2. Formas adoptadas por la inversión directa extranjera en Méjico (millones de dólares) Importaciones de activis fijos por maquiladoras con particip.6 1. En este sentido.0 Total 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 15.172. maquinaria y equipo han recibido. mención especial requiere la industria del automóvil. extranjera 894.696.2 -116.5 2. que dan empleo a cerca de un millón y medio de personas.9 3. General Motors. Volkswagen.

donde la apertura y la liberalización del mercado han acelerado las fusiones y adquisiciones. que frecuentemente han penetrado vía fusiones o adquisiciones65. perteneciente al Grupo Carso. claves. entre los catorce principales fabricantes en el mundo. porcentaje similar al promedio del anotado en los ejercicios anteriores. la adquisición del 37 por ciento de Amheuse-Bus por parte del Grupo Modelo o la venta del 21 por ciento de Cigatam. donde la entrada de IDE toma predominantemente la forma de importaciones de activos fijos realizadas por las firmas participadas por multinacionales extranjeras66. maquinaria y equipo y. en promedio. del total de la IDE encaminada al sector manufacturero en 2005. las inversiones ejecutadas por las EMN han venido tanto de firmas ya establecidas que buscaban ampliar su presencia (caso de Pepsi. con una participación media por encima del 20 por ciento durante el último decenio. en 1999 se promulga una ley en virtud de la cual la participación del capital extranjero podía ser de hasta el 100 por ciento en aquellos bancos con una cuota superior al 6 por ciento del mercado nacional. en la estructura exportadora de Méjico. con una proporción media del 40 por ciento sobre el volumen de IDE captada por el sector terciario. a Phillips Morris Internacional. la tercera parte descendía de tales compras. hacia los que. Aquí pueden citarse la venta de la cigarrera La Moderna a British American Tobacco. porcentaje que diez años antes rondaba el 50 por ciento. sobre la base de una relación contractual merced a la cual a éstas últimas se les concede un préstamo sin cargas que les transfiere el uso del activo para el desarrollo de sus actividades. A la intermediación financiera hay que añadir el comercio y reparación. fundamentalmente el de productos metálicos. bebidas y tabaco. En 1966 se inicia la promoción de las plantas maquiladoras con el Programa de Industrialización de la Frontera Norte. Coca-Cola o Nestlé). y correo y telecomunicaciones. En este contexto. dentro de éste. se ha canalizado un 44 por ciento del total de la IDE recibida en el país de 1994 a 2005. contribuyendo así al objetivo fijado por el gobierno mejicano de cimentar el crecimiento de la economía en la mejora del sector exterior. sino como importaciones temporales. La magnitud de esta modalidad de inversión obedece. 65 66 67 65 . entre otras causas. Méjico ostenta la proporción más alta sobre el total de la producción. Fijando el interés finalmente en el ámbito de los servicios. La relevancia adquirida por los servicios financieros encontraría justificación en la aguda recesión padecida por el sistema bancario tras la crisis de 1994. Estas inversiones consisten en la aportación de activos fijos por parte de la matriz foránea a las filiales o empresas participadas. a las políticas aplicadas por el gobierno con el propósito de estimular el crecimiento y la consolidación de algunos sectores productivos67. parte importante de la economía mejicana. En estas actividades. de ahí que la necesidad de aumentar los recursos propios haya llevado a la búsqueda de capital foráneo (Dussel. Otro de los destinos significados de la IDE captada por el conjunto de manufacturas ha sido la rama de alimentos. un 76 por ciento en 2003. de forma que este tipo de operaciones no se recogen como inversión en la contabilidad nacional. el de automóviles y material eléctrico y electrónico. al que le suceden diversas políticas de liberalización y relajación de las normas que regulaban este tipo de inversión. 64 De acuerdo con los datos de la Asociación Mejicana de la Industria Automotriz. Así. pero no su propiedad. Tampoco puede dejarse de destacar la industria maquiladora. como se ha insistido. que precisó la aportación de fondos públicos.El papel de la inversión directa extranjera esencialmente al de Estados Unidos64. cuyo creciente atractivo como destinatario de los flujos de IDE está asociado a la ola de privatizaciones acaecida en la década de 1990. como de otras nuevas. 2000). la principal posición corresponde a la intermediación financiera.

fundamentalmente. los recursos llegados del exterior en forma de inversión directa parecen haber buscado. la de maquinaria mecánica y material eléctrico y electrónico.11). a través de crecientes exportaciones. al que algo más tarde se le quiso conferir credibilidad mediante el establecimiento de un sistema de tipo de cambio fijo. El ritmo de crecimiento mantenido durante buena parte de los años noventa. energía eléctrica y servicios financieros. el estallido de la crisis de la deuda desalentó la entrada de IDE. un hecho. que recibió un impulso coyuntural con la contracción de la demanda interna registrada a finales de los años noventa. así como un desajuste estructural financiero y fiscal del sector público (Baer. Por otra parte. ligado a las reformas reseñadas. este último. así como de consolidación del crecimiento competitivo de China. de recesión interna y externa. Durante la década de 1980. por el contrario. por otra parte. En respuesta a esta situación. como la automovilística (motores de combustión interna u otras partes para vehículos automotores). La inestabilidad económica se vio agravada por la devaluación de la moneda. con una influencia positiva sobre las exportaciones brasileñas de materias primas (soja. debió alentar la inversión exterior que. Esta sucesión de reformas animó la afluencia de IDE. se vieron obligadas a modernizarse y a destinar su producción. 68 Asimismo. a mediados del decenio de 1990 se aprobaron enmiendas constitucionales que pusieron fin a la existencia de monopolios públicos. rápidamente ha ido asentándose en industrias más intensivas en tecnología. El dinamismo de la IDE recibida por Brasil durante la segunda mitad del decenio de 1990 se ha aminorado en los primeros años del vigente siglo (gráfico 2. comprometiéndose a adoptar determinadas normas de liberalización del comercio exterior68. petróleo y gas. La evolución del PIB parece haber guiado también la trayectoria de las entradas de capital extranjero en la economía brasileña (gráfico 2. país. las potencialidades derivadas de su extenso mercado. A ello se unió la mejora de la competitividad de las EMN ya establecidas en el territorio brasileño que. introduciéndose así la competencia en sectores como el de telecomunicaciones. tres años antes. Brasil había suscrito el tratado constitutivo de MERCOSUR. desencadenándose un importante proceso de inflación. en 1994 se puso en marcha un plan de estabilización (Plan Real). 69 66 . y como acaba de indicarse. no sólo al abastecimiento del mercado interno. y en 1995 ingresó en la OMC. junto a las ventajas de localización propiciadas por su abundante dotación de mano de obra y recursos naturales.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española xBrasilxxii En Brasil. que alcanzó niveles mínimos. hierro y acero). ante la presión ejercida por las importaciones tras la apertura comercial. Por lo demás. se ha ralentizado en los últimos años. sino también al externo. en los que también se ha debilitado el incremento del PIB. 1993). El suave repunte observado en 2004 está vinculado a la fusión de la compañía brasileña AmBev con la belga Interbrew. favorecida además por la reducción de las barreras que venían obstaculizándola. aun en mayor medida que en Méjico. aunque la nueva estrategia exportadora seguida por las EMN inicialmente se basó en actividades manufactureras de bajo contenido tecnológico.11)69. grandes productoras mundiales de cerveza. amén de la situación de los países emisores.

aunque en el caso de la economía brasileña es el grupo de socios comunitarios el que cuenta con una presencia más destacada (alrededor del 45 por ciento del ingreso total de IDE). en cualquier caso. dentro de la UE-15. si bien están comenzando a llegar significativas corrientes de capital desde las economías emergentes70. Detrás de este incremento en la importancia relativa de Holanda se encuentra el favorable tratamiento fiscal del que pueden disfrutar las EMN que opten por implantarse en este país.11. 1986-2005 35 30 25 IDE (M. en el curso de los dos últimos lustros. siguen en importancia España y Francia.por la mexicana Telmex. llegando a ser sobrepasada por la de Holanda71. 70 Sirva como ejemplo la adquisición. Incluye Bahamas. Al igual que en Méjico. la participación norteamericana ha descendido (del 24 al 18 por ciento entre 1996 y 2004). Gibraltar. sin que deba olvidarse. Liechtenstein.El papel de la inversión directa extranjera Gráfico 2. de prácticamente el 20 por ciento del capital social de la empresa brasileña de telecomunicaciones Embratel -porcentaje hasta ese momento en manos de la operadora estadounidense MCI. Luxemburgo. a quien. lo que le convierte en un lugar idóneo para la constitución de plataformas inversoras. millones de $) 20 2 15 0 10 5 0 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 -2 -4 -6 10 8 6 PIB (crecimeinto en%) 4 Flujos IDE Tasa de crecimiento del PIB Fuente: Elaboración propia con datos del Banco Central de Brasil. de forma similar a lo que acontece en España con las ETVE. Islas Vírgenes Británicas. conviene señalar que las fuentes básicas de IDE en Brasil se ubican en el área de los países desarrollados. Barbados. PIB real y flujos de inversión directa extranjera recibida en Brasil. Bahrein. que estos enclaves vehiculan inversión procedente de los países desarrollados. la parte porcentual correspondiente a los considerados paraísos fiscales72 supera hoy en día a la anotada por la economía estadounidense. pese a que estos dos últimos países comparten con Estados Unidos la pérdida de peso en el global de los flujos de IDE recibidos por Brasil. en 2004. Islas del Canal. 71 72 67 . Asimismo. Estados Unidos y la UE-15 son los principales inversionistas. A este respecto. Islas Caimán. Panamá y Uruguay según los datos disponibles del Banco Central de Brasil. Además.

en los primeros años del vigente decenio.1 52. actividades que se han beneficiado de la creciente demanda china de este tipo de recursos.8 0.7 1.7 18.2 1.7 0.7 1.2 14. los datos publicados por el Banco Central de este país. el foco preferente de atracción del capital extranjero han sido las industrias manufactureras.4 1.3). reflejan la supremacía de los servicios durante la segunda mitad de los años noventa. resultado. en buena medida. El porcentaje restante se concentra en la extracción de petróleo y minerales metálicos.3 3.6 0. 2001-2004 6.6 1.8 6. del proceso de privatizaciones vivido a lo largo de la década (cuadro 2.9 0.2 1.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Cuadro 2. cuya participación relativa se ha alzado hasta el 40 por ciento a costa de la de los servicios.6 4.0 En lo tocante a la distribución sectorial de los flujos de IDE captados por la economía brasileña.6 5.0 1. crudo y gas natural Minerales metálicos Otras Manufacturas Alimentos.4 2.7 1.6 0. gas y agua Comercio y reparación Seguros y planes de pensiones Informática y actividades conexas Transporte y almacenamiento Correo y telecomunicaciones Servicios empresariales Intermediación financiera Otros servicios Total Fuente: Elaboración propia con datos del Banco Central de Brasil.5 0. Distribución sectorial de los flujos de inversión directa extranjera recibida por Brasil. con una cuota media del 80 por ciento. pesca y extractivas Extracción de petróleo.0 1.1 0.8 80.1 19.9 9. que ha caído hasta el 53 por ciento.3 10. Sin embargo.1 0.9 0.6 1. 1996-2004 (porcentajes) Promedio anual 1996-2000 Agricultura.9 6. 68 .3 0.2 2.9 40.4 1.9 100.6 0. bebidas y tabaco Productos minerales no metálicos Industria del papel Metalurgica Industria química Maquinaria y equipo mecánico Vehículos de motro y remolques Máquinas de oficina y equipos informáticos Maquinaria y aparatos eléctricos Material electrónico y equipo de comunicaciones Otras manufacturas Servicios Electricidad.4 18.7 3.4 7.5 2.7 100.8 4.1 4. relativos al periodo 1996-2004.1 20.1 0.7 7.3.4 3.0 2.8 7.7 0.3 13.

especialmente asiáticas. habiendo afianzado además su participación desde mediados del pasado decenio. como Nokia. Motorota o Nokia -en el de comunicaciones.El papel de la inversión directa extranjera El análisis más detenido muestra que. ha conseguido aumentar su presencia en la IDE recibida por Brasil durante los primeros años de este siglo (cuadro 2. con anterioridad a la privatización de las empresas públicas. motores.y Siemens. Dentro de los servicios. A los tres sectores apuntados con mayor peso en la IDE llegada a Brasil les sigue el de material electrónico y equipo de comunicaciones (cuadro 2. en el que Telefónica ostenta el liderazgo. De hecho. 74 75 76 69 . animó la modernización de la industria a través de la innovación y el crecimiento de las exportaciones.acometieron profundos procesos de reestructuración. 1994). donde las compañías foráneas igualmente reaccionaron ante la liberalización del mercado interior aumentando su eficiencia y sus ventas exteriores74. LG Electronics -en el segmento de material electrónico.. lo que ha permitido recortar las cuantiosas importaciones de esta clase de productos. pero muestran una fuerte dependencia tecnológica de las compañías extranjeras. química y vehículos de motor. cinco pertenecen a este sector.3). Portugal Telecom y Bell Canadá. el automovilístico. Gradiente. Al mismo tiempo. la demanda de servicios de telecomunicaciones ha atraído a grandes fabricantes de equipos. que gradualmente ha ido apoyándose en producciones de mayor valor añadido y requerimientos de mano de obra más cualificada. En las actividades de telecomunicaciones. al mismo tiempo. Semp-Toshiba. al revés de lo ocurrido en la generalidad del sector. actividad que. que incentivaron la instalación de empresas ensambladoras (Thorstensen et al. Relevantes firmas nacionales en el sector de material electrónico como Philco. France Telecom. El último de los sectores mencionados. Telecom Italia. las principales destinatarias de los flujos de capital son las ramas de alimentos. en la lista de las cincuenta mayores compañías extranjeras en Brasil. Samsung. CCE e Itautec continúan subsistiendo. que se encauzaron de forma predominante hacia América Latina y China73. las multinacionales General Motors. Entre ellas. y el acrecentamiento de la rivalidad en el mercado interior ha puesto en cuestión la supervivencia de algunos fabricantes nacionales75. Siemens o Alcatel. Todo ello trajo consigo la especialización de las empresas del sector en distintas gamas de productos y su diferenciación respecto a los contrincantes externos.3). Ford y Fiat. Ericsson. ha propiciado la implantación en el país de las firmas internacionales que hoy en día dominan el mercado76. la enérgica expansión de las EMN. Empresas como Phillips. Telefónica. Volkswagen. La intensa competencia ocasionada por la ampliación del número de firmas mejoró la calidad y el precio de los productos. sobresalen correo y telecomunicaciones. El cambio de orientación en las estrategias seguidas por las empresas ha posibilitado el aumento de la competitividad de la economía brasileña. A la par. repuestos y neumáticos. por la magnitud de sus exportaciones de vehículos. el establecimiento de un marco competitivo adecuado. ha venido despertado el interés de los inversores foráneos merced al potencial del mercado brasileño y las propicias condiciones arancelarias derivadas de la creación de MERCOSUR. 73 En este campo cabe resaltar. Pero. en la esfera de las manufacturas.

De esta forma. la entrada de IDE en los cuatro países del Grupo Visegrád -principales receptores del total de recursos exteriores dirigidos a los PECOs. en la actualidad supera el 5 por ciento. Checa Fuente: Elaboración propia con datos de UNCTAD (2007). un episodio de creación de inversión similar al que habían vivido España y Portugal en la segunda mitad de la década de 1980. Flujos de inversión directa recibida en los países centropeuropeos. 2000). considerando el conjunto del periodo comprendido entre 1990 y 2006. pues mientras que en los primeros años noventa no alcanzaba el 1 por ciento. correspondiéndole a Polonia más de la tercera parte de este porcentaje.3. 78 70 . Aunque en un principio el grueso de estos flujos fue captado por Polonia y. Polonia aparece. entre Hungría y la República Checa. 1990-2006 (miles de millones de dólares) 32 24 16 8 0 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 Hungría Polonia Eslovaquia Rep. Finlandia y Austria (Fernández-Otheo. entre 1991 y 200277. mucho antes de su incorporación efectiva en 2004. acaparando una media del 38 por ciento de la IDE llegada a los mismos. con un promedio del 10 por ciento. a partes iguales. Una aproximación algo más precisa al efecto de la integración en la afluencia de capital hacia las economías centroeuropeas la ofrece el cálculo de su participación en el stock total de IDE recibida por el conjunto de los socios europeos78. en tanto que la mitad restante se reparte. Incluyendo en el mismo los quince Estados miembros anteriores a la quinta ampliación y el Grupo Visegrád. como el más privilegiado por el capital extranjero. gradualmente ha ido disminuyendo la importancia relativa de este último país en favor de la anotada por Polonia y la República Checa.3.12). Hungría. la trayectoria de esta ratio ha sido claramente ascendente. merced a los acuerdos preferenciales concertados entre la Unión Europea y cada uno de los PECOs. buena parte de los ajustes productivos y comerciales que puede suponer la culminación de un proceso de supresión de restricciones al comercio y los movimientos de capital emprendido a principios de la década de los años noventa. y al que más tarde experimentarían Suecia.Los países del Grupo de Visegrádxxii La expectativas suscitadas por el proceso de ampliación de la Unión Europea hacia los países del Centro y el Este de Europa (PECOs) desencadenaron. siendo ya estos países miembros de pleno derecho de la Unión Europea. Así.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española x2.12.se multiplicó por cinco (gráfico 2. Prueba de ello es que. 77 A lo largo de esta etapa se han anticipado. Gráfico 2. tendencia que ha mantenido en los años más recientes. entre los países Visegrád. máxime. En el extremo opuesto se sitúa Eslovaquia.

férrea competencia japonesa. Jabil. televisión. En cualquier caso. Phillips. el impacto favorable de la proximidad al Centro de Europa. la limitada información que ha podido reunirse -relativa al acervo de capital extranjero acumulado entre 1997 y 2000. Solectron. como la elevada cualificación de la mano de obra en la capacidad de atracción de inversiones de estos países.El papel de la inversión directa extranjera El análisis de los determinantes de la IDE en los PECOs ha sido abordado por la literatura económica en numerosas ocasiones. rasgo que se extiende a Polonia. no resulta tan patente. las principales compañías productoras de equipos originales están instaladas en la región (Dell. las primeras EMN en trasladar centros de producción al Centro y Este de Europa. en el modelo estimado para la UE-25 por Andreff y Andreff (2004) con objeto de identificar los factores explicativos de la IDE en el corto plazo. De forma similar. como en Eslovaquia. Nokia. y el conjunto de las intermedias en la checa. la rama de vehículos de motor en la economía húngara. una baja presión fiscal y la condición de PECO animan a los inversores foráneos. 2004). 71 . así como los bajos tipos de interés a largo plazo (signo de estabilidad macroeconómica y bajo coste del capital) alientan la entrada de flujos de inversión. donde. aparecen el tamaño del mercado. sólo Hungría ha conseguido especializarse respecto al agregado de la UE-1579.revela que alrededor de la mitad de la misma ha tenido como destino la industria manufacturera. donde se incluye el ensamblaje de ordenadores. Sony. además de en receptores de radio. 79 Véase el Apéndice 1. tal y como se puso de manifiesto en el capítulo precedente. el nivel de renta por habitante y la calidad de las instituciones. Asimismo.parece evidente el positivo papel que han desempeñado. Siemens. como elementos clave en la captación de IDE a largo plazo. la IDE ha primado en menor medida a las industrias más intensivas en tecnología Sin abandonar el ámbito de las industrias avanzadas. Tanto en Hungría como en la República Checa merece resaltarse el stock acumulado en el grupo de actividades avanzadas. fueron Phillips. lo que sin duda se encuentra detrás del formidable salto dado por estos países como oferentes mundiales de productos informáticos y electrónicos. Sanmina. en sentido contrario actúan tasas de inflación y desempleo elevadas. donde la presencia de inversores extranjeros era prácticamente nula a la altura de 1997. por entonces. En este segmento de industrias. Con arreglo a los estudios disponibles -de los cuales puede encontrarse una buena síntesis en el trabajo de Andreff y Andreff (2004). se han visto privilegiadas por la penetración de capital extranjero. tanto los bajos costes salariales. evaluado a través de la aplicación de modelos de gravedad. En equipo de telecomunicaciones. Atendiendo ahora a la distribución por sectores de la IDE recibida en los países Visegrád. Sin embargo. Siguiendo a estos mismos autores. Elcoteq y PCSM (Radosevic. aproximada a través del peso del stock de IDE sobre el PIB. las exportaciones están centradas en máquinas de oficina y equipos informáticos. al igual que un buen número de los fabricantes internacionales subcontratados: Flextronic. aunque estos cuatro países poseen una producción bastante diversificada. Matshushita y Samsung). Zollner. se demuestra que los déficit presupuestarios. Por su parte. Motorola. periféricos y accesorios. en un intento de hacer frente a la.2. sonido y vídeo. Celestica.

2 por ciento del total de graduados). Un proceso de deslocalización que se ha dejado sentir en los Estados miembros de la UE-15. un 23. se ha apoyado en una alta dotación de matemáticos (Irlanda cuenta con la mayor proporción de matemáticos de toda Europa. (2006). como se indicó en el capítulo 1. en este país.13 muestra. a su vez. están más expuestos a la competencia de los nuevos socios. se han establecido complementariedades muy fuertes entre las estrategias de las EMN. el mayor alcance que. el gráfico 2. El análisis general de los determinantes de la IDE en la Europa integrada al que se ha hecho alusión anteriormente no permite explicar por qué las EMN informáticas y electrónicas se han ubicado en Hungría y la República Checa en mayor medida que en el resto de los PECOs. en términos de empleo. se ha destruido un 10 por ciento de la ocupación82. la propicia combinación de factores económicos. los cuales. 2004). ha tenido este proceso en la agrupación de manufacturas avanzadas. No obstante. han fomentado la oferta de grandes incentivos a la IDE. Alcatel y Ericsson. Gráfico 2. 2000-2005 (Porcentaje de empleo destruido sobre el existente en el año 2000) 12 Nacionales 10 8 6 4 2 0 Total manufacturadas Avanzadas Intermedias Tradicionales Fuente: Álvarez. 82 72 . Fernández-Otheo. las empresas locales y la capacidad administrativa de los Estados. para el caso español.13. Según Radosevic (2004). hasta el punto que. institucionales y políticos que presentan estos dos países los convierte en “círculos virtuosos” frente a los demás. pero también. Vega y Myro (2007). seguidas por la coreana Samsung80. en las economías húngara y checa. entre otras cosas. como España. durante el primer quinquenio del vigente siglo. Labrador y Myro (2007) y Fernández-Otheo y Myro (2007). Extranjeras 80 81 La multinacional Phillips logró establecer una red de diecisiete empresas filiales en Hungría. Una cuestión que es explorada con detenimiento en los trabajos de Myro et al. la pérdida de empleos sufrida en fabricación de equipos ha sido compensada por la ganancia registrada en microprocesadores y otros componentes sofisticados que. Al parecer. en algunos de los más especializados en actividades de alto contenido tecnológico como Irlanda81. A modo de ilustración. Deslocalización de empresas en España.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Siemens. especialmente en aquellos que. además de colaborar con las multinacionales en la creación de parques y polígonos industriales (Radosevic.

han adquirido marcas locales como Skoda y Dacia (Sachwald. y otra de Microsoft Xbox. como señalan estos dos autores. es que los 83 No en vano. algunas marcas como Renault han reducido la intensidad de capital de sus plantas (Sachwald.. la experiencia pasada ha coadyuvado en la atracción de las EMN. lo que no forzosamente revela una tendencia de éstas a ser más eficientes que las primeras per se. en la industria del automóvil. En comparación con las firmas locales. en el marco del COMECON. Cuando se condiciona la productividad por los factores que pueden determinarla. aun cuando muchos autores traten de obviarla por diferentes procedimientos econométricos. se oscurece la mayor propensión a la eficiencia de la firma extranjera. pequeños y de baja cilindrada. 2004b). así como en el Este de Alemania (Volkswagen. la economía húngara también se haya visto afectada por la emigración de algunas plantas hacia China (por ejemplo. la evidencia empírica no ha identificado claros efectos de la IDE en el crecimiento agregado de las economías (Navaretti y Venables. El tipo de coches producidos. 2003). pueden verse los trabajos de Griffith y Simpson (2003) y Criscuolo y Martín (2003) para Reino Unido. General Motors. una objeción común que puede hacerse a las diversas estimaciones. la restricción a la entrada de IDE fue la política seguida por muchos países en los decenios de 1960 y 1970. En cualquier caso. Ante la dificultad de lograr resultados nítidos en el plano agregado. Así. como ya se apuntaba en el capítulo 1. Al respecto. asociado a ella. 2004b). provechosas experiencias empresariales en el sector electrónico. Todo ello no ha impedido que. que pagan salarios más altos. las EMN han abierto un elevado número de plantas en los PECOs (Volkswagen en Polonia y Eslovaquia. y FernándezOtheo (2007b) para España. asunto que preocupa a muchos autores85.Efectos de la inversión directa extranjera en las exportaciones de las áreas emergentesxxiixxii Hasta el momento.4. y aun en el de 1980.El papel de la inversión directa extranjera Pero. Toyota en la República Checa y Polonia). los impactos de carácter positivo se han obtenido con algo más de asiduidad en las economías desarrolladas. como plantean Navaretti y Venables (2005). Con todo. que ha elegido Polonia como lugar de fabricación de su mini-car. 2005)83. además. Sirvan como ejemplos FIAT. las de capital foráneo suelen exhibir superior tamaño. refleja los motivos que han llevado a las multinacionales a implantarse en estos países: bajos costes y creciente demanda interna. General Motors y Ford en Hungría y Polonia. 84 85 73 . porque no es fácil aislar su influencia de la de otras variables y las estimaciones econométricas suelen presentar problemas de endogeneidad. una unidad de discos duros de IBM. Al mismo tiempo. de cara a aprovechar la ventaja de costes. que ha fijado en Rumania la producción del Logan. de las vías mediante las que estimulan la producción o de la dotación del capital humano en el país huésped. Hungría había puesto en práctica. productividad del trabajo y productividad total de los factores (PTF)84. que pronto despertaron el interés de Dell e IBM como firmas adquirentes (Sachwald. Pero. ¿quién tiene interés en aislar exclusivamente el efecto productividad del de otras variables relacionadas? También el superior tamaño de la empresa. Fiat en Polonia. o. los investigadores se han dedicado en mayor medida a evaluar los efectos de índole microeconómica sobre la productividad y la eficiencia de las empresas. También explica el hecho de que sean las compañías alemanas. tal vez. donde el capital extranjero parece interactuar mejor con el local. 2004b). constituye una consecuencia relevante de la presencia del capital extranjero. x2. Por otra parte. probablemente debido a que éstos dependen de la composición de los flujos recibidos (Alfaro. aun sin abandonar esta línea de análisis. las más atraídas por los países analizados. propiedad de Flextronic). o Renault. De igual forma. BMW y Porsche).

Brasil e India han registrado. pese a que se mantienen en una posición mucho más rezagada. ha traído consigo un incremento de su participación en la oferta global de manufacturas hasta situarse. China. en especial las de mayor contenido tecnológico. a la altura de 2005. En efecto. como parece apuntar el gráfico 2. no parecen existir muchas dudas acerca del positivo papel jugado por la IDE en el extraordinario dinamismo de sus exportaciones que. Por su parte. puede decirse que la literatura disponible reconoce varios canales a través de los que la IDE incide en el crecimiento agregado: la inversión interna en activos fijos. se asocie o absorba selectivamente a las firmas locales más capaces. el gigante asiático ha pasado a ocupar el tercer lugar entre los principales demandantes de bienes industriales. Un progreso que se encuentra estrechamente ligado a la entrada de capital extranjero. Asimismo. si bien esto último parece poco probable en economías con un marcado control gubernamental. las del Centro y el Este de Europa. como se mostró en el capítulo precedente.6). han aumentado a un ritmo acelerado durante los dos últimos lustros. La conexión entre la afluencia de IDE a las economías emergentes y las cinco primeras variables mencionadas ha sido abordada en un gran número de ocasiones. dado que cabe esperar que el capital extranjero compre. En consecuencia.3 a 1. como ya se puso de manifiesto en el capítulo anterior. junto a las tradicionales grandes potencias comerciales. como el tercer proveedor mundial. la productividad o la eficiencia. los salarios. situándose cuarta en el grupo de contenido tecnológico medio (Véanse gráficos 1. a la vez. terreno en el mercado de las intermedias y las más intensivas en mano de obra y recursos naturales. igualmente. superado únicamente por Estados Unidos y la UE-15.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española flujos de IDE no son independientes de las variables sobre las que se supone que influyen. si bien los resultados alcanzados distan de ser coincidentes. la cualificación de la mano de obra. Méjico y el Grupo Visegrád se sitúan actualmente entre los principales exportadores de este último tipo de producciones y han ganado. procede examinar ahora hasta qué punto las EMN han sido un elemento clave en el cambio de la posición ocupada por estos países. Sin olvidar esta cautela general. En el caso de China. la productividad del trabajo. 86 En el curso de los últimos diez años China ha conseguido alzarse hasta la primera posición entre los exportadores de manufacturas TIC.14. algunos de los cuales han pasado a asentarse en los primeros lugares en la lista de oferentes de manufacturas. como China. con una cuota del 9 por ciento86. el progreso técnico (a menudo aproximado por la PTF) y las exportaciones. 74 . en el que se recoge la trayectoria anual de las exportaciones totales de bienes y de los flujos de inversión. Menor atención ha recibido en cambio la repercusión de la IDE en el crecimiento de las ventas exteriores de estos países que. la segunda en el total de las avanzadas y tradicionales. restando cuota a los países más desarrollados en las ventas exteriores de las tres agrupaciones industriales analizadas. y. en menor medida. tasas de crecimiento de sus exportaciones manufactureras más elevadas que la media. como se recordará.

sin desplazar iniciativas empresariales locales. millones de $) 50 40 30 20 10 0 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 40 35 30 Exportaciones (crecimeinto en %) 25 20 15 10 5 0 Flujos IDE Tasa de crecimiento exportaciones Fuente: Elaboración propia con datos del National Bureau of Statistics of China y Naciones Unidas. de lo que cabe deducir que otro de los efectos derivados de la entrada de inversores foráneos ha sido el de impeler el desarrollo de producciones con superiores requerimientos tecnológicos en este país. en particular las encuadradas en las TIC. muebles. aun cuando su importancia relativa haya crecido a un ritmo más pausado que el anotado por las procedentes de las economías desarrolladas. mientras que al comienzo de los años noventa esta ratio se encontraba por debajo del 20 por ciento. En lo que concierne a Méjico. Flujos de inversión directa extranjera recibida y crecimiento de las exportaciones en China.El papel de la inversión directa extranjera Gráfico 2. focalizando su producción. el vínculo entre el capital extranjero y las exportaciones es menos visible en el plano agregado. aquí se encuentra la razón explicativa de la adversa evolución de la oferta exterior mejicana durante los años de desaceleración económica vividos con el cambio de siglo (gráfico 2. Lemoine (2000) sugiere que casi todo el incremento de las exportaciones chinas durante el decenio de 1990 puede ser atribuido a las foreign-invested enterprises. su punto de destino prioritario. La mayoría de estas empresas tienen su sede en Europa o en Estados Unidos y son intensivas en exportación. Así. juguetes y material electrónico. La relación entre estas dos variables se pone más claramente de manifiesto si se observa la evolución del peso de las filiales de las EMN ubicadas en China sobre el total de las ventas al exterior. no podría explicarse sin el relevante concurso de las EMN.14. en la actualidad se acerca al 60 por ciento. en parte debido a la alta vulnerabilidad de éstas a los ciclos por los que atraviesa la economía estadounidense. cifra de la que una proporción apreciable (alrededor de la cuarta parte) corresponde a las multinacionales originarias del mundo en desarrollo. básicamente. Comtrade. hacia actividades en las que China no revela la existencia de ventajas comparativas naturales. A este respecto. 1995-2005 80 70 60 IDE (M. Por otro lado. en los sectores del calzado. este autor señala que los recursos en materia de IDE llegados de Europa y América del Norte se dirigen.15). 75 . parece evidente que el formidable ascenso de China como oferente mundial de manufacturas avanzadas. En definitiva. Precisamente. de forma preferente.

Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española En cambio. los cambios que se vienen registrando en los años más recientes. están concentradas en el gran sector exportador. Esta participación de las multinacionales extranjeras es particularmente elevada en la rama de vehículos de motor. 76 . sino también en la calidad de las exportaciones. especialmente a través de las firmas japonesas. posteriormente. incrementando el uso de mano de obra cualificada. se distingue sin dificultad el favorable impacto de la IDE en las ventas exteriores mejicanas. sobre todo si se tiene en cuenta que las empresas maquiladoras. Comtrade. Carrillo y Mortimore. no sólo en el volumen. estas empresas presentaban una organización simple. dedicándose. fomentando la transferencia de tecnología y generando spillovers de toda índole en la economía nacional. en el plano sectorial. En este mismo sentido. parecen encontrarse estrechamente asociados al contenido tecnológico de las empresas maquiladoras. También en Brasil es claramente visible la conexión entre el ingreso de IDE y las exportaciones totales (gráfico 2. Gráfico 2. con la incorporación de tecnologías más avanzadas. 1995-2005 30 25 25 PIB (crecimeinto en%) IDE (M. que afianzará una transformación paulatina de su base industrial. 2000) sostienen que se está inaugurando una nueva etapa para las empresas maquiladoras. habiendo adquirido además un peso nada desdeñable en la de equipo de telecomunicaciones.16). En la década de los ochenta. este nuevo modelo de maquilas puede ejercer una mayor influencia sobre el desarrollo económico. a tareas de ensamblaje. A diferencia de las antiguas maquiladoras. hacia la puesta en funcionamiento de operaciones de I+D. Diversos investigadores (Curry y Kenney. orientadas a los mercados foráneos. básicamente. 87 Inicialmente. 1996. meros enclaves exportadores sin conexión con el tejido industrial del país87.15. Gereffi (1999) estima que este proceso guiará a Méjico hacia una integración más ventajosa en la economía global. maquinaria y equipo. 1997 y Contreras. la IDE comienza a encaminarse hacia las manufacturas avanzadas y. el de productos metálicos. Flujos de inversión directa extranjera recibida y crecimiento de las exportaciones en Méjico. millones de $) 20 15 10 10 5 0 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 5 0 -5 -10 20 15 35 30 Flujos IDE Tasa de crecimiento exportaciones Fuente: Elaboración propia con datos de Inversión Extranjera de Méjico y Naciones Unidas. En realidad. Una percepción que aparece confirmada por el hecho de que las EMN sean responsables de más del 40 por ciento del total de envíos al resto del mundo.

Flujos de inversión directa extranjera recibida y crecimiento de las exportaciones en Brasil. la producción alcanzada en el conjunto de manufacturas avanzadas en Hungría. existe una clara relación positiva entre el cambio acaecido en la estructura exportadora de estos países a favor de las industrias avanzadas y de material de transporte y la penetración de capital extranjero (gráfico 2. -4 -2 0 4 6 8 77 . las bases previas para estas actividades eran muy exiguas. la de España.17) Gráfico 2. Gráfico 2.2108 R2=0. De hecho. millones de $) 20 15 10 0 5 0 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 -5 -10 35 30 25 20 15 10 5 Exportaciones (crecimeinto en %) Flujos IDE Tasa de crecimiento exportaciones Fuente: Elaboración propia con datos de Inversión Banco Central de Brasil y Naciones Unidas. al igual que sucede con las exportaciones de esta clase de bienes.4398x . si se exceptúa el caso de Hungría. Como manifiesta Radosevic (2004). Así pues. Exportaciones y stock de inversión directa extranjera recibida en los países centroeuropeos (cambio en el peso de cada sector entre 1997 y 2000.16. las producciones con mayor contenido tecnológico están indiscutiblemente asentadas en las firmas de capital foráneo. En la actualidad. bebidas y tabaco Textil y confección Papel Química Metalurgia y productos metálicos Productos minerales no metálicos 2 IDE Fuente: Elaboración propia con datos de los Bancos Nacionales. en porcentaje) 16 12 y=1. Comtrade. desde luego.337 Material de transporte Manufac. máxime en el ámbito de la informática y electrónica. Avanzadas Exportaciones 8 4 0 -4 -8 Maquinaría y equipo mecánico Alimentos. así como de informática y electrónica. Polonia y la República Checa sobrepasa la de Méjico y. 1995-2005 35 30 25 IDE (M. sin embargo. ya se ha puesto de relieve el protagonismo de la IDE en la construcción de una industria de vehículos de motor. en lo que atañe a las economías centroeuropeas consideradas.El papel de la inversión directa extranjera Por último.17.1.

.Consideraciones finalesxxxxiiii A lo largo de este capítulo se ha examinado la evolución de la IDE en el plano mundial. Brasil. el impacto sobre la localización internacional de la industria de este cambio de dirección en las inversiones de las EMN hacia el mundo en desarrollo se ha visto reforzado por el cierre de plantas e instalaciones en el seno de los países desarrollados. Con esta selección de países. las manufacturas han sido el foco de atracción preferente del capital extranjero. la liberalización financiera y las ayudas y estímulos de diversa índole ofrecidos por los gobiernos. y aunque su destino prioritario siguen siendo los países desarrollados. vehículos de motor. cuyas repercusiones sobre España son precisamente el objeto del siguiente capítulo de este libro. maquinaria y equipo mecánico. Méjico. que ha impulsado un progresivo aumento de su participación en las corrientes de comercio internacional. Dentro de las manufacturas.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española x2. Hungría. La primera conclusión que cabe extraer del análisis llevado a cabo es que la IDE ha crecido de forma sustancial desde 1985. aprovechando la apertura del mercado nacional. justamente los que han despuntado por el adelanto de su posición como proveedores mundiales de productos industriales y la alteración en la composición de sus ventas exteriores a favor de las de superior contenido tecnológico. particularmente durante la segunda mitad del decenio de 1990. particularmente las de alto y medio contenido tecnológico. han buscado sacar rendimiento de sus recursos naturales. donde se acumula ya algo más de la cuarta parte del stock mundial. se ha pretendido realizar una primera aproximación a la medida en la que el cambio de orientación en sus patrones de producción y exportaciones. un proceso conocido como de deslocalización. Pero más allá de esta significativa coincidencia. vehículos de motor. maquinaria eléctrica y electrónica y máquinas de oficina aparecen como las principales destinatarias. En los países en desarrollo. poniendo especial énfasis en la posición como receptoras de las economías emergentes distinguidas en el capítulo 1 por el veloz ritmo de ascenso de sus exportaciones manufactureras. En lo que va de siglo. Polonia y la República Checa. las ramas de química. Entre los países más beneficiados por la IDE figuran los anteriormente citados: China. el análisis de la repercusión de la implantación de estas firmas en las exportaciones de los países emergentes considerados. Méjico. del total de los flujos y de los stock acumulados. así como su distribución por áreas. países y sectores. La simultaneidad de estos dos hechos ya sugiere que es posible alguna conexión entre ambos. gradualmente se ha ido dirigiendo hacia las zonas menos adelantadas. el repaso sistemático de la trayectoria de la IDE en cada uno de los países citados ha puesto de manifiesto cómo relevantes EMN de la industria química. Brasil.5. Por otro lado. si bien los procesos de privatización y liberalización de sus actividades de servicios han contribuido a incrementar la importancia de este sector como receptor de IDE. arroja bastante luz acerca del importante papel jugado por el capital extranjero en el rápido aumento de la participación de éstos países en la oferta mundial de bienes. en el curso de la última década: China. También las industrias de productos minerales no metálicos. que de otra forma 78 . entre otros objetivos. metalurgia y alimentos han captado el interés de los inversores foráneos que. máquinas de oficina y material electrónico han ido estableciéndose paulatinamente en sus territorios desde comienzos de los años noventa. India y los países del Grupo de Visegrád. guarda relación con la creciente afluencia de capital extranjero.

particularmente en lo que se refiere a las manufacturas intermedias y avanzadas y. dentro de ellas. que también se está inclinando hacia los países en desarrollo de rápido crecimiento. un síntoma claro de la pérdida de relevancia de los mercados nacionales que conlleva la globalización en el momento actual. que dominan la innovación en las manufacturas avanzadas. adquiridas de forma muy rápida por medio de las EMN. Por otra parte. material electrónico y máquinas de oficina. con la finalidad. e incluso se intensificarán. Todo parece indicar que las tendencias descritas de relocalización de las actividades de las EMN se mantendrán en los próximos años. la industria química. la elevada especialización inter-sectorial de las actividades desarrolladas por las EMN en estas economías. Como se apuntó en el capítulo precedente. en las manufacturas de mayor intensidad tecnológica. y que en ocasiones parece influenciar sus decisiones de deslocalización. como España. así como de promoción de nuevas inversiones extranjeras. con firmes ventajas comparativas en actividades tradicionales y ventajas crecientes. de fortalecer su capacidad competitiva a escala mundial.El papel de la inversión directa extranjera sería difícil de entender. vehículos de motor. Así pues. Es obvio que tales países están obligados a multiplicar sus esfuerzos de cara a afrontar el desafío competitivo del mundo en desarrollo. y las industriales emergentes. la situación más delicada es la de los países desarrollados especializados en producciones de carácter tradicional. hace complicado encontrar en ellas la relación tradicional esperada entre especialización productiva y ventajas comparativas reveladas. con políticas sectoriales más activas. debe impulsar procesos educativos eficientes y sólidos. en la medida en que se acelere el proceso de reubicación a nivel internacional de las actividades de I+D. entre otras. 79 . atrapados entre las economías tecnológicamente más adelantadas. más que inducir políticas de atracción de mano de obra cualificada. La escasez y carestía del capital humano con que se topan las empresas foráneas. mayor esfuerzo en I+D y un gasto más elevado en educación. los países desarrollados se enfrentan a un reto de envergadura. al que han de reaccionar poniendo en marcha planes de mejora de la competitividad de sus economías.

