You are on page 1of 4

Rubalcava y Moustaki

VILMA FUENTES

Dibujo de Cristina Rubalcava alusivo a la complicidad de la artista mexicana

Dibujo de Cristina Rubalcava alusivo a la complicidad de la artista mexicana

ella. quien reside en París desde 1970. ésta es su historia: uno cantaba y la otra no. se puso a pintar. quien no canta.. aquello. Era un juego. Una relación a destiempo. Sé que tomaron para ellos tiempo sobre el tiempo. nunca se dejaron porque nunca serencontraron. “Sé poco sobre eso que los liga el uno al otro. En cierto sentido. casi ininterrumpidas. y sigue habiendo.. una amistad amorosa. me siento viuda cuando me escucho decir: ya no puedes decirle esto. una pintaba y el otro no.M. Era celoso. me dice Cristina Rubalcava hablando de Georges Moustaki.R. dice moviendo sus pupilas en las órbitas y un pestañeo en un doble gesto de coqueta?. se puso a pintar. es decir el hombre. Lo escribió para presentar la exposición itinerante de 36 pinturas mías inspiradas en 36 canciones suyas. G.R. Avanzaron el uno hacia el otro. C.M.” La pintora. et G. se perdieron. en un momento dado de sus vidas.. que jugaron con su tiempo.E ntre Georges y yo hubo. escribe Cortanze en el texto titulado L’un et l’autrre. date cuenta. “Es muy curioso cómo nos intercambiamos uno y otra en otro y una: él se puso a hacer mis pinturas. creo que por eso me buscaba: teníamos el mismo gusto. Él cantando su pintura y ella pintando su música. se encontraban de nuevo. y él. como nos agradaba a ambos. Una amistad que comenzó en 1980. Al mismo tiempo. yo sus canciones. Luego. que sigue vivo. C. . se cruzaron. es decir la mujer.Quiero decir sobre lo que liga al uno. Saber que sigue viajando a través de las Alianzas Francesas me hace sentir que comparto otro momento más de complicidad. ¿sabes?.. al otro. que plegaron y desplegaron la sábana del tiempo que fue su vida juntos. quien no pinta. habla de la aventura artística y amorosa forjada de complicidad creativa.Le gustaba pasarla bien en la vida. Mira. unas vacaciones duraderas. ahí tienes el texto de Gérard de Cortanze. Se inventaron un tiempo del cual sólo ellos poseían los arcanos y los meandros…” En unas cuantas palabras.

G. Cristina lo mexicanizó. Georges habla de su admiración por Rubalcava. En esa misma entrevista. también. y C. comenzada hacia 1979-80. Franco-mexicano.R. Era un judío errante griego.. señala Cristina mientras iris y pupilas se pasean en sus órbitas con ese gesto de gran coqueta que seduce a cualquier hombre. Conmovedor su arcángel con cabellera y cuerpo de mujer donde se reconoce a Cristina. con el cantante y compositor Georges Moustaki. fallecido el pasado 23 de mayo. cuando Moustaki propone a Rubalcava pintar sus canciones. en el año 2000. quien reside en París desde 1970. Georges Moustaki decidió responder en español. En ese programa. Cierto.M. él habla de su pertenencia a México. la pronunciación de sus frases revela un acento… mexicano. Admiración matizada de amor: En breves palabras: amo el . A su vez Moustaki hará los vitrales de mi capilla de amor en Tepoztlán. se inicia en Guadalajara.El ángel es obra de Moustaki Dibujo de Cristina Rubalcava alusivo a la complicidad de la artista mexicana. Complicidades. En un programa de Radio France International. dan una entrevista conjunta. De esa larga amistad amorosa.

Paisaje donde se escucha un mambo. Le metheque es el retrato de Moustaki en Neptuno frente al mar. venida de la infancia a la cual Cristina ha sabido guardar fidelidad. vilmafuentes22@gmail. sin añoranzas. a su lado bailan una serie de figurillas femeninas. Las pinturas de Rubalcava son a la vez naïves y de un significado denso. libro que Bellefroid hizo trizas en uno de nuestros primeros encuentros. Ajeno alamor loco de André Breton. la pintora y la mujer. no se trata de un cachorro: se trata de su autorretrato. por su parte. Cristina. Otro dibujo sugestivo es el autorretrato donde posa desnuda: su mano acaricia una mascota extendida a su lado.com . habla del amor verdadero de un hombre por una mujer. escribe en un libro con pinturas de ella. Ninguna complacencia: la creatividad de la pintora se impone al encanto de la mujer. “No sé cómo André pudo escribir L’amour fou y dejar abandonada en un asilo. sin visitarla nunca. Sensualidad extrañamente ingenua. a Nadja”.ser. me confió Soupault en una entrevista publicada en El Sábadode Fernando Benítez.