(desapego - libertad Ɗ gobernantesgobernantesrelación) IDENTIDAD

(competentes-coraje(competentescorajevalentíavalentía -disciplinadisciplinaoptimismo) EGO

(autonomía Ɗ amor Ɗ muerte Ɗ sufrimiento compromiso) VOCACIÓN

CONSUMISMO .NEGACIÓN .+ AMOROSIDAD + ACEPTACION + CONFIANZA + SEGURIDAD .

ADICTO A PREOCUPARSE .VICTIMA .EXILIO + INTERDEPENDENCIA .+ RESPONSABILIDAD + SOLEDAD .

+ LUCHADOR + LIMITES + DEFENSA +GANARGANAR-GANAR -GANAR/PERDER .ADICTO AL LOGRO .

ADICTO A LA INTERDEPENDENCIA .MARTIR .+ GENEROSIDAD + COLABORACIÓN + NUTRICIOS .

.

+ CALIDAD DE VIDA + SUPERIOR + TRASCENDER .PERFECCIÓN .ADICCIÓN AL AISLAMIENTO .

+ CRECIMIENTO -SUICIDIO -ADICCIÓN A LA AUTODESTRUCCIÓN .

SEXO .CELOS .+ UNIÓN + PASIÓN + COMPROMISO .

ADICTO AL TRABAJO .+ VOCACIÓN + CREATIVIDAD + FLEXIBILIDAD + IMAGINACIÓN .

.

+ PROSPERIDAD + ARMONIA + PROACTIVO .OGRO .ADICTO AL CONTROL .TIRANOS .

+ TRANSFORMACIÓN .MALÉFICO .

JUEZ -ADICTO A TENER RAZÓN .+ CONOCIMIENTO .

SENSUALIDAD DESEMBOCADA .+ PLACER + LIBERTAD + DISFRUTA .

.

recalcando la importancia del inconsciente por sobre la del consciente. la alquimia. después de varias décadas de menosprecio académico. los Onvis. lo místico en lugar de lo científico.El gran terapeuta que fue Carl Gustav Jung recién empieza a ver reconocida la enorme importancia de su extensa obra. lo misterioso en lugar de lo conocido.. el I Ching. . las culturas de los pueblos primitivos en Africa y América del Norte.. la astrología. china y japonesa. las civilizaciones india. Su exploración en las profundidades de la psiquis lo llevó a estudiar exhaustivamente la filosofía. Revolucionó el paradigma mecanicista de la psicología. los mandalas. Se interesó también con igual dedicación en el tarot. las religiones orientales y el misticismo occidental. lo creativo en lugar de lo productivo y lo religioso en lugar de lo profano. De él pudo haberse dicho «Nada humano me es ajeno». la mitología.

fundamento del inconsciente personal. y que vincula al individuo con el conjunto de la humanidad. Jung distinguía entre arquetipos e imágenes arquetípicas. como tal es un factor psicoide que pertenece. El arquetipo es el modelo a partir del cual se configuran las copias: es el patrón subyacente. al extremo invisible y ultravioleta del espectro psíquico.según él . sino sólo mediante los símbolos y el lenguaje de la mitología.Uno de sus conceptos claves es el «inconsciente colectivo». sólo podemos sentirlos cuando se llenan de contenido individual. el punto inicial a partir del cual algo se despliega. por así decir. «El arquetipo. influyen y fascinan».«nos impresionan. los arquetipos mismos carecen de forma y no son visualizables. Reconoció que lo que llega a nuestra consciencia son siempre las imágenes. Sin embargo. Estos no pueden comprenderse directamente por análisis intelectual. . o sea las manifestaciones concretas y particulares de los arquetipos las que .» Agregaba que son vacíos y carentes de forma. Descubrió que en los sueños y los mitos subyacen elementos de este inconsciente colectivo que él denominó «arquetipos».

cargado de afecto. Nuestra vinculación con las imágenes arquetípicas puede comprometernos con la visión de un mundo interior. . Las mismas imágenes arquetípicas que aparecen en los sueños dieron origen a las remotas mitologías y religiones que han habido en la historia de la humanidad. a diferencia de los pensamientos. Puede parecer más pasivo que el pensamiento organizativo y conceptual pues.nos ayuda a liberarnos de la opresión de las maneras de pensar verbal y racional que han limitado nuestra creatividad. Las imágenes arquetípicas no son restos de un pensamiento arcáico sino parte de un sistema viviente de interacciones entre la mente humana y el mundo exterior. que puede salvarnos de la trampa de la separatividad entre sujeto y objeto. Para Jung. analógico. esta capacidad de crear imágenes. sino el lenguaje natural del alma . sentimos las imágenes como algo que recibimos más que algo fabricado por nosotros (la inspiración del artista). Nuestra capacidad para responder a experiencias como criaturas creadoras de imágenes es heredada.que no son ideas traducidas. antropomórfico. es la verdadera función que nos hace humanos. Atender a estas imágenes . El pensamiento simbólico es asociativo. y no la razón.El interés de Jung por las imágenes arquetípicas refleja más énfasis en la forma del pensamiento inconsciente que en su contenido. animista.

Estas imágenes se nos presentan como líneas indicadoras que nos muestran el camino. El impacto que nos produce constatar estas semejanzas es muy poderoso. La premonición del futuro está tan claramente impresa en nuestros pensamientos más íntimos como lo está el aspecto histórico». ni líneas cuyo curso pueda verse con gran antelación».Las imágenes arquetípicas son percibidas como independientes de nuestra experiencia personal. y generalmente nos asombra descubrir similitudes entre las imágenes y temas de nuestros sueños con los que aparecen en mitos y leyendas de los que no teníamos un conocimiento previo. sino que también es un punto de arranque. el suelo fértil a partir del cual brotará toda vida futura. Decía: «El Yo no sólo contiene el depósito y la totalidad de toda la vida pasada. nos resultan inexplicables a partir de nuestro conocimiento consciente. «La vida no sigue líneas rectas. sin obligarnos a seguirlo. Jung siempre hizo notar que las imágenes arquetípicas están tan conectadas con el pasado como con el futuro. . Nos sentimos en contacto con algo desconocido hasta ese momento. Por eso son transformadoras.

o la reducción a una imagen más general o abstracta. Jung también trascendió las limitaciones de la ciencia mecanicista describiendo una forma de conexión no causal de acontecimientos a la que llamó «sincronicidad» y que está en relación con ciertos descubrimientos de la física moderna. la fecundidad. Amplificar significa ir mucho más lejos de la estrecha identidad personal y «recordarnos con una imaginación más amplia» que nos llevaría al ámbito transpersonal. manteniendo así fluyente el proceso imaginativo. la interconexión vital entre ellas. Se trataba de comunicarse con la multiplicidad. . no analizar la dependencia que pudieran tener con un origen común. Se dice que el propio Einstein le alentó a desarrollar este concepto y el físico Pauli colaboró con Jung en escribir un libro sobre ese tema.El modo que tenía Jung de trabajar con imágenes arquetípicas no era la interpretación o traducción al lenguaje conceptual. sino lo que él llamaba «amplificación»: conectar la imagen al mayor número posible de imágenes asociadas.