.

xxxixCapítulo 3x

La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España
81

Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española

x3.1.- Introducciónxxxxiiii El cambio en la localización internacional de las actividades industriales examinado en el primero de los capítulos de esta obra ha sido la consecuencia de una mayor globalización económica, es decir, de una creciente apertura a la competencia externa e interna en los mercados nacionales, de la rápida expansión de grandes economías con importantes ventajas para la localización industrial y de las posibilidades de fragmentación de la producción que ofrecen las nuevas tecnologías de la información. Estos tres factores han llevado a las principales EMN a encaminar sus inversiones hacia las economías industriales emergentes, como se ha expuesto en el capítulo 2, y con frecuencia también las ha inducido a clausurar las actividades que venían realizando en los países más desarrollados, un fenómeno que ha sido denominado como “deslocalización de empresas”. Sin embargo, el término vago, pero expresivo, de deslocalización, entraña un proceso de mayor amplitud, que merma el tejido productivo destinado a determinadas actividades y que encuentra su causa, no sólo en desplazamientos de la producción de las empresas a otros países, sino también en la orientación de las demandas de consumidores y fabricantes hacia suministradores más eficientes ubicados en otros países, haciéndose factible y ventajoso en el actual escenario más abierto y mejor conectado de relaciones internacionales. Fruto de este proceso, la economía nacional pierde mercado en ciertas actividades y tareas que pasan a ser efectuadas en otros lugares, con la consiguiente reducción en el empleo anteriormente dedicado a ellas. No es necesario, por tanto, que tenga lugar un traslado directo de la actividad productiva al exterior por parte de algunas firmas para que eso ocurra. Basta con que la exposición a la competencia internacional conduzca a una nueva especialización, que suponga el abandono y cierre de determinadas tareas y actividades. En definitiva, las actividades productivas pueden moverse internacionalmente sin que lo hagan las empresas. Así pues, aunque la deslocalización pueda contemplarse desde un plano empresarial que, por otra parte, no se agota en el proceso a través del que las empresas traspasan sus actividades a otros países -el que más alarma social suscita-, sin duda ha de considerarse también desde la perspectiva de una actividad productiva concreta, cuando se comprime el tejido productivo designado a ella. De igual forma, y como recientemente han puesto de manifiesto diversos autores, es posible observarla desde un tercer punto de vista, el de aquellas tareas laborales que dejan de realizarse porque surge la oportunidad de hacerlo en otros territorios y a menor coste. A tenor de lo expuesto, en este capítulo se estudia la deslocalización industrial en España, valorando su importancia y efectos, en primer lugar, desde una perspectiva de actividades, tomando como base la información suministrada por el INE (Contabilidad Nacional y Contabilidad Regional de España); y, posteriormente, desde una vertiente de empresas, aunque haciendo referencia únicamente a aquellas que siguen estrategias de clausura de líneas de producción y establecimientos, a fin de conducir las producciones obtenidas en ellos a otros países. Esta faceta es la que tiene una repercusión directa más negativa sobre el empleo a corto plazo, como se verá más adelante. La aproximación a la misma ha sido posible merced a la elaboración previa de una extensa base de datos, que cabe calificar de prácticamente completa en lo que atañe a las medianas y grandes empresas, involucradas en mucha mayor media en este tipo de estrategias.
82

La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España

Pero, antes de entrar en este análisis, conviene definir con más precisión qué se entiende por deslocalización, distinguiendo sus diferentes modalidades y valuando sus efectos potenciales para el mundo desarrollado conforme a la literatura más sobresaliente sobre el tema. x3.2.- Deslocalización: concepto, formas y efectosxxxxiiii x3.2.1.- Concepto y formasxxii Como se acaba de apuntar, la deslocalización no es un fenómeno fácil de delimitar y aprehender, porque posee diversas facetas. Si, en una acepción extensa, se concibe como un proceso por el cual las actividades productivas -y no sólo las empresas- se van concentrando en los países que gozan de mayores ventajas comparativas para explotarlas, retirándose de aquellos otros que no disfrutan de ellas, se trata de un fenómeno consustancial con la irrupción en el panorama mundial de nuevas potencias industriales de gran dimensión, la propagación del desarrollo hacia zonas hasta hace escasas fechas marginadas de la estela del crecimiento económico y la integración internacional de los mercados nacionales, o globalización económica. Su incidencia es radical en las producciones intensivas en mano de obra, en las que los países emergentes poseen claras ventajas de salarios para acometer su desarrollo. Es decir, afecta muy directamente a las actividades textiles, de confección y de calzado, aunque también a las fases más estandarizadas de las producciones de equipo de transporte y material electrónico, entre otras. Es un fenómeno, pues, difícil de separar del más general de la globalización, generador de un cambio en las estructuras productivas. De ahí que Baldwin y Robert-Nicoud (2000) lo definan como “pérdida de los empleos manufactureros de un país a favor de un competidor comercial”. No obstante, pese a su amplitud, este marco conceptual se revela insuficiente, habida cuenta que las nuevas tecnologías de la información permiten el traslado a economías emergentes, no ya de actividades completas, sino además, y sobre todo, de labores específicas, principalmente en el ámbito de los servicios, y no forzosamente de baja cualificación laboral, también de cualificación media o alta (diagnosis radiológica, contabilidad, asesoría fiscal, tratamiento de datos…); en definitiva, servicios que no requieren una interacción personal y quehaceres laborales que pueden codificarse. Cuando se añade esta perspectiva de las tareas laborales, abundantemente explorada en la literatura más reciente (Levy y Murnane, 2004; Grossman, 2006; Blinder, 2006), el impacto potencial de la deslocalización sobre las economías desarrolladas parece más alto de lo que hasta hace poco se pensaba, y las medidas de defensa de los puestos de trabajo más complejas de las habitualmente propuestas, dado que la superior preparación de la mano de obra ha dejado de ser, por sí sola, una panacea general. Siguiendo a Blinder (2006), ésta sería una de las secuelas de la tercera revolución industrial, derivada de la emergencia de la sociedad de la información, de incalculable importancia, por cuanto puede entrañar profundos reajustes en los perfiles laborales y en las tareas específicas desenvueltas por la población y, naturalmente, en las actividades obtenidas a través de ellas. En todo caso, como ya se ha señalado, la pérdida de empleos en una actividad productiva, o el cese de determinadas tareas, obedece a que la demanda de individuos y empresas se encamina hacia otros territorios con ofertas más competitivas de bienes, servicios y emplazamientos para la producción. Interesa en este punto detenerse de forma particular en las tácticas de las compañías que subyacen a este proceso, porque pueden contribuir, directa o indirectamente, a la deslocalización de actividades y, desde luego, a la de tareas laborales, si bien como consecuencia de un proceso de afirmación competitiva en el mercado mundial que debería facultarlas para progresar con mayor celeridad.
83

asimismo. Más factible es que patrocinen la deslocalización de otras actividades que cabe considerar periféricas a su eje central de negocio. de provisión externa a la nación y a la empresa. Alternativamente.por otras producciones propias.por producciones de empresas establecidas en otros países.1). Al fin y al cabo. Cuando esto ocurre. 84 . ello no implica que la deslocalización de la actividad haya de tener lugar de forma irremediable: la deslocalización de empresas es compatible con el reforzamiento y la ampliación de la actividad en la que se insertan en el país que abandonan. la deslocalización no es sino una de las estrategias dables. que propicia la deslocalización de la actividad en la que interviene la empresa en cuestión. las empresas pueden amparar la deslocalización de actividades mediante la sustitución de producciones de partes y componentes -de propia manufactura o de abastecedores locales. se registra una evidente merma del tejido productivo. sin que se vislumbre solución de recambio. pueden hacerlo reemplazando producciones propias de partes y componentes en el territorio nacional -o de suministradores domésticos. La razón de tal concurrencia estriba en que las motivaciones que guían a una empresa a la hora de traspasar sus actividades a otros países no tienen validez universal y. la de empresas está estrechamente vinculada.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Entre las diferentes elecciones posibles (resumidas en la figura 3. Figura 3. siendo una de las opciones estratégicas existentes. Se combinan aquí la perspectiva del control de la actividad.1. por consiguiente. y la de la ubicación adecuada. hasta cierto punto determinista -pues está asociada a la modificación en las ventajas comparativas de que dispone un país. tiendan a provocar la deslocalización de la actividad en la que se encuadran. provisión desde fuera del país. que constituirá el punto de atención preferente del análisis del fenómeno en España. es decir. Sin embargo. pero desde dentro de la empresa). es el de las filiales de las EMN extranjeras que se van de un determinado país. pero realizadas en el extranjero ( offshoring insourcing. mientras que la deslocalización de las actividades y de las tareas posee un carácter más ineludible. esto es. supuestamente conducentes a afianzar la competitividad y capacidad de expansión internacional de las empresas involucradas. que induce a efectuarla en el seno de la empresa. En efecto. Estrategias de externalización y deslocalización Localización Nacional Entre empresas (Outsourcing) Fuente de aprovisionamiento Dentro de la empresa (Insourcing) Producción propia en el país de origen Dentro del país Fuente: Bjerring (2006) Producción propia en otros países Entre países Outsourcing doméstico Internacional Outsourcing internacional Offshoring Pero dista de estar claro que estas formas de deslocalización. en un proceso que Bjerring (2006) ha denominado de offshoring outsourcing. con características concretas de éstas. que mueve a desplazarla a otros países. no necesariamente han de ser seguidas por la generalidad de las firmas rivales. Un caso especial.

Así. puede señalarse que..La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España En lo que respecta a las EMN foráneas. al igual que la experiencia internacional del grupo al que pertenece y la estrecha relación entre sus actividades en el país huésped y las de la casa matriz (Benito. Parece ser cierto que efectúan sus ajustes de empleo con más velocidad. Por otra parte. Un interesante y pionero trabajo acerca de la importancia de las características del mercado y de la competencia como condicionantes del outsourcing puede verse en Grossman y Helpman (2002). cuanto más focalizadas estén las producciones de la empresa alrededor del eje tecnológico fundamental del negocio. De manera más general. indirectamente. el outsourcing de actividades periféricas ayuda a rebajar los costes financieros y a optimizar los resultados de la innovación. el tipo de producciones realizadas y la dimensión internacional del grupo. 1997. las decisiones de desinversión dependen de características tales como la estructura de propiedad del capital. 2000). las deslocalizaciones suponen una elección táctica que está supeditada a múltiples factores. no encuentra aval en los estudios empíricos. que las firmas de capital extranjero son más propensas a deslocalizarse. La figura 3. menores las ventajas de instalarlas en lugares geográficamente cercanos e inferior el control requerido para su realización eficiente. la idea común de que las empresas de capital extranjero llevan a cabo mayores ajustes de empleo ante cambios bruscos en las condiciones salariales o de demanda que las de capital nacional. 88 La evidencia empírica internacional disponible parece confirmar. 2000). Algunos de estos autores ponen cierto énfasis en que dichas resoluciones guardan mayor conexión con elementos empresariales que territoriales88. frente a las que son propiedad de residentes y poseen una eficiencia similar. 2003). pero también que lo hacen en una cuantía inferior. Bernard y Sjölm. varía en función de que éstos fueran los fundadores de la empresa o simplemente adquiriesen un paquete mayoritario de acciones (Mata y Portugal. 1997. 2003). debido a que cuentan con mano de obra más cualificada y menos sensible a las perturbaciones. la antigüedad de la implantación en el territorio. menores serán los incentivos para externalizar y deslocalizar89. la antigüedad en el país de la empresa foránea es un elemento que previene contra la clausura de sus actividades. También palía el cierre una elevada proporción de personal cualificado (Mata y Portugal. Así. la probabilidad de que una empresa de capital extranjero mantenga sus actividades. en inferior grado. mientras que el de actividades nucleares mejora el comportamiento innovador de las empresas que buscan competir en costes y. 2000. se muestran más proclives a cerrar sus instalaciones (Bernard y Sjöholm. Mata y Portugal. 2000). Brainard y Riker. y más beneficios se cosechen de su ejecución en entornos espaciales próximos (economías de aglomeración o integración) y con el dominio por parte de la empresa. Sin embargo. Finalmente.2 sintetiza estas diversas opciones. cuanto más numerosas sean las actividades periféricas llevadas a cabo. Por el contrario. 2002). y a que sortean con mayor facilidad la rigidez de los mercados laborales (Barba et al. dado que pueden mover producción de unas filiales a otras. tal y como se destaca en un nutrido número de trabajos (Benito. aun después de la salida de los propietarios no residentes. en mayor medida se inclinará la empresa a externalizarlas a proveedores ubicados en otros países que ofrezcan ventajas de costes. De acuerdo con Salas (2007). 1997). de aquellas que quieren diferenciar el producto (Gilley y Rasheed. 89 85 . Los análisis con que se cuenta en este campo relacionan las estrategias de outsourcing con otros objetivos de la empresa.

máxime en los transcurridos desde comienzos del vigente milenio.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Figura 3.Importancia y efectosxxii La deslocalización. porque. En el fondo. Entre sus distintas manifestaciones. en un mundo tan dinámico y cambiante (Berggren y Bengtsson. en los que resulta más difícil que un subcontratista se provea de los medios de capital necesarios para desarrollar la actividad (Antrás. en el terreno de la telefonía móvil. (2006). también se hace preferible esta opción en los países menos desarrollados.. se discute la aptitud para definir a largo plazo las actividades nucleares.La empresa crea una filial Aglomeración en el extranjero para producir lo que antes produce en el país Deslocaliza pero no externaliza Por otra parte. incluyendo la española90. Determinantes de las estrategias de offshoring Actividades A. no es factible calcular sus resultados con precisión.2. 2003. una de las más aludidas es el ascenso del peso de los inputs importados en el total de consumos intermedios de los diversos sectores de actividad y. si bien ha alcanzado especial relieve a lo largo de los últimos quince años. en sus diferentes modalidades. Un buen ejemplo de ello lo ofrecen las compañías Nokia y Ericsson. no es un fenómeno nuevo.. pues resulta más difícil monitorizar los procesos de subcontratación internacional. Antrás et al. En tanto que la primera recurre en escasa medida al outsourcing y la deslocalización. Todas las economías.. las opciones de outsourcing y deslocalización son arriesgadas.La empresa cierra una fase de la cadena de valor y compra/vende el output a un proveedor/cliente extranjera (externalización y deslocalización) Periféricas B. reflejan este acrecentamiento de las compras exteriores de bienes intermedios. 86 . pueden consultarse González Díaz y Díaz Mora (2006) y Cadarso Vecina et al. distinguiéndolas del resto. de aquellos que provienen de establecimientos pertenecientes al mismo sector pero ubicados en otros países. señalando que cuanto más intensivas en capital y en I+D son las producciones más tiende a prevalecer la segunda de las alternativas. como se ha dicho.2. x3.La empresa desarrolla interna y localmente Bajas Economías de Propiedad Fuente: Salas (2007) Altas Bajas Economías C. en particular.2...La empresa cierra una fase de la cadena de valor y compra/vende el output a un proveedor/cliente nacional Externaliza pero no deslocaliza Nucleares Altas D.. 90 Para el caso español. En cualquier caso. algunos estudios muy recientes indagan en los determinantes de la elección entre las estrategias internacionales de subcontratación (offshoring outsourcing) y las de creación de filiales propias (offshoring insourcing). Además. 2007). la segunda externaliza casi toda su producción manufacturera a grandes suministradores como Flextronic. hecho que ha sido considerado un buen indicador de la fragmentación de los procesos productivos a escala internacional y de la importancia adquirida por el offshoring. 2004).

las importaciones de servicios a empresas. Por último. en la clasificación sectorial utilizada por la OCDE (ISIC-Rev. Éste ha sido el caso de la mayoría de los países que iniciaron su desarrollo disponiendo de ventajas de costes laborales. estos servicios se engloban en las rúbricas de informática y actividades conexas -dentro del ámbito de las TIC.y de servicios a empresas. Levy y Murnane (2003) estiman una transformación radical en las labores realizadas por los norteamericanos durante los últimos treinta años. este deterioro es rápidamente compensado por las ganancias logradas en otras actividades. se ha asistido también a un incremento apreciable de los intercambios internacionales de aquellos servicios que son más deslocalizables. Holanda o Canadá. en una economía que progresa y no está aquejada de males estructurales de importancia. aparentemente menos deslocalizables. representando. amplificándose la magnitud del superávit anotado por la economía británica en esta clase de actividades.. de 1997 a 2004 (Grossman. por otro lado. si bien de pequeña cuantía. Suecia. También Francia registra un superávit. el 60 por ciento de las compras totales estadounidenses a Méjico y Corea del Sur (Grossman.3). Y aun de forma más patente el incremento de los intercambios comerciales entre filiales y casas matrices. Japón y España (Abramovsky et al. pasó del 15 al 25 por ciento entre 1996 y 2006. sólo parangonable al de Estados Unidos. los efectos previsibles de todos estos procesos no difieren de los derivados de la apertura de los mercados a la competencia exterior: poseen idénticas causas y consecuencias. Si. en términos reales. en ese país acaparan tan sólo el 16 por ciento del total de las importaciones de servicios. Con todo. se doblaron entre 1995 y 2003. En general. que la participación del comercio intra-firmas entre Estados Unidos y China en el conjunto de importaciones efectuadas por el primero de estos países al segundo. Panagariya y Srinivasan (2004). las encuestas hechas a empresas de pequeño y mediano tamaño no muestran que las estrategias de offshoring estén extendidas entre ellas. se sitúa por encima del 50 por ciento de las ventas de sus filiales en el exterior. En Reino Unido. 2006). son el fruto de un ajuste más agudo de las actividades y tareas a las ventajas comparativas de los países (por otra parte en permanente mudanza). al contrario que Alemania. conllevan un cambio obligado en la especialización productiva inter e intra-industrial. a este respecto. lo que permitiría creer que hay espacio para un vigoroso crecimiento en el futuro. 2006). o haya saltos relativamente imprevistos en la inserción internacional de las economías (como podría haber ocurrido con la incorporación de los países del Centro y el Este de Europa a la Unión Europea). Baste citar. En Estados Unidos. la proporción del comercio intra-firma en las empresas de Estados Unidos. a corto plazo. lo que lleva a pensar a los analistas que se trata de un fenómeno en gran medida circunscrito a las compañías de gran dimensión. conforme a la desaparición de antiguas ventajas de localización y la consolidación de otras nuevas. aunque igualmente lo hicieron las exportaciones. No obstante. 2004). forzado por la creciente competencia internacional. Sin embargo. la mayor presión competitiva internacional menoscaba el tejido productivo en algunos sectores. El empleo agregado de la economía únicamente puede verse afectado a corto plazo. En realidad. y siempre que la apertura al exterior tenga lugar de forma brusca. que se han hecho menos rutinarias y. por ejemplo. su comerció aumentó un 66 por ciento. por el nivel de competencia en los mercados de productos y de factores y las ganancias de pro87 . de otro lado. es generalmente admitido entre los economistas que la dinámica del empleo a largo plazo está gobernada por los determinantes de la tasa natural de paro.respalda la importancia del offshoring. por ello. el rápido crecimiento experimentado por el número de filiales de las EMN en el mundo en desarrollo -del que se dio cuenta en el capítulo precedente. los que incorporan un mayor número de tareas impersonales y codificables. Como destacan Bhagwaty. En este mismo sentido. es decir.La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España Asimismo. ni que vayan a constituir uno de los pilares de sus trazas para el futuro inmediato. expresadas en términos reales. que fueron perdiendo en el curso de su propio proceso de crecimiento y maduración económica.

2006. que se deduce aun más nítidamente de forma indirecta. Por este mismo hecho. ingeniería. la merma del tejido empresarial y del empleo sí alcanzará cierto relieve en los sectores más perjudicados por la competencia en los mercados mundiales. reclamando políticas que minimicen los costes para la población de la alteración en la estructura productiva. lo hará sólo de manera paulatina.53 por ciento del correspondiente a las categorías más perjudicadas. estas reducciones han obedecido. no sin trabajo. sean o no propiedad de firmas extranjeras. no siempre muestran una incidencia negativa sobre el empleo. por ejemplo. conducirá a un fortalecimiento de las actividades que desarrollan. se registrarán descensos en la ocupación que ejercerán un impacto negativo sobre el empleo agregado. las de superior nivel de cualificación (matemáticos. sobre todo en actividades como análisis de inversiones. Además. En Estados Unidos podría haber sucedido algo similar. habida cuenta que si el offshoring refuerza la aptitud competitiva de las empresas. con lo que no resulta fácil evaluar la influencia atribuible a la deslocalización de actividades.. no obstante. call center y servicios a empresas.. dado que aumenta la proporción del empleo más cualifica- 91 Son muchos los bancos y empresas de Estados Unidos y el Reino Unido que han deslocalizado servicios hacia India. en bastante menor medida. Cadarso Vecina et al. faceta de la deslocalización que suscita una mayor preocupación en Estados Unidos.2 por ciento anual y un 0. donde la India y. Algo que resulta bastante lógico.000 puestos de trabajo anuales. sobre el empleo existente hoy en día supone un 0. En Estados Unidos no se observa una tendencia sostenida a la contracción del empleo. En cualquier caso. confección. los efectos del offshoring parecen dejarse notar de forma bastante más gradual que los provenidos del cierre de plantas por falta de capacidad competitiva y ni siquiera está claro que reduzcan el empleo a corto plazo. Allí donde impere el cierre de plantas. la clausura de establecimientos por razones de competencia internacional no parece haber revestido importancia en el ámbito de los servicios. Véase. Por otra parte. como han demostrado distintos investigadores. es muy probable que la estimación se refiera a aquellos trabajadores que estarían empleados en otras actividades. a juzgar por los notables recortes de empleo en las manufacturas de ordenadores y semiconductores. 92 93 88 . aunque tenderá a cambiar las tareas realizadas y las producciones obtenidas. utilizando como medida más usual el peso de las importaciones de inputs intermedios del propio sector sobre el valor añadido. 2006). desde luego. así como en las tecnológicamente más avanzadas de electrónica e informática en el seno de la UE-15 y. en una proporción significativa. En cambio. Pero. igualmente resulta claro que la progresiva flexibilidad en los mercados de productos y factores coadyuva al indispensable ajuste. por supuesto.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española ductividad. en España (Pilat et al. que vendría dada por la disminución del valor añadido. en el año 2015. El Informe Forrester calcula que. las repercusiones de la deslocalización variarán en función de las formas y vertientes que predominen. Este parece haber sido el fenómeno más habitual en las industrias tradicionales de textil. Ni siquiera en el segmento de los servicios de alto contenido tecnológico. lo que. entre ellos los referidos a España93. a mejoras en la productividad del trabajo. logrando un veloz incremento de la producción. banca y arquitectura). Con todo. tales estudios apuntan hacia un impacto positivo del offshoring sobre la productividad del trabajo. han ganado posiciones a un ritmo muy notable. ni las previsiones de la Fundación Forrester (2004) son en absoluto alarmantes. China91. Además. Los múltiples análisis llevados a cabo. cuero y calzado. si se tiene en cuenta la dinámica de creación y destrucción de puestos de trabajo de una economía como la norteamericana92. alrededor del 2 por ciento de la ocupación total actual La cifra propuesta equivale a un ritmo medio de 300. la deslocalización habrá afectado en este país a tres o cuatro millones de empleos.

el aumento del empleo en las filiales abiertas es compatible con un incremento de la ocupación en las actividades tecnológicas más avanzadas de la casa matriz y en el conjunto del sector. Es indudable que agrandará la distancia entre las rentas de los trabajadores cualificados y sin cualificar. en cambio. Más en concreto. más específicamente: un aumento del 10 por ciento en la inversión en el extranjero genera un 2 por ciento de incremento en el país de origen. el efecto positivo sobre la productividad vendría tanto del outsourcing de bienes como del de servicios. pero en establecimientos pertenecientes a la propia empresa. Falk y Wolfmayr (2005) también cosechan resultados negativos en su análisis referido a siete países comunitarios. descubriendo que si la inversión se ejecuta en economías desarrolladas. Este autor encuentra cierta evidencia de un comportamiento de este tipo en Estados Unidos. basado en datos de empresas norteamericanas. respaldan la idea de que la actividad exterior dinamiza la actividad interna. la rebaja de costes que conlleva el offshoring equivale a un ascenso en la productividad total de los factores. en su investigación acerca de la repercusión de la inversión en el exterior sobre los países emisores. exploran el impacto de la inversión en el exterior sobre el empleo doméstico de las EMN. Si bien existiría un efecto de caída en el precio de los bienes competitivos con los de importación. 2006). algo que no es tan perceptible en el outsourcing de servicios (Bjerring. hay evidencia que avala parcialmente esta hipótesis95. En esta misma línea. De hecho.La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España do. Otros autores matizan este resultado en función de cuál sea el destino geográfico de la actividad productiva. su remuneración real. el impacto beneficioso del outsourcing de partes y componentes tiende a aumentar si la firma que lo pone en práctica goza de amplia implantación en los mercados internacionales. y debería materializarse en un aumento de la rentabilidad de las empresas implicadas y de sus inversiones productivas (Taylor. Aun de manera más clara quizá se consiguen esos mismos resultados positivos merced al proceso de offshoring insourcing de las tareas con mayores requerimientos de mano de obra. Por lo demás. Debaere. con mayor productividad94. Uno de los efectos negativos de este proceso de deslocalización que se revelan más inquietantes reside en el empeoramiento de la distribución de la renta que puede ocasionar la sustitución de mano de obra de baja cualificación por importaciones de bienes y servicios. y que. susceptible de generar una mayor demanda para las labores de baja cualificación realizadas en otras actividades. la tasa de crecimiento del empleo no varía de forma significativa. donde el salario real de los operarios menos cualificados se ha recuperado en los últimos años. Hongshik y Joonhyung (2006). partes y servicios en otros países. como advierte Grossman (2006). Precisamente. más internacionalizadas y más intensivas en el uso de las TIC son las más proclives a adoptar estrategias de offshoring. tal efecto podría verse más que compensado por el de expansión de la producción (alentador de la demanda de empleo) y el de incremento de la productividad total de los factores (impulsor del rendimiento de los trabajadores y de su remuneración real). si se efectúa en países en desarrollo. es decir. dicha tasa desciende. adicionales exportaciones y gastos en I+D. Sin embargo. incluso a pesar del adverso impacto de los precios de las importaciones. En concreto. De ambos hechos existe alguna prueba para el caso de Estados Unidos. En esta ocasión. de la fabricación de componentes. 2006). en el caso de España. la favorable repercusión sobre la productividad emanaría de la eliminación de las tareas de inferior cualificación y rendimiento y la centralización de las compañías en sus actividades nucleares. y no a la baja. presionando al alza. 94 95 Un buen resumen de estos trabajos se encuentra en Bjerring (2006). manteniendo el nivel de 1998. los análisis disponibles ponen de manifiesto que las firmas con superior productividad. Desai. 89 . se ve corroborada por la obtenida en el presente trabajo. Foley y Hines (2005). como puede comprobarse en el último capítulo del mismo. que tendería a menguar los salarios de los trabajadores que los fabrican. y todavía cabe la posibilidad de que aminore el nivel de renta real de éstos últimos.

parece llevar incorporada una vía de resarcimiento de los efectos negativos que ejerce sobre el empleo no cualificado y sobre las labores más sencillas y codificables. 2006) 96. elevándose hasta el 1. en el bienestar del país. como se destacó en el capítulo 2. El resultado de todo ello no puede ser otro que el aumento de la eficiencia y la capacidad competitiva de la economía. que eleven el número de tareas deslocalizables. dentro de ellas. Grossman. 2006). que requiere un reforzamiento de la especialización en determinadas actividades y. condujera a un abaratamiento de los productos nacionales frente a los extranjeros en una medida superior al avance relativo en la productividad. los impactos adversos sobre el empleo no cualificado del offshoring outsourcing son el fruto de decisiones de las compañías que comportan una solución de recambio. más intensivas en tareas menos codificables y repetitivas. no conviene perder de vista que. Myro y Vega. así como de un cambio de orientación hacia producciones de superior calidad y valor añadido. susceptibles de influenciar los precios internacionales. con mejora en la renta real y en la relación real de intercambio. 96 Con todo. deficiencias organizativas. se registrarían pérdidas de bienestar (Bhagwati et al. que China acabe fabricando en poco tiempo lo mismo que Estados Unidos o que la Europa continental.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Así pues. la deslocalización de actividades y empresas desde el mundo desarrollado hacia el mundo en desarrollo es una pieza integrante del proceso de transformación estructural ligado a la aparición de nuevos competidores. el que las economías emergentes logren ventajas competitivas en las producciones intensivas en trabajo cualificado topa con las dificultades y carencias de sus actuales procesos de formación y habilitación de la mano de obra. En otras palabras. 2004. la deslocalización de servicios en una amplia escala requerirá probablemente de mayores progresos tecnológicos.3 por ciento en 2005 (porcentaje por encima del que exhibe España). en ciertas tareas. asimetrías entre industrias avanzadas y tradicionales). un peligro del que ya avisara Samuelson (2004). así como con las dualidades que su rápido crecimiento está generando (diferencias entre el campo y la ciudad.. a lo largo de la pasada década la participación del gasto en I+D en el PIB de la economía china se ha más que duplicado. como parece indicar la experiencia de los países europeos (Álvarez. deteriorando con ello la relación real de intercambio de estos países. Y será asimismo arduo que desarrollen una verdadera industria tecnológicamente avanzada sin un aumento muy considerable de su esfuerzo tecnológico. el offshoring. Como se ha señalado en el capítulo anterior. lejos de ser la consecuencia de un shock originado por la debilidad competitiva de las empresas en un contexto de creciente globalización. Sólo en el caso de que este proceso. en términos de una mayor demanda de empleo cualificado y de tareas más creativas. como la estadounidense. mediante la afirmación de ventajas competitivas más radicales. 90 . Un hecho poco probable y sólo al alcance de economías suficientemente grandes. Tampoco hay buenas razones para creer. al formar parte de una estrategia activa de expansión y generación de empleo de las empresas. En definitiva. o bien que sustituyan servicios por bienes. es decir. dañando la relación real de intercambio. como muchos parecen temer. al consolidarse su capacidad competitiva y acelerarse su ritmo de crecimiento. gracias a la rebaja en los costes de producción conseguida a través del offshoring. Por otra parte.

Por otro lado.Perspectiva nacionalxxii Como se ha señalado en el apartado anterior. si bien aquí se supone que.3. en el cuadro 3. tras el ligero retroceso del empleo agregado se esconden disminuciones de cierta relevancia en dos tipos de actividades: textil y confección. y material eléctrico. aunque en una medida reducida.1 se recoge la trayectoria de la ocupación en las diferentes actividades en España entre los años 2000 y 2005. lo que no resulta sencillo.. 91 . habría que eliminar también la influencia del ciclo sobre el empleo.1.tv ␲ donde tv indica tasa de variación ⌬ N= tv N * N(0) VAB*N(0) tv ␲ *N(0) ⌬ N = tv VAB*N(0) Efecto Deslocalización Efecto Productividad 97 Para calcular el efecto deslocalización. El resto. la incidencia del ciclo sobre la ocupación no es negativa. En el recuadro 3.La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España x3. la deslocalización de actividades puede valorarse en función del tejido productivo destruido en cada una de ellas. Mediante la utilización de ésta última. al considerar un período de cinco años en el que la reducción del empleo tiene lugar justamente en la etapa más expansiva (2003-2005).1 VAB = Productividad del trabajo * Empleo VAB = ␲ * N donde ␲ representa la productividad y N el Empleo N = VAB/␲ tv N = tv VAB . en las manufacturas de madera y corcho y en las de material de transporte. es posible cuantificar el impacto de la deslocalización descontando de la evolución del empleo total la parte que corresponde al aumento de la productividad del trabajo (que posee un efecto de compresión del empleo). electrónico y óptico.. designará el efecto deslocalización y equivaldrá a la repercusión sobre la ocupación de la aminoración del producto.3. También se reduce el empleo.Deslocalización de actividades en la industria españolaxxxxiiii x3. cuero y calzado -dentro de la industrias tradicionales-. Recuadro 3. Como puede apreciarse. Las variables que permiten aproximar esta pérdida son el valor añadido o el empleo.1 se explica tal descomposición97. actividades que no aparecen desagregadas en las Cuentas Nacionales e integran la agrupación de industrias más intensivas en tecnología.

Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Cuadro 1. confección. bebidas y tabaco Textil y confección Cuero y calzado Madera y corcho Papel.67 1.04 0. por otra parte. se obtienen los resultados presentados en el cuadro 3. electrónico y óptico. no hace fácil la expansión del entramado industrial.948 416 248 79 114 223 204 454 245 1.55 -2.891 419 217 70 112 225 199 455 246 1. cuero y calzado.99 1.958 409 267 78 113 214 203 453 243 1.51 1. contrasta con los datos de deslocalización de empresas que se mostrarán más adelante y en los que es posible observar la existencia de un ajuste laboral de cierta magnitud todavía en ese año. Empleo equivalente en la industria española. es un hecho palmario que justifica una porción importante del empleo total destruido durante el periodo 2000-2005.02 0.28 -0.91 0.62 -4.2. Con la mera observación de este cuadro se vislumbra ya que la industria española está sufriendo un cierto cambio estructural.55 0. edición y artes gráficas Otros productos minerales no metálicos Metalurgia y productos metálicos Muebles y otras manufacturas Tradicionales Industria Química Transformación del caucho y materias plásticas. es decir.51 -2.27 0.980 158 121 208 290 777 201 201 2002 2.943 159 122 202 296 779 169 169 2005 2. 200-2005 (miles de empleos) 2000 Total Manufacturas Alimentación. Con todo. si bien enmarcado en una tendencia decreciente con respecto a los anteriores.08 -0. sector clave por ser de alta tecnología. así como de las de material eléctrico. Si se aproxima ahora el efecto deslocalización de la forma antes expuesta.917 414 2136 75 111 220 201 462 246 1. pero que. en el caso del material eléctrico. 92 .910 413 271 83 112 217 193 425 241 1.04 1.904 426 214 67 107 228 208 459 242 1. que no está causando reducciones significativas en el empleo global. dado que los demás sectores acogen el empleo excedente. electrónico y óptico.983 158 124 212 289 783 182 182 2003 2.995 153 117 198 294 762 193 193 2001 2. al mismo tiempo. Pero se trata sólo de un anticipo que. Maquinaria y equipo mecánico Material de transporte Intermedias Material eléctrico. Contabilidad Nacional de España.3. electrónico y óptico Avanzadas 2.951 161 121 211 290 783 170 170 TVAA (2000-2005) -0.61 -4. la información avanzada por el INE para 2006 apunta a una importante recuperación de la ocupación. en detrimento de los sectores mencionados. indicando aparentemente la finalización de un periodo de intensa reorganización del sector.19 -0.965 161 124 205 289 779 173 173 2004 2. La deslocalización de las actividades de textil.51 Fuente: Elaboración propia con datos de INE. sustrayendo de la evolución del empleo la parte explicada por el ascenso en la productividad del trabajo.

1 -4.9 -10. cuero y calzado y las de material eléctrico.7 8.2. En contraste. al examinar la posición de la industria española en el actual escenario de fuerte globalización económica. al tiempo que una defensa más que acertada de las establecidas ante las presiones deslocalizadoras.9 46. donde se reúnen muchas experiencias de emigración de multinacionales. puede advertirse como las notables ganancias de productividad en el sector de material de transporte.3. electrónico y óptico. edición y artes gráficas Metalurgia y productos metálicos Otros productos minerales no metálicos Industrias manufactureras diversas Tradicionales Industria Química Transformación del caucho y materias plásticas Maquinaria y equipo mecánico Material de transporte Intermedias Material eléctrico.5 -8. las que han perdido empleo en el plano nacional y se encuentran en el punto de mira de las amenazas de deslocalización.2. dicho de otra manera.4 -25. puede decirse que la deslocalización ha dañado claramente a dos tipos de actividades en España.0 -8.5 -22. o en el de muebles y otras manufacturas.6 -97. Sin duda. a la vista de la situación que atraviesa el sector y de la acumulación de expedientes de regulación de empleo.0 -23.0 11.0 1.0 1. Importancia de la deslocalización de actividades en España.2 -9. confección. sorprende el caso de material de transporte.5 21.5 0.0 8. hasta el punto de que el efecto deslocalización es negativo o. no obstante.7 -12. lo que encaja perfectamente con lo averiguado en el capítulo 1.0 Efecto productividad -137.0 13.1 Efecto deslocalización 131.0 -8.4 40.0 -5.0 -16.5 -53.0 -4.1 -15. tal resistencia quizá no ha hecho sino ralentizar un proceso que está por llegar. electrónico y óptico Avanzadas Fuente: Elaboración propia con datos de INE. En suma.0 -4.0 21. 93 . confección. 2000-2005 (Descomposición de la variación del empleo.9 5.5 33..0 29.0 -15. a continuación se evalúa la incidencia sobre el empleo agregado de las distintas CC AA de lo acontecido en las actividades de textil. son responsables de una parte muy elevada de la pérdida de ocupación en ambas industrias. las de textil.5 -3.9 8. Pero lo cierto es que la marcha del empleo deja traslucir también una creación de nuevas empresas.0 -23. Contabilidad Nacional de España.Perspectiva regionalxxii A fin de introducir la perspectiva regional.3 44. se torna en un efecto favorable a la localización.5 -16.0 6.0 4. x3.La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España Cuadro 3. cuero y calzado y de material eléctrico.0 -16.0 13. de las que más adelante darán cumplida cuenta los datos manejados en este trabajo.0 15.0 -57.6 93.0 34. en el que la industria central es la de vehículos de motor. electrónico y óptico.9 -25.0 Total Manufacturas Alimentación.3 -10. bebidas y tabaco Textil y confección Cuero y calzado Madera y corcho Papel. miles de empleos) Efecto total -6.2 10.

Aparentemente. aunque también a otras que lo son menos. Valenciana Castilla y León Extremadura Aragón Balears Galicia Madrid Canarias Cantabria Cataluña Navarra País Vasco La Rioja Murcia Crecimiento manufacturas Contribución sectores afectados por la deslocalización Fuente: Elaboración propia con datos de INE. de otro lado. Madrid. destacando en este sentido Extremadura y. dicha trayectoria ha sido contrarrestada por el aumento del empleo anotado en otras actividades. que apenas hayan tenido incidencia en el País Vasco o Navarra. el crecimiento de la ocupación en las regiones más industrializadas se ha visto afectado por la desfavorable trayectoria de los sectores considerados.1. Llama la atención su contribución al incremento del empleo en La Rioja o en Andalucía y. Contabilidad Regional Española En él puede apreciarse que los sectores seleccionados han perjudicado de manera muy intensa a algunas CC AA. Crecimiento del empleo industrial en las CC AA españolas y contribución de los sectores afectados por la deslocalización. si bien menos de lo que habrían justificado por sí solos los sectores alcanzados por la deslocalización. como el producto de su participación en la ocupación regional y su tasa de variación acumulativa entre 2000 y 2004. donde ha disminuido el empleo manufacturero. Galicia. 2000-2004 (porcentajes) 4 3 2 1 0 -1 -2 -3 Castilla-La Mancha Andalucía Asturias C. fundamentalmente a las más industriales.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Para ello. en menor grado. Galicia y Castilla-León.1 Gráfico 3. sobresaliendo el caso de Madrid. como Extremadura. Dicho cómputo. Comunidad Valenciana. En el resto de CC AA. 94 . que representa los puntos porcentuales de la variación del empleo agregado atribuibles a las industrias en cuestión. Aragón y Cataluña. se calcula la aportación media anual de los citados sectores al crecimiento del empleo total en cada CC AA. se refleja en el gráfico 3.

las diferencias en el incremento de la productividad del trabajo a favor de Madrid se engrandecen. puede comprobarse como. Contribución de los sectores más afectados por la deslocalización al crecimiento del empleo industrial de las CC AA. ha crecido a un ritmo medio del 6 por ciento. con el objeto de profundizar en este análisis. en los sectores más afectados por la deslocalización. 2000-2004 0. se valora la aportación exclusiva de los sectores en los que se ha detectado un efecto deslocalización. ahora incluido el País Vasco (gráfico 3. Este aspecto parece determinante para entender lo que está ocurriendo en Madrid. de nuevo.2. la confección.6 -0. en la segunda se inclina hacia la industria de electrónica. lo que parece haber ocurrido es que las empresas madrileñas han respondido a los retos de la creciente competencia internacional con una estrategia más activa de reorganización y aumento de la productividad (Myro et al.2 Castilla-La Mancha Castilla y León C. 2000-2004. Contabilidad Regional Española Si.4 0. mientras que en la primera de estas regiones la deslocalización está escorada hacia el textil. En realidad. más del doble que en Cataluña y ocho veces por encima del promedio nacional. Mención especial merece el contraste entre Cataluña y Madrid. su impacto en la evolución del empleo agregado ha sido especialmente lesivo en las regiones más industriales.8 -1.3. 95 . la negativa contribución del conjunto de actividades formado por el textil. el cuero y el calzado es un rasgo común a la práctica totalidad de CC AA.0 -1. electrónico y óptico. en el que únicamente se contemplan las regiones más grandes y con mayor peso de la industria. No obstante. por ende.. 2007). debe tenerse en cuenta que no ha sido deducido el efecto productividad y. En concreto.0 -0.2 0. alcanzan el 35 por ciento en textil y confección y el 15 por ciento en material de transporte.2). tendencia acorde con los perfiles de especialización de cada una de ellas. Valenciana Extremadura Asturias Cantabria Cataluña Madrid Murcia Canarias Navarra Balears País Vasco Andalucía Aragón Galicia La Rioja Textil y confección Electrónica Fuente: Elaboración propia con datos de INE. en tanto que la de material eléctrico. adquiriendo particular intensidad en Madrid. donde la productividad del conjunto de la industria en el periodo considerado. reduciendo el efecto deslocalización. De cualquier modo.2 -0. como muestra el cuadro 3. que las CC AA con una disminución más marcada en el empleo podrían ser también las que en mayor medida deban ese hecho al alza en el rendimiento del factor trabajo. Además. así. a la hora de interpretar estos resultados. electrónico y óptico es algo menos generalizada. aunque apenas llegan al 6 por ciento en material eléctrico.La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España Gráfico 3.4 -0.

7 -12.1 -5.8 -0.8 0.8 3. De cualquier forma.8 -15.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española En todo caso. Cuadro 3.8 2.5 -3. de inferior importancia en la región.1 8.4 2.2 5. confección.3 -0.2 3.0 0. que ha hecho desvanecerse su tradicional dominio en este tipo de manufacturas.4 3.7 al 13. más alto que la media nacional.7 2.2 2. Al respecto.3 -12.8 3. 98 Se utiliza esta medida para evitar la introducción del efecto productividad.4).0 0. así como en el de textil.5 -7. en la industria de material eléctrico.5 -2.1 Comunidad Valenciana -0.6 1.0 3.5 7.0 -0.9 13.5 -7.2 -4.0 5.3 Cataluña 2.2 -3.6 -5.3 -7.0 -1.0 1. electrónico y óptico (cuadro 3.8 0.5 6. y como secuela de las evoluciones descritas.5 1. no obstante. dedicado a la deslocalización de empresas. particularmente llamativo es el retroceso del peso de Madrid. aunque la falta de desagregación en la información relativa a ellas impide conocer con exactitud el alcance de este cambio.8 0.1 0.6 -7.8 10.3 -7.9 15. electrónico y óptico Avanzadas 5.7 -0. Maquinaria y equipo mecánico Material de transporte Intermedias Material eléctrico.7 25. respecto al que.7 4. 96 .3 22.9 34.9 0.8 -5.9 -7.9 3.2 3.4 -1.7 15.8 Fuente: Elaboración propia con datos del INE. Contabilidad Regional de España. en porcentaje) Madrid Total Manufacturas Alimentación.9 -2.2 -2.1 -3. se efectúa un mayor acercamiento en el apartado siguiente. bebidas y tabaco Textil y confección Cuero y calzado Madera y corcho Papel.3 4.2 Andalucía -1. edición y artes gráficas Metalurgia y productos metálicos Otros productos minerales no metálicos Industrias manufactureras diversas Tradicionales Industria Química Transformación del caucho y materias plásticas.2 -2.6 0.5 1. entre 2000 y 2004.3 -1.9 3.2 3.9 España 0.6 -1.0 5.6 1.9 -17. cuero y calzado.2 1.6 -4.1 -6. lo ocurrido en este sector.0 -0.8 País Vasco -1.5 0.2 2.1 15.7 -5.9 0.3.2 por ciento.3 5. expresado en términos de valor añadido98.1 -1.1 87 5.6 15. la participación relativa de las CC AA en las actividades industriales más afectadas por la deslocalización se ha modificado sensiblemente.1 0.9 -0. ha pasado del 13. han hecho que Madrid reduzca ligeramente su presencia en la industria nacional que. Evolución de la productividad del trabajo en la industria (variación entre 2000 y 2004.9 -9.0 4.6 0.2 -4.

el volumen de ventas al principio del periodo y hacia el final de éste. Seguidamente.3 8.2 2004 7. se presta interés. VAB de las CC AA en la industria de material eléctrico.9 2005 7. referido a la etapa 2000-2007.8 2002 6. x3.8 19.6 6. En ella.7 30. se ordena de la siguiente manera: tras una reseña acerca de la elaboración de los datos aquí utilizados.1 6.1 32. para finalizar con una valoración de la importancia de la reducción sufrida en el empleo en términos de destrucción de tejido productivo.1. Posteriormente. que son investigadas con mayor profundidad a través de las motivaciones expuestas por los empresarios.1 25. al perjudicar de forma directa al empleo: el offshoring que implica el cierre de líneas de producción o de establecimientos.0 8.3 21. como el banco de datos SABI. con el propósito de perfilar al máximo la información.6 Fuente: Elaboración propia con datos del INE. desde hace algunos años el Grupo de Investigación sobre Capital Extranjero.Fuentes estadísticasxxii Como se indicó en la presentación del trabajo.9 32. Asimismo. las estrategias que han seguido.La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España Cuadro 3. las estadísticas relativas a los establecimientos se han extraído de diversas fuentes empresariales. cuando menos. especialmente las que atañen al empleo afectado.3 8. sino que.Deslocalización de empresas en la industria españolaxxxxiiii Procede abordar ahora la vertiente de la deslocalización de empresas que ha suscitado una mayor alarma social.6 6. uno de los socios comunitarios y que supongan una reducción o ampliación anunciada o efectiva de.7 29. se analizan las estrategias de clausura de actividades puestas en práctica. se ha recurrido al European Restructuring Monitor (ERM).4. todos los casos de reestructuración en los que esté implicado.5 22. los países a los que han dirigido las plantas deslocalizadas. organismo dependiente de la Unión Europea que anota. porcentajes sobre el total nacional) Comunidades autónomas Andalucía Cataluña Comunidad Valenciana Madrid País Vasco Resto de España 2000 5. o el de Fomento de la Producción. no sólo se compendian las empresas envueltas en el fenómeno de la deslocalización. en muchas ocasiones se ha descendido al plano regional. como al volumen de empleo que ha dañado. un centenar de empleos.3 5. sirviéndose asimismo de los medios de comunicación. Contabilidad Regional de España. Localización y Deslocalización de la UCM viene construyendo una detallada base de datos de empresas. La información recopilada procede. Por otra parte. las motivaciones declaradas.3 31. tanto al número de operaciones realizadas.3 7.4.9 5.0 24. el empleo del establecimiento con posterioridad. primera manifestación de las causas del fenómeno. como mínimo.2 2003 6.0 25. El estudio de la misma. x3.7 8. de la empresa Informa.3 21.2 31.4 31.4. básicamente. de los datos aparecidos en los medios de comunicación e Internet.9 25.. los puestos de trabajo afectados en el momento de la decisión de cierre. se consideran los destinos alternativos seleccionados.3 7. que han sido objeto de un permanente contraste a fin de ajustar con la mayor precisión posible las cifras ofrecidas en cada caso. electrónico y óptico. 97 . además.6 20. Adicionalmente.. la actividad mantenida y desplazada y la creación de nuevas plantas productivas.1 5. se registra el número de operaciones realizadas por éstas.4 21.0 2001 6.0 31. 2000-2005 (precios corrientes.

frente a los cuatrocientos anotados en el periodo objeto de estudio. por cuanto que las estrategias de offshoring. se desconoce la representatividad de la muestra. si bien los datos empleados en esa ocasión se han ampliado y depurado. los cierres de establecimientos o líneas que abastecían a las empresas emigradas. como ya se ha dicho. como los anteriores. se incluye la clausura de actividades por parte de firmas multinacionales extranjeras cuando no responde a una modificación en la estructura de su producción sobre bases internacionales que conlleve el abandono definitivo de las líneas de productos afectadas. 2004). siendo en cambio relativamente abundante cuando se inician. De esta forma. retraso que tratará de precisarse en estas páginas. Finalmente. siempre atraen la atención de los medios de comunicación. sobre todo cuando tiene lugar en el marco de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE). a la cuantía del empleo afectado y al grado de conflicto laboral planteado.5)99. en la base se inscriben también los casos de offshoring outsourcing divulgados por los medios de comunicación y que. con apertura simultánea de plantas subsidiarias en el exterior. microempresas y pequeños talleres que únicamente reciben cobertura informativa en el ámbito local. son características de medianas y grandes empresas y. lo que puede contribuir a que los datos de empleo afectado aquí manejados no se conviertan en definitivos y adelanten lo que la Encuesta de Población Activa y las Cuentas Nacionales acabarán recogiendo más tarde. La colección de firmas deslocalizadoras contenida en la base abarca tres tipos de casos. que la abundancia de la información suministrada está en todo momento supeditada a la importancia otorgada por los distintos medios a cada una de las operaciones. no obstante.. se presumen seleccionados en función del enfrentamiento generado y del empleo dañado. habida cuenta que los primeros casos aparecen a comienzos del decenio de 1990. y todavía lo es más si se considera que. durante ese decenio. razón por la que los datos se presentan de forma separada. pese a que el ajuste laboral suele llevar algún tiempo. por citar un ejemplo).Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Los responsables de la elaboración de la base de datos en la que se asienta este estudio consideran que es bastante exhaustiva. si bien no se estima tan elevada como en el precedente. Téngase en cuenta. Junto a la emigración de empresas. las deslocalizaciones no trascienden. y que son inducidos por la deslocalización de éstas. porque la información divulgada tiende a ir disminuyendo a lo largo de la resolución de los mismos. Otros casos tampoco se difunden debido a la pequeña dimensión de los establecimientos involucrados. 2000-2007 (cuadro 3. Las empresas han sido registradas en la base de datos en el momento que se hace público el comienzo de la deslocalización total o parcial de su actividad. entre otras razones. x3.2. Este instrumento de suspensión definitiva de relaciones laborales abre un proceso de negociación cuyos resultados no son conocidos completamente de antemano. 99 La información relativa al decenio de 1990 proviene de un trabajo previo desarrollado por los responsables de esta investigación para el Comité de las Regiones de la Unión Europea (véase Fernández-Otheo y Myro. La alternativa de anotar el resultado de los ERE una vez finalizados es inviable. 1995 y Myro y Fernández-Otheo. porque se alcanza acuerdos entre las empresas y los sindicatos o tienen lugar cambios de ubicación de actividades entre los trabajadores (desde tareas productivas a comerciales. En primer lugar. por consiguiente.Evolución de la deslocalización industrial de empresas: la perspectiva agregada nacionalxxii x y regionalxxii La deslocalización de empresas industriales desde España hacia otros territorios es un fenómeno reciente. sólo tuvieron lugar una centena de casos. la clausura de líneas de productos o plantas enteras en el territorio nacional. En este punto. a su vez. habitualmente ligada.4. 98 . En segundo lugar. en algunas ocasiones.

en un claro efecto “creación de inversión” derivado de la integración europea (Baldwin et al. de otra. la búsqueda de la disminución de los costes laborales en las manufacturas de carácter más tradicional y. Un hecho que otorga más fuerza a la idea de que la incorporación a la Unión Europea fue el primer motor de deslocalización durante el comienzo del decenio de los años noventa. Buesa y Molero (1998) y Fernández-Otheo (2000). 101 Conviene advertir que la cifra referida a la segunda parte del decenio de 1990 ha de tomarse con cierta cautela. En la segunda mitad la década de 1990. Martín (1998). Cuadro 3. Tiene su raíz en la formación del Mercado Único Europeo y se toma conciencia de ella con el caso Gillette. lo que parece avalar la hipótesis de un proceso más pausado. Las principales causas de esas deslocalizaciones fueron. Deslocalización de empresas industriales en España. en Bajo-Rubio y López-Pueyo (1996). a tenor de los casos detectados (tres veces menos que en el lustro anterior)101. Fuente: Elaboración propia.La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España En los primeros años noventa se concentran el mayor número de las operaciones registradas a lo largo de la década. que comprende el conjunto del territorio nacional. y en la que se va a centrar la atención. la reestructuración de empresas que llevó aparejada la puesta en marcha del Mercado Único. sobre todo los de alto y medio contenido tecnológico. como de su extensión geográfica. También desde fuentes empresariales y sindicales se insiste en la disminución de casos conocidos durante estos años. dado que el rastreo de casos fue algo menos sistemático que en el primer quinquenio de 2000 (para el se contó con la información disponible en Internet). la iniciada en 2000. dando lugar a lo que en otro lugar ha recibido la denominación de “primera ola de deslocalización” (Fernández-Otheo y Myro. 99 . 2004). de una parte. los medios de comunicación concedieron mucha menos importancia a la difusión de casos que en periodos previos y posteriores. Martín y Velázquez (1996). verdadero revulsivo para el ajuste productivo de numerosos sectores en el espacio comunitario. entre otros trabajos. No se consideran datos de subcontratación. 100 Las repercusiones de la integración sobre la IDE en la economía española son analizadas. tanto del número de casos (la media anual alcanza los cincuenta y siete). De cualquier modo.. 1990-2007 (número de operaciones) Comunidades autónomas Andalucía Comunidad Valenciana Cataluña Madrid País Vasco Resto de España Total casos 1990-1994 12 11 17 15 8 17 80 1995-1999 1 0 8 5 1 5 20 2000-2007 23 36 181 43 22 96 401 Total 36 47 206 63 31 118 501 Nota: Excluidos 10 casos de dudosa asignación. en un momento en que España se beneficia de cuantiosas entradas de IDE. Sus consecuencias son de escasa magnitud. que tiene el caso de Samsung como insignia. el proceso de deslocalización se ralentizó sensiblemente. aunque también indica que ya estaban en marcha algunos de los mecanismos que conducirían a la “segunda ola de deslocalización”.5. 1996)100. En lo que va de siglo ha tenido lugar un significativo aumento.

. Con todo.3). como se pone de relieve en dos recientes trabajos (Díaz Mora y González Díaz. el creciente recurso de las empresas españolas a prácticas de offshoring outsourcing. Gráfico 3. si bien no en tanta medida como refleja el gráfico 3. 2006). En segundo lugar. 102 La base de datos únicamente recoge las operaciones de deslocalización realizadas hasta finales de agosto de 2007. En el primero de ellos se muestra la fuerte dependencia relativa de los sectores de textil. pues representaron un número apreciable del total de las operaciones registradas en esos años. aun cuando muestre un crecimiento apreciable en 2005103. todo indica que la intensidad de la deslocalización puede estar remitiendo a partir de este ejercicio102. la subcontratación resulta poco importante. entre los de baja intensidad tecnológica. los inputs importados de la propia rama por unidad de producción aumentaron del 7. la abundante entrada de inmigrantes. 2006 y Cadarso Vecina et al. 103 La contabilización de los ERE abiertos contribuye también al alto valor de las deslocalizaciones en 2005 y 2006. que todavía no ha sido posible incluir en la base ante la ausencia de información para algunas variables. hasta el 10 por ciento.8 por ciento del valor de la producción. anotando su máximo en 2005 y 2006 (gráfico 3. que le ha permitido a las empresas sostener y acrecentar producciones de baja productividad y reducido salario. Fuente: Elaboración propia. en 1995. Aunque los datos referidos a 2007 no abarcan los cuatro últimos meses del año. un examen preliminar de los casos registrados en los últimos meses de 2007.3. y de los de informática y electrónica. sin necesidad de buscar otros emplazamientos. de modo que este ejercicio no resulta totalmente comparable con los anteriores. Un resultado que es indicativo de la elevada fragmentación del proceso productivo en esas actividades.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Desde el año 2000 hasta el 2007. en contra de lo que cabría esperar.3. con respecto a las compras exteriores de partes y componentes. el número de operaciones de deslocalización en España ha seguido una pauta ascendente. 2000-2007 120 100 80 60 40 20 0 2000 2001 2002 Deslocalización 2003 2004 2005 Subcontratación 2006 2007 Nota: Datos incluidos hasta agosto de 2007. calzado y madera. en 2000. en concreto. 100 . y cabe esperar que el crecimiento haya sido superior desde esta última fecha. Dos razones explican el limitado peso de la subcontratación. Por su parte. Evolución de las operaciones de deslocalización en España. Para el total de la industria española. En primer término. permite asegurar que el número de operaciones ha disminuido. entre los de alta. 28 y 50 respectivamente.

casi todas regiones industriales de cierto relieve. una medida más precisa de la importancia del fenómeno. despuntando Cataluña con algo más del 40 por ciento de las operaciones descubiertas.4 se representa el empleo directamente afectado por la decisión de deslocalización en el instante en que ésta se toma.6). El promedio anual de empleos perjudicados por las deslocalizaciones es de alrededor de 8.La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España En el gráfico 3. aparecen algunas en las que. 101 . 2000-2007 (miles de trabajadores) 16 14 12 10 8 6 4 2 0 2000 2001 2002 Deslocalización 2003 2004 2005 Subcontratación 2006 2007 Nota: Datos incluidos hasta agosto de 2007. como 2001 y 2002). País Vasco. y sólo en 2000 y 2003 se sitúa por debajo de valor medio apuntado. la deslocalización de actividades no parecía alcanzar gran relevancia. si bien la cifra asciende a más de 15. Asimismo. Andalucía. Evolución del empleo afectado en España según tipo de deslocalización. Fuente: Elaboración propia.4. conforme a los datos de la CRE anteriormente manejados. entre estas CC AA.000 en 2006.000. seguida a distancia por Madrid (cuadro 3. Aragón y Navarra. La deslocalización no ha afectado por igual a todas las CC AA. Conviene resaltar que. sobresalen la Comunidad Valenciana. Gráfico 3. cuya trayectoria es bastante similar a la del número de operaciones (aunque existen discrepancias para algunos años.

de manera que. a lo largo de los cuales la cifra de empleos dañados no llega a mil por año. Por su parte. En lo que atañe a 2007. Fuente: Elaboración propia. 1990-2007 Comunidades autónomas Andalucía Aragón Asturias Baleares Comunidad Valenciana Canarias Cantabria Castilla y León Castilla-La Mancha Cataluña Extremadura Galicia Madrid Murcia Navarra País Vasco La Rioja Total casos 1990-1994 12 4 1 11 1 1 1 1 17 1 4 15 1 2 8 80 1995-1999 1 1 2 8 2 5 1 20 2000-2007 23 17 2 5 36 7 17 15 181 3 5 43 19 22 6 401 Total 36 22 3 5 47 1 8 18 18 206 4 11 63 1 21 31 6 501 Nota: Excluidos 10 casos de dudosa asignación. atenuándose notablemente en los siguientes ejercicios. La pauta evolutiva dibujada por este proceso en las CC AA donde se ha dejado sentir con mayor fuerza es pareja a la del conjunto del país. 102 . Cataluña llega a registrar un impacto de 7. en lo que a deslocalización se refiere. la evolución del empleo se acomoda bastante bien a la del número de operaciones. Distribución de las operaciones de deslocalización por comunidades autónomas. 104 Un primer cómputo de los datos recogidos en los meses finales de 2007 parece indicar que la aminoración es bastante más ligera que la mostrada en los gráficos de este Apéndice. Madrid lleva la delantera al resto de España (Apéndice 3.2). La excepción es Madrid. cuando se observa el empleo afectado. el impacto de la deslocalización en Madrid se concentra en los años 2001 y 2002.500 empleos en 2005. al subrayar el superior incremento de la productividad en esta región. Podría pensarse que. con una aminoración aparente de su intensidad en 2007 (Apéndice 3. No se consideran los datos de subcontratación. Andalucía y la Comunidad Valenciana anotan más de 2.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Cuadro 3. Ello ratifica lo apuntado en el epígrafe anterior. año de máxima incidencia de la deslocalización.000 personas en 2006.6. Sin embargo. donde el número de operaciones anotadas anualmente es más homogéneo y se revela muy importante en una fecha tan temprana como 2001. su incidencia parece estar remitiendo de manera general. omitiendo el hecho de que los datos no abarcan la totalidad de ese año. En el resto de las comunidades señaladas. que las empresas ubicadas en ella parecen responder a la mayor presión competitiva de los mercados con una proceso de reorganización ambicioso.1)104. la deslocalización únicamente ha revestido importancia en Andalucía.

711 824 945 125 952 927 1.916 11. en términos de empleo. son las de media y alta tecnología las que.5 por ciento del empleo total. 1.Actividades productivas afectadasxxii Clasificando.252 32.La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España x3.527 1. Por tanto.942 Tradicionales Alimentación y bebidas Textil y confección Cuero y calzado Papel y artes gráficas Metalurgia Productos no minerales no metálicos Productos metálicos Muebles y otras manufacturas Intermedias Industria Química Transformación del caucho y materias plásticas. son los sectores de material electrónico y maquinaria eléctrica los que padecen un deterioro más acusado en su empleo merced a la deslocalización. las actividades industriales según su demanda y contenido tecnológico en tres grandes categorías: de demanda y contenido tecnológico altos. en orden de importancia.368 4. las manufacturas intermedias.755 sd. 2000-2007 Operaciones SubcontraTotal tación operaciones 37 193 1 34 26 94 7 16 9 3 1 15 9 2 13 1 153 36 20 1 22 75 2 106 48 1 51 1 7 40 452 Empleo Subcontratación 1.956 824 945 125 821 927 1.7 por ciento del empleo afectado (cuadro 3.. las principales damnificadas son las actividades de textil y confección. a las que se ha venido haciendo referencia. dentro de las industrias tradicionales. respectivamente. que suman el 33.3.538 19. Deslocalización 156 33 68 9 9 3 14 9 11 152 36 20 21 75 104 48 50 6 412 Deslocalización 14.108 3.7)105. Operaciones y empleo afectado según tipo de deslocalización en España. Descendiendo a un plano más desagregado. En el grupo de manufacturas intermedias.148 72. éstos no se incluyen en los cálculos efectuados. en el segmento de actividades avanzadas. Por último.108 3.4.538 19.279 5. Fuente: Elaboración propia.7 por ciento del empleo total afectado corresponde a las actividades tradicionales.241 11. ejercen un impacto más acusado sobre el conjunto de la economía española. 103 .821 105 Aunque en este cuadro se muestren los datos relativos a la subcontratación. debido. como manufacturas avanzadas.879 Total empleo 16. 131 sd.241 11.684 2.368 4.148 70.890 8. Cuadro 3. descuella la rama de material de transporte.942 56 1. medios y bajos. a su inferior completitud.916 11.527 1.265 23. si bien el resto de industrias sufren asimismo un impacto apreciable. intermedias y tradicionales.252 32. como a lo largo del estudio. seguidas a mucha distancia de las de alimentación y bebidas. sd.265 23.7.279 5. Detrás de éstas se sitúan. sd. entre otras razones. sd. Maquinaria y equipo mecánico Material de transporte Avanzadas Maquinaria y aparatos eléctricos Material electrónico y equipo de comunicaciones Máquinas de oficina y equipos informáticos Total manufacturas Nota: Datos incluidos hasta agosto de 2007.626 2. sin que en el sector del calzado se aprecie una repercusión especialmente significativa. a pesar de la mayor cantidad de casos detectados en las industrias tradicionales. puede decirse que 156 de las operaciones de deslocalización computadas y una proporción del 20. en tanto que las actividades avanzadas reúnen 104 casos.834 6. con 152 casos y el 45. lo que encuentra explicación en la superior dimensión media de las empresas encuadradas en estos dos últimos grupos de actividades.

únicos para los que se cuenta con los datos de Cuentas Nacionales (cuadro 3. en las manufacturas intermedias y avanzadas. en lo que a textil. es decir. así como de cuero y calzado o de muebles. se han creado otros por la aparición de nuevas firmas. confección. del offshoring. se limita a los años 2000-2005. Conviene explicar por qué la base de datos elaborada por los autores de este trabajo registra pérdidas de empleo en material de transporte y en material electrónico más elevadas que la CNE. que merecen ser reseñados. la deslocalización no acontece por la vía del cierre de establecimientos que son trasladados a otras ubicaciones. sólo en una muy pequeña proporción se justifica por la deslocalización de empresas. Atendiendo exclusivamente a ésta última. electrónico y óptico Resto de manufacturas Total casos Fuente: INE y elaboración propia. pero la primera a través de la emigración de empresas. un tercer motivo. se trata básicamente de los mismos sectores en los que se detectaron tendencias a la deslocalización de actividades. aun haciendo uso de estos últimos. cuero y calzado se refiere. la deslocalización de empresas explica pérdidas de empleo que sobrepasan las computadas por el INE. es que el desempleo contabilizado por deslocalización en la base de datos que sirve de fundamento a este estudio no se hace efectivo en el momento en que se anota. 2005). también lo es que 104 . Una posible razón de tal discrepancia radica en que el cálculo de la deslocalización se ha realizado a partir del trabajo equivalente a tiempo completo y no de los puestos de trabajo. pero con matices importantes. asimismo plausible. El cotejo de las cifras ahora utilizadas con las manejadas en el estudio de la deslocalización de actividades del apartado anterior (calculados a partir de las estadísticas de la CNE). más admisible. en tanto que la segunda lo hace mediante la clausura simple de plantas productivas que dejan de ser competitivas. Una segunda causa. el menoscabo del empleo reflejado por la CNE es menor que el que aquí se expone. sino posteriormente. De ahí la relevancia de la distinción entre deslocalización de actividades y de empresas. Este parece ser el caso de material de transporte. Finalmente. cuando la realidad es que ambas actividades se deslocalizan. Si bien esto es posible.8. Así pues. se infiere una mayor probabilidad de deslocalización para la electrónica que para el textil (Gual y Torrens. Cuadro 3. Por el contrario. cuando se anuncia la deslocalización. al mismo tiempo que se han destruido empleos por la deslocalización de empresas en algunas actividades.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Como ha podido apreciarse. Deslocalización de actividades y empresas en la industria española. 2000-2005 Actividades Textil y confección Cuero y calzado Muebles y otras manufacturas Material de transporte Material eléctrico. es que. al revés de lo que sucede en los sectores de material eléctrico y electrónico. Con todo.8). Empresas -4 -1 -1 -9 -20 -9 -44 -53 -17 6 9 -8 195 132 Esta comparación permite comprobar que la deslocalización vivida por los sectores de textil y confección.

que desgraciadamente.9 complementa la información referente a los sectores. que han tenido un gran impacto sobre el mercado laboral español. éste puede llevar a lo sumo un año -normalmente menos-. Sanmina (antigua planta de Alcatel adquirida en 2000) o Barayo (antigua Miniwatt). confrontándolo con el que alcanzaban realmente en esa fecha. Tomando como punto de partida el año 2000. con frecuencia. y dentro de los que se combinaron estrategias diversas. se ha estimado el empleo que habrían de tener estas firmas en 2004 en función de la reducción prevista en el mismo por deslocalización. acogerse a los ERE como vía de inicio de un ajuste de empleo más definitivo. Lucent Technologies o Ericsson. En las empresas ensambladoras de automóviles lo usual ha sido. apenas contiene ERE106. Tras las relevantes deslocalizaciones de empresas como Alcatel. es que las empresas registraban en 2004 menos ocupación de la que deberían poseer. instrumento que ralentiza la materialización del ajuste de empleo y hace más incierta su magnitud. Pero. Con la intención de explorar algo mejor este asunto. infructuosa. además de acabar afectando a más empleo del manifestado. lo que significa que habían recortado todo el empleo que habían declarado y algo más. se han fundado nuevas empresas o se han expandido otras ya establecidas. no mucho más. El resultado. Naturalmente. Con la información de que se dispone no es posible determinar la duración exacta del ajuste. lo que sugiere que puede tomar el relevo del acontecido en la de material electrónico en el futuro inmediato. se ha tomado una muestra de empresas para la que ha sido posible recabar estadísticas de empleo en 2000 y 2004. como Delphi Automotive Systems España (antigua filial de General Motors) o Renault Vehículos Industriales (filial de AB Volvo) han tenido notables repercusiones. hasta el momento. quizás un año más tarde. Por consiguiente. sin que ello haya traído consigo una creciente tendencia a las deslocalizaciones en esta actividad.3. Esta rama de actividad ha experimentado un proceso de deslocalización de empresas muy activo en los últimos años. Con todo. una razón bastante evidente para que esto ocurra es que la base contiene un número apreciable de empresas con ERE. habiéndose detectado empresas que incluso ampliaron las actividades del establecimiento afectado. contrarrestando el efecto adverso sobre el empleo de las deslocalizadas. En todo caso. recogiendo la evolución temporal del empleo en cada uno de ellos. porque sigue sin saberse cuanto tarda en producirse el ajuste laboral en las empresas que deslocalizan en el marco de un ERE. el cuadro 3. 2003 y 2004. lo más interesante a destacar es el drástico ajuste de empleo en la industria de material electrónico y equipo de comunicaciones desde 2002. simultáneamente. Asimismo. Los protagonistas han sido los fabricantes de partes y componentes del automóvil. a partir de ese año. al margen de retrasos en el ajuste. lo que parece haber ocurrido en aquellas actividades en las que la deslocalización de empresas ha sido importante. 106 Conseguir estos datos para todos los años es una tarea ardua y. este resultado únicamente resuelve las dudas de forma parcial. que no se estiman muy amplios. Sin embargo. cabe conjeturar que los datos aquí ofrecidos anticipan lo que la CNE registrará algún tiempo después. en ausencia de ERE. Posiblemente. mostrado en el Apéndice 3. si bien examinando lo acontecido con las empresas que deslocalizan en 2002. no en todos los casos. al final de 2005 parecía estar avecinándose el final del proceso. Por lo demás.La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España el establecimiento realice ajustes de empleo adicionales. es que. 105 . se han vivido nuevos episodios de la mano de firmas como Celestica. pero si en la mayoría de ellos. las deslocalizaciones de diversas empresas encuadradas en el sector de material de transporte. puede deducirse que.

9.276 185 125 180 310 288 188 775 178 223 374 6.10b). de hecho. Maquinaria y equipo mecánico Material de transporte Avanzadas Maquinaria y aparatos eléctricos Material electrónico y equipo de comunicaciones Máquinas de oficina y equipos informáticos Total manufacturas 272 198 74 2.856 870 725 260 473 90 290 148 5.573 279 45 123 1.295 2004 3.990 2.872 248 9.442 445 1.201 226 279 852 2. 107 Recuérdese que algunas empresas proceden a la deslocalización de actividades a través de un ERE.661 1. 106 .972 320 840 1.034 1.394 158 1.489 2006 4.420 2. las actividades que han tenido un mayor protagonismo en el proceso de deslocalización industrial español (cuadros 3.013 1.856 170 2.370 135 731 746 551 195 4.10a y 3.890 2003 1.895 470 12.886 1. lo que supone que el ajuste laboral puede retrasarse un tiempo.296 1.899 1. en orden a configurar una rigurosa evaluación preliminar de los daños potenciales. No se consideran los datos de subcontratación.041 2002 380 240 140 1. se han contabilizado 142 cierres de plantas (la mayoría de ellas pertenecientes a EMN)107. Para captar mejor este hecho.155 544 52 44 515 2. 2000-2007 2000 Tradicionales Alimentación y bebidas Textil y confección Cuero y calzado Papel y artes gráficas Metalurgia Productos no minerales no metálicos Productos metálicos Muebles y otras manufacturas Intermedias Industria Química Transformación del caucho y materias plásticas.029 - 13.005 1.844 2.937 1.100 4. se han seleccionado.704 3.894 10.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Cuadro 3.835 3.547 2.263 190 69 222 429 174 7.427 635 615 177 6.493 520 9. Evolución del empleo deslocalizado en España.200 180 167 650 650 3.469 2001 1.885 1.370 142 93 125 68 227 4.802 300 7. La mayor parte de las empresas han clausurado plantas o están camino de hacerlo.931 565 906 40 5.123 776 2.870 3.392 Nota: Datos incluidos hasta agosto de 2007. es preciso señalar que únicamente en veinte casos se asiste al cierre de una empresa en el intervalo temporal 2000agosto 2007.126 5.409 2005 2.108 3. con un nivel de desagregación de tres dígitos. El análisis sectorial más pormenorizado revela que buena parte de los casos de deslocalización se aglutinan en unas pocas ramas. Una proporción muy elevada de los ERE se ubican en la rama de vehículos de motor. En todo caso.541 214 130 2007 1. Fuente: Elaboración propia.

9 7. intemedias o tradicionales al que pertenezca para ese mismo año.6 5. Alimentación y bebidas 15.1 4.3 2.6 2. 2000-2007 2001 2 2 1 2 3 2 1 4 3 16 4 5 2 13 6 3 14 4 23 8 2 4 3 6 3 33 11 68 18 10 11.0 60.8 2.7 11.1 5. Los sectores de mayor relevancia.0 6.8 2.5 13.1 75.5 62.9 3.9 11.6 2.0 2.3 5.6 17.2 22.1 16.9 2.8 11.8 5.3 24.7 8. puesto que se han seleccionado sólo aquellos que han resultado más relevantes en el tema que se está tratando.8 13.8 2.1 6.1 1.7 3. Maquinaria y aparatos eléctricos 31.8 3.2 8.9 2. incluyéndolas sumarían 412 operaciones.5 2.5 7.3 2. .8 2.4 8.1 Preparación e hilado de fibras textiles 17.2 Tejidos textiles 18.9 11.7 22.7 2.4 Productos farmacéuticos 24.7 2002 Total Operaciones 2003 2004 2005 2006 2007 2000 2001 2006 2007 Operaciones en % 2002 2003 2004 2005 2000 1 1 1 1 1 1 1 1 2 2 2 2 8 107 Tradicionales 15.3 38.3 Fabricación de partes. lo cual explica que la suma de las operaciones presentadas por sectores desagregados a tres dígitos no coincidan.8 13.6 11.1 Fabricación de válvulas.9 5.0 5.3 18.9 22.3 6.8 6.3 72.8 11.4 57. piezas y accesorios no eléctricos para vehículos de motor y sus motores Avanzadas 31.5 Jabones.3 Fabricación de aparatos de recepción.9 2. transformadores y generadores 31. Industria química 24.9 11.9 19.3 2.1 11. tubos y otros componentes electrónicos 32.3 18.2 88. Fuente: Elaboración propia.Cuadro 3.8 52.8 2.1 4.8 Otros productos alimenticios 17/18 Textil y confección 17.8 9. Material electrónico y equipo de comunicaciones 32.1 2.0 8.1 2.1 Productos químicos básicos 24.0 3.2 3.2 Confección de prendas de vestir.8 2.5 27.1 11.1 31 11 6 36 9 11 8 75 13 56 48 1 8 1 3 2 12 2 7 6 3 3 4 8 3 2 14 3 4 4 16 3 12 10 6 3 3 2 2 2 5 2 2 21 3 18 7 4 10 5 2 12 2 1 2 1 11 2 9 8 7 5 2 3 35 4 3 1 3 1 1 7 2 3 4 1 2 4 4 3 2 1 1 5 1 4 4 3 14 4 6 4 27 1 1 1 1 2 2 7 6 8 3 4 1 19 9. Vehículos de motor y remolques 34.7 2.3 5.2 2.6 6.4 11.7 11. Muebles y otras manufacturas 36.1 11.1 12.6 2.9 2.0 13.8 5.1 11.6 8.8 5.2 10 30 50 2 1 3 64 86 2 102 1 1 44 22 14 14 263 22.4 16.1 11.8 2.6 2. detergentes y perfumes 34.9 1.1 7.9 8.9 8.3 4.5 15.1 11.8 2.8 5.3 11.6 Fabricación de otro equipo eléctrico 32.8 2.3 15.10a. textiles y accesorios 36.1 14.4 2.8 9.3 2.9 2.1 8.8 4.6 5.3 3.4 3.8 2.9 13.0 7. (b) El total excluye las partidas desagregadas a dos dígitos.5 10.8 3.1 Fabricación vehículos motor 34.9 15.7 25.5 20.6 6.6 11.3 5. sin contar las de subcontratación (c) Los porcentajes se han calculado considerando el número de operaciones acaecidas en ese subsector en un año en concreto sobre el total de las del grupo de manufacturas avanzadas.9 3.5 Juegos y juguetes Intermedias 24.4 4.1 4. grabación y reproducción de sonido e imagen Total manufacturas La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España Nota: (a) los sectores desagregados a dos dígitos muestran el número total de operaciones de deslocalización recopiladas durante el periodo.6 3.1 Fabricación de motores eléctricos.1 11.7 64.2 22. Evolución de las operaciones de deslocalización en España.2 Fabricación de transmisores de radiodifusión y televisión y de aparatos para la radioditelefonía y radiotelegrafía 32.6 22.1 5.7 2.1 1.7 11.8 2.9 20.

8 108 Tradicionales 15.5 20.2 Fabricación de transmisores de radiodifusión y televisión y de aparatos para la radioditelefonía y radiotelegrafía 32.6 0.0 3.0 1.870 2.0 15.1 2.4 1.9 5.203 705 9.200 167 167 650 650 - 5.4 5.0 12.1 Fabricación de motores eléctricos.0 sd 12.Cuadro 3.0 6.8 3.2 Tejidos textiles 18.3 4.2 6.0 3.7 31.3 2.1 2.3 2.1 Productos químicos básicos 24.3 0.0 2.2 11.041 Empleo 2004 2005 2007 2001 2007 Empleo en % 2003 2004 2005 2000 198 198 74 74 - Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española 2.534 1.4 1. Los sectores de mayor relevancia.493 1.0 4.252 837 70 565 5.296 1.1 5. (b) El total excluye las partidas desagregadas a dos dígitos.695 1.7 1.5 1.4 48.9 6.2 18.4 0.295 240 279 40 239 1.2 10. tubos y otros componentes electrónicos 32.7 2.2 1.0 4.2 30.0 0.2 12.5 1.0 42.354 5. lo cual explica que la suma de las operaciones presentadas por sectores desagregados a tres dígitos no coincidan.8 25.4 23.241 18.1 4.241 5.732 250 9.3 Fabricación de partes.9 1.029 11.7 2.8 7.4 1.3 5.595 2.9 1.1 2.4 11.0 3.9 9.7 6.8 9.0 4.1 2.7 300 1.5 1.5 5. Material electrónico y equipo de comunicaciones 32.6 0.3 10.8 10.4 8.0 883 174 174 1.1 31.191 18.255 1.2 Confección de prendas de vestir.092 1.2 24.442 174 284 649 4.216 20.894 10.8 2.685 3.5 3.3 2.5 0.838 3.0 3.5 0.2 2.9 3.1 1. Evolución del empleo afectado en España.636 4.522 1.3 0.392 278 1.716 3.1 Fabricación vehículos motor 34.5 Jabones.8 Otros productos alimenticios 17/18 Textil y confección 17.126 590 536 1. Vehículos de motor y remolques 34.493 520 520 544 515 515 158 83 75 731 113 468 551 300 190 195 195 4.899 1. textiles y accesorios 36. sin contar las de subcontratación (c) Los porcentajes se han calculado considerando el número de operaciones acaecidas en ese subsector en un año en concreto sobre el total de las del grupo de manufacturas avanzadas. Maquinaria y aparatos eléctricos 31. grabación y reproducción de sonido e imagen 9.098 784 7.303 6.8 1.7 1. Alimentación y bebidas 15.182 2.3 7.420 19.2 3.541 603 576 214 61 148 148 320 117 23 3.920 1.9 10.8 319 177 225 37 310 400 5. transformadores y generadores 31. Fuente: Elaboración propia.200 2.2 12.263 812 375 635 575 615 166 2.872 1.0 3.9 7.834 1.409 12.6 Fabricación de otro equipo eléctrico 32.5 Juegos y juguetes Intermedias 24.8 1.1 2. . Industria química 24.619 12.718 227 sd 226 117 2.802 1.1 Fabricación de válvulas.6 0.529 1.1 3.800 3.5 4.956 1.527 0. Muebles y otras manufacturas 36.489 13.0 2.450 3. intemedias o tradicionales al que pertenezca para ese mismo año.9 12.8 5.077 63.8 5.10b.7 0.9 0.469 Nota: (a) los sectores desagregados a dos dígitos muestran el número total de operaciones de deslocalización recopiladas durante el periodo.895 1. piezas y accesorios no eléctricos para vehículos de motor y sus motores Avanzadas 31.7 1. incluyéndolas sumarían 412 operaciones. detergentes y perfumes 34.4 54 585 191 915 153 3. 2000-2007 2001 2002 240 sd 544 170 2.5 18.4 16.3 1.0 34.2 13.7 9.8 23.392 70.844 1.2 29.9 0.1 Preparación e hilado de fibras textiles 17.370 652 870 470 725 482 102 776 60 2.3 Fabricación de aparatos de recepción.9 19.3 21.7 5.1 0.0 14.5 4.2 1.6 3.7 35.9 15.5 5.149 1.005 11.4 4.265 4. puesto que se han seleccionado sólo aquellos que han resultado más relevantes en el tema que se está tratando.7 15.7 12.5 52.8 1.3 13.890 1.8 6.835 1.890 2003 2006 Total 2000 2002 2006 185 125 112 13 188 178 178 374 374 2.4 Productos farmacéuticos 24.8 9.4 1.368 63.7 17.704 1.4 sd 2.879 Total manufacturas 3.

La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España

Dentro del importante sector de material de transporte, despuntan los vehículos de motor (13 operaciones y 5.838 empleos afectados), con empresas deslocalizadas como Renault Vehículos Industriales, Seat o Ford, y la fabricación de partes, piezas y accesorios no eléctricos para vehículos de motor (56 operaciones y un empleo afectado de 12.636 personas), donde las deslocalizaciones han recaído en empresas como Delphi Automotive, General Motors o Promek Magnetti Marelli (filial de Fiat). En el segmento del material electrónico, mención especial merece la rama de válvulas, tubos y otros componentes electrónicos, encuadrada en las TIC, que representa el 44 por ciento del total de operaciones registradas en ese sector y el 50 por ciento en términos de empleo. Aquí, las principales actuaciones han venido de la mano de firmas como Delphi (Cetasa, Packard) o Lear Corporation. En el ámbito de material eléctrico, sobresale, tanto por el número de operaciones como por el empleo afectado, la rama clasificada por la CNAE como otro equipo eléctrico, en el que se incluyen actividades como el cableado para automóviles u otros sistemas eléctricos destinados fundamentalmente a la automoción, correspondiendo pues el grueso de la deslocalización a partes y piezas eléctricas para vehículos. Las empresas más afectadas han sido Alcatel, Lucent Technologies y Ericsson. Por último, entre las actividades de textil y confección, sobresalen las de confección de prendas de vestir, textiles y accesorios, que suponen el 46 por ciento de las operaciones conocidas de deslocalización y el 51 por ciento del volumen de empleo dañado. En este caso, se encuentran empresas como Sáez Merino y DB Apparel (Antigua División de Sara Lee), entre otras. Resultados similares a los expuestos para el conjunto del país con respecto a las actividades más perjudicadas por la deslocalización, se observan en aquellas CC AA a las que se viene prestando particular atención, aunque conviene advertir algunas diferencias, reflejadas en los gráficos 3.5 y 3.6, así como en el cuadro 3.11. En Andalucía, el grupo de manufacturas intermedias aparece como el más afectado, centralizándose los efectos en material de transporte (cuadro 3.11). Asimismo, cabe destacar las industrias de material eléctrico y electrónico, que aun no registra en toda su dimensión la CRE. Gráfico 3.5. Operaciones de deslocalización según tipo de actividad económica, 2000-2007
180 160 140 120 100 80 60 40 20 0 Andalucía Cataluña Comunidad Valenciana Madrid País Vasco Avanzadas Intermedias Tradicionales

Nota: Se incluyen datos hasta agosto de 2007. No se consideran los datos de subcontratación. Fuente: Elaboración propia con datos de UNCTAD (2007).

109

Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española

Gráfico 3.6. Empleo afectado por la deslocalización según tipo de actividad económica, 2000-2007 (miles de trabajadores)
25 Avanzadas 20 Intermedias Tradicionales 15

10

5

0 Andalucía Cataluña Comunidad Valenciana Madrid País Vasco

Nota: Se incluyen datos hasta agosto de 2007. No se consideran los datos de subcontratación. Fuente: Elaboración propia con datos de UNCTAD (2007).

Cuadro 3.11. Distribución del empleo deslocalizado por comunidades autónomas Andalucía Tradicionales Alimentación y bebidas Textil y confección Cuero y calzado Papel y artes gráficas Metalurgia Productos no minerales no metálicos Productos metálicos Muebles y otras manufacturas Intermedias Industria química Transformación del caucho y materias plásticas. Maquinaria y equipo mecánico Material de transporte Avanzadas Maquinaria y aparatos eléctricos Material electrónico y equipo de comunicaciones Máquinas de oficina y equipos informáticos Material de precisión Total manufacturas
Nota: Se excluyen los datos de subcontratación Fuente: Elaboración propia.

Cataluña 5.468 779 3.576 254 308 152 12.816 1.713 1.400 2.303 7.400 2.921 3.824 1.903 1.018 21.205

Comunidad Valenciana 3.364 72 2.373 201 718 512 109 109 294 130 130 4.006

Madrid 295 185 30 80 2.922 289 802 1.831 4.909 299 4.610 8.126

País Vasco 722 603 119 1.327 273 710 0 344 1.205 1.205 3.254

569 328 116 125 3.960 223 3.737 2.413 1.120 1.293 6.942

110

La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España

En Cataluña, la deslocalización de empresas incide de forma apreciable en la totalidad de actividades intermedias y avanzadas, si se exceptúan los instrumentos de precisión. Las empresas enmarcadas en el segmento de alta tecnología son las predominantes en cuanto a número de operaciones (gráfico 3.5), pero su impacto sobre el empleo no es tan considerable como en el caso de las intermedias (gráfico 3.6), máxime en material de transporte. En el ámbito de las actividades tradicionales, las de textil y confección son las únicas donde la deslocalización adquiere relieve en la región catalana. En la Comunidad Valenciana prevalece una deslocalización de empresas en las actividades de demanda menos dinámica e inferiores requerimientos tecnológicos, tanto medida a través de las operaciones como del empleo afectado. Detrás de esta particularidad se encuentra la entidad de las empresas de confección y de calzado en esta CC AA. En Madrid, las operaciones han tendido a concentrarse en las industrias tradicionales e intermedias. No obstante, la repercusión sobre el empleo es especialmente elevada en las manufacturas avanzadas, absorbiendo el 37 por ciento de la deslocalización experimentada por el conjunto de la economía española en material electrónico. Por último, en el País Vasco, las operaciones encuadradas en las actividades de media y alta tecnología son las que han tenido un mayor efecto sobre el empleo y el tejido productivo. Sin embargo, a diferencia de Andalucía y Cataluña, la industria de maquinaria eléctrica es la única afectada en la agrupación de manufacturas avanzadas. x3.4.4.- Firmas extranjeras y nacionalesxxii La estructura de la propiedad es un factor determinante a la hora de explicar el proceso de deslocalización. En España, el 63 por ciento de las empresas que han realizado operaciones de deslocalización están en manos de no residentes (cuadro 3.12). Todavía son más elevados los porcentajes relativos al número de operaciones y al empleo afectado, donde la participación las EMN extranjeras supera el 84 por ciento. Adicionalmente, estas empresas son las que han recurrido con mayor frecuencia a la estrategia de cierre de plantas enteras. No obstante, el protagonismo de las empresas de capital foráneo varía entre las distintas actividades industriales, siendo mucho más subrayado en aquellas donde la presencia de empresas propiedad de no residentes es superior, esto es, en las manufacturas intermedias y avanzadas. En la perspectiva regional, Cataluña, Madrid, la Comunidad Valenciana, Andalucía y el País Vasco acopian por encima del 70 por ciento de la deslocalización atribuible a empresas bajo control de no residentes (cuadro 3.13), destacando, en este sentido, las regiones catalana y madrileña. Precisamente, en estas dos CC AA se focalizan los casos de firmas de capital nacional que han deslocalizado actividades de alto contenido tecnológico (90 por ciento del total). Cuadro 3.12. Empresas y empleo afectado por la deslocalización en España según la estructura de la propiedad, 2000-2007 Número de empresas Extranjeras Tradicionales Intermedias Avanzadas Total manufacturas 64 121 91 276 Nacionales 119 31 11 161 Empleo afectado (2000-2007) Extranjeras 7.017 29.208 22.834 59.056 Nacionales 7.257 2.697 962 10.916

Nota: 907 empleos afectados sin datos por tipo de empresa. No se incluyen los datos de subcontratación. Fuente: Elaboración propia.

111

059 País Vasco Operaciones 4 6 4 14 Empleo 383 1.103 1. Rianxeira y Calvo. y Proinsega (antes Oscar Mayer) en cárnicas. concentradas en la agrupación de manufacturas tradicionales.768 342 4. cuero y calzado. confección. Las primeras se han orientado hacia América Latina. incrementando su capacidad de crecimiento.735 Andalucía Operaciones 3 2 5 Empleo 328 570 898 Cataluña Operaciones 42 17 7 66 Empleo 2. exponiendo motivos de reducción de costes o cercanía a las materias primas.9 68. Número de operaciones y empleo afectado por la deslocalización en las CC AA.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Cuadro 3. pero también las de alimentos.9 70. con un número creciente de operaciones y de empleos afectados cada año. Fuente: Elaboración propia. En él puede constatarse que únicamente en la Comunidad Valenciana predominan las empresas nacionales. sobresalen Albacora. mientras que la última alega problemas de rentabilidad que le obligan a recortar costes. Se excluyen los datos de subcontratación.9 Nota: Se incluyen datos hasta agosto de 2007.212 Madrid Operaciones 5 16 18 39 Empleo 265 2.444 11. Fuente: Elaboración propia.044 Cataluña Operaciones 30 51 38 119 Empleo 3.960 1.032 C. Se trata sobre todo de compañías de dimensión relativamente grande. No se consideran los datos de subcontratación.9 80. 2000-2007 Extranjeras Tradicionales Intermedias Avanzadas Total manufacturas 46 85 67 198 Nacionales 76 25 10 111 % sobre el total español Extranjeras 71.327 1. bebidas y tabaco.576 218 2. El contrapunto lo brinda Madrid. resulta conveniente mencionar a algunas de ellas. Valenciana Operaciones 4 4 1 9 Empleo 788 294 130 1. donde apenas tienen relevancia. hasta llegar a 2007 en el que las cifras decrecen. puede esperarse que acabe reportando beneficios al conjunto de la industria nacional.3 73.14.794 Madrid Operaciones 2 2 4 Empleo 37 30 67 País Vasco Operaciones 5 2 1 8 Empleo 339 180 519 Nota: Cinco empresas en Cataluña sin identificar propiedad.477 5. lo que. Un mayor detalle de cada una de las CC AA se presenta en el cuadro 3. en conservas de pescado.14. Número de empresas deslocalizadas por CC AA según la estructura de la propiedad. 112 . bebidas y tabaco y las de la industria auxiliar del automóvil. 2000-2007 Extranjeras Tradicionales Intermedias Avanzadas Total manufacturas Nacionales Tradicionales Intermedias Avanzadas Total manufacturas Andalucía Operaciones 5 7 6 18 Empleo 241 3.797 5.13.7 Nacionales 63. Por esta razón. que han ido convirtiéndose paulatinamente en globales. Principalmente han destacado las empresas de textil. afirmando su competitividad en el mercado mundial. Valenciana Operaciones 23 4 27 Empleo 2. conforme a lo ya expuesto. Cuadro 3.7 90.213 C.6 71.025 2.791 21. Dentro de la rama de alimentos.843 6.317 8. Las firmas de capital nacional han ido cometiendo gradualmente estrategias de deslocalización.

rebajando costes. SAS y Sysmo. Pulligan. aun cuando en los años más recientes se divisa también en las actividades de mayor sofisticación tecnológica.5. orientándose sus empresas deslocalizadas hacia los países desarrollados. Los mismos destinos y por las mismas razones han atraído a las empresas de maquinaria equipo mecánico. En lo que se refiere. con datos hasta 2005 (Myro y Fernández-Otheo. a las diferentes formas de deslocalización. Casi todas ellas se han dirigido hacia Marruecos. ampliándose así la nómina de empresas reflejada en algunos estudios parciales previos. cuyas empresas persiguen principalmente la merma de costes para sobrevivir ante la feroz competencia de estos países. acaso porque su objetivo sea la exploración de nuevos mercados o tal vez por el rechazo de sus productos en algunos de los socios europeos. Una tendencia que ha preponderado en las manufacturas tradicionales. Inditex. Tavex. China y el resto de Asia. un menoscabo significativo en la cualificación de la mano de obra. Yanko. Finalmente. que serán objeto de atención en el siguiente epígrafe. Ahora bien. cabe resaltar el incremento del número de operaciones en Asia y en los países del Este del Europa durante los dos últimos años. también a fin de disminuir costes. buscando las ventajas que éstos ofrecen.Destino geográfico de las producciones deslocalizadasxxii Averiguar los lugares a los que se encamina la producción desplazada. en el ámbito de material de transporte. que se han dirigido hacia China y los PECOs manifestando razones de reestructuración de actividades. En todo caso. despuntan Ercros. x3. creando plantas y. Induyco. el traslado de la actividad ubicada en España no siempre se dirige a un único país. Mango y Loewe son algunas de las empresas protagonistas. en una medida menor. de reducción de costes. En el área de las economías desarrolladas. foco de atracción reiterado. deben nombrarse Fycosa. En términos evolutivos. Myrurgia y Fertiberia. En el sector químico. 113 .La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España En textil y confección. Este último es claramente el caso de la Comunidad Valenciana. alegando motivos de reestructuración y. En el cuadro 3.15 se recogen los destinos detectados. merece la pena señalar que la totalidad de empresas que optan por la subcontratación se encauzan hacia el mundo en desarrollo. 2007). las empresas de cuero y calzado (Kelme. realizando subcontratación con empresas locales. En contraste.. entre otras empresas que se han dirigido al Centro y el Este de Europa. distinguiendo las operaciones de deslocalización de las de subcontratación. ayuda a conocer mejor los verdaderos motivos que impulsan las decisiones de deslocalización. finalmente. las economías emergentes del Centro y el Este de Europa y de Asia (China en particular) concentran la mayor parte de las operaciones.4. entre las que cabe señalar Fagor y Zardoya-Otis. con la finalidad declarada en muchos de los casos de subcontratar las producciones que antes llevaban a cabo. tan sólo la UE-15 figura como punto de llegada habitual de las empresas. más frecuentemente. el País Vasco se aleja de esta pauta. Madrid y Andalucía. más allá de los declarados. de ahí que el espacio comunitario aparezca a menudo compartiendo destino con zonas en desarrollo. Asimismo. al mismo tiempo. Éste es igualmente el motivo que parece haber impulsado a la empresa Flex a optar por los mercados latinoamericanos. Pikolin. por otra parte. Sáez Merino. aunque no de forma prioritaria la UE-15. entre otras) se han encaminado a Marruecos y Asia. de las empresas instaladas en Cataluña. Estos destinos parecen revelar la búsqueda de una reducción de costes laborales sin que ello comporte. Colomer. Ferrys.

se ha tratado de objetivar al máximo las motivaciones declaradas. 2000-2007 Deslocalización África Asia Latinoamérica África/Asia África/Latinoamérica Asia/Latinoamérica África/Asia/Latinoamérica Total países en desarrollo Este de Europa Este de Europa/Asia Este de Europa/África Este de Europa/África/Asia Este Europa/África/Asia/Latinoamérica Unión Europea-15 Unión Europea-15/Este Europa Unión Europea-15/África Unión Europea-15/Asia Unión Europea-15/África/Latinoamérica Unión Europea-15/Asia/Latinoamérica Unión Europea-15/Otras áreas Unión Europea/Este Europa/África Total manufacturas Total 25 43 4 2 2 4 80 60 8 4 72 21 9 4 2 1 1 15 53 207 412 Subcontratación 5 12 2 2 1 21 1 1 2 3 13 40 Total operaciones conocidas 30 55 4 4 2 6 1 101 60 8 4 1 73 21 9 6 5 1 1 15 58 220 452 Nota: Se incluyen datos hasta agosto de 2007. ha de completarse con el de las manifestadas por las empresas. a fin de adquirir un mayor grado de conocimiento sobre las mismas. la capacidad explicativa de esta variable acerca de las causas que mueven al traslado de las producciones disminuye. Destino de las operaciones por tipos de deslocalización en España. Fuente: Elaboración propia. Se mencionan los casos de subcontratación para evidenciar su escasa relevancia respecto al fenómeno de la deslocalización. como las organizaciones patronales y sindicales.Motivaciones declaradas por las empresasxxii El análisis de la orientación geográfica de las actividades deslocalizadas.6.15. 114 .4. además de los propios medios de comunicación. cuando se combinan destinos en países desarrollados y en desarrollo.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Cuadro 3. En cualquier caso.. pese a proporcionar claves importantes acerca de sus posibles motivaciones. recurriendo a fuentes informativas adicionales. Además. x3.

El hecho de que las empresas de alta tecnología se trasladen también hacia los países en desarrollo. así como de aminoración de costes.7 por ciento.16). forma parte de una estrategia de mayor alcance de localización y radicación en economías emergentes de aquellas producciones avanzadas más intensivas en mano de obra (Myro y Fernández-Otheo. como causa añadida. la merma de costes está presente en las tres agrupaciones. Salvo en las industrias tradicionales.9 y un 4. 115 . Desde esta vertiente. mientras que en las manufacturas intermedias y avanzadas representa. la rebaja de costes laborales. respectivamente. donde recortar costes reviste mayor importancia que la reestructuración. En cambio.16. En cambio. Ahondando en el análisis sectorial con la ayuda del cuadro 3. La primera muestra cómo se reparten las distintas motivaciones entre los tres grupos de manufacturas (lectura vertical del cuadro).1 por ciento). el de reducción de costes alcanza un mayor protagonismo en la agrupación de industrias tradicionales. puede decirse que las empresas contenidas en la muestra aducen fundamentalmente razones de reorganización en la estructura de la actividad que desarrollan. logra un mayor peso relativo (9. deben diferenciarse dos perspectivas. la rebaja de costes.16. La segunda de las perspectivas a las que se ha hecho alusión tiene en cuenta las motivaciones que se esconden detrás de la deslocalización en cada una de las categorías de actividades manufactureras (lectura horizontal del cuadro 3.9 por ciento y 8.3 por ciento de las razones expuestas. como cabía presumir. donde de antemano se conoce bien la causa esencial subyacente. Deliberadamente se han excluido los casos de subcontratación. en las intermedias y avanzadas ésta última es fundamental en la mayoría de las ocasiones. aunque también tiene una considerable significación. 2007). Los resultados obtenidos en las tres grandes categorías de actividades manufactureras delimitadas en el estudio se recogen en el cuadro 3. si bien es en las actividades tradicionales donde.La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España Desde un punto de vista general. la reestructuración adquiere relevancia en las actividades intermedias y avanzadas (suponiendo un 9. respectivamente). el motivo de reestructuración adquiere superior relieve en el de material de transporte. un 2. incluyendo los del Centro y el Este de Europa. Entre los sectores afectados.

Cuadro 3.336 686 4.192 21.289 Pérdidas Disminución Pérdidas Pérdidas/ Obsolescencia acumuladas Competencia demanda acumuladas Competencia Instalaciones Disminución demanda 612 56 566 358 242 72 400 2.356 14.559 5.285 637 922 1.706 Reducir Reducir costes/ costes/ Pérdidas Competencia acumuladas 74 25 99 Desloca.836 16.879 Tradicionales Intermedias Avanzadas 714 530 3.927 107 369 2.331 773 6.916 70.Finalización Total casos lización contrato con Sin definir conocidos clientes el cliente 547 738 1. Fuente: Elaboración propia.389 Nota: Se incluyen datos hasta agosto de 2007. Se excluyen los datos de subcontratación.765 7.10b.182 220 Total manufacturas 673 1.909 3. Los sectores de mayor relevancia.684 32.620 11.279 23.069 1.Finalización Total casos lización contrato con Sin definir conocidos clientes el cliente 59 24 83 88 152 104 344 Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Tradicionales Intermedias Avanzadas 7 5 4 85 8 20 Pérdidas ReestrucReestruc-turaDisminución Pérdidas Pérdidas/ Obsolescencia acumuladas Reestructuración/ Competencia ción/ Reducir demanda acumuladas Competencia Instalaciones Disminución turación Competencia costes demanda 1 10 4 6 5 10 5 3 1 2 4 3 1 3 41 3 12 3 4 4 1 1 34 5 Total manufacturas 12 12 13 116 Empleo Reestructuración 735 7. 2000-2007 Operaciones Reducir costes 40 5 17 62 11 3 7 2 7 2 2 1 4 3 7 5 12 Reducir Reducir costes/ costes/ Pérdidas Competencia acumuladas Desloca. .970 562 2.211 12.562 5. Evolución del empleo afectado en España.927 30 74 362 1.544 4.033 514 172 402 2.315 ReestrucReestruc-turaturación/ ción/ Reducir Competencia costes Reducir costes 174 1.

108 7.447 8.484 1. Cuadro 3. o el gradual cierre de determinadas líneas de producción. de la composición sectorial de la industria en cada región.4.704 11. ind.034 5. las motivaciones dependen de las actividades deslocalizadas.369 ERE/ Cierre empresa 6 1 7 ERE/ Cierre empresa 379 49 428 Total casos conocidos 156 152 104 412 Total casos conocidos 14. existe una razón primordial a la hora de explicar el proceso de deslocalización en España: la reestructuración de actividades llevada a cabo por empresas no residentes (supone el 20.213 ERE 3.290 1. En el País Vasco ambas razones muestran un peso equivalente. si bien el abandono de la actividad productiva en un país no tiene porqué suponer el abandono de otras tareas que la empresa venía realizando previamente (comerciales y servicios de asistencia postventa). éstos se producen en el marco de un ERE.279 23. como los ERE. ind. en muchos casos.6 por ciento del conjunto de operaciones y el 23 por ciento del empleo para los que se dispone de información). dentro de ellos. lo que no debe sorprender. como la clausura de plantas o de empresas. Hay estrategias “más suaves” de acercamiento.223 9. es habitual encontrar unidas ambas justificaciones.465 1.Estrategias seguidas: reducción de la actividad y cierres de plantas y empresasxxii Como se ha reiterado a lo largo del capítulo. dado que. act.826 499 761 30 1.061 4. sucediendo lo contrario cuando se selecciona la variable reducción de costes. ind. que alcanza a un 15 por ciento del total de operaciones y un 17.017 868 3.684 32.274 510 3.010 19.916 70. Estrategias en origen para las actividades deslocalizadas. tanto de empresas como de plantas y líneas de producción.341 Otras 1.La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España Así pues. pero.17. son mayoritarios (63 por ciento del total) y.7.4 por ciento del empleo afectado. la deslocalización puede adoptar diferentes perfiles.533 2. ind. como se ha comentado.879 Operaciones Tradicionales Intermedias Avanzadas Total manufacturas Cierre Planta 49 55 38 142 ERE 36 44 33 113 Otras 17 16 8 41 Empleo Tradicionales Intermedias Avanzadas Total manufacturas Cierre Planta 4.501 1.011 Cierre Cierre Abandono Cierre línea de planta/ actividad empresa producto aban.783 6.687 1. respondiendo a diferentes trazas y situaciones de las firmas implicadas. además. Se excluyen los casos de subcontratación (b) ERE: Expediente de Regulación de Empleo.860 25. 11 5 4 20 14 17 13 44 2 1 1 4 11 8 2 21 ERE/ Cierre planta 10 5 5 20 ERE/ Cierre planta 1. A este pretexto se une el de la disminución de costes.314 459 3. principalmente laborales. 117 . 1. Por CC AA. Fuente: Elaboración propia. x3. España. a su vez. act. la reestructuración tiene una menor relevancia relativa en Andalucía que en el resto de las regiones consideradas. el de plantas (55 por ciento de dicho porcentaje)..127 Nota: (a) Se incluyen datos hasta agosto de 2007.17. Las diversas estrategias puestas en práctica por las empresas se reúnen en el cuadro 3.248 845 7. También aparece con alguna frecuencia el argumento de las pérdidas registradas por la empresa. y otras de mayor calado. 2000-2007 Cierre Cierre Abandono Cierre línea de planta/ actividad empresa producto aban. y éstas. Los cierres.

la clausura de empresas es mucho más cuantiosa en las industrias tradicionales que en el resto. las actividades intermedias son las que presentan una cifra más elevada de casos de cierres de plantas.0 100. despuntando los casos de la industria textil y confección (empresas como Buenos Liberto y Torcidos Ibéricos). Por otro lado.18. y su responsabilidad ha recaído en firmas encuadradas en el segmento de actividades tradicionales.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española El desglose por sectores revela algunos matices interesantes.7 100. así como en el de manufacturas intermedias.0 50. sucedidas por las avanzadas. entre éstas y las tradicionales. Estrategias en origen para las actividades deslocalizadas.0 60. si bien el empleo perjudicado se reparte.5 69. España 142 20 19 3 4 44 108 2 1 20 7 1 5 2 33 411 Andalucía 3 2 1 8 1 15 Cataluña 77 11 8 1 2 10 43 2 5 7 4 170 Comunidad Valenciana 5 2 3 1 1 5 10 1 4 1 1 34 Madrid 19 1 3 1 3 9 2 1 39 País Vasco 8 2 5 5 20 % sobre total España 78.4 100. donde la industria nacional posee mayores ventajas competitivas. Por último.0 67. línea de producto Cierre línea de producto ERE ERE temporal ERE/Abandono actividad industrial ERE/Cierre planta ERE/Cierre empresa ERE/Línea de producto ERE/Plan de viabilidad Plan viabilidad Sin dato Total Fuente: Elaboración propia. aunque por empleo destacan las de medio y alto contenido tecnológico. Sin embargo. en las industrias de carácter tradicional. en términos de empleo. examinando la distribución de cada una de las estrategias en las tres agrupaciones de manufacturas (lectura vertical del cuadro). industrial/Cierre planta Cierre planta/Aban.0 84.6 118 .2 66. el abandono de la actividad industrial en territorio español prevalece. 2000-2007 Estrategias Cierre planta Cierre empresa Abandono actividad industrial Aband. Las tácticas de abandono de líneas de producto son numéricamente similares en los tres grupos de actividades.0 100.0 100.9 80. entre las que sobresale la maquinaria y equipo mecánico (empresa Defesa). como cabía esperar. continúan siendo las manufacturas intermedias las predominantes. En el plano regional. Cuadro 3.0 100. Desagregación por CC AA más afectadas. Todas ellas presentan la particularidad adicional de que son de propiedad nacional.18). siete de los casos detectados como ERE. que finalmente se han convertido en cierre de empresa. casi a partes iguales. Así. act. han tenido lugar en Cataluña. seguidas por las tradicionales y las avanzadas. cabe señalar que las cinco CC AA en las que se viene centrado la atención absorben porcentajes muy elevados del total de cierres de distinto tipo acontecidos (cuadro 3.0 54.

7. Por otro lado. Sólo se ha registrado un ERE que ha concluido en el abandono de la actividad industrial en territorio español. en primer lugar que. sobre el existente en 2000) 14 12 10 8 6 4 2 0 Tradicionales Intermedias Avanzadas Total manufacturas Nota: Se incluyen datos hasta agosto de 2007. que se crean y destruyen en una cuantía superior a la cifra que supone el efecto neto. Sin duda. pero ha sido protagonizado por una multinacional extranjera. En segundo lugar. Cataluña y el País Vasco. Fuente: INE y elaboración propia. El empleo manufacturero perjudicado de forma directa asciende a un 2. indicando la proporción de empleo total existente en el año 2000 que ha sido afectado directamente por la deslocalización en los siete ejercicios posteriores y en cada una de las actividades productivas. Alsthom. sobre todo si se tiene en cuenta que cada año tiene lugar una elevada rotación de puestos de trabajo. tejidos para confección. llevado a cabo por la empresa Ribetes Mora. derivados del arrastre de los sectores perjudicados sobre los restantes. si bien los ERE han alcanzado menor entidad en el resto de regiones en términos de empleo afectado. pero que no han sido abordados en estas páginas.7 ofrece la información relevante.4. sobresaliendo en este sentido Andalucía y la Comunidad Valenciana. la comparación de Madrid con las demás CC AA revela. dedicada a la fabricación de ribetes para mantas. los cierres de planta y de líneas de producto revisten análoga importancia en todas ellas. el gráfico 3.3 por ciento durante la etapa contemplada. Nacionales Extranjeras 119 .8. Pues bien.Trascendencia de los efectos estimados en el sistema productivo españolxxii Los efectos directos de la deslocalización de empresas han sido implícitamente analizados al examinar el empleo afectado. en cambio. Gráfico 3. y ha afectado intensamente a la industria de equipo de transporte.. lo que no puede considerarse un porcentaje muy notable. aunque su alcance ha sido mayor en Andalucía. ha sucedido justamente lo contrario. los cierres de empresa son más significativos en Madrid y en la Comunidad Valenciana. porque resulta previo valorar la trascendencia de los efectos sobre el empleo en el tejido industrial español. muñequería y zapatillas.La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España Otros dos casos merecen mención por su peculiaridad. Importancia de la deslocalización de empresas en España. 2000-2007 (porcentaje de empleo destruido entre 2000 y 2007. Por último. concretamente en la Comunidad Valenciana. existen también impactos indirectos que cabría considerar. el único caso de cierre de un centro de diseño de ingenierías ha tenido lugar en Cataluña. entre otras razones. Éste es precisamente el objetivo del presente apartado. x3. en lo que atañe a las operaciones.

Contabilidad Nacional de España. Gráfico 3. 2002. correspondiendo casi en su totalidad a empresas en manos de no residentes. En todo caso. en las que supera ligeramente el 12 por ciento del empleo existente en 2000. en consonancia con lo expuesto en epígrafes anteriores. en los que se alcanzaron volúmenes de empleo de prácticamente el 4 por ciento (medidos siempre con respecto al del año 2000)108. No obstante. en lo que a volumen de empleo afectado se refiere. 2002 y 2005. la evolución temporal parece mostrar cierta desaceleración de este proceso en las manufacturas avanzadas. Si se distingue entre empresas. Impacto del empleo deslocalizado en las manufacturas. la mayor parte del empleo afectado es atribuible a las firmas de capital extranjero. 108 Ahora bien. Si el impacto agregado es reducido. 120 . razón por la que se ha renunciado a efectuar cálculos que necesariamente habrían de ser aproximados. atendiendo a la propiedad del capital. 2000-2007 (porcentajes sobre el empleo en 2000) 4 Avanzadas Intermedias 3 Tradicionales 2 1 0 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 Fuente: Elaboración propia con datos del INR. una conclusión que podrá ser refrendada cuando concluya la recopilación de la información concerniente a dicho año. el efecto de la deslocalización de empresas sobre el empleo de las manufacturas intermedias se mantiene alto aun en 2006. y en el que el capital nacional ha revelado hasta el momento serias dificultades para establecerse. conviene recordar que los datos recogidos en 2007 sólo llegan hasta agosto. Como puede esperarse. en un ámbito. el porcentaje sería pequeño. parece volver a recuperar su dinámica alcista en el último año.8. elevándose hasta el 4 por ciento en los años de mayor incidencia. En este punto se observan ya porcentajes de cierta entidad. clave para el crecimiento económico y la mejora de la productividad. España. debido al sector de vehículos de motor.8). además. En cambio. no sucede lo mismo cuando se desciende a nivel sectorial. la repercusión sobre el empleo no ha sido homogénea a lo largo del periodo. éste es más acusado en las manufacturas avanzadas. después de los años 2001. 2005 y 2006 (gráfico 3. de forma que el proceso de deslocalización.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Aun asumiendo que se estimasen efectos indirectos. 2001.

En él puede comprobarse que los cierres de plantas y líneas de producción tienden a afectar a producciones algo más estandarizadas e intensivas en mano de obra.La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España Con objeto de calibrar con mayor precisión el posible daño económico de este proceso de deslocalización en los sectores de material electrónico y vehículos de motor.02 0. aspecto al que se consagra el capítulo 4.03 2. aunque se incluyan dentro de las actividades con superiores requerimientos tecnológicos. y a veces se desplazan centros técnicos.53 1. En Madrid.37 0. Pero este análisis.19. Fuente: Elaboración propia. Sin embargo. particularmente en el segmento de las industrias avanzadas.00 4.32 0. No obstante. pues ha de ser completado con el de la inversión recibida del exterior.24 Andalucía 0.33 Cataluña 0. por tanto.24 0.80 9.69 Madrid 0. no puede cerrarse aquí. Se excluyen los datos de subcontratación. han deslocalizado en España. aparte de un renovado interés por atraer hacia ellos capital extranjero.66 10.00 0. referido a las estrategias del capital extranjero en España.15 0. mientras que se centra en las de media y baja intensidad tecnológica en la Comunidad Valenciana y en Cataluña. en coherencia con lo que se ha venido haciendo hasta este punto. ya se adelanta aquí que el panorama obtenido no resulta favorable y.96 0.4 se pormenoriza el tipo de producciones que algunas de las empresas.16 0.99 0. pero alcanza un mayor relieve dentro de las manufacturas avanzadas en Andalucía y el País Vasco.72 0. el impacto de la deslocalización de este tipo de empresas es elevado en los sectores de tecnología intermedia (cuadro 3.60 4.89 16.53 6.12 7.30 Comunidad Valenciana 0.26 1. 121 . cuando se consideran sólo las empresas de capital extranjero.02 País Vasco 0. su repercusión siempre es reducida.00 0.48 2.8 2. En lo que atañe a las empresas de capital nacional.19). Importancia de la deslocalización de empresas en las CC AA. anotando un porcentaje del número de trabajadores existente en 2000 del 16 por ciento en Andalucía.55 Comunidad Valenciana 0. Si la exploración se hace ahora distinguiendo aquellas CC AA más afectadas por la deslocalización.03 0. sobre todo multinacionales extranjeras. no es algo excesivamente nítido. las empresas propiedad de residentes no han protagonizado episodios de deslocalización de magnitud apreciable. 2000-2007 (porcentaje de empleo destruido sobre el existente en el año 2000) Extranjeras Tradicionales Intermedias Avanzadas Total manufacturas Nacionales Tradicionales Intermedias Avanzadas Total manufacturas Andalucía 0. en el Apéndice 3.13 2. puede verse como la influencia sobre el empleo en todas ellas ha sido superior en las manufacturas avanzadas.74 Cataluña 0. Asimismo. Cuadro 3.21 Nota: Cinco empresas en Cataluña sin identificar propiedad. como en el caso de Braun.28 Madrid 0.56 0. adecuándose al tipo de empresa predominante en cada una de estas dos regiones (más de actividades tradicionales en la primera. que el reclamo de una política industrial más vigorosa y exquisita en la creación de un medio ambiente de alta tecnología es una conclusión que en todo caso ha de reforzarse.00 1. comparándolas con aquellas otras que han mantenido vivas en el país.10 País Vasco 0.80 0. más de intermedias en la segunda).43 0.23 0. Este hecho aconseja políticas industriales muy activas en los sectores tecnológicamente más avanzados.

Algunas actividades. es decir. a países dotados de abundante mano de obra. con arreglo a los datos más recientes adelantados por el INE. tanto desde la perspectiva amplia de las actividades. algo tan normal como lo es el intercambio internacional de bienes y servicios o la IDE. los efectos esperados de este proceso no son de gran importancia. como desde la de las empresas. La deslocalización de producciones va a ser. minando ligeramente la esperanza de que pueda contarse alguna vez con una industria potente.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española x3. la confección. En las manufacturas avanzadas. En ese escenario que se vislumbra. mediante este simple procedimiento. El estudio se introduce con una reflexión general acerca del fenómeno en cuestión que. muy exigente para las empresas. dibujan un futuro de intensa competencia en los mercados. de los de la propia globalización. de carácter negativo. el cuero y el calzado se han visto sometidas a una aguda competencia que ha destruido empresas y puestos de trabajo. En todo caso. así como la generación de empleos en unas y su pérdida en otras. las economías más desarrolladas van a encontrar oportunidades acrecentadas para la expansión de sus empresas. así pues. Se trata de un proceso en expansión. al que lentamente van sumándose las latinoamericanas. se encuentra en vías de recuperación. ni desde luego. la deslocalización de establecimientos de algunas de estas firmas ha alcanzado una gran relevancia. como el textil. resume lo que se sabe con respecto a su importancia y consecuencias. Naturalmente. transferidos. La experiencia de la industria española en los años contemplados en estas páginas responde perfectamente a este patrón. al tiempo que en los de ésta. e intrínsecamente unido a ella. en el marco de la globalización..5.Consideraciones finalesxxxxiiii En este capítulo se ha examinado la deslocalización industrial en España. rutinarias e intensivas en mano de obra. tanto entre sectores productivos. la que tiene lugar mediante la apertura de filiales en el exterior apenas se le presta interés. por más que diferentes voces de alarma insistan en sus presuntos males. e incluso las africanas. Pero las empresas supervivientes parecen haber asumido una creciente internacionalización. debido al auge de las TIC. constituyendo la causa principal de la apreciable merma del empleo sufrida por este tipo de industrias que. aquí. aunque a la parte menos conocida de ésta. además de precisarlo conceptualmente. donde la presencia de filiales de las EMN es muy marcada. Sin embargo. el parco desarrollo ya acostumbrado de la industria española ha quedado más al descubierto. trasladado gradualmente fuera de las fronteras españolas algunas de sus actividades más periféricas. siempre que éstas asuman plenamente el reto de la internacionalización. las posibilidades que abre una especialización sin necesidad de cercanía geográfica. junto con el despegue sostenido de las economías asiáticas. Pero también van a ver incrementada la movilidad y rotación de sus trabajadores. remitiéndose su análisis al siguiente capítulo. Apenas pueden distinguirse de los de cualquier proceso de apertura a la competencia exterior. El 122 . como entre tareas. y no va a provocar otro efecto que el de reforzar la creación y desaparición de diferentes actividades.

supone la base de un mayor crecimiento sostenido en el futuro. junto a una estabilidad del nivel de empleo. éste es un terreno donde existe una notable mezcla de industria y servicios. Tampoco lo ha hecho el cierre de establecimientos en las industrias tradicionales. con un incremento de la actividad de las empresas de ensamblaje. Y. máxime en la industria auxiliar. En cualquier caso. mientras crece la preocupación por lo que sucederá con la rama de vehículos de motor. que últimamente manifiesta capacidad para construir grandes empresas. Ello ha sido fruto de una combinación de cierta deslocalización.La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España que así ocurra ha de quedar en manos del capital nacional.000 puestos de trabajo. a la par que de la creación de algunas nuevas compañías (también en la industria auxiliar). Con todo. pueda progresar más por el terreno de los servicios de alta tecnología que por el de las manufacturas. aunque difícilmente logrará sustituir el tejido productivo perdido (Myro et al. pero sin menoscabar la cantidad de empleo total. Lo más probable es que España se quede con una industria de alta tecnología más reducida en dimensión. más perjudicadas por la competencia exterior que por la deslocalización de empresas. ha frenado el avance industrial. pero con más predominio del capital nacional. la desinversión de capital extranjero en las actividades tecnológicamente más avanzadas parece haber remitido en el último ejercicio. manteniendo el volumen de empleo. De manera que la deslocalización de empresas. siguiendo el camino emprendido en los últimos años. por lo demás. Además. el sector servicios ha generado en el periodo objeto de estudio un volumen de empleo cercano a los dos millones de personas. pese a que ha dañado de forma apreciable el parco entramado industrial de la alta tecnología. y es probable que la economía española. a pesar del acrecentamiento de ésta última. cuya reestructuración ha sido vigorosa. hasta el momento.. que podrían elevarse a 100.000 si se añadieran los indirectos. de forma que la disminución del número de trabajadores en los sectores citados como más afectados ha sido cubierta con la creación de nuevos empleos en los restantes. 2007). que ha resistido con bastante éxito los envites de competencia internacional. en retirada en casi toda Europa. el resultado de todo el proceso de deslocalización industrial ha sido un escaso crecimiento del valor añadido manufacturero. España ha mostrado aquí la solidez de las ventajas que la han convertido en un gran fabricante de automóviles. poniendo en evidencia una deficiencia estructural de la industria española. con la destrucción directa de en torno a 70. ha estimulado la competitividad de las empresas con capacidad de supervivencia. cifra capaz de absorber cualquier excedente de la industria. Por otra parte. 123 . Esto es sin duda algo positivo y acorde con la madurez de nuestro país. aunque sea de marcas foráneas.

Evolución de las operaciones de deslocalización en las comunidades autónomas.1. 124 2005 . 2000-2007 Andalucía 7 6 5 4 3 2 1 0 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 30 20 10 0 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2006 2007 2007 60 50 40 Cataluña Deslocalización Subcontratación Deslocalización Madrid 10 9 8 7 6 5 4 3 2 1 0 Subcontratación Comunidad Valenciana 18 16 14 12 10 8 6 4 2 0 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2000 2001 2002 2003 2004 Deslocalización Subcontratación Deslocalización Subcontratación País Vasco 7 6 5 4 3 2 1 0 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 Deslocalización Subcontratación Fuente: Elaboración propia.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Apéndice 3.

000 800 600 400 200 0 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 Deslocalización Fuente: Elaboración propia.000 8.000 1.000 1.000 0 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2006 2007 2007 Deslocalización Subcontratación Deslocalización Subcontratación Comunidad Valenciana 2.500 1.000 500 0 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 1.000 1.000 500 0 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2. 2000-2007 Andalucía 2.500 1.000 2.2.500 4.La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España Apéndice 3.500 2. Evolución del empelo afectado por las operaciones de deslocalización y subcontratación en las comunidades autónomas.000 Cataluña 6.000 Madrid 2003 2004 Deslocalización Subcontratación Deslocalización Subcontratación País Vasco 1. Subcontratación 125 2005 .200 1.000 500 0 2000 2001 2002 3.500 2.500 2.

466 10 14.036 2.596 372 5.699 461 4. 85 2.260 0 3.198 5.502 56.555 6.065 14.334 853 821 32 1. 2.1 Caucho y plásticos 25.046 530 1.202 18.444 1.495 4.7 Fabricación de fibras artificiales y sintéticas Caucho y plásticos 25.1 Fabricación vehículos motor 34.3 Preparación.982 4.958 70 3. curtido y acabado de cuero Papel y artes gráficas 21.566 925 708 217 713 713 1.164 5. Evolución del empleo de una muestra de establecimientos Empleo establecimiento (empresas de 2000-2004) Empleo 2004 Empleo Empleo Diferencia estimado 2004 empleo real .492 1.6 Artículos de cuchillería y cubertería.3 Maquinaria agrícola 34.444 -3.859 4.456 2.576 6.3 Fabricación de partes.147 154 900 93 3.310 9 21.947 1.7 Aparatos domésticos Vehículos de motor y remolques 29.076 72.934 126 . eléctrico 31.523 16.480 551 566 -15 381 381 1.590 17 -206 698 -904 1.064 857 207 2.6 Tejidos de punto 18.976 1.059 94 53 912 887 156 731 sd.123 129 1. grabación y reproducción de sonido e imagen Máquinas de oficina y equipos informáticos 30.564 1.5 Productos lácteos 15.159 35 36.041 240 417 2.137 3.565 1.543 247 46.198 150 9.2 Confección de prendas de vestir.165 206 194 6.294 9.411 369 5. orfebrería y platería 36.2 Joyería.045 520 0 sd.1 Fabricación de válvulas.1 Fabricación de papel y cartón Productos minerales no metálicos 26.186 -62 -771 -5.8 Otros productos alimenticios Textil y confección 17.218 432 786 85 sd.5 Fundición de metales Productos metálicos 28.275 109 1.093 2.484 1.4 Fabricación de acumuladores y pilas eléctricas 31.612 1.328 352 -237 485 89 15 302 255 47 40 -10 -69 119 70 70 -71 43 -114 22 1.272 722 4.075 -864 260 3.555 30. textiles y accesorios 18.1 Preparación e hilado de fibras textiles 17.509 -757 -981 224 0 -6.344 3. tubos y otros componentes electrónicos 32.746 1.888 1.200 412 750 750 3.213 760 726 277 3.208 219 1.345 97 37.estimado desalojado 2.3 Fabricación de aparatos de recepcción.3 Otras actividades de transformación del hierro y del acero 27.601 3.013 1.230 -194 0 16. 415 515 1.1 Cuero y calzado 19. 5.044 56 24.492 200 -315 1.253 1.4 Productos farmacéuticos 24.687 4.805 5.249 7.2 Productos de materias plásticas Maquinaria y equipo mecánico 29.6 Otro equipo eléctrico Material electrónico 32.249 22.2 Artículos cerámicos de uso doméstico y ornamental 26.958 74 382 0 1.019 104 122 793 661 661 17 17 1.505 3.4 Motocicletas y bicicletas Intermedias Maquinaria y mat.522 456 1.261 148 146 967 1. 125 208 140 68 930 sd.462 47 -5.963 391 392 13.968 Empleo 2000 Alimentación y bebidas 15.0 Máquinas de oficina y equipos informáticos Avanzadas Total manufacturas Fuente: Elaboración propia.761 1.279 1.3. detergentes y perfumes 24. sd.214 372 4.424 80 18.5 Jabones.219 -6. 1.004 57 8.734 47 2.466 -698 4.1 Muebles 36.2 Elaboración y conservación de pescados y productos a base de pescado 15. herramientas y ferretería 28. piezas y accesorios no eléctricos para vehículos de motor y sus motores 35.260 7.339 1.1 Productos químicos básicos 24.501 42 -295 -3. 374 142 232 332 332 242 44 24 174 125 sd. 185 198 1.8 Productos minerales no métalicos diversos Metalurgia 27.525 1.547 49.809 51 21.502 sd.5 Juegos y juguetes Tradicionales Química 24.805 26.6 Extracción minerales no metálicos 26.3 Confección y peletería Cuero y calzado 19.275 326 51 51 22.965 11.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Apéndice 3.2 Tejidos textiles 17.930 383 400 2.930 sd.7 Fabricación de produtos metálicos diversos Muebles y otras manufacturas 36.249 30 264 264 10.078 502 4.

Actividad Industrial: SGG BALDOSA GRABADA (vidrio de decoración interior) Asia/Este-UE Sodiber (filial del Grupo Francés Sodiaal y faricante yogures Yoplait) (CNAE 15. encajes y blonda para lencería Asia (Tailandia) Levi Strauss (CNAE 18. Pertenecía a Courtaulds) (CNAE 17.La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España Apéndice 3.1 Fabricación de productos lácteos) 1.2 Confección de prendas de vestir textiles y otros accesorios) 1. Actividad Comercial y Diseño 1. Actividad Industrial: NA 2.5 Fabricación de otros artículos textiles) NA 1. Actividad Comercial 1.4. Actividad Industrial: Papel y cartones de embalar UE-15 (Italia) Saint Gobain (CNAE 18. Actividad Industrial: Fibra acrílica industria textil. Actividad Comercial: Centros de diseño y de distribución 1.1 Confección y peletería) 1. Producciones afectadas por la deslocalización de empresas en cada una de las actividades (Muestra de grandes empresas deslocalizadas en España.2 Fabricación de artículos de papel y cartón) 1. Actividad Comercial 1. Todos sus clientes se han traslado a China Asia Galler Textiles (propiedad fondo holandes Fenway. Actividad Industrial: Tejidos. 2000-2007) Manufacturas Tradicionales Empresa Actividad que mantiene Actividad que deslocaliza Lugar traslado Fisipe (CNAE 17. Actividad Industrial: NA 2. Actividad Industrial: Producción de yogures UE-15 127 . Actividad Industrial: Confección de ropa vaquera Este-UE Reno de Medici (CNAE 21.1 Preparación e hilado de fibras textiles) NA 1.

6 Fabricación de otro equipo eléctrico) 1. Actividad Industrial Se subcontrata la fabricación de planchas en centros de China. Actividad Industrial Frigoríficos y cocinas SD 1.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Manufacturas Intermedias Empresa Alfa Laval Iberia (CNAE 29. Sistemas de suspensión de turismos Asia/Este-UE Renault Vehículos Industriales (CNAE 34.1 Fabricación de vehículos de motor 1. 2. Actividad Industrial Plásticos para automoción SD 1. Piezas para las cerraduras de automóviles Este UE África/UE-15/Este-UE . Actividad Industrial NA Actividad que deslocaliza 1. Abandono de la actividad industrial. piezas y accesorios no eléctricos para vehículos de motor y motores. Actividad Industrial NA 1. Clio III y Modus (gama baja) 2.7 Maquinaria y equipo mecánico. adquirida a Wirpool) (CNAE 29.5 Maquinaria y equipo mecánico. Actividad Industrial Forros para los embragues de turismos.3 fabricación de partes. Centro Técnico 1. Actividad Industrial 70% Componentes de automoción. Actividad Industrial 10% de la producción del modelo Ibiza. Partes y componentes simples del modelo León 2. Actividad Comercial 3. 31. Centro técnico Se traslada a Alemania Asia/Este UE/UE-15 IAR Ibérica (filial de la italiana IAR Siltal. Actividad Industrial Bombas de inyección directa para motores diésel 2.7 Maquinaria y equipo mecánico) Industrias Plásticas Trilla (filial grupo Kuwaiti KIO) (CNAE 25.1 Fabricación de vehículos de motor Valeo (CNAE 34. Actividad Industrial 90% de la producción del modelo Ibiza.2 Fabricación de productos de materias plásticas) Delphi (CNAE 34. Actividad Industrial Fabricación de camiones.3 Partes y piezas no eléctricas para vehículos de motor y motores) 1. Actividad Industrial Parte de la fabricación de camiones UE-15/Este-UE Seat (CNAE 34. Fabricación de maquinaria diversa para usos específicos) Actividad que mantiene 1. Actividad Industrial Faros y luces traseras para automóviles.A. Sistemas de climatización 128 1. Modelo León 1. Se lleva a cabo el cierre de forma paulatina hasta 2006 1. Alerones para los modelos Ibiza. Aparatos domésticos) N. León de Seat y para Ford 1. Carrocería y montaje del Megane X84. Actividad Industrial Separadoras centrífugas Lugar traslado Asia (China) Braun (CNAE 29. Actividad Industrial Sistemas eléctricos de automóviles. Subcontratación de la fabricación de batidoras a Europa del Este. Centro Logístico 1. Centro Logístico 1.

1.3 Material electrónico. transformadores y generadores) Fuente: Elaboración propia. Actividad Industrial: Fabricación de cables de automoción para servir los pedidos pendientes 1. Fabricación de equipo y aparatos de radio. Redes de acceso por cable y radio. Actividad Comercial 1. 2. grabación y reproducción de sonido e imagen) Celestica (CNAE 30.6. 1. Centro Tecnológico de Líneas de Producto y Centro Corporativo de Investigación: Servicios y aplicaciones de red y telefonía móvil. Fabricación de otro equipo eléctrico) ZF Sistemas de Dirección Nacam (filial de ZF Lenkssysteme) (CNAE 31. 1. Centro Tecnológico de Líneas de Producto y Centro Corporativo de Investigación: Servicios y aplicaciones de red y telefonía móvil. Fabricación de aparatos de recepción.1.3 Material electrónico. Cables de telecomunicaciones y energía 1. Actividad Industrial: Parte eléctrica del automóvil (Francia/Alemania) UE-15 1.6 Maquinaria y mat. 1. Actividad Industrial: Equipos de conmutación pública.0 Fabricación de máquinas de oficina y equipos informáticos Ericsson (CNAE 32. televisión y comunicaciones) Valeo Sistemas Electrónicos (CNAE 31.6. Actividad que deslocaliza 1. electrico. Fabricación de aparatos de recepción. Actividad Comercial. Actividad Comercial. 1. 2. y material eléctrico) Actividad que mantiene 1.2 Material electrónico. Motores eléctricos. Actividad Industrial: Diseño y fabricación de circuitos integrados en alta tecnología Latinoamérica/Asia Mercedes Benz (CNAE 31. Actividad Industrial: Actividades de ensamblaje final. Fabricación de transmisores de radiodifusión y televisión ) 1.La deslocalización de actividades y empresas manufactureras en España Manufacturas Avanzadas Empresa Alcatel (CNAE 32. Volvo) UE-15 129 . Actividad Industrial: Columnas de direción (Audi.A. Maq. 1. Actividad Industrial: Cables de automoción Este-UE (Polonia) Lucent Technologies (CNAE 32. Maquinaria y material eléctrico) Samsung Electronics Iberia (CNAE 32. grabación y reproducción de imagen y sonido. Actividad Industrial: Terminales electrónicos de pago con tarjetas Visa 1. Actividad Comercial. grabación y reproducción de sonido e imagen) Lear Corporation (CNAE 31. Actividad Industrial: Furgonetas Vito y monovolumen de la Clase V. 3. Actividad Comercial. WV. África/UE-15/Este-UE N. Actividad Industrial: Fabricación de sistemas electrónicos para automóviles. Lugar traslado Latinoamérica/UE-15/Este-UE Este-UE Latinoamérica/Este-UE 1. Actividad Industrial: Aparatos de recepción. señalización ferroviaria y sistemas de comunicaciones especiales.2 Fabricación de material electrónico. Actividad Industrial: Móviles (China). 2. DVD y retroproyectores (Eslovaquia) Asia/Este UE 1. Redes de acceso por cable y radio. Actividad Comercial. 1. Sistemas de acceso. Centro Logístico.

.

xxxixCapítulo 4x La perspectiva de la inversión directa extranjera en España 131 .

2006). Por otra parte. No obstante. por ejemplo) sugiere una pérdida de atractivos respecto del pasado. en el proceso de deslocalización participan asimismo empresas pertenecientes a residentes. 132 . así como la articulación entre ambos). nacionales e internacionales (Fernández-Otheo. pero el hecho de que el capital foráneo abandone la producción en el país sin que medien razones de peso (por causa de una situación económico-financiera delicada.. La relación entre desinversiones y deslocalizaciones empresariales se acomete. que gozan ahora de mayor poder de captación? Obviamente. en Fernández-Otheo. más atractivos. en particular la de aquella relacionada con la externalización de parte de su proceso de producción (offshoring insourcing). De modo especial se hace hincapié en la combinación flujos sectoriales/espaciales. se produjo con la presentación de una ponencia en el XVIII Simposio de Moneda y Crédito en noviembre de 2005. Esta vía de aprovisionamiento. localizándose en aquellos lugares que posean. Martín y Fernández-Otheo. a desinversiones efectivas. se profundiza así en el tema desinversor planteado ya en Fernández-Otheo (2003). o en otros. 109 Coincidiendo con los primeros datos conocidos sobre desinversiones. Uno de los hechos más significativos del proceso de deslocalización empresarial analizado en este trabajo es la abrumadora presencia de empresas pertenecientes al capital extranjero. para afrontar la creciente competencia internacional. es importante de cara al fortalecimiento de la competitividad empresarial. pero también en aquellas otras variables expresivas de su conducta. se examina la trayectoria seguida por la IDE recibida en las manufacturas. aunque en mucha menor proporción que las que son de propiedad extranjera. Este cuarto capítulo. Un avance notable en la interpretación de las desinversiones. en el recuadro 4. se ha insistido en los problemas formales observados en las estadísticas de IDE. con el propósito de captar la existencia de procesos de insourcing. en concreto la evolución de su valor añadido. antes de abordar este análisis. no toda desinversión tiene un impacto negativo sobre el sistema productivo. se han tenido en cuenta diversos trabajos previos de los autores sin los cuales muchos de los aspectos planteados en la presente investigación no habrían sido bien resueltos109. proporcionados por el Registro de Inversiones Exteriores. En primer lugar. En la segunda se estudia la evolución de la inversión directa española en el exterior. Tanto en estos artículos. manteniendo un esquema similar al propuesto anteriormente.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española x4. bien con objeto de captar nuevos mercados o por razones de eficiencia. como sucede cuando procede de ventas de activos a residentes que continúan desarrollando similares tareas.1. en cada momento.Introducciónxxxxiiii La inversión directa extranjera (IDE) es el vehículo principal mediante el que las EMN llevan a cabo su actividad internacional. o no. con el fin de aprovechar la existencia de diferencias en los precios relativos de los factores.1 se da cuenta de los contenidos de las fuentes estadísticas. Esta primera parte concluye el análisis de la interacción entre la IDE y el proceso de deslocalización empresarial. para ello. han sido compensados con nuevas entradas de capital en los mismos sectores. en Fernández-Otheo y Myro (2003) se reflexiona en torno al alcance de los mismos y a la conveniencia de utilizarlos conjuntamente con los de inversión (elaborando. A este respecto. Martín y Myro (2004). que aborda estos temas y trata de ofrecer respuestas a los interrogantes formulados. Luego. como en otros posteriores. ya referidas en el Capítulo 3. por vez primera. 2007a). que habrían dado lugar. Se dejan fuera las investigaciones y publicaciones más específicas sobre deslocalización empresarial. insistiendo en las distintas facetas de la misma (flujos brutos y desinversiones. un índice que mide la reestructuración del capital extranjero). publicado en la misma revista al año siguiente (Myro. ¿los cierres de líneas de producción y de plantas completas. parece obvio hacerse preguntas del siguiente tenor: ¿en qué medida los datos de la evolución de los flujos y stock de IDE y de las desinversiones sectoriales ayudan a explicar dicho proceso? O bien. mediante producción propia en el exterior. A esto es a lo que en la teoría se conoce como IDE vertical y puede complementarse con otras formas de suministro exterior que no exigen tal compromiso productivo (offshoring outsourcing). generalmente de media y elevada dimensión. y a fin de valorar el alcance de los datos. sus determinantes y su impacto sobre el sistema productivo. También en este caso es importante conocer la trayectoria de la IDE. se ordena del siguiente modo. con información de la Central de Balances del Banco de España.

133 . Como se advierte en un estudio reciente. Sin embargo. los préstamos a corto plazo. En todo caso. en un plano muy agregado. En suma. la financiación relacionada. La sustitución de capital social por préstamos del propio grupo empresarial se observa de igual modo entre las empresas no residentes que integran la Central de Balances del Banco de España (Myro. su doble vertiente (flujos brutos y desinversiones). podría estar asociado a la tributación empresarial en el sistema fiscal español. permiten conocer con cierta profundidad el panorama inversor. así como sus limitaciones. aspecto relevante desde mediados de los años noventa. según Eurostat (Fernández-Otheo. Su amplio despliegue por actividades. la cuantía de esta infravaloración de la IDE sectorial proporcionada por el Registro. desde el primer momento. Merece la pena detenerse en comentar. pero no se contabiliza la modalidad que las sustituye. como liquidación parcial o total y como ventas a residentes) no se ven afectadas por operaciones puramente financieras (devolución de préstamos. 2006). el Registro es una fuente minusvalorada en el plano de la IDE. Balanza de Pagos y Registro de Inversiones: aspectos metodológicos En un documento reciente del Banco de España (2007). Puesto que en la Balanza de Pagos apenas se ofrece desagregación.1. por ejemplo). son mucho mayores que las del Registro. aunque. los préstamos entre empresas relacionadas. la nítida separación. no obstante. en detrimento del capital social y otras formas de participación. La estadística de IDE sectorial. el contenido de ambas fuentes y su proceso de elaboración. que muy sucintamente figuran en la Balanza de Pagos (desde 2004). adolecen de un elemento esencial: no incluyen una de las modalidades de IDE. prácticamente de forma exclusiva. no menos importantes son los criterios de asignación sectorial utilizados. Sus desinversiones (ofrecidas por el Registro en sus Boletines semestrales y anuales. y una parte de las abultadas discrepancias deben atribuirse a las particularidades mencionadas. el hecho de que la financiación relacionada haya constituido un eje fundamental de la IDE recibida. no sólo en España sino a escala internacional” (p. la desagregación por CC AA.2). comparativamente más alta que en la mayoría de los países comunitarios. resulta difícil valorar. en particular aquellos vinculados con la gestión de las cuentas de tesorería de las filiales del grupo. pero sufren las consecuencias de ese proceso de sustitución entre modalidades que se acaba de señalar: descienden las participaciones en el capital. con objeto de clarificar los contenidos y divergencias de las dos fuentes de IDE de España (Balanza de Pagos y Registro de Inversiones Exteriores -Ministerio de Industria. conforme a lo que el propio FMI (V Manual) estipula: recoge el capital accionarial únicamente y deja fuera la financiación relacionada. que en esta modalidad se incluyen. se señala que “… el contexto actual de globalización e internacionalización de las empresas dificulta la elaboración de estadísticas de IDE. Martín y Fernández-Otheo.La perspectiva de la inversión directa extranjera en España Recuadro 4. siquiera tentativamente. las cifras de IDE recibida en manufacturas. seguramente.que más adelante se transformen en participaciones de capital. muy importante en los flujos recibidos desde finales de la pasada década (entre 2000 y 2006 supusieron el 45 por ciento del total de la IDE. si así interesa al inversor. brevemente. se viene suministrando. Téngase en cuenta. con datos de la Balanza de Pagos). Turismo y Comercio). registrándose su importe en años sucesivos. en esta ocasión. 1996). según se afirma desde el propio Banco de España (Rodríguez-Tenés y Sánchez Trujillo. asimismo. por el Registro de Inversiones. 2007a). entre flujos con significado productivo y flujos de intermediación (ETVE pertenecientes a no residentes). la que aquí interesa. la empresa puede recibir préstamos -no compensatorios del capital social. A su vez.

sobre todo. España acapara el 2. la propia UNCTAD. de los que se ha dado cumplida cuenta en un capítulo previo111. p.1). del total de la inversión bruta. muy próximos a los mercados relevantes y con notable dotación de capital humano. o parte de ella”. 2007a). sin embargo. Desde comienzos de la década de 1990 hasta la actualidad.7 a la UE-15 y el 8. por la presencia de relevantes desinversiones112 en buena parte de los años considerados. ventajas salariares. Por un lado. con datos de Eurostat. entre 1993-1999 y 2000-2006 se recibieron cifras idénticas (gráfico 4. sino.3 por ciento a los países incorporados en 2004. las que se recogen como transacciones en dicha rúbrica de la Balanza de Pagos. La relativa consistencia de la serie bruta desaparece. 2000 y 2005. por las abultadas desinversiones habidas durante los mismos. en concreto. en el que sostener elevados ritmos de crecimiento se hará paulatinamente más difícil. no tanto por la disminución de las entradas113. y una serie de hechos las han ido transformando. también. en especial China). mediante una reducción de su capital social.2.. y por debajo de Reino Unido (4. establece los siguientes resultados para los proyectos de IDE de tipo greenfield y de expansión de la actividad durante los años 2002-2004: la UE-25 recibe el 29 por ciento de la IDE mundial. pese al extraordinario repunte acontecido en 2001. respectivamente.5 por ciento del total. comprenden la devolución de fondos por la empresa en la que invirtió a su matriz (por ejemplo.1. es decir. Locomonitor.9 por ciento). Cabe. y la venta a terceros de la empresa. 111 En este mismo plano general. Pero éstas no son eternas. fuera de él (los países emergentes. a partir de la base de OCO Consulting.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española 4. 207). Italia y Holanda. dentro del marco conceptual de la inversión directa. llamar la atención sobre los años 1998. “… las desinversiones de capital.9 por ciento). provocadas. aunque su valor medio anual es muy parecido. con amplios mercados. 110 En términos del total del stock de IDE neta. 112 Siguiendo a Rodríguez-Tenés (2006. particularmente los servicios. 134 . se situaría dos puntos porcentuales por debajo (Fernández-Otheo. el español es ahora un mercado maduro. 113 Información más detallada en el plano sectorial puede encontrarse en Fernández-Otheo (2007b). particularmente el del primer grupo. por encima de países como Francia (1. sin significado productivo. los flujos de IDE bruta en manufacturas han llegado a España de forma regular. en el horizonte de la producción internacional han aparecido competidores dentro de su propio espacio económico (los nuevos socios comunitarios del Centro y el Este de Europa) y. la disminución de la dotación de una sucursal). Si se practicara una corrección en las cifras de España.2. correspondiendo el 20.Evolución agregada de la inversión directa extranjera en las manufacturas según el Registro dex Inversiones Exterioresxxii La entrada de España en la Unión Europea impulsó espectacularmente las ventajas de localización para las empresas extranjeras110. Por otro. a la par que Alemania. todos ellos con cifras de IDE neta negativas.. en algunos casos. la devolución de la prima de emisión. suprimiendo los flujos de intermediación (ETVE). porcentajes muy por encima de los anotados en otros sectores receptores. rápida asimilación tecnológica y. de hecho. más importantes en la primera etapa que en la segunda: 65 y 49 por ciento.Inversión directa recibida por Españaxxxxiiii x4. la tasa de crecimiento entre 1995 y 2005 alcanzó el promedio comunitario (15 por ciento de media anual).

en principio.000 5. El análisis de la desinversión es un tema controvertido por las complejas circunstancias que en él concurren. si obedecen a una situación económico-financiera débil.2)115. y que se haya seguido fabricando similar gama de productos. 135 .000 2. sobre lo que hay detrás de las mismas (las razones que las motivan -a modo de ilustración. se advierte que las liquidaciones habrían sido usadas en mayor medida en los sectores con superiores requerimientos tecnológicos. si son fruto de la segregación de activos impuesta por los organismos reguladores…) apenas se conoce nada114.000 1. 115 También se registran otras ventas entre no residentes. Evolución de la IDE recibidas por España en manufacturas. según se constata desde comienzos de siglo. lo que matiza esta primera impresión. operaciones que igualmente interesan para tener una imagen más completa de las estrategias de las empresas.000 4. al contemplar las vías en que se concretan las desinversiones.000 0 -1.000 -3. al considerar que las mismas no entrañan ni aumentos ni disminuciones del stock de capital accionarial de los no residentes. suponiendo que dichas ventas no hayan alterado la naturaleza industrial para la que fueron concebidas. lo que no siempre ocurre116. Las ventas a residentes han ocupado siempre una posición de privilegio en el conjunto de la desinversión manufacturera. 1993-2006 (millones de euros de 2000) 7.000 6. véase el trabajo ya citado de Fernández-Otheo y Myro (2003). al alcanzar más de las tres cuartas partes del total (gráfico 4.1. 116 El ejemplo más evidente son las ventas asociadas a la recalificación de los terrenos donde se ubican las plantas. como ocurrió entre 1993 y 1999. la sustitución de capital social por financiación relacionada-. Sin embargo. El Registro distingue tres modalidades: liquidación parcial y total de capital accionarial. y ventas a residentes. unas veces compartida con las liquidaciones parciales. 114 Sobre esta cuestión.000 3. Estos resultados insinúan. Más adelante. y otras en solitario.La perspectiva de la inversión directa extranjera en España Gráfico 4. que el sistema productivo se habría visto afectado en escasa medida.000 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 Desinversión Inversión neta Inversión bruta Fuente: Elaboración propia con datos del Registro de Inversores Exteriores.000 -2. Sobre tales operaciones apenas se facilita información.

s4. Por otra parte. El cuadrante superior derecho indica los mayores volúmenes de inversión y los aumentos más elevados. Este perfil no difiere mucho del que se descubre en otros países comunitarios. referidos únicamente a las participaciones de capital. que facilita las inversiones de cartera. ha intensificado la rivalidad interna y ha acentuado la competencia a la hora de atraer nuevos proyectos provenientes de las economías emergentes y de las recientemente integradas en la Unión Europea117.La inversión directa extranjera en las distintas actividades manufacturerasxxxxiiii xIntensidad y crecimiento de la IDExxii Un resumen de la trayectoria de la IDE bruta en las distintas actividades manufactureras se ofrece en el gráfico 4.500 2. En suma..500 1. 1993-2006 (millones de euros de 2000) 2. no es precisamente alentador de cara al futuro.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Gráfico 4.2. del que han sido responsables.2. el inferior izquierdo.000 1. Con todo. se ha unido un auge de las desinversiones (mucho más contenido desde inicios de siglo). 6) 136 . puesto que la propia madurez del sistema productivo ha ido reduciendo las oportunidades de negocio. la situación contraria. En él se presentan las posiciones de cada una de ellas de acuerdo con dos parámetros: el volumen de inversión bruta anual media del periodo 2000-2006 y la tasa de crecimiento entre 1993-1996 y 2000-2006. el panorama que dibujan los datos de IDE del Registro para el conjunto de las manufacturas. principalmente. según las estadísticas de Eurostat). 117 La ralentización en los flujos de IDE recibida no siempre tiene detrás una pérdida de atractivos para el capital extranjero. así como sus tendencias. a la espera de examinar el impacto de las desinversiones.2. a la desaceleración en la entrada de flujos. se dice que “… una ralentización de las entradas de IDE puede reflejar una recomposición de las carteras de los agentes originada por el desarrollo del sistema financiero. en detrimento de la IDE” (p. Los resultados obtenidos constituyen una primera aproximación a las ventajas y desventajas de localización que brindan las diversas actividades productivas a las EMN. Composición de las desinversiones en la IDE recibida por España en manufacturas. a pesar de que el balance es neutro en la vertiente de los flujos al comparar los dos intervalos temporales que sirven de referencia (1993-1999 y 2000-2006). donde la IDE en manufacturas han ido perdiendo posiciones respecto a los servicios (los flujos netos oscilan entre un 10-15 por ciento del total en el periodo 2000-2003. En el documento del Banco de España (2007) citado.3.000 500 0 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 Ventas a residentes Liquidación total Liquidación parcial Fuente: Elaboración propia con datos del Registro de Inversores Exteriores. las ventas de activos empresariales a residentes. esta regularidad cabe interpretarla positivamente.

Por exclusión.9) *Metalurgia (-65. En el cuadrante superior izquierdo. Novartis (con ventas de 900 millones de euros en 2005) planea gastar cerca de 250 millones en sus factorías catalanas (Parets. se ubican otros dos sectores de carácter tradicional. como se percibe en la apuesta de General Electric por la fabricación de plásticos y resinas especiales en Cartagena (Murcia). las tasas negativas son altas (sobrepasan el 34 por ciento). (b) Entre paréntesis. 118 A pesar de ello. Por su parte. min. así como todas las de alta y media demanda e intensidad tecnológica.(4.4) *Maq. oficina y eq.4) ****Industria química (-10. Trayectoria de la IDE bruta recibida por España en Manufacturas 1993-2006 Volumen IDE bruta 2000-2006 en millones de euros de 2000 (media anual) < 100 Tasa de crecimiento entre 1993-1999 y 2000-2006 en % *Textil. alimentos bebidas y tabaco y papel.0) *Productos metálicos (44. especialmente en las manufacturas avanzadas (máxime maquinaria de oficina y material electrónico). se encuadran aquí el resto de las industrias tradicionales.4) ***Material de transporte (-34. gran parte de cuya producción se destina a la exportación. Fuente: Elaboración propia con datos del Registro de Inversiones Exteriores.(-89.2) Notas: (a) (*)< 50 millones. Una de ellas. pero su incremento es mucho más moderado.La perspectiva de la inversión directa extranjera en España En la parte más valorada (cuadrante superior derecho) figura tan sólo una quinta parte de las actividades consideradas. cuero y calzado.(324. donde en sucesivas fases ha invertido 1. no metál. Gerona). En la parte tecnológicamente más avanzada de la química. Con ésta. tasa de crecimeiento. Les Franqueses y Palafolls). confección y cuero (24. según las declaraciones de sus directivos a los medios de comunicación. eléctrico (-45. las cifras son asimismo muy relevantes. Por ejemplo. con valores muy reducidos y crecimientos escasos.8) **Maq. En cambio. Salvo en el caso de la industria química118.8) > 100 ****Prod. los compromisos de las EMN parecen ser también bastante sólidos. y tab. y mat. Merck Sharp & Dohne invirtió 200 millones de euros entre 2000 y 2006 en su planta de Alcalá de Henares (Madrid). (**) 50-100 (***) 250-500 (****)>500. que además absorbieron muy pocos flujos. informát.8) * Material electrónico y eq.3) **Maquinaria y equipo mecánico (-39.1) *Equipo de precisión (-45.2) ***Papel y artes gráf. al menos en lo que atañe a nuevas inversiones.5) **Caucho y plásticos (-49. productos metálicos y textil. destaca muy por encima de las demás. para sus plantas madrileñas (Alcobendas y Alcorcón) y catalana (Riells. La parte inferior del gráfico muestra las actividades en retroceso. Gráfico 4.4) *Otras manufacturas (-37. productos de minerales no metálicos. comunic.5) ***Aliment.000 millones de euros en la última década. beb. confección. En lo que respecta a la investigación. puede destacarse a la empresa Lilly. Depende de las estrategias del nuevo grupo surgido tras la relativamente reciente fusión. productos farmacéuticos. que tiene en Alcobendas (Madrid) uno de los tres centros de referencia en el desarrollo de nuevas moléculas.3.700 millones de euros.(19. tanto por su ritmo de crecimiento como por la cuantía de los flujos. 137 . en las que lleva invertidos 3. en las otras dos. (-73. este sector constituye un buen ejemplo del interés que sigue despertando España. todas pertenecientes al grupo de manufacturas tradicionales. en Sanofi-Aventis España (990 millones de ventas y 600 empleos en 2004) el futuro está menos definido. son ya doce las plantas industriales que tiene esta empresa en España. Barberà.

salvo Francia y Reino Unido. a la vez que disparidades. Europa del Este. en el caso de las actividades intensivas en mano de obra. sin embargo. un 79 por ciento a producción y el porcentaje restante a tareas terciarias.6 por ciento del empleo generado por éstos.119 En definitiva. En Cataluña.018 proyectos y 664. donde todas las actividades manufactureras sufrieron retrocesos entre los dos periodos. 2005. las EMN extranjeras han recortado considerablemente las entradas de capital accionarial en las manufacturas españolas. Una de las asimetrías más notables se detecta en productos de minerales no metálicos.100 empleos).1). biotecnología y aviación. y el resto en el área de producción (cuyo destino preferente ha sido. De la cincuentena de proyectos que se muestran dentro de alta tecnología para Europa no se encuentra ninguno que corresponda a España. durante la etapa 2002-2005. el peso relativo en el mundo desarrollado (31 por ciento del total) es más bajo que en España. se asignan a nuestro país (proyectos que suponen la creación de 5. Dicho informe cataloga como alta tecnología a componentes electrónicos (se excluye la electrónica estandarizada). es que las actividades avanzadas alcanzan en aquellas economías una cuota cuatro veces más elevada que en la española.300 empleos.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española La comparación con las estadísticas disponibles de stock sectorial de las economías desarrolladas para los años 1993 y 2003 (elaboradas por la UNCTAD) permite descubrir algunos paralelismos. acaso el rasgo diferencial más significativo. Tan sólo tres del sector de aviación (incluido por falta de desglose entre las actividades intermedias). tres han experimentado disminuciones de entidad (cuadro 4. como la financiación relacionada. en el de los sectores de alta tecnología). El hecho de que no se computen entre los flujos otras modalidades de IDE. 1993-1999 y 2000-2006. como el Informe de AFII ya citado. una primera manifestación de que las multinacionales extranjeras están menos interesadas que en el pasado en producir manufacturas de cierto nivel tecnológico en territorio español120. los demás. lo que favorece que el grupo de manufacturas tradicionales ocupe una posición relativa algo mejor que en las economías desarrolladas. y por tareas. excepto en un puñado de sectores.3 por ciento de los proyectos y el 6. como cabía suponer. La situación más desfavorable se da en el País Vasco. y los países del Oeste. En manufacturas. entre las cifras de estos países y la situación española en lo que se refiere a la distribución por actividades de la inversión. se reparte con Madrid las dos terce- 119 Otros informes complementarios como el del Obsertorio AFII. medicamentos y cosmética. habrían perdido ventajas de localización respecto de las décadas previas. con el 8. dentro de cada sector. 120 Hay otras evidencias que confirman esta delicada situación de las manufacturas avanzadas. incluidos los más intensivos en tecnología. los servicios conforman la pieza clave en la IDE dirigida a las economías industrializadas y en su núcleo principal están presentes sectores que también lo están en España. Para hacerse una idea más cabal de la importancia de dicha fuente. reduciéndose las cifras por encima del 50 por ciento en once de los quince sectores contemplados. coloca a España. las grandes cifras del estudio son las siguientes: 10. Las dos terceras partes de dicho empleo parece haberse materializado (únicamente se procuran datos para el bloque Europa Sur) en el sector servicios. atenúa en parte estos desfavorables resultados. Todos están estrechamente vinculados a la participación estatal española en los consorcios EADS y Airbus. 138 . cuya importancia es mucho mayor en España. importante desde finales de los años noventa. Este dato supera al de la mayoría de los países de la UE-15. pero no desfigura la cuestión esencial: el descenso en las entradas brutas de capital accionarial en numerosas actividades. todos ellos de poco relieve en el plano tecnológico. Les tendances de l´investissement international en Europe. con motivo del reparto de la carga de trabajo entre los países propietarios de las acciones para la construcción de los aviones del grupo. que. desde comienzos del decenio de 1990. xLa IDE en las comunidades autónomasxxii La evolución por CC AA de las entradas de IDE pone de relieve cómo entre las cinco principales. Así. La segunda discrepancia. que recopila proyectos internacionales de IDE a través de la prensa especializada o asociaciones empresariales. Éstos últimos corresponden en un 80 por ciento a manufacturas y un 20 por ciento a servicios. y en ambos espacios aparecen de igual modo las actividades relevantes. desde comienzos del vigente milenio.

con motivo de los cambios en la composición de la IDE habidos desde 139 .1. comun. el panorama es más propicio. cuero y calzado Productos metálicos Otras manufacturas Tradicionales Industria química Material de transporte Maquinaria y equipo mecánico Caucho y plásticos Intermedias Maq. Téngase en cuenta que.(*) 156 -35 44 267 416 447 6 -32 40 93 87 -8 169 109 11 -44 8 -87 0 -97 173 135 59 -24 13 25 2 -94 0 -94 27 106 12 611 1 12 39 -59 2 -63 5 -91 70 44 1 -23 0 -14 3 208 26 -15 18 23 4 72 20 -90 2 31 9 131 10 23 1 -57 4 -50 0 -50 483 2 381 57 448 24 80 -69 48 47 65 -38 233 6 3 -55 3 -87 1 -7 167 198 30 -88 2 85 2 -89 1 -15 22 18 19 -12 0 -6 8 -93 3 304 10 3 29 -39 2 -66 5 -9 4 37 264 -8 312 -42 8 -8 18 -86 8 67 24 132 18 -56 3 -43 0 -95 0 -96 23 978 10 96 0 -79 0 -99 1 -13 4 532 1 -60 1 -55 1 -76 0 127 2 7. las mínimas rebajas en los montantes dirigidos a algunas industrias se han visto sobradamente compensados por las fuertes elevaciones registradas en otras de medio (material de transporte) y alto contenido tecnológico. xEl balance final: inversión bruta y desinversiónxxii La perspectiva de las entradas brutas representa tan sólo un primer paso en la valoración de la IDE.(*) 2000-2006 T. y mat. El éxito en la captación de inversiones benefició muy especialmente a productos de minerales metálicos. dentro de las exiguas cifras que se destinan a la mayoría de ellas. dos terceras partes de las actividades cedieron posiciones. IDE bruta recibida por comunidades autónomas y actividades. 1993-2006 Madrid Cataluña C. Según se ha dicho. Madrid exhibe una imagen bien distinta a la del resto de regiones consideradas: por un lado. confecc. en la Comunidad Valenciana. por otro. oficina y equ.(*) 2000-2006 T. var. Cuadro 4. es apreciable en la generalidad de las industrias intermedias y avanzadas (las únicas excepciones son la química y el material electrónico). las cifras de desinversión engloban aspectos muy diversos como para extraer conclusiones definitivas.257 0 -93 0 -86 0 -31 0 -99 52 475 30 -43 4 -69 1 -93 1 -59 799 17 723 -13 459 -6 99 -76 58 40 Productos minerales no metálicos Alimentos.(*) 2000-2006 T. Equipo de precisión Maq.(*) 2000-2006 T. asunto que se explora a continuación. var. Valenciana País Vasco Andalucía 2000-2006 T. var. El siguiente es observar qué ocurre con las desinversiones y en qué medida éstas y las entradas determinan el balance final. Por su parte.La perspectiva de la inversión directa extranjera en España ras partes del total recibido por España. var. es muy amplio el número de actividades que experimentaron aumentos en las cuantías recibidas (dos terceras partes). eléctrico Material electrónico y eq. sector que acaparó los escasos flujos llegados a Andalucía. informático Avanzadas Total (*) Tasa de variación entre periodos: 1993-1999 y 2000-2006 Fuente: Elaboración propia con datos del Registro de Inversiones Exteriores. var. bebidas y tabaco Papel y artes gráficas Metalurgia Textil. aunque muy desigual por sectores: mientras que el descenso no afecta a la mayoría de las ramas tradicionales.

Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española

finales de la pasada década, determinadas desinversiones podrían ser el resultado de la sustitución de estas participaciones por préstamos dentro del propio grupo multinacional, como así se detecta en la Central de Balances del Banco de España. El gráfico 4.4 muestra los valores de la desinversión sectorial en el intervalo temporal más reciente (20002006), el que más interesa por el número de casos de deslocalización empresarial registrados que corresponden a no residentes. La trascendencia de las desinversiones ha sido muy dispar según las actividades. Las más notables, tomando como referencia la IDE bruta, tuvieron lugar en alimentación, bebidas y tabaco, donde son de dominio público muchas de las ventas a residentes121, y en equipo de precisión, con IDE neta negativa en el periodo. Pero, no menos relevantes han sido en papel y artes gráficas, otras manufacturas, productos metálicos o caucho y plásticos, actividades todas con unas cifras equivalentes al 80-95 por ciento de la IDE bruta recibida en cada una de ellas (medida ésta ciertamente imprecisa aunque útil, ante la falta de cifras de stock hasta 2003). Sin olvidar maquinaria y equipo mecánico y química en las que superan el 50 por ciento. La parte menos afectada se advierte en otros productos de minerales no metálicos, material de transporte y equipo electrónico122.

121 A modo de ilustración, una de las operaciones más significativas en la rama de alimentos fue la de la multinacional Danone, que vendió en 2005 su participación minoritaria (33 por ciento) en la empresa cervecera líder en España, Mahou-San Miguel, a los accionistas mayoritarios -personas físicas residentes en España- por 615 millones de euros. Algunos grupos empresariales se han ido conformado a partir de las compras de plantas y empresas a EMNs. Quizá el más sorprendente es el Grupo Siro, fabricante de galletas, pasta alimenticia y snacks, con 150 millones de ventas y 1.100 empleados a la altura de 2005, habiendo comenzado su andadura a principios de los años noventa. Su reciente compra de la planta segoviana de Bimbo a la multinacional Sara Lee ha sido el último eslabón de una cadena iniciada con la adquisición de plantas a United Biscuit (Fontaneda), Barilla (Río) y Danone (Ardilla). Otros han ido más lejos, como el Grupo Gallardo (Extremadura), perteneciente al sector siderúrgico, que después de comprar tres plantas (Corrugados Azpeitia, Corrugados Lasao y Corrugados Getafe) al grupo Arcelor en 2005, convirtiéndose con ello en el primer productor de acero para la construcción en España, ha dado sus primeros pasos hacia la internacionalización productiva de la mano del nuevo grupo Arcelor-Mittal, al adquirir su planta alemana de Stahlwerk Thüringen en 2006, obligado por las desinversiones que le impone la Comisión Europea para dar su visto bueno a la reciente fusión de ambas compañías. 122 Las desinversiones llevadas a cabo por el capital extranjero con motivo de las ventas a no residentes (no contabilizadas entre los datos suministrados por el Registro, aunque sí las recopila, dado que no entrañan una disminución efectiva de activos de los no residentes), son un aspecto apenas conocido, pero de indudable importancia por sus interrelaciones con el proceso de deslocalización. La razón esencial estriba en que estas operaciones pueden llevar aparejadas modificaciones significativas en la producción final de las plantas y empresas. Pueden encontrarse bastantes ejemplos de estas transformaciones e, incluso, de desmantelamientos después de haberse registrado las correspondientes transacciones. Entre ellos, la venta de la planta de Lucent Technologies en Tres Cantos (Madrid) a British Petroleum que supuso pasar de fabricar chips avanzados a paneles solares. Más atención merece todavía la venta a empresas subcontratistas internacionales en el segmento de la electrónica; empresas no residentes, como Sanmina y Flextronics, compraron plantas españolas del sector electrónico e informático a Alcatel (Toledo) o Ericsson (Vizcaya, Madrid), o la más antigua de IBM (Valencia); unos pocos años más tarde han tenido lugar nuevas ventas, pero ahora a residentes, con una finalidad productiva bien distinta. Sanmina y Flextronics aparecen, a su vez, entre las firmas que deslocalizaron plantas adquiridas previamente en España.

140

La perspectiva de la inversión directa extranjera en España

Gráfico 4.4. Flujos de IDE y desinversión en España en manufacturas 2000-2006 (media anual en millones de euros de 2000)
Prod. min. no metál. Química Aliment, beb y tab. Papel y artes gráf. Material de transporte Metalurgia Textil, conf. y cuero Productos metálicos Maquin. y eq. mecánico Maq. y mat. eléctrico Caucho y plásticos Equipo electrónico Otras manufacturas Equipo de precisión Maq. oficina y eq. inft. 0 100 200 300 400 500 600 700 Inversión Desinversión

Fuente: Elaboración propia con datos del Registro de Inversiones Exteriores.

Como consecuencia de todo ello, los valores netos han sido muy exiguos en más de la mitad de las industrias, de manera que únicamente productos de minerales no metálicos, química y equipo de transporte han anotado cifras medias anuales de cierta entidad. En el resto de los sectores los saldos son muy modestos (aunque con alguna sorpresa como textil, confección y cuero123), sin llegar a alcanzar en siete de ellos los veinticinco millones de euros de promedio anual. Una última mención merece el posible impacto sobre el sistema productivo de las desinversiones. Aunque complicado de medir, los datos disponibles acerca de las modalidades en que se han concretado (ventas o liquidaciones) sugieren algunas líneas de análisis. Conforme a lo anteriormente apuntado, en el plano general las ventas a residentes han ido adquiriendo mayor relevancia con el paso del tiempo, en detrimento de las liquidaciones de las participaciones accionariales (parciales o totales). El factor tecnológico parece haber tenido alguna influencia en las estrategias de desinversión adoptadas durante los años 2000-2006 por las EMN; para el periodo previo la esencia es, sin embargo, más confusa. De hecho, las liquidaciones son mucho más importantes en las manufacturas avanzadas que en el resto, particularmente en las tradicionales, donde las ventas a residentes suponen cuatro quintas partes del total (cuadro 4.2). A falta de análisis más rigurosos, ello insinúa que las ventas de activos extranjeros, máxime en las industrias tradicionales e intermedias, no habrían mermado la continuidad de la producción.

123 Si se atiende, en cambio, a la evolución del inmovilizado neto entre 2003 y 2005, según el Registro de Inversiones, estos tres subsectores muestran tasas negativas (entre un 22 y un 34 por ciento).

141

Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española

Cuadro 4.2. Descomposición de la disinversión en manufacturas 2000-2006 (media anual en millones de euros de 2000) Total desinversión 996 417 41 1.454 Liquidación total 2,1 3,4 19,8 3,0 Liquidación parcial 16,6 30,2 29,6 20,8 Total liquidación 18,7 33,6 49,3 23,8 Ventas a residentes 81,3 66,4 50,7 76,2 Total 100,0 100,0 100,0 100,0

Tradicionales Intermedias Avanzadas Total manufacturas

Fuente: Elaboración propia con datos del Registro de Inversiones Exteriores.

Más difícil es que esto haya sucedido en los sectores de alta tecnología, y seguramente la mayor incidencia que en ellos han tenido las liquidaciones, muy reducidas en cualquier caso como para obtener deducciones firmes, obedezca a la efectiva liquidación de producciones. Habida cuenta que aquí se examinan flujos de IDE, no están contempladas las ventas a no residentes, al no tener lugar transacciones con el exterior, como las acontecidas en las ramas de electrónica e informática, en las que los activos de algunos fabricantes principales como Ericson pasaron a empresas subcontratistas (Sanmina y Flextronics, entre ellas) y posteriormente han sido objeto de cierre, según consta en la base de deslocalización analizada en el capítulo previo. Ahora bien, el hecho de que durante el decenio de los años noventa ocurriera justamente lo contrario enrarece esta interpretación. xReestructuración de la IDExxii En todo caso, cuando se pretende valorar globalmente la estrategia seguida por el capital exterior en la economía española, los efectos de la desinversión de capital extranjero no pueden ser considerados de forma separada de los de la inversión. En aquellas industrias en las que coinciden una amplia inversión y desinversión, puede presumirse que está teniendo lugar una reestructuración de las actividades de capital extranjero. Si ésta tiene su raíz en un fenómeno de deslocalización de ciertas actividades más intensivas en mano de obra hacia países menos adelantados, conllevará un aumento de los niveles de calidad de las producciones realizadas por empresas foráneas y, por ende, una incorporación de más y mejor tecnología. El hecho de que sean países más desarrollados que España los que inviertan y desinviertan garantizará que sea así. Por consiguiente, la desinversión será tanto menos dañina cuanto mayor sea el alcance del proceso de recomposición intra-sectorial de las actividades del capital extranjero. En realidad, podría producirse una sustitución de inversiones con inferior intensidad tecnológica por otras más sofisticadas, de unos productos más estandarizados por otros de superior valor añadido. Como vía de aproximación para conocer lo que ha sucedido originariamente se han calculado los valores de los índices de IDE intra-industrial (Myro y Fernández-Otheo, 2003)124. Este indicador relaciona la inversión bruta y la desinversión, de modo parecido al índice de comercio intra-industrial de Grubel y Lloyd, para las dos etapas que se vienen utilizando en el análisis (1993-1999 y 2000-2006). Pero, los sucesivos retoques de las estadísticas del Registro y su extensión hasta el momento actual aconsejan computar de nuevo tales valores. De ellos se dará cuenta muy somera, puesto que contribuyen a clarificar el proceso inversor, pero quizá no convenga ir más allá de la pura exposición del proceso de reestructuración que se ha venido produciendo, teniendo presentes las deficiencias de la fuente ya señaladas, y de la inclusión de desinversiones que tienen, en algunas ocasiones, más de reajustes financieros que de manifestación de operaciones opuestas.
124 Más recientemente, este indicador ha sido utilizado en otros trabajos, como los de Fernández-Otheo (2005), circunscrito a las manufacturas tradicionales, y Merino de Lucas (2007), referido al conjunto de la industria.

142

han tratado de averiguar cómo se ha alterado el peso de las empresas de capital extranjero en el valor añadido de cada actividad.8 0. en las que también se han detectado disminuciones del capital perteneciente a no residentes” (p.2. El valor de este índice oscila entre 0 y 1. en un estudio reciente referido a los años comprendidos entre 1985 y 2002. 2006). x4. Con objeto de examinar esta cuestión.0 1993-1997 Tradicionales 1998-2002 Intermedias 2003-2006 Avanzadas Nota: Índice de reestructuración de la inversión extranjera: 1 . luego. cuanto en valores relativos. quizá no tanto en valores absolutos.7 0. a su vez.. los autores de este libro. aunque con tendencia a disminuir desde comienzos de siglo. Como se indica en sus conclusiones: “Aunque no se ha podido desligar claramente los efectos sobre la producción de la inversión y de la desinversión de capital extranjero. y 1 si ambas se igualan. apunta a una menor actividad deslocalizadora en el futuro.(Inversión-Desinversión)/(Inversión+Desinversión).4 0. Lo primero que cabe destacar es que los índices de IDE intra-sectorial son altos.5 0. 143 . Índice de reestructuración de la inversión extranjera en España en manufacturas 1993-2006 0.1 0.3 0.La perspectiva de la inversión directa extranjera en España Los resultados agregados se muestran en el gráfico 4.Cambios en la presencia del capital extranjero en Españaxxii La aparente pérdida de atractivos de España para el capital extranjero que sugieren los datos examinados y el proceso de reestructuración que éste ha realizado de sus producciones en nuestro país han podido dar como resultado una disminución de su presencia en territorio español. que han tendido a compensarse en las perspectivas más agregadas. haciendo uso de los datos de la Central de Balances del Banco de España (Myro. sí ha podido constatarse la existencia. 154). en líneas generales.6 0. lo que. Fuente: Elaboración propia con datos del Registro de Inversiones Exteriores. Martín y Fernández-Otheo. A los efectos de lo que aquí interesa. en el caso de que no haya inversión o desinversión será 0.5. aunque a un ritmo algo más pausado.3. se podría decir que existen indicios de contracción en la recomposición de activos entre las EMN radicadas en España en la mayoría de los sectores manufactureros. desde 1994. el capital extranjero acentúo la transformación de sus actividades dentro de cada sector industrial en España en el transcurso de los años noventa e incluso continua haciéndolo ahora.2 0. de un proceso de reducción relativa de la actividad productiva el capital extranjero en múltiples actividades.5. Gráfico 4.

6 -2. Fuente: Myro.9 0. 144 .3 -2. grasas y aceites Otros productos metálicos Depósitos. De entrada. al ser menor la capacidad competitiva de los empresarios españoles” (p.5 0. Pero también adquieren relevancia otras actividades con mayor contenido tecnológico (química.6 1994-2002 -7.1 -0. En el plano agregado. una modificación típica. Esta discrepancia en el comportamiento de ambas magnitudes podría indicar que se están registrando cambios en las actividades llevadas a cabo.2 -0.9 -12. el valor añadido nominal se habría mantenido estable.0 -1. la mayoría de los sectores experimentaron retrocesos en el inmovilizado neto perteneciente a este grupo de empresas.0 -6. por ejemplo.6 -3.7 -8. forja y trat.4 -3.3. mecánico Productos farmacéuticos Fabricación de otro equipo eléctrico Equipo informático y electrónico Nota: En los sectores y periodos que aparecen sombreados se reduce también el capital social de los no residentes.5 5. Con datos del Registro de Inversiones Exteriores relativos al trienio 2003-2005. pues en una parte considerable de ellas se observan reducciones de la actividad de aquellas empresas en las que la presencia del capital foráneo supera el 10 por ciento.2 -8.4 -6. considerando las tres grandes categorías de manufacturas. según la Central de Balances del Banco de España.8 -1. la fortaleza competitiva de las empresas propiedad de residentes es mayor.7 Madera. pasta. 1994-2002 (porcentaje medio anual de variación) 1994-1998 -1.8 -1. papel y cartón Textil y confección Cárnicas.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española En el cuadro 4. la repercusión sobre el valor añadido generado por las empresas de capital extranjero habría sido más acusada en las manufacturas tradicionales. Ahora bien.1 -0. más marcado entre las industrias avanzadas. “Y esto resulta más preocupante porque sus efectos son potencialmente mayores. Sin embargo.8 -5. conservas.4 -4.1 -1.1 -2.5 -2.7 -1.0 -4. En años posteriores. de la transición de actividades manufactureras a otras de servicios que ha tenido lugar en el ámbito de las empresas de equipos informáticos.0 -3.7 -0.4 -3. Martín y Fernández-Otheo (2006). precisamente. maquinaria mecánica. la aminoración no ha sido tan generalizada si se consideran los fondos propios empresariales. no ocurre así cuando se desciende a las distintas ramas industriales. con la disminución del peso de algunas más intensivas en capital y el paralelo ascenso de otras menos intensivas.3 4.7 -1. donde.1 -4.4 -1. basados en información procedente de las propias empresas participadas por el capital exterior. metales Maquinaria agraria Máquinas y equipo mecánico Jabones y otros productos de belleza Plásticos Otros productos químicos Otra maquinaria y mat.7 1999-2002 -16.3 -8. Cuadro 4.5 -2.1 -4. 154). Principales sectores industriales en los que disminuye la participación de las empresas extranjeras en el VAB total.8 -1. material electrónico o productos farmacéuticos).7 -2.0 -1. se descubren de igual modo signos recesivos en la importancia de las empresas extranjeras.0 -1.3 se reúnen aquellas actividades más afectadas.

entendiendo que una parte de los flujos encaminados a los países con bajos costes salariales estaría vinculada con la realización de actividades de insourcing. Durante este periodo. mediante producción propia en el exterior. ligada a la reducción de los costes de producción. cantidad difícil de imaginar en un país que hasta mediados de la década de los noventa no había llegado a los mil millones (gráfico 4. con la intención de aprovechar la existencia de diferencias entre países en los precios relativos de los factores coadyuva a mejorar su competitividad. en esta segunda se examina el comportamiento de la IDE emitida al exterior. en la que intervienen básicamente empresas pertenecientes a residentes. El estudio que se expone a continuación no es muy distinto del efectuado anteriormente. se investiga la interacción entre actividades y destinos geográficos. Una vía de aproximación es contrastar los aspectos sectoriales y geográficos de la IDE. que viene siendo objeto de singular atención en la literatura especializada. x4. baste señalar que.. se confronta la evidencia obtenida con la deslocalización empresarial. las cifras duplican o triplican casi siempre los flujos dirigidos a España. como acontece con el textil y otras industrias intensivas en trabajo. A partir de entonces su expansión ha sido extraordinaria. no cabe descartar que estas actividades de abastecimiento externo se compatibilicen con la provisión de los mercados locales donde se ubican las instalaciones.3.1. Razonablemente. como la externalización de parte de sus procesos productivos por razones de eficiencia.La perspectiva de la inversión directa extranjera en España x4.000 millones de euros constantes. 145 . las empresas con más experiencia en la producción internacional acometerán estas estrategias en mayor medida que aquellas que iniciaron más tardíamente su expansión en el exterior. Por último. Este conducto de aprovisionamiento externo. a fin de indagar en las concomitancias con el proceso de deslocalización (dado el predominio de las empresas de capital extranjero en el mismo). Esta relevante distinción entre IDE horizontal y vertical. como en la esfera de las manufacturas. a través de la duplicación de plantas. En un primer apartado se estudia la evolución de la IDE manufacturera de España en el exterior.Inversión directa de España en el exteriorxxiixxii Mientras que la primera parte del capítulo ha tenido por objeto el análisis de la IDE procedente del exterior. Con ello se pretende captar no sólo la internacionalización de sus actividades productivas tendentes a conquistar nuevos mercados. con una etapa de apogeo ciertamente prolongada (1999-2005). es difícil de observar en la práctica ya que no existen registros que delimiten una y otra. En otros casos.6). el punto siguiente muestra la intensidad y crecimiento de la misma desde un punto de vista agregado. sin duda más novedosas. desde 1997.. en la parte inicial dedicada a conceptualizar el offshoring. que se desmarca del abrupto descenso experimentado por la IDE mundial en 2001. Como prueba de su verdadero calibre. sino también otras fórmulas. para detectar paralelismos entre IDE y externalización productiva. tanto en términos generales. el montante medio anual alcanza los 6.3. como se ha argumentado en el capítulo precedente. posteriormente.Evolución de la producción internacional de las empresas mediante la inversión directaxxii extranjeraxxii xEl plano agregadoxxii Hasta comienzos del decenio de 1990 la IDE española en el exterior fue poco importante.

éstas han sido mayores en las actividades tradicionales y en buena parte de las intermedias.000 5.000 -2. las capacidades inversoras de España en el exterior han estado estrechamente asociadas a sus fortalezas competitivas.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Gráfico 4. 125 Véase. podría decirse que el éxito logrado encaja bien dentro de los parámetros del paradigma de Dunning: mejora de las ventajas de propiedad empresariales.000 3. xIntensidad y crecimiento de la IDE por actividadesxxii Como cabía esperar. También es patente la asunción de los retos competitivos que acompañan a la globalización.000 0 -1. Evolución de la IDE de España en el exterior en manufacturas.000 -4. sin embargo. 146 .6. Desinversión Inversión bruta Inversión neta Al contrario que en la IDE recibida. los cuales pasan necesariamente por la diversificación geográfica de las actividades productivas125.000 2.000 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 Fuente: Elaboración propia con datos del Registro de Inversores Exteriores. Así. muy sintéticamente. 1993-2006 (millones de euros de 2000) 8. en tanto que son muy endebles en las avanzadas.000 4. el trabajo de Guillén (2006).000 1.000 -3. ámbito donde las empresas extranjeras han controlado una porción sustancial del valor añadido.000 7.000 6. la desinversión juega aquí un papel irrelevante. apuesta por la expansión internacional y búsqueda de lugares idóneos de localización para producir. entre otros. No es éste el lugar adecuado de cara a profundizar en las razones que subyacen tras esa progresión. en el terreno de las manufacturas. considerar cifras de IDE bruta o neta apenas altera la evaluación final del proceso inversor. a pesar de que en algunos años ésta haya sido muy notable en valor.

833 99 30 3 1 134 4.098 1.2 -2.7 Fuente: Elaboración propia con datos del Registro de Inversiones Exteriores.5 474. incluso. maquinaria y equipo mecánico e. dedicó un número monográfico muy completo a La renovación de la industria tradicional española.0 0. nº 355-356. y una exigua participación de las demanda y contenido tecnológico altos (maquinaria y material eléctrico y equipo de precisión). bebidas y tabaco Productos minerales no metálicos Papel y artes gráficas Metalurgia Textil.2 240. Bien es cierto que la tasa de crecimiento de la inversión en estas últimas ha sobrepasado la de las otras dos agrupaciones de industrias.7 1. aunque se han producido algunas transformaciones de gran calado.9 432.1 14.3 2. Los datos concernientes a la IDE recibida y emitida por ésta se ofrecen en el artículo de C.9 59.7 37. Esta escasa presencia de actividad productiva en el exterior de las manufacturas más intensivas en tecnología contrasta con la trayectoria de otros servicios avanzados.3 31.6 0.4 59.1 309. Trayectoria de la IDE neta emitida por España en manufacturas.077 282 217 110 79 66 2. Una pequeña muestra de la actividad empresarial desarrollada en el exterior por cada una de ellas puede verse en el recuadro 4.5 4.0 Increm.1 370. entre periodos 475. servicios de asesoría…). y mat.1 17.1 196.922.604.7 5.7 4.0 2. material de transporte). cuya debilidad tecnológica supone una rémora ardua de superar (para mayor detalle.6 1. más por la vía de las exportaciones que de la IDE.8 227.0 -3.3 3. 1993-2006 (media anual en millones de euros de 2000) 1993-1999 Alimentos. Dicha estructura está conformándose en torno a las manufacturas tradicionales (donde la alimentación y otros productos de minerales no metálicos aparecen como los principales baluartes). en particular los servicios a empresas (informática.7 11. y en donde tal vez existan más oportunidades de expansión de las que cabe presumir para las industrias avanzadas.4 22.La perspectiva de la inversión directa extranjera en España Cuadro 4.1 0.7 0.1 -5. que poco a poco han ido configurado una estructura mucho más moderna (cuadro 4. y ello a pesar de haber cosechado algunos resultados negativos en el curso de los años noventa.8 4.7 72.2 252.3).5 4.8 0.4 2. Fernández-Otheo.5 1. publicidad. eléctrico Equipo de precisión Material electrónico y eq. comun.7 100.929 819 553 379 82 1.0 2.1 389.278. Maq.7 104.4 100.0 5. con un creciente peso relativo de las intermedias (química.2126.0 2000-2006 1.0 1. informático Avanzadas Total manufacturas 191 329 49 208 8 9 68 861 168 27 128 51 374 28 1 -70 0 -40 1.0 27.4 0.2 1. M.195 % 16.896 % 22. 147 .4 2.3 10. oficina y equ. los cuales se van afirmando paulatinamente.4. 126 La revista Economía Industrial (2005). confecc.4). véase el recuadro 4. cuero y calzado Productos metálicos Otras manufacturas Tradicionales Industria química Maquinaria y equipo mecánico Material de transporte Caucho y plásticos Intermedias Maq.4 792.4 390.3 7.4 0. La distribución por sectores de la inversión refleja perfectamente dichas fortalezas y debilidades.8 16.

lo que ha supuesto la venta a su propio accionista (Smithfields) de la filial polaca (Morliny). pues fue una de las pioneras en el exterior. como el jamón. aunque con una participación relevante de la multinacional Smithfields. La parte más emblemática de sus productos. habiendo conseguido cuotas relevantes en dicho mercado. A su vez. Campofrío. Mantiene una cifra de negocios en el exterior ciertamente elevada (492 millones de euros en 2005). Esta operación viene a coincidir con una importante desinversión en Centroamérica (Costa Rica y Guatemala).Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Recuadro 4. para atender mercados europeos. adquiere la primera empresa de pasta de Estados Unidos (New Cork Pasta) por 282 millones. y lleva a cabo la adquisición de la norteamericana Riviana Foods (309 millones). Con ello se ha colocado en el segundo puesto mundial de arroces y pasta. donde se desprende de activos provenientes de la adquirida Riviana Foods que no juzga “estratégicos”. de acuerdo con sus directivos. También posee plantas en Reino Unido y Brasil. hacia Rumanía y Grecia. Las dificultades para entrar en el mercado norteamericano de aceites de mesa estuvieron detrás de la compra de las italianas Minerva Oli. y Carapelli en 2006. este último. empresa perteneciente a residentes. Agrolimen. En 2004 extiende su actividad a Reino Unido (Vogan) y Finlandia (Risella. En 2000 adquirió la empresa española Koipe Carbonell al grupo italiano Ferrucci.4 millones). controlando así el 30 por ciento del mercado de aceites español. Guayana (Compañía de Guayana). Natraceutical compró en 2005 el grupo suizo Braes por 80 millones de euros. hay que buscarlas en la compleja asimilación de las recientes compras en el interior (Oscar Mayer y Navidul). Otras empresas veteranas en el exterior son Chupa Chups.7 millones). por ejemplo. Las razones. por 160 millones. Portugal (Saludaes y Cuétara Portugal) y Estados Unidos (American Rice). Dinamarca y Austria (23 millones de euros). centrada en la producción de aceites y arroces. si bien su trayectoria internacional ha tenido altibajos como lo demuestra. de modo preferente. es otra de las grandes firmas con actividad productiva en el exterior. país. 8. vendida hace poco tiempo a una empresa italiana. en 2006.2 millones) y Danrice y Danpasta en Dinamarca (18. con la que alcanzará una cifra de ventas próxima a los 90 millones de euros. es un referente inevitable en el proceso de internacionalización del sector alimentario. Comenzó en 2003 con la compra de las empresas arroceras y de pasta alimenticia Reis Fit y Ris Fix. con la construcción de una planta en Rusia (Campomos) a comienzos de la década de 1990. radicadas en Alemania. Más recientemente. al hacerse con la empresa francesa Panzani (639 millones) y la inglesa Tarantella (88. donde asimismo desarrolla la actividad cárnica. En su proceso de internacionalización se han tenido en cuenta las sinergias entre las plantas. por 63 millones en 2004. La actividad productiva se orienta ahora. dispone de plantas de arroces y galletas en México (Arroz Sos México). siendo su actividad principal la fabricación de extractos naturales para la alimentación. Holanda (Lassie). asociada a una empresa local. Algunos ejemplos del proceso de internacionalización de las empresas manufactureras MANUFACTURAS TRADICIONALES Alimentación y bebidas Ebro Puleva constituye uno de los casos de más rápida internacionalización productiva. Panrico y Nutrexpa. 148 .7 millones). Riceland en Hungría (3. el abandono de su actividad en Francia (Montagne Noire). Sos Cuétara. según advierten sus directivos. La expansión continúa durante el año siguiente.2. seguirá siendo fabricada y exportada desde España.

acapara el 35 por ciento de la cuota mundial de acero inoxidable. al adquirir a Arcelor-Mittal su planta siderúrgica alemana de Stahlwerk Thüringen. caucho y plásticos Almiral-Prodesfarma. Serbia (Koteksproduckt). Viscofan constituye otra de las empresas emblemáticas en el exterior por el dominio del mercado mundial de envoltorios para la alimentación (principalmente. como por su impronta tecnológica. Productos de minerales no metálicos Tres empresas encabezan la actividad exterior del subsector cementos: Valenciana de Cementos. La catalana Celsa. ha llegado a ser uno de los grupos siderúrgicos más relevantes en España. formada mediante adquisiciones de pequeñas empresas españolas -al calor de las ayudas comunitarias en los años ochenta. consolidándose con la compra. Argentina. Fertiberia anunció en 2005 una inversión de 722 millones en Argelia destinada a la compra de una firma local y la construcción de una macroplanta de amoníaco. dedicada al fraccionamiento de plasm. en 2006. en el sector farmacéutico. con casi 1.500 empleados. una de las empresas más activas en la producción en el exterior. comunicó en 2006 la adquisición de plantas en China (25 millones de euros).000 millones de euros de ventas en 2005. adquirió la empresa francesa PharmaPharm en 2001. también tardíamente volcada al exterior. de la inglesa Celsa UK y la polaca Celsa Huta Ostrowiec. la compañía más emblemática. Ferroaltántica. Sudáfrica y Algeciras. tripas artificiales). primer productor mundial de productos de porcelana para baño. tanto por la antigüedad de su presencia en el exterior. hizo lo propio con Sera Care (hoy en día Biomat) de Los Ángeles (Estados Unidos). Roca. formado en buena medida a partir de sucesivas compras de plantas a Arcelor. cuya compra de Uniland. Estados Unidos (Teepak) y España. ha facilitado su presencia productiva en Túnez. El Grupo Alfonso Gallardo. al año siguiente. que canaliza una parte relevante de su expansión internacional mediante su filial española. Brasil.La perspectiva de la inversión directa extranjera en España Metalurgia Dentro de este segmento de industrias. Uruguay y Estados Unidos. Manufacturas intermedias y avanzadas Química. Polonia y Hungría. invirtió recientemente 30 millones para ampliar la producción de su fábrica alemana de lana de vidrio en Delitzsch. Facturó 500 millones de euros en 2005 y cuenta con 4. Perú. Croacia y Rumania. Y el grupo Iniciativas Estratégicas. filial de la mejicana Cemex. anunció en 2005 inversiones en Argelia (adquisiciones de Fertial y Alzofer) por valor de 721 millones. ha continuado con esta misma estrategia más adelante. Uralita. con dilatada experiencia internacional y presente en numerosos países europeos y en otras partes del mundo. que en 1997 adquirió la mayor fábrica de Bulgaria por 250 millones de euros. una de las más competitivas de su sector. Con plantas en Estados Unidos (desde 1990). es Acerinox. distribuidos en sus plantas de Chequia. en 2006.y algunos otros negocios en fechas más cercanas. Suecia (Tripasin). Su aventura internacional es más retrasada en el tiempo. y líder en los mercados de aislantes de Rusia. Porland Valderribas. con motivo de la desinversión de activos impuesta por la Unión Europea a la fusión de ambas empresas para evitar una posición dominante en el mercado comunitario. Grifols. persiguiendo con ello la obtención de economías de escala. por 591 millones de euros. 149 . en 2003.

CIE Automotive consolida posiciones con la adquisición. Su cifra de negocio supera los 800 millones de euros. Argentina. Recuadro 4. ha comprado el 70 por ciento de una empresa de componentes -retrovisores y espejos. Japón o China. con lo que ha doblado su tamaño (en 2006 tenía previsto conseguir 2. Electrónica Una de las firmas más representativas de las industrias de alta tecnología es Indra. Esta adquisición.3. habituales acompañantes en el exterior de las empresas ensambladoras multinacionales radicadas en España. empezó su internacionalización a finales de la década de 1980 en los principales países europeos ensambladores de vehículos. se anotó la cifra de 1.204 millones de euros-). Montbrison) y Reino Unido (Kent) hasta Brasil. y tiene filiales en Estados Unidos. comenzaron su andadura exterior hace únicamente una década. Brasil y China.000 millones de ventas) y se ha convertido en el quinto fabricante europeo. con la que comparte una trayectoria análoga. Material de transporte Los dos ejemplos más destacados se encuadran en la industria auxiliar del automóvil: la catalana Ficosa Internacional y la burgalesa Grupo Antolín. la suma de los flujos en los años transcurridos desde principios de siglo multiplica por tres las cantidades percibidas por el conjunto de las manufacturas avanzadas. de los que dos terceras partes corresponden al exterior. su especialidad. que fabrica frigoríficos. La catalana Ros Roca adquirió en 2006 la empresa británica Dennos Tagle por 150 millones de euros. Latinoamérica es su principal mercado. inicia su internacionalización en los años noventa con la implantación productiva en diecisiete países y más de cuarenta plantas. en especial recolectores de residuos sólidos. Portugal.en China (Shangai Benyuan). IDE en servicios a las empresas Los servicios a las empresas.200 millones de euros en 2005. Igualmente. en 2001. con más de 1. está establecida en Polonia. Como sucede también en la IDE recibida.7). en 2007. respectivamente. Grupo Antolín. Más recientemente adquiere la francesa Brandt (162 millones de euros). aupándose así hasta el primer puesto en el ranking mundial de productores de equipo para el medio ambiente. implicará el desembolso de 40 millones de euros. 150 . con treinta fábricas en todo el mundo. La rama más destacada es. Facturó más de 1. de dos empresas en México y Brasil por 30 y 58 millones. simulación y tratamiento de procesos electorales.700 millones de euros de facturación en 2005. la de informática. en su división de electrodomésticos (Fagor) compró el 70 por ciento de la empresa argentina Maclean en 1997. Chile. desde Alemania (Eisenach). Francia (Cambrai. sin duda. la actividad inversora se contrae hasta llegar a valores netos negativos en 2005. que actúa en el plano internacional en la gestión de tráfico aéreo. Hace poco. Ficosa Internacional. Asimismo. Después de un crecimiento sostenido (no exento de picos que hallan su explicación en determinadas operaciones habidas en sectores concretos -sirvan como ejemplo los servicios técnicos de arquitectura e ingeniería donde. que perdura hasta comienzos de siglo. Marruecos y China. Está presente también en India.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Maquinaria y equipo mecánico Mondragón Corporación Corporativa. junto con inversiones en Turquía y Polonia (ambas son herencia de la compra a otra multinacional y a la italiana Magnetti?Marelli). responsable a su vez de la brusca caída (gráfico 4. como tantas otras actividades.

La perspectiva de la inversión directa extranjera en España Gráfico 4.000 500 0 Informática -500 -1.000 1. seguidas muy de cerca por Cataluña. Andalucía y la Comunidad Valenciana. consiguiendo Madrid y la Comunidad Valenciana los incrementos más significativos. la inversión directa exterior española ha estado muy concentrada en torno a dos regiones. Madrid y Cataluña.holdings) Fuente: Elaboración propia con datos del Registro de Inversiones Exteriores. empresariales (*) (*) Incluye las partidas CNAE: 73 (I+D) y 74 (otras actividades a las empresas) De esta partida se excluye la 7415 (gestión de sociedades de cartera . no obstante.5). IDE neta emitida por España en servicios a las empresas. Como en el caso de las entradas de IDE. En el segmento de las industrias tradicionales. Su dinamismo sectorial. excepto Andalucía. Un porcentaje al que las otras tres CC AA más afectadas por la deslocalización -País Vasco. xEl reparto de la IDE entre comunidades autónomasxxii El análisis sectorial llevado a cabo en el apartado anterior se completa en este punto con el de la composición de la inversión manufacturera de cada región en el exterior (cuadro 4. en términos de crecimiento de los flujos netos entre 1993-1999 y 2000-2006.500 1. y lo sigue estando en pleno siglo XXI.000 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 Otras activ. 1993-2006 (millones de euros de 2000) 2. 151 . con casi tres cuartas partes del total entre 2000 y 2006.5 puntos.añaden 6. ha sido.7. multiplican repetidas veces el valor medio del periodo previo. todas las regiones. muy distinto.

por el contrario. comun. informático Equipo de precisión Avanzadas Total (*) Tasa de variación entre periodos: 1993-1999 y 2000-2006.(*) 2000-2006 T.400 0 -100 0 -100 98 237 -9 -128 10 1.447 13 1. cuero y calzado Papel y artes gráficas Metalurgia Productos metálicos Productos minerales no metál.336 1 939 0 13. var. El protagonismo expansivo cambia de lugar cuando se contemplan las manufacturas intermedias. var. bebidas y tabaco Textil.421 252 199 180 86 266 30 88 Alimentos.167 12 496 5 5. oficina y equ. eléctrico Material electrónico y eq. confecc. así como en maquinaria y equipo mecánico. var. Finalmente. tratando de detectar.298 5 86 -0 86 35 2.712 16 289 8 189 0 318 2 2. Fuente: Elaboración propia con datos del Registro de Inversiones Exteriores. por su parte. los procesos de externalización productiva de las empresas (la denominada IDE vertical) para aprovechar las ventajas de costes de otras localizaciones y mejorar su situación competitiva. var.550 0 -55 0 2. el comportamiento de las manufacturas avanzadas es desigual según las CC AA: positivo para Madrid (maquinaria y material eléctrico) y el País Vasco y negativo para Cataluña. merced a los malos resultados de ese mismo sector.Actividades y áreas de destinoxxii Esta primera presentación de los resultados por industrias se complementa ahora con un cruce entre actividades y puntos de llegada de la IDE. Cataluña consolida posiciones en química y material de transporte. Dentro de esta agrupación de actividades.211 299 380 67 667 14 -31 9 2. a mayor distancia. Otras manufacturas Tradicionales Industria química Caucho y plásticos Maquinaria y equipo mecánico Material de transporte Intermedias Maq. Maq..869 37 139 7 479 1 -40 16 10. En Andalucía sobresale el fuerte incremento de maquinaria y material eléctrico. a modo de aproximación.029 0 154 0 15 -0 -113 177 1.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Cuadro 4.815 0 -33 -0 -100 2 3.(*) 2000-2006 T.5. Madrid.(*) 2000-2006 T. var.697 -5 -231 28 -18 28 370 11 122 0 -73 13 443 29 89 10 1. retrocede.898 0 -100 5 53 43 -27 2 258 1 37 2 276 1. x4. IDE neta emitida por comunidades autónomas y actividades.477 0 -95 108 3.006 25 289 97 44 147 325 35 391 0 -100 -12 -349 455 191 585 278 73 285 0 -100 -4 -139 85 10.796 0 -100 0 221 2. ocupando los primeros puestos el País Vasco y Cataluña y. Valenciana País Vasco Andalucía 2000-2006 T. 1993-2006 (media anual en millones de euros de 2000 y porcentajes) Madrid Cataluña C.(*) 2000-2006 T.2.981 172 448 16 2. Madrid lo hace singularmente en la industria química.725 -23 -182 5 622 19 38. 152 .(*) 660 1.3.440 0 -100 1 2. y mat.565 415 844 286 116 124 0 -100 34 617 301 659 401 253 1 454 51 50. el País Vasco en este último sector. la Comunidad Valenciana.818 479 215 366 177 27 2.119 446 1.

la zona más rezagada de todas en términos de crecimiento.696 22 169 433 828 40 391 15 60 Fuente: Elaboración propia con datos del Registro de Inversiones Exteriores. papel y artes gráficas. Inversión directa neta emitida por España por áreas geográficas y destino sectorial. A las actividades apuntadas cabe añadir. metalurgia. Si se suman las áreas donde es más probable que estén registrándose procesos de externalización ligados a la IDE (insourcing). pues con los datos de la etapa 2000-2006. han sido los nuevos socios comunitarios del Centro y el Este de Europa (UE-10) y África los lugares que mayor interés han suscitado entre las empresas con el cambio de milenio (multiplican por ocho y diez. en cambio.6.116 10 79 272 453 37 373 12 35 Industria química 74 672 0 13 96 135 1 10 1 13 Caucho y plásticos 43 66 2 6 10 16 0 1 0 1 Maquinaria y equipo mecánico 11 537 6 -2 17 15 0 0 0 1 Material de transporte 94 221 4 50 41 165 0 5 0 8 Intermedias 222 1. eléctrico 26 56 0 23 2 41 0 0 1 0 Material electrónico y eq. con un aumento ligeramente por debajo del de la OCDE y muy superior al logrado por América Latina. informático 0 1 0 0 0 1 0 0 0 0 Equipo de precisión -0 26 0 0 0 2 0 2 0 1 Avanzadas -37 85 0 23 -4 44 1 2 1 2 Total 794 3. aunque con inferiores montantes de IDE. Con tal propósito se ha elaborado el cuadro 4.495 12 68 165 331 2 16 2 23 Maq. en alimentos y bebidas. Sin embargo.La perspectiva de la inversión directa extranjera en España Cuadro 4. La brillantez de los ritmos crecimiento de todas estas manufacturas oscurece un tanto a las industrias de productos de minerales no metálicos y química. atendiendo al crecimiento entre periodos (19931999 y 2000-2006). en el que de modo agregado se recogen cinco zonas de destino de la IDE realizada entre 2000 y 2006. bebidas y tabaco 138 684 2 11 67 212 6 231 3 8 Textil. apreciándose una gran correspondencia entre valores anotados y tasas. cuyos valores absolutos se sitúan en los primeros puestos. lo que deja fuera a la OCDE. material de transporte y productos metálicos (entre 497 por ciento del primero y 269 por ciento del último). las tasas de aumento más altas entre periodos se alcanzaron. Los países asiáticos. -63 2 0 0 -7 0 0 0 0 1 Maq. comun. no así en valor. 1993-2006 (media anual en millones de euros de 2000) OCDE UE-10 América Latina África Asia (excl. y mat. confecc. y continúan haciéndolo desde comienzos del vigente siglo. sigue manteniéndose como líder incontestable.6. respectivamente. 153 . 179 858 1 7 149 116 27 88 5 16 Otras manufacturas 56 58 0 0 13 8 2 0 0 0 Tradicionales 609 2. Un primer rasgo que llama la atención en el perfil inversor es que los países desarrollados (donde despunta claramente la Unión Europea de los Quince) han desempeñado siempre un papel crucial en la ubicación de la actividad productiva y comercial de las empresas españolas. cuadruplican las cifras de los años noventa. lapso de tiempo que enlaza con el análisis de la deslocalización empresarial expuesto al comienzo. dentro de los sectores de mayor relevancia cuantitativa. los valores previos). cuero y calzado 5 101 0 0 4 7 1 0 0 6 Papel y artes gráficas 31 227 6 2 16 52 0 7 0 0 Metalurgia 191 125 0 55 19 53 0 40 5 -1 Productos metálicos 8 64 0 3 5 5 0 5 0 5 Productos minerales no metál. OCDE) 1993-1999 2000-2006 1993-19992000-2006 1993-1999 2000-2006 1993-1999 2000-2006 1993-1999 2000-2006 Alimentos. maquinaria y material eléctrico. oficina y equ.

0 0.1 40.5 0.7.0 0.3 7.0 0.0 0.0 0. y que la IDE horizontal sigue ocupando un lugar central en las estrategias empresariales. a una sola operación y a un único año y país (Reino Unido.6 70.0 3. sino también aquellos donde se observan los mayores incrementos en las actividades tradicionales (incluso en textil y confección127) e intermedias.0 0.1 20.0 0.0 0. No obstante.9 0.7 1.0 Avanzadas 3.4 0.3 0.8 Total 1.0 7. si bien en éstos las operaciones apenas están diversificadas.0 318.0 0. cuero y calzado en las economías de bajos salarios contrasta con la efectuada en la OCDE.0 0.0 0.5 37.3 Filipinas 10.6 14. los que interesaron durante este periodo. confecc.8 0.3 Egipto 19.0 Thailan.0 21.0 0.0 0. Por el contrario.5 0.3 3.0 25.7 0.0 0.0 0. 2003).1 0.1 0.3 0. no sólo los receptores preferentes.2 0.0 0. probablemente porque son otros motivos.4 Intermedias 10.3 46.8 0.2 Material de transporte 4.5 7.5 0. sobresale Marruecos.5 0.9 Industria química 1.0 11. informático 0.0 0.7 6.0 9.0 0. particularmente en China.0 0.0 1.5 0.0 23.9 0.0 0.3 0.0 0. comun.0 0.8 0.9 Metalurgia 16.0 20.3 51.0 0.0 0. Cuadro 4.0 0.0 19.6 0.0 163. pese al extraordinario progreso en lo que va de siglo.1 0.0 0. 1993-2006 (millones de euros de 2000) Marruecos Alimentos.1 13.560.0 0.6 Maq. la IDE está algo más extendida. eléctrico 0.0 0.0 0. cuero y calzado 7.0 0.0 0. oficina y equ.0 1.0 1.0 2.0 18. o las limitaciones del tamaño y una insuficiente experiencia en la producción internacional.0 0.1 0.0 30.9 Textil.0 0.0 4.6 Productos metálicos 38.6 Túnez Mauricio Argelia 1.0 0.0 5.4 50.0 0.3 39.0 339.8 15. 96. como una implantación rápida en los mercados desarrollados.4 Otras manufacturas 0.2 Fuente: Elaboración propia con datos del Registro de Inversiones Exteriores.0 29.0 0.0 12.6 0.0 318.0 0.8 Papel y artes gráficas 50.7 10.0 0.0 0.9 125.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española El detalle para los principales países receptores de África y Asia se ofrece en el cuadro 4.0 0.1 0.0 0.4 0.6 0.0 0. induce a pensar que a la fragmentación de los procesos productivos todavía le queda un largo recorrido en España. confección.0 0.1 0.8 Maquinaria y equipo mecánico 1.0 0.0 0.0 2. la creación y mejora de activos tecnológicos.0 0.2 0.1 Caucho y plásticos 3.0 264.0 266.0 0. donde asimismo predominan las manufacturas con menores requerimientos tecnológicos.0 0.0 0.1 0. con una IDE centralizada en las actividades tradicionales.7 11.7.0 261.1 45.0 0.5 9.4 6.0 0.0 0.4 0.0 0.1 China H.6 0. la externalización de actividades productivas (offshoring insourcing). El hecho de que sean los países de la OCDE.785.0 0.0 31.6 15.0 3.0 3.0 0. En definitiva.0 0.0 0.2 0.0 0. la mayor valoración del factor proximidad.0 0. prácticamente en su totalidad.4 1.3 221. Valor total de la IDE neta en el exterior en determinados países por sectores.0 3.0 0.0 0. bebidas y tabaco 1.0 0. distintos de las ventajas de costes. 127 La exigua IDE en textil.0 0.9 0. Entre ellos.9 0.0 Maq.7 1.9 0.5 69. pueden destacarse algunos otros países como Egipto o Túnez.8 0.0 Tradicionales 1.4 0.0 0.0 0. aunque también es significativa la cuantía dirigida a las intermedias.5 1.0 0. en el continente asiático.0 0. India aparece como el segundo país en importancia.0 0.0 0.8 0.0 0. 154 . Indonesia 7.0 Equipo de precisión 3.0 0. y mat. destino fundamental de las empresas españolas.2 65.0 0. relacionada con la eficiencia en costes sigue siendo relativamente reducida. Además.0 0.Kong India 50.0 0.9 Material electrónico y eq.0 3.0 0. los 101 millones de euros de media anual de la etapa 2000-2006 han de atribuirse.770.8 0.0 0.1 0.0 -0.1 0.7 0. 0.7 75.3 69.6 4.0 0.4 6.0 0.4 Productos minerales no metál.

reducción de costes o una mezcla de ambas). sino. la principal vía escogida por el capital exterior para deshacer sus posiciones (más de tres cuartas partes entre 2001 y 2006). x4. 2005 y 2006. Pero si las ventas de activos extranjeros a residentes. caracterizadas en el escenario internacional por ser foco de atracción de actividad externalizada. los tres con cifras netas negativas. en cualquier caso. Sin embargo. Cabe. Es cierto que la rápida progresión de la IDE en estas zonas de inferior desarrollo relativo. Pues bien. Adviértase. los flujos de IDE bruta en manufacturas han llegado a España de forma regular. De hecho. Pero lo visto hasta el momento no clarifica suficientemente hasta qué punto están poniéndose en práctica para fabricar. adoptada masivamente en los sectores de textil y confección y cuero y calzado (casi todos los casos conocidos se inscriben en ellos). al no conocer las intenciones que hay detrás (consecución de cuota de mercado. que enfatiza el papel de la IDE en países no pertenecientes a la OCDE: muy probablemente la inversión destinada a ellos se corresponda en mucho mayor grado con el tipo greenfield que con las adquisiciones. la relativa consistencia temporal de la serie bruta de IDE desaparece por la existencia de notables desinversiones en buena parte de los ejercicios considerados. o compartiéndolo con otros espacios menos y más desarrollados. x4. entre las que no destacan precisamente las más intensivas en mano de obra. serían el reflejo.4. Las ventas a residentes han sido. los efectos de las desinversiones no deben ser en absoluto magnificados. por emplearse en mayor medida estrategias diferentes. 155 . tanto de los cambios de estrategia del capital foráneo.La perspectiva de la inversión directa extranjera en España A todo esto hay que incorporar un matiz importante. También está acudiendo con celeridad a estos territorios IDE dirigida a muy distintas actividades.. al examinar los casos de deslocalización empresarial. más difícil de abordar de forma satisfactoria. correspondiendo el resto a liquidaciones de activos. en especial la UE-15. al no incluir los préstamos entre empresas del mismo grupo internacional.Consideraciones finalesxxxxiiii La deslocalización de empresas en la industria española ha sido protagonizada de una forma abrumadora por firmas de capital extranjero. muy abundantes en los sectores más intensivos en tecnología. que ha de manifestarse en la IDE emitida. no tanto por la disminución de las entradas. como de la pujanza competitiva del capital nacional.3. desde comienzos de la década de los años noventa hasta la actualidad. las liquidaciones. desde inicios de siglo. más importantes en los sectores tradicionales. llamar la atención sobre los años 2000. sugiere la utilización creciente de estas tácticas por parte de las empresas propiedad de residentes. que las cifras del Registro de Inversiones están infravaloradas. el segundo. como la subcontratación. sobre todo. filiales de las EMN. más comunes en las actividades avanzadas. más características del mundo desarrollado.. Si éste ha constituido el primer objetivo del capítulo que aquí concluye. producciones realizadas en España. entre 1993-1999 y 2000-2006 afluyeron cuantías idénticas.3. en concreto. lo que obliga a ofrecer una perspectiva completa de la evolución de ésta. ha sido la valoración de la trascendencia adquirida por el offshoring insourcing para las empresas españolas. los países de menor desarrollo relativo ocupan una posición clave en el destino de la producción desplazada.Inversión en el exterior y deslocalizaciónxxii Tal como se puso de manifiesto en el capítulo 3. parciales y totales. bien como receptores únicos. se trata de un fenómeno que ha debido afectar a la presencia del capital foráneo en la economía española. pese al extraordinario repunte acontecido en el año 2001. Por consiguiente. atendiendo a los flujos de ingreso de IDE y a otras variables. provocadas. parcial o totalmente. por las abultadas desinversiones que tuvieron lugar en ellos. Con todo. pueden vincularse con la reducción y el cese de la actividad productiva.

la desinversión desempeña aquí un papel irrelevante. esfera en la que las empresas extranjeras han controlado una proporción sustancial del valor añadido. pero no sólo a éstos. asumiendo que en la encaminada a los países de bajos salarios predominan las estrategias de offshoring que se quieren aislar aquí. en tanto que muy frágiles en las avanzadas. Desde otra perspectiva. En el transcurso de este intervalo de tiempo. Así. cabe señalar que. la IDE española en el exterior fue poco importante. podría apuntar a una menor actividad deslocalizadora en los años venideros. cuando se pretende captar el proceso de offshoring insourcing de las empresas domésticas a través de la IDE emitida. Como podía suponerse. las capacidades inversoras de España en el exterior han estado íntimamente ligadas a sus fortalezas competitivas. no parece que alcance un gran relieve. no puede ni debe hablarse de un abandono del territorio español por parte del capital extranjero. Una vía de aproximación es diferenciar los destinos de la IDE. tales flujos se han incrementado sensiblemente en los años transcurridos del nuevo siglo. esta limitada presencia de actividad productiva en el exterior de las manufacturas de superior contenido tecnológico difiere de la trayectoria mostrada por otros servicios avanzados.000 millones de euros constantes. aunque en algunos años su cuantía haya sido significativa. manejar datos de IDE bruta o neta apenas modifica la valoración final del proceso inversor. en los que igualmente se localicen las de partes y componentes. tanto a nivel general. En lo que concierne al tema del offshoring insourcing. y dentro de ellas. Como evidencia de su verdadero calibre. Pero desde entonces la expansión ha sido formidable. Empero. como en lo que atañe a las manufacturas. Sin embargo. el valor medio anual se sitúa en los 6. superiores en las actividades tradicionales y en gran parte de las intermedias. que no obstante es imposible de efectuar a partir de los datos oficiales disponibles. con una etapa de apogeo prolongada (1999-2005). parece haber disminuido la presencia del capital extranjero en España. las cifras vienen duplicando o triplicando las corrientes captadas por España. habida cuenta que no suministran información acerca de la naturaleza de las producciones acometidas en el exterior. Más bien se está asistiendo a un proceso de recomposición de los activos de la mano de las EMN radicadas en España. y en donde acaso se disponga de más oportunidades de expansión de las que cabe esperar para las industrias avanzadas. en particular los servicios a empresas (informática. No obstante. que se desmarca del abrupto descenso registrado por la IDE mundial a la altura de 2001. servicios de asesoría…). los cuales se van afirmando poco a poco. el resultado de la desaceleración de las entradas brutas de capital. cuya debilidad tecnológica representa un obstáculo difícil de vencer. junto a la permanencia de desinversiones. Al revés que en la IDE recibida. publicidad. en el ámbito de las manufacturas. Sobre todo a aquellos países más cercanos geográficamente. desde la perspectiva gruesa de análisis que es posible adoptar en estas páginas. que se extiende a la mayoría de los sectores manufactureros. aunque no es una medida muy relevante. desde 1997. lo que. cuantía difícil de presumir en un país que hasta mediada la década de los años noventa no había alcanzado los mil millones. más a través de las exportaciones que de la IDE. por lo demás.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española En cualquier caso. es crucial la distinción entre IDE horizontal y vertical. tomando como referencia los ejer156 . dado que ocuparían una posición preferente a la hora de complementar producciones locales. a las más cercanas geográficamente. a juzgar por los flujos orientados a las economías de menor desarrollo. Hasta comienzos del decenio de 1990. pues también es razonable pensar que las producciones principales se emplacen en otros lugares.

es susceptible de acelerarse en los próximos años. que casi representan la mitad de las emitidas a América Latina. como se pondrá de manifiesto en el próximo capítulo. así como en las encaminadas a los países asiáticos. Una tendencia que. Particularmente notable es el salto en las corrientes dirigidas al continente africano.La perspectiva de la inversión directa extranjera en España cicios anteriores. Se está considerando aquí el offshoring de las empresas nacionales como algo beneficioso para sostener y acrecentar su fortaleza competitiva en el plano internacional. De hecho. la IDE destinada a los países en vías de desarrollo ejerce un impacto positivo sobre la formación bruta de capital fijo interior y las entradas de IDE. 157 . aparentemente.

.

xxxixCapítulo 5x Efectos de la IDE y la deslocalización sobre la inversión interior de la industria española: una primera aproximación 159 .

No se esperan los mismos efectos de una y otra modalidad de deslocalización que.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española x5. podría conducir a lo contrario. En aras de alcanzar el objetivo propuesto. a un reforzamiento de las inversiones en las empresas que se mantienen. no sólo se tiene en cuenta la deslocalización medida y analizada en el capítulo 3. Feldstein (1995) planteó la relación entre la inversión doméstica (medida a través de la Formación Bruta de Capital Fijo -FBCF-) y la IDE. el empleo. por otro lado. Esta vertiente de análisis macroeconómico se complementa con otra de orden microeconómico que examina el efecto de la IDE realizada por las EMN sobre la FBCF de las casas matrices. Feldstein trató también de determinar el patrón exhibido por Estados Unidos en términos de las variables consideradas. dada la naturaleza de los datos disponibles para España (procedentes de la CNE y el Registro de Inversiones Exteriores). En contraste. encaminadas a reforzar su competitividad. el offshoring insourcing. Como se ha señalado en el capítulo 3.1. desde una perspectiva macroeconómica de equilibrio general. se estima el impacto de la deslocalización sobre la inversión doméstica de las diferentes actividades industriales. para el caso estadounidense. es decir. La primera. puesto que supone un aumento de la rentabilidad de las empresas involucradas. Desai. con información relativa a las décadas de 1970 y 1980. la inversión en I+D y las exportaciones de determinados productos. puede afectar negativamente a la propensión inversora de aquellas que permanecen. como al mismo tiempo constituye un indicador de la presión competitiva a la que se ve sometido el sector. registrándose la situación inversa con cada dólar de IDE recibida en la década de 1970. En un trabajo pionero. el cual. se entrecruzan parcialmente. No obstante.Introducciónxxxxiiii En este capítulo final.. se ha tomado como base la limitada literatura disponible hasta el momento sobre el tema. esto es. El análisis que aquí se presenta ha de optar necesariamente. En su estudio. Los resultados revelaron la existencia de una relación de sustitución entre las emisiones de IDE y la inversión doméstica. debería aproximar un fenómeno protagonizado por las empresas de capital nacional. Con este fin. tanto emitida como recibida. Su trabajo evidencia que el aumento de la inversión exterior de las EMN está asociado con el crecimiento en la sede central de la FBCF. este autor examinó la incidencia de las entradas y salidas de IDE sobre la inversión interior para una muestra de países de la OCDE. Aparentemente. dado que es captado a través de la IDE dirigida al exterior. al revés que el offshoring insourcing. al contrario de lo que ocurría con los ingresos de IDE. Para el decenio de 1980 el impacto positivo de la entrada de IDE se reducía. podría estimular su inversión en la casa matriz. sobre la variable que determina la capacidad de crecimiento futuro de las empresas en el mercado nacional. al hablar de deslocalización se está haciendo referencia a un proceso promovido fundamentalmente por firmas extranjeras. la inversión doméstica disminuía aproximadamente en otro. sita en España. La segunda vía. al reducir el peso de las grandes empresas en las distintas actividades. Foley y Hines (2005) encuentran que las firmas que expanden sus operaciones hacia mercados extranjeros incrementan simultáneamente sus operaciones domésticas. Por otra parte. Más concretamente. el volumen de flujos de IDE emitido apenas era compensado con la llegada de corrientes exteriores. por cada dólar que salía mediante IDE. sino el offshoring insourcing que puede esconderse tras la inversión extranjera orientada a los países de bajos salarios. por una perspectiva macroeconómi160 .

t -1 Yi. y DES el empleo o las operaciones de deslocalización inscritas en la base de datos que sirve de base a esta investigación.t-1 + ␣3 1n + = ␣0 + ␣1 1n Yi. 161 . con el propósito de obviar parcialmente la inclusión de la variable que no es posible conocer.t] + ␧t Pi. El contenido del capítulo se estructura del siguiente modo.Yi. y puesto que se cuenta con más información. la producción deseada para t+1.t Pi. El término de error puede estar asociado con otras variables no recogidas en la expresión [1].Efectos de la IDE y la deslocalización sobre la inversión interior de la industria española: una primera aproximación ca.Metodología y datosxxxxiiii En orden a conocer la repercusión sobre la inversión doméstica de las variables recogidas en la base de datos elaborada para construir el modelo.t + ␣4 1n + ␣5 1n + ␣6 1n + ␧t Yi. W el salario nominal. en tanto que t indica el año considerado.t i.t Yi.2. generadora de cierres de establecimientos que deslocalizan la actividad productiva.t -1n i. Se obtiene así la formulación alternativa: FBCFi. Sólo las estadísticas de deslocalización de empresas proceden de un estudio microeconómico (el desarrollado en el capítulo 3).t Yi.y la distancia entre la producción deseada y la producción actual. El capítulo se cierra con una recopilación de las principales conclusiones obtenidas.t [2] DESi. el modelo puede alterarse expresando todas las variables con respecto a la producción. se ha procedido a contrastar una adaptación de la función convencional de demanda de inversión.t + IMi. de manera que ésta admite una especificación más completa.t + ␣2 1n i. Esta relación funcional puede enunciarse de la siguiente manera: W d 1n FBCF i. aunque no se trasladen las empresas.t [1] siendo: FBCF la formación bruta de capital fijo. Por otro lado.t Pi. un indicador de la competencia en los mercados internacionales. examinando la evolución e importancia reciente de las variables seleccionadas en España para cada uno de los sectores industriales y de servicios contemplados. el análisis se amplia al planteamiento del modelo econométrico y su estimación.t = ␣0 + ␣1 1n Wi.t FBCFi. El superíndice d en la producción denota la expectativa. sino que se extiende hacia atrás. pero se utilizan en su versión sectorial. asimismo. x5. Posteriormente. y ␭ mide la velocidad de acercamiento entre la producción actual y la deseada. IDE la inversión directa emitida al exterior. el siguiente apartado trata de ofrecer una primera visión de los datos manejados. En orden a obtener mejores resultados.t IDEi. en la que las variables clave son la ratio entre los salarios y los precios -indicador del coste del factor trabajo en términos del producto.t-1 W W IEDi. Después de delimitar y explicar la metodología seguida en la recopilación de las variables incluidas en el modelo a estimar. Esta variable se define como el cociente entre la suma de los flujos de comercio (exportaciones + importaciones) y la producción. el periodo de referencia no se limita a los años transcurridos desde 2000. la IDE entre ellas..t Yi. El subíndice i designa cada una de las ramas de actividad. Se incorpora. abarcando el periodo 1995-2005.t EXi.t + ␭ 1n [Yi .t 1n donde: IED representa la inversión directa recibida del exterior. P el nivel de precios e Y la producción.

Definición de la variable dependiente y los regresores Variable InFBCF i. y otras.+) = In (IDE i. facilita la sustitución de trabajo por capital. pero de igual modo puede desincentivar la inversión de reposición y ampliación.t-1)) = (In (W i. Las estadísticas sobre los flujos de comercio exterior español proceden de esa misma fuente. que ha sido calculado para veintitrés sectores industriales y de servicios.t/P i.t/Y i. En lo que atañe a los datos utilizados.t/Y i. x5.t InIDE i..t-1/P i. la serie de FBCF se ha elaborado a partir de la información proporcionada por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) y las Cuentas Nacionales (INE).t) .3. 2003). En los demás regresores ambos signos son factibles.Estimación y resultadosxxxxiiii Como se ha advertido en el apartado precedente. en tanto que las referentes al empleo afectado por el fenómeno de la deslocalización son las usadas en el capítulo 3. Finalmente. por ejemplo.t-1)) = In (IED i.(FBCFi. la estimación econométrica aquí efectuada toma como variable dependiente el cociente entre la FBCF y la producción. Cálculo = In (FBCF i. los coeficientes estimados pueden ser interpretados como elasticidades. así como su forma de cómputo.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Habida cuenta que las variables están expresadas en logaritmos.t) = In ((FBCF i. dado que la información no es completa para el conjunto de sectores en el horizonte temporal considerado.t/Y i.t)/Y i. Cuadro 5.t InIED i.t/Y i. los relativos a la IDE han sido extraídos de las estadísticas e informes publicados por la Secretaría de Estado de Turismo y Comercio. se espera que sean positivos para la FBCF retrasada un ejercicio y la IDE recibida.t InFBCF t-1 InDWreal i. t-1/Y i.t) = In ((EX i. como las ETVE. se han excluido las operaciones de inversión directa sin significación productiva.1 se sintetizan las variables económicas elegidas. Para mejorar la información que hasta ahora se venía manejando.1.t +IM i.t) Nombre Formulación Bruta de Capital Fijo Producción Salario Real Salario Nominal Precios Inversión Directa Extranjera Recibida Operaciones de Deslocalización (número de empresas deslocalizadas) Inversión Directa Extranjera Emitida Exportaciones Importaciones 162 . En el cuadro 5. representativos de la economía española a lo largo del periodo 1995-2005.t) . El alza de los salarios.t InDes i. proveniente del Registro de Inversiones Exteriores. en principio.t Variable FBCF Y Wreal W P IED Des IDE EX IM Fuente: Elaboración propia. que siendo también inversión directa no tienen ese carácter (Fernández-Otheo.In (W i.t) = In (desl aperaciones i. En cuanto a los signos de tales coeficientes. Los paneles de datos construidos son desequilibrados. así.t InCompetencia i. no se dispone de datos de empresas deslocalizadas en el caso de las actividades de servicios.

Gráfico 5. -3 LInversión -2 -1 Gráfico 5. Relación entre la inversión exterior recibida y la inversión doméstica 0 -5 LIED -10 -15 -4 Fuente: Elaboración propia.2 y 5. -3 LInversión -2 -1 163 .1.2.1. 5.3. Los resultados se muestran en los gráficos 5. Relación entre la inversión emitida al exterior y la inversión doméstica -2 -4 -6 LIDE -8 -10 -12 -4 Fuente: Elaboración propia.Efectos de la IDE y la deslocalización sobre la inversión interior de la industria española: una primera aproximación Antes de abordar la estimación. IDE recibida y deslocalización de empresas). conviene observar gráficamente las relaciones entre la variable dependiente (el cociente entre inversión y producción) y aquellas a las que se va a prestar atención preferente (IDE emitida.

Asimismo.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Gráfico 5. tanto las variaciones de la IDE recibida como de la emitida inciden positivamente en la FBCF doméstica. a excepción del asociado a la intensidad de la competencia internacional a la que se enfrenta la economía española.42 -8. Todos los parámetros estimados son significativamente distintos de cero. los regresores seleccionados explican el 96 por ciento de la evolución de la variable dependiente. entre la intensidad inversora y la deslocalización de empresas.1221172 .3.[1]) InFBCF LnFBCF t-1 InDWreal InIED InDES InIDE inCompetencia _cons rho Número de observaciones R-squared Adj R-squared Prob > F Fuente: Elaboración propia.57 3.2 recoge los resultados de la estimación del modelo [2].292 .53 5.0316838 -.98 -2. -3 LInversión -2 -1 Aparentemente.0219434 .0995706 -1.58 P>/t/ 0.9554 = 0.38 1.000 0.7055769 = 640 = 0. con residuos AR .0186491 . (Estimación por Prais-Winsten.000 0.0066869 . aunque menos nítida. en el intervalo de confianza del 90 por ciento.015 0.9613 = 0. Modelo de impacto de la inversión extranjera directa y la deslocalización de empresas sobre la inversión doméstica de España.0000 Error típico .1638333 t 3.0932603 -1.0655401 .075.184 . parece haber una relación positiva. 10 5 0 -4 Fuente: Elaboración propia.097 0.70 -1. Además.4241887 .002 0.163 0. Relación entre la inversión doméstica y la deslocalización 20 15 Deslocal.0225811 . Cuadro 5. El cuadro 5.000 164 .2.406.0255894 . Coeficiente .

Por su parte. si bien en muy pequeña cuantía (la elasticidad obtenida es de sólo 0. en busca de mejores condiciones salariales. Así pues. la inversión doméstica tendería a verse favorecida por la IDE recibida y emitida. pues su repercusión es estadísticamente muy significativa. La conclusión. Es posible que las empresas deslocalizadas hubieran disminuido sus niveles de inversión previamente. por tanto. Incorporar esta diferencia tiene sentido. el coeficiente obtenido es menor que cero con un alto grado de precisión. El hecho de que éste se haya concentrado en los años más recientes constituye quizá la razón explicativa de la pequeña magnitud de esta repercusión. o con el ánimo de cubrir. o que su desaparición incite a las restantes a afianzarse ante un escenario de mayor competencia. la creciente IDE dirigida al exterior. Por último. parece haber estimulado las actividades de las casas centrales de las empresas protagonistas. entre otros. y aun más si la variable utilizada es definida como la diferencia entre el logaritmo del salario en t y en t-1 (la tasa de variación del salario). con arreglo a esta primera aproximación. cabe presumir que el impacto favorable también aumente. debería ser que la deslocalización de empresas está afectando al tejido industrial de los sectores en varios sentidos. Lo más probable. así pues. En cambio. así como por la superior presión competitiva de la que es indicativa la deslocalización de empresas. tanto si se mide a través del número de operaciones como de empleo afectado. uno muy positivo. que es la especificación que se ha retenido finalmente. El salario medido en términos de precios del producto no ofrece los resultados esperados y distorsiona el conjunto de la estimación. Sí resulta significativo y negativo cuando se incluye el salario del año anterior. que disminuye la rentabilidad de la producción. que es el fortalecimiento competitivo de las empresas establecidas. La IDE recibida eleva claramente la propensión a invertir. como se ha apuntado. el hueco dejado por las actividades clausuradas. no puede deducirse de este resultado que la deslocalización de empresas de capital extranjero estimule la expansión de la inversión en el interior. la inversión doméstica realizada en el periodo anterior guarda una estrecha correlación positiva con la que se efectúa en el siguiente.03). siquiera parcialmente. 165 . La desaceleración registrada en los últimos años en la IDE encauzada a las manufacturas ha tenido un efecto compresor de la inversión y. es que esta relación positiva se deba a que dicha variable recoge también la intensidad de un proceso competitivo que conduce a las empresas a incrementar sus inversiones.Efectos de la IDE y la deslocalización sobre la inversión interior de la industria española: una primera aproximación El signo del coeficiente del primer retardo de la FBCF relativizada por la producción es consistente con el resultado esperado. toda vez que la variable dependiente se introduce también con un retraso. especialmente de los sectores de mayor demanda y contenido tecnológico. Naturalmente. pero lo hace menos que proporcionalmente. el efecto de la deslocalización de empresas arroja un coeficiente de signo positivo y es significativo para un nivel de confianza del 98 por ciento. que han debido mejorar su rentabilidad con el proceso. donde la ralentización de la IDE recibida ha sido más marcada. Puesto que se está ante un proceso que habrá de amplificarse en el futuro. en todo caso. los fondos emitidos desde España hacia países de bajo coste de la mano de incentivan también la inversión. Al hacerlo así. de la capacidad de crecimiento de la industria. lo que implica que el incremento de la inversión doméstica se ve negativamente afectado por el incremento en los costes laborales.

la trayectoria seguida por la FBCF en la economía española. parecen confirmar que aquellas empresas implicadas en estrategias de offshoring outsourcing. Por otro lado. De otra. de una parte. la deslocalización de empresas de capital extranjero. 166 . Finalmente. si bien el efecto de las entradas de IDE es superior al de la salidas.x5. como se ha mostrado en el capítulo 3). la inversión se ve alentada en aquellas actividades donde se acentúa la deslocalización de empresas. Del análisis llevado a cabo se desprende que la afluencia de capitales foráneos y la salida de los españoles hacia mercados extranjeros apoya el incremento de la inversión interior de las empresas involucradas. con datos detallados para veintitrés sectores de actividad procedentes de distintas fuentes. Estos resultados indican. igualmente parece impulsar la adopción de estrategias competitivas de mayor relieve por las empresas que mantienen la actividad dentro de cada sector. prestando especial atención a los efectos del proceso de deslocalización y los cambios de tendencia experimentados por la IDE. que el objetivo de expansión de la actividad industrial exige una mayor preocupación por la IDE recibida. motivo por el que el offshoring outsourcing constituye también una política industrial recomendable.. pese a comprimir el tejido industrial (aunque en niveles muy poco alarmantes. la refuerzan. probablemente porque ello estimula la competitividad de las firmas que sostienen su actividad. máxime en los sectores de alta tecnología.4. lejos de limitar su actividad en el mercado interior. que ha tendido a recortarse en los últimos años. tanto emitida como recibida.Consideraciones finalesxxxxiiii En este capítulo se ha estimado.

xxxixConclusionesx Conclusiones 167 .

Sin duda. a costa de los de mayor contenido tecnológico. Este estudio va precedido. de un análisis del importante cambio que ha tenido lugar en los mercados manufactureros internacionales.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española En este libro se ha estudiado la deslocalización industrial en España. posiciones de liderazgo tradicionalmente reservadas a los países más desarrollados. Ello les ha permitido. que el progreso de las economías emergentes es. no sólo los de bienes y servicios de débil intensidad tecnológica. con políticas sectoriales más activas. que buscan fortalecerse en el plano mundial. introduciendo una notable presión competitiva sobre todos los mercados. en apretada síntesis cabe destacar que durante los últimos diez años las economías emergentes. En este contexto. aproximar sus patrones comerciales a los de las grandes potencias económicas. que existen aun enormes diferencias de carácter intra-industrial en las producciones entre los países desarrollados y en desarrollo. los países desarrollados se enfrentan a un reto de envergadura. Pero hay que tener en cuenta. a la vez que mantiene su fortaleza en las actividades tradicionales. siendo lógico que suscite miedos. a caballo entre un mundo desarrollado especializado en manufacturas intensivas en tecnología y otro emergente que gana terreno en ellas. la acelerada emergencia de estas nuevas potencias rivalizando con el mundo desarrollado dentro de las industrias avanzadas resulta preocupante. mayor esfuerzo en I+D+i y un gasto más elevado en educación. como la española. el fruto de las estrategias competitivas de firmas multinacionales con sede principal en el mundo desarrollado. tanto desde la perspectiva amplia de las actividades productivas. El examen comparado de las transformaciones acaecidas a lo largo de los dos últimos lustros presenta un balance no muy alentador para España. como desde la de las empresas. de una parte. al que han de reaccionar poniendo en marcha planes de mejora de la competitividad de sus economías. la que tiene lugar mediante la apertura de filiales en el exterior. Con todo. Con respecto al primero de los dos factores mencionados. un reclamo urgente que se desprende de la investigación efectuada. sino también aquellos otros de alta intensidad tecnológica. alcanzando. que ha tendido a afirmar su especialización exportadora en los bienes de carácter tradicional. resulta especialmente comprometida la situación de las economías desarrolladas de tipo intermedio. así como de promoción de nuevas inversiones extranjeras. si bien en diferente grado. así como adquirir nuevas especializaciones en productos que incorporan mayor nivel de conocimientos y complejidad tecnológica. En suma. algunos aspectos del presente análisis a los que se hace referencia más adelante ofrecen un contrapunto susceptible de sustentar una visión más optimista. a los que se ajusta el perfil de sus ventajas comparativas. en buena medida. y de otra. intensivas en mano de obra. China en particular. No obstante. la amplia reestructuración acometida por las 168 . ha agravado su histórica inferioridad en relación a la media comunitaria. incluyendo la parte menos conocida de ésta. en algunos casos. yendo más allá de las tareas de ensamblaje. a modo de marco general que facilita su comprensión. El segundo. han incrementado a un ritmo vertiginoso sus flujos comerciales. apenas captable con los datos disponibles. como consecuencia de diversos factores. El primero de ellos es la reciente expansión de los servicios informáticos. entre los que se ha prestado atención a dos: el rápido crecimiento de algunas economías emergentes y el papel estimulador de las EMN. consecuentemente. la posición de la industria española en el presente escenario es delicada. en la línea deseable de lograr importantes avances tecnológicos. en los que.

de los de la propia globalización. donde se acumula ya algo más de la cuarta parte del stock mundial. Brasil. vehículos de motor. que su actuación ha promovido el ascenso de la participación de tales países en la oferta mundial de bienes. e incluso las africanas. la industria química. los efectos esperados de este proceso no son de gran relevancia. En todo caso. la liberalización financiera y las ayudas y estímulos de diversa índole facilitados por los gobiernos. los principalmente afectados por él. en el drástico cambio en la estructura y naturaleza del comercio internacional reseñado ha sido crucial el segundo de los factores aludidos: las nuevas estrategias de inversión de las EMN. junto con el despegue sostenido de las economías asiáticas. ha conducido a incrementos de la productividad apreciables. intrínsecamente unido a la globalización y cuya repercusión en la economía española ha constituido precisamente el objeto central del trabajo que el lector tiene en sus manos. el impacto sobre la localización internacional de la industria de este cambio de dirección en las inversiones de las EMN hacia el mundo en desarrollo se ha visto fortalecido por el cierre de plantas e instalaciones en el seno de los países desarrollados.Conclusiones empresas nacionales ante el entorno de mayor competencia que. que no serían sino una parte de los más cuantiosos derivados de ésta última. debido al auge de las TIC. máquinas de oficina y material electrónico. La simultaneidad de estos dos hechos ya sugiere alguna conexión entre ambos. ni desde luego. 169 . dentro de ellas. aprovechando la apertura del mercado nacional. vehículos de motor. dibujan un futuro de intensa competencia en los mercados. material electrónico y máquinas de oficina. sistemática y fidedigna acerca de la implantación sectorial de estas grandes corporaciones en los nuevos países industriales considerados. Polonia y la República Checa. A este respecto. es decir. las posibilidades que abre una especialización sin necesidad de cercanía geográfica. La IDE ha aumentado de forma sustancial desde 1985. resume lo que se infiere con mayor claridad de los estudios hasta ahora disponibles en torno a su importancia y sus consecuencias para los países desarrollados. Apenas pueden distinguirse de los de cualquier proceso de apertura a la competencia exterior. han ido estableciéndose paulatinamente en sus territorios desde comienzos de los años noventa. Asimismo ha revelado. por más que diferentes voces de alarma insistan en sus presuntos males. Con el fin de abordarlo mejor. este análisis se ha enmarcado en una reflexión más específica acerca del fenómeno en cuestión que. si bien no les ha permitido crecer rápidamente en los últimos años. Pero más allá de esta significativa coincidencia. un proceso conocido como de deslocalización. y aunque su destino prioritario siguen siendo los países desarrollados. se ha señalado que. pese a no contar con una base informativa amplia. particularmente en lo que atañe a las manufacturas intermedias y avanzadas y. Entre los países más beneficiados por la IDE figuran justamente los aquí seleccionados por la alteración en sus estructuras productivas hacia las actividades de alta y media intensidad tecnológica: China. muy exigente para las empresas. Naturalmente. Méjico. Hungría. de carácter negativo. en general. el repaso sistemático de la trayectoria de la IDE en cada uno de los países citados ha puesto de manifiesto cómo relevantes EMN de la industria química. máxime durante la segunda mitad del decenio de 1990. gradualmente se ha ido dirigiendo hacia las zonas menos adelantadas. que se encuentra en expansión. al que lentamente van sumándose las latinoamericanas. Por otra parte. además de precisarlo conceptualmente.

en retirada en casi toda Europa.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española En ese escenario que se vislumbra. El que así ocurra ha de depender del capital nacional. así como la generación de empleos en unas y su pérdida en otras. a países dotados de abundante mano de obra. los países del Centro y el Este de Europa. metalurgia. la deslocalización de establecimientos de algunas de estas firmas ha alcanzado una gran importancia. trasladado gradualmente fuera de las fronteras españolas algunas de sus actividades más periféricas.e incrementando. como el textil. Lo más probable es que España se quede con una industria de alta tecnología algo más reducida en dimensión. siempre que éstas asuman plenamente el reto de la internacionalización. donde la presencia de filiales de EMN es muy marcada. así pues. ha quedado aun más al descubierto. tanto entre sectores productivos. algo tan normal como lo es el intercambio internacional de bienes y servicios o la IDE. pueda progresar con una mayor rapidez sobre el terreno de los servicios de alta tecnología que por el de las manufacturas. el cuero y el calzado se han visto sometidas a una aguda competencia que ha destruido empresas y puestos de trabajo. la calidad y productividad de las actividades de sus cuarteles centrales. en menor grado. Pero también van a ver incrementada la movilidad y rotación de sus trabajadores. y tal como se ha apuntado. pero con más predominio del capital nacional. parece encontrarse en vías de recuperación. En otros segmentos de las manufacturas tradicionales. aunque en este caso no sólo mediante subcontratación sino también. si se atiende a los datos recientemente anticipados por el INE para 2006. y de forma predominante. la desinversión de capital extranjero en las actividades con superiores requerimientos tecnológicos parece haber remitido en el último ejercicio. por lo demás. transferidos. productos minerales no metálicos y muebles y juguetes. se han dirigido hacia América Latina. que últimamente revela una inusitada capacidad para construir grandes empresas. Además. siguiendo el camino emprendido en los últimos años. mediante este simple procedimiento. no obstante. dejando paso a la preocupación por 170 . rutinarias e intensivas en mano de obra -fundamentalmente a través de la subcontratación exterior (offshoring outsourcing). Asia. y es posible que España. África y. minando quizás la esperanza de que pueda contarse alguna vez con una industria potente. Algunas actividades. Pero las empresas supervivientes parecen haber asumido una creciente internacionalización. Con todo. la deslocalización de empresas ha sido protagonizada en una medida apreciable por empresas de capital nacional. la confección. como entre tareas laborales concretas. en contrapartida. el parco desarrollo de este tipo de actividades en España. supone la base de un mayor crecimiento sostenido en el futuro. como los de alimentos bebidas y tabaco. La experiencia de la industria española en los años aquí contemplados responde perfectamente a este patrón. En todo caso. las economías más desarrolladas van a encontrar oportunidades acrecentadas para la expansión de sus empresas. Esto es sin duda algo positivo y acorde con la madurez de nuestro país. ya muy conocido y estudiado. convirtiéndose en empresas globales con acrecentadas capacidades competitivas en el plano mundial. éste es un terreno donde existe una notable mezcla de industria y servicios. La deslocalización de producciones va a ser. siendo la causa principal de la significativa merma del empleo que han registrado. En la esfera de las manufacturas avanzadas. a través de sendas inversiones directas (offshoring insourcing). en muy rápido crecimiento desde comienzos del nuevo siglo. y no va a provocar otro efecto que el de reforzar la creación y desaparición de diferentes actividades. la cual.

reflejo de una pérdida de atractivo para el emplazamiento de nuevas firmas. al tiempo que elevaba sus niveles de productividad laboral. Éstas últimas se han ubicado sobre todo en el ámbito de la industria auxiliar y han acometido un ambicioso plan de internacionalización. por el contrario. aunque podría alcanzar los 100. Por otra parte. los empresarios y los trabajadores para hacer frente a los retos competitivos. Así pues. el sector servicios ha generado en el periodo objeto de estudio un volumen de empleo cercano a los dos millones de personas. cifra capaz de absorber cualquier excedente de la industria. que ha resistido con mucho éxito. puede decirse que las empresas encuadradas en esta rama de actividad han mostrado en los últimos años la solidez de las ventajas comparativas y competitivas que han convertido a nuestro país en un gran fabricante de automóviles. manteniendo el volumen de empleo. anota efectos de localización.Conclusiones lo que ocurrirá con la industria de vehículos de motor. los gobiernos regionales. y del ajuste de producciones y efectivos laborales que ha traído consigo.se ha visto más que compensada con la creación de nuevos empleos. los envites de competencia internacional. cuero y calzado y de las TIC. confección. según se deduce de estimaciones aquí efectuadas. Incluso las repercusiones de deslocalización en los sectores mencionados parecen tener mucho de pasajeras. 171 . especialmente dentro de la industria auxiliar. pero también ha estimulado la inversión industrial en los sectores afectados. no debe olvidarse que esta industria presenta excesos de capacidad en el plano mundial. mensurable en un estrechamiento del tejido industrial dedicado a ellas. hasta el momento. Pero además. en el resto de manufacturas. probablemente porque es el reflejo de la mayor presión competitiva en el mercado mundial. de forma que la disminución del número de trabajadores en los sectores citados -que ha ascendido directamente a 70. para sorpresa de algunos. si bien ciertamente moderado. En el mismo sentido debe interpretarse el que. ha estimulado la competitividad de las empresas con capacidad de supervivencia. pese a que el fenómeno estudiado ha dañado de una forma apreciable el parco entramado industrial de la alta tecnología. Y. junto a una estabilidad del nivel de empleo agregado. la positiva evolución de la producción en este sector no puede ser entendida sin una elevada capacidad de cooperación entre el gobierno nacional.000 de computarse los empleos indirectos manufactureros. con un incremento de la actividad en las empresas de ensamblaje. La deslocalización de EMN ha destruido tejido industrial. cuya reestructuración ha sido enérgica y parece asegurar un mayor potencial de crecimiento en los próximos años. sobre todo en el caso de las manufacturas TIC. España no registra un efecto de deslocalización de actividades. Esta positiva reacción constituye sin duda un indicador de la buena salud de las manufacturas españolas. de captación de empresas. en una parte importante en los mismos sectores afectados. poniendo en evidencia una deficiencia estructural de la industria española. el resultado de todo el proceso de deslocalización industrial. mejorando así la competitividad de las empresas. promoviendo la creación de empresas y la reestructuración de las existentes sobre bases de producciones con un robusto componente tecnológico y con relevantes economías de conocimiento. y desde luego. que desafía la capacidad de innovación y crecimiento de las empresas. a la par que de la creación de algunas nuevas compañías de capital nacional. con las excepciones de textil. Naturalmente. la industria española puede aumentar su vigor si se continúa incrementando el grado de actividad de la política industrial.000 personas. Más precisamente. En cualquier caso. En este sector se ha combinado una cierta deslocalización. sino que. haya sido un aumento del valor añadido industrial.

algo que por otra parte viene haciendo cada vez en mayor medida el Ministerio de Industria. en consonancia con las líneas acometidas en los últimos años.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española En este punto. El presente trabajo ha mostrado que la deslocalización de parte de las actividades de estas empresas. o la I+D+i. máxime dentro de la alta tecnología. lo que resulta lógico. en el marco de su creciente internacionalización y adaptación a un mercado global. en segmentos de alto valor añadido. es importante borrar líneas que separan la industria de los servicios. De igual forma. Esta política ha de ser también la base de la atracción de un mayor número empresas de capital extranjero. Esta capacidad puede verse sin duda mejorada con la ayuda de una política industrial cada vez más activa que incida en la elevación del esfuerzo tecnológico y los niveles de capital humano. junto a una vía de compensación de la pérdida de tejido industrial en las manufacturas avanzadas. y se sitúa en línea con los resultados de los estudios realizados para otros países. es también un medio de generación de externalidades favorables para el resurgir de ésta. habida cuenta que ambas actividades se combinan cada vez con mayor profusión. por lo demás. de modo que se avive aun más la pauta de rápida expansión inaugurada con el nuevo siglo. e incluso olvidar perspectivas sectoriales para centrarse en las empresas innovadoras. algo a lo que España no puede renunciar y que. En definitiva. que el fomento de los servicios de alta tecnología. Desde otra perspectiva. así como en la decidida orientación de las empresas hacia los mercados exteriores. constituye un conducto de atracción de capital extranjero. 172 . lejos de atentar contra sus actividades dentro de la nación parece fomentarlas. que no hace sino seguir a la que las mayores empresas de servicios desarrollaron con antelación. Turismo y Comercio. dado que afirma su competitividad en el mercado mundial. reclama políticas muy activas. resulta de una gran trascendencia el apoyo a la internacionalización productiva de las empresas manufactureras de capital nacional. No hay que olvidar. pero acelerando siempre el paso. donde la rivalidad asiática es más limitada. si bien debería acompañarse con medidas destinadas a la captación de compañías potencialmente interesadas en el mercado nacional. en el contexto de una acrecentada competencia internacional que se abre paso a gran ritmo. lo expuesto en esta investigación ha de llevar a la conclusión de que la economía y la industria españolas mantienen una alta capacidad de transformación estructural y de internacionalización. como el capital humano.

xxxixReferencias Bibliográficasx Referencias Bibliográficas 173 .

M. A.. Working Paper. Audet.. (2003): O Rumo Perdido: A Crise Fiscal e Financeira do Estado Brasileiro. OECD Trade Policy Working Paper. Banco de Méjico (2001): “Examen de la situación económica de Méjico”. Departamento de Balanza de Pagos. Griffith. M. y Sako. V. pp. (2004): “La competencia por la inversión extranjera directa en la Unión Europea Ampliada”. Banco de España (2007): Inversión directa en España. Baldwin.. W. y Sapsford. 33. Papeles de Economía Española. núm. 92-105.. R. 106. Economía Industrial. (2007): Multinational firms. Myro. y Myro. (2003): “Integración europea y especialización de la industria española”. Álvarez. núm. Andreff. Harvard Business School. Handbook of Economic Growth. pp. Sao Paulo. pp. Myro. J. en Aghion. pp. (2000): “Free Trade Agreements without Delocation”. 112. contracts. D. Universidad de Jaén. (2003): “Aprendizaje tecnológico en las maquiladoras del norte de México”. pp. Paz e Terra. y Vega. 181-192. y Fritz Foley. y Duflo. 2-21. Alonso. Madrid. 174 .).. Álvarez.ª E. (eds. P. L. y Andreff. E. núm. North Holland. Department of Economics. y Vega. R. The Economic Journal.ª E. y Darlauf. (2004): Structural adjusment in textiles and clothing in the post-ATC trading environment. Baer. Advanced Institute of Management Research. Balasubrananya. núm. 1375-1418. (2004): Offshoring of business services and its impact on the UK Economy. R. (2006): “Inter-industry specialization and labor productivity in the European Union: the development of the high-tech sectors”. Banerjee. vol. Harvard University. J. Antrás. Comparación de las fuentes nacionales. P. Salisu. O. M.. V. (2004): “Growth theory through the lens of development economics”. 4. S. M. 766-786. 4.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Abramovsky. L. P. (2003): Foreign Direct Investment and Growth: Does the Sector Matter?. y Contreras. D. E. Frontera Norte.3. 7-42. Álvarez. 349-350. M. vol. and trade structure”. M. J. Quarterly Journal of Economics. pp. M. núm. R. M. Información Comercial Española. vol.A. núm. C. 118. núm. FDI flows and imperfect capital markets. Canadian Journal of Economics.ª E. IX Encuentro de Economía Aplicada. N. R. (1996): “Foreign direct investment and growth in EP countries”. núm. J. Desai. 14. y Robert-Nicoud. (2007): “Cambios recientes en la especialización inter-industrial de las manufacturas españolas”. F. Carrillo. Antrás. Alfaro. 818. Estudios Económicos y Sociales. 27. (2003): “Firms.

núm. Blömstrom. A Review. L. en Connolly. M. ARI núm. Bernard. (1973): “The theory of immiserizing growth: Further applications”. L. S. 10. pp. G. Congreso anual de la European Economic Association. pp. y Turrini. y Srinivasan. (2002): “Rethinking outsourcing in manufacturing: a tale of two telecom firms”. Bhagwati. 4132. núm. Brainard. Bustelo. A. y Zejan. Bhagwati. J. (1978): “Foreign Divestment: Magnitude and Factors”. (2002): “Adjusting labour demand: multinational versus national firms. J. International Trade and Money. R. núm. R. University of Toronto Press. Spatial Vision. Facultad de Economía. 29. P. (2007): Multinational firms in the world economy.. European Managemant Journal. NBER Working Papers. Venecia. Journal of Economic Perspectives. Checchi. Applied Economics. F. Blinder. (2006): “Offshoring: the next industrial revolution?”. J. Toronto. (2006): Productivity Impacts of Offshoring and Outsourcing. núm. núm. NBER Working Papers. (2002): El empleo sectorial en Méjico: Evolución histórica 1940-2001 y análisis prospectivo 2002-2010. L. vol. Jong-Wha (1995): How does FDI affect economic growth?. D. (2005): El auge de China: ¿amenaza o “ascenso pacífico”?. S. Benito.. y Riker. Berggren. A. EIJS. Lipsey. Tesis de Maestría. S.. núm. Journal of International Business Studies. NBER Working Papers. (1997): “Divestment of Foreign Production Operations”. Bjerring Olsen. Barba-Navaretti. 93-114. vol. Panagariya. pp. A. núm. OECD. 135. A. A. (1992): What explains developing country’s growth?. A cross-european analysis”. 45-54. Directorate for Science. vol. Foreign Affairs. G. y Swoboda. D. (1999): The Determinants of Host Country Spillovers from Foreign Direct Investment: Review and Synthesis of the Literature. 18. y Sjöholm. H. A. (1997): Are US Multinationals Exporting US Jobs?. 5057. G. J. T. Brito. J. Globerman. G. 22. 211-223. núm. 76. D. J. y Venables. A. y Bengtsson. M. Boddewyn... Blomströn. De Gregorio. C. Technology and Industry. M. M. núm. K. 10039. (2003): Foreign Owner and Plant Survival. 437-442. NBER Working Papers. y Lee. Documento de Trabajo núm. Londres. (eds.). 4.Referencias Bibliográficas Barba. Borensztein E. y Kokko. (2004): “The Muddles over Outsourcing”. 10. Macmillan Press. 1. Brainard. (1997): “The Psycopshysics Toolbox”. 2. pp. N. B. A. Real Instituto Elcano de Estudios Internacionales y Estratégicos. 5958. 175 .

Universidad de Jaén. en Bustelo. y Siu. O. Economie Européenne. Tijuana. y Zaballa. A. Carrillo. K (2000): “What are the determinants of the location of foreign direct investment? The Chinese Experience”. (2001): Foreign direct investment and local linkages: Experiences and role of policies: The case of the mexican television industry in Tijuana. 25. IX Encuentro de Economía Aplicada. F. B. C.. 51. núm. V. E. 09. (1996): The Japanization of Baja California: Japanese-owned maquiladoras and the rise of integrated production complexes in Tijuana and Mexico. (1996): Multinational enterprise and economic analysis. London. Iizaka. Journal of International Economics. L. Fung. J. 17. Círculo de Empresarios. pp. (2003): Comparing labour productivity growth in the OECD area: The role of measurement. Gómez Sanz. L. C. (2006): “Presencia económica española en China: Perspectivas para el futuro”. A. Contreras. M. J. ADB Institute Discussion Paper. y Martin. López Santiago. 1993-2003”. Corado Simöes. (2004): Foreign direct investment in East Asia and Latin America: Is there a People’s Republic of China effect?. La presencia española en países de fuerte crecimiento: China e India. 6. Comisión de las Comunidades Europeas (1985): “La compétitivité de l’industrie européenne: un bilan”. Hamburg Institute of International Economics. núm. Informe preliminar para Alfred P. R. K. Carrillo. Sloan Foundation. Criscuolo. y Mortimore. núm. J. 79100.. núm. pp. Colección Monografías. Y. Curry. Producción flexible y aprendizaje industrial en las maquiladoras. S. Cheng. Méjico. (2000): Empresas globales. Working Paper. núm. H. núm.. M. P. Macmillan. M.. (1997): “Competitividad en la industria de los televisores en Méjico: del ensamble tradicional a la formación de clusters”. Cadarso Vecina.. N. Chauvin. 14.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Cacho. (2006): “Outsourcing to CEE Countries and Industrial Employment: The case of Spain. Cambridge University Press. L. 9-33. Clark. M. Chantasasawat. J. Cacho. Colegio de Méjico. 176 . Caves. y Kenney. OCDE Science. Colegio de la Frontera Norte. actores locales. (2005): Divestment by foreign-based companies: portuguese experiences.. K. Madrid. (2003): India in the World Economy: Traditional Specialisations and Technology Niches. Revista Latinoamericana de Estudios del Trabajo.ª A. Technology and Industry Working Papers. L. y Lemoine. J. R. y Kwan. CEPII Working Paper. y Tobarra Gómez. C. (1940): The Conditions of Economic Progress.ª A. Comisión Nacional de Inversión Extranjera (2006): Informe sobre el comportamiento de la inversión extranjera directa en Méjico.

en Feldstein. M. CEPR Working Papers. M. Economía Industrial. (2005): The Impact of International Outsourcing on Employment: Empirical Evidence from EU Countries. 177 . núm. núm. Fiscalidad y sistema productivo”. A Propósito del caso Gillette". C. Fernández-Otheo. Falk. (dir. Chicago. F. Madrid. (2005): “Textil-Confección: Efectos de una Liberalización Avanzada”. G. Dussel Peters. Biblioteca Nueva-Fundación José Ortega y Gasset. núm. M. (2005): Foreign Direct Investment and the Domestic Capital Stock. Díaz Vázquez. 11075. Y. Díaz Mora. (1994): "Migraciones de Empresas. M. C. (2004): “Inversión directa extranjera de España en el periodo 1993-2002. F. E. Economistas. A. y Hines. G. pp. M. J. y González Díaz. M. Crecimiento económico. Desai.). B. B. R. C. M. Universidad de Castilla-La Mancha. Foley. A. R. Boulder. Díaz Mora. Fernández-Otheo. C. (2005): Foreign Direct Investment and Domestic Economy Activity. (2006): China: La modernización de la economía. The political economy of trade Policy: Papers in honor of Jagdish Bhagwati. 355/356. outsourcing. núm. C. Civitas. R. y Irwind. Economistas. C. J. núm.A. Madrid. NBER Working Paper Series. Foley. Fernández-Otheo. núm. 108. C. (1995): “The Effects of Outbound Foreign Direct Investment on the Domestic Capital Stock”. 817. y Glenn Hubbard. H. y Hanson. Cambridge MIT Press. and relative wages” en Feenstra. (2005): “Comercio y especialización intrasectorial de la industria tradicional”. Lynne Rienner Publishers.. C. y Hines.). (eds. núm. S. en Myro. (eds). (1996): “Foreign investment.. Londres. 5737. C. Grossman. Economía Europea. 64. NBER Working Papers. y González Díaz. 43-66. Los Papeles de la Ortega. La Habana. B. J. (2000): “Integración económica e inversión extranjera”. J. (2006): Offshoring de Producción: La Creciente Apuesta de las Industrias Manufactureras Españolas. A. Hines. pp. D. R. y González Díaz. University of Chicago Press. R. R. 59-72. 483-490.. y Wolfmayr. Feldstein. The Effects of Taxation on Multinational Corporations. M. pp. (2006): Does Where You Go Matter? The Impact of Outward Foreign Direct Investment on Multinationals’ Employment at Home. P. Díaz Mora. (2000): Polarizing Mexico: The impact of liberalization strategy.. R. C. 11717.Referencias Bibliográficas Debeare. M. integración y transformaciones estructurales. Centro de Investigaciones de Economía Internacional. Austrian Institute of Economic Research. M. (2003): Inversión directa extranjera y desinversión de España en la década final del siglo XX: Nuevas perspectivas. Desai. Feenstra. C. Información Comercial Española. Fernández-Otheo.

Martín y Myro. (2005): Cooperative Joint Ventures: Savy foreign investor may wish to considerer the benefits of this flexible investment structure. M. Papeles del Este. Observatorio de Almería. IMF Country Report. 114. 108. en García Delgado. J. C.. y Myro. K. (2005): “Inversión directa extranjera”. 92. (2006): “El escaso dinamismo de las manufacturas avanzadas”. 305. J. Economistas. 106-129. (2007): “La deslocalización de empresas españolas hacia los países del Centro y el Este de Europa”. Fernández-Otheo. FMI (2006): India: Selected Issues. 1-16. Labrador. (2003): La Desinversión de Capital Extranjero en la Industria Española. núm. P. Forrester Research (2004): Near-Term Growth Of Offshoring Accelerating. y Myro. 6. Madrid. C. núm. Ishido. El caso del sector de automoción”. Fernández-Otheo. M. (2003): Vertical Intra-Industry trade and foreign direct investment in East Asia. 9. H. pp. M. y Myro (2007): La deslocalización de empresas en España. (2007b): “Inversión directa extranjera”. Fernández-Otheo. (2007a): “Flujos. Quarterly Journal of Economics. (www. 168. 55. G. M. direct foreign investment and the transfer of technology: A simple dynamic model”. (1978): “Relative backwardness. Economistas. y Vega. C. C. Flores. M. L. Fukao. núm. stocks y rentas de inversión extranjera directa en la balanza de pagos. núm. FEDEA. Fernández-Otheo. (1995): “Las Migraciones de la Actividad Industrial en la Unión Europea”. núm. 1.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Fernández-Otheo. R. Lecciones de Economía española. Evolución desde 1995. Garrido. Azcapotzalco. Gandoy R. M. (2002): Economía. Ekonomiaz. R. C. Economía Industrial. Tokyo. 110-117. R. Madrid. 178 . (2004): “Mundialización y nueva especialización de los países del Este.. Madrid. Thomson-Civitas. Institute for Independent Business.. Tendencias y Desafíos.L. M. H. en J. C. Fernández-Otheo. (2005): “Desinversión y deslocalización de capital extranjero en España”. Fernández-Otheo. octava edición. pp. Fernández-Otheo. pp.forrester. Caja Rural de Almería (próxima publicación). C. D. Claves de la economía mundial. R. ICEX-ICEI. K. núm. (dir. C. García Delgado (dir.com). L. Lecciones de Economía española.). Folta. núm. Documentos de trabajo. Institute of Economic Research. Thomson-Civitas. M. e Ito. y Myro. vol. financiamiento y empresas en Méjico. séptima edición. Una perspectiva comparada”. M. R. Estudios de Economía Española. Hitotsubashi University. Findlay.). UAM.

(2005): China’s Integration in East Asia: Production Sharing.-Mexican Studies. 9573. 179 . Universidad de Princeton. 149-187. (2006): The Rise of Spanish Multinationals. R. Cambridge University Press. y Milner. vol. M. 427. Grossman.. (2001): “La inversión extranjera directa en Méjico.. y Rasheed. D. Barcelona. Gual. núm.S. Oxford University Press. M. y Torrens. M. y Buss. y Torrens. núm. C. (2001): Foreign direct investment in China: Effects on growth and economic performance. J. G. Institute for International Economics. núm. S. A. H. (2002): Does inward foreign direct investment boost the productivity of domestic firms. (2000): “Making More by doing less: an analysis of outsourcing and its effects on firm performance”. J. 26. The Quarterly Journal of Economics. Gual. Barcelona (mimeo). pp. F. 85-120. núm. Lemoine. Gereffi (1999): “Mexico industrial development in the past 25 years: Climbing ahead or falling behind in the world economy?”. 1994-2000”. X. Griffith.. (2003): Characteristic of foreign-owned firms in British manufacturing. Guevara. Michigan Economy and Taxpayers. A. NBER Working Papers. pp. K. y Torrens. Haskel. G. Griswold. Greenaway. (2000): “Making More by Doing Less: An Analisis of Outsourcing and its Effects on Firm Performance”. y Ünal-Kesenci.. E. D. J. pp. E. y Rossi-Hansberg. Pereira. Journal of Management. y Slaughter. J. núm. (2006): L´atracció d´inversió estrangera: factors clan perquè Barcelona i Catalunya puguin competir en el mercat internacional. E. núm. K. núm. Papeles de Economía Española. Ll. Mahabir. 21. Graham. Londres. Guilles. 16. (2004): La Industria Catalana Davant l´Ampliació. NBER Working Papers. M. 8724. 26. Ll. University of Nottingham. (2005): “El Riesgo de Deslocalización en España ante la Ampliación de la Unión Europea”. D. Generalitat de Catalunya. con la colaboración del CIDEM. Center for U. y Rasheed. y Simpson. (2006): Has China displaced other Asian countries’ Exports?.Referencias Bibliográficas Gaulier. M y Helpman. 33. Gual. núm. 09. F. 763-790. D. Gilley. The Global Integration. Research Paper Series. Guillén. Análisis Económico. Mackinac Center for Public Policy. (2006): The Rise of Offshoring: It´s not Wine for Cloth Anymore. y Wada. A. FDI & High-Tech Trade. CEPII Working Paper. Ll. Journal of Management. E. Grossman G. (2004): Outsourcing Benefits. (2002): “Integration versus Outsourcing in Industry Equilibrium”.

y Kfoory M. pp. y Brito. 144. pp. (2005): “La IDE en los Estados de Méjico: Evolución reciente y retos futuros”. (1999): Foreign direct investment and development: A reassessment of the evidence and policy implications. Martín. Carta de Asia-Economía. (2005): “El auge de la inversión directa extranjera en Asia”. UAEM. J. núm. 133-144. Civitas. Institute for International Economics. 98. R. Economía Industrial. Lall. 171-182. 193-204. Lardy. Kierkegaard. L. T. Myro. S. Martín. Strategic Management Journal. núm.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española Hellman. (1994): “La Política Industrial Activa”. 05-1. J. E. núm. Manrique. P. (1995): “The role of foreign trade and investment in China’s economic transformation”. The Political Economy of North American Free Trade. 1065-1082. Revista de Economía Aplicada. 21. 6. E. H. Sociedad y Territorio. Institut Français de la Mode (IFM) (2005): Study on the implications of the 2005 trade liberalization in the textile and clothing sector. Carta de Asia-Economía. Economía. (2004): El síndrome de China se extiende por América Latina. Madrid. Mejía. núm. pp. (dir. núm. Moran. núm. (1980): Foreign involvement by US manufacturing industry. Crecimiento económico. (2000): FDI and Opening Up of China’s Economy. (2005): Capital flows cycle: Stylized facts and empirical evidences for emerging market economies. pp. Merino de Lucas. P. (2000): “Closure and Divestiture by Foreign Entrants: the Impact of Entry and Postentry Strategies”. 145. 352. integración y transformaciones estructurales. ¿Casos Aislados o un Fenómeno Generalizado?. (1993): “Mexican perceptions of Free Trade”. Banco Central de Brasil. S. Rather Than Off the Cliff. Real Instituto Elcano de Estudios Internacionales y Estratégicos. (2005): Outsourcing and Offshoring: Pushing the European Model Over the Hill. 185-236. Lemoine. OCDE Working Papers. Mori. Myro. Facultad de Economía. núm. pp. Working Paper. F. Loria. (2005): “El Nuevo Plan China”. Mata. núm. China Quarterly. (2003): El impacto de la inversión directa extranjera en el empleo sectorial de Méjico: Un análisis de prospección. París. L. F. Oxford Economic Papers. F. Working Papers Series. S.) (2000): Economía Europea. J. (2003): “Desinversión de las Multinacionales Extranjeras. 180 . y Portugal. 11. R. CEPII Working Paper. N.

M. Thomson-Civitas. y Fernández-Otheo. M. C. Myro. D. C.. Lecciones de Economía Española. (2004): “La deslocalización de empresas en España..Referencias Bibliográficas Myro. Naciones Unidas (2005): Trade and Development Report. núm. OCDE (2005): OECD Science. OCDE (2002): Measuring the information economy 2002. R. (2007): “Sector industrial”. Working Papers Series. M. Una Primera Aproximación. R.. 181 . y Labrador. Myro.. OCDE (2006): The changing nature of manufacturing in OECD economies. R.”. (dirs. C. Myro. OCDE (2004): Potencial offshoring of ICT-intensive using occupations. Technology and Industry Scoreboard 2005. Informe para el CIDEM.). R. R. I. L. (2006): “Deslocalización de empresas en Cataluña”. y Weintraib. Fernández-Otheo. M. R. y Myro.. núm. T. mimeo. R. C. 133-166. y Fernández-Otheo. Nuevos Enfoques del Marketing y la Creación de Valor. Banco Central de Brasil. L. J. y Fernández-Otheo. pp. (2007): Deslocalización de actividades productivas y empresas manufactureras en Cataluña. Labrador. Colección Pablo Olavide. L. Sevilla. OCDE (2000): Main determinants and impacts of foreign direct investment in China’s economy. 2000. pp. J. Martín. Álvarez. núm. (1996): “Las Migraciones de la Actividad Industrial y los Flujos de Inversión Directa en la Unión Europea”. y Ruiz Céspedes. M. Working Papers on Internacional Investment. (dirs. pp. Información Comercial Española. Nallane. Labrador.. 185-201. y Baides. B. M. y Fernández-Otheo C.. mimeo. 818. (2007): Deslocalización y empleo en la Comunidad de Madrid. Vega. (2004): Bank privatization and productivity: Evidence for Brazil. 163-185. Segunda Época. 2005. Generalitat de Catalunya. 90. M. y Gandoy. núm. Junta de Andalucía. en García Delgado. Colección Estudios Económicos. 222. Fundación CajaMar. CIDEM.ª E. núm. Collegi d´Économistes de Catalunya Myro. Moneda y Crédito. C. Revista económica de Catalunya. B. y Mora. C. M. Especial referencia a la comarca Baix Llobregat. D. Myro. DSTI/ICCP/IE. (2007): “Deslocalización de Empresas y Actividades Productivas en España. A. mimeo. R. Myro. R. R. Myro. La posición de España y Cataluña. (2006): “Desinversión de capital extranjero en España: una aproximación a su dimensión y a sus determinantes sectoriales”. La atracción de Europa Central y Oriental”. L. Myro. Fernández-Otheo. R. 11. OCDE (2006): Trends and recent developments in foreign direct investment. octava edición. M. Fernández-Otheo..) (2006): Globalización y Localización Internacional de la Industria. Madrid. DSTI/IND 2006/1.

G. núm. L. 355-356. M. (1996): “La nueva Balanza de Pagos: una necesaria y difícil adaptación al fenómeno de la globalización”. Competition and Trade. Rodríguez-Tenés. T. pp. 27. núm. pp. D. E. Papeles de Economía Española. Les Études de I’Ifri 2. Economía Industrial. M. en Barro. E. vol. Romer. (2002): “Production and use of ICT: a sectoral perspective on productivity growth in the OECD area”. 6. (2004a): The Integration of China and East European Countries in Global Networks. Información Comercial Española.. Rojas-Suárez. y Sánchez Trujillo. Modern business cycle theory. y Van Ark. J. núm. Scope and Techniques”. Lee. 109-129. Pilat. A. C. 40-55. Basil Blackwell. A.. y Webb. 222.. Oxford. Sachwald. S. Informe para la discusión de la Reunión tripartita sobre la promoción de una globalización justa en el sector de los textiles y el vestido en el contexto posterior al Acuerdo Multifibras. Determinantes y pautas de localización. F. Registro Nacional de Inversión Extranjera (2004): Globalización. Peneder. vol. Cimper. núm. 182 . R. (2004): “The Motor Industry in an Enlarged EU”. (2004): “La industria electrónica en los países de Europa central y oriental: una nueva localización de la producción global”. y Fernández-Otheo. (2004b): The Impact of EU Enlargement on Firms’ Strategies and the Location of Production in Europe.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española OIT (2005): Promoción de una globalización justa en el sector de los textiles y el vestido tras la expiración del Acuerdo Multifibras. R. 66. Journal of Industry. (1993): “De la Crisis de la Deuda a la Estabilidad Económica: Un análisis de la congruencia de las políticas macroeconómicas en Méjico”. pp. A. 2006. pp. Sachwald. The World Economy. Martín.. (1989): “Capital accumulation in the theory of long-run growth”. P. (2003): “Industry Classifications: Aim. Olsen K. D.. Universidad Autónoma de Barcelona. C. (2006): “Comentarios al artículo: Desinversión de capital extranjero en España…” de Myro. (2004): “Grandes grupos empresariales en la industria tradicional española”. 818. B. Radosevic. relaciones comerciales con el NAFTA y la Agenda Internacional de Méjico. OECD Economic Studies. Moneda y Crédito. núm. OCDE. 1/2. 877-900.. F. Tokyo Club Research Meeting. núm. núm. Rodríguez Tenés. núm. OMC (2006): Estadísticas del comercio internacional. Ramírez. pp. Ginebra. DSTI/DOC. (2002): Inversión extranjera directa en Méjico. Pilat. 35. 3. 151-164. D. 107-132. 9. pp. (2006): The changing nature of manufacturing in OECD economies. 263-364. F. Ruiz-Céspedes. Economía Mexicana. Rhys.

Tseng. W. núm. (2003): Foreign direct investment in China: Some lessons for others countries”. J. J. Journal of Economic Perspectives. pp. The Work Fundation (2004): “Outsourcing and Offshoring: Implications for Organisational Capability”. United Nations. pp.): The dragon millennium. Sánchez. M. UNCTAD (2006): World Investment Report 2006. (2007): “Deslocalización de empresas”. J. (2002): Foreign direct Investment in China. NBER Working Papers. A. Documento de Trabajo para el Fondo Monetario Internacional. Tseng. W. (2000): La inversión extranjera en Méjico (1990-1999). United Nations. 18. y Zebregs. Universidad de Alicante. (2002): Does inward foreign direct investment contribute to skill upgrading in developing countries?. A. Universidad Autónoma de Madrid. (2005): “China: El Gigante Dormido”. 183 . y Zebregs. B. Tse. Carta de Asia-Economía. Quorum Books. (2000): “Challenges of competing in China for multinationals”. F. E. V. UNCTAD (2003): Caída de la inversión extranjera directa en América Latina en 2002. Special Report. United Nations. P. 135-146. UNCTAD (2005): World Investment Report 2005.Referencias Bibliográficas Salas. Transnational Corporations and the Internationalization of R&D. UNCTAD (2004): World Investment Report 2004. XXII Jornadas de Economía Española. Naciones Unidas. Naciones Unidas. Jackson Hole Symposium. Corporate Partners Research Programme. en Richter. Slaughter. Londres. Reserve Federal Bank of Kansas City. Serrado. Samuelson. The Economist (2006): Outsourcing to China. (2006): Commentary on The Rise of Offshoring: It´s not Wine for Cloth Anymore. 93-106. vol. UNCTAD (2002): Inversión directa extranjera en América Latina sigue disminuyendo. UNAM. The Shift Towards Services. J. (2006): La inversión directa de España en Brasil y América Latina. 3. La regulación de la apertura. (ed. (2004): “Where Ricardo and Mill rebut and confirm arguments of mainstream economists supporting globalization”. H. H. Chinese business in the coming world economy. Westport. Salazar. IMF Policy Discussion Paper. Taylor. FDI from Developing and Transition Economies: Implications for Development.

J. J. inversión extranjera directa y grandes empresas en Méjico”. (2001): “Trade. (1995): “The open door policy and the China’s rapid growth: Evidence from city-level data”. y Yin. The McKinsey Quarterly. Economia Internazionale. (2006): “Cheking China´s vital signs: the social challenge”. A. Vidal. pp. en Takatoshi.): Growth theories in light of the East Asian experience. Jiang. A. Transnational Corporations. vol. 184 . R. (2001): La apertura de Méjico y la paradoja de la competitividad sistemática. 587-594. B. D. y Villarreal. The Royal Institute of Internationals Affairs. Wall. K. G. (1996): China’s Openning Door. Chicago. Wei Shang. Zhang. Villarreal. (2000): “Comercio exterior. University of Chicago Press. R. 517-35. (eds. Woetzel. núm. X. 52. (1999): “Foreign direct investment and economic growth: Evidence for ten East Asian economies”. 4. Extractive Industries and Development. Special Edition. location and development: An overview of theory”. R. trabajo preparado para el proyecto Patters of integration in the global economy. J. 50. Comercio Exterior. núm. Banco Mundial. Venables. 7. United Nations.. pp. vol. Ito y Krueger.Globalización y deslocalización Importancia y efectos para la industria española UNCTAD (2007): World Investment Report 2007.

TURISMO Y COMERCIO DIVISIÓN DE INFORMACIÓN.349 44 85 www.: 91.es . DOCUMENTACIÓN Y PUBLICACIONES CENTRO DE PUBLICACIONES Paseo de la Castellana.: 91.mityc.SUBSECRETARÍA GOBIERNO DE ESPAÑA MINISTERIO DE INDUSTRIA.349 51 29 / 4968 / 4000 Fax. 28071 Madrid Tels. 160.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful