You are on page 1of 8

INSTITUTO TECNOLOGICO DE TIJUANA

ELECTROMECANICA
MECANICA DE FLUIDOS
TRABAJO DE INVESTIGACION
M.C. VLADIMIR RANGEL A.
Hernández Velázquez José David.
11210540
TIJUANA B.C. 21/05/2013



Análisis Dimensional y Semejanza

Introducción:
El análisis dimensional es un método de análisis que parte de la premisa que debe existir una relación
dimensionalmente homogénea entre variables involucradas en la descripción de un fenómeno físico. Es
un proceso mediante el cual se examinan las dimensiones de los fenómenos físicos de las ecuaciones
asociadas para tener una nueva visión de sus soluciones. A partir de este análisis surge la importancia que
tiene el uso de distintos parámetros adimensionales. El método presenta ventajas y desventajas:

Ventajas:
- Reducir el número de variables
- permite abordar problemas complejos
- Requiere de información mínima
- Simplifica la investigación, reduciendo la experimentación
- Dar una guía de como realizar experiencias sobre modelos a escala.

Desventajas:
-Entrega un solución incompleta de problemas en estudio
- No se gana un conocimiento respecto al mecanismo del fenómeno estudiado.

Hemos analizado el comportamiento de fluidos en el ámbito de estática, en donde
cualquier tipo de problema, se puede abordar y tener una solución analítica directa.
También, nos hemos introducido en la dinámica de fluidos (cuando existe flujo) y lo hemos
analizado a través de las tres ecuaciones básicas mediante el método del volumen de
control. En este último caso, no existen soluciones directas en muchos casos de
problemas que se nos pueden plantear, por ejemplo, siempre tenemos el problema de la
valoración de la altura de pérdidas (h
friccion
), por lo que se ha de recurrir al análisis
experimental, es decir, al trabajo de laboratorio para poder encontrar las correlaciones
que nos hacen falta.
En general se aplican estas técnicas cuando se conocen las variables que intervienen en el
problema (fenómeno físico), mientras que la relación que existe entre ellas se desconoce.
Por ejemplo:
Pensemos que quiere determinar la fuerza de arrastre de una pelota lisa de diámetro D,
que se mueve a una cierta velocidad v en un fluido viscoso. Otras variables involucradas
son las que nos definen el fluido, es decir, la densidad y la viscosidad absoluta (ρ, µ) por lo
que podemos establecer que la fuerza de arrastre F, es una función desconocida de estas
variables:
F = f ( D, v, ρ, µ)
Para determinar experimentalmente la relación se requeriría un trabajo considerable, ya
que sólo una de las variables entre paréntesis debe modificarse cada vez, lo que resulta la
acumulación de muchas gráficas, el uso de diferentes pelotas con diferentes diámetros, y
la utilización de muchos fluidos con diferentes densidades y viscosidades. Lo que implica
que para un problema físico casi pueril, una investigación larga y costosa.
Así en nuestro caso, si hacemos 10 pruebas, entre dos variables, manteniendo el resto de
variables constantes, deberíamos realizar, el siguiente número de pruebas
experimentales:
0
10
20
30
40
50
F 1
F 2
F 3
F 4
F 5
F 6
F 7
F 8
F 9
F 10

En donde podemos representar en abscisas el diámetro, y en ordenadas la velocidad,
representando cada curva, una determinada fuerza de arrastre, esto realizado para una
densidad y una viscosidad de fluido constante, en total se han realizado 100 pruebas de
laboratorio, después realizaríamos este mismo cuadro de pruebas para 10 densidades
diferentes, con lo que ya tenemos 1000 pruebas, y después realizaríamos 10 series
pruebas más para encontrar la relación con la viscosidad (viscosidad variable) con lo que
obtendríamos un total de 10.000 pruebas experimentales.
Para evitar esta tediosa tarea, se ha creado un procedimiento denominado análisis
dimensional.


Análisis dimensional.
Mediante el análisis dimensional, el problema o fenómeno físico, se representa por una
función de los denominados “grupos adimensionales”, en vez de por las variables que
intervienen. Con este procedimiento, se reduce el número de variables, con lo que el
coste de la experimentación disminuye.
Nosotros podemos expresar una dimensión dependiente en función de un conjunto
seleccionado de dimensiones básicas independientes, en nuestro caso como utilizamos el
Sistema Internacional de unidades, estas dimensiones básicas son:
- L, longitud.
- M, masa.
- T, tiempo.
- K, grados kelvin.
Así podemos expresar, por ejemplo, la velocidad dimensionalmente como:
v
L
T
÷
Como una longitud entre un tiempo.
Se denomina grupo adimensional, aquel cuya dimensión es 1; es decir, cuando el producto
de un grupo de cantidades expresadas dimensionalmente es igual a 1.
Por ejemplo:

µ
µ
* *
* *
*
v D
M
L
L
T
L
M
L T
÷ =
3
1
Este grupo adimensional recibe un nombre particular, el número de Reynolds.
La manera de relacionar estos grupos adimensionales y las variables que afectan a un
fenómeno físico en cuestión, nos viene relacionado por el teorema de Buckingham o
teorema de π.

Semejanza.
Muchas veces, con la experimentación; en vez de examinar un fenómeno físico, que
ocurre en un objeto particular o en un conjunto de objetos, nos interesa estudiar un
conjunto de fenómenos, sobre un objeto o conjunto de objetos. Por ejemplo, se quiere
predecir el campo de presiones en un pilar de un puente que está sobre un río. Para ello
tenemos dos opciones:
a) Construirlo a escala 1:1, y medir directamente las presiones. Si la resistencia es
adecuada dejarlo, y si no, destruirlo y volverlo a construir adecuadamente.
b) Construir un modelo a escala, por ejemplo 1:60, y realizar pruebas en un laboratorio
de hidráulica, y extrapolar los resultados para construir un pilar adecuado.
Como es obvio la opción a) es inviable y tendremos que recurrir a la opción b).
Para ello deberemos relacionar el modelo a escala con el prototipo real, de alguna
manera; para poder predecir el comportamiento de éste a partir de los resultados
obtenidos experimentalmente en el modelo a escala. Por ello debemos hablar de las leyes
de semejanza.
Leyes de semejanza.
Para poder extrapolar los resultados, previamente se han de cumplir:
a) El modelo ha de ser geométricamente igual que el prototipo.
Por tanto, las longitudes L, superficies A y volúmenes V deben ser homólogos entre el
prototipo y el modelo, y han de verificar la siguiente relación:

3 2
; ; ì ì ì = = =
Vm
Vp
Am
Ap
Lm
Lp

Siendo ì la escala del prototipo en relación al modelo.
b) El modelo ha de ser dinámicamente semejante al prototipo.
Para que los fenómenos en el modelo y en el prototipo sean comparables no basta
que los modelos de estructuras o máquinas hidráulicas sean geométricamente
semejantes a los prototipos, sino que también los flujos, o sea las líneas de corriente,
han de ser semejantes. Para ello es necesario que las velocidades, aceleraciones, y
fuerzas sean semejantes.
Cuando se cumple la semejanza geométrica y dinámica se dice que el modelo tiene
semejanza cinemática con el prototipo.
Por lo tanto para una semejanza completa, supuesta la intervención de todas las
fuerzas señaladas anteriormente, se debería cumplir:
Eu
p
= Eu
m
; Fr
p
= Fr
m
; Ma
p
= Ma
m
; Re
p
= Re
m
; We
p
= We
m

Esta condición sólo se cumple cuando el modelo y el prototipo tienen el mismo
tamaño.
Afortunadamente, en un buen número de casos puede prescindirse de la influencia de
tres de las fuerzas y consecuentemente, de sus tres adimensionales correspondientes.

Modelos Hidráulicos.
Los modelos hidráulicos basan su importancia en la complejidad que presenta el tratar
temas que abarquen a los fluidos reales. Dicha complejidad se presenta en la
aplicación de problemas de hidromecánica, de los cueles para llegar a una solución se
han tenido que introducir hipótesis simplificadoras, lo que conlleva a un grado de
incertidumbre en el diseño, es aun más evidente la necesidad de los modelos
hidráulicos cuando se hace uso indiscriminado de psudocoeficientes, constantes y
manuales de diseño son siquiera tener el respaldo teórico de dichas formulas.
-Modelos de simulación numérica (o modelos matemáticos propiamente dichos):
Conocidos también como modelos de simulación analítica, se basan en la aplicación de
la aplicación de ecuaciones diferenciales, cuya solución se da con técnicas de análisis
numérico.
- Modelos deterministicos: Se les considera como los modelos causa y efecto. Los
procesos físicos involucrados en el fenómeno a modelar se los puede expresar como
una relación funcional y reunirse dentro del marco de referencia general del modelo.
- Modelos estocásticos: Se basan en conceptos estadísticos de análisis, donde el
fenómeno puede ser variable.
-Modelo de planificación y manejo: Se los usa para la optimización de uso del recurso
hídrico, en el cumplimiento de uno o más objetivos, siempre con costos mínimos, esta
técnica emplea los principios de análisis de sistemas e investigación de operaciones.

Semejanza geométrica
Según esta teoría, los casos más simples de las semejanzas de fenómenos, es la
semejanza geométrica. Dos fenómenos (cosas) son geométricamente semejantes si
todas las correspondientes dimensiones lineales que las caracterizan son
proporcionales. Los criterios de semejanza geométrica son relaciones entre cualesquier
correspondientes dimensiones lineales. En los fenómenos geométricamente
semejantes, todos los criterios homónimos de semejanza geométrica son iguales.
Semejanza cinemática
Dos fenómenos son cinemáticamente semejantes si con la semejanza geométrica, tiene
lugar al mismo tiempo, proporcionalidad y orientación igual de los vectores de
velocidad en todos los puntos adecuados. Los criterios principales de semejanza
cinemática son ángulos que determinan la posición de un cuerpo respecto al vector
velocidad de la corriente libre.
Semejanza dinámica
Dos fenómenos son dinámicamente semejantes si con la semejanza cinemática tiene
lugar la proporcionalidad y orientación igual de los vectores fuerzas en todos los puntos
adecuados de dichos fenómenos hablando en rigor, la semejanza dinámica se consigue
solo si tiene lugar la semejanza completa de fenómenos cuando todas las magnitudes
físicas similares son iguales en todos los puntos correspondientes. Para obtener en la
práctica la similitud de fenómenos aerodinámicos basta lograr la proporcionalidad de
las fuerzas de rozamiento y presión lo que simplifica mucho este problema.
Parámetros Adimensionales.
Los parámetros adimensionales profundizan en forma significativa nuestro
entendimiento sobre los fenómenos del flujo de fluidos en forma análoga al caso del
gato hidráulico. Donde la relación entre los diámetros del pistón. Un número
adimensional que es independiente del tamaño real del gato, determina la ventaja
mecánica. Estos parámetros permiten que resultados experimentales limitados sean
aplicados a situaciones que involucran dimensiones físicas diferentes y a menudo
propiedades fluidas diferentes. Es posible llevar a cabo menos, aunque altamente
selectivos, experimentos con el fin de descubrir las facetas escondidas del problema y
por lo tanto lograr importantes ahorros en tiempo y dinero. Los resultados de una
investigación pueden presentarse también a otros ingenieros y científicos en forma
más compacta y significativa con el fin de facilitar su uso. Es igualmente importante el
hecho de que, a través de esta presentación incisiva y ordenada de información, los
investigadores puedan descubrir nuevos aspectos y áreas sobre el conocimiento del
problema estudiado. Este avance directo de nuestro entendimiento de un fenómeno se
debilitaría si las herramientas del análisis dimensional no estuvieran disponibles.
Muchos de los parámetros adimensionales pueden ser vistos como la relación de un
par de fuerzas fluidas, cuya magnitud relativa indica la importancia relativa de una de
las fuerzas con respecto a la otra. Si algunas fuerzas en una situación de flujo particular
son mucho más grandes que las otras, a menudo es posible despreciar el efecto de las
fuerzas menores y tratar el fenómeno como si estuviera completamente determinado
por las fuerzas mayores. Esto significa que se pueden utilizar procedimientos
matemáticos y experimentales más simples, aunque no necesariamente fáciles, para
resolver el problemas. En aquellas situaciones con varias fuerzas con la misma
magnitud, tales como las fuerzas inerciales, viscosas y gravitacionales, requieren
técnicas especiales. Después de una discusión de dimensiones, se presentan el análisis
dimensional y los parámetros adimensionales, la similitud dinámica y los estudios en
modelos.
Teorema de pi Buckingham.

Este teorema dice lo siguiente:
“Si se sabe que un proceso físico es gobernado por una relación dimensionalmente homogénea
que comprende a n parámetros dimensionales, tales como:
x
1
= f (x
2
, x
3
,...., x
n
)
donde las “x” son variables dimensionales, existe una relación equivalente que contiene un
número (n - k) de parámetros adimensionales, tales como:
H
1
= f’(H
2
, H
3
,......,H
n-k
)
donde los “H” son grupos adimensionales que se construyen a partir de las “x”. La reducción
“k” generalmente es igual al número de dimensiones fundamentales contenidas en “x”, pero
nunca mayor que él”.

El teorema pi, lo único que nos dice es el número mínimo de grupos adimensionales. Para la
construcción completa de un sistema de grupos adimensionales, se debe seguir con el siguiente
método:
1) Escribir una relación funcional para la relación dimensional que se investiga, asegurándose de
incluir todos los parámetros dimensionales relevantes.
Así podemos escribir la pérdida de altura por fricción (H
fricción
) en una tubería recta de sección
circular, que depende de:
( ) c µ µ , , ; , , v D L f H
fricción
=
Donde c es la rugosidad absoluta de la tubería (dimensión longitud).

2) Determinar el número de parámetros adimensionales que se requieren construir.
Para ello cada variable la expresamos dimensionalmente:
H
fricción
= L
L = L
D = L
V = L/T
µ = M/L
3

µ = M/(L*T)
c = L
En donde tenemos 7 variables (n) y 3 dimensiones (k). Por tanto el número de grupos
adimensionales que tendremos según el teorema de “pi” es de:
n – k = 7 – 3 = 4 grupos adimensionales.
3) Cálculo de los grupos adimensionales.
La relación funcional se expresa dimensionalmente, elevando las variables dependientes a
coeficientes:
[L] = f ([L]
a
, [L]
b
, [L*T
-1
]
c
, [M*L
-3
]
d
, [M*L
-1
*T
-1
]
e
, [L]
f
)
Como debe ser una ecuación dimensionalmente homogénea, el lado izquierdo de la igualdad
tiene que tener la misma dimensión que el lado derecho de la igualdad, por tanto se cumple:
[L]
1 = a + b + c – 3d – e + f
[T]
0 = - c – e
[M]
0 = d + e
Nos produce un sistema de 3 ecuaciones con 6 incógnitas, por lo que se escogen tres variables
(que queramos que se repitan en los diferentes grupos adimensionales), y se ponen en función
de las demás.
En este caso escogeremos la densidad (d), la velocidad (c) y el diámetro (f):

d = - e
c = - e
1 = a + b – e – 3*(- e) – e + f
1 = a + b + e + f
f = 1 – a – b – e

Sustituyendo en la misma relación:
[L] = f ([L]
a
, [L]
b
, [L*T
-1
]
-e
, [M*L
-3
]
-e
, [M*L
-1
*T
-1
]
e
, [L]
1-a-b-e
)
y agrupando las potencias se obtiene:

|
|
.
|

\
|
=
D
L
D v D
f
D
H
fricción
, ,
* *
c
µ
µ

Con lo que hemos obtenido cuatro grupos adimensionales, tales como habíamos deducido por
la aplicación del teorema de pi.