el taoísmo y la meditación zen. El papel del terapeuta es apoyar este proceso de integración que une nuestros aspectos tanto conscientes como inconscientes. regido por una fuerza creativa y cósmica y que tiende a desarrollarse hacia una integración cada vez mayor. No sólo era capaz de comprender lo que para la mayoría de la gente occidental de su época eran sólo experiencias extrañas. El decía: «El terapeuta debe ser como un médico partero. la India y el yoga. ha ayudado a que en Occidente se aprecien la religión y el pensamiento oriental. Su influencia. Resulta difícil valorar en su totalidad estos comentarios que aparecen generalmente en prefacios a libros de alumnos y amigos suyos. Realmente. . Le interesaba sobremanera la colaboración entre el Oriente y el Occidente en relación a los caminos de crecimiento personal ofrecido por ambos.Para Jung. desempeñó un papel significativo en la introducción de las religiones orientales en el público occidental. sino que consigue relacionarlas con perspectivas occidentales de naturaleza semejante. la mente es como un sistema autoorganizado. Es sorprendente la capacidad perceptiva demostrada por Jung en sus comentarios sobre el budismo tibetano. ciertamente. que ayuda a dar a luz lo que el paciente tiene en su interior».

Otros se rapaban la cabeza o usaban extrañas coletas.con extraordinario buen juicio . para comprender en la medida que es posible a la mente occidental».Eso no impidió que él . se desalentaron al darse cuenta de todo el esfuerzo y la devoción que se necesitaba durante un largo período de tiempo en el que no se producían los resultados que ellos esperaban. a no ser una anulación artificial de nuestra inteligencia occidental. al empezar someterse a ellas. . Una gran mayoría de los jóvenes occidentales que se fascinaron con las disciplinas orientales. Nada bueno surgirá de ello. además de estrafalarias vestiduras. sin que dieran muestras de algún apreciable progreso en su crecimiento personal.nos previniera contra la adopción indiscriminada de religiones extranjeras acompañada del abandono de los fundamentos occidentales. No pueden ni deben abandonar su comprensión occidental: más bien deberían acudir a ellas (estas prácticas) sin imitaciones ni sentimentalismos. «Quiero hacer una advertencia muy especial contra el intento de imitar las prácticas y sentimientos orientales.

y procurar comprender. filosofías basadas en concepciones opuestas a las habituales como una manera de alcanzar así una totalidad más integrante.además de mantenerse en lo propio y aplicar la crítica y actitudes peculiares del occidental a nuestra interioridad .Por otra parte. Estas excepciones positivas no contradicen las advertencias de Jung. Quienes han leído la autobiografía de Jung recordarán cómo en un sueño descubrió que él era un yogui en profunda meditación.tener en consideración. no sólo sin ningún riesgo para su salud psíquica. ha habido cierto número de gente que sí ha sido capaz de sumergirse en técnicas y puntos de vista orientales. sino con una expansión del conocimiento de sí que no habría sido posible adquirir de otra manera. Lo ideal es . . no es una propuesta demasiado atractiva. con la consiguiente pérdida de las raíces propias. El no se equivocaba al señalar que la asimilación de un punto de vista extranjero. meditando la vida que el soñante vivía.

por muy amplias que fueran sus apreciaciones sobre las religiones orientales. Era un ser ecuménico en el sentido más profundo de la palabra. Jung fue quizás el primer hombre moderno que «habiendo perdido su alma». Nunca abandonó la religión de su nacimiento y sus ancestros. alquímicos o gnósticos. Sus conexiones psicológicas eran múltiples. del judaísmo y del cristianismo. En otros. . con gran respeto. pero su actitud vital se conectaba más con el otro posible origen de la palabra. las que se contraponían con la fe aceptada por la sociedad de su época. pero conservando sus lazos con las religiones del pasado. pero apreciando y honrando siempre el material psicológico que tenía entre manos. El explicaba la etimología de «religio» como «observación cuidadosa de lo numinoso». budistas. la encontró en su experiencia individual. en forma histórica y psicológica. En sus escritos mantuvo una actitud científica estricta. En algunos de sus sueños aparecían experiencias del politeísmo griego.Este equilibrio entre Oriente y Occidente fue exactamente lo que Jung mantuvo durante su larga vida. había temas hindúes. Jung se comunicaba plenamente con el pasado. que significa «enlazando hacia atrás».

judía o cristiana. Esto. todas las religiones tienen su origen en la naturaleza del alma y en cómo se manifiesta en ella lo divino. es una especie de actitud psicopsicoreligiosa. parecen desarrollar sus ramas de fundamentalismo. . Esta actitud nos permite comprender la voz del alma en el pasado. Esta nueva experiencia de lo divino se encontraría en la reconciliación entre las religiones del mundo y en su capacidad de comunicarse con un nuevo contenido. es una visión unificadora. pero. misticismo. Hay seguramente una visión hindú. ninguno es mejor que otro. Esta variedad refleja los distintos aspectos del alma. decía Tertuliano. por sobre todas las cosas. que ha surgido independientemente en Jung. una visión budista. y otros. «Dejemos que el alma hable por sí misma». otra manera de aproximarse a lo numinoso.Todas las religiones del mundo. cuyas características son: lo divino nos trasciende a todos. libertad del individuo y conversión. La psicología junguiana se ha mostrado receptiva a esta variedad. Desde ese pasado hay algo nuevo surgiendo de la psiquis. todos son valiosos. ocurra ella de manera individual o colectiva. ninguno necesita trascenderse. incluído el budismo. tradicionalismo. diversos caminos llevan a él.

. Uno de ellos es un punto de vista psicológico que nos permite experimentar lo divino desde múltiples ángulos y permite también la reflexión y las preguntas.La naciente «ecumenización» de la humanidad parece traer consigo regalos valiosos. Parte de este regalo ya nos ha sido concedido. pero también está surgiendo del inconsciente de mucha gente algo parecido a lo que todas las grandes religiones esperan: que cuando todos nos hallemos en armonía con la Presencia Divina. Ella se manifestará entre nosotros. gracias al trabajo de Jung.

Por eso el sabio sabe sin desplazarse. tanto menos se aprende. Cuanto más lejos se va. Sin mirar por la ventana se puede conocer el camino del cielo. Realiza sin hacer. Entiende sin ver.´Sin salir por la puerta se puede conocer el mundo.µ (Lao Tsé) .

Jung. para éste la secuencia no significará más que hechos aislados. La sincronicidad se distingue así del mero sincronismo Ɗ ocurrencia simultánea de dos sucesos cualesquiera . pero para el protagonista. dominada por el cientificismo: la ley de causa y efecto. encontrarlo casualmente en la calle a las pocas horas o días. Un ejemplo simple de sincronicidad sería el recordar repentinamente a un compañero de colegio del que no se ha sabido nada desde entonces. sin conexión causal posible. todos ellos están eslabonados en relación a un tiempo específico de su pasado. G. y simultáneamente leer en el diario una información referida a la profesora que enseñaba en ese curso.Sincronicidad es un término acuñado por el psiquiatra suizo C.y se opone abiertamente al principio causal predominante en la cultura occidental. Si la persona vive esos tres eventos en compañía de un amigo. quien lo concibió para describir la singular ocurrencia de dos o más acontecimientos de igual o similar significación. . o de acción y reacción. Este principio incluye necesariamente a un sujeto que perciba y experimente en forma consciente el significado común entre un hecho del mundo interno y uno o más del mundo subjetivo.

En la época en que Jung describió la sincronicidad. ésta aparecía como antónimo de la causalidad imperante. Y no nos referimos aquí a la actitud de ignorancia o inercia mental que adjudica a un ser omnipotente todo aquello que no entiende. Los componentes objetivos y el subjetivo no poseen una causa común. De hecho. en la antigüedad este término no habría sido necesario. Naturaleza o Sol. . Cuando el conocimiento no estaba dividido en ciencia y humanismo.lo primero como expresión de lo segundo . pero al llegar al terreno de lo subjetivo se ha encontrado en la imposibilidad de medir. como no lo sería el de ecología en el lenguaje de una tribu indígena del Mato Grosso. Y es que la ciencia ha avanzado en mediciones cada vez más minuciosas y microscópicas de la realidad.El puede ver la conexión existente y otorgarle un significado. cuando el sabio se ocupaba tanto de lo terreno como de lo divino . no es posible deducir o demostrar científicamente qué genera el fenómeno. sino a la comprensión del universo como un todo inseparable. lo que no significa que esto haya sido siempre así.nada podía ser considerado como acausal. predecir o manipular las variables. reproducir. El estudio de la causa primera tenía el mismo sentido que el de sus consecuencias en la materia y los seres vivos. como una gran armonía interdependiente. ya fuera que a aquella causa se la llamara Dios.

por sobre la disección de problemas aislados y su intento de resolución . Si el mundo surgía y era sostenido a partir de un Gran Aliento fundamental. éste podría ser conocido y comprendido a través del estudio del mundo. como nada podría estar fuera de la eternidad. le era posible comenzar a recibir algún conocimiento de Dios.in vitro Ɗ desconectados de sus relaciones naturales.Así. luego de una larga trayectoria en la que había comprendido suficientemente al mundo. se empeñaba en comprender como afectaba el quiebre de una armonía particular a otro sistema o al conjunto. parece razonable buscar la trascendencia a través de él en un ascenso progresivamente integrador que minimice los riesgos de producir místicos desarraigados o científicos desalmados. tan reflejado en los astros como en las hormigas. En la antigüedad sólo merecía ser llamado sabio aquel que había sabido recorrer ambos caminos y al que. Estando en el mundo. porque estaría tan presente en lo grande como en lo pequeño. . Esta cosmovisión estaba naturalmente impregnada de la búsqueda trascendente de las grandes interrogantes inherentes al ser humano. especialmente oriental. Nada quedaría fuera de lo que es. la sabiduría antigua.

las personas más respetadas o veneradas de la comunidad las constituían. y con ello indicar las acciones necesarias para restituir la armonía perdida en cada caso. o premonitorios. Tarot. en el sentido de escaso o nulo conocimiento teórico o abstracto. El examen de la mayoría de los métodos adivinatorios. y constituyen. ya que no puede ser demostrada una causa que condicione el acierto de la premonición. estaba convencido de que el hexagrama obtenido en un momento determinado coincidía con éste en su índole cualitativa. Queremos decir: por alguien capaz de aprehender el Gran Aliento que en ese instante impregna todas las cosas.. Todo acto adivinatorio es sincronístico. aquéllas capaces de interpretar el todo por sobre los hechos particulares. I Ching. ya sea lectura de huesos calcinados o conchas de tortuga. condición "sine qua non" para que en éstos se manifieste una realidad que los trasciende. etc. por ello es factible de ser «leído» o interpretado por alguien que percibe su significado.Aun en pueblos primitivos. no menos que en la temporal... incluidos los objetos adivinatorios. . en un paralelismo acausal. dice Jung: « . revela un factor común: todos ellos expresan un "momentum" global. La función primordial del oráculo es revelar la correspondencia entre lo interno y lo externo de un momento dado. Refiriéndose al I Ching. quienquiera que lo haya inventado.

el hexagrama era el exponente del momento en el que se lo extraía. teología. inquisitivo. clasifica.Para él. y que debían ser aceptadas mediante un acto de fe. verdades que exigían ser demostrables para existir "versus" verdades de las que sería blasfemia pedir demostración. por cuanto se entendía que el hexagrama era un indicador de la situación esencial que prevalecía en el momento en el que se originaba. hasta casi nuestros días: ciencia y religión. música. predominante en el Este.. sintéticosintético-intuitiva. comenzó a escindirse. Para conocer. en forma casi paralela al incremento de la civilización occidental. él separa. analítico. etc. recibe al mundo. versus el oriental. .» Desgraciadamente. sintetiza. La principal causa de este cisma fueron las características inherentes al hombre occidental: razonador. La fisura inicial se convirtió en grieta. fragmentador del mundo. Recordemos que China tenía ya milenios de cultura cuando Europa recién estaba dejando la vida nómada. esta arcana concepción unificadora. divide. que integra. y ésta en caminos francamente irreconciliables. en suma. Estas peculiaridades fueron relegando cada área de conocimiento a un compartimiento separado y cada vez más infranqueable: ciencias naturales.

Para los religiosos. tendiendo a fijar sus elementos en el tiempo. el testeo o manipulación de la obra de Dios era aberrante. De la causalidad lineal. químico y biológico en la naturaleza. dio un salto conceptual a la sincronicidad atemporal.o la causa primera incognoscible . Dios . Jung describió un orden acausal de acontecimientos. la conexión causacausa-efecto es sólo estadística y como tal. y no en el tiempo entre A y B.quedaba instantáneamente excluido. ha sido el método empleado para comprender y establecer sobre la base de leyes todo el comportamiento físico. debido a que uno de sus componentes era subjetivo y la subjetividad no se podía manipular certeramente. Para Jung. En una época de apogeo científico y tecnológico. el Dr. y. sin embargo. en cambio. La mirada causal es retro o prospectiva. en la que la conexión factual se produce sólo en la consciencia del que lo vivencia. relativa. . y sólo cabía admirarla. sin embargo. producida necesariamente en una sucesión temporal. una categoría de eventos sin conexión posible y sin predictibilidad alguna. mientras la sincronicidad sólo puede suceder en el ahora transformándolo creativamente en una nueva comprensión.Si para los científicos todo tenía que tener una causa conocida que produjera el efecto en estudio.

lo único.» En esto radica la distorsión. 0.Este sistema deja fuera de la norma a todo lo individual.en su empeño por conocer el mundo. con lo que obtiene respuestas parciales que luego son presentadas como generalizaciones. lo excepcional. La ciencia .. las explicaciones científicas no contienen los rasgos del fenómeno por explicar.. modelos y experimentaciones estadísticamente satisfactorias. ha construido abstracciones cada vez más complejas sobre la base de hipótesis. las explicaciones científicas son proposiciones mecanicistas. Humberto Maturana: « . Dr. Reflexión compartida por el científico contemporáneo .el científico preformula preguntas a la naturaleza a través de experimentos prejuiciados. El problema surge cuando se da por supuesto que esas metameta .como otras áreas del conocimiento . y como tales. Por esta razón. ha elaborado leyes. . sino que éstos resultan de los procesos que ellos implican. ha realizado distinciones de distinciones de distinciones. consisten en proposiciones de sistemas determinados por su estructura. Más aún .metameta-demarcaciones son la realidad. según Ken Wilber.precisa Jung .

la que es no fragmentaria. Al decir de los neurolingüistas. es falso el no considerar todos los casos individualmente. constituyendo un acontecimiento esencialmente creativo. y por otra parte produce un distanciamiento enorme. «el mapa no es el territorio».Por una parte. Hipótesis nada descabellada si consideramos a la sincronicidad como un puente tendido entre el saber absoluto y la realidad externa. ni categorías. La sincronicidad es por esencia incluyente. . y no imponer condiciones a su ocurrencia. con su consiguiente deformación. espacio. de la naturaleza misma de las cosas. al no establecer distinciones de tiempo.

la distribución de sucesos sincronísticos se verifica en grupos aperiódicos. Así. desaparecería naturalmente la oposición entre causalidad y acausalidad al comprobarse el orden superior al que todos los fenómenos estarían subordinados.quedaría abolida. parciales. siendo ambas expresiones diversas. y. del Gran Aliento al que hacíamos mención.como llamaba también Jung a la sincronicidad . En todos los casos la causalidad no ha podido ser encontrada o demostrada. complementarias del Todo. y la distribución aperiódica y atemporal de las «conexiones transversales significativas» . el aparente antagonismo entre la distribución seriada. lineal.Acumulados estadísticamente. de los acontecimientos causales. Si pudiéramos conocer y establecer la existencia de la causa primera. por lo tanto. . o de otro modo no serían aleatorios.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